Printer Friendly

Notas historicas para la reflexion sobre el tema de la dignificacion de la profesion docente.

[ILUSTRACION OMITIR]

Los organizadores del evento han querido que la reflexion en esta mesa de trabajo este orientada y circunscrita por un tema general, La Politica Educativa y la Dignificacion de la Profesion Docente y de manera especifica por una pregunta clave, a saber: ?en que medida el discurso y las practicas normativas dignifican la profesion docente?, en este marco ha de situarse nuestra reflexion y por lo tanto conviene aclarar o precisar, en un primer momento y en sus rasgos basicos las nociones centrales de dignificaciony profesion docente.

[ILUSTRACION OMITIR]

1. LA "DIGNIFICACION": UN VIEJO PROPOSITO

Hay que decir de entrada que el proposito de dignificar el oficio de maestro, es uno de los mas viejos propositos que se hayan formulado en Colombia, en America Latina y en general en Ibero America, desde finales del siglo XIX y en distintos momentos del siglo XX. En el caso colombiano podria mencionarse, entre una abundante documentacion, las voces que se dejaron oir en esa direccion en el Primer Congreso Pedagogico Nacional de 1917, o el conjunto de articulos publicados en El Grafico y Cromos por el entusiasta presbitero Carlos Alberto Lleras promoviendo la idea de un "Sindicato de maestros" que contribuyera, entre otros aspectos considerados, a la mejoria de las condiciones materiales de los educadores, muy en la linea de organizar cajas mutuales, fondos cooperativos y formas asociativas variadas que trabajaran--en distintos lugares del pais--por dignificar la vida y el trabajo del profesor. (2)

Para el caso mexicano, el trabajo del investigador Emilio Tenti sobre los origenes y el desarrollo del oficio de maestro y la conformacion del estado educador en Mexico, abunda en informaciones, discusiones y propuestas realizadas desde finales del siglo XIX en esa sociedad en ebullicion, en torno a la idea de dignificar la "condicion docente". (3)

En Guatemala se llego a aprobar y expedir en la decada de los cincuentas del siglo XX, un Estatuto para el trabajo y la dignificacion del maestro guatemalteco y aun hoy es materia de analisis y discusion en distintos medios de expresion del pais. (4)

En Argentina, en Espana, el tema se planteo tempranamente y en ambas experiencias esta en la base de la constitucion de agremiaciones y federaciones del magisterio. (5)

Existen pues numerosas evidencias que nos indican que el proposito de la dignificacion de la actividad y el oficio del maestro tiene claros y abundantes antecedentes entre nosotros y desde ese punto de vista puede decirse, provisionalmente, que la pregunta clave que enmarca la reflexion en esta mesa de trabajo, (?en que medida el discurso y las practicas normativas dignifican la profesion docente?), admite respuestas diferentes que dependen de condiciones y circunstancias socio historicas diversas.

Pero sabemos tambien que el hecho de que un termino, una palabra, haya sobrevivido durante largo tiempo y presente una extraordinaria continuidad, no quiere decir que su sentido haya sido el mismo, que constituya una especie de esencia transhistorica: inmutable, siempre igual. Como se dice, tras la misma palabra se esconden sentidos conceptuales diferentes y ese es el caso de dignificacion.

2. CAMBIOS EN EL SENTIDO DEL PROPOSITO DE LA "DIGNIFICACION"

Pero para plantear esos cambios, para dar cuenta de algunos de esos distintos significados de dignificacion tal vez sea necesario traer a cuenta el otro concepto implicado, esto es, el de profesion docente. Tal vez pueda conjeturarse que existe una relacion--que no hay que entender de manera mecanica--entre sentidos de dignificacion e identidades pedagogicas y sociales del educador y establecer asi, de una manera harto esquematica, "momentos" de esa relacion.

A) el proposito "dignificador" puede conectarse a una definicion del "oficio de maestro" que lo asocia mas con caracteristicas o cualidades de tipo moral-etico y afectivas, no racionales y que pueden ser enfocadas a partir del concepto de vocacion, es decir una predisposicion, un llamado interior, opuesto a una eleccion racional, a una pretension pragmatica, utilitaria. Se trata de una "ideologia vocacional" que define el "magisterio" como un verdadero apostolado, un sacerdocio, una mision. Este enfoque atrapa completamente al maestro y a su labor, como anota E. Tenti en el texto mencionado esta vision es "causa y efecto del bajo grado de recompensas y de reconocimiento social de que gozaba ... a falta de estimulos materiales era necesario construir una demanda a partir del ejercicio de una especie de violencia simbolica sobre aquellos individuos que objetivamente estaban mas predispuestos a "obedecer" el llamado". (6)

Esta perspectiva que no es exclusiva como se podria pensar del "modelo" de las pedagogias catolicas (esta muy presente tambien en los modelos republicanos-laicos: Francia republicana, Mexico revolucionario) asocia entonces vocacion y una idea de dignificacion interior: la dignidad, las recompensas y los reconocimientos vienen de adentro. De muchas referencias que podrian ilustrar la idea he seleccionado una que la ejemplifica claramente, un perfil del maestro ideal: "El Maestro"

"Si se cree el maestro que la escuela no es el templo del saber y que el no es el verdadero, el genuino sacerdote de ese templo, sera preciso convenir en que cree que su mision no es tan sublime como lo afirma todo el mundo pensante.

Si no tiene fe en la escuela, si no tiene fe en su elevada mision, no tendra entusiasmo; sin entusiasmo profesional todo maestro es malo, tanto que nos parece criminal.

Para que el maestro de escuela comprenda todo lo elevado, todo lo noble, todo lo sublime de su mision, debe comenzar por dignificarse asi mismo, esto es, por despojarse de todas las pasiones humanas y convertirse para los vecindarios en ejemplo constante de todas las virtudes; debe ser bueno, leal, caballeresco; elemento, en fin, de orden para todos los vecinos.

Dignificandose asi mismo, dignificara su profesion; su apostolado le dara tantos goces, tantas satisfacciones morales, que le haran agradable su existencia.

La felicidad duradera le hallara en el cumplimiento de su deber.

?Que felicidad mas grande puede darse que la de pasar dias entre los ninos?

Amad, oh maestros de escuela a los ninos y amareis a vuestra profesion. De este amor sacareis el mejor galardon para vuestra existencia" (Boletin de Educacion de Santa Fe. Mexico Intelectual. Tomo 24. 1900, paginas 239-240) (7)

B) Esta definicion del educador que enfatiza mas la vocacion que el oficio, que deposita la confianza en las virtudes mas que en la formacion y el talento pedagogicos (sin excluirlos claro esta), que fundamenta su autoridad y su prestigio en valores y principios sagrados de los que la institucion escolar es portadora y no en sus ingresos o en su conocimiento, esta definicion decimos entra en crisis; al igual que en el mundo y en la vida religiosas: la vocacion "entra en crisis".

La necesidad de institucionalizar la formacion de los educadores, el surgimiento y la expansion de las Escuelas Normales (y mas tarde de la Facultad De Educacion), las tensiones y debates en torno a la exigencia del titulo para ejercer legitimamente la actividad docente, ligado a los nuevos criterios, requerimientos y procedimientos para ingresar al oficio,--ahora visto como un "oficio que se aprende"--replantean la categoria "magisterio" en tanto categoria socio profesional y pone sobre el tapete, de manera explicita, "el problema de las recompensas materiales y simbolicas que reciben de la sociedad" (8), o para expresarlo en relacion con el eje central de la reflexion: las condiciones que acabamos de mencionar y la nueva y distinta (no completamente claro esta) definicion del "oficio de educador" que esta comenzando a abrirse paso, son el marco en que se gesta un sentido relativamente distinto del proposito de dignificacion del magisterio, ligado ahora a las luchas por su reconocimiento social.

Como en el "momento" anterior esta nueva situacion puede ilustrarse ampliamente puesto que la documentacion es abundante, pero hemos seleccionado un acontecimiento que evidencie, con relativa claridad, sobre las relaciones entre una nueva definicion pedagogica y social de la actividad del educador--ahora en camino de formalizacion como una profesion--y un sentido nuevo de la vieja propuesta de dignificar la profesion docente, entendida ahora como la elevacion de la condicion social e intelectual del magisterio. Se trata de la Conferencia Nacional del Magisterio colombiano realizada en Bogota en mayo de 1934, pocos meses antes de la posesion de Alfonso Lopez P. y de la puesta en marcha de su programa de "Revolucion en Marcha", que entre varios aspectos consideraba, de manera prioritaria, que la educacion deberia convertirse en un eje central de la integracion nacional y en un potente instrumento en el proceso de extension de la ciudadania.

Desde su mensaje inicial convocando al magisterio nacional a la Conferencia hasta el programa de accion y de estudio y las conclusiones, la Conferencia Nacional se ocupo del estudio y la discusion de todos los temas relacionados directamente con el problema de la "Dignificacion del Maestro". Ya en la convocatoria inicial anunciaba que "el programa de los temas que han de ser motivo de discusion y de acuerdo en la conferencia de 1934, comprende igualmente lo referente a la organizacion de la Confederacion Nacional del Magisterio, organizacion de caracter permanente que ha de tener por fines principales: el trabajar por el mejoramiento y la dignificacion del maestro, tanto por el aspecto de la preparacion intelectual, como por el de las condiciones materiales; la vigorizacion de las federaciones departamentales y la defensa de los intereses constantes de la educacion popular"

El Programa de "accion y de estudio" que fue examinado durante varios dias, daba concrecion a la idea de dignificacion del maestro y planteaba en el primero de sus seis puntos el problema de la "organizacion, mejoramiento y preparacion del magisterio": organizacion de la mencionada Confederacion Nacional y de las federaciones departamentales; definicion de una "carrera" del magisterio y de un escalafon; impulso a los organos de expresion del pensamiento del magisterio e igualmente de todos los otros medios de defensa de los intereses del magisterio (legales: normas, ordenanzas, acuerdos; los relacionados con la solidaridad y los referidos a la salud).

Respecto a su formacion intelectual se plantearon los temas vinculados con el ascenso al magisterio superior, los cursos complementarios, las bibliotecas escolares y del maestro, los clubes de lectura. Y en lo que se referia a la preparacion del maestro hacia el futuro, el programa proponia y la conferencia delibero sobre el tema de la cantidad y la calidad de la formacion, de las condiciones para la restauracion de las Escuelas Normales Departamentales, el personal directivo de las Facultades de educacion y la preparacion del maestro rural. (9)

La Conferencia puede ser vista entonces como un hito importante que ejemplifica--no es otra la pretension --sobre los inicios de un nuevo "momento": los comienzos del proceso de profesionalizacion del magisterio (que todavia sigue su marcha) y un sentido relativamente nuevo del proposito de la dignificacion del educador.

Dos cuestiones podriamos sacar en claro hasta ahora: la primera es que, como lo indicabamos al finalizar el primer apartado, la pregunta-clave no admite una respuesta univoca, completamente diafana, especialmente si supone un cierto orden de magnitudes (?en que medida ...?) dificil de establecer; la segunda cuestion--que por supuesto no contradice la primera --es que, como se desprende de este nuevo apartado, dentro de determinadas circunstancias y bajo ciertas condiciones, el discurso y las practicas normativas si contribuyen y de hecho han contribuido a dignificar, de forma decisiva, la profesion docente.

Pero tambien se impone una pregunta relacionada con el caracter recurrente del tema de la dignificacion: ?de que es sintoma la emergencia, con cierta periodicidad y en versiones "liberales", "catolicas", "socialistas" o "conservadoras", del proposito de dignificar al maestro y a su oficio?

3. CONCLUSIONES PROVISIONALES

Para concluir: ?deberia plantearse hoy y de que manera, el viejo-nuevo tema de la dignificacion de la profesion docente? Los dos "momentos", hasta aqui considerados, de la relacion entre identidad pedagogica y social del maestro y sentidos de la dignificacion, presentan un aspecto en comun y es que ambos estan ligados al proceso de conformacion y posterior consolidacion de un "sistema educativo nacional" y a la consiguiente ereccion de la Institucion Educativa--"la escuela"--en base del sistema. Ha sido el sociologo Francois Dubet el que ha descrito, analizado y extraido las conclusiones para la epoca actual de estos procesos: su tesis es que "la ampliacion de la empresa de la escuela en la formacion de los individuos, la modernidad del siglo XIX y de la primera mitad del siglo XX, asumio una forma escolar y un modelo de socializacion que yo caracterizo como un programa institucional". (10)

Los cuatro rasgos a los que se alude en la nota de pie de pagina--presentados aqui sin desarrollo alguno--y que identificaron al "programa institucional" son:

a) valores y principios fuera del mundo

b) la escuela es un lugar sagrado, un santuario

c) la socializacion es un proceso de subjetivacion

d) la actividad del maestro es concebida como una vocacion.

Pero estos cuatro criterios declinaron ostensiblemente y el "programa" muto sin que nos hubiesemos advertido claramente. La escuela hoy es otra cosa. (11)

En ese marco, transformado profundamente, como plantear de forma adecuada el tema de la profesionalizacion: ?que nuevos significados alberga?, e igualmente ?cabe replantear tambien el proposito de la dignificacion del magisterio?, ?es un arcaismo?. En las nuevas condiciones sugeridas ?cabria resaltar mas bien el concepto de la autonomia del educador en lugar del de su dignificacion? Son estas preguntas abiertas a las que muy seguramente las deliberaciones en el evento contribuiran a precisar e intentar responder.

[ILUSTRACION OMITIR]

POR GUILLERMO SANCHEZ M.--Profesor Universidad del Valle--I.E.P.

NOTAS

(1.) Trabajo presentado en el precongreso "Dignificacion de la Profesion docente", organizado por distintas instituciones, Cali, Colombia, mayo 1213-14 de 2009. Mesa de trabajo No 1.

(2.) En el articulo titulado "Sindicato de Maestros", publicado en la Revista "Cromos", No 98 de Enero de 1918, Lleras Acosta presenta un conjunto de ideas e iniciativas en esa direccion, que se alimenta de la doctrina expresada por el Papa Leon XIII en su enciclica Rerum Novarum y en las tesis de la Accion Social Catolica. Lleras, que desempenaba en esa epoca el cargo de Director de la Escuela Normal del Tolima, habia presentado en las sesiones del Congreso Pedagogico Nacional de 1917 los estatutos del sindicato mencionado, que como afirma en una nota de la revista "El Grafico", "no es una amenaza ni un club revolucionario" sino una organizacion que "tiene por fin la agrupacion de los maestros y maestras en ejercicio o no, para la defensa de los intereses materiales y morales, economicos y profesionales". Queria fomentar el ahorro, impulsar la creacion de cooperativas de produccion y consumo y fundar--cuando las condiciones lo permitieran--un banco con capital propio. Lleras y los otros miembros de la Junta organizadora del sindicato pensaban en una organizacion gremial, "basada en principios sociologicos bien diferentes de los que caracterizan a las empresas comerciales", con cierto grado de autonomia respecto a la administracion estatal de la educacion, es decir "sin depender directamente, como entidad social, de los Directores del ramo de la Instruccion Publica--lo que seria ilogico y absurdo--". Ver: Junta Organizadora del Sindicato de Maestros, El Grafico, No 391-392, Febrero 9 de 1918. En otra serie de articulos publicados en ese mismo ano, tambien en El Grafico, con el titulo de "Accion Social Femenina" el presbitero Lleras exhorto--entre otros temas --a las mujeres con vocacion de magisterio, a organizarse en un sindicato de maestras que pusiera "al abuso dique infranqueable e hiciera "respetar efectivamente el derecho".

(3.) Emilio Tenti. El Arte del Buen Maestro. Editorial Pax. Mexico. 1999.

(4.) Durante el muy discutido gobierno del militar Miguel Ydigoras Fuentes, se expidio una Ley de Dignificacion y Catalogacion del magisterio (decreto 1485 de septiembre de 1961).

(5.) En Argentina, los antecedentes de la creacion de la Federacion de Educadores Bonaerenses F.E.B., que existe oficialmente desde hace cincuenta anos--abril de 1959--estan en el "Movimiento Pro dignificacion del Magisterio Domingo Faustino Sarmiento", que desde 1958 lucho por la aprobacion de un estatuto del docente, mejoras salariales y una escala de bonificacion de acuerdo a la antiguedad y la jerarquia en el trabajo. (Ver la pagina Web de la Federacion). En el caso espanol, existen antecedentes sobre ese proceso de dignificacion del magisterio desde comienzos del siglo XX, y como lo indica el editorial de la revista "Trabajadores de la Ensenanza"--que se publica desde 1931--de mayo-junio del 2006, la Federacion de Trabajadores de la Ensenanza FETE-UGT organizada hace mas de 75 anos, es "una organizacion que desde sus inicios apostaba fuerte por la dignificacion del colectivo docente". (Ver pagina Web de la FETE-UGT, revista No 75, 2006)

(6.) op. Cit. p. 184

(7.) E. Tenti, op. cit. p. 187.

(8.) op. cit. p. 199

(9.) En el libro de Rafael Bernal J. La Educacion, he ahi el problema. Bogota. 1949, se reproducen o resumen, en una seccion titulada precisamente: "La dignificacion del Maestro", algunos documentos y escritos diversos (mensajes, discursos, programa) presentados en la Conferencia. De ese libro hemos tomado todas las referencias citadas.

(10.) F. Dubet. Mutaciones institucionales y/o neoliberalismo?. En: Gobernabilidad de los Sistemas Educativos en America Latina. IIPE-UNESCO sede regional Buenos Aires. 2004. Resalto en negrillas la nocion de "programa" institucional que Dubet subraya en su sentido informatico, es decir como "una estructura estable de la informacion pero cuyos contenidos pueden variar de manera infinita ... es ampliamente independiente de su contenido cultural" y al que caracterizan cuatro rasgos fundamentales que son "independientes de las ideologias escolares que se transmiten". Asi entonces el programa pudo ser adoptado por las mas disimiles experiencias, la escuela republicana, o las escuelas religiosas o la escuela sovietica. (p. 16-17). Tambien en otros estudios Dubet ha examinado el problema, ver por ejemplo: F. Dubet y D. Martuccelli En la Escuela. Sociologia de la experiencia escolar. Editorial Losada. Buenos Aires.1998.

(11.) El examen de las condiciones que condujeron a esa mutacion, o en terminos de Dubet "la declinacion de una forma escolar canonica de socializacion definida como un programa institucional", no son el objeto de este escrito ni del evento al que se presenta. Nos limitamos a mencionarlas sin elaboracion alguna: a) el "desencantamiento del mundo", b) el declive del modelo de la vocacion y su reemplazo por el de la profesion, c) la erosion de los muros del santuario escolar, d) el debilitamiento de "lo sagrado" como resultado inevitable del fortalecimiento de la autonomia, la libertad y la critica del individuo. Las tesis, los argumentos que las sustentan y las consecuencias pedagogicas, sociales y politicas de estas transformaciones estan desarrolladas en: Mutaciones Institucionales y/o neoliberalismo? (pp. 22-27).
COPYRIGHT 2010 Universidad del Valle
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2010 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Sanchez M., Guillermo
Publication:Entreartes
Date:Jul 1, 2010
Words:3393
Previous Article:Rostros culturales de la fauna presentes en el carnaval de Barranquilla.
Next Article:Otras lecturas sobre el teatro americano.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters