Printer Friendly

POR LOS CAMINOS DE EUROPA EN EL SIGLO XVIII: EL VI CONDE DE FERNAN NUNEZ Y SU GUIA DE VIAJE PARA EL CARDENAL RANNUZZI.

By the roads of Europe in the eighteenth century: The VI Count of Fernan Nunez and his travel guide for the Cardinal Rannuzzi

1. Introduccion

Los viajes en el siglo xviii fueron empresas complicadas. En el caso particular de los desplazamientos por tierra, las dificultades se debieron a que la mayoria de los caminos no eran transitables ni seguros; a la insuficiencia de medios de transporte y su incomodidad, o a la falta de posadas y mesones que hiciesen mas llevadero el rigor del desplazamiento. Sin embargo, se viajo, y mucho. En unas ocasiones, por gusto, como en los grandes viajes europeos (de aprendizaje y diversion) que hacian los jovenes de la aristocracia y que recibieron el nombre de Grand Tour. En otras ocasiones, las mas, por necesidad, con el objetivo de ocupar un cargo publico, visitar a parientes o incorporarse a una fuerza militar, por citar solo tres ejemplos. En cualquier caso, los traslados en ese tiempo resultaban toda una aventura, no siempre placentera o resuelta con exito (1).

De todos estos tipos de viajes disfruto--y padecio, debe reconocerse--el VI conde de Fernan Nunez, don Carlos Jose Gutierrez de los Rios y Rohan Chabot (Cartagena, 1742-Madrid, 1795), desde su tierna infancia hasta poco antes de su fallecimiento. Ademas, fue un hombre que aprendia del entorno y vivencias. Educado por los jesuitas en el Seminario de Nobles de Madrid, habia adoptado de ellos la necesidad de viajar para mejorar la educacion recibida y reconocer el mundo (2).

Al mismo tiempo, ofrecia a quienes le rodeaban esos conocimientos, aderezados con sus propias maximas sobre la vida. De su experiencia viajera es muestra un diario (3) donde recogio las caracteristicas de los caminos, de las residencias donde pernocto, de las ciudades que visito, de la agricultura y la economia de las diferentes zonas por las que paso, etc. Con mas claridad en la letra que el anterior diario, se ha conservado una Ruta general de todos mis viajes, documento pasado a limpio donde se anotan, dia a dia, lo que veia y hacia, las leguas que recorria y donde estaba en cada uno de esos viajes, con el limite abrupto de 1784, si bien debia recoger sus experiencias viajeras hasta 1793 (4).

Mientras Fernan Nunez y otros viajeros espanoles buscaban aprender de Europa, tal circunstancia se habia vuelto tediosa para algunos jovenes de las clases adineradas europeas, de manera que se buscaron nuevos destinos en los que instruirse; uno de ellos fue Espana y, mas en concreto, Andalucia, considerada como un lugar lleno de expectativas por su exotismo (5).

Los investigadores se han ocupado de este tipo de relatos desde el punto de vista de la literatura y desde la historia. Han tomado como objeto de estudio tanto los escritos por espanoles como de quienes llegaron de mas alla de nuestras fronteras. Su intencion fundamental ha sido <<dilucidar hasta que punto fueron [los viajeros escritores] presa de ideas preconcebidas o bien actuaron como observadores objetivos tanto de las inercias y los atrasos como de los indicios de cambio en la Espana del siglo xviii>> (6).

2. El vi conde de Fernan Nunez

Fue don Carlos Jose un Grande de Espana en el sentido literal de la palabra. Pertenecio a una familia de la encumbrada nobleza y, aunque su cuna le abrio muchas puertas (7), supo ascender en meritos hasta la confianza de quienes le trataron, entre ellos el propio rey Carlos III. Gutierrez de los Rios fue autor de una biografia del monarca que ha servido como fuente a multitud de historiadores y que, al mismo tiempo, contiene una biografia del aristocrata (8). Por decision real se le confirieron, entre otros altos cargos, el mando del Regimiento Inmemorial del Rey, el puesto de teniente general de los Reales Ejercitos, la embajada de Espana en la corte de Lisboa o la representacion diplomatica en Paris, esta ultima en los convulsos tiempos de la Revolucion francesa. Recibio las altas distinciones de Caballero del Toison de Oro, Gran Cruz de la Real Orden de Carlos III o Gentilhombre de Camara del mismo rey, por citar solo tres ejemplos. Con su decisiva mediacion tuvieron lugar las negociaciones y los exitosos festejos para celebrar el doble desposorio entre infantes espanoles y portugueses en 1785, con los que se reforzaron las relaciones entre las otrora enemistadas naciones (9). El tambien se encargo de dirigir el rescate de la preciosa carga del navio San Pedro de Alcantara, naufragado en las costas lusas de Peniche a principios de 1786. Mejoro la vida de sus vasallos en la que siempre denomino <<su villa>> de Fernan Nunez (Cordoba), con la institucion de un ramillete de obras caritativas (10). Incluso fue un artista que encandilo a sus companeros de armas con su pericia para taner el violin en los momentos de asueto (11), asombro a los musicos con un Stabat Mater compuesto casi al final de sus dias (Lovaina, 1793) (12) e ideo una nueva letra para La Marsellesa donde encumbraba a los soldados germanos (13).

Cuando escribio esta guia para el cardenal Rannuzi, Gutierrez de los Rios ocupaba el puesto de embajador de Espana ante Maria I de Braganza, Reina Fidelisima de Portugal. Al mismo tiempo y ante la misma corte, el representante del papa Giovanni Angelico Braschi, Pio VI, era el citado Rannuzzi. Para el, como simbolo de amistad y altruismo, diseno don Carlos Jose la ruta que ahora tratamos. El hecho de que ambos formasen parte de la mision diplomatica en Lisboa y el caracter filantropico de Fernan Nunez, siempre dispuesto a ayudar a quien le necesitase, debieron de influir en su elaboracion. El nuncio, no sabemos si por haber terminado su mision o por llamada de Roma, debia trasladarse hasta la Ciudad Eterna, de ahi que emprendiese este largo y penoso viaje armado con los consejos de Fernan Nunez. Sin embargo, la descripcion de los caminos termina en Turin, no en Roma. Debe entenderse que este ultimo tramo del viaje era conocido por el nuncio o su sequito, de ahi que no hiciera falta la ayuda del embajador espanol.

Tanto la guia como el mapa los hemos localizado en la Seccion Nobleza del Archivo Historico Nacional, ubicado en el Hospital de Tavera de Toledo, dentro del legado de los duques de Fernan Nunez (14). Se desconoce si los dos documentos fueron solicitados por el nuncio o partio la idea del mismo embajador espanol, en uno de esos gestos de amistad que le caracterizaban. Lo que si esta fundamentado es que pocas personas, en Lisboa y en ese tiempo, podian ofrecer a Rannuzzi tal informacion y de primera mano como Gutierrez de los Rios. Su conocimiento personal de los principales caminos en la Peninsula Iberica, Francia e Italia, asi como sus lecturas de lo recogido por otros viajeros (15), se lo permitian. Debe tenerse en cuenta el largo viaje que el aristocrata emprendio en junio de 1772 y que le llevo por el sur de Francia (Bayona, Toulouse, Carcasona ...) y el norte de Italia (Genova, Pisa, Florencia ...), entre otros lugares.

3. La guia de viaje

En el manuscrito conservado se ha anadido una portada, tambien a mano, donde se refiere que alli se recogen Varias rutas de Lisboa a Italia. 1786 (16). Igualmente ha permanecido un trozo de papel (de bordes irregulares y mal cortado) donde se informa, presumiblemente por el conde, que el fue el autor de esta guia. Sin embargo, el encabezamiento del documento indica otro titulo semejante: Rutas desde Lisboa a Turin, con advertencias sobre ellas. Por suerte es una copia pasada a limpio del original del conde, cuya letra era muy dificil de entender. ?Por que se encuentra este documento en el archivo de Fernan Nunez si debia ser usado en un complicado viaje? No es posible dar una respuesta definitiva a esta pregunta. Lo mas probable es que se realizaran dos copias; una se guardo en el archivo del conde y la otra se uso para el viaje que, como se indica en el papel recortado ya descrito, se efectuo en el mes de septiembre de 1786.

Se inicia, como es logico, con las etapas que debian cumplir el enviado papal y su sequito en tierras lusas. El primer tramo, en barco de pequeno porte, les llevaria desde Lisboa a la otra orilla del estuario del Tajo, esto es, a Aldea Gallega, nombre que tomaba en aquellos tiempos la actual Montijo. A continuacion, en sucesivas etapas, atravesarian las localidades de Estremoz, Yelves (la Elvas de hoy dia) y la frontera del rio Caya hasta llegar a Badajoz. Desde Merida tomarian la direccion de Talavera de la Reina hasta Madrid. Don Carlos Jose sugiere que, en Talavera, el sequito puede tomar la desviacion hacia Toledo y de aqui buscar el Real Sitio de Aranjuez y Madrid. Considera que, por tres leguas pero de mejor camino, bien merece desviarse. Esta ruta, al menos en la zona portuguesa donde no habia opcion de otro camino mejor (17), es la que solia tomar Gutierrez de los Rios para desplazarse entre Madrid y Lisboa. Bien es cierto que, en alguna ocasion, realizo cambios, como el de desviarse hasta Caceres para visitar a los abuelos de su esposa, dona Maria de la Esclavitud Sarmiento y Sotomayor (18).

Tras esta primera indicacion de las ciudades y los caminos, Fernan Nunez entendio que el nuncio y sus acompanantes necesitarian descansar y entretenerse. Por ello les senalaba que maravillas les ocultaba cada lugar y aconsejaba su visita:
   En Ventas Novas hay que ver el Palacio hecho por don Juan 5.[degrees] para
   el viaje que hizo a la raya de Espana cuando el casamiento de los
   Principes de Asturias y el Brasil, ano de 1727, en que no deben
   dejar de verse las cocinas. Con un recado al conserje, alojara a S.
   Eminencia en el Palacio (con el simple cubierto) y ganara en ello,
   pues la posada es malisima. [...]

   En Merida, el puente, la naumaquia y otros restos de antiguedades
   romanas. [...]

   En Aranjuez, el Palacio, sobre todo el gabinete de China hecho en
   la fabrica del Rey en Madrid. Los jardines del Palacio, casa de las
   vacas a la Milanesa, y los paseos y Jardin del Principe, y el
   puente que esta mas alla de Aranjuez, camino de Madrid.

   En Madrid, el Puente de Toledo, por donde se entra. El Palacio del
   Rey y sus pinturas. El del Retiro y las suyas, y los jardines. La
   armeria. El Gabinete de la Historia Natural, y la Academia de las
   tres nobles artes. La iglesia de las Salesas. Las fabricas del
   Hospicio. El modelo de Ibarra para un palacio. El Seminario de
   Nobles. El Hospital General. El Jardin Botanico, el Prado y demas
   paseos. La plaza de los toros. La Biblioteca del Rey. Hay varias
   iglesias y casas, como la de Cogolludo, Alba, Santiago, Torrecilla,
   y otras en que hay varias pinturas dignas de verse, sobre todo en
   la primera como Duque de Santisteban (19).


La siguiente fase del recorrido la ubica don Carlos Jose entre Madrid y Barcelona. Como en el caso anterior, ofrece al nuncio dos opciones para llegar a la Ciudad Condal: por Valencia o por Zaragoza. Como la distancia en leguas es similar, y los caminos parecidos en lo malo, opta por dejar a la discrecion del cardenal el tomar un camino u otro. Sin embargo, antes de partir hacia Barcelona, el conde se permite aconsejar a Rannuzzi, de manera sutil, que no seria correcto abandonar Madrid sin haber visitado a Carlos III en su palacio de San Ildefonso (20). Una vez en Barcelona, la fase francesa del viaje comenzaria en Perpinan y atravesaria las tierras de Narbona.

Sin embargo, don Carlos intenta ofrecer, siempre que es posible, alternativas a su amigo, por lo que se muestra partidario de ingresar en el pais vecino por la zona de Irun. Toma, para ello, dos excusas. La primera, que una vez en San Ildefonso para cumplimentar a Su Majestad y ver el magnifico palacio y sus jardines (21), lo conveniente seria ahorrar camino, no regresar a Madrid y continuar la ruta por Segovia (visitando su catedral y el acueducto, asi como el Colegio de Cadetes de Artilleria que fundo en 1764 don Felix Gazzola), Valladolid, Burgos (con parada en la catedral gotica y Las Huelgas), Vitoria y lograr el acceso a Francia por Bayona. La segunda excusa, que este camino ofrece mayor entretenimiento al viajero que el de Valencia y Barcelona, donde Fernan Nunez especifica un menor numero de lugares a visitar que por Segovia y Bayona.

Una vez en Bayona, la siguiente gran ciudad de referencia es Tolosa [Toulouse], aunque, <<ocho postas despues de Bayona esta Tarbes, y de alli a las celebres aguas de Baneras [Bagneres-de-Bigorre], hay solo una posta, que yo hice para verlas>> (22). Como se puede comprobar, Fernan Nunez no solo utilizo sus conocimientos de los caminos y de las ciudades, sino que incluyo algunas consideraciones personales sobre su presencia en ellas. Este trayecto, tras una breve parada en Carcasona (23), finalizaria en Narbona. Ya seria cuestion del nuncio elegir entre hacer mas leguas (24) por Bayona que por Barcelona, a cambio de mejor camino, mejores comidas y camas, y mas lugares que visitar.

Desde Narbona don Carlos vuelve a considerar los diferentes caminos para llegar a Turin. El primero, con partida en Niza y directo a Turin, <<no esta practicable para coche, segun me ha asegurado el Conde de Front>> (25). Tampoco aconseja que se navegue desde Niza hasta Genova y se siga un camino hacia el norte, en pesimo estado, hacia la capital piamontesa. Esta variante por mar ya la utilizo don Carlos en su gran viaje del ano 1772, pero su destino estaba en el centro de Italia, de ahi que, ahora, no aconseje utilizarlo al tener que ir en direccion contraria. Por tanto ve mas factible viajar de Niza a Nimes (<<Alli hay que ver el anfiteatro, los restos de un famoso templo y otras antiguedades y cosas curiosas>>) (26), Avinon y Leon [Lion]. Una vez en esta ciudad, queda enfrentarse a los Alpes: <<El camino de alli a Turin son 71 postas bien conocidas con el paso del Montseny, que en fines de septiembre y a principios de octubre estaria aun muy practicable>> (27).

4. Consejos para un viaje sin sobresaltos

Las indicaciones del conde de Fernan Nunez no se limitaron a describir los caminos, posadas, ciudades, monumentos, fabricas o leguas que debia recorrer el cardenal si queria regresar a Roma. Don Carlos comprendio que, para una aventura de este tipo, debia facilitarle mas conocimientos sobre los medios de transporte. Por tanto, mientras la ruta transcurriese por tierras de Portugal y Espana, su consejo era el siguiente:
   Es preciso tomar mulas espanolas de colleras. Estas vendran aqui a
   tomar a S. Eminencia y lo conduciran hasta Madrid, previniendoles
   han de ir por Toledo y Aranjuez. En Madrid podra hacer de nuevo
   ajuste hasta Bayona con otros carruajeros, o con los mismos
   proponiendoles lo conveniente de antemano y ajustando por cada dia
   de detencion que haga en los Sitios u otra parte.

   Su Eminencia debera llevar consigo su cama y un cocinero y un mozo
   practico del pais, que se adelante para tenerle pronta la comida y
   alojamiento (28).


Con estos ultimos detalles daba cuenta el embajador espanol de otra dificultad en los traslados durante el siglo xviii: no siempre existia habitacion disponible en las posadas y, cuando si se encontraba, tampoco era seguro que contase con una cama o el lecho se adecuase a la alcurnia del viajero. En cuanto al cocinero, la advertencia puede referirse a la necesidad de disponer de alguien que conozca los gustos culinarios del cardenal--refinados, con toda seguridad--o a la escasa calidad de la comida ofertada en las posadas. En cualquier caso, notese la permisividad en aquellos tiempos para que alguien ajeno al establecimiento trabajase en su cocina, posiblemente por tratarse del criado de un alto dignatario. En lo referente al <<mozo practico del pais>>, don Carlos era consciente de que su guia manuscrita podria ser una ayuda eficaz en el viaje, pero no la solucion a todos los problemas que surgiesen. Las circunstancias del dia a dia, del cambio de idioma, asi como el variable caracter de los habitantes de diferentes paises y regiones, hacian necesaria la contratacion de alguien que conociese bien a las gentes con las que iban a tratar. Esta situacion era mas frecuente de lo que podria suponerse:
   Como en no pocos albergues y posadas, la sala principal o el zaguan
   de entrada (que servian de comedor durante el dia), estaban
   provistos de camas adosadas a las paredes, al llegar la noche se
   abatian, y aquellos recintos quedaban convertidos en un dormitorio
   general donde reposaban los viajeros de ambos sexos. Descartando
   las posadas modestas o los albergues rusticos [...] algo similar
   ocurria en otros <<hoteles>> de mas viso, donde el numero de camas
   solia ser inferior al de huespedes, sobre todo si se trataba de un
   lugar con relevo de postas (29).


Una vez en zona francesa, don Carlos confirma al nuncio la ventaja que supone utilizar la red de transporte que ofrecen las postas galas. Por tanto, aconseja a Rannuzzi que utilice estas y no contrate con particulares. Solo le indica que tenga la precaucion de enviar un correo para que avise con tiempo de su llegada a la siguiente posta, con el fin de que no le falten nunca caballos frescos y un lugar aceptable donde comer y ampararse. Por tanto, en base a su experiencia, Fernan Nunez procura en todo momento adelantarse a los posibles inconvenientes que pudieran acechar a su amigo en el viaje, evitandole disgustos y retrasos innecesarios.

5. El acertado complemento: un mapa manuscrito

No obstante la detallada descripcion de la guia anterior, Fernan Nunez ofrecio otra importantisima ayuda al nuncio: le entrego un mapa de Portugal, Espana y sur de Francia hasta los Alpes y Turin (30). Aunque su numero de archivo es anterior al de la ruta, lo mas probable es que se disenase con posterioridad a aquella. Este mapa, de gran valor para la investigacion de los viajes en el siglo xviii, esta dibujado a mano, pero con letra diferente a la del conde. Sobre su origen no es posible, con los datos disponibles, ofrecer una exacta conclusion. Pudo haber sido disenado por el propio noble y mas tarde copiado en limpio, o dictado por don Carlos, o dibujado a partir de la ruta anterior. Recoge, mediante lineas de puntos, las rutas que se indican en la guia y, sobre ellas, se ubican los nombres de las ciudades, lo cual debia servir como orientacion en el viaje y como aviso de los lugares que merecia la pena visitar. A la derecha del plano se encuentra una tabla con las distancias entre las principales ciudades de las diferentes rutas, lo cual es otro anadido que aporta valor al documento y lo acerca a los mapas que, hasta la irrupcion de los medios informaticos, se han usado para viajar por carretera.

6. Conclusiones

En el estudio anterior se ha comprobado como con la descripcion de las rutas y el anadido del mapa, Gutierrez de los Rios ofrecio dos instrumentos a un amigo que ahora pueden ayudar a entender mejor la manera en que se planeaban algunos viajes en el siglo xviii. Aunque de los viajes en aquella epoca se hicieron relatos y novelas, en los que no siempre fue posible discernir lo verdadero de lo inventado para fomentar la posterior venta de la narracion (31), en el documento analizado todo lo resenado debe considerarse cierto y escrito con el solo animo de ofrecer ayuda y consejo; solo algun rasgo subjetivo podria senalarse como diferente a la simple descripcion veridica de los lugares a recorrer. Si al redactarlo el aristocrata espanol desea <<que estas noticias sean utiles a Su Eminencia y le recuerden en su viaje su deseo de complacerle en todos destinos>> (32), su intencion puede resultar en nuestros dias un documento fundamental para el estudio de los desplazamientos terrestres, con su riqueza de noticias sobre lugares, monumentos, costumbres y distancias.

DOI: http://dx.doi.org/10.l4201/cuadieci20181926l272

7. Fuentes

AHN-SN, Fernan Nunez, C. 1832, D. 5. Memorias del Excmo. Sr Dn. Carlos Jose Gutierrez de los Rios, VI Conde de Fernan Nunez. Las publica acompanadas de un estudio biografico el Duque de Fernan Nunez, Conde de Cervellon. Madrid, obra inedita, 1934.

AHN-SN, Fernan Nunez, C. 2033, D. 1. Gutierrez de los Rios, Carlos Jose. Ruta general y asiento de los viajes del Conde de Fernan Nunez, d. Carlos de los Rios. Anos de 1746 a 1793.

AHN-SN, Fernan Nunez, C. 2033, D. 10. Gutierrez de los Rios, Carlos Jose. Viaje de Lisboa a Madrid por Andalucia de retirada de mi embajada, pasando a la de Paris, ano de 1787.

AHN-SN, Fernan Nunez, C. 2037, D. 9. Gutierrez de los Rios, Carlos Jose. Rutas desde Lisboa a Turin, con advertencias sobre ellas.

AHN-SN, Fernan Nunez, C. 2039, D. 2, n.[degrees] 25. Gutierrez de los Rios, Carlos Jose. Hymne des Germains, tel qu'il se chantera par-tout.

8. Bibliografia

Blutrach JelIn, Carolina. <<Autobiografia y memoria en el Diario de viajes del VI Conde de Fernan Nunez>>. Espacio, Tiempo y Forma (serie IV, Historia Moderna), 2016, n.[degrees] 29, pp. 65-84.

Bolufer Peruga, Monica. <<Civilizacion, costumbres y politica en la literatura de viajes a Espana en el s. xviii>>. Estudis, 2003, n.[degrees] 29, pp. 255-300.

Comellas AguirrezAbal, Mercedes. <<Viajes y aprendizaje. Del grand tour dieciochesco al viaje romantico>>. En Navarro Dominguez, Eloy (ed.). Imagen del mundo: seis estudios sobre literatura de viajes. Universidad de Huelva, 2014, pp. 67-125.

FoulchE-Delbosc, Raymond. Bibliographie des voyages en Espagne et en Portugal. Paris:,1896.

Garcia-Romeral, Carlos. Bio-bibliografia de viajeros por Espana y Portugal: (siglo xviii). Madrid: Ollero y Ramos, 2000.

Olaechea Albistur, Rafael. <<Una viajera rusa del xviii en los Pirineos Franceses>>. Anales de la Universidad de Alicante. Historia Moderna, 1982, n.[degrees] 2, pp. 223-224.

Rosal Nadales, Francisco Jose. <<El VI Conde de Fernan Nunez. Un musico en la corte de Carlos III>>. Revista de Feria 1999, Ayuntamiento de Fernan Nunez, 1999, pp. 87-88.

Rosal Nadales, Francisco Jose. <<El StabatMater del Conde de Fernan Nunez (de la mano de don Luis Bedmar y don Leo Brower)>>. Revista de Feria 2000, Ayuntamiento de Fernan Nunez, 2000, pp. 95-97.

Vigara Zafra, Jose Antonio. Arte y cultura nobiliaria en la Casa de Fernan Nunez (17001850), tesis doctoral, UNED, 2015a.

Vigara Zafra, Jose Antonio. <<Las obras pias del VI Conde de Fernan Nunez: ejemplo de distincion social a traves de la caritas ilustrada a finales del siglo xviii>>. De Arte, 2015b, n.[degrees] 14, pp. 119-137.

Francisco Jose ROSAL NADALES

IES <<Hernan Perez del Pulgar>> (Ciudad Real)

fj.rosal68@gmail.com

Fecha de recepcion: 1/07/2017

Fecha de aceptacion definitiva: 21/02/2018

(1.) Sobre esta cuestion ya investigo y aporto testimonios de la epoca Rafael Olaechea. Vease Olaechea Albistur, Rafael. <<Una viajera rusa del xviii en los Pirineos Franceses>>. Anales de la Universidad de Alicante. Historia Moderna, 1982, n.[degrees] 2, pp. 223-224.

(2.) Para este asunto, vease Comellas Aguirrezabal, Mercedes. <<Viajes y aprendizaje. Del grand tour dieciochesco al viaje romantico>>. En Navarro Dominguez, Eloy (ed.). Imagen del mundo: seis estudios sobre literatura de viajes. Universidad de Huelva, 2014, p. 93.

(3.) La lectura de este diario manuscrito puede causar problemas, debido a la letra menuda del conde y al caracter de borrador que tiene. Hemos consultado los diferentes manuscritos que pertenecieron al archivo de la Casa Ducal de Fernan Nunez, ahora conservados en la Seccion Nobleza del Archivo Historico Nacional (en adelante, AHN-SN) Caja 2033. Sobre el caracter del diario ha trabajado recientemente la profesora Carolina Blutrach. Vease Blutrach Jelin, Carolina. <<Autobiografia y memoria en el Diario de viajes del VI Conde de Fernan Nunez>>. Espacio, Tiempo y Forma (serie IV, Historia Moderna), 2016, n.[degrees] 29, pp. 65-84.

(4.) Esta Ruta hemos podido consultarla en la citada Caja 2033, documento 1.

(5.) Segun se recoge en Garcia-Monton, Isabel y Garcia-Romeral, Carlos. <<Viajeros americanos en Andalucia durante los siglos xix y xx>>. Revista Complutense de Historia de America, 2000, n[degrees] 26, p. 262.

(6.) Bolufer Peruga, Monica. <<Civilizacion, costumbres y politica en la literatura de viajes a Espana en el s. xviii>>. Estudis, 2003, n.[degrees] 29, p. 256.

(7.) Los reyes Fernando VI y Barbara de Braganza se convirtieron en protectores de don Carlos Jose y su hermana, dona Escolastica, cuando fallecieron los padres.

(8.) Vease Conde de Fernan Nunez. Vida de Carlos III. Publicada por A. Morel-Fatio y A. Paz y Melia, con un prologo de Juan Valera. Madrid: Libreria de Fernando Fe, 1898. Existe una version actual de la Fundacion Universitaria Espanola realizada en Madrid en 1988. De epoca reciente es la siguiente tesis doctoral: Vigara Zafra, Jose Antonio. Arte y cultura nobiliaria en la Casa de Fernan Nunez: (1700-1850). UNED, 2015, donde se pueden localizar elementos biograficos de don Carlos Jose Gutierrez de los Rios y su relacion con las Bellas Artes, asi como una imagen y referencias al documento de viaje que es objeto del presente articulo (p. 317). Agradecemos al profesor Vigara el habernos hecho llegar su tesis, pues no se encuentra en acceso abierto.

(9.) Portugal era tradicional aliada de Inglaterra, mientras que Espana, en virtud de los Pactos de Familia entre los Borbones de ambos reinos, era aliada de Francia. A lo largo del siglo xviii, varios enfrentamientos entre las dos potencias arrastraron a sus respectivos socios diplomaticos, los cuales obtuvieron perdidas o ganancias segun la suerte de las armas.

(10.) Entre otros autores, ha estudiado su labor benefica Jose Antonio Vigara. Vease Vigara Zafra, Jose Antonio. <<Las obras pias del VI Conde de Fernan Nunez: ejemplo de distincion social a traves de la caritas ilustrada a finales del siglo xviii>>. De Arte, 2015, n.[degrees] 14, pp. 119-137.

(11.) Vease el documento inedito AHN-SN, Fernan Nunez, C.1832, D.5 Memorias del Excmo. Sr. Dn. Carlos Jose Gutierrez de los Rios, VI Conde de Fernan Nunez. Las publica acompanadas de un estudio biografico el Duque de Fernan Nunez, Conde de Cervellon. Madrid, obra inedita, 1934, tomo 1, p. 15 bis [lapiz]. Carta dirigida a la Duquesa del Infantado el dia 22 de octubre de 1761.

(12.) El compositor y musicologo don Luis Bedmar realizo, en 1993, una edicion de la obra a partir del manuscrito que se conservaba en el Monasterio de la Encamacion (Madrid). El Stabat Mater se ha escuchado en nuestros dias en Fernan Nunez y Cordoba (1993), asi como en Ubeda (2013). Sobre la faceta musical de Gutierrez de los Rios, veanse los siguientes articulos: Rosal Nadales, Francisco Jose. <<El VI Conde de Fernan Nunez. Un musico en la corte de Carlos III>>. Revista de Feria 1999, Ayuntamiento de Fernan Nunez, 1999, pp. 87-88; Rosal Nadales, Francisco Jose. <<El Stabat Mater del Conde de Fernan Nunez (de la mano de don Luis Bedmar y don Leo Brower)>>. Revista de Feria 2000, Ayuntamiento de Fernan Nunez, 2000, pp. 95-97.

(13.) Ha sido posible localizar este Hymne des Germains, tel qu'ilse chantera par-tout en la AHNSN, Fernan Nunez, C. 2039, D. 2, n.[degrees] 25.

(14.) AHN-SN, Fernan Nunez, C. 2037, D. 9.

(15.) Don Carlos refirio su conocimiento de los viajes descritos por el celebre Antonio Ponz. Vease AHN-SN, Fernan Nunez, C. 2033, D. 10. Gutierrez de los Rios, Carlos Jose. Viaje de Lisboa a Madrid por Andalucia de retirada de mi embajada, pasando a la de Paris, ano de 1787, p. 19v.

(16.) Nada sobre este documento se indica en las siguientes obras: Foulche-Delbosc, Raymond. Bibliographie des voyages en Espagne et en Portugal. Paris, 1896; Garcia-Romeral, Carlos. Bio-bibliografia de viajerospor Espana y Portugal: (siglo xviii). Madrid: Ollero y Ramos, 2000.

(17.) La conocia bien por sus viajes entre las capitales ibericas y en sus desplazamientos para cumplimentar a la corte lusa cuando se trasladaba al palacio de Vilaviposa.

(18.) Por Talavera regreso desde Lisboa para tomar posesion del Toison de Oro, en mayo de 1783. Vease AHN-SN, Fernan Nunez, C. 2033, D. 1. Gutierrez de los Rios, Carlos Jose. Ruta general y asiento de los viajes del Conde de Fernan Nunez, d. Carlos de los Rios. Anos de 1746a 1793, p. 26v.

(19.) AHN-SN, Fernan Nunez, C. 2037, D. 9, n.[degrees] 2. Gutierrez de los Rios, Carlos Jose. Rutas desde Lisboa a Turin, con advertencias sobre ellas, p. 1.

(20.) Idem, p. 2r.

(21.) De camino habria visitado <<El Escorial, cuyas pinturas y edificio, libreria, Panteon Real y las casas de campo del Principe de Asturias e infante don Gabriel, merecen verse>>. Ibidem.

(22.) Idem, p. 2v.

(23.) Llama la atencion que, de Carcasona, Fernan Nunez no refiera la ciudad amurallada sino la fabrica de panos como lugar de visita preferente.

(24.) Fernan Nunez tambien senala la diferente medida de la legua espanola y la legua francesa, de menor longitud.

(25.) AHN-SN, Fernan Nunez, C. 2037, D. 9, n.[degrees] 2. Gutierrez de los Rios, Carlos Jose. Rutas desde Lisboa a Turin, con advertencias sobre ellas, p. 2v. Observese como Fernan Nunez, cuando no utiliza sus propios conocimientos, se vale de los consejos de gente de su mayor consideracion, todo con el fin de ofrecer a su amigo el nuncio unas acertadas indicaciones.

(26.) Idem, p. 3r.

(27.) Ibidem.

(28.) Idem, p. 3v.

(29.) Olaechea Albistur, Rafael. Op. cit, p. 226.

(30.) AHN-SN, Fernan Nunez, C. 2037, D. 9, n.[degrees] 1. Gutierrez de los Rios, Carlos Jose. Rutas desde Lisboa a Turin, con advertencias sobre ellas, mapa.

(31.) Vease Pimentel, Juan. Testigos del mundo: ciencia, literatura y viajes en la Ilustracion. Madrid: Marcial Pons, 2003, p. 30.

(32.) AHN-SN, Fernan Nunez, C. 2037, D. 9, n[degrees] 2. Gutierrez de los Rios, Carlos Jose. Rutas desde Lisboa a Turin, con advertencias sobre ellas, p. 3v.

Leyenda: Figura 1. Mapa del documento Rutas desde Lisboa a Turin, con advertencias sobre ellas. AHN-SN, Fernan Nunez, C. 2037, D. 9, n.[degrees] 1.
Tabla 1: Distancias en leguas calculadas por el Conde de Fernan Nunez.
Elaborado a partir del original. AHN-SN, Fernan Nunez, C. 2037, D. 9,
n.[degrees] 1.

Explicacion de las distancias                                  Leguas

De Lisboa a Talavera de la Reina                               77 1/2
De Talavera a Madrid, camino recto                             19 1/2
De Talavera a Madrid por Toledo y Aranjuez                       22
De Madrid a Valencia                                             50
De Valencia a Barcelona                                          50
De Madrid a Zaragoza                                             50
De Zaragoza a Barcelona                                          50
De Madrid a San Ildefonso, ir y venir                            28
De Barcelona a Perpinan                                          30
De Perpinan a Narbona 7 postas, que son leguas en Espana       12 1/4
De Madrid a Bayona por El Escorial, San Ildefonso,              110
  Segovia [...] y Vitoria
De Bayona a Tolosa                                             57 3/4
De Tolosa a Narbona 19 postas que son leguas                   16 1/2
De Narbona a Niza 50 postas que son leguas                     87 1/2
De Narbona a Nimes 15 1/2 postas                               25 3/4
De Nimes a Lapalu [Lapalud] por Avinon 13 postas               22 3/4
De Nimes a Lapalu via recta 8 postas                             14
De Lapalu a Leon [Lyon] 23 1/2 postas                            41
De Leon a Turin 31 postas (que son poco mas o menos, por         54
  razon de las ultimas postas de Piamonte)
COPYRIGHT 2018 Ediciones Universidad de Salamanca
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2018 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Rosal Nadales, Francisco Jose
Publication:Cuadernos dieciochistas
Article Type:Ensayo
Date:Jan 1, 2018
Words:5747
Previous Article:ASPECTOS DEL OCIO Y DE LA OCIOSIDAD EN EL TEATRO Y EN EL DISCURSO SOBRE EL TEATRO DIECIOCHESCO ESPANOL.
Next Article:LOS FANTOMES, SPECTRES Y ESPRITS EN LOS ESCRITOS DE CALMET.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters