Printer Friendly

Odilon Redon, tinta sobre papel.

Odilon Redon, Una historia incomprensible y otros relatos, Buenos Aires: Bajo la luna, 2010. Traduccion de Mercedes Roffe.

"Si, un libro seria algo por hacer", le escribia Odilon Redon a Emile Bernard, "pero si en alguna ocasion hiciera el mio (tuve algunas veces la intencion) seria ya de forma tardia, en el campo, de retiro, por los recuerdos, y pidiendo perdon por cambiar de signo" (1). A pesar de esta reticencia --indicativa de su extremo respeto por la literatura y, dicho sea de paso, de su prudencia frente al exceso teorizador de Bernard --, no hacia un ano que se habian publicado en las paginas de L'Art Moderne unas nada despreciables notas autobiograficas bajo el titulo de Confidences d'Artiste. En ellas Redon hacia repaso de lances varios, educacion y tecnica, ideas sobre el arte y deudas directas con los escritores, especialmente con Emile Hennequin y Joris-Karl Huysmans, que fueron los primeros en celebrar publicamente su talento (2). Entonces la relacion de Redon con la literatura quedaba bien a la vista, y no solo por sus amistades, sino por el cuidado que el mismo habia puesto en su propia escritura. ?Hara falta senalar ademas los numerosos libros ilustrados por el, los de Poe, Baudelaire o Flaubert, para completar el mapa de su relacion con la literatura?

Conocido por los libros --por aquellos en que se le homenajeaba, como A Rebours, tambien por los que motivaron su obra, como La Tentation de Saint Antoine --, Redon anoto en 1869 el deseo de escribirlos: "es el trabajo mas noble, el mas delicado que puede hacer un hombre" (3). Y desde luego que no esperaria a estar retirado, como le habia dicho a Bernard, para realizar incursiones en ese terreno. En principio se diria que estas comenzaron con una critica del Salon de 1868 en la que dejaba planteada ademas su propia ruta artistica con un entusiasmado elogio de la fantasia (4). Y probablemente sea lo que los griegos llamaron phantasma o phantasis, "lo que nos visita", "lo que aparece", aquello que anuda fuerte y bien fuerte el arte de Redon y la literatura. La fantasia como recomposicion de lo visto, la que sabiendo de caballos nos viene con centauros, le permitia a Redon "dar vida a seres inverosimiles segun las leyes de lo probable", justo aquello que tenia como indice de su originalidad: poner "la logica de lo visible al servicio de lo invisible" (5). Pero tambien por eso insistia en subrayar la importancia que la observacion de la naturaleza --que al dejar pasar las nubes nos ofrece las mas variadas figuras-- tiene para la creacion artistica.

Los escritos que hasta ahora conociamos, las criticas de arte, las cartas o el diario que Camille Redon hizo publicar tras la muerte del artista, no permitian mas que una sugerencia sobre el punto en comun que Redon entendia entre la escritura y la imagen, ese que le permitio trabajar con sorprendente creatividad a partir de textos. Sin embargo la reciente publicacion de las narraciones del propio Redon nos brinda la posibilidad de alumbrar su obra desde otros puntos de vista. Se trata apenas de bosquejos pertenecientes al archivo que su amigo Andre Mellerio, historiador del arte y tambien escritor, reunio a la muerte del artista. En 1920, las bibliotecas Ryerson y Burnham, del Art Institute de Chicago compraron los documentos conservados por Camille y Ari Redon, pero solo en 1991 pudo reunirse todo el legado al adquirir dicha institucion el archivo de Mellerio. Algo mas de una decada despues, fruto de la investigacion que permitia el conjunto reunido, encontramos la publicacion de las narraciones que aqui resenamos.

Estos relatos formaban parte de la caja que Mellerio habia marcado como Essais litteraires, y sin duda ensayos son, incluso esbozos, pero en terminos de genero tambien encontramos alli prosa poetica y cuentos. Estos ultimos conforman el contenido de Una historia incomprensible y otros relatos, que corresponde a la traduccion del primer volumen de la edicion critica de los escritos de Redon, a cargo de Claire Moran y bajo el amparo de la Modern Humanities Research Association (6). Sin embargo, Mercedes Roffe ha preferido mantener la clasificacion de Mellerio, resultando de ello un pequeno cambio en la composicion del libro que no contaria con el breve apunte titulado "Perversite", mucho mas relacionado con los escritos autobiograficos de Redon.

Todos estas narraciones son representativas de las preocupaciones de Redon en los anos setenta, por lo tanto, anteriores al colorido exultante del cambio de siglo, tan celebrado por los Nabis. Asi que corren en paralelo al intenso uso que Redon hizo del blanco y negro, de la tinta y el carboncillo. De este ultimo material el artista afirmaba que es el que menos soporta la negligencia, el que mas cuidado y minuciosidad necesita para ser elevado a la dignidad de expresion, puesto que se encuentra en el limite mismo de lo desagradable (7). Pues bien, es en ese limite donde quedan emplazados estos escritos de Redon, que tanto Claire Moran en la edicion en frances como Mercedes Roffe en la espanola, han puesto en relacion con la estancia del artista en Peyrelebade, la finca familiar donde fue protegido de nino, casi aislado, por razones de salud. De hecho fue alli donde nos parece que Redon aprendio a habitar la delgada linea entre lo real y lo imaginario, y no es de extranar, por tanto, que el primero de los relatos de este libro venga con el titulo "Noche de fiebre". Sin duda Redon conocio bien la fiebre y sus efectos visuales en aquella finca del Medoc frances. Sabemos, ademas, que es esta una region especialmente dedicada a la produccion de vino --de hecho el padre de Redon era propietario de algunos vinedos de la zona-- y atravesada, como toda Aquitania, por una fuerte herencia medieval. "Bendigo --escribiria mas tarde Redon- a aquellos que se mantienen aun apegados a este licor de la vida que todavia paga al espiritu con un poco de optimismo. Es uno de esos fermentos del espiritu frances; es tambien el licor del sueno" (8). Estados febriles y sueno, estos son tambien los componentes de "Una historia incomprensible", donde precisamente el vino se encuentra llamado por el misterio. Pero sin duda a estos factores, presentes en toda la obra de Redon, el artista supo unirles esa atencion visual a lo real alentada por su amistad con el botanico Armand Clavaud asi como por sus primeros estudios con Stanislav Gorin, un acuarelista de cierto renombre por aquel entonces en Burdeos. Con todo, Redon parece concentrarse en aquellas situaciones en las que lo familiar resulta extrano, ese efecto Unheimlich practicado ya por E.T.A. Hoffmann y cuya fascinacion recorre el arte del siglo XIX y llega a nosotros. Se diria que el artista escudrina las tinieblas en la luz --la asociacion con Pascal planteada desde la primera critica que Hennequin le hizo, no es en modo alguno casual (9)--. Redon se interesa por aquello que apenas es penumbra y en esa indeterminacion desarrolla su trabajo. Todos estos relatos dan cuenta de ello; por una parte, contienen un fuerte componente descriptivo (como ocurre por ejemplo en "Una estancia en el Pais Vasco", claramente a partir del recuerdo de sus viajes con Henri Berdoly), pero esta fidelidad queda desnaturalizada de inmediato para dejar, en la mayoria de los casos, la narracion en el aire, sin desenlace determinado, y en ocasiones sin una trama estable.

Entre todos los textos quizas destaque, tanto por su extension como por lo que ofrece en relacion con la teoria artistica de Redon, "El Fakir". Como en los demas cuentos, se deja aqui a la vista la admiracion por Poe, pero con un tipo de humor que acerca ya el surrealismo --"Suena. Luego es un Fakir"--. Hay desde luego pocas referencias al arte, solo un apunte a los viejos cuadros holandeses, que le sirven a Redon para concretar una atmosfera en la que "el tiempo y el betun han dejado algo como un emblema de ese pais triste y sombrio" y el nombre de Velazquez, al que le da la misma funcion evocadora de cierto aire ambiente. Sin embargo, podemos encontrar estrechos paralelos entre estos cuentos y algunas obras de la epoca. Como ejemplo valen aquellas litografias que acompanaban a La Maison hantee de Bulwer-Lytton y que Moran ha vinculado al relato "Noche de fiebre", o el dibujo titulado Meditation au Fakir del Art Institute de Chicago, que estaria claramente relacionado con el cuento al que antes aludiamos. Con todo, estos cuentos dejan a la vista el interesante entrecruce de imagenes que conforma la obra de Redon, quien, tal y como nos dice en estas paginas, siempre busco "un arte para hacer sonar, para arrancar de este mundo y hacer olvidar por un breve lapso las desdichas y mezquindades de la vida actual".

(1) Carta el 14 de abril de 1895, en DE MULDER, Caroline (ed.), Lettres a Emile Bernard, Paris: Editions du Sandre, 2008, p. 109.

(2) REDON, Odilon, "Confidences d'Artiste", en L'Art Moderne, 25 de agosto de 1894, tambien en Critiques d'Art, Bordeaux: William Blake and Co., 1987, pp. 32-42.

(3) REDON, Odilon, A soi-meme. Journal (1867-1915), Paris: Jose Corti, 2000, p. 39.

(4) REDON, Odilon, "Salon de 1868" en Critiques d'Art, Bordeaux: William Blake and Co., 1987, pp. 63-44.

(5) REDON, Odilon, A soi-meme, op. cit., p. 28.

(6) REDON, Odilon, Ecrits, London: Modern Humanities Research Association, 2005.

(7) REDON , Odilon, "Confidences d'Artiste", op. cit., p. 36.

(8) REDON, Odilon, A soi-meme, op. cit., p. 13.

(9) HENNEQUIN, Emile, "Beaux-Arts. Odilon Redon", en Revue litteraire et artistique, 4 de marzo de 1882, p. 136-138.

Daniel LESMES GONZALEZ

Universidad Complutense de Madrid

Departamento de Historia del Arte III (Contemporaneo)

daniel.lesmes@gmail.com
COPYRIGHT 2010 Universidad Complutense de Madrid
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2010 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

 
Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:Una historia incomprensible y otros relatos
Author:Lesmes Gonzalez, Daniel
Publication:Anales de Historia del Arte
Article Type:Resena de libro
Date:Jan 1, 2010
Words:1766
Previous Article:Louise Bourgeois. Simbolismo y fragmentos en la posmodernidad.
Next Article:La utilizacion de las partes de la boveda de arista en la arquitectura islamica y mudejar en Al-Andalus, norte de Africa y Sicilia.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2018 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters