Printer Friendly

Politicas de Feminicidio en Mexico: Perspectivasinterseccionales de mujeres indigenas para.reconsiderar su definicion teorica-legal y las metodologia de recoleccion de datos.

Introduccion

No es cosa de cifras, es que no debe de darse ni un solo feminicidio, ni una sola muerte, o desaparicion forzada o victima de trata (Norma Don Juan, CONAMI, Mexico, 2017)

Nosotras como mujeres indigenas no nos sentimos reflejadas en esas estadisticas (Patricia Torres, CONAMI, Mexico, 2017)

La violencia contra las mujeres indigenas paso de darse en las ciudades, a tocarlas en sus propios municipios (Martha Sanchez, Alianza Plural, 2017)

Este ensayo plantea un reto reflexivo y politico desde la perspectiva del activismo de las organizaciones de mujeres indigenas en Mexico para dar sentido al desencuentro que ellas sienten frente al activismo feminista contra la violencia feminicida. En particular el foco del ensayo es dar sentido al extranamiento que las mujeres indigenas expresan con respecto a la construccion estadistica de las muertes violentas de mujeres en el pais. Este extranamiento es resultado de un malestar ante la representacion feminista de la violencia de genero como un fenomeno socio-etnico homogeneo, uni-factorial, espacialmente ubicado en zonas urbanas y que se le pulsa a traves de la contabilizacion de eventos de violencia extrema. Proponemos que este malestar/extranamiento debe trabajarse a traves de dialogos interculturales que faciliten la identificacion de metodologias y epistemologias apropiadas para entender la violencia que atenta contra la dignidad de mujeres indigenas que son racializadas y discriminadas por la sociedad nacional.

La problematizacion que desarrollamos toma como punto de partida los siguientes razonamientos y criterios de accion del activismo feminista contra la violencia de genero: (1) el ejercicio feminista pionero de visibilizar de las muertes violentas de mujeres en contextos donde el capitalistalismo neoliberal ha modificado los regimenes de genero vulnerabilizando aun mas la condicion de las mujeres trabajadoras, (2) la lucha contra el crimen organizado y la inaccion estatal ha requerido de la construccion socio-legal de la victima "femenina" de la violencia extrema, y (3) la construccion de datos estadisticos ex profeso que respaldan el llamado a alertar a las instituciones de estado a tomar medidas preventivas y punitivas (Lagarde, 2008; Estrada, 2018; Nunez, 2018; Garcia del Moral, 2016). El activismo feminista, por un lado, esperaba lograr con la especificidad legal del feminicidio - ya adoptada en casi todos los codigos penales estatales- la procuracion de mecanismos de justicia efectiva contra este delito (Nunez, 2018). Y por otro, el ejercicio en la construccion estadistica de los indices del feminicidio por parte de organizaciones no gubernamentales ha consolidado un cuerpo de indicadores y fuentes informativas cuantitativas que dimensionan el incremento este problema a nivel nacional desde una perspectiva comparativa y temporal (ONUmujeres/LXI Legislatura, 2012). Finalmente, la elaboracion de una verdad objetiva sobre la violencia feminicida soportada en estadisticas y mapas geo-referenciales nacional ha sido central para alentar un sentido social de alarma por el incremento de victimas y la ubicacion espacial de escenarios de terror (Wright, 2017; Universal, 2019; (2) Animal Politico, 2019).

La teorizacion feminista sobre la naturaleza de la violencia feminicida--muerte de mujeres por el hecho de ser mujeres en un clima generalizado de impunidad social y legal- surgio del contexto politico y economico de las ciudades fronterizas mexicanas (Garcia-Del Moral, 2018; Wright, 2017). El feminicidio como concepto en Mexico nacio como un concepto de frontera donde la economia neoliberal transformo los patrones de contratacion laboral naturalizando la violencia contra mujeres trabajadoras pobres y transeuntes del y en el espacio publico (Wright, 2011). (3) La conceptualizacion seminal del feminicidio ha alimentado las luchas feministas contra la violencia en los ultimos veinte anos, pero tambien de ella se heredan improntas en el imaginario social como la tipologia de las victimas y razonamientos epistemologicos que dejan de lado realidades y dinamicas de opresion que escapan a la sola dominacion por genero. El feminicidio es hoy en dia un fenomeno que se ha extendido a nivel nacional y toma formas sociales muy diversas, mismas que no han sido documentadas de manera apropiada aun. Para academicos y activistas comprometidos con las violencias en zonas rurales e indigenas creemos que es importante mirar de manera mas fina y cercana la concatenacion de violencias cotidianas y omisiones institucionales que conjugadas intensifica la vulnerabilidad de las mujeres indigenas (Ichan Tecolotl, 2019). Es decir que la mirada analitica feminista mono-causal y mono-dimensional ciertamente ha dejado de lado formas/lugares de victimizacion y deshumanizacion historica de las mujeres indigenas y la violencia colonial de la que son objeto (Garcia-Del Moral, 2018).

Este vacio analitico ha sido en mucho revelando por dialogos y desencuentros con "otros activismos" como es el de las mujeres indigenas. Quisiera ligar este punto de entrada critica con el concepto de interseccionalidad acunado por Kimberly Crenshaw (1993) para entender la complejidad de la posicionalidad de mujeres afroamericanas (y que se puede emplear para entender la realidad de mujeres indigenas tambien) en los margenes de los activismos feministas y antiracistas en Estados Unidos. Crenshaw llama a esta perspectiva analitica intersectionalidad politica porque precisamente refiere a interseccion de varias agendas activistas que se encuentran de manera contradictoria en contextos muy especificos, y que al actuar generan silencios estrategicos que faltan al compromiso de cuestionar racismo colonial, la discriminacion etnico-racial y la ceguera epistemologica. Estos silencios y omisiones dejan de lado la particularidad de la violencia-fisica, legal, material y simbolica- experimentada por mujeres no blancas. Las mujeres indigenas por su parte, desde hace ya varias decadas vienen trabajando por posicionarse y denunciar la violencia estructural que opera contra los pueblos y contra ellas por se parte de colectivos sociales que sufren discriminacion historica-colonial (FIMI/IWFF, 2006; ECMIA, 2007; Agenda CONAMI, 2012; Suzack, Huhndrof, Perreault, y Barman, 2010). Este ejercicio de hacer visible su condicion de opresion ha sido complejo pues implica no solo hacer legible la interseccion de multiple factores que vulneran sus vidas, sino establecer dialogos informados con el movimiento feminista institucional que tiende a considerar de manera prejuiciada los espacios de la colectividad indigena naturalizando la violencia en las practicas comunitarias de justicia (AVGM, 2016, p.90; Sieder, 2017; Sierra, Hernandez y Sieder, 2017).

El movimiento organizado de mujeres indigenas en el pais ciertamente viene articulando llamados enfaticos contra el despojo de sus pueblos, y orquestando espacios de justicia y autodefensa enraizados en referentes comunitarios y locales (Sierra, 2017). El despojo estructural afecta los territorios indigenas, reducen las opciones de trabajo para sus juventudes y reduce las esperanzas de comunidades enteras. Mucha de esta violencia no es visible, asi como tampoco es visible la colonialidad de las relaciones de opresion y pobreza en que viven (Mora, 2013). Esta colonialidad y despojo contra pueblos indigenas hace referencia al dano social, ambiental, economico y cultural que se causa a comunidades tomadas por atrasadas y marginales, y que nombre del progreso y el desarrollo son deshumanizadas (Razack, 2016; Mora, 2013). Tomando en cuenta que esta violencia racista-colonial tiene efectos estructurales de largo aliento, nos preguntamos que ejercicio se requiere para tener un mejor entendimiento que revele el racismo estructural de la sociedad mexicana y su relacion con la violencia feminicida contra mujeres indigenas y el despojo en regiones rurales?, como el trabajo activista feminista urbano debe adecuar sus nociones liberales de la violencia de genero y enriquecerse desde una perspectiva antiracistas y decolonial?

El analisis de desencuentro-extranamiento entre el feminismo y el movimiento organizado de mujeres indigenas se desarrolla en base a la problematizacion de los siguientes bloques tematicos: (1) el origen del activismo feminista nacional contra el feminicidio, sus analisis de causantes y estrategias de incidencia, (2) el trabajo anti-feminicida en el estado de Guerrero ligado a la peticion de la declaracion de la Alerta de Genero por el incremento de mujeres asesinadas por el crimen organizado, y (3) las voces de lideresas indigenas que ubican su mirada critica al respecto del feminicidio y lo que consideran alternativo y estrategico por hacer.

La geopolitica del feminicidio: la construccion cuantitativa de la violencia de genero y sus interpretaciones sociologicas

El activismo global feminista que define la violencia contra mujeres desde el marco de los derechos humanos ha sido efectivo en generalizar una etica de defensa transversal que ha transformado los marcos normativos nacionales e internacionales tendientes a proteger la integridad fisica de las mujeres y ninas (Cole y Phillips, 2008). Esta preocupacion por la violencia por razones de genero se ha materializado no solo en normativas sino tambien en las acciones de activistas feministas que de manera central interpelan al Estado para hacerse de recursos e instrumentos que se espera que conlleven a la desnaturalizacion y la eliminacion de la violencia contra las mujeres (Drysdale, 2008). En este marco analisis y de denuncia las feministas mexicanas han desarrollado diversos tipos de observacion y documentacion de la violencia de genero a traves de fuentes de informacion de variada naturaleza. El antecedente mas importante es el trabajo legislativo realizado por la comision especial para dar seguimiento a la violencia feminicida de la LXI Legislatura que comisiono la realizacion de diagnosticos en todos los estados de la republica para la generacion de estadisticas sobre muertas violentas de mujeres en base a fuentes de informacion oficiales desde 1999 al 2006. Esta investigacion dio la pauta para conformar indicadores y estadisticas que sirvieran para revelar indices de muertes femeninas. Los datos en los cuales se basaron estos diagnosticos fueron los datos de vitalidad del sistema de salud -numero de defunciones por homicidios dolosos- y los datos del sistema de justicia y fiscalias sobre las averiguaciones ministeriales de casos.

Al principio resulto preocupante que las bases oficiales de informacion utilizadas como indicadores de violencia no estaban desagregadas por genero; pero a medida que esta limitacion se fue resolviendo otras preocupaciones fueron surgiendo. La metodologica de la construccion del dato siempre ha sido un elemento consustancial del activismo antiviolencia de genero, y aunque se ha logrado cierta estandarizacion en los indiciadores usados siempre hay margenes de error y nuevos elementos a tomar en cuenta. (4) En la actualidad hay muchos esfuerzos especializados de feministas que tratan desarrollar metodos mas precisos para generar informacion desagregada en tipos de violencia como violencia domestica -con un comportamiento estable en el tiempo- y la violencia del crimen organizado contra mujeres -que refleja tendencias similares a los homicidios dolosos contra hombres (Animal Politico, 16 de marzo del 2019). (5)

Como ya hemos mencionado anteriormente el feminicidio es un termino que las activistas mexicanas acunaron a fin de politizar y desnaturalizar actos homicidas contra mujeres debido a su condicion de genero (Garcia-Del Moral, 2018). El termino de feminicidio, desde la perspectiva latinoamericana y en contextos especificos como es la ciudad fronteriza de Ciudad Juarez, fue adoptado para denunciar la sistematicidad con la que empezaron a ocurrir terribles asesinatos de mujeres jovenes y adolescentes en un clima de total impunidad y bajo el auspicio de las instituciones del estado (Lagarde 2008; Fregoso y Bejarano 2010). La geopolitica de las especificidades regionales en Mexico es relevante porque nos hablan de diferentes historias de formacion del estado, su relacion con el capital, el crimen organizado, y donde la violacion de derechos humanos de mujeres y ninas se da manera recurrente y naturalizada (Wright, 2011).

Esos primeros anos del descubrimiento del horror y la magnitud de los casos de homicidios en Ciudad Juarez (1993) orillaron a que feministas buscaran hacer legible lo que estaba ocurriendo, explorar las causas, explicar los hechos, y sobre todo, construir un perfil sociologico de las victimas (Wright, 2011; Largarde, 2010). Ciudad Juarez, al igual que otras ciudades fronterizas, se caracteriza por ser un lugar que vivio una rapida urbanizacion e industrializacion y que capto el lujo migratorio de mano de obra proveniente de todo el pais. La lectura desde la economia politica en narrativas como la de Estela Monjarrez Fragoso y Melissa Wright ayudaron a entender la relacion sistemica entre la economia neoliberal capitalista y la produccion maquiladora en el estado de Chihuahua para crear escenarios de explotacion de la mano de obra femenina y caldo de cultivo de la violencia patriarcal contra cuerpos femeninos desechables y deshumanizados (Lagarde, 2010, p. XV). El recuento de los casos y los dialogos con los familiares de las chicas brindaron tambien una primera lectura del perfil de las victimas: mujeres jovenes, de clase trabajadora, de piel morena, trabajadoras de las maquilas asesinadas de maneras crueles y sus cuerpos dejados en vias publicas (Lagarde, 2010, p. XV).

Como ya fue mencionado, derivado de estudios pioneros sobre violencia feminicida en Ciudad Juarez, y gracias al trabajo legislativo de feministas en el Congreso Nacional a partir del 2005 se replicaron otras experiencias de investigacion en varios estados de la republica dirigidos por la Marcela Lagarde y un equipo ampliado de investigadoras con la intencion de conocer la dimension de este fenomeno en otras regiones del pais. Estos informes sistematizaron informacion oficial proveniente de fiscalias, ministerios publicos, dependencias de gobierno y centros de atencion de salud. En este sentido estos informes armaron una interpretacion feminista de la violencia en base a estadisticas oficiales, y es a partir de esa percepcion del aumento de la violencia feminicida que se desprendio un enfoque de prevencion. El Estado mismo se le hizo un llamado a responder en funcion de los delitos documentados, sobre todo en areas tales como: a) Prevencion de la violencia de genero a traves de la coordinacion de agencias de gobierno a distintos niveles advocadas a la atencion de la poblacion; b) el esclarecimiento criminal de los casos asi como la incriminacion de los perpetuadores reduciendo asi de la impunidad que caracteriza los casos de violacion a derechos humanos de las mujeres; y c) la educacion para la prevencion y la sensibilizacion de la sociedad en general y funcionarios publicos en particular (Lagarde 2008).

En terminos interpretativos los estudios encargados por la Comision Especial para Monitorear la Investigacion de Homicidios de Ninas y Mujeres revelaron que en el 2004 1, 205 ninas y mujeres fueron muertas, dando un promedio de 4 asesinatos diarios a nivel nacional (Lagarde, 2010, p. XV). (6) Este hallazgo indicaba que el asesinato de mujeres no se restringia al estado de Chihuahua sino que otros estados tambien tenian indices altos. Ademas, el perfil sociologico de las victimas se perfilaba mas diverso que el contexto fronterizo de Chihuahua y su zona de maquilas. Estos estudios revelaron otros territorios donde la violencia feminicida se relacionan con el fenomeno migratorio del sur del pais, la descapitalizacion del campo y emergencia de nuevos nodos de actividad delincuencial ligada al narcotrafico. Las edades de las victimas incluian a ninas, adultas jovenes y mujeres mayores; la mayoria asesinadas por diversos metodos -y donde el arma de fuego era el menos frecuente y las formas de infligir dolo cruentas y diversas-; los lugares donde sus cuerpos eran encontrados eran tanto publicos como privados; y las ocupaciones de todas ellas eran diversas tambien.

Aunado a la naturaleza informativa de los diagnosticos comisionados hubieron otros efectos cruciales. El primero y quizas mas importante es que genero por primera vez informacion oficial sobre la violencia contra mujeres mexicanas, y la consolidacion de equipos de trabajo especializados en recaudar informacion tendiente a visibilizar el fenomeno a nivel estatal. Tal es el caso del Observatorio de Violencia contra Mujeres de Guerrero (OVICOM) que desde el 2005 vienen armando una base de datos con notas de prensa locales, y que gracias a este trabajo de documentacion las feministas estatales se tuvieron los elementos para solicitar la declaracion de la Alerta de Genero en los municipios mas violentos en el 2017. El segundo elemento es que esta informacion sirvio de base para judicializar la violacion a los derechos humanos de las mujeres y crear una interpretacion legal que ha facilitado el trabajo activista feminista y de incidencia a nivel nacional e internacional (Garcia de Moral, 2016). Este expertise en denunciar y enmarcar al Estado ha sido usado y extrapolado a otros contextos geograficos. Tal es el caso de la sentencia de "Caso Algodonero" que ha dado argumentos judiciales para lograr la justicia de genero de mujeres de otras latitudes como Canada. (7)

Lo central del dato estadistico para la defensa de los derechos humanos de las mujeres es que cuantifica hechos violentos, construye verdad y da cuenta de la gravedad del fenomeno por la recurrencia de los indicadores y su aumento en el tiempo. La construccion cuantitativa de un fenomeno social permite un entendimiento claro, rapido, certero y comparable a otras realidades. Es una informacion de expedita comprension, y para funcionarios de gobierno resulta de utilidad para el diseno de politicas publicas (Merry, 2017, p. 3). Es por lo anterior que para el feminismo institucional el dato cuantitativo se volvio central para dimensionar la escala de la violencia feminicida y presionar por la implementacion de politicas publicas. Hay en los datos estadisticos una poderosa herramienta para mostrar objetividad en la produccion de la informacion sobre problemas de gran complejidad social y de los cuales hay poco entendimiento (Merry, 2017). Sin embargo, como ha sido senalado por "feministas de la trinchera de escritorio", (8) el trabajo de documentacion del feminicidio en bases de datos y mapas tienen fallas inherentes. No sabemos a ciencia cierta cuantas mujeres mueren por feminicidio -tal y como esta definido en el codigo penalporque hay muchos problemas con las fuentes con las que construye el dato.

La naturaleza de las fuentes de datos.

Las principales fuentes oficiales con las que se documentan los feminicidios son los datos del sistema de justicia (fiscalias y ministerios publicos), es decir son los casos abiertos a investigacion por feminicidio con forme a criterio de los operadores de justicia. Estas estadisticas no son comparativas entre entidades estatales porque la adopcion del feminicidio como agravante ha sido desigual, y en algunos estados los operadores son reticentes en aplicarlo en vez homicidio doloso. La segunda fuente son los datos del sistema de salud, es decir defunciones de mujeres, y son estadisticas mucho mas modestas numericamente que las que genera el sistema penal. Y la tercera fuente son los casos de feminicidio reportados por la prensa a nivel local y son un material de trabajo para observatorios ciudadanos de violencia, que ademas de sistematizar las notas buscan cotejar esta informacion con casos reportados por la fiscalias. En cuanto a los mapas georeferenciales de feminicidios en prensa senalariamos que tienden a forzar patrones espaciales de violencia asi como los perfiles de victimarios; esto debido a que la prensa local usa en criterios amarillistas para seleccionar los casos y tiende a ser no rigurosos con la ubicacion espacial donde los cuerpos son encontrados (lo cual no necesariamente aclara donde son matadas).

Para concluir argumentaria que efectivamente los asesinatos dolosos y muertes violentas de mujeres son cuantificables, pero hay grandes inconsistencias en los sistemas oficiales que hacen dificil armar comparativos por regiones y trazar lineas de tiempo (Casique Rodriguez, 2017). Por otro lado, existe un amplio espectro de violencias de genero que no son registradas en ninguna instancia oficial como son las violencias cotidianas, soterradas, sociales, simbolicas, verbales, domesticas, racistas y silenciosamente mortales -aun por graves que sean- no hay manera de contarlas y documentarlas de manera institucional en Mexico. (9) El dar cuenta de estas "otras violencias" requiere de un ejercicio de construccion metodologico cuantitativo y cualitativo donde academicos y colectivos de atencion a las victimas esten involucrados en el diseno de instrumentos para colectar y medir la informacion desde una perspectiva historica y de largo aliento.

De Ciudad Juarez a Guerrero: Alerta de genero, criminalidad y feminicidos

En Mexico, segun los criminologos, en los noventas ocurrio un cambio (cualitativo y cuantitativo) en la violencia criminal (Maldonado, 2012; Flores, 2013, 2018; Robledo, 2017). La llamada guerra contra las drogas represento un parteaguas en las politicas de seguridad nacional y en las formas en que la sociedad civil se vio amenazada por el cruce de dos fuegos, el de las fuerzas armadas y el crimen organizado (Flores, 2018). Por su parte, la violencia delincuencial se relaciona con la economia de la droga y tambien a otras actividades lucrativas del crimen organizado. Por el contrario, la violencia de las fuerzas del orden se presume usada para contener a los carteles de la droga, pero sus efectos reales son el control de la poblacion y la criminalizacion de la pobreza (Hernandez, 2017; Mora, 2013). Hay interpretaciones sobre como esta violencia publica se concatena y correlaciona con la violencia de genero (OVICOM) asi como trabajos que dan cuenta del impacto de las politicas de penalizacion de actividades del nacro-menudeo en mujeres pobres (Hernandez, 2017). En general hay una narrativa hegemonica de que las mujeres son victimas indirectas de una guerra masculinizada entre carteles y fuerzas armadas del orden (Tlachinollan 2017; Maldonado, 2017; Hernandez, 2017).

Como ya mencione la violencia extrema contra mujeres no se restringe ahora a ciudades maquiladoras fronterizas, sino que se ha ampliado a otras regiones del pais (OVICOM, 2018; Estrada, 2018; Ojeda Rivera, 2018). (10) Esta constatacion esta reflejada en estudios recientes que dan cuenta de que hay una expansion geografica de la violencia delincuencial en nuevos estados y en municipios rurales y no metropolitanos donde la produccion y el trasiego se da lugar (Trejo y Levy, 2015; Guerrero Gutierrez, 2018, p. 30-39).

Espacialmente pareciera que hay una correlacion -directa e indirecta- entre homicidios dolosos de hombres y mujeres jovenes con la presencia de grupos delictivos dedicados a distintas actividades de muerte y extorsion, carteles de la droga fragmentados, colusion de distintos agrupaciones policiacas y militarizacion en zonas rurales y de produccion de estupefacientes. Cabe mencionar que la constatacion etnografica y sociologica de esta relacion es pobre aun, aunque en la literatura de ficcion y el periodismo de investigacion existen un retrato mas fiel sobre esto (Valdes Cardenas, 2012; Carrion, 2018).

El estado de Guerrero es sin duda alguna uno de los crisoles regionales donde la macrocriminalidad actual se puede pulsar, sobre todo en los indices de mortandad juvenil ligada a la violencia. Segun el periodico El Sur (30 de abril), Guerrero es el tercer lugar mundial en homicidios de varones con 102.2 asesinados por cada 100 mil habitantes hombres. Guerrero encabeza la mortalidad mas alta de homicidios de varones en el pais y de migracion laboral interna. Esta epidemia de homicidios de hombres jovenes que se registraron en el 2011 el 2017 trastocaron "el promedio nacional la esperanza de vida de hombres pues son muertes prematuras que ocurren entre 15 y 29 anos. Los homicidios dolosos es la principal causa de muerte de hombres jovenes en los ultimos cinco anos en el pais". (11) Estas cifras por de mas apremiantes son constatadas en el imaginario popular guerrerense donde la gente expresa su sentir sobre los impactos sociales, etarios y genericos de la violencia: "los jovenes son los mas tocados por la violencia. La mayoria de las victimas y los sicarios son jovenes. Los jovenes son los que mas mueren, ya se que porque los obligan a matar, o que lo hacen por su gusto". (12)

El estado de Guerrero se localiza al suroeste de la Republica Mexicana. Es una region montanosa y agreste pero tambien cuenta con zonas bajas y destinos turisticos de importancia nacional. Guerrero en la literatura socio-antropologica es conocido por la larga historia de violencia extrema, impunidad y criminalizacion de los movimientos sociales, pero tambien por la importante resistencia de movimientos y organizaciones sociales principalmente indigenas y gremiales (Bartra, 1996). Desde hace ya varios anos, la region de la Montana ha ganado relevancia como centro politico y economico regional donde la produccion de la amapola dinamiza en buena medida el mercado interno, en manos del crimen organizado, al mismo tiempo que concentra la presencia de fuerzas militares y de seguridad publica, en el marco del combate al narcotrafico iniciada desde 2006, por el presidente Felipe Calderon (Tlachinollan, 2018).

El correlato femenino a estos indices de muertes masculinas lo encontramos en los reportes del Instituto Nacional de Estadistica y Geografia (INEGI) que indican que entre 2000 y el 2015, se cometieron 28 mil 710 asesinatos violentos contra mujeres (Excelsior, 8-03-2017). Estas cifras reflejan un aumento de 85% en estos delitos, al pasar de mil 284 homicidios ocurridos en el ano 2000; a dos mil 383, en 2015. Regionalmente iniciativas como el Observatorio de Violencia Contra las Mujeres "Hannah Arendt" (OVICOM, 2015) dan cuenta de la gravedad de eventos violentos contra mujeres al registrar un aumento del 400% feminicidios en una decada (2005-2015). Este tipo de documentacion ha sido fundamental para presionar a las autoridades federales para la declaracion de Alertas de Genero en Guerrero sustentada en la Ley General de Acceso de las Mujeres a una vida libre de Violencia (2007).

En especifico el trabajo activista del Grupo Plural por la Igualdad de Genero es el que hizo posible la declaracion de la Alerta de Genero en Guerrero a fin de monitorear las acciones y medidas gubernamentales tendientes a prevenir, atender, y sancionar la violencia de genero y violencias feminicidas. Las Alertas de Genero son un marco referencial de observacion de las acciones gubernamentales en contextos donde el incremento de la violencia extrema contra mujeres se presenta ligada a altos indices de criminalidad. Las alertas de genero son expresos mecanismos de erradicar la violencia de genero en todas sus expresiones pero con mayor enfasis en la que causa la muerte de mujeres. En terminos de acciones esperadas las Alertas de Genero exigen la elaboracion de reportes esenciales sobre la zona y el comportamiento de los indicadores de la violencia contra mujeres; la asignacion de recursos presupuestales para hacer frente a la contingencia de la Alerta; la articulacion de instancias y niveles de gobierno en la debida atencion publica a victimas de violencia de genero, y hacer del conocimiento general el motivo de la Alerta en las zonas territoriales que abarca y las medidas a implementar.

Como parte del trabajo preparatorio del documento de solicitud de la Alerta, el Observatorio de Violencia Contra las Mujeres "Hannah Arendt" elaboro un informe de homicidios dolosos de mujeres del estado de Guerrero (2005-2015). El informe de OVICOM divide el registro de notas periodisticas y casos reportados por la fiscalia del estado sobre violencia feminicida en dos decenios, del 1994-2004 y del 2005-2015. De esta division temporal se dividen dos grandes tendencias de hechos:
I. 1994-2004, en el primer decenio el documento contabiliza 318
muertes violentas de mujeres por parejas y familiares cercanos. Son
muertes que acontecen prioritariamente en el ambito domestico.

II. 2005-2015 el total de muertes violentas de mujeres se disparo a
1, 329. Este segundo decenio OVICOM lo inicia con una nota dramatica
en el 2005 donde por primera vez en Guerrero se dieron 120 asesinatos
de mujeres en un ano, de los cuales, 7 fueron mujeres no identificadas
debido a la destruccion de sus rostros, la descomposicion de sus
cuerpos y que no hubo familiar que buscara por ellas.


En el informe 2005 es un parteaguas en el registro violento de muertes por el aumento numerico y su posible relacion con el crimen organizado. A partir del 2008 el observatorio registra a traves de notas periodisticas y/o declaraciones de funcionarios publicos de la presencia de cuerpos de mujeres ultimados de manera violenta en la via publica, posiblemente relacionada con el crimen organizado por su participacion en la economia y la cultura de la droga (ya sea como narco-menudistas y/o novias de jefes de cartel, distribuidores, sicarios), o por estar o despenar algun oficio de riesgo.

La solicitud o documento peticionario de la Declaratoria de Alerta de Genero debe tambien contar con informacion e interpretaciones especializadas a partir de la documentacion otorgada de instancias de gobierno estatales. Estas interpretaciones deben identificar todo posible contexto de violencia feminicida en uno o varios territorios determinados; debe de proveer un analisis de la circunstancias de violacion a derechos humanos de la mujeres que puedan constituir o devenir en violencia feminicida; debe de incluir la descripcion de hechos y contextos de casos concretos que expliquen el delito; una periodicidad de observacion al solicitar en municipios especifico; y la identificacion de tipos de violencia y caracteristicas de las victimas y los victimarios.

El documento peticionario de la Alerta de Genero de Guerrero incluye los datos sistematizados por OVICOM sobre los homicidios dolosos contra mujeres cometidos del 2010-2015. Estos fueron 901 y de ese total, 431 (48 %) se cometieron en Acapulco, 45 (5%) en Chilpancigo, 49 (5.44%) en Iguala, 29 (3.22%) en Azueta, 12 (1.33%) en Tlapa, 14 (1.55%) Ometepec, 16 (1.78%) en Coyuca y 8 (0.89%) en Ayutla (Informe AVGM, 2017, p. 22). Estos municipios son los que estan bajo la declaratoria de Alerta, y de esos ocho, tres son indigenas. (13) A continuacion anexamos un cuadro de elaboracion propia con los datos arrojados por OVICOM sobre las causas de muerte de los asesinatos de las 901 de mujeres reportadas citado en el informe de trabajo de solicitud de la Alerta de Genero (AGVM, 2017).
Causa de muerte de mujeres por homicidio doloso en Guerrero (2009-2015)

Arma de fuego      62.6%
Arma blanca         8.5%
Contusiones         7.8%
Estrangul amiento   3%
Asfixia             2%
Otros              16%

Fuente: Informe AVGM, 2017


Los patrones sociales arrojados por la informacion sistematizada por el grupo de trabajo para solicitar Alertas en Guerrero indican: Primero, que la mayoria de las victimas son violentadas por hombres, por uno o varios hombres; segundo, que una gran mayoria son ultimadas por arma de fuego; tercero, que cifras mas nutridas son las victimas a manos de padres, padrastros, tios, esposos, novios y ex novios en el espacio domestico; cuarto, que hay antecedentes de denuncia de maltrato por parte de las victimas fallecidas; y cinco, que estan despuntando las muertes de mujeres por victimarios desconocidos y desechados sus cuerpos en lugares publicos (Informe AVGM, 2017, p. 21-22).

Cerrando el informe se explica que desde la tipificacion del feminicidio en el codigo penal de Guerrero en el 2010 se han registrado bajo esa figura 142 (2011-2016). Sin embargo, como ya ha sido explicado en otro momento del ensayo los homicidios dolosos contra mujeres sigue siendo el tipo penal que mas agrupa el universo de muertes violentas de mujeres en el estado. Segun datos del 2011 al 2016- el rango de edad de victimas femeninas es mas amplio que de varones pues va de 11 anos a 50, pero el 70% lo constituyen ninas, mujeres jovenes y jovenes adultas. Los perfiles laborales de las victimas son empleadas, amas de casa, comerciantes, estudiantes, y sexoservidoras (Informe AVGM, 2017, p. 23). El tipo social que nos arroja estos datos es de mujeres urbanas y/o mujeres rurales asentadas en ciudades. Estos datos nos hablan tambien de la descomposicion del tejido social regional y el desprecio por la vida de mujeres de sectores pobres.

Como se puede apreciar en el segundo cuadro sobre homicidios dolosos en Guerrero, los indices de violencia no son altos en municipios indigenas de la montana, e inclusive en los 3 municipios indigenas incluidos en la Alerta (Tlapa, Ometepec, y Ayutla) los feminicidios son bajos. En las regiones de la Montana y la Costa Chica se encuentra la mayoria de los municipios con mas alto grado de marginalidad y donde reside la mayoria de la poblacion indigena y afrodescendiente. En Guerrero viven aproximadamente 600 mil indigenas, divididos en cuatro pueblos y lenguas: cuatro de origen mesoamericano Nahuas (nahuas), Mixtecos (na'savi), Tlapanecos (me'phaa), Amuzgos (nn'anncue) y el pueblo de origen afro-mexicano o afro-descendiente. De manera general mencionamos que el 49.68% de la poblacion del estado vive en localidades de menos de 5, 000 habitantes, lo cual es indicativo de una gran dispersion poblacional que se combina con una alta ruralidad (CONAPO, 2010).

La poca frecuencia de casos de feminicidio en municipios de la montana puede explicarse de dos maneras, y usando como referencia los datos de los informes preparatorios a la declaratoria. La causistica de asesinatos de mujeres estan basados en estadisticas oficiales de dependencias de gobierno, omitiendo por completo los casos registrados y atendidos por autoridades comunitarias, jueces de paz, estructuras de justicia de la Policia Comunitaria de la Montana (CRAC-PC) y las Casas de la Mujer Indigena (CAMIs). Es decir, hay una clara omision informativa en la elaboracion de los informes para las alertas de genero que deja de lado no solo conocer de las dinamicas de acceso y atencion de justicia en zonas indigenas, sino en general un conocimiento especializado de la problematica social de violencia que aqueja a esas comunidades. Cualquier cosa que en estos informes se diga y externe sobre la violencia en comunidades indigenas es producto de prejuicios racistas sobre la cultural indigena y su proclividad a la violencia (AVGM, 2017, p. 90).
Homicidios dolosos de mujeres en Guerrero, 2009-2016

Regiones         2009  2010  2012  2013  2014  2015  2016

Acapulco         13    17     58    47    28    61   47
Centro            5    16      9     9    15    19    6
Costa Chica       5     4      7     6    10     9    8
Costa Grande      9     6      7     5     7     1    8
Montana           1     2      9     3    11    14
Norte             1     8     13    25    25    21   21
Tierra Caliente   7     9      5    10     8     4    2
Total            41    62    108   105   104   129   92

Regiones         Total  Porcentajes

Acapulco         271    36.4
Centro            79    10.6
Costa Chica       49     6.6
Costa Grande      43     5.8
Montana           40     5.4
Norte            114    15.3
Tierra Caliente   45     6.0
Total            641    86.2

(Fuente Informe AVGM, Guerrero, 2017)


Derivando de visitas en campo y conversaciones con actores de las distintas instancias de atencion a justicia, salud y seguridad en la Montana se puede constatar que las violencias que con mas frecuencia se denuncian son derivadas del cotidiano acontecer comunitario y familiar, y de la pobreza estructural. Mas que violencias extremas la mayoria de los casos recepcionados en espacios de justicia comunitaria tiene que ver con despojo patrimonial, la negacion por parte de los esposos a dar la pension alimenticia, el abuso y violencia sexual, maltrato fisico y psicologico, violencia obstetrica institucional, violencia domestica, embrujos, y en mucho menor medida, feminicidios (Taller CAMI SLA, Tlapa, 2019). En la comunidad de Loma Tuza, municipio de Acatepec, se dio un caso de una mujer indigena asesinada por el esposo y un grupo de atacantes, y hasta el momento es el unico caso tratado como feminicidio en las cortes de la subregion de la Montana de Guerrero. (14) Las muertes violencias de mujeres indigenas parecieran no suceder por arma de fuego sino por metodos mas comunes como machetes, a golpes o por asfixia. Las carencias estructurales de servicios basicos es mucho mas apremiante que cualquier otro elemento explicatorio para entender los bajos niveles de desarrollo humano en zonas indigenas, como son por ejemplo, los altos indices de muerte materna (Berrio, 2017). (15) Los contextos de vulnerabilidad como es la falta de recursos para movilizarse a la cabecera municipal, la falta de credibilidad de los funcionarios ministeriales en las mujeres y la inoperancia de auxiliares en traduccion en lengua indigena dificultan aun mas el acceso a justica (Tlachinollan, 2018).

Si en zonas rurales e indigenas los contextos socio-economicos y culturales tienen una condicion particular, como es que se da la violencia feminicida o de que tipos de violencia de genero y estructural devienen en muertes femeninas? Para las defensoras de derechos humanos de la Coordinadora Nacional de Mujeres Indigenas (CONAMI) hay una notoria diferencia entre feminicidios de mujeres indigenas y mestizas o urbanas, y es que los casos de mujeres indigenas asesinadas por sus parejas o familiares son tratadas de manera prioritaria por la justicia tradicional, aunque eventualmente algunos son conocidos por el ministerio publico (Torres, 2017). (16) Por el contrario, las lideres indigenas asesinadas por actores externos de las comunidades debido a su actuar activismo como defensoras de derechos humanos y derechos territoriales de sus pueblos son tratados por la ley del estado como homicidios dolosos en el mejor de los casos, aunque a veces ni se conoce de ellos (Torres, 2017; Tlachinollan, 2018). Estos dos comentarios nos sirven de base para sopesar la complejidad de las dinamicas de invisibilizacion que rodean las mujeres indigenas asi como el bloqueo de fuentes de informacion, y la necesidad de consultar a los observadores de los procesos en terreno.

Las violencias interseccionales desde la perspectiva indigenas: Cuando las lideresas hablan

En esta ultima seccion presento narrativas de defensoras de derechos humanos indigenas y sus reflexiones sobre la violencia de genero contra mujeres indigenas. Estos testimonios fueron parte del Seminario Critico del Derecho Emergencias Comunitarias de Genero (17) donde pudimos reunir en un espacio a academicas, lideresas y activistas de varios estados de la republica incluyendo Guerrero, para reflexionar de manera conjunta sobre la naturaleza de las violencias en regiones indigenas, el vacio informativo que existe sobre ellas, y la necesidad de documentar de manera atinada la interseccionalidad de las violencias. Las voces que he seleccionado para enriquecer este ensayo son de dos lideresas invitadas que contribuyeron en nuestro seminario por su profundo conocimiento de la criminalidad y violencia de genero en Guerrero, y por su experiencias de documentacion de la violencia en el seno de colectivos de mujeres indigenas.

Martha Sanchez Nestor

Martha Sanchez Nestor es lideresa indigena-amuzga, fundadora de la Coordinadora Nacional de Mujeres Indigenas de Mexico CONAMI y parte de la Alianza Plural feminista solicitante de la Alerta de Genero en Guerrero. Sanchez Nestor (18) ademas de ser una lideresa de larga data del movimiento organizado de mujeres indigenas en Mexico y Centroamerica, es parte del colectivo diverso de mujeres profesionistas guerrerenses que preocupadas por la situacion de violencia del estado conformaron en el 2016 dispusieron medios y recursos para elaboracion de la solicitud de la Alerta y realizar el trabajo de incidencia requerido. Como mujer indigena y activista de derechos humanos Sanchez Nestor fue llamada a participar en el proceso de la solicitud del mecanismo de la alerta pero a medida que avanzaron los trabajos de incidencia del grupo feminista se sintio desilusionada y alienada del proceso al constatar dos cosas, que las organizaciones de mujeres indigenas e instituciones comunitarias indigenas no fueron convocadas a tomar parte de todas las etapas del proceso de incidencia y elaboracion del informe, y que como consecuencia la violencia contra mujeres indigenas no estaba debidamente representada en el informe final. (19)

En su intervencion en nuestro seminario Sanchez Nestor apunto de manera reflexiva que las mujeres indigenas victimas de violencia son las migrantes que salen de sus comunidades a buscar opciones laborales en Acapulco, y que tambien hay victimas en sus municipios de origen pero de las cuales no hay registro alguno. La violencia feminicida no se restringe a zonas turisticas y urbanas, sino que tambien se expande a municipios indigenas de maneras complejas. Para ejemplificar menciono el caso de un feminicidio acontecido en el municipio de San Luis Acatlan causado por un hombre que llego del municipio de Chilapa a trabajar en construccion y se hizo novio de una muchacha Me'phaa. Una noche la chica no regreso a su casa y cuando sus familiares la buscaron, la encontraron sin vida y su cuerpo cubierto por una pila de piedras. San Luis Acatlan no es un municipio violento, y es sede de la Coordinadora Regional de las Policias Comunitarias (CRAC-PC), pero el hombre feminicida vino de Chilapa, un municipio donde la situacion de violencia esta desbordando los parametros (Tlachinollan, 2018, p. 382-387). (20) Derivado de las circunstancias del caso podemos notar que hay un sentido de permeabilidad y porosidad de transito intra-regional de actores violentos y el alcance de sus acciones no tiene punto de contencion. Para las autoridades comunitarias de la CRAC hechos violentos de esta naturaleza trastocan la normalidad de la vida comunitaria.

Sanchez Nestor ampliando su argumentacion sobre la complejidad de la violencia criminal que se esta filtrando en la montana siguio comentado de un caso acontecido en la comunidad Santa Cruz del Rincon, que es muy probable que no se documente porque la muchacha no quiso denunciar y esto nos obliga preguntarnos sobre los limites del discurso liberal anti-violencia que no sirve para atender situaciones contradictorias, porosas y complejas donde la identidad de la victima no quiere demandar porque se considera a si misma descalificada etnicamente de ser tratada como victima. Sanchez Nestor al introducir el caso se pregunto sobre las condiciones de vulnerabilidad que llevaron a esta mujer a colaborar con el narco local; si fue por reclutamiento, seduccion o por falta de alternativas economicas. Lo cierto es que el testimonio de esta chica nos da visos hasta que punto la delincuencia organizada ha permeado la region.

Ella es una madre soltera y termino involucrada en grupos locales ligados al narco y despues de hacerse una economia estable para su familia, ella decidio salirse de esa estructura. Ella es citada en un paraje para intercambiar un recurso a cambio de su libertad y es violada de manera tumultuaria y la torturan. Abandonan su cuerpo pensado que esta muerta pero ella sobrevive, y sabiendose en peligro migra a E.U. Al huir renuncia a sus derechos de declarar contra sus atacantes y porque considera que la informacion que ella sabe de ser difundida afectaria a mucha gente local. Para Sanchez Nestor estos dos casos, que son de su conocimiento debido al cargo que asumio en el 2017 como presidenta de la Direccion de Asuntos Indigenas y Afrodescendientes del estado de Guerrero, es expreso desarrollar un trabajo de negociacion fina con autoridades estatales y locales para la busqueda de justicia.
"La lucha contra la violencia de genero y la violencia delincuencial
requiere de nuevas destrezas para vencer lo retos y desafios. De igual
forma activistas feministas e indigenas requieren de trabajar y
articularse de manera estrategica y buscar asi que se pluralice la
informacion y se de una lectura informada e interseccional de los
contextos socioculturales. Las mujeres las mujeres indigenas y
feministas deben articularse en acciones de defensa en pares, tanto
para la defensa de casos en Guerrero como para explorar nuevos
mecanismos de observacion y documentacion. El reto tambien esta puesto
en los medios de comunicacion que busquen cubrir regiones apartadas y
que se apoye el trabajo de las radios comunitarias para difundir de
manera critica lo que esta sucediendo. La informacion que se requiere
tiene que ser desde una perspectiva de genero e intercultural que no
revictimice a la victima, que no exotice el mundo indigena y que
denuncie las violencias cotidianas. Ya hay grandes aliadas pero hay
que seguir buscando." (Sanchez Nestor, Martha, CIESAS, Ciudad de
Mexico, noviembre, 2018)


Norma Don Juan (CONAMI)

Norma Don Juan es representante nacional de la Coordinadora de Mujeres Indigenas de Mexico (CONAMI). CONAMI es una red de mujeres indigenas organizadas que en los ultimos anos esta tratando de documentar la violencia de genero en los territorios donde sus miembros tienen presencia. La CONAMI tomo la iniciativa de convocar a las companeras de la organizacion para documentar y difundir las condiciones de violencia en el pais, y sobre todo en funcion de lo que acontecen a nivel local y en referencia a los procesos de acompanamiento local (Ichan Tecolotl, 2018).

Esta iniciativa surgio en el 2013 en el seno de la Comision de Erradicacion de Violencias, y se le llamo Emergencia Comunitaria de Genero. (21) De acuerdo con Don Juan la Emergencia Comunitaria ha sido un espacio didactico que ha facilitado a que las jovenes lideresas conozcan porque los asesinatos de mujeres son llamados ahora feminicidios. En este ejercicio informativo las companeras han contribuido desde su experiencia a dar cuenta de la gravedad de estas problematicas desde el espacio comunitario, como quiera y donde sea que lo comunitario refiera, ya sea el pueblo (al que se vuelve de vez en vez a la fiesta patronal) o los procesos organizativos indigenas migrantes en ciudades medianas y grandes.

Ademas de este papel, la Emergencia tiene varias otras significaciones. Una primera fue el convocar a las companeras a mirarse como mujeres y ser parte de un gran colectivo-que es el genero femenino- y llevar a la practica la frase "Si nos Tocan a Una nos Tocan a Todas" y hacerse sensibles y solidarias entre "un nosotras". Otro reto de la Emergencia fue que se planteo combatir a traves de ella la insensibilidad en el seno de las comunidades ante el dano hacia las mujeres, y que desde la comunidad se construyan alternativas para prevenir y erradicar la violencia. El orden lo comunitario -segun Don Juan- es ante todo un orden de gobierno, y desde ahi se debe realizar el ejercicio y defensa de los derechos de las mujeres indigenas y sus pueblos. La iniciativa Emergencias Comunitarias de Genero apela al espacio comunitario como el garante de la defensa de la mujer, ya que es un espacio de justicia y debe tomar un papel primordial en erradicar la violencia.

Para Don Juan la Emergencia Comunitaria ha sido una invitacion a pensar y reflexionar entre las companeras que conforman CONAMI que hay diferentes violencias y se significan de diferentes cosas:
"Hay violencias que conocemos desde siempre y hay otras nuevas que
muchas veces no se sabe como nombrarlas. No es la misma violencia que
se vivia hace 10 anos, que la violencia del crimen organizado que es
cada vez mas fuerte en los espacios comunitarios y que se estan
presentando cada vez mas en ese triangulo perverso de la Desaparicion
Forzada, Trata de Personas y Feminicidio. No sabemos como nombrar esto
porque era ajeno a nuestra experiencia de vida. Pero tambien esta la
violencia que viene desde afuera, la violencia que despoja como son
los Megaproyectos, o la violencia politica electoral que atenta contra
nuestras candidatas y nuestros pueblos" (Don Juan, Norma, CIESAS,
Ciudad de Mexico, 2017).


Las palabras de Don Juan nos hacen ver que los tipos de violencia van mas alla de la especifica que estamos debatiendo en este ensayo, y que hay una concatenacion temporal de causas y efectos en un tiempo individual pero tambien en un tiempo colectivo. Parafraseando Scheper-Hughes y Bourgois (2010) en su ensayo introductorio "Haciendo Sentido de la Violencia" diriamos que la violencia es productiva y reproductiva de otras violencias (p.1). No sabemos donde esta inicia pero si podemos tener un sentido de aumento, de un espiral que concatena ciclicamente varios eventos traumaticos y daninos y que desbordan el nuestro entendimiento porque superan lo que ya conociamos con anterioridad. De manera muy genuina Don Juan nos comparte su preocupacion por entender desde su experiencia de vida y perspectiva historica del movimiento indigena la violencia que aqueja hoy en dia a los pueblos. El continuo de violencias es palpable en sus palabras, en la claridad del reconocimiento del dano que los proyectos extractivistas causan, y el desasosiego de ante lo que la perversidad de la criminalidad moderna.

Ante estas violencias que se presentan en diferentes modalidades (la estructural, la fisica y extrema) las mujeres indigenas se preguntan: Que vamos hacer?, como las vamos a nombrar? Como las vamos a visibilizar?. Don Juan en su reflexion explico como es que en el seno de CONAMI pensaron en trabajar colectivamente a traves del uso de las tecnologias que fueran de comun para todas. Es asi que se creo un perfil en Facebook que se llamo "Emergencia Comunitaria de Genero". A traves de este perfil de Facebook etiquetan y suben notas de prensa en internet a manera de ir teniendo registro de las diferentes violencias que suceden en estados donde afiliadas de CONAMI tienen presencia. Esta labor de registro la realizan jovenes lideresas que tienen conocimiento de las redes sociales para informar y circular la informacion.

Tras recabar noticias de manera diferenciada, tecnicamente buscaron elaborar una base de datos en excel con registro por ano, lugar, tipo de violencias, victimario y origen etnico de la victima. En este ejercicio de sistematizacion -que requiere un adiestramiento tecnico- han recibido asesoria de companeras academicas que les han hecho varias observaciones criticas respecto a la dispersion tematica haciendoles gran varias recomendaciones. Para Don Juan ciertamente la sistematizacion y la produccion de documentacion confiable sobre la violencia contra mujeres indigenas es un reto. CONAMI requiere de construir sus propias bases de datos, lo cual les sera de utilidad a la hora de dialogar con la autoridad. Es decir, la expectativa de tener resultados derivados de la Emergencia Comunitaria de Genero les ha ayudado a fortalecer y tener argumentos mas solidos ante las autoridades y hablar de manera informada de "todas" las violencias que vivimos.

Para Don Juan el desafio de poder fortalecer la iniciativa no ha concluido porque hay que darle mas cuerpo, generar mas datos en base a mas informacion y generar propuestas que respondan al reto de combatir o como se va a erradicar la violencia en las comunidades: "Este reto debe ser discutido con las autoridades de los pueblos y a partir de sus sistema de justicia comunitaria, porque la justicia del gobierno alimenta el clima de impunidad, distancia a las victimas de la comunidad y actua en el menor de los casos de manera punitiva. El racismo y el desprecio del sistema de justicia contra las mujeres indigenas nos lleva a la certeza de que se debe trabajar de manera alternativa con los pueblos y tener un dialogo con las autoridades para construirlo de manera conjunta" (Don Juan, Seminario Critico, 2017).

Don Juan englobo su preocupacion del trabajo con autoridades locales con lo que CONAMI junto a otras organizaciones de origen indigena que estan en espacios urbanos para lograr que las politicas publicas del Instituto Nacional de las Mujeres atiendan la diversidad/especificidad de las mujeres indigenas. Para poder mejorar las politicas publicas -como las Alertas de Genero- Don Juan considera que es necesario producir informacion con otras metodologias que permitan que las mujeres indigenas aparezcan en los datos duros:
"La iniciativa Emergencia Comunitaria de Genero quiere aportar a esta
preocupacion de documentacion, y lo estamos haciendo nosotras sin
recursos economicos y con muchas limitaciones. Hacer una documentacion
de las violencias desde las propias companeras y desde escenarios que
aparecen en los medios de comunicacion implica construir una
metodologia para documentar desde lo mas sencillo posible, pero
generando datos e interpretaciones mas fieles" (Don Juan, Seminario
Critico, noviembre, 2017).


Conclusion

Sabemos de los escenarios de muerte las mujeres rurales de manera fraccionada, y que los feminicidios de las mujeres indigenas no se contabilizan debido a la marginalidad y lejania de donde ocurren, aundado a omisiones metodologicas. Esto tiene que ver con las fuentes de informacion institucionales que no registran la criminalidad y la interseccionalidad de violencia en zonas rurales -y ello incluye tanto la violencia de genero como las estructurales. Otro elemento explicativo es que la composicion de los indicadores del feminicidio tiene una inercia que es dificil modificar. El conocimiento experto feminista sedimenta formas de interpretacion e indicadores que se tornan legitimos y objetivos con el tiempo, y que son dificiles de cuestionar desde los margenes (Merry, 2017). Esto lo demuestra la forma estandarizada con la que se elaboran los informes solicitantes de las alertas de genero, y que priorizan los datos cuantitativos oficiales por encima del trabajo en terreno y la entrevista a defensores comunitarios de derechos humanos. Los equipos de expertos conformados para hacer los documentos peticionarios involucran a pocos expertos locales y a ello se suma que siguen esquemas de investigacion estandarizados para todas las entidades del pais. Las activistas indigenas y afrodescendientes que en algun momento tomaron parte en la red estatal de peticionarias del mecanismo de la Alerta de Genero resintieron el trato discriminatorio por parte de miembros hegemonicos del equipo lo que evito que se diera un mayor involucramiento de ellas en el proceso de incidencia y elaboracion del informe final peticionario. (22) Este desencuentro ilustra lo que Crenshaw (1999) conceptualiza como la interseccionalidad politica que invisibiliza a mujeres no blancas--en este caso indigenas- ante los imperativos activistas de la agenda feminista liberal. En el caso de la coyuntura que de facilito la elaboracion del documento peticionario y la declaracion de la Alerta en Guerrero, la premura por lograr la declaratoria en municipios de alta mortalidad femenina dejo de lado la oportunidad de consolidar un proceso de levantamiento de datos mas fino y cualitativo desde la mirada de expertas locales y conocedoras del tipo de violencias en las comunidades.

Una simple omision metodologica que contribuye significativamente a la invisbilidad de las mujeres indigenas es que los observatorios nacionales y regionales que mapean casos de feminicidio no registran en sus estadisticas la etnicidad de las victimas ni captan la complejidad de los actores violentos en escenarios marginales. El uso de notas periodisticas diversifica las fuentes de informacion, sobre todo cuando se recurre a periodicos locales que dan cuenta de sucesos en comunidades y aisladas, pero su enfoque sensacionalista no ayuda a reconstruir escenarios que dignifiquen a las victimas. Se ha dicho que por deduccion, se podria suponer el origen etico de la victima por la marginalidad y racializacion de los municipios donde los cuerpos aparecen, pero esto no es suficiente, y ni quizas metodologicamente atinado. En el caso de la seleccion de notas periodisticas de la Emergencia Comunitaria de Genero, lo que se busca es que el criterio de seleccion de las lideresas indigenas facilita la ubicacion de casos de violencia donde la victima pueda ser reconocida por sus marcas de etnicidad y cultura. Las companeras de CONAMI realizan el ejercicio de seleccion acorde a sus criterios y expertise del territorio, asegurando un filtro sensible a la particularidad de las regiones y a la interseccionalidad de las violencias que afectan a mujeres indigenas. El criterio de seleccion y la interpretacion de las causales que ellas realizan mas nos muestra que la produccion del conocimiento feminista puede ser y debe ser politicamente mas inclusivo y fertil.

En otro nivel de analisis tambien se hizo mencion del imaginario social sobre el tipo sociologico de victima, es decir, mujeres urbanas pobres trabajadoras (en maquilas), y que en el contexto urbano guerrerense estan ligadas a actividades de narco-menudeo y sexo-servicio en zonas turisticas (OVICOM, 2017). Los asesinatos de mujeres indigenas escapan a ese imaginario social, y a menudo no son considerados como feminicidios porque hay motivos involucrados que no necesariamente se ajustan a la definicion legal especifica. Las muertes femeninas relacionadas con la defensa de la propiedad comunal y ejidal, o la militarizacion de areas rurales y las actividades de extorsion del crimen organizado no necesariamente se clasifican como feminicidio porque son resultado de la concatenacion de varias violencias, unas de largo aliento como la descapitalizacion de la economia campesina en los municipios de la montana, y otras circunstanciales como la presencia fraccionada del narco. En esos casos la muerte de mujeres el motivo no esta exclusivamente condicionado por la condicion generica sino por la pobreza y la marginalidad espacial y politica de su economia.

Afortunadamente ahora mas colegas feministas antropologas investigan problematicas de feminicidio en zonas indigenas como Adriana Lugo Blanco, Perla Fregoso (2018) en el estado de Chiapas, Natalia De Marinis (2017) en Oaxaca, y Paloma Bonfil (2017) junto con un colectivo de investigadoras indigenas que elaboraron un diagnostico comparativo de varias regiones indigenas en el pais. Estos trabajos responden a la necesidad de documentar de manera fina los contextos regionales y las dinamicas sociales y economicas que explican la forma en que se dan los casos de feminicidio y otras violencias contra mujeres indigenas desde una perspectiva interseccional e historica.

Las intervenciones de Don Juan y Sanchez Nestor -conocedoras de la realidad desde su trabajo politico- nos hablan de los varios vacios informativos y epistemicos tanto cuantitativamente como en el campo de la interpretacion sociologica. Ambas no se reconocen en las estadisticas feministas, y expresan preocupacion por la situacion de deterioro y afectacion en territorios indigenas por violencias "que no sabemos como nombrar" pero que estan efectivamente filtrandose en el tejido comunitario. En particular Sanchez Nestor nos invita a repensar el feminismo liberal y su concepcion de victima femina que es limitada para entender el entramado social que amarra a las victimas y los victimarios en una situacion donde las opciones de vida son extremas y riesgosas (Scheper-Hughes y Bourgois, 2010). Sus voces nos recuerdan que hay mucho que hacer y mucho que dialogar porque lo realizado hasta el momento -como es la incidencia para la aplicacion de instrumentos de observacion y politicas publicas que transversalizan la atencion gubernamental con un enfoque de genero- no es suficiente. Don Juan nos recuerda que la comunidad es un espacio donde el dialogo con las autoridades comunitarias debe ser contemplado como mecanismo para resolver, resarcir y contener los danos causados por la violencia delincuencial, misma que hasta el momento no ha sido contenida por las politicas de securitizacion nacional (Hernandez, 2017; Mora, 2015).

Sanchez Nestor nos muestra la porosidad y la complejidad de la racionalidad de los actores en terreno que supera los tipos legales, y que las victimas de violencia feminicida estan muy cerca de sus verdugos, tanto dentro de casa como en los territorios. Para Don Juan y Sanchez Nestor la alianza con feministas sigue siendo un elemento crucial de tomar en cuenta para seguir trabajando porque el reto es muy grande y se necesita la coordinacion de informacion para poder tomar decisiones atinadas. Desde sus miradas indigenas la construccion de dato informativo de las violencias requiere un salto cualitativo que nos obligue a explorar otros ambitos -como el comunitario- y hacer hablar las estadisticas desde la optica desde lo que no se ha dicho Que sucede cuando la mirada es puesta solo en lo extremo y cuantitativo? Violencias extremas que acallan las voces de la diversidad, y que muestran un pais paralizado por el terror, por el exterminio de una generacion de jovenes y por las pocas alternativas de denuncia y resarcimiento. Porque no mejor aceptamos el reto descolonizador del pensamiento feminista (y punitivo), y tratamos de entender a las victimas y los victimarios como parte de colectividades que deben ser sanados en su conjunto desde los propios referentes de justicia.

Taller

"Defensoras comunitarias, violencias multiples y busqueda de justicia en territorios indigenas" realizado en la ciudad de Tlapa de Comonfort, Montana de Guerrero del 21 y 22 de marzo de 2019.

Referencias

Bartra, Armando. 1996. Guerrero Bronco. Campesinos, ciudadanos y guerrilleros en la Costa Grande. Editorial Era: Mexico.

Bartra, Armando. 2013. "Armados" en La Jornada del Campo N. 68, p. 2

Berrio Paloma, Lina Rosa. 2017. "Una decada de intervenciones gubernamentales y desde la sociedad civil en torno a la salud materna en Guerrero" en Freyermuth, Maria Graciela Enciso (coord.) Salud y mortalidad materna en Mexico. Balances y perspectivas desde la antropologia y la interdisciplinariedad. Coleccion Mexico: CIESAS, Mexico. Pp. 168-198.

Bonfil, Paloma; De Marinis, Natalia; Rosete Xotlanihua, Patricia; Martinez Navarro, Raul. 2017. Violencia de Genero contra Mujeres en Zonas Indigenas en Mexico. Mexico: Secretaria de Gobernacion-CONAVIM-CIESAS.

CALACS. 2017. Violence Against Indigenous Women of the Americas. Virtual Forum Final Report. Febrero 6-Marzo 10. https://can-latam.org/forums

Carey Jr., David; Torres, Gabriela. 2010. Precursors to Femicide: Guatemalan Women in a Vortex of Violence. Latin American Research Review. Vol. 45. No.3, pp-142-164.

Carrion, Lydiette. 2018. La fosa de agua. Desapariciones y feminidios en el Rio de los Remedios. Mexico: Penguin Random House.

Casique Rodriguez, Irene. 2017. Apuntes y datos sobre la violencia contra las mujeres en Mexico. Revista Internacional de Estadistica y Geografia. Vol. 8, Num. 1, enero-abril, pp. 1-11.

Cole, Sally; Phillips, Lynn. 2008. "The Violence against Women Campaigns in Latin America: New Feminist Alliances" Feminist Criminology. 3(2): 145-168.

Crenshaw, Kimberle. 1991. Mapping the Margins: Intersectionality, Identity Politics, and Violence against Women of Color Author(s). Stanford Law Review, Vol. 43, No. 6 (Julio), pp. 1241-1299

De Marinis, Natalia. 2017. "Violencias Interseccionales: Mujeres Triquis ante el racismo de estado y el liderazgo masculino" en Sieder, Rachel (coord.) Exigiendo justicia y seguridad. Mujeres indigenas y pluralidades legales en America Latina, CIESAS, pp. 443-476.

Drysdale Walsh, Shannon. 2008. "Engendering Justice: Constructing Institutions to Address Violence Against Women" Studies in Social Justice. Volume 2, Issue 1.

Estrada, Maria de la Luz. 2018. Aqui matan a las mujeres y no pasa nada. Nexos. No. 484, abril, Mexico.

Flores Perez, Carlos. 2013. Historias de polvo y sangre. Genesis y evolucion del trafico de drogas en el Estado de Tamaulipas. Mexico: CIESAS.

Fregoso, Rosa-Linda; Bejarano, Cynthia. 2010. Terrorizing Women: Feminicide in the Americas. Duke University Press.

Garcia-Del Moral, Paulina and Pamela Neumann*. 2018. "The Making and Unmaking of Feminicidio/FemicidioLaws in Mexico and Nicaragua." Law & Society Review, published online Dec. 26, 2018. https://doi.org/10.1111/lasr.12380

Garcia-Del Moral, Paulina. 2016. "Feminicidio: TWAIL in Action." American Journal of International Law Unbound 110: 31.

Garcia-Del Moral, Paulina. 2016. "Transforming Feminicidio: Framing, Institutionalization, and Social Change." Current Sociology 64(7): 1017-1035.

Garcia-Del Moral, Paulina. 2018. "The Murders of Indigenous Women in Canada as Feminicides: Toward a Decolonial Intersectional Reconceptualization of Femicide" Signs: Journal of Women in Culture and Society. vol. 43, no. 4.

Hernandez, Aida. 2017. "La guerra contra el narco. Violencia de Genero, militarizacion y criminalizacion de los pueblos indigenas". En Bastos, Santiago; Sierra, Maria Teresa coords., 2017. Estado y pueblos indigenas en Mexico. La disputa por la justicia y los derechos. Coleccion Mexico. Mexico: CIESAS. Pp. 244-267.

IIWF/FIMI. 2006. Mairin Iwanka Raya. Indigenous Women Stand Against Violence. A Companion Report to the United Nations Secretary. General Study on Violence Against Women. Managua: UNIFEM.

Lagarde, Marcela. 2008. "Antropologia, Feminismo y Politica: Violencia Feminicida y Derechos Humanos de las Mujeres" en Margaret Bullen y Carmen Diez Mintegui (coord.) Retos Teoricos y Nuevas Practicas. Mexico: UNAM. Pp-209-239.

Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida libre de Violencia. 2007. Instituto Nacional de las Mujeres. https://www.gob.mx/conavim/documentos/ley-general-de-acceso-de-las-mujeres-a-una-vida-libre-de-violencia-pdf

Luna Blanco, Adriana; Fragoso Lugo, Perla (2018) Feminicidio en Chiapas: Estudios de Caso (2012-2013). Mexico: CESMECA-CONACYT

LXI Legislatura y ONUMujeres. 2012. Violencia Feminicida en Mexico 1985-2010. ONUMujeres/INMUJERES: Mexico.

Maldonado Aranda, Santiago. 2012. "Drogas, violencia y militarizacion en el Mexico rural. El caso de Michoacan". Revista Mexicana de Sociologia 74, num. 1 (enero-marzo, 2012): 5-39. Mexico.

Mariana Mora. 2015. "Ayotzinapa, violencia y el sentido del agravio colectivo: Reflexiones del trabajo de campo antropologico". Ichan, ano 25, no. 293. Pp. 8-10.

Merry, Sally Engle. 2006. Human rights and gender violence: translating international law into local justice. Chicago: University of Chicago Press.

Merry, Sally Engle. 2017. The Seductions of Quantification. Measuring Human Rigths, Gender Violence and Sex Trafficking. Chicago: University of Chicago Press.

Milagros, Mexico, UAM-Xochimilco--CDI.

Mora, Mariana. 2013. "La criminalizacion de la pobreza y los efectos estatales de la seguridad neoliberal: Reflexiones desde la Montana, Guerrero", Revista de Estudos e Pesquisas sobre as Americas, Universidade de Brasilia- UnB, Vol. 7, Num 2, 174-208.

Nunez, Lucia. 2018. El genero en la ley penal: critica feminista de la ilusion punitiva. Mexico: UNAM.

Ojeda Rivera, Rosa Icela. 2018. Feminicidios. Violencia de Genero en Contra de las Mujeres en Guerrero: Enero de 2005 a Diciembre de 2015. Universidad Autonoma de Guerrero-Instituto Internacional de Estudios Politicos Ignacio Altamirano: Mexico.

OVICOM. 2015. Informe de Homicidios Dolores de Mujeres del Estado de Guerrero (2005-2015). El Observatorio de Violencia Contra las Mujeres "Hannah Arendt": Guerrero.

Razack, Sherene. 2016. Gendering Disposability. Canadian Journal of Women and the Law, Vol. 28, pp- 285-307.

Robledo Silvestre, Carolina. 2017. Drama social y politica del duelo: las desapariciones de la guerra contra las drogas en Tijuana. Mexico: COLMEX.

Scheper-Hughes, Nancy; Bourgois, Phillippe. 2004. Violence in War and Peace. An Anthology. Oxford: Blackwell Publishing.

Sieder, Rachel (ed.). 2017. Demanding Justice and Security. Indigenous Women and Legal Pluralities in Latin America. London: Routgers.

Sierra, Maria Teresa. 2013. "Desafios al Estado desde los margenes.: justicia y seguridad en la experiencia de la policia comunitaria". En Sierra, Maria Teresa; Hernandez, Aida; Sieder, Rachel. eds. Justicias indigenas y Estado. Violencias contemporaneas. Mexico: FLACSO-CIESAS, pags. 159-153

Sierra, Maria Teresa. 2017. "Autonomias indigenas y justicia de genero. Las mujeres de la policia comunitaria frente a la seguridad, la justicia y los derechos" en Sieder, Rachel. Eds. Exigiendo justicia y seguridad. Mujeres indigenas y pluralidades legales en America Latina, CIESAS, pags.161-204

Suzack, Cheryl; Huhndrof, Sharin; Perreault, Jeanne; y Barman, Jean. 2010. Indigenous Women and Feminism. Polutics, Activism, Culture. Vancouver: UBCpress.

Tlachinollan, Centro de Derechos Humanos de la Montana. 2018. Montana. Manantial de la Resistencia y torbellino de esperanza. XXIV Informe de actividades (Julio 2017-Agosto 2018). Tlachinolla: Tlapa de Comonfort.

Valdes Cardenas, Javier. 2012. Miss Narco. Belleza, poder y violencia. Mexico: Punto de Lectura.

Wright W., Melissa (2017) "Epistemological Ignorances and Fighting For the Dissapeared: Lesson from Mexico" Antipode Vol. 49, no.1

Wright, Melissa. 2011. "Necropolitics, Narcopolitics, and Femicide: Gendered Violence on the Mexico-U.S. Border" Signs: Journal of Women in Culture and Society. vol. 36, no. 3.

Entrevistas

1. Bruno Placido, Dirigente de la UPOEG, conversacion en la poblacion Pueblo Nuevo, Costa Chica de Guerrero. Abril, 2018.

2. Neil Arias Vitinio, abogada litigante del Centro de Derechos Humanos de la Montana Tlachinollan. Noviembre, 2018, Tlapa, Guerrero.

3. Lourdes Juarez de la Red de Mujeres Indigenas Jovenes Guerrenses (REMIJA) y Viridiana Guitierrez, 6 de febrero del 2019, Ciudad de Mexico.

4. Mijane Jimenez de la Asociacion Guerrense de Mujeres Afrodescendientes. Entrevistas en Cuajiniquilapa, Guerrero.

By Dolores Figueroa Romero (1)

(1) Maria Dolores Figueroa Romero is a Research Fellow at the Centre of Research and Advanced Studies of Social Anthropology (CIESAS) in Mexico City. She is a CONACYT Research Fellow at the Centre of Research and Advanced Studies of Social Anthropology (CIESAS) in Mexico City. Generally speaking, Figueroa's academic interest is focused on conceptualizing structural, social and extreme violence against indigenous women in rural realms from an intersectional perspective and critically dialoguing with the anti-feminicide feminist advocacy work. Her goal is to render a better understanding of the indigenous women's claims of justice and social restoration that are left unattended from hegemonic approaches to address gender-based violence.

(2) https://www.eluniversal.com.mx/nacion/politica/feminicidios-tienen-el-sello-delcrimen-organizado-mariasalguero

(3) La naturaleza de los contextos nacionales y la genealogia del activismo feminista condiciona el uso de terminos ya sea Femicidio/Feminicidio, para referir el asesinato doloso de mujeres. En Estados Unidos la definicion de femicidio desarrollada por Russell (2002) buscaba desnaturalizar la violencia domestica politizando el impacto social del asesinato de mujeres producto del odio misogino de hombres. La traduccion de este termino por feministas mexicanas sufrio una adecuacion que anadio otro sentido como fue el senalamiento al Estado por su falta de compromiso en la procuracion de justicia y la proteccion de los derechos humanos de las mujeres (Lagarde, 2008; Garcia de Moral, 2018). El caso de Guatemala el termino es empleado de manera estrategica para correlacionar las violencias de largo aliento, como la violencia politica de la Guerra en Guatemala, con la violencia extrema contra mujeres en el periodo post-conflicto. La guerra facilito que la violencia sexual fuera usada de manera sistematica contra mujeres mayas por militares y patrullas de auto-defensa, misma que nunca fue perseguida, naturalizando en el largo plazo la deshumanizacion de los cuerpos femeninos (Carey y Torres, 2010).

(4) Revisar el trabajo del colectivo Data Civica: https://datacivica.org

(5) La preocupacion feminista en los ultimos anos ha estado fuertemente reactiva a las politicas de seguritizacion y los efectos sociales de la lucha contra las drogas. Esto ha llevado a darle prioridad a la atencion y denuncia de feminicidios relacionados con actividades delincuenciales como la trata, el narcotrafico-narcomenudeo, y actividades lucrativas del crimen organizado. Estos casos refieren a muertes violentas de mujeres que sus cuerpos son encontrados de vias publicas. Consultar Observatorio Nacional Ciudadano de Feminicidio. http://terceravia.mx/2018/11/feminicidios-mexico-impunidadtecnocracia/?fbclid=IwAR0DwzyQ1CGDQO8yGInVOr-rx-uiZmN1SSyWRIseIHu0e77R5RAznnTWM0Y.

(6) La Comision Nacional de Derechos Humanos para el 2018 informo que el promedio de feminicidios diarios en el pais se habia incrementado a 9, lo cual da cuenta de un agravamiento de las tendencias en el tiempo. https://news.culturacolectiva.com/mexico/feminicidios-incrementan-durante-2018-segun-cndh/

(7) Este comentario lo rescato del trabajo academico de Paulina Garcia de Moral, que ha desarrollado un analisis juridico feminista de los impactos del llamado "Caso Algodonero". El caso algodonero trata de un proceso de busqueda de justicia que un colectivo de feministas mexicanas de Chihuahua llevaron ante la Comision Interamericana de Derechos Humanos en el 2007, por la desaparicion y asesinato de tres mujeres jovenes que fueron encontrados a las afueras de Ciudad Juarez. Estos tres casos son parte de un expediente de otras cinco jovenes asesinadas mas. La razon penal de la defensa descanso en la hecho de senalar la inoperancia y falta de respuesta efectiva de las autoridades periciales y policiacas del estado para investigar de manera efectiva la causa de muerte de las jovenes y la identificacion de los responsables de sus feminicidios. La sentencia emitida por la Corte hizo recomendaciones expresas al gobierno mexicano sobre su responsabilidad en el estado en no prevenir, no investigar y no juzgar a perpetuadores de violencia de genero. La sentencia extiende la culpabilidad de los hechos a la inoperancia del estado, haciendo co-responsable de la violencia feminicida. Este argumento que senala a las instituciones estatales en tolerar y perpetuar las condiciones sociales y estructurales que hacer posible la violencia contra mujeres es usada en otros casos de litigio. En el caso Canadiense que es sabido por la grave condicion de impunidad que rodea la desaparicion y asesinato de mujeres indigenas, el uso de un argumento solido para inculpar a la Royal Mountain Police y el sistema de justicia canadiense ha sido clave para desnaturalizar la violencia colonial contra mujeres indigenas. Para mayor informacion consultar las referencias bibliograficas citadas de Garcia del Moral.

(8) Carolina Torreblanca, analista de Data Civica, 16 de marzo del 2019. Casa Refugio Citlaltepetl, Ciudad de Mexico. https://www.animalpolitico.com/columna-invitada/que-estamos-comunicando-sobre-la-violencia-feminicida/

(9) Existen algunas encuestas que han sido aplicados por el Instituto de Salud Publica y la Coordinacion Nacional de Pueblos Indigenas (CDI) ahora llamado INPI que rescatan indicadores de violencia y rezago social de mujeres indigenas. Esta es la llamada Encuesta Nacional de Salud y Derechos de las Mujeres Indigenas (ENSADEMI) y en el 2008 aplicaron un cuestionario en ocho regiones indigenas en el pais a mujeres indigenas usuarias de centros de atencion a la salud. La encuesta se enfoca en reflejar tendencias y patrones de violencia domestica en zonas indigenas.

(10) http://revoluciontrespuntocero.mx/en-8-estados-se-concentran-mas-del-50-de-los-feminicidios-del-pais-ninas-mujeres-jovenes-adultas-y-de-edades-avanzadas-viven-en-riesgo-constante-de-sufrir-algun-tipo-de-violencia/?fbclid=IwAR1hulqQ-PnIv-gT-L5Jm7zsI1FxsDJChlAKaCPAmbo1G0JXpF53ODmYsqU

(11) Francisco Garrido Latorre, investigador del Instituto de Salud Publica. El SUR, 30 abril, 2018.

(12) Bruno Placido, Dirigente de la UPOEG, conversacion en Pueblo Nuevo, Gro. Abril, 2018.

(13) En el 2018 se incluyo en los municipios bajo alerta el municipio de Chilapa de Alvarez, que tambien es de poblacion indigena.

(14) Entrevista a Neil Arias Vitinio, Noviembre, 2018, Tlapa, Gro. Revisa fuente: https://ichan.ciesas.edu.mx/puntos-de-encuentro/los-retos-de-la-documentacion-etnografica-de-las-violencias-hacia-las-mujeres-indigenas-y-la-disputa-por-la-justicia-de-genero-en-guerrero/

(15) "Al comenzar la decada del dos mil, en Guerrero fallecian cerca de 80 mujeres cada ano por causas obstetricas y la razon de la mortalidad materna era muy cercana de 100/ 100,000 nacidos vivos. Mientras en 2006 la razon de nacional de mortalidad materna era de 58/100,000 nacidos vivos la de Guerrero era de 125/100,000. Las mujeres embarazadas indigenas en Guerrero mueren durante el embarazo, parto y puerperio por causas como hemorragias ya sea en su propio hogar o en el traslado al hospital (Berrio, 2017:177).

(16) Patricia Torres Sandoval, intervencion en linea en le Foro Virtual "Violencia contra Mujeres Indigenas de las Americas" CALACS. Mayo-Abril, 2017.

(17) Seminario Critico del Derecho "Emergencias Comunitarias de Genero" CIESAS, octubre 2018. Ciudad de Mexico. Consultar resena en: https://redintegra.org/noticias/seminario-del-derecho-critico-emergencias-comunitarias-de-genero-respuestas-de-las-mujeres-indigenas-frente-a-las-multiples-violencias-exclusiones-y-despojos/

(18) https://www.youtube.com/watch?v=Tib2A4Ig8EY

(19) Este mismo sentimiento de desilusion lo retomo de conversatorios y entrevistas con las lideres Lourdes Juarez de la Red de Mujeres Indigenas Jovenes Guerrenses (REMIJA) y de Mijane Jimenez de la Asociacion Guerrense de Mujeres Afrodescendientes. Estas dos lideresas tambien tuvieron participacion en la Alianza Plural pero rapidamente percibieron un distanciamiento con las feministas peticionarias de la Alerta, no solo en terminos de las consultas que no realizadas sino la secretividad con las que algunas de las gestiones se dieron para lograr la declaratoria. Entrevistas realizadas en noviembre del 2017, Chilapancingo y Cuajiniquilapa, Gro.

(20) Chilapa es un municipio de la Montana baja que esta a la entrada de la region de produccion de amapola, y es punto geografico de disputa entre grupos delincuenciales que se disputan el trasiego de la goma de amapola.

(21) Consultar: https://ichan.ciesas.edu.mx/puntos-de-encuentro/emergencia-comunitaria-de-genero-respuesta-de-las-mujeres-indigenas-a-las-multiples-violencias-y-el-despojo-del-territorio/

(22) Conversatorio con Lourdes Juarez Diaz y Viridiana Guiterrez Sotelo, activistas indigenas y afro-mexicanas guerrerenses de la A.C. Obvio Guerrero. El conversatorio se dio la ciudad de Mexico, 6 de enero del 2019. https://redtdt.org.mx/?p=12820
COPYRIGHT 2019 Bridgewater State College
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2019 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Romero, Dolores Figueroa
Publication:Journal of International Women's Studies
Geographic Code:1MEX
Date:Oct 1, 2019
Words:12057
Previous Article:The Making and Silencing of "Axe-Ocracy" in Brazil: Black Women Writers' Spiritual, Political and Literary Movement in Sao Paulo.
Next Article:The Perfect Misogynist Storm and The Electromagnetic Shape of Feminism: Weathering Brazil's Political Crisis.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2020 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters