Printer Friendly

Octeto para cuerdas de Mendelssohn.

Felix Mendelssohn Bartholdy es un caso excepcional en la historia de la musica, y en la historia de la vida.

Veamos por que:

1) No es comun nacer en el seno de una familia ilustre (mas bien es al reves); tan asi, que el abuelo del compositor fue ni mas ni menos que el celebre filosofo Moses Mendelssohn, defensor imperterrito de los derechos civiles de los judios.

2) No es cosa de todos los dias ver la luz en el corazon mismo de una familia sobradamente acaudalada (mas bien es al reves); tan asi, que el padre de Mendelssohn, de nombre Abraham, era el propietario del Banco de Alemania.

3) No es de lo mas cotidiano nacer genio y aprovechar toda una estructura para que la genialidad siga su propio camino, y Mendelssohn lo hizo.

Pero no nada mas por eso es absolutamente fuera de serie; tambien porque pudiendo quedarse con toda la gloria, compartio su fortuna y suenos en favor de terceros. No abundan quienes a la genialidad sumen la generosidad. Animado de una especie de mision de equidad y justicia, Mendelssohn se dio a la tarea monumental de dar a conocer, en Alemania, la obra de Johann Sebastian Bach. Se oye facil, pero significo luchar cuesta arriba, emprender una batalla contra la abulia, la burocracia y la pusilanimidad.

[ILUSTRACION OMITIR]

Mas no estoy evocando en estas lineas a Mendelssohn por su caracter altruista y vision cabal de la musica, sino por su Octeto para cuerdas, que compuso cuando apenas rozaba los 16 anos. No creo que exista otra obra para esta dotacion (4 violines, 2 violas y 2 violonchelos) dotada de esta fuerza e impetu inextinguible, tan propio de la juventud. En efecto, cuando Mendelssohn la compuso era dueno de lo que cualquier adolescente se jacta: una vitalidad que a todos seduce y que termina por contagiar a propios y extranos; una fiebre por acometer cualquier empresa, sea cual fuere su grado de dificultad; un modo de decirle al mundo aqui estoy. Y aqui cabe una reflexion: tal vez tantas y tan notables ventajas que tuvo Mendelssohn para el ejercicio de la musica, tal vez tantas facilidades le restaron a su obra ese toque de tragedia que para muchos significa la panacea musical.

Pero en cambio se deja sentir en su musica esa especie de fuente de energia y frescura, que no es cualquier cosa. De melodias gratas al oido y al espiritu, su musica toda esta imbuida de un vigor y aliento que rebasa con mucho los entramados de la superficialidad. Pensemos en su Octeto para cuerdas. Desde que la obra arranca, ya se esta dentro. Apenas sus primeros compases transcurren, ya no es posible separarse de aquel torrente. Porque eso es esta obra: un torrente de agua fresca y cristalina, del que es imposible sustraerse al momento de revivir bajo su chorro. Exactamente lo que acontece cuando se mira a los ninos pasar bajo el arco que forma el agua proveniente de la manguera. Como gozan ellos, habra quien se lo pregunte: ?tendre yo derecho a disfrutar la vida asi?

Ciertamente eso se le admira a Felix Mendelssohn Bartholdy: no solo que haya dejado una obra en su mayor parte digna de los oidos mas exigentes; no solo que haya rescatado del cesto de la basura la Pasion segun san Mateo de Bach; no solo que le haya inoculado optimismo y ganas de vivir a Chopin y a Schumann, sino, sobre todo y a la hora del ajuste de cuentas, hay que agradecerle su empeno en hacer musica colmada de nervio y fibra, en que sin necesidad de rasgarse las vestiduras lego joyas como su Octeto para cuerdas, que ha hecho menos dura la vida a ciertas personas. Como a quien esto firma.
COPYRIGHT 2016 Editorial Cruzada, S.A. DE C.V.
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2016 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:Mendelssohn Bartholdy, Felix
Author:Ruvalcaba, Eusebio
Publication:Siempre!
Date:Jul 10, 2016
Words:674
Previous Article:El retorno de Robin Hood: El Show de Gary, de Nell Leyshon.
Next Article:Vaivenes de la escritura: Juan Garcia Ponce.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters