Printer Friendly

Patrimonio arquitectonico en perspectiva geohistorica : la territorializacion del noroeste de la provincia de Buenos Aires.

RESUMEN | La ausencia de estudios relativos a la region del noroeste de la provincia de Buenos Aires (NOBA), en general, y al patrimonio arquitectonico en particular, motiva la exploracion de este espacio geografico, denso en relaciones historicas y producciones materiales. Este trabajo plantea un analisis del proceso de territorializacion de la region, a partir de una reflexion sobre el conocimiento de las acciones, producciones y representaciones arquitectonicas, desde mediados del siglo XIX hasta mediados del siglo XX. La idea principal es agudizar la mirada tecnico-cultural hacia el territorio, que complejiza y enriquece la vision de los acontecimientos politicos y economicos. De este modo, el trabajo busca poner en valor un patrimonio que hoy pasa inadvertido.

PALABRAS CLAVE | patrimonio, historia regional, transformaciones socioterritoriales.

ABSTRACT | The lack of studies about the northwest of Buenos Aires province in general, and regarding its architectural heritage in particular, encourages the exploration of this geographical area, dense of historical and material productions. This paper presents an analysis of the process of territorialization in the region. It considers the actions, products and architectural representations, from the mid-nineteenth to mid twentieth centuries. The main idea is to sharpen the technical and cultural view of the territory, enriching the vision of political and economic developments. Thus, this paper seeks to highlight the value of that architectural heritage.

KEY WORDS | heritage, regional history, socio-territorial transformations.

Introduccion

Estudiar el patrimonio arquitectonico del noroeste de la provincia de Buenos Aires (NOBA) desde una perspectiva geohistorica, requiere comprender la territorializacion de ese espacio, definido como region NOBA. En la investigacion historica y geografica de un espacio vasto, durante el lapso de un siglo, el patrimonio--entendido como el conjunto de bienes de caracter cultural, legados a una sociedad por las generaciones precedentes--puede denotar rasgos singulares. Estas particularidades, ligadas a la territorializacion, se dan con la sucesion de eventos geograficos que modelan el espacio y transforman sus redes (Haesbaert, 2001; Di Meo, 1998; Curien, 2000). En la region NOBA, el avance de las poblaciones y las redes de comunicacion desde el puerto de Buenos Aires hacia el oeste pampeano creo un vinculo politico-economico, entre la metropoli y el interior, que se complejizo y diversifico con la formacion y el desarrollo de ciudades intermedias que comenzaron a funcionar como centros regionales.

La idea principal de este trabajo es poner en valor un patrimonio que--en buena medida--hoy pasa inadvertido. Se plantea entonces analizar las acciones, producciones y representaciones sobre la arquitectura del noroeste de la provincia de Buenos Aires, en la fase de consolidacion de su territorializacion, desde mediados del siglo XIX hasta mediados del siglo XX (1). Para ello se propone una mirada tecnico-cultural sobre el territorio, que complejiza y enriquece la vision de los acontecimientos politicos y economicos. El analisis en la larga duracion permitiria establecer relaciones entre eventos politicos, sociales y economicos y producciones materiales en ese espacio geografico.

El estudio de la region NOBA y su patrimonio se inicio a partir de una busqueda bibliografica exhaustiva que facilito su identificacion y analisis, particularmente en el area de influencia de la Universidad Nacional del Noroeste de la Provincia de Buenos Aires (UNNOBA), con sedes academicas en las ciudades de Junin y Pergamino (2). Luego se realizaron trabajos de campo que permitieron relevar el patrimonio arquitectonico. Buena parte del analisis historico se apoya en los estudios realizados para una tesis doctoral sobre los modos de habitacion en el noroeste bonaerense (Yuln, 2009). Parte del estudio geografico se apoya en los trabajos de investigacion desarrollados en el Instituto de Investigaciones para el Desarrollo Sostenible (IIPPyDS) de la UNNOBA. Esta presentacion se estructura en tres partes 1) el estado de la cuestion; 2) la consolidacion de un espacio rural a finales del siglo XIX; 3) la conformacion de los espacios urbanos a principios de siglo XX.

[FIGURA 1 OMITIR]

Escasez de estudios sobre la region y el patrimonio NOBA

Para proyectar una mirada compleja sobre el periodo historico y el espacio en estudio, es necesario recurrir a fuentes de distintas disciplinas. La historiografia no se ha ocupado centralmente de la construccion historica de la region NOBA, pero mediante la revision de trabajos provenientes de distintas perspectivas se puede elaborar un marco de referencia para su estudio.

Los historiadores economicos han indagado en la ocupacion territorial y realizado aportes sobre partidos de la region NOBA por medio del analisis de los regimenes de tenencia de la tierra y su rendimiento en terminos de unidades productivas en las tierras de frontera, al sur del rio Salado (Canedo, 1999; Infesta, 2003; Valencia, 2005; Banzato, 2011).

En la historiografia rural del siglo XIX sobre la region pampeana, se han renovado contenidos y modificado las hipotesis clasicas acerca de la division de la tierra y las caracteristicas de la sociedad en el ambito rural. Asi, la historia economica y social ha permitido vislumbrar nuevos actores y una complejidad desconocida, senalando la presencia de una economia diversificada, que incluye a pequenos productores y hacendados en el escenario de la expansion agropecuaria de mediados del siglo XIX. Sumados a la incorporacion de tierras indigenas, cambios como la extension de la red ferroviaria, la captacion de mercados externos, la incorporacion de la mano de obra migratoria o la introduccion de adelantos tecnicos y tecnologicos por parte de la vanguardia ganadera, tal como la denomina Carmen Sesto (2005), revelan una compleja red social que va mas alla de las interpretaciones de la campana como sinonimo de latifundio (Fradkin, 1993; Sabato, 1989; Barsky & Djenderedjian, 2003).

Asimismo, la historia material ha demostrado que la idea de ausencia de sociabilidad, de consumo o de intercambio en las soledades pampeanas carecia de asidero (Mayo, 2000; Mayo & Latrubesse, 1998) y que el "desierto" pampeano "vaciado de toda cultura" era en realidad un ambito de convivencia multietnica. Dentro de este ambito de mezcla se producian cruces y mestizajes que acentuaban el fenomeno de transculturacion, porque efectivamente la frontera era una zona de encuentro y de negociacion entre culturas. Constituia un espacio con logica propia, politicamente marginal respecto de las naciones indigenas y del Estado argentino, sin pertenecer ni a un mundo, ni al otro (Nacach, 2006; Navarro Floria, 2001; Roulet, 2006; Mandrini, 2007). El espacio fronterizo es entendido asi como un orden alternativo que resistia al sistema estatal en construccion.

Sobre el tema de los pueblos bonaerenses existe amplia bibliografia realizada por historiadores locales cuya relevancia se centra en el aporte de datos y la informacion sumaria que brinda. Una perspectiva particular sobre la construccion historica del territorio ha sido desarrollada por geografos, planificadores y urbanistas en la segunda mitad del siglo XX.

Existen pocas fuentes secundarias que aborden con rigurosidad cientifica el problema de la transformacion fisica de la estancia argentina. La variacion fisica de la estancia pampeana tiene una historiografia bastante escasa, en parte porque las primeras construcciones del siglo XVIII eran extremadamente precarias y han desaparecido los registros materiales de las mismas. Tampoco existen testimonios detallados de sus caracteristicas. Las pocas referencias de las estancias tempranas nos han llegado por relatos de viajeros, en su mayoria anglosajones, y corresponden al periodo inicial y a la epoca de las estancias ovejeras, a partir de la segunda decada del siglo XIX (Daireaux, 1888; Darwin, 1977; Head, [1826] 1986; Mac Cann, [1853] 1969). El mundo de la estancia y del trabajo rural esta descrito por Jose Hernandez, en Instruccion del estanciero. Otros textos detallan la organizacion de las estancias en su periodo de esplendor, pero se refieren en su mayoria a las de la pampa comprendida entre el Rio de la Plata y el margen interior del rio Salado, limite natural que definio durante muchos anos la frontera de Buenos Aires con los territorios indigenas (Daireaux, 1909; Lemee 1887; Scardin, 1908; Gazaneo & Scarone, 1965). El ritmo de los cambios fisicos de estos establecimientos puede seguirse a partir de algunos ejemplos de larga data, haciendo un rastreo desde la primera mitad del siglo XIX hasta los umbrales del siglo XX (Sabato, 1989; Silvestri, 2004).

Dentro del campo teorico actual de los estudios patrimoniales locales se destaca la labor de los posgrados en el ambito de las facultades de Arquitectura de las Universidades Nacionales de Buenos Aires, Cordoba, Tucuman, Mar del Plata y La Plata, tendientes a la consolidacion de un campo autonomo de preservacion patrimonial en un espectro que abarca desde los objetos hasta el territorio (Novacosvsky & Paris Benito, 2001, 2004). Pueden senalarse trabajos de catalogacion del patrimonio edificio barrial de Buenos Aires (Joselevich et al., 1986, 1987, 1988); de arqueologia urbana (Schavelzon, 1992, 1998); estudios sobre patrimonio rural (Moreno, 1991); sobre patrimonio academico (Grementieri & Verstraeten, 2001; Grementieri & Shmidt, 2010) y sobre el patrimonio arquitectonico, urbano y paisajistico de la provincia de Buenos Aires, promovidos desde los Anales LINTA (Laboratorio de Investigaciones del Territorio y el Ambiente).

En cuanto a estudios referidos al patrimonio arquitectonico NOBA, no se han encontrado investigaciones sistematicas para la region. No hay documentos que evidencien trabajos a escala regional. Una aproximacion ha sido abordada, desde la Universidad Nacional del Noroeste de la Provincia de Buenos Aires, en un trabajo de registro de obras de arquitectura en la region NOBA. Se han identificado publicaciones que dan cuenta de obras localizadas en la region, pero estudiadas como obras de autores especificos (Shmidt, 1995; Crispiani 1995; Novacokvsky, 2001), de tipologias (De Paula, 1988; Brandariz, 1998; Tartarini 2005), periodos historicos (Ortiz, Mantera, Gutierrez & Levaggi, 1968) o gobiernos determinados (Longoni, Galceran, Molteni, 2003; Longoni, Molteni, 2008; Ballent, 2005).

Una region nueva, construida en sus estancias

La estancia pampeana representa-junto con los pueblos--un modo de habitar del espacio rural bonaerense, es decir, una forma de asentamiento, durante el siglo XIX y principios del XX, en la territorializacion de la region. Considerando las transformaciones generadas desde el punto de vista agrario, tecnico y paisajistico, la estancia se constituye en el elemento principal de la ordenacion espacial rural. Sus actividades --primero relacionadas con la cria de ovinos y, mas tarde, con vacunos--determinaron las formas de organizacion territorial. Las innovaciones tecnicas introducidas principalmente por inmigrantes britanicos y adoptadas posteriormente por los estancieros criollos para responder a los nuevos requerimientos economicos fueron conformando y transformando la region en su estructura de pueblos, chacras y estancias (Instituto de Investigaciones en Historia, Teoria y Praxis de la Arquitectura y la Ciudad [HITEPAC], 2010).

En principio, la estancia era un establecimiento mediano que contaba con un rancho principal de dimensiones reducidas, otro mas pequeno para el capataz, unas ramadas como cocina, un aljibe y un foso, a modo de proteccion y contencion del ganado. Hacia mediados del siglo XIX, la estancia se expandio. La casa principal (casco) incorporo mas habitaciones, permitiendo establecer diferencias de uso de dormitorios, sala y comedor, todos adecuadamente amueblados. Se incremento la forestacion dentro de los campos y aparecieron los puestos en los limites de las tierras. Hacia finales del siglo XIX, el aspecto fisico de la estancia habia cambiado radicalmente, con la ampliacion del numero de habitaciones y el agregado de dependencias de servicio, galpones, corrales y jardines. La gran estancia era una pieza fundamental del sistema productivo. Su economia se basaba principalmente en la ganaderia extensiva y coexistia con estancias medianas y con pequenos rentistas. Pero en los grandes establecimientos acontecian las innovaciones tecnicas, el mejoramiento de razas, la introduccion del alambrado, la siembra de pasturas y la modernizacion general del sistema productivo (Silvestri, 2004).

Entre mediados y finales del siglo XIX, en el mapa bonaerense se puede identificar la estancia ovejera, favorecida por la inmigracion anglosajona que introdujo mejoras e innovaciones en el area, como la cruza del merino. En varios de estos establecimientos se experimentaron arquitecturas novedosas de galpones modulados y la localizacion de habitaciones para los peones junto a los animales; el uso del molino; la articulacion entre jardin, huerto y parque; las edificaciones pintorescas, la practica de deportes. Estos establecimientos rurales modernizadores promovieron una produccion intensiva y diversificada, propia de una granja de tipo europeo. La casa principal, en general, era identificable a partir de sus caracteristicas esenciales: largas construcciones de ladrillo, mojinetes escalonados y chimeneas, rodeadas de galpones y construcciones auxiliares que se levantaban al ritmo de la mayor complejidad de faena que la estancia ovejera exigia (Figura 2). De esta forma, si el equipamiento imprescindible para una eficiente explotacion productiva enriquecia el repertorio formal, el paisaje tambien se domesticaba con la incorporacion de barreras arboreas de alamos en los accesos, del cuidado de recintos mediante cercos o el cultivo del cesped y las especies ornamentales (HITEPAC, 2010).

[FIGURA 2 OMITIR]

Entre 1880 y 1910, la extension del ferrocarril despues de la "Campana al Desierto" de Roca (3), facilito el acceso a los materiales de construccion y la propagacion de los lenguajes eclecticos de ultramar. Entonces se comenzo a priorizar el aspecto edificio de la estancia y aparecio el casco como simbolo de la elite ganadera pampeana o vanguardia ganadera bonaerense, cuyos principales establecimientos se localizaban preferentemente en la zona norte de la provincia de Buenos Aires (Sesto, 2005). Se desarrollo alli una tipologia arquitectonica que seria representativa de la campana, ya no solo como establecimiento productivo, sino tambien como residencia de descanso. La jerarquizacion de la vivienda principal incorporo el diseno de los parques con estilos eclecticos (neogotico, italianizante, frances, normando, etcetera). Tanto desde el punto de vista estetico como climatico, el parque creaba un ambiente adecuado en el entorno rural, con elegancia y confort para la vida en la estancia, alejada en la pampa (Silvestri, 2004).

Paralelamente, se complejizo el grado de especializacion de las instalaciones de servicio, en funcion de requerimientos productivos. Se incorporaron nuevas practicas e instalaciones para operar en gran escala en un sistema de ganaderia extensiva. Para ello se adopto una nueva distribucion y organizacion espacial de los establecimientos, a manera de damero: poblacion central, potreros, maquinarias, calles, caminos y personal de vigilancia (Sesto, 2005). La introduccion de animales de raza se habia acelerado con el auge de la carne enfriada desde principios del siglo XX, de manera que, por los nuevos sistemas y metodos de crianza, se edificaron galpones, corrales con manga para facilitar las tareas de marcacion y separacion--que antes se hacian en campo raso--; los potreros se alambraron y rodearon de arboledas, se importaron pastos y forrajes; algunos establecimientos agregaron la cria de caballos finos, destinados al deporte.

Algunas estancias de la region NOBA ilustran la evolucion descrita. Vale mencionar la estancia El Tatay, en Carmen de Areco (Figura 1), un establecimiento dedicado a la cria de ganado ovino y lechero, que en 1882 contaba con un importante casco rodeado de parques, en cuyas inmediaciones se disponian las viviendas del mayordomo y del jardinero, las despensas, los escritorios administrativos; un poco mas retirados de la casa principal se ubicaban los depositos, el departamento del capataz, las caballerizas y los galpones de los animales, diferenciados por razas, por edades y por pedigri, con sus correspondientes dependencias especificas: galpones de esquila, de ordene, graserias, casa de carnes, ahumador, etcetera (Sesto, 2005). Otro ejemplo es la estancia La Brava, en la estacion La Oriental, localidad del cuartel vi de Junin (Figuras 1, 3 y 4). Actualmente es una estancia dedicada a actividades agropecuarias mixtas, asi como al turismo rural. Data de 1876, cuando era apenas un puesto fronterizo avanzado. Luego fue una pulperia, y en la decada de 1930 paso a manos de la actual familia propietaria, que le dio el aspecto definitivo a un casco de estilo neocolonial, con sus caracteristicos muros encalados y techos de tejas (4). Este mismo estilo se adopto para la estancia Tres Bonetes, en el actual partido Lincoln (5).

La mayoria de las estancias ubicadas al oeste de la region funcionaron en un principio como avanzadas fronterizas, protegidas por los fortines y las comandancias de las lineas defensivas previas a la Campana al Desierto. Si bien se las ubica en un periodo en el cual el casco cobro importancia como simbolo de la elite bonaerense, los edificios de estas estancias eran mas austeros que los de otros establecimientos de larga tradicion, como los situados al interior del rio Salado. Este rio tenia la funcion de limite y de defensa natural, proporcionando a la poblacion y a los establecimientos rurales el resguardo frente a malones y montoneras, lo que permitio que su tipologia productiva y edilicia evolucionara antes de que se fundaran esas nuevas estancias de frontera al oeste.

[FIGURAS 3-4 OMITIR]

Entre estas estancias occidentales de la region NOBA se registran La Oriental (1880) (Figura 1 y 5) y San Juan (1900), situadas en el cuartel vi del partido de Junin, y La Leocadia (1878), cercana a la localidad de Bayauca. Segun se aprecia en el Album del Centenario de Junin (1927), sus cascos presentan un estilo sobrio, desarrollado en una sola planta--salvo por la existencia de una torre o mirador en la azotea--con la aparicion de elementos clasicos en las fachadas y predominio de lineas horizontales. Los muros blancos, casi desnudos, apenas son interrumpidos por alguna pilastra moldeada o por balaustres en la cornisa.

Estas caracteristicas se condicen con el eclecticismo arquitectonico de finales del siglo XIX, que ofrecia un catalogo de estilos para el diseno de las estancias bonaerenses, pero marca una diferencia con las viviendas principales de otros establecimientos del centro o del noreste de la Provincia (6).

[FIGURA 5 OMITIR]

Entre las construcciones auxiliares que fueron incorporando las estancias, una excepcional fue la pista de exposicion de ganado o tattersall (Figura 1, 6 y 7), que el arquitecto Walter Campbell diseno para la estancia Marion (1917) de Carlos A. Brown, en General Villegas. El edificio construido para exhibir el ganado y competir asi con las sociedades rurales de Buenos Aires y Rosario, se distingue fundamentalmente por la ambicion de la propuesta y la originalidad del programa en aquella region, y tambien por su escala y por la solucion tecnica y espacial. Desde lo arquitectonico, lo mas destacable ha sido la cupula vidriada de veinte metros de diametro y de cuyo centro colgaba una arana para la iluminacion nocturna. Su estructura metalica se apoya sobre un cuerpo octogonal de dieciocho metros de altura, con columnas de orden gigante. El edificio de la pista donde se planteaba el acceso principal estaba conectado a dos "halles" ubicados lateralmente, de sesenta metros de largo con cubiertas a dos aguas, modulados. Por falta de uso y mantenimiento, el edificio se fue degradando progresivamente. Las naves fueron demolidas en la decada de 1950, pero el cuerpo central con la estructura metalica de la cupula (visible a kilometros) aun pervive (Portiansky, Pascolini, 1999). Este edificio resume la modernizacion por la que transitaba el pais y la riqueza arquitectonica que poseen las estancias de la region.

[FIGURA 6 OMITIR]

[FIGURA 7 OMITIR]

Territorios en consolidacion, la expansion de redes y ciudades

Estancias y pueblos se retroalimentaban socioeconomicamente. Con la expansion ganadera, los pueblos habian crecido, convirtiendose en los proveedores de mano de obra y en mercado de servicios para los grandes establecimientos rurales. Pero el ferrocarril se constituyo en el otro actor de primer orden en el proceso de territorializacion, favoreciendo el proceso de poblamiento y el surgimiento de nucleos urbanos. Desde 1880, la red ferroviaria se extendio rapidamente por la provincia de Buenos Aires (Figura 1). En 1884 llego a Junin el ferrocarril de Buenos Aires al Pacifico (B.A.P.), de capitales ingleses, y en 1885, el ramal Pergamino--Junin del ferrocarril del oeste, propiedad del Estado Provincial, con la apertura de la estacion Roca. En noviembre de 1894, este mismo ramal inauguro la estacion Dussaud, en el partido de General Pinto. La finalidad de estos ramales era conectar los centros agropecuarios con el puerto de Buenos Aires, por lo que muchas estaciones se localizaron directamente dentro de las estancias. Este fue el caso de la antigua estancia La Margarita (1885, actual partido de Junin), en la que la empresa B.A.P. instalo la estacion Laplacette y construyo un ramal que unia las estaciones de Chacabuco y Germania (informacion en Archivo Historico Municipal de Junin).

Como se observa en localidades y parajes de la region NOBA, la arquitectura ferroviaria impacto sobre el habitat construido. El emblema de la arquitectura ferroviaria lo constituye la "estacion", cuyo estilo remitia a su origen britanico. Mientras las cabeceras de los ramales se caracterizaban por ser grandes edificios industriales envueltos por una cascara clasicista--como Retiro, Constitucion, Rosario o La Plata--, en la region NOBA se instalaron estaciones intermedias, que representaban cabalmente la tecnologia de la construccion estandarizada y de la sistematizacion de la forma construida: el mismo sistema constructivo del edificio principal--de mediana envergadura--se repetia en un grupo de construcciones subsidiarias compuestas por los galpones, casillas de senales, talleres y viviendas de los empleados. Se trataba de construcciones con cubierta a dos aguas, generalmente con elementos prefabricados y de montaje en seco, lo que permitia una facil y rapida construccion.

El ambito ferroviario constituyo un campo de experimentacion de nuevas tecnicas y materiales para el desarrollo de su arquitectura, convirtiendose asi en difusor de esas innovaciones constructivas de origen industrial, como las vigas doble T o las cubiertas shed, ambas piezas estructurales que permitian salvar grandes luces entre apoyos. Con el correr del tiempo, los elementos prefabricados fueron reemplazados por el ladrillo, la teja y la pizarra--en algunos casos, el modelo basico incorporo detalles mas complejos de cubiertas y vanos--, mientras que el sistema prefabricado se mantuvo para los edificios de apoyo o para estaciones menores en areas perifericas de la red (Williams, 2004).

Los bancos constituyeron otra red que propuso servicios financieros en distintos puntos de la provincia. Dieron respuestas a las nuevas necesidades, propiciaron distintas iniciativas socioeconomicas y acompanaron las politicas nacionales y provinciales de fomento y promocion de expansion territorial. En muchos casos pioneros, instalaron sucursales en comunidades alejadas y fronterizas. Su arquitectura siguio criterios de imagen que traducia solidez y seguridad. Se plantearon diferentes tipologias para programas cada vez mas complejos. Las sucursales tomaron un lugar importante en las localidades y su gerente se constituyo como referente social. El ingles Henry Hunt y el aleman Hans Schroeder fueron los autores de los primeros ejemplos de arquitectura bancada en Argentina, demolidos en su mayoria y con un estilo eclectico con elementos predominantes del clasicismo italiano. Para el Banco de la Provincia de Buenos Aires, Hunt armo el primer plan de sucursales entre 1871 y 1874. Planteo varias tipologias: 1) entre medianeras, con un cuerpo al frente destinado a las actividades bancarias y otro al contrafrente separado por un patio, que correspondia a la vivienda del gerente; 2) en esquina, jerarquizando la actividad bancaria y ubicando lateralmente la vivienda; 3) un cuerpo de dos pisos con la actividad bancaria en planta baja y la vivienda en planta alta. La sucursal de Chivilcoy (1872) constituye un ejemplo de ese tipo. En 1891, el Congreso creo el Banco de la Nacion Argentina como sociedad mixta que paso a ser estatal en 1904. Incorporo las veinte sucursales del antiguo Banco Nacional (7) y comenzo a construir otras nuevas; en 1907 eran 77 sucursales con presencia en zonas alejadas como la Patagonia, donde hasta entonces predominaba la moneda chilena. En general las sucursales ocupaban lotes en esquina, con entrada por la ochava, y la vivienda del gerente se ubicaba en el primer piso (8). Asi, este planteo es recurrente en las sucursales del Banco Nacion de la region NOBA, por ejemplo Lincoln (1906) o Capitan Sarmiento (1926) y del Banco Provincia en Junin (1907)--proyecto de Luis B. Rocca--(9) o en Rojas, de Atibo Rocca. Pero se distingue el nuevo Banco Nacion de Junin (10), erigido en 1926 frente a la plaza principal, en un volumen de dos plantas, de aspecto neoclasico, exento--sin apoyo en las medianeras--y simetrico. El acceso se planteo con un portico tetrastilo de pilastras y columnas. El interior se organizo en torno a un espacio central regular de gran altura, con iluminacion cenital (Gutierrez, Pena, Berjman & De Paula, 1983; De Paula, 1988).

La red de escuelas--poco estudiada--constituyo otro ejemplo de arquitectura de servicios que aporto a la territorializacion. Fue clave para el asentamiento poblacional y la construccion de identidad en la region NOBA y el pais. Las escuelas--erigidas en ciudades y en poblaciones dispersas--contaban con aulas y vivienda, cuyo tamano variaba segun el numero de alumnos previsto. Su ubicacion se hacia mas central y la ornamentacion, mas notoria en funcion de la jerarquia de la ciudad y el tamano del establecimiento. La Direccion de Escuelas (1906) promovio escuelas suburbanas camino a Chacabuco, 25 de Mayo y Chivilcoy; escuelas urbanas en Alberti, Carlos Casares, General Pinto, Junin, Lincoln, Pergamino y Rojas; y escuelas rurales en las estaciones Olascoaga de Bragado e Iriarte de General Pinto (Direccion General de Escuelas, 1906) (Figura 1). La red de escuelas publicas, asi como la ferroviaria, es primordial en la consolidacion de los territorios NOBA, y de Argentina en general, ya que contribuyo a la representacion arquitectonica del Estado dentro de la region, donde se construia, al menos, una escuela en cada pueblo.

Otra arquitectura oficial--no sistematizada--se advierte en la construccion de edificios municipales. En algunos casos se apelo a concursos abiertos, como sucedio en el caso del Palacio Municipal de Pergamino (1928) (11). En estas obras publicas, asi como en las privadas, se vieron reflejados los aportes de arquitectos que seguian las mas diversas tradiciones: italianas, alemanas, francesas y espanolas, entre otras. A manera de ejemplo, se pueden encontrar en Junin las obras del arquitecto barcelones Manuel Torres Armengol; o el teatro Crystal Palace (1926), de los hungaros Jorge y Andres Kalnay; y el local de venta, obra del arquitecto danes Morten Ronnow en Pergamino (1930). Al mismo tiempo que se difundian estilos eclecticos aparecian casas y edificios con lineas mas racionalistas y modernas, en los que se dejaba de lado la ornamentacion, como es el caso de la esquina construida por Boris Vaslavsky en Chivilcoy o el Club Social de General Pinto, del frances Leon Dourge. Nuevas expresiones de modernidad fueron los cines, que se multiplicaron en las distintas localidades, algunos conservados, muchos otros degradados.

Pero en un contexto donde primaba lo eclectico, fue la obra publica la principal expresion de modernidad, impulsada por un Estado intervencionista que, frente a las dificultades de la decada de 1930, la adopto como herramienta de reactivacion economica y de propaganda politica; recurriendo a veces a la monumentalidad como simbolo de Estado fuerte, regulador y ejecutor. La provincia de Buenos Aires, gobernada por Manuel Fresco (1936-1940), promovio obras de infraestructura, administracion, recreacion y vivienda. Muchas fueron proyectadas en reparticiones oficiales, cuya actividad creciente incorporaba proyectistas jovenes, impregnados de las nuevas tendencias en arquitectura e ingenieria, que recurrieron a una simplificacion volumetrica y ornamental. Ademas, algunos proyectos publicos fueron asignados a profesionales independientes, como Francisco Salamone, quien ejecuto mas de sesenta obras para la provincia de Buenos Aires. Dieciseis de sus obras se ubican en la region NOBA, en los partidos de Leandro N. Alem y Alberti (Figuras 8, 9 y 10).

[FIGURAS 8-10 OMITIR]

Ellas muestran variaciones de los principales programas que realizo: municipalidades y delegaciones, mataderos y escuelas, portales, cementerios y plazas. Armo composiciones grandilocuentes que contrastaban con los paisajes llanos bonaerenses. Se distinguian no solo por las formas y proporciones usadas, sino tambien por el lenguaje y el dinamismo de la composicion, a menudo ordenado por una simetria axial. Busco dar jerarquia al poder local, usando de manera recurrente la torre, asociada al simbolismo de un poder concentrado. Procuro un uso racional de materiales y sistemas constructivos, aprovechando nuevas tecnicas y materiales como el hormigon armado. En algunos casos, ademas de proyectar el edificio, diseno el equipamiento interior y exterior. En su obra se reconocen elementos vanguardistas y composiciones clasicistas. Se aprecia la revalorizacion de oficios artesanales, el desarrollo de tecnicas constructivas y la articulacion de artes-arquitectura, consignas que difundiria la Escuela de la Bauhaus (Novakovsky, Benito & Roma, 2001).

Un programa articulador de la modernidad fue el plan de estaciones del Automovil Club Argentino, para el cual la asociacion con YPF y la relacion con Vialidad nacional fueron claves, YPF, fundada en 1922, se afirmo en la extraccion, transporte y refinacion de petroleo y avanzo en la distribucion de combustible, compitiendo con las empresas extranjeras en todo el pais. Con un combustible mas accesible y una infraestructura vial cada vez mas extensa, crecio el parque automotor en Argentina (Gorelik, 1987; Ballent & Gorelik, 2001). En 1936, YPF llamo a concurso publico para propuestas de estaciones de servicio urbanas. El primer premio lo obtuvo el ingeniero Ricardo Dillon. Este concurso sirvio de base al concurso privado realizado para socios del Automovil Club Argentino (ACA) en 1937 y fue ganado por Antonio Vilar (Schere, 2008). La institucion tenia un plan a escala nacional, que planteaba una sede central en Buenos Aires y 180 estaciones distribuidas en todo el pais, a 150 km de distancia aproximadamente. No solo proveerian ininterrumpidamente combustible y servicios mecanicos, sino tambien asistencia a los viajeros. En el diseno, segun la palabra de Antonio Vilar, se busco una arquitectura "durable" apoyandose en "soluciones simples y logicas": facilidad de acceso desde la ruta y a los locales, circulaciones amplias, atencion directa y diversidad de servicios (Hilton Scott, 1943). Se previeron siete tipos de estaciones de servicios. Las de Arrecifes (posteriormente remodelada) y Colon (en condiciones actuales de abandono), de tipo camineras, fueron construidas antes de la Segunda Guerra Mundial, con techos planos con azotea, que subrayaban la horizontalidad y creaban una linea arquitectonica mas moderna. El alza del precio del hierro--a raiz de la guerra--llevo a construir techos de teja, lo que fue de preferencia para algunos municipios. Asi el ACA finalmente adopto esta solucion para las restantes estaciones, tratando de lograr la unidad pretendida, tal como se aprecia en Carmen de Areco y Chivilcoy (Figuras 11, 12 y 13) (la estacion de Junin fue demolida). Para conseguir una identificacion reconocible y no atarse a formas que no pudieran adaptarse a los diversos casos, se opto por un elemento externo al edificio: el cartel que evoca una figura humana con un brazo extendido sobre la ruta y que se distingue en cada estacion (Figura 12). En el diseno global de la propuesta habia una idea de conjunto, de relaciones y vinculaciones pensadas para conformar una unidad y para aumentar la eficacia que, a su vez, rescata lo tipico de la construccion de cada region, considerada un "valor nacional" (Hylton Scott, 1943).

[FIGURAS 11-13 OMITIR]

Reflexiones finales

La region NOBA se extiende sobre tierras fertiles de la pampa agricola-ganadera, con un litoral fluvial emplazado entre los puertos mas dinamicos de Argentina--Rosario y Buenos Aires--y se inscribe en una estructura heredada del modelo agroexportador, consolidada en funcion de las necesidades de la metropoli. Asi, el espacio de la region NOBA fue dinamizado a partir de la segunda mitad del siglo xix, durante la organizacion del Estado nacional, aprovechando las ventajas de su localizacion proxima a espacios que generan un intenso transito de bienes, servicios, personas e inversiones.

A partir de la investigacion y el trabajo realizado, se puede hacer una lectura en perspectiva geohistorica sobre la construccion de la region NOBA en relacion con la arquitectura. Esta lectura distingue, por un lado, las estancias privadas productivas y las redes publicas de servicios como la base de su territorializacion; por otro, un espectro variado de edificios, construidos ya entrado el siglo XX, como parte de su consolidacion y complejizacion. La mayoria de las redes eran impulsadas desde estrategias privadas e instancias de planificacion de alcance nacional y provincial.

En la cronotematizacion de los procesos de territorializacion y de conformacion de las redes para la region NOBA entre los anos 1850 y 1950 es posible establecer una secuencia de eventos geograficos modelizadores: la produccion, la educacion, la modernizacion. El primer evento corresponde a una dimension economica y esta representado por las estancias y las redes de ferrocarril y bancos, que avanzan de manera simultanea, en el ultimo tercio del siglo XIX. En ese momento, el foco estaba puesto en el sistema productivo agricola de la region, apuntalado por el sistema financiero, que respondia a un modelo economico agroexportador. El segundo evento, la educacion, corresponde a dimensiones politico-sociales y simbolico-culturales, y se materializa en la construccion de escuelas publicas, en el cambio de siglo. Entonces se trataba de propagar una educacion laica universal que favoreciera el afincamiento y la integracion de las poblaciones--con grandes grupos de inmigrantes--y fortaleciera una identidad nacional. El tercer evento, la modernizacion, corresponde a las dimensiones politica y economica, y se hace visible en la extension de la red caminera en la provincia de Buenos Aires y el plan de estaciones de YPF, junto a intervenciones estatales. En ese momento el Estado favorecio el desarrollo de las rutas paralelas al ferrocarril y la produccion e industrializacion del petroleo (desplazando al carbon ingles), a la vez que se llevo adelante una politica intervencionista y de bienestar, que compensara, con obra publica, los efectos de la crisis de los anos 1930.

Los cambios se pueden leer, ademas, en el lenguaje arquitectonico, que pasa de una arquitectura de caracter predominantemente academicista en las estancias, los bancos y las escuelas, a una arquitectura de corte modernista para las estaciones de YPF y la obra publica impulsada por la administracion provincial, como ocurrio durante la gobernacion de Fresco.

Ese patrimonio arquitectonico del noroeste de la provincia de Buenos Aires no se encuentra identificado, ni compendiado, ni catalogado para su eventual rescate y puesta en valor. La ausencia de estudios relativos a la region del NOBA, en general, y al patrimonio arquitectonico, en particular, motivaron la exploracion bibliografica por distintas vias--por arquitectos y tipologias, especialmente--y un relevamiento in situ, que esperan, como este texto, contribuir a reducir ese vacio y abrir este campo de estudio.

Recibido el 15 de febrero de 2012, aprobado el 15 de julio de 2012

E-Mail: Silvina Carrizo, scarrizo@conicet.gov.ar | Melina Yuln, melinayuln@yahoo.com.ar

Referencias bibliograficas

Ballent, A. (2005). Las huellas de la politica: vivienda, ciudad y peronismo en Buenos Aires, 19431955. Buenos Aires: Prometeo-Universidad Nacional de Quilmes.

Ballent, A. & Gorelik, A. (2001). Pais urbano o pais rural: La modernizacion territorial y su crisis. En N. Goldman (Ed.), Nueva Historia Argentina (Tomo VII, pp. 143-200). Buenos Aires: Editorial Sudamericana.

Banzato, G. (2011). La periferia de "la gran transformacion": el mercado de tierras en la provincia de Buenos Aires. Los casos de Chascomus y Junin en perspectiva comparada, 1780-1912. Mundo Agrario, 12(23), (online) http://bit.ly/lcmP5DG

Barsky, O. & Djenderedjian, J. (2003). Historia del capitalismo agrario pampeano. Tomo 1: La expansion ganadera hasta 1895. Buenos Aires: Siglo xxi.

Brandariz, G. A. (1998). La arquitectura escolar de inspiracion sarmientina. Buenos Aires: Universidad de Buenos Aires, Facultad de Arquitectura, Diseno y Urbanismo.

Canedo, M. (1999). La tierra y la poblacion en un area de temprana colonizacion. El partido de los Arroyos, 1650-1850. Tesis doctoral inedita, Universidad de Buenos Aires.

Crispiani, A. (1995). Alejandro Christophersen y el desarrollo del eclecticismo en la Argentina. Cuadernos de Historia (Instituto de Arte Americano e Investigaciones Esteticas "Mario J. Buschiazzo". fadu, uba. Buenos Aires), 6, 5-42.

Curien, N. (2000). Economie des reseaux. Paris: La Decouverte.

Daireaux, E. (1888). Vida y costumbres en el Plata. 2 vol. Buenos Aires: Lajouane (Version original: 1888).

Daireaux, G. (1909). La estancia argentina. Censo Agropecuario Nacional, Tomo m. Buenos Aires: Talleres de Publicaciones de la Oficina Meteorologica Argentina.

Darwin, C. (1977). Un naturalista en el Plata Buenos Aires: Centro Editor de America Latina.

De Paula, A. (1988). La arquitectura, los bancos, la historia. Buenos Aires: Banco de la Provincia de Buenos Aires.

Di Meo, G. (1998). Geographie sociale et territoires. Paris: NathanUniversite.

Direccion General de Escuelas (1906). Edificacion Escolar en la Provincia de Buenos Aires. La Plata: Autor

Fradkin, R. (1993). La historia agraria del Rio de la Plata colonial. Los establecimientos productivos. 2 tomos. Buenos Aires: ceal.

Gazaneo, J. & Scarone, M. (1965). Estancias. Tomos I y II. Buenos Aires: Academia Nacional de Bellas Artes.

Gorelik, A. (1987). La arquitectura de YPF: 1934-1943. Notas para una interpretacion de las relaciones entre Estado, modernidad e identidad en la arquitectura argentina de los anos treinta. Anales del Instituto de Arte Americano (Buenos Aires), 25, 97-106 y 143145.

Grementieri, F. & Verstraeten, X. (2001). Buenos Aires: Arquitectura y patrimonio. Buenos Aires: Ediciones X. Verstraeten.

Grementieri, F. & Shmidt, C. (2010). Arquitectura, educacion y patrimonio. Argentina: 1600-1975. Buenos Aires: Pamplatina.

Gutierrez, R., Pena, J. M., Berjman, S. & De Paula, A. (1983). Banco de La Nacion Argentina. Accion, presencia y testimonio en la construccion del pais. Tomo 1: Sucursales en las provincias. Buenos Aires: Edicion Fundacion Banco de la Nacion Argentina.

Guzman, Y. (1999). El pais de las estancias. Buenos Aires: Emece.

Haesbaert, R. (2001). Da desterritorializacao a multiterritorialidade. Anais do IX Simposio Nacional da anpur. Rio de Janeiro: Associacao Nacional de Pos-Graduacao e Pesquisa em Planejamento Urbano e Regional (ANPUR).

Head, F. B. (1918). Las pampas y los Andes. Buenos Aires: Vaccaro (Version original: 1826).

Instituto de Investigaciones en Historia, Teoria y Praxis de la Arquitectura y la Ciudad (hitepac) (2010). Informe de Investigacion de Proyecto UNLP Transformaciones tecnicas, organizacion espacial y representaciones del territorio pampeano (1853-1880), Periodo 2008-2009. La Plata: HITEPAC, FAU, UNLP (inedito).

Hylton Scott, W. (Dir.) (1943). Los edificios del Automovil Club Argentino. Tomo 1, Nuestra Arquitectura (enero 1943).

Infesta, M. E. (2003). La pampa criolla, Usufructo y apropiacion privada de tierras publicas en Buenos Aires, 1820-1850. La Plata: Archivo Historico de la Provincia de Buenos Aires (AHPBA).

Joselevich, I. et al. (1986). Buenos Aires: Palermo 1876-1960. Buenos Aires: Fundacion Fortabat.

Joselevich, I. et al. (1987). Buenos Aires: Flores 1868-1960. Buenos Aires: Fundacion Fortabat.

Joselevich, I. et al. (1988). Buenos Aires: Belgrano 1855-1960. Buenos Aires: Fundacion Fortabat.

Lemee, C. (1887). El estanciero argentino. Buenos Aires: Libreria del Colegio

Longoni R., Galceran V. & Molteni J. C. (2003). La obra publica en la provincia de Buenos Aires durante la gobernacion Fresco (1936-1940). Premio Bienal de Arquitectura, Urbanismo, Investigacion y Teoria. La Plata: Colegio de Arquitectos de la Provincia de Buenos Aires (CAPBA).

Longoni, R. & Molteni, J. (2008). Gobernacion mercante 1946-1952. Los trazados de los barrios obreros en la provincia de Buenos Aires. Premio CAPBA 2005. Colegio de Arquitectos de la Provincia de Buenos Aires (pp. 173-176).

Mandrini, R. (1997). Las fronteras y la sociedad indigena en el ambito pampeano. Anuario del IEHS (Tandil: UNCPBA), 12, 23-34

Mandrini, R. (2007). La historiografia argentina, los pueblos originarios y la incomodidad de los historiadores. Quinto Sol, 11, 19-38. Recuperado de http://www.scielo.org.ar/pdf/ quisol/nl1/n11a02.pdf

Martinez Sierra, R., (1975). El mapa de las pampas. Buenos Aires: Archivo General de la Nacion.

Mayo, C. (Ed.). (2000). Vivir en la frontera. La casa, la dieta, la pulperia, la escuela (1770-1870). Buenos Aires: Biblos.

Mayo, C. A. & Latrubesse, A. (1998). Terratenientes, soldados y cautivos. La frontera, 1736-1815. Buenos Aires: Biblos.

Mac Cann, W. (1969). Viaje a caballo por las provincias argentinas. Buenos Aires: Solar Hachette (Version original: 1853).

Moreno, C. (1991). Patrimonio de la produccion rural: en el antiguo partido de Canuelas. Buenos Aires: Fundacion Arquitectura y Patrimonio.

Nacach, G. (2006). Tan vivos, tan muertos. Dos decadas de representaciones y caracter de la frontera pampeana: entre Lucio V. Mansilla (1870) y Estanislao Zeballos (1880). Trefos, 4(2). Recuperado de http://www.tefros.com.ar/revista/v4n2p06/resumenes/ nacach.htm

Navarro Floria, P. (2001); El salvaje y su tratamiento en el discurso politico argentino sobre la frontera sur, 1853-1879. Revista de Indias, 61(222), 345-376. doi:10.3989/ revindias.2001.!222.493

Novacovsky A., Benito F. & Roma S. (Eds.) (2001). Francisco Salamone en la Provincia de Buenos Aires. Reconocimiento patrimonial de sus obras. Volumen 1. Mar del Plata: Universidad Nacional de Mar del Plata, Facultad de Arquitectura y Urbanismo.

Novacovsky, A. & Paris Benito, F. (2004). Textos de Catedra. Volumen 3. Mar del Plata: Facultad de Arquitectura Urbanismo y Diseno, Universidad Nacional de Mar del Plata.

Ortiz, F, Mantero, J. C., Gutierrez, R. & Levaggi, A. (1968). La arquitectura del liberalismo en la Argentina. Buenos Aires: Editorial Sudamericana.

Portiansky, S. & Pascolini, R. (1999). Estancia Marion en General Villegas. Premio Anual Arquitectura, Urbanismo, Investigacion y Teoria. Colegio de Arquitectos de la Provincia de Buenos Aires (pp. 134-138).

Roulet, F. (2006). Fronteras de papel. El periplo semantico de una palabra en la documentacion relativa a la frontera sur rioplatense de los siglos XVIII y XIX. Trefos, 4(2). Recuperado de http://www.tefros.com.ar/revista/v4n2p06/paquetes/roulet.pdf

Sabato, H. (1989). Capitalismo y ganaderia en Buenos Aires: la fiebre del lanar. 1850-1890. Buenos Aires: Sudamericana.

Scardin, F. (1908). La estancia argentina. Buenos Aires: Cia. Sudamericana de Billetes de Banco.

Schavelzon, D. (1992). La arqueologia urbana en la Argentina. Buenos Aires: CEAL.

Schavelzon, D. (1998). Arqueologia historica de Buenos Aires. Buenos Aires: Corregidor.

Schere, R. (2008). Concursos 1885-2006. Buenos Aires: Bisman Ediciones.

Sesto, C. (2005). Historia del capitalismo agrario pampeano. Tomo 2: La vanguardia ganadera bonaerense, 1856-1900. Buenos Aires: Siglo XXI.

Shmidt, C. (1995). Juan A. Buschiazzo. Un profesional entre la arquitectura y la construccion. Cuadernos de Historia (Buenos Aires, Instituto de Arte Americano, FADU/UBA), 6, 5-42.

Silvestri, G. (2004). Estancia en Diccionario de Arquitectura en la Argentina. Estilos, obras, biografias, instituciones y ciudades. Buenos Aires: Editorial Clarin--Arquitectura.

Silvestri, G. (2008). La vida en clave verde. Cambios en las formas de habitar urbana y rural a mediados del siglo xrx. Registros, 5(5), 16-31.

Tartarini, J. (2005). Arquitectura ferroviaria. Buenos Aires: Ediciones Colihue.

Valencia, M. (2005,). Tierras publicas-tierras privadas. Buenos Aires, 1852-1876. La Plata: Universidad Nacional de la Plata (UNLP).

Williams, F. (2004). Arquitectura ferroviaria. En J. F. Liernur & F. Aliata (Comps.), Diccionario de Arquitectura en la Argentina (pp. 76-87). Buenos Aires: Editorial Clarin.

Yuln, M. (2009). Factores economicos y transformaciones territoriales en la frontera pampeana: la colonia Coliqueo de Los Toldos en la segunda mitad del siglo XIX. VI Jornadas Interdisciplinarias de Estudios Agrarios y Agroindustriales. Buenos Aires: Centro Interdisciplinary de Estudios Agrarios (CIEA), Facultad de Ciencias Economicas, UBA.

(1) Este articulo presenta una reelaboracion y profundizacion de reflexiones y resultados presentados en el u Congreso Iberoamericano y X Jornadas Tecnicas de Restauracion y Conservacion del Patrimonio (La Plata, 2011).

(2) El area de influencia de la Universidad quedaria definida por el norte y el oeste con las provincias de La Pampa, Cordoba, Santa Fe, Entre Rios; y hacia el interior de la provincia de Buenos Aires, se extenderia sobre casi cuarenta partidos, de donde proviene la mayor afluencia de alumnos o con los cuales se han firmado convenios de colaboracion institucional: Ameghino Arrecifes, Bragado, Capitan Sarmiento, Carlos Casares, Carmen de Areco, Chacabuco, Colon, General Arenales, General Pinto, General Viamonte, General Villegas, Junin, Leandro N. Alem, Lincoln, Pehuajo, Pergamino, Rivadavia, Rojas, Salto, San Antonio de Areco y 9 de Julio, www.unnoba.edu.ar

(3) La "Campana al Desierto" (1879) fue la ultima ofensiva militar del Estado nacional sobre los territorios indigenas.

(4) En diario La Verdad, Suplemento Semanal, domingo 3 de junio de 2007.

(5) La estancia Tres Bonetes es mencionada por el comerciante ingles William Mac Cann en su Viaje a caballo por las provincias argentinas, un relato que recoge las impresiones de su recorrido por la provincia de Buenos Aires en 1847, haciendo altos en las estancias de propietarios anglosajones. Entonces el establecimiento Tres Bonetes--famoso por la cria de ganado--era propiedad del Dr. Andrew Dick, un escoces que invirtio en propiedades urbanas y rurales.

(6) Por ejemplo, la estancia Huetel (1907) en 25 de Mayo o La Candelaria (1894) en Lobos, disenadas con estilo pintoresco de chateau frances (Guzman, 1999).

(7) El Banco Nacional de la Confederacion Argentina (1853) no sobrevivio a los problemas financieros y los cambios politicos. En 1872 se creo el Banco Nacional que cerraria con la crisis de 1890, provocada en cierta medida por la proliferacion de bancos (Gutierrez et al., 1983).

(8) Se busco la intervencion de arquitectos destacados como Arturo Prins para la sucursal de La Plata (1915) o Alejandro Bustillo para la sede en Buenos Aires (1944).

(9) En el Banco Provincia, entre 1907 y 1922, el arquitecto Luis Rocca realizo 43 proyectos--entre otras, las sucursales de Junin y Salto--; cuando fallecio lo sucedio el arquitecto Pablo Hary (de 1922 a 1924) y a este, el arquitecto Atilio Rocca (hijo de L. Rocca), que entre 1924 y 1947 construyo 52 sucursales.

(10) La primera sucursal en esa localidad databa de 1892. La nueva fue proyectada por la Oficina de Arquitectura del Banco para disponer de un establecimiento mayor en una localidad devenida en nodo regional, estructurante de la actividad agricola-ganadera, industrial y ferroviaria, con talleres que entonces contaban con 3.000 empleados.

(11) Entre los 18 proyectos presentados gano el del equipo de E. Quincke, A. Nin Mitchell y J. A Chute.

Silvina Carrizo. Consejo Nacional de Investigaciones Cientificas y Tecnicas-Centro de Estudios Urbanos y Regionales, Buenos Aires, Argentina. Universidad Nacional del Noroeste de la Provincia de Buenos Aires, Junin, Argentina.

Melina Yuln. Universidad Nacional de La Plata, La Plata, Argentina. Universidad Nacional del Noroeste de la Provincia de Buenos Aires, Junin, Argentina.
COPYRIGHT 2014 Pontificia Universidad Catolica de Chile, Instituto de Investigacion y Posgrado
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2014 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Carrizo, Silvina; Yuln, Melina
Publication:EURE-Revista Latinoamericana de Estudios Urbanos Regionales
Date:May 1, 2014
Words:8173
Previous Article:Inmigrantes en territorios de frontera. La ciudad de los otros. Santiago de Chile.
Next Article:Pensar los territorios del desarrollo: sustentabilidad y accion publica en nombre de una ciudad imaginaria. Concepcion (Chile), 1950-2010.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters