Printer Friendly

Politicas contra la sequia y la tecnica de cisternas en Brasil.

1. INTRODUCCION

La sequia es un fenomeno natural que tiene registro historico en el Nordeste brasileno desde el ano 1552 (Villa, 2001). A pesar de tener un caracter natural y acontecer, generalmente, en la misma region, la sequia ocurre en diferentes coyunturas sociales e influye negativamente en las condiciones de vida de la poblacion. A traves de decadas, surgieron innumerables acciones de politicas publicas sociales con la finalidad de corregir distorsiones coyunturales, debido al fenomeno de sequias, pero aun ninguna de ellas consiguio resultados duraderos.

La precipitacion media anual del Semiarido Nordeste Brasileno oscila entre 250 a 800 mm anuales, distribuidos entre tres y cinco meses del ano (Lopes, 2006). En el municipio de Juazeiro (Estado de Bahia) la precipitacion media es de 536,49 mm (Embrapa, 2006). Para superar la deficiencia de agua para consumo humano en el medio rural la cisterna se destaca como una tecnologia simple, capaz de captar y almacenar agua limpia y adecuada para consumo humano.

En ese sentido el PIMC, Programa 1 Millon de Cisternas, que surgio como iniciativa de la ONG (ASA), se convirtio posteriormente en una politica publica, marcando el inicio de una nueva interaccion sociedad-naturaleza, o sea, si el Semiarido no se puede transformar en una region humeda, se puede cambiar la forma de vida de la poblacion que en ella vive, segun resaltan los secretarios de la Conferencia Nacional de los Obispos do Brasil (CNBB), Don Raymundo Damasceno Assis, y el del Consejo Nacional de Iglesias Cristianas (CONIC), pastor Revino Schmidt (Caritas Brasil, 2001).

En este contexto, el objetivo de este articulo es analizar las politicas publicas de lucha contra la sequia en Brasil y un analisis de la influencia de la utilizacion de las cisternas en las condiciones de vida de las familias en la Region Baixo Salitre, Municipio de Juazeiro, Brasil. El estudio incluye una revision de literatura desde la creacion de la Inspectoria Federal de Obras Contra la Sequia (IFOCS) en la epoca del Imperio, hasta el programa Un Millon de Cisternas (P1MC), lanzado por el presidente Lula en el 2003; este ultimo surgio de la iniciativa de la ONG (ASA), Articulacion del Semiarido. Ademas, abarca una revision del uso de cisternas en diversas partes del mundo, en general, y en el Semiarido Nordeste brasilero, en particular.

Para el analisis de la influencia de la utilizacion de las cisternas en las condiciones de vida de las familias en la Region Baixo Salitre, Municipio de Juazeiro, fueron realizadas 34 entrevistas con familias beneficiadas con cisternas de la region. La eleccion de las comunidades fue realizada a partir de informaciones dadas por la Articulacion del Semiarido (ASA)-Unidad de Gestora Micro regional. El criterio establecido fue el numero de cisternas, la fecha de termino de construccion y la distancia de la sede del municipio. Se entendio que, para evaluar mejor los objetivos propuestos por el presente estudio, se deberia seleccionar una region donde las familias beneficiadas ya hacian uso del agua captada y almacenada y donde las comunidades tenian dificil acceso a otras fuentes de agua.

La poblacion estudiada fue constituida por 34 familias, residentes en las comunidades de Recanto, Arame, Alfavaca, Alfavaquina, Mulungu, Barauna, Sobrado, Pau Preto, Pateiro e Manga, integrantes do Baixo Salitre. En todas las comunidades se percibio entusiasmo para hablar sobre las cisternas. Todas las entrevistas fueron realizadas en la propia residencia de la familia. En el transcurso de la aplicacion del cuestionario, compuesto de 25 preguntas, las familias eran interrogadas sobre sus condiciones de vida antes y despues de la construccion de la cisterna. El cuestionario considero cuatro aspectos: i) caracterizacion de las familias (responsable por la cisterna y numero de moradores); ii) relacion con la cisterna (como la forma de abastecimiento, satisfaccion, duracion de agua de lluvia captada); iii) aspectos de mejora de vida (salud y renta); y, iv) caracteristicas del periodo antes de la cisterna (lugar de donde se recogia agua, distancia y tiempo del transporte y calidad del agua).

En su primera parte, en este estudio se realiza una revision bibliografica del tema desarrollo endogeno, abordando el concepto de capital social. Enseguida se elabora el levantamiento de las politicas publicas para la sequia del Nordeste brasilero hasta hoy implantadas. Posteriormente son presentados los resultados la influencia de la utilizacion de las cisternas en las condiciones de vida de las familias en la Region Baixo Salitre, Municipio de Juazeiro (BA). Finalmente, se presentan las consideraciones finales derivadas del estudio.

2. MARCO TEORICO

2.1. DESARROLLO REGIONAL ENDOGENO

Las modificaciones ocurridas en los procesos productivos desde la decadas de 1980 dieron lugar a profundas transformaciones en las teorias de las politicas publicas de desarrollo regional, a partir de la ultima decada del siglo XX. Los desequilibrios regionales pre-existentes y la consecuente restructuracion productiva internacional fueron objeto de analisis desde diferentes angulos, destacandose entre ellos el llamado desarrollo endogeno.

El desarrollo endogeno tiene sus origenes en la decada de 1970, cuando las propuestas de desarrollo del tipo desde la base hacia la cima adquieren mayor notoriedad. A partir de esa corriente nacio el concepto de desarrollo local, conocido tambien como desarrollo territorial o desarrollo comunitario. Esta evolucion se dio con la colaboracion de nuevos enfoques al problema de crecimiento desequilibrado (Benko, 1999).

En la decada de 1990, el principal cuestionamiento al modelo de desarrollo endogeno se centro en entender por que el nivel de desarrollo varia entre regiones y paises, aun cuando ellas disponen de las mismas condiciones de factores productivos, tales como capital financiero, mano de obra o tecnologia. La solucion seria encontrar, entre esos factores, aquellos que son los determinantes dentro de cada region.

En ese sentido, la contribucion de la teoria endogenista fue identificar que los factores de produccion actualmente decisivos, como: capital social, capital humano, conocimiento, investigacion y desarrollo, informacion e instituciones, son determinados dentro de una region y no de forma exogena, como hasta entonces venia siendo entendido. Posteriormente se llego a la conclusion de que una region dotada de esos factores, o estrategicamente direccionada para desarrollarlo internamente, tendria mejores condiciones de alcanzar un crecimiento acelerado y equilibrado.

Con esa evolucion, el desarrollo regional endogeno predominante en la decada de 1990 puede ser definido como un proceso interno de ampliacion continua de la capacidad de agregar valor sobre la produccion, asi como de la capacidad de absorcion de una region, cuyo desdoblamiento es la retencion del excedente economico generado en la economia local y/o la atraccion de excedente provenientes de otras regiones. Este proceso tiene como resultado el incremento de empleo, de la produccion y de los ingresos economicos local o regional, en un modelo de desarrollo regional definido.

La capacidad de la sociedad de liderar o conducir su propio desarrollo, condicionandolo a la movilizacion de los factores productivos disponibles en su contexto y su posible potencial interno configura la forma de desarrollo denominado endogeno. Es posible identificar dos dimensiones en el desarrollo regional endogeno: la primera, la dimension economica, en la cual la sociedad empresarial local utiliza su capacidad para organizar, de forma mas productiva posible, la segunda dimension, la sociocultural, donde los valores y las instituciones locales sirven para el desarrollo de la region (Vazquez Barquero, 1998).

De forma antagonica al pensamiento normalmente asociado con las teorias endogenas, no se busca, en este enfoque, el aislamiento regional, ni el centralismo o auto-suficiencia. El concepto de desarrollo endogeno moderno se basa en la ejecucion de politicas de fortalecimiento y calificacion de las estructuras internas visando siempre la consolidacion de un desarrollo originalmente local, creando las condiciones sociales y economicas para la generacion y la atraccion de nuevas actividades productivas, dentro de la perspectiva de una economia abierta.

La moderna teoria regional endogena tambien considera la importancia de la sociedad civil y de las relaciones sociales en el proceso de desarrollo de una region. Debe ser resaltado que la importancia de la sociedad civil en el proceso de la evolucion de las civilizaciones ya habia sido analizada por estudios que se remontan al siglo XVIII (Ferguson, 1995).

Entretanto, lo que los investigadores de la corriente de desarrollo endogeno procuran destacar es que la sociedad civil, y en ella comprendida la solidaridad, integracion social y civismo, pueden ser consideradas el principal agente de modernizacion y de transformacion socioeconomica en una region (Boisier, 1997).

La importancia de la sociedad civil y de las relaciones sociales es, con el mismo enfasis, definida por otros investigadores del desarrollo endogeno (Birner et al., 1995; Godard et al., 1987; Stohr, 1990). La preponderancia dada a la importancia que se atribuye a la sociedad civil no esta en el debate de la relacion entre la sociedad y el Estado, la dicotomia entre mas o menos Estado, o entre sociedad y mercado. Se trata de la comprension de que el desarrollo regional endogeno, enfatiza la sociedad civil regional, sus procesos de organizacion social y relaciones civicas, lo cual favorece el crecimiento equilibrado y sustentable.

La transformacion de la sociedad en esa direccion deviene de los valores y virtudes civicas que forman parte de su estructura. Esos factores tienen la capacidad de modificar las estructuras regionales y, a traves del proceso cultural, transmitir a las generaciones futuras las caracteristicas sociales que sustentaran la evolucion socioeconomica en el largo plazo. El objetivo principal es combinar positivamente el civismo con la busqueda constante por la libertad y por las oportunidades (Coleman, 1994; Evans, 1995; Putnam, 1996).

Una de las novedades de estudios recientes sobre desarrollo regional esta en la insercion de la contemporanea concepcion de <<capital socia>>. Este se ha definido como el conjunto de caracteristicas de la organizacion social, que engloban las redes de relaciones entre individuos, sus normas de comportamiento, lazos de confianza y obligaciones mutuas. El capital social existente en una region hace posible acciones colaborativas que resulten en el beneficio de toda la comunidad. Entonces se puede entender capital social como la habilidad de crear y sustentar asociaciones voluntarias (Nicholls, 1969). El capital social es comprendido, basicamente, por su funcion, encontrado en organizaciones sociales que potencialicen la produccion del ser humano.

En otras palabras, el capital social puede ser definido como el conjunto de las caracteristicas de la organizacion social, que engloban las redes de relaciones entre individuos, sus normas de comportamiento, lazos de confianza y obligaciones mutuas; cuando estas existen en una region, se reflejan en acciones colaborativas que resulten en el beneficio de toda la comunidad. Por su funcion se halla comprendido, basicamente, en organizaciones sociales que potencialicen la produccion del ser humano (Coleman, 1994; Evans, 1995; Putman, 1996; Abramovay, 2000; Bourdieu, 1996, 1989; Nicholls, 1969; Torcal y Montero, 1998; Nejamkis, 1999; Routledge y Amsberg, 1996; Tendler, 2002; Sanroma, 1999).

En ese sentido, el desarrollo regional endogeno y el capital social apuntan para la construccion de un nuevo sujeto colectivo de desarrollo; o de un nuevo padron de politicas, basadas en la asociacion entre diversas instancias y organos de poder politico, las empresas privadas y las organizaciones de la sociedad civil. Ese proceso puede ser considerado un nuevo padron de relacion entre Estado y sociedad que puede venir a representar cambios significativos en nuestra matriz politica, economica y social, especificamente en las politicas publicas de combate a la sequia como el P1MC que se veran mas adelante.

2.2. POLITICAS PUBLICAS CONTRA LOS EFECTOS DE LAS SEQUIAS

La intervencion del estado en el nordeste fue siempre marcada por la centralizacion y fragmentacion de las acciones y se concretizaba a traves de la creacion de organos nacionales para el combate de la sequia los cuales se transformaban en objeto de disputas politicas entre los diferentes segmentos de la elite rural. La accion desarrollada por esos organos se limitaba a la construccion de grandes presas publicas de grandes extensiones de rios permanentes, sobretodo, la construccion de millares de pequenos y medianas presas dentro de propiedades privadas de forma de asegurar agua para la produccion agropecuaria y el funcionamiento de agroindustria.

Las primeras iniciativas para luchar contra el problema de la sequia fueron dirigidas a ofrecer agua a la zona de la region Semiarida. En esa optica fue creada la Inspectoria de Obras Contra las Sequias (Decreto No. 7.619, del 21 de octubre de 1909), actual DNOCS-Departamento Nacional de Obras Contra la Sequia, con la finalidad de centralizar y unir la direccion de los servicios, proponiendo la ejecucion de un plan de lucha contra los efectos de las irregularidades climaticas. Fueron entonces, iniciadas las construcciones de carreteras, embalses, presas, pozos, como forma de proporcionar apoyo para que la agricultura soportara los periodos de sequia.

La idea de resolver el problema de agua en el Semiarido fue, basicamente, la directriz trazada por el Gobierno Federal para el Nordeste y prevalecio --por lo menos-- hasta mediados de 1945. En la epoca en que la Constitucion brasilena de 1946 establecio la reserva en el presupuesto del Gobierno de 3% de la recaudacion fiscal para gastos en la region nordestina, nacia una nueva postura distinta de la solucion hidraulica en la politica anti-sequia, abandonandose el enfasis en obras en funcion del aprovechamiento mas racional de los recursos, conforme podemos observar en el historico de los Programas de Gobierno descritos en el Cuadro No. 1.

Analizando el Cuadro No. 1 sobre Programas de Gobierno, se puede verificar que las politicas publicas de combate a las sequias pueden ser subdivididas en tres periodos claramente diferenciados. En el primer periodo que se extiende del ano 1877 hasta la decada de 1940 del siglo XX, la actuacion del Estado se daba a traves de <<medidas de salvacion>>, o sea, distribucion de alimentos entre los refugiados que conseguian llegar a las capitales, y de limosna a los que permanecian en el interior. En el aspecto tecnico, se invertia en infraestructura hidraulica como: construccion de grandiosas represas, poco profundas y embalses.

En un segundo periodo, que se extiende a partir del final de la decada de 1950 hasta la decada de 1970, la atencion politica anti-sequia migro de las obras de presas para el aprovechamiento racional de los recursos hidricos. En este contexto, fue creada por el gobierno federal, en 1948, la comision del Valle de San Francisco, seguida por las instituciones Banco del Nordeste de Brasil (BNB) y Superintendencia de Desarrollo del Nordeste (SEDENE). En 1956, el gobierno federal, instituyo el Grupo de Trabajo para el Desarrollo del Nordeste-GTDN, cuya importancia consistio en la identificacion de las disparidades regionales. De acuerdo con el GTDN, eran necesarias medidas amplias y una suma de inversiones mayores para el desarrollo de la region. Esa etapa fue llamada desarrollo planificado, cuando las politicas anti-sequia buscaban basarse en analisis mas cuidadosos de la realidad.

El tercer periodo se inicio a partir de 1970 y fue marcado por la implantacion de varios programas, tales como: Proterra (1971), Provale (1972), Polonordeste (1974), Projeto Sertanejo (1976) e Prohidro (1979).

A pesar de innumerables politicas publicas implementadas a lo largo de la historia del Nordeste Semiarido, estas politicas se mostraron como incompletas y desintegradas, porque cada gobierno interrumpia o alteraban los proyectos del gobierno anterior. Segun Villa (2001) el Semiarido necesita de una intervencion del gobierno federal que se contraponga al supuesto descanso de las <<elites regionales>>, necesitando una accion planificada. En este contexto, el Gobierno esta buscando incentivar y fortalecer las iniciativas de la sociedad civil destinando parte de su presupuesto para el Programa Un Millon de Cisternas Rurales (P1MC) de la Organizacion No Gubernamental ASA, cuyas siglas en castellano pueden traducirse como la Articulacion del Semiarido.

2.3. EL PROGRAMA UN MILLON DE CISTERNAS (P1MC)

Segun Gnadlinger (2000) la recogida y aprovechamiento del agua de lluvia ha sido una tecnica muy popular en muchas partes del mundo, especialmente en regiones aridas y semiaridas (que representan aproximadamente 30% de la superficie de la tierra). La recogida del agua de lluvia se realiza en diversas partes del mundo y en diferentes continentes desde hace millares de anos. Este tipo de recoleccion de agua se ha usado y difundido especialmente en regiones semiaridas, donde las lluvias ocurren solamente durante pocos meses y en lugares diferentes.

La colecta del agua de lluvia en sistemas individuales de abastecimiento de agua ha sido una practica usual hace muchos anos. Segun Tomaz (2003) existen reservorios escavados hace 3.600 a.C. y la Piedra Moabita, una de las descripciones mas antiguas del mundo, encontrada en el Medio oriente data de los anos 850 a.C., el Rey Mesha de los Moabitas sugiere que las casas tengan captacion de agua de lluvia. En China esta tecnica ya era conocida en el Planalto de Loess, hace dos mil anos, cuando existian ya estanques y tanques para el agua de lluvia (Gnadlinger, 2000).

En la decada de 1970 varias ciudades de la India tenian en las tecnicas de captacion de agua de lluvia la solucion para su produccion agricola y pasaron de la situacion de importadores a exportadores de alimentos. En la decada de 1980 la poblacion de la ciudad de Gopalpura, tambien en la India, localizada en una region propensa a las sequias, paso a revivir las practicas de captacion de flujo superficial y el exito del emprendimiento motivo otras 650 ciudades proximas a desarrollar esfuerzos similares, llevando a la elevacion del nivel del aguas subterraneas, rendimientos mayores y mas estables provenientes de las actividades agricolas, y reduccion de las tasas de migracion. Impresionado con el exito de la experiencia del uso de tecnicas de captacion de aguas de lluvia, el ministro jefe del estado de Madhya Pradesh, todavia en la India, repitio la iniciativa en 7.827 ciudades. El proyecto atendia a casi 3,4 millones de hectareas de tierra entre 1995 y 1998 (World Water Council, 2000; Palmier, 2001).

En el mundo arabe, diversos sistemas de captacion de agua de lluvia estan siendo desarrollados, donde la grande necesidad estimula el maximo uso de cada gota de agua. Las tecnicas de captacion de agua de lluvia son practicadas hace milenios en varios paises de la region, siendo comun en Arabia Saudita, Qatar, Emiratos Arabes Unidos, Yemen, Oman y Tunez. En estos paises se utiliza el sistema de recarga de agua subterranea a traves de la construccion de pozos que hacen parte de planes nacionales de desarrollo (Petry y Boeriu, 1998; Palmier, 2001)

En las Americas, Gnadlinger (2000) destaca las practicas pre-colombinas del pueblo Maya en la peninsula de Yucatan, hoy Mexico. Mexico como un todo es rico en antiguas y tradicionales tecnologias de colecta de agua de lluvia, registradas de la epoca de los Aztecas y Mayas. Al sur de la ciudad de Oxkutzcab, al pie del monte Punc, todavia hoy pueden ser vistas las realizaciones del pueblo Maya. En el siglo X existia alli una agricultura basada en el aprovechamiento de agua de lluvia. Las personas vivian en las laderas y su agua potable era brindada a traves de cisternas con capacidades entre 20.000 a 45.000 litros, llamadas Chultuns.

Como se puede apreciar, la captacion de agua de lluvia es una medida estrategica para el desarrollo social y economico de las regiones semiaridas del mundo entero.

En el Semiarido Nordesino el desafio central es el almacenamiento y uso adecuado del agua de las lluvias, porque esta region se caracteriza por suelos rasos y con baja capacidad de retencion de aguas subterraneas. La pluviosidad nordestina es irregular y diferenciada. El agua de subsuelo es casi siempre salobre. La gran mayoria del suelo no ofrece condiciones para la perforacion de pozos profundos. Existen pocos rios; en realidad existen apenas dos grandes cuencas: la de San Francisco y la de Parnaiba. En estas circunstancias, se torna indispensable la busqueda de soluciones alternativas y la creacion de una nueva mentalidad, una nueva cultura y adaptacion al medio ambiente semiarido.

La construccion de cisternas, acompanadas por un proceso educativo de uso adecuado del agua captada, ha sido mostrada eficiente en el combate a la sequia nordestina. Datos recogidos en Iguaracy, municipio con menor indice pluviometrico en la region do Pajeu (344,6 mm), muestran que fue posible conseguir una captacion minima de 24.000 litros de agua por residencia a traves del techo, con 78 [m.sup.2,] restando las perdidas de 10%. Se estima que los gastos con agua para beber, cocinar y para higiene bucal (consumo humano) se ubica en 14 litros/persona/dia o de 16.000 litros/familia/ ocho meses.

En la decada de 1970, la EMBRAPA (Empresa Brasilena de Investigacion Agropecuaria) comenzo a realizar experiencias con cisternas, obteniendo excelentes resultados, pero estos no fueron pasados para el pueblo por falta de una politica volcada para la poblacion rural del Semiarido Brasileno (Gnadlinger, 2000).

En la decada de 1990 fue creado el Instituto Regional de la Pequena Propiedad Agropecuaria (IRPAA), entidad no gubernamental, sin fines de lucro y con sede en el municipio de Juazeiro/Bahia. Desde su creacion el IRPAA desarrolla estudios tecnicos en la busqueda de cisternas mas resistentes, tales como: cisternas de placa, ladrillos y cal, cerca de cemento y alambrado, tambien, viene construyendo cisternas, conjuntamente con otras organizaciones no gubernamentales, organizaciones de base y comunidades. En el transcurso de esos estudios percibieron la necesidad de implementar programas educacionales estructurados para incentivar la convivencia con el clima semiarido y el manejo adecuado del agua. En los anos siguientes, la EMBRAPA y el IRPAA organizaron varios Simposios Brasilenos de Captacion de Agua de Lluvia, a traves de los cuales dieron un gran impulso a la utilizacion de agua de lluvia.

En julio de 1999, durante la 3a Conferencia de las partes de la Convencion de Combate contra la Desertificacion y la sequia (COP3) celebrada en Recife, fue creada la Articulacion del Semiarido (ASA), entidad no gubernamental que actualmente ya reune cerca de 700 entidades. En esta ocasion, la sociedad civil organizada y activa en la region del Semiarido brasileno, reproduciendo la experiencia de la RIO-92, promovio el Forum Paralelo de la Sociedad Civil. La ASA tuvo un papel decisivo en la coordinacion de ese proceso, viniendo a consolidarse como espacio de articulacion politica de la sociedad civil en febrero del 2000. La base de su participacion es la Declaracion del Semiarido, documento que sintetiza las percepciones de los grupos participantes de la ASA en torno a la region. Y, fue a traves de la ASA que surgio el Programa Un Millon de Cisternas (P1MC).

El programa de Formacion y Movilizacion Social para la Convivencia con el Semiarido: Un Millon de Cisternas Rurales (P1MC) se inicio en el ano de 2001, a traves de un Proyecto Piloto financiado por el Ministerio del Medio ambiente (MMA). El mismo preveia la construccion de 500 cisternas y la elaboracion del proyecto, movilizacion en los estados, seminarios y oficinas (Pereira, 2006). La propuesta divulgo un modelo de gestion que puede ser asumido integralmente por la misma sociedad civil que lo elaboro, acompanado de un riguroso sistema de control social en los diferentes niveles.

El P1MC establece junto con las comunidades rurales del Semiarido brasileno, un proceso de capacitacion que envuelve, directamente, a 1.000.0000 de familias. En este proceso es abordada la cuestion de la convivencia con el Semiarido, con un enfoque especifico para el uso racional de recursos hidricos, construccion de cisternas, administracion de los recursos publicos y financiera de los recursos derivados del PIMC. La cisterna es el paso inicial para que las familias puedan percibir que es posible convivir con el semiarido.

La cisterna de placas prefabricadas, modelo adoptado por el P1MC, es una tecnologia simple y barata. Un reservorio de agua con formato redondo construido al pie de la casa, con una base 2/3 partes enclavada en el suelo y 1/3 fuera este, que capta el agua de lluvia de los techos de las casas. El proyecto preve un curso de gerenciamiento de recursos hidricos con las familias beneficiadas para que aprendan a gerenciar de forma racional el agua para beber y cocinar, para que dure mas tiempo durante la sequia (de 8 a 10 meses). Las cisternas son cerradas, lo que impide la entrada de luz y de insectos. Sin luz no hay procreacion de algas. En la entrada de agua hay un filtro, que impide el paso de impurezas. La cisterna es llenada con el agua de lluvia captadas a traves del techo de la casa y canalizada por canales y grifos. El agua se conserva limpia y apropiada para el consumo humano.

El costo de una cisterna, con todos los componentes, gira en torno de R$ 1.800,00 (reales). De estos, R$ 350,00 corresponden a la contrapartida de las familias, que abarca la excavacion del forado de la arena cuando esta disponible en las proximidades de la casa, alimentacion y hospedaje de los albaniles. El valor de la construccion es de aproximadamente R$ 1.450,00, o sea, 80% (Pereira, 2006).

La construccion de una cisterna lleva en promedio 5 dias, en la gran mayoria de las veces contando con la ayuda de la propia familia y de los vecinos. La capacidad de la cisterna es de 16.000 litros de agua potable: el agua de lluvia en la zona rural del Semiarido Nordesino es una de las mas limpias de la naturaleza. Esa cantidad es suficiente para abastecer una familia de hasta 5 personas durante el periodo de sequia, que dura cerca de ocho meses, con un consumo diario de 14 litros/persona. Para llenar completamente el reservorio que tiene capacidad de 16.000 litros son necesarios 500 mm de lluvia en un area de colecta (del techo) con 40 [m.sup.2].

Las cisternas construidas siguiendo los padrones tecnicos y utilizando material de buena calidad, tienen un tiempo de vida media de 40 anos. Los problemas presentados se derivan de: uso de material de mala calidad, tecnicas inadecuadas de construccion; uso no adecuado de material para el tipo de suelo; falta de cuidados especiales de mantenimiento, como no dejar la cisterna vacia y construccion de las cisternas proxima a los arboles.

Las cisternas caseras son consideradas como la tecnologia mas viable para la convivencia con el Semiarido. Segun Polleto (2001), las cisternas tienen una serie de ventajas que les dan esa clasificacion: bajo costo, facilidad de diseminacion de la tecnologia entre los medios populares menos alfabetizados o analfabetos, asi como la posibilidad de ser articulada con la reeducacion de la familia en cuanto al cuidado necesario para la preservacion de la calidad del agua.

La influencia de las cisternas en la salud de las familias, principalmente ancianos y ninos, es inmediata. Facilita tambien el trabajo de las mujeres, muchas veces agotadas por la monotonia y la dificil tarea de traer agua de diversas fuentes (piscinas, puntos de agua, pozos, etc.), que en la mayoria de veces, se hallan bastante distantes.

Atender un millon de familias en cinco anos es la meta del proyecto. Es sin duda el mayor proyecto de abastecimiento de agua para consumo humano para la poblacion del area semiarida que existe hasta hoy. Constituye la posibilidad de almacenar 16.000.000.000 de litros.

El P1MC no pretende ser tan solo un programa de transferencia de activos y distribucion de ingresos economicos, sino tambien promover cambios culturales, el fortalecimiento del capital social. Por tener un abordaje universal y no estar basada en reivindicaciones corporativas, propone un estandar de relaciones entre el Estado y la sociedad sobre las cuestiones de los servicios publicos, permitiendo asi el fortalecimiento institucional de las organizaciones de base, para el fortalecimiento y desarrollo de alternativas locales y la gestion de los recursos publicos.

Fue solamente despues de percibir los beneficios de la construccion de cisternas en algunas comunidades, que la ASA tomo la decision de ampliar el proyecto, asociandose con las politicas gubernamentales y no gubernamentales. Un convenio celebrado con el Ministerio del Medio Ambiente (MMA), cuyo objetivo era la construccion de 500 cisternas, permitio que la ASA realizase experimentos para el proceso de movilizacion de comunidades e instituciones gubernamentales y no gubernamentales. Posteriormente se firmo un convenio con la Agencia Nacional de Aguas (ANA) para construccion de 12.400 cisternas.

En el ano 2003 fue firmado el Termino de Cooperacion No. 001/2003 con el Ministerio de Desenvolvimiento Social (MDS) y la Asociacion Programa Un Millon de Cisternas para el Semiarido (AP1MC). De esa forma, el Programa tomo forma de politica publica, con un presupuesto definido.

Actualmente, el Programa viene recibiendo apoyo y firmando acuerdos de cooperacion con instituciones privadas. En todo el Semiarido Nordesino existen diversos ejemplos de participacion de la iniciativa privada, tanto nacionales como internacionales, en el marco del Programa Un Millon de Cisternas, tales como: Federacion Brasilena de Bancos (FEBRABAN), Sindicato de los Metalurgicos del ABC y ADOPTAR (iniciativa de la micro region/Juazeiro, BA); Cooperativas Italianas (COSPE, UCODEP y Forlimpopolli), asi como donaciones de personas fisicas de Holanda.

Hasta el ano 2009 fueron construidas mas de 266 mil cisternas, movilizando cerca de 292.000 familias en 6.078 municipios. Tambien fueron capacitadas mas de 268.000 familias en recursos hidricos, ademas de 5.500 albaniles.

3. DISCUSION DE RESULTADOS

De las 34 familias entrevistadas, 23 (68%) poseen mujeres como responsables por la cisterna. Eso demuestra el verdadero ejercicio de la participacion femenina, sin comparacion en la historia de los programas y politicas publicas dirigidas al Semiarido del Nordeste, como tambien, deja claro el reconocimiento del importante papel de la mujer en la gestion de los recursos hidricos (Grafico No. 1).

Esto demuestra que las cisternas con capacidad de 16.000 litros son las mas adecuadas para la realidad de la region, pues 76% de las familias tiene entre 1 y 5 moradores que consumiran 3.360 y 16.800 litros, respectivamente, de agua durante un periodo de 8 meses (240 dias), con un consumo diario de 14 litros/persona (Grafico No. 2). De esa forma, estas familias tendran condiciones de captar y almacenar agua suficiente para pasar el periodo de sequia (8 meses), con agua disponible para beber, cocinar y realizar higiene bucal. Por eso, es importante resaltar que, si solamente una familia no consigue almacenar la cantidad de agua ideal para pasar el periodo de sequia, es aconsejable que el dimensionamiento de las cisternas sea repensado, saliendo de la forma estandarizada para una escala de tamano variable como el numero de moradores.

De los entrevistados, 90% declararon que usan agua de la cisterna solamente para beber, cocinar y cepillar los dientes (Grafico No. 3).

De las 34 familias entrevistadas, 95% tuvieron participacion en la construccion de las cisternas. Eso de muestra que la participacion de los actores sociales es uno de los puntos fuertes del P1MC. Es este rasgo el que diferencia al P1MC de otras politicas publicas implementadas en la epoca del combate a la sequia, pues la cisterna no es hecha solo para la familia (Grafico No. 4). Ella es, sobretodo, hecha por la familia.

De las 34 familias entrevistadas, apenas 25% afirmaron que solo abastecieron las cisternas con agua de lluvia y, el restante 75%, ya habia sido abastecido con el carro-abastecedor (Grafico No. 5). Segun los entrevistados, el abastecimiento con el carro-abastecedor solo se realizo porque ellos abastecieron a las familias vecinas que todavia no fueron beneficiadas por el P1MC, con el agua de lluvia colectada sus cisternas. Se cree que, con el cumplimiento de la meta de 1 millon de cisternas, este problema no persistira en el futuro.

Todos los entrevistados fueron unanimes en afirmar que estan muy satisfechos con la cisterna y que tienen conviccion que sus vidas cambiaran para mejor. La grande mayoria relato que la cisterna es <<una dadiva de dios>>.

La mayoria de las familias, 70%, dice que el agua almacenada en la cisterna fue suficiente para el consumo de las personas del domicilio por un periodo superior a 8 meses. Las demas senalan que el agua duro menos tiempo, dado que abastecieron con su agua a los vecinos que aun no tienen las cisternas (Grafico No. 6).

El acceso al agua fue el mayor beneficio senalado por las familias. Todos los entrevistados (100%) afirmaron, categoricamente, que el agua de lluvia recolectada y almacenada en la cisterna es de calidad superior a la que ellos tenian acceso anteriormente. Muchos senalan que consumian agua salada, con barro y hasta contaminada con estiercol de animales como ranas, escarabajos y lagartos.

En relacion con la salud manifestaron que, cuando consumian agua sin calidad y de origen dudoso, en las familias relacionadas con el agua eran bastante comunes los casos de enfermedades tales como diarreas, vomitos, colicos, entre otras. En contraste ahora, con la utilizacion de agua colectada en las cisternas, tales dolencias solo ocurren muy esporadicamente.

El cuestionario tambien revelo que la mitad de las familias entrevistadas dedicaban un tiempo significativo a la tarea de buscar agua (cerca de 2 horas por cada desplazamiento). En muchos casos ellas hacian mas de un desplazamiento por dia, durante todos los dias de la semana.

Ubicada al costado de la casa, la cisterna permite que las familias tengan acceso a agua de calidad, sin perder tiempo y sin necesidad de realizar esfuerzos. Por eso, 100% de los entrevistados senalaron al ahorro de tiempo y esfuerzo como gran beneficio dado por el uso de la cisterna, porque este permite mayor dedicacion a otras actividades como el trabajo rural, o al cuidado de los ninos.

Todas las familias entrevistadas afirmaron que sus ingresos economicos mejoraron, citando como principales motivos que ello les proporcionaba tiempo libre (el invertido en la busqueda de agua en las fuentes), para realizar otras actividades (e.g., trabajo en el jardin); igualmente les permitia el ahorro de los recursos financieros, dado que ya no necesitan desplazarse hasta la sede del municipio para solicitar el carro-abastecedor o para comprarlo.

4. CONCLUSIONES

De las comunidades investigadas, Sobrado, Pau Preto, Pateiro y Manga son las que quedan mas distantes de la sede del municipio. Por este motivo son las que mas cuidan el agua captada de las lluvias y que es almacenada en las cisternas. En estas comunidades la presencia del carro-abastecedor es menos frecuente, lo que explica el hecho de que las familias solo utilicen el agua de la cisterna para beber, porque temen que falte agua de calidad para beber durante la sequia.

Las comunidades visitadas son carentes y, todavia hoy, enfrentan el desafio de conquistar otras mejoras basicas de sus condiciones de vida, tales como los grifos de agua corriente, elevacion del nivel de escolaridad, ampliacion de las oportunidades de empleo y de sus ingresos economicos. A pesar de ello, se debe reconocer que las cisternas constituyen una mejora significativa de la vida de esas familias que, previo al Programa, gastaban ingentes horas del dia en la busqueda de agua para beber, durante los periodos de sequia.

Para la realidad de los que viven en el medio urbano, con infraestructura basica de agua y aguas servidas, la cisterna puede ser evaluada mas como un paliativo, porque todavia esta lejos de ser equiparable con un sistema de saneamiento basico. Por esta razon, para las familias objeto de estudio, la cisterna es un bien de inestimable valor, o como muchos senalan, <<una dadiva de Dios>>. Todas las cisternas visitadas estan en lugares donde no existe ninguna otra fuente permanente de agua apropiada para el consumo humano, es decir, que el P1MC no construye cisternas que no sean realmente necesarias.

Para que las cisternas sean un medio eficiente de minimizar el desequilibrio socio-ambiental del Semiarido, es necesaria la participacion de las familias en la construccion de las mismas. La sustentabilidad propuesta en el paradigma de convivencia con el Semiarido va a depender del cuidado diario que las familias tengan con las cisternas, usando el agua solamente para beber y cocinar. Es menester, entre otras actividades, lavar siempre el techo con la primera agua de lluvia; mantener la cisterna cerrada; retirar el agua de la cisterna a traves de la bomba de Gude (reemplazar el balde a la hora de retirar agua evita la contaminacion del agua potable); en fin, adoptar todos los procedimientos para tener agua potable para beber y cocinar en los periodo de sequia, que duran aproximadamente ocho meses.

Hay indicios de mejoras en las condiciones de vida y de acceso al agua para el consumo humano de la poblacion estudiada, debido a la facilidad de acceso a una estructura simple y eficiente de captacion de agua de lluvia y del aprovechamiento sustentable de los recursos pluviales.

La investigacion demostro que, en algunas de las comunidades esta sustentabilidad esta amenazada por la falta de cisternas; o sea, como no todas las familias poseen cisternas, las que han sido beneficiadas acostumbran compartir el agua de su cisterna con otras familias. De esta manera, el agua se termina antes de llegar la nueva estacion de las lluvias, y las familias continuaran dependiendo de los carros-abastecedores, particulares o contratados por la Municipalidad.

Se debe reconocer que el P1MC es un importante paso dentro del proceso (que llevara algun tiempo para madurar), de terminar con la agonia de falta de agua en el Semiarido Nordesino. El punto fuerte del programa es la metodologia escogida, que involucra a las familias con la idea de la sustentabilidad, no solamente dando la cisterna (que entraria en los moldes paternalistas y asistencialistas de la <<industria de la sequia>>), sino animandolas --a traves de un sistema de ayuda mutua, a comprender la dimension del trabajo colectivo y del potencial de los cambios existentes en la movilizacion social.

Las cisternas rurales se presentan como una solucion efectiva para las familias del Semiarido, favoreciendo el acceso al agua potable. El grado unanime de satisfaccion medido por la investigacion no deja dudas de la importancia de la cisterna en el nuevo paradigma de convivencia con el Semiarido. Por ello se considera adecuado que los organos gubernamentales de las esferas federal, estadal y municipal contribuyan de forma mas intensiva para la diseminacion de la construccion de cisternas rurales para la captacion de agua de lluvia para el consumo humano, para alcanzar la meta de 1.000.000 de cisternas. Esta meta no fue alcanzada en el plazo establecido de 5 anos, tomando como marco inicial el mes de julio del 2003. Por esta razon, la meta tiene un numero y plazo con valores simbolicos bastante fuertes, que sirven para advertir que el Nordesino no puede esperar por 5 siglos mas para llegar a concretarse.

Recibido: 23-04-2009

Revisado: 01-12-2009

Aceptado: 03-02-2010

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

ABRAMOVAY, Ricardo. 2000. "O capital social dos territorios: Repensando o Desenvolvimento Rural". En: Economia Aplicada, Vol. 4 (2), abril/junio: 379-397.

ARTICULACION EN EL SEMIARIDO BRASILENO, ASA. 2006. Articulacion en el Semiarido Brasileno. Programa de Formacion y Movilizacion Social para la Convivencia con el Semiarido: Un Millon de Cisternas Rurales (P1MC). En: http://www.asabrasil.org.br; consulta: 01, 12 y 30/08/2010; 08 y 09/09/2010 y 20/10/2010.

BENKO, George. 1999. La Ciencia Regional. Bahia-Blanca: Universidad Nacional del Sur.

BIRNER, Andreas et al. 1995. Local development initiatives-an intercultural comparison: Life strategies and global structure change. Wien: Institut fur Raumplanung und Regionalentwicklung-IRR, Discussion paper No. 51.

BOISIER, Sergio E. 1997. Sociedad civil, participacion, conocimiento y gestion territorial. Santiago de Chile: ILPES.

BOURDIEU, Pierre. 1989. O Poder Simbolico. Lisboa: Difel.

CARITAS BRASILEINA. 2001. Comision Pastoral de la Tierra, Brasil. Agua de Lluvia: El secreto de la convivencia con el Semiarido. Sao Paulo: Caritas.

COLEMAN, James. 1994. Foundations of Social Theory. Cambridge: Harvard University Press.

EMPRESA BRASILENA DE INVESTIGACION AGROPECUARIA, EMBRAPA. 2006. Empresa Brasilena de Investigacion Agropecuaria. En: http:// www.cpatsa.embrapa.br/doc/ technology/ 4_7_J_Gnadlinger_p.doc; consulta: 23/08/2006.

EVANS, Peter. 1995. Embedded autonomy: States and industrial transformation. Princeton: Princeton University Press.

FERGUSON, Adam. 1998. "Nations and civilizations". En: John Rundell y Stephen Mennell (Eds.), Classical Readings in Culture and Civilisation. New York: Routledge.

FUKUYAMA, Francis. 1988. Trust: The social virtues and the creation of prosperity. New York: The Free Press.

GNADLINGER, J. 2000. Colecta de agua de lluvia en areas rurales. Juazeiro, BA: IRPAA.

GODARD, O.; CERON, J. P.; VINAKER, K.; PASSARIS, S. 1987. "Desarrollo endogeno y diferenciacion de espacios de desarrollo: un esquema de analisis para el desarrollo local". En: Estudios Territoriales, No. 24: 135-147.

LOPES, P. R. C. 2006. Alternativas de manejo de suelo y aguapara el semiarido brasileno. En: http://www.comciencia.br/ reportagens; consulta: 16/02/2010.

MANKIW, N. G. 1999. Introducao a Economia. Rio de Janeiro: Campus.

NASCIMENTO, F. M. F. 2005. Historico de las sequias y programas de gobierno en el semiarido: 1534-2004. Rio de Janeiro: CETEM, Serie Estudios y Documentos.

NEJAMKIS, Facundo. 1999. Capital social y desigualdad social. Un caso: el fondo del Conurbano Bonaerense. Caracas: CLAD, Documentos CLAD.

NICHOLLS, William H. 1969. "Southern tradition and regional economic progress". En: Peter Nijkam et al. (Eds.), Regional sustainable development and natural resource use, World Bank, Proceedings of the World Bank Annual Conference on Development Economics, Washington.

PALMIER, L. R. 2001. Perspectiva de la aplicacion de tecnicas de aprovechamiento de agua en regiones de escasez. En: IV Dialogo Interamericano de Gerencia de Aguas, Foz do Iguacu

PEREIRA, M. S. 2006. Programa de formacion y movilizacion social para la convivencia con el Semiarido Brasileno: Un millon de cisternas rurales (P1MC). Juazeiro, 1 dez. Entrevista concedida a Andrea Moreira Duarte Arraes y Helder Liborio Feitosa Arraes.

POLETTO, I. 2001. Agua de Lluvia-El secreto de la convivencia con el Semiarido brasileno, I-de la industria de la sequia para la convivencia con o Semiarido brasileno. Rio de Janeiro: Caritas Brasilena, pp. 16-24.

PUTNAM, Robert. 1996. Comunidade e Democracia: a experiencia da Italia moderna. Rio de Janeiro: Fundacao Getulio Vargas.

ROUTLEDGE, Bryan; AMSBERG, Joachim. 1996. Endogenous social capital. Pittsburgh: Carnegie Mellon University (Mimeo).

SANROMA, Manuel. 1999. "Las redes ciudadanas". En: La factoria, No. 8 (febrero): 21-29.

STOHR, Walter B. 1990. Global challenge and local response. Initiatives for economic regeneration in contemporary Europe. London: Mansell.

TENDLER, Judith. 2002. Bom governo nos tropicos-uma visao critica. Brasilia: ENAP.

TORCAL, Mariano; MONTERO, Jose R. 1988. Facets of social capital in new democracies. The formation and consequences of social capital in Spain. Chicago: Kellogg Institute, working paper No. 259.

TOMAZ, P. 2003. Aprovechamiento de agua de lluvia para areas urbanas y fines no potables. Sao Paulo: Navegar Editora.

VAZQUEZ BARQUERO, A. 1998. Desarrollo, redes e innovacion. Lecciones sobre desarrollo endogeno. Madrid: Piramide.

VILLA, M. A. 2001. Viday Muerte en el Desierto. Sao Paulo: Atica.

Souza Passador, Claudia (1)

Passador, Luiz Joao (2)

Rojas Huayta, Violeta (3)

(1) Graduada en Sociologa (Universidade de Sao Paulo, Brasil); M.Sc. en Administracion Publica y Gobierno (Fundacao Getulio Vargas, Brasil); Doctor en Educacion (Universidade de Sao Paulo, Brasil). Docente del Departamento de Administracao de Organizacoes, Universidade de Sao Paulo. Direccion postal: Joao Fiusa, 1615 apt. 112. Ribeirao Preto, Sao Paulo, CEP: 14020-523, Brasil. Telefono: +55- 16-36024973; e-mail: cspassador@usp.br

(2) Licenciado en Administracion (Fundacao Getulio Vargas, Brasil), M.Sc. En Administracion Publica y Gobierno (Fundacao Getulio Vargas, Brasil); Doctor en Administracion de Empresas (Fundacao Getulio Vargas, Brasil). Docente del Departamento de Administracao de Organizacoes, Universidade de Sao Paulo. Direccion postal: Av Joao Fiusa, 1615 apt. 112. Ribeirao Preto, Sao Paulo, CEP: 14020-523, Brasil. Telefono: +55-16-36024973; e-mail: jlpassador@usp.br

(3) Licenciada en Nutricion humana (Universidad Mayor de San Marcos, Peru); M.Sc. en Administracion de Organizaciones (Universidad de Sao Paulo, Brasil). Investigadora del Centro de Estudios de Gestion de Politicas publicas Contemporaneas de la Universidad de Sao Paulo. Direccion postal: campus de Ribeirao Preto. Av Dos Bandeirantes, 3900 CEP: 14040-900. Sao Paulo, Brasil. Telefono: +55- 16-36023903; e-mail: violetarojas@usp.br
Grafico 1
Responsable de la cisterna,
segun sexo

Hombres   32%
Mujeres   68%

Fuente: elaboracion propia.

Nota: Tabla derivada de grafico segmentado.

Grafico 2
Numero de moradores
por domicilio (hogar)

Uno      (5%)
Dos      (10%)
Tres     (5%)
Cuatro   (28%)
Cinco    (28%)
Seis     (19%)
Siete    (5%)

Fuente: elaboracion propia.

Nota: Tabla derivada de grafico segmentado.

Grafico 3
Usos del agua por parte
de la familia

Beber, cocinar,   90%
  higiene bucal
Otros             10%

Fuente: elaboracion propia.

Nota: Tabla derivada de grafico segmentado.

Grafico 4
Participacion de la familia
en la construccion de la
cisterna

Si   95%
No   5%

Fuente: elaboracion propia.

Nota: Tabla derivada de grafico segmentado.

Grafico 5
Forma de abastecimiento
de la cisterna

Agua de lluvia   25%
Agua tratada     75%
  del Carro
  Abastecedor

Fuente: elaboracion propia.

Nota: Tabla derivada de grafico segmentado.

Grafico 6
Duracion del agua de la
cisterna durante la sequia

Si   70%
No   30%

Fuente: elaboracion propia.

Nota: Tabla derivada de grafico segmentado.

Cuadro 1
Brasil: programas de Gobierno e instituciones para el combate
contra las sequias, 1877-2004

Sequia                Programas e Instituciones

1877-1879   El Imperio instituyo una Comision Imperial para
            estudiar la abertura de un canal comunicando las
            aguas del Rio Jaguaribe Francisco, pero no fue
            concretado y la prioridad fue dada a la construccion
            de presas y pozos tubulares. En 1904 fueron creadas
            varias comisiones: "Presas y Irrigacion", "Estudios
            y obras contra los efectos de las sequias" y de
            "Perforacion de pozos"; en 1909 fue instituida la
            Inspectoria de Obras Contra las Sequias (IOCS), la
            cual fue transformada en 1919 en Inspectoria
            Federal de Obras Contra las Secas (IFOCS).
1945        El IFOCS fue renombrado para Departamento Nacional
            de Obras Contra la Sequia (DNOCS). En 1984 fue
            creda la Comision del valle de San Francisco
            (CODEVASF), concebida para crear un nuevo metodo
            de gestion de combate a las sequias.
1951        El Banco Nordeste fue creado en 1952 para apoyar
            financieramente a los municipios que hacian
            parte del Poligono de las sequias. En 1956 fue
            creado el Grupo de Trabajo para el Desarrollo
            del Nordeste (GTDN), para realizar estudios
            socioeconomicos para el desarrollo del esta region.
1959        En este ano fue creado el Consejo de Desarrollo del
            Nordeste (CODENO), siendo Celso Furtado el Director
            y encargado de luchar por la aprobacion de la
            SUDENE en el congreso Nacional en este ano fue
            instituida la SUDENE.
1970        Los programas de desarrollo regional pasaron a
            impulsar la agricultura irrigada en el pais. Los
            principales fueron: Programa de Integracion
            Nacional (PIN), o Programa de Redistribucion
            de Tierra y el de Estimulo a la Agroindustria
            de el Norte y Nordeste (Proterra, 1971),
            incorporados a el Plan de desarrollo Nacional
            (IPMD); y el Programa Especial para el Valle de
            San Francisco (PROVALLE, 1972) y el Programa de
            Desarrollo de Tierras Integradas del Nordeste-
            Polo Nordeste (1974), incorporados al II Plan de
            Desarrollo Nacional (II PND).
1976        Fue creado el Proyecto Sertanejo que buscaba
            convertir la economia mas resistente a los efectos
            de la sequia por la asociacion entre agricultura
            irrigada y sequia.
1979-1983   En 1979 fue implementado el Programa de Recursos
            Hidricos de el Nordeste (Prohidro), a traves del
            acuerdo de cooperacion con el Banco Mundial,
            para aumentar la oferta de recursos hidricos por
            medio de la construccion de presas publicas
            y privadas y erforacion de pozos. Mas tarde el
            programa fue renombrado para Pro-agua.
            En 1978 fue creada la Politica Nacional de
            que Irrigacion enfatizaba la funcion social de
            irrigacion, destacando en el caso nordestino el
            combate a la pobreza y a la resistencia a la sequia.
            En 1981 fue creado el Programa PROVARZEAS, a cargo
            de la EMATER, para prestar asistencia al pequeno
            agricultor. En 1984 hubo un acuerdo entre el MI
            (Ministerio de Integracion) y el BIRD para admitir
            la implantacion de medianas empresas en los proyectos
            de irrigacion, pudiendo ocupar hasta 50% de los
            perimetros.
1987        El Programa de Irrigacion del Nordeste (PROINE,
            1986) fue extendido para Programa Nacional de
            Irrigacion (PRONI, 1986). El proyecto Nordeste I
            engloba seis programas menos el Programa  de Apoyo al
            Pequeno Productor Rural (PAPP) de el Semiarido.
1990-1993   El Instituto de Investigacion Economica
            Aplicada (IPEA) divulgo el Mapa del hambre
            en Brasil (1993). Debido a la presion popular
            (Movimiento Accion ciudadana Contra el Hambre,
            Miseria y por la Vida) fue creado el Consejo
            Nacional de Seguridad Alimentaria (CONSEA),
            que coordino el Programa de Distribucion de
            Emergencia de Alimentos (PRODEA, 1993). Este
            programa origino el programa Bolsa Renda en
            el ano 2001 y el Programa Bolsa Familia en el
            ano 2004.
            En la decada de 1990 se iniciaron los debates
            sobre los proyectos de asentamiento de
            pequenos productores versus la participacion
            del productor empresario. En 1997 fue constituido
            el nuevo Modelo de Irrigacion, con lotes
            familiares para los proyectos de asentamientos de
            pequenos productores y proyectos publicos de
            irrigacion totalmente ocupados por empresas,
            principalmente en el Nordeste.
1998        Para esta sequia el gobierno creo el Programa
            Federal de Combate a los Efectos de la Sequia,
            coordinada por la SUDENE, para ayudar a los
            afectados por la sequia.
            En 1998, el Tribunal de Cuentas de la Union
            (TCU) paso a publicar los resultados de las
            auditorias de programas sociales. Entre otros,
            fueron auditados el programa Nordeste I
            (DNOCS), da Codevasf), Pro-agua (DNOCS y
            SUDENE) y el Programa de Desalinizacion de
            Agua Apta. Para evitar la desarticulacion de
            los  proyectos publicos de irrigacion, en
            diciem bre de 1999 SUDENE, SUDAM, DNOCS y
            CODEVASF fueron vinculados al Ministerio de
            Integracion (creado en septiembre de 1999).
            En julio de 1999, fue elaborado por el
            Consejo Nacional de Defensa Civil-CONDEC,
            el Manual para Decretar Situacion de
            Emergencia o de Estado de Calamidad Publica.
2001-2004   Creacion de PIMC-Un millon de Cisternas Rurales
            dentro del Programa de Formacion y Movilizacion
            Social para la Convivencia con el Semiarido,
            de la ONG ASA-Articulacion del Semiarido, creada
            en 1999.
            El PIMC pasa a ser Politica Publica del
            Gobierno Federal, al ser firmado el acuerdo de
            Pacto No 001/2003 con el Ministerio de
            Desarrollo Social (MDS).
            Debido a las denuncias de corrupcion divulgadas
            por el TCU, la SUDENE fue eliminada en Mayo del
            2001, siendo renombrada para Agencia de Desarrollo
            del Nordeste-ADENE en junio de 2004.

Fuente: Elaboracion propia, adaptado de Nascimento (2005).

Cuadro 2
Comparacion segun fuentes de agua: cisterna, pozo y laguna,
rio o manantial

Variable o criterio    Cisterna             Pozo

Localizacion           Cercana              Distante
Costo                  Bajo                 Medio
Mantenimiento          Facil y barata       Especializada y cara
Calidad del agua       Buena                Mala (salada)
Suelo                  Independiente del    El suelo del semiarido es
                       tipo de suelo        predominantemente
                                            cristalino, necesitando de
                                            perforaciones profundas
                                            (hasta 60 m)
Evaporacion            Inexistente          Inexpresiva

Variable o criterio    Laguna, rio o
                       manantial *

Localizacion           Distante
Costo                  Medio
Mantenimiento          Facil y barata
Calidad del agua       Mala
Suelo                  Existen limitaciones
                       del suelo
Evaporacion            Alta

(*) Existente en una propiedad.

Fuente: Elaboracion propia.
COPYRIGHT 2010 Universidad de Los Andes, Centro de Investigacion Agroalimentaria
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2010 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

 
Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Souza Passador, Claudia; Passador, Luiz Joao; Rojas Huayta, Violeta
Publication:Revista Agroalimentaria
Article Type:Report
Date:Jul 1, 2010
Words:9251
Previous Article:Two dimensions of farmers decision making on record keeping.
Next Article:El Sector de frutas y hortalizas espanol y la politica agraria comun: actualidad y perspectivas en el marco de la organizacion comun de mercados.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2018 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters