Printer Friendly

Operacionalizacion e indicadores de la pedagogia de la alteridad/Construct operate of Pedagogy of Alterity/Fonctionne et indicateurs de la Pedagogie de l'Alterite.

RESUMEN

El presente articulo no pretende orientarse en la profundizacion filosoficoantropologica de la Pedagogia de la Alteridad, cuyo sustento teorico se remonta a los planteamientos de Levinas, Horkheimer, Adorno y Pedro Ortega. Ni pretende abonar elementos teoricos a dicho constructo, sino que aporta un modelo categorial construido segun los planteamientos que lo forman. La importancia de esta aportacion radica en que el modelo categorial permite hacer operativos los elementos del discurso, para ser utilizados en la construccion de instrumentos en estudios empiricos. El modelo esta conformado por una metacategoria o variable principal --pedagogia de la alteridad-- y cuatro categorias: perfil del profesor, perfil del alumno, funcion de la escuela y funcion de la familia, con sus caracteristicas e indicadores, que son el insumo para el diseno de instrumentos de recoleccion de datos.

Palabras clave: Pedagogia de la Alteridad; categorias; diseno de instrumentos.

SUMMARY

This article does not focus on the philosophical-anthropological aspect of the Pedagogy of Alterity, which is based on the ideas of Levinas, Horkheimer, Adorno and Pedro Ortega. Nor does it aim to add theoretical elements to said construct. It presents a categorial model built using the ideas that form the construct as a foundation. The importance of this contribution lies on the fact that the categorial model allows making operational the discourse elements, so that they can be used in the construction of instruments in empirical studies. The model is formed by a metacategory or main variable, which is the pedagogy of alterity, and four categories: professor profile, student profile, function of the school and function of the family, with their characteristics and indicators, which are the elements used to design data collection instruments.

Key words: Pedagogy of Alterity; category; assessment design.

SOMMAIRE

Cet article n'est pas destine a l'etude philosophique-anthropologique de la Pedagogie de l'Alterite, dont le fondement theorique remonte aux idees de Levinas, Horkheimer, Adorno et Pedro Ortega. Son but n'est pas de payer cette construction des elements theoriques, mais d'apporter un modele categorique construit sur la base des idees qui forment cette construction. L'importance de cette contribution est que le modele categorique permet l'exploitation des elements du discours, a utiliser dans la construction d'instruments dans les etudes empiriques. Le modele est compose d'un meta-categorie ou variable principal: pedagogie de l'alterite, et quatre categories: profil du professeur, profil de l'eleve, la fonction de l'ecole et le role de la famille, avec ses caracteristiques et ses indicateurs, qui sont l'entree pour le conception d'instruments de collecte de donnees.

Mots cles: Pedagogie de l'Alterite; categories; conception de l'instrument.

1. INTRODUCCION

El presente articulo, que surge como resultado de una discusion conceptual hace dos anos con los profesores Pedro Ortega Ruiz y Ramon Minguez Vallejos, no pretende orientarse a la discusion filosofico-antropologica de la Pedagogia de la Alteridad, ni de los elementos que la configuran. Tampoco pretende abonar teoricamente dicho constructo ni hacer una critica profunda, puesto que ya existen algunos aportes en la literatura orientados hacia ello; lo que no hemos encontrado son trabajos que intenten transferir dichos elementos teoricos al ambito de lo empirico. Por lo que el objetivo fundamental de este trabajo es utilizar los referentes teoricos de la Pedagogia de la Alteridad y transferirlos al campo metodologico para ofrecer una propuesta de modelo categorial que coadyuve a la operacionalizacion de dicha variable, con objeto de facilitar el diseno de instrumentos de recoleccion de datos para proyectos de investigacion de corte cualitativo o cuantitativo, en los que se deseen identificar expresiones de esta pedagogia en espacios educativos concretos.

El desarrollo de la Pedagogia de la Alteridad se ha venido haciendo en los ultimos anos, habiendo sido particularmente el profesor Ortega Ruiz quien ha fortalecido el discurso filosofico y antropologico que lo sustenta y, junto con el grupo de investigacion de Teoria de la Educacion de la Universidad de Murcia, ha buscado explicar categorias asociadas a dicha pedagogia, como la familia, la escuela, el profesor y otras. Su discurso es esencialmente pedagogico y pretende responder a una pregunta fundamental en educacion: para que educar. Encuentra la respuesta en la filosofia de Emmanuel Levinas y en los planteamientos socioeducativos de la escuela de Francfort, en particular de Adorno. El discurso de la Pedagogia de la Alteridad tiene profundas raices idealistas, pues sugiere un perfil ambicioso que delinea a un profesor que debe acoger al otro (al alumno) y compadecerse de el, sin perder de vista su contexto. Como antecedente filosofico de este discurso, se encuentran, por un lado, los planteamientos de Hannah Arendt, quien ha abordado el discurso humanista del dolor y de la injusticia humana, y, por el otro, los planteamientos sobre la marginalidad, la opresion y la pedagogia de la esperanza de Paulo Freire.

Como ya se indico lineas arriba, este texto define como variable principal al constructo pedagogia de la alteridad, asignandole la clasificacion de metacategoria general de analisis, de la que se desprenden varias categorias que conforman dicho discurso pedagogico. Esta clasificacion de los elementos del discurso permite operacionalizar su contenido para utilizarla en estudios de corte empirico y describir la realidad de escuelas, del trabajo del profesor, de la relacion familia-escuela, profesor-alumno, entre otras. Y asi, a partir de la explicacion de la realidad, poder generar proyectos de intervencion disenados especificamente para lograr un impacto que transforme la realidad, generando relaciones de mayor impacto formativo en los centros escolares.

2. ANTECEDENTE

El discurso de la Pedagogia de la Alteridad como propuesta educativa tiene sus origenes en los inicios de la decada de los noventa. Surge como una linea en desarrollo del Grupo de Investigacion en Educacion y Valores de la Universidad de Murcia, Espana (Ortega, 2014). La Pedagogia de la Alteridad esta cimentada en la etica de la compasion de Emmanuel Levinas, que parte de la premisa de considerar al otro (ser humano) en su necesidad. Ortega traslada este concepto central al acto educativo y establece que, para educar, es preciso escuchar y atender a la pregunta del otro (el estudiante). Al respecto, Ortega (2010, 15) expresa que << si educar es responder, la respuesta no se da a un individuo sin rostro y sin entorno, sino a alguien>>. Este planteamiento reivindica la importancia del ser humano que se esta educando, pues, a decir de Ortega (2014), en la actualidad (y de acuerdo al privilegio que se da a la formacion tecnocratica en los escenarios educativos) ha sido imposible acercarse y conocer al sujeto (alumno) que tenemos delante.

Dado que el acto educativo es fundamentalmente una actividad social (de seres humanos y para seres humanos), los protagonistas de dicho acto deben centrar su atencion en el sujeto en formacion y valorar y legitimar su presencia. La exigencia etica en la educacion no emerge del yo, sino del otro u otra, cuya presencia nos obliga a actuar. Es por ello que nuestro yo se define, desde nuestra responsabilidad para con los demas, como algo intrinseco a su presencia y no sujeto a la libre eleccion (Levinas, 1991). Y entonces, de acuerdo a la respuesta que demos a la llamada del otro, definiremos nuestro grado de compromiso etico hacia el.

2.1. El origen: la etica de la compasion

A diferencia de la etica kantiana, que se fundamenta en principios universales muy generales para normar la conducta humana, la etica de la compasion se basa en la necesidad ineludible de responder del otro en su contexto individual y su situacion concreta de necesidad, es decir, practicar la compasion por el otro. Los exponentes mas representativos de estos conceptos son Shopenhauer y Levinas. La etica de la compasion parte del supuesto de que la necesidad del otro nos debe afectar, nos debe mover a responder de el. Por su parte, Melich (2010, 230) plasma como ejemplo de este concepto el relato biblico del buen samaritano, que siendo de Samaria y a pesar de que en ese momento existian rigidas normas en contra de la convivencia entre judios y samaritanos, deja a un lado dichas normas y no se situa en el ambito del << deber ser >> de acuerdo a las regulaciones de la epoca, sino que se detiene, siente compasion por el otro que esta en necesidad, lo ayuda y aun va mas alla al despojarse de su dinero para dejar pagado el sustento y la recuperacion del hombre necesitado. A decir de este autor, si el samaritano hubiera actuado en concordancia con los principios morales que regian en aquella epoca, nunca se hubiera detenido a ayudar al hombre herido. Es asi como la compasion hacia el otro no se situa en el ambito del << deber ser >>, sino que el samaritano se conmociono en su interior y actuo respondiendo del otro conforme a lo que el otro estaria esperando: su compasion, su ayuda. Por otro lado, Ortega indica que la compasion establece una relacion etica, implicando la responsabilidad entre el que compadece y el compadecido y << que solo queda saldada cuando el otro recupera su dignidad >> (2014, 12). Sin embargo, como enuncian Garate y Ortega (2013), la compasion, desde la postura de Levinas, se entiende como responsabilidad con lo que no es asunto de uno o que incluso no nos concierne, pero aun asi es abordado por uno. No es una postura que se deba reducir a ayudar a los excluidos por la sociedad, sino que debe ir mas alla, debe ser un modo etico de relacion con el otro, reconociendo, de manera practica y no solo discursiva, la dignidad inviolable del otro. En este sentido, Levinas refirio que:

Desde el momento en que el otro me mira, yo soy responsable de el, sin
siquiera tener que tomar responsabilidades en relacion con el, su
responsabilidad me incumbe. Es una responsabilidad que va mas alla de
lo que hago (1991, 90).


En este planteamiento se enfatiza la capacidad de respuesta que tenemos hacia el otro, dejando implicito un compromiso firme y sostenido, que atienda su necesidad. Hasta aqui se sustenta el origen de la etica de la compasion, pero ?como estos preceptos se involucran o trasladan al ambito educativo? La Pedagogia de la Alteridad tiene como fundamento teorico-filosofico la etica material de Levinas antes descrita, pero se enriquece tambien de planteamientos de Horkheimer y Adorno, y del propio Ortega (Ortega, 2006). La accion educativa, desde esta perspectiva, propone la acogida al otro, escucharlo, cuidarlo, responder al otro, desde la responsabilidad del docente hacia el estudiante con una exigencia de incondicionalidad (Ortega, 2016). Es decir, un nuevo modo de acercarse y entender al hombre que se educa. Es una propuesta educativa que implica trasformar la forma de entender la ensenanza y el compromiso que tenemos ante el educando, mas alla del centro educativo. << Es una nueva manera de vivir que se entiende desde el otro, con el otro y para el otro >> (Ortega, 2014, 30). Es un planteamiento complejo y retador, pero posiblemente una alternativa necesaria en el ambito educativo que enfrentamos en el contexto actual, caracterizado muchas veces por relaciones interpersonales frias y distantes.

La relacion educativa que se establece desde este enfoque es necesariamente contextual, es decir, se lleva a cabo en un tiempo y en un espacio determinados. Esto refiere que, al educar, se debe considerar la situacion particular del educando, sus circunstancias, el momento que atraviesa, su contexto familiar y social, pues, a decir de Ortega (2014, 20), << no se educa en tierra de nadie >>. Por tanto, en las escuelas educamos a seres con rostro y contexto. Cuando el profesor se involucra en el contexto del educando, se logra una especie de vinculo que permite que la accion educativa sea significativa para el estudiante, evitando caer en la simple practica de una retorica vana y sin sentido o de una manipulacion educativa. La Pedagogia de la Alteridad no considera a un sujeto indefinido, universal o replica de otros, sino que << en la relacion educativa, la respuesta se da a un sujeto concreto y singular >> (Ortega, 2014, 22). Este planteamiento va mas alla de una postura meramente reduccionista que supone que el docente se debe enfocar solamente en que ensenar (contenidos) y como ensenar (estrategias didacticas), porque ello hara dificil que el docente se ponga en el lugar del otro y responda de el. Ortega refiere que la educacion en la alteridad implica memoria, pues los seres humanos contamos con un bagaje de experiencias y vivencias que nos hacen ser quienes ahora somos, e implica testimonio, pues la Pedagogia de la Alteridad mas que << explicar >> intenta << mostrar >>, ya que el educador transmite su experiencia de vida, su modo de relacionarse con los demas, asi como su personalidad. En la Pedagogia de la Alteridad << la relacion educador-educando es una relacion etica basada en la experiencia-testimonio del mismo >> (Ortega 2014, 29).

Como puede entenderse, segun estos supuestos se configura una concepcion muy particular de la educacion; en esencia, educar se concibe como un acto de acogida y responsabilidad. Concretamente y desde la postura de Ortega (2011, 2016) reivindicar el caracter historico del ser humano conlleva en educacion varias exigencias: a) la educacion es una tarea original, singular, no estandarizada, siempre inacabada, incierta y arriesgada; b) no se puede educar si no se conoce la situacion y el momento (contexto) en que vive el educando, y c) no se puede educar en tierra de nadie, haciendo abstraccion de las caracteristicas singulares de cada educando, pretendiendo hacer una educacion de validez universal. Estas tres premisas ponen el acento en la relevancia que tiene recuperar los fines de la educacion y poner en su justo balance la importancia del ser que se esta educando.

Este novedoso enfoque aplicado a la educacion ha delineado en mayor o menor medida la conceptualizacion de los sujetos involucrados en el acto educativo. Asi, la Pedagogia de la Alteridad trata de definir idealmente la relacion docente-alumno, el papel del docente, el rol del estudiante, de la familia y de forma incipiente la funcion del centro escolar en el proceso educativo, personajes todos que ineludiblemente se deben involucrar en el acto de educar. A pesar de que este enfoque se encuentra aun en desarrollo, a continuacion describiremos algunas caracteristicas que estan ya bien definidas en torno a dichos protagonistas.

2.2. Perfil del educador

El profesor debe aprender a mostrarse dispuesto, receptivo y, desde luego, encontrarse preparado para responder (tanto en conocimientos como pedagogicamente) a las demandas de una situacion educativa en la que el otro reclama y llama. En palabras de Ortega (2016, 255), el educador debe sentir << el peso de tener que sostener al educando >>; en consecuencia, el educador no puede renunciar a su funcion mas primaria: ayudar al nuevo nacimiento de alguien que a su vez asuma responsabilidad de vivir no solo con los otros, sino tambien para los otros en sociedad y para transformarla. Por tanto, en el marco de esta pedagogia, a los profesores es exigido prestar atencion a las circunstancias concretas de cada alumno en su situacion, en la experiencia singular de su vida, para poder ayudarle (educarle) en su proyecto de construccion personal. Dicha exigencia implica un cambio en la cultura de ensenar, una nueva filosofia de la educacion en la que se rescate y de prioridad a la situacion etica, por lo que el alumno dejara de ser objeto de << conocimiento y control >> para convertirse en el interlocutor necesario para el proceso de construccion personal (Ortega, Minguez y Hernandez, 2009). El educador debe acompanar, orientar, guiar, animar, facilitar y no suplantar al alumno, ni imponerle un determinado recorrido. Educar tambien implica que el profesor sea capaz de juzgar criticamente lo que esta pasando en las condiciones de vida de sus alumnos, sin juicios a priori, y ser capaz, a su vez, de trasmitirles su experiencia vital, su modo de relacionarse y vivir con los otros, de resolver el problema de su existencia con los otros.

A manera de sintesis, podria afirmarse que el educador requiere ser consciente de su mision, en el sentido de procurar elementos criticos en su practica educativa, no limitandose a ser solo un buen tecnico de la ensenanza. Ademas, se requiere que el educador sea un humanista, lo que se traduce en apreciar la vida y el mundo en que le ha tocado vivir. Toda la descripcion anterior implica un gran reto para el docente que solamente lo puede enfrentar si realmente tiene la vocacion por la docencia. Es indudable que en la Pedagogia de la Alteridad el perfil del docente tiene amplia relevancia y es uno de los elementos que ha sido mayormente definido.

2.3. Interrelacion docente-estudiante

El proceso educativo se inicia con la aceptacion y reconocimiento entre el profesor y el estudiante, en la acogida gratuita y desinteresada que se presta al educando, para que este perciba que es alguien y que es reconocido en su singularidad personal. Por ello, desde la Pedagogia de la Alteridad, cuando hablamos de educacion, estamos evocando un acontecimiento, una experiencia singular e irrepetible en la que la etica se nos muestra como un genuino suceso, en la que de forma predominante se nos da la oportunidad de asistir al encuentro con el otro, al nacimiento de algo nuevo.

Hay diversas investigaciones sobre las variables que influyen en los procesos de ensenanza-aprendizaje; sin embargo, en dichos estudios ha quedado soslayada la percepcion que el profesor tiene sobre su relacion de educador con el educando, a pesar de que su actitud ante el es una variable que influye en el proceso educativo si se pretende hacer << algo mas >> que trasmitir conocimientos y ensenar destrezas y habilidades (Ortega, 2011, 2016). Por consiguiente, el profesor es generador de un ambiente aulico que debe estar enmarcado en la confianza y aprobacion mutua. Asi, el docente debe hacerse presente en la vida de los educandos, desde experiencias valiosas, como alguien en quien se puede confiar. En este proceso el educando empieza a vivir la comprension, el afecto y el respeto hacia la totalidad de lo que es, experiencia que puede ver plasmada tambien en sus companeros de aula, porque ellos tambien son acogidos. Asi, la acogida en educacion es el reconocimiento por parte del educador hacia la alteridad del educando, de su dignidad inviolable; es salir de uno mismo para reconocerse en el otro. En palabras de Ortega (2011), la acogida y el hacerse cargo del otro es una actitud de << entranas >> que escapa a toda forma de planificacion y control. Asi pues, la Pedagogia de la Alteridad reconoce que un ambiente propicio dentro del aula que considere el contexto del estudiante, sus intereses y brinde un espacio de acogida favorecera el acto de educar.

2.4. Perfil del estudiante

En esta aproximacion, el estudiante es concebido como un ser activo, reflexivo, que busca y espera una respuesta. De acuerdo con Ortega (2011), en el aula la iniciativa no la tiene el profesor, proponiendo o imponiendo solamente determinados contenidos de un programa ya establecido, sino que la iniciativa surge del educando cuando solicita ayuda o acompanamiento en su formacion personal; cuando, desde su vulnerabilidad y necesidad, hace una pregunta en la esperanza de encontrar una respuesta de acogida. El estudiante suele implicarse, cuestiona y participa activamente en su educacion y es un ser humano con un contexto y una vida determinados. Es un ser en crecimiento y formacion que quiere saber y buscar el acompanamiento del profesor para que ello se facilite. Esta descripcion recupera un rol mas dinamico y diligente en el estudiante y no un ser pasivo sin voluntad y sin deseos de educarse y da mucha relevancia a la consideracion de la condicion humana y contextual del estudiante.

2.5. Funcion de la escuela

Otro de los elementos que aborda la Pedagogia de la Alteridad se refiere a la funcion de la escuela, pues es el entorno en el cual el estudiante se educa y que necesariamente influye directa o indirectamente en su aprendizaje. La institucion educativa debe fomentar que los estudiantes desarrollen el juicio critico para que puedan actuar como ciudadanos comprometidos y tomar decisiones sobre asuntos publicos, promover el interes por el bien social y la justicia distributiva (Ortega, 2014), todo lo cual se refleja a traves del desarrollo de proyectos comunitarios escolares que beneficien a la sociedad. Es recomendable que la institucion educativa considere el involucramiento de los padres de familia en el proyecto escolar de sus hijos y sensibilizarlos sobre su papel preponderante en su educacion. Otro de los aspectos referido al centro escolar sugiere que se debe fomentar un clima moral como condicion ambiental para el aprendizaje en general y en particular promover valores sociomorales. La moral es entendida como lo que nos hace responsables de los otros y de los asuntos que nos conciernen como miembros de una comunidad, empezando por el propio centro escolar. Es necesario un clima de afecto, de aceptacion y complicidad entre el educador, el educando y las autoridades educativas. En consecuencia, la educacion desde la alteridad tiene una necesaria dimension social. Es etica y politica, es compasion y compromiso, puesto que despojar a la educacion de estas dimensiones es reducirla al mas puro adoctrinamiento (Ortega, 2014). Este enfoque pone de relevancia el papel social de la educacion, en terminos de contribucion a tres cuestiones: impulsar el fomento de valores morales, dar al estudiante el sentido de vida (tiempo y espacio) y dotar a los estudiantes de una promesa (Ortega, 2016).

2.6. Funcion de la familia

La familia es uno de los elementos de este enfoque que requiere mayor abordaje teorico, pues es indudable su relevancia (en conjunto con la escuela) en la socializacion de las jovenes generaciones mediante la interiorizacion de las normas, valores y patrones de conducta presentes en la sociedad. En nuestros dias, estan emergiendo nuevos esquemas familiares: monoparentales, segundas nupcias, uniones no matrimoniales, entre otras. Por lo tanto, la apropiacion o interiorizacion de normas y valores ya no se da paralela a la socializacion. Segun Ortega (2011), pareciera que las instituciones, particularmente la familia y la escuela, se encuentran incapaces para realizar su funcion trasmisora de sentido. Pareciera que la familia ha dejado de considerar importante su funcion como agente formador de la vida sociocultural, biopsicosocial y escolar de los hijos (Hernandez, 2014). Como consecuencia, tanto la familia como la escuela, que antes figuraban como referentes fundamentales en la construccion moral de los hijos, ahora son cuestionados y han entrado en competencia con otros agentes socializadores tanto humanos como virtuales. Basta considerar que el modo de socializacion de las jovenes generaciones se realiza basicamente en la experiencia grupal, y no tanto en la familia, la escuela u otras instituciones; esta autoconstruccion moral del joven se entiende como un agregado de sucesivas influencias en funcion del contexto (Ortega, 2011). En conclusion, en la Pedagogia de la Alteridad, la familia debe ser el espacio moral en el que los padres asumen su responsabilidad educativa y de acompanamiento y acogida hacia los hijos.

Dado que la familia es el habitat natural para el aprendizaje-apropiacion de los valores morales, concretamente el clima educativo de la familia es el que posibilita la apropiacion del valor moral. Dicho aprendizaje exige la referencia a una experiencia suficientemente estructurada, coherente, continuada, que permita la exposicion de un modelo de conducta expresada en el tiempo, no contradictoria o fragmentada. Con ello, para el hijo, en su familia, la acogida significa sentirse y saberse aceptado y querido, protegido y seguro por el amor y cuidado de sus padres, lo que a su vez implica apoyo, confianza, ternura, sentir acompanamiento, orientacion y guia por parte de los padres (Ortega, 2011).

Por otro lado, la decision sobre que valores deben trasmitirse en el nucleo familiar depende del contexto y realidad particular de cada familia y, a su vez, se subraya la relevancia que tienen valores de convivencia social, civica y aquellos otros relativos a las relaciones interpersonales, desde una pedagogia testimonial. Por lo tanto, los valores << se aprenden en y desde la experiencia de la acogida, de la donacion y del acompanamiento de los adultos como narracion y testimonio ante ninos y adolescentes >> (Hernandez, 2014, 181). Como se puede observar, el papel de la familia como promotora de un clima moral y afectivo que favorezca el logro academico de los hijos es un elemento fundamental considerado tambien en este enfoque.

Pues bien, la primera aportacion de este articulo tiene que ver con la clasificacion o el << desmenuzamiento >> de los elementos que conforman este constructo que acabamos de presentar: perfil del educador, la interrelacion docente-estudiante, perfil del estudiante, funcion del centro escolar y funcion de la familia; la segunda es la configuracion de un modelo categorial de orden conceptual para facilitar la operacionalizacion de dichos elementos en el diseno de instrumentos de recoleccion de datos, lo que constituye una aportacion metodologica al estudio de este enfoque, que en la actualidad no se ha publicado en la literatura sobre el tema. Entendemos que todo ello resulta util para trasladar este tipo de conceptos teoricos al campo de lo empirico, con objeto de describir e interpretar una realidad.

3. MODELO CATEGORIAL PARA LA PEDAGOGIA DE LA ALTERIDAD

Antes de entrar de lleno en la parte metodologica, explicaremos brevemente que es un modelo categorial. Cuando se pretende disenar un instrumento para la recoleccion de datos (ya sea cuantitativo o cualitativo), se debe definir la << variable principal >> o << metacategoria >> de analisis, que refiere al constructo teorico que se quiere abordar para su estudio en el campo empirico. En este caso, la variable principal (o metacategoria) es la Pedagogia de la Alteridad. Una vez que se definio conceptual y teoricamente la variable principal, se deben desglosar sus componentes en dimensiones o categorias, es decir, todos los elementos conceptuales que conforman dicha variable. Posteriormente, se deriva la definicion de una serie de indicadores para cada dimension o categoria, que son el conjunto de caracteristicas observables que seran el fundamento para redactar los items o preguntas (Creswell, 2009; Hernandez, Fernandez y Baptista, 2010). Todo ello constituye una especie de analisis conceptual-categorial para desmenuzar en sus elementos mas finos el constructo que se pretende medir.

Asi, en el caso que nos ocupa y de acuerdo al nivel de generalidad de los elementos teoricos que sustentan este enfoque, nuestro modelo propone una metacategoria principal: Pedagogia de la Alteridad y cuatro categorias: perfil del educador, perfil del estudiante, funcion de la escuela y funcion de la familia (Figura 1); a su vez, algunas categorias desprenden subcategorias de analisis. Ademas, cada uno de los elementos del modelo cuenta con sus caracteristicas y descripcion operacional de las mismas. Todo lo cual permite conformar una especie de tabla de especificaciones que sera la base para la elaboracion de los items (ver Tabla 1 mas adelante).

A continuacion se presenta una breve descripcion del modelo:

Metacategoria Pedagogia de la Alteridad. Es la variable principal que, en concreto, se define como un discurso pedagogico que toma como punto de partida la relacion etica que se establece entre el educador y los educandos, por lo que las acciones educativas emprendidas por el educador se centran en el reconocimiento y responsabilidad por el otro (estudiante) y su singular contexto, lo que a su vez implica asumir responsabilidad ante el.

Categoria Perfil del Educador. Con base en el referente teorico, esta categoria describe el conjunto de elementos que delinean el perfil deseable del profesor y de ella se desprenden tres subcategorias: cualidades personales, relacion interpersonal con el alumno y promotor de un clima moral en el aula. Todas son inherentes al papel del docente y cada una asume ciertas caracteristicas que son descritas en un nivel mas operacional.

Categoria Perfil del Estudiante. Abarca dos subcategorias: agente activo y ser contextual, que integran las caracteristicas comunes al perfil del estudiante en la Pedagogia de la Alteridad y se describen con sus particularidades e indicadores.

Categoria Funcion de la Escuela. Esta categoria unica retoma los elementos que se considera que debe recuperar la escuela en su responsabilidad como agente que tambien educa.

Categoria Funcion de la Familia. Con tres subcategorias, que definen la funcion de la familia dentro de este enfoque, estableciendo pautas de comunicacion, promotora de valores y su papel como elemento incidente del logro escolar de los hijos.

Estas serian, pues, las categorias basicas para la construccion de un instrumento cuyo referente teorico principal fuera la Pedagogia de la Alteridad y transitar de ahi a sus dimensiones o componentes; posteriormente vendran los indicadores y finalmente los items o reactivos que conformaran el instrumento. En este articu lo presentamos una matriz de trabajo que configura la descripcion extensa del modelo categorial con sus elementos, asi como la definicion de indicadores para cada categoria. Estos ultimos sirven para elaborar items que pueden conformar el diseno de un instrumento de recoleccion de datos, pues representan todos los componentes del dominio de contenido de la variable principal: Pedagogia de la Alteridad. Y una vez que se tiene esta matriz, se pueden generar los reactivos y determinar los niveles de medicion y codificacion de los mismos o bien de las categorias de observacion, segun se trate de un instrumento cuantitativo o cualitativo (Creswell, 2009; Hernandez, Fernandez y Baptista, 2010).

Metacategoria, categorias y subcategorias se pueden codificar para su mejor manejo y uso, sobre todo cuando un modelo, como el que se presenta, se utiliza para la realizacion de guias para entrevistas o para el analisis de datos cualitativos. La codificacion consiste en asignar un simbolo que la represente y que facilite su conteo o identificacion. Por ejemplo, la metacategoria Pedagogia de la Alteridad puede recibir un simbolo que contenga las iniciales del termino --PAL-- o bien la categoria Perfil del Educador podria simbolizarse como PE (Osuna, Diaz, Garate y Murillo, 2016).

Ahora bien, para el diseno de items en un instrumento deben considerarse los indicadores de cada categoria o subcategoria. En la Tabla 2 se muestra un ejemplo para un instrumento cuantitativo con preguntas que contemplan respuestas cerradas. En dicho ejemplo se parte de la primera categoria Perfil del Educador, subcategoria Cualidades Personales. De acuerdo a los indicadores para dicha subcategoria, se definieron tres items que se pueden utilizar en un cuestionario y de cuyas respuestas podremos inferir, en opinion de un alumno, si el profesor se ajusta al perfil descrito en esta subcategoria.

Finalmente, queremos anadir que el modelo categorial que se propone en este texto puede funcionar para el diseno de cuestionarios con preguntas cerradas o abiertas, escalas para medir actitudes, guias para entrevistas o incluso para analizar el contenido de una comunicacion cuyo analisis se fundamente en la Pedagogia de la Alteridad. La forma y tipo de instrumento dependera de los objetivos y preguntas de la investigacion y debera ser congruente con el diseno de la investigacion, ya sea cualitativa o cuantitativa. En el caso de instrumentos cuantitativos, una vez que se termina la primera version del mismo, debera hacerse una validacion por jueces, quienes tendran la responsabilidad de juzgar si las preguntas o items realmente se corresponden con el contenido a medir y posteriormente realizar el pilotaje para identificar las preguntas que en su redaccion no son claras y hacer los ajustes pertinentes, para elaborar la version final del mismo. En el caso de guias de entrevistas cualitativas, las preguntas a profundidad deberan basarse en las categorias establecidas en el modelo antes descrito.

4. CONCLUSIONES

La Pedagogia de la Alteridad comprende una mirada distinta a la actual pedagogia dominante de corte positivista, que privilegia la ensenanza-aprendizaje de saberes y destrezas. Los planteamientos realizados desde esta nueva mirada pedagogica poco tienen que ver con acudir a nuevas practicas o recursos didacticos; es decir, no demanda nuevas formas de practica educativa, sino mas bien al contrario, lo que en si misma implica es un cambio en la forma de concebir al hombre y al mundo, una manera distinta de acercarnos al ser humano y de estar presentes en el mundo. Se trata de una filosofia de la educacion y de la vida que nos hace complices de todo ser humano, empezando por el que tenemos mas cerca, el educando.

En el ambito iberoamericano, la Pedagogia de la Alteridad comprende un discurso pedagogico que en las ultimas fechas ha cobrado relevancia y sentido, ya que rescata y configura el perfil del educador, confiriendo funciones muy particulares a la escuela y a la familia. Asi, dicha pedagogia figura como un nuevo paradigma, de inspiracion levinasiana, un enfoque distinto a los actualmente vigentes para una praxis e investigacion educativas.

En la literatura consultada, la Pedagogia de la Alteridad suele describirse en un plano meramente teorico, donde ciertos conceptos aun no estan suficientemente construidos y otros aun carecen de categorias definidas y acotadas. En consecuencia, el presente modelo conceptual de categorias comprende, a su vez, una propuesta metodologica que representa un insumo importante para las tareas asociadas al diseno y desarrollo de instrumentos de medicion que se pretendan realizar del constructo Pedagogia de la Alteridad, asi como para la aplicacion de tecnicas cualitativas como analisis de contenido o analisis del discurso.

Finalmente, la Pedagogia de la Alteridad, como propuesta educativa, requiere profundizar en los elementos teoricos de algunas de las categorias, como la funcion de la familia y de la escuela y ahondar un poco mas en el perfil del estudiante. Con todo, los elementos teoricos que aporta dicho discurso son relevantes, retadores y dignos de tomarse en consideracion para darle otro sentido al acto de educar. En consecuencia, esta propuesta queda abierta a enriquecimientos futuros y aportes adicionales.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

CRESWELL, J. (2009) Research Design. Qualitative, Quantitative and Mixed Methods Approaches. USA, Sage.

GARATE, A. y ORTEGA, P. (2013) Educar desde la precariedad. La otra educacion posible. Mexico, Ediciones CETYS Universidad.

HERNANDEZ, M. A. (2014) La familia desde la Pedagogia de la alteridad, en ORTEGA RUIZ, P. (ed.) Educar en la alteridad. Colombia, Editorial REDIPE y EDITUM, 173-193.

HERNANDEZ, R.; FERNANDEZ, C. y BAPTISTA, P. (2010) Metodologia de la investigacion. Mexico, McGraw Hill.

LEVINAS, E. (1999) Etica e Infinito. Madrid, Visor.

MELICH, J. C. (2010) Etica de la compasion. Barcelona, Herder.

ORTEGA, P. (2006) Sentimientos y moral en Horkheimer, Adorno y Levinas. Revista Espanola de Pedagogia, 235, 503-524.

ORTEGA, P. (2010) Educar es responder a la pregunta del otro. Edetania, 37, 13-31.

ORTEGA, P. (2011) La otra educacion. Mexico, Ediciones CETYS.

ORTEGA, P. (2014) Educar es responder del otro, en ORTEGA RUIZ, P. (ed.) Educar en la alteridad. Colombia, Editorial REDIPE y EDITUM, 35-51.

ORTEGA, P. (2016) La etica de la compasion en la pedagogia de la alteridad. Revista Espanola de Pedagogia, 264, 243-263.

ORTEGA, P.; MINGUEZ, R. y HERNANDEZ, M. A. (2009) Las dificiles relaciones entre familia y escuela en Espana. Revista Espanola de Pedagogia, 243, 231-254.

OSUNA, C.; DIAZ, K.; GARATE, A. y MURILLO, O. (2016) Variables asociadas al abandono escolar en educacion media superior. Resultados de la encuesta a jovenes que abandonaron la educacion media superior en el ciclo escolar 2013. El papel de sus padres y docentes. Reporte de investigacion. Mexicali: CETYS Universidad.

Cecilia OSUNA LEVER, Karla Maria DIAZ LOPEZ y Maricela LOPEZ ORNELAS

Colegio de Ciencias Sociales y Humanidades. Sistema CETYS Universidad.

Camino a Microondas Trinidad km 1. Las Palmas [3..sup.ra] seccion.

Ensenada, BC. Mexico. CP 22860.

cecilia.osuna@cetys.mx; karla.diaz@cetys.mx; ornelas67@gmail.com

Fecha de recepcion: enero de 2016

Fecha de aceptacion: marzo de 2016

TABLA 1
MODELO CATEGORIAL DE LA VARIABLE PEDAGOGIA DE LA ALTERIDAD

METACATEGORIA CATEGORIA   SUBCATEGORIA CARACTERISTICAS

   Ama la vida
   Entusiasta

   Vocacion
   docente





Pedagogia de la
Alteridad  Solidario
Discurso
pedagogico
que toma como
la relacionCapacidad de
etica que se   dialogo
establece entre
el educador y el
alumno; por lo
que las acciones
educativasPerfil del
emprendidas   educador
por el educador
se centran en el
reconocimiento
del otro
(alumno) y
su singular   Relacion
contexto, lo  interpersonal
que a su vez  con el alumnoGuia
implica asumir
responsabilidad
ante el.



   Reconoce el
   contexto del
   estudiante

   Comparte
   experiencias de
   vida

   Promueve
  Promotor de un
  clima moral en   valores eticomorales
  el aula  entre sus
   alumnos
   Se preocupa por
   su aprendizaje y
   solicita ayuda
   Necesita
  Agente activoacompanamiento,
  Perfil del   desea sentirse
  estudiante   valorado,
   respetado y
Pedagogia de laaceptado
Alteridad  Vive en un
Discurso   contexto
pedagogicoSer contextual   determinado que
que toma como  influye en su
punto de partida   aprendizaje
la relacion
etica que se
establece entre
el educador y el
alumno; por lo Promueve valores
que las acciones   etico-morales
educativas
emprendidasFuncion de la escuela
por el educador
se centran en el
reconocimiento
del otro   Fomenta el
(alumno) y servicio a la
su singularcomunidad
contexto, lo
que a su vez   Seguimiento a
implica asumirInvolucramiento  la trayectoria
responsabilidad   parental escolar de los
ante el.   hijos
   Potencian lo
   mejor de sus
   hijos, ofrecen
   amor, proteccion
  Funcion Climaternura, cuidado
  de la   familiar y fomentan
  familia  valores

   Fomentan la
  Habitos  personalizacion e
  familiares   identidad familiar

METACATEGORIA INDICADORES

  Ama la vida y lo expresa con sentimientos de
  gratuidad y gratitud.
  Demuestra un genuino interes por su labor como
  educador y por los estudiantes.
  Es sentir la irrecusable llamada del otro en cuanto
  que esta necesitado de ayuda, de educacion.
  Lo motiva acercarse al otro (el educando) que sufre,
  que esta indefenso. Trasciende de su egoismo y
  el centrarse en si y para si mismo. Se olvida de su
  persona y esta a disposicion del otro.
  Se compromete con el otro cercano y le ayuda en
Pedagogia de la   su circunstancia concreta; se preocupa de asuntos
Alteridad cercanos que afectan al otro (educando) tales como:
Discurso  familia, barrio, pueblo, buscando un orden justo y el
pedagogicobien comun de todos (justicia social).
que toma como Se convierte en escucha atenta, no pasiva. El dialogo
la relacion   es escucha reciproca y busqueda de la verdad.
etica que se  Estar dispuesto al entendimiento a fin de llegar a un
establece entre   mutuo acuerdo en la verdad.
el educador y el  La acogida surge de la necesidad de que el otro
alumno; por loprecisa de un << refugio >>, un << lugar calido >>,
que las acciones  se manifiesta en la relacion con el alumno en doble
educativassentido: pasivo (lo acepta, escucha y reconoce en
emprendidas   su dignidad de ser humano) y activo (procura atencion
por el educador   y cuidado responsable).
se centran en el  Acompana al alumno en su construccion personal.
reconocimientoNada de este es ajeno al profesor-educador. Genera
del otro  un ambiente de confianza con los alumnos favorable
(alumno) ypara los aprendizajes y para la convivencia en el
su singular   centro de ensenanza. Acompanar al alumno es
contexto, lo  inspirar confianza, dar de su tiempo al otro-educando
que a su vez  (quedandose despues de clase, dispuesto a prestarle
implica asumirayuda mas alla de lo legalmente establecido, etc.);
responsabilidad   es despertar << lo que uno tiene en sus adentros >>
ante el.  (hacer salir << lo otro >>, como liberarse de lo que
  le impide ser humano); ademas, es apasionarle por
  aprender como si fuera una obsesion o una busqueda
  por el saber, la verdad y la justicia.
  Toma en cuenta el equipaje sociocultural y familiar
  del alumno porque no se educa en << tierra de
  nadie >>. Reconoce al alumno como un ser historico
  que vive en un espacio, tiempo y contexto
  determinado. Se hace presente en la vida de los
  alumnos. Comparte lo que es, no guarda lo que piensa.
  Solo a partir de esa << presencia donante >> es
  posible generar vinculos o relaciones
  interpersonales.

  Muestra con su comportamiento valores eticomorales
  (responsabilidad, solidaridad, etc.). Los
  alumnos perciben los valores del educador.


  No es tomado como una amenaza, un enemigo, un
  rival o un obstaculo. Se involucra en su aprendizaje.
  Pregunta y espera una respuesta. Suele implicarse.

  No es dependiente del todo, pero aprecia que su
  profesor lo acompane en su proceso de aprendizaje,
  requiere sentirse aceptado por su profesor quien lo
Pedagogia de la   ayuda para que se ayude a si mismo.
Alteridad
Discurso
pedagogicoEnfrenta situaciones personales, familiares,
que toma como sociales y culturales. Pertenece a una institucion
punto de partida  educativa, a un barrio, una colonia, un grupo. Que
la relacion   forman parte de su vida e influyen en ella.
etica que se  Fomenta el ethos que se aprende en la vivencia de
establece entre   situaciones concretas en las que el alumno realiza
el educador y el  comportamientos tolerantes de ayuda gratuita al otro
alumno; por loy dar al otro, que lo posibiliten para vivir como ser
que las acciones  humano en un contexto educativo.
educativasFomenta el desarrollo del juicio critico para que
emprendidas   los alumnos puedan actuar como ciudadanos
por el educador   comprometidos y tomar decisiones sobre asuntos
se centran en el  publicos.
reconocimientoAcerca y facilita los recursos humanos y materiales
del otro  para promover el interes por el bien social y la
(alumno) yjusticia distributiva, esto se refleja a traves del
su singular   desarrollo de proyectos comunitarios escolares que
contexto, lo  beneficien a la sociedad.
que a su vez  Los padres se involucran en los resultados de
implica asumiraprendizaje de sus hijos, juntas escolares, asesorias
responsabilidad   y realizacion de tareas.
ante el.



  La familia se vive como un entorno calido, una estera
  afectiva donde se potencia el amor, la proteccion, la
  ternura, el cuidado de los hijos, la comunicacion. El
  primer acercamiento a los valores se da en la
  familia.


  Con el aprendizaje de habitos familiares el joven
  se << iente en casa >>. La casa es espacio fisico
  donde se establecen normas y reglas de actuacion.

TABLA 2
EJEMPLO DE ELABORACION DE ITEMS CON BASE EN INDICADORES

CATEGORIA  SUBCATEGORIA  CARACTERISTICAS  INDICADORES

  Ama la vida
  y lo
  expresa con
  sentimientos
  de gratuidad
  y gratitud.





  Demuestra un
  genuino
Perfilinteres por
delCualidadesAma la vida  su labor
Educador   personalesentusiasta   como
  educador y
  por los
  estudiantes.











CATEGORIAITEMS

 Durante el
 desarrollo de
 sus actividades
 docentes, ?con
 que frecuencia
 tu profesor
 demuestra
 entusiasmo?
 1. Nunca
 2. Algunas veces
 3. Siempre
 ?Con que
 frecuencia
Perfil   aprecias que tu
del  profesor
Educador verdaderamente
 se interesa por
 su labor
 docente?
 1. Nunca
 2. Algunas veces
 3. Siempre

 ?Tu profesor
 cumple
 responsablemente
 con sus clases?
 1. Si
 2. No
COPYRIGHT 2016 Ediciones Universidad de Salamanca
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2016 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Osuna Lever, Cecilia; Diaz Lopez, Karla Maria; Lopez Ornelas, Maricela
Publication:Teoria de la Educacion
Date:Dec 1, 2016
Words:7567
Previous Article:La pedagogia del otro: Bases antropologicas e implicaciones educativas/Pedagogy of the other: anthropological bases and educational...
Next Article:Aprender y servir en la universidad: Una via civica al desarrollo educativo/To learn and to serve in the university: a civic pathway to the...
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters