Printer Friendly

ORGANIZACION ETNOPOLITICA EN LA REGION METROPOLITANA DE BUENOS AIRES, ARGENTINA.

ETHNOPOLITICAL ORGANIZATION IN THE METROPOLITAN REGION OF BUENOS AIRES, ARGENTINA

POBLACION INDIGENA EN LA REGION METROPOLITANA DE BUENOS AIRES

La organizacion politica de las poblaciones indigenas en las estructuras interculturales supone un abordaje que implica resaltar tanto su caracter resistivo como subordinado, respecto de instancias de administracion estatal o en relacion con organismos o movimientos sociales. Esa posicion de subordinacion es, muchas veces, un hecho concreto siendo que constrine procesos de negociacion y reconocimiento. Sin embargo, para poder acentuar ciertas instancias de decision autonomica de la poblacion indigena, se entiende que su relevancia analitica debe ser matizada. Se trata de reparar en que la organizacion etnopolitica es el resultado de multiples vinculos y actores que han reorientado objetivos, modalidades de participacion y motivacion de las dirigencias indigenas contemporaneas, ya que condensan experiencias especificas e historicas de organizacion en un tiempo y espacio determinado.

En cuanto a la organizacion y estructura, se inicia el analisis a traves de la presentacion de datos demograficos y de las condiciones de vida urbana de la poblacion indigena asentada especificamente en los 24 partidos del Gran Buenos Aires de la RMBA. En segundo lugar, dichos datos se pondran en dialogo junto con los reclamos que los dirigentes realizan a los gobiernos municipales, provinciales y a diversos organismos institucionales con el objetivo de resaltar aquellas instancias etnopoliticas que marcan la ruptura respecto de los abordajes que consideran a la poblacion indigena como sujetos subordinados. Finalmente, se presenta una breve reflexion.

La denominada "Region Metropolitana de Buenos Aires" esta conformada por la Ciudad Autonoma de Buenos Aires (CABA) y los 24 partidos del Gran Buenos Aires (GBA), e incluye un area geografica mayor definida por un conjunto de partidos contiguos cuyo numero varia segun los criterios que diferentes organismos o programas estatales eligen para su delimitacion (ver mapa 1).

De acuerdo a un documento publicado por el Instituto Nacional de Estadisticas y Censos (INDEC) en el ano 2015, en los 24 partidos del GBA habitan 186 640 indigenas que se autoreconocen o descienden de un pueblo originario. Si a este numero se le incorpora la cifra de indigenas censados en la caba, el cual asciende a 61 876, se obtiene como resultado que 248 516 indigenas habitan en la RMBA (INDEC, 2015). Ahora bien, si ese numero se compara con el total de poblacion indigena de la Argentina (955 032) (INDEC, 2010), se puede afirmar que un 26,02% de la poblacion indigena nacional habita en la RMBA. Este primer dato muestra que un cuarto de la poblacion indigena vive en una de las zonas con mayor densidad de poblacion de la provincia de Buenos Aires, e incluso del pais, lo cual implica un conjunto de reflexiones.

En primer lugar, ese porcentaje refiere acerca de que es irrefutable negar una fuerte presencia indigena en la ciudad, pero tambien implica irrefutable considerar el impacto efectivo que un conjunto de mecanismos historicos de negacion tuvieron al momento de invisibilizar su presencia urbana (2). En segundo lugar, ese mismo porcentaje permite acentuar una de las caracteristicas mas relevantes que define a las poblaciones indigenas urbanas, una composicion heterogenea en terminos culturales e historicos (3). En el caso de los 24 partidos del gba, la poblacion indigena representa un 19,54% del total de poblacion indigena nacional, y de acuerdo a la tabla 1, queda clara su heterogenea composicion en la periferia urbana.

En la tabla 1 se aprecia que 5 son los pueblos que se destacan por su fuerte presencia en la region, siendo de mayor a menor cantidad, el Guarani, el Toba, el Mapuche, el Quechua y el Diaguita-Calchaqui. Entre ellos se concentra casi el 70% de la poblacion indigena de los 24 partidos del gba, siendo que el 30% restante se autoreconoce o desciende de mas de 30 pueblos indigenas u originarios (4). Otro hecho a destacar y que permite argumentar una presencia indigena desde cierta profundidad historica en la periferia de la caba, se condice con la distribucion por grupos de edad de la poblacion.

El documento del indec distingue tres grupos etarios: el primero es de "0-14 anos", el segundo de "15-64 anos" y el tercero de "65 anos y mas". Al primero le corresponde un numero de 46 991 jovenes, al segundo 127 444 adultos y finalmente al tercero 12 205 ancianos (5). Al retomar el total de poblacion indigena de los 24 partidos del gba (18 640), facilmente se puede evidenciar que los 46 991 jovenes censados representan un 25,17% del total de la poblacion indigena (INDEC, 2015); es decir, un cuarto de la poblacion indigena ha nacido en el ambito urbano. Si bien, la variable censal de 0 a 14 anos restringiria la profundidad historica a una presencia indigena en la ciudad de una temporalidad similar, el interes remite solamente en destacar su importancia numerica. La existencia de diversos trabajos academicos (Ratier, 1975; Amodio, 1996; Tamagno, 2001 y 2014; Maidana, 2009; Engelman y Weiss, 2015) y testimonios etnograficos ya ubican la mayoria de las oleadas migratorias entre las decadas de 1960 y 1980.

Estos datos se vuelven aun mas relevantes si se considera que el 88,6% (165 432) de los indigenas de la RMBA nacio en la Argentina y que de ese total, el 61,1% (100 705) lo hizo en la provincia de Buenos Aires (INDEC, 2015).

En cuanto a la educacion, el documento del INDEC sistematiza informacion de la poblacion indigena que ha superado los 5 anos de edad. Ese numero asciende a los 110 366 indigenas, de los cuales 12 605 no han completado el nivel primario, y 28 084 si lo han hecho. Para el nivel secundario, las cifras son bastante similares, ya que 23 619 no lo han completado y 26 874 que si lo han finalizado. Por ultimo, en el documento se distingue la formacion en educacion superior.

Los indicadores acerca del trabajo de la poblacion indigena que vive en la periferia de la caba distinguen entre poblacion economicamente activa de economicamente no activa. Al interior del primer grupo, el documento arroja que de un total de 98 682 indigenas, solo 7228 estan en situacion de desocupacion. Ahora bien, si se suma esa cifra con el numero de poblacion no economicamente activa (45 053), se encuentra que el 36,8% de la poblacion no posee un empleo formal, mientras que el 63,2% restante si lo posee.

Por ultimo, se puntualiza algunos resultados estadisticos de las condiciones de vida de las viviendas indigenas. En primer lugar, el indice de hacinamiento (2 o mas personas que habitan en un mismo cuarto) es del 20,8% de un total de 73 879 hogares, siendo este un porcentaje similar al 22,8% de viviendas censadas bajo la categoria de "deficitarias". Cabe aclarar que en esta ultima nocion entran todos aquellos hogares que tienen piso de tierra o ladrillo suelto u otro material, asimismo, que no tiene provision de agua por caneria dentro de la vivienda (INDEC, 2015). En segundo lugar, ello esta relacionado a las precarias condiciones de vida que un alto porcentaje de los hogares indigenas u originarios poseen ediliciamente. Se trata de que de ese total de 73 879 hogares censados, casi un 40% no estan conectados a la red de gas, por lo que utilizan garrafas, gas de tubo u otras formas de combustion (INDEC, 2015).

De los datos mencionados, se puede hacer ciertas generalizaciones parciales acerca del acceso y permanencia educativa, trabajo y condiciones de vida de la poblacion indigena que habita en los 24 partidos del gba. Una de ellas es que 4 de cada 10 indigenas urbanos no ha podido terminar ya sea el nivel primario, secundario o terciario/universitario. Los datos acerca del trabajo permiten sostener que 3 de cada 10 indigenas del gba se encuentran por fuera de una relacion de trabajo formal, y que 2 de cada 10 hogares no solo tienen un alto indice de hacinamiento sino que la higiene y la seguridad de sus habitantes esta altamente comprometida. Evidentemente, segun los datos estadisticos, mas de un tercio de la poblacion indigena urbana y que reside en la periferia de la caba, se encuentra bajo una situacion de vulnerabilidad socioeconomica.

Ahora bien, cabe senalar que la breve presentacion de datos estadisticos refiere solamente a un sector de la poblacion indigena censada. Diferenciar entre estimaciones y estudios censales (Trinchero, 2010) se vuelve una herramienta imprescindible para elaborar cierta evaluacion cuantitativa. Segun Alejandro Balazote (2015), en cada ocasion que se llevo a cabo una medicion de la poblacion indigena le correspondio, a grandes rasgos, un motivo subyacente. Los primeros sondeos demograficos fueron durante las campanas de conquista en el siglo xix y tuvieron por objetivo conocer la informacion militar de la poblacion indigena. Las mediciones posteriores de la decada de 1960 resultaron importantes para dimensionar su condicion juridica. De este modo, es que se interroga acerca de los motivos subyacentes que esconden las estimaciones recientes dado que "en el ultimo censo, la utilizacion del criterio de autoadscripcion permitio reparar en las caracteristicas socioculturales" (p.47).

POBLACION INDIGENA EN LA REGION METROPOLITANA DE BUENOS AIRES. EL CASO DEL MUNICIPIO DE ALMIRANTE BROWN

La RMBA esta compuesta por la caba y 43 unidades administrativas denominadas municipios o "partidos". Su extension total es de 18 380 [km.sup.2] y en esta convive una poblacion total de 12 806 866 habitantes, de los cuales 248 516 se autoreconocen descendientes o pertenecientes a un pueblo originario.

Al interior de este espacio, se consolidaron diferentes procesos de organizacion etnopolitica (6), sobretodo posteriormente al ano 1994, cuando la poblacion indigena fue reconocida como sujeto de derecho gracias a la reforma de la Constitucion Nacional (7). Esto ultimo, sumado al impacto de politicas y programas sociales--desde mediados del ano 2000--estimulo y contribuyo a generar dicho escenario.

El presente trabajo reune las experiencias contemporaneas de un grupo de hombres y mujeres dirigentes indigenas que arribaron al tejido de la RMBA a temprana edad y a mediados de la decada de 1960. Estas reflexiones a su vez, surgen de un recorte espacial que se condice con la extension del municipio de Almirante Brown, el cual se localiza con direccion sur a la caba.

La delimitacion de un area de trabajo responde meramente a una estrategia metodologica dado que tanto las relaciones de las poblaciones indigenas como la de dirigentes, exceden la jurisdiccion del municipio. Desde mediados del ano 2008, se inicia un trabajo etnografico junto con familias indigenas migrantes --quienes cuentan con una generacion nacida en la ciudad--, procedentes de las provincias de Salta y Chaco del Norte de la Argentina. La composicion etnico-identitaria de la poblacion indigena de Almirante Brown es diversa y condensa causas y motivos migratorios muy diferenciados segun fueran sus trayectorias historicas y experiencias familiares. Al inicio del trabajo, se repara en que la heterogeneidad es una de las caracteristicas que define a la poblacion indigena en la ciudad, aspecto facilmente reconocible en Almirante Brown.

En el "Consejo Indigena de Almirante Brown" (CIAB) participan dirigentes indigenas de familias migrantes del pueblo Mocovi, Kolla, Qom (Toba), Mapuche, Diaguita-Calchaqui, Tupi-Guarani y Ava-Guarani. A simple vista, y en tanto espacio etnopolitico local, el ciab reune una complejidad que responde a un proceso comun de expulsion territorial. De igual modo, las condiciones de vida urbana--en relacion a problematicas compartidas entre las diferentes familias indigenas--seran canales de cohesion y delimitacion de objetivos comunes. Con ello, se entiende que el alto nivel de heterogeneizacion que define la composicion etnico-identitaria de la poblacion indigena en la ciudad no invalida su organizacion, dado que esta encuentra cause--y esta altamente determinado--en procesos historicos vinculados a: 1) la expropiacion y violencia territorial sufrida en los lugares de procedencia, 2) trayectorias migratorias articuladas, muchas veces, desde redes de parentesco y de alianza, y 3) a la formacion y participacion etnopolitica en espacios compartidos de la provincia de Buenos Aires.

El ciab es una organizacion que surge a partir de la iniciativa de un grupo de dirigentes indigenas locales. Su composicion, formada entre hombres y mujeres, expresa una lucha que busco inicialmente el reconocimiento de las diversas familias ante el Estado. Este proceso, definido por la obtencion de las personerias juridicas indigenas, fue un eje cohesionador durante los primeros anos del 2000. La "personeria juridica" es una figura de reconocimiento estatal que otorga el Instituto Nacional de Asuntos Indigenas (INAI) a traves del Registro Nacional de Comunidades Indigenas (Re.Na.Ci), a todas aquellas comunidades que cumplen con un conjunto de requisitos. Entre ellos, segun la Res. nro. 4811/96, las familias deben presentar un nombre comunitario y ubicacion geografica; una resena historica que acredite su origen etnico-cultural; una descripcion de sus pautas de organizacion con mecanismos de designacion y remocion de autoridades, asi como, una nomina de integrantes y los mecanismos de integracion y exclusion de sus miembros.

A continuacion en el cuadro 1, se detallan las comunidades reconocidas de las noreconocidas que forman parte del ciab hasta la actualidad.

Si bien, el ciab es creado formalmente en el ano 2007, se puede marcar su inicio a fines de la decada de 1990, cuando un conjunto de intereses confluyeron en la necesidad de crear un espacio de participacion indigena en el municipio. Entre esos intereses se destacaba la necesidad de reclamar y regularizar territorios urbanos, y delimitar objetivos que permitieran posteriormente presentar un conjunto de demandas especificas.

Es asi que los dirigentes convocaron reuniones en sus hogares para debatir procedimientos y para fomentar la visibilizacion de la poblacion indigena local a traves de la realizacion de "eventos culturales" (8). Tales eventos reunian a la poblacion indigena en fechas determinadas, en las cuales se realizaban bailes, comidas tipicas y donde se usaban los trajes tradicionales de los diversos pueblos. A su vez, esa estrategia de visibilizacion era acompanada por discursos que al tiempo que exigian el reconocimiento de derechos territoriales e identitarios, reclamaban la necesidad de mejorar las condiciones de vida de la poblacion indigena y de los vecinos que acompanaban el proceso de organizacion. Ese caracter intercultural del espacio de formacion etnopolitico en Almirante Brown, encuentra sentido si se considera que las trayectorias de formacion de las nuevas generaciones de dirigentes indigenas se han constituido como parte del entramado de la politica barrial, y gracias a la reproduccion de vinculos asistenciales y paternalistas con el gobierno local. Al respecto, en los primeros anos del 2000, una dirigente del pueblo Kolla mencionaba que:

El silencio del indio domesticado en algun momento debia terminar. Asi es como comenzo la aventura de darle lugar a esas voces y crear con todas ellas una propuesta politica propia para todas las areas, incluyendo la politica partidaria (mujer dirigente Kolla de "Guaguajni Jallpa", localidad de Glew, comunicacion personal, 27/09/2013).

El testimonio expresa la clara necesidad de delimitar demandas indigenas al interior del espacio politico barrial, siendo ello un factor clave para dinamizar el proceso de organizacion etnopolitica. La experiencia de haber recorrido los barrios, hablado con vecinos sobre necesidades y participado en reuniones junto con dirigentes y funcionarios municipales, fortalecio y legitimo una practica etnopolitica en Almirante Brown.

Aunque inicialmente dicha practica estaba direccionada hacia el fortalecimiento cultural de una masa de migrantes indigenas en la periferia, esta se encontraba subsumida bajo modalidades partidarias y clientelares que desde el Partido Justicialista (9) reproducia un grupo de referentes barriales. Es decir, al hacer nuevamente foco en el testimonio citado, la formacion de una dirigencia indigena en Almirante Brown estuvo nutrida por aquellas relaciones interpersonales que el tejido barrial imprimio en sus trayectorias (Engelman, 2017).

El motivo de generar un espacio etnopolitico y de fomentar la participacion indigena en el gobierno local, partia desde una ausencia y no desde una presencia. Es decir que el acceso al conjunto de politicas y programas estatales de la poblacion indigena no se canalizo estatalmente a partir de la elaboracion de politicas culturales, sino que se dio por la condicion de vulnerabilidad socioeconomica.

Entre los diferentes programas de empleo directo o transitorio que se implementaron desde el gobierno nacional, se pueden mencionar el Programa Trabajar i y ii de la decada de 1990, y su posterior unificacion en el ano 2002 con la creacion del Programa Jefes y Jefas de Hogar Desocupados. Luego se sumaron dos programas complementarios--creados en el ano 2003--, siendo el primero, el Plan Mayores y el segundo el Programa de Empleo Comunitario (Manzano, 2013).

Al tiempo que este tipo de beneficios arribaban a la poblacion urbana de Almirante Brown, las y los dirigentes indigenas llevaban a cabo tareas sociales a traves de la formacion de centros y salones comunitarios, del trabajo en sus viviendas--como fue el caso de la comunidad "Cacique Hipolito Yumbay"--, o mediante la labor que encaraban las mujeres en comedores a partir de las ayudas obtenidas, tanto por donaciones locales como las entregadas por el municipio. Esas tareas eran complementadas junto a la realizacion semanal de copas de leche y placares comunitarios (10).

Evidentemente, el entramado de vinculos barriales y la heterogeneidad de sujetos involucrados reforzaron la autoadscripcion local en un contexto material caracterizado por el incremento de programas y politicas sociales. En otras palabras, la ausencia de politicas o programas especificos para los indigenas en los barrios de la RMBA incentivo su organizacion y definio objetivos comunes en terminos culturales. El primero de ellos busco revertir aquella experiencia politica partidaria por una de tipo etnopolitica, para definir estrategias y poder responder sobre algunas demandas y condiciones de vida de la poblacion indigena.

En segundo lugar, esa reorientacion se nutrio por una toma de conciencia acerca de su origen etnico gracias al fortalecimiento comunitario, como consecuencia de la visibilizacion y organizacion de la poblacion indigena urbana. Este segundo punto es mas aprehensible si se consideran los efectos positivos del reconocimiento constitucional del ano 1994 y de la ratificacion del Convenio 169 de la Organizacion Internacional del Trabajo (OIT) en el ano 2001.

Por otro lado, ese marco de derechos sera base para que la poblacion indigena urbana dispute su participacion al interior de los programas y politicas venideras, tanto a nivel municipal, provincial como nacional. El acta de constitucion del ciab es expresion de la consolidacion del espacio etnopolitico y ensena un clima de epoca respecto de las demandas indigenas contemporaneas:

Se reunen representantes indigenas de distintas comunidades (--) para acordar la creacion del Consejo Indigena de Almirante Brown, con el objeto y en el marco de nuestros derechos indigenas consagrados en el art. 75 inc. 17, las leyes 23.302 y 24.071, el Convenio 169 y el art. 36, inc. 9 (--) y acuerdan los siguientes puntos: a) participacion de la politica publica en el ambito de Almirante Brown; b) cumplimiento de las normativas vigentes Nacional e Internacional; y c) promover la unidad, organizacion y el progreso de los pueblos indigenas (Libro de Actas del ciab, 29/04/2007, pp. 1-2).

El proceso de organizacion etnopolitico local, a diferencia de la decada de 1990, se encauzara mediante demandas de participacion etnica-ciudadana (Bengoa, 2009) y de un alto nivel de institucionalizacion de la practica etnopolitica, como ensena el fragmento citado.

La relevancia de dicha institucionalizacion encuentra sentido si se considera que en los ultimos 15 anos, el numero de comunidades reconocidas por el Estado Nacional y Provincial se incremento. Almirante Brown en la actualidad posee 8 comunidades indigenas registradas, de las cuales 4 estan inscriptas con personeria juridica del inai y las demas se encuentran en tramite. Cabe mencionar que la octava comunidad, de las 7 mencionadas en el cuadro 1, es la "Willi Che", la cual se destaca por ser la unica de caracter multietnico, ya que reune familias migrantes del pueblo Toba(Qom), Guarani, Mapuche y Ranquel (11).

Hasta aqui se ha puntualizado acerca del conjunto de condiciones que permitieron dinamizar una coyuntura de organizacion etnopolitica en Almirante Brown. En cuanto a sus antecedentes, se entiende que el objetivo primordial fue la definicion de un espacio de participacion propio en el marco de derechos que reconocen a la poblacion indigena. Esa estrategia de diferenciacion dinamizo un proceso de autoadscripcion de la poblacion local muchas veces motivado por el posible manejo de recursos que el Estado destinaba a los barrios a traves de diferentes programas y politicas sociales.

A continuacion, se hara referencia a una experiencia transitada por un sector de la dirigencia indigena de Almirante Brown. Se trata de la participacion de diversas comunidades en el denominado "Programa Insercion, Capacitacion y Promocion de Derechos vinculados a Pueblos Originarios", que se llevo a cabo durante el ano 2015 y fue implementado por la Defensoria del Pueblo de la provincia de Buenos Aires (12).

La eleccion y descripcion de la mencionada experiencia, por un lado, resume el caracter contradictorio y externo que los programas estatales poseen respecto de la participacion de las poblaciones indigenas, tanto en la consulta como en la toma de decisiones. Por otro lado, su corta duracion permite destacar el caracter erratico desde el cual muchas veces este tipo de programas funcionan, asi como, su vulnerabilidad al interior de la estructura administrativa estatal. No obstante, a traves de su ejemplificacion se busca destacar aquellas instancias en que los y las dirigentes indigenas revierten la posicion de subordinacion a partir de procesos de negociacion y resistencia local.

LA APLICACION DEL "PROGRAMA INSERCION, CAPACITACION Y PROMOCION DE DERECHOS VINCULADOS A PUEBLOS ORIGINARIOS" EN ALMIRANTE BROWN

En el ano 2014, el "Programa de Insercion, Capacitacion y Promocion de Derechos vinculados a Pueblos Originarios" (PICPDPO) inicia sus actividades como parte de una politica de la Defensoria del Pueblo de la provincia de Buenos Aires. El equipo de trabajo que llevo adelante las tareas, estuvo integrado por 3 tecnicos: un militante de una organizacion social, una abogada y una antropologa. Como objetivo principal, el programa buscaba "regular, normativizar y replicar el reconocimiento y proteccion de los derechos individuales y colectivos de las comunidades, asi como la promocion y visibilizacion dentro del ambito de la provincia de Buenos Aires" (Reglamento PICPDPO, 2014, p.1). Cabe mencionar, que el acercamiento inicial entre el equipo tecnico y el ciab fue en el mes de septiembre del ano 2014, en el marco de una charla que diversos dirigentes indigenas realizaron en el Museo Etnografico de la caba. Finalmente, en el mes de noviembre ambas partes firmaron un acuerdo de trabajo colectivo para llevar adelante un "informe de situacion de las comunidades originarias de Almirante Brown", como asi tambien acompanar el reclamo territorial de un predio de 50 hectareas efectuado por una de las comunidades ante el inai.

De acuerdo a los testimonios etnograficos y a diferencia del proceso de organizacion etnopolitico del ciab, el picpdpo recorreria un camino contrario. Es decir, no fue un espacio creado por la poblacion indigena, sino que fue el resultado de una politica provincial que, segun las opiniones de las y los dirigentes locales, "necesito buscar a los indigenas de Buenos Aires para su implementacion" (mujer dirigente Mocovi de "Nogoyin Ni Nala", localidad de Calzada, comunicacion personal, 16/07/2015). En este sentido, se trata de pensar que el programa o las diversas areas donde se llevan a cabo politicas destinadas a la poblacion indigena, dependen de convenios y voluntades politicas inestables como de presupuestos reducidos. Esa situacion no solo afecto la composicion y las posibilidades del equipo tecnico (13), sino que este ultimo muchas veces revelo, a traves de diferentes conflictos, un conocimiento incipiente sobre los reclamos territoriales y demandas culturales de las poblaciones indigenas de la RMBA.

Ahora bien, el convenio de trabajo que la dirigencia indigena de Almirante Brown firmo con las personas tecnicas provinciales permitio la realizacion de reuniones en la sede que la defensoria posee en la ciudad de La Plata, en los terrenos comunitarios o en encuentros organizados por los dirigentes indigenas en clubes sociales. El programa no se vinculo solamente con la dirigencia indigena del ciab, sino que a lo largo del ano 2015, se desarrollaron en total 18 actividades con comunidades ubicadas en los partidos de San Miguel, Moreno, Derqui, Escobar y Jose C. Paz de la RMBA (ver mapa 1) o en localidades como Los Toldos del interior de la provincia de Buenos Aires.

Este campo de accion provincial que se extendio en la medida en que las personas integrantes del equipo de trabajo, entraron en contacto con una diversa dirigencia, expreso el desconocimiento acerca de que muchas comunidades de la provincia de Buenos Aires contaban con una alta experiencia de organizacion etnopolitica (14).

El equipo tecnico buscaba fomentar un trabajo que permitiera ampliar las posibilidades laborales de las comunidades para que "los mismos indigenas", tal como ellos afirmaban, sean quienes transformaran sus condiciones de vida. No obstante, aunque el optimismo que presentaban los tecnicos y tecnicas era incuestionable, su presupuesto era escaso. En consecuencia, en los diferentes encuentros se enfatizo que se buscaba "articular" y "vincular" a las comunidades con programas del Ministerio de Desarrollo Social y de Trabajo de la Nacion (15).

LA MEDIACION INSTITUCIONAL DE LA DEFENSORIA DEL PUEBLO DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES

Vale detenerse en el caracter paradojico de las estrategias que el picpdpo presento a las personas dirigentes de Almirante Brown al elaborar y completar las planillas para la presentacion de los proyectos. En primer lugar, segun los funcionarios y funcionarias, la idea de entregar las propuestas en ambas dependencias "ampliaba" las posibilidades de obtener el beneficio. Segun sus testimonios, eso ademas era posible gracias a la existente conexion que habia entre ellos con los tecnicos y tecnicas de ambos ministerios nacionales. En segundo lugar, otra de las estrategias recomendadas fue que la posibilidad de presentarse al programa seria solamente para aquellos que cumplieran con los requisitos formales (16), y que posteriormente podian ser incorporados los demas integrantes comunitarios. Y en tercer lugar, las planillas y las actividades a realizar debian ser elaboradas desde "una estrategia que priorizara lo tradicional y cultural". Este ultimo punto, ademas de ser el mas controversial, genero un descontento generalizado en las personas dirigentes y en los presentes de la reunion:

?Acaso vos nos ves haciendo cuenquitos de ceramica o tejiendo cestas? Nosotros y ellos [senalando a los jovenes presentes en el comedor] necesitamos formacion, capacitarnos para poder manejar computadoras, internet y todo eso. Ahora si o si te piden que tengas esos conocimientos como basicos para cualquier trabajo (mujer Dirigente Mocovi de "Nogoyin Ni Nala", localidad de Calzada, comunicacion personal, 16/07/2015).

Es importante senalar que uno de los proyectos a presentar era de fabricacion de ladrillos de arcilla--para los hombres--y el otro de artesanias--para las mujeres--. En ningun momento, las personas funcionarias provinciales se cuestionaron acerca del sentido que ellos y ellas tenian sobre sus representaciones de la poblacion indigena de la RMBA. Al respecto, Liliana Tamagno (1991) manifiesta que durante las situaciones de reparacion de derechos--entre el Estado y las poblaciones indigenas--se erigen un conjunto de "censores de indianidad" que juzgan desde criterios propios y no discutidos con el grupo en cuestion, la pertinencia o no del reclamo. A fin de graficar el sentido ahistorico y esencializador que los funcionarios y las funcionarias del programa reprodujeron, se adjunta el siguiente folleto difundido por la Defensoria del Pueblo de la provincia de Buenos Aires (imagen 1).

La imagen y la definicion acerca de "lo indigena" limitaba las posibilidades reales de presentar proyectos vinculados a las necesidades y problematicas de las condiciones de vida urbana. Sus reclamos de clase se veian invalidados por una presentacion de proyectos que enfatizaba una representacion folklorica de su identidad. Por ejemplo, algunos y algunas dirigentes habian llevado propuestas para desarrollar pequenos emprendimientos colectivos (panaderias, textiles, peluqueria), que al tiempo que beneficiaban la insercion laboral ponderaban los oficios y los conocimientos de los que disponian. Sin embargo, ese encapsulamiento no invalido que los y las dirigentes del ciab, ademas de presentar los proyectos sugeridos por el picpdpo, lo hicieran de forma autonoma y directa ante los ministerios correspondientes.

Esto ultimo fue posible gracias a dos situaciones. La primera de ellas tuvo que ver con la capitalizacion y socializacion que esta capa de hombres y mujeres dirigentes urbanos aprehendio a traves de la experiencia politica barrial de decadas pasadas, y su posterior organizacion etnopolitica en el espacio local. Es aqui donde los diferentes programas de empleo directo o transitorio que se implementaron desde el gobierno nacional y que fueron mencionados anteriormente, tomaron relevancia. Las y los dirigentes, asi como, las familias indigenas no solo accedieron a diversos planes y programas de ayuda social, sino que tambien fueron protagonistas en su redistribucion. Este tipo de experiencias, posibilito que un sector de la poblacion indigena de Almirante Brown se legitimara al interior del espacio etnopolitico y barrial, manifestando un mayor grado de autonomia y empoderamiento (17) en la busqueda de recursos estatales. El siguiente testimonio, que tambien pertenece a una reunion entre la dirigencia del ciab y las personas funcionarias del programa provincial, es prueba de ello:

No nos pueden decir que tenemos que hacer, y como hacerlo. Aca no hubo consulta, se mandaron solos (--). Nosotros nos vamos a manejar con los Ministerios como lo hicimos la vez que pudimos tener los proyectos productivos (hombre dirigente Kolla de "Guaguajni Jallpa", localidad de Glew, comunicacion personal, 16/07/2015).

Si la formacion etnopolitica y barrial de la decada de 1990 fue la primer condicion que ensena el grado de autonomia y empoderamiento de la poblacion indigena respecto de areas estatales, el segundo punto a destacar tiene que ver con la relevancia que las relaciones de parentesco y alianza (18) poseen en el tejido urbano.

Interesa destacar que las relaciones que dinamizan los procesos de organizacion etnopolitica contemporanea estan fuertemente vinculados a una distribucion regional de las familias indigenas que se condice con los procesos migratorios; aspecto que excede las areas o jurisdicciones delimitadas por los municipios. Por ejemplo, en un encuentro sobre la problematica territorial--organizado en el marco del convenio de trabajo junto con el picpdpo--acudieron referentes indigenas de localidades, tales como: Tres de Febrero, Moreno, Quilmes, Don Orione, Lanus, Guernica, Calzada y Monte Grande (ver mapa 1). En primer lugar, el caracter regional evidencia una distribucion de la poblacion indigena en el tejido urbano que aparenta ser dispar. No obstante, si la mayoria de las y los dirigentes han compartido espacios de formacion, protesta y participacion etnopolitica desde la decada de 1980 en adelante, esa primera impresion es facilmente revertida. Pero esto no sucede solamente si se consideran las experiencias y trayectorias pasadas, sino que tambien es posible hacerlo a traves de la descripcion de las demandas actuales.

El encuentro al que se hace referencia se llevo a cabo en el ano 2015, en el cual se expuso el compromiso acaecido entre el ciab y los tecnicos y tecnicas provinciales acerca de un reclamo territorial de 50 hectareas en la localidad de Glew (19). Las y los dirigentes indigenas expusieron la importancia que dichas tierras poseen tanto para mejorar las condiciones de hacinamiento de las familias como de las potencialidades productivas (20) que en estas podrian llevarse a cabo. En su mayoria, relataron que el incremento demografico se debe tanto al crecimiento natural de las familias, como a la migracion de parientes que arriban a la RMBA en busca de trabajo (21).

En segundo lugar, otra problematica que fue expresada en el encuentro fue la escasez de tierras en relacion al crecimiento que protagonizo la periferia urbana, y como todo ello afecta al generar problematicas entre vecinos y al interior de las familias indigenas--tomas de tierras, violencia directa, discusiones intervecinales, robos, etc.--. A su vez, ese crecimiento poblacional no se condice con la extension de servicios publicos, tales como, el agua potable, el gas o la electricidad. Esto aun se complejiza mas, si se considera que algunas familias indigenas viven en pequenas casas de material o de madera, construidas sobre terrenos ocupados de dificil acceso, dada la falta de calles en buen estado o de transporte publico. Otro eje en que varios dirigentes coincidieron fue en la necesidad de compartir el espacio, y sobre el uso colectivo que tendria el predio reclamado en caso de ser obtenido.

Este reclamo territorial no es solo para las familias Kollas, sino para las familias Qom, Mocovi, Guarani, Diaguita. Todos tenemos problemas con el espacio. Muchas familias viven todas juntas en una misma casa, en una misma habitacion y eso trae problemas (hombre dirigente Kolla de "Guaguajni Jallpa", localidad de Glew, comunicacion personal, 02/02/2015).

En terminos generales, el conjunto de demandas que se vinculan con el reclamo territorial estan representadas al inicio del trabajo. Como se senalo anteriormente, los datos que arrojo el INDEC sobre vivienda estan fuertemente relevados en las descripciones etnograficas de la dirigencia indigena. Lo mismo sucedio con los datos referidos al trabajo si se considera que en los ultimos anos la importancia de los programas y politicas sociales para las familias indigenas se ha incrementado, dado que su percepcion representa un alto porcentaje de sus ingresos mensuales.

Sin embargo, seria erroneo reparar unicamente sobre el impacto material que este tipo de ayudas sociales conllevan, si bien son base para la reproduccion economica de las familias indigenas, su manipulacion y manejo--al interior de las relaciones interculturales--permitieron reorientar y significar nuevas demandas etnopoliticas en la RMBA.

Por otro lado, la busqueda de escindir las trayectorias de formacion politica barrial y constituirse como espacio de organizacion propio y etnopolitico, permite entender la reorientacion de objetivos de la dirigencia indigena de Almirante Brown. De modo que la participacion en espacios estatales se ha naturalizado como el horizonte de los nuevos reclamos, siendo el marco para, posteriormente, definir politicas publicas indigenas-ciudadanas (Bengoa, 2009).

Si se considera que no participaba ningun dirigente indigena al interior del equipo de trabajo del picpdpo, no resulta extrano que quienes encabezaban el ciab deslegitimaran el rol de la poblacion funcionaria y del organismo provincial. Esa falta de participacion en el programa, fue eje para reclamar la incorporacion de un o una dirigente indigena y revertir dicha falencia. A fines del ano 2015, es cuando finalmente se logra la contratacion de un o una dirigente--elegido o elegida por asamblea--que llevaria adelante la participacion y consulta que ratifican los convenios internacionales y derechos contemporaneos

Por ultimo, cabe mencionar que los resultados obtenidos por el picpdpo no resolvieron ni las demandas territoriales ni aquellas vinculadas a las condiciones de vida de las familias indigenas de Almirante Brown. Ademas, quien fue elegido para saldar la falta de participacion indigena en el programa, al ser cerrado, este nunca asumio. La transicion y paso del gobierno de la Republica Argentina de la Dra. Cristina Fernandez de Kirchner (en los periodos electorales que van desde el ano 2007-2011 y 2011-2015) al actual gobierno del Ing. Mauricio Macri (electo presidente en el ano 2015), implico el cierre de varios programas destinados a las poblaciones indigenas, dada la implementacion de un modelo neoliberal cuyo eje es el recorte del gasto publico en pos de solicitar capitales y deuda extranjera. Un ejemplo relevante ha sido el recorte sobre programas sociales en general y sobre la politica territorial que el inai desarrollo durante los anos del 2000. Esto ultimo se reflejo en el despido del 25% de su planta, lo que no solo ha reducido su alcance federal, sino sus capacidades efectivas en torno a la resolucion de conflictos y problematicas indigenas (Trinchero et al., 2018).

REFLEXIONES FINALES

En la actualidad, segun palabras de Miguel Bartolome, se enfrentan procesos que se podrian considerar de reetnizacion (2010). Es decir, una coyuntura derivada de experiencias de participacion politica de decadas pasadas que, gracias a la influencia de las organizaciones etnopoliticas, contribuyeron a dignificar lo etnico y otorgarle un sentido positivo a la condicion indigena en la Argentina. Ademas, en terminos metodologicos, se entiende que retomar variables, tales como, el crecimiento demografico o criterios censales para comprender la presencia indigena en la RMBA resulta insuficiente. Se busca problematizar aquellas posturas--o construcciones de sentido--que explican la presencia indigena en las ciudades como un fenomeno novedoso; cuando, en realidad, la emergencia de nuevas o viejas identidades propone nuevos contenidos que reconfiguran las designaciones etnicas en que fueron constituidas historicamente.

En estos casos las identificaciones no se "inventan" sino que se actualizan, aunque esa actualizacion no recurra necesariamente a un ya inexistente modelo prehispanico. Se trata de recuperar un pasado propio, o asumido como propio, para reconstruir una membresia comunitaria que permita un acceso mas digno al presente (Bartolome, 2010, p.14).

El empoderamiento de la poblacion indigena de Almirante Brown puede ser comprendido de este modo, como el resultado de experiencias compartidas de organizacion etnopolitica altamente dinamizadas por relaciones de parentesco y alianza local.

Ese tejido, como se ha senalado, al tiempo que se nutrio de relaciones interculturales --de militancia y politica barrial--habilito la ejecucion de demandas de participacion a traves de mayores canales de dialogo y autonomia. Ello quedo claro mediante la consolidacion de una dirigencia indigena local entre la decada de 1990 e inicios del 2000, que logro constituirse como "Consejo Indigena" y que mas alla de su composicion multietnica delineo un plan de trabajo en comun.

De hecho, aunque se ha reparado acerca de que la heterogeneidad es una de las caracteristicas que define a la poblacion indigena urbana, se puede sostener que esta no inhibe su organizacion etnopolitica.

En un trabajo reciente, Araceli Burguete Cal y Mayor sostiene que los gobiernos locales--municipios--son instancias de gobernanza que los pueblos indigenas conocen historicamente, y que ello ha provocado una lucha constante que tiene por objetivo (re)significar o etnizar las instituciones del Estado (2011). Se entiende que resaltar esa dinamica de lucha constante, permite abordar criticamente aquella posicion de subordinacion con que muchos trabajos--a veces a priori--abordan las modalidades de negociacion y participacion contemporanea de las poblaciones indigenas y las instituciones del Estado.

En esta linea, Alcida Rita Ramos (2011) expone que ha sido fundamental el modelo de friccion interetnica en la antropologia brasilena, y que si bien, este continua dando cuenta de una realidad desigual y conflictiva entre la poblacion indigena y la civil, reconoce que el papel politico de los primeros se modifico fundamentalmente en las ultimas decadas.

Otra prueba de esto ha sido cuando la dirigencia indigena de Almirante Brown expreso conscientemente que el equipo de trabajo del picpdpo "necesito buscar a los indigenas de la provincia de Buenos Aires" para su funcionamiento. Si bien, no se niega la existencia de una discriminacion politica, muchas veces traducida en cuestionar y deslegitimar la identidad de los indigenas en la ciudad (Engelman, 2016), se entiende que la reetnizacion ha dado como consecuencia resultados positivos y tangibles en los procesos de negociacion interetnica respecto a decadas pasadas (22).

Finalmente, cabe mencionar que las posibilidades de negociacion y participacion indigena se han visto comprometidas desde el ano 2015, cuando el bloque politico "Cambiemos", encabezado por Mauricio Macri, asume la presidencia. En terminos generales, la reduccion fiscal a traves del achicamiento de las funciones estatales, aplicado por el nuevo gobierno, derivo en el cierre de programas y beneficios sociales, lo que rapidamente se tradujo en el desmejoramiento de las condiciones de vida de la poblacion vulnerable, entre ellas, la indigena, quienes frente a un alto proceso inflacionario debieron restringir su capacidad de consumo.

En el caso del Almirante Brown, esto impacto por ejemplo en la organizacion de comedores sociales, en la imposibilidad de realizar "eventos culturales" u otros mediante la expresion de un trabajo etnopolitico focalizado al espacio local o barrial.

Aunque el presente trabajo no tuvo por objetivo presentar la coyuntura actual, si se considera importante analizar en futuras producciones el impacto que las mencionadas transformaciones de las condiciones de vida poseen tanto en la formacion de demandas indigenas como en su practica etnopolitica. A decir verdad, se espera que la capitalizacion de experiencias de las recientes dos decadas pasadas sea base suficiente para que tanto las dirigencias indigenas como sus familias, puedan revertir su posicion de subordinacion mediante el rol activo que han venido adquiriendo recientemente.

REFERENCIAS

Amodio, E. (1996). Los indios metropolitanos: Identidad etnica, estrategias politicas y globalizacion entre los pueblos indigenas de America Latina. En D. Mato, M. Montero y E. Amodo (eds.), America Latina en tiempos de globalizacion: procesos culturales y transformaciones sociopoliticas (pp. 51-66). Caracas, Venezuela: ucv-alas-unesco.

Balazote, A. (2015). Pueblos Originarios: disputas en el campo discursivo. Revista GeoPantanal, 18, 33-50.

Bartolome, M. (2010). Interculturalidad y territorialidades confrontadas en America Latina. runa, 31, 9-29.

Bengoa, J. (2009). ?Una segunda etapa de la Emergencia Indigena en America Latina? Cuadernos de Antropologia Social, 29, 7-22.

Betancor, M. (2011). Empoderamiento: ?una alternativa emancipatoria? Revista Margen, 61, 1-14.

Burguete Cal y Mayor, A. (2011). Municipalizacion del gobierno indigena e indianizacion del gobierno municipal en America Latina. Revista Pueblos y Fronteras Digital, 11, 38-88.

De Jong, I. (2004). De la asimilacion a la resistencia: disputas en torno al pasado entre la poblacion indigena de Los Toldos (provincia de Buenos Aires). Cuadernos de Antropologia Social, 20, 131-151.

Engelman, J. (2016). Migracion etnica y condiciones de vida urbana al sur del Area Metropolitana de Buenos Aires. Alteridades, 26, 67-79.

Engelman, J. (2017). Clientelismo y etnicidad: el proceso de formacion del "Consejo Indigena de Almirante Brown" en provincia de Buenos Aires, Argentina. Revista Antropologias del Sur, 7, 39-54.

Engelman, J., y Weiss, M. L. (2015). El iman de la ciudad: migracion y distribucion espacial de poblacion indigena en el Area Metropolitana de Buenos Aires, Argentina. Revista Geopantanal, 18, 51-70.

Guerci, N. (2002). La asociacion Peni Mapu: conformacion de una identidad etnica en contextos de globalizacion. Actas del 3er Congreso Virtual de Antropologia y Arqueologia. Recuperado de http://www. equiponaya.com.ar/congreso2002/ponencias/marcela_guerci.htm

Hernandez, I. (comp) (1993). La Identidad Enmascarada. Los mapuche de Los Toldos. Buenos Aires, Argentina: Eudeba.

INDEC (2012). Censo Nacional de Poblacion, Hogares y Viviendas. 2010. Censo del Bicentenario. Resultados Definitivos, Serie B, nro. 2, Tomo i. Buenos Aires, Argentina.

INDEC (2015). Censo Nacional de Poblacion, Hogares y Viviendas. 2010. Censo del Bicentenario. Pueblos Originarios, Region Metropolitano. Serie D, nro. 6. Buenos Aires, Argentina.

Libro de Actas. (2007). Actas del Consejo Indigena de Almirante Brown.

Maceira, V. (2002). Notas para una caracterizacion del Area Metropolitana de Buenos Aires. Universidad Nacional de General Sarmiento, Argentina. Recuperado de http://www.observatoriodasmetropoles. net/download/notas_regi%C3%B3n_ metropolitana_de_Buenos%20Aires.pdf

Maidana, C. (2009). Volver a la tierra. Parentesco, redimensionalizacion territorial y reconstruccion identitaria. En L. Tamagno (coord.). Pueblos Indigenas: Interculturalidad, colonialidad, politica (pp.45-58). Buenos Aires, Argentina: Editorial Biblos.

Manzano, V. (2013). La politica en movimiento. Movilizaciones colectivas y politicas estatales en la vida del Gran Buenos Aires. Rosario, Argentina: Protohistoria Ediciones.

Programa Insercion, Capacitacion y Promocion de Derechos vinculados a Pueblos Originarios (2014). Reglamento.

Perez Ruiz, M. (2008). Diversidad, identidad y globalizacion. Los jovenes indigenas en las ciudades de Mexico. En M. L. Perez Ruiz (Coord). Jovenes indigenas y globalizacion en America Latina (pp. 45-68). Ciudad de Mexico, Mexico: inah.

Ramos, A. (2011). Por una antropologia ecumenica. En A. Grimson, S. Merenson y G. Noel (comp). Antropologia Ahora. Debates sobre la alteridad (pp. 97-124). Buenos Aires, Argentina: Siglo xxi.

Ratier, H. (1975). Villeros y Villas Miserias. Buenos Aires, Argentina: Centro Editor de America Latina.

Tamagno, L. (1991). La cuestion indigena en la Argentina y los censores de la indianidad. Revista America Indigena, 1, 123-152.

Tamagno, L. (2001). Nam Qom Hueta 'a Na dockshi Lma: Los tobas en la casa del hombre blanco. Identidad, memoria y utopia. La Plata, Argentina: Ediciones al Margen.

Tamagno, L. (2014). Indigenas en la ciudad. Organizacion politica en contextos de tension entre patrimonio cultural y politicas publicas. En L. Tamagno y M. Maffia (Coords). Indigenas, africanos y afrodescendientes en la Argentina. Convergencias, divergencias y desafios (pp. 43-62). Buenos Aires, Argentina: Editorial Biblos.

Trinchero, H. (2010). Los Pueblos Originarios en la formacion de la Nacion Argentina. Revista Espacios, 46, 106-123.

Trinchero, H., Balazote, A., Radovich, J. C., Castilla, M., Engelman, J., y Valverde, S. (2018). Pueblos Indigenas en Argentina: fronteras historicas y contemporaneas. Mesclando Fronteiras na construcao dos Direitos Humanos (en prensa).

Fecha de ingreso: 08/11/2017

Fecha de aprobacion: 02/10/2018

Juan Manuel Engelman Garreta *

* Instituto de Ciencias Antropologicas (ICA) de la Facultad de Filosofia y Letras (FFyL) de la Universidad de Buenos Aires, Argentina. jmengelman@hotmail.com

(1) Liliana Tamagno (2014) define la nocion de "nucleamiento" para referirse al proceso migratorio de la poblacion indigena y a su capacidad de nuclearse--en la medida que las condiciones materiales lo permitan--en espacios geograficamente diferentes y lejanos a los de origen.

(2) Alejandro Balazote analiza ciertas representaciones que operaron como sustento en la "construccion de la nacion" argentina. Al caracterizar algunas de ellas, sostiene que esas configuraciones de sentido facilitaron la operatoria de mecanismos que delinearon el diseno del formato de relacionamiento del Estado Nacional y los pueblos originarios. Entre estas menciona: "la construccion de opuestos", "la lucha contra el infiel" o "la invisibilizacion: del desierto a los censos" (Balazote, 2015).

(3) Los procesos migratorios no solo han marcado trayectorias diferenciadas en el tejido urbano, sino que dan cuenta de las posibilidades de acceder a los terrenos en funcion de las diversas condiciones materiales de los lugares de origen, y de las marcadas redes de parentesco y alianza que expresan una organizacion dinamica en el espacio de recepcion.

(4) En un mapa elaborado por el Encuentro Territorial Nacional de Organizaciones Territoriales de Pueblos Originarios (enotpo) se ubican 38 pueblos naciones originarias en la Argentina.

(5) La existencia de trabajos antropologicos acerca de los jovenes indigenas urbanos pone en tension la categorizacion de la edad como entidad que se define por criterios biologicos. De este modo, lo joven o lo adulto han de ser vistas como clasificaciones sociales que suponen la existencia de un complejo sistema de diferencias, cuya articulacion otorga los sentidos y contenidos de cada instancia o fase etaria (Perez, 2008).

(6) Los trabajos pioneros de Liliana Tamagno abordan la constitucion y organizacion de un barrio Toba (Qom) en la periferia de la ciudad de La Plata a traves de un proyecto de auto-construccion de viviendas otorgado por el Estado (2001). Mas recientemente, Carolina Maidana describe los procesos de territorializacion de poblacion Toba migrante en la periferia del gba (2009).

(7) La reforma del texto constitucional del ano 1994, permitio introducir algunos instrumentos tales como el art. 75 inc. 17, el cual constituyo un claro avance en el plano juridico en cuanto a reconocimiento de derechos hacia los pueblos originarios.

(8) La nocion de "eventos culturales" da cuenta del trabajo politico en los barrios desde una perspectiva que prioriza lo etnico-cultural por sobre el interes politico partidario.

(9) El Partido Justicialista (pj) es un partido politico argentino que continuo con las lineas del Partido Peronista. Asi, este es una prolongacion de la justicia social y esta altamente vinculado a la defensa de los sectores populares y obreros.

(10) Las copas de leche consistian en la organizacion semanal de una merienda que dirigentes realizaban a fin de garantizar el consumo de ciertos alimentos a ninas y ninos de las comunidades. Asimismo, los placares comunitarios estaban asociados a labores de recoleccion y arreglo de prendas de vestir que, posteriormente, se redistribuian entre los miembros de las familias indigenas y vecinos.

(11) De acuerdo a la informacion que brindo el Consejo Provincial de Asuntos Indigenas de Buenos Aires, en la RMBA entre asociaciones y comunidades indi genas hay registrados unos 60 casos hasta el 2017. Si bien, este numero se restringe solamente a aquellos nucleamientos indigenas que iniciaron el tramite para su reconocimiento estatal, Almirante Brown concentra casi el 14% de las comunidades de toda la region, precedido por la ciudad de La Plata con el casi 19%.

(12) La Defensoria del Pueblo de la provincia de Buenos Aires es un organo de garantia, unipersonal, autonoma e independiente que promueve los derechos colectivos e individuales de los habitantes de la provincia y de aquellos que se encuentren en transito por esta.

(13) El programa inicio a finales de 2014, se desarrollo durante todo el 2015 y finalizo el primer trimestre de 2016. El equipo de trabajo estuvo constituido inicialmente por un funcionario estatal, una abogada y una antropologa. Posteriormente, gracias a un conflicto interno, su composicion fue modificada y la abogada y antropologa fueron reemplazadas por una arquitecta.

(14) Para el Sur de la provincia de Buenos Aires, Isabel Hernandez (1993) e Ingrid de Jong (1994 y 2004) desde la perspectiva de la Antropologia Social analizaron la consolidacion y organizacion de la poblacion mapuche en la localidad de Los Toldos desde el periodo de la "Conquista del Desierto" hasta la actualidad; o desde la Antropologia Historica, Nora Guerci (2002) describe como se constituyo recientemente la "Asociacion Peni Mapu" en las localidades de Olavarria y Azul.

(15) Uno de los proyectos se llamaba "Manos a la Obra" y formaba parte del programa "Bases Firmes" del Ministerio de Desarrollo Social. En el caso del Ministerio de Trabajo, las presentaciones se harian a traves del programa "Trabajo Autogestionado".

(16) El equipo de trabajo que presentaba el proyecto debia estar desocupado. No podia tener un empleo formal y tampoco debia percibir ayudas o beneficios estatales.

(17) La nocion de empoderamiento o de "empowerment" ha sido recientemente retomada por las ciencias sociales. Aunque refiere a procesos que no son novedosos, su aplicacion se destaca para abordar el conjunto de condiciones acerca de la organizacion actual de colectivos de genero o grupos etnicos como el caso de los afrodescendientes. De acuerdo con Betancor (2011), la nocion surge del aportes de Paulo Freire y sus "campanas de alfabetizacion" y de la obra de Solomon.

(18) En otras publicaciones se ha abordado sobre los procesos migratorios de las diversas comunidades y puntualizado acerca de la funcion receptora que caracteriza a las relaciones entre parientes durante los primeros anos en que las familias indigenas arribaron a la RMBA (Engelman y Weiss, 2015 y Engelman, 2016).

(19) En el ano 2006, el Poder Legislativo Nacional sanciono y declaro la "Ley de Emergencia en materia de Posesion y Propiedad de las Tierras Comunitarias" nro. 26.160. Dicha ley busca resguardar los territorios que las poblaciones originarias habitan tradicionalmente. Es bajo ese marco juridico que la comunidad "Guaguajni Jallpa" de Glew lleva a cabo el reclamo de 50 hectareas, relevadas por el inai en el ano 2009.

(20) Entre estas se pueden mencionar la realizacion de huertas comunitarias, la construccion de espacios comunes para el desarrollo de talleres de capacitacion o de comedores, asi como de micro emprendimientos productivos, tales como, panaderias, herrerias, etc.

(21) Las familias indigenas asentadas en el RMBA estan fuertemente vinculadas con parientes del interior del pais y de sus lugares de procedencia. Las relaciones existentes entre "lo rural" y "la ciudad" tensionan esas categorizaciones en una coyuntura que se caracteriza por una dinamica constante de flujos de personas, informacion y comunicacion.

(22) Mas alla de que no se hizo efectiva la incorporacion de un dirigente indigena al equipo de trabajo de la Defensoria del Pueblo de la provincia de Buenos Aires, los recursos estatales para que el cargo existiese, fueron conquistados gracias a las demandas etnopoliticas.

Leyenda: MAPA 1 PARTIDOS Y CORDONES DEL GRAN BUENOS AIRES Y LA REGION METROPOLITANA DE BUENOS AIRES

Leyenda: IMAGEN 1 PORTADA DEL FOLLETO ELABORADO POR LA DEFENSORIA DEL PUEBLO DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES PARA PROMOCIONAR EL AREA DE PUEBLOS ORIGINARIOS Y EL "PROGRAMA INSERCION Y CAPACITACION Y PROMOCION DE DERECHOS VINCULADOS A PUEBLOS ORIGINARIOS"
TABLA 1
DISTRIBUCION DE LA POBLACION INDIGENA POR PUEBLO INDIGENA
U ORIGINARIO DE LOS 24 PARTIDOS DEL GRAN BUENOS AIRES

                         POBLACION        PORCENTAJE DE PUEBLO
PUEBLO INDIGENA          INDIGENA U       INDIGENA U ORIGINARIO
U ORIGINARIO             ORIGINARIA       EN RELACION AL TOTAL DE
                         DE LA RMBA       POBLACION DE LA RMBA

Guarani                  39 571           21,20%
Toba                     35 544           19,04%
Otros                    26 914           14,42%
Mapuche                  21 041           11,27%
Quechua                  19 630           10,51%
Diaguita-Calchaqui       14 269           7,64%
Kolla                    6675             3,57%
Aymara                   6152             3,29%
Pampa                    5694             3,05%
Wichi                    5586             2,99%
Comechingon              5564             2,98%

TOTAL                    186 640          100%

Fuente: INDEC, 2015.

CUADRO 1
COMPOSICION DEL "CONSEJO INDIGENA DE ALMIRANTE BROWN"

    NOMBRE DE LA COMUNIDAD         PUEBLO          LOCALIDAD

1   "Cacique Hipolito Yumbay"      Tupi-Guarani    Glew
2   "Guaguajni Jall'pa"            Kolla           Glew
3   "Migtagan"                     Toba            San Jose
4   "Cuibae Toro"                  Ava-Guarani     Glew
5   "Nogoyin Ni Nala"              Mocovi          Rafael Calzada
6   "Cacique Catan"                Mocovi          Longchamps
7   "Juan Kalfulkura"              Mapuche         Longchamps

    NOMBRE DE LA COMUNIDAD         PERSONERIA JURIDICA

1   "Cacique Hipolito Yumbay"      Posee
2   "Guaguajni Jall'pa"            Posee
3   "Migtagan"                     Posee
4   "Cuibae Toro"                  Posee
5   "Nogoyin Ni Nala"              En Tramite
6   "Cacique Catan"                En Tramite
7   "Juan Kalfulkura"              En Tramite

Fuente: Elaboracion propia.
COPYRIGHT 2019 Universidad de Costa Rica
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2019 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Engelman Garreta, Juan Manuel
Publication:Revista de Ciencias Sociales
Date:Mar 1, 2019
Words:9736
Previous Article:EL PAISAJE CARIBENO COSTARRICENSE DESDE LA VALORACION INDIGENA CABECAR-TAYNI: EL CASO DE LA COMUNIDAD DE GAVILAN, VALLE LA ESTRELLA, LIMON, COSTA...
Next Article:DESIGUALDAD Y POBREZA EXTREMA EN MUJERES INDIGENAS MAYAS EN QUINTANA ROO, MEXICO.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters