Printer Friendly

Paradigmas de "la onda" mexicana: Pasto verde, el libro maldito o el maldito libro de Parmenides Garcia Saldana.

Durante las decadas de los sesentas y los setentas del siglo XX, la literatura mexicana se vio alterada por lo que el establishment literario y social determino como una literatura sin fondo. Es bien sabido que Juan Rulfo, por ejemplo, la llamo una "literatura payasa" y, como consecuencia de la nueva propuesta narrativa, a los exponentes de este tipo de expresion se les acusaba de "Jovenes insolentes que estan armando un escandalo en el mundo intelectual mexicano" (Pasto verde 20). La razon fue que a la par de la floreciente contracultura, un grupo de jovenes escritores se dio a la tarea de romper con todo paradigma establecido en cuanto a codigos de comportamiento y escritura se refiere. Apoyada en un lenguaje y una actitud nunca antes vistos en los circulos intelectuales, se crea un modo de expresion que daria una vuelta mas de tuerca al discurso literario hasta entonces vigente. Asi, entra en juego y por la puerta grande una vertiente nueva de la literatura nacional y, por este medio, se dan a conocer escritores como Jose Agustin, Gustavo Sainz y Parmenides Gracia Saldana, entre los mas conocidos.

Este estilo narrativo, que mas tarde se conoceria como la literatura de "la onda," es atribuido a estos tres escritores quienes, siendo aun adolescentes, narraron su experiencia como jovenes pertenecientes a la clase media alta, capitalinos e inconformes. No estaba en su animo literatizar sus vivencias desde una conciencia filtrada a traves de la experiencia a modo de una memoria, lo que ellos hacian era describir el aqui y ahora, subrayando la rapidez de su existencia merced a las multiples influencias de un ambiente citadino y que ellos consideraban caotico. Durante lo anos sesenta y principios de los setenta la ciudad de Mexico vivia una efervescencia contracultural y hippie, teniendo de contrapeso a los gobiernos represivos de los tristemente celebres presidentes Gustavo Diaz Ordaz primero y Luis Echeverria Alvarez despues ya que, como se sabe, estos dos personajes fueron los principales responsables de la masacre estudiantil en la plaza de Tlatelolco en 1968. (1)

Vale hacer notar que los autores antes mencionados, especificamente Agustin y Sainz, se desmarcaron casi de inmediato de aquel termino en el que se les encasillo. El mas radical en este sentido fue Sainz, quien adopto una postura incluso de rechazo hacia aquella estetica que le habia dado a conocer en la literatura mexicana. Por su parte Agustin, sin una negacion a ultranza como la de Sainz, tambien comenzo a alejarse un tanto de aquella literatura juvenil. Este tipo de expresion habia sido eso precisamente, un periodo pasajero como la juventud lo es y, en este sentido, Agustin reconoce mas que Sainz la nueva faceta que otorgo este periodo a al literatura nacional. Ambos escritores estaban concientes de la naturaleza momentanea, urgente e irresponsable inherente al estilo de sus textos. No asi Parmenides, para quien la literatura como la vida misma debia ser un rompimiento constante con lo establecido. En este sentido seguia a Bertolt Brecht, quien habia afirmado que un estilo nuevo que se convierte en paradigma se vuelve obsoleto. (2) El merito pues, desde nuestra lectura de la literatura de "la onda," fue romper en su momento con el establishment y darle una sacudida al corpus de la literatura nacional. Ademas, el "Par"o "Parme" (como le llamaban sus amigos) andaba tan metido en su rebeldia que nunca tuvo oportunidad de arrepentirse, ni creemos que lo hubiera hecho de haberla tenido. Parmenides Garcia Saldana fue, sin duda, el personaje mas reaccionario de aquella generacion.

Este trabajo se propone destacar la forma en que Pasto verde (1968) se apoya estrictamente en el lenguaje de su personaje, en primera persona, para narrar su entorno y su interior; en las mas de las ocasiones de forma intimista. Asimismo, subraya el tono de la novela: escandaloso, rebelde y, al mismo tiempo, queda claro que al escritor nada ni nadie le importa, incluyendo la calidad literaria de su novela, ya que a ratos parece andar a la deriva, perder el tema y carecer de sentido. Es preciso senalar, sin embargo, que tiene tambien momentos brillantes. Nos interesa acercamos de igual manera a los intersticios del estado mental del personaje alterado por el ambiente que le rodea: el alcohol, la marihuana (de ahi el titulo Pasto verde), el sexo, y el rock. No existe nada mas que sea importante para este nuevo personaje de la narrativa mexicana, valga redundar, que no sea el mismo y su entorno. De paso se declara abiertamente en contra del establishment literario y social utilizando la herramienta mas elemental que es el lenguaje. En este sentido, Carlos Fuentes asegura:

Nuestra literatura es verdaderamente revolucionaria en cuanto le niega al orden establecido el lexico que este quisiera y le pone el lenguaje de la alarma, la renovacion, el desorden y el humor, el lenguaje, en suma, de la ambiguedad: de la pluralidad de significados, de la constelacion de alusiones: de la apertura. (La nueva novela hispanoamericana 32)

La onda--agrega por su parte Margo Glantz--"[...] se determina por la dinamica gritona y sin respiro que origina y envuelve el lenguaje de los jovenes, desarrollando un nuevo tipo de realismo que apela a los sentidos antes que a la razon" (19). Y en referencia al texto que atendemos Jose Agustin asegura que: "A la novela no le fue tan mal en un principio y de no haber sido por el espanto que causo en algunos intelectuales quiza despues habria sido un texto mas apreciado" (La contracultura ... 144). Como se ve, fue un modo de expresion diferente la bandera de Parmenides y de este grupo de escritores en general. Aunque La tumba (1966) de Jose Agustin y Gazapo (1965) de Gustavo Sainz, forman con Pasto verde la trilogia "ondera" por excelencia, fue esta, a nuestro juicio, la novela mas radical en cuanto a su estilo y por ello este estudio se enfoca en esta ultima.

Vale la pena subrayar que los escritores de "la onda" se destacaron por ser individuos de la clase media alta mexicana y la primera generacion de escritores que pudo dedicarse por completo a la escritura. Pocos anos antes el mismo Carlos Fuentes habia allanado el terreno y su exito en el mercado editorial con La region mas transparente (1958) le habia arrancado, de una vez por todas, el estigma de tabu al oficio de escritor. Claro, el pertenecer a familias pudientes coadyuvo de manera importante a estos propositos. En otras palabras, su sobrevivencia en el mundo literario no estaba supeditada al exito o fracaso de sus textos, porque no les importaba el resultado comercial, de ahi que se permitieran la extravagancia de la literatura juvenil, apurada e irresponsable, pero que abrio una nueva brecha en la literatura nacional.

Aunado a ello, hablamos aqui de una epoca en que la contracultura habia alcanzado a la sociedad juvenil mexicana, los sesentas, y este ambiente sienta las bases para una expresion descontenta con su entorno y sus escritos se enfocan en la vacuidad de su ser en tanto miembros de una sociedad burguesa. El lema que les acompanaba "la vida no tiene sentido pero vale la pena vivirse" (Tragicomedia mexicana I 203), parecia librarles de toda responsabilidad para con ellos mismos y con la sociedad; de ahi la consecuencia de que la mayoria de los textos de esta generacion rayen en un existencialismo malogrado en el que la unica salida es el alcohol, la marihuana y el rock. Estos personajes--comenta Jose Agustin--"debian vestirse con pantalon y camisa de cuello de tortuga rigurosamente negros y tener la cara de aburrido o de estar deprimidisimo. Se les encontraba en los cafes cantantes u hoyos "beatniks"--como los llamo Parmenides--en donde algun espontaneo leia poesia en los descansos de la banda" (Tragicomedia ... 203). Muchos de estos jovenes escritores, sobra mencionar, tendian a la autodestruccion y algunos no llegaron a la edad madura:

Garcia Saldana acabo sus dias aquejado del Sindrome de Diogenes, desorden del comportamiento que se caracteriza por el abandono y el aislamiento de los que la padecen. La candidez del rebelde adolescente se convirtio en la imprudente temeridad de un adulto que ni supo ni quiso hacerse mayor a tiempo. Murio solo en su cuarto, quien sabe si de una pulmonia mal curada o el ultimo pason de un suicida involuntario. (Inclan 3)

De manera que al leer Pasta verde estamos ante una novela de corte autobiografico que, ademas, desde el principio deja sentir un tono escandaloso que recuerda a los estridentistas de principios del siglo XX, pero al contrario de aquellos, nuestro autor ignora todo convencionalismo social, politico y cultural, para dar paso a una expresion de vida/ literatura en que se refleja su forma de vivir y ver la realidad; es decir, sin compromisos de ninguna indole:

Pasto verde de Parmenides Garcia Saldana, fue sin duda la novela mas importante de todo el grupo; era un texto catartico, anarquico, la lucidez de la locura, ademas de una diseccion meticulosa de la clase media urbana y de lo que ya se conocia como la onda: el bien visible movimiento de los jipis mexicanos. En El rey criollo y Pasta verde, Parmenides (que significativamente bautizo a su personaje Epicuro o "Epicrudo") dejo constancia de su condicion de campo minado y de la agudizacion de los tiempos. Despues se convirtio en la eminencia gris de la onda (el grupo Three Souls in my Mind, despues el Tri, devino en el portavoz de estos jovenes). (Tragicomedia ... 249)

Si acaso existiera alguna deuda seria con la literatura como tal, y aun asi el "Par" le manoseaba la gramatica, la alteraba, la poseia hasta ajustarla a sus propositos. Se leen en la novela frases larguisimas juntando las palabras, desastres linguisticos, vocabulario inventado, se anticipa a la hibrides del idioma (spanglish) tan atendido hoy en dia, hay invencion de neologismos. En suma, el caos literario que se antepone al orden pretendido por la elite cultural. Pasto verde es, pues, rebelde incluso en la estetica. Fue en esta novela en que Parmenides se precipita a su etapa de altos desmadres y caidas en manicomios--aduce Agustin--A partir de ese ano 1968, asegura, el texto adquirio un aura de maldito. (3)

Mas aun, la insolencia en contra de los parametros establecidos en cuanto a la sociedad juega, del mismo modo, un papel central en el desarrollo de la novela. Desde la nota bibliografica que aparece en las primeras paginas "Par" advierte de manera directa que el lector esta a punto de enfrentarse a un texto fuera de lo comun, insolente en su naturaleza:

Antes que nada debo confesarme hermano de la espuma de la garza y del sol y de la vibrante inmovilidad de las ondas [...] desde los doce anos colecciono fotos revistas y libros pornograficos mis heroes son agustin lara el charro avitia y maria victoria mi maxima ilusion es hacer un strip-tease con el valet-folk de amalia hernandez. (Pasto verde, autorretrato)

Como se ve, estamos ante un escritor distinto (notese la falta de mayusculas en los nombres propios de los artistas mexicanos), sobre todo contextualizando su obra. Que escritor que se preciara de ello apelaria, a estas alturas, a presentarse ante sus lectores de esta forma. Mas meritorio aun cuando la novela que tenemos en las manos es la primera (y unica) que Parmenides escribe y su futuro como escritor depende de ella. (4) Pero ya se sospecha que al "Par" no le interesa el futuro y que a su novela le interesa el aqui y ahora. Ademas, a traves de toda la obra, queda claro que Garcia-Saldana no adoptaba esta postura como estrategia literaria. El era asi, "loquisimo", dice su amigo Jose Agustin. Vale hacer notar que a lo largo del texto la puntuacion aparece y desaparece con toda arbitrariedad, llamando la atencion a la naturaleza poco ortodoxa de la novela: las mayusculas brillan por su ausencia (como se destaco arriba), y parece ser que gramaticalmente hablando los acentos, son las unicas marcas importantes.

Pasto verde consta de tres partes y aunque en realidad no hay ninguna diferencia entre ellas mas alli de la longitud, puede observarse cierto dinamismo de menor a mayor intensidad. En la primera parte, por ejemplo, se advierte que la accion va a girar en torno al personaje central, Epicuro, y la relacion que tiene con su entorno. Hacia la segunda parte los viajes entre las alucinaciones, suenos y vueltas a la realidad se vuelven mas frecuentes. En la tercera parte se aprecia una tendencia autodestructiva mas marcada y se da el encuentro con el ultimo escape, la muerte, y pronto nos damos cuenta que tampoco ofrece alternativas al personaje. Vale la pena recordar que los escritores de la "Onda" escriben su forma de ver el mundo incluyendose ellos mismos. No es autobiografia propiamente dicha, eso es otra cosa, todo se basa en su "fiel" perspectiva de su ambiente individual, citadino y burgues, como apunta Jose Agustin:

Normalmente la gente que habla de la juventud lo hace desde la edad adulta y sus remembranzas de la juventud estan tenidas por la nostalgia y por el filtro del tiempo. Nosotros escribimos sobre la juventud desde la juventud. Empleamos un lenguaje diferente, una mentalidad distinta, una sensibilidad enteramente distinta. Esto es lo que compartimos los tres. (Teichmann 61)

Por otra parte, a lo largo de la novela se leen frases, reflexiones e incluso parlamentos enteros en el idioma ingles que, hasta donde sabemos, fue la primera vez que se introdujeron a la literatura mexicana como parte activa de la narracion y sin traducciones, ya que se exponen como parte de la realidad del personaje. Y es debido a estas aventuras en ingles que esta novela no podia leerla todo mundo. A Parmenides tampoco eso le importaba. El contacto (si alguno queria establecer) era con los cuates que lo entendian, que estaban en onda y con lo que Carlos Monsivais llamo la "naquiza"; ese individuo proletario, lumpen, que sabe agarrar la onda y comprende que en el "viaje" se entiende cualquier idioma porque todos son uno, y alla no hay diferencias. (5)

Sobresale al mismo tiempo la critica punzante tanto a la clase media como al gobierno sin dejar fuera al medio cultural, "Ajeno a todo convencionalismo, fue Garcia Saldana un perfecto y complejo irreverente en un tiempo en que no era facil serio." (6) Garcia Saldana no estaba dispuesto a rendirse a la fama, a la clase social o a la ley. Ni siquiera los eventos del 68 lograron sacarlo de su paroxismo, porque Parmenides no se comprometio con nada ni nadie, ni siquiera consigo mismo.

La primera parte, pues, es la mas larga y parece llevar a cabo un intento por establecer el sentido que se le dara a toda la novela. Aparecen otros personajes para redondear la realidad citadina: amigos, novias, intentos de amantes y fracasos, todos ellos en su mayoria sin mucha intervencion (salvo contados dialogos esparcidos a lo largo de la novela). Al mismo tiempo, se hace hincapie en la dislocacion de los espacios temporales que acompanaran todo el texto. Se llevan a cabo fluidos de conciencia--incluso reconocidos por el personaje mismo: "A la gente que le haya parecido chocante o sangron o pedante o falso o lo que sea mi anterior streamofconciousness en checoslovaco por favor echense gotas hay veces que su servilleta trata de ser original ?no?" (9). Todo lo anterior alternado con suenos provocados ya sea por el alcohol o la marihuana, en la mayoria de los casos, aunque se advierte algun sueno (atormentado en las mas de las ocasiones) de una mente muy lucida que, debido al contexto del lector ante la novela, se pierde en los intersticios de la inconciencia. Es decir, hay situaciones en que es necesaria una segunda y hasta tercera lectura para poder definir el plano temporal y la linealidad logica de la prosa que, sobra decir, en las mas de las ocasiones no existe. En un sesudo articulo con motivo de la celebracion de los veinticinco anos de la muerte de Parmenides, Paco Inclan se refiere a la novela con un sentido ciclonico, macizo, caotico:
   De escritura arrebatada, la lectura de Pasto Verde debe digerirse
   lentamente para no atragantarse con unos parrafos deslavazados que
   componen una trama inexistente la descuidada construccion
   psicologica de sus personajes y las incoherentes elipsis
   espacio-temporales hacen que, mas que una historia, Pasto verde
   evoque una atmosfera desquiciada y humeante. (1)


Por otro lado, en uno de esos momentos lucidos antes mencionados, en esta primera parte tambien se lee una diatriba en contra de la clase media mexicana. Esta es, a nuestro juicio, una de las escenas mas mordaces y mejor logradas de la novela:
   La gente fresa para comer pollo y pescado usa guantes blancos y
   para sacar del martin seco las aceitunas usa palillos de plastico y
   para abrir las portezuelas de sus lujosos extranjeros carros usa el
   menique dedo y si te ve caminando pero sin andar trajeado te dice
   !hay Dios que cosas se ven por estos suelos! La gente fresa cuando
   platica lo quiere hacer de mucho estilo pero nada les quita que sea
   pura pinche gente analfabeta. (19)


La acidez del parlamento anterior obedece a una epoca en la que la realidad cultural desvirtuaba el valor de toda expresion de la juventud. Era una sociedad llena de prejuicios que asfixiaba a los jovenes con su intolerancia y apelaba a las "buenas costumbres" sin darse cuenta de su desgaste y, peor aun, las constituian en simple justificacion del acoso del que era victima cierto grupo de la sociedad, cuyo pecado mas grave era ser juvenil. Vale la pena recordar que es llamativa la falta de puntuacion evocando el tipico fluir de la conciencia y, al mismo tiempo, la logica de una mente alterada por los alucinogenos.

Pero a Garcia Saldana no se le escapa nadie. La alta cultura tambien se convierte en el blanco de su mordacidad. Sus desencuentros con miembros de la elite literaria mexicana son memorables, segun indica Elena Poniatowska:

En Pasto verde se declara sobrino de Carlos Fuentes "me llamo Epicuro Fuentes y Carlitos es mi tio," pero desde entonces, en las fiestas, pretende pegarle a Fuentes. Despues fueron muchas las cronicas de las noches de Parmenides; que habia insultado a Jose Luis Martinez retandolo a que bajara a la calle a romperse la madre con el." (Poniatowska 188)

Y la novela misma da cuenta de ello porque al Par es claro que no le interesa su imagen ante la sociedad intelectual. Vemos a la novia del personaje en la siguiente escena comunicandole a este una nota que salio en el periodico:
   --Escucha: joven impertinente siembra el panico dentro del
   maximo circulo intelectual...."

   A lo que este responde:

   --Yo se quien es el de esa campana. Ese pinche idiota del sexo
   amortiguado el saboteador de la revista Always a-Fink ese guey de
   Shit un dia de estos le voy a partir la madre para que vea como
   aterrorizo a la gente de cagada estoy seguro que es ese pendejo que
   tiene un grupito de pendejos que todas horas le estan besando las
   nalgas. (20)


La narracion continua con la ya consabida fluctuacion de planos temporales, acciones y personajes propios de una conciencia tratando de darle cierto sentido a la experiencia. Y es el sexo, el alcohol, el rock y la marihuana; es decir, satisfacciones inmediatas, momentaneas, que el personaje utiliza como valvulas de escape y asi evitar el permanecer sumido en la negatividad, tolerar la autodestruccion y poder sobrevivir.

La segunda parte es un tanto mas corta que la primera y en ello radica esencialmente su diferencia con la primera parte. Aqui se abunda en la alucinacion causada por elementos externos antes mencionados. Al mismo tiempo, el personaje central filosofa en torno a si mismo y su entorno: su ciudad, su pais, el alcohol, la marihuana y los Rolling Stanes, desacralizando de paso algunos de los emblemas mas reconocidos de la "mexicanidad":
   Va Juan Diego hecho un pendejo, todo jodido, cargado de mazorcas y
   oye una voz que le dice psss, psss y Juan Diego dice ?que pasa?
   Psss, psss insiste la voz y Juan Diego, un poco con miedo, voltea y
   ve a una gorda, Juan Diego anda hasta el cepillo, alumbradisimo y
   la gorda le dice, te andaba buscando, no tengas miedo, vengo a
   salvar a tu pueblo, Juan Diego dice no lo creo [...] Juan Diego no
   se da cuenta de lo que pasa y al rato cree que esta viendo rosas en
   vez de mazorcas, aun no lo cree y dice ique onda traigo! [...].
   (147)


Conviene senalar que Parmenides salio de Mexico a los dieciocho anos para estudiar en Baton Rudge, Louisiana, y alla se encontro con el blues y una sociedad diferente. Abandono los estudios y se dedico a vagabundear por los barrios bajos y a escuchar musica. Esto le ofrece al Par una de esas valvulas para escapar de su realidad. Jose Agustin interpreta la posicion del rock en la sociedad ondera de la siguiente forma:

El rock te permite conocer aspectos de ti mismo que antes rechazarias de forma tajante. El infierno ya no te avasalla como a Nietzche o como a Malcom Lowry, tampoco sientes la necesidad de destruirte, no te azotas ni te pones pedisimo. Tomas los elementos mas demoniacos y los canalizas a traves de la creatividad. (7) (Poniatowska 179)

Al volver a Mexico el "Par" continua su vagabundear, esta ves por los barrios bajos de la ciudad. La rola por las cafeterias, tardeadas o tibiris que el bautiza como "hoyos fonkis" y en donde se escucha rock en ingles. Son estos los lugares donde nace tambien el rock nacional y es alli donde nace la gran banda de rock en espanol ya citada, Three Souls in my Mind de quien, a decir de Poniatowska, Parmenides se convierte en la materia gris (Ibid).

La tercera parte de la novela se destaca por el "valemadrismo" tanto linguistico como de actitud ante la vida. En esta parte Epicuro se enfrenta directamente con la muerte ante el deceso de uno de sus intimos amigos y eso tampoco le afecta. El resultado es que se reafirma el existencialismo del que, ya se dijo, eran servidores fieles los onderos. En esta parte tambien es notoria la descripcion del personaje hundiendose en el patetismo y sus andanzas por los barrios populares de la capital. A estas alturas ya no cabe ni siquiera cuestionar donde se lleva a cabo la accion, es el D.F. o una alucinacion de su periodo en los EEUU; poco importa, lo que resalta aqui es la proclividad por vivir a orillas de abismo:
   Estaba durmiendo y me desperte en un barrio negro Unos payasos se
   estan riendo La luz de la luna cae en los jacales Alguien me dice
   que estoy recargado en el arbol de la noche triste Orale carnal
   vente pa'l basurero en la lluvia me estoy perdiendo y se me acerca
   un policia y uno de los neros me dice no tengas miedo chompas esta
   con los rateros [...] el Teporochas al Gato le esta diciendo me cae
   que lo mato me cae que lo mato la vista se me esta nublando [...]
   pastas y alcohol un poco de la verde para no sentirse mal [...].
   (158)


Esta seccion es quiza la mas conmovedora de la novela en cuanto a que el personaje ha caido hasta el fondo de esa intensidad abismal mencionada. Es un grito desgarrador de auxilio dirian los psicologos. Sus "destrampes" a estas alturas ya no se limitan a borracheras con los cuates, que a final de cuentas contiene un elemento de comunicacion y convivencia social. Ahora su perdicion lo ha llevado a parajes insospechados en donde como individuo se haya perdido en un mundo al que no pertenece, aunque, como dice el, estos son los mas alivianados porque no critican a otros. Quiza Parmenides haya sido el "eslabon perdido" entre estos dos estratos de la sociedad.

A Epicuro, por otro lado, le llama mas la atencion ser otro que el mismo. En esta tercera parte especialmente se pueden apreciar los deseos del personaje por ser "el otro," pero no por el hecho de serlo o mera curiosidad, sino por dejar de ser el. Pareciera entablar una lucha con ese otro yo, el destructor, que se empena por echarlo por la borda de la vida, o al reves, se nota asi la urgencia por dejar de ser. El personaje pretende entrar en la mente de sus amigos y vivir su vida, no comprenderla, solo vivirla para dejar de vivir la propia. Lo anterior se subraya con ciertos bloqueos o lagunas mentales que sufre Epicuro, "Y en la manana aparezco en un camion al lado de Torombolo--?Que haces pastel?--me pregunta. Nada, no se, estaba en otro lado y no se, ahora estoy aqui" (162). Los efectos que ha producido el tren de vida del personaje, es decir, Parmenides Garcia Saldana si ya hemos aceptado la fuerte similitud entre ambos, son elocuentes. Me sonrio chimuelo, dice Poniatowska, le habian tumbado en un pleito uno de sus dientes de enfrente [...] (Ibid).

A lo largo de este estudio se advierten algunos comentarios en torno a la estetica y la tecnica de la novela no del todo favorables. No son estas las areas en que se sostiene el texto. Pasto verde es a todas luces un texto discriminador ya que no puede ser leido por el lector promedio. En su libro, Refried Elvis (1999), Eric Zolov asegura que, "Such incorporation of English spoke to the dual process of an erosion of priviledge cultural access by the elite and the simultaneous re-appropriation of foreign youth culture by the middle and lower classes" (162). No estamos muy seguros en cuanto a las clases bajas que menciona Zolov, ya que donde se movia el "Par" no hay acceso a esta "foreign youth culture," si no es de tercera mano a lo sumo. En todo caso, se debe tomar en cuenta el nivel social de los autores. No pertenecian a las barriadas, se identificaban con ellas, la "rolaban" con ellas como Parmenides, pero ellos (los escritores) pertenecian a una clase media que les habia permitido educarse y, por tanto, manejar con soltura el idioma ingles: "Los personajes aqui, son jovenes ociosos y pudientes que gustan del rock, la diversion, la droga y el cine. Suyos son los esquemas y valores que propone la sociedad norteamericana, el nuevo modelo cultural de la decada" (Sefchovich 169). Modelo este, huelga insistir, que se haya fuera de los alcances economicos de las clases bajas.

Se debe considerar entonces que el lector de la novela que nos ocupa debe poseer cierto nivel de conocimientos del ingles, todo ello sin contar con que debe tener un conocimiento absoluto de la cultura mexicana citadina (y del calo clasemediero de la epoca) para, asi, contextualizar la obra. Por tanto, esa es la razon de que los jovenes se hayan identificado con la novela. Aunque pierdan ciertas definiciones idiomaticas, el contexto les es perfectamente familiar. En suma, si ya de entrada es dificil digerir los parlamentos conociendo mas o menos el medio, seria casi imposible para alguien del exterior sacarle algo a este caos linguistico y contextual. Por eso sus detractores insisten en que es un texto que se limita en si mismo por ser localista, en tanto que hace referencia unicamente a la Ciudad de Mexico. Y tienen razon. Pero es justamente por ello que no se puede hablar de la literatura de "la Onda" en Buenos Aires, o Caracas, o Lima por ejemplo. Es una produccion unica bajo estos lineamientos. La onda--asegura Emil Volek--es un fenomeno muy mexicano que no tiene paralelo en su densidad en otros paises de America Latina (361). Quiza sea un texto universal en tanto filosofia juvenil, pero la forma de expresion y la perspectiva son unicas.

Por lo demas, Inclan habia mencionado mas arriba la incoherencia de las elipsis espacio-temporales y se detiene ahi, lo cierto es que la catarsis de Parmenides le lleva a tal paroxismo que ciertos parlamentos son mas producto de una mente alucinada dejandose llevar por el laberinto del sinsentido:

Ya estaba juntando dinero para casarme con La Bella Durmiente, ahora que estaba acabando mi carrera me estoy muriendo ... no, no me pasa nada, estoy perfectamente, esto va a pasar, esto se me va a pasar ... si, si a goza mi negra ... tu sabe lo que e goza paparibababammicumbandice, que e lo que tu quiere mulatica, suena lo cuero negra, suena lo cuero ... (Pasto verde 161)

Los personajes de Pasto verde--dice tambien Inclan--son menos elocuentes en cuanto al consumo de marihuana que su propio autor. De ahi que se aprecien a lo largo de la novela los ires y venires entre la lucidez y el desorden mental que aquejaban al autor y que tambien declara el personaje "Pero me recluyen en una clinica siquiatrica donde, gracias pinche Dalila, pierdo la melena mas no el humor [...] y al poco tiempo del locosomio salgo, un semirolling stone derrotado" (163). Por eso es que la estetica de la novela sufre y Jose Agustin lo lamenta: "Fue una lastima que se lo tragara la locura, porque habria sido fascinante ver como se desarrollaba su propio mito." (8)

No es de sorprender, pues, que la novela adquiriera el aura de "libro maldito" como indica Jose Agustin. En la medida que no se alineara con los parametros del stablishment y lo insolente de la escritura desconociera la decencia como regulador social, "el maldito libro" tendria que ser rechazado, incluso bloqueada su reimpresion, aunque pasara a convertirse en una novela cuasi-mitica entre la juventud mexicana y circularan de mano en mano, coqueteando con la clandestinidad, los escasos ejemplares que tenian la fortuna de haber sobrevivido a la cerrazon de la sociedad. Demas esta senalar que es casi imposible conseguir un ejemplar a estas alturas: "[...] la novela de Parmenides contiene las caracteristicas de una obra de culto: autor muerto, maldita, suburbana, mitificada por una minoria, dificil de encontrar hasta en las librerias de viejo [...]" (Inclan 3). Hasta donde sabemos, Edmundo Garcia Saldana, hermano del "Par" se haya trabajando en la compilacion de todos los textos de Parmenides para su futura publicacion.

Bibliografia

Agustin Jose. Tragicomedia mexicana I. Mexico: Editorial Planeta, 1990.Print.

--. La contracultura en Mexico. Mexico: Random House Mondadori, 2004. Print.

--. "Jovenes, literatura y contracultura en Mexico." http://www.palabrasmalditas.net/portada/content/visitado en enero de 2009. Carter, June C.D. and Donald L. Schmidt, Eds. Jose Agustin: Onda and Beyond. Missouri: U of Missouri P, 1986. Print.

Fuentes, Carlos. La nueva novela hispanoamericana. Mexico: Cuadernos de Joaquin Mortis, 1976. Print.

Garcia Saldana, Parmenides, Pasto verde. Mexico: Editorial Diogenes S.A., 1968. Print.

--. El rey criollo. Mexico: Joaquin Motriz, 2003. Print.

Glantz, Margo. Onday escritura en Mexico. Mexico: Siglo XXI Editores, 1971. Print.

Inclan, Paco. "Parmenides: el Epicuro rabioso." http://groups.msn.com/artgotartecorreo/general.msnw?action=get_me Visitado en enero de 2009.

Poniatowska, Elena. !Hay vida, no me mereces! Mexico: Joaquin Mortiz, 1985. Print.

Sefchovich, Sara. Mexico: pais de ideas, pais de novelas. Mexico: Editorial Grijalbo S.A., 1987. Print.

Selden, Raman. Practicing Theory and Reading Literature: an Introduction. Lexington: The U P of Kentucky, 1989. Print.

Teichmann, Reinhard. De la onda en adelante. Mexico: Editorial Posada, 1987. Print.

Volek. Emil. "Ahi viene la onda: el viaje sentimental de una generacion casi posmoderna (homenaje y profanaciones)." Memoria XVIII coloquio de las literaturas mexicanas. Sonora: U de Sonora, 2001. Print.

Zolov, Eric. Refried Elvis: the Rise of the Mexican counterculture. Los Angeles: U of California P, 1999. Print.

Jose Colin

University of Oklahoma

Notas

(1) Luis Echeverria Alvarez fue recientemente exonerado de toda culpa por el caso Tlatelolco.

(2) Ver el debate Lukacs/Brecht en Practising Theory and Reading Literature.

(3) En http://www.conaculta.gob.mx/saladeprensa/2004/12ene

(4) Ademas de Pasto Verde, Parmenides escribio: El rey criollo (cuentos, 1970), En la ruta de la onda (ensayo, 1972), Mediodia (poemas, 1975) y el guion Pueblo fantasma con Juan Tovar.

(5) Ver la introduccion de Jose Agustin: Onda and Beyond (1986).

(6) Leer la nota de prensa sobre la mesa redonda en honor de los sesenta anos del "Par" que se llevo a cabo en Bellas Artes en el 2004. http://.conaculta.gob.mx/saladeprensa/2004/20ene

(7) En !Hay vida, no me mereces! pag. 179. Vale la pena leer toda la seccion dedicada a la literatura de la onda de este interesantisimo estudio.

(8) Del epilogo que Jose Agustin hizo para la edicion de El rey criollo, coleccion de cuentos de Parmenides, que Joaquin Mortiz saco a la luz en 2003, bajo el cuidado, suponemos, de su hermano Edmundo Garcia Saldana.
COPYRIGHT 2011 University of Northern Colorado, Department of Hispanic Studies
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2011 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:Estudios y confluencias
Author:Colin, Jose
Publication:Confluencia: Revista Hispanica de Cultura y Literatura
Date:Mar 22, 2011
Words:5888
Previous Article:Deseo, fantasia y masoquismo en Los cuadernos de don Rigoberto de Mario Vargas Llosa.
Next Article:Montage in Fernando Perez Valdez's Suite Habana (2003).
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters