Printer Friendly

Paisaje, patrimonio y arquitectura en los destinos turisticos litorales. Notas sobre la Costa del Sol.

Landscape, Heritage and Architecture in Coastal Tourist Destinations: Notes on the Costa del Sol

El trabajo aqui presentado recoge una sintesis del material elaborado en la Tesis Doctoral defendida en la Universidad de Sevilla (E.T.S.A.) el 13 de diciembre de 2010: Malaga 1930-1980: turismo, desarrollo, arquitectura. La aventura de la modernidad, y que obtuvo la calificacion de sobresaliente cum laude por unanimidad. El tribunal constituido para su defensa estuvo presidido por la catedratica Rosario Camacho Martinez junto con los profesores Antonio Pizza, Victor Perez Escolano, Teresa Perez Cano y Jose Ramon Moreno Perez. La direccion de la misma ha tenido como tutor al catedratico Eduardo Mosquera Adell, durante los cinco anos de trabajo que han llevado a su presentacion final, gracias a una Beca de Formacion del Profesorado Universitario del Ministerio de Educacion, dedicados a la investigacion y al estudio del patrimonio turistico en la provincia de Malaga asi como en diversas ciudades litorales.

A modo de introduccion: unas notas de historia, paisaje y turismo

Desde las primeras formulaciones teoricas que definieron la Costa del Sol como destino turistico de primer orden, el paisaje se ha convertido en el verdadero protagonista de una historia tanto de turistas como de inversores. La dimension paisajistica y mas concretamente su valoracion como elemento clave en el engranaje proyectual litoral, comienza a incorporarse en los ultimos anos al planeamiento territorial y en especial al diseno de los espacios turisticos. Una linea de trabajo que genera en la actualidad investigaciones mayoritariamente centradas en el turismo de costa y que necesariamente obliga a revisar el concepto patrimonial de dichos planteamientos. Asi pues, creemos conveniente establecer un analisis del paisaje como elemento configurador de un espacio concreto, como es la Costa del Sol, cuyas aportaciones han jugado desde sus primeros ejercicios programados y de control urbano y turistico, un desconocido papel.

Estableciendo una revision centrada en los diagnosticos urbanisticos e informes elaborados desde principio de los anos 60 hasta la decada de los anos 80 del turismo en la costa malaguena, constatamos la existencia de numerosos programas y planes de ordenacion que cuidaron minuciosamente el estudio de las visuales, perspectivas y embellecimiento de la linea de costa, controlaban crecimientos y atendian a la calidad paisajistica de los pueblos costeros (1). Hoteles y ciudades en primera linea de playa, vistas preferentes y visuales controladas. Junto a ello y de forma paralela a dicho reconocimiento moderno del paisaje, se fue trabajando en una identificacion del mismo como recurso con el que transformar completamente el litoral en un nuevo territorio, actualmente con sintomas de agotamiento.

El rescate y conocimiento de tales planteamientos hasta ahora no estudiados, permitirian establecer nuevas lineas de investigacion en torno a los elementos definidores de la Costa del Sol como destino turistico en revision, puesto que, en su momento, favorecieron el entendimiento moderno de su configuracion como destino de costa bajo la atenta mirada institucional, que por el contrario, nunca le permitio llevarlas a la practica.

Partiendo del hecho por el que el paisaje se constituye como recurso de primer orden para el turismo de costa, podriamos decir que tras cincuenta anos de actividad turistica, nos movemos en un presente con profundas marcas en el territorio, pues a lo largo de todo este tiempo y en la mayoria de las ocasiones, el paisaje litoral se ha llegado a convertir en un elemento mas de la vida urbana y no tanto de creacion natural, provocando tanto el deterioro creciente de los recursos ambientales como de los espacios naturales y derivando en una continuada perdida de la calidad de vida en los espacios urbanos ligados al litoral. Como consecuencia del aprovechamiento intensivo de los recursos naturales para satisfaccion de las demandas turisticas:2

"La puesta en explotacion de canteras en lugares de gran valor paisajistico y acusada visibilidad que luego se han convertido en vertederos incontrolados de escombros, la deforestacion de espacios verdes para proveer de espacios a la construccion, por no citar ejemplos de conglomerados de edificios de mas que dudosa calidad y estetica, han cambiado este paisaje".

Al mismo tiempo, dichas categorias entendidas como signo de identidad territorial se han convertido en el fundamento en el que se sustentan principalmente las actividades vinculadas al turismo y a la construccion de los denominados paisajes culturales (3). Un concepto complejo, resultado de la combinacion de aspectos diversos como son los naturales, los historicos y los funcionales, reflejo de la herencia cultural de un pueblo, de su identidad y resultado de unas practicas historicas ejercidas por un grupo humano sobre el territorio (4).

Dicho ejercicio de valoracion, constituye el resultado de un proceso de intensidades paulatinas principalmente vinculadas a los cambios sociales, politicos y economicos que de forma paralela al desenlace de otros cambios fisicos como los terrenos ganados al mar o las obras de defensa de costas gracias a tecnicas constructivas avanzadas, han permitido que en las ultimas dos decadas se asista a un "descubrimiento" y "revalorizacion" del paisaje litoral. El paisaje ya no se asocia unicamente a valores ecologicos y esteticos, sino que destacan aspectos relativos a la calidad de vida de los ciudadanos, la memoria colectiva, la identidad local y lo que es mas importante, su valor patrimonial vinculado al territorio (5).

Siguiendo este planteamiento, nos acercamos al reconocimiento turistico de la Costa del Sol. Podemos decir que el sol y la playa, junto a nuevos conceptos esta vez asociados al tiempo, cambiarian por completo la imagen de costa de la provincia desde finales de los anos 50 del siglo XX. Asi, el proceso de desarrollo en esta zona costera, empezo a plantearse como conjunto desde la misma aparicion de los hoteles hasta la configuracion de nuevos complejos urbanisticos o segundas residencias. Un proceso de ocupacion del territorio litoral donde el paisaje llego a ocupar, en gran medida, una posicion relevante ante cualquier planteamiento. Se trataba de respetar los valores de un paisaje costero que un dia ofrecio una vision amable y natural de arenales, playas, acantilados e incluso marismas litorales que junto a tradicionales pueblos de pescadores, desaparecidos hoy casi en su totalidad, conformaban un paisaje de costa singular y propio (6).

Dichas cuestiones evidencian el papel que jugo la ordenacion del paisaje en la construccion moderna de la Costa del Sol desde sus inicios como destino turistico. Una consideracion centrada no tanto en su forma como en su formacion, pues entendemos que no se trato tanto de preservar el paisaje, como de defender los valores paisajisticos (7). Una nueva dimension del paisaje de costa que obliga a comprenderlo como resultado de multiples elementos no necesariamente naturales, que organizados entre si e intimamente ligados al territorio que los acoge, constituye una identidad propia del espacio en cuestion.

En este sentido somos capaces de reconocer toda una serie de condicionantes presentes en el conjunto de las transformaciones producidas en el territorio turistico que de forma paulatina han determinado la configuracion y estructura del litoral tanto de la Costa del Sol como a nivel nacional desde los anos 50 hasta nuestros dias. Nos referimos a cuestiones de caracter socioeconomico, aquellas de caracter espacial, las referidas a la funcionalidad de dichos espacios creados, esto es, un uso turistico que indiscutiblemente ha llegado a transformar el caracter de toda una costa y a la construccion de una imagen proyectada de los mismos a lo largo de toda nuestra historia.

En general podemos comprobar como la transformacion territorial y en particular paisajistica de nuestro litoral, ha estado fuertemente ligada a una intervencion estatal y en ocasiones de renta privada. Es interesante tambien no dejar de lado la permeabilidad del terreno que dio paso a cualquier ejercicio construido, a pesar de conocer las nefastas consecuencias que ello provocaria.

Fruto de esta situacion surgiria una mezcla de estilos arquitectonicos regionalistas, organicistas, neo-mediterraneos, escasas apuestas serias por la modernidad, hoteles en altura en busca de vistas privilegiadas en primera linea de playa, urbanizaciones aisladas de tipo tradicional, complejos urbanisticos dispersos, campings en la costa... y bloques de apartamentos, que con sus vistas al mar luchaban en primera linea por la rentabilidad de un suelo que se agotaba.

La construccion de la imagen turistica como modelo. La Costa del Sol como destino internacional

La playa, entendida como espacio de atraccion turistica, encontraba, por tanto, sus origenes en las costas britanicas (8) en el siglo XVIII cuando se reparo en los efectos curativos de las aguas marinas, comenzando asi una primera etapa historica del litoral que se alargaria hasta el final de la Primera Guerra Mundial y que tuvo como principales escenarios las playas del norte (fachada atlantica europea y estadounidense, Canal de la Mancha, Mar del Norte y Mar Baltico). De las estaciones balnearias a los actuales "seaside resorts" encontramos que pocos elementos han cambiado en cuanto al propio concepto se refiere. En todo el S. XIX se ampliaran las ciudades maritimas con posibilidad de bano y complementos ludicos, desde la propia costa britanica (Brighton, Folkestone, Bournemonth, Margate...) o en Holanda con Scheveningen o Zandvoort. La costa francesa y belga (Dunkerque, Biarritz, Boulogne, Ostende.), la costa danesa (Abenra) o la germano polaco (Sopot, Kolobrezeg.), la zona franco italiana (Niza, San Remo, Cannes.) o la del Adriatico (Trieste, Splitz.). Todas estas ciudades ofrecian una importante clasificacion de atractivos: junto al mar estaria el paseo maritimo, entendido como urbanizacion de la franja costera, y junto al mismo, el casino, las salas de baile, los cafes y restaurantes, centros urbanos que cada vez se haran mas populares y asequibles a una clase menos adinerada.

Una de las primeras razones que impulsaron el hecho de viajar a principios de siglo XX la encontramos en la importancia que cada vez mas se iba concediendo a la terapeutica y al termalismo. En este sentido debemos mencionar como las teorias higienicas relacionadas con la purificacion de las aguas se convirtieron en la primera de las manifestaciones turisticas de la Europa moderna. Miles de enfermos empezaron a frecuentar estos centros con el fin de curar o aliviar diversas enfermedades, de manera que los tratamientos hidrologicos se alzaron junto con los banos termales y las propiedades beneficas de dichas aguas, como los motivos fundamentales por los que establecer circuitos de afluencia turistica creadas para tal fin.

Con el paso del tiempo, este avance de banos termales de interior fue desarrollandose en paralelo al convencimiento impulsado por los primeros y novedosos estudios que ponian de relieve las importantes propiedades terapeuticas del bano de agua de mar. De manera que este hecho unido al desarrollo urbanistico y de ocio que los litorales empezaron a experimentar, provocaria un lento pero imparable declinar del balneario termal interior en detrimento de los centros de ocio o balnearios propiamente dichos que colonizaban los litorales. Asi, el litoral como escenario turistico y espacio de recreo comenzaba con una funcion terapeutica a pesar de que paulatinamente fue abandonandola para convertirse y consolidarse en una cuestion mas de caracter ociosa y de sociabilidad, burguesa en sus inicios y como veremos mas delante, de masas.

Este nuevo fenomeno turistico, entendido como concepto moderno de veraneo o turismo de sol y playa, llego a Espana con cierto retraso pero con las mismas caracteristicas y complejidades que presentaba en el resto de las naciones occidentales. En esta primera etapa historica (9), el turismo internacional se caracterizo por ser una joven industria dependiente unicamente del impulso y las actuaciones de caracter privado asi como del alcance internacional de sus proyectos y espacios. Podemos senalar como el primer turismo espanol se caracterizo por su notable dependencia con respecto a otras naciones mas desarrolladas o prosperas como pudiera ser por ejemplo el desarrollo turistico de la Francia que basaba su turismo inicial en los sindicatos de iniciativa turistica, sociedades deportivas de velocipedistas y automovilistas Clubs de montanas y excursionistas (10).

Un proceso de cambio, desarrollo y nueva imagen que traeria consigo la construccion de hoteles, complejos urbanisticos y segundas residencias. Pero la verdadera transformacion del espacio receptor turistico se iniciaria en la decada de los anos 50. Una transformacion que afectaria a todos los municipios de Malaga y a su costa, no constituyendo un proceso ni mucho menos homogeneo.

El turista aparecia como un nuevo tipo social que llegaba a Espana en el ultimo cuarto de siglo XIX consolidando su presencia poco a poco, ya fuera como banista o excursionista. El turista empezo a consumir espacios y a requerir servicios, balnearios, nuevos hoteles, trenes con coches-cama, espacios dedicados a la difusion de la cultura. De esta manera, el turismo ya desde sus origenes presentaba tambien una serie de exigencias, demandas y necesidades materiales que fueron aprovechadas por la industria del turismo y del ocio, al mismo tiempo que las guias de la epoca se convertian en el espacio idoneo para recrear el mundo de la publicidad y el consumo turistico.

El turismo, motivado por factores turisticos y economicos, se convirtio a partir de los anos cincuenta en el maximo protagonista de la historia de la Costa del Sol. Provoco un abandono de las localidades del interior hacia la zona costera y pronto aparecieron nuevas residencias, nuevos usos del territorio y nuevos conceptos de habitar y de disfrutar del tiempo libre. El sol, la playa y distintas categorias asociadas al tiempo de disfrute y al turismo cambiarian por completo la imagen de nuestra costa. Malaga se convirtio en una ciudad media necesitada de la conexion entre sus elementos y distribucion funcional de sus nucleos.

Pronto destacaron los balnearios de la costa malaguena, teniendo constancia de la inauguracion en 1918 del Balneario Nuestra Senora del Carmen, que vino a unirse a los antiguos balnearios de la Estrella y Apolo asi como la apertura en 1928 del Campo de Golf de Torremolinos, este ultimo no considerado balneario pero si traido a colacion por la importancia y repercusion en el citado circuito turistico del momento. Poco a poco comenzaron a ocuparse las primeras lineas de playa en el litoral mediterraneo y los primeros establecimientos se dejaban ver como balnearios para pasar mas tarde a transformarse en banos flotantes. En estos primeros pasos hacia el turismo moderno, destacarian dos focos de atraccion por excelencia, Barcelona y Malaga. En Malaga (11), desde finales del XIX encontramos ya las primeras instalaciones al borde del mar como los Banos de Periana, Carratraca o Tolox mas alejados de la Malagueta donde destacaban los Banos de la Estrella, los Banos Apolo y mas tarde los Banos del Carmen.

Durante el primer tercio del siglo XX y de manera especial durante los anos 20, Malaga fue poco a poco convirtiendose en un lugar cada vez mas atractivo, turisticamente hablando, asi como el lugar ideal para buen numero de municipios costeros que empezaron a ser conocidos. Pero la gran transformacion del litoral malagueno se produjo, como es sabido, a lo largo de la decada de los 60. Un fenomeno, la invencion de la Costa del Sol, con profundas implicaciones demograficas, economicas y medioambientales.

En todo este proceso Andalucia se habia convertido en el principal foco de atraccion del turismo extranjero. En los anos 50, y sobre todo 60 y 70, la Costa del Sol vivio un boom turistico sin precedentes. El fenomeno turistico excedio lo meramente economico para englobar otros aspectos de caracter social, territorial, cultural, artistico e ideologico.

Hoy la Costa del Sol sigue siendo un destino turistico internacional. Sin embargo, que duda cabe que hay asociaciones mucho menos positivas como la corrupcion o los desastres urbanisticos litorales, por no hablar de la caduca imagen que muchas localidades costeras malaguenas se empenan en revivir, rememorando una edad de oro de nuestro patrimonio turistico.

El turismo se convertia en el personaje principal de la escena, el mejor aliado del pais de centros de acogida de tan esperado desarrollo, y estos a su vez, en centros donde la expectacion era la maxima esperada. Centros que en su mayoria respondian a zonas litorales, bien con un pasado balneario o bien de reciente creacion para satisfaccion del objetivo mayor. En algunos casos, encontrabamos pueblos costeros de tradicion eminentemente pesquera que ante los nuevos desarrollos urbanisticos sucumbieron en el empuje constructivo de nuevas areas de expansion.

Por otro lado, la imagen de ciudad turistica y su proyeccion internacional permitia formular un reconocimiento serio y profundo de su condicion patrimonial mas alla de la catalogacion individual de aspectos dispersos de la misma. La promocion de nuestro pais se hacia eco en las portadas de revistas y periodicos del extranjero. Estos anuncios a los que hacemos referencia, adoptaron el formato de cartel como soporte publicitario. Principalmente se trataban de dibujos o reproducciones de litografias fruto de una serie de concursos de carteles que el propio Patronato Nacional de Turismo organizaba para difundir la imagen de aquellos ganadores12. Sin embargo durante el periodo comprendido entre 1928 y 1930, la produccion fue escasa reduciendose tan solo a diez carteles los referidos a Andalucia.

La publicidad turistica se pretendia como recurso de comunicacion imprescindible para la construccion de una Espana donde abundaban los paraisos exoticos y placenteros demandados por los turistas.

A partir de los anos cuarenta, los carteles dejaron atras las imagenes de conjuntos monumentales confiriendo una mayor importancia o protagonismo, si se quiere, a las figuras individuales que aparecian bailando, con trajes tipicos, montando a caballo o vestidos de traje de flamenca (13). Andalucia y la Costa del Sol se convertian entonces en el reclamo de una exotica parada, una imagen bucolica del sol y unas playas por descubrir.

A partir de los anos 50, se produce el cambio en la imagen de los carteles que irian de la mano de las nuevas corrientes artisticas y de gustos en un intento por cambiar la imagen del turismo. Una novedad especialmente interesante supuso el cambio en el tema publicitario. A partir de ahora se empezaba a marcar el protagonismo de los destinos turisticos, siendo los propios espacios turisticos los verdaderos focos de interes capaces de atraer la curiosidad y el flujo de turistas.

En los anos 60 y 70, la dinamica empezo a centrarse en esta posibilidad de escapismo. El turismo ofrecia un espacio distinto, de paraiso, de relax, de ocio y de mar. En estos anos, fueron indiscutiblemente los escenarios del turismo de masas los protagonistas de la historia: playas llenas de sombrillas, piscinas y urbanizaciones a la orilla de mar, puertos deportivos, paseos maritimos, terrazas, restaurantes, chiringuitos y a veces los propios turistas en primer plano, tomando el sol, practicando algun deporte o simplemente en escenarios costeros. Espana convertia su imagen, en estos anos 60, como paraiso del sol y el mar.

Poco cabe decir mas sobre las decadas siguientes, en las que el turismo se convirtio en el modelo perfecto para mejorar la economia y la imagen de una Espana ahora moderna y en desarrollo. La propaganda y la publicidad fueron el reflejo de un enfasis por alzar una industria turistica de bajo coste centrada mas en los gustos modernos de los extranjeros que en la propia esencia del pais. De esta manera, era facil encontrar carteles donde aparecian de manera aislada o en conjunto el sol, playas y fiestas populares invadidas de mujeres folcloricas.

En estos primeros anos de propaganda y difusion de un turismo moderno, el publicista de la Direccion General de Turismo, Rafael Calleja, quien habia trabajado con el mismo cargo en los tiempos de Alfonso XIII, considero que la imagen que se debia desprender de Espana era bien distinta. Y ese fue precisamente el eslogan a emplear, Spain is different. Aunque no se sabe si fue el quien invento el eslogan, pronto se convirtio en una imagen de marca tal y como recoge en su libro Apologia turistica de Espana (14).

La imagen que novelas, peliculas y revistas proyectaron enfatizando el disfrute ilimitado, la permisividad y las posibilidades infinitas de ocio, hicieron un flaco favor a la Costa del Sol. En esta misma linea, seran sin lugar a dudas las peliculas espanolas (15) dedicadas a la Costa del Sol las que nos ayuden a reconstruir el "paisaje comun" de un territorio cimentado en muchas ocasiones a base de topicos (las suecas, el vino, el gigolo, los toros, el flamenco y la paella).

Valoracion patrimonial de la arquitectura del turismo en la Costa del Sol

El turismo difundio una imagen sesgada y distorsionada de Espana, que contribuyo a consolidar y prolongar en el tiempo la ignorancia extranjera sobre la realidad espanola. El turismo difundio, a la vez, una serie de estereotipos atractivos y sobre todo, muy marcados, que expresaron con fuerza la imagen de Espana fuera de sus fronteras y permitieron su identificacion inmediata en el mapa. En resumidas cuentas, se trataba de crear una imagen tan simplista e irreal como facil de reconocer y dificil de confundir. Topicos sin duda muy reales, pero que no retratan el verdadero espiritu de la costa y ni mucho menos representan el valor de una arquitectura moderna que se hacia un hueco en aquellos anos tan convulsos.

Una arquitectura que se formulo bajo la comprension de aquella que fundamentalmente respondia no tanto a las necesidades propias del momento como a las corrientes mas internacionales de la epoca. Sus formas dejaban patente una situacion, un capitulo distinto de la historia, una aventura quizas donde la arquitectura se convirtio en una de las manifestaciones mas interesantes de la cultura de estos anos y el turismo en manos del urbanismo y de la arquitectura en una gran capacidad de generar riqueza. En relacion a ello, hoy podemos decir sin temor a equivocarnos, que ha dejado de considerarse un mal menor para convertirse en un tema de proyectacion muy seductor puesto que como veremos mas adelante, nacio con vocacion de "colonialismo" o lo que es lo mismo, explotacion del "lugar".

Una arquitectura a modo de respuesta, tanto de las necesidades propias del momento como de las corrientes internacionales. Sus formas dejaban patente una situacion, un capitulo distinto, una aventura quizas donde lo construido se convirtio en una de las manifestaciones mas interesantes de la cultura de esta epoca y donde el turismo en manos del urbanismo y de la arquitectura represento una gran capacidad de generar riqueza. Una arquitectura, fuente de experimentacion, que sera en manos del turismo el ejercicio capaz de representar una nueva manera de entender el tiempo de disfrute y la expresion material reflejo de una nueva filosofia de vida (16).

Se permitio construir mucho y de cualquier modo. En su mayor parte, los modelos arquitectonicos no fueron pensados como ejercicios modernos afines a una arquitectura comprometida con el espacio y su fin. Apenas unos ejemplos diseminados reafirman nuestra postura.

La Costa del Sol recicla hoy su memoria y distintos ejercicios de proyectacion miran con distancia y cierto desden el origen de tan abrumador desarrollo de ocupacion (basta con nombrar los recientes proyectos hoteleros en Torremolinos). Estos son al fin y al cabo ejemplos donde la arquitectura del turismo lejos ya de aquella arquitectura proyectada y creada en los anos 60, cuyo reflejo ha guardado en la memoria colectiva una imagen de la Costa del Sol muy particular.

El reconocimiento de la arquitectura turistica del siglo XX en la Costa del Sol permite hoy dia apreciar como esta se caracterizo no por una apuesta direccional, sino dispersa, distinta, con dos velocidades y con muchas opciones. Se permitio construir mucho y de cualquier modo. El conocimiento y valoracion patrimonial de la arquitectura turistica de la Costa del Sol debera responder, por tanto, a la complejidad y riqueza patrimonial de aquellas variantes, y condicionantes, impulsos constructivos y deseos de renovacion.

Por todo ello, entendemos que el territorio turistico, en este caso tomando como modelo la Costa del Sol, se presenta como un verdadero laboratorio, consecuencia de la complejidad personal en las formas y modos de habitar. Los espacios turisticos, capaces de generar maneras distintas de estar en el territorio y diferentes modelos y propuestas de ciudad, se prestan en su configuracion como espacios donde poder trabajar con elementos clave para su posterior desarrollo.

A modo de conclusiones o inicio de una reflexion

A dia de hoy, el paisaje litoral de la Costa del Sol ha sido completamente transformado consecuencia de una dinamica inmobiliaria cada vez mas agresiva y con menos espacio para la actuacion. La expansion del tejido urbano en los nucleos costeros ha desembocado en la configuracion de una verdadera ciudad construida a lo largo de la costa. El paisaje, bien patrimonial y recurso intangible se posiciona como pieza fundamental con el que trabajar para futuras intervenciones en el litoral.

Al mismo tiempo, somos conscientes de que la arquitectura turistica ha dejado de considerarse un mal menor para convertirse en un tema de estudio y analisis muy seductor. Los ejercicios, a veces resueltos como necesidad o en ocasiones como gancho atractivo, reflejaron una nueva manera de abordar la disciplina. Soluciones construidas cuya validez el tiempo reconocio o desecho. Formulas que plantearon como ejercicio la elaboracion de propuestas y ejemplos de desarrollo. Aislados o en conjuntos, la arquitectura turistica represento un campo de trabajo innegable para la historia de la arquitectura. El espacio, la posicion de lo construido frente al mar, la ordenacion de complejos turisticos proyectados a velocidades desconocidas hasta entonces, lo estetico como referencia de una arquitectura turistica propia frente a una modernidad que se presentaba como respuesta a lo racional y la solucion de los citados problemas.

La existencia de diferentes modelos, formulas y respuestas arquitectonicas que se ofrecieron a la Costa del Sol desde su propia configuracion como destino internacional evidencian una riqueza indiscutible del patrimonio turistico arquitectonico de la costa. Distinguir con el paso del tiempo, la validez de sus formulas obedece no tanto a una cuestion de eficacia formal de aquellos, sino al reconocimiento de una historia imprescindible para la comprension de la Costa del Sol, para Malaga y para el estado de la misma en su complejidad. Pues como resultado de un estudio detallado de cuantas investigaciones centran su atencion en la arquitectura turistica del siglo XX de la Costa del Sol, descubrimos como son pocos los trabajos que van mas alla de la consideracion de catalogos, registros o monograficos, que de forma individualizada como casos de estudio aislados, han abordado este ejercicio patrimonial. Entendemos asi que la historia de la arquitectura turistica debe releerse en clave patrimonial desde el mismo punto de arranque que supone el reconocimiento de esta arquitectura en la configuracion historica y territorial de la Costa del Sol.

Para la propia Costa del Sol entendemos que se hace necesario alzar la vista y reconocer que estaba sucediendo en el resto del litoral espanol, sus ausencias, carencias, necesidades y respuestas, ejercicios construidos y planteamientos turisticos a escala urbana. Del laboratorio tipologico formulado en este periodo de la historia nos asombra comprobar como para un mismo proceso se emplearon bases comunes y soluciones muy parecidas. No afirmamos que todo fuera igual pero sin duda las mismas preocupaciones banaban todas sus costas. De su rescate patrimonial, queda mucho por hacer.

http://dx.doi.org/ 10.5209/rev_ANHA.2014.v24.48704

Lourdes ROYO NARANJO

Universidad de Sevilla

Dpto. Historia, Teoria y Composicion Arquitectonicas

lroyo@us.es

(1) Pudiera pensarse a la vista de la realidad fisica y territorial presente, que el desarrollo de la Costa del Sol desatado a principios de los anos sesenta fue el resultado de la ausencia o ignorancia de una planificacion urbana y turistica seria. Pero la realidad fue otra bien diferente. Desde el mismo despegue que dicho fenomeno turistico comenzaba a vislumbrar, existio un cumulo de documentos de ordenacion turistica y territorial en lo que constituye un caso sin precedentes de "esquizofrenia planificadora". Para mas informacion consultar ROYO NARANJO, Lourdes, "Valoracion patrimonial en el diseno de territorios turisticos litorales. La Costa del Sol como modelo de estudio", en Revistaph, no. 83, 2012, pp. 62-73.

(2) FIGUEROLA PALOMO, Manuel, "Hacia un estudio estructural del turismo", en Estudios Turisticos, no. 41, 1974, p. 45.

(3) HERNANDEZ HERNANDEZ, Maria, "El paisaje como sena de identidad territorial: valorizacion social y factor de desarrollo, ?utopia o realidad?", en Boletin de laA.G.E, no. 49, 2009, p. 172.

(4) Ibid., p.170.

(5) De esta manera los principios del Convenio Europeo del Paisaje han sido recogidos en diversas normativas como senala ZOIDO NARANJO, Florencio, "El paisaje y su utilidad para la ordenacion del territorio", en Paisajes y ordenacion del territorio, Sevilla, Junta de Andalucia y Fundacion Duques de Soria, 2002, pp. 20-32.

(6) GOMEZ ZOTANO, Jose, Naturaleza y paisaje en la Costa del Sol Occidental, Malaga, Diputacion Provincial Malaga, 2006.

(7) NELLO, Oriol, "El paisaje y la gestion del territorio", en Coloquio organizado por el Colegio de Geografos de Espana. Residencia de Estudiantes, Madrid, 13 de enero de 2004.

(8) CORBIN, Alain, El territorio del vacio. Occidente y la invencion de la playa (1750 - 1840), Barcelona, Mondadori, 1993.

(9) Para conocer mas sobre las fases del proceso turistico espanol que repercutieron de manera directa en la configuracion moderna de la Costa del Sol consultar OCANA GARCIA, Manrique, "Los espacios turisticos del litoral andaluz", en Cuadernos geograficos de la Universidad de Granada, no. 30, 2000, pp. 43-76; Idem, "El espacio rural malagueno", en Isla de Arriaran: revista cultural y cientifica, no. 6, 1995, pp. 229-240.

(10) Las fases por las que se sucede el desarrollo del turismo Espanol desde sus inicios aparece detalladamente estudiadas en VELASCO GONZALEZ, Maria, La politica turistica. Gobierno y Administracion Turistica en Espana (1952-2004), Valencia, Canada Blanch, 2004, p.130.

(11) Se recoge la existencia de un Suplemento del Noticiario Turistico, dedicado a Balnearios y Aguas Minerales en Espana, publicado en 1964 por la Secretaria de Turismo, Direccion General de Promocion del Turismo, Ministerio de Informacion y Turismo. En ella se recoge una relacion de balnearios termales en la provincia de Malaga, entre ellos, Fuente Amargosa en el termino municipal de Tolox, Fuente Alegre en el mismo termino y los Banos de Carratraca. Datos recogidos en Archivo Historico Provincial de Malaga, Seccion Informacion y Turismo, Sig. 235.

(12) GARCIA RUESCAS, Francisco, Historia de la publicidad y del arte comercial en Espana, Madrid, Arus, 2000. Como referencias podemos citar algunos nombres importantes de pintores que participaron en estos concursos y destacaron en aquellos carteles sobre Andalucia: Casenave, Hohemleiter, Verdugo Randi, Tejada, Sanchez o Diaz Jara.

(13) HERNANDEZ RAMIREZ, Javier, La imagen del turismo de Andalucia, Sevilla, Consejeria de la Presidencia, Centro de Estudios Andaluces, 2008, p.72: "La representacion difundida por la publicidad turistica no es necesariamente un fiel reflejo de la realidad sociocultural y ambiental de los lugares, sino la proyeccion de una determinada mirada que se ajusta a los condicionantes de mercado y a las expectativas de los turistas potenciales en un contexto de dura competencia con otros destinos. En este sentido, la imagen proyectada construye una determinada realidad".

(14) CALLEJA GUTIERREZ, Rafael, Apologia turistica de Espana, Madrid, Direccion General de Turismo, 1957.

(15) En peliculas (por orden cronologico) como: "Amor a la espanola" (Fernando Merino, 1966), "El turismo es un gran invento" (Pedro Lazaga, 1968), "Objetivo Bikini" (Mariano Ozores, 1968), "Una vez al ano ser hippie no hace dano" (Javier Aguirre, 1968), "El abominable hombre de la Costa del Sol" (Pedro Lazaga, 1968) o "Manolo la nuit" (Mariano Ozores, 1973). Mas informacion en www.torremolinoschic.com. Sobre este tema tambien debemos citar el trabajo fin de master de Alberto Garcia Moreno bajo el titulo El turismo un gran invento. Valoracion patrimonial de la actividad turistica de sol y playa en la Costa del Sol en la epoca del desarrollismo (anos 60-70). El caso de Torremolinos. Master Oficial en Arquitectura y Patrimonio Historico. Universidad de Sevilla-Consejeria de Cultura Junta de Andalucia. 2010.

(16) LASANSKY, D. Medina y MCLAREN, Brian, Arquitectura y turismo, percepcion, representacion y lugar, Barcelona, Gustavo Gili, 2006.
COPYRIGHT 2014 Universidad Complutense de Madrid
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2014 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Royo Naranjo, Lourdes
Publication:Anales de Historia del Arte
Date:Dec 1, 2014
Words:5822
Previous Article:El papel del fascismo y el falangismo en la recepcion de la modernidad en la arquitectura espanola contemporanea.
Next Article:La Anunciacion del Monasterio de Caleruega (Burgos): contextualizacion en la Baja Edad Media peninsular.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters