Printer Friendly

Poeta del piano: Chopin, bicentenario de su nacimiento.

A la memoria del presidente polaco Lech Kaczynski y sus acompanantes muertos en tan fatidico accidente aereo.

A mi querido amigo Leszek Zawadka.

Que duda cabe que Frederic Chopin (Zelazowa-Wola, Polonia, 1810-Paris, 1849) es uno de los casos mas excepcionales de la musica, y si bien compuso exclusivamente para el piano (su Introduccion y Polonesa op. 3, su Sonata op. 65 para violonchelo y piano, su Trio op. 8, sus 19 Melodias para voz y piano, su Mazurka para voz sola, son excepciones que confirman la regla), tambien es innegable que el llamado "rey de los instrumentos" alcanzo con el uno de sus momentos mas sublimes.

El poeta por antonomasia del piano, Chopin abre y cierra un mundo pianistico cargado de singularidad; los contemporaneos que lo imitaron han sido olvidados, y aquellos que buscaron distanciarse de el, obnubilados por la sorda vanidad, no alcanzaron similar altura. La literatura pianistica, la poesia pianistica, en el mas claro sentido del termino, alcanzo con el uno de sus espacios de expresion de mayor altura, en muchos casos alentado por ese genio de la improvisacion romantica que por lo mismo convirtio a Chopin en una de las imagenes mas entranablemente representativas de una escuela decimononica tan emparentada con los movimientos revolucionarios, independentistas y patrioticos de la primera mitad del siglo XIX.

Romance e impetu

Y fue Chopin precisamente quien encarrilo la ejecucion pianistica romantica y le dio el impetu que hasta ahora no da senales de disminuir, como dice Harold Schonberg. Fue sin duda el primero de los pianistas nuevos, de un nuevo siglo, el que corto para siempre las cadenas del clasicismo dieciochesco, apuntalado ese halo singular en un estilo de ejecucion igualmente distinto, con sorprendentes innovaciones en la digitacion y en el manejo del pedal, que no volverian a cambiar sustancialmente sino hasta casi un siglo despues con Debussy y Prokoviev. Una vez publicados los estudios de Chopin en torno al piano, quedo poco por hacer, porque su estilo definido en la afectacion y el impetu, en el caracter apasionado y agreste, en el espiritu liberal y patriotico, significo tanto a esta personalidad como a un siglo, que por otra parte nos identifica con el bicentenario de una independencia que este ano conmemoramos.

Con la personalidad propia que definia una nueva epoca, un nuevo siglo, Frederic Chopin fue el mas popular de todos los primeros romanticos. Casi todo lo que compuso permanece hasta la fecha en repertorio, con infinidad de grandes interpretes que despues de el han fincado su fama y su prestigio precisamente con el catalogo chopiniano, que implica una especialidad, una tour de force, una escuela de ejecucion pianistica que exige virtuosismo y conocimiento de causa, pasion e impetu, temperamento y delicadeza. Algunos de los mas grandes pianistas de los siglos XIX y XX (y suponemos que todavia lo seran los del XIX) han trascendido con el extenso y variado, con el siempre dificil catalogo chopiniano, entre otros, Paderewski, Cortot, Rubinstein, Kempff, Richter, Pollini, Ashkenazy. Aunque el acervo pianistico clasico es amplio y diverso, desde Bach hasta Bartok, no sabria decir cual habria sido el curso en la carrera de estos y otros especialistas que con la musica de Chopin han trascendido en el curso de la musica.

Revolucionario

Ya en sur epoca Chopin era revolucionario, y si bien para muchos criticos su musica resultaba --y sigue resultando-- exotica, inexplicable y hasta demencial, ha propiciado de igual modo toda clase de corrientes y estudios igualmente especializados, de disquisiciones intentado descifrar los tantos contenidos e incognitas en derredor dc un catalogo poetico-musical-pianistico tan sorprendente como inagotable. Ignaz Moscheles no fue el unico profesional que encontro la musica de Chopin imposible de comprender, pues el mismo Franz Liszt, el romantico por excelencia y uno de sus mas cercanos amigos, la considero desde sus origenes "atrevida, disonante y con extranas armonias", para nada en detrimento del compositor, a quien describio como "uno de esos seres originales ... que no reconocen ataduras".

Otro genio de la composicion y la ejecucion como Robert Schumann si lo entendio desde un principio, y fue precisamente quien lo introdujo en Alemania con su resena de las Variaciones sobre "La ci darem la mano" op.2 (hermoso homenaje al Mozart de Don Giovanni), cuando escribio: "!A quitarse el sombrero, caballeros! !Un genio!".

La musica de Chopin sigue tanto o mas viva que en los tiempos de su gestacion, y mas alla de haberse convertido en una especialidad que impone talento y maestria a sus interpretes, permanece sobre todo en el gusto de un publico numeroso, de los especialistas y de los melomanos de a pie. Y no sobrevive en una o algunas cuantas de sus partituras, sino casi en el grueso de su extenso y variado catalogo: mazurkas, variaciones, canciones, conciertos, nocturnos, estudios, valses, baladas, impromptus, polonesas, scherzos, preludios, sonatas (incluida su memorable Sonata Funebre), y otras tantas piezas sueltas que hacen de su legado uno de los acervos musicales mas originales y trascendentes, sobe todo si hablamos del piano, su companero, su amante eterno.

[ILUSTRACION OMITIR]
COPYRIGHT 2010 Editorial Cruzada, S.A. DE C.V.
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2010 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Saavedra, Mario
Publication:Siempre!
Date:Apr 25, 2010
Words:931
Previous Article:El encuentro con el otro nos hace otros: entrevista con Eugeni Porras.
Next Article:El C[O.sub.2] aumenta en la sangre poco antes de morir: ello explicaria la paz interior, la luz intensa v otras reacciones.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters