Printer Friendly

Political subjectivities of peace in experiences of the National Secretariat of Pastoral Social/Subjetividades politicas de paz en experiencias del Secretariado Nacional de Pastoral Social/Subjetividades politicas de paz em experiencias do Secretariado Nacional de Pastoral Social.

--1. Introduccion.--2. Metodologia.--3. Avances conceptuales.--4. Practicas y sentidos de paz. --Lista de referencias.

1. Introduccion

Transcurridos tres lustros del Siglo XXI, la situacion de inequidad economica, social y politica que afecta a la mayor parte de la poblacion en Colombia, ha sido desconocida por los gobiernos de turno durante varias decadas, aspecto que ha contribuido a la emergencia de grupos armados que luchan por ganar posiciones de poder en el terreno de la guerra. Esto ha sido asi, porque no ha habido la apertura democratica para propiciar la confrontacion de los diversos actores en el terreno politico. A su vez, la presencia del conflicto armado en Colombia ha debilitado la democracia al privilegiar en gran parte de nuestro territorio la cultura de la violencia y con ella la intimidacion a la sociedad civil, hechos que han propiciado la emergencia de subjetividades proclives a la violencia, a la desconfianza y a la ruptura de relaciones de solidaridad.

En ese contexto, es importante reconocer que existen otras fuerzas de caracter democratico, provenientes de la sociedad civil y de algunas instituciones no gubernamentales y/o religiosas, que se resisten a aceptar el conflicto armado y el impacto de este en las comunidades, como determinantes estructurales insuperables. Consecuente con esta postura, el Secretariado Nacional de Pastoral Social (SPNS) de la Iglesia Catolica, ha disenado y promovido desde la primera decada del siglo XXI, en diversas comunidades vinculadas a sus jurisdicciones eclesiales a nivel nacional, una estrategia de intervencion para la transformacion social y la construccion de Paz.

La estrategia responde a una necesidad del SNPS por articularse en torno a un derrotero comun: fortalecer una pastoral social que hace vida el mensaje de Cristo, que se hace testimonio del amor y del servicio en la iglesia y, desde ella, promueve, acompana y anima procesos de transformacion social con las comunidades. Tambien responde a las necesidades de las jurisdicciones eclesiasticas en su deseo de construir una pastoral que responda a los contextos de manera pertinente, que fortalezca capacidades, cree condiciones para la transformacion, promueva la reconstruccion del tejido social y acompane procesos de incidencia politica a traves de la construccion de plataforma social en los niveles local, regional y nacional (SNPS, s. f.)

Es asi como la estrategia se constituye en un dispositivo para propiciar la emergencia de subjetividades politicas de paz en mas de 25 experiencias a nivel nacional; ocho de estas experiencias, aun vigentes, son objeto de estudio de la presente investigacion. Por ende, en el presente articulo hacemos la revision de algunos casos a la luz de la conceptualizacion inicial sobre subjetividades politicas y conceptos de paz.

2. Metodologia

Realizamos esta investigacion a traves de la Sistematizacion de Experiencias como modalidad de investigacion social, entendida como un tipo de produccion de conocimiento que se adelanta en y desde las practicas sociales; lo cual indica que su nucleo fundamental es el reconocimiento de los sentidos otorgados a las practicas por parte de los sujetos como expresion de su capacidad de relatar y de hacer memoria de las mismas. Para esta investigacion hemos seguido en lineas generales las fases metodologicas de la sistematizacion de experiencias sugeridas por Cendales, Marino y Posada (2004).

Esta modalidad investigativa implica descifrar los saberes que orientan la trama de las practicas sociales. Hace evidente las logicas de su constitucion, las relaciones entre actores y su lugar en los escenarios y temporalidades que las contextualizan y les dan historicidad. De ahi que la sistematizacion se entiende como la produccion de un tipo de saber-conocimiento que explica e interpreta desde los actores sus experiencias, dando lugar al enriquecimiento y transformacion de estas, en una perspectiva de protagonismo social y politico en el ambito publico (Ramirez, 2009).

En este sentido, Alfonso Torres (1999) la define como una modalidad de conocimiento de caracter colectivo, sobre practicas de intervencion y accion social que a partir del reconocimiento e interpretacion critica de los sentidos y logicas que la constituyen, busca potenciarlas y contribuir a la conceptualizacion del campo tematico en el que se inscriben.

La sistematizacion de experiencias se ha desarrollado desde diferentes enfoques metodologicos (Mendoza & Torres, 2013). Dado el problema y objetivos de esta investigacion, consideramos importante realizarla desde un enfoque hermeneutico que desarrolla y aprovecha la narracion, ya que esta se constituye en una forma primordial de expresion de las subjetividades de las personas. En palabras de Larrosa (2007), la narracion puede ser un "mecanismo fundamental de comprension de si mismo y de los otros" (p. 605).

En consecuencia, las narrativas de los actores en la investigacion sobre las condiciones y modos de construccion de subjetividades para la paz, se constituyen en un elemento importante para develar los sentidos que los actores atribuyen a sus practicas y experiencias. Por ende, los Encuentros in situ-talleres de recuperacion de la historia de las experiencias y analisis de las construcciones colectivashan sido espacios propicios para construir las narraciones acerca de las practicas y sentidos de paz en las Iniciativas Locales de Paz (1) y Grupos de Sembradores de Paz, en ocho municipios del pais (2).

3. Avances Conceptuales

Sobre las subjetividades y subjetividades politicas

El concepto de subjetividad, segun Jaidar (2003), nace en la filosofia, y esta relacionado con las controversias acerca del sujeto de conocimiento y el objeto cognoscible. Desde el comienzo de la filosofia occidental se dieron discusiones sobre el conocimiento, en las cuales se planteaba si la realidad era algo externo al sujeto que conoce o una creacion de este.

La autora en mencion asigna importancia a lo simbolico, a la representacion y al lenguaje como constitucion de la subjetividad, a la que reconoce como un concepto historico potente al incluir elementos dejados de lado por la ciencia positivista:

La subjetividad es un medio de demostracion en las ciencias sociales que incluye el conocimiento, es decir, las construcciones simbolicas e imaginarias de aquellos saberes descalificados por las ciencias positivistas, senalados como no racionalistas, como son los saberes miticos, magicos, religiosos y, en fin, todas las construcciones imaginarias y simbolicas colectivas que perviven en todos los pueblos de la Tierra y que se inscriben dentro de un registro que tiende un lazo entre lo simbolico, lo social y lo singular (Jaidar, 2003, p. 55).

El pensador chileno Hugo Zemelman (1987), reconoce la importancia del concepto de subjetividad en las ciencias sociales, al resaltar que los seres humanos no estamos sobredeterminados, sino que somos seres de posibilidades y estas tienen relacion con la subjetividad.

Alfonso Torres (2009), siguiendo a Zemelman, nos remite a la subjetividad como:
   (...) un conjunto de instancias y procesos
   de produccion de sentido, a traves de
   las cuales los individuos y colectivos
   sociales construyen realidad y actuan
   sobre ella, a la vez que son constituidos
   como tales. Involucra un conjunto
   de imaginarios, representaciones,
   valores, creencias, lenguajes y formas
   de aprehender el mundo, conscientes e
   inconscientes, cognitivas, emocionales,
   volitivas y eroticas, desde los cuales
   los sujetos elaboran su experiencia
   existencial y sus sentidos de vida (p. 8).


Adicionalmente, Torres (2009) asume los planteamientos de Zemelman (2004), al considerar la subjetividad como una perspectiva de analisis de la realidad social que deviene en la construccion de un proyecto colectivo, que implica la transformacion de lo dado en una historicidad, la cual supone un pasado reconstruido con la memoria, asi como una reelaboracion y concrecion de la utopia.

Zemelman (2004) ve necesario construir una vision donde se considere un sujeto historico, impregnado por necesidades, pero no subsumido por estas, sino en movimiento y con posibilidad de creacion, en una tension permanente entre memoria y utopia.

En contraste, con los planteamientos que conceden poca importancia a la relacion entre subjetividad social e individual, Gonzalez (2012), desde una perspectiva cultural historica que retoma elementos de la psicologia de Vygotsky, define la subjetividad como:
   (...) las producciones simbolico-emocionales
   de la experiencia vivida,
   tanto por las personas como por las
   formas y practicas que se definen dentro
   de una organizacion social, [esto]
   hace que lo subjetivo sea irreductible
   a lo individual. Las personas y la
   multiplicidad subjetiva de los diferentes
   escenarios de su accion social definen
   la unidad inseparable de la subjetividad
   social e individual (p. 14).


Dicha relacion, segun Gonzalez (2012), toma formas particulares en el campo de la politica, desde aspectos como: la formacion de sujetos politicos, las implicaciones subjetivas de las formas de institucionalizacion politica, y los modos en que la naturalizacion de la politica lleva a una desubjetivacion de la misma, generando un campo normativo poco critico e irreflexivo.

Para Martinez y Cubides (2012), la politica supone una vision desde el poder del Estado, el cual es un aparato de consenso para la sujecion politica. En contraste, proponen una vision de lo politico mas amplia que no se limite a la relacion con el Estado: "La apuesta, como plantea Zizek, es por posicionar una comprension de la politica como una multitud de actos de vida que comprometen la totalidad social, el trabajo, la cultura, el Estado, lo publico y el pensamiento" (p. 173).

De otra parte, Arendt (1997) se refiere a la politica como espacio de relacion, libertad y deliberacion publica, mientras Mouffe considera lo politico como un espacio de poder, conflicto y antagonismo; asi afirma:

(...) concibo lo politico como la dimension de antagonismo que considero constitutiva de las dimensiones humanas, mientras que entiendo a "la politica" como el conjunto de practicas e instituciones a traves de las cuales se crea un determinado orden, organizando la coexistencia humana en el contexto de la conflictividad derivada de lo politico (Mouffe, 2007, p. 16).

Adicionalmente, la investigacion desarrollada por Alvarado, Ospina, Botero y Munoz (2008) ha aportado unas tramas conceptuales que configuran las subjetividades politicas:

A manera de hipotesis, estas podrian ser: la autonomia, la conciencia historica y la posibilidad de plantearnos utopias, la reflexividad, la ampliacion del circulo etico, la articulacion de la accion y sus narrativas, la configuracion del espacio publico como escenario de realizacion de lo politico, y la negociacion del poder (Alvarado et al., 2008, p. 29).

De forma similar Ruiz-Silva y Prada (2012) exponen como elementos constitutivos de la subjetividad politica: La identidad, la narracion, la memoria, el posicionamiento y la proyeccion; de manera que, al impulsar estos cinco elementos, se aporta a la construccion critica y transformadora de la subjetividad politica.

El concebir las subjetividades politicas tambien como perspectiva metodologica,

siguiendo a Zemelman, nos proporciona referentes clave para el estudio de las subjetividades politicas de paz, puesto que la investigacion se realiza con sujetos ubicados en unas determinadas relaciones sociales, con unas necesidades; pero tambien con memoria, potencialidades y proyectos de vida expresados en construcciones colectivas.

Conceptos de Paz

"Tenemos un potencial enorme para la construccion de paz"

Galtung (2003).

Una mirada al devenir de los estudios para la paz

El autor catalan Vicenc Fisas (2006), plantea en su obra Cultura de paz y gestion de conflictos, como "la diversidad existente en el mundo, sea en culturas, religiones o facilidades/dificultades de supervivencia, nos invita a no cerrarnos en una concepcion estrecha o unica de paz, de la misma forma que nos obliga a ensanchar nuestra vision sobre las causas de la violencia y los conflictos (...)" (Fisas, 2006, p. 23). En este sentido, se propone hacer un recorrido por algunos de los giros mas significativos en los estudios para la paz, con la intencion de desplegar la mirada hacia diversas posibilidades comprensivas de la paz, pero sin la pretension de abarcarlas en su totalidad.

Investigacion para la paz desde el lente de la polemologia

Entre los precursores de la investigacion para la paz se destacan Pitrim Sorikin, Quincy Wright y Lewis Richardson, quienes realizaron grandes esfuerzos para clarificar los motivos de la guerra. Asi mismo, criticaron la guerra como extension de la politica. Sus estudios evidencian la influencia que tuvo la manera de concebir la ciencia de los cientificos atomicos (Jimenez, 2011).

Como lo nombramos anteriormente, la Investigacion para la paz (3) (peaceresearch) se caracterizo en un inicio por desarrollar en mayor medida la polemologia (4) que la misma irenologia (5). Por ello, autores como Martinez (2005), plantean que los estudios para la paz comenzaron anclados al paradigma de la no paz, es decir, estudiando las distintas formas de violencia.

De manera que estos estudios se orientaron a comprender el fenomeno de la guerra desde sus causas, expresiones y efectos, siendo la paz estudiada como ausencia de guerra (paz negativa) y por tanto, como elemento opuesto a la violencia directa. Esta perspectiva fue una mirada ingenua, ignorando que esto no es todo, pues la paz en gran medida se construye despues del alto al fuego; o sino, el "despues de la violencia" se puede convertir facilmente en un "antes de una (nueva) violencia" (Galtung, 1998).

Un giro de mirada: Galtung y la paz positiva

Johan Galtung (6), politologo y pacifista, se ha convertido en un punto de referencia central en este campo de conocimiento, dado que sus aportes crearon un acontecimiento, marcando un antes y un despues en la construccion de una epistemologia de la paz.

La propuesta de Galtung conjuga, ademas de un planteamiento estructurado, un conjunto de ideas que integra conceptos de metafisica, de cristianismo, de budismo y de taoismo (Galtung, 2003). Esto evidencia lo que significa para el autor el mundo espiritual, en sus busquedas como profesional y pensador de la construccion de paz.

Anteriormente Galtung se planteaba la necesidad de ir mas alla del alto al fuego, y por consiguiente repensar la paz no solo como ausencia de guerra. En este sentido, el autor propone un enfoque de contraposicion a la paz que ya no sera [unicamente] la violencia directa. Para comprender mucho mejor este cambio de paradigma, es necesario trazar un mapa de la formacion de la violencia con la ayuda del triangulo de las violencias, planteado por Galtung: violencia estructural, cultural y directa. Las primeras dos causan la violencia directa, utilizando como instrumentos actores violentos que se rebelan contra las estructuras y empleando la cultura para legitimar su uso de la violencia.

Por un lado, se encuentra la violencia estructural; sus dos principales manifestaciones se anclan en la politica y la economia, desde la represion, la explotacion y alienacion (Galtung, 1998 y 2003). Se habla de violencia directa cuando son conductas visibles, fisica o verbalmente; una de sus expresiones mas extremas y devastadoras es la guerra. Detras de dichas violencias, se encuentra la violencia cultural (Galtung, 1998), es decir, "la suma total de todos los mitos, de gloria y trauma y demas que sirven para justificar la violencia" (p. 16). Asi mismo, se manifiesta mediante distintos medios (Galtung, 2003): "(...) en la religion y la ideologia, en el lenguaje y el arte, en la ciencia y en el derecho, leyes, en los medios de comunicacion y en la educacion" (p. 20). Mientras la violencia directa se expresa en comportamientos y la estructural en contradicciones, la violencia cultural se evidencia en las actitudes.

En sintonia con el triangulo de las violencias, Galtung propone la paz directa (ausencia de violencia directa), la paz estructural (libertad y equidad) y la paz cultural o cultura de paz (deslegitimacion de la violencia), dandole un desarrollo relevante a la segunda, a la cual denomino paz positiva.

La tarea positiva de construccion de la paz consiste en trabajar por el desarrollo y la satisfaccion de las necesidades basicas (7), que es una manera de sustituir las estructuras de dominacion, marginacion y exclusion que se producen en la violencia estructural, por estructuras de justicia. Por tanto, la paz positiva consiste en promocionar el desarrollo y la justicia (Martinez, 2005, p. 51).

Reacciones y emergencias frente a la propuesta de Galtung

Las vias de la paz desde Norberto Bobbio

En otra coordenada geografica se encuentra Norberto Bobbio (8), reconocido politologo y filosofo italiano, quien concibio el pacifismo activo desde tres direcciones posibles, dirigidas a la eliminacion de la guerra y la instauracion de una paz perpetua, Bobbio (1981) entiende por pacifismo "toda teoria (y el movimiento correspondiente) que considera una paz duradera" (p. 178), definicion que se basa en la paz perpetua y universal planteada por Kant.

El primer camino se refiere al pacifismo instrumental, el cual obra directamente sobre los medios. Esta via cuenta con dos momentos; el primero responde al desarme, es decir, destruir las armas o reducir al maximo su uso. Bobbio (1981) relaciona la politica del desarme con el prohibicionismo, en tanto se limita a impedir el uso de los instrumentos, pero no se preocupa por el estudio de las causas o de las condiciones que la generan. Y el segundo momento lo constituyen los intentos de sustituir los medios violentos por medios no violentos; se expresa en la teoria y en la practica de la no violencia. Entiende por teorias de la no violencia "aquellas que se inspiran en la etica de la renuncia total a la violencia, o sea en una etica segun la cual el recurso a la violencia nunca esta justificado, ni siquiera como extrema ratio" (p. 77).

El segundo camino corresponde al pacifismo institucional, el cual obra sobre las instituciones de dos maneras distintas: desde el pacifismo juridico (la paz a traves del derecho) y desde el pacifismo social (la paz a traves de la revolucion social). A diferencia del instrumental, estos modos de pacifismo institucional "procuran poner en evidencia las condiciones que hacen posible las guerras" (Bobbio, 1981, p. 79). El pacifismo social "ve en la guerra la consecuencia de conflictos generados no por la estructura de la comunidad internacional, sino por la estructura social y en consecuencia por la politica internacional de algunos estados" (p. 80).

Sin embargo, ninguna de estas vias institucionales se encuentra acompanada de una reforma centrada en los cambios de los sujetos. En este punto entra el pacifismo finalista, desde el cual se plantea la transformacion del caracter de los seres humanos; para algunos es un cambio de orden moral y para otros de orden biologicomental. De modo que "el problema de la guerra y de la paz para los primeros es un problema de conversion, para los segundos, suponiendo que sea soluble, de curacion" (Bobbio, 1981, p. 85).

Segun Bobbio, estos distintos caminos de la paz se encuentran en orden inverso: "el camino mas practicable es al mismo tiempo el menos eficaz, y viceversa" (p. 87). Es decir, el desarme seria probablemente el camino mas practicable, pero el menos efectivo; mientras el pacifismo finalista es el camino mas eficaz, aunque el menos practicable.

Teniendo en cuenta los anteriores apartados, se logra identificar ciertos lugares de encuentro entre los planteamientos de Bobbio y Galtung. Sin embargo, el politologo Italiano marca una distancia con Galtung y su investigacion para la paz, al considerar que la paz es uno de los tantos temas a resolver y no el problema por antonomasia; en sus palabras "algunos peace researchers prefieren sostener por patriotismo de grupo, que ocupandose de la justicia social siguen ocupandose del problema de la paz (...), intentando de tal forma ocultar un verdadero cambio decisivo en sus investigaciones con una acrobacia terminologica" (p. 168).

La Paz Imperfecta

Desde una mirada apreciativa, distintos pensadores de la paz (Munoz, 2001, Lopez, 2001, Jimenez, 2004) han empezado a generar rupturas con algunos planteamientos de la obra de Galtung, de manera especifica con la categoria de paz positiva. Por tanto, se aventuraron a crear otros lenguajes que permitieran superar estos impases, donde la paz puede llegar a parecer como algo infalible y lejano. En este sentido, Munoz (2001) propone hablar de paces imperfectas, en tanto existe una pluralidad de espacios donde se generan regulaciones pacificas de los conflictos; por ende, infinidad de individuos y grupos sociales que cotidianamente hacen su aporte a la construccion de la paz. Estas acciones de paz pueden encontrarse en contextos calificados como pacificos y en aquellos calificados como "violentos" (Munoz, 2001); por consiguiente, no se encuentran condicionadas necesariamente por la presencia o ausencia de las violencias. Por otra parte, la paz imperfecta se caracteriza por ser un proceso inacabado, un camino continuo que se construye en la medida en que se recorre paso a paso. De modo que "la paz no puede ser vista como estatica, como un fin que se consigue a la vez y para todos, sino que es un proceso dinamico y permanente que requiere de continuos esfuerzos" (Lopez, 2001, p. 7).

Cuando se habla de paz, necesariamente se refiere a una construccion cultural; y por ende, a procesos de ensenanza y aprendizaje de seres con capacidad para comportarse pacifica o violentamente (Lopez, 2001, p. 8).

Filosofia para hacer las paces

En sintonia con la paz imperfecta, Martinez (2001) arriesga a subvertir la pregunta epistemologica de los Estudios para la paz, de modo que su invitacion no es por aprender sobre lo que es la paz sino por reconstruir las distintas maneras de hacer las paces, que aunque imperfectas, constituyen parte de nuestra condicion humana. Y por consiguiente, desde su perspectiva filosofica, "los estudios para la paz consisten en la reconstruccion de las competencias humanas para hacer las paces" (p. 112). Asi mismo, Martinez advierte acerca del androcentrismo de la investigacion para la paz, si no se incluye la perspectiva de las mujeres; como tambien el riesgo de caer en el antropomorfismo, si no se incorpora la perspectiva ecologica. Es por ello que propone una quinta necesidad basica: el equilibrio biologico.

La imaginacion moral en la construccion de la paz

Comprender el norte de la construccion de la paz y aprender a leer su brujula, requiere que reconozcamos y desarrollemos de forma mucho mas intencionada nuestra imaginacion moral (Lederach, 2007). Segun Babbit (1996) citado por Lederach (2007), el papel de la imaginacion moral es poner en marcha "la materializacion de posibilidades que no son imaginables en los terminos actuales" (p. 62). Desde esta perspectiva, Lederach (2007) utiliza la palabra moral como vocacion, una expresion que invita a elevarse "hacia algo que esta mas alla de lo que es inmediatamente aparente y visible" (ibid.), en este sentido, es una apuesta por lo inesperado e inexistente.

De igual forma, propone hacer un giro en el angulo de mirada, en tanto invita a superar la dicotomia entre <<habilidad>> y <<arte>> las que considera igualmente importantes en la aventura de construccion de paz.

"Aunque la construccion de la paz se puede <<profesionalizar>> responde a una vocacion, a una llamada interior; podriamos decir, a una conviccion profunda, en la que no solo se trata de lo que hacemos sino de profundizar en las raices de lo que hacemos y cual es el sentido y el fin que cada ser humano tenemos en la vida" (Lederach, 2007, p. 14).

Segun Martinez, Lederach (2007) concibe "el trabajo de construccion de paz mas como un acto creativo afin a las iniciativas artisticas, que como procesos tecnicos" (p. 14). En esta misma direccion, considera la poesia como un sendero para la construccion de la paz. Esta metafora poetica nos habla de la paz no solo como actitud, sino tambien como una resonancia y disposicion que nos conecta con el todo organico.

Lederach (2007) se pregunta por aquellas materias fundantes de la imaginacion moral, sin las cuales no seria posible la construccion de la paz; es por ello que se aventura a plantear cuatro posibles aristas: la centralidad de las relaciones; la practica de la curiosidad paradojica; proporcionar espacio para el acto creativo; y la voluntad de arriesgar.

En este orden de ideas, Lederach explora como la construccion de la paz, el conocimiento y la comprension del conflicto, no se logran exclusivamente mediante procesos de orden cognitivo, sino mediante la estetica, el pensamiento sistemico y la capacidad intuitiva, elementos muy relacionados con el concepto de subjetividades.

4. Sentidos y practicas de las Iniciativas Locales de Paz y de las experiencias de Sembradores de paz

Tal como lo plantea Alfonso Torres (2009), es mediante las subjetividades que las personas y los colectivos crean y transforman sus realidades. En las experiencias objeto de estudio, logramos identificar como los sentidos en cuanto a la construccion de paz, se expresan a su vez en acciones colectivas. De ahi que los saberes y las creencias de los miembros de las distintas experiencias se hacen visibles de distintos modos en las practicas de las Iniciativas Locales de Paz.

Es asi como para los indigenas Nasa, que pertenecen a la Iniciativa del Caguan, la paz tiene una estrecha relacion con su cosmogonia, en tanto se vincula a la construccion de la armonia en la comunidad y con la naturaleza; lo cual requiere de esfuerzos permanentes para mantener el equilibrio. Es por esto que para lograr la recuperacion de la armonia realizan rituales comunitarios, que ademas de elementos simbolicos incluyen acuerdos y compromisos con la comunidad, la tierra, los animales y las plantas, para asi reponer los danos de aquellas acciones desarmonizadoras. De igual forma, se encuentra la Iniciativa del Rio Rumiyaco, en Putumayo; esta comunidad se encuentra recuperando la cuenca del rio mediante multiples acciones colectivas, como mingas, conversatorios, recorridos y caminatas por el rio. Ademas, se han caracterizado por promover el cuidado de las semillas nativas.

Lo recien planteado permite evidenciar una mirada de la paz que supera el lente antropocentrista, y por ende contempla la necesidad de cuidar el equilibrio ecologico. En este sentido, se encuentra sintonia con el planteamiento de Vicent Martinez (2001), quien se refiere a la perspectiva ecologica como un aspecto en gran medida invisibilizado en la construccion de paz.

Por otro lado, esta la Iniciativa Local de Paz de Garzon, en la cual se llevan a cabo las celebraciones de San Pedrito, cuya organizacion y puesta en marcha del festival se constituye en una forma de reconciliacion entre los habitantes vecinos del sector de Comuneros. Asi mismo, esta situacion favorece la ruptura de la estigmatizacion de que eran objeto los habitantes de Comuneros dentro del municipio, como tambien permite tejer otras formas de relacion, en las que prima el reconocimiento de los otros.

Lo anterior demuestra como efectivamente la construccion de paz exige una vision de la relacion; en palabras de Lederach (2007), "si no hay capacidad para imaginarse el lienzo de las relaciones mutuas y de situarse a uno mismo como parte de esa telarana historica y en constante evolucion, la construccion de la paz se viene abajo" (p. 70). Es por ello que justamente considera, como elemento fundante de su propuesta, la centralidadde las relaciones, en tanto permite reconocer que "la calidad de nuestra vida depende de la calidad de la vida de los demas" (p. 70). Detras del encuentro que permite vencer el alejamiento, se encuentra uno de los mas potentes antidotos para la violencia: la aproximacion, pues al acercarnos es posible reconocernos y, por ende, descosificar y deshomogenizar al otro.

De la misma forma, la centralidad en las relaciones se evidencia en la Comunidad sin Fronteras de la Iniciativa de Ventaquemada; dicha experiencia logra mediante su Proyecto de Agricultura Organica, tanto la sostenibilidad a futuro de la Iniciativa como el fortalecimiento de las relaciones sociales en la comunidad. La experiencia ha promovido practicas de integracion con la comunidad, que permiten el reconocimiento y expresion de afecto.

De otra parte, en la Iniciativa Mujeres Activas de Facatativa, la comprension sobre el fenomeno de la violencia intrafamiliar en la comunidad las lleva a manifestar abiertamente su compromiso con la denuncia y la eliminacion de comportamientos asociados. Para ello han acudido a la Iglesia con sus rostros pintados, simulando moretones, como expresion simbolica para sensibilizar a la comunidad ante la tolerancia de la violencia intrafamiliar, e invitarlos a denunciarla. Es asi como un hecho que tradicionalmente ha sido considerado del ambito familiar, emerge como accion politica. Este proceder expresa una construccion social de la realidad en la que a traves del lenguaje simbolico, se asume una posicion critica y transformadora ante este fenomeno de violencia, el cual no solo tiene una expresion directa, sino tambien cultural (Galtung, 1998), en tanto se encuentra arraigado a un sistema patriarcal que legitima el machismo como logica de relacion entre los generos. De alli la importancia de las acciones de la Iniciativa, las cuales promueven un cambio de actitudes y practicas a favor de una cultura de paz, tanto en la familia como en la comunidad.

En consonancia con lo recien nombrado, los jovenes del Colectivo sin fronteras de Bogota llevan a cabo diversos performances y otras acciones de expresion artistica, donde logran cuestionar los estereotipos de genero. Estas actividades se constituyen en factor de cohesion grupal en torno a creencias alusivas a una sexualidad libre y responsable, en la que el compromiso con nuevas masculinidades se expresa en actitudes visibles de sus integrantes, y en indicadores como la reduccion del embarazo adolescente en la institucion educativa. De otro lado, este colectivo se ha caracterizado por realizar practicas formativas de sensibilizacion y participacion politica, brindando a los jovenes y a las jovenes la posibilidad de desplegar multiples capacidades en terminos de creatividad. Asi como se evidencia en la presente experiencia, es posible identificar como en las distintas Iniciativas locales de paz se promueve el despliegue de las capacidades de los sujetos; segun el autor Vicent Martinez (2001), todos "somos competentes, tenemos capacidades y poderes para hacer las paces, transformar los conflictos y abordar las diferentes formas de exclusion y marginacion" (p. 113).

De igual manera, Martinez nos ayuda a recordar como los seres humanos contamos no solo con el potencial de Ares, el dios griego de la violencia, sino tambien con el potencial de Eirene, la diosa griega de la paz. Y esto se corrobora de manera cotidiana en un pais como Colombia, donde coexisten tanto los fenomenos de violencia como de paz en un mismo territorio, e incluso al interior de la misma comunidad. Un ejemplo de ello es el equipo levadura de Garzon, Iniciativa de paz abordada anteriormente. Este equipo se encuentra signado tanto por experiencias de paz como de violencia, puesto que sus participantes han sido afectados desde distintos angulos por la violencia armada, como victimas o victimarios, entre ellos excombatientes y mujeres en situacion de desplazamiento, quienes ahora se resisten a ser determinados por dichos acontecimientos.

Desde los estudios para la paz, podria decirse que las distintas iniciativas planteadas corresponden a experiencias de paces imperfectas (Munoz, 2001), en tanto dan cuenta de multiples espacios donde surgen gestos y acciones para la transformacion pacifica de los conflictos, teniendo en cuenta que una gran mayoria de estas practicas se encuentran situadas en contextos historicamente calificados como violentos. Asi mismo, se caracterizan por un construir cotidiano, en tanto reconocen la condicion procesual e inacabada de la paz. En palabras de un integrante de la Iniciativa del Caguan, "la paz es como el trabajo constante de las hormigas, se requiere de paciencia para construirla". Y en este sentido, Munoz (2001) afirma que "la paz, las paces, no se muestra palpablemente, esta sigilosamente como un gran tesoro, guardada en infinidad de pequenos acontecimientos" (p. 9).

En estas experiencias del SNPS, la construccion de paz se encuentra estrechamente vinculada a la dimension espiritual; ello es posible evidenciarlo tanto en sus sentidos como en sus practicas, tal como lo refiere uno de los integrantes de la Iniciativa del Caguan al decir: "la paz es sentirse bien tanto interior como espiritualmente, estar bien con mi hermano, ser solidario y buscar esos caminos de Dios que dicen que hay que ayudar al hermano y perdonarlo; es paz de corazon y paz en armonia". En esta iniciativa los retiros espirituales han sido fundamentales para fortalecer al equipo levadura. De otro lado, las animadoras del Movimiento de Ninos, Ninas Sembradores de paz, consideran que existe un precepto divino que orienta su mision en el movimiento; y en este sentido retoman un proverbio del evangelio: "Nosotros debemos ser luz del mundo y sal de la tierra". Asi como sucede en dichas Iniciativas, es comun encontrar un fuerte componente espiritual en las historias de los grandes personajes de la construccion de paz, como es el caso de Gandhi y Aung San Suu Kyi; o en algunos teoricos de la paz como son Galtung y Lederach.

Subjetividades politicas para la paz

Las experiencias de paz objeto de estudio realizan acciones cotidianas de fortalecimiento de relaciones, de reconstruccion de tejido social, enmarcadas en procesos de construccion de paz, dada la orientacion y la puesta en practica de la Estrategia Metodologica del SNPS. Esto se ha venido logrando por medio de procesos organizativos y formativos.

Los equipos levadura se reunen periodicamente; en dichos encuentros planifican sus acciones con la comunidad, con la institucionalidad; pero ademas estos encuentros se convierten en espacios de reflexion de la situacion social, de los conflictos locales, de las acciones realizadas, y de las politicas. Al crear organizaciones para hablar y escucharse, aun teniendo posiciones diferentes y contrarias, estas organizaciones crean espacios publicos, semejante a lo propuesto por Arendt: "la politica se basa en el hecho de la pluralidad de los hombres ... la politica trata del estar juntos, los unos con los otros, [aun siendo] diversos" (Arendt, 1997, p. 45).

Un elemento central tanto del accionar de las experiencias como de la estrategia metodologica de transformacion social, es el desarrollo de la capacidad de imaginacion de futuros mejores para las comunidades, lo que coincide con el planteamiento de Zemelman (2004) acerca de la importancia de la construccion de proyectos colectivos.

Los elementos de la accion y de la metodologia de las Iniciativas Locales de paz y grupos de Sembradores de Paz, los podriamos relacionar con algunas de las tramas de construccion de las subjetividades politicas (Alvarado et al., 2008), en cuanto formulan y trabajan por unas utopias o suenos deseados, generan procesos de reflexividad sobre las causas de las situaciones sociales que viven y que han propiciado las violencias, hacen visible el reconocimiento de los otros como elemento central de su formacion etica; tambien promueven la construccion de espacios publicos para hablar y discutir de sus necesidades e intereses, y la interlocucion con las diferentes formas de la institucionalidad para exigir sus derechos.

En el trabajo de campo tambien hemos podido constatar las acciones que algunas experiencias de paz del SNPS realizan en cuanto a la Incidencia Politica. En este sentido, los grupos han realizado procesos de formacion y practicas para crear opinion publica e incidir en actores politicos e institucionales locales, para que sus derechos (salud, agua, recreacion, educacion, empleo, participacion) sean ejercidos.

Estos grupos, al crear espacios para la politica, para hablar y discutir entre diferentes, generan esferas publicas que contribuyen a la transformacion de la conflictividad social, fortaleciendo y ampliando la democracia desde la cotidianeidad. En las ILPS y GSP se aprende a romper los sectarismos politicos e ideologicos que han alimentado el conflicto interno; son una forma de ruptura con una de las causas de la guerra que hemos tenido en Colombia:

(...) la guerra tambien puede ser interpretada como un asunto de precariedad y debilidad de la democracia. Esta precariedad tiene sus expresiones historicas en las caracteristicas autoritarias que han marcado el regimen politico colombiano, en los pactos excluyentes orientados a garantizar la permanencia y alternancia en el poder de los partidos tradicionales y de las elites ... (Grupo de Memoria Historica, 2013, p. 22).

La experiencia tiene que ver con lo politico, expresado en las luchas sociales; se vive en el conflicto, en medio de una sociedad en la que la desigualdad genera una conflictividad permanente y en la que el conflicto armado sigue produciendo sus efectos e imbricaciones con las otras formas de violencia.

Algunas de las acciones realizadas por las Iniciativas son aparentemente apoliticas, cuestionan lo establecido, manifiestan y ayudan a constituir unas determinadas subjetividades politicas enmarcadas o en tension hacia lo politico, como lo conciben Martinez y Cubides (2012).

Las ILPS y GSPF, a pesar de los prejuicios que tienen sobre la politica, realizan diferentes acciones politicas y de lo politico. Sus acciones son politicas de otra forma: buscan por medio del encuentro, el reconocimiento de las diferencias, construir soluciones de sus problemas locales; reconocen que parte de la problematica esta en las relaciones inmediatas que se requiere transformar, pero saben que hay otros niveles que tambien deben cuestionar.

En las experiencias analizadas se han dado expresiones de lo politico cuando se realizan acciones contra los proyectos que afectan a la poblacion y los territorios; por ejemplo, esto es claro cuando sus miembros participan en los paros campesinos, cuando hacen parte de las protestas contra megaproyectos que los afectan, cuando realizan actividades contra el monopolio de las semillas y a favor del cuidado del ambiente. Estos grupos se ven abocados a crear propuestas en relacion con la soberania alimentaria, la recuperacion de espacios publicos, la atencion educativa y de salud de sus comunidades.

Como los procesos que realizan estos grupos estan en curso, nos preguntamos: ?pueden estas organizaciones construir nuevas formas de realizar politica, a diferencia de las formas clasicas? A pesar de que las ILPs y los GSPF son espacios donde se quiebra el sectarismo tradicional, ?pueden estas formas y acciones sociales contribuir a formar nuevos sujetos politicos? ?Que capacidad real tienen estas modalidades organizativas y de accionar social y politico de escapar de las formas tradicionales de clientelismo incrustado en la politica colombiana y regional?

Asi mismo, podriamos decir que en las ILPs y GSPF las subjetividades politicas se construyen en el movimiento de tensiones: entre lo social y lo politico, entre los prejuicios a la politica y la necesidad de reconocer que su accion es politica, entre la politica y lo politico, y entre las condiciones de miedo e inseguridad que historicamente se han vivido en este pais, en medio de un conflicto armado prolongado y las posibilidades que se han abierto con la mesa de negociacion.

DOI: 10.11600/1692715x.1411080515

Lista de referencias

Alvarado, S. V, Ospina, H. F., Botero, P. & Munoz, G. (2008). Las tramas de la subjetividad politica y los desafios a la formacion ciudadana en jovenes. Revista Argentina de Sociologia, 6 (11), pp. 19-43.

Arendt, H. (1997). ?Que es la politica? Barcelona: Paidos.

Bobbio, N. (1981). El problema de la guerra y las vias de la paz. Barcelona: Gedisa.

Cendales, D., Marino, G. & Posada, J. (2004). Aprendiendo a Sistematizar. Bogota, D. C.: Cosude.

Fisas, V. (2006). Cultura de paz y gestion de conflictos. Barcelona: Unesco.

Galtung, J. (1998). Tras la violencia. 3 R: reconstruccion, reconciliacion, resolucion. Afrontando los efectos visibles e invisibles de la guerra y la violencia. Bilbao: Bakeaz.

Galtung, J. (2003). Paz por medios pacificos. Paz y conflicto, desarrollo y civilizacion. Bilbao: Gernika Gogoratuz.

Gonzalez, F. (2012). La subjetividad y su significacion para el estudio de los procesos politicos: sujeto, sociedad y politica. En C. Piedrahita-Echandia, A. Diaz-Gomez, P. Vommaro (comp.) Subjetividades politicas: desafios y debates latinoamericanos. Bogota, D. C.: Universidad Distrital Francisco Jose de Caldas, Clacso.

Grupo de Memoria Historica (2013). !Basta ya! Colombia: Memorias de guerra y dignidad. Informe General Grupo de Memoria Historica. Bogota, D. C.: Centro Nacional de memoria Historica.

Jaidar, I. (2003). Tras las huellas de la subjetividad. Mexico, D. F.: UAM.

Jimenez, F. (2004). Propuesta de una epistemologia antropologica para la paz. Convergencias Revista de Ciencias Sociales, 9, pp. 21-54.

Jimenez, F. (2011). Racionalidad pacifica: una introduccion a los estudios para la paz. Madrid: Dykinson.

Larrosa, J. (2007). Narrativa, identidad y desidentificacion. En: La experiencia de La Lectura. Mexico: Fondo de Cultura Economica.

Lederach, J. (2007). La imaginacion moral: El arte y el alma de la construccion de la paz. Bilbao: Bakeaz/Gernika Gogoratuz.

Lopez, M. (2001). La noviolencia como alternativa politica. En A. Munoz (ed.) La paz imperfecta, (pp. 181-251). Granada: Universidad de Granada.

Martinez, M. C. & Cubides, J. (2012). Acercamientos al uso de la categoria de 'subjetividad politica' en procesos investigativos. En C. Piedrahita-Echandia, A. Diaz-Gomez, P. Vommaro (comps.) Subjetividades politicas: desafios y debates latinoamericanos. Bogota, D. C.: Universidad Distrital Francisco Jose de Caldas, Clacso.

Martinez, V. (2001). Filosofia para hacer las paces. Barcelona: Icaria.

Martinez, V (2005). Podemos hacer las paces: Reflexiones eticas tras el 11-S y el 11-M. Sevilla: Desclee De Brouwer.

Mendoza, N. & Torres, A. (2013). La sistematizacion de experiencias en educacion popular. En M. R. Mejia, L. Cendales & J. Munoz (eds.) Entretejidos de la educacion popular en Colombia, (pp. 155-184). Bogota, D. C.: Desde Abajo.

Mouffe, Ch. (2007). En torno a lo politico. Buenos Aires: Fondo de Cultura Economica.

Munoz, F. A. (ed.) (2001). La paz imperfecta. Granada: Universidad de Granada.

Ramirez, J. (2009). Produccion de conocimientos pedagogicos desde y sobre las experiencias educativas. Lectura introductoria. Modulo: Sistematizacion de Experiencias: Posibilidad de produccion de conocimientos teorico-practicos. Maestria en Desarrollo Educativo y Social, Cinde-UPN, Bogota, D. C., Colombia.

Ruiz-Silva, A. & Prada, M. (2012). La formacion de la subjetividad Politica: propuestas y recursos para el aula. Buenos Aires: Paidos.

Secretariado Nacional de Pastoral Social (s. f.) Estrategia de Intervencion del Secretariado Nacional de Pastoral Social. Documento de trabajo, Bogota, D. C.: Secretariado Nacional de Pastoral Social.

Torres, A. (1999). La sistematizacion de experiencias educativas: reflexiones sobre una practica reciente en Colombia. Pedagogia y Saberes, 13, pp. 5-16.

Torres, A. (2009). Accion colectiva y subjetividad. Un balance desde los estudios sociales. Folios, 30, pp. 51-74.

Zemelman, H. (1987). Conocimiento y sujetos sociales. Contribucion al estudio del presente-Jornadas 111. Mexico, D. F.: El colegio de Mexico.

Zemelman, H. (2004). En torno de la potenciacion del sujeto como constructor de historia. En M. C. Laverde, G. Daza & M. Zuleta. Debates sobre el sujeto. Perspectivas contemporaneas. Bogota, D. C.: Universidad Central, Diuc, Siglo del Hombre Editores.

JORGE JAIRO POSADA-ESCOBAR **

Profesor e investigador Universidad Pedagogica Nacional, Colombia.

PATRICIA DEL PILAR BRICENO-ALVARADO ***

Profesora e investigadora Centro Internacional de Educacion y Desarrollo Humano-Cinde, Colombia.

JULIANA SANTACOLOMA-ALVARAN ****

Formadora e investigadora Centro de Estudios Avanzados en Ninez y Juventud del Cinde y la Universidad de Manizales, Colombia.

Articulo recibido en marzo 9 de 2015; articulo aceptado en mayo 8 de 2015 (Eds.)

* Articulo corto, relativo al proyecto Las condiciones y modos de construccion de subjetividades politicas para la paz, en jovenes de organizaciones interetnicas y feministas desde una perspectiva intergeneracional, adelantada por el equipo de investigacion del proyecto, del que forman parte los autores, con el Secretariado Nacional de Pastoral Social. El proyecto inicio el 30 de marzo del 2013 y se preve su terminacion para el 30 de marzo de 2016. El proyecto hace parte del Programa cofinanciado por Colciencias. Codigo 12 35-543 31810. Contrato: 959-2012. Area: Ciencias Sociales. Subarea: interdisciplinaria.

** Licenciado en Ciencias Sociales, Universidad Nacional, Magister en Desarrollo Educativo y Social, Universidad Pedagogica Nacional. Doctor en Filosofia y Educacion, Uned, Madrid. Docente Investigador Universidad Pedagogica Nacional. Correo electronico: jposada@pedagogica.edu.co

*** Psicologa, Pontificia Universidad Javeriana, Magistra en Desarrollo Educativo y Social, Universidad Pedagogica Nacional-Cinde. Docente-investigadora Maestria en Desarrollo Educativo y Social, Cinde. Correo electronico: pbriceno@cinde.org.co

**** Psicologa, Universidad de Manizales, Magistra en Educacion y Desarrollo Humano. Universidad de Manizales-Cinde. Formadora-Investigadora Cinde-Universidad de Manizales. Correo electronico: jsantacoloma@cinde.org.co

(1) En adelante emplearemos las siglas ILP y GSP.

(2) Bogota y Facatativa (Cundinamarca), Ventaquemada (Boyaca), Neiva y Garzon (Huila), Miranda (Cauca), La Dorada (Caldas) y Mocoa (Putumayo).

(3) En la decada del 40 del siglo XX se comienzan a crear los primeros Centros de Investigacion para la Paz en Francia, Estados Unidos y Paises Bajos (Jimenez, 2004).

(4) La polemologia es el estudio de la guerra. Este termino viene del griego polemos, el cual denotaba guerra contra los extranjeros.

(5) El termino irenologia (irene--"paz"--y logos--"razonamiento") es habitualmente usado para referirse a los estudios de paz.

(6) Johan Galtung (24 de octubre de 1930--Oslo), en 1959, creo en Noruega el Instituto de Investigacion para la Paz de Oslo (Peace Research Institute of Oslo).

(7) Johan Galtung identifico de manera central cuatro necesidades humanas basicas: la seguridad o supervivencia contra la violencia y la muerte, el bienestar contra la miseria, la identidad contra la alienacion, y la libertad contra la represion (Ver Martinez, 2005, pp. 71-73).

(8) Nace y muere en Turin Italia (18 octubre de 1909-9 de enero de 2004).
COPYRIGHT 2016 Centro Internacional de Education y Desarrollo Humano (Cinde) y Universidad de Caldas
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2016 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Posada-Escobar, Jorge Jairo; Briceno-Alvarado, Patricia Del Pilar; Santacoloma-Alvaran, Juliana
Publication:Revista Latinoamericana de Ciencias Sociales, Ninez y Juventud
Date:Jan 1, 2016
Words:7288
Previous Article:Armed conflict, socio-economic variables and citizenship formation: an impact analysis/Conflicto armado, variables socio-economicas y formacion...
Next Article:Between the street, the school and the institutions: institutional trajectories of young people/Entre la calle, la escuela, y las instituciones:...
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters