Printer Friendly

Otra respuesta frente a los desastres. Huracan Ingrid y tormenta tropical Manuel, Chilpancingo, Guerrero, Mexico.

Another response to disasters. Hurricane Ingrid and tropical storm Manuel, Chilpancingo, Guerrero, Mexico

Introduccion

El paso del huracan Ingrid y la tormenta tropical Manuel, en septiembre de 2013, genero un fenomeno altamente destructivo que impacto, sin distincion, zonas urbanas y rurales del estado de Guerrero, uno de los mas rezagados en el pais--previo al desastre, el 69.7% de su poblacion vivia en pobreza (Consejo Nacional de Evaluacion de la Politica de Desarrollo Social [Coneval], 2012).

Las condiciones de vulnerabilidad multiple, preexistentes, mas las deficiencias en los alertamientos (4), contribuyeron a enormes perdidas economicas e impactos sociales (Cervantes, 2013). Los 81 municipios guerrerenses fueron declarados zonas de desastre; de acuerdo con el Centro Nacional de Prevencion de Desastres (Cenapred, 2013), las perdidas ascendieron a 23 mil 441 millones de pesos--equivalente al 10.8% del producto interno bruto de la entidad) (5). El siniestro fue considerado por la Asociacion Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) el tercero mas caro en la historia de Mexico, con 75 mil millones de pesos en perdidas (Cruz, 2013).

En respuesta, dos meses despues, la Presidencia de la Republica formulo el Plan Nuevo Guerrero (PNG). Ese discurso prometio una politica orientada hacia el bien estar social, el crecimiento economico, el desarrollo humano, la transparencia y la participacion ciudadana (Secretaria de Hacienda y Credito Publico--SHCP, 2013 y Presidencia de la Republica, 2016b). Para asegurar su cumplimiento en enero de 2016, el gobierno federal y del estado firmaron el Acuerdo Guerrero Prospero e Incluyente (Presidencia de la Republica, 2016a).

En los hechos, el plan se redujo a un conjunto de obras constructivas, en las que no se incluyeron acciones de prevencion ni de largo plazo que significaran un mejoramiento en las condiciones de vida de la poblacion. El Consejo de reconstruccion, compuesto por autoridades y empresarios de alto nivel, sin arraigo en el estado, desatendio la eficacia de las obras y, mas aun, el desarrollo social. En cambio, admitio innumerables irregularidades.

El caso de Chilpancingo, capital del estado, resulta de particular interes pues constituye una muestra fehaciente de las deficiencias del Plan. Las obras constructivas se enfocaron en la rehabilitacion de equipamientos hidraulicos esenciales, replicando las condiciones de vulnerabilidad anteriores al siniestro. El Nuevo Mirador, contribuyendo al fraccionamiento destinado para las familias afectadas, fue ubicado distante de la mancha urbana, en un area topograficamente riesgosa para el desarrollo urbano. Presenta numerosas fallas urbano-arquitectonicas y ha estado plagado de conflictos sociales que merman las condiciones de vida de los damnificados. El desarrollo social y la participacion ciudadana quedaron en el olvido. Contrariamente, el proceso se convirtio en un jugoso negocio, que beneficio primordialmente a empresas privadas foraneas, servidores publicos y a la delincuencia organizada generando un fuerte descontento social.

Esta investigacion tiene como objetivo analizar la complejidad y las deficiencias que atraveso el proceso de reconstruccion en Chilpancingo para proponer otra modalidad de intervencion que verdaderamente garantice condiciones de seguridad y bienestar social.

Metodologia

Tomando como referente la metodologia de los sistemas complejos (Garcia, 2006) la investigacion comprendio tres grandes fases: 1) el diagnostico sobre los danos fisicos mas relevantes, 2) la exploracion de las causas principales que dieron lugar a los desastres y 3) la indagacion sobre los procesos de reconstruccion. Aunque en la realidad existe una temporalidad lineal para estas fases, en la investigacion las exploraciones se realizaron de manera simultanea de acuerdo con el modelo de las aproximaciones sucesivas. Un elemento metodologico fundamental para ello lo constituyo la categorizacion de 2555 notas periodisticas del diario El Sur de Acapulco--entre el 13 de septiembre de 2013 y el 31 de diciembre de 2017--que funciono como guia para la identificacion de los procesos principales vividos en la entidad. Las visitas de terreno y reportes fotograficos a lo largo de cerca de tres anos, la revision bibliografica de estudios previos sobre Chilpancingo y, en general, sobre la tematica de desastres, asi como las diversas entrevistas a funcionarios, especialistas y ciudadanos, conjuntamente con la revision de documentos y discursos oficiales, complementaron la informacion facilitando un analisis mas amplio y al mismo tiempo mas profundo del significado de los desastres.

Los resultados estan estructurados en cinco partes: en la primera, se desarrolla la articulacion teorica que vertebra el estudio. La segunda seccion aborda las caracteristicas de los huracanes Ingrid y Manuel y su vinculacion con las condiciones de vulnerabilidad que vive la poblacion de Chilpancingo, las mismas que propiciaron los enormes danos ocurridos.

La tercera parte analiza el proceso de reconstruccion federal a partir de las intervenciones mas relevantes realizadas en la ciudad de Chilpancingo (el cauce del rio Huacapa, la presa Cerrito Rico y la construccion del fraccionamiento El Nuevo Mirador). Se identifican las deficiencias en las obras y los aspectos conflictivos que generaron la inconformidad ciudadana.

Bajo el titulo <<las otras intervenciones>>, la cuarta seccion presenta las acciones emprendidas por otros sectores sociales e institucionales, que responden a los desastres desde una perspectiva socialmente mas efectiva.

El quinto y ultimo apartado se enfoca a la reflexion sobre el proceso general vivido en la entidad de Guerrero y las posibilidades de promover nuevas formas de intervencion de consecuencias mas favorables para la poblacion.

2. Marco conceptual los desastres y la reconstruccion: incompetencia o perversion institucional

Naturaleza desmedida o multivulnerabilidad

El desastre, entendido como un suceso infeliz y lamentable, es un productor de perdidas materiales y humanas, dolor y afliccion. Aunque comunmente detona a partir de algun evento natural excesivo (tormenta, terremoto, huracan, etc.), su causalidad no depende directamente de la vehemencia de la naturaleza. Desde la decada de 1980 los especialistas insisten en la interrelacion social de estos acontecimientos. Hewitt, 1983; Cutter, 1996, citados en Macias, 1999; Lavell, 2000; Delgadillo, 2007; Ley y Denegri, 2013, Razeto, 2013; Mansilla, 2013; Contreras y Beltran 2015; entre otros, coinciden en que se trata de un <<constructo socioespacial>> que conjuga elementos economicos, politicos, sociales, entre otros. Segun Artiles, Olivera, Santiago, Gonzalez y Morales 2013:16 <<representa el punto culminante, la crisis desatada por un continuo proceso (...)>> en donde interactuan la sucesiva destruccion del medio ambiente, la ocupacion inadecuada del territorio, el deterioro de los niveles de vida de la poblacion y las condiciones adversas de gobernabilidad. Estos elementos en conjunto merman las capacidades de los individuos para hacer frente a situaciones de riesgo, les hacen vulnerables (Mansilla, 2013).

Son estos entornos de indefension, o vulnerabilidad progresiva preexistentes (Herzer y di Virgilio, citado por Garcia, 1996), los que transforman a los fenomenos naturales en catastrofes (Oliver-Smith, citado en Garcia, 2005, p. 30), al determinar la incapacidad de acceso a los recursos y a la toma de decisiones politicas. Dicho de otro modo, los desastres sacan a la luz las condiciones de vulnerabilidad en que viven amplios sectores de la sociedad, independientemente de los fenomenos naturales.

Reconstruccion o perversion institucional

La reconstruccion es el termino que utilizan--particularmente las autoridades--para las acciones de rehabilitacion frente a los desastres. Aunque la comprension de estas catastrofes ha evolucionado al reconocer su caracter procesual y la complejidad que entranan, las acciones de respuesta son muy limitadas. Dejan de lado la raiz de los problemas tanto en terminos sociales como territoriales.

A pesar de los discursos prometedores, las acciones gubernamentales se reducen a intervenciones orientadas a una restitucion fisica que, al reproducir las caracteristicas territoriales previas, propician los mismos riesgos. En cada situacion se reitera la incapacidad de los gobernantes, funcionarios publicos y la lucha politico-economica que sobrepone las obras mas vistosas y publicitadas a las mas urgentes (Romo, 2007). Finalmente las condiciones y necesidades sociales son relegadas priorizando la imagen de los gobernantes.

Particularmente en Latinoamerica, la reconstruccion se ha visto limitada por los modelos de desarrollo injustos, que son la causa mas profunda de los desastres (Drabek, 1986, 299, citado en Oliver-Smith, 1994) (6), tal como lo constata la debilidad de los esquemas de respuesta y los retrasos temporales (Lavell, 2002). Es comun que las comunidades enfrenten nuevas catastrofes sin haber superado la anterior (Mansilla, 2013).

Como bien lo senalan Contreras y Beltran (2015), las intervenciones se ajustan a una vision fisica, viviendista y cortoplacista, que coloca a los afectados en posicion de victimas; no toman en cuenta el tejido socioterritorial, ni alientan el desarrollo de un proyecto a largo plazo basado en alianzas publicas-privadas-comunitarias.

Por el contrario, como lo senala Borja (2010), Rasse y Letelier (2013), la reconstruccion se acerca mas a un proceso neoliberal liderado por los desarrolladores inmobiliarios que--en su intencion de maximizar las ganancias economicas--al mismo tiempo que relegan a los damnificados hacia zonas perifericas desprovistas de servicios y equipamientos, desencadenan nuevas oportunidades de expansion urbana. Tambien Villamil, 2013; Toledo, 2013; Tenorio, 2013, Mendez, 2015 y Flores, 2017--por mencionar algunos--califican a las acciones gubernamentales como parte de un sustancioso negocio para la federacion, a partir de evidencias recientes.

En Mexico, por ejemplo, no obstante que la comprension de los desastres ha evolucionado, reconociendo la complejidad y la necesidad de instrumentar transformaciones profundas, se han creado las instituciones e instrumentos para enfrentarlos (7). Aun asi, las intervenciones han sido un desacierto. No van a la raiz del problema, no atienden la destruccion del medio ambiente y menos aun, la creciente pobreza de los afectados, que son factores centrales en la construccion del riesgo (Romo, 2007 y Mansilla, 2013).

Por su parte, las autoridades han evadido sus responsabilidades sustantivas y han establecido arreglos poco transparentes (Macias, 1999). Por ello, los especialistas (Oliver-Smith, 1994; Contreras y Beltran, 2015; Auban y Corvalan, 2016; Mansilla, 2013, entre otros) abogan por otras modalidades de intervencion que signifiquen una recomposicion sociopolitica y espacial amplia en los ambitos afectados.

3. Chilpancingo, un paradigma fallido

Chilpancingo, capital del estado de Guerrero, se ubica al suroeste mexicano, a 220 km de la capital del pais, sobre las margenes del rio Huacapa, en medio de grandes cerros, numerosas barrancas y sobre una falla geologica. Con 187 251 habitantes (Instituto Nacional de Estadistica, Geografia e Informatica [Inegi], 2010) es la segunda ciudad mas importante de la entidad despues del puerto de Acapulco. Chilpancingo concentra servicios administrativos, educativos y comerciales, ademas de constituir un punto estrategico en el denominado Triangulo del Sol--conformado por las areas turisticas mas relevantes del estado: Acapulco, Ixtapa y Taxco de Alarcon--. Sin embargo, a nivel nacional, se encuentra entre las entidades de menor desarrollo y de mayor propension a los desastres fisicos y sociales. Es decir su poblacion esta expuesta a sucesos infelices y lamentables.

Antes del siniestro, el 50,02% de sus habitantes (122 250) vivia en pobreza, con fuertes carencias educativas, de salud, vivienda y alimentacion (Inegi, 2010). Historicamente ha sido escenario de numerosos e importantes movimientos sociales y medidas represivas: asesinatos de lideres, matanza de campesinos y de estudiantes, represion al magisterio. La delincuencia organizada ha ido en aumento; la tasa de homicidios es muy alta (68 asesinatos por cada 100 mil habitantes) asi como las extorsiones (2585 de cada 10 mil unidades economicas).

Fisicamente se ubica en la region hidrologica Costa Chica-Rio Verde, donde se encuentran la cuenca Rio Papagayo y la subcuenca Huacapa-Rio Azul. Presenta un desnivel que oscila entre 300 a los 2900 msnm, pero en la zona de estudio se tiene un desnivel entre los 1200 y los 1600 msnm. En la region, a partir de la decada de los setenta se experimento una fuerte expansion urbana caracterizada por la ocupacion de fuertes pendientes, la obstruccion de los cursos de los escurrimientos de agua naturales (Avina, 2009) y la instalacion de infraestructura hidraulica inadecuada en el encauzamiento del rio Huacapa y la presa Cerrito Rico. La conjuncion de estos factores fisicoespaciales y socio politicos han conformado a lo largo de su historia un paradigma de alta vulnerabilidad y resultados fallidos. Es decir, es un territorio propenso a deslaves e inundaciones y una sociedad en condiciones crecientes de riesgo e indefension.

La catastrofe de septiembre 2013 y la irresponsabilidad de las autoridades

El 13 de septiembre de 2013, con la llegada del huracan Ingrid desde el Atlantico, y de la tormenta tropical Manuel desde el Pacifico, se genero un fenomeno particular y altamente destructivo, particularmente en Guerrero. De acuerdo con el Servicio Meteorologico Nacional (SMN, 2017), desde 1958, Mexico no era afectado por dos ciclones que golpearan simultaneamente ambas costas del pais.

El retraso en los alertamientos ocasiono que el 15 de septiembre los chilpancinguenses fueran sorprendidos con oleadas provenientes del desfogue de la presa Cerrito Rico que a decir de la poblacion <<invadieron todo>> (ver figura 1 y 2). Los afectados reclamaron la ausencia de una estrategia municipal clara para el desalojo; minutos antes de la apertura de las compuertas las autoridades voceaban por las calles que acudieran a los refugios (Hernandez, 2013). Los medios de comunicacion locales indicaron el fallecimiento de seis personas, asi como danos de gran magnitud en infraestructura, equipamiento y viviendas.

Las afectaciones se registraron a lo largo de toda la mancha urbana, desde la presa Cerrito Rico hasta la localidad de Petaquillas. Las zonas mas devastadas fueron el area de conurbacion entre ambas entidades, la Ciudad de los Servicios, el fraccionamiento 20 de noviembre, la colonia Universal, las inmediaciones de la 35a zona militar, el barrio de Santa Cruz, la zona norte--colonias Galeana, Lucia Alcocer y el Amate--y las cercanias de la presa. Un caso especial fue la colonia Rosario Ibarra ubicada al suroeste, donde surgieron enormes grietas que dias despues seguian prolongandose. Frente al panorama de devastacion, las autoridades se declararon rebasadas. La Universidad Autonoma de Guerrero (UAGro), los medios de comunicacion local y la poblacion en general se incorporaron como actores clave para sobrellevar la emergencia.

4. El Plan Nuevo Guerrero, una promesa incumplida

El siete de noviembre, tres meses despues de la tragedia, dio inicio al proceso de reconstruccion con el discurso del presidente de la Republica anunciando el Plan Nuevo Guerrero (PNG). Ofrecio contrarrestar los danos causados en todo el estado <<[...] fomentando el crecimiento economico y el desarrollo social incluyente, en un marco de transparencia y participacion ciudadana>> (Observatorio del Gasto, S/F). Para ello, se destinaron 45 mil 197,1 millones de pesos, que se detallan en la tabla siguiente.

Para vigilar el proceso y el cumplimiento de las promesas, desde el 18 de octubre de 2013, se creo el Consejo Estatal para la Reconstruccion (CER). Estuvo integrado por el gobernador del estado como presidente y vocales del sector publico y la sociedad civil. Se le asignaron atribuciones para vigilar los recursos, apoyar la gestion y proponer las intervenciones, y la obligacion de sesionar cada 15 dias hasta el periodo de normalizacion y una vez al mes, en el lapso de la reconstruccion. Para mantener informada a la poblacion, adicionalmente, se dispusieron las paginas de internet Reconstruccion, Plan Nuevo Guerrero y la pagina del Fonden.

Los recursos se destinaron a la rehabilitacion de infraestructura--carreteras, puentes, presas, cableado electrico y conectividad logistica--asi como de edificios y viviendas que sufrieron afectaciones, igualmente para la construccion de nuevos asentamientos destinados a la reubicacion de damnificados. Adicionalmente se otorgaron apoyos a los empresarios turisticos y a los agricultores gravemente afectados. Aunque las pretensiones anunciadas por el presidente fueron bien establecidas, muchas de las intervenciones resultaron fallidas e insuficientes; otras, de plano, no se llevaron a cabo, dejando multiples asuntos en el abandono: en particular, el <<crecimiento economico y el desarrollo social incluyente>> (Observatorio del Gasto, s/f).

Las intervenciones en Chilpancingo, elocuencia de los desaciertos

Al municipio de Chilpancingo se destinaron recursos federales para 86 acciones relevantes, tales como: reparaciones de los sistemas de provision de agua potable--Acahuizotla y Omiltemi--; reposicion de 3.5 km de tuberia de alcantarillado sanitario; rehabilitacion de la planta de tratamiento de aguas residuales; obras de mitigacion en las escuelas Emiliano Zapata, Luis Donaldo Colosio y Gabriela Mistral; y rehabilitacion de 252 viviendas. Entre las obras cabe destacar por su mayor impacto y magnitud la reparacion del encauzamiento del rio Huacapa, las intervenciones en la presa Cerrito Rico y la construccion del fraccionamiento El Nuevo Mirador.

Para el encauzamiento del Huacapa, la Conagua planteo la construccion de muros de contencion mas resistentes, la reparacion de los colectores marginales y de la red de drenaje municipal. Igualmente, determino la demolicion de las viviendas cercanas al cauce--30 colonias regularizadas estan en la ribera--. Sin embargo, las obras para la disminucion de la vulnerabilidad como serian la correccion del trazo del encauzamiento del rio en puntos criticos, el aumento del ancho del caudal, la construccion de mas subcolectores marginales, la ampliacion de la planta de tratamiento de aguas residuales y la inclusion de las barrancas, tal como lo recomendaron los expertos, no se realizaron (Pacheco, 2014a; Pacheco, 2014c y Jimenez, 2015). Las contenciones se reforzaron solo en algunos puntos provocando inestabilidad en el conjunto: el 15 de mayo de 2014, colapso un tramo de 75 metros de longitud por 8 metros de profundidad en una de las laterales (Pacheco, 2014b); en junio de 2017, se reportaron desprendimientos de material en las paredes y asentamientos en el cauce (Jijon, 2017). Tampoco se concreto la reubicacion de viviendas.

En el caso de la presa, no obstante que la Comision de Agua Potable y Alcantarillado de Chilpancingo (Capach) es la responsable del funcionamiento de estas infraestructuras (8), ante el desastre el ayuntamiento solicito el dictamen correspondiente a la Conagua (9). Esta ultima reporto lo que llamo <<pequenas deficiencias>>: obstrucciones en el canal de descargas del vertedor, desprendimientos del talud derecho (fracturas), fugas en la pared del encauce izquierdo y falta de limpieza y deshierbe en la corona y taludes. Igualmente advirtio que carecia de los recursos para atender las reparaciones de dicha infraestructura (Zacarias, 2014). Por su parte, el alcalde ofrecio realizar las gestiones para tomar las medidas necesarias. A decir de la Dependencia, unicamente se construyo un muro de proteccion al pie de la presa. Sin embargo, tanto el Colegio de Ingenieros Civiles Guerrerenses (CICG) como los vecinos tomaron medidas urgentes frente a las deficiencias y la desatencion que mostraron las autoridades--en 2014, las compuertas fueron abiertas directamente por algunos habitantes cercanos para dirigir el agua a sus sembradios--. Mas de 15 colonias se organizaron para pedir la supervision periodica de la presa y dejar de vivir en la zozobra.

El Nuevo Mirador, un boton de muestra

El Nuevo Mirador fue la oferta gubernamental mediante la cual se pretendia poner fin a la construccion de asentamientos en zonas de alta vulnerabilidad y resarcir a 5000 personas que, de acuerdo con el censo levantado con motivo del desastre, fueron consideradas damnificadas.

En la presentacion del modelo, la Secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano SEDATU aseguro que el fraccionamiento contaria con viviendas dignas (10), infraestructura basica, servicios medicos, escuelas, comercios y espacios recreativos. Al mismo tiempo ofrecio proporcionarles mayor seguridad y transformar las zonas de riesgo en areas verdes y de recreacion; la entrega de las viviendas estuvo condicionada para los damnificados a la firma de un convenio donde se comprometieran a entregar su predio anterior (11) y a no reincidir en la construccion de viviendas en zonas de riesgo (Morales, 2014).

En los hechos, mas alla de los retrasos en la entrega (un ano despues de lo prometido) y la reduccion a la mitad del numero de viviendas--de 1100 anunciadas se construyeron 598--, el fraccionamiento exhibio muchas deficiencias en cuanto a la localizacion, suficiencia y calidad de los servicios y, particularmente respecto al objetivo principal, es decir, la busqueda de evitar nuevos desastres (ver figura 3).

Alejamiento de la ciudad y precariedad de servicios basicos

El Nuevo Mirador fue construido distante de la mancha urbana y desprovisto de la infraestructura vial y los servicios basicos que lo vincularian con el resto de la ciudad. Fueron los propios vecinos quienes--siete meses despues de habitar el sitio, en el 2015--gestionaron el transporte colectivo a cambio de hacerse cargo de la rehabilitacion del camino de terraceria que cruza debajo de la autopista para el paso de los vehiculos (Pacheco, 2015c).

Las viviendas fueron entregadas con fuertes insuficiencias e ineficiencias en los servicios basicos--agua, electricidad, drenaje--. El tanque de almacenamiento de agua no funciono; los habitantes inicialmente compraban pipas (80 pesos semanarios por familia). Ante las dificultades ocasionadas por el mal estado de las vialidades (terracerias), los costos de transportacion del agua se elevaron y los vecinos optaron por recolectar agua de lluvia. La instalacion electrica por vivienda fue gradual: muchas familias de escasos recursos, que vivian al dia, pasaron meses sin poder conservar sus alimentos frescos, situacion que aprovecharon algunos vecinos para ganar dinero. Tampoco contaban con alumbrado publico; en la noche todo quedaba en oscuridad, lo que provoco inseguridad y peligro de accidentes.

Hubo errores en los calculos de infraestructura. Los drenajes fueron insuficientes y en epoca de lluvias se inundaron las viviendas. Dos anos despues de entregada la primera etapa del fraccionamiento, especialistas y autoridades federales y estatales, reconocieron que una parte del predio no era apta para habitarse. Se trata de un terreno de arcilla con alta reaccion a la humedad, donde predominan las barrancas, lo que provoco hundimientos y riesgo de desplome y colapso de los edificios. En julio de 2016 la Sedatu y Proteccion Civil determinaron la urgencia de demolicion de 32 viviendas (Marin, 2016e).

Las casas son prefabricadas--marca Casaflex--y aunque supuestamente tienen garantia de diez anos, con las primeras lluvias en mayo de 2015 aparecieron los desperfectos: grietas y caida de techos, cuarteaduras en muros, desprendimientos de materiales, filtraciones, problemas de drenaje y cortes irregulares en los cerros (Salmeron, 2015).

En este panorama nada alentador, los habitantes del lugar y especialmente los asentados en las areas mas afectadas y sus alrededores, vivian con la incertidumbre de no saber si sus casas continuarian en pie ni que hacer en caso de una emergencia. Aparentemente los alejaron del peligro, pero paradojicamente, ahora se sienten mas inseguros.

Equipamientos fantasmas

La promesa de los equipamientos fue incumplida. Los habitantes reclamaron por lo menos un centro de salud, ya que eran comunes las picaduras de alacranes y culebras (Aviles, 2016). Igualmente solicitaron comercios para el abastecimiento de productos basicos, escuelas y una caseta de vigilancia. En febrero de 2017, los residentes decidieron tomar cartas en el asunto y mediante donaciones externas y la organizacion vecinal, fundaron una escuela primaria a la cual asisten 120 ninos (Garcia, B., 2017) (12).

Incremento exponencial de la delincuencia

Desde el inicio de la construccion, el fraccionamiento El Mirador ha sido vigilado y asaltado por la delincuencia organizada, haciendo presa de extorsiones a los contratistas, lo cual ha propiciado un ambiente de inseguridad y temor (Pacheco, 2014e). Ante esta amenaza, la Sedatu solicito el apoyo de la Secretaria de la Defensa Nacional (Sedena), no solo para brindar seguridad, sino tambien para apoyar en trabajos de remocion de tierra que no lograban concluir debido a las extorsiones a transportistas (Pacheco, 2014d) (13). Al finalizar las labores del ejercito, la policia municipal--una camioneta con dos agentes--se encargo de brindar la seguridad al lugar.

Una vez habitado el fraccionamiento, este quedo a merced de la delincuencia. Esto fue propiciado por el aislamiento del sitio y la oscuridad que reinaba en el acceso principal. En agosto de 2016, se reportaron robos a mano armada en seis viviendas, ademas de la constante presencia de individuos con armas de fuego durante la noche. Ante este problema, los vecinos incluso analizaron la posibilidad de solicitar apoyo al Frente Unido para la Seguridad y el Desarrollo del Estado de Guerrero (Fusdeg) (Marin, 2016f).

Un botin para las autoridades, empresarios y lideres sociales

Al amparo de la emergencia, el Nuevo Mirador significo un negocio millonario para el gobierno, la iniciativa privada y supuestos lideres sociales. Cada casa tuvo un costo cuatro veces mayor del estimado originalmente ($693 144 en vez de $190 000 por vivienda). El monto total alcanzo $414 500 440 pesos (Gomez, 2017).

El terreno se compro a un precio superior a su valor real, el gasto en obras de mitigacion se elevo considerablemente debido a la falta de estudios de impacto ambiental y el 8.6% de la inversion se pago sin que los trabajos se hubiesen ejecutado.

Los grandes contratos se otorgaron a empresas filiales del fideicomiso privado Provivah, a Casaflex (14) y a Servicios en Concreto MAZA, cuyos propietarios son identificados por funcionarios de la SEDATU como personas cercanas al ex titular de la dependencia (Flores, 2017).

Contratistas entrevistados para este estudio declararon que el consabido diezmo que se pagaba al funcionario que asigna la obra se elevo al 20%. La Camara Nacional de la Industria de la Construccion (CMIC) revelo que al menos 30% de las 600 empresas que participaron en las obras sufrieron extorsiones por parte de los delincuentes. Estos reclamaron entre el 5 y 10% del contrato. Impusieron a los proveedores y a los sindicatos que proporcionaron la mano de obra, las empresas fueron amenazadas de plagio hacia los empleados y familiares, y hubo robo de vehiculos. Tal fue su fuerza que en 2016 la Secretaria de Comunicaciones y Transportes firmo un convenio con la Sedena para la construccion de dos tramos carreteros ubicados en las zonas mas peligrosas del estado.

El favoritismo (15) en la asignacion de contratos fue flagrante: las grandes obras se otorgaron a empresas del Estado de Mexico (lugares de nacimiento del presidente de la Republica y del secretario de gobernacion). A las constructoras locales se les concedieron las pequenas, haciendo caso omiso de la promesa presidencial de <<fomentar un desarrollo economico>> para el estado.

Ademas, se llevaron a cabo ventas fraudulentas. De las 598 viviendas, solo 214 fueron ocupadas por sus legitimos duenos. Se confirmo la sustitucion de chapas en mas de 230 viviendas y se desalojaron a 27 familias; 130 fueron invadidas (Pacheco, 2015a). Mediante un operativo policiaco, 9 personas fueron detenidas como presuntos responsables de la invasion (16) (Blancas, 2016 y Marin, 2016b). No obstante, las familias damnificadas aun a mediados de 2016 eran amenazadas por los invasores y sus lideres, que regresaron una vez retirada la policia; estos afirmaron que mantenian acuerdos de proteccion con el alcalde y otros politicos (Marin 2016c y 2016d)

Este temor al despojo se agravo por las irregularidades del censo de damnificados, ya que no existio un listado oficial, ni tampoco un documento que respaldara la propiedad. La Sedatu solo entrego un numero de folio, que carece de cualquier valor frente a las amenazas violentas de los invasores (Marin, 2016 a) (17). Entre tanto, los lideres se enriquecen economica y politicamente con el botin que aun representa el asentamiento.

Las deficiencias senaladas a lo largo de este apartado provocaron que algunas personas con derechos de asignacion en El Mirador buscaran otras opciones. En enero de 2015, un grupo de trece familias se instalaron ilegalmente en un remanente de las colonias Maria Dolores y Azteca--al norte de la ciudad--, fundando con sus propios recursos la colonia Manuel e Ingrid, en una zona de barrancas (Cervantes, 2015).

Es relevante subrayar que El Nuevo Mirador es, literalmente, solo una muestra de desaciertos. En general, la reubicacion a lo largo del territorio guerrerense ha sido la accion mas problematica y compleja de la intervencion gubernamental. Desde 2014 se reportaron anomalias de gran magnitud en multiples casos y en 2016 se agravaron los reclamos y acusaciones hacia el gobierno Federal por deficiencias, absurdos e inobservancia de lo prometido--no se cumplio con el 70% de viviendas--(Cervantes, 2016b). En El Nuevo Capricho, municipio de Ometepec, presentaron las viviendas ademas graves desperfectos y riesgos de deslaves. El Papagayo, municipio de Juan Escudero, fue reconocido por la Sedatu como un <<caso extremo>>: las 34 casas de madera, sobrepuestas sobre troncos podridos, fueron incapaces de soportar el peso de cuatro personas asi que fue abandonado de inmediato (Cervantes, 2016a). En Zolamaitic, en la localidad de Petaquillas, ocurrieron fuertes hundimientos obligando a los vecinos a la compra de tierra de relleno (Pacheco, 2015b).

El menosprecio hacia las organizaciones sociales

Mas grave aun fue el desprecio hacia la participacion social cuyo impulso generalmente ha sido ayudar, como repetidas veces lo ha demostrado el pueblo mexicano--recuerdese el terremoto de 1985. En Chilpancingo al momento de la emergencia la poblacion se organizo espontaneamente en pequenos grupos; tanto para ayudar a sus familiares, como brindando alojamiento y ayuda en los albergues. Adicionalmente, se fue gestando la organizacion <<Levantemos Chilpancingo>>. Al inicio de sus labores, el 26 de septiembre de 2013, contaba con mas de cien voluntarios a los que se unieron clubes deportivos que, gracias a sus equipos, lograron llegar a la sierra--en ese momento, inasequible incluso para las autoridades. La organizacion logro contar con las areas de administracion, acopio, evaluacion de danos, transportes, atencion medica, banco de alimentos y albergues. En el transcurso de dos semanas, entregaron alrededor de 150 toneladas de alimentos en 300 comunidades (18), en beneficio de mas de 15 mil personas. Dada la fuerza adquirida por la organizacion, la federacion retiro el apoyo de la Cruz Roja Federal lo que condujo a la disolucion de la organizacion.

En la etapa de la reconstruccion, la ciudadania no tuvo acceso ni a los estudios ni a los proyectos ejecutivos. Tampoco se tomo en cuenta la opinion de expertos en el tema. El Consejo de Reconstruccion solo acepto la participacion ciudadana en sus sesiones previa invitacion y sin derecho a voto. En general, la obtencion de informacion oficial por las vias institucionales fue bastante tortuosa.

Como lo evidencio esta investigacion, contrariamente a la promesa presidencial los habitantes que resultaron damnificados no fueron debidamente resarcidos, menos aun lograron elevar, aunque fuese un minimo, sus condiciones de vida. En los nuevos asentamientos prevalecen el hacinamiento, la incertidumbre y la confrontacion. Inversamente, tendran como secuela un papel protagonico en el crecimiento urbano caotico y riesgoso de esa zona. La venta de predios en los alrededores se ha iniciado para beneplacito de los promotores inmobiliarios.

Tal como se aprecia en el apartado anterior, las intervenciones realizadas para llevar a cabo la reconstruccion no han sido exitosas; por el contrario, han generado fuertes protestas ciudadanas. La movilizacion mas grande se dio el 24 de junio de 2014 cuando una caravana llego hasta el Senado de la Republica para mostrar las anomalias y los atrasos en el proceso de reconstruccion en Guerrero. En Chilpancingo, las manifestaciones y bloqueos viales (19) organizados por los grupos de damnificados han sido numerosos, ya que consideran que es la unica forma que tienen para lograr la atencion de las autoridades. Sus principales demandas son: rehabilitacion de vialidades, construccion de muros de contencion, infraestructura y puentes y mejoramiento del encauzamiento de las barrancas. Las quejas constantes son la lentitud de las obras y la falta de atencion de las autoridades en la revision de los danos.

Sin embargo, en paralelo han surgido otras acciones desde la ciudadania e incluso nuevas posibilidades dentro de la administracion publica, como los trabajos impul sados por la Organizacion de las Naciones Unidas (ONU). Les llamamos <<las otras intervenciones>> pues muestran que han tomado conciencia de la vulnerabilidad de la ciudad y por lo tanto tienen un sentido diferente.

Las otras intervenciones, ?oportunidades para el cambio?

A lo largo de la investigacion se constato que, a la par de las intervenciones federales, surgieron otras iniciativas impulsadas por el municipio, la Universidad Autonoma de Guerrero y varias organizaciones sociales con otras perspectivas.

Por ejemplo, el municipio de Acapulco coordinado con la ONU puso en practica programas de capacitacion en labores de apoyo y reconstruccion psicologica. Tambien elaboro el Diagnostico Participativo del Plan Integral de Gestion de Riesgos y el Plan Municipal de Recuperacion Temprana por Eventos Hidrometeorologicos (Harrison, 2015a y 2015b). Aunque estos esfuerzos se enfocaron unicamente en Acapulco y su area conurbada, constituyo un parteaguas en la planificacion urbana del estado.

Por su parte, la Secretaria de Proteccion Civil Estatal, con el apoyo de la UNAM, integro un grupo de especialistas para la atencion psicologica post-desastre. Actualmente, cuenta con un grupo de psicologos que atiende de manera inmediata a victimas y familiares, coadyuvando a la reconstruccion psicologica y espiritual de los ciudadanos.

La Universidad del estado, ademas del apoyo durante la emergencia, fortalecio la Unidad de Proteccion Civil con cien comites en todo el estado e instauro el Consejo Asesor Cientifico, el Comite de Brigadistas y el Comite Escolar de Proteccion Civil (Sin autor, 2014b). En 2015, fundo la Licenciatura en Prevencion de Desastres y Proteccion Civil y firmo el Convenio Marco de Colaboracion entre la UAGro y el Cenapred para desarrollar investigacion tecnica y cientifica que permitira disenar e implementar sistemas de prevencion y mitigacion de desastres (20). Se comprometio a impulsar una cultura de prevencion y la busqueda de nuevas propuestas que dejen de lado las improvisaciones que surgen en los periodos de la emergencia (Sin autor, 2013). (21)

En cuanto a la comunidad, algunos grupos se han enfocado a la rehabilitacion de las viviendas; otros se organizaron con las mesas directivas de sus colonias para realizar actividades preventivas. De estas, la mas difundida fue la organizacion de los vecinos de la presa Cerrito Rico (Pacheco, 2013). 15 colonias acordaron con la Conagua la integracion de un Consejo Ciudadano para la vigilancia de la presa (Notimex, 2013).

Sobresale la labor de la Coordinadora de Colonias y Comunidades Afectadas por el Rio Huacapa y sus Afluentes (Cocoarha). Junto con la Confederacion Patronal de la Republica Mexicana (Coparmex), el Colegio de Arquitectos, Ingenieros y Contadores de Chilpancingo, se asociaron frente a las autoridades competentes solicitando una mejor estrategia en la reconstruccion de la capital del Estado (Sin autor, 2014a). Igualmente gestionaron visitas y asesorias de expertos, y pararon obras buscando participacion en las decisiones.

Igualmente, el colectivo Levantemos Chilpancingo, oficializado el 20 de abril de 2016, asumio la responsabilidad, en el papel de ciudadano, hacia la autentica reconstruccion del municipio, con base en el derecho, la seguridad publica, el control de la corrupcion, la eficiencia del gobierno, la recuperacion del tejido social, el combate a la pobreza, la proteccion al medio ambiente y la potenciacion del desarrollo economico en el corto, mediano y largo plazo (22). Han realizado foros con expertos y la ciudadania para atender asuntos urgentes, han tenido participaciones en la construccion de obras de mayor calidad e impulsado actividades recreativas en las plazuelas de los barrios tradicionales, para la recuperacion del tejido social.

Finalmente, su ejemplo merece reconocimiento en el aspecto de Cooperacion Comunitaria. El enfoque integral de su propuesta y los resultados obtenidos en la region de la Montana Alta la distinguen pues se enfocan al fortalecimiento y la autosuficiencia de la poblacion. El proyecto se implemento en las localidades de El Obispo, San Miguel, Laguna Seca y Moyotepec, pertenecientes al municipio de Malinaltepec. Se promueve una autogestion sostenible en los ambitos sociocultural, productivo y ambiental-territorial. A partir de un equipo interdisciplinario (23), se labora en acciones de recaudacion de fondos, analisis de las condiciones naturales del lugar, de la vivienda y de los riesgos. Incluye desarrollo comunitario, reforestacion, agricultura sustentable, nutricion y salud para la comunidad. Han elaborado un manual de autoconstruccion en la lengua de la comunidad (24). Han instrumentado mecanismos de donacion para financiar el proyecto, trabajan un fondo comunitario deducible de impuestos, y divulgan su labor a traves de participaciones en congresos y concursos de apoyo a iniciativas enfocadas en impulsar el desarrollo comunitario (25). En todos los casos, los encargados de la construccion de las viviendas son los habitantes del lugar, lo que crea un sentido de apropiacion e integracion social que ha originado a su vez el desarrollo sustentable del habitat, contrario a lo que se vive actualmente en el Nuevo Mirador.

Conclusiones

El analisis de la complejidad y deficiencias que acompanaron los desastres ocasionados por Ingrid y Manuel, y su corolario, el proceso de reconstruccion institucional, nos permite afirmar que efectivamente ambos son el resultado de la integracion progresiva de factores diversos que van generando condiciones de peligro e indefension social. En el caso de Chilpancingo, la ocupacion de cerros y el bloqueo de flujos de agua naturales en la decada de los setenta, seguidos de la construccion de infraestructuras hidraulicas inadecuadas y un progresivo crecimiento caotico, constituyen bases para la inseguridad territorial. En paralelo, la desatencion a las necesidades basicas de amplios sectores de poblacion, acompanada de la corrupcion y los abusos de poder--presentes tanto en la generacion de los desastres como en los procesos de reconstruccion--, dan fundamento a la indefension social. De esta suerte, la inseguridad territorial y la indefension social se articulan en una espiral progresiva que bien podriamos llamar una vulnerabilidad sistemica, dificil de erradicar en un futuro proximo.

Por otro lado, pudimos constatar que a la par y de la mano de la sociedad civil organizada han surgido otras modalidades de intervencion, altruistas, y, por lo tanto, mas orientadas a las necesidades de la poblacion y a la seguridad del entorno. Es claro que estas intervenciones son incipientes pues carecen de recursos y desde una perspectiva cuantitativa sus repercusiones parecieran insignificantes. Sin embargo, vienen a constatar la necesidad de impulsar un cambio de paradigma no solamente para responder a los desastres sino, sobre todo, como estrategia para una nueva manera de abordar la construccion de la ciudad. Como lo han formulado de diversas maneras los especialistas, la reconstruccion no puede visualizarse como un retorno a lo anterior, ni como un negocio sustancioso; requiere considerarse como la posibilidad para generar un cambio positivo en la sociedad, tal como lo han recomendado los especialistas (Cuny, 1983; Wilches-Chaux, 1989; Oliver-Smith, 1990; Pantelic, 1991 y Anderson y Woodrow, 1991, citados en Macias, 1999; Borja, 2010; Razeto, 2013; Artiles et. al, 2013 y Auban y Corvalan, 2016). Ello implica esencialmente que las intervenciones apunten hacia la reduccion de la vulnerabilidad que hemos denominado sistemica, en sus multiples facetas, proporcionando mejores condiciones de vida e impulsando nuevas capacidades sociales y economicas en la ciudadania, lo que se ha dado en llamar innovacion social (Klein, 2011).

Entonces, la mal llamada reconstruccion se constituye en un nuevo desafio que requiere de soluciones mas eficientes y eficaces. Tal como Olivera y Gonzalez, 2010; Razeto, 2013; Castillo, 2013; Auban y Corvalan, 2016, plantean, las acciones deberan estar acompanadas de un enfoque multidimensional--economico, social, cultural, politico y medioambiental--orientado a un desarrollo local, sustentado en un proceso dinamico, inclusivo y en constante innovacion.

En estas intervenciones un punto fundamental lo constituye la consolidacion de los vinculos afectivos en la comunidad, la apropiacion del espacio y el empoderamiento de la poblacion afectada (Boen y Jiagyasu, 2005 citado en Olivera y Gonzalez, 2010 y Razeto, 2013). Por ello, la participacion ciudadana debera integrarse desde los primeros momentos del desastre de tal manera que los arreglos informales que entablan los habitantes para sobrellevar el riesgo en su cotidianidad, se traduzcan en un campo de oportunidad para el estudio de nuevas alternativas de prevencion y amortiguamiento en caso de desastres. Finalmente, esta integracion resultara en proyectos basicos, ingeniosos y concretos que emanen de la poblacion (Oliver-Smith, 1994; Lavell, 2000; Mendoza, 2013; Auban y Carvalan, 2016) bajo la asesoria experta de los universitarios.

https://doi.org/10.18800/espacioydesarrollo.201802.002

Referencias

Artiles, D., Olivera, A., Santiago, G., Gonzalez, G. y Morales, J. (2013). La reubicacion del habitat en riesgo de desastres naturales, Puebla, Mexico: Editorial Feijoo.

Auban, M. y Corvalan, F. (2016). Aprendiendo de la informalidad. Participacion comunitaria y enfoque situado como marco para la reconstruccion. Revista de Urbanismo, (34), 73-88. https://doi.org/10.5354/0717-5051.2016.39577

Aviles Rodriguez, M. (2016). Protestan en la SSA reubicados de El Mirador en Chilpancingo; piden un centro de salud. El Sur de Acapulco, p.16. Consultado el 18 de noviembre de 2016.

Avina, N. (2009). La zona Sur de Chilpancingo ?Hacia un crecimiento caotico? (tesis de maestria). Benemerita Universidad Autonoma de Puebla, Mexico.

Blancas, L. (2016). Arrestan a dos comunitarios del Fusdeg; vecinos de Petaquillas bloquean la carretera, hasta que los liberan. El Sur de Acapulco. p.11, consultado el 7 de marzo de 2016.

Borja, J. (2010). Derecho a la ciudad en el contexto de reconstruccion, especulacion inmobiliaria y desafios ciudadanos. Seminario: Mirando la reconstruccion desde el derecho a la ciudad. Seminario llevado a cabo en Universidad Catolica del Maule, Chile.

Castillo, O. (2013). Inundaciones: un problema publico. Revista Ciudades, (98), 27-33.

Centro Nacional de Prevencion de Desastres (2013). Impacto socioeconomico de los desastres en Mexico durante 2013. http://www.cenapred.gob.mx/es/Publicaciones/ archivos/324-NO.15-impactosocioeconomicodelosprincipalesdesastresocurridosenmxicoenelao2013 .pdf.

Cervantes, J. (2013). Ante las advertencias, un gobierno sordo. Revista Proceso (1925), 31-34, consultado el 22 de septiembre de 2013. https://suracapulco.mx/ impreso/?date=2016-04-05

Cervantes, Z. (2015). A dos anos de Manuel, solo 45 familias viven en El Mirador, de mil 100 que deben ser reubicados. El Sur de Acapulco, p. 11. consultado el 15 de septiembre de 2015. https://suracapulco.mx/impreso/?date=2016-04-05

Cervantes, Z. (2016a). Las fallas de construccion en las casas de El Papagayo <<son un extremo>> reconoce la Sedatu. El Sur de Acapulco. p.12, consultado el 5 de abril de 2016. https://suracapulco.mx/impreso/?date=2016-04-05

Cervantes, Z. (2016b). Incumple el gobierno federal el 70 por ciento de las viviendas para damnificados por la tormenta Manuel. El Sur de Acapulco. p. 13, consultado el 14 de julio de 2016. https://suracapulco.mx/impreso/?date=2016-07-14

Consejo Nacional de Evaluacion de la Politica de Desarrollo Social (2012). Pobreza Estatal Guerrero. https://www.coneval.org.mx/coordinacion/entidades/Documents/Guerrero/ pobreza/PPT%20Guerrero.pdf

Contreras, Y. y Beltran M. (2015). Reconstruir con capacidad de resiliencia: El casco historico de la Ciudad de Constitucion y el sitio del desastre del terremoto y tsunami del 27 de febrero 2010. Revista INVI, (83), pp. 79-115. https://doi.org/10.4067/ S0718-83582015000100003.

Cruz, J. (2013). Falta de seguros desahucia a afectados. Revista Proceso, http://hemeroteca. proceso.com.mx/?p=353866. 17 de febrero de 2015.

Davila, P (2013). El campo, ahogado por la ineptitud. Revista Proceso, (1926), 18-22.

Delgadillo, V. (2007). De habitantes suicidas y simulacros. Revista Ciudades, (74), 40-46.

Digital Guerrero (2017). Entrega viviendas Sedatu Guerrero. Digital Guerrero Recuperado el 31 de marzo de 2017, de http://www.digitalguerrero.com.mx/wp-content/ uploads/2017/02/entrega_viviendas_sedatu_guerrero-3.jpeg

DOF. Diario Oficial de la Federacion (2016). Ley de Obras Publicas y Servicios Relacionados con las Mismas. Mexico, 13 de enero de 2016.

DOF. Diario Oficial de la Federacion (2017). Acuerdo mediante el cual se identifica a los responsables de las presas en operacion. Mexico, 27 de mayo de 2010.

Flores, E. (2013). Cuatro anos despues, los danos de <<Manuel>> aun sin reparar. Revista Proceso, (2133), 20-22.

Flores, E. (2017). Cuatro anos despues, los danos de <<Manuel>> aun sin reparar. Revista Proceso. Recuperado de http://www.proceso.com.mx/503766/cuatro-anos-despueslos-danos-del-huracan-manuel-aun-sin-reparar

Garcia, B. (2017). Fundan en una galera una escuela primaria para 120 ninos en El Mirador en Chilpancingo. El Sur de Acapulco, 14 de abril de 2017, p. 10. Disponible en https://suracapulco.mx/impreso/?date=2017-04-14

Garcia, V. (Ed.). (1996). Historia y desastres en America Latina. Volumen 1. Distrito Federal: La RED.

Garcia, V. (2005). La construccion social de riesgos y el huracan Paulina. Distrito Federal: Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropologia Social.

Garcia, R. (2006). Sistemas complejos. Conceptos, metodo y fundamentacion epistemologica de la investigacion interdisciplinaria. Distrito Federal: Gedisa.

Gomez, L. (Productor). (2017). Despierta con Carlos Loret de Mola. Mexico: Televisa. Noticiero Despierta con Loret de Mola (2017). La Estafa Maestra en Guerrero. Dedo Guerrero.

https://www.facebook.com/DedoGuerrero/videos/1734332840205822/

Harrison, A. (2015a). Prepara ONU Habitat un diagnostico para recomendar al gobierno donde no construir. El Sur de Acapulco. p. 22. Consultado el 28 de marzo de 2015. https://suracapulco.mx/archivoelsur/archivos/date/2015/03/28

Harrison, A. (2015b). Recomienda la ONU no cambiar el uso de suelo de vegetacion para vivienda. El Sur de Acapulco. p.25, consultado el 19 de junio de 2015. https:// suracapulco.mx/archivoelsur/archivos/date/2015/06/19

Hernandez, F. (2013). Se abrio el vertedero de la presa Cerrito Rico, y comenzo a desbordarse el Rio Huacapa. El Sur de Acapulco, p.16, consultado el 17 de septiembre de 2013.

Inegi. Instituto Nacional de Estadistica, Geografia e Informatica. (2010). Censo de Poblacion y Vivienda, 2010. Mexico.

Inegi. Instituto Nacional de Estadistica, Geografia e Informatica. (2015). Carta topografica. Mexico.

Inegi. Instituto Nacional de Estadistica, Geografia e Informatica. (2018). Marco Geoestadistico. Mexico.

Jijon, L. (2017). Presentan danos obras del Plan Nuevo Guerrero en el Huacapa. Bajo palabra, 6 de junio de 2017. Recuperado el 20 de junio de 2017, de https://bajopalabra.com.mx/presentan-danos-obras- del-plan-nuevo-guerrero-en-el-huacapa#. WdVkXYWcFYc

Jimenez Rosales, B. (2015). Urgen otros dos subcolectores marginales en el rio Huacapa. Diario de Guerrero. p.1, consultado el 1 de abril de 2015.

Klein, L. (2011). La co-construccion del conocimiento. En Ciclo Innovacion y Universidad, llevado a cabo en la Universidad de Deusto, Bilbao, Espana.

Lavell, A. (2000). Desastres y desarrollo: hacia un entendimiento de las formas de construccion social de un desastre. El caso del huracan Mitch en Centroamerica. En N. Garita y J. Nowalski (Eds.), Del desastre al desarrollo sostenible: el caso de Mitch en Centroamerica (pp. 9-45). San Jose: Banco Interamericano de Desarrollo.

Lavell, A. (2002). Desastres urbanos: una vision global. Red de Estudios Sociales en Prevencion de Desastres en America Latina. 1-11. Recuperado el 24 de mayo de 2016, de: http://www.desenredando.org/public/articulos/2000/duuvg/DUUVG_mar-1-2002.pdf

Ley, J. y Denegri, M. (2013). Riesgo e invisibilidad de peligros. Revista Ciudades, (98), 34-41.

Macias, J., (1999). Desastres y proteccion civil. Problemas sociales, politicos y organizacionales. Mexico D.F.: Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropologia Social.

Mansilla, E. (6 de junio, 2013). Ingrid y Manuel: nuevos desastres, viejas razones. Revista Nexos. Recuperado el 20 de junio de 2017 de https://wwwnexos.com.mx/?p=15581.

Marin Amezcua, A. (2016a). Les asignaron casas en El Mirador, pero las corrieron y viven en zona de riesgo en la capital. El Sur de Acapulco, p.15. Recuperado el 11 de febrero de 2016, de https://suracapulco.mx/impreso/?date=2016-02-11

Marin Amezcua, A. (7 de marzo, 2016b). Detienen a siete lideres de invasores de El Mirador y ante la presion se salen las familias que no son damnificadas. El Sur de Acapulco, p. 12. Recuperado de https://suracapulco.mx/impreso/?date=2016-03-07

Marin Amezcua, A. (9 de abril, 2016c). Regresa a El Mirador, Chilpancingo, un lider de los invasores desalojados, denuncian damnificados. El Sur de Acapulco, p. 11. Recuperado de https://suracapulco.mx/impreso/?date=2016-04-09

Marin Amezcua, A. (16 de abril, 2016d). Se van los policias de El Mirador en la capital y regresan invasores, denuncian. El Sur de Acapulco, p. 10. Recuperado de https:// suracap ulco.mx/impreso/?date=2016-04-16

Marin Amezcua, A. (6 de julio, 2016 e). En zona inhabitable, 56 casas de El Mirador, y 32 deben demolerse, confirma Proteccion Civil. El Sur de Acapulco, p. 15. https://suracapulco.mx/impreso/?date=2016-07-06

Marin Amezcua, A. (10 de agosto, 2016f). Sufren robos, estan sin agua y luz, denuncian reubicados en el Mirador en Chilpancingo. El Sur de Acapulco, p. 12. Recuperado de https://suracapulco.mx/impreso/?date=2016-08-10

Mendez Lara, M. (28 de abril, 2015). La participacion ciudadana del Plan Nuevo Guerrero, una simulacion. El Sur de Acapulco. p. 40. Recuperado de https://suracapulco.mx/ archivoelsur/archivos/date/2015/04/28

Mendoza, J. (30 de septiembre, 2013). ?Reconstruccion nacional? El Sur de Acapulco, p. 5. Recuperado el 5 de noviembre de 2014, de https://suracapulco.mx/archivoelsur/ archivos/date/2013/09/30

Morales Antonio, J. (15 de septiembre, 2014). Dejaran el miercoles el albergue del Indeg las 45 familias de damnificados, acuerdan. El Sur de Acapulco, p. 10. Recuperado el 19 de enero de 2015, de https://suracapulco.mx/archivoelsur/archivos/date/2014/09/15.

Notimex (2013). Integran consejo ciudadano para vigilar presa en Chilpancingo. SDP-noticias.com https://www.sdpnoticias.com/local/guerrero/2013/10/18/integran-consejo-ciuda dano-para-vigilar-presa-en-chilpancingo

Observatorio del gasto. (s.f) Plan Nuevo Guerrero. http://www.transparenciapresupuestaria. gob.mx/es/PTP/NuevoGuerrero

Oliver-Smith, A. (1994). Reconstruccion despues del desastre: una vision general de secuelas y problemas. En A. Lavell (Ed.), Al norte del Rio Grande (pp. 1-18). Recuperado de www.desenredando.org/public/libros/1994/anrg_cap02-RDDD_oct-8-2002-pdf. Consultado el 24 de mayo de 2016.

Olivera, A. y Gonzalez, G. (2010). Enfoque multidimensional de la reconstruccion postdesastre de la vivienda social y el habitat en paises en vias de desarrollo: estudios de casos en Cuba. Revista de la Construccion, 9(2), 53-62. https://doi.org/10.4067/ S0718-915X2010000200006

Pacheco Polito, A. (11 de octubre, 2013). A 26 dias de la tormenta Manuel la colonia Brisa Norte de la capital sigue inundada y sin ayuda. El Sur de Acapulco, p. 8. Recuperado el 6 de noviembre de 2014, de https://suracapulco.mx/archivoelsur/archivos/ date/2013/10/11

Pacheco Polito, A. (6 de mayo, 2014). En la rehabilitacion del Huacapa, 17 curvas estan mal disenadas y representan riesgo, advierte la Coparmex. El Sur de Acapulco, p. 14. Recuperado el 11 de enero de 2015, de https://suracapulco.mx/archivoelsur/archivos/ date/2014/05/06

Pacheco Polito, A. (16 de mayo, 2014a). Se hunde con la lluvia la madrugada del jueves un carril del encauzamiento del rio Huacapa. El Sur de Acapulco, p. 10. Recuperado el 12 de enero de 2015, de https://suracapulco.mx/archivoelsur/archivos/date/2014/05/16

Pacheco Polito, A. (25 de mayo, 2014b). Ingenieros y geologos senalan irregulares en la reconstruccion del encauzamiento del Huacapa. El Sur de Acapulco. p. 6. Recuperado el 15 de enero de 2015, de https://suracapulco.mx/archivoelsur/archivos/ date/2014/05/25

Pacheco Polito, A. (3 de septiembre, 2014c). Se va el ejercito <<sin hacer nada>> del terreno para damnificados de la capital, informan. El Sur de Acapulco, p. 12. Recuperado el 17 de febrero de 2015, de https://suracapulco.mx/ archivoelsur/archivos/date/2014/09/03

Pacheco Polito, A. (5 de septiembre, 2014d). La violencia retraso la construccion de viviendas para los damnificados de Chilpancingo, afirman. El Sur de Acapulco. p. 15. Recuperado el el 17 de febrero de 2015, de https://suracapulco.mx/archivoelsur/ archivos/date/2014/09/05

Pacheco Polito, A. (7 de julio, 2015a). Alerta la Sedatu sobre un fraude en la venta de casas destinadas a damnificados en Chilpancingo. El Sur de Acapulco. p. 11. Recuperado el el 7 de julio de 2015, de https://suracapulco.mx/archivoelsur/archivos/date/2015/07/07

Pacheco Polito, A. (8 de agosto, 2015b). Pueden derrumbarse sus viviendas, denuncian reubicados de Petaquillas; senalan a la Sedatu. El Sur de Acapulco, p. 8. Recuperado de https://suracapulco.mx/archivoelsur/archivos/date/2015/08/08

Pacheco Polito, A. (17 de septiembre, 2015c). Abren ruta de transporte para comunicar a los damnificados de El Mirador. El Sur de Acapulco, p. 14. Recuperado de https:// suracapulco.mx/archivoelsur/archivos/date/2015/09/17

Presidencia de la Republica (2016a). Firman el Gobierno de la Republica y el del Estado de Guerrero el Acuerdo <<Guerrero Prospero e Incluyente>>. Recuperado el 14 de enero de 2016, de http://www.gob.mx/presidencia/prensa/firman-el-gobierno-de-la-republicay-el-del-estado-de-guerrero-el-acuerdo- guerrero-prospero-e-incluyente

Presidencia de la Republica. (2016b). <<Plan Nuevo Guerrero>> y firma del Acuerdo <<Guerrero Prospero e Incluyentes>>. Recuperado el 14 de enero de 2016, de http://www.gob.mx/ presidencia/articulos/plan-nuevo-guerrero-y-firma-del-acuerdo-guerrero-prosperoe-incluyente-18530

Rasse, A. y Letelier, F. (mayo, 2013). El proceso de reconstruccion de viviendas en el centro de Talca: fotografia a dos anos de la catastrofe. Revista INVI. (77), 139-164. https:// doi.org//10.4067/S718-83582013000100005

Razeto, A. (2013). Potenciando el desarrollo local de comunidades afectadas por desastres. Revista INVI, (28), 111-136. https://doi.org/10.4067/S0718-83582013000100004

Romo, M. (2007). Vulnerabilidad a riesgos ambientales. Revista Ciudades, (74), 31-39

Salmeron, A. (5 de abril, 2015). Hay desperfectos en viviendas entregadas a damnificados de Manuel e Ingrid, reclaman. El Sur de Acapulco, p.11. Recuperado de https://suracapulco.mx/ archivoelsur/archivos/date/2015/04/05

Secretaria de Hacienda y Credito Publico. (2013). <<Plan Nuevo Guerrero>>, acciones para un nuevo estado.

Servicio Meteorologico Nacional. (2017). Datos historicos de huracanes. http://www.shcp. gob.mx/SALAPRENSA/doc_informe_vocero/2013/vocero_45_2013.pdf

Sin autor. Pide la UAG que se le de el centro estatal de proteccion civil, debe estar encima de los gobiernos, dice el rector. (27 de septiembre de 2013). El Sur de Acapulco, p. 20. Recuperado el 20 de febrero de 2015. https://suracapulco.mx/archivoelsur/archivos/ date/2013/09/27

Sin autor. Cuestionan damnificados y COPARMEX el atraso en las obras de reconstruccion (6 de mayo, 2014 a). Diario de Guerrero. pp. 1 y 8. Consulta: 23 de septiembre de 2014.

Sin autor. Angel Aguirre toma protesta al Consejo Escolar de Proteccion Civil de la UAGro. (24 de junio, 2014 b). Diario de Guerrero, pp. 1 y 10. Edicion impresa. Consulta: 25 de septiembre de 2014.

Tenorio Galindo, T. (11 de noviembre, 2013). El <<Nuevo Guerrero>> y la vieja marca del PRI. El Sur de Acapulco, p. 2. Recuperado el 10 de noviembre de 2014, de https:// suracapulco.mx/archivoelsur/archivos/date/2013/11/11

Toledo Manzur, C. (12 de noviembre, 2013). El Plan Nuevo Guerrero, una oportunidad. El Sur de Acapulco, p. 22.

Villamil, J. (2013). Ingrid y Manuel, el doble desastre. Revista Proceso. Recuperado el 05 de noviembre de 2014, de http://www.proceso.com.mx/?p=353015

Zacarias, C. (29 de enero, 2014). Construyen una unidad habitacional frente a la cortina de la presa Cerrito Rico, alerta Conagua. El Sur de Acapulco. p. 12. Recuperado el 09 de enero de 201, de https://suracapulco.mx/archivoelsur/archivos/date/2014/01/29

Nancy Guadalupe Avina Vega (1)

Universidad Autonoma de Puebla

navina08@hotmail.com

Guadalupe Maria Milian Avila (2)

Universidad Autonoma de Puebla

mmilian@hotmail.com

Maria Lourdes Guevara Romero (3)

Universidad Autonoma de Puebla

lourdes.guevarar@gmail.com

Fecha de recepcion: 25 de septiembre de 2018

Fecha de aceptacion: 26 de octubre de 2018

(1) Candidata a doctora en Procesos Territoriales de la Facultad de Arquitectura de la Benemerita Universidad Autonoma de Puebla.

(2) Doctora en Urbanismo. Profesora-Investigadora de la Facultad de Arquitectura de la Benemerita Universidad Autonoma de Puebla.

(3) Doctora en Desarrollo Regional. Profesora-investigadora de la Facultad de Arquitectura de la Benemerita Universidad Autonoma de Puebla. Autor de correspondencia.

(4) Fue hasta el 15 de septiembre a la 01:30 cuando se activo la alerta naranja en Guerrero. Los dias anteriores (13 y 14) Las autoridades locales se encontraban celebrando el Bicentenario de los Sentimientos de la Nacion; mientras que, en el puerto de Acapulco, se ofrecia el primer informe del gobierno municipal.

(5) El 85.5% de los danos se distribuyeron en las vias de comunicacion, en la infraestructura hidraulica y en el equipamiento educativo.

(6) Informes de organismos internacionales como el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo y el Sistema de Naciones Unidas reconocen que las causas del riesgo se encuentran en los esquemas de desarrollo adoptados por los paises (Mansilla, 2013).

(7) Desde 1986, se crea el Sistema Nacional de Proteccion Civil (Sinaproc); en 1987, el Centro Nacional de Prevencion de Desastres (Cenapred) y el Fondo de Desastres Naturales (Fonden) en 1996. La administracion 2013-2018 formulo el Programa de Prevencion de Riesgos en los Asentamientos Humanos (PRAH), y la Guia de Ciudades Resilientes, entre otras acciones.

(8) Se basa en el acuerdo publicado el 27 de mayo de 2010 en el Diario Oficial de la Federacion DOF, a traves del cual se establece que el responsable de la presa respondera por los danos ocasionados aguas abajo, debido a una operacion inadecuada o falta de mantenimiento.

(9) En este punto, la Conagua reconoce que no cuenta con los recursos suficientes para realizar estudios e implementar alternativas contra el envejecimiento y el diseno deficiente de las presas; razon por la cual solicito 300 millones de pesos a la federacion (Davila, 2013).

(10) Cada vivienda cuenta con dos recamaras, sala-comedor, cocina, bano y patio de servicio, en lotes de 95 y 110[m.sup.2].

(11) Los titulos de propiedad serian otorgados a las mujeres y quedaria prohibida su venta en los primeros anos.

(12) La escuela se fundo el 15 de febrero de 2017, en una galera de madera con divisiones y paredes de lona, techo de lamina y piso de tierra. Imparten clases maestros voluntarios de la Primaria Emiliano Zapata.

(13) Personal de la obra declaro que la cuota a los transportistas (con 50 camiones de volteo) era de 120 mil pesos.

(14) El dano patrimonial al erario federal fue por parte de las empresas JUMEN S.A. de C.V. ($14,364,000.00) y Casaflex ($21,560,275.00).

(15) Debido a la emergencia, las obras son adjudicadas directamente por el gobierno federal, ya que la Ley de Obras Publicas y Servicios Relacionados con las Mismas lo permite en su articulo 42, fraccion II.

(16) Entre los 9 detenidos figuran 2 reporteros del Seminario <<Amanecer>>, un custodio del Centro de Rehabilitacion Social de Chilpancingo (Cereso) y 2 integrantes del Frente Unido por la Seguridad y el Desarrollo del Estado de Guerrero (Fusdeg). Estos ultimos fueron liberados 4 horas despues debido a que sus companeros bloquearon la carretera Mexico-Acapulco para exigir su liberacion. El Sur (07/03/2016: 11 y12).

(17) Un ejemplo de ello es la senora Sabina Ramos de 80 anos, quien acudio a recibir su vivienda, pero dos personas la amenazaron con palos y machetes.

(18) Se atendio a Chilpancingo, sus comunidades y a los municipios de Leonardo Bravo, Heliodoro Castillo, Juan R. Escudero, Eduardo Neri, Mochitlan y Quechultenango.

(19) Los bloqueos viales se realizan principalmente en el Palacio de Gobierno, Casa Guerrero, Boulevard Vicente Guerrero, libramiento a Tixtla y las oficinas de Sedesol, Sedatu y Conagua.

(20) Las lineas de investigacion son: Inestabilidad de laderas, peligros geomorfologicos; identificacion estructural, evaluacion sismica y microzonificacion, riesgos y geotecnologia; aplicacion para pcs, minipcs y el uso de dispositivos embebidos, para detectar movimientos en edificios; areas susceptibles de inundacion y sistemas de alerta para inundaciones; modelos SIG de escenarios de desastres; sistemas de evaluacion rapida post-sismica en edificaciones; riesgos naturales y geotecnologia y construccion sismo resistente. Ademas de fenomenos socioorganizativos, quimico-tecnologicos y sanitario-ecologicos.

(21) El Sur. 27 de septiembre de 2013, p. 20 y 3 de octubre de 2013, p. 4.

(22) Acuerdo ciudadano firmado en la presentacion de la asociacion civil.

(23) Lo encabeza Isadora Hastings y participan la Universidad Autonoma de Mexico, la Universidad Metropolitana y la Universidad Autonoma de Guadalajara. Asi mismo, cuentan con programas de voluntariado, servicio social y practica profesional.

(24) Se basan en practicas sostenibles ambientales; autoproduccion de espacios habitacionales y ecotecnias; desarrollo productivo y economico; autosuficiencia alimentaria; transferencia intergeneracional de conocimiento; reactivacion de las artes-oficios e investigacion, documentacion y registro._

(25) Entre los premios que han recibido por su labor, se distinguen el Premio Razon de Ser 2015, participacion en la Bienal de Arquitectura de Venecia 2016, mencion honorifica en el concurso de vivienda rural 2016 de la Comision Nacional de Vivienda (Conavi), finalista en The Buckminster Fuller Challenge 2016 (Innovadores de America), finalista en los World Habitat Awards 2016 y participante en la Bienal Social de Colombia 2016.

Leyenda: Figura 1. Crecida del rio Huacapa a la altura del zoologico Zoochilpan

Leyenda: Figura 2. Colapso del encauzamiento del rio Huacapa en la zona Comercial Chilpancingo

Leyenda: Figura 3. Panoramica del Fraccionamiento el Nuevo Mirador
Tabla 1. Recursos destinados al Plan de Reconstruccion Nuevo
Guerrero

Recursos          Autorizado        Pagado        Avance de obra

PEF 2014 *        $13,490.30 MDP    $ 13,246.20   98.2%
PEF 2015          $ 1,899.30        $ 1,877.90    98.9%
PEF 2016          $ 716.30          $ 25.40       3.5%
FONADIN **        $ 3,145.00        $ 1,303.90    41.5%
FONDEN ***        $12,672.30        $ 11,910.10   94.0%
Fondo Guerrero    $10,584.60        $ 9,026.20    85.3%

TOTAL             $42,507.80        $ 37,389.60   88.0%

Fuente: http://www/transparenciapresupuestaria/gob/mx/es/
PTP/NuevoGuerrero (Consultado: 10/01/2014).

* PEF Presupuestos de Egresos de la Federacion.

** FONADIN Fondo Nacional de Infraestructura.

*** FONDEN Fondo de Desastres Naturales.

Tabla 2. Desglose del costo del fraccionamiento El Nuevo Mirador

Terreno de 13 hectareas          $30,204,954.00
Obras de mitigacion              $102,939,634.00
Viviendas, infraestructura e     $245,431,577.00
  introduccion de servicios
Obras no ejecutadas              $35,924,275.00

TOTAL                            $414,500,440.00

Fuente: Noticiero Despierta con Loret de Mola. Televisa, Mexico
(2017).
COPYRIGHT 2018 Pontificia Universidad Catolica del Peru
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2018 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Avina Vega, Nancy Guadalupe; Milian Avila, Guadalupe Maria; Guevara Romero, Maria Lourdes
Publication:Espacio y Desarrollo
Date:Jul 1, 2018
Words:10891
Previous Article:Proyectos multiproposito para la gestion de recursos hidricos en los Andes tropicales: planteamientos generales basados en proceso participativo.
Next Article:Municipios y calidad de vida: analisis de la cobertura de servicios basicos en la provincia de Santa Fe entre 2001 y 2010.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters