Printer Friendly

Participation and progressive autonomy of the adolescent. School democratization in Buenos Aires (Argentina)/ Participacion y autonomia progresiva del adolescente. Democratizacion escolar en Buenos Aires (Argentina)/Participacao e autonomia progressiva do adolescente. Democratizacao da escola em Buenos Aires (Argentina).

-1. Introduccion. -2. Metodo. -3. Los resultados del estudio. -3.1. La escuela: del sistema paternalista al sistema de la autonomia progresiva. -3.2. Relevamiento de los AIC en las escuelas de la Region Metropolitana Norte. -4. Conclusiones: participacion del adolescente: una asignatura pendiente. -Lista de referencias.

1. Introduccion

Una nueva categoria de sujetos aparece en escena en el derecho, los y las adolescentes. Dice Jorge Rivera-Pizzarro que la Convencion de los Derechos del Nino--CDN (Naciones Unidas, 1989) fija las bases minimas para <<una ciudadania plena para la ninez y adolescencia, es decir, de una nueva relacion juridica entre el Estado y la sociedad con la infancia, que fortalezca la consideracion del nino, nina o adolescente como sujeto de derecho>> (Unicef, 2004, p. 3). La CDN incorporada en nuestro pais con rango constitucional desde el ano 1994, la Ley Nacional de Proteccion Integral de Derechos de Ninas, Ninos y Adolescentes (LPI) (Congreso de la Nacion Argentina, 2005b), la Ley de la Promocion y Proteccion Integral de los Derechos del Nino de la Provincia de Buenos Aires (LPPI), Ley No13 298 (Congreso de la Nacion Argentina, 2005a), incluye como sujeto de derecho a los adolescentes. El Codigo Civil y Comercial de la Nacion (CCyC), modificado y unificado en el ano 2014, en el articulo 25 define que Adolescente es todo menor de edad a partir de los 13 anos.

La investigacion se propone indagar como las escuelas logran adaptar sus reglas y practicas al nuevo paradigma en torno a la autonomia progresiva de los y las adolescentes, como nuevo sujeto de derecho. Explican Diaz-Borquez, Contreras-Shats y Bozo-Carrillo (2018, p. 106), que la autonomia progresiva de la infancia, <<articula la capacidad de participacion que tienen los NNA (1) en las distintas etapas de la vida con los espacios que tienen para participar del entorno en el que habitan y de las decisiones que los afectan>>. Teniendo en cuenta que <<la vieja escuela primaria fue pensada y disenada para los ninos y la escuela media, pese a sus esfuerzos de adaptacion tiende a reproducir los mecanismos y estilos propios de la educacion infantil>> (Tenti-Fanfani, 2000, p. 5), el principio de autonomia progresiva reconocido en la CDN encuentra un obstaculo dificil de sortear en el ambito escolar. En particular, este trabajo busca indagar los modos de participacion de los y las adolescentes en los mecanismos de produccion y revision de normas de convivencia, asi como tambien en la solucion de los conflictos intra-escolares. Adolescentes que gozan de una plena ciudadania, encargados de la promocion de los derechos de la infancia en el ambito escolar que habitan (Peralta-Duque, 2016, p. 1261) en contraposicion a la idea adultocentrica que los posiciona como ciudadanos en expectativa (Figueroa-Grenett, 2018 p. 209). <<Asi, la participacion infantil y la consecuente incidencia de la opinion de ninos y ninas, no solo garantiza derechos, sino que se traduce en participacion efectiva en la toma de decisiones politicas, reconociendo la capacidad que tienen para identificar sus propios problemas y necesidades>> (Diaz-Borquez et al., 2018, p. 104) democratizando el espacio escolar y resignificando esa convivencia escolar para <<la formacion ciudadana desde el hacer con otros y para el bien de todas y todos>> (Ravelo-Medina & Radovic-Sendra, 2018 p. 401).

La pregunta de la investigacion es como las instituciones educativas del nivel secundario, de la Region Metropolitana Norte del cono-urbano bonaerense, han adaptado sus normas y sus practicas al nuevo paradigma de promocion y proteccion integral de los NN y A. En este trabajo planteamos que, a mayores niveles de participacion de los y las adolescentes en los mecanismos de creacion de reglas dentro de la vida escolar, se generara una mayor legitimidad de las pautas de convivencia, como verdaderos actores de las practicas sociales educativas (Castillo-Garcia, 2007). A su vez, la intervencion de las y los estudiantes en las tecnicas de solucion de los conflictos que los afectan, brindara mayor nivel de compromiso con esos procesos. El acto educativo, tiene como meta el logro de la autonomia de las y los ciudadanos, y frente a ese accionar del Estado, el y la adolescente gozan de garantias. La participacion de los y las jovenes en la vida escolar debe constituirse <<como una experiencia cotidiana de discusion, de acuerdo y de accion sobre los aspectos publicos de la vida que impliquen lo curricular, lo evaluativo, la resolucion de conflictos sociales y el diseno del proyecto educativo de cada escuela, resignificando en la convivencia escolar la formacion ciudadana desde el hacer con otros para el bien de todas y todos>> (Ravelo-Medina & Radovic-Sendra, 2018, p. 401). La escuela es entonces el espacio publico en el que se aprende a ser ciudadano de una democracia participativa (Benedicto, 2016, p. 934).

2. Metodo

El primer paso para conocer los mecanismos de participacion de los y las adolescentes en la escuela, a partir de la vigencia de la CDN en nuestro pais, exige un analisis del marco normativo que instala el paradigma de la autonomia progresiva de las y los jovenes y que da vida en la region, a los Acuerdos Institucionales de Convivencia (AIC) y a los Consejos Institucionales de Convivencia (CIC).

A fin de establecer un diagnostico sobre el grado de armonizacion de los acuerdos de convivencia de instituciones educativas del nivel secundario de la Region Metropolitana Norte se efectuaron entrevistas con informantes claves de la Region 6 de la Direccion Provincial de Escuelas de la Provincia de Buenos Aires, para las escuelas de gestion estatal y de gestion privada.

Se relevaron luego diez instrumentos, tanto de escuelas de gestion estatal como de gestion privada de los municipios de Vicente Lopez, San Isidro y Tigre de la RMN. En la investigacion cualitativa no es relevante el tamano de la muestra en terminos probabilisticos (Hernandez-Sampieri, FernandezCollado, & Baptista-Lucio, 2010, p. 394). Asi, la muestra utilizada permitio entender el fenomeno en estudio y responder a la primera pregunta de la investigacion, acerca de la congruencia entre las reglas que preven la participacion adolescente en la escuela y los acuerdos institucionales que cada comunidad educativa construye

a su interior. El relevamiento de los instrumentos, se hizo teniendo en cuenta una matriz de datos elaborada a partir de los principios estructurantes de la CDN, lo que permitio indagar el grado de adecuacion de las reglas y sus procedimientos de creacion y validacion. Los documentos fueron proporcionados por los directivos de las escuelas.

El analisis de los documentos se complemento con la revision de las practicas escolares, que permitieron comprender en profundidad el fenomeno en estudio desde la perspectiva del adulto y del adolescente. Del resultado del estudio de los acuerdos institucionales de convivencia, pasamos a la revision de las practicas escolares, para comprender como se gestiona la participacion de los adolescentes en la realidad de la vida escolar.

Las entrevistas semiestructuradas efectuadas a las y a los funcionarios de la Direccion de Cultura y Educacion de la Provincia de Buenos Aires que se desempenan en la Region 6, y a los directivos de las escuelas permitieron entender la perspectiva del adulto encargado de generar ambitos de participacion y de dialogo, de promover la generacion de acuerdos de convivencia con un mayor grado de legitimidad, de propiciar la formacion de centros de estudiantes y otras instancias de participacion en la escuela.

Cuestionarios auto-administrados a las y los estudiantes de esas instituciones, nos permitieron conocer la perspectiva de las y los adolescentes sobre su participacion en los procesos de creacion y legitimacion de los acuerdos de convivencia y demas mecanismos de representacion y participacion, implementados. Las encuestas permiten conocer, desde la perspectiva del adolescente, como se construyen las pautas que rigen la vida escolar, como se interpretan y aplican esas reglas, cual es el nivel de participacion adolescente en esas deliberaciones, y cual es la relevancia que la escuela da a sus opiniones.

La triangulacion de datos obtenidos de diversas fuentes utilizando metodos variados, permitieron conocer las multiples perspectivas del fenomeno, profundizando su comprension. Al respecto, Hernandez-Sampieri et al. (2010), explican que <<en la indagacion cualitativa poseemos una mayor riqueza, amplitud y profundidad en los datos, si estos provienen de diferentes actores del proceso, de distintas fuentes y al utilizar una mayor variedad de formas de recoleccion de los datos>> (p. 439).

3. Los resultados del estudio

1. La escuela: del sistema paternalista al sistema de la autonomia progresiva

Con el objeto de explicar la brecha existente entre las practicas de las instituciones educativas de la escuela secundaria y la normativa vigente en terminos de participacion adolescente, creemos necesario explicar la transicion entre dos paradigmas en torno a la infancia: el sistema paternalista y el sistema de autonomia progresiva. La ley de patronato de menores de 1919 establecio un regimen de proteccion de las y los ninos, anclado en el reconocimiento de la infancia y el rol tuitivo del Estado, la sociedad y la familia. Distinguio entre la infancia irregular, vulnerada en sus derechos y a quienes el Estado debe controlar por ser peligrosa, o bien, debe proteger por estar en peligro; y la infancia regular, con sus derechos satisfechos, por haber recibido la proteccion de su familia. La construccion de la autoridad judicial/administrativa tuitiva, o como indica Cillero-Brunol (1999), una suerte de patria potestad estatal, respecto de ninos y ninas incluidos en la categoria infancia irregular, vino a sustituir la figura de los padres inhabilitados moral o socialmente en el ejercicio de su rol. Consecuencia de esto fue la no diferenciacion entre los <<menores peligrosos>> y los <<menores en peligro>>, que quedaban bajo la misma tutela estatal. Este sistema tutelar que se instala en el siglo XX para la <<infancia pobre>>, comenzara a ceder en la decada del '90.

Sucesion de gobiernos democraticos y de facto, imprimieron una identidad propia al modelo de estado tutelar. (2) Para la restitucion de los valores democraticos en la educacion se convoca a nivel nacional y provincial al Congreso Pedagogico Nacional en la decada del '80. Se sanciona la Ley No 10 579 de la Provincia de Buenos Aires, Ley del Estatuto docente de 1987. Se crean en la provincia de Buenos Aires los Consejos de Escuela (3) con el fin de analizar la problematica de cada escuela y promover el compromiso y la participacion de todos los sectores involucrados en la tarea educativa (Estado, familias, alumnos y comunidad). (4) Finalmente, en este proceso de democratizacion, se sanciona la nueva Ley Nacional de Educacion No 24 195 (Congreso de la Nacion Argentina, 1993), y la Ley de la Provincia de Buenos Aires No 11 612 (Congreso de la Nacion Argentina, 1995), dictada dos anos despues. A partir de esos instrumentos, se dicta en la provincia de Buenos Aires la Resolucion 1593 (Provincia de Buenos Aires, 2002) de la Direccion General de Cultura y Educacion (DGCyE), que da vida a los Acuerdos Institucionales de Convivencia (AIC) para la Educacion Polimodal y Trayectos Tecnico-Profesionales, como un modo de contribuir a la consolidacion de la conciencia democratica en las y los jovenes. Habra que esperar cuatro anos mas, la LPPI de la provincia y la LPI a nivel nacional, que nos hablaran del y de la adolescente como sujeto de derecho.

En el nuevo mileno se dicta la Ley de Educacion Federal No 26 206 (Congreso de la Nacion Argentina, 2006). En la Provincia de Buenos Aires, seis meses despues y siguiendo sus lineamientos, la Ley de Educacion Provincial No 13 688 (Congreso de la Nacion Argentina, 2007) reconoce que la educacion es una actividad que se realiza para el futuro que vendra y que no conocemos, y en lo atinente a nuestro trabajo propone reconocer la condicion de sujetos de derecho de los ninos, ninas y adolescentes.

Este nuevo marco normativo en materia de educacion, junto a la LPPI a nivel provincial y la LPI de la nacion, avanzan en la armonizacion de la legislacion local al marco convencional de la CDN y sus principios estructurantes, en la consideracion del y de la adolescente como sujeto de derecho.En el nuevo paradigma, los y las adolescentes como sub-categoria dentro del genero nino/ nina, es considerado como sujeto con el derecho fundamental a proyectar su propio plan de vida. La posibilidad de decidir por si de manera progresiva, es un proceso que requiere de un ejercicio cotidiano y creciente hacia su autodeterminacion (Minyersky & Herrera, 2009, p. 60). Es el ambito escolar, el espacio en el que esa capacidad debe ser aprehendida y ejercida junto a pares y adultos. En La causa de los adolescentes, Francoise Dolto define la adolescencia como una edad fragil y maravillosa a la vez, en la que el y la adolescente reaccionan a todo estimulo y valoracion positiva que se ejerce sobre el o ella. Explica que a los docentes les <<corresponde darle voz al nino, pidiendole su opinion, su juicio sobre un combate, su parecer sobre una exposicion>> (2012, p. 21).

En el ano 2009 la DGCyE de Buenos Aires dicta la Resolucion 1709 (Provincia de Buenos Aires, 2009), y establece un nuevo marco para los AIC adecuandolos a la legislacion vigente. El decreto 2299 (Provincia de Buenos Aires, 2011), aprueba el reglamento de ensenanza que rige en los establecimientos de la jurisdiccion de todos los niveles, incluidos los de educacion superior de manera supletoria y deroga el Decreto No 6013 (Provincia de Buenos Aires, 1958a). Podemos decir, entonces, que en el nuevo milenio, las normas que rigen la vida de la institucion escolar del nivel medio han logrado migrar del sistema paternalista al de la autonomia progresiva que reconoce al y a la adolescente como sujeto de derecho para ser escuchado en todo proceso que lo afecte (Mizrahi, 2009, p. 74) y que orienta las acciones e intervenciones a la realizacion del ISN. La

escuela secundaria en el nuevo milenio se presenta como el escenario en el que los y las estudiantes desarrollan las habilidades y destrezas requeridas para actuar socialmente, con capacidad de reflexion y de critica, con responsabilidad en el manejo de sus derechos y obligaciones para con el colectivo social (CastilloGarcia, 2003). Por su parte, Tenti-Fanfani propone <<La escuela de los Adolescentes>>, un espacio en el que el joven tiene protagonismo, en el que los derechos que la ley le reconoce se traducen en instituciones y practicas de participacion, de expresion, de representacion (2003, p. 30).

Los AIC, como su nombre indica, son acuerdos generados a partir del consenso de quienes componen la comunidad educativa, revisados bianualmente y se configuran como instrumentos indispensables para la formacion en los valores democraticos deliberativos. Estos acuerdos marcan una distancia respecto de los antiguos reglamentos institucionales, decalogos de prohibiciones y sanciones dirigidas a los y las estudiantes. Pero, como bien es sabido, las pautas de convivencia pueden crearse como <<un colectivo genuinamente construido a partir de las representaciones particulares, o es una imposicion que trata de <<convencer de que hay normas que deben ser aceptadas por el bien de todos, aunque, en realidad, procuran el bien de algunos>> (Fager, Buso, Videla, & Velardita, 2012, p. 105). La nueva reglamentacion exige:

1. La obligatoriedad del Consejo Institucional de Convivencia (CIC), como organismo de revision de los AIC y de asesoramiento institucional.

2. La creacion de las Comisiones Distritales Evaluadoras encargadas de la fiscalizacion de los AIC. (5)

A fin de evitar que los AIC queden desvinculados del espiritu democratico que los origina, la Resolucion 1709, explicita el marco conceptual para su construccion. (6) La participacion real y activa de los jovenes junto a los adultos que los acompanan, en los disenos de pautas que rigen en las instituciones en las que se desarrollan y conviven, contribuye a la construccion de su subjetividad y se traduce en un mayor compromiso con ese entorno educativo (Fager et al., 2012, p. 159).

En tales condiciones, el CIC es <<un organismo abierto y dinamico que funciona como instancia de analisis, evaluacion y deliberacion de todo asunto o proyecto institucional puesto a su consideracion, ofreciendo un asesoramiento al Equipo Directivo de la Escuela>> (7) Asimismo, viabiliza la democratizacion en los procesos intra-institucionales, en tanto debe permitir que <<ver lo social y lo educativo desde el angulo del poder implica darle al conflicto, a las luchas y a las diversidades un lugar constitutivo en las tramas de experiencia y en la constitucion de sujetos y no verlos como disfunciones, desvios o circunstancias inesperadas>> (Caruso & Dussel, 2001, p. 64). La participacion de jovenes y adultos en la reflexion de las diferentes situaciones que lesionan la convivencia escolar, mejora las intervenciones y propicia soluciones superadoras.

Este organismo se integrara con la participacion de:

* Director/a de la Institucion que preside el Consejo.

* Representantes de los docentes.

* Representantes de los alumnos.

* Personal del equipo de orientacion escolar.

* La institucion podra incorporar tambien a representantes de padres, personal no docente y al representante legal de la institucion.

La eleccion de los representantes se realizara por sus pares, con voto secreto y personal. El numero de integrantes no debera superar los ocho (8) miembros. Los representantes de alumnos y alumnas duraran en su funcion un ano y los representantes docentes dos anos. Las decisiones en este organo colegiado se toman por mayoria absoluta de la totalidad de sus miembros, y se presentan a la Direccion por escrito, si bien estos dictamenes no tienen caracter vinculante. (8) El Director o Directora, en caso de no acordar con las razones expuestas en el dictamen del CIC, debera fundamentar su decision adversa, o bien, podra convocar a una nueva reunion para poner nuevamente la situacion a consideracion del Consejo.

En la escuela circulan conocimientos socialmente significativos y se construye legitimidad a traves de la participacion, el consenso y el dialogo. Se perfila asi, una dinamica institucional de aprendizaje democratico que se consolidara a traves de los mecanismos de participacion de todos los miembros de la comunidad educativa en la construccion y revision de los Acuerdos y en la constitucion de los Consejos. El reconocimiento de la diversidad y la busqueda de consensos en la toma de decisiones, habilita en los y las adolescentes la construccion de una subjetividad abierta a la pluralidad, la inclusion y a la vida democratica. El relevamiento de la normativa que disena el modelo de la escuela secundaria en la region, nos muestra el grado de armonizacion de las reglas con los principios estructurantes de la CDN. En lo que sigue, veremos como se logran adaptar las practicas al nuevo modelo de la <<escuela de los adolescentes>>.

2. Relevamiento de los AIC en las escuelas de la Region Metropolitana Norte

La Region 6 de la Direccion Provincial de Educacion de Gestion Estatal y de Gestion Privada de la Provincia de Buenos Aires tiene a su cargo la inspeccion de las escuelas de los partidos de San Isidro, San Fernando, Tigre y Vicente Lopez. Supervisan un total de 292 establecimientos de Educacion Secundaria, de los cuales 121 son de Gestion Estatal y 171 son de Gestion Privada.

En la Tabla 1 se muestran las instituciones educativas del nivel de educacion secundaria, clasificadas por los tipos de gestion: estatal o privada y diferenciando las unidades dedicadas a la educacion tecnico profesional.

De acuerdo con las entrevistas realizadas con las funcionarias encargadas de las Jefaturas de la Region 6, a ocho anos del dictado de la Resolucion 1709, el 100% de las escuelas cuentan con AIC. (9) En palabras de las funcionarias de las instituciones educativas, se trata de instrumentos privados y el acceso a los mismos requiere de la autorizacion de la Direccion de cada escuela.

Los AIC relevados se encuentran incluidos en el cuaderno de comunicados de cada alumno/ alumna de la Institucion, lo que permite su conocimiento por parte de los y las estudiantes y de los padres. Sin embargo, el texto no esta incluido en su totalidad, en la mayoria de los casos solo contienen las normas relativas a los derechos y deberes de los alumnos y alumnas, a las faltas y sus sanciones, a cuestiones confesionales en los relevamientos hechos en escuelas religiosas, a cuestiones de indumentaria y/o uniforme escolar, entre otras. Solo en algunos casos incluyen esos extractos, los derechos y deberes de los y las docentes, directivos y del personal no docente, asi como tambien de los padres de los y las estudiantes. (10)

Veamos, a continuacion, los resultados de la matriz de datos empleada para el analisis de estos documentos. A partir de los AIC analizados, constatamos que solo el 25% de estos instrumentos dan cuenta del procedimiento seguido para su produccion, esto es, como fueron obtenidos los consensos y quienes fueron los sujetos que participaron en su elaboracion. Solo 25% de los acuerdos preven los mecanismos para su revision. El 78% de los Acuerdos incluyen una presentacion del documento a la comunidad y una resena institucional. No hacen referencia a cuestiones vinculadas al respeto y a la proteccion del medio ambiente, a pesar de ser un imperativo.

Los AIC relevados reconocen en sus textos a los NNyA (11) como sujetos con derecho a ser oidos y respetados en su dignidad. No mencionan el interes superior del nino o nina como regla hermeneutica para la interpretacion de todas las normas y practicas que los involucren. Incluyen en su totalidad el principio de no discriminacion.

Con respecto a la libertad de ensenar y aprender y el derecho a una educacion de calidad, el 66% de los instrumentos hacen mencion a esos derechos. El 50% de los instrumentos no hace referencia al derecho al acceso, permanencia y graduacion en todos los niveles de la educacion formal. El 50% de los acuerdos explicita que ese derecho queda condicionado a la comision de faltas graves por parte del o de la estudiante y que la institucion se reserva el derecho de admision y permanencia. La impronta disciplinaria de los AIC se evidencia en el hecho de que el 90% de los instrumentos analizados dan cuenta de las conductas de las y los estudiantes que constituyen faltas y su diferente gradacion (leves, graves y muy graves), y preven tambien las sanciones aplicables, segun el caso.

La perspectiva de las y los adolescentes con relacion a los AIC obtenida de las encuestas, indica que:

* El 60% de los y las estudiantes conoce el AIC de su escuela.

* El 19% da cuenta de su participacion en la creacion y el 31% en la revision. El 73% de los que indicaron que participan en la revision de los AIC, explica que el mecanismo de revision se realiza en materias como Ciudadania, o bien en el espacio de tutoria.

* El 75% considera que las pautas de los acuerdos son necesarias para la convivencia en las escuelas.

* El 52% entiende que son adecuadas las pautas de convivencia que rigen en sus escuelas, en tanto que el 37,5%entiende que esas reglas son poco o nada adecuadas.

Veamos que sucede con los otros mecanismos de intervencion de las y los estudiantes en la vida institucional de las escuelas. El 62,5% de los instrumentos relevados dan cuenta de la creacion de los CIC y sus funciones. Solo el 50% explicita la composicion de ese organo consultivo. No se indican ni la forma de su eleccion ni la periodicidad de sus reuniones.

De las entrevistas a directivos de escuelas surge que:

* Estos organismos se reunen con cierta periodicidad y, en algunos casos, incluso cuentan con libro de actas de las reuniones.

* En algunos casos son convocados por los directivos frente a eventos graves de la vida institucional, en los que un alumno/alumna, o bien un grupo de ellos, han cometido una falta considerada grave conforme a los AIC.

* Los Consejos se componen por miembros directivos, docentes y orientadores o tutores, y solo en unos pocos casos por alumnos/alumnas.

* En la mayoria de los acuerdos las decisiones tomadas por los Consejos son de caracter vinculante.

De las encuestas realizadas a los y las alumnas, el 100% indican que tienen un Centro de Estudiantes y el 39,6% participa de ese organo. El 60,4% considera que las propuestas son poco escuchadas, en tanto que el 37,5% opina que las propuestas del Centro de Estudiantes son escuchadas.

Al ser consultados acerca de la existencia de otros mecanismos de participacion en sus escuelas, el 27% responden afirmativamente, en tanto que el 21% indican lo contrario y el 52% no sabe o no contesta la pregunta. El 52% de las y los encuestados aseguran que las y los estudiantes no participan de los mecanismos de resolucion de conflictos en los que se encuentre implicado un o una joven, sea como victima o como agresor. Tampoco se advierte en sus respuestas la funcion de actualizacion de los acuerdos por parte de los CIC (vimos mas arriba que las encuestas explicitaban que la revision de las pautas se hacia en diversos espacios curriculares). De todos modos, el 52% de las y los encuestados se considera satisfecho con los niveles de participacion en sus escuelas.

4. Participacion del adolescente, una asignatura pendiente

Los mecanismos de participacion de estudiantes en las decisiones que hacen a la vida escolar, legislados desde hace mas de un quindenio, siguen siendo poco usados, contrariando el mandato convencional expresado en el art. 12 de la CDN, articulo 24 inc. a) de la LPI (12) y en el articulo 5 de la LPPI. La escasa participacion en la creacion y revision de las reglas, asi como en la solucion de los conflictos escolares lo demuestra. La escuela se debate entre crear de manera heteronoma reglas que habran de imponerse a los y las estudiantes y la creacion colectiva de normas, que regularan las conductas de todos los miembros de la comunidad educativa (Fager et al., 2012 p. 105). La relacion de los y las adolescentes con la ley y sus modos de apropiacion, circula en la escuela a traves de la mediacion de los adultos. Las y los adolescentes reconocen la importancia de las pautas de convivencia en la escuela (el ambito de la legalidad escolar que delimita <<lo que se puede>> de <<lo que no se puede>>), pero apenas la mitad de las y los encuestados considera que las reglas de sus escuelas son adecuadas, lo que reduce su legitimidad (coincidencia axiologica con el sentido de la conducta esperable).

En lo que Tenti-Fanfani denomina <<escuelas de los adolescentes>> (2003) las normas producto de los consensos son, a su vez, dinamicas y deben ser revisadas en el tiempo. Asi mismo, segun CastilloGarcia en la ensenanza para la autodeterminacion, la escuela se constituye como el espacio en el que el y la adolescente aprenden a buscar esos consensos, y a revisarlos (2007). La escuela se propone como un espacio para la construccion dialogica intergeneracional, en la que habra encuentros y desencuentros, y es en ese proceso de dialogo en el que transmite los valores civicos de la democracia deliberativa a las nuevas generaciones. Sin embargo, en la investigacion vimos que su participacion en la creacion y revision de las reglas de convivencia es poco significativa. El denominador comun en las escuelas del nivel medio es la aparicion de los centros de estudiantes, como estructuras intermedias que intentan proteger los intereses de sus representados. Sin embargo, como grupos de presion, no participan de la estructura de gobierno de manera directa. Es desalentadora en ese sentido, la percepcion que tienen los estudiantes acerca de la baja aceptacion de las propuestas que realizan a traves de los centros de estudiantes.

El caracter universal de las normas, obligatorias tanto para los adultos como para los jovenes, tampoco aparece con claridad en los AIC, que en gran medida siguen reflejando un caracter reglamentario unidireccional, con conductas impuestas por el adulto al adolescente. Es escasa la participacion de estos ultimos en la deliberacion de las pautas de convivencia y en la aplicacion de las reglas, a los casos concretos de la vida escolar. Los conflictos intraescolares relevados de las entrevistas realizadas a los directivos de las escuelas, refieren de manera exclusiva a comportamientos divergentes de los jovenes, y a los mecanismos de reparacion y de sancion empleados en esos casos.

Los espacios de dialogo se dan de manera exclusiva en el aula, en el marco de materias especificas o bien con los tutores de los cursos. Resulta ser entonces, una participacion mediada por el adulto, y no una discusion en una asamblea de pares, como el Consejo Institucional de Convivencia previsto en las normas provinciales.

5. Conclusiones

Recordemos las preguntas de la investigacion que nos trajeron a este punto: como han adaptado las instituciones educativas del nivel de educacion secundaria, de la Region Metropolitana Norte del cono-urbano bonaerense, sus reglas y sus practicas, al nuevo paradigma respecto de las y los adolescentes y su autonomia progresiva? Es la escuela un ambito para la convivencia, donde las y los adolescentes participan de la creacion de las reglas y en la solucion de los conflictos que se dan a su interior? Esos acuerdos institucionales de convivencia las y los adolescentes reconocen como sujetos de derecho, con autonomia progresiva en la toma de decisiones que los tengan como protagonistas?

Hemos visto en el analisis del marco normativo inicial, que el nuevo paradigma preve una creciente participacion de adolescentes en los mecanismos de creacion de reglas dentro de la vida escolar, una creciente intervencion de estudiantes en la solucion de conflictos entre pares y con los demas miembros de la comunidad educativa y un desarrollo de proyectos interinstitucionales que les permitan hacer una transferencia a la comunidad de la red de conocimientos, tecnicas y experiencias, adquiridos en el transito escolar.

Consecuencia directa de esta perspectiva basada en la autonomia progresiva de las y los estudiantes, es un mayor grado de legitimacion de los acuerdos convivenciales que rigen las relaciones dentro de la comunidad educativa, una formacion en los valores etico-politicos como ciudadanas y ciudadanos responsables de si y de los otros con los que convive, y una educacion posicionada en la y el estudiante como miembro activo en la vida institucional.

Hemos relevado los AIC, que son instrumentos de caracter privado creados por los miembros, jovenes y adultos, de la comunidad educativa. Las escuelas, tanto las de gestion privada como las de gestion publica, brindan un servicio publico. Los AIC resultan ser entonces instrumentos privados de interes general. A lo largo del estudio vemos que aparecen como un catalogo de prohibiciones y sanciones que, incluso, ponen en juego la permanencia de los y las adolescentes en el sistema educativo. A su vez, estos instrumentos no dan cuenta del proceso de su creacion, ni de los mecanismos deliberativos de los representantes de todos los miembros de la comunidad educativa llamados a conformarlos. Son documentos que se mantienen puertas adentro de la institucion, con una clara dificultad en el acceso a su conocimiento por parte de los miembros de la comunidad en la que las instituciones educativas desarrollan su funcion, incluidos los propios alumnos. En pocos casos, los acuerdos se hallan disponibles en la pagina web de la escuela. La educacion es un servicio publico independientemente de como sea su gestion, estatal o privada, y como bien publico, hace al interes general de la poblacion. Los AIC, en tanto normas generadas a partir del ejercicio de la autonomia de las partes involucradas, rigen hacia el interior la vida institucional de una organizacion que brinda un servicio que constituye un bien publico. La vida de las instituciones, sus reglas y practicas deben estar disponibles para el conocimiento de la poblacion. Se trata de instituciones educativas que forman a los miembros mas jovenes de las comunidades. Los Acuerdos Institucionales de Convivencia que funcionan a su interior, deben resultar accesibles.

Los AIC nacen, hace ya quince anos, en la Provincia de Buenos Aires y como instrumentos vivos, deben ser revisados cada dos anos, producto del dialogo entre los miembros de la comunidad educativa. Pero el mecanismo de revision de los acuerdos no se halla claramente definido, ni tampoco los procedimientos a seguir para su actualizacion, la seleccion de las personas que se ocuparan de su reforma o la periodicidad para introducir cambios. El dinamismo con el que fueron concebidos estos instrumentos, el pluralismo en su conformacion y la naturaleza dialogica del establecimiento de sus pautas, obtenidas a partir de la busqueda de consensos entre jovenes y adultos, se halla comprometida detras de un proceso que tiene mas de burocratico que de formacion democratica de nuestros jovenes.

El y la joven se pronuncian contundentemente a favor de la necesidad de pautas que rijan la convivencia en el entorno educativo. A pesar de ello, su legitimidad se encuentra socavada producto de la heteronomia de la imposicion: reglas que aparecen como inadecuadas, fuera de contexto temporal o espacial, y que no son concebidas ni asumidas como reglas para la convivencia pacifica en el ambito educativo.

La escuela secundaria cuenta con variados mecanismos de participacion de las y los jovenes. Si bien la totalidad de las y los estudiantes consultados confirman que existe un centro de estudiantes en sus escuelas, el 60,4% percibe que sus propuestas son pocas veces escuchadas. Vimos que otro organo de participacion es el CiC, consejo asesor que debiera estar integrado por los distintos actores de la vida escolar, incluidos las y los estudiantes. Sin embargo, la participacion de jovenes en esos consejos es poco habitual. En algunos casos, porque no esta previsto que lo integren y, ademas, porque ningun encuestado/a menciona su participacion en ellos. Del cruce de estos datos podemos colegir que la creacion y funcionamiento de los CIC, se encuentra en una etapa primigenia de funcionamiento. La falta de claridad en los mecanismos que regulan su forma de constitucion y eleccion de sus miembros, la aleatoriedad de sus encuentros y convocatoria, la falta de registro de sus reuniones, la escasa intervencion en situaciones de conflicto, son evidencias del largo camino por recorrer, en el sendero de la participacion y deliberacion al interior de las instituciones educativas.

A su vez, la intervencion de adolescentes en la solucion de los conflictos que los afectan o implican (ya sea como victimas o como victimarios), aun es escasa. Vimos que mas de la mitad de las y los encuestados dicen que los estudiantes no participan de los mecanismos de resolucion de conflictos. El y la adolescente, reconocidos como sujeto de derecho y no solo como objeto de reglamentaciones, con autonomia progresiva para intervenir en los procesos y decisiones institucionales que los afectan, son mandatos de la CDN que la escuela debe introducir sin mas dilaciones, en sus practicas y pautas de convivencia.

La Comision Distrital Evaluadora de los AIC como autoridad educativa provincial es la encargada del control y seguimiento de los AIC en las escuelas de educacion secundaria de los distritos, y los equipos directivos de las Instituciones educativas de la region, son los responsables de la implementacion adecuada de estos instrumentos en la escuela. Una tarea propia de este organismo fiscalizador podria ser la identificacion de las escuelas que lideran el cambio en la implementacion adecuada de los AIC y de los CIC en la region. Como casos testigos podrian ser modelos a seguir. Entender como esas instituciones hicieron lugar al proceso de implementacion y las estrategias disenadas, sus aciertos y errores pueden servir de guia a quienes no encuentran aun el camino para la adecuacion institucional. Otra tarea a generar desde ese organismo, es la capacitacion en los aspectos centrales de los AIC y sus principios generales, tanto de los Equipos Directivos y de los Representantes Legales de las escuelas, como de Inspectores y Jefes Distritales, para comprender la funcion civica de esos instrumentos para la convivencia escolar, como espacios de democratizacion. En futuras lineas de investigacion se podra trabajar sobre la actividad de estas Comisiones Distritales, los resumenes de sus reuniones y recomendaciones, a fin de relevar los estandares de adecuacion de las practicas escolares a los principios estructurantes de la CDN.

La elaboracion de protocolos en las escuelas, para establecer los procesos de revision de los AIC, los mecanismos de creacion de los CIC, los modos de intervencion de esos organos colegiados, su alcance y definiciones, pueden servir de pautas concretas para lograr mayor eficacia en los procesos. La elaboracion de estos protocolos puede surgir de la actividad del organo colegiado consultivo. Sus miembros podran ser, ademas, los encargados de la difusion y puesta en comun de estos protocolos de intervencion, una vez aprobados. El equipo directivo de las instituciones escolares encargado de dar a conocer las pautas de convivencia y sus modificaciones a toda la comunidad educativa debera publicar el AIC actualizado en la web institucional de la escuela, logrando una mayor transparencia. Los docentes, desde sus diversas areas de formacion, deben trabajar transversalmente con las y los estudiantes, sujetos de derecho que gozan de una ciudadania plena, en el reconocimiento de las pautas de convivencia, en la forma deliberativa y participativa de su creacion y revision, y en los modos de interpretacion y aplicacion de los AIC.

La formacion de futuras generaciones en el ejercicio de una ciudadania plena en la escuela, es una responsabilidad del Estado, nacional y provincial, asumida antes de finalizar el milenio que aun espera su concrecion. Los dispositivos legales creados hace mas de quince anos deben hacerse efectivos. Son los adultos que acompanan a las y los adolescentes en el entorno escolar, los llamados a asumir un rol activo en la democratizacion de ese espacio.

doi:https://dx.doi.org/10.11600/1692715x.17107

Lista de referencias

Benedicto, J. (2016). La ciudadania juvenil: un enfoque basado en las experiencias vitales de los jovenes. Revista Latinoamericana de Ciencias Sociales, Ninez y Juventud, 14(2), 925-938. doi:1 0.11600/1692715x.14203210415

Caruso, M., & Dussel, I. (2001). De Sarmiento a los Simpsons. Cinco conceptos para pensar la educacion contemporanea. Buenos Aires: Kapeluz.

Castillo-Garcia, J. R. (2003). La formacion de ciudadanos en la escuela: un escenario posible. Revista Latinoamericana de Ciencias Sociales, Ninez y Juventud, 1(2), 115-143. Recuperado de: URL:http://www.scielo.org.co/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1692-715X2003000200005 &lng=en&tlng=es.

Castillo-Garcia, J. R. (2007). Las aulas escolares como escenario de formacion en ciudadania, Anfora, 14, 2-15. Recuperado de: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=357834254006

Cillero-Brunol, M. (1999). El interes superior del nino en el marco de la Convencion Internacional sobre los Derechos del Nino. Justicia y Derechos del Nino, 1, 45-621.

Congreso de la Nacion Argentina. (1951). Ley No 5650. Ley de Educacion de la Provincia de Buenos Aires. Buenos Aires: Congreso de la Nacion Argentina.

Congreso de la Nacion Argentina. (1993). Ley No 24 195. Ley Federal de Educacion. Buenos Aires: Boletin Oficial de la Republica Argentina.

Congreso de la Nacion Argentina. (1995). Ley No 11 612, Ley de Educacion de la Provincia de Buenos Aires. Buenos Aires: Boletin Oficial de la Provincia de Buenos Aires.

Congreso de la Nacion Argentina. (2005a). Ley No 13 298 Ley de la Promocion y Proteccion Integral de los Derechos de los Ninos de la Provincia de Buenos Aires. Buenos Aires: Boletin Oficial de la Provincia de Buenos Aires.

Congreso de la Nacion Argentina. (2005b). Ley No 26 061. Ley de Proteccion Integral de los Derechos de las Ninas, Ninos y Adolescentes. Buenos Aires: Boletin Oficial de la Provincia de Buenos Aires.

Congreso de la Nacion Argentina. (2006). Ley No 26 206. Ley de Educacion Federal. Buenos Aires: Boletin Oficial de la Republica Argentina.

Congreso de la Nacion Argentina. (2007). Ley No 13 688 de la Provincia de Buenos Aires. Buenos Aires: Boletin Oficial de la Provincia de Buenos Aires.

Diaz-Borquez, D., Contreras-Shats, N., & Bozo-Carrillo, N. (2018). Participacion infantil como aproximacion a la democracia: desafios de la experiencia chilena. Revista Latinoamericana de Ciencias Sociales, Ninez y Juventud, 16(1), 101-113. doi:10.11600/1692715x.16105

Dolto, F. (2012). La causa de los adolescentes.Buenos Aires: Paidos.

Fager, C., Buso, S., Videla, A., & Velardita, N. (2012). El nino frente a los espejos: la percepcion de si mismo y de sus derechos. San Juan: Editorial de la Universidad de San Juan.

Figueroa-Grenett, C. (2018). La accion politica de ninos, ninas y jovenes en Chile: cuerpos, performatividad y produccion de subjetividad. Revista Latinoamericana de Ciencias Sociales, Ninez y Juventud, 16(1), 199-212. doi:10.11600/1692715x.16111

Frazer, J. (1955). La rama dorada. Buenos Aires: Fondo de Cultura Economica.

Hassoun, J. (1996). Los contrabandistas de la memoria. Buenos Aires. Ediciones De la Flor.

Hernandez-Sampieri, R., Fernandez-Collado, C., & Baptista-Lucio, P. (2010). Metodologia de la investigacion. Lima: Mc Graw Hill.

Minyersky, N., & Herrera, M. (2009). Autonomia, capacidad y participacion a la luz de la ley 26 061. En E. Garcia-Mendez (Comp.), proteccion integral de derechos de ninas, ninos y adolescentes. Analisis de la Ley 26 061 (pp. 43-70). Buenos Aires: Editores del Puerto.

Mizrahi, M. (2009). La participacion del nino en el proceso y la normativa del Codigo Civil en el contexto de la ley 26 061. En E. Garcia-Mendez (Comp.), Proteccion integral de derechos de ninas, ninos y adolescentes. Analisis de la Ley 26 061 (pp. 71-92). Buenos Aires: Editores del Puerto.

Naciones Unidas. (1989). Convencion de los Derechos del Nino--CDN. Nueva York: Naciones Unidas.

Peralta-Duque, B. del C. (2016). La participacion juvenil en la Politica Publica de Juventud, 19972011 (Caldas, Colombia). Revista Latinoamericana de Ciencias Sociales, Ninez y Juventud, 14(2), 1249-1272. doi:10.11600/1692715x.14225110815

Provincia de Buenos Aires. (1958a). Resolucion No 6013 Reglamento General de Escuelas Publicas de la Provincia de Buenos Aires. Buenos Aires: Provincia de Buenos Aires.

Provincia de Buenos Aires. (1958b). Resolucion No 1709. Reglamento General para Establecimientos de Ensenanza Media (Normal y Comercial) de la Provincia de Buenos Aires. La Plata: Boletin Oficial.

Provincia de Buenos Aires. (1988). Decreto 4182 de la Provincia de Buenos Aires. La Plata: Boletin Oficial.

Provincia de Buenos Aires. (2002). Resolucion No 1593 de la Direccion General de Cultura y Educacion de la Provincia de Buenos Aires. Buenos Aires: Provincia de Buenos Aires. Recuperado de: http://www.gob.gba.gov.ar/dijl/#1709/09

Provincia de Buenos Aires. (2009). Resolucion No 1709 de la Direccion General de Cultura y Educacion de la Provincia de Buenos Aires. Buenos Aires: Provincia de Buenos Aires. Recuperada de: http://www.gob.gba.gov.ar/dijl/#1709/09

Provincia de Buenos Aires. (2011). Decreto 2299. La Plata: Boletin Oficial.

Ravelo-Medina, M., & Radovic-Sendra, Y. (2018). Representaciones de lo politico en estudiantes secundarios en Santiago de Chile: resignificando el sentido de la formacion ciudadana. Revista Latinoamericana de Ciencias Sociales, Ninez y Juventud, 16(1), 389-402. doi:10.11600/1692715x.16124

Tenti-Fanfani, E. (2000). Culturas juveniles y cultura escolar. Buenos Aires: Instituto Internacional de Planeamiento de la Educacion. Recuperado de: https://www.ses.unam.mx/curso2009/materiales/m4/s2/M4_Sesion2_Tenti.pdf

Tenti-Fanfani, E. (2003). La educacion media en la Argentina: desafios de la universalizacion. En E. Tenti-Fanfani (Comp.), Educacion media para todos. Los desafios de la democratizacion del acceso (pp. 11-34). Buenos Aires: Altamira.

Unicef. (2004). Derechos de los ninos, ninas y adolescentes. Buenos Aires: Area de Comunicacion de Unicef. Recuperado de: https://www.unicef.org/argentina/spanish/ar_insumos_MNDerechos.pdf

Articulo recibido en marzo 1 de 2018; articulo aceptado en mayo 15 de 2018 (Eds.)

Maria Laura Ochoa *

Universidad de San Isidro <<Dr. Placido Marin>>, Argentina.

* Este articulo de investigacion cientifica y tecnologica, presenta resultados de la investigacion de tipo descriptiva en el area del derecho y la educacion, titulada <<Los reglamentos de convivencia en las Instituciones Educativas del Nivel Secundario en la Region Metropolitana Norte reconocen a las y los adolescentes como sujetos de derecho?>>, (Convocatoria 2016, Vicerrectorado de Extension e Investigacion de la Universidad de San Isidro) realizada por la autora de marzo de 2016 hasta Agosto de 2017, como miembro del equipo de investigadores de la Universidad de San Isidro, Buenos Aires, Argentina. Area de conocimiento: Ciencias Sociales. Subarea: Ciencias de la Educacion.

** Abogada de la Universidad de Buenos Aires, Argentina, Magister en Derecho de los Negocios, de la Universidad Adolfo Ibanez, Chile, Profesora y Directora de la carrera de Abogacia e Investigadora de la Universidad de San Isidro <<Dr. Placido Marin>>. Orcid: 0000-0002-9231-7165. Correo electronico: ochoalaura@hotmail.com

(1) Los autores emplean la sigla NNA para referirse a los ninos, ninas y adolescentes.

(2) Es en este contexto que se dicta la Ley No 5650 (Congreso de la Nacion Argentina, 1951) de Educacion de la Provincia de Buenos Aires Texto Ordenado 1955, la Resolucion 6013/58 Reglamento General de Escuelas Publicas, y la Resolucion 1709 (Provincia de Buenos Aires, 1958b) Reglamento General para Establecimientos de Ensenanza Media (Normal y Comercial) de la Provincia de Buenos Aires. Dicha ley propone una educacion primaria obligatoria y gratuita. El incumplimiento por parte de los padres los haria pasibles de multa e incluso arresto. Tambien preve una educacion dividida por sexo. Una educacion pre y pos-primaria voluntarias, esta ultima dedicada a la preparacion para el trabajo o para la continuacion de los estudios en el caso de los varones, y para los quehaceres domesticos y del hogar, urbano o rural segun el caso, para las ninas. La Resolucion 6013/58, con un lenguaje marcadamente militarista nos hablara de ninos <<desertores>>, de formacion a la voz de <<firmes>> y de cursos dirigidos bajo <<una sola voz de mando>>. La norma preve Grados A para ninos de aprendizaje lento. El Director de la escuela debera llevar un registro de los alumnos desertores que seran <<dados de baja>>. Hablara de la <<reincidencia>> de los ninos que han sido expulsados de otra institucion. Todas estas conceptualizaciones estan vinculadas al paradigma de infancia irregular o peligrosa.

(3) Decreto 4182 (Provincia de Buenos Aires, 1988). Boletin Oficial, La Plata, 5 de agosto de 1988. <<Articulo 2: El Consejo de Escuela es un cuerpo representativo de todos los sectores de cada comunidad educativa, con atribuciones consultivas y ejecutivas que hacen al ambito exclusivo de su funcionamiento, y su finalidad principal es promover la organizacion de la misma, estimulando su protagonismo, unidad, vinculacion, convivencia solidaria y participacion>>.

(4) Estamos en los albores de la redaccion de la CDN, y su incorporacion a nuestra legislacion nacional en el ano 1990.

(5) Los AIC deberan tener la siguiente estructura formal (Presentacion a la comunidad educativa, Resena Institucional, Fundamentos y objetivos, Procedimiento de creacion y revision. A su vez, el cuerpo del AIC debera contener las normas que rigen la tarea educativa, sanciones previstas para las faltas a esas normas y los mecanismos de evaluacion de las faltas, los CIC y su funcionamiento. Otros aspectos a ser tenidos en cuenta a la hora de construir estos acuerdos: garantizar la obligatoriedad del nivel secundario; adecuacion de las pautas a las reglas que rigen fuera del entorno escolar; evitando adjudicar a los adolescentes responsabilidades y sanciones mayores, reconocer el conflicto como parte constitutiva de la realidad escolar; uso del tiempo y del espacio escolar como un lugar de pertenencia de los jovenes, habilitando su uso para actividades extraprogramaticas; separacion entre violencia e indisciplina. ; pasar del abordaje de los conflictos desde el prejuicio de la violencia tributaria de los jovenes, al abordaje de las relaciones humanas y sus contextos, y a la prevencion de la violencia en el ambito educativo; abordaje de situaciones que requieran pautas especificas dentro de una cultura institucional propia.

(6) Res. 1709/09 Anexo I <<si se entiende que la ley en el campo de la intersubjetividad no se transmite de modo despojado, sino a traves de los adultos, guardianes de la ley (Frazer, 1955) y pensadores de la cultura (Hassoun, 1996), los docentes adquieren entonces un lugar central en las maneras de habilitar u obstaculizar la relacion que los adolescentes entablan con la ley y los modos en que se apropian de ella. Asi, la legalidad que pone a circular la escuela a traves de la mediacion de los adultos, es un espacio constituyente de subjetividad>>.

(7) Res. 1709/09, Anexo 2.

(8) Las actuaciones de este organo deberan constar en un libro de actas que se llevara a tal efecto. El CIC se reunira bimensualmente. Se llevara un cronograma de reuniones. La orden del dia debera ser comunicada a los miembros de la comunidad educativa. No queda clara la intencionalidad de este pie de pagina. Es continuidad de lo que se viene diciendo? es ampliacion?...

(9) La Lic. Elsa Luna, quien ha sido entrevistada, esta a cargo de la Jefatura de la Region 6 de la Direccion Provincial de Escuelas de gestion estatal de la Provincia de Buenos Aires y Cristina Roffe ocupa identico cargo para las escuelas de gestion privada.

(10) Algunas Instituciones han optado por incluir el texto completo del AIC en la web de la escuela.

(11) La sigla NNyA se emplea para referirse a ninos, ninas y adolescentes

(12) <<Participar y expresar libremente su opinion en los asuntos que les conciernen y en aquellos que tengan interes.>>
Tabla 1. Instituciones de Educacion Secundaria de Gestion
por partido de la Region 6

                         Gestion             Gestion
                         Privada             Estatal

San Isidro        57     1 tecnica    24     4 tecnicas
San Fernando      20     1 tecnica    25     3 tecnicas
Tigre             46     3 tecnicas   51     5 tecnicas
Vicente Lopez     48     1 tecnica    21     4 tecnicas

Total region 6    171    6            121    16

Datos provistos por la Direccion de Cultura y Educacion
Provincial, Direccion Provincial de Planeamiento y Direccion
de Informacion y Estadistica.
COPYRIGHT 2019 Centro Internacional de Education y Desarrollo Humano (Cinde) y Universidad de Caldas
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2019 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Ochoa, Maria Laura
Publication:Revista Latinoamericana de Ciencias Sociales, Ninez y Juventud
Article Type:Ensayo
Date:Jan 1, 2019
Words:8179
Previous Article:Discourse of the Chilean state the protection of children and young people's rights/ Discurso estatal chileno en la proteccion de los derechos de...
Next Article:Indiscriminate custody as a privileged concept in relation to exclusive custody as a form of unilateral custody/ La custodia indistinta, como...
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters