Printer Friendly

PARTHA CHATTERJEE: COMUNIDAD IMAGINADA; ?POR QUIEN?

Su rostro mira al pasado. Alli donde nosotros percibimos una cadena de acontecimientos el ve una sola catastrofe que sigue amontonando escombros sobre escombros y los arroja a sus pies. El angel desearia quedarse, despertar a los muertos y reconstruir lo que ha sido aplastado. Pero una tormenta esta soplando desde el Paraiso; ha entrado en sus alas con tal violencia que el angel ya no puede cerrarlas. Esta tormenta lo impulsa irresistiblemente al futuro al que da la espalda, mientras que el monton de escombros que esta ante el se eleva hasta el cielo. Esta tormenta es lo que llamamos progreso.

Walter Benjamin

El punto de partida de Benedict Anderson en Comunidades Imaginadas, es la afirmacion de que la nacionalidad, o la "calidad de nacion", al igual que el nacionalismo, son artefactos culturales de una clase particular, la burguesia.

Asi pues, con espiritu antropologico propone la siguiente definicion de la nacion; una comunidad politica imaginada como inherentemente limitada y soberana. "Es imaginada, nos dice, porque aun los miembros de la nacion mas pequena no conoceran jamas a la mayoria de sus compatriotas, no los veran ni oiran siquiera hablar de ellos, pero en la mente de cada uno vive la imagen de su comunion (Benedict Anderson, Comunidades Imaginadas, p. 23).

Para su extension, resultaba imprescindible el surgimiento de un capitalismo de imprenta en lengua vernacula que le conferia la posibilidad de potenciales lealtades politicas horizontales, y la llegada de una modernidad identificada con el derrumbe de tres concepciones culturales fundamentales. La idea que una lengua escrita particular ofrecia un acceso privilegiado a una verdad ontologica, la idea de que la cuspide societal estaba constituida por un cetro cosmologico divino, y la ruptura con una concepcion de la temporalidad donde la cosmologia y la historia eran indistinguibles.

Para Anderson, la ultima oleada de los nacionalismos, en su mayor parte en los territorios coloniales de Asia y Africa, fue en su origen una reaccion al imperialismo mundial de nuevo cuno hecho posible por los logros del capitalismo industrial. Las metropolis coloniales precisaban de elites nativas para gobernar sus colonias, generando un proceso de rusificacion que ofertaba a los nativos formatos modulares para su paulatina conversion en nacionales: "La expansion del Estado colonial que, por decirlo de algun modo, invitaba a los "nativos" a las escuelas y a las oficinas, y del capitalismo colonial que, por decirlo asi, los excluia de las juntas de consejo, significaba que, en un grado sin precedente, los principales voceros del nacionalismo colonial inicial eran intelectuales solitarios, bilingues, independientes de las poderosas burguesias locales.

Sin embargo, como intelectuales bilingues, y sobre todo como intelectuales de principios del siglo XX, tenian acceso-dentro y fuera del salon de clases- a modelos de nacion, de nacionalidad y de nacionalismo obtenidos de las experiencias turbulentas y caoticas de mas de un siglo de historia americana y europea" (Benedict Anderson, Comunidades Imaginadas, p.198-199)".

Segun Partha Chatterjee, esta ultima seria la gran falla de la hipotesis de Anderson. A saber, no existe una razon empirica que, por si sola, explique porque el mundo poscolonial habria de estar condenado a ser un mero consumidor de la modernidad occidental o estar necesariamente sujeto a la suerte del Angel Caido de Walter Benjamin. En suma, implicaria pensar que la imaginacion poscolonial debe permanecer colonizada para siempre.

Ello se objeta porque la imaginacion nacionalista en Asia y Africa, no solo ofrece un esquema de identidad nacional diferente, sino una diferencia ostensible respecto a los formatos modulares conformadores de sociedades nacionales propagados por el Occidente moderno.

Segun la lectura de Chatterjee, el nacionalismo anticolonial forja su propio espacio de soberania dentro de la sociedad colonial mucho antes de iniciar su batalla politica con el poder imperial. Existe, por tanto, una cultura nacional espiritual diferenciada previa, muy anterior al nacimiento del nacionalismo politico material propiamente dicho.

"Lo hace dividiendo el mundo de las instituciones y las practicas sociales en dos campos: el material y el espiritual. El material es el campo de lo "exterior", de la economia y de lo estatal, de la ciencia y de la tecnologia, un campo en el cual Occidente ha ratificado su superioridad y Oriente ha sucumbido. En este campo, la superioridad occidental ha sido reconocida, y sus logros cuidadosamente estudiados e imitados. Lo espiritual, por el contrario, es un campo "interior" que soporta los aspectos "esenciales" de la identidad cultural. Cuanto mas se triunfe en imitar los logros occidentales en el campo material, mayor sera la necesidad de preservar las caracteristicas de la cultura espiritual propia. Esta formula, es segun pienso, un rasgo fundamental de los nacionalismos anticoloniales en Asia y Africa ... El Estado colonial se mantiene fuera del campo "interior" de la cultura nacional. Pero no es, como se piensa, que el llamado ambito de lo espiritual permanezca inalterable. De hecho, es desde aqui que el nacionalismo lanza su proyecto mas poderoso, mas creativo e historicamente significativo: modelar una cultura nacional "moderna", que no sea de ninguna manera occidental. Si la nacion es una comunidad imaginada, es en el campo interior (de lo espiritual) donde adquiere razon de ser. En su dominio verdadero y esencial, la nacion puede ser soberana aun cuando el Estado este en manos del poder colonial" (Partha Chatterjee, La nacion en tiempo heterogeneo y otros estudios subalternos, p. 94).

Si para Benedict Anderson el punto de partida del nacionalismo indio seria la articulacion del Congreso Nacional Nacional Indio en 1885, para Chatterjee estaria en la capacidad de toda una intelligentsia bengali que, muy anteriormente, fue capaz de crear un teatro y una prosa popular india fuera de los formatos modulares de Shakespeare o Moliere. En el ejemplo bengali; "La lengua es el primer espacio sobre el que la nacion tuvo que reafirmar su soberania, pero al mismo tiempo, transformandola con la finalidad de adaptarla al mundo moderno" (Partha Chatterjee, La nacion en tiempo heterogeneo y otros estudios subalternos, p. 95)

Esta inferencia, finalmente, permite al autor reclamar la misma libertad de imaginacion para crear un Estado moderno que invente nuevos terminos de justicia politica, fuera de la perversa eleccion entre universalismo cosmopolita y chauvinismo etnico, en el mundo poscolonial.

http://dx.doi.org/10.5209/NOMA.56574

BIBLIOGRAFIA:

ANDERSON, B: Comunidades Imaginadas (Reflexiones sobre el origen y la difusion del nacionalismo), FCE, Mexico, 1997.

CHATTERJEE, P: La Nacion en tiempo Heterogeneo y otros estudios subalternos, Siglo XXI, Madrid, 2009.

Inaki Vazquez Larrea

Universidad Publica de Navarra
COPYRIGHT 2017 Universidad Complutense de Madrid
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2017 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Vazquez Larrea, Inaki
Publication:Nomadas
Date:Dec 1, 2017
Words:1168
Previous Article:CRITICA DE PODERES SALVAJES. LA CRISIS DE LA DEMOCRACIA CONSTITUCIONAL DE FERRAJOLI.
Next Article:LOS ORIGENES DE LA REVOLUCION INDUSTRIAL: UN HOMENAJE A ERIC J. HOBSBAWM.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters