Printer Friendly

Prendas y penos en miranda de ebro a comienzos del siglo XIV.

RESUMEN

El documento No. 1 del libro 111 del Archivo Municipal de Miranda de Ebro es un cuadernillo de 19 hojas que contiene varias querellas presentadas por los vecinos de Miranda a Garcia Fernandez de Villamayor, adelantado mayor de Castilla, contra algunos merinos y ricos hombres que tomaban, contra derecho, distintos bienes de los vecinos de Miranda.

Los testimonios, datados entre 1301 y 1304, dan cuenta de las causas de las querellas y enumeran los bienes retenidos, fundamentalmente ganado, pero tambien telas, ropas y objetos de uso diario. Nuestro trabajo se propone describir y analizar esta especie de inventario, sobre todo desde el punto de vista linguistico, asi como compararlo con otros corpus coetaneos para dar cuenta de la distribucion geografica de las voces empleadas.

PALABRAS CLAVE

querellas--prendas--Garcia Fernandez de Villamayor--Miranda de Ebro

ABSTRACT

Document number 1 from the book 111 located at the Archivo Municipal in Miranda de Ebro is a 19 pages quire which includes several legal actions brought by the inhabitants of Miranda to Garcia Femandez de Villamayor, Chief Governor and Justice of Castille, against some merino breeders and wealthy men who were taking, against law, different assets from the inhabitants of Miianda. The testimonies, dated between 1301 and 1304, report the causes for the legal actions and list the assets withheld, mainly cattle, but also fabric, clothes and everyday objects. Our study pretends to describe and analize this sort of inventary, especially from the linguistic point of view, as well as to compare it with other contemporary corpora in order to see the geographic distribution of the words employed.

KEY WORDS

legal actions--pledges--Garcia Fernandez de Villamayor--Miranda de Ebro

Introduccion

Entre la documentacion de epoca medieval custodiada en el Archivo Municipal de Miranda de Ebro, se halla un cuadernillo de 19 hojas, con la signatura 01, Libro 111, escrito en gotica cursiva de albalaes, que recoge distintos testimonios, datados entre 1301 y 1304 en la misma villa (1). Contiene, ademas de tres cartas de personeria, varias querellas presentadas por los vecinos de Miranda a Garcia Fernandez de Villamayor, adelantado mayor de Castilla, contra algunos merinos y ricos hombres que habian tomado, contra derecho, distintos bienes de los vecinos de Miranda. Los hechos que se relatan en las querellas se situan entre 1296 y 1300 y reflejan como los recaudadores se apropiaban de animales ajenos y de otros objetos de valor, "simplificando por la fuerza--en palabras de Martin Martin (2002: 344)--el cobro de tributos".

Al margen de la importancia linguistica de la documentacion medieval burgalesa para la historia del castellano, el interes del documento reside precisamente en la relacion de las prendas tomadas, que constituye una suerte de inventario de algunos de los haberes de los habitantes de Miranda; las prendas van acompanadas, ademas, de su valor en moravedis, lo que permite hacer una estimacion, siquiera relativa, de todas ellas. Finalmente las referencias, no siempre expresadas, a las causas por las que se toman dan una idea bastante proxima de las cargas, obligaciones y responsabilidades que afectaban y condicionaban a los habitantes de la zona.

El testimonio

La parte del documento en la que nos vamos a centrar ocupa del folio 4 recto al 18 recto; contiene la querella presentada por los vecinos de Miranda al adelantado mayor de Castilla, fechada en diciembre de 1301, y los agravios de merinos y ncos hombres. Comienza asi:

"Sepan cuantos esta carta vieren como XXIII dias de deziembre, era de mili / e CCC e XXXIX anos, en Miranda, en el varrio de Sanicolas, ennas (2) eras, yo Miguel / Roiz, escrivano publico de la dicha villa, seyendo presente ante don Garcia Ferrandez de Vi/llamayor, adelantado mayor en Castiella, e ante los testigos que en fin d'esta / carta son escriptos, Joan Perez de la Fuente e Martin Diaz de la Buxada, vezinos de / Miranda, mostraron e fizieron leer un escripto de querellas que avian vezinos de Mi/randa de cavalleros e de otros omnes de la comarca, que es fecho en esta guisa: Don Garcia / Ferrandez, nos, los vezinos de Miranda que en este escripto de yuso somos escriptos, vos damos / por querella estas cosas que aqui son escriptas.

"En el mayo de la era de mili e CCC e / XXXIIII anos, levo Martin Ferrandez Trechuelo, de Pota<n>curi, de Lope Ochoa, una vaca con dos / noviellos, que valian CCC moravedis, e una asna con so pollino anal, que valia CXX moravedis. De / Martin Diaz de la Buxada, CXV ovejas e LX corderos, que valian mili DCCC moravedis, f. 4r, 1-12" (3).

A partir de aqui sigue la relacion de los vecinos de Miranda afectados y de los bienes embargados a cada uno, con el valor en que se estiman; la relacion va precedida por la fecha de la accion que se relata; al final puede aparecer o no la causa que la justifica.

Pendra, peyndra, es el nombre generico que en este testimonio se da al bien o a los bienes muebles que se sujetan a la seguridad o cumplimiento de una obligacion, que los demandados estan obligados a entregar como garantia; el verbo correspondiente es pendrar, peyndrar (4):

"E en el mayo de la era de / mili e CCC e XXXIX anos, los de Cellorigo (5), aviendo pechado los cuatro servicios / que al rey fueron mandados en Burgos e la moneda forera, con los de / Miranda, a los cogedores de Castiella e el servicio, cuanto segunt manda el / rey por sos cartas, los cogedores de Burueva e de Rioja, Lope Ferrandez e so / companero, pendraronles e tomaronles todo cuanto fallaron e, maguer les mostra/ron cartas del rey don Ferrando en que mandava e tenia por bien que pechassen / con los de Miranda a los cogedores de Castiella Vieja e los de Burueva e de Rioja / que les non demandassen ninguna cosa, non les quisieron fazer por ellas / e ovieron a remedirse e a pecharles por las pendras mili e CL moravedis / e mas una bestia que se perdio alla, que valia C moravedis. E en el agosto d'essa mesma / era, levaron mas pendra por el

servicio quinto e ovieronla a remidir (6) por CCXXX / moravedis, fol. 8v, 20-9r 7. "E XIX dias de marco, era de mili e CCCXLII anos, que les dio la peindra a los de Cellorigo Gomez Garcia, / por mandado de Sancho Garcia, tomoles XIX moravedis e dioles la otra peindra de lo de / Cellorigo, salvo cuatro bues que dizian que eran muertos e una mula de don / Pascual, que vale la mula de DCC moravedis a arriba. E an perdido e menoscabado los de Cellorigo / por esta peindra que rezo Sancho Garcia en las lavores e en las andadas e en los ga/nados, que valian mas cuando vinieron que cuando fueron, sin la mula e cuatro bues que tienen / alla, de mili e quinientos moravedis a arriba, fol. 14r, 12-18. "E otro dia ante les avia peindrado Sa/ncho Gonzalez, merino de Sancho Garcia, otras mulas que remidieron con el por / ocho fanegas de trigo e una de cevada, f. 14v, 15-17".

En una sola ocasion hallamos empendra, grafiado enpendra, forma de la que no encontramos otros testimonios, que presenta una derivacion paralela a empeno (7):

"El concejo embiaron dezir a don / Juan Rodriguez e a Martin Sanchez que omne fijo d'algo d'Alava non avia omezillo / e, cuando lo ovies, qu'el concejo non fueramos enna muerte ni I tovieramos y / culpa; e que nos mandasse dar nuestras pendras; e desi cuando demandasse a los / matadores, si nuestros vezinos fuessen, que les fariamos fazer complimien/to de fuero e de derecho; e si en essa razon o en otra del concejo ovie{23}ssen querella, que les dariamos fiadores de complir cuanto el rey mandasse o el / fuero. E d'esto non quisieron fazer ninguna cosa nin damos la empendra, f. 10r, 17-24".

Los bienes que se toman en prenda son de distinta naturaleza; por orden de frecuencia ocupa el primer lugar el ganado, seguido de tejidos y ropas, tanto personales como de casa, alimentos, utensilios diversos y armas.

Ganado

Tal y como acabamos de senalar, los animales destinados al trabajo, al consumo o produccion de alimentos y al transporte, constituyen el objeto mas frecuente de las prendas. Este hecho no es sino reflejo del alto valor de las cabezas de ganado en la sociedad de la epoca (8); su relacion incluye varias especies y las referencias especificas se repiten con frecuencia.

Los menos presentes en las enumeraciones son cabras, puercos y puercas:

"En el mayo de la era de mili e CCC e / XXXIIII anos, levo Martin Ferrandez Trechuelo [...] de / Domingo Perez de Rodenzo, seis ovejas e cabrasparidas con sos fijos, que valian XC moravedis [...] De Sancho / Martinez, cinco cabras que valian LXX moravedis. De Pero Ferrandez, dos ovejas que valian XXIIII moravedis. / De dona Joana, dos ovejas que valian XX moravedis. De Pero Martinez de Montoya, quinze / cabras e ovejas, que valian CLXXX moravedis, f. 4r, 18-24. "De Domingo Martinez de Varrio de Suso, una puerca que valia XX / moravedis, f. 9r 12-13.

"En el mes d'abril de la era de mili e / CCC e XXXIIII anos, levaron Joan Goncalez d'Angustiana e Sanchez de Puellas, de los moradores / del arrabal de San Francisco de Miranda e de otros de las villas d'Oron e / de Revenga, vezinos de Miranda, de LXXV fasta LXXX entre yeguas e bestias / mulares e bues e vacas que valian XII mili moravedis; e levaron mas, puercos e puer/cas de LXXX a noventa, que valian mili e D moravedis, f. 7v, 3-8".

Con mas frecuencia aparecen ovejas (9), corderos y carneros:

"De / Martin Diaz de la Buxada, CXV ovejas e LX corderos, que valian mili DCCC moravedis [...] De / Joan Perez, el de Martin Xemenez, doze ovejas con sosfijos, que valian CLXX moravedis. De Sancho / Martinez, cinco cabras que valian LXX moravedis. De Pero Ferrandez, dos ovejas que valian XXIIII moravedis. / De dona Joana, dos ovejas que valian XX moravedis. De Pero Martinez de Montoya, quinze / cabras e ovejas, que valian CLXXX. Moravedis, fol. 4r, 12-24. "De Sancho Perez, dos bues / e una asna e una vaca, que valian CCCC moravedis; e mas doze ovejas e / carneros, que valian CXL moravedis, fs. 4v 4-6".

El ganado vacuno incluye bue(s), vaca(s), noviello(s),--a, novilla anal y vezerro(s). Cabe destacar la presencia abundante y exclusiva de bue, bues (10), nunca buey, bueyes, y la alternancia de formas con mantenimiento de--ie-, noviello, noviella, y su reduccion, novilla (11):

"Catorze dias d'agosto, / la era de mili e CCC e XXXVII anos, levo Joan Urtiz de Frias, de la / Nave, de Goncalo Perez, una asna e un muleto e un bue que valian / CCC moravedis. E levo de Martin Perez de Caizedo, una asna e un / bue que valia CL moravedis. E de Martin, buerizo, (12) dos bues que valian CC moravedis / e una asna con dos pollinos que valian CLX moravedis. De Andres, dos bues / que valian CCLXXX moravedis e una asna que valia C moravedis [...] De Sancho Perez, una vaca con una noviella e un bue / que valian CCC moravedis. De Martin Perez de "Losa, tres bues e una vaca que / valian CCCC moravedis, fol. 6v, 13-22. "E tienen alla de Pero Perez del Valle XIX cabras e una asna e una vaca / e una novilla anal, f. 16r, 1-2".

Abundan las referencias a los equinos: rocin, yegua(s), potro, potra; asno(s), asna(s), pollino, pollina, pollino anal; mulo, mula(s), muleto, muleta(s), azemila(s).

"De Joan Goncalez, un mulo que valia CC e XXX moravedis. / De Miguel Sanchez, una yegua que valia CL moravedis. De Domingo Joan, tres / yeguas que valian CCC moravedis, fol. 5r, 10-12.

"En el mayo la era de mill e CCC / e XXXIIII anos, tomo Joan Sanchez de Castanares, en el camino de Santo Domingo, / de Juan Martinez de Salinas, vezino de Miranda, una azemila que valia CCCC / moravedis, en diziendo que avia querella del concejo de Miranda que fizieron prego/nar a unos sos parientes que non entrassen en la villa, fol. 8r, 23-24, 8v, 1-3.

"Catorze dias d'agosto, / la era de mill e CCC e XXXVII anos, levo Joan Urtiz de Frias, de la / Nave, de Goncalo Perez, una asna e un muleto e un bue que vallan / CCC moravedis, f.. 6v, 12-15".

Con mulo, mula se especifica en ocasiones que los animales mencionados estan destinados al transporte o desplazamiento de personas:

"Una mula de cavalgar con siella e con freno que valdria / DC moravedis, f. 10r, 2-3. Un mulo en que cavalgava, enseellado e enfrenado, que valia D moravedis, f. 4v, 20-21".

Se recogen ademas los sintagmas bestias asnales y bestias mulares en el sentido de 'ganado asnal' y 'ganado mular':

"En el mes d'abril de la era de mili e / CCC e XXXIIII anos, levaron Joan Goncalez d'Angustiana e Sanchez de Puellas, de los moradores / del arrabal de San Francisco de Miranda e de otros de las villas d'Oron e / de Revenga, vezinos de Miranda, de LXXV fasta LXXX entre yeguas e bestias / mulares e bues e vacas que valian XII mili moravedis, fol. 7r, 3-7.

"De la Nave, levo Sancho Garcia, diez dias del marco: de Pero Martinez de / Oroncillo, una yegua e dos bestias asnales. / De Domingo Perez Rehierta, una mula, f. 17r 1-3".

De la abundante informacion que nos ofrece el documento acerca del valor de los distintos tipos de ganado, queda claro que los animales que mas valor alcanzan son los de carga, azemilas, mulos, mulas y yeguas y ya detras vacas y bueyes, por debajo asnos y asnas y finalmente puercos, cabras y ovejas (13).

Tejidos y ropa

Otro apartado importante entre los bienes que se embargan lo constituyen los tejidos y las prendas de vestir. Dada la abundancia y variedad de testimonios, suponemos que los que se documentan serian habituales entre los habitantes de la villa de Miranda a comienzos del siglo XIV; esta suposicion parece confirmarse por el hecho de que tales testimonios sean coincidentes con los de otras fuentes peninsulares coetaneas.

La palabra pano ofrece el sentido generico que tiene en castellano medieval, con dos acepciones muy extendidas; por un lado, la de 'tejido elaborado con lana'; por otro, 'cualquier clase de vestidura' (Martinez Melendez 1989:137):

"En el mayo de la era de / mili e CCCXXXVI, en el camino de Bitoria, Martin Yanez d'Urrecho, omne de / Diago Furtado, corrio a Sancho, omne de Lope Perez de Mercado, fasta la casa / de Dia Roiz de Trespuentes e, dentro, enna casa, tomo. 1 una mula e cuatro / varas de valancina que avian costado L moravedis e LXXXV moravedis en dineros / e despues Lope Perez ovo la mula e non los dineros nin el pano, fol. llr, 17-22.

"En el julio de l<a> era de mili e CCC e XXXVI anos, levaron / Lop Yeneguez de Larrinca e so compana, del varrio de Sanicolas, de Martin Ximenez / e de Domingo Joan e de Pero Sanz CXV ovejas que valian mill DCC moravedis; e levaron / de casa dentro una garnacha de verde e un manto e una saya de / valancina e ropa blanca, que valdrian los panos e la otra ropa D moravedis, f. 10v, 1-5".

Los panos que hallamos mencionados de manera especifica son los que siguen:

"E en la cuaresma de la era / de mili e CCC e XXXV anos, tomo Martin Remirez, merino d'Iuda, en el camino de / Bitoria, de Lope Martinez, clerigo de Miranda, fi de Furtuno del Valle, un mulo / en que cavalgava, enseellado e enfrenado, que valia D moravedis e / cinco varas de blao e cinco de tornaire e XI de valancina reformada e / XIIII varas de valancina de la sisa nueva e una pena de cinco tiras / e siete varas de raz e una vara de bruneta prieta e una cinta / de seda e diez varas de lie<...> (14) bitoriano delgado e dos capas / pamplonesas, que valdria tal pano e tanto DCCC moravedis, sin el mulo, f. 4r, 18-24, 4v, 1-3".

Blao, 'tejido de lana azul', bien atestiguado entre los siglos XIII-XV (15). El DRAE todavia en 2011 recoge como tercera acepcion de la palabra 'Se decia de la tela de este color [azul]', y anade que tambien se usaba como sustantivo.

Bruneta (prieta), 'pano de color negro o muy oscuro', de calidades diversas; en opinion de Martinez Melendez (1989: 50-56), la bruneta fue en la Edad Media un pano de lana fino, aunque despues debio de convertirse en un tejido basto (16).

Tornaire, pano que debe su nombre a la ciudad en que se fabricaba, posiblemente Tonnerre (17).

Tambien la valancina es un tejido de lana, de varios colores, que debe su nombre al lugar en el que se fabricaba y del que se importaba, al menos en principio. Los panos de Valenciennes adquirieron una gran popularidad en los siglos XIII y XIV y, como ocurrio en el caso anterior y en otros, el nombre propio se convirtio en comun; ademas, las valancinas fueron imitadas en otros lugares, como en las ciudades francesas de Maubeuge y de Paris, si bien mantuvieron la denominacion de origen (Alfau 1969:177-179 y Martinez Melendez 1989: 147-150). Nuestro documento recoge, ademas de la denominacion generica, la valancina reforzada, que se fabricaba con multiples tramas y, sin ser inferior en cuanto a la calidad, era mas fuerte y de mayor duracion (ibidem).

Son asimismo abundantes los testimonios de tejidos de lanas procedentes de Arras, nombre propio que tambien se convirtio en comun, raz, que empezo a decaer en la segunda mitad del siglo XIV (18).

En la relacion se menciona una pena de cinco tiras, es decir, una 'piel (para forro o guarnicion)' (19).

Los adjetivos del color con que se tenian los panos pasaron a veces a convertirse, tras la perdida del sustantivo pano, en denominacion propia; es el caso de verde (20):

"En el julio de l<a> era de mili e CCC e XXXVI anos, [...] levaron / de casa dentro una garnacha de verde e un manto e una saya de / valancina e ropa blanca, que valdrian los panos e la otra ropa D moravedis, f. 10v, 1-5".

Ademas se nombran el pres, 'tejido de lana, azul oscuro a veces, con un matiz rojizo' (Alfau 1969:151) del que debieron de existir diversas calidades (21):

"En el mes de noviembre de la era de mili e CCC e XXXVII anos, to/maron los omnes de Martin Sanchez, el merino, e los porteros de Pancorbo, / de Martin Perez de Cellorigo, treze fanegas de trigo e dos de harina e tres / de havas e de yeros e cuatro cocedras e dos pellones e un pellote de /pres e l'otra ropa menuda e dos tocinos, que valdria D moravedis, f. 10v, 6-10".

Y el sayal, 'tela muy basta labrada de lana burda', parece que, al menos durante la Edad Media, el sayal fue un tejido basto y de poca calidad y, por consiguiente, de bajo precio (Sesma y Libano 1982:323 y Martinez Melendez 1989: 220-226):

"E levo mas en el noviembre de la / era de mili e CCC e XXXVI anos, Garcia Martinez de Pancorbo, de Joan / Perez, fi de Martin Lopez de Pota<n>curi, una mula con doze varas / de sayal e un cuero que valia CC moravedis, diziendo que lo levava por / el omeziello del omne de Pancorbo que dizian que mato Ferrant Yeneguez, f. 7r, 15-19".

Finalmente, hallamos una sola mencion a la seda con el sentido de 'hilo o tejido de seda', concretamente en el sintagma cinta de seda (22).

Frente a la variedad de tejidos que se nos presentan, son bastante escasas las alusiones a la indumentaria. Entre los sobretodos, estan el manto y la capa:

"E levo mas de Pota<n>curi, de las casas de Oron, / capas e sayas e lanzas e dardos e qapatos e otras cosas que valian CC moravedis, f. 4v, 1-2".

En el caso de las capas, hallamos en dos ocasiones mencion expresa de su procedencia, en los sintagmas capa duranguesa y capa pamplonesa (23):

"E en el / camino de Bitoria, a Joan de Ariniz, en el deziembre de la era de mili e CCC/XXXVII anos, tomaron Ochoa, fi de Enego Furtado, e otros tres sos compa/nas, a Pedro, fi de Pero Lopez, el camizero, vezino de Miranda, CL moravedis en / dineros e una capa duranguesa que valia XXV moravedis, f 11r, 22-26.

"E / en esse abril mismo, tomo Joan Yeneguez el dicho, de los moradores del varrio / de Sanicolas de Miranda, LXXXV entre puercos e puercas que valian mili / e CCC moravedis, en diziendo que lo tomava por cuatro capas plamplonesas que per/dieron los sos omnes en la feria de Miranda, cuando pelearon los de Bitoria con / los de Miranda, e embiaronle prometer fiadores el concejo de complir de / derecho, por fuero o por omnes bonos, e non gelos quiso recibir, f. 8r, 4-9".

El capusayo o capisayo era al parecer una prenda humilde y basta (Bernis Madrazo 1955: 23) (24). Aut., s.v. capisayo, lo describe como 'vestidura corta a manera de capoti llo abierto, que se viste por la cabeza como la sotana cerrada, y sirve como capa y sayo j untamente':

"De Potancuri [...] De Joan Perez, fi de Domingo Yefieguez, levaron dos yeguas e un capussa/yo que valia ocho moravedis; e las yeguas remidiolas por XX moravedis / e el capussayo tienenlo alla, f. 16v, 6-10".

Se menciona el capirote una sola vez, como prenda que cubre la cabeza de un nino, en este caso concreto (25):

"Remembranca de los males que an tomado los vezinos de Miranda de los meri/nos de don Garcia Ferrandez, adelantado mayo<r> en Castiella, desque el merino aca Pero / Diaz, de Rio Cereso, so merino en Burueva e en Rioja, priso a Martin Perez el ca/lvo, de Cellorigo, e aso muger, achacandolos que el capirote que traia en la ca/beca un so rijo de un afio que semejava dei manto que perdio la nieta de don / Peidro el calvo de Ameyugo [...] e trexolos siete dias en la cadena, f. 14r, 1-7".

Entre los trajes o ropas de encima se contaban el pellon, el pellote y la garnacha (Bernis 1955: 20-21). Los diccionarios academicos consideran que no hay diferencia de significado entre pellon y pellote (26) y, por tanto, aunque son mucho mas abundantes las menciones ai segundo (27), hemos de pensar que en los dos casos se trata de una prenda usada por hombres y mujeres de toda condicion, caracterizada por tener dos grandes aberturas laterales que descubrian gran parte dei torso y de las caderas; podia tener forro de piei, de tela o carecer de forradura (Bernis 1955:21 y Martinez Melendez 1989: 129, nota 5):

"E levo / mas ropa de las casas, un pellote de una muger e una lanca e un pellon / que valia C moravedis. E dizia que lo levava esto por razon que avia querella Ferrant / Perez Axari, vezino de Bitoria, de Lope Martinez de la Buxada e de sos / hermanos, fol. 4v, 7-11".

"En el mes de noviembre de la era de mill e CCC e XXXVII anos, to/maron los omnes de Martin Sanchez, el merino, e los porteros de Pancorbo, / de Martin Perez de Cellorigo [...] cuatro cocedras e dos pellones e un pellote de / pres e l'otra ropa menuda e dos tocinos, que valdria D moravedis, f. 10v, 6-10".

A la misma categoria de trajes pertenece la garnacha, traje amplio y suelto cuyas mangas formaban cuerpo con el resto del vestido (Bernis 1955: 23); de uso mas general en la Edad Media, se convirtio conel paso del tiempo en vestidura de respeto, quedando reservada para determinados personajes y oficios (28):

"En el jullo de l<a> era de mill e CCC e XXXVI anos, levaron / Lop Yefieguez de Larrinca e so compafia, del varrio de Sanicolas, de Martin Ximenez / e de Domingo Joan e de Pero Sanz CXV ovejas que valian mill DCC moravedis; e levaron / de casa dentro una garnacha de verde e un manto e una saya de / valancina e ropa blanca, que valdrian los panos e la otra ropa D moravedis, f. 10v, 1-5".

En cambio, la saya era la primera prenda que vestian hombres y mujeres sobre la camisa; segun la descripcion de Bernis (1955: 20), durante el siglo XIII y principios del XIV, era mas o menos larga, podia ser ablusada o ajustada y tenia mangas estrechas (29).

No faltan, entre los objetos que se toman en prenda, ropas y enseres de la casa, tal y como muestran las referencias a la ropa blanca (30) y a las cocedras o colchones (31):

"En el jullo de l<a> era de mill e CCC e XXXVI afios, levaron / Lop Yeneguez de Larrinca e so compafia, del varrio de Sanicolas, [...] de casa dentro una gamacha de verde e un manto e una saya de / valancina e topa blanca, que valdrian los panos e la otra ropa D moravedis, rol. 10v, 1-5.

"En el mes de noviembre de la era de mill e CCC e XXXVII anos, to/maron los omnes de Martin Sanchez, el merino, e los porteros de Pancorbo, / de Martin Perez de Cellorigo, treze fanegas de trigo e dos de harina e tres / de havas e de yeros e cuatro cocedras e dos pellones e un pellote de / pres e l'otra ropa menuda e dos tocinos, que valdria D moravedis, f. 10v, 6-10".

Alimentos

Como puede observarse, en este ultimo fragmento tambien se llevan en prenda alimentos, trigo, harina, havas y yeros (32); en otros casos se nombran tocinos, pixotas secas (33) o pan cocho.

"Por la cuaresma de la era de / mill e CCCXXXIX afios, tomo Sancho Perez de Foronda, cabo B<ito>ria, a Miguel Perez, / clerigo de sant Joan de Miranda, pano que traia e un par de capatos / que costo ocho moravedis e dos pares de pixotas secas que costaron VI moravedis / e nunca gelo quiso dar fasta que remidieron el pafio por LX e dos moravedis; e / retovo en si los capatos e las pixotas deziendo que gelo tomava por / querella que avia de Lope Martinez de la Buxada e de sos hermanos, foi. 1 lv, 18-23-12r, 1.

"E seis dias dei dicho marco, levo Goncalo Garcia de la Morcuera bues e / bestias que y, fallo; e quebrantando las puertas de las casas, levaron ende / tres la<n>cas e dos dardos e capatos e una capa e pan cocho (34), cuanto fallaron, que podia valer de / doze a catorze moravedis la capa; e de las bestias e bues, las tres fueron remididas / con los sos omnes por XIIII moravedis e lo al fue remidido con Goncalo Garcia mes/mo por LXXXVI moravedis e las lancas e dardos e capatos e capa tienen/selo alla, f. 15r, 9-15".

Utensilios diversos y armas

Un ultimo apartado de prendas engloba distintos utensilios y armas arrojadizas. Entre los primeros se cuenta la limosnera, 'bolsa con dinero para dar limosnas' (35).

"E onze / dias de setiembre de la era de mill e CCC e XXXVI anos, Gomez d'Arcunie/ga e Joan Ochoa de Sumelco e Joan de Montoria tomaron a Lope Perez de Mercado, / ai so omne en Verantevilla, dos mulas con dos sacos e dos cinchos e una / <l>anca e una limosnera con CXVIII moravedis e cuatro sueldos e medio, que valia todo / esto de mill moravedis arriba, f. 9v, 17-22".

Objetos usados para el almacenaje o la conservacion de alimentos o liquidos, como odres, sacos y cinchos:

"E en el abril / de la era de mili e CCC e XXXIIII anos, tomo Enego Perez d'Aztovica, de / Pero Micolas e de Martin Xemenez, ocho fanegas e media de trigo e dos sacos e / dos cinchos, que valdria todo XC moravedis; e dizia que lo tomava porque a / Pero Roiz de Mantovite ovieron tomado en Miranda una carga de cevada; / e el alcalle de Miranda dizia que lo tomo Nicolas, merino de Pero Yeneguez, merino, esso e al, por car/tas del rey que entregava de los alaveses a Semuel de Bilforado, Col. 8r, 13-19. En el agosto, la biespera de sant Llorente de la era de mili / e CCC e XXXVI anos, [...] tomaron Joan Martinez de / Comunion e Sancho Perez de Chincheto e Pero Urtiz, omne de Joan Martinez, a Martin / Garcia de Mercado, vezino de Miranda, dos mulas con dos cargas de trigo e / XXX moravedis en dineros e seis odres sin vino, que valia esto mili moravedis. / E levaron a Martin Garcia preso e tovieronlo en el monte de Tolono dos dias e / dos noches preso, atado a una alzina (36), f. 10r, 3-9".

Finalmente, instrumentos cortantes y armas, como cuchillos, lanzas y dardos (37):

"E en el / camino de Bitoria, a Joan de Ariniz, en el deziembre de la era de mill e CCC/XXXVII anos, tomaron Ochoa, fi de Enego Furtado, e otros tres sos compa/nas a Pedro, fi de Pero Lopez el carnizero, vezino de. Miranda, CL moravedis en / dineros e una capa duranguesa que valia XXV moravedis e un cuchillo que valia / cuatro moravedis, en diziendo que gelo <t>omava por pendra de Salinas e el / dissoles que era de Miranda e non de Salinas e nunca. 1 valio ninguna / cosa, Col. 11r, 22-26, 11v, 1-3.

"E levo mas de Pota<n>curi, de las casas de Oron, / capas e sayas e lanzas e dardos e capatos e otras cosas que valian CC moravedis, f. 4v, 1-2".

Hemos podido comprobar a lo largo de la exposicion como la descripcion de las prendas es acorde, en esta parcela, con otros testimonios medievales; es decir, no encontramos voces caracteristicas o exclusivas de un area geografica especifica sino usos que parecen extendidos por amplias zonas del dominio castellano.

Causas

En la mayor parte de las querellas se especifica la causa que aducen merinos y ricos hombres para justificar sus aprehensiones. Por un lado, se alude a distintos tipos de querellas, tuertos, fiaduras, delitos y las penas que llevan aparejadas, como en el caso del omeziello (38), o de quebrar camino (39); por otro lado, se mencionan reclamaciones en la entrega de servicios, contribuciones e impuestos, especialmente defonsadera, pero tambien de yantar y moneda.

"E dizia que lo levava esto por razon que avia querella Ferrant / Perez Axari, vezino de Bitoria, de Lope Martinez de la Buxada e de sos / hermanos. E Ferrant Perez, andando y con Martin Ferrandez en todo, e Lope Martinez e / sos hermanos dizian que. 1 cumplirian a Ferrant Perez cuanto el fuero man/dasse o omnes bonos. E Ferrant Perez nunca lo quiso recibir, f. 4r, 9-13.

"En dizien/do que lo levava por querella que don Joan Rodriguez avia de los de Miranda. E / en el agosto de la era dicha, legaron gente del concejo de Miranda al cabo / de La Bastida por el ganado dicho que andava y e salieron Sanchez de Puellas / e su gente e metieron todo el ganado al castiello de La Bastida e apellidosse / con gente de San Bicente e de la Sosierra e corrieron en pos los de Miranda / por los matar fasta que los passaron en Ebro contra Haro, fol. 7v, 19-25.

"E en el mayo la era de mili e CCC / e XXXIIII anos, tomo Joan Sanchez de Castanares, en el camino de Santo Domingo, / de Juan Martinez de Salinas, vezino de Miranda, una azemila que valia CCCC / moravedis, en diziendo que avia querella del concejo de Miranda que fizieron prego/nar a unos sos parientes que non entrassen en la villa, f. 8r, 23-24 8v, 1-3".

"Diziendo que lo levava por / el omeziello del omne de Pancorbo que dizian que mato Ferrant Yeneguez. / E Ferrant Yeneguez dava fiadores de complir cuanto el fuero man/das a aquella querella e Garcia Martinez non gelos quiso recibir, fol. 7r, 18-21. E cinco dias de marco, era de mili e CCC e XLII anos, Roy Goncalez, meri/no de Sancho Garcia, priso a Martin Martinez de Cellorigo, achacandolo que quebraron camino por / que peindro en la Morcuera a Nicolas de Santo Domingo un rocin, aviendo fecho querella ante / los alcalles de Santo Domingo por tuerto que y, recibia e porque. 1 non fizies perder / el camino Nicolas que. 1 dio un &lt;p&gt;ellote que tovies por peindra en logar / del rocin. E trexolo ocho dias preso, non le valiendo fiadores de cuanto / el so fuero mandas nin de cuanto el rey. E menazandolo que lo enforcaria, ovosse a redimir / con Roy Goncalez por quinientos moravedis e de cient e L moravedis a arriba que. 1 costo carcela/je e espensa que rizo el e omnes que anadavan a Roy Goncalez e a Sancho Garcia, prometi/endo fiadores de cumplir de so fuero por el e non li valieron, f. 14r, 19-22 14v, 1-6.

"E diziendo / Martin Sanchez e Joan Martinez de Rojas que lo levavan por mandado de don Juan / Afonso, por razon de la fonsadera que gela puso don Pelegrin de Li/mojas, que era cojedor en el obispado de Calahorra, en cuenta de / so soldada. E el concejo embio. 1 mostrar privillejo del rey como / non devianfonsadera e carta del rey don Ferrando en que mandava / que, pues los de Miranda non fueron en mandar la fonsadera, que non les / demandasse ninguna cosa por ella. E don Joan Alfonso e Martin Sanchez e / Juan Martinez non quisieron fazer ninguna cosa por el privillejo nin por la / carta, nin don Pelegrin, f. 6r, 9-18.

"E / en el setiembre de la era de mili e CCC e XXXVII anos, los cozineros de don / Lope levaron de la Nave IX ovejas de Sancho Perez e de Martin de Losa, que valian / CC moravedis, diziendo que las levavan porque. 1 non dieron yantar en Miranda, f. 9r, 21-24.

"E en el mayo de la era de / mili e CCC e XXXIX anos, los de Cellorigo, aviendo pechado los cuatro servicios / que al rey fueron mandados en Burgos e la moneda forera, con los de / Miranda, a los cogedores de Castiella e el servicio, cuanto segunt manda el / rey por sos cartas, los cogedores de Burueva e de Rioja, Lope Ferrandez e so / companero, pendraronles e tomaronles todo cuanto fallaron e, maguer les mostra/ron cartas del rey don Ferrando en que mandava e tenia por bien que pechassen / con los de Miranda a los cogedores de Castiella Vieja e los de Burueva e de Rioja / que les non demandassen ninguna cosa, non les quisieron fazer por ellas / e ovieron a remedirse e a pecharles por las pendras mili e CL moravedis / e mas una bestia que se perdio alla, que valia C moravedis. E en el agosto d'essa mesma / era, levaron mas pendra por el servicio quinto e ovieronla a remidir por CCXXX / moravedis, f. 8v, 20-25 9r, 1-7.

"En diziendo Joan Ferrandez que lo levava por razon de la / moneda e el concejo mostrando cartas del rey que, pues el concejo / non fueron en mandar la moneda que gela quitava, e Joan Ferrandez / non quiso fazer por ellas, f. 5r, 13-16".

El lexico juridico que contienen estos testimonios vuelve a mostrar coincidencia con el contenido en documentos coetaneos de distintas zonas castellanas, y es usual en los diplomas de cancilleria real de la segunda mitad del siglo XIII y principios del XIV (40). Ciertamente, se trata de un tipo de lexico muy fijo en lo referente a instituciones y obligaciones que guardan relacion o dependen directamente del poder real, pero que tambien permite ver usos locales, si los hay, aunque no es este el caso.

Conclusion

Nuestro trabajo sobre la documentacion medieval de Miranda de Ebro esta en su fase inicial, de manera que no podemos extraer conclusiones, salvo que les atribuyamos un caracter provisional. Este texto solo pretende ser una muestra del comienzo de un proyecto. El motivo por el que nos hemos planteado su estudio es el desconocimiento de los testimonios conservados en una zona tan importante en la formacion de nuestra lengua y del registro escrito medieval, el norte de Burgos. La situacion geografica de Miranda, tan proxima a las areas del castellano del Pais Vasco (y en menor medida, al euskera), al riojano, o al navarro, areas no uniformes en cuanto a las tradiciones medievales de escritura, nos parece interesante por si misma. La documentacion burgalesa en general, y sobre todo la de la zona norte, merece una atencion inmediata en las epocas medieval y renacentista desde el punto de vista linguistico. El documento analizado no presenta caracteristicas linguisticas particulares, salvo algunas grafias presentes en zonas del norte de Burgos, con una extension que no podemos precisar de momento, pero que desde luego no son de caracter general en amplias areas del castellano. No obstante, se trata de un solo testimonio con un contenido tematico limitado desde la perspectiva linguistica. Creemos que la edicion y el estudio de los documentos de Miranda de Ebro nos permitira acceder a la informacion necesaria para reconstruir un area linguistica de gran trascendencia en el pasado (41). Esperamos que sean tambien utiles a los historiadores, sin cuya colaboracion resulta mucho mas dificil el trabajo de los historiadores de la lengua. En este sentido, como en tantos otros, ha destacado Ma Estela Gonzalez de Fauve, siempre dispuesta a compartir sus conocimientos y su rigor cientifico con la sencillez, la generosidad y el entusiasmo que la caracterizan.

BIBLIOGRAFIA

ALFAU DE SOLALINDE, J., Nomenclatura de los tejidos espanoles del Siglo XIII. Madrid, Anejo XIX del Boletin de la Real Academia Espanola, 1969.

ALONSO, M., Diccionario Medieval Espanol. Salamanca, Universidad Pontificia de Salamanca, 1986, 2 vols.

ALVAREZ BOROE, I., La Plena Edad Media. Siglos XII-XIII. Madrid, Sintesis, 2003.

BERNIS MADRAZO, C., Indumentaria medieval espanola. Madrid, Instituto Diego Velazquez del Consejo Superior de Investigaciones Cientificas, 1955.

BONACHIA, J. A., El senorio de Burgos durante la Baja Edad Media (1255-1508). Valladolid, Universidad de Valladolid, Secretariado de Publicaciones, 1988.

CANTERA BURGOS, F. y ANDRIO GONZALO, J., Historia medieval de Miranda de Ebro. Miranda de Ebro, Fundacion Cultural Profesor Cantera Burgos, 1991.

CEJADOR, J., Vocabulario medieval castellano. Madrid, Visor Libros, 1990.

COROMINAS, J. y PASCUAL, J. A., Diccionario critico etimologico castellano e hispanico (DCECH). Madrid, Gredos, 1980-1991, 6 vols.

COVARRUBIAS, S. DE, Tesoro de la Lengua Castellana o Espanola. Barcelona, S. A. Horta [1611] (1943).

GITHE (Grupo de Investigacion de Textos para la Historia del Espanol): Banco de datos (CODEA) [en linea]. Corpus de Documentos Espanoles Anteriores a 1700. [Ultima consulta 12/06/2011].

GUAL CAMARENA, M., Vocabulario del comercio medieval: coleccion de aranceles aduaneros de la Corona de Aragon (siglos XIII y XIV). Tarragona, Publicaciones de la Diputacion Provincial, 1968.

JIMENEZ HERREROS, J., Catalogo Documental de Miranda de Ebro y su tierra (1099-1500). Miranda de Ebro, Instituto Municipal de la Historia, 2000.

LLOYD, P. M., Del latin al espanol. L Fonologia y morfologia historicas de la lengua espanola. Madrid, Gredos, 1993.

MARTIN MARTIN, J. L., "Los escenarios de lo cotidiano en la Edad Media: el caso de Miranda de Ebro", en PENA PEREZ, F. J. (coord.), Miranda de Ebro en la Edad Media. Miranda de Ebro, Ayuntamiento, 2002, pp. 327-356.

MARTIN VISO, I., "Miranda de Ebro y su comarca en la Plena Edad Media (siglos XI-XIII): formacion, desarrollo y consolidacion de la villa", en PENA PEREZ, F. J. (coord.), Miranda de Ebro en la Edad Media. Miranda de Ebro, Ayuntamiento, 2002, pp. 127-155.

MARTINEZ MELENDEZ M. del C., Los nombres de tejidos en castellano medieval. Granada, Universidad de Granada, 1989.

MENENDEZ PIDAL, R., Manual de gramatica historica espanola. Madrid, Espasa-Calpe, 1973, 14a ed.

PENNY, R., Gramatica historica del espanol. Barcelona, Ariel, 1993.

PHARIES, D., Diccionario etimologico de los sufijos espanoles. Madrid, Gredos, 2002.

REAL ACADEMIA ESPANOLA. Diccionario de Autoridades (Aut.). Madrid, Gredos, Edicion facsimil, [1726] (1984), 3 vols.

REAL ACADEMIA ESPANOLA. Diccionario de la Lengua Espanola (DRAE). Madrid, Espasa Calpe, 2001, 22a ed.

REAL ACADEMIA ESPANOLA. Nuevo tesoro lexicografico de la lengua espanola (Ntlle) [en linea] <http://buscon.rae.es/ntlle/SrvltGUILoginNtlle> [ultima consulta 12/06/11]

REAL ACADEMIA ESPANOLA. Banco de datos (CORDE) [en linea] Corpus diacronico del espanol. <http://www.rae.es> [ultima consulta 28/06/11]

RILOVA PEREZ, I., "La vida cotidiana en la Edad Media: Miranda de Ebro y su comarca", Estudios Mirandeses XXVII, A, 2007, pp. 81-102.

SANCHEZ GONZALEZ DE HERRERO, Ma. N. y HERRERA, Ma. T., Diccionario espanol de Documentos alfonsies (DEDA). Madrid, Arco Libros, 2000.

SESMA MUNOZ, J. A. y LIBANO ZUMALACARREGUI, A., Lexico del comercio medieval en Aragon (siglo XV). Zaragoza, Institucion Fernando el Catolico, 1982.

* Trabajo realizado en el marco del Proyecto de Investigacion financiado por el Ministerio de Ciencia y Tecnologia, FFI2010-15144, y por la Junta de Castilla y Leon, SA024A11-1, cuyo titulo es Variacion linguistica en la documentacion de Castilla y Leon. Los Documentos de Miranda de Ebro. Edicion y Estudio. El proyecto esta aun en fase inicial.

MARIA NIEVES SANCHEZ GONZALEZ DE HERRERO

Universidad de Salamanca

(1) Los temas, enumerados por orden de aparicion, son los siguientes: 1) Varios vecinos de Miranda nombran personeros a Juan Perez de la Fuente y a Juan Lopez de Mercado, vecinos tambien de Miranda (1301, diciembre, 23). 2) Juan Perez y Juan Lopez, vecinos de Miranda, nombran personeros a Lope Martinez de la Buxada, alcaide de Miranda, y a Garcia Martinez de Mercado (1301, diciembre, 28). 3) A continuacion de la carta anterior comienza otra que sigue con el tema de la personeria pero se interrumpe al terminar el folio; la continuacion, descolocada, se halla en el folio 18r. En esta Juan Perez y Juan Lopez, vecinos de Miranda, nombran personeros a Lope Martinez de la Calle, a Garcia Martinez de Mercado, a Pero Perez y a Pero Perez de Orduna (1302, enero, 15). 4) Sigue el traslado de la querella presentada por los vecinos de Miranda a causa de los agravios cometidos por los merinos (1301, diciembre, 23). 5) Tras la querella hay una serie de anotaciones breves de agravios de merinos, que se situan en fechas proximas, 1303 y 1304. 6) Finalmente, aparece el traslado de una carta de los personeros de las villas de la hermandad de Castilla sobre prendas (1302, febrero, 1). Los documentos se escribieron en Miranda de Ebro y en todos los casos aparece Miguel Roiz como escrivano publico de Miranda. El documento fue publicado por Cantera y Andrio (1991: 389-405) y su lectura mantiene el orden del cuadernillo, sin ninguna indicacion de donde enlazan las hojas mal colocadas; nuestra lectura no es coincidente en varias ocasiones. Jimenez Herreros da noticia de la carta de seguro (2000: No. 110).

(2) Ena. enas, con lineta, aparece varias veces en el documento, alternando con en la, en las, mas abundante; nunca enos. No se trata de un caso aislado, pues lo encontramos en varios documentos mirandeses de finales del XIII y comienzos del XIV, entre ellos los que corresponden a la escribania de Miguel Roiz, escrivano publico de Miranda. Cantera y Andrio (1991: 389-405) editan directamente en la(s), sin ningun tipo de aclaracion o nota.

(3) Ofrecemos nuestra lectura en presentacion critica de acuerdo con los criterios de edicion de la red CHARTA, disponibles en http://www.charta.es [ultima consulta en junio de 2011]. Marcamos mediante / la separacion de lineas y al final de cada cita damos como referencia el folio y las lineas que corresponden al original.

(4) Sobre el origen de la palabra pendra, primitivamente penora, del latin PIGNORA, plural de PIGNUS, asi como para testimonios medievales de las variantes peyndra, pendra, prenda, cfr. DCECH s.v. prenda. Las variantes con y, peyndra, peyndrar, siempre con grafiayn, nunca in, aparecen solo a partir del fol. 14r, no antes; es posible que se trate de una realizacion palatal.

(5) Sobre la villa de Miranda de Ebro y su territorio entre los siglos XI-XIII, puede verse Martin Viso (2002: 154). Tambien Bonachia (1988: 70-71) recoge las aldeas de Miranda segun el Becerro de las Behetrias. Por su parte, Rilova Perez (2007) ofrece una nomina no exactamente identica que incluye 13 localidades proximas que constituyen el territorio o alfoz de Miranda en la Edad Media.

(6) Remidir, con metatesis, por redimir, es lo habitual en el documento con 27 apariciones (remidir, remidio, remidieron, remidido, remididas), mas una de remedir y unicamente dos de redimir. El DCECH, s.v. redimir, recoge ya en Berceo remidio por redimio y anade, entre otros testimonios, remedir, remiir, remir, remeir en los Fueros aragoneses de Tilander.

(7) No hallamos la forma en CORDE ni en CODEA. En el documento estudiado no aparece el antiguo penos, 'prenda', del latin PIGNUS, pero si el derivado empenar:. "Retovo una vaca en si, e que valdria / C moravedis, e una yegua, que yazia empenada por trenta e / cinco moravedis, diziendo que lo levava por razon de la fonsadera", fol. 6r, 20-22. "E en el setiembre la era de mili e CCC e XXXVIII anos, Vela Xemenez, alcayat / de Santa Gadea, e Joan Xemenez, so hermano, tomaron una bestia de Martin de Losa / e empenaronla en Santa Gadea por XL moravedis", fol. 9r, 19-21. Recordemos tambien la existencia de emprestido, emprestar, etc., cfr. DCECH, s.v. prestar.

(8) Al resaltar la importancia de las cabezas de ganado en la vida diaria de la Miranda medieval, Martin

Martin (2002: 343-344) senala que "eran consideradas objetivo preferido de cuatreros y maleantes [...] Y entre los maleantes se encontraban en ocasiones personajes de alcurnia [...] En otras ocasiones fueron los recaudadores los que se apropiaron animales ajenos, simplificando por la fuerza el cobro de tributos".

(9) La palabra oveja aparece en la mayor parte de las ocasiones escrita oueija, y menos oueyja (32 apariciones, frente a 2); es decir ij, a veces yj, en general con signo circunflejo inverso superpuesto, es la grafia para representar el fonema prepalatal fricativo sonoro, o similar: coijedor (alternando con cogedores, muchas veces abreviado, cogrs), 'recaudador', Rioija. Espeijo (en el camino cabo Espeijo, fol. 8v, 4). limoijas (don Pelegrin de Limoijas, que era coijedor en el obispado de Calahorra, fol. 62, 11-12), almaijerizo (E remidio Andres el almaijerizo cinco cabras por XIX moravedis e medio, rol. 15r, 20; sobre el alaves almaje, 'hato de ganado mayor perteneciente a todos los vecinos de un pueblo', cfr. DCECH, s.v. alimana), carcelaije, uieija, priuilleijo, truijamanes, aijuntaron, conceijo, etc.; mas raro, yj: oueyjas.

(10) Penny (1993: 127) senala que hubo unos cuantos sustantivos medievales que no se ajustaban a los patrones habituales del vocalismo final. "Los casos mas importantes son buei (<BOVE), lei (LEGE), rei (<REGE), cuyos plurales eran al principio regulares fonologicamente (pero morfologicamente irregulares): bueis (BOVES), leis (LEGES), reis (REGES); durante la Edad Media, estas formas aberrantes se acomodaron a la clase de e/cons., mediante la remodelacion de su plural en bueyes, leyes, reyes. Menendez Pidal (1973: 79-80) apunta que, a diferencia de rey, grey, ley, hoy o buey, en las que--E pasa a--I al quedar en hiato con la tonica, "las formas leonesas antiguas ree. lee, oe, buee, conservan la etapa primitiva, a la que

sucedio la semivocalizacion de la--e en hiato". Los corpus consultados (CORDE y CODEA) ofrecen abundantes ejemplos de buey bues en documentos occidentales hasta 1500, aunque no son menos abundantes los que proceden de Burgos y se extienden, ya con menos intensidad a juzgar por los testimonios disponibles, por Palencia, Valladolid, Segovia o Guadalajara. Entre ellos, documentos de los siglos XIII-XV pertenecientes a los archivos de las catedrales de Leon y Salamanca, monasterio de Sahagun, fueros de Alba de Tormes, Caceres, Salamanca, Usagre o Zamora; en la documentacion del concejo de Castro Urdiales. Abundantes ejemplos en documentos de los monasterios de Ona y Silos, en los fueros de Burgos, Brihuega o Sepulveda. El CORDE atestigua su presencia en alguna ocasion en la IV Parte de la General Estoria, en documentos alfonsies destinados al concejo de Burgos y a Andalucia, en la Traduccion de las Decadas de Tito Livio de Pedro Lopez de Ayala o en los Sermones de san Vicente Ferrer.

(11) En general predominan en el documento las formas con mantenimiento de--ie--ante--II-, Castiella, omeziello, noviello, con 20 apariciones frente a cinco casos de reduccion, Castilla, omezillo, cuchillo y 2 veces novilla. Sobre la reduccion--iell--ill-, sus causas y la cronologia del fenomeno en la zona burgalesa, cfr. Lloyd (1993: 504-505).

(12) No hallamos ni en el CORDE ni en el CODEA testimonios medievales de buerizo, si de boyerizo, en los fueros de Cuencua y Alarcon; formacion paralela, sobre el habitual bue, a porquerizo, vaquerizo, o yeguerizo, yuguerizo, bien atestiguados en la Edad Media; cfr. DEDA, s.v. porquerizo, vaquerizo, yeguerizo. Pharies (2002: 375-376) considera una innovacion hispanorromanee el uso de--izo "para denominar encargados de animales, cf. yeguarizo [1335], var. yeguerizo [1490] (yeguero) [...] cabrerizo [1495] (cabrero), asnerizo [1495] (asno, con interfijo) y caballerizo [1495] (caballo, con interfijo).

(13) Un promedio para cada uno de ellos es el siguiente: una azemila oscila entre 300 y 400 moravedis; mulos y mulas entre 130 y 150, pero con silla y freno aumenta considerablemente su valor, hasta 500 y 600 moravedis; unayegua se valora en tomo a 150 maravedis; una vaca, 120; un bue, entre 100 y 130; asnos y asnas entre 65 y 80; puercos, en torno a 20; una cabra. 14; una oveja, entre 10 y 12.

(14) Un pequeno roto impide la lectura de la palabra.

(15) Martinez Melendez (1989: 44-48) ofrece muchos ejemplos de su uso y dice que los blaos eran tejidos de calidad corriente, a juzgar por las tasaciones que se hacen de ellos en la Baja Edad Media, aunque a finales del siglo XIII se importaron diversas calidades de blaos. Tambien Alfau (1969: 57-59) afirma que el blao fue muy comun por lo menos hasta el siglo XV. "Lo unico que puede confirmarse--termina--es el hecho de que blao corresponde a unos tejidos de lana, probablemente de un azul grisaceo, fabricados en Flandes y en la Champana, algunos de los cuales eran a rayas". El CORDE ofrece 33 ejemplos de blao hasta 1500, aunque solo 3 de ellos se refieren al pano; entre 1500 y 1600 solo 2 apariciones y referentes al color; entre 1600 y 1700, se halla blao, tejido, solo en el Vocaulario de refranes y frases proverbiales de Gonzalo Correas.

(16) DCECH, s.v. bruno, recoge bruneta, ant. 'pano negro'. Covarrubias, s.v. brunete, 'cierto pano basto de color negra no fina'. Cejador, s.v. bruneta, 'pano muy pardo'. Sesma y Libano, s.v. bruneta, 'tejido de lana de calidades diversas, tenido en un tono muy oscuro, casi negro'. Gual, s.v. bruneta, 'pano negro'. Practicamente todas las fuentes consultadas coinciden en describirla negra o muy oscura, aunque Alfau (1969: 62-63) observa que la repetida aparicion en las fuentes de la bruneta prieta puede sugerir la existencia de alguna otra bruneta de color diferente. Documentada ya en el siglo XII, contamos con abundantes referencias hasta finales del XV (Martinez Melendez 1989: 50-56). En el CORDE encontramos un solo testimonio en el siglo XVI, procedente de un inventario de bienes de la cuadrilla de Salvatierra de Alava de 1522.

(17) Tanto Alfau (1969: 173) como Martinez Melendez (1989: 146-147) recogen distintos testimonios de los panos de Tornay, originarios de Toumay, "uno de los centros fabriles de tejidos de lana del Hainaut"; sin embargo, el hecho de que en una ocasion se mencione como diferente el ensay de Tornay e de Torrnayre lleva a ambas a plantearse la posibilidad de que en el segundo caso la ciudad de procedencia sea Tonnerre y no Tournay. En el CORDE encontramos pocos testimonios de la palabra: tornay unicamente en la

Sevillana Medicina en la Edad Media, tornaire tambien en una unica aparicion. En el siglo XVI, una carta de testamento de Guadalajara contiene un tornay referido a tapices, no a panos.

(18) Martinez Melendez (1989: 138-140) afirma que la elaboracion de panos de Arras, como toda la de Flandes, decayo cuando los tejidos gruesos tradicionales fueron sustituidos, en la segunda mitad del siglo XIV, por otros mas finos, como los brabanzones, ingleses, etc.; entonces Arras--apunta--se dedico a la fabrieacion de tapices y adquirio la misma importancia que habia tenido durante el siglo XIII y principios del XIV con sus panos de lana. Por su parte Alfau (1969: 158-159) senala que, teniendo en cuenta la gran variedad de artlculos producidos en Arras, "es muy difieil distinguir cual de ellos se conocla solo por el nombre del lugar de origen". Sesma y Libano (1982), s.v. ras, raz, raso, 'raso, tipo de tejido muy lustroso procedente, en un principio, de la ciudad de Arras, de la que tomara el nombre'.

(19) En este sentido se halla en la documentacion alfonsi (DEDA, s.v. pena). En el DCECH, s.v. pena, se recoge esta acepcion antigua de 'piel empleada como forro de abrigos', procedente de PINNA, 'pluma', 'plumaje' y se destaca su abundante presencia en la documentacion medieval. Cejador, s.v. pena, 'piel, piel de aforro, abrigo'. Gual (1968), s.v. pena, penna, 'pena', 'piel de forro o guarnicion', muy abundante en el Medievo.

(20) Martinez Melendez (1989: 183-185) dice que no hay documentacion sobre la procedencia de los panos verdes. Segun Gual Camarena fueron elaborados especialmente en los focos textiles flamencos y en una amplia gama de verdes

(21) Martinez Melendez (1989:210-212), tras revisar varios contextos y opiniones, concluye que el pres fue un tejido de importacion del cual debieron de existir diversas calidades, algunas de ellas de gran valor, como la documentada en las Cuentas y Gastos del Rey Sancho IV, que fue regalada a la reina. Tanto valancina como pres se hallan bien doeumentados en el CORDE durante la Edad Media, pero su presencia es escasa o nula ya en el siglo XVI.

(22) Martinez Melendez (1989: 333-335) afirma que durante la Edad Media, la seda tuvo innumerables aplicaciones, pues con ella se confeccionaron ornamentos sagrados, colchas, zapatos, tocas, velos, sabanas, briales, aljubas, camisas, almohadas, cintas, tiendas de campana, medias, etc.

(23) El documento menciona una vez dos capas pamplonesas y otra cuatro capas plamplonesas, que tanto puede interpretarse como un error de escritura como una asimilacion silabica anticipada. Sesma y Libano (1982), s. v. capa, recogen distintas variedades en las que se alude a la forma o procedencia, entre ellas la capa navarresqua.

(24) El DCECH, s.v. capa, recoge el compuesto capisayo, con variante capusay en Vizcaya y Salamanca, y senala que es forma rustica contaminada por capuz.

(25) En Aut., s.v. capirote, se define como 'cobertura de la cabeza, que esta algo levantada y como que termina en punta'. Hacese de diferentes maneras, y algunos tienen unas caidas o faldas, que caen sobre los hombros, y a veces llegan hasta la cintura y aun mas abaxo. Bernis (1955: 25) afirma que el capirote aparecio en el siglo XIII, ai independizarse la capucha dei manto o dei traje, y que sufrio innumerables transformaciones a lo largo de los siglos XIV y XV. Sesma y Libano (1982), s.v. capirot, 'capirote, capucho con falda que caia sobre los hombros y, en ocasiones, llegaba hasta la cintura'.

(26) EI Nille recoge pellon en el Diccionario academico en 1737 como 'vestido antiguo, que parece era ropa larga, y que por hacerse regularmente de pieles le dieron este nombre' y pellote, lo mismo que pellon. En 1817 pellon pasa a definirse como 'vestido talar antiguo que se hacia regularmente de pieles', y pellote mantiene la remision a pellon en este sentido, remision que se ha mantenido hasta nuestros dias.

(27) EI DCECH, s.v. piel, da cuenta de los dos derivados, pero tanto Bernis como Martinez Melendez recogen pellote, no pellon. Sesma y Libano (1982) uni fican en una sola entrada s.v. pellon, pellyots, pellot, pellotico, 'pellon, vestido talar antiguo que se confeccionaba generalmente con pieles'. En cuanto a la documentacion de ambas formas, el CORDE ofrece 36 ejemplos de pellote hasta 1500 en documentos notariales de diferentes procedencias, en las ordenanzas de cortes de Alcala, Burgos, Toro y Valladolid, y en textos literarios como el Cavallero Cifar o el Libro de Buen Amor. Mueho mas eseasa es la presencia depellon, con solo 5 ejemplos. EI documento 1246 dei CODEA, una carta de testamento de Mencia Rodriguez, mujer de Franciseo Martinez, regidor de Astorga, datada en 1407, dice." "E mando a Teresa Alvarez mi tia el mi pellon prieto que trago cada dia".

(28) Cfr. DCECH, s.v. garnacha, donde se indica que procede dei occitano antiguo ga(r)nacha, 'manto de piel'. Como hemos visto en la documentacion de distintos tejidos, el CORDE atestigua el uso de la garnacha con abundantes ejemplos en la baja Edad Media, situacion que cambia en el siglo XVI, donde los ejemplos no desaparecen por completo, pero son bastante escasos. Gual (1968), s. v. garnatxa, dice que era una "vestidura comoda y graciosa, tipica dei siglo XIII europeo, usada tanto por las clases aristocraticas, como por burgueses y pueblo". En cambio el Diccionario de Autoridades anade ya a su descripcion, 'vestidura talar eon mangas y una vuelta, que desde los hombros caea las espaldas', que "usan de ella solo los Consejeros, y los Jueces de las Reales Audiencias y Chancillerias".

(29) Bernis Madrazo (1955:25 y 26) dice que el traje femenino tenia muchos rasgos comunes eon el masculino. "Las prendas fundamentales eran casi las mismas: la saya, la piei, el pellote [...] el manto, la garnacha [...] La principal diferencia entre la indumentaria de uno y otro sexo radicaba en que el traje de hombre nunca era talar, mientras que el de la mujer cubria completamente los pies, sobrepasando bastante la altura de la persona".

(30) Cfr. Aut., s.v. topa blanca, 'el conjunto de piezas y alhajas de lino, que sirve en las casas para el servicio de ellas, y limpieza de los sugetos'.

(31) Cfr. DCECH, s.v. cocedra, 'colchon', dei latin COLCITA, 'colcbon', 'cojin'. Sesma y Libano (1982), s. v. cocedra, 'colcedra, colchon de lana o pluma'.

(32) La documentacion mirandesa de la segunda mitad dei XIII muestra ya muchos ejemplos de perdida de F--latina, lo que era esperable; no obstante, como puede comprobarse por las citas, fazer la mantiene de manera regular. En cuanto a la formayero, 'Ervum Ervilia', procedente dei lat. vg. ERUM, cfr. DCECH, s.v. yero.

(33) Sobre el origen dei castellano pixota, 'pescadilla' y su posible procedencia dialeetal, cfr. DCECH, s.v. pijota. Aut. lo da como sinonimo de 'merluza' y dite que "Es voz dei Dialecto Gallego".

(34) En la edicion de Cantera y Andrio (1991 : 401), en lugar de pan cocho, la leetura es para coche.

(35) Limosnera se baila en el Diccionario de la Academia en 1884 con la definicion de 'escarcela en que se llevaba dinero para dar limosnas', definicion que se mantiene hasta 1970 en que se afiade a escarcela el sinonimo bolsa; entre 1984 y 1992 la definicion alterna entre "en que se Ilevaba dinero" o "con dinero"; no esta en la ultima edicion dei DRAE. Con la primera definicion aparece en el Diccionario Medieval de M. Alonso, s.v. limosnera. En el CORDE se halla como sustantivo durante el periodo medievai en el Picatrix y El Conde Lucanor. Posiblemente su uso no se ajustara siempre o solo ai "dinero para dar limosnas".

(36) Forma procedente de elzina; comparese cat. alzina y cfr. DCECH, s.v. encina. En el CORDE se hallan cinco ejemplos de elzina en contexto romance, todos fechados en 1250; uno de ellos pertenece al Vidal Mayor y los cuatro restantes al Moamin de Abraham de Toledo; no hay testimonios de alzina salvo dos del siglo XX claramente relacionados con el catalan.

(37) Los inventarios medievales de Gual (1968) o Sesma y Libano (1982) recogen testimonios abundantes de este tipo de armas. Gual, s.v. darts, dice que los dardos, 'arma arrojadiza a modo de lanza pequena', se citan casi siempre junto con las lanzas y, con relacion a estas ultimas, s. v. lances, senala que "era el arma mas popular, porque era lo que en todo momento podia llevar el hombre libre (tanto infante como jinete)", cita que toma de Guerrero Lovillo, J., Las Cantigas. Estudio arqueologico de sus miniaturas. Madrid, Instituto Diego Velazquez del CSIC, 1949.

(38) A partir de los testimonios conservados, Martin Martin (2002: 346) afirma que en Miranda de Ebro

"la frecuencia de los homicidios causa asombro, a pesar de que nuestras fuentes tienen siempre un caracter muy fragmentario".

(39) Cfr. DEDA, s.v. quebrantar, quebrantar camino, 'violar por cualquier medio la paz especial que protege los caminos publicos'.

(40) Sobre las obligaciones y tributos en el siglo XIII en Castilla y Leon, entre los que se incluyen el yantar, la fonsadera, la moneda o moneda forera, puede verse/Alvarez Borge (2003: 260-264).

(41) La edicion de Cantera y Andrio presenta numerosas omisiones (puntos suspensivos o etc.), sin que haya ninguna explicacion de su causa; ademas, son bastante frecuentes las lecturas diferentes con respecto a nuestra propuesta.
COPYRIGHT 2011 Universidad de Buenos Aires
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2011 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Gonzalez De Herrero, Maria Nieves Sanchez
Publication:Cuadernos de Historia de Espana
Date:Jan 1, 2011
Words:11153
Previous Article:La vida religiosa de los siervos de los pobres de Christo y guardianes del Hospital de San Juan de Jerusalen.
Next Article:Frontera, limites y espacios de confrontacion en la America hispana durante el siglo XVIII.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters