Printer Friendly

Participacion social y politica en Internet y brecha generacional.

El rapido crecimiento experimentado por la revolucion de las nuevas tecnologias de informacion y, en especial, el uso de Internet a finales del siglo pasado ha permitido el surgimiento de nuevas formas de participacion politica (Valencia, 2011). Movilizaciones como la primavera arabe o el 15-M, cuyo objetivo central se relaciona con la defensa de la democracia, serian impensables sin comportamientos relacionados con el envio/respuesta de mensajes de texto, la utilizacion de foros de discusion o la distribucion de informacion via e-mail (Anduiza, Cristancho & Sabucedo, 2014; Delfino & Valencia, 2014). Las nuevas tecnologias han provocado una revolucion en la forma de producir, consumir, construir la identidad y relacionarse (Anduiza, Contijoch, Gallego & Salcedo, 2010). Un cambio de tal magnitud y profundidad como el que esta produciendo la adopcion de nuevas tecnologias sobre la economia, la sociedad o la cultura tambien afecta de manera significativa la relacion de los ciudadanos con la politica.

Sin embargo, para algunos autores (e.g., Halupka, 2016), la literatura existente sobre participacion politica tiene dificultad para comprender y explicar las nuevas formas de participacion politica, a menudo asociadas con la proliferacion de la tecnologia digital, que estan cambiando la forma en que la gente ve y se involucra con la democracia. Internet se ha convertido en parte de la vida cotidiana de millones de personas. Segun Villatoro y Silva (2005), Internet es bastante mas que una plataforma tecnologica para el intercambio de informacion, consiste en una tecno-estructura cultural comunicativa, que permite la resignificacion de las experiencias, del conocimiento y de las practicas de interaccion humana. No obstante, suelen plantearse dos posiciones contrapuestas en relacion a las consecuencias de Internet (cf. Araya Dujisin, 2005; Colombo, 2006). Para algunos, constituye una herramienta al servicio de la homogeneizacion y hegemonia cultural que facilita la reproduccion de las inequidades existentes (e.g. Bouza, 2003). Para otros, representa la promesa del bienestar en distintos ambitos del desarrollo, como la educacion, la superacion de la pobreza, el mejoramiento de la gestion publica a traves del gobierno, la promocion del capital social, la creacion de ciudadania, la proteccion de los derechos humanos y el fortalecimiento de la democracia (Porras, 2005).

El hecho de que la poblacion este dividida entre aquellos que acceden a esta herramienta y aquellos que no tienen esa posibilidad se conoce como brecha digital (DiMaggio & Hargittai, 2001; Norris, 2001; van Dijk, 2006). La brecha digital tiene importantes implicaciones porque refleja y profundiza otro tipo de desigualdades socioeconomicas: el uso de Internet esta fuertemente condicionado por variables como la edad o los estudios (van Deursen & van Dijk, 2015a; Xenos & Moy, 2007), y no se distribuye territorialmente de forma homogenea (Anduiza et al., 2010; Pew Research Center, 2015, Marzo). El acceso a las nuevas tecnologias aparece como un nuevo indicador de desigualdad (Schradie, 2011; van Deursen, van Dijk & ten Klooster, 2015).

En este marco, son aun escasos en Latinoamerica los trabajos que permitan esclarecer que impacto esta teniendo el uso de Internet en el comportamiento politico. El presente trabajo busca analizar las diferencias generacionales en la frecuencia de conexion a Internet, la participacion social y politica en Internet y la discusion politica (hablar de politica) en una muestra de residentes de la zona metropolitana de Buenos Aires. Asimismo, se propone analizar el poder explicativo de la frecuencia de conexion, la participacion social en Internet y el hablar de politica para predecir la participacion politica en Internet.

Participacion en Internet

La conceptualizacion y la medicion de la participacion politica ha sido un tema vibrantemente debatido en el ultimo medio siglo (cf. Delfino & Zubieta, 2010). La llegada de los medios digitales anade parametros importantes para el debate y muestra la emergencia de formas de participacion politica que no estaban incluidas en las tipologias tradicionales (cf. Gil de Zuniga, Veenstra, Vraga & Shah, 2010). Segun Theocharis (2015) los medios digitales posibilitan la aparicion de nuevas y creativas formas de participar en la vida social y politica. Un ejemplo de estas nuevas formas de participacion politica es el activismo informativo conceptualizado por Halupka (2016) al estudiar las protestas turcas. Los usuarios de Internet se dedican a la politica en un nivel muy personal, renunciando a la accion colectiva centrada en la sociedad civil por un enfoque orientado al proyecto. La aparicion de Internet exige una revision del concepto de participacion politica por la razon evidente de que la gente puede ahora participar politicamente desde Internet.

Dos perspectivas se han planteado en el estudio de la relacion entre la participacion politica y el uso de Internet: la optimista y la pesimista. Segun la perspectiva optimista, el uso de Internet incrementa los niveles de participacion politica sugiriendo que Internet afecta positivamente la recogida de informacion politica y las actividades politicas (Davis, 1999; Hill & Hughes, 1998; Norris, 2001). Segun la vision pesimista, Internet no tendria efecto en la participacion politica en general porque el mero uso no hace que las personas se interesen por la politica (Bimber, 1999; Iyengar, 2001).

En la actualidad, respecto de la influencia de las nuevas tecnologias, Anduiza et al. (2010) organizan los planteos en tres perspectivas: (a) quienes sostienen que permiten un rapido acceso a la informacion politica y a sus representantes, ayudando a un mayor acercamiento de la poblacion a la politica; (b) los que entienden que el uso de Internet deshumaniza, desvinculando a las personas de su entorno inmediato, llevando al desinteres por los asuntos publicos y a la conexion a la red orientada al entretenimiento; y (c) los que subrayan que la introduccion de las nuevas tecnologias no produce cambios significativos en las opiniones y los comportamientos de los ciudadanos.

Estudios recientes han buscado aportar evidencia que ayude a esclarecer esta cuestion. Una nueva forma de participacion ciudadana, y orientada al entretenimiento, se ha vehiculizado en Internet a partir de la red social Facebook. Un estudio realizado con jovenes griegos hallo que Facebook tiene consecuencias negativas sobre las formas tanto online como offline de participacion politica y civica (Theocharis & Lowe, 2015). Otros estudios (cf. Theocharis & Quintelier, 2014) observaron relaciones positivas, aunque debiles o moderadas, entre la utilizacion de sitios de redes sociales y la participacion civica y politica, concluyendo que la mayor equiparacion en el acceso a Internet muestra un potencial genuino de participacion politica. Especificamente, Theocharis, Barbera, Fazekas y Popa (2015) senalan que Twitter es una plataforma de importante potencial para mejorar la disponibilidad de la informacion y hacer viables debates interactivos entre politicos y ciudadanos.

En esta misma linea, sobre la base de un estudio realizado en el Reino Unido, Gibson, Lusoli y Ward (2005) afirman que Internet esta incrementando la cantidad de personas politicamente activas, concretamente en terminos de llegar a grupos que son normalmente inactivos o menos activos en las formas convencionales u offline de la participacion politica. Sin embargo, no seria el tiempo invertido en Internet lo que llevaria a una propension a participar en la vida publica, sino que habria que analizar otras variables como las actividades efectuadas en Internet (Quintelier & Vissers, 2008). Segun McDonald (2008), la frecuencia con que la gente, especialmente los mas jovenes, busca informacion politica en Internet ha ido en aumento y continua creciendo. La ciudadania digital es mas elevada entre los jovenes. Los jovenes, que suelen presentar niveles mas bajos de participacion civica y politica (Mossberger, Tolbert & McNeal, 2008)., exhiben mayor probabilidad de buscar noticias politicas en Internet y en participar activamente en politica a traves de Internet. En este contexto, se plantea la primera hipotesis de investigacion:

H1: La generacion mas joven, los menores de 34 anos, presentan un mayor nivel de conexion y frecuencia de realizacion de actividades en internet, tanto sociales como politica, que los adultos de mayor edad. Discusion politica

El nivel de curiosidad que la politica suscita en los ciudadanos, por ejemplo, hablar de politica, permite distinguir entre sujetos politicamente activos y pasivos, y es central en los esquemas que unen los factores psicosociales a las actitudes y conductas politicas (van Deth, 1990). La discusion politica, entendida como "examinar atentamente y particularmente una materia politica con una o mas personas" (Gil de Zuniga, 2017, p. 66) contribuye a construccion de un sistema deliberativo. Discutir sobre politica se asocia la confianza en las propias habilidades y suele predecir una mayor participacion (Gil de Zuniga, Barnidge & Scherman, 2017; Gil de Zuniga, Diehl & Ardevol-Abreu, 2017). La discusion es una de los medios que los grupos tienen para tomar decisiones basadas en un razonamiento interpersonal y, en lo que hace al uso de Internet, la discusion y el intercambio de mensajes politicos es una forma de razonamiento que se da como resultado de la exposicion a los medios (Ardevol-Abreu, Diehl & Gil de Zuniga, 2017).

Campos (2011) explica que pueden distinguirse dos posturas en torno la discusion politica en Internet: los que dicen que Internet fomenta la deliberacion, el acercamiento y el interes, y los que consideran que no solo no promueve la participacion, sino que ademas reduce el interes de los electores por los temas politicos manteniendose la misma distancia que separaba a gobernantes de gobernados en el pasado. Xenos y Moy (2007) hallan que el uso de Internet tiene un efecto directo sobre la exposicion y adquisicion de informacion politica pero tambien muestran que hay un patron mas complejo: en quienes presentan un mayor interes por la politica el uso de Internet tiene un efecto mayor sobre la busqueda y adquisicion de informacion. Por su parte, Wang (2007) verifica, sobre la base de una muestra representativa de Taiwan, que el uso politico de Internet fortalece el interes por la politica y a sentimientos de confianza y eficacia que hacen a la persona mas propensa a participar en campanas y en politica. Un estudio desarrollado por el Centro de Investigaciones Sociologicas de Espana (Borge, Cardenal & Malpica, 2012) encontro que el uso de Internet tiene un efecto positivo sobre la participacion, independientemente del interes por la politica, y que los usuarios de Internet que son habilidosos con este medio no necesitan estar motivados o interesados en la politica para participar, al menos en una actividad politica por Internet. Por su parte, Lupia y Philpot (2005) plantean que Internet no es un bloque con el que la gente interactua en su conjunto, las personas interactuan con sitios web especificos y explican que el efecto de Internet sobre el interes por la politica depende de los sitios web visitados, la edad y de como las personas evaluan ese sitio especifico. En el contexto latinoamericano, Rottenbacher y Cordova (2014), en base a una muestra representativa de la ciudad de Lima, encontraron que la utilizacion de Internet, ya sea para discutir de politica o participar politicamente, es aun incipiente. Para estos autores, no todas las personas se muestran dispuestas a deliberar politicamente en Internet. Aquellos con una orientacion ideologica relacionada con la intolerancia a la ambiguedad y a la incertidumbre serian mas renuentes a exponerse en un ambiente tan diverso como Internet. En este sentido, se propone que:

H2: La generacion de mayor edad, quienes tienen mas 50 anos, presentan una mayor frecuencia de hablar de politica que los que tienen menor edad.

Por ultimo, y en lo que hace la posibilidad de explicar la participacion politica en Internet, se plantea el siguiente interrogante:

P1: Cuando se busca explicar la participacion politica online, ?el poder predictivo de la frecuencia de conexion a internet, la actividad social online y el hablar de politica es distinto segun el grupo generacional que se considere?

Metodo

El diseno de la investigacion fue transversal, retrospectivo ex-postfacto con un solo grupo y multiples medidas (Montero & Leon, 2007). Se trata de una encuesta analitica con una muestra no probabilistica. Participantes

La muestra no probabilistica intencional estuvo compuesta por 502 participantes residentes en la zona metropolitana de Buenos Aires. Un 51.4% eran mujeres y un 48.6% eran hombres. La media de edad fue de 34.03 (DE=15.29), siendo el rango de edad 18-67 y la mediana igual a 25 anos. En lo relativo a la autopercepcion de nivel socioeconomico, en una escala de 1 (muy bajo) a 10 (muy alto), se obtuvo una media de 7.54 (DE=1.36), la mediana 8 y solo un 2.4% se identifico de nivel socioeconomico medio-bajo (marco 4 o menos). Las generaciones se establecieron teniendo en cuenta lo planteado por Shah, Kwak y Holvert (2001) agrupandose a los participantes en tres categorias generacionales: millennial generation (MG), generation x (GX) y baby boom generation (BBG). La clasificacion se efectuo utilizando la fecha de nacimiento segun lo recomendado por el Pew Research Center (2015, Septiembre). Asi, la MG quedo integrada por participantes con edades comprendidas entre 18 y 33 (291 participantes) al momento del relevamiento de datos (ano 2015), la GX con edades entre 34 y 49 (77 participantes) y la BBG con edades entre 50 y 68 (134 participantes). La descompensacion entre los grupos etarios se corresponde con la tasa de respuesta de cada una de las generaciones consideradas.

Medicion

Se utilizo un cuestionario auto-administrado integrado por distintas preguntas y secciones de la cuales aqui solo se reportan las relativas a los objetivos planteados. Para medir la frecuencia de conexion a Internet se efectuaron tres preguntas: (a) ?Cuantos dias a la semana Ud. se conecta a Internet? Con un continuo de respuesta de 0 dias a 7 dias, (b) En un dia tipico, ?cuantas horas esta Ud. conectado a Internet? Para la cual el participante indicaba la cantidad de horas, y (c) En el transcurso de un dia normal, ?Ud. siempre esta conectado a Internet? Con una opcion de respuesta dicotomica: 0 = no y 1 = si. Sobre la base de estas tres preguntas se calculo una nueva variable, conexion, que es el producto de darle a cada variable un peso igual a 1 y sumarlas (formula utilizada: valor en a / 7 + valor en b / 24 + valor en c). De esta forma, el indice de conexion a Internet oscila entre 0 y 3.

Para conocer las actividades realizadas en Internet, se les presento una lista con diez actividades: cinco sociales y cinco politicas. El continuo de respuesta fue de 1 = nunca a 5 = siempre. Las actividades sociales evaluadas son: (a) leer lo que postean otros, (b) postear sus comentarios, (c) mirar videos creados por otros, (d) seguir y compartir links de sitios de Internet en los medios sociales, y (e) compartir informacion no politica en Internet (comercial, social). Las actividades politicas son: (a) firmar o compartir una peticion en Internet, (b) compartir informacion politica en Internet (noticias, fotos, videos, etc.), (c) poner "me gusta" o seguir temas o grupos politicos en los medios sociales, (d) unirse a un grupo politico o a un grupo relacionado con una causa social en los medios sociales, y (e) crear un grupo politico o relacionado con una causa social en los medios sociales. Sobre la base de estas actividades se calcularon dos variables: actividad social online y actividad politica. Ambas resultan del promedio de las cinco actividades sociales y politicas, respectivamente.

Por ultimo, se pregunto ?Con que frecuencia Ud. habla de politica con las siguientes personas? Las opciones eran: (a) familia, (b) amigos, (c) companeros de trabajo, (d) vecinos, (e) personas que conoce por primera vez, y (f) personas de otro pais. El continuo de respuesta se establecio entre 1 = nunca y 5 = siempre. Sobre la base de los seis items se calculo la variable hablar de politica (promedio de hablar de politica).

Procedimiento

Para llegar a una muestra mas amplia y heterogenea, se recolectaron los datos a traves de Internet, enviando un e-mail a conocidos, que a su vez contactaron a otros conocidos (metodo bola de nieve), donde se proporcionaba un link desde el cual se accedia al cuestionario online. Se utilizo una plataforma de encuestas en linea, que fue programada para que no sea posible contestar mas de una vez desde un mismo dispositivo (computadora, tableta, celular, etc.). El tiempo promedio necesario para completar el cuestionario fue de 30 minutos. La participacion fue voluntaria y anonima, y las respuestas fueron recabadas durante el lapso de 25 dias. Antes de comenzar con la encuesta, los participantes debian firmar un consentimiento informado, que cumple con los lineamientos para el comportamiento etico en las Ciencias Sociales y Humanas establecidos por el Consejo Nacional de Investigaciones Cientificas y Tecnicas (CONICET) de Argentina (Res. D. No 2857/06), en el que se les informaba acerca de los propositos de la investigacion.

Analisis de datos

Se efectuaron analisis descriptivos para cada variable analizada y se analizaron las correlaciones entre las mismas, tanto para toda la muestra como por generacion. Para comparar las mismas variables segun generaciones se efectuaron analisis de ANOVA de un factor. Se utilizo este estadistico parametrico ya que, segun la Teoria Central del Limite, se asume una distribucion normal cuando el n es grande (Szretter-Noste, 2013). Finalmente, con el fin de conocer si el hablar de politica, las actividades sociales online y la conexion a Internet predicen de igual forma las actividades politicas online en la muestra general y en cada una de las generaciones analizadas, se efectuaron analisis de regresion lineal multiple de pasos sucesivos. Se trabajo con el paquete estadisticos SPSS v. 20.0 y para calcular el tamano del efecto se utilizo el paquete estadistico G (*)Power v. 3.1.9.2 (Cardenas & Arancibia, 2014; Faul, Erdfelder, Buchner & Lang, 2009).

Resultados

Los participantes se conectan en promedio 6.46 dias de los siete dias de la semana (DE=1.23) y el 79.1% declaro conectarse todos los dias. En un dia tipico el tiempo medio de conexion es de 8.24 horas (DE = 5.65) y el 41.1% de la muestra declara estar 9 o mas horas al dia conectado, explicando un 67.7% que en el transcurso de un dia normal siempre esta conectado. Las actividades online mas realizadas son las sociales mientras que las actividades politicas presentan una baja frecuencia de realizacion, siendo las mas habituales firmar una peticion y poner "me gusta". Al comparar el promedio de realizacion de las actividades sociales con el de las actividades politica, se obtiene que la diferencia entre las mismas es significativa (t (501) = 26.41; p < 0.01; IC95% [0.90,1.05]; d = 1.18). Por su parte, un 74,1% de los participantes dice no hablar nunca o pocas veces de politica.

La Tabla 1 presenta los datos descriptivos para cada una de las escalas consideras y las correlaciones entre estas, tanto para toda la muestra general como para cada grupo etario. En lo que hace a la relacion entre las variables, se observa una relacion positiva y significativa entre, por un lado, la frecuencia de conexion a Internet y la realizacion de actividades sociales en Internet, y, por otro lado, la realizacion de actividades sociales en Internet y la realizacion de actividades politicas en Internet. Tambien se detecta una relacion positiva entre hablar de politica y realizar actividades politicas en Internet, aunque esta asociacion no es significativa para el caso de la GX.

Diferencias por generacion

La Tabla 2 presenta los resultados obtenidos para la comparacion segun generacion en las distintas variables. La GM exhibe un mayor promedio de conexion y realizacion de actividades sociales online que la GX y la BBG. En lo que hace a las actividades politicas online, la MG muestra una mayor realizacion que la GX. Mientras que la BBG habla mas de politica que la MG.

Determinantes de la actividad politica online

Con el fin de establecer el poder explicativo que la frecuencia de conexion a Internet, la actividad social online y el hablar de politica pueden tener sobre la actividad politica online se procedio a efectuar una regresion lineal multiple por pasos sucesivos tanto con la muestra total como con cada una de las generaciones (ver Tabla 3).

Se encontro que las tres variables explican la actividad politica online en la GM. Sin embargo, para las otras dos generaciones, la frecuencia de conexion a internet resulta no significativa y el hablar de politica no es significativo para la GX.

Discusion

Los participantes de este estudio presentan una alta frecuencia de conexion a Internet, posiblemente mayor que la del promedio de la poblacion de la region. Se trata de usuarios de Internet que contestaron el cuestionario por esa via. Asimismo, es importante tener en cuenta que los mismos se identificaron como de nivel socioeconomico medio-alto y se sabe que mayores ingresos se asocian a un mayor uso de Internet (Anduiza et al., 2010; van Deursen et al., 2015). Esta preferencia por Internet--comprendida a traves de la cantidad de tiempo que estan conectados--, corrobora lo hallado por el Pew Research Center (2015, Marzo) que senala que "una vez conectados, los usuarios de los paises emergentes y en desarrollo adoptan las redes sociales como actividad digital preferida" (p. 6).

Las diferencias entre las tres generaciones analizadas son claras, los menores de 34 anos presentan una frecuencia de conexion mayor, al tiempo que tambien realizan mas actividades sociales y politicas online, y menor frecuencia de hablar de politica. Estudios previos senalaban una mayor utilizacion de Internet entre los mas jovenes, especialmente atribuida a mayores habilidades (van Deursen & van Dijk, 2015a). No obstante, Anduiza et al. (2010), al trabajar solo con usuarios de Internet, verificaban una correlacion positiva entre edad y realizacion de actividades politicas online que los resultados aqui analizados contradicen.

Van Dijk (2006) y van Deursen & van Dijk (2015b) plantean que para analizar la brecha digital es necesario tener en cuenta cuatro niveles de acceso: (a) la motivacion, el interes, (b) el acceso fisico, conectarse, (c) las habilidades, y (d) el uso. En terminos de conexion, es decir con que frecuencia se conectan, la MG presenta mayor utilizacion que las otras generaciones. Manteniendose esta tendencia al considerar actividades, tanto sociales como politicas, realizadas en Internet. De forma contraria, al considerar la frecuencia de discusion politica, operacionalizada a partir de la frecuencia con que los participantes declaran hablar de politica, es la generacion de mayor edad, la BBG, es la que presenta mayores indices.

A la hora predecir la participacion politica online, el analisis en funcion de las generaciones senala su relevancia en los estudios sobre el uso de Internet y la participacion politica. Si bien para las tres generaciones el efectuar actividades sociales en Internet resulta central, el hablar de politica, en tanto intercambio de opiniones o puntos de vista con otros, no parece ser relevante, especialmente para la GX. Asimismo, la frecuencia de discusion politica resulta ser la unica variable de las tres consideradas que explica la participacion politica en Internet cuando se considera a la generacion de mayor edad, la BBG.

Queda pendiente para futuras investigaciones abordar la pregunta relativa a si existe relacion entre la participacion politica online y la participacion politica offline, y si la hay, cual es el sentido de esta relacion. ?Podra la participacion politica online favorecer el interes e incentivar la participacion politica offline? El estudio de Rottenbacher y Cordova (2014) demuestra que el discutir de politica offline favorece el intercambio de opiniones online y no al reves. Nuevos estudios deberan analizar si existe algun tipo de relacion causal entre ambos tipos de deliberacion y participacion politica.

Con frecuencia la baja participacion de los jovenes en politica convencional se interpreta como un indicador de menor compromiso civico (cf. Varela, Martinez & Cumsille, 2015). Sin embargo, los resultados aqui analizados indican que si bien ese menor interes relativo por los temas politicos (hablan menos de politica) puede ser cierto, la MG si realiza actividades politicas en Internet. Las nuevas tecnologias, e Internet en particular, son relevantes a la hora de considerar la participacion politica de las nuevas generaciones.

Con relacion a las limitaciones, la muestra de este estudio es intencional y solo ha incluido participantes de la zona Metropolitana. Asimismo, es importante senalar que los grupos generacionales tienen distinta cantidad de participantes. Para proximas investigaciones se propone, ademas de balancear la proporcion de participantes en cada generacion, ampliar la muestra a otros territorios del pais y comprobar la brecha digital y su relacion con la participacion politica a partir de la region geografica. Tambien seria deseable incorporar en el estudio participantes con distintos niveles socioeconomicos.

Referencias

Anduiza, E., Contijoch, M., Gallego, A. & Salcedo, J. (2010). Internet y participacion politica en Espana. Madrid: Centro de Investigaciones Sociologicas. Recuperado de http://libreria.cis.es/static/pdf/OyA63a.pdf

Anduiza, E., Cristancho, C. & Sabucedo, J. M. (2014). Mobilization through online social networks: the political protest of the Indignados in Spain. Information, Communication & Society, 17(6), 750-764. https://doi.org/10.1080/1369118X.2013.808360

Araya Dujisin, R. (2005). Internet, politica y ciudadania. Nueva Sociedad, 195, 56-71. Recuperado de http://biblioteca2012. hegoa.efaber.net/system/ebooks/14976/original/Gobierno_Electronico_y_Democracia.pdf

Ardevol-Abreu, A., Diehl, T. & Gil de Zuniga, H. (2017). Antecedents of internal political efficacy incidental news exposure online and the mediating role of political discussion. Politics, 1-19. https://doi.org/10.1177/0263395717693251

Bimber, B. (1999). The Internet and citizen communication with government: does the medium matter? Political Communication, 16(4), 409-428. https://doi.org/10.1080/105846099198569

Borge, R., Cardenal, A. S. & Malpica, C. (2012). El impacto de Internet en la participacion politica: revisando el papel del interes politico. ARBOR Ciencia, Pensamiento y Cultura, 188(756), 733-750. https://doi.org/10.3989/arbor.2012.756n4008

Bouza, F. (2003). Tendencias a la desigualdad en Internet: la brecha digital (digital divide) en Espana. En J. Tezanos, J. Tortosa & A. Alaminos (Eds.). Tendencias en desvertebracion social y en politicas de solidaridad (pp. 93-121). Madrid: Sistema.

Campos, E. (2011). La ciberdemocracia en el Congreso de los Diputados (2004-2008). Madrid: Congreso de los Diputados.

Cardenas, M. & Arancibia, H. (2014). Potencia estadistica y calculo del tamano del efecto en G (*)Power: complementos a la prueba de significacion estadistica y su aplicacion en psicologia. Salud & Sociedad, 5(2), 210-224. https://doi.org/10.22199/S07187475.2014.0002.00006

Colombo, C. (2006). Innovacion democratica y TIC, ?hacia una democracia participativa? Revista de Internet, Derecho y Politica, 3, 28-40. Recuperado de http://www.uoc.edu/idp/3/dt/esp/colombo.pdf

Davis, R. (1999). The web of politics. The Internet's impact on the American political system. Nueva York: Oxford University Press.

Delfino, G. & Valencia, J. F. (2014). Participacion politica. En E. Zubieta, J. F. Valencia & G. Delfino (Eds.), Psicologia social y politica: procesos teoricos y estudios aplicados (pp. 255-295). Buenos Aires: Eudeba.

Delfino, G. & Zubieta, E. (2010). Participacion politica: concepto y modalidades. Anuario de Investigaciones, 17, 211-220.

DiMaggio, P. & Hargittai, E. (2001). From the 'Digital Divide' to 'Digital Inequality': Studying Internet Use as Penetration Increases. Working Paper #15, Princeton University. Recuperado de http://www.princeton.edu/~artspol/workpap/WP15%20-%20DiMaggio+Hargittai.pdf

Faul, F., Erdfelder, E., Buchner, A. & Lang, A.-G. (2009). Statistical power analyses using G (*)Power 3.1: Tests for correlation and regression analyses. Behavior Research Methods, 41(4), 1149-1160. https://doi.org/10.3758/BRM.41.4.1149

Gibson, R. K., Lusoli, W. & Ward, S. (2005). Online participation in the UK: testing a 'contextualised' model of Internet effects. British Journal of Politics and International Relations, 7(4), 561-583. https://doi.org/10.1111/j.1467-856x.2005.00209.x

Gil de Zuniga, H. (2017). Los atributos de la discusion politica interpersonal como antecedentes de la elaboracion cognitiva. Revista Espanola de Investigaciones Sociologicas, 157, 65-84. https://doi.org/10.5477/cis/reis.157.65

Gil de Zuniga, H., Barnidge, M. & Scherman, A. (2017). Social media social capital, offline social capital, and citizenship: Exploring asymmetrical social capital effects. Political Communication, 34(1), 44-68. https://doi.org/10.1080/10584609.2016.1227000

Gil de Zuniga, H., Diehl T. & Ardevol-Abreu, A. (2017). Internal, external, and government political efficacy: effects on news use, discussion, and political participation. Journal of Broadcasting & Electronic Media, 61(3), 574-596. https://doi.org/10.1080/08838151.2017.1344672

Gil de Zuniga, H., Veenstra, A., Vraga, E. & Shah, D. (2010). Digital democracy: Reimagining pathways to political participation. Journal of Information Technology & Politics, 7(1), 36-51. https://doi.org/10.1080/19331680903316742

Halupka, M. (2016). The rise of information activism: how to bridge dualisms and reconceptualise political participation. Information, Communication & Society. Publicado online, 10 de enero, 1-17. https://doi.org/10.1080/1369118X.2015.1119872

Hill, K. A. & Hughes, J. E. (1998). Cyberpolitics: citizen activism in the age of the Internet. Lanham, Md.: Rowman and Littlefield.

Iyengar, J. (2001). The method is the message. Political Communication, 18(2), 225-229. https://doi.org/10.1080/105846001750322998

Lupia, A. & Philpot, T. S. (2005). Views from inside the net: how websites affect young adults' political interest. The Journal of Politics, 67(4), 1122-1142. https://doi.org/10.1111/j.1468-2508.2005.00353.x

McDonald, J. (2008). The benefits of society online: civic engagement. En K. Mossberger, C. J. Tolbert & R. S. McNeal, Digital citizenship: The Internet, society, and participation (pp. 47-66). Cambridge: MIT Press.

Montero, I. & Leon, O. G. (2007). A guide for naming research studies in Psychology. International Journal of Clinical and Health Psychology, 7(3), 847-862. Recuperado de http://www.aepc.es/ijchp/articulos_pdf/ijchp-256.pdf

Mossberger, K., Tolbert, C. J. & McNeal, R. S. (2008). Digital citizenship: The Internet, society, and participation. Cambridge: MIT Press.

Norris, P. (2001). Digital divide: civic engagement, information poverty, and the Internet worldwide. Cambridge: Cambridge University Press. https://doi.org/10.1017/CBO9781139164887

Pew Research Center (2015, Marzo). Internet seen as positive influence on education but negative influence on morality in emerging and developing nations. Recuperado de http://www.pewglobal.org/files/2015/03/Pew-Research-Center-Technology-Report-FINAL-March-19-20151.pdf

Pew Research Center (2015, Septiembre). The whys and hows of generations research. Recuperado de http://www.people-press.org/2015/09/03/the-whys-and-hows-of-generations-research/generations_2/

Porras, J. I. (2005). Internet y las nuevas oportunidades para la deliberacion publica en los espacios locales. Nueva Sociedad, 195, 56-71. Recuperado de http://biblioteca2012.hegoa.efaber.net/system/ebooks/14976/original/Gobierno_Electronico_y_Democracia.pdf

Quintelier, E. & Vissers, S. (2008). The effect of Internet use on political participation. An analysis of survey results for 16-year-olds in Belgium. Social Science Computer Review, 26(4), 411-427. https://doi.org/10.1177/0894439307312631

Rottenbacher, J. M. & Cordova, C. (2014). El Autoritarismo y la justificacion de la inequidad como condicionantes ideologicos de los niveles de deliberacion y participacion politica. Avances en Psicologia Latinoamericana, 32(3), 495-513. https://doi.org/10.12804/apl32.03.2014.10

Schradie, J. (2011). The digital production gap: the digital divide and Web 2.0 collide. Poetics, 39(2), 145-168. https://doi.org/10.1016/j.poetic.2011.02.003

Shah, D. V., Kwak, N. & Holvert, R. L. (2001). "Connecting" and "disconnecting" with civic life: patterns of Internet use and production of social capital. Political Communication, 18(2), 141-162. https://doi.org/10.1080/105846001750322952

Szretter-Noste, E. (2013). Apunte de regresion lineal. Buenos Aires: Universidad de Buenos Aires. Recuperado de http://mate.dm.uba.ar/~meszre/apunte_regresion_lineal_szretter.pdf

Theocharis, Y. & Lowe, W. (2015). Does Facebook increase political participation? Evidence from a field experiment. Information, Communication & Society. Publicado online, 17 de Diciembre, 1-32. https://doi.org/10.1080/1369118X.2015.1119871

Theocharis, Y. & Quintelier, E. (2014). Stimulating citizenship or expanding entertainment? The effect of Facebook on adolescent participation. New Media & Society. Publicado online, 27 de Agosto, 1-20. https://doi.org/10.1177/1461444814549006

Theocharis, Y. (2015). The Conceptualization of Digitally Networked Participation. Social Media + Society, 1(2), 1-14. https://doi.org/10.1177/2056305115610140

Theocharis, Y., Barbera, P., Fazekas, Z. & Popa, S. A. (2015, Septiembre). A bad workman blames his tweets. The consequences of citizens' uncivil twitter use when interacting with party candidates. 2015 Annual Meeting of the American Political Science Association, San Francisco, CA.

Valencia, J. F. (2011). Mobilization: Peaceful and Violent. En D. Christie (Ed.), The Encyclopedia of Peace Psychology (pp. 161). Hoboken, NJ: Wiley. https://doi.org/10.1002/9780470672532.wbepp161

van Deth, J. W. (1990). Interest in politics. En M. K. Jennings, J. W. van Deth, S. H. Barnes, D. Fuchs, F. L. Heunks, R. F. Inglehart,... J. J. A. Thomassen (Eds.), Continuities in political action: a longitudinal study of political orientations in three Western democracies (pp. 275-312). Berlin- New York: De Gruyter and Aldine.

van Deursen, A. & van Dijk, J. (2015a). Internet skill levels increase, but gaps widen: a longitudinal cross-sectional analysis (2010-2013) among the Dutch population. Information, Communication & Society, 18(7), 782-797. https://doi.org/10.1080/1369118X.2014.994544

van Deursen, A. & van Dijk, J. (2015b). Toward a multifaceted model of Internet access for understanding digital divides: an empirical investigation. The Information Society, 31(5), 379-391. https://doi.org/10.1080/01972243.2015.1069770

van Deursen, A., van Dijk, J. & ten Klooster, P. M. (2015). Increasing inequalities in what we do online: a longitudinal cross sectional analysis of Internet activities among the Dutch population (2010 to 2013) over gender, age, education, and income. Telematics and Informatics, 32(2), 259-272. https://doi.org/10.1016/j.tele.2014.09.003

van Dijk, J. (2006). Digital divide research, achievements and shortcomings. Poetics, 34(4-5), 221-235. https://doi.org/10.1016/j.poetic.2006.05.004

Varela, E., Martinez, M. L. & Cumsille, P. (2015). ?Es la participacion politica convencional un indicador del compromiso civico de los jovenes? Universitas Psychologica, 14(2), 715-730. https://doi.org/10.11144/Javeriana.upsy14-2.eppc

Villatoro, P. & Silva, A. (2005). Estrategias, programas y experiencias de superacion de la brecha digital y universalizacion del acceso a las nuevas tecnologias de informacion y comunicacion (TIC). Un panorama regional. Santiago de Chile: CEPAL, Naciones Unidas.

Wang, S.-I. (2007). Political use of the Internet, political attitudes and political participation. Asian Journal of Communication, 17(4), 381-395. https://doi.org/10.1080/01292980701636993

Xenos, M. & Moy, P. (2007). Direct and differential effects of the Internet on political and civic engagement. Journal of Communication, 57(4), 704-718. https://doi.org/10.1111/j.1460-2466.2007.00364.x

Gisela Delfino (2), Maite Beramendi (3), Elena Zubieta (4)

Pontificia Universidad Catolica Argentina (2), Universidad de Buenos Aires, Argentina (3,4), CONICET (2,4)

(1) Agradecimientos: Esta investigacion se ha realizado bajo el financiamiento del proyecto PIP11220130100313CO (2014-2019) dirigido por la Prof. Dra. Elena Zubieta.

(2) Doctora en Psicologia, Universidad de Buenos Aires, Argentina. Profesora titular de la Pontificia Universidad Catolica Argentina (UCA). Investigadora adjunta del Consejo Nacional de Investigaciones Cientificas y Tecnicas (CONICET) en el Centro de Investigaciones en Psicologia y Psicopedagogia (CIPP) de la UCA E-mail: gisela_delfino@uca.edu.ar ORCID: https://orcid.org/0000-0002-3732-184X

(3) Doctora en Psicologia, Universidad de Buenos Aires, Argentina. Ayudante de trabajos practicos regular de la Universidad de Buenos Aires (UBA). E-mail: maite.beramendi@gmail. com ORCID: https://orcid.org/0000-0002-6113-5529

(4) Doctora en Psicologia Social, Universidad del Pais Vasco, Espana. Profesora adjunta regular de la Universidad de Buenos Aires (UBA). Investigadora independiente del Consejo Nacional de Investigaciones Cientificas y Tecnicas (CONICET) en la Facultad de Psicologia de la UBA. E-mail: elenazubieta@hotmail.com ORCID: https://orcid.org/0000-0002-8789-737X

https://doi.org/10.18800/psico.201901.007

Recibido: 10 de noviembre, 2017

Revisado: 31 de mayo, 2018

Aceptado: 3 de setiembre, 2018
Tabla 1 Datos descriptivos y correlaciones entre las escalas

                                                  Correlaciones
                    M     DE   [alfa]  Conexion  Actividad  Actividad
                                                 social     politica

Todas las generaciones (n = 502. Para conexion n = 495)
Conexion            1.95  .71  ---     1          .40 (**)   .08
Actividad social    2.76  .88  .80               1           .49 (**)
Actividad politica  1.78  .76  .75                          1
Hablar de politica  2.43  .70  .78
Millennial generation (MG) (n = 291. Para conexion n = 289)
Conexion            2.13  .61  ---     1          .27 (**)   .01
Actividad social    3.06  .77  .73               1           .44 (**)
Actividad politica  1.86  .78  .74                          1
Hablar de politica  2.33  .70  .78
Generation x (GX) (n = 77. Para conexion n = 75)
Conexion            1.82  .75  ---     1          .33 (**)   .08
Actividad social    2.41  .82  .79               1           .47 (**)
Actividad politica  1.55  .67  .78                          1
Hablar de politica  2.40  .71  .83
Baby boom generation (BBG) (n = 134. Para conexion n = 131)
Conexion            1.64  .75  ---     1          .39 (**)   .12
Actividad social    2.32  .89  .83               1           .61 (**)
Actividad politica  1.73  .75  .76                          1
Hablar de politica  2.67  .66  .77

                    Correlaciones
                    Hablar de
                    politica

Todas las generaciones (n = 502. Para conexion n = 495)
Conexion            -.06
Actividad social     .01
Actividad politica   .42 (**)
Hablar de politica  1
Millennial generation (MG) (n = 291. Para conexion n = 289)
Conexion             .04
Actividad social     .11
Actividad politica   .47 (**)
Hablar de politica  1
Generation x (GX) (n = 77. Para conexion n = 75)
Conexion            -.03
Actividad social     .03
Actividad politica   .20
Hablar de politica  1
Baby boom generation (BBG) (n = 134. Para conexion n = 131)
Conexion            -.07
Actividad social     .10
Actividad politica   .50 (**)
Hablar de politica  1

Nota. Para la variable Conexion no se reporta el [alfa] de Cronbach por
tratarse de una escala construida en la base a la suma de 3 items con
distinto nivel de medicion. El coeficiente utilizado en las
correlaciones es r de Pearson y solo se muestran los resultados para la
diagonal superior.
(**) p < .01.

Tabla 2 Conexion, actividades online y hablar de politica segun grupo
generacional

                        Medias
                  MG    GX    BBG

Conexion          2.13  1.82  1.64

Activ. sociales   3.06  2.32  2.76

Activ. politicas  1.86  1.55  1.73

Hablar de         2.33  2.40  2.67
politica

                  F

Conexion          F (2, 492) = 25.90; p < .01; IC95% [1.51, 2.02];
                  f = .78 (a).
Activ. sociales   F (2, 499) = 46.08; p < .01; IC95% [2.68, 2.84];
                  f = .35 (a).
Activ. politicas  F (2, 499) = 5.49; p = .01; IC95% [1.71, 1.85];
                  f = .15 (b).
Hablar de         F (2, 499) = 11.53; p < .01; IC95% [2.37, 2.49];
politica          f = .28 (b).

(a) Prueba post-hoc T3 de Dunnett. (b) Prueba post-hoc Schefe.

Tabla 3 Regresion lineal para actividad politica online

                     Toda la
                     muestra (1)  GM (2)      GX (3)     BBG (4)

Conexion             -.11 (**)    -.13 (**)   Excluida   Excluida
Activ. sociales       .53 (***)    .43 (***)  .49 (***)  .56 (***)
Hablar de politica    .40 (***)    .43 (***)  Excluida   .45 (***)
[R.sup.2] corregida   .42          .39        .23        .56

Nota. Coeficientes estandarizados ([beta]). (1) n = 497. F (3, 491) =
118.52; p < .01; [f.sup.2] = .72. (2) n = 289. F (3, 285) = 61.39; p
<.01; [f.sup.2] = .65. (3) n = 75. F (1, 73) = 23.21; p < .01;
[f.sup.2] = .32. (4) n = 131. F (2,128) = 84.55; p < .01; [f.sup.2] =
1.32. (**) p < .01, (***) p < .001.
COPYRIGHT 2019 Pontificia Universidad Catolica del Peru
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2019 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Delfino, Gisela; Beramendi, Maite; Zubieta, Elena
Publication:Psicologia
Date:Jan 1, 2019
Words:6984
Previous Article:Scale of Coping with Pain for Dancers (COPAIN-Dancer): Construction and validity evidences.
Next Article:Invarianza del Cuestionario de Dependencia Emocional entre sexos y situacion sentimental en universitarios.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2020 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters