Printer Friendly

Prevalencia de Leucemia Viral Felina, inmunodeficiencia viral felina y dirofilariosis felina en gatos refugiados en un albergue de animales en Maracaibo, Venezuela.

Prevalence of FeLV, FIV and feline heartworm in cats from an animal shelter in Maracaibo, Venezuela

INTRODUCCION

Los virus de la Leucemia Viral Felina (vLF) y de la Inmunodefidencia Viral Felina (vIVF) son retrovirus con un impacto global sobre la salud del gato domestico (Felis silvestris catus). Los dos virus difieren en su potencial para causar enfermedad. El vLF es mas patogenico y ha sido ampliamente considerado responsable de la mayoria de los sindromes clinicos mas que cualquier otro agente infeccioso en gatos [15]. La infeccion con vLF en gatos domesticos existe en todo el mundo y varia entre 1 y 8% en gatos saludables. Se han reportado frecuencias de infeccion hasta de 21% en gatos que presentan otras enfermedades [14]. Afecta en igual proporcion a hembras y machos [22, 34]. Los hallazgos mas comunes debido a la viremia persistente de vLF son: inmunosupresion, anemia y linfoma. La prevalencia es mucho mayor en gatos que van al exterior y en gatos sociables, ya que el virus requiere un contacto directo para una transmision eficaz [14]. Se conocen cuatro subtipos de vLF: vLF-A, vLF-B, vLF-C y vLF-T, definidos por su tropismo celular y su diferente patogenicidad [32].

En cuanto al vIVF, la prevalencia es muy variable, se estima que esta presente entre 1 y 14% de los gatos sanos y en el 44% de los gatos afectados por otras enfermedades [14]. En localidades donde existe una alta poblacion de gatos callejeros como Italia y Japon, existen tasas de prevalencia cercanas al 30%. En todos los estudios realizados hay una mayor prevalencia de la enfermedad en gatos machos adultos y enteros, debido a su comportamiento agresivo territorial contra otros machos. Los signos clinicos en gatos naturalmente infectados por vIVF usualmente reflejan enfermedades secundarias, tales como infecciones bacterianas y neoplasias [32].

Con respecto a la dirofilariosis felina (DF) es producida por un nematodo filaroide, Dirofilaria immitis. Es transmitida en forma natural por mosquitos, entre los cuales se encuentran mas de 60 especies implicadas. La distribucion geografica de la DF esta limitada a aquellas regiones que ofrecen las condiciones ambientales favorables para el desarrollo de los hospedadores intermediarios [11]

Estudios mas especificos sobre prevalencia reflejan la heterogeneidad de la presencia de vLF, vIVF y DF en distintas partes del mundo; asi se observa como en Norteamerica se reporto una prevalencia de vLF de 2,6%, una prevalencia de vIVF de 3,6% y entre el 4% y 17% para DF [24, 25]. Estudios realizados en Canada arrojaron una prevalencia de vLF de 3,4% y para vIVF de 4,3% [28]. Algunos paises de Europa reflejan una prevalencia que oscila de 3,6 a 15,6% para vLF y de 3,2 a 11,3% para vIVF; siendo Alemania el pais de menor prevalencia para ambos [3, 4, 8, 9,13, 34]. En Japon, la prevalencia de vLF fue de 2,9% y para vIVF oscila entre 9,8 y 23,2% [30, 31]. En paises del mundo arabe como Iran y Egipto existe una alta prevalencia de vLF, la cual oscila entre 4,6 y 14,2% asociandose la prevalencia mas alta principalmente a gatos anemicos y enfermos; asi mismo, la prevalencia de vIVF oscila entre 19,2 y 33,9% donde hubo una mayor predisposicion hacia los machos, por otro lado, para DF se reporto una prevalencia de 3,4% en El Cairo [1, 2]. En paises de Centroamerica como Guatemala y Costa Rica se reporta una prevalencia de vLF de alrededor del 16 y de 8,8% para vIVF solo en Costa Rica [5, 26], siendo similares a los resultados reportados en Mauna Kea, Hawaii [7]. Asi mismo, se pueden observar estudios donde no se obtuvieron hallazgos de vLF como lo es en las islas del Caribe de Granada y San Cristobal y Nieves pero si una prevalencia de vIVF entre el 8 y 14% [10, 20] y en la Isla Isabela, Galapagos, no hubo hallazgos de vLF ni de vIVF [23]. En Caracas, Venezuela se realizo un estudio con 42 gatos que se presentaron a la consulta enfermos, o que convivian con gatos positivos o que se presentaron como donantes de sangre, dicho estudio se realizo en un periodo de cuatro meses y obtuvieron ocho gatos positivos a vLF lo que represento una prevalencia del 19% y cinco gatos positivos a vIVF representando una prevalencia del 12% [36].

El objetivo de esta investigacion ha sido determinar la prevalencia de vLF, vIVF y DF, y la relacion de la presencia de estas enfermedades con los hallazgos hematologicos.

MATERIALES Y METODOS

El presente estudio fue realizado en el refugio de animales ASODEPa (Asociacion para la Defensa y Proteccion de los Animales), ubicado en el municipio Maracaibo, estado Zulia, Venezuela, durante el mes de Julio, 2011.

Seleccion de las unidades experimentales

De una poblacion de 123 gatos, se escogio una muestra al azar de 95 gatos, de acuerdo a la formula de obtencion de muestra para poblaciones finitas, esperando obtener una prevalencia segun la literatura para vLF, vIVF y de DF del 1 al 14%, 1 a 8% y 3,4 al 17%, respectivamente, con una confianza del 95% y margen de error de 0,05 [16], sin distingo de raza, sexo y en una edad comprendida entre seis meses a un ano, la cual se determino a traves de la formula dentaria. La poblacion de gatos se observo con un estado general normal en cuanto a hidratacion, condicion corporal, aspecto del pelo, conducta, linfonodulos, conformacion y signos vitales [21]. Con respecto a la coloracion de las mucosas, solo dos gatos las presentaron palidas. Los gatos se encontraban en un mismo ambiente, en un galpon rectangular de 12 m de largo y 3 m de ancho, con pared de bloque de unos 0,70 m y malla hasta alcanzar 2 m y techo a un agua, ubicado en sentido este-oeste, (FIGS.1 y 2).

[FIGURA 1 OMITIR]

[FIGURA 2 OMITIR]

Evaluacion de laboratorio

Se obtuvieron muestras de sangre de los 95 gatos, las mismas fueron obtenidas semanalmente en numero de veinte, en tubos con acido etilendiaminotetraacetico (EDTA), hasta completar las 95 muestras, estas fueron almacenadas en cada ocasion en una cava de anime pequena para su transporte al laboratorio y su procesamiento comenzaba aproximadamente dos horas posterior a la coleccion de la primera muestra. A dichas muestras se les realizo pruebas hematologicas las cuales consistieron en la determinacion de volumen globular (metodo del microhematocrito), contaje de globulos blancos (metodo hemocitometrico de Neubauer), contaje de globulos rojos (metodo hemocitometrico de Neubauer), formula leucocitaria (Metodo de Schilling), plaquetas (camara de Neubauer) [17]. Ademas se realizo la deteccion de hemotropicos felinos en frotis de capa leucoplaquetaria y solidos totales, estos ultimos se determinaron por refractometria [19]. La capa leucoplaquetaria tambien fue utilizada para evaluar eritrocitos, leucocitos y plaquetas [17]. Todas estas pruebas se realizaron en el servicio de diagnostico clinico de la Policlinica Veterinaria Universitaria (PVU).

Evaluacion serologica para la deteccion de vLF, vIVF y DF

Para la deteccion de antigenos de vLF, DF y anticuerpos contra el vIVF se utilizaron pruebas de SNAP[R] triple felino (Laboratorios IDEXX, EUA). El SNAP es una prueba de diagnostico serologico que consiste en la deteccion de antigenos y anticuerpos en sangre periferica utilizando un ensayo por inmunoabsorcion ligado a enzimas (ELISA) [27].

Las pruebas se realizaron con el plasma de las muestras obtenidas, las cuales despues de su obtencion fueron congeladas a una temperatura de -20[grados]C (Congelador Electrolux International, modelo MUFF21X7HW1, EUA) hasta su procesamiento.

Posteriormente, estas fueron retiradas del congelador y se colocaron a temperatura ambiente durante 15 min; al mismo tiempo que los kits que se encontraban refrigerados fueron colocados a temperatura ambiente durante 15 a 30 min para su mayor efectividad, continuando el analisis de la muestra con el protocolo indicado por el fabricante (SNAP[R] triple felino, Laboratorios IDEXX, EUA). Las pruebas fueron negativas a vLF, vIVF y DF cuando se observo un punto de color azul solo en la parte de arriba y central (control positivo) FIG. 3, las pruebas fueron positivas a vLF cuando se observo un punto de color azul a la derecha y abajo del control positivo (FIG. 4) y fueron positivas para vIVF cuando se observo el punto de color azul a la izquierda y abajo del control positivo (FIG. 5). Aunque no se observaron pruebas positivas a DF, estas serian positivas cuando un punto de color azul se observara justo debajo del control positivo.

[FIGURA 3 OMITIR]

[FIGURA 4 OMITIR]

[FIGURA 5 OMITIR]

Analisis estadistico de los resultados

Se realizo una tabla de frecuencia de aparicion de vLF, vIVF, DF para determinar la prevalencia de las mismas en la poblacion estudiada y para cada uno de los valores hematologicos (hematocrito, globulos blancos, formula diferencial de blancos, plaquetas y solidos totales), con la finalidad de determinar la presencia o no de alteraciones de dichos valores. Asi mismo, se utilizo la tabla de frecuencias para determinar la presencia o no de hallazgos en el frotis de capa leucoplaquetaria con la finalidad de determinar si dichos hallazgos se relacionaban con la presencia de vLF, vIVF y DF [35].

Para determinar la relacion de los valores hematologicos de los gatos positivos a vLF, vIVF o DF con respecto a los gatos negativos a vLF, vIVF o DF se utilizo el modelo estadistico no parametrico U de Mann-Whitney [35].

RESULTADOS Y DISCUSION

De los 95 gatos incluidos en el estudio, solo dos gatos fueron positivos a vLF, lo que represento el 2,1% de la poblacion, tres gatos fueron positivos a vIVF representando el 3,2% de la poblacion y todos los gatos fueron negativos a DF. Los hallazgos hematologicos de la poblacion total de gatos en esta investigacion presentaron valores de hematocrito, globulos blancos, formula diferencial de blancos y solidos totales dentro de los valores normales de referencia reportados en el laboratorio (TABLA I) para cada uno de ellos. Los valores plaquetarios en el 100% de los gatos muestreados, se encontraron por debajo de los valores de referencia. La media para las plaquetas fue de 152.778 plaquetas/[micron]L (VN: 300.000 a 800.000 plaquetas/[micron]L) con una desviacion tipica de 48.356 plaquetas/pL. Ningun gato fue positivo a hemotropicos.

Para explicar la trombocitopenia presentada en el grupo de estudio, es importante mencionar los mecanismos fisiopatologicos de la trombocitopenia, los cuales incluyen disminucion de la produccion, destruccion o utilizacion acelerada, distribucion anormal de las plaquetas y excesiva perdida de plaquetas del cuerpo; de todas estas causas las dos primeras son las mas comunes y ocasionalmente mas de un mecanismo puede estar envuelto. Las causas principales de trombocitopenia en el gato son: Linfoma; desordenes mieloproliferativo, el uso de ribavirin (antiviral), coagulacion intravascular diseminada (CID), trombocitopenia inmunomediada, anemia hemolitica inmunomediada, infeccion por el virus de leucemia viral felina, septicemia y carcinoma de celulas escamosas [18].

Es probable que distintos factores hayan producido la trombocitopenia de los gatos muestreados. La disminucion en el contaje de plaquetas puede deberse a artefactos como resultados de satelitismo plaquetario (plaquetas adheridas a neutrofilos) o formacion de rosetas (plaquetas adheridas a linfocitos y monocitos) lo que sucede particularmente en sangre colectada en tubos con EDTA [6], anticoagulante utilizado en los tubos del presente estudio; sin embargo, tales hallazgos no fueron reportados en los frotis de capa leucoplaquetaria. Asi mismo, las plaquetas de los felinos son mas reactivas que las de otras especies. Varios factores unicos a las plaquetas de los felinos pueden estar involucrados, incluyendo un tamano mas grande de las plaquetas, una mayor concentracion de serotonina, la agregacion irreversible y liberacion de granulos cuando se exponen a la serotonina, y la agregacion irreversible en respuesta a la baja concentracion de ADP Debido a su naturaleza y tamano pequeno, ademas del hecho de que muchos gatos se resisten a la manipulacion en entornos desconocidos, la venopuncion es a menudo un reto que puede aumentar la probabilidad de activacion plaquetaria in vitro [6].

Los hallazgos de macroplaquetas, plaquetas en acumulos obtenidas en los frotis sanguineos, no fueron significativos, ni proporcionales al hallazgo de trombocitopenia. Para determinar la causa de la trombocitopenia descrita en la presente investigacion es necesario realizar estudios mas especificos en la poblacion estudiada, ademas del contaje y evaluacion de frotis para determinar la morfologia y distribucion de las plaquetas; por ello se aconsejan estudios como: examinar la medula osea para determinar la morfologia y distribucion de megacariocitos, realizar pruebas de funcion y sobrevivencia plaquetaria, ademas de pruebas serologicas y de biologia molecular para determinar la presencia de agentes infecciosos, y cultivos bacterianos. Otras pruebas que pueden considerarse para el diagnostico de desordenes plaquetarios son: pruebas de anticuerpos antimegacariocitos y antiplaquetarios, asi como analisis de plaquetas reticuladas [6].

Cuando se realizo la tabla de frecuencias para la presencia de linfocitos y monocitos reactivos, macroplaquetas y plaquetas aglomeradas, los resultados fueron 15; 4,3 y 2,2%, respectivamente, del total de los gatos muestreados. La presencia en los frotis de linfocitos y monocitos reactivos en el 15% de la poblacion estudiada, aunque no tuvo significancia estadistica, desde el punto de vista clinico estos hallazgos indican una respuesta inmunologica activa [33], por lo que el 15% de los gatos probablemente estaban padeciendo algun tipo de enfermedad o proceso inflamatorio al momento del muestreo.

Los hallazgos hematologicos de hematocrito, plaquetas, linfocitos y solidos totales en los dos gatos positivos a vLF fueron 14 y 22% de hematocrito, 165.000 y 122000 plaquetas/[micron]L, 16 y 13% de linfocitos y 8,6 y 7,8 g/dL, respectivamente. Uno de los gatos se encontro clinicamente normal y el otro presento mucosas muy palidas, correspondiendo este al que presento 14% de hematocrito.

La presencia de macroplaquetas solo ocurrio en uno de los gatos positivos a vLF correspondiendo al gato con 14% hematocrito y el otro presento linfocitos y monocitos reactivos.

Cuando se compararon los hallazgos hematologicos de hematocrito, globulos blancos, formula diferencial de blancos, plaquetas y solidos totales entre los grupos negativos (93 gatos) y positivos (dos gatos) a la presencia de antigenos de vLF, a traves del modelo estadistico no parametrico U de Mann-Whitney se observo una diferencia significativa para la variable hematocrito (P = 0,001) la cual se ubico por debajo de los valores de referencia para los gatos positivos a vLF.

La infeccion por vLF se caracteriza por la presencia de grandes cantidades de la proteina p27 de la capside en el medio extracelular y el citoplasma de las celulas circulantes. La prueba utilizada en esta investigacion es selectiva para detectar el antigeno p27 en suero, plasma, sangre entera, lagrimas o saliva, pero su fiabilidad en las dos ultimas es menor. La prueba empleada permite detectar viremia a partir de las tres semanas posinfeccion, antes de que el virus llegue a la medula osea. El valor predictivo positivo se situa en torno al 80%, mientras que el valor predictivo negativo oscila entre 96 y 100%. En cuanto a la sensibilidad de la prueba, esta es de aproximadamente 99,3% y tiene una especificidad de un 99,8% [32]. Se consideran los resultados de esta prueba confiables porque los mismos no se ven afectados por los anticuerpos maternos, ya que los anticuerpos maternales adquiridos pasivamente no interfieren con la prueba para antigeno viral [14, 27]. La deteccion de vLF se realiza en gatos menores de seis meses en virtud de que la transmision de la madre a sus gatitos es posible en gatas viremicas a traves de la placenta y tras el parto, mediante el lamido o la leche. El virus puede atravesar la placenta durante la gestacion e infectar los fetos en el utero. En el 80% de los casos se producira una reabsorcion fetal o aborto, algunos gatitos presentaran un estado muy debil al nacer (sindrome del gatito debil) y generalmente moriran durante las dos primeras semanas tras el parto. Hasta un 20% de los gatitos infectados por sus madres puede sobrevivir al periodo neonatal y seran viremicos persistentes [32].

Asi mismo, en virtud de que esta prueba detecta el antigeno viral y no anticuerpos, la vacunacion no interfiere en el resultado de la prueba [14, 32]; sin embargo, la sangre colectada inmediatamente despues de la vacunacion podria contener antigenos detectables de vLF, por lo que las muestras deberian ser colectadas previo a la vacunacion [27]. Es necesario explicar que en Venezuela no existe distribucion de vacunas contra vLF lo que permite descartar la posibilidad de que la prueba detectara el antigeno vacunal. Por tanto, los resultados de estos gatos positivos indican que en ellos existe alguna etapa de la infeccion. Es importante resaltar que pacientes positivos podrian tener una respuesta inmunitaria efectiva y permitir a algunos gatos revertir su estado a no viremico en semanas a meses despues de la exposicion [14, 27]. Los hallazgos obtenidos se encuentran dentro del intervalo que se describe sobre la prevalencia del virus a nivel mundial, el cual se encuentra entre el 1 y 8% [14] y es similar a los valores de prevalencia descritos para algunas zonas de Norteamerica [24], ciertamente esta prevalencia es mucho mas baja a las descritas en Canada en donde la prevalencia es de 3,4% [27].

Al comparar la prevalencia de vLF del presente estudio con investigaciones realizadas en paises de Centroamerica como Guatemala y Costa Rica, con prevalencias alrededor del 16% [5, 26] se observa que los resultados obtenidos en este estudio se encuentran muy por debajo de los hallazgos en los paises centroamericanos mencionados. Es posible que el numero de gatos positivos a vLF en el refugio no sea mayor porque cuando entran al albergue, ellos no tienen acceso a las afueras del mismo, a pesar de que los gatos provienen de distintas localidades de Maracaibo y hasta de otros Municipios. Es factible que los gatos positivos llegaron al refugio con el virus, esto se sugiere debido a la edad de la poblacion, ya que el vLF puede ser transmitido a los gatitos a traves de varias rutas por madres infectadas, aunque los datos precisos sobre la frecuencia no estan disponibles [14].

Se pudo observar que los gatos positivos a vLF tuvieron un hematocrito por debajo de los valores de referencia (24-45%), con significancia estadistica, estos hallazgos coinciden con los mencionados en la literatura [14, 29] donde se describe que la infeccion por vLF causa signos de anemia [3, 12]. Asi mismo, solo uno de los gatos positivos a vLF presento mucosas palidas como unico signo clinico y correspondio al gato que presento un hematocrito de 14%.

Los resultados de esta investigacion comparados con los hallazgos obtenidos por Vega [36] difieren con respecto a los porcentajes de prevalencia: 2,1 y 19%, respectivamente. Es posible que esta diferencia tenga relacion con la proporcion de animales enfermos de cada estudio, ademas de las localidades en las que se realizaron. La literatura explica que la prevalencia de vLF en una poblacion de animales enfermos puede llegar a un 21% y en una poblacion de gatos clinicamente sanos pueden encontrarse una prevalencia del 1 hasta el 8% [15]. Aunque las proporciones de gatos enfermos no se mencionan en el estudio de Vega [36], el mismo hace referencia y es puntual cuando menciona que su muestra contiene animales enfermos, mientras que en el presente estudio, predominaron los animales clinicamente sanos, aproximadamente en un 80%.

Con respecto a los hallazgos hematologicos de los tres gatos positivos a vIVF se observo una media por encima de los valores de referencia para solidos totales 8,2gr/100mL con una desviacion estandar de 1,11gr/100mL y una media por debajo de los valores de referencia para las plaquetas de 133.333 plaquetas/[micron]L, con una desviacion estandar de 37.220 plaquetas/[micron]L. No se encontro ningun otro hallazgo en el frotis de capa blanca y estaban normales al examen fisico.

Cuando se compararon los hallazgos hematologicos de hematocrito, globulos blancos, formula diferencial de blancos, plaquetas y solidos totales entre los grupos negativos (92 gatos) y positivos (tres gatos) a la presencia de anticuerpos de vIVF, a traves del modelo estadistico no parametrico U de Mann-Whitney no se observaron diferencias significativas.

La prevalencia de vIVF obtenida en la poblacion estudiada, la cual fue de 3,2%, se corresponde a los reportes de hallazgos de vIVF en gatos clinicamente sanos mencionados en la literatura entre 1 y 14% [32]; ademas, es similar a las halladas en Norteamerica, Alemania, Egipto y Canada [2, 13, 24, 28]. Evidentemente muy por debajo de las halladas en Japon e Italia [4, 31, 34], los cuales menciona la literatura son los paises de mas altas tasas de vIVF debido a su gran poblacion de gatos callejeros [32]. Difiere la prevalencia reportada con los hallazgos en Caracas (Venezuela) que fue de 12% [36], probablemente por la diferencia en las condiciones de la poblacion muestreada; los gatos del estudio de Vega [36] son pacientes que asisten a la consulta, de diferentes edades, mientras que los del presente estudio estan en un albergue que permite un ambiente controlado, en cuanto a la entrada y salida de gatos, el contacto con adultos y la muestra estuvo representada por gatos jovenes.

La prueba utilizada en esta investigacion fue selectiva para detectar anticuerpos (frente a la p24, p15 y gp40) (Laboratorios IDEXX, EUA). En Venezuela no existen vacunas contra vIVF por lo que los resultados de esta investigacion no se vieron afectados por la presencia de los anticuerpos de vacunacion. Sin embargo, es importante resaltar que esta prueba no puede distinguir los anticuerpos producidos por vacunas de los anticuerpos producidos por infeccion natural. Los anticuerpos vacunales persisten por mas de un ano y posiblemente por mas de cuatro anos [27]. Con respecto a los anticuerpos maternos tampoco causaron interferencia en este estudio en virtud de que la literatura explica que los gatos nacidos de madres infectadas naturalmente o vacunadas contra vIVF, pueden adquirir anticuerpos en el calostro, los cuales pueden persistir hasta las ocho semanas de edad en mas del 50% de los gatitos, pudiendo permanecer presentes hasta un maximo de 17 semanas. Por lo tanto, los gatitos de mas de 6 meses con anticuerpos contra vIVF deberian considerarse infectados [27]. Lo anteriormente expuesto confirma que estos gatos presentan infeccion por vIVF. Sin embargo, la literatura refiere que cuando los resultados por ELISA son positivos en una poblacion de baja prevalencia deben confirmarse con pruebas de Reaccion en Cadena de la Polimerasa con transcriptora reversa (RT-PCR) o Western Blot (WB) [32]. El RT-PCR tambien se realiza para descartar reacciones cruzadas por anticuerpos post-vacunales y maternos [32], pero no es el caso del presente estudio.

Los gatos positivos a vIVF presentaron una media (8,2gr/100mL) por encima de los valores de referencia para proteinas totales (6-8gr/100mL), a pesar de no tener diferencia significativa al compararlos con la poblacion negativa a vIVF, es posible que la presencia de hiperproteinemia en los gatos del estudio positivos a vIVF se deba a los altos niveles de gammaglobulinas, que se asocia a estados de fuerte estimulacion antigenica debido a procesos inflamatorios, neoplasicos o inmunomediados [32] lo que para algunos autores representa un hallazgo clinico relacionado a la presencia de vIVF [12, 32].

CONCLUSION

El presente estudio permitio determinar y reportar por primera vez, la presencia de vLF y vIVF, con una prevalencia de 2,1% y 3,1% respectivamente, en la poblacion de gatos albergados en un refugio en el municipio Maracaibo, estado Zulia, Venezuela. El vLF hallado en esta poblacion de gatos produce anemia en el 100% de los gatos positivos.

Por otro lado, el 15% de los gatos presentaron en la evaluacion hematologica, la presencia de linfocitos y monocitos reactivos, sugiriendo que los mismos presentaban una respuesta inmunologica activa.

Finalmente, los gatos del presente estudio fueron negativos para DF.

RECOMENDACIONES

En estudios futuros en la misma poblacion deben realizarse pruebas mas especificas que puedan definir las causas de trombocitopenia como por ejemplo: evaluacion de medula osea, pruebas de funcion y sobrevivencia plaquetaria, y otras pruebas serologicas y de ADN para determinar la presencia de otros agentes infecciosos, ademas de cultivos bacterianos. Es importante tambien disminuir el tiempo para comenzar a procesar las muestras.

Repetir las pruebas diagnosticas para deteccion de antigenos de vLF a la misma poblacion de estudio para identificar individuos viremicamente persistentes y la incidencia de la enfermedad.

Ampliar la muestra y extender el estudio hacia otras localidades.

Realizar pruebas diagnosticas especializadas que permitan identificar los grupos de vLF involucrados en la infeccion de gatos en Venezuela.

Ampliar el rango de edades y tomar en cuenta los factores de riesgo en estudios futuros

Recibido: 14/02/2014 Aceptado: 06/04/2015

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

[1] AKHTARDANESH B, N.; SHARIFI H, R. Feline immunodeficiency virus, feline leukemia virus and Toxoplasma gondii in stray and household cats in Kerman-Iran: seroprevalence and correlation with clinical and laboratory findings. Res. Vet. Sci. 89(2):306-10. 2010.

[2] AL-KAPPANY, Y; LAPPIN, M.; KWOK, O.; ABU-ELWAFA, S.; HILALI, M.; DUBEY, J. Seroprevalence of Toxoplasma gondii and concurrent Bartonella spp., feline immunodeficiency virus, feline leukemia virus, and Dirofilaria immitis infections in Egyptian cats. J. Parasitol. 97(2):256-8. 2011.

[3] ARJONA, A.; ESCOLAR, E.; SOTO, I.; BARQUERO, N.; MARTIN, D.; GOMEZ-LUCIA, E. Seroepidemiological survey of infection by feline leukemia virus and immunodeficiency virus in Madrid and correlation with some clinical aspects. J. Clin. Microbiol. 38(9):3448-9. 2000.

[4] BANDECCHI, P; DELL'OMODARME, M.; MAQI M; PALAMIDESSI, A.; PRATI, M. Feline leukaemia virus (FeLV) and feline immunodeficiency virus infections in cats in the Pisa district of Tuscany, and attempts to control FeLV infection in a colony of domestic cats by vaccination. Vet. Rec. 158(16):555-7. 2006.

[5] BLANCO, K.; PRENDAS, J.; CORTES, R.; JIMENEZ, C.; DOLZ, G. Seroprevalence of Viral Infections in Domestic Cats in Costa Rice J. Vet. Med. Sci. 71(5): 661-663. 2009.

[6] BOUDREAUX, M. Platelets. In: Schalms Veterinary Hematology. Weiss, D Wardrop, J. (Eds). 6th Ed. Iowa, U.S.A. Editorial Wiley-Blackwell. Pp 561-631.2010.

[7] DANNER, R.; GOLTZ, D.; HESS, S.; BANKO, P Evidence of Feline Immunodeficiency Virus, Feline Leukemia Virus, and Toxoplasma gondii in Feral Cats on Mauna Kea, Hawaii. J. Wildlife Dis. 43(2):315-18. 2007.

[8] DORNY, P; SPEYBROECK, N.; VERSTRAETE, S.; BAEKE, M.; DE BECKER, A.; BERKVENS, D.; VERCRUYSSE, J. Serological survey of Toxoplasma gondii, feline immunodeficiency virus and feline leukemia virus in urban stray cats in Belgium. Vet. Rec. 151(21):626-9. 2002.

[9] DUARTE, A.; CASTRO, I.; PEREIRA DA, I.; ALMEIDA, V.; MADEIRA DE, L.; MEIRELES, J.; FAZENDEIRO, M.; TAVARES, L.; VAZ. Y Survey of infectious and parasitic diseases in stray cats at the Lisbon Metropolitan Area, Portugal. J. Feline Med. Surg. 12(6):441-6. 2010.

[10] DUBEY, J.; LAPPIN, M.; KWOK, O.; MOFYA, S.; CHIKWETO, A.; BAFFA, A.; DOHERTY, D.; SHAKERI, J.; MACPHERSON, C.; SHARMA, R. Seroprevalence of Toxoplasma gondii and concurrent Bartonella spp., feline immunodeficiency virus, and feline leukemia virus infections in cats from Grenada, West Indies. J. Parasitol. 95(5):1129-33. 2009.

[11] FIERRO, J. La dirofilariasis en gatos domesticos. Revista A.M.M.V.E.P.E. 10(2):58-61. 1999.

[12] GLEICH, S.; HARTMANN, K.. Hematology and serum biochemistry of feline immunodeficiency virus-infected and feline leukemia virus-infected cats. J. Vet. Intern. Med. 23(3):552-8. 2009.

[13] GLEICH, S.; KRIEGER, S.; HARTMANN, K. Prevalence of feline immunodeficiency virus and feline leukemia virus among client-owned cats and risk factors for infection in Germany. J. Feline Med. Surg. 11(12):985-9. 2009.

[14] HARTMANN, K. Infeccion por Virus de Leucemia Felina. En: Enfermedades Infecciosas del Perro y el Gato. Greene, C.(Ed) 3th Ed. Vol 1. Buenos Aires, Argentina. Editorial Inter-Medica. Pp 116-145. 2008

[15] HARTMANN, K. Clinical aspects of feline retroviruses: A review. Viruses 4:2684-2710. 2012

[16] HERNANDEZ, R.; FERNANDEZ, C.; BAPTISTA, P Seleccion de la Muestra. Metodologia de la Investigacion. 4th Ed. Mexico, D.F., Mexico. Editorial McGraw-Hill Interamericana. Pp 170-195. 2006.

[17] JAIN, N. Schalm's Veterinary Hematology. 4th Edition. Philadelphia, U.S.A. Lea and Febiger. Pp 20-141. 1986

[18] JAIN, N. Hematologic Techniques. Essentials of Veterinary Hematology. Philadelphia, U.S.A. Editorial Lea & Febiger. Pp105-132. 1993

[19] KANEKO, J. Serum Proteins and Dysproteinemias In: Clinical Biochemistry of Domestic Animals. Kaneco J. 3th Edition. Academic Press, Inc. USA. Pp 100. 1980.

[20] KELLY, P; MOURA, L.; MILLER, T.; THURK, J.; PERREAULT, N.; WEIL, A.; MAGGIO, R.; LUCAS, H.; BREITSCHWERDT, E. Feline immunodeficiency virus, feline leukemia virus and Bartonella species in stray cats on St Kitts, West Indies. J. Feline Med. Surg. 12(6):447-50. 2010.

[21] KIRK, R.; BISTNER, S. Evaluacion del Paciente y Examen de Sistemas Organicos. Urgencias en Veterinaria, procedimientos y terapeutica. 8va Ed. Editorial Elsiever Saunders. Mexico D.F. Mexico. Pp. 293-387. 2007.

[22] LEE, I.; LEVY, J.; GORMAN, S.; CRAWFORD, P; SLATER, M. Prevalence of feline leukemia virus infection and serum antibodies against feline immunodeficiency virus in unowned free-roaming cats. J. Am. Vet. Med. Assoc. 220(5):620-2. 2002.

[23] LEVY, J.; CRAWFORD, P; LAPPIN, M.; DUBOVI, E.; LEVY, M.; ALLEMAN, R.; TUCKER, S.; CLIFFORD, E. Infectious diseases of dogs and cats on Isabela Island, Galapagos. J. Vet. Intern. Med. 22(1):60-5. 2008

[24] LEVY, J.; EDINBORO, C.; GLOTFELTY, C.; DINGMAN, P; WEST, A.; KIRKLAND-CADY, K. Seroprevalence of Dirofilaria immitis, feline leukemia virus, and feline immunodeficiency virus infection among dogs and cats exported from the 2005 Gulf Coast hurricane disaster area. J. Am. Vet. Med. Assoc. 231(2):218-25. 2007.

[25] LEVY, J.; SNYDER, P; TAVERES, L.; HOOKS, J.; PEGELOW, M.; SLATER, M.; HUGES, K.; SALUTE, M. Prevalence and risk factor for heartworm infection in cats from northern florida. J. Am. Anim. Hosp. Assoc. 39(6):533-7. 2003.

[26] LICKEY, A.; KENNEDY, M.; PATTON, S.; RAMSAY, E. Serologic survey of domestic felids in the Peten region of Guatemala. J. Zoo Wildl. Med. 36(1):121-3. 2005.

[27] LITTLE, S.; BIENZLE, D.; CARIOTO, L.; CHISHOLM, H.; O'BRIEN, E.; SCHERK, M. Feline leukemia virus and feline immunodeficiency virus in Canada: Recommendations for testing and management. Can.Vet.J. 52:849-855.2011.

[28] LITTLE, S.; SEARS, W.; LACHTARA, J.; BIENZLE, D. Seroprevalence of feline leukemia virus and feline immunodeficiency virus infection among cats in Canada. Can. Vet. J. 50:644-648. 2009.

[29] LUTZ, H.; ADDIE, D.; BELAK, S.; BOUCRAUT-BARALON, C.; EGBERINK, H.; FRYMUS, T.; GRUFFYDD-JONES, T.; HARTMANN, K.; HOSIE, M.; LLORET, A.; MARSILIO, F.; PENNISI, M.; RADFORD, A.; THIRY, E.; TRUYEN, U.; HORZINEK, M. Feline leukaemia. ABCD guidelines on prevention and management. J. Feline Med. Surg. 11(7):565-74. 2009.

[30] MARUYAMA, S.; KABEYA, H.; NAKAO, R.; TANAKA, S.; SAKAI, T.; XUAN, X.; KATSUBE, Y; MIKAMI, T Seroprevalence of Bartonella henselae, Toxoplasma gondii, FIV and FeLV infections in domestic cats in Japan. Microbiol. Immunol. 47(2):147-53. 2003.

[31] NAKAMURA, Y; NAKAMURA, Y; URA, A.; HIRATA, M.; SAKUMA, M.; SAKATA, Y; NISHIGAKI, K.; TSUJIMOTO, H.; SETOGUCHI, A.; ENDO, Y. An update nation-wide epidemiological survey of feline inmunodeficiency virus (FIV) infection in Japan. J. Vet. Med. Sci. 72(8):1051-1056. 2010.

[32] PALMERO, M.; CARBALLES, V. Leucemia Felina. Inmunodeficiencia felina. Enfermedades infecciosas felinas. 1th Ed. Espana, Navarra. Editorial SERVET. Pp. 8, 101-103, 118-119. 2010.

[33] PEREZ-ECIJA, R.; ESTEPA, J.; MENDOZA, F. Citologia sanguinea en pequenos animales. Hallazgos mas comunes y su interpretacion (IV). Alteraciones de la serie blanca. Rev. Argos. 118:48-52. 2010.

[34] SPADA, E.; PROVERBIO, D.; DELLA PEPA, A.; PEREGO, R.; BAGGIANI, L.; BAGNAGATTI DE G, G.; DOMENICHINI, G.; FERRO, E.; CREMONESI, F. Seroprevalence of feline immunodeficiency virus, feline leukaemia virus and Toxoplasma gondii in stray cat colonies in northern Italy and correlation with clinical and laboratory data. J. Feline Med. Surg. 14(6):369-77. 2012.

[35] SIEGEL, S. El caso de dos muestras. Estadistica No Parametrica. 2da Ed. Mexico. Editorial Trillas. Pp. 78, 143-155. 1979.

[36] VEGA, L. Inmunodeficiencia y Leucemia Viral Felina. Situacion Actual. En: Memorias del VII Congreso de Ciencias Veterinarias "Ano mundial Veterinario" "Bicentenario Acta de Independencia" III Congreso AVECAL. Maracay, Venezuela. Medicina Veterinaria Al Dia. Ano 1, No. 2. Pp 69-70. 2011.

Nancy Julieta Avila Pino (1) *, Omaira del Carmen Parra Maldonado (1), Liliana Teresita Barrios Mantilla (2), Maria del Rosario Bello Gil (2), Maria Lourdes Zambrano Guerrero (2) y Alberto Jose Gonzalez Reyes (3).

(1) Docente Facultad de Ciencias Veterinarias, Universidad del Zulia. (2) Auxiliar de Investigacion. (3) Practica Privada. * albnan@cantv.net
TABLA I
RANGOS NORMALES DE LOS VALORES HEMATOLOGICOS EN GATOS, UTILIZADOS
EN EL LABORATORIO DE DIAGNOSTICO DE LA POLICLINICA VETERINARIA DE LA
UNIVERSIDAD DEL ZULIA

Hcto       CGB     Plaquetas     PT    Linfocitos    Neutrofilos
                     (mil)       %          %             %
24-45     5500-     300-800     6-8       20-55         35-75
          19500

Hcto      Bandas    Eosinofilos    Monocitos    Basofilos
             %           %             %
24-45       0-3         2-12          1-4         raros

HCT: hematocrito, CGB: contaje de globulos blancos, PT:
proteinas totales.
COPYRIGHT 2015 Universidad del Zulia, Facultad de Ciencias Veterinarias
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2015 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Avila Pino, Nancy Julieta; Parra Maldonado, Omaira del Carmen; Barrios Mantilla, Liliana Teresita; B
Publication:Revista Cientifica de la Facultad de Ciencias Veterinarias
Date:Jul 1, 2015
Words:5794
Previous Article:Editorial.
Next Article:Distribucion de Vibrio spp. en agua y sedimento de estanques productores de camaron Litopenaeus vannamei cultivados con agua del lago de Maracaibo...
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2022 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters |