Printer Friendly

O'Sullivan, Aidan; McCormick, Finbar; Kerr, Thomas R. y Harney, Lorcan: Early Medieval Ireland, AD 400-1100: The Evidence from Archaeological Excavations.

O'SULLIVAN, Aidan; MCCORMICK, Finbar; KERR, Thomas R. y HARNEY, Lorcan Early Medieval Ireland, AD 400-1100: The Evidence from Archaeological Excavations. Royal Irish Academy. Dublin: 2014, 608 pp.

Al igual que en otros paises europeos, una burbuja inmobiliaria y el desarrollo de amplias infraestructuras viales contribuyeron a que en Irlanda, durante los llamados anos del <<Tigre Celta>> (c 1995-2008), tuviera lugar un desarrollo de la arqueologia sin precedentes en la historia del pais. Fruto de todo ello--ademas de un sector profesional que como consecuencia de la crisis hoy esta en los huesos--fue una ingente masa de informacion que en gran medida aguarda aun ser procesada.

Es en este contexto en el que hay que situar la publicacion de Early Medieval Ireland, AD 400-1100: The Evidence from Archaeological Excavations. Esta obra culmina un proyecto de investigacion, el Early Medieval Archaeological Project (EMAP), que se inicio en el ano 2008 con dos grandes lineas de trabajo: investigar y analizar la historia de la arqueologia en Irlanda desde 1930 hasta el presente y recopilar todos los datos y la informacion dispersa en publicaciones e informes de excavacion que existia hasta ese momento (1). En ultimo termino, el objetivo era hacer disponible toda esa informacion y construir con ello un nuevo punto de partida para el estudio de la arqueologia altomedieval en Irlanda. La obra no es mas que la punta del iceberg del trabajo desarrollado en el marco del EMAP; trabajo del que dan cuenta una serie de informes y de libros en los que se abordan, de manera tematica, distintos aspectos del registro arqueologico (2). En conjunto, estas publicaciones constituyen hoy un punto de partida fundamental para entender y abordar la arqueologia altomedieval en Irlanda.

Sin duda uno de los mayores meritos de la obra reside en el ingente esfuerzo de sintesis de esa enorme masa de datos y bibliografia. Como los propios autores destacan, el desarrollo de la arqueologia en las ultimas dos decadas ha cambiado en gran medida el panorama de la Alta Edad Media en Irlanda, de manera que su trabajo no solo suma datos a sintesis anteriores como la de Nancy Edwards: dibuja un paisaje muy diferente (3). Los autores valoran el registro, exponen sus limitaciones, destacan los ambitos donde el conocimiento es mas deficiente y plantean nuevas vias de investigacion. Es una pena, sin embargo, que la presentacion de las evidencias arqueologicas reproduzca los esquemas de sintesis anteriores. Se organiza en torno a la descripcion de los tipos del poblamiento y de las diversas clases de objetos arqueologicos, lo cual facilita la consulta y cumple con el objetivo primordial de dar cuenta de la riqueza del registro. Sin embargo, habria sido quiza deseable que se hubiera ensayado una forma diferente de articular la informacion. Y es que en parte esa lectura tan centrada en el objeto limita el potencial de algunas de las propuestas de los investigadores. Asi, por ejemplo, cuando en el Capitulo 4 destacan la escasez de intervenciones sobre centros eclesiasticos, los autores sugieren, como via para paliar la falta de conocimientos al respecto, que seria necesario llevar a cabo una amplia excavacion de un gran centro monastico (p. 177). Encuadran su propuesta en el marco del debate sobre el desarrollo de aquellos grandes centros monasticos a los que, por sus caracteristicas aparentemente urbanas, se les dio el controvertido nombre de monastictowns. Aunque alejado de esta terminologia, el debate sobre la naturaleza de estos grandes centros eclesiasticos sigue abierto y sin duda la sugerencia de los autores apunta en una buena direccion. Sin embargo, al centrarse en el objeto--en este caso el monasterio--los autores parecen olvidarse del contexto inmediato en el que se inserta. En el caso de los centros eclesiasticos en particular--no solo los grandes monasterios, sino tambien las pequenas iglesias--, pero tambien del poblamiento en general, se echan de menos propuestas para una mayor integracion entre el estudio de los asentamientos, la red de poblamiento y los paisajes en los que esta ultima se desplegaba.

La obra destaca el que posiblemente sea uno de los mayores potenciales del registro arqueologico generado a lo largo de las ultimas dos decadas: su diversidad; una diversidad que mueve a la exploracion de las microhistorias de cada yacimiento desde nuevas perspectivas. En este sentido, el libro es rico en propuestas metodologicas: los autores cuestionan muchos de los planteamientos tradicionales y abren nuevas lineas de investigacion. Abogan, por ejemplo, por una aproximacion compleja a la interpretacion de la dimension social de los lugares de habitacion (Capitulo 3). Cuestionan muchos de los lugares comunes de la historiografia sobre las practicas agricolas y ganaderas (Capitulo 5). Dan cuenta de las particularidades de algunos tipos de poblamiento, como es el caso de los settlement-cemeteries--recintos asociados a cementerios, un tipo de yacimiento todavia imperfectamente conocido--, y alertan sobre la necesidad de considerar las particularidades de cada caso (Capitulo 8). Muestran, en definitiva, una diversidad que podria constituir una de las mejores armas contra un problema muy presente en la historiografia irlandesa: un marcado caracter nacionalista que hace que se tienda a tratar al conjunto de la isla como una entidad cultural y socialmente homogenea (4).

Precisamente, el importante trabajo historiografico que se despliega en el Capitulo 2 situa la obra en el corazon mismo de los principales problemas de la historiografia y de la arqueologia irlandesas. Los autores critican acertadamente el caracter historicocultural y nacionalista de muchos de los trabajos sobre la arqueologia de epoca altomedieval en Irlanda y llaman a reconstruir un nuevo discurso que supere esas carencias. Lo hacen, ademas, desde una posicion que busca, desde el registro material, cuestionar las narrativas elaboradas desde el analisis de las excepcionalmente ricas, pero tambien problematicas fuentes escritas--que salvo en momentos muy concretos estan acertadamente ausentes en el texto--. Asi, frente a la imagen tradicional de la Irlanda medieval como una entidad peculiar y netamente diferenciada del resto del occidente post-romano, los autores enfatizan en el capitulo 7 la importancia de los contactos que existieron entre la isla y distintas regiones europeas. Paradojicamente, sin embargo, afirmar que Irlanda no estuvo tan alejada de la trayectoria historica de otras regiones tiene la consecuencia de redefinir, con nuevos contornos pero sobre una misma esencia, la identidad de Irlanda como una unidad cultural.

Se aprecia, de hecho, como en su dimension interpretativa el libro reproduce algunas de las ideas del discurso tradicional sobre la alta Edad Media en Irlanda. Si bien es cierto que esta obra, a diferencia de otras como las de H. Mytum o M. Comber, no tiene como objetivo primordial elaborar un modelo interpretativo, no por ello los autores dejan de plantear propuestas que, aunque sintetizadas en la conclusion, se van hilvanando a lo largo de libro (5). El problema, si nos atenemos al objetivo del libro, es que al reproducir algunas de esas ideas tradicionales sobre la historia altomedieval en Irlanda se limita el potencial metodologico del trabajo. Los autores, por ejemplo, siguen viendo en la introduccion del cristianismo el mayor acontecimiento transformador de la sociedad irlandesa (p. 321) y destacan en diversas ocasiones el creciente peso del individuo como uno de los principales vectores de transformacion social. Estas nociones, derivadas del peso que el discurso tradicional atribuye a la introduccion de la nueva religion y del individualismo metodologico que otros autores han identificado en la historiografia irlandesa, condicionan, por ejemplo, la interpretacion que se propone a proposito de las formas de propiedad y gestion de la tierra o de algunos los cambios que se aprecian en el registro arqueologico a traves del tiempo como, por ejemplo, en relacion con las transformaciones en las formas constructivas (e.g.: pp. 93, 137, 180-181) (6).

A pesar de ello, una vez mas la riqueza de la obra reside en que contiene en si misma las herramientas para la critica de estos discursos. Gracias a la combinacion de esa profunda conciencia historiografica y del trabajo detallado sobre el registro arqueologico, los autores construyen una guia excepcional para el conocimiento de la arqueologia irlandesa. Como destacan los propios autores, la obra constituye un primer paso para el desarrollo de futuros trabajos (pp. 9-10). Sin duda abre un inmenso abanico de posibilidades que permitiran explorar con mas detalle el periodo altomedieval en Irlanda.

(1) http://www.emap.ie/ [Fecha de consulta: 07/04/2015]

(2) MCCORMICK, Finbar; KERR, Thomas R.; MCCLATCHIE, Meriel y O'SULLIVAN, Aidan. Early Medieval Agriculture, Livestock and Cereal Production in Ireland, AD 400-1100. Oxford: BAR International Series 2647, 2014. KERR, Thomas R.; Doyle, Maureen; SEAVER, Matthew; MCCORMICK, Finbar y O'SULLIVAN, Aidan. Early Medieval Crafts and Production in Ireland, AD 400-1100: The Evidence from Rural Settlements. Oxford: BAR International Series 2707, 2015. Se puede acceder a los informes a traves de la pagina web del proyecto.

(3) Edwards, Nancy. The archaeology of early medieval Ireland. London: Routledge, 1996.

(4) O'SULLIVAN, Jerry. <<Nationalists, Archaeologists and the Myth of the Golden Age>>. En MONK, Michael A. y SHEEHAM, John (eds.). Early Medieval Munster. Archaeology, History and Society. Cork: Cork University Press, 1995, pp. 178-189.

(5) COMBER, Michelle. The Economy of the Ringfort and Contemporary Settlement in Early Medieval Ireland. Oxford: BAR International Series 2008; MYTUM, Harold. The origins of Early Christian Ireland. London: Routledge, 1992.

(6) Tierney, Michael. <<Theory and Politics in Early Medieval Irish Archaeology>>. En MONK, Michael A. y SHEEHAM, John (eds.). Early Medieval Munster. Archaeology, History and Society. Cork: Cork University Press, 1995, pp. 190-198.
COPYRIGHT 2015 Ediciones Universidad de Salamanca
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2015 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Carvajal Castro, Alvaro
Publication:Studia Historica. Historia Medieval
Date:Jan 1, 2015
Words:1679
Previous Article:La identidad urbana y la historia social de la politica en el mundo urbano Espanol y Portugues en la baja edad media.
Next Article:Garcia Oliva, Maria Dolores: Poblamiento y expansion de las dehesas en el realengo de Extremadura, siglos XIII- XV.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters