Printer Friendly

Past and present of ecological restoration in the Venezuelan context/Pasado y presente de la restauracion ecologica en el contexto Venezolano/Passado e presente da restauracao ecologica no contexto Venezuelano.

Aunque la restauracion ecologica como aplicacion practica tiene varias decadas de historia, la creacion de la Society for Ecological Restoration (SER) en 1987, conformada originalmente como Society for Ecological Restoration and Management (SERM; Stanley et al., 2013) constituye un referente mundial y un punto de inflexion. En Latinoamerica, en los ultimos anos se han ido conformando distintas redes nacionales: Mexico, Brasil, Cuba, Colombia, Argentina y Chile cuentan con sus respectivas redes, y desde el 2013 queda conformada la Sociedad Iberoamericana y del Caribe de Restauracion Ecologica, con sede en Bogota (Echeverria et al., 2015).

En Venezuela, a proposito de la publicacion de La Restauracion Ecologica en Venezuela: Fundamentos y Experiencias (Herrera y Herrera, 2011), se organizo en 2010 el primer Simposio de Restauracion Ecologica, que tuvo lugar en Caracas, y fue alli donde se empezo a hablar de conformar una red a nivel nacional. Aunque la red no fue formalizada, el simposio sirvio para mantener en contacto un grupo de investigadores con lineas de investigacion dirigidas hacia el ambito de la conservacion y recuperacion de ecosistemas. La Universidad Central de Venezuela (UCV) ha seguido organizando el simposio con caracter bienal, y ya en la ultima edicion, celebrada en mayo del presente ano, la Red Venezolana de Restauracion Ecologica ha sido finalmente conformada (Ismael Hernandez, comunicacion personal).

En este trabajo se realiza una revision del estado actual de la restauracion ecologica en Venezuela, desde las principales causas de disturbio hasta el marco legal donde se ubica esta disciplina. Se recoge no solo material publicado sino ademas proyectos que estan en fase de desarrollo, con la finalidad de dar una vision mas amplia del punto en el que se encuentra esta disciplina en el pais, en el contexto sociopolitico actual.

La Deforestacion en Venezuela

Aunque Venezuela no es el pais con mayores tasas de deforestacion en America Latina, presenta una perdida anual, de acuerdo con la informacion oficial, de al menos 164Mha de bosque en el periodo 2010-2015 (FAO, 2015). Sin embargo, otras estimaciones sugieren perdidas mucho mayores; por ejemplo, Kim et al. (2015) reportan para el periodo 2000-2010 una tasa anual de deforestacion de 326Mha, y de acuerdo con este estudio Venezuela seria el tercer pais en Latinoamerica con mayor perdida de bosques, despues de Brasil y Colombia. Esta elevada tasa de deforestacion se ha mantenido en forma sostenida en la historia reciente del pais: en el periodo de 1920-2008, la superficie boscosa paso de 74 a 54% de la superficie del pais, siendo la region de los Llanos Occidentales y la zona Sur del Lago de Maracaibo las de mayor deforestacion (Pacheco et al., 2011a). En esta ultima region se calcula que entre 1975 y 1988 se perdio casi el 90% de los bosques (Catalan, 1992) y la tasa anual de deforestacion se ha mantenido en ~2,5% en algunas zonas, como en la cuenca del rio Catatumbo (Portillo-Quintero et al., 2012). Sin embargo, la tasa de deforestacion en otras areas es muy inferior: en el estado Amazonas se reporta una tasa anual de ~0,02%, la menor de toda la Cuenca Amazonica (Perz et al., 2005).

Entre las principales causas de la deforestacion se encuentra la expansion agricola, la creacion de infraestructura, la extraccion de madera y la mineria (Pacheco et al., 2011b). Estos ecosistemas de reemplazo y la dinamica socioproductiva de esas zonas hace que muchas veces le siga un periodo de abandono por su baja productividad y, en algunos casos, por el avanzado estado de deterioro. Esto se evidencia en el grado de amenaza que presentan algunos ecosistemas de Venezuela, como es el caso de bosques deciduos y semideciduos, bosques riberenos, manglares, bosques nublados y herbazales parameros que se encuentran en situacion de vulnerabilidad y peligro critico en casi toda su distribucion al norte del pais (Oliveira-Miranda et al., 2010), por lo que se hace necesario aplicar estrategias de manejo, conservacion y recuperacion que permitan revertir este escenario.

La Restauracion Ecologica: Conceptos y Enfoques

Es un hecho comun en nuestras sociedades que, luego de llegar a un estado avanzado de deterioro ambiental, se tomen acciones que permitan resarcir los danos causados para recuperar un estado de evidente menor deterioro. Seguramente en cada region se encontraran ejemplos historicos de recuperacion de ecosistemas o algunos de sus componentes. En el caso de Venezuela es famoso el Decreto de Chuquisaca de Simon Bolivar, en 1825, con el cual se ordena la creacion de bosques y la plantacion de un millon de arboles donde 'haya mas necesidad de ellos' (Liscano, 1996). Esa idea de recuperacion de areas degradadas ha evolucionado rapidamente, tanto en su base teorico-cientifica como en aspectos tecnicos y experimentales. El concepto de restauracion ecologica en si mismo ha evolucionado, abandonando la vision inicial de llevar los ecosistemas a su estado original por la de iniciar o acelerar la recuperacion de un ecosistema respecto a su salud, integridad y sostenibilidad. Mas concretamente es "el proceso de ayudar el restablecimiento de un ecosistema que se ha degradado, danado o destruido" (SER, 2004). Tal restablecimiento del ecosistema implica algunos elementos esenciales como composicion, complejidad estructural y funcionalidad, asi como su dinamica y resiliencia, de forma que permitan su estabilidad a largo plazo (Harris y van Diggelen, 2008; Ceccon, 2013; Elliott et al., 2013), buscando no necesariamente alcanzar un estado exacto a como estaba antes de la perturbacion, pero si considerando los ecosistemas de referencia de las areas a restaurar, sus interacciones y su dinamica.

Asociado a la restauracion existen otros conceptos que en algunos casos se consideran homologos o componentes del proceso global de restaurar: la rehabilitacion, que se refiere a restablecer algun componente o funcion del ecosistema que puede conducir a un nuevo nivel de desarrollo y estabilidad (Harris y van Diggelen, 2008), y la recuperacion, que consiste en restablecer diferentes elementos (generalmente abioticos) que permitan el avance de la sucesion y el restablecimiento de un ecosistema que no necesariamente es el original, pero que se justifica por tratarse de lugares altamente degradados (Ceccon, 2013). Ambas estrategias pueden ser pasos hacia la restauracion plena del ecosistema objetivo.

Generalmente la restauracion, por su complejidad y elevados costos, se realiza a nivel local, mientras que la rehabilitacion y la recuperacion se aplican a escalas mayores (Harris y van Diggelen, 2008), aunque existe una tendencia reciente de hacer la restauracion de bosques a escala de paisaje, buscando restaurar el balance optimo acordado entre los beneficios ecologicos sociales y economicos de los bosques a nivel de cuencas o amplias extensiones de tierras (Saint-Laurent y Carle, 2006; Elliott et al., 2013; Sabogal et al., 2015). En todos los casos, es comun el uso de una o varias tecnicas como plantaciones, siembras, regeneracion natural asistida, nucleos, entre otros, que permitan la colonizacion de especies y avanzar en los estadios sucesionales. Tambien se ha llegado a considerar el uso de especies exoticas, siempre y cuando estas faciliten recuperar una condicion no existente y posteriormente permitan la colonizacion de las especies nativas (SER, 2004; Elliott et al., 2013).

Dado el estado incipiente de la restauracion ecologica en Venezuela, para este trabajo hemos considerado como homologos los conceptos de restauracion, rehabilitacion y recuperacion, siempre y cuando el objetivo de los trabajos analizados sea la recuperacion de la diversidad y funcion de ecosistemas equivalentes a los originales, de manera de ser amplios en la inclusion de experiencias que podrian contribuir hacia la consolidacion de esta disciplina en el pais.

Experiencias Locales en Restauracion

A pesar del rapido avance de la deforestacion, las experiencias en restauracion son, en su mayoria, muy locales. Por lo general, estas actividades consisten en la plantacion de una (Rodriguez-Altamiranda et al., 2011) o varias (Fajardo et al., 2011b) especies nativas en ecosistemas de elevada vulnerabilidad, tales como bosque ripario o bosque seco. Sin embargo, tambien se han desarrollado proyectos de recuperacion de bosques donde se ha incluido un mayor numero de especies, como el trabajo realizado por Gonzalez et al. (2011) para la recuperacion de los bosques riberenos del rio Caroni, estado Bolivar, donde se plantaron 23 especies nativas o naturalizadas, buscando reconstruir el ecosistema original. Tambien cabe destacar la experiencia de Jerez et al. (2014), con plantacion de 20 especies nativas en la region de los Llanos Occidentales.

Otras experiencias realizadas en el pais se enmarcan dentro de lo que se conoce como restauracion pasiva o regeneracion natural inducida. Es el caso de diversos trabajos realizados en el estado Barinas, en tres Reservas Forestales administradas por la Universidad de Los Andes (Caparo, Caimital y Ticoporo), donde se han llevado a cabo diversas practicas silviculturales, como son abrir el dosel, preparar el sustrato, establecer quemas de hojarasca o diseminar semillas, aunque el objetivo de la regeneracion era el aprovechamiento forestal del bosque (Jerez et al., 2011). Otra experiencia fue realizada por Gutierrez et al. (2011) en el estado Merida, donde se facilito la regeneracion natural del bosque humedo tropical en corredores de una anchura entre 2 y 5m asociados a cultivos de cacao, con la finalidad de aumentar la diversidad biologica (fundamentalmente vegetal y entomologica) y contribuir a la regulacion natural de plagas.

En lo que respecta a ambientes marinos, hay experiencias de restauracion de arrecifes coralinos en el Parque Nacional Morrocoy, mediante trasplante de colonias desde otras regiones cercanas al parque (Villamizar, 2012).

En algunos casos se desarrollan diversas tecnicas para mejorar la efectividad de las actividades de restauracion. Es el caso de los hongos micorricicos arbusculares nativos, los cuales pueden ser inoculados en los individuos plantados, mejorando asi su resistencia tras periodos de sequia en bosque seco (Kalinhoff, 2012), e incluso pueden propiciar el reclutamiento de especies nativas en la Gran Sabana (Cuenca et al., 2002). Otra tecnica empleada para sobrevenir la sequia en bosque seco es la incorporacion de un hidrogel capaz de almacenar y liberar agua, lo cual da buenos resultados en cuanto a crecimiento en altura y supervivencia de las plantulas (Fajardo et al., 2011b). Tambien se han ensayado distintos sistemas autocontenidos para la supervivencia de las plantulas en zonas de dificil acceso, elaborados a partir de material reciclado y utilizando sustratos obtenidos de residuos agricolas; los mejores resultados en cuanto a emergencia de plantulas se dieron con papel de servilleta y residuo de sabila (Flores y Herrera, 2010).

Un caso poco documentado, pero que ha tomado elementos esenciales de la restauracion ecologica es el realizado en la cuenca del rio Moron por el Instituto Venezolano de Petroquimica (actualmente Pequiven) con la finalidad ultima de recuperar el caudal de la cuenca para poder abastecer la industria petroquimica. En esta cuenca de mas de 7000ha, correspondiente a un bosque seco, se aplicaron desde 1969 diferentes tecnicas como plantaciones forestales, lluvia de semillas, manejo de ganado para la dispersion, estructuras para alimentacion de aves, entre otras, utilizando principalmente especies nativas. Ademas, el proyecto se complemento con un plan para la reubicacion de algunos de los pisatarios de la zona y un programa de educacion ambiental que dio origen a Palmichal, sociedad civil que actualmente maneja la cuenca (Gomez, 2012).

Recientemente, la fundacion Thomas Merle ha emprendido un proyecto de rehabilitacion y recuperacion en el cerro La Cervatana en el estado Sucre, en zonas de bosque seco y humedo montano, donde se tiene previsto promover la restauracion pasiva mediante el manejo del fuego a traves de estrategias participativas, y por otra parte se preve el establecimiento de ensayos con diferentes especies nativas para promover la recuperacion activa de areas degradadas en la zona (Sanchez, 2014).

El Papel Gubernamental: Ambito Legal y Experiencias

Al contrario que otros paises de Latinoamerica, Venezuela no cuenta con una ley especifica de Restauracion Ecologica. De hecho, el Plan de la Patria 2013-2019 (Plan, 2013), que marca las metas a cumplir por el gobierno en dicho periodo, establece como objetivo nacional "contribuir a la conformacion de un gran movimiento mundial para contener las causas y reparar los efectos del cambio climatico que ocurren como consecuencia del modelo capitalista depredador", pero no contempla actividades de restauracion, recuperacion o rehabilitacion de areas deforestadas. En las leyes de conservacion del patrimonio forestal, la Ley de Bosques (Ley, 2013) promueve aumentar la superficie boscosa, pero se utilizan terminos como forestar, reforestar o repoblar, sin hacer referencia a la restauracion de los servicios ecosistemicos. Unicamente en el articulo 9 de la Ley Penal del Ambiente (Ley, 2012) encontramos que dentro de las medidas restitutivas que puede ordenar el juez o jueza ante un delito ambiental aparece "la restauracion de los lugares alterados al estado mas cercano posible al que se encontraban antes de la agresion al ambiente". Mas recientemente, en la Estrategia Nacional para la Conservacion de la Diversidad Biologica (MPPA, 2014), el Gobierno establece como meta "tener el 50% de las Areas Estrategicas de Conservacion con planes exitosos de restauracion" para el ano 2020, una meta poco ambiciosa teniendo en cuenta que no define una proporcion de la superficie nacional destinada a restauracion. Por su parte, el Plan Nacional de Reforestacion Productiva, creado mediante Decreto Presidencial No. 4.500 (Decreto, 2006) menciona entre sus objetivos "aumentar la superficie boscosa y restaurar del paisaje", pero en la descripcion del programa se mantienen los terminos reforestacion y recuperacion (MARN, 2005; Pena, 2011).

En la aplicacion practica de la conservacion de bosques naturales hay una gran deficiencia en el monitoreo del cumplimiento de la ley. Los bosques que se encuentran en terreno privado son deforestados por el miedo de los propietarios a que dichos terrenos sean declarados 'terrenos ociosos', definidos como "terrenos rurales que no estan en produccion agricola, pecuaria, acuicola ni forestal, conforme al mejor uso segun el potencial agroalimentario de la clasificacion correspondiente a dichas tierras de acuerdo con la Ley de Tierras y Desarrollo Agrario, o a los planes nacionales de ordenacion agroalimentaria" (INTI, 2015). Aunque la ley establece que "los terrenos donde se localicen bosques naturales no podran considerarse ociosos e incultos", hay una gran presion social para el aprovechamiento de la tierra, de forma que van apareciendo numerosos asentamientos ilegales, denominados 'invasiones', que ocupan este tipo de tierras y que el gobierno consiente. Los propietarios de fincas, ante el temor de este tipo de invasiones, transforman areas de bosque en areas productivas (al menos en apariencia) para poder conservar la propiedad de dichas tierras, contribuyendo peligrosamente a la creciente deforestacion.

En lo que respecta a las actividades de restauracion impulsadas por el gobierno, el extinto Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales, como parte de sus lineas de accion y atendiendo a los lineamientos del plan de la nacion, creo en 2005 el Plan Nacional de Reforestacion Productiva (PNRP), tambien conocido como Mision Arbol, el cual tiene entre sus objetivos, ademas de establecer plantaciones forestales productivas, aumentar la superficie boscosa del pais y la conservacion de la biodiversidad mediante tres programas: reforestacion con fines protectores, reforestacion de manantiales y enriquecimiento o recuperacion de zonas protectoras (MARN, 2005). Estos programas contemplan la plantacion de especies autoctonas en zonas de alta pendiente y en margenes de rios o quebradas.

El PNRP tenia previsto la plantacion de 150000ha entre 2006 y 2010 en las regiones hidrograficas mas importantes del pais (MARN, 2005), ademas de la integracion de las comunidades a traves de los llamados comites conservacionistas. Un aspecto interesante del PNRP es la integracion de las comunidades en la plantacion y mantenimiento de las areas plantadas, asi como las jornadas nacionales de recoleccion de semillas, con lo que se buscaba la integracion de diferentes organismos publicos, privados y comunidades organizadas para recolectar 30000kg de semillas de especies autoctonas a ser utilizadas en el plan. Para 2010, se habian conformado cerca de 3000 comites conservacionistas, se habian creado cerca de 1900 viveros comunitarios temporales y 850 escolares, y se habian plantado mas de 19000ha a nivel nacional (Ortiz, 2010). Para el caso especifico del estado Merida, se plantaron en 2010 un total de 82ha, lo que representa el 52% de la meta de ese ano (Pena, 2011). Los mejores resultados de la Mision se obtuvieron en las estrategias de integracion comunal y en las fases de recoleccion de semillas y establecimiento de viveros.

Otra via de apoyo a estrategias de restauracion por parte del gobierno es la financiacion de proyectos de investigacion a traves de las convocatorias publicas anuales que realiza el Fondo Nacional de Ciencia, Tecnologia e Innovacion (Fonacit). De acuerdo a los listados de los proyectos en ejecucion que estan disponibles en su pagina web, en los ultimos anos tan solo ha habido cinco proyectos (de un total superior a 1000) financiados con tematica explicita de restauracion ecologica (Fonacit, 2016). Sin embargo, se desconoce si hay otros proyectos que podrian haber sido rechazados, y no existe una recopilacion de proyectos concedidos por otros entes de financiacion, tanto nacionales como internacionales.

Rehabilitacion de Areas Degradadas

Aunque en cuanto a proporcion de suelo afectada, la deforestacion por cambios en el uso del suelo es la mayor perturbacion que sufre el pais, las actividades de extraccion minera han sido, a traves de los pasivos ambientales que las empresas extractoras estan obligadas a regular, las que han desarrollado la mayor parte de actividades de restauracion en territorio venezolano, conducentes a rehabilitar areas fuertemente degradadas por este tipo de actividades (Jerez et al., 2011). La principal actividad extractora en Venezuela es la extraccion de petroleo, llevada a cabo por Petroleos de Venezuela (PDVSA). Las tareas de restauracion se centran principalmente en las fosas petrolizadas, y entre estas tareas se incluye la fitorremediacion (Infante, 2005; Marger y Hernandez-Valencia, 2013). Aunque se han desarrollado distintas tecnologias con resultados positivos (Infante, 2005), incluido el sistema INTEBIOS[R], que utiliza Pseudomonas para degradar el crudo de una forma mas rapida y eficiente (Lopez y Lozada, 2011), la proporcion de fosas restauradas supone ~17% del total de fosas inventariadas (PDVSA, 2013). Ademas, se realizan proyectos de restauracion de las areas adyacentes a las plantas de extraccion o de mejoramiento de crudo, aunque sus objetivos generalmente se limitan a la estabilizacion del suelo mediante la plantacion de especies como el vetiver (Gomis, 2013).

Venezuela es un pais con una importante extraccion de metales, principalmente de hierro, bauxita y aluminio. El Estado es soberano de las riquezas del subsuelo, por lo que las extracciones las realiza el propio Estado o empresas transnacionales que reciben concesiones (Graterol, 2006). Tambien existe la mineria ilegal, que registra tasas locales de deforestacion de casi el 30% en 20 anos (Lezama y Narvaes, 2013). En el noroeste del estado Bolivar se encuentra una importante region de explotacion de bauxita, los Pijiguaos, donde se viene desarrollando desde hace ~20 anos un gran proyecto de restauracion. En dicho proyecto se realiza una restauracion activa mediante la plantacion de especies exoticas, principalmente gramineas y algunas arboreas (Gordon et al., 2011), con una fase posterior de diversificacion, y fomentando la regeneracion natural en zonas aledanas (Padilla, 2009).

Asociadas a las areas de prestamo de centrales hidroelectricas del pais, como la central del embalse del Guri, se ha venido aplicando la tecnica de hidrosiembra desde 1994 (Flores et al., 2008a) con la que se ha logrado recuperar un area de unas 500ha e incluso ha permitido su manejo como parque ecologico (Flores et al, 2008b).

Participacion de la Comunidad en Actividades de Restauracion

La participacion de la comunidad organizada es una pieza fundamental para asegurar la viabilidad de los proyectos de restauracion a largo plazo. En el caso de Venezuela, muchas de las comunidades organizadas cuentan con grupos especificos de vocacion ambientalista, los comites conservacionistas, fomentados por el PNRP; esta predisposicion facilita su participacion activa en las actividades de restauracion, por lo que la comunidad se inserta en buena parte de los proyectos desarrollados, tanto en la toma de decisiones como en actividades de restauracion tales como la recoleccion de semillas, plantacion, delimitacion de areas de exclusion, etc. (Rodriguez-Altamiranda et al., 2011; Salazar et al., 2011; Toro et al., 2012; Jerez et al., 2014). La vinculacion con la comunidad trata de establecerse en un largo plazo, como en el programa de servicio comunitario Guardabosques USB, de la Universidad Simon Bolivar, el cual busca vincular a los ciudadanos de manera activa en la restauracion de la superficie boscosa de una quebrada a las afueras de Caracas, mediante la plantacion de mas de 15 especies nativas y naturalizadas (Yerena et al., 2012). Tambien se dan casos de iniciativas comunitarias, como las llevadas a cabo por la Asociacion de Coordinadores de Ambiente del municipio Rangel (ACAR) en el paramo merideno, un grupo de agricultores que han recuperado mas de 170 nacientes en sus 15 anos de vida, mediante exclusion de ganaderia de altura y plantacion de especies nativas (Ligia Parra, comunicacion personal). En el caso de la cuenca del rio Moron (desarrollado en un apartado anterior), ha habido una amplia participacion de la comunidad a traves de la sociedad civil de Palmichal, la cual ha servido de soporte al plan de manejo de la cuenca y como centro de formacion.

Monitoreo y Seguimiento de la Restauracion

Como suele ocurrir en general en los proyectos de restauracion ecologica, la fase de monitoreo es la que menos atencion recibe. Cuando el proyecto contempla un seguimiento, este se limita a medir el crecimiento de las especies plantadas (Pietrangeli, 2010; Gonzalez et al., 2011; Rodriguez-Altamiranda et al., 2011) o algunas propiedades del suelo, como variables fisico-quimicas (Padilla, 2009), respiracion basal, actividad enzimatica y carbono, nitrogeno y fosforo microbiano (Hernandez-Valencia et al., 2011). En algunos casos se incluyen otros factores relacionados con la composicion y estructura de la vegetacion (Gutierrez et al., 2011; Jerez et al., 2011; Gutierrez et al., 2013a), la respuesta hidrica y fenologica de las plantas introducidas (Ely et al., 2010) o incluso otros componentes no floristicos del ecosistema, tales como la diversidad de algunos grupos de Hymenoptera (Diaz et al., 2011) o la colonizacion micorrizica del sistema radicular (Fajardo et al., 2011a). Sin embargo, si se han empleado distintos bioindicadores para detectar cambios en ecosistemas sometidos a distintos grados de perturbacion, como la fauna edafica (Herrera y Cuevas, 2003), investigaciones que pueden ser aplicadas para monitorear el avance de la restauracion.

Conclusiones: Retos de la Restauracion

La tendencia de cara al futuro debe ser hacia proyectos ambiciosos, donde la vision anticuada y altamente criticada de la reforestacion con un reducido numero de especies de paso a un concepto mas ecosistemico, con una diversidad de especies que se aproxime mejor a la diversidad real del ecosistema y, ademas, se incluya a la comunidad como agente activo y tomador de decisiones en las tareas de restauracion. Tal es el caso de proyectos que se encuentran en ejecucion en selva nublada y en bosques periurbanos (Gutierrez et al., 2013b).

Por otra parte, es necesario fijar prioridades mas especificas de restauracion; mas alla de lo que plantea la Estrategia Nacional para la Conservacion de la Diversidad Biologica (establecer algunos porcentajes a ser recuperados), se debe atender ecosistemas en estados criticos de amenaza, o que esten subrepresentados en el sistema nacional de proteccion y conservacion. En los casos analizados, vemos que algunos de los ecosistemas considerados con importantes grados de amenaza, de acuerdo con el Libro Rojo de los Ecosistemas Terrestres de Venezuela (Oliveira-Miranda et al., 2010), como son los bosques secos, bosques riparios, paramo y algunas sabanas, estan representados (Figura 1). Sin embargo, en muchos de los mas amenazados, como manglares, arbustales espinosos o bosques deciduos, no se ha reportado ninguna iniciativa de restauracion.

En este contexto, es necesaria la accion conjunta de los diversos organismos que participan de alguna manera en las labores de restauracion, incluyendo a la empresa privada, instituciones gubernamentales, institutos de investigacion y a la comunidad organizada. La Red Venezolana de Restauracion Ecologica constituye la herramienta que permitira la interaccion entre todos los actores implicados y ayudara a la consolidacion de esta disciplina en Venezuela.

AGRADECIMIENTOS

Los autores agradecen a Alicia Caceres, Ismael Hernandez-Valencia, Abel Escobar, Ezequiel Zamora, Jorge Guzman, Mary Fernandez, Josy Zarur, Luis Daniel Llambi y Oscar Romero por sus valiosos comentarios.

Recibido: 15/10/2015. Modificado: 04/06/2015. Aceptado: 07/06/2016.

Marina Mazon. Biologa y Doctora en Biodiversidad, Universidad de Alicante, Espana. Investigadora Prometeo, Universidad Nacional de Loja (UNL), Ecuador. Direccion: Programa de Investigacion en Biodiversidad y Servicios Ecosistemicos, UNL, sector La Argelia, Loja, Ecuador. e-mail: marinamazonmor@gmail.com

Nestor Gutierrez. Ingeniero Forestal, Universidad de Los Andes (ULA), Venezuela. Doctor Rerum Naturalium, Universidad Albert Ludwigs, Alemania. Profesor, ULA, Merida, Venezuela. e-mail: nestguti@gmail.com

REFERENCIAS

Bicheron P, Defoumy P, Brockmann C, Schouten L, Vancutsem C, Huc M, Bontemps S, Leroy M, Achard F, Herold M, Ranera F, Arino O (2008) GlobCover 2005--Products Description and Validation Report. Ver. 2.1. European Space Agency--IONIA. http://due.esrin.esa.int/page_globcover.php (Cons. 28/05/2016).

Catalan A (1992) El proceso de deforestacion en Venezuela entre 1975-1988. Revista Ambiente. Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables. Caracas, Venezuela. 12 pp.

Ceccon E (2013) Restauracion en Bosques Tropicales: Fundamentos Ecologicos, Practicos y Sociales. UNAM-Diaz de Santos. Mexico. 289 pp.

Cuenca G, Andrade Z, Lovera M, Fajardo L, Meneses E, Marquez M, Machuca R (2002) El uso de arbustos nativos micorrizados para la rehabilitacion de areas degradadas de la Gran Sabana, Estado Bolivar, Venezuela. Interciencia 27: 165-172.

Decreto (2006) Decreto Presidencial No. 4.500. Gaceta Oficial No. 38.445 del 26/05/2006. Caracas. Venezuela.

Diaz FA, Mazon M, Gutierrez N, Sanchez D, Delourme G, Gaviria J (2011) Changes on insect diversity and richness in two cacao farms under pasive restoration. SER2011. World Conference on Ecological Restoration (21-25/08/2011). Merida, Mexico.

Echeverria C, Smith-Ramirez C, Aronson J, Barrera-Catano JI (2015) Good news from Latin America and the Caribbean: national and international restoration networks are moving ahead. Restor. Ecol. 23: 1-3.

Elliott S, Blakesley D, Hardwick K (2013) Restauracion de Bosques Tropicales: Un Manual Practico. Royal Botanic Gardens. Londres, RU. 344 pp.

Ely F, Schwarzkopf T, Rada F, Leon Y, Gaviria J (2010) Respuesta hidrica y fenologica de epifitas y plantas de sotobosque de una selva nublada andina introducidas en un bosque secundario. Ecotropicos 23: 1-17.

Fajardo L, Cuenca G, Arrindell P, Capote R, Hasmy Z (2011a) El uso de hongos micorrizicos arbusculares en las practicas de restauracion ecologica. Interciencia 36: 931-936.

Fajardo L, Rodriguez JP, Gonzalez V, Briceno JM (2011b) Ensayos preliminares para la restauracion de areas degradadas por actividad de extraccion de arena en la peninsula de Macanao, Isla de Margarita. En Herrera F, Herrera I (Eds.) La Restauracion Ecologica en Venezuela: Fundamentos y Experiencias. Ediciones IVIC. Caracas, Venezuela. pp. 199-213.

FAO (2015) Evaluacion de los Recursos Forestales Mundiales 2015: Compendio de Datos. Food and Agriculture Organization. Roma, Italia. www.fao.org/3/a-i4808s.pdf (Cons. 20/05/2016).

Flores S, Herrera F (2012) Restauracion de areas degradadas en sitios de dificil acceso utilizando sistemas autocontenidos. Memorias, Jornadas de Investigacion de la Facultad de Ciencias de la UCV 2012.

Flores R, Novara L, Fernandez M (2008a) La hidrosiembra: alternativa para recuperar zonas degradadas ambientalmente en proyectos hidroelectricos. V Congreso Argentino de Presas y Aprovechamientos Hidroelectricos. San Miguel de Tucuman, Argentina.

Flores R, Novara L, Fernandez M (2008b) Actualizacion sobre el plan de recuperacion ecologica de areas de prestamo de la hidroelectrica Simon Bolivar de Guri. V Congreso Argentino de Presas y Aprovechamientos Hidroelectricos. San Miguel de Tucuman, Argentina.

Fonacit (2016) Proyectos en Ejecucion. www.fonacit.gob.ve/proyectos (Cons. 20/05/2016).

Gomez AV (2012) El Sueno de un Visionario: La Recuperacion de la Cuenca del Rio Moron. Capsulas Para Volar. http://rubendarioperalta. blogspot.com/2012/02/el-sueno-de-un-visionario-la.html (Cons. 30/05/2016).

Gomis CJ (2013) Proyecto de restauracion ambiental del area sur de la planta de mejoramiento de crudo de Operadora Cerro Negro (OCN), Jose, Estado Anzoategui, Venezuela. 11 pp. www.vetiver.org/ICV4pdfs/BA13es.pdf (Cons. 21/04/2015).

Gonzalez V, Briceno E, Ramos B (2011) La restauracion ecologica de los bosques riberenos bel bajo Caroni. En Herrera F, Herrera I (Eds.) La Restauracion Ecologica en Venezuela: Fundamentos y Experiencias. Ediciones IVIC. Caracas, Venezuela. pp. 215-237.

Gordon E, Alessi F, Estrada A, Lisena M (2011) Rehabilitacion de la vegetacion en una mina de bauxita en Venezuela. En Herrera F, Herrera I (Eds.) La Restauracion Ecologica en Venezuela: Fundamentos y Experiencias. Ediciones IVIC. Caracas, Venezuela. pp. 117-197.

Graterol B (2006) Procesos relevantes de degradacion de ecosistemas en la Guayana venezolana. Rev. Dig. Ceniat Hoy 12 1-12.

Gutierrez N, Gaviria J, Lujan M, Mazon M, Bustos G, Delourme G (2011) Microcorredores como estrategia de restauracion y conservacion de la diversidad biologica en cultivos permanentes.

SER2011. World Conference on Ecological Restoration (21-25/08/2011). Merida, Mexico.

Gutierrez N, Mazon M, Gaviria J, Luj an M, Bustos G (2013a) Recuperando la diversidad en cacaotales de la zona Sur del Lago de Maracaibo de Venezuela. III Congr. Iberoamericano y del Caribe de Restauracion Ecologica. Bogota, Colombia (29-31/07/2013).

Gutierrez N, Gamez LE, Pacheco CE (2013b) Restauracion ecologica como alternativa para la recuperacion de areas degradadas peri-urbanas como una estrategia de mitigacion del cambio climatico. Proyecto en desarrollo financiado por Fonacit. Venezuela.

Harris JA, van Diggelen R (2008) Ecological restoration as a project for gobal society. En van Andel J, Aronson J (Eds.) Restoration Ecology: The New Frontier. Blackwell. Mandel, MA, EEUU. pp. 1-15.

Hernandez-Valencia I, Perez M, Lisena M (2011) Calidad del suelo en zonas rehabilitadas de una mina de bauxita. En Herrera F, Herrera I (Eds.)

La Restauracion Ecologica en Venezuela: Fundamentos y Experiencias. Ediciones IVIC. Caracas, Venezuela. pp. 165-175.

Herrera F, Cuevas E (2003) Artropodos del suelo como bioindicadores de recuperacion de sistemas perturbados. Venesuelos 11: 67-78.

Herrera F, Herrera I (Eds.) (2011) La Restauracion Ecologica en Venezuela: Fundamentos y Experiencias. Ediciones IVIC. Caracas, Venezuela. 243 pp.

Infante C (2005) Contaminacion de suelos y recuperacion ecologica en Venezuela. Acta Biol. Venez. 25: 43-49.

INTI (2015) Glosario. Instituto Nacional de Tierras. Caracas, Venezuela. www.inti.gob.ve/ GLOSARIO.pdf (Cons. 21/04/2015).

Jerez M, Quevedo A, Moret AY, Plonczak M, Garay V, Vincent L, Silva JD, Rodriguez LE (2011) Regeneracion natural inducida y plantaciones forestales con especies nativas: potencial y limitaciones para la recuperacion de bosques tropicales degradados en los llanos occidentales de Venezuela. En Herrera F,

Herrera I (Eds.) La Restauracion Ecologica en Venezuela: Fundamentos y Experiencias. Ediciones IVIC. Caracas, Venezuela. pp. 35-60.

Jerez M, Moret AY, Pacheco F, Mucherino J, Salcedo P, Landaeta Y (2014) Plantaciones forestales mixtas para la produccion de bienes, restauracion de bosques y mitigacion local del cambio climatico en Venezuela. VI Congreso Forestal Latinoamericano. Michoacan, Mexico (20-24/10/2014).

Kalinhoff CG (2012) Influencia de las micorrizas arbusculares sobre el crecimiento y respuesta a la sequia de Piscidia carthagenensis Jacq.: implicaciones en la recuperacion de un bosque seco de la peninsula de Macanao, Isla de Margarita. Tesis. Universidad Central de Venezuela. 205 pp.

Kim DH, Sexton JO, Townshend JR (2015) Accelerated deforestation in the humid tropics from the 1990s to the 2000s. Geophys. Res. Lett. 42: 3495-3501.

Ley (2012) Ley Penal del Ambiente. Gaceta Oficial No. 39.913 del 02/05/2012. Caracas, Venezue la. (www.minamb. gob.ve/files/ley%20 penal%20del%20ambiente/Ley%20Penal% 20del%20Ambiente.pdf).

Ley (2013) Ley de Bosques. Gaceta Oficial No. 403.780 del 06/08/2013. Caracas, Venezuela. (www.asambleanacional.gov.ve/uploads/leyes/2013-07-16/doc_05a8cc1a e88b8266712164 73c5bfee0ab28da895.pdf).

Lezama JC, Narvaes IS (2013) Analisis multitemporal para la deteccion de cambios ocasionados por actividades de mineria ilegal en la cuenca media del rio Caroni, Venezuela. Anais XVI Simposio Brasileiro de Sensoramento Remoto. Foz do Iguacu, Brasil (1318/04/2013). pp. 7382-7389.

Liscano A (1996) Simon Bolivar en Tres Perfiles: Ensayo de Aproximacion a sus Ideas Fundamentales. 1a ed. ParaDigma. Mexico. 120 pp.

Lopez NA, Lozada JR (2011) Uso de la biorremediacion para el saneamiento de sustratos contaminados por petroleo en el Oriente de Venezuela. Ecodiseno Sostenibil. 3: 227-236.

Marger D, Hernandez-Valencia I (2013) Actividad microbiana durante la fitorremediacion de un suelo contaminado con un crudo liviano. Rev. Fac. Agron. LUZ 30: 53-72.

MARN (2005) Plan Nacional de Reforestacion Productiva. Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales. Caracas, Venezuela. 31 pp.

MPPA (2014) Estrategia Nacional para la Conservacion de la Diversidad Biologica 2010-2020 y su Plan de Accion Nacional. Ministerio del Poder Popular para el Ambiente. Caracas, Venezuela. http://diversidadbiologica.minamb. gob.ve/estrategia/ (Cons. 10/04/2015).

Oliveira-Miranda M, Huber O, Rodriguez JP, Rojas-Suarez F, Oliveira-Miranda R de, Zambrano-Martinez S, Giraldo-Hernandez D (2010) Riesgo de eliminacion de los ecosistemas terrestres de Venezuela. En Rodriguez JP, Rojas-Suarez F, Giraldo-Hernandez D (Eds.) Libro Rojo de los Ecosistemas Terrestres de Venezuela. Provita-Shell-Lenovo. Caracas, Venezuela. pp. 107-263,

Ortiz R (2010) Enfoques sobre el estado actual del Arbol Mision Socialista. Jornadas de Investigacion de la Facultad de Ciencias de la UCV 2010.

Pacheco C, Aguado I, Mollicone D (2011a) Las causas de la deforestacion en Venezuela: un estudio retrospectivo. BioLlania 10: 281-292.

Pacheco C, Aguado I, Mollicone D (2011b) Dinamica de la deforestacion en Venezuela: analisis de los cambios a partir de mapas historicos. Interciencia 36: 578-586.

Padilla JG (2009) Proceso de Recuperacion de las Tierras Afectadas por la Explotacion de Bauxita Mediante la Aplicacion de Nuevas Tecnologias Agroambientales. Microcuenca de los Pijiguaos y la Batea. Cuenca rio Suapure. Estado Bolivar. Venezuela. FIVEUMP-UNEXPO. Ciudad Guayana, Venezuela. 79 pp.

PDVSA (2013) Balance de la Gestion Social y Ambiental 2013. Petroleos de Venezuela, S.A. Caracas, Venezuela. www.pdvsa.com/ (Cons. 22/04/2015).

Pena K (2011) Evaluacion de resultados del Plan Nacional de Reforestacion Productiva de a nivel regional (estado Merida) para el ano 2010. III Seminario Iberoamericano de Desarrollo, Sostenibilidad y Ecodiseno 2011. www.forest.ula.ve/doctoradodsc/ponencias/ 2011/presentacion%20Mision%20arbol%20 karina%20pena.pdf VERIFICAR URL (Cons. 12/10/2015).

Perz SG, Aramburu C, Bremner J (2005) Population, land use and deforestation in the Pan Amazon Basin: a comparison of Brazil, Bolivia, Colombia, Ecuador, Peru and Venezuela. Environ. Devel. Sustain. 7: 23-49.

Pietrangeli M (2010) Factores que afectan el crecimiento y la sobrevivencia de las especies forestales utilizadas en el plan de restauracion de escombreras, mina Paso Diablo, municipio Mara, Edo. Zulia, Venezuela. Jornadas de Investigacion de la Facultad de Ciencias de la UCV 2010.

Plan (2013) Plan de la Patria 2013-2019. Segundo Plan Socialista de Desarrollo Economico y Social de la Nacion. Caracas, Venezuela (www.asambleanacional.gob.ve/ uploads/botones/bot_90998c61a54764da3be94c3715079a7e 74416eba.pdf).

Portillo-Quintero CA, Sanchez AM, Valbuena CA, Gonzalez YY, Larreal JT (2012) Forest cover and deforestation patterns in the Northern Andes (Lake Maracaibo Basin): a synoptic assessment using MODIS and Landsat imagery. Appl. Geogr. 35: 152-163.

Rodriguez-Altamiranda R, Flores S, Herrera S (2011) Gestion sostenible del bosque inundable mediante la participacion comunitaria en Mapire, Anzoategui, Venezuela. En Herrera F, Herrera I (Eds.) La Restauracion Ecologica en Venezuela: Fundamentos y Experiencias. Ediciones IVIC. Caracas, Venezuela. pp. 149-163.

Sabogal C, Besacier C, McGuire D (2015) Restauracion de bosques y paisajes: conceptos, enfoques y desafios que plantea su ejecucion. Unasylva 66: 3-10.

Saint-Laurent C, Carle J (2006) Mirando a lo lejos: la Asociacion Global sobre restauacion del paisaje forestal. Unasylva 57: 40-42.

Salazar Y, Flores S, Ramos M, Hernandez L, Perez P, Herrera F (2011) Dimension cientifico-comunitaria del proyecto convenio de cooperacion Cuba-Venezue la: "Aplicacion de estrategias de reforestacion, basadas en especies arboreas pioneras, para America Latina y el Caribe".

SER2011. World Conference on Ecological Restoration (21-25/08/2011). Merida, Mexico.

Sanchez M (2014) Estrategias para la Recuperacion de Areas Degradadas en la Microcuenca El Chuare, Municipio Bermudez, Estado Sucre, Venezuela. Universidad de Los Andes. Merida, Venezuela. 115 pp.

SER (2004) Principios de SER International sobre la Restauracion Ecologica. Society for Ecological Restoration. www.ser.org (Cons. 15/04/2016).

Stanley J, Rieger J, Jordan B (2013) A chronology of events leading to the formation of the Society for Ecological Restoration. www.ser.org/about/who-we-are/ser-history. (Cons. 22/05/2013).

Toro J, Silva B, Espinosa-Blanco AS (2012) Conservacion y restauracion en areas con alto valor estrategico (restauracion ecologica de areas de paramo y conservacion de nacientes y humedales altoandinos). En Cartaya V, Espinoza-Blanco A, Llambi LD (Eds.) Proyecto Paramo Andino: Experiencias Exitosas en los Sitios Piloto. El caso Venezuela. pp. 17-23. www.condesan.org/ppa/sites/default/files/recursos/archivos/EXPERIENCIAS%20 EXITOSAS%20VENEZUELA%2030-0112%20TODAS.pdf

Villamizar E (2012) Un ensayo de restauracion de comunidades coralinas en el Parque Nacional Morrocoy. Jornadas de Investigacion de la Facultad de Ciencias de la UCV 2012.

Yerena E, Carrero J, Guerra N, Pedraza E, Perez Vivas J (2012) Reforestacion y educacion ambiental: fundamento y logros del programa Guardabosques de la Universidad Simon Bolivar. Jornadas de Investigacion de la Facultad de Ciencias de la UCV 2012.
Figura 1. Mapa de Venezuela con la ubicacion relativa
de las experiencias locales de restauracion ecologica.
Modificado de Bicheron et al. (2008).

Experiencias en restauracion

No.     Ecosistema           Autor

1      Bosque seco          Rodriguez-
       tropical             Altamiranda et al.,
       (bosque inundable)   2011

2      Bosque ripario y     Fajardo et al.,
       sabana               2011

3      Bosque estacional    Jerez et al., 2011
       inundable

4      Bosque ripario       Kalinholf, 2012

5      Bosque ripario       Gonzalez et al.,
                            2011

6      Sabana hacia         Yerena et al.,
       bosque               2012

7      Paramo               Toro et al., 2012

8      Paramo               Ligia Parra, pers.
                            Com.

9      Bosque humedo        Gutierrez et al.,
       tropical             2011

10     Bosque seco          Gomez, 2012
       tropical

11     Bosque seco y        Sanchez, 2014
       humedo montano
COPYRIGHT 2016 Interciencia Association
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2016 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Mazon, Marina; Gutierrez, Nestor
Publication:Interciencia
Date:Jul 1, 2016
Words:6182
Previous Article:Loss of talent in Venezuela: migration of its researchers/Perdida de talento en Venezuela: migracion de sus investigadores/Perda de talento na...
Next Article:Ambivalence towards science in the South of Chile? Exploratory interpretation based on the risk society theory/?Ambivalencia hacia la ciencia en el...
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters