Printer Friendly

Prevalencia de enteroparasitos porcinos en una comunidad rural de la peninsula de Paraguana, estado falcon, Venezuela.

Prevalence of Porcine Enteric Parasites in a Rural Community from Paraguana Peninsula, Falcon State, Venezuela

INTRODUCCION

En anos recientes, las enfermedades transmisibles, incluyendo las de etiologia parasitaria, comunes a los humanos y a los animales han sido objeto de mayor atencion en todo el globo terraqueo. Por una parte, muchos sectores de las poblaciones humanas a nivel urbano, suburbano y rural cuentan con mascotas y animales de traspatio; y por la otra, la incesante demanda alimentaria ante el incremento desmesurado de la poblacion humana, hace necesario incrementar los productos alimenticios de origen animal y vegetal, lo que ha llevado al aumento de la cantidad de excrementos y a su utilizacion en las practicas agricolas [4]. Estos residuos fecales son potencialmente daninos, no solo para los componentes de la Biosfera en general, sino tambien para el humano debido que a traves de ellos se pueden adquirir microorganismos patogenos. Dentro de estos ultimos, prevalentes en las heces de porcinos (Sus scrofa domestica) se encuentran, bacterias, hongos, virus y parasitos entre los cuales se incluyen varias especies de protozoarios [Exempli gratia (e.g.), Giardia spp.] y helmintos (e.g, Ascaris suum) de habitos entericos, que son potencialmente patogenos, tanto para los animales como para el humano, y que pueden tener ciclos de transmision antropozoonoticos como zooantroponoticos [4]. Asi, el protozoario ciliado Balantidium coli, aunque por lo general se presenta de manera asintomatica, en los seres humanos provoca diarrea con disenteria, peritonitis, apendicitis, hemorragia pulmonar e inclusive el deceso del individuo [28]. Por otra parte, existen reportes en humanos de casos de larva migratoria visceral (LMV) por el nematodo A. suum, aislandose inclusive ejemplares adultos [15]. El hecho de que existan controversias que consideran que A. suum y A. lumbricoides, agentes etiologicos de ascaridiasis humana [5], sean sinonimias [17], incrementa aun mas el interes por su estudio como agente de interes zoonotico.

A pesar de su amplia distribucion en el mundo, la adquisicion y prevalencia de las zoonosis parasitarias como las presentes en los porcinos, se encuentra influenciada por diversos factores como los de tipo cultural, comportamiento tanto de los animales (e.g., habitos de defecacion) como de humanos (e.g., habitos higienicos), y climaticos, que condicionan su dispersion y persistencia en el ambiente [5, 25].

En Venezuela, y particularmente en el estado Falcon, los trabajos acerca de la estimacion de la prevalencia e incidencia de parasitos intestinales en S. scrofa domestica, generalmente se han enfocado desde un punto de vista de la produccion y rentabilidad de las granjas porcinas [6, 23], siendo realmente escasos los realizados desde un enfoque medico-zoonotico [9].

El presente estudio tuvo como objetivo determinar las especies de protozoarios y helmintos intestinales y sus respectivas prevalencias, en el ganado porcino de la comunidad rural de "El Pizarral", estado Falcon, en la region semiarida nor-occidental de Venezuela. Asimismo, se indago sobre la influencia que tienen la edad y el sexo de los porcinos en la frecuencia de estos enteroparasitos.

MATERIALES Y METODOS

Area de estudio

El estudio se llevo a cabo entre los meses enero y junio del 2007, en la poblacion rural de El Pizarral (Lat.: 11[grados]56'N; Long.: 69[grados]57'O) [19], ubicada en la peninsula de Paraguana, estado Falcon, en la region semiarida nor-occidental de Venezuela. La region posee una zona bioclimatica del tipo monte espinoso tropical, con clima semiarido y vegetacion xerofitica, suelos francamente erosionados sujetos a la accion constante de los vientos alisios; con escasas y erraticas precipitaciones con promedios entre 250-500 mm; temperatura media anual: 28-29[grados]C y una elevada evapotranspiracion [11].

Poblacion porcina

En virtud de que se trato de una poblacion rural relativamente pequena, ademas de la amplia disponibilidad y bajos costos de los metodos de diagnostico parasitologico, se decidio incluir la totalidad (N=119) de los porcinos con dueno conocido presentes en la comunidad.

Diagnostico parasitologico

Las muestras de heces de los porcinos fueron recolectadas por sus duenos en horas matutinas en envases esteriles hermeticos ad hoc. De no ser analizados el dia (d) de la toma, se preservaban y fijaban anadiendoles 4-5 mL de formaldehido al 10%. Las mismas se procesaron parasitologicamente por el metodo coprologico directo [5], y las tecnicas de flotacion simple de Willis-Molloy con solucion sobresaturada de cloruro de sodio (NaCl) [5], y la de flotacion-centrifugacion de Faust con sulfato de zinc [5], siendo observadas por duplicado bajo microscopio de luz (Axiostar Plus, Carl Zeiss, Alemania) con y sin solucion yodada de lugol [5]. Para la diferenciacion entre los coccidios de los generos Eimeria spp. y Cystoisospora spp., cuando no se observaron los ooquistes esporulados, las muestras se cultivaron entre 2-5 d en una solucion de dicromato de potasio al 2,5% [23]. Los animales se consideraron parasitados cuando se detectaba al menos, un estadio de protozoarios (quiste-ooquiste/trofozoito) y/o helmintos (huevo/larva).

El calculo de la prevalencia (P) se hizo aplicando la formula [19]:

P= Numero de porcinos infectados/Numero de porcinos examinados x 100

Para la determinacion del grupo etario de los porcinos, se siguio la clasificacion dada por Tiwari y col. [31]: iniciacion hasta 10 semanas (2 1/2 meses) de edad, crecimiento (growers): 10 a 16 semanas (2 1/2-4 meses), y terminacion: >16 semanas (> 4 meses). Los porcentajes de infeccion se calcularon mediante la division entre el numero de porcinos infectados por un parasito individual por el numero total de porcinos muestreados en cada grupo etario.

Encuesta epidemiologica

A cada dueno de ganado porcino se le entrego una encuesta para indagar sexo y edad de los animales.

Analisis estadistico

Para los analisis estadisticos solo se tomaron en cuenta las especies de helmintos y protozoos con mayor prevalencia. La afinidad entre pares de especies que co-ocurrieron se midio mediante el Indice de Fager ([l.sub.A,B]) [20], determinandose su significancia con el test de "t". Se considero que existe afinidad real entre las especies involucradas cuando el valor de "t" calculado es superior a 1,645 ([alpha] = 5%) [20]. La significancia de la asociacion entre edad y sexo con los parasitos intestinales de los porcinos, se hizo mediante las pruebas estadisticas de Ji cuadrado ([x.sub.2])y [x.sub.2] de Mantel-Haenczel [7]. Cuando se encontro una asociacion estadisticamente significativa, la fuerza de dicha asociacion entre los factores y la infeccion parasitaria, se determino mediante el calculo de los Odds Ratio (OR) o productos de la razon cruzada o de momios [18]. Se considero como estadisticamente significativo un valor de probabilidad de P<0,05. Los datos se analizaron mediante paquete estadistico STATISTIX version 1.0 [30].

RESULTADOS Y DISCUSION

De los 119 porcinos examinados, 55 (46,22%) eran hembras, y 64 (53,78%) machos, con edades entre 15da2meses (porcinos de iniciacion) (36: 30,25%), 3 a 4 meses (porcinos de crecimiento) (16: 13,45%), y 5 a 120 meses (porcinos de terminacion) (67: 56,30%), presentando 79 (66,39%) de los mismos una o mas taxones de helmintos y/o protozoarios en sus tractos digestivos. La prevalencia de las diversos taxones de helmintos y protozoarios se muestra en la TABLA I. Dentro de los protozoarios, B. coli (45,38%) y C. suis (29,41%) fueron los taxones mas frecuentemente detectados; mientras que los nematodos Strongyloides spp. (24,37%) y A. suum (20,17%), fueron los taxones de helmintos que presentaron las mayores prevalencias en los porcinos muestreados. Cuando se hizo el analisis de las asociaciones parasitarias (TABLA II), se noto que el monoparasitismo se presento en el 27,73% (33/119) de los casos con predominio del geohelminto A. suum (25,32%), mientras que en el caso de las infecciones multiples se detectaron individuos hasta con 4-5 taxones de parasitos distintos (TABLA II). La aplicacion del Indice de Fager (U3), solo revelo afinidades estadisticamente significativas entre B. coli con Strongyloides spp. ([I.sub.A,B] = 0,70, t= 5,2), Eimeria spp. ([I.sub.A,B] = 0,71, t= 5,06) y C. suis ([I.sub.A,B] = 0,79, t= 6,10); C. suis con Eimeria spp. ([I.sub.A,B] = 0,82, t= 7,84) y Strongyloides spp. ([I.sub.A,B]= 0,72, t= 3,57). El analisis [x.sub.2] revelo que el sexo de los porcinos presento una asociacion estadisticamente significativa con C. suis, que se presento mas prevalente en los machos (39,06 vs. 16,36%) [[x.sub.2] =7,41; OR (95% Intervalo de Confianza)= 5,49 (1,73-11,42); P=0,007] (TABLA III). En relacion con los grupos de edades de los porcinos (TABLA IV), con excepcion de A. suum, se encontraron mayores prevalencias en los animales de terminacion, sin detectarse ninguna infeccion por los otros cuatro taxones evaluados en porcinos de iniciacion y crecimiento; por contraste, los huevos de A. suum se observaron en todos los grupos de edades (TABLA IV). Se obtuvo una asociacion estadistica entre este parametro y la infeccion por todos los taxones parasitarios evaluados: B. coli [[x.sub.2] =93,86; OR= 2,26 (1,64-3,12); P=0,00001]; Eimeria spp. [[x.sub.2] =96,66; OR= 1,15 (1,08-1,23); P=0,00001]; C. suis [[x.sub.2] =63,52; OR= 1,16 (1-1,24); P=0,00001]; Strongyloides spp. [[x.sub.2] =67,72; OR= 1,19 (1,08-1,3); P=0,00001]; A. suum [[x.sub.2] =37,29; OR= 0,85 (0,74-0,97); P=0,002].

A pesar de estar ampliamente distribuidos a nivel mundial, la prevalencia e incidencia de los parasitos intestinales, incluyendo helmintos y protozoarios de porcinos se encuentran condicionadas por factores de tipo abiotico y biotico, asi como tambien por las condiciones de explotacion y las practicas higienico-sanitarias y manejo de los animales [25, 27]. Asi, la prevalencia global de enteroparasitos del 66,39% en los porcinos de El Pizarral, estado Falcon, Venezuela, es menor que las reportadas para paises de Europa (e.g., Dinamarca: >80% [26]), Asia (e.g., Korea del Sur: 73,5% [14]), Africa (e.g., Uganda: 91% [21]), y America (e.g., Grenada: 68,78% [31]), pero tambien puede ser mayor a las de otros estudios similares realizados en estas regiones del globo terraqueo. Cuando se hacen comparaciones con los estudios hechos en Venezuela, la prevalencia reportada en el presente trabajo es comparativamente mayor a las de porcinos dadas a nivel nacional entre 1987-1992 (36,8%) [29], y el estado Aragua (hasta 54,2%) [3, 23].

La deteccion de un alto grado de poliparasitismo con varias asociaciones, aunque la mayoria de las especies co-ocurrieron al azar, pareciera ser un indicativo del elevado fecalismo ambiental de la poblacion de El Pizarral, en la zona semiarida septentrional de Venezuela.

Con la excepcion de C. suis, no se encontro una relacion estadisticamente significativa entre la prevalencia de las infecciones parasitarias y el sexo de los porcinos, lo que sugiere que todos los animales se encuentran expuestos similarmente a los factores de riesgo, pudiendo tener mayor relevancia las practicas de cria y manejo [6].

La balantidiosis constituye una zoonosis en la que el porcino entre otras especies de animales, es su reservorio y principal fuente de infeccion para el humano. En la poblacion porcina muestreada en El Pizarral, se detecto una prevalencia del 45,38%, la cual se encuentra en el rango obtenido a nivel mundial entre 20-100% [28]; en Venezuela, en un estudio epidemiologico en el estado Bolivar, Devera y col. [9] encontraron una tasa del 33,3%. No obstante, cuando se analizan los estudios hechos en poblaciones porcinas bajo sistemas de produccion en el territorio nacional, se observa o que no se estudiaron o aparentemente no se detecto la presencia del ciliado en las heces o autopsia de los animales [3, 6, 8, 23, 29], lo que probablemente se deba a que se considere que el protozoo generalmente se comporta como un comensal en los porcinos. Sin embargo, en Venezuela se ha detectado la balantidiosis humana, ocasionando inclusive casos fatales [9, 10]. Por lo general, la prevalencia de B. coli se incrementa con la edad de los porcinos [28], tal como se detecto en el presente estudio, donde solo se encontro el protozoo en las heces de los animales de terminacion. A pesar de que Acosta [1] no detecto casos humanos infectados por B. coli en El Pizarral, sin embargo la presencia del protozoo en >45% de los porcinos de la comunidad, indico la potencialidad que tienen los habitantes de adquirir la protozoosis, toda vez que las condiciones de cria de los porcinos no es la mas adecuada, ademas que los pobladores de esta comunidad, no tienen los medios economicos para disponer de asesoria veterinaria.

Despues de B. coli, los coccidios de los taxones C. suis (29,41%) y Eimeria spp. (25,21%), y el nematodo Strongyloides spp. (24,37%) fueron los parasitos intestinales de mayor prevalencia en la poblacion porcina de El Pizarral. Los ooquistes de estos coccidios intestinales y larvas/adultos del geohelminto son frecuentemente detectados en la poblacion porcina del mundo, incluyendo a la venezolana, a los cuales les pueden ocasionar desde una enteritis mas benigna de tipo catarral (eimerosis), hasta la mas grave de tipo necrosante hemorragica con formacion de membranas en la isosporosis, y episodios diarreicos (esteatorrea de los lechones) amarillentos con deterioro pondoestatural, e inclusive su deceso, especialmente en lechones; mientras que la estrongiloidiosis les produce inflamaciones cutaneas, pulmonares y entericas (diarreas sanguinolentas) [3, 13, 23-25, 29].

Se debe resaltar el hallazgo de una prevalencia del 20,17% del nematodo ascarideo A. suum en los porcinos de El Pizarral. Este resultado es similar al detectado en las granjas del estado Carabobo (24,7%), en la region nor-central de Venezuela [8], y mas elevado que los obtenidos en granjas de otras regiones del territorio nacional, que se ubican entre 0 y 10,5%; por ello, se considera que la prevalencia de ascariosis porcina en Venezuela es relativamente baja [3, 6, 8, 23], especialmente si se compara con las registradas en otras regiones del globo terraqueo, donde se pueden alcanzar cifras entre 50-75 y >80% [26, 27]. No obstante lo discutido, la prevalencia por grupos de edades de los porcinos posee mayor significancia que la de tipo promedio o global [8]. En este sentido, tal como se detecto en los porcinos de El Pizarral, la edad de los animales influyo significativamente en la adquisicion de los huevos de A. suum, al tener los mas jovenes (iniciacion y crecimiento) las mayores tasas de infeccion. Similares resultados se ha observado en otras regiones de Venezuela y el mundo [3, 25, 27, 29]. En las condiciones de explotacion extensiva o semiextensiva, como las exhibidas en el presente trabajo en El Pizarral, estado Falcon, Venezuela con una gran proporcion de los porcinos pastoreando libremente, la transmision de A. suum ocurre ya desde la lactancia, lo que contrasta con la explotaciones intensivas tecnificadas que el contacto con los huevos del ascarideo ocurre mayormente en el engorde, de alli que se considere la infeccion por A. suum como indicativo de deficiencia de higiene en la explotacion porcina [27]; ademas, a los animales de esta poblacion de la Peninsula de Paraguana del estado Falcon, Venezuela, no se les administran drogas antihelminticas ni mucho menos poseen asistencia tecnica-veterinaria, con toda probabilidad debido a que los habitantes son en su mayoria de estrato socio-economicos bajos (>80%) [1]. Por otra parte, se debe tener presente que los porcinos poseen inmunidad adquirida como respuesta a la infeccion inicial y repetidas, lo que ayudaria a explicar las tasas de prevalencia mas bajas en los de mayor edad [6, 8, 27]. Como ya se ha indicado, las larvas de este ascarideo se han detectado en humanos ocasionado el sindrome de LMV, pudiendo ocasionar efectos patologicos de consideracion tales como meningitis [15]. A. lumbricoides y A. suum poseen caracteristicas morfologicas, biologicas y geneticas muy similares, por lo que existen controversias al considerarse que ambas son coespecificas, al presentar solo diferencias adaptativas a nivel de poblaciones [17], que de resultar cierto daria otra dimension a esta geohelmintiosis como entidad zoonotica. Como los huevos de A. suum pueden permanecer viables durante mucho tiempo a la intemperie, el riesgo de transmision a los humanos no solo puede ocurrir por la manipulacion de los porcinos, sino tambien a traves de alimentos y agua contaminados que tengan contacto con las heces de los animales, especialmente cuando las cochineras no poseen las condiciones de cria adecuadas, tal como se ha observado en El Pizarral. Asi mismo, se debe tener cuidado con el consumo de higados de pollo y reses crudos, ya que estos animales pueden actuar como hospedadores paratenicos de este ascaridido [22].

La prevalencia de T. suis observada en los porcinos de El Pizarral, estado Falcon, Venezuela, resulto ser baja (1,68%: 2/119), lo cual coincide con los pocos hallazgos hechos en el territorio nacional [29]. A pesar de que generalmente este nematodo no ha sido senalado ocasionando patologias en humanos en Venezuela, no obstante el mismo es capaz de establecerse temporalmente en el colon y ciego, y se utiliza como inmunomodulador para el tratamiento de la enfermedad de Crohn, una patologia que afecta al humano a nivel gastrointestinal, y en algunos casos de estas terapias controladas se han descrito infecciones iatrogenicas, donde el nematodo alcanza el estadio de adulto [2]. En virtud de lo discutido, se recomienda hacer estudios detallados en un intento por esclarecer la realidad clinico-epidemiologica de esta entidad potencialmente zoonotica en Venezuela.

La prevalencia del 4,20% (5/119) obtenida para Giardia spp., que produce esteatorrea y mala absorcion en porcinos y humanos [5, 12, 25], en los cerdos de El Pizarral, estado Falcon, Venezuela, es ostensiblemente baja, mientras que en la mayoria de los estudios hechos en el pais casi no se ha reportado [3, 6, 8, 23, 29]. Por lo tanto, es recomendable realizar examenes coproscopicos seriados y aplicar tecnicas inmunologicas y/o moleculares para determinar su real ocurrencia en los porcinos. El hallazgo de quistes de Giardia spp. en al menos cinco cerdos, sugiere la posible importancia zoonotica del protozoo para la poblacion de El Pizarral, estado Falcon, Venezuela. Esto se indica, en virtud de que existen evidencias geneticas y epidemiologicas que han demostrado la presencia del genotipo B (humanos) en ganado porcino [12].

Entre 1987-1992, Suramay y col. [29] analizaron 1643 muestras de heces y 732 tractos intestinales de porcinos de varias regiones de Venezuela, refiriendo como un "hallazgo ocasional" la presencia de huevos de Hymenolepis nana en seis muestras fecales, lo que atribuyeron a la contaminacion de los corrales con heces de roedores [29]. Similar explicacion pudiera darse al hallazgo de huevos compatibles con la morfologia de Hymenolepis spp. en las muestras fecales de 10 porcinos de El Pizarral. Sin embargo, hasta que no se obtengan nuevas muestras, tanto de huevos y/o adultos de estos cestodos, no debe descartarse de plano la infeccion de esta poblacion porcina como posibles hospedadores definitivos de especies de la familia Hymenolepididae, tal como se ha detectado en otras regiones del globo terraqueo [16].

Los resultados obtenidos en la presente investigacion, donde se demostro la presencia de parasitos intestinales en porcinos que tienen potencial zoonotico, provee un marco de referencia para desarrollar e implementar programas de control y manejo integrado, que incluya educacion para la salud en la poblacion endemicamente expuesta. Para optimizar esta necesaria prevencion, se requiere aun mas de un conocimiento mas amplio de las infecciones con potencial zoonotico en nuestro medio, con la aplicacion de herramientas diagnosticas mas precisas, y de una mayor integracion entre medicos veterinarios y de salud humana.

CONCLUSIONES

Los protozoos B. coli y C. suis, y los helmintos Strongyloides spp. y A. suum, fueron los parasitos intestinales mas frecuentemente detectados en los porcinos de la comunidad rural de El Pizarral, Peninsula de Paraguana, estado Falcon, Venezuela. El sexo de los porcinos solo fue significativo con las infecciones debidas a C. suis. Mientras que la edad de los animales aparece como un factor de riesgo significativo asociado a la adquisicion de todos los taxones parasitarios evaluados. El hallazgo en >66% de los porcinos con 1 o mas especies de enteroparasitos, representa un riesgo potencial para adquirir infecciones zoonoticas en los habitantes de El Pizarral, estado Falcon, Venezuela. Es necesario implementar un plan de manejo integrado para el control de las entero helmintosis y protozoosis de interes zoonotico.

AGRADECIMIENTO

Decanato de Investigaciones de la UNEFM, Coro, estado, Falcon, Venezuela (Proyecto CIP.2007.106-UNEFM).

Recibido: 18/07/2012. Aceptado: 05/10/2012.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

[1] ACOSTA, M. Estudio clinico-epidemiologico de parasitosis intestinales de interes medico-zoonotico en la poblacion del Pizarral, estado Falcon, Venezuela. Area Ciencias de la Salud, Programa de Medicina, Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda, Coro, estado Falcon, Venezuela. Trabajo de Ascenso. 105 pp. 2008.

[2] BAGER, P.; KAPEL, C.; ROEPSTORFF, A.; THAMS BORG, S.; ARNVED, J.; R0NBORG, S.; KRISTENSEN, B.; POULSEN, L.; WOHLFAHRT, J.; MELBYE, M. Symptoms after ingestion of pig whipworm Trichuris suis eggs in a randomized placebo-controlled double-blind clinical trial. PLoS ONE. 6: e22346. 2011.

[3] BARANENKO, J.; QUIJADA, J.; GONZALEZ, C.; ARAQUE, H.; VIVAS, I.; PEREZ, A.; BETHENCOURT, A.; MOISSANT DE R, E. Prevalencia de ecto y endoparasitos en cerdas gestantes y lactantes bajo cuatro sistemas de produccion. Zoot. Trop. 27: 335-340. 2009.

[4] BORNAY-LLINARES, F.; NAVARRO-I-MARTINEZ, L.; GARCIA-ORENES, F.; ARAEZ, H.; PEREZ-MURCIA, M.; MORAL, R. Detection of intestinal parasites in pig slurry: A preliminary study from five farms in Spain. Livest. Sci. 102: 237-242. 2006.

[5] BOTERO, D.; RESTREPO, M. Parasitosis intestinales por helmintos. En: Parasitosis Humanas. Ed. Corporacion Para Investigaciones Biologicas. Medellin, Colombia. Pp 93-160. 2003.

[6] CONDE, F.; GONZALEZ DE, L.; PINO, L.; MORALES, G.; BALESTRINI, C. Dinamica de la infeccion por Ascaris suum en una granja porcina del Municipio Carlos Arvelo, Parroquia Guigue del estado Carabobo, Venezuela. Rev. Cientif. FCV-LUZ. XV (1): 72-82. 2005.

[7] CORTES, G.; RAMIREZ, E.; CORDOVA, J. Bioestadistica basica. En: Lopez Jimenez, F (Ed). Manual de medicina basada en la evidencia.1a Ed. El Manual Moderno, JGH Editores, Ciudad de Mexico, Mexico. Pp 179-211. 2001.

[8] DE MORENO, L.; PINO, L.; MORALES, G.; DE ALVAREZ, L.; BALESTRINI, C. Ascaris suum: prevalencia y distribucion en una granja porcina del estado Carabobo, Venezuela. Vet. Trop. 25: 229-235. 2000.

[9] DEVERA, R.; REQUENA, I.; VELASQUEZ, V.; CASTILLO, H.; GUEVARA, R.; DE SOUSA, M.; MARIN, C.; SILVA, M. Balantidiasis en una comunidad rural del estado Bolivar, Venezuela. Bol. Chil. Parasitol. 54: 7-12. 1999.

[10] DORFMAN, S.; RANGEL, O.; BRAVO, L. Balantidiasis: report of a fatal case with appendicular and pulmonary involvement. Trans. R. Soc. Trop. Med. Hyg. 78: 833834. 1984.

[11] EWEL, J.; MADRIZ, A.; TOSI J.R., J. Monte espinoso tropical. En: Zonas de Vida de Venezuela. Memoria explicativa sobre el mapa ecologico.4a Ed. Editorial Sucre. Caracas, Venezuela. Pp 56-65. 1976.

[12] FARZAN, A.; PARRINGTON, L.; COKLIN, T.; COOK, A.; PINTAR, K.; POLLARI, F.; FRIENDSHIP, R.; FARBER, J: DIXON, B. Detection and characterization of Giardia duodenalis and Cryptosporidium spp. on swine farms in Ontario, Canada. Foodbor. Pathog. Dis. 8:1207-1213. 2011.

[13] GONZALEZ, Y. Prevalencia de coccidias en suinos del estado Aragua y Municipio Diego Ibarra del estado Cara bobo. Vet. Trop. 18: 45-57. 1993.

[14] ISMAIL, H.; JEON, H.; YU, Y.; DO, C.; LEE, Y. Intestinal parasite infections in pigs and beef cattle in rural areas of Chungcheongnam-do, Korea. Korean J. Parasitol. 48: 347-349. 2010.

[15] IZUMIKAWA, K.; KOHNO, Y.; IZUMIKAWA, K.; HARA, K.; HAYASHI, H.; MARUYAMA, H.; KOHNO, S. Eosino philic pneumonia due to Visceral Larva Migrans possibly caused by Ascaris suum: a case report and review of recent literatures. Jpn. J. Infect. Dis. 64: 428-432. 2011.

[16] JIANG, T.; JIN, Z.; WU, H.; CUI, C. A study on the life cycle and epidemiology of Pseudanoplocephala crawfordi Baylis, 1927. J. Helminthol. 64: 54-61. 1990.

[17] LELES, D.; GARDNER, S.; REINHARD, K.; INIGUEZ, A.; ARAUJO, A. Are Ascaris lumbricoides and Ascaris suum a single species? Parasit & Vect. 5: 42. 2012.

[18] LOPEZ, J. Estudios de asociacion y riesgos. En: Lopez, Jimenez, F (Ed). Manual de medicina basada en la evidencia.1a Ed. El Manual Moderno, JGH Editores, Ciudad de Mexico, Mexico. Pp 73-85. 2001.

[19] MAZZANI, E.; PEREZ, D; PACHECO, W. Distribucion y uso de especies del genero Passiflora (Passifloraceae) en las zonas altas de los estados Lara y Falcon, Venezuela. Plant Genet. Res. Newsletter. 119: 24-32. 1999.

[20] MORALES, G.; PINO DE M, L. Conceptos basicos en ecologia y epidemiologia de parasitos. En: Parasitometria.1a Ed. Talleres de Clemente Editores. Valencia, Venezuela. Pp 27-53. 1995.

[21] NISSEN, S.; POULSEN, I.; NEJSUM, P.; OLSEN, A.; ROEPSTORFF, A.; RUBAIRE-AKIIKI, C.; THAMS BORG, S. Prevalence of gastrointestinal nematodes in growing pigs in Kabale District in Uganda. Trop. Anim. Health Prod. 43:567-572. 2011.

[22] OLSEN, A.; PERMIN, A.; ROESPTORFF, A. Chickens and pigs as transport hosts for Ascaris, Trichuris and Oesophagostomum eggs. Parasitol. 123:325-330. 2001.

[23] PINILLA, J.; DA SILVA, N.; GONZALEZ, C.; TEPER, R. Prevalencia e intensidad de parasitos gastrointestinales en cerdos alojados en diferentes sistemas de produccion. Rev. Unell. Cien.Tec. 23:51-61. 2005.

[24] PINILLA, J. Prevalencia de Isospora suis en granjas porcinas intensivas ubicadas en el estado Aragua, Venezuela. Zoot. Trop. 27: 205-213. 2009.

[25] POLJAK, Z. Zoonotic disease from pigs. 2009. London Swine Conference--Tools of the Trade. On line:http:// www.londonswineconference.ca/proceedings/2009/LSC 2009_ZPoljak.pdf. 24-05-2012.

[26] ROEPSTORFF, A.; JORSAL, S. Prevalence of helminth infections in swine in Dinamark. Vet. Parasitol. 33:231239. 1989.

[27] SANCHEZ, J. Etiologia y epidemiologia de la ascariosis porcina. 2002. Mundo ganadero. Sitio argentino de produccion animal. En linea: http:// www.produccion-animal. com.ar. 22-05-2012.

[28] SCHUSTER, F.; RAMIREZ-AVILA, L. Current world status of Balantidium coli. Clin. Microbiol. Rev. 21: 626638. 2008.

[29] SURUMAY, Q.; DE MORENO, L.; MORALES, G.; DE MORALES, A.; CASTILLO, L. Parasitosis porcinas diagnosticadas en el Instituto de Investigaciones Veterinarias. Periodo 1987-1992. Vet. Trop. 19: 63-73. 1994.

[30] STATISTIX. Statistix for Windows. User's Manual. Analytical Software. Florida, EUA. 333 pp. 1996.

[31] TIWARI, K.; CHIKWETO, A.; BELOT, G.; VANPEE, G.; DEALLIE, C.; STRATTON, G.; SHARMA, R. Prevalence of intestinal parasites in pigs in Grenada, West Indies.

West Indian Vet. J. 9: 22-27. 2009.

Dalmiro Jose Cazorla Perfetti (1) *, Maria Eugenia Acosta Quintero (1), Jose Leonardo Tortolero Low (1) y Pedro Morales Moreno (1)

(1) Laboratorio de Entomologia, Parasitologia y Medicina Tropical (L.E.P.A.M.E.T.), Centro de Investigaciones Biomedicas (C.I.B.), Universidad Nacional Experimental "Francisco de Miranda" (UNEFM), estado Falcon, Venezuela. * L.E.P.A.M.E.T., C.I.B., UNEFM, Apdo. 7403, Coro 4101, Estado Falcon, Venezuela. lutzomyia@hotmail.com.
TABLA I
PREVALENCIA DE PARASITOS INTESTINALES EN
PORCINOS DE EL PIZARRAL, ESTADO FALCON,
VENEZUELA

Taxon                 Porcinos   N = 119
                         n        % * +

Protozoarios
Balantidium coli         54      45,38
Eimeria spp.             30      25,21
Cystoisospora suis       35      29,41
Giardia spp.             5        4,20
Otros Coccidios          9        7,56
Helmintos
Ascaris suum             24      20,17
Trichuris suis           2        1,68
Strongyloides spp.       29      24,37
Hymenolepis spp. **      10       8,40

* Los porcentajes se calcularon mediante la division del numero de
por-cinos infectados con 1, 2, 3 o 4 parasitos, entre el numero total
(N=119) de porcinos examinados.+ La prevalencia global correspondio
a 66,39%.

** Los huevos poseen una afinidad morfologica con las especies H.
nana (N=5) y H. diminuta (N=5).

TABLA II
ASOCIACION ENTRE PARASITOS INTESTINALES
DE PORCINOS EN EL PIZARRAL, ESTADO FALCON,
VENEZUELA

Asociacion (taxones) **                                 No.     %*

Monoparasitados
Ascaris suum                                            20    25,32
Balantidium coli                                         8    10,13
Giardia spp.                                             5     6,33
Biparasitados
B.coli/Cystoisospora suis                                2     2,53
B.coli /Eimeria spp.                                     6     7,60
Triparasitados
B.coli/C. suis/Trichuris suis                            2     2,53
B.coli/C.suis/Eimeria spp.                               3     3,80
B.coli /C.suis/Strongyloides spp.                        2     2,53
B.coli /Strongyloides/Otros Coccidios                    1     1,27
Tetraparasitados
B.coli /C.suis/Eimeria/Strongyloides spp.               12    15,19
B.coli /C.suis/Strongyloides/Hymenolepis spp.            2     2,53
B.coli /C.suis/Eimeria/Hymenolepis spp.                  3     3,80
B.coli /C.suis/Strongyloides/Otros Coccidios             3     3,80
B.coli /C.suis/Strongyloides/A. suum                     1     1,27
B.coli /Strongyloides/Eimeria/Hymenolepis spp.           1     1,27
B.coli /Strongyloides/Hymenolepis/Otros                  1     1,27
Coccidios
B.coli /Strongyloides/A. suum/ Hymenolepis spp.          1     1,27
B.coli /Eimeria/A. suum/Otros Coccidios                  1     1,27
Pentaparasitados
B.coli/C.suis/Strongyloides/Eimeria/ Otros Coccidios     2     2,53
B.coli /C.suis/Strongyloides/Eimeria/ Otros Coccidios    2     2,53
B.coli/C.suis/Strongyloides/A. suum/ Otros Coccidios     1     1,27

* Los porcentajes se calcularon mediante la division del numero de
porcinos infectados por un parasito/asociacion en cada una de las
categorias (e.g., monoparasitados, biparasitados) entre el numero total
de individuos infectados (N=79; 66,39%).

** La significancia del indice de Fager para todos los pares de especies
que co-ocurrieron se da en el texto.

TABLA III
PREVALENCIA DE PARASITOS INTESTINALES
SEGUN SEXO DE PORCINOS, EL PIZARRAL,
ESTADO FALCON, VENEZUELA

                           N = 55           N = 64

                          Femenino        Masculino

Generos/Especies          n     (%) *     n     (%) +
Protozoarios
Balantidium coli         21     38,19    33     51,56
Eimeria spp.             12     21,82    18     28,13
Cystoisospora suis **     9     16,36    25     39,06
Helmintos
Strongyloides spp.       12     21,82    17     26,56
Ascaris suum             14     25,46    10     15,63

* Los porcentajes se calcularon mediante la division entre el numero de
porcinos infectados por un parasito individual por el numero total de
porcinos muestreados en cada sexo.. + La prevalencia global
correspondio a 66,39%.

** Diferencia entre sexos fue estadisticamente significativa (P<0,05).

TABLA IV

PREVALENCIA DE PARASITOS INTESTINALES SEGUN

GRUPOS DE EDADES DE PORCINOS,
EL PIZARRAL, ESTADO FALCON, VENEZUELA

                         N = 36           N = 16          N = 67

                       Iniciacion      Crecimiento     Terminacion

Generos/Especies       n       (%)     n       (%)     n       (%) +
Protozoarios
Balantidium coli *     0       0,0     0       0,0     54      80,60
Eimeria spp. *         0       0,0     0       0,0     30      44,78
Cystoisospora suis *   0       0,0     0       0,0     34      50,75
Helmintos
Strongyloides spp. *   0       0,0     0       0,0     29      43,28
Ascaris suum *         11      30,56   7       43,75   6       8,96

+ La prevalencia global correspondio a 66,39%.

* Las diferencias entre grupos etarios fueron estadisticamente
significativas (P<0,05).
COPYRIGHT 2013 Universidad del Zulia, Facultad de Ciencias Veterinarias
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2013 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Cazorla Perfetti, Dalmiro Jose; Acosta Quintero, Maria Eugenia; Tortolero Low, Jose Leonardo; Morale
Publication:Revista Cientifica de la Facultad de Ciencias Veterinarias
Date:Jan 1, 2013
Words:5008
Previous Article:Efecto de la integridad de la cromatina sobre la morfometria de la cabeza del espermatozoide de toro.
Next Article:Tratamiento con triptofano de los desordenes de ansiedad, consecuentes al estres en perros alojados en albergues.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2020 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters