Printer Friendly

Panorama general y reflexiones acerca de las relaciones entre Argentina y Corea.

Resumen

El presente articulo examina las relaciones entre la Republica Argentina y la Republica de Corea a lo largo de la historia, con el fin de focalizar su evolucion reciente en el marco del proceso de globalizacion que ha transformado el mundo de las relaciones institucionales, politicas y economicas de las naciones. Desarrolla un panorama general del proceso por el cual actualmente America Latina se visualiza como posible socio estrategico y aplica politicas economico-comerciales, diplomaticas, culturales y academicas que le permiten acercarse a nuestro continente. El proceso se aborda como parte de la politica interna y exterior actual de Corea, que busca estrechar relaciones con Argentina, el Mercosur y America Latina en general, como variable indispensable en esta etapa particular del desarrollo de su estructura economica y productiva y sobre todo, de un posicionamiento estrategico en el plano geopolitico.

Abstract

The present article analyzes the relationship between Argentina and the Republic of Korea throughout history, in order to focus recent trends in the framework of the globalization process that has transformed the world of political and economic institutional relationship within nations. It develops an overall view of the process by which, at the present time, Korea perceives Latin America as a potential strategic partner and it implements economic, commercial, diplomatic, cultural and academic policies allowing Korea to come close to our continent. This process is approached as part of the present domestic and foreign Korean policy, which intends to foster relations with Argentina, Mercosur and Latin America in general, as a central aspect of this particular stage of its economic and productive structure of development, and particularly of its strategic geopolitical positioning.

INTRODUCCION

En el presente trabajo se analiza la evolucion de las relaciones de Argentina y la Republica de Corea, a fin de identificar las tendencias recientes en el marco del proceso de globalizacion que ha transformado el mundo de las relaciones institucionales politicas y economicas de las naciones.

Se analiza el proceso por el cual actualmente Corea percibe a la Argentina y la region como un posible socio estrategico y aplica politicas economico-comerciales, diplomaticas, culturales y academicas que le permiten acercarse a nuestro continente.

El proceso se aborda como parte de una politica nacional en que las relaciones con nuestro pais, el Mercosur y America Latina son un elemento fundamental para el desarrollo de su estructura economica y productiva y sobre todo de un posicionamiento estrategico en el plano geopolitico. Se parte de la base de que el proceso de avance hacia acuerdos y tratados regionales conforma nuevo espacios economicos, politicos y culturales e impone logicas que exigen mayor atencion y analisis de parte de academicos, politicos y empresarios.

EVOLUCION DE LAS RELACIONES BILATERALES ENTRE ARGENTINA Y COREA

Pese a los criterios que aplican algunos academicos latinoamericanos para sistematizar la historia de las relaciones diplomaticas entre ambos paises (1), podemos afirmar que la politica argentina hacia Corea se caracterizo por planes coyunturales ligados a los gobiernos de turno y no por una politica de planificacion a mediano y largo plazos como en el caso de Corea del Sur.

Las relaciones formales entre Argentina y la Republica de Corea se iniciaron en los anos sesenta. En febrero de 1962 culmino exitosamente una serie de conversaciones sostenidas por representantes de ambos paises y dias antes de su destitucion, el Presidente Frondizi establecio relaciones diplomaticas con ese pais. Al ano siguiente fue designado el primer embajador coreano con jurisdiccion en la Republica Argentina, Chung Il-kwon, embajador en Estados Unidos y concurrente en nuestro pais. Corea del Sur abrio su embajada en Buenos Aires en diciembre de 1963 y envio como primer embajador de Corea del Sur en Buenos Aires a Bae Ui-hwan (Paz, 1996). El 18 de Junio de 1964 el presidente Arturo Illia creo la embajada de Argentina en Seul, y nombro como primer embajador a Alejandro Galerce (Oviedo, 2003).

Durante la decada de 1960, Argentina centro la atencion en establecer vinculos formales bilaterales con la Republica de Corea, politica condicionada por su posicion en el mundo bipolar.

El gobierno de facto de Ongania (1966) fortalecio las relaciones con Corea del Sur en el marco de las llamadas <<fronteras ideologicas>>. En 1968 se firmo el convenio cultural (2) que creo una Comision Mixta, compuesta de dos secciones, con sedes en Buenos Aires y Seul. El 27 de marzo de 1968 se cerro la embajada argentina en Seul, que se reabrio el 6 de octubre de 1969, con un encargado de negocios y bajo la jurisdiccion de la Embajada en Japon (Oviedo, 2003). Lanusse mantuvo la politica aplicada por Ongania y en agosto de 1972 se firmo el <<Acuerdo por notas reversales para el Otorgamiento y la Proteccion de los Derechos de Patentes de Invencion, Modelos de Utilidad, Disenos y Marcas de Fabrica a los Nacionales de Ambos Paises>>.

El 10 de junio de 1973 Campora establecio relaciones diplomaticas con Corea del Norte, estableciendo una politica de doble reconocimiento que se mantendria durante el peronismo y el primer ano de la dictadura, 1977. En julio de 1973 el gobierno provisional de Lastiri abrio la embajada y la seccion consular argentinas en Pyong Yang. Peron mantuvo esa orientacion, y el 11 de diciembre de 1975 se firmo el Convenio comercial entre el Gobierno de la Republica Argentina y el Gobierno de la Republica Popular Democratica de Corea (3). El articulo tercero del Convenio contemplaba la promocion de las visitas, el intercambio tecnologico de caracter comercial y el otorgamiento de facilidades a la otra parte para la celebracion de exposiciones y el fomento del comercio en su territorio. Presento cartas credenciales el embajador Guang Sung Zeng el 8 de abril de 1974.

El 8 de agosto de 1975, con Isabel Peron en el poder, se firmo en Buenos Aires el Acta de la Comision Mixta Cultural Argentino-Coreana y en noviembre del mismo ano el Acta de la Comision Mixta Cultural Argentino-Coreana Seccion Buenos Aires.

El golpe de Estado de marzo de 1976 trajo consigo una mejora de las relaciones entre Argentina y Corea del Sur y un empeoramiento de aquellas con Corea del Norte. El embajador norcoreano acreditado en Buenos Aires fue trasladado a Yugoslavia y la representacion quedo en manos de un encargado de negocios ad interim como jefe de Mision. El malestar en las relaciones se profundizo con el incidente generado por la quema de la embajada norcoreana en Buenos Aires, hecho que acelero la ruptura de relaciones diplomaticas, implementada el 13 de junio de 1977 por decreto del dictador Rafael Videla.

Dado que el gobierno de Corea del Norte no habia reconocido al regimen de facto que derroco al gobierno peronista, con quien habia promovido las relaciones politicas y economicas, se ordeno el abandono del territorio argentino de todos los integrantes de la representacion diplomatica de ese pais acreditados en Buenos Aires. Una situacion similar habia ocurrido en Chile cuatro anos antes (4).

Desde entonces, Argentina solo ha mantenido relaciones diplomaticas con Corea del Sur. La ultima dictadura y los gobiernos constitucionales de Alfonsin, Menem, De la Rua, Duhalde y la actual gestion de Kirchner mantienen relaciones bilaterales con Corea del Sur.

A partir de 1979 se produjo un cambio en la posicion argentina respecto de Corea que se refleja en diversos foros internacionales. La estrategia de contencion comunista desplegada por la Republica de Corea, Japon y los paises de la ASEAN tuvo repercusiones en nuestro pais y en 1979 se inauguraron la agregadurias militar, naval y aeronautica, politica que continua con los gobiernos democraticos.

La decada de los anos ochenta se caracterizo por una relacion bilateral de escaso intercambio. En mayo de 1981 se firmo el <<Comunicado Conjunto entre el Ministro de Comercio e Industria de Corea y el Ministro de Comercio e Intereses Maritimos de la Republica Argentina>> (unico instrumento firmado en la decada), con el que se inicia una larga relacion en materia pesquera entre ambos paises, que representa parte importante de la relacion comercial bilateral.

Anos despues, el ministro de relaciones exteriores de Corea del Sur, Lee Won-kyung, asistio a la ceremonia de asuncion del mando del Presidente Alfonsin. En 1986 visito Corea el ex presidente Arturo Frondizi. En la agenda bilateral siguieron predominando la energia nuclear, la pesca y la migracion, esta ultima vinculada principalmente a proyectos agricolas.

La decada de 1990 fue escenario de un gran incremento del comercio y las inversiones, del intercambio de vistas diplomaticas y de la firma de tratados.

La politica de Menem profundizo las relaciones bilaterales y multilaterales con el regimen de Seul a partir de la realizacion de las primeras visitas diplomaticas: el presidente Kim Youngsan (1996), el vicepresidente de la Asamblea Nacional coreana, Kim Jae-Kwang (1991); el primer ministro Chung Won-Shik (1992); el enviado especial Hong Soon-young (1994); el ex-primer ministro Hwang In-sung (1995), el ministro de relaciones exteriores Gong Ro-myung (1995) y el enviado especial Lee Hong-ku (1996). En el caso de Argentina, ademas del viaje presidencial (1995), se produjeron las visitas del canciller Di Tella (1991) y del ministro Cavallo (1994) y la firma de acuerdos sobre usos pacificos de la energia nuclear; promocion y proteccion de inversiones y servicio de transporte aereo. En agosto de 1995 se firmo el tratado de extradicion y en septiembre del mismo ano se firmo en Seul el Memorandum de entendimiento sobre consultas periodicas de alto nivel.

La participacion de nuestro pais en la asamblea general de fundacion de la Organizacion para el Desarrollo de la Energia en la Peninsula Coreana, en 1995 (Korea Peninsula Development Energy Organization--KEDO), significo un avance importante para las relaciones entre ambos paises (5). La participacion argentina en la KEDO se dio a traves de la Comision Nacional de Energia Atomica (CNEA), la que mediante un aporte economico simbolico tuvo un gran impacto politico. Como miembro de la organizacion desde 1996, y de la Organizacion Internacional de Energia Atomica, el gobierno nacional manifesto su preocupacion por la decision del gobierno de Corea del Norte de interrumpir el monitoreo multilateral de las actividades nucleares en ese pais, y lo insto a cumplir sus obligaciones en materia nuclear. Para la Argentina, que desde su adhesion al tratado de Tlatelolco en 1993 busca profundizar la cooperacion en los usos pacificos de la energia nuclear, el compromiso de desmantelar su programa nuclear por Corea del Norte que se presta para el incremento de la experiencia en un mercado altamente tecnologico y competitivo.

El Acuerdo sobre servicios aereos fue firmado en Buenos Aires el 9 de septiembre de 1996. El 19 de marzo de 1999 se llevo a cabo la VI Reunion Plenaria del Comite Mixto Empresario Argentino, que tuvo como parte argentina a la Camara Argentina de Comercio.

El primer ministro, Kim Yong-pil, asistio a la ceremonia de asuncion del mando de Fernando De la Rua. Durante su mandato De la Rua continuo y amplio la cooperacion en el ambito cientifico y tecnologico y duplico las exportaciones. El Acuerdo de cooperacion cientifica y tecnologica fue firmado el 31 de octubre de 2000.

En el ambito economico, las negociaciones del Mercosur con Corea (6), a partir del primer encuentro de Asuncion realizado en abril de 1997, constituyen una forma indirecta de vincular a nuestro pais con el este asiatico.

Ademas, la creacion del Foro de Cooperacion America Latina-Asia del Este (FOCALAE) contribuye al mantenimiento de un dialogo directo y se suma al que ya se mantiene en Naciones Unidas y otros organismos multilaterales.

La politica exterior argentina hacia la peninsula continua la cooperacion y amistad con la Republica de Corea, como lo demuestra la reciente firma del convenio sobre pesca por la Secretaria de Agricultura, Ganaderia, Pesca y Alimentacion y el Ministerio de Asuntos Maritimos y de Pesca.

Durante la visita del presidente Roh Moo-hyun se firmo un Memorando de entendimiento entre el Banco de la Nacion Argentina y el Banco de Importacion y Exportacion de Corea en virtud del cual el banco coreano otorgo un prestamo de 30 millones de dolares para financiar a importadores argentinos que quieran comprar productos coreanos. Si bien la cifra no es elevada, el gobierno argentino le atribuyo un importante valor simbolico porque fue el primer credito que el recibio el pais despues de la declaracion de cesacion de pagos de la deuda externa, en diciembre de 2001.

Ademas, con motivo de esa visita, los dos gobiernos acordaron establecer una <<Relacion de cooperacion amplia para la prosperidad comun en el siglo XXI>>, comprometerse con la no proliferacion y el uso pacifico de la energia nuclear, trabajar juntos para la paz mundial y para hacer mas representativo, democratico y eficiente el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, fortalecer del sistema multilateral de comercio y promover la cooperacion bilateral en ciencia, tecnologia, cultura y educacion (7).

Desde 2005 Argentina y Corea coinciden en sus posturas en todos los organismos internacionales, en las elecciones de organismos internacionales tales como el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y en el tema de la reforma de este (8). Como principales miembros del UfC (Unidos por el Consenso) se han opuesto al G-4 (Japon, Alemania, Brasil y India). El gobierno coreano esperaba que la Argentina, en su calidad de miembro no permanente del Consejo, apoyara la candidatura del Canciller coreano Ban Ki Moon, como Secretario General de las Naciones Unidas.

Ademas, Corea y Argentina mantienen un dialogo politico de alto nivel, en la Consulta Politica, acordada en 1995 que se reunio en tres oportunidades, en la Comision Mixta de Asuntos Economicos, creada en el 1991 y en el Comite Conjunto para Asuntos Culturales, creado en 1968.

ASPECTO DE INTERES DE LA POLITICA APLICADA POR COREA A ARGENTINA Y AMERICA LATINA

Segun Kim (1998) en materia de orientacion politica respecto de America Latina, Corea siguio los lineamientos de los <<tres pilares tradicionales>> de su politica exterior: ideologia anticomunista, emigracion internacional y limitadas relaciones comerciales (9). De acuerdo con esto, sus lazos con nuestro pais fueron debiles y se limitaron a ciertas politicas relacionadas con estos lineamientos: politica interna de Corea, migraciones y relaciones comerciales.

Respecto del primer elemento que se relaciona con la ideologia anticomunista, cabe mencionar que ella se debio a la situacion interna de la peninsula, que condiciono su politica exterior. Recordemos que durante las decadas de los anos sesenta, setenta y ochenta, la politica exterior coreana se centro en los problemas de seguridad interna vinculados con la amenaza proveniente de Corea del Norte. Por su parte, en el plano interno se centro la lucha contra el comunismo mediante la construccion de un sistema politico que a su vez sentaba las bases de una economia fuerte. No obstante que la politica exterior busco el apoyo de los lideres latinoamericanos al regimen surcoreano, podemos afirmar que la politica hacia America Latina no era una prioridad para la cancilleria coreana (Choe, 2006).

A finales de los anos ochenta y en la decada de 1990 las relaciones exteriores de Corea se basaron en una politica democratica al interior del pais y en una apertura al exterior. En cuanto a America Latina, el eje politico busco el apoyo de los lideres latinoamericanos para el acceso de Corea como miembro pleno en los principales foros internacionales. Esto significo cambios importantes en el area comercial y de inversion directa en Argentina y America Latina. (ver Bolinaga, 2005)

Cabe recordar que en 1991 ambas Coreas ingresaron simultaneamente en las Naciones Unidas, y que Corea del Sur establecio lazos diplomaticos con Rusia, China y los paises ex satelites de la Union Sovietica. Ademas, hay que mencionar la politica de Corea del Sur hacia Corea del Norte del presidente Kim Dae-jung, denominada <<sunshine policy>>.

Segun Bolinaga (2005), en 2001 y particularmente a partir del 11 de septiembre, se abrio una nueva etapa marcada por el regreso de los temas de seguridad internacional y regional, en que Corea del Sur busca el apoyo politico de los paises de America Latina contra el desarrollo armamentista de Corea del Norte.

A partir del gobierno de Roh se observan ciertos cambios de la politica respecto de Argentina, que se caracterizan por el interes y promocion de los vinculos academicos, culturales y de intercambio informatico y tecnologico. Esto sin duda es parte de una nueva politica hacia el continente, pero tambien de una nueva forma de concebir a Corea en el mundo. Como sostiene el Ministro Choo Jong Youn, <<el concepto de seguridad, al cual Corea le atribuia suma importancia, ha variado de 'seguridad nacional' a "seguridad humana'>>. Es evidente que este desplazamiento involucra de manera muy particular los contactos socioculturales entre Corea y el mundo.

En cuanto a la emigracion internacional, si bien las migraciones fueron un aspecto importante de las relaciones entre Corea y America Latina, ella constituyo parte del fenomeno de expulsion de Corea en que no se establecieron vinculos con las comunidades de la diaspora.

En Corea los primeros movimientos migratorios se iniciaron en 1962 con la <<Ley 1030 de Migracion al Extranjero>>, a partir de la cual America Latina se convirtio en destino privilegiado para los ciudadanos coreanos (10).

Sin embargo, los primeros inmigrantes fueron militares norcoreanos que en 1956 y 1957 optaron por no volver a su pais. Con el apoyo de organismos de las Naciones Unidas pasaron de Corea del Sur a la India y de alli alrededor de una docena de ellos se trasladaron a Argentina y un grupo mas numeroso a Brasil.

Unos anos antes de la primera llegada oficial, en octubre de 1965, entraron al pais por las fronteras terrestre algunos migrantes provenientes de Brasil, Bolivia y Paraguay.

Las corrientes migratorias, poco numerosas y asistematicas, se fueron intensificando en las decadas siguientes.

Aunque la intencion era instalarse en colonias agricolas, estas no prosperaron porque la mayoria de los migrantes nunca antes habian practicado actividades agricolas ni rurales (a pesar de que era uno de los requisitos para la emigracion) y porque se trataba de regiones poco desarrolladas, con infraestructura precaria y pocos servicios educativos y sanitarios. Por esta razon, terminaron movilizandose hacia las zonas urbanas de las ciudades proximas para dedicarse a actividades comerciales.

En abril de 1985 se firmo en Buenos Aires un Acta de procedimiento para el ingreso de inmigrantes coreanos a la Argentina. Entre 1984 y 1989 se otorgaran mas de 11.000 permisos a familias. Y entre 1985 y 1989 llego la mayor parte de esta poblacion, provista de capital de inversion y con habitos incorporados de una Corea moderna e industrializada.

Para la colectividad coreana la decada de 1990 significo un crecimiento cualitativo y una disminucion cuantitativa. No hubo nuevas oleadas migratorias sino expulsion. Se dio un crecimiento economico importante en el area textil, en la pequena y mediana industria, y en el comercio mayorista y minorista. Esto implico tanto el desarrollo institucional de las asociaciones e iglesias, como el aumento del numero de locales de servicios y consumos etnicos (11). Este proceso dejo su impronta en el espacio urbano, a traves de marcas culturales y experiencias de vida particulares, que adoptan como punto de referencia la vida en Corea.

La crisis de 2001 tuvo su impacto en la comunidad coreana de Argentina que se reflejo en la expulsion de algunos y el empobrecimiento de otros. El numero de inmigrantes provenientes de Corea del Sur alcanzo su punto maximo en 1990, cuando llego a 40 mil personas, que se instalaron principalmente en la provincia y ciudad de Buenos Aires. En 1999 la cifra ascendia a 31 mil y solo bajo a 25 mil, y en el 2003 a 15 mil. En 2005 se constato un leve incremento de 19000 personas y actualmente fluctuaria en torno a las 20 mil personas. Cabe destacar que la mayo ria de los inmigrantes se dirigieron hacia ciertos paises de America Latina como Mexico y Brasil y una minoria de jovenes profesionales se instalaria en los Estados Unidos, Espana o Corea (12).

Finalmente, en lo que toca a las relaciones comerciales, si bien Argentina no fue un actor privilegiado, hubo algunos temas recurrentes como la pesca, y la cooperacion en materia de energia atomica y electrica (13).

En 1996, la visita del presidente Kim a Argentina fue un paso importante en la estrategia de diversificacion economica y politica de Corea. Se firmaron acuerdos tales como los de proteccion de inversiones, promocion y acuerdos pesqueros, orientados a proveer el marco institucional para la expansion del intercambio y la cooperacion entre Corea y America Latina. Se acordo que habia que reforzar la cooperacion entre ambas regiones, mediante una participacion mas activa de las empresas coreanas en el desarrollo economico de la region (Kwak, 2003) (14).

Se constato un acercamiento en el area economico-comercial. El volumen del intercambio comercial entre Corea y America Latina aumento con tendencia a la complementariedad, en el sentido de que con su industria altamente desarrollada Corea aparece como capaz de transferir tecnologia a los paises de America Latina, mientras estos aparecen como proveedores de recursos naturales y materia prima (15). Otro elemento que facilito insercion de empresas coreanas en los paises de America Latina fue la apertura y liberalizacion de los principales paises de la region, que dio lugar al incremento de las exportaciones y a la inversion directa de Corea en la region.

UNA NUEVA ETAPA DE ENCUENTROS

Sin duda los procesos de consolidacion democratica y de globalizacion economica y cultural representan una nueva etapa de las relaciones entre Corea del Sur y Argentina despues de los anos noventa.

Los gobiernos democraticos imprimieron un nuevo aire a la politica exterior de Corea. Recordemos que el primer presidente civil fue Kim Young Sam, en 1993 y lo siguieron en 1998 Kim Dae Jung y en 2003 Roh mun Hyon, el primero y el ultimo de los cuales visitaron nuestro pais. La gira presidencial de Roh, en 2004, buscaba multiplicar y consolidar las instancias de cooperacion con Brasil (su socio mas importante en la region), Chile y Argentina, con quienes alcanzo el status de <<Comprehensive Cooperative Relationship for the Common Prosperity in the 21st Century>>.

Asi, la politica exterior de Corea comprende nuevos elementos articuladores relacionados con la consolidacion del sistema politico-institucional democratico; la nueva coyuntura internacional y la voluntad de Corea de entrar al mundo globalizado mediante una estrategia multilateral, y el desarrollo economico sostenido y la superacion de las crisis financieras (16).

Como veremos mas adelante, estos tres elementos tendran aplicacion en Argentina y America Latina. Asi, el lugar marginal que Argentina y la region de America Latina ocupaban en la escala de intereses de Corea va revirtiendose gradual sostenidamente en la ultima decada, especialmente a partir de la politica de apertura al mundo del Presidente Kim Dae Jung. Como sostiene Choe (2006) <<Este activo despliegue de la diplomacia, fue acompanado en el plano institucional por la creacion del Departamento de Asuntos Latinoamericanos y del Caribe en la Cancilleria coreana y del Consejo Coreano de America Latina y el Caribe con sede en Seul>> (17).

Ya hemos mencionado que desde mediados de los anos 1990 y especificamente de la decada de 2000, los lineamientos de la politica coreana permiten hablar de una nueva etapa respecto de Argentina y America Latina. Como sostiene el Ministro Choo Jong Youn, <<Corea ha venido importando desde hace mucho tiempo, recursos como el bronce y residuos de sojas exprimidos desde Argentina, pero la visita del presidente Roh Moo Hyun en Noviembre del 2004 llego a ser una oportunidad para que Corea abriera sus ojos plenamente hacia los recursos naturales de la Argentina. Con la visita del presidente Roh, los dos paises acordaron en impulsar una amplia cooperacion bilateral en las areas de agricultura, recursos petroliferos, forestacion, pesca, mineria y energia, de manera que, incluyendo el acuerdo de cooperacioin en el campo energetico y de mineria entre el Ministerio de Industria y Recursos naturales de Corea y el Ministerio de Planificacion Federal de Argentina, se han firmado en total 6 acuerdos relacionados con los recursos naturales entre los organismos concernientes a ambos paises>> (Choo Jong Youn, 2006). En junio de este ano tuvo lugar en Buenos Aires la primera reunion de la Comision Mixta en Energia y Recursos Naturales. Ademas, en la embajada de Corea en Argentina, se inauguro el Centro para la Cooperacion coreano-sudamericana en energia y recursos naturales.

La insercion de Corea en el mundo globalizado se da a partir de una estrategia multilateral que prioriza su posicionamiento en los organismos internacionales y la celebracion de acuerdos comerciales internacionales. Esta politica se inicio a fines de 1980 con motivo de las gestiones para obtener la sede de los Juegos Olimpicos y posteriormente del mundial de futbol. Ademas, cabe mencionar el ingreso a organismos internacionales como las Naciones Unidas, la OMC y el FMI, para lo cual obtuvo el apoyo de Argentina.

En este sentido, la nueva politica de insercion le ha dado buenos resultados al gobierno de Corea en America Latina. Al respecto cabe citar la entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio con Chile en 2004 (primer tratado de esta naturaleza firmado por Corea); el acceso de Argentina y Brasil para realizar un estudio de factibilidad para la suscripcion de un acuerdo de comercio entre Corea y el Mercosur; la postura favorable de Argentina y Brasil al ingreso de Corea como miembro extra-regional en el Banco Interamericano de Desarrollo; el apoyo de los tres paises en torno a la solucion pacifica del problema nuclear norcoreano y la firma de acuerdos de cooperacion en materia de recursos naturales y energeticos, ciencia y tecnologia.

Como sostiene Choe (2006) <<En cuanto al desenvolvimiento de Corea en regimenes multilaterales que involucran a paises de America Latina, observamos una activa diplomacia de su parte: Corea es observadora de la OEA (desde 1981) asi como tambien viene participando de las Reuniones de Secretarios del Grupo Rio (desde 1995) y es miembro de FOCALAE, el foro que busca promover el dialogo politico y economico asi como cooperacion en todas las areas entre los paises del este asiatico y America Latina, siendo uno de los logros alcanzados mas importantes, su ingreso al BID en calidad de miembro extrarregional>> (18).

Otras politicas adoptadas por Corea en funcion del proceso de desarrollo economico futuro se vinculan con el establecimiento de nuevas relaciones:

1. Creacion de redes de intercambio en comunicacion, ciencia y tecnologia. El desarrollo economico sostenido y la superacion de las crisis financieras situan al pais en una nueva etapa de su desarrollo industrial y tecnologico. Corea tiene imperiosa necesidad de asegurar el acceso a recursos naturales y nuevas fuentes de energia.

Al respecto, el gobierno coreano tiene especialmente en cuenta el valor de America Latina como posible proveedora de recursos naturales, y procura aumentar su participacion en empresas de la region para proyectos en los sectores energetico y de recursos natura les, asi como en la compra por estas de alta tecnologia de fabricacion coreana.

2. Creacion de redes en el ambito academico. Por un lado, Corea cuenta con varias universidades, como la Seoul National University, Hankook, University of Foreign Studies, Pusan University y otras que a traves de centros de estudios de America Latina fomentan la investigacion sobre distintos temas relacionados con la region. Por el otro, en el ambito academico de Argentina se realizo, con financiamiento de la Korea Foundation y el apoyo de la Embajada de Corea, se realizo el Primer Encuentro de Estudios Coreanos en America Latina, en el que participaron 30 academicos de 7 paises del continente. El segundo se realizo en el Colegio de Mexico en 2005 y el proximo esta previsto para 2007, en Brasil. Se establecio el Centro de Estudios Corea-Argentina en la Universidad de Buenos Aires, el cual ya firmo convenios de cooperacion con la Yonsei University y la Information, Communicaton and Thecnological University. Se firmo un acuerdo para crear un Centro de Estudios de Corea en la Universidad de San Pablo.

Ademas, se han creado otros Centros de Cooperacion de Informacion y Tecnologia en Brasil y Chile, y se fundo el Centro para la Cooperacion Coreano-Sudamericana en Energia y Recursos Naturales, con sede en Buenos Aires.

3. Promocion y mejoramiento de la imagen de Corea. El ambito cultural ocupa un lugar importante en la politica internacional de Corea y por lo tanto tiene presencia en Argentina y America Latina. Se entiende hoy que para establecer vinculos hay que tener mas conocimientos mutuos en diversas areas. Asi, como forma de mejorar las relaciones con Argentina y alcanzar los objetivos propuestos cada vez hay mayores oportunidades de conocer producciones cinematograficas, bailes modernos y tradicionales, y exposiciones de artes plasticas. De hecho, para noviembre proximo esta prevista la apertura en Buenos Aires del Centro Cultural Coreano Latinoamericano, cuya finalidad sera difundir y promover la cultura coreana en America Latina.

4. Politica hacia las poblaciones coreanas. El nuevo planteamiento de la politica exterior del Estado y su forma de posicionar a Corea en el mundo lleva a otorgarle un lugar prioritario a los coreanos que residen en el exterior. Cabe recordar que en America Latina actualmente hay unas 110 mil personas de origen coreano. Debido a los conocimientos que ya tienen por su experiencia en America Latina, y porque todavia conservan el idioma y ciertos trazos culturales transmitidos por sus padres, se considera que son un gran capital que servira de puente de comunicacion y facilitara la llegada de las empresas coreanas a nuestros paises y el conocimiento de las politicas del gobierno.

De hecho, la embajada permite conocer una serie de politicas del gobierno orientadas a organizar y promover las redes de residentes coreanos en el mundo, entre las comunidades coreanas y su pais y tambien entre ellas (19). En este sentido, las relaciones con las comunidades de residentes coreanos en el extranjero se han vuelto prioridad, como politicas que construyen nexos y canales de comunicacion entre los paises y regiones. Tambien se observa el interes de ciertos organismos gubernamentales por la situacion de las comunidades de residentes coreanos.

Para crear las redes antes mencionadas se establecen relaciones diplomaticas bilaterales y multilaterales, pero ademas se han multiplicado los programas de financiamiento y cooperacion de organismos de la cancilleria y otros organismos tales como la Korea Foundation, la Korean Overseas Foundation, la Korea International Cooperation Agency (KOICA), KOTRA, KIEP, AKS, entre otros (20).

Los cuatro aspectos mencionados apuntan a potenciar los recursos invertidos en America Latina y Argentina, mediante la planificacion y desarrollo de una politica mas dinamica, canalizada a partir de relaciones diplomaticas bilaterales con los paises, de relaciones diplomaticas multilaterales en instancias institucionales que involucran a la region, como el Mercosur, el APEC o el FOCALAE (Foro de Cooperacion Latinoamericano-- Asia del Este), la ZICOSUR (Zona de integracion del centro oeste de America del Sur), orientadas a entablar dialogos estables y de intercambio mutuo entre Corea y los paises de la region.

CONCLUSIONES

El incremento del intercambio economico, cultural y cientifico entre Corea y Argentina se debe a una politica planificada de Corea hacia nuestro continente. America Latina ofrece una complementariedad optima en la actual etapa de la politica de Corea.

Por un lado, America Latina es percibida como proveedora de recursos naturales y energeticos por lo cual se preve que empresas coreanas realizaran inversiones en el proceso de explotacion; y por el otro, como potencial socio comercial de grandes empresas coreanas, tales como LG, Hyundai, Samsung, KIA, que podrian instalar sus fabricas y entrar competitivamente al mercado interno. Para alcanzar estos objetivos, se han desplegado recursos diplomaticos, culturales, academicos y financieros.

La situacion revela que enfrentamos un fuerte desafio. America Latina se encuentra en una coyuntura optima para entablar nuevas relaciones con Corea (y los paises de Asia) que a largo y corto plazo influyan favorablemente en nuestras economias. Sin embargo, para esto es importante pensar en un modelo de desarrollo que trascienda el intercambio de materias primas y alimentos por productos con valor agregado. El este de Asia adquirio mayor relevancia mediatica a partir del potencial economico que representa para nuestras economias. El tema pasa por promover relaciones con socios economicos que nos permitirian entrar en un mercado competitivo de alimentos y materias primas, a la region del mundo que compra un mayor volumen de estos productos.

Al respecto, hay que destacar el potencial del ambito academico, pese a que en este aspecto los estudios realizados en los paises de America Latina se limitan a estudiar la logica de los procesos economicos, o la politica de seguridad internacional a partir del conflicto con Corea del Norte. En cambio, no se presta especial interes, por ejemplo, a la experiencia de Corea en relacion con el desarrollo economico, el crecimiento y la inversion en educacion, ciencia y tecnologia.

La politica exterior de Corea contiene innovaciones respecto de sus areas de involucramiento, basadas en la etapa actual de su crecimiento.

Cabe preguntarse como se posiciona America Latina en este dialogo. Hay dos perfiles de respuesta: seguir la orientacion de Corea e insertarse como productora de materias primas y recursos naturales y energeticos, o incorporarse a la negociacion a partir de un proyecto de desarrollo conjunto.

Podriamos pensar que al igual que lo hace Corea, los paises de America Latina deberian poner en ejecucion planes de intercambio cultural y academico. Existe una barrera cultural que en muchos sentidos impide avanzar en el contacto politico, economico y social con las naciones el este asiatico. Para comprender la region hay que derribar mitos, prejuicios y estereotipos que distorsionan el entendimiento general del escenario actual. Los intercambios desde Argentina y America Latina siguen estando dominados por la posibilidad de obtener utilidades economicas y esto se percibe en el ambito academico latinoamericano, donde la mayoria de los investigadores se concentran en el area de economia internacional. Todavia no se valoran esos elementos que, como hemos observado, Corea ya visualizo de manera particular para esta etapa de su desarrollo global.

En este punto, debemos mencionar que tambien las comunidades coreanas residentes en nuestro continente fueron concebidas como agentes dinamicos que forman parte del creciente intercambio comercial en distintas etapas de las relaciones bilaterales. Sin embargo, no se supo aprovechar estos recursos humanos como actores culturales anclados en nuestras propias realidades locales, con un potencial de transmision de la lengua y un acervo cultural imprescindible para el conocimiento mutuo.

Finalmente, hay que analizar la relevancia adquirida por China en el sistema internacional, ya que significa un impacto no solo para occidente sino tambien para otros paises de la region, como Corea, Japon y el sudeste asiatico, que han debido adaptar y modificar sus economias y politicas internacionales frente a las estrategias de la apertura de China.

BIBLIOGRAFIA

Barembaum, Mara (2005), <<Complementariedad agro-industrial entre Argentina y la republica de Corea del Sur>>, Tesina de la Carrera de Economia Agraria, Facultad de Agronomia, UBA.

Bauman, Zygmunt (2000), Modernidad liquida, FCE, Buenos Aires; Argentina.

Bolinaga, Luciano (2005), <<La diplomacia coreana en America Latina a principios del Siglo XXI: cambio y continuidad de su modelo de vinculacion>>. Disponible en www.ceaa.colmex.mx/estudioscoreanos/images/damian.pdf

Choe Gyoung-Joo (2006), <<Politica exterior de Corea hacia America Latina. Evolucion, desafios y perspectivas futuras>>, ponencia presentada en el Segundo Encuentro de Estudios Coreanos en Argentina, Universidad de La Plata, Argentina.

Choo Jong Youn (2006), <<Un nuevo enfoque de la relacion Corea-Argentina>>, trabajo presentado en el Segundo Encuentro de Estudios Coreanos en Argentina, Universidad de La Plata, Argentina.

Di Masi, Jorge (2005), <<Relaciones preferenciales Mercosur-Corea. perspectivas de una idea en construccion>>. Disponible en: www.ceaa.colmex.mx/estudioscoreanos/images Girado Gustavo (2003), Comercio Argentina / Asia Pacifico. Una carrera de obstaculos, Corregidor, Buenos Aires, Argentina.

Kim, Won Ho (1998), <<Korean-Latin American Relations: Trends and Prospects>>, Korean Journal of Latin American Studies Vol. 1.

Kwak, Jae-Sung (2003), <<Relaciones entre Corea y America Latina en el Siglo XXI: una perspectiva coreana>>, en Senas de identidad coreana, Ojeda/Hidalgo/de Laurentis (coordinadores), Centro Espanol de Investigaciones Coreanas, Ed. Gondo, S.A. Toledo, Espana.

Mera, Carolina (1998), La inmigracion coreana en Buenos Aires. Multiculturalismo en el espacio urbano, Eudeba, Buenos Aires, Argentina.

Mera, Carolina (2003), Estudios Coreanos en America Latina, Ed. Al margen, La Plata, Argentina.

Mera, Carolina (2005), <<Diaspora coreana en America Latina>>, II Encuentro de Estudios Coreanos en America Latina, Colegio de Mexico--Korea Foundation. Disponible en: http://ceaa.colmex.mx/estudioscoreanos/images/mera.pdf

Oviedo, Eduardo (2005), <<La politica exterior de Argentina hacia la peninsula de Corea en el ambito multilateral>>, en Mera Carolina (comp.) Encuentro de Estudios Coreanos en America Latina, Ed. Al margen, La Plata, Argentina

Pagina oficial de FOCALAE--Corea, <http://fealac.mofat.go.kr/span/information/brief.php>.

Paz, Gonzalo (1996), <<Las relaciones entre Corea y la Argentina. Desarrollo y perspectivas>>, Disponible en http://www.asiayargentina.com/cari-13.htm <www.korea.net>.

Estadisticas de la Direccion de Migraciones del Ministerio de Relaciones Exteriores y Comercio de Corea (2005), www.mofat.go.kr

(1) Las relaciones bilaterales entre Corea Argentina se han clasificado segun distintos periodos. El Prof. E. Oviedo (2003) propone hacerlo de acuerdo a si se mantienen relaciones con una o las dos Coreas, abarcando cuatro periodos: el anterior a 1962; 1962-1973; 1973-1977; 1978-2006; en cambio el Prof. Gonzalo Paz (1996) realiza la division por decadas: 1960; 1970; 1980; 1990, incluyendo en ellas las diferentes variables a analizar. En el presente trabajo nos acercamos mas a la perspectiva del Prof. Paz.

(2) El convenio cultural fue firmado en Buenos Aires el 8 de agosto de 1968 por el ministro de Relaciones Exteriores y Culto, Nicanor Costa Mendez, y el embajador de la Republica de Corea en Argentina, Dong Sung Kim. Fue aprobado por Decreto Ley No 18.387, del 3 de octubre de 1969, y entro en vigor el 4 de enero de 1970.

(3) El articulo III expresa que <<Ambas partes se otorgaran reciprocamente el trato de la nacion mas favorecida, tanto en lo que concierne a tarifas aduaneras, derechos de toda clase, tasas, impuestos, reglamentaciones sobre circulacion, transporte y distribucion de mercaderias, como asimismo en lo que se refiere a licencias, reglamentos, formalidades, procedimientos y disposiciones vinculadas a la exportacion e importacion de mercaderias,~.

(4) El gobierno de Salvador Allende establecio relaciones diplomaticas con Corea del Norte el 10 de junio de 1972. El gobierno de facto de Pinochet interrumpio las relaciones tres dias despues del golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973.

(5) Fundada en marzo de 1995 por los gobiernos de Estados Unidos, Japon y Corea del Sur, se origino en el acuerdo firmado en diciembre de 1994 entre los Estados Unidos y Corea del Norte, en virtud del cual este ultimo acepto congelar y desmantelar su programa nuclear.

(6) Brasil es el unico pais del Mercosur que reconoce a Corea del Norte, desde marzo de 2001.

(7) <<Joint Statement of the Presidents of the Republic of Korea and the Argentine Republic>>, Buenos Aires, 15 de noviembre de 2004. El texto original se puede consultar en el sitio web <www.korea.net>.

(8) <<Los dos paises han trabajado juntos durante mas de 10 anos como miembros del Coffee Club que se opone al incremento del numero de miembros permanentes>> (Choo Jong Youn, 2006).

(9) Kim Won-Ho, <<Korean-Latin American Relations: Trend and Prospects>>, Korean Journal of Latin America Studies, Vol. 1 (1998), pp. 25-48. Tambien en Kim Won-Ho, <<Korea and Latin America: End of a Honeymoon?>>, Latin America in the International Financial Crisis, Edition No 56, mayo-agosto 1999.

(10) En 1962 se da una corriente migratoria de 30 mil coreanos hacia America Latina: a Brasil, Argentina, Paraguay y Bolivia (Kim Ill Soo, 1981; Lee Kyo Bom, 1992; Mera, Carolina, 2005).

(11) Debemos recordar que el tipo de cambio 1 a 1 mantenido durante este periodo fue un elemento esencial para que este desarrollo pudiera darse.

(12) Entre 1999 y 2001 abandonaron Argentina 6178 personas y de Paraguay 4222, mientras que en el mismo periodo llegaron a la region 8656 personas. Esto significa que un total de 19056 personas movilizandose, entre quienes ya residian en paises de America Latina y los recien llegados. Mas del 90% de estas personas ingresaran a Mexico (17121) y Brasil (1181), restando 754 que seguramente se dirigieron a Guatemala y Chile. (Datos de la Direccion de Migraciones del Ministerio de Relaciones Exteriores y Comercio de Corea, 2005).

(13) En febrero de 1980 se firmo el Acuerdo de Cooperacion Cientifica y Tecnologica entre la Comision Nacional de Energia Atomica de Argentina y la Comision de Energia Electrica de Corea.

(14) Citado por Choe Gyoung-Joo, 2006, <Politica exterior de Corea hacia America Latina. Evolucion, desafios y perspectivas futuras>>, II EECA, UNLP.

(15) Para el caso de Argentina, ver Mara Barembaum (2005).

(16) En ese sentido es pertinente retomar los cinco principios fundamentales de la nueva diplomacia coreana senalados por Kwak (2003): 1. globalizacion, 2. diversificacion, 3. multidimension, 4. cooperacion regional y 5. la orientacion futura de la politica exterior>> citado por Choe Gyoung-Joo, 2006, en <<Politica exterior de Corea hacia America Latina. Evolucion, desafios y perspectivas futuras>>, II EECA, UNLP.

(17) Choe Gyoung-Joo (2006), <<Politica exterior de Corea hacia America Latina. Evolucion, ibid.

(18) Choe Gyoung-Joo (2006), Politica exterior de Corea hacia America Latina. Evolucion, desafios y perspectivas futuras, op. cit.

(19) <<El Gobierno coreano esta organizando asambleas mundiales como la Convencion Mundial de Empresarios Coreanos, a traves de las instituciones como Fundacion de Corea, Agencia Coreana para la Promocion de Comercio e Inversion (KOTRA), Asociacion de Comercio Internacional de Corea (KITA), para promover los encuentros de los empresarios coreanos en el exterior>> (Choo Jong Youn, 2006).

(20) Podemos mencionar los programas para estudiantes extranjeros organizados por la Fundacion de Corea o el Ministerio de Educacion y Desarrollo de Recursos Humanos de Corea, y el programa de visita a Corea de hijos de residentes coreanos en la Argentina.
COPYRIGHT 2007 Universidad de Chile, Instituto de Estudios Internacionales
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2007 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Mera, Carolina
Publication:Estudios Internacionales
Date:Jan 1, 2007
Words:7654
Previous Article:Chile y Asia hoy: una mirada critica.
Next Article:El sistema multilateral de comercio y la region *.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters