Printer Friendly

Normative data for responses to Spanish semantic categories in younger and older adults/Datos normativos para respuestas a categorias semanticas en castellano en adultos jovenes y mayores.

La categorizacion es un proceso cognitivo que utilizamos para reducir la diversidad de elementos semejantes del entorno clasificando los objetos y hechos, por ejemplo, en categorias semanticas, en funcion de una caracteristica comun (e.g., utilidad) de esos elementos. Mediante el proceso de categorizacion podemos hacer que la diversidad de estimulos de nuestro entorno se reduzca puesto que, en lugar de tratar uno a uno a estos estimulos, la categorizacion permite agrupar en una estructura conceptual limitada los elementos diferentes que poseen caracteristicas comunes (Goikoetxea, 2000; Soto, 1982) y, por lo tanto, es fundamental para la formacion de conceptos y la construccion de nuestro conocimiento general del mundo (Mervis, 1980). Debido a la importancia de la categorizacion para diversos procesos cognitivos basicos como la memoria o el lenguaje, en el estudio de las categorias semanticas se han normalizado varios conjuntos de estas, con el proposito de disponer de datos normativos validos necesarios para desarrollar estudios que analicen el funcionamiento cognitivo o para replicar y comparar los resultados de diferentes investigaciones con un material estandarizado.

Uno de los metodos utilizados para la recogida de los datos con los que se construyen las normas categoriales es la tecnica de produccion de ejemplares. En este procedimiento el investigador nombra una categoria de nivel supra ordenado (e.g., partes del cuerpo) y los participantes producen en un tiempo limitado todos los ejemplares que conocen pertenecientes a la categoria nombrada. En el pionero estudio de Battig y Montague (1969), 390 participantes de un total de 442 incluyeron la respuesta naranja en la categoria frutas, mientras que el ejemplar nueces fue incluido en la misma categoria por solo 2 participantes. Esta tecnica permite conocer la frecuencia con que los ejemplares son incluidos en su categoria supra ordenada de pertenencia y el numero de ejemplares distintos que los participantes producen en la categoria. Ademas, otras medidas que pueden analizarse con este metodo son el orden en el que se produce un ejemplar determinado y el numero de veces que un ejemplar es producido como el primero de su categoria.

La amplitud de investigaciones en el ambito de estudios normativos categoriales se ha centrado en analizar muestras de adultos jovenes o ninos. Por ejemplo, existen datos normativos para el castellano (Darias, Gaos y Sanchez-Lopez, 1991; Goikoetxea, 2000; Marful, Diez y Fernandez, 2014; Pascual y Musitu, 1980; Pineiro, Morenza, Torres y Sierra, 1999; Soto, 1982; Soto, Sebastian, Garcia y del Amo, 1994), el ingles (e.g., Van Overschelde, Rawson y Dunlosky, 2004), el frances (e.g., Bueno y Megherbi, 2009), el portugues (e.g., Pinto, 1992) y el aleman (e.g., Ruts, De Deyne, Ameel, Vanpaemel, Verbeemen y Storms, 2004). Sin embargo, en la revision realizada se han encontrado pocos trabajos que proporcionen datos normativos de categorias semanticas en personas mayores; estos trabajos recogen normas categoriales en lengua castellana (e.g., De la O., Bermejo, Pineiro, Inguanzo, Torres y Morenza, 2000; Moreno, Adrian, Buiza y Gonzalez, 2004), inglesa (e.g., Brousseau y Cohen, 1996; Howard, 1980) e italiana (e.g., Boccardi y Cappa, 1997). Asi, al disponer de pocos datos de produccion categorial en las personas mayores, a la hora de evaluar en el envejecimiento procesos cognitivos, en general, y funciones relacionadas con el conocimiento semantico y el lexico, en particular, muchos investigadores se encuentran con la dificultad de carecer de datos normativos apropiados para este grupo de edad, especialmente en nuestro contexto linguistico y cultural.

Ademas, entre los estudios normativos realizados en lengua castellana, existe una gran variabilidad respecto a la obtencion de los datos en relacion al procedimiento utilizado, la ubicacion geografica y el contexto sociocultural y temporal (por ejemplo, vease De la O y cols., 2000; Moreno y cols. 2004; Puente y Poggioli, 1993; Soto, Sebastian, Garcia y del Amo, 1994). En consecuencia, resulta dificil comparar los resultados de normas categoriales y/o conocer si los ejemplares empleados como material son apropiados para un grupo y fin dado. Por ejemplo, se desconoce si existen diferencias relacionadas con el aumento de la edad en las representaciones de las categorias semanticas asi como en el acceso a las mismas y, ademas, es posible que las diferencias entre los adultos jovenes y mayores en tareas relacionadas con el conocimiento lexico-semantico se deban al uso de datos normativos inadecuados para cada grupo de edad.

Por todo ello, el objetivo principal del presente estudio consistio en obtener datos relativos a la produccion de ejemplares pertenecientes a categorias semanticas en lengua castellana en una muestra compuesta por adultos jovenes y personas mayores. Con este fin se utilizo la tecnica de produccion de ejemplares, metodologia que se emplea en este tipo de investigaciones que persiguen normalizar datos relacionados con categorias semanticas (e.g., Battig y Montague, 1969; Soto, Sebastian, Garcia y del Amo, 1982; Soto et al., 1994), y se recogieron para 20 categorias semanticas el mayor numero posible de respuestas en 30 segundos por categoria en ambos grupos de edad con el mismo procedimiento y de forma simultanea, es decir, en el mismo contexto sociocultural y temporal.

Un objetivo adicional consistio en comparar las medias de produccion de las dos muestras estudiadas. En relacion a este segundo objetivo, es sabido que durante el proceso de envejecimiento, el conocimiento general del mundo y la memoria semantica se mantienen estables, a excepcion de tareas concretas cognitivamente muy demandantes (Backman y Nilsson, 1996), mientras que las diferencias relacionadas con el aumento de la edad en la memoria episodica son mayores (Backman, Small y Wahlin, 2001), un hallazgo confirmado en los estudios longitudinales (e.g., Ronnlund, Nyberg, Backman y Nilsson, 2005). Dentro de la memoria semantica, aunque la estructura y organizacion del lexico interno, es decir, de la red asociativa de representaciones de palabras y conceptos organizados jerarquicamente (Collins y Loftus, 1975), tambien se mantienen estables en la edad adulta (Laver y Burke, 1993), el acceso al lexico puede ser mas lento en el envejecimiento (Howard, Heisey y Shaw, 1986; Dew, Bayen y Giovanello, 2007).

En el ambito de la lengua castellana, solo en una de las investigaciones citadas (De la O y cols. 2000) se realizo una comparacion con una muestra de 100 adultos jovenes (con una media de edad de 30 anos y genero balanceado) de otro estudio (Pineiro et al., 1999). En concreto, de la O y sus colaboradores (2000) llevaron a cabo en Cuba una investigacion en la que participaron 100 personas mayores (73 mujeres y 27 hombres) con una edad media de 70,81 anos (rango 65-86 anos). Fueron utilizadas 19 categorias semanticas del estudio de Pineiro y colaboradores (1999) y se utilizo la tecnica de produccion de ejemplares similar a la utilizada por Battig y Montague (1969) pero sin restricciones de tiempo. El hallazgo principal fue que en todas las categorias los adultos jovenes del estudio de Pineiro y colaboradores (1999) produjeron significativamente mas ejemplares que las personas mayores que participaron en la investigacion de de la O et al. (2000).

En un estudio posterior, Moreno y sus colaboradores (2004) recogieron datos de una poblacion de 275 adultos mayores de 55 anos (161 mujeres y 114 hombres) con diferentes niveles de escolarizacion (bajo: hasta 8 anos de escolaridad; medio: entre 9 y 12 anos de escolaridad; alto: estudios universitarios). La muestra se dividio en un grupo de adultos mayores (55-65 anos) y otro grupo de personas mas mayores (de mas de 65 anos). Los participantes produjeron durante 1 minuto el mayor numero posible de palabras para las 9 categorias solicitadas. Los resultados pusieron de manifiesto una significativa mayor capacidad para la produccion de respuestas por parte de los adultos mayores mas jovenes (55-65 anos) y con estudios universitarios, en comparacion con las personas mayores de 65 anos y con los participantes con 12 o menos anos de estudios formales completados.

Por lo tanto, en las investigaciones previas que han empleado la tecnica de produccion de ejemplares de Battig y Montague (1969), se ha observado que las personas mayores producen de media menos respuestas por categoria en comparacion con los adultos jovenes. Este hallazgo obtenido en muestras de habla castellana es similar al encontrado en estudios normativos realizados en otras lenguas (e.g., Boccardi y Cappa, 1997; Howard, 1980). Por ejemplo, Boccardi y Cappa (1997) hallaron diferencias estadisticamente significativas en 10 de las 30 categorias semanticas utilizadas (arboles, prendas de vestir, colores, postres, emociones, juguetes, enfermedades, parientes, partes del cuerpo y profesiones), con medias superiores por parte de los jovenes (30 participantes de entre 19-24 anos) respecto a las personas mayores (30 participantes de mas de 65 anos), con ambos grupos con un bajo nivel de escolaridad. Por otro lado, Howard (1980) analizo las respuestas a 21 categorias en 50 adultos jovenes (20-39 anos), 50 adultos de mediana edad (40-59 anos) y 50 personas mayores (60-79 anos) y observo que las personas mayores produjeron menos respuesta por persona y por categoria que los otros dos grupos de edad en todas las categorias. En este sentido, y en base a los hallazgos de las investigaciones similares a las nuestra (Boccardi y Cappa, 1997; Howard, 1980; de la O y cols., 2000), se esperaba que, en general, los adultos jovenes generaran un mayor numero de respuestas por categoria que las personas mayores.

METODO

Participantes. Participaron de forma voluntaria un total de 610 estudiantes de la Universidad del Pais Vasco (UPV/EHU), 293 jovenes pertenecientes al Grado en Psicologia y 317 personas mayores pertenecientes a la Universidad para personas mayores de 55 anos.

Para la seleccion de los participantes se establecieron los siguientes criterios de inclusion: (1) tener como lengua materna el castellano; (2) no haber sido diagnosticado/a de ningun estado relacionado con la salud que pueda producir una disminucion en el rendimiento cognitivo general (e.g., trastorno del sistema nervioso o ataque isquemico); (3) haber completado todos los datos personales utilizados para caracterizar la muestra (e.g., edad o anos de estudios); y 4) en el caso de las personas mayores, que los estudios previamente completados fueran equivalentes o superiores al graduado escolar.

Tras aplicar estos criterios de inclusion, el total de cuadernillos no validos fue de 53 (un 8,69% del total), de los cuales 45 (84,90%) correspondieron al grupo de las personas mayores. Por lo tanto, la muestra final estuvo compuesta por 557 estudiantes, 285 jovenes de entre 17 y 29 anos (M = 20,21, DT = 2,12, 58,1 % mujeres) y 272 mayores de entre 55 y 81 anos (M = 63,75, DT = 4,76, 61,4 % mujeres). Respecto a los anos de escolarizacion, los adultos jovenes tenian una media de 12,03 anos (DT = 1,04) y las personas mayores una media de 12,25 anos (DT = 3,01).

Materiales. Se emplearon un total de 20 categorias semanticas del estudio de Soto et al. (1994). En concreto, se seleccionaron aquellas 20 categorias que presentaron un mayor indice de semejanza entre los ejemplares producidos por la muestra de jovenes de ese estudio, es decir, se escogieron aquellas categorias en las que los participantes en mayor medida coincidieron en producir las mismas respuestas a las categorias; de esta forma, se pretendia obtener unos datos normativos mas consistentes y de naturaleza mas convergente. El indice de semejanza se calculo dividiendo la frecuencia total de los ejemplares producidos para la categoria entre el numero de ejemplares diferentes producidos en esa categoria. Las veinte categorias utilizadas fueron: Arboles, Aves, Especias, Fenomenos atmosfericos, Flores, Frutas, Insectos, Instrumentos musicales, Mamiferos, Mariscos, Metales, Parientes, Partes del cuerpo humano, Piedras preciosas, Prendas de vestir, Reptiles, Unidades de longitud, Unidades de peso, Unidades de tiempo y Verduras. El orden de presentacion de las categorias fue aleatorio, en coherencia con otros estudios (Goikoetxea, 2000; Soto, 1982; Soto et al., 1994) y se crearon al azar 3 ordenes que se distribuyeron aleatoriamente entre los participantes.

Procedimiento. Todos los participantes fueron examinados en grupo, en su aula y en su horario habitual de clase. En todos los casos el tamano de los grupos de participantes oscilo entre 20 y 40 estudiantes. Cada participante dispuso de un cuadernillo con una primera pagina donde se recogieron los datos personales relacionados con la edad, el nivel de estudios y el idioma materno y una segunda parte donde se recogieron las respuestas a las categorias. Una vez que los participantes cumplimentaron los datos personales solicitados, una investigadora leyo en voz alta las siguientes instrucciones (adaptadas de Soto et al., 1994):

"El objetivo de este experimento es conocer que palabras consideran los adultos jovenes y las personas mayores que pertenecen a varias categorias o clases. La forma de proceder sera la siguiente: primero dire el nombre o descripcion de la categoria. Despues tendreis 30 segundos para escribir tantos ejemplares de la categoria que podais en el orden que se os ocurran. Por ejemplo, si se diera la categoria "color", se podria escribir azul, rojo, granate, etc. Para cada categoria solo se utilizara una pagina. Cuando se os diga la palabra "alto", teneis que dejar de escribir y volver inmediatamente la hoja. Se os dira el nombre de otra categoria y de nuevo volvereis a escribir los nombres de todas las respuestas posibles que se os ocurran para esa categoria. El procedimiento seguira hasta 20 categorias en total y por tanto, terminaremos en aproximadamente 10 minutos. Recordad que para cada una de las categorias se utilizara una pagina diferente."

Posteriormente, se aclararon las dudas existentes y se procedio a presentar las categorias.

Trascripcion de datos. Para la introduccion de los datos se procedio a corregir y contabilizar el numero de respuestas validas por categoria. Los criterios utilizados para la correccion de las respuestas fueron que la respuesta fuera legible y que perteneciera a la categoria nombrada; en caso de duda, se comprobo la pertenencia del ejemplar a la categoria en el diccionario de la Real Academia de la Lengua Espanola (22a Edicion, publicada en 2001 y consultable en linea). En general, se excluyeron un 0,82% de las respuestas, un porcentaje de respuestas eliminadas similar al de otros trabajos (Goikoetxea, 2000; Marful y cols., 2014), siendo el motivo principal que la respuesta fuera ilegible. Ademas, cuando el ejemplar estuvo repetido en respuesta a la misma categoria, esa respuesta fue contabilizada una sola vez; en el caso del plural y singular, se transcribio como respuesta el singular, y en el caso del femenino o masculino, se transcribio como respuesta el masculino, excepto en la categoria parientes.

RESULTADOS Y DISCUSION

Dos investigadoras transcribieron y contabilizaron todas las respuestas proporcionadas por los participantes y las registraron en funcion del orden en que los participantes las habian producido.

Con el fin de analizar los datos de esta investigacion, en primer lugar se analizaron para la muestra total las siguientes cinco medidas para cada una de las veinte categorias (vease la Tabla 1):

--Frecuencia total de produccion: numero total de ejemplares producidos por categoria.

--Media de produccion: media de ejemplares que los participantes produjeron por categoria.

--Desviacion tipica: desviacion que presentan los datos en su distribucion respecto de la media de produccion.

--Extension o tamano categorial: numero de ejemplares diferentes producidos en la categoria.

--Indice de semejanza entre las respuestas: se calculo dividiendo la frecuencia total de los ejemplares producidos para la categoria entre la extension o tamano categorial. Un mayor indice supone una mayor semejanza entre las respuestas producidas por los participantes. Por ejemplo, en la categoria arboles (31,76), en comparacion con la categoria aves (22,86), el indice fue superior y, por lo tanto, hubo una mayor semejanza entre los ejemplares producidos por los participantes para la categoria arboles que para la categoria aves.

La suma de la frecuencia total de los ejemplares producidos en las veinte categorias por los 557 participantes fue 58.101 y, de estas respuestas, 1.244 fueron diferentes. El analisis de estos resultados indico que las categorias con mayor frecuencia total de produccion fueron parientes (5218) y frutas (4824), y aquella con un menor numero de ejemplares producidos fue la categoria piedras preciosas (1646).

Para determinar si existia relacion entre las medidas media de produccion y nivel educativo, se calculo la correlacion entre estas variables utilizando el coeficiente de correlacion de Pearson, y se observo que esta no fue significativa (r = 0,003, p = 0,94). Esta ausencia de correlacion puede deberse a la homogeneidad de la muestra en relacion al nivel de estudios completados, en concreto, a que todos los participantes eran estudiantes universitarios en el momento de la recogida de los datos.

En cuanto a la extension categorial, las categorias en las que mayor numero de ejemplares diferentes se produjeron fueron mamiferos (102), partes del cuerpo humano (101), flores (97) y aves (95), mientras que las categorias con menor extension fueron piedras preciosas (18), unidades de peso (21), unidades de longitud (31) y reptiles (33). Otros autores han encontrado que las categorias con mayor tamano categorial en distintas muestras de ninos, preadolescentes y jovenes universitarios fueron animales (Carneiro, Albuquerque y Fernandez, 2008; Puente y Poggioli, 1993), o animales y alimentos (Pineiro et al., 1999), categorias mas generales o de mayor nivel de abstraccion que las utilizadas en el presente estudio, donde empleamos, por ejemplo, aves (95), mamiferos (95) y reptiles (33) como animales y verduras (62), frutas (62), especias (62) y mariscos (37) como alimentos. Nuestro resultado respecto al menor tamano para la categoria piedras preciosas es similar al de otros estudios con ninos y adultos universitarios (Goikoetxea, 2000; Puente y Poggioli, 1993). Aunque los resultados de las distintas investigaciones no son comparables debido a las variedad de categorias y muestras empleadas, las diferencias en la extension categorial podrian derivar de la naturaleza de las categorias, en relacion a su grado de generalidad y abstraccion. Asi, las categorias de menor extension abarcan un conjunto mas limitado de ejemplares, mientras que las de mayor extension son mas inclusivas y esto da lugar a que los participantes puedan potencialmente producir un mayor numero de respuestas.

En cuanto al indice de semejanza, unidades de peso (130,76) fue la categoria en la que mas se asemejaron las respuestas de los participantes en la muestra total, siendo esta la segunda de menor tamano categorial (21); la categoria aves (22,86) fue en la que menor semejanza se observo entre las respuestas producidas y la cuarta de mayor extension categorial (95). Es logico que cuanto mayor sea el numero de respuestas diferentes producido para la categoria, menor sea la semejanza entre los ejemplares proporcionados. Por ejemplo, la categoria piedras preciosas ocupo la tercera posicion en cuanto al indice de semejanza (91,44; detras de parientes, 93,18) con el tamano categorial mas pequeno (18) en nuestro estudio; esta categoria en la muestra de adultos jovenes de Puente y Poggioli (1993) tambien fue la segunda de menor tamano categorial (39; detras de metales, 35), con un indice de semejanza relativamente alto (0,63, despues de colores, con 0,75).

Por otro lado, para cada ejemplar producido, se calcularon las siguientes tres medidas para la muestra total y para cada grupo de edad:

--(f) numero total de veces en las que se emitio cada ejemplar.

--(1) numero de veces que cada ejemplar fue producido como el primero de su categoria.

--(R) rango medio de respuesta, obtenido a partir de la multiplicacion del numero de orden por su frecuencia correspondiente, sumando todas las puntuaciones y dividiendo el resultado total por el numero total de frecuencias. Un rango de respuesta bajo indica que ese ejemplar es producido entre los primeros de su categoria.

Estos datos se presentan en tablas separadas para cada una de las 20 categorias (vease el apartado Anexos, Tablas A1 a A20). Estas tablas incluyen todos los ejemplos producidos 10 o mas veces en la muestra total, siguiendo el modelo de otros trabajos (Battig y Montague, 1969; Goikoetxea, 2000; Soto et al., 1994). No obstante, los datos relativos a las respuestas producidas menos de 10 veces en el total de la muestra se han recogido en un archivo que esta accesible en formato electronico en la pagina de la revista. En concreto, en este archivo se presenta la siguiente informacion ordenada en columnas: (1) el nombre de la categoria (CATEGORIA); (2) los ejemplares ordenados de mayor a menor frecuencia total en la muestra completa (EJEMPLAR); (3) numero de veces que cada ejemplar fue producido como el primero de su categoria en la muestra completa (FRECUENCIA TOTAL); (4) grupo de edad (mayores o jovenes) en el que se produce la respuesta (GRUPO EDAD); (5) numero de veces que cada ejemplar fue producido en respuesta a la categoria en el grupo correspondiente (FRECUENCIA); (6-13) numero de veces en que el ejemplar fue producido como respuesta a su categoria en primera posicion hasta la septima posicion y posteriormente (P1 --> P7); (14) medida en que el ejemplar fue producido entre los primeros de su categoria (RANGO).

Al hacer el analisis por categorias, los ejemplares mas producidos fueron kilogramo en la categoria unidades de peso (99%), hortensia en la categoria flores (97%) y manzana en la categoria frutas (94%), seguida de padre en parientes (88%). El ejemplar que mas veces fue producido como el primero de su categoria fue kilogramo (370 veces) en la categoria unidades de peso. Estos ejemplares pueden considerarse como muy representativos de sus respectivas categorias, por lo que son producidos por la mayoria de los participantes: ademas, aquellas palabras que mejor representan la categoria suelen ocupar los primeros puestos en la tarea de produccion categorial (Mervis y Rosch, 1981). Otros autores (e.g., Hampton y Gardiner, 1983) argumentan que el factor familiaridad tambien podria tener un papel fundamental en la conformacion de la estructura interna de las categorias, dado que cuando se pide que escriban el mayor numero de respuesta de una categoria determinada los participantes escriben aquellas palabras que les resultan mas familiares. Si bien, el analisis de los aspectos relativos a la representatividad y la familiaridad de las respuestas va mas alla de los objetivos planteados en este estudio.

En este estudio se utilizo un diseno factorial mixto 2 (Grupo) x 20 (Categoria), con el factor Grupo de medidas independientes y la variable Categoria de medidas repetidas. Para analizar el numero de ejemplares producidos en la media de ejemplares producidos en respuesta a cada una de las veinte categorias, se aplico un analisis de varianza 2x20. El factor Grupo fue significativo, F (1, 555) = 64,77, p < 0,001, [[mu].sup.2.sub.P] = 0,11. Asi, la media de ejemplares producidos por categoria fue superior en los estudiantes jovenes (M = 6,77, DT = 1,02) que mayores (M = 5,99, DT = 1,27). Ademas, para el total de las 20 categorias, cada adulto joven proporciono una media de 135,37 (DT = 20,35) respuestas, frente a 119,74 (DT = 25,32) respuestas de media de las personas mayores. La variable Categoria tambien resulto significativa, F (19, 10545) = 659,98, p < 0,001, [[mu].sup.2.sub.P] = 0,54. Ademas, la interaccion Grupo x Categoria fue significativa, F (19, 10545) = 102,65, p < 0,001, [[mu].sup.2.sub.P] = 0,16. Para analizar los efectos simples de esta interaccion se realizaron comparaciones por pares utilizando pruebas post hoc de Benferroni (ver la Tabla 2).

En la Tabla 2 se muestra la media de ejemplares por categoria en cada grupo de edad y los resultados de la comparacion. Asi, hubo diferencias significativas favorables a los adultos jovenes en el 55% (11) de las categorias, en concreto, en las categorias aves, frutas, insectos, instrumentos musicales, mamiferos, parientes, partes del cuerpo humano, prendas de vestir, reptiles, unidades de longitud y unidades de tiempo. En un 25% (5) de las categorias las diferencias en funcion del grupo de edad no fueron significativas, en concreto, en las categorias especias, fenomenos atmosfericos, flores, mariscos y unidades de peso. En el restante 20% (4) de las categorias las diferencias fueron favorables a las personas mayores quienes, en concreto, produjeron de media mas respuestas que los adultos jovenes en las categorias arboles, metales, piedras preciosas y verduras. Este porcentaje (55%) cercano a la mitad de categorias en las que los adultos jovenes generaron mas respuestas por categoria que las personas mayores, fue algo superior al 33% observado en la investigacion de Boccardi y Cappa (1997), pero deben tenerse en cuenta diferencias importantes entre ambos estudios, como el numero de participantes (casi diez veces mas en nuestro estudio respecto al mencionado), la lengua o la naturaleza de las categorias analizadas.

CONCLUSIONES

Debido a que en el ambito de estudios normativos categoriales en castellano, principalmente se han empleado muestras de adultos jovenes o ninos y, ademas, tanto en estas investigaciones como en las pocas realizadas con personas mayores existe una gran variabilidad de procedimientos para la recogida de las respuestas, resulta dificil establecer que los datos categoriales existentes sean adecuados para un determinado grupo y fin. Por ello, la principal aportacion de nuestro trabajo es la obtencion de datos normativos de produccion categorial en castellano validos para adultos jovenes y mayores, principalmente porque se han recogido con el mismo metodo y en un mismo contexto sociocultural y temporal.

En concreto, se empleo el procedimiento de produccion categorial para recopilar las respuestas a veinte categorias semanticas en estudiantes universitarios jovenes y mayores y se analizaron, entre otras medidas, la frecuencia y el orden en la produccion de las respuestas obtenidas. Ademas, se examinaron las diferencias en funcion del grupo de edad en las medias de respuestas producidas. En general, los resultados del presente estudio en relacion a las diferencias entre adultos jovenes y mayores en las medias de produccion categorial coinciden en gran medida con los obtenidos en estudios previos (e.g., Boccardi y Cappa, 1997) y sugieren que en el proceso de envejecimiento podria producirse un enlentecimiento en el acceso al lexico interno. No obstante, las diferencias favorables a los adultos jovenes respecto a las personas mayores pueden mantenerse incluso cuando se utiliza la tecnica de produccion de ejemplares sin restricciones de tiempo (e.g., de la O y cois., 2000).

Esta base normativa constituye una herramienta util para examinar la organizacion y los procesos del sistema lexico-semantico, por lo que puede ser empleada por investigadores de distintos campos, como la psicologia, la linguistica o la neuropsicologia, para de esta forma contribuir al aumento de las investigaciones relacionadas con la psicologia cognitiva que requieran de materiales adaptados a adultos de habla castellana de diferentes edades. No obstante, la interpretacion y utilizacion de estos datos normativos ha de tener en cuenta las posibles limitaciones del estudio. En primer lugar, los ejemplares producidos y su lugar en cada categoria podrian mostrar diferencias en funcion de variaciones dialectales y culturales del castellano hablado en las distintas Comunidades Autonomas, asi como en los distintos paises y continentes. De hecho, podria ser interesante conocer si existen diferencias significativas en la produccion de ejemplares de distintas categorias semanticas en personas jovenes y mayores en funcion del contexto social, cultural, historico y economico (ver, por ejemplo, Yoon, Feinberg, Hu, Gutchess, Hedden, Chen y cols., 2004). Por otro lado, podemos senalar la naturaleza de la muestra utilizada, porque las personas mayores que participaron en este estudio eran estudiantes universitarios y por lo tanto cognitivamente activas y socialmente participativas y este perfil especifico deberia tenerse en cuenta a la hora de utilizar este conjunto de normas categoriales en futuras investigaciones.

REFERENCIAS

Backman, L. y Nilsson, L. (1996). Semantic memory functioning across the adult life span. European Psychologist, 1, 27-33.

Backman, L., Small, B. J. y Wahlin, A. (2001). Aging and memory. Cognitive and biological perspectives. En J. E. Birren, F. W., Schaie, R. P. Abeles, M. Gatz y T. A. Salthouse (Eds.). Handbook of the psychology of aging (pags. 349-377). San Diego, CA: Academic Press.

Battig, W. F. y Montague, W. E. (1969). Category norms for verbal items in 56 categories: A replication and extension of the Connecticut category norms. Journal of Experimental Psychology, 80, 1-46.

Boccardi, M. y Cappa, S. F. (1997). Valori normativi di produzione categoriale per la lingua italiana. Giornale Italiano di Psicologia, 24, 425-436.

Brousseau, J. y Cohen, H. (1996). The representation of semantic categories in aging. Experimental Aging Research, 22, 382-391.

Bueno, S. y Megherbi, H. (2009). French categorization norms for 70 semantic categories and comparison with Van Overschedle et al/s (2004) English norms. Behavior Research Methods, 41, 1018-1028.

Carneiro, P., Albuquerque, P. y Fernandez, A. (2008). Portuguese category norms for children. Behavior Research Methods, 40, 177-182.

Collins, A. M. y Loftus, E.F. (1975). A spreading activation theory of semantic processing. Psychological Review, 82, 407-428

Darias, E., Gaos, M. T. y Sanchez-Lopez, C. R. (1991). Normalizacion categorial e investigacion experimental. Qurriculum, 3, 53-68.

De la O, M., Bermejo, B., Pineiro, A., Inguanzo, G., Torres, R. y Morenza, L. (2000). Estudio normativo de categorias semanticas en una muestra de ancianos sanos. Revista Latina de Pensamiento y Lenguaje, 8, 213-222.

Dew, I. T. Z., Bayen, U. J. y Giovanello, K. S., (2007). Implicit relational memory in young and older adults. Journal of Psychology, 215, 25-34.

Goikoetxea, E. (2000). Frecuencia de produccion de las respuestas a 52 categorias verbales en ninos de primaria. Psicologica, 21, 61-89.

Hampton, J. A. y Gardiner, M. M. (1983). Measures of internal category structure: A correlational analysis of normative data. British Journal of Psychology, 74, 491-516.

Howard, D. V. (1980). Category norms: A comparison of Battig and Montague (1969) norms with the response of adults between the ages of 20 and 80. Journal of Gerontology, 35, 225-231.

Howard, D. V., Heisey, J. G. y Shaw, R. J. (1986). Aging and the priming of newly learned associations. Developmental Psychology, 22, 78-85.

Laver, G. D. y Burke, D. M. (1993). Why do semantic priming effects increase in old age? A meta-analysis. Psychology and Aging, 8, 34-43.

Marful, A., Diez, E. y Fernandez, A. (2014). Normative data for the 56 categories of Battig and Montague (1969) in Spanish. Behavior Research Methods, 1-9.

Mervis, C. B. (1980). Category structure and development of categorization. En Spiro, Bruce y Brewer (Eds.), Theoretical issues in reading comprehension: Perspectives from cognitive, psychology, linguistics, artificial intelligence, and education (pags. 279-307). Nueva Jersey: Erlbaum Associates.

Mervis, C. B. y Rosch, E. (1981). Categorization of natural objects. Annual Review of Psychology, 32, 89-115.

Moreno, I., Adrian J. A., Buiza, J. J. y Gonzalez, M. (2004). Disponibilidad y fluidez oral de palabras por categorias semanticas: un estudio prospectivo en adultos de mas de 55 anos con diferente nivel de escolarizacion. Revista de Logopedia, Foniatria y Audiologia, 24, 106-118.

Pascual, J. y Musitu, G. (1980). Normas categoriales. Psicologica, 1, 157-174.

Pinto, A. (1992). Medidas de categorizacao: Frequencia de producao e de tipicidade. Jornal de Psicologia, 10, 10-15.

Pineiro, A., Morenza, L., Torres, R. y Sierra, C. (1999). Estudio normativo de veinte categorias en ninos y adultos. Revista de Psicologi'a General y Aplicada, 52, 147-157.

Puente, A. y Poggioli, L. (1993). Categorias naturales. Una medida de su estructura interna. Revista de Psicologia General y Aplicada, 46, 387-396.

Ronnlund, M., Nyberg, L., Backman, L. y Nilsson, L.G. (2005). Stability, growth, and decline in the adult life span development of declarative memory: Cross-sectional and longitudinal data from a population-based study. Psychology and Aging, 20, 318.

Ruts, W., De Deyne, S., Ameel, E., Vanpaemel, W., Verbeemen, T. y Storms, G. (2004). Dutch norm data for 13 semantic categories and 338 exemplars. Behavior Research Methods, Instruments and Computers, 36, 506-513.

Soto, M. P. (1982). Buenos y malos ejemplos en categorias naturales. Estudios de Psicologia, 9, 26-36.

Soto, P., Sebastian, M. V., Garcia, E. y del Amo, T. (1982). Categorizacion y datos normativos en Espana. Madrid: Universidad Autonoma de Madrid.

Soto, P., Sebastian, M. V., Garcia, E. y del Amo, T. (1994). Las categorias y sus normas en castellano. Madrid: Visor.

Van Overschelde, J. P., Rawson, K. A. y Dunlosky, J. (2004). Category norms: An updated and expanded version of the Battig and Montague (1969) norms. Journal of Memory and Language, 50, 289-335.

Yoon, C., Feinberg, F., Hu, P., Gutchess, A., Hedden, T., Chen, H-Y M., Jing, Q., Cui, J. y Park, D. (2004). Category norms as a function of culture and age: comparisons of item responses to 105 categories by American and Chinese adults. Psychology and Aging, 19, 379-393.

ANEXOS
Tabla A1. Arboles.

                   Muestra total      Adultos jovenes

Respuesta           f    1    Rango    f    1    Rango

1. pino            307   93   2,808   215   67   2,730
2. roble           232   53   3,064   154   34   3,032
3. manzano         224   32   3,540   148   27   3,432
4. peral           128   7    4,398   70    3    4,257
5. abeto           120   18   3,208   89    14   3,191
6. castano         111   13   3,963   72    10   3,444
7. sauce lloron    106   35     3     81    29   2,814
8. haya            105   24   3,162   72    19   2,958
9. cerezo          100   13   3,92    67    11   3,268
10. naranjo        87    4    4,621   73    3    4,493
11. nogal          87    17   3,414   52    12   3,019
12. abedul         85    5    3,824   38    3    3,638
13. chopo          64    12   3,625   27    3    3,555
14. encina         57    11   3,386   31    6    3,806
15. olivo          48    8    3,938   36    4      4
16. olmo           45    13    3,4    11    2    3,454
17. ciruelo        44    1      5     17    0    4,529
18. limonero       43    3    4,907   37    3    4,757
19. cipres         37    8    3,378   17    5    3,352
20. palmera        33    2    4,879   27    1      5
21. almendro       32    0    4,844   22    0    4,409
22. fresno         29    8    2,862   19    5    2,789
23. melocotonero   28    0    5,29    22    0    5,227
24. higuera        27    0    5,185   17    0      5
25. avellano       26    3    4,143   14    3    3,714
26. eucalipto      26    2    4,231   15    1    4,454
27. secuoya        24    5    3,917   24    5    3,917
28. alcornoque     23    1    4,348   18    1    4,333
29. platanero      22    1    4,455   22    1    4,455
30. arce           16    8    2,653    9    4    2,778
28. bonsai         16    0    4,813   16    0    4,813
29. platano        15    1    4,267    0    0      0
30. acebo          12    0    4,167    7    0      4
31. acacia         10    1     4,3     2    1     3,5

                   Personas mayores

Respuesta          f    1    Rango

1. pino            92   26   2,989
2. roble           78   19   3,128
3. manzano         76   5    3,75
4. peral           58   4    4,568
5. abeto           31   4    3,258
6. castano         39   3    4,923
7. sauce lloron    25   6     3,6
8. haya            33   5    3,606
9. cerezo          33   2    5,242
10. naranjo        14   1    5,285
11. nogal          35   5      4
12. abedul         47   2    4,053
13. chopo          37   9    3,675
14. encina         26   5    2,884
15. olivo          12   4    3,75
16. olmo           34   11   3,382
17. ciruelo        27   1    5,296
18. limonero       6    0    5,833
19. cipres         20   3     3,4
20. palmera        6    1    4,333
21. almendro       10   0     5,8
22. fresno         10   3      3
23. melocotonero   6    0    6,167
24. higuera        10   0     5,5
25. avellano       12   0    5,333
26. eucalipto      11   1    4,067
27. secuoya        0    0      0
28. alcornoque     5    0     4,4
29. platanero      0    0      0
30. arce           7    4    2,429
28. bonsai         0    0      0
29. platano        15   1    4,267
30. acebo          5    0     4,4
31. acacia         8    0     4,5

Tabla A2. Aves.

                        Muestra total      Adultos jovenes

Respuesta                f    1    Rango    f    1    Rango

1. paloma               200   43   3,36    161   25   3,64
2. aguila               185   39   3,384   167   36   3,359
3. gorrion              135   30   3,222   118   25   3,297
4. loro                 113   15   4,327   101   13   4,347
5. periquito            110   14   3,755   100   13   3,66
6. canario              108   23   3,472   93    19   3,483
7. gaviota              97    17   3,648   91    17   3,648
8. avestruz             79    18   3,605   71    18   3,605
9. halcon               79    8    3,829   76    8    3,829
10. ciguena             74    11   3,824   61    9    4,131
11. gallina             72    19   3,597   40    5    4,475
12. buitre              63    1    4,621   58    1    4,621
13. pato                56    7    4,286   38    6    4,395
14. golondrina          51    10    3,5    44    10    3,5
15. petirrojo           47    9    3,63    46    9    3,63
16. cuervo              44    5    4,39    41    5    4,39
17. jilguero            43    2    3,93    24    1    4,75
18. buho                41    1    5,028    5    2     2,2
19. pajaro              38    20   2,053   27    16   1,815
20. colibri             34    4      4     31    4      4
21. perdices            33    7    3,875   24    6    3,875
22. codornices          26    1    4,342   16    0    5,063
23. pollos              26    11   3,038   19    8    3,316
24. pinguino            25    2    3,75    24    2    3,75
25. urraca              23    2     4,8    20    2     4,8
26. gallo               21    0    4,667   13    0    5,615
28. pajaro carpintero   19    2    4,211   17    2    4,235
29. tucan               18    1    5,611   18    1    5,611
30. pavo                17    0    5,294    8    0    6,625
31. lechuza             16    1     4,4    15    1     4,4
32. oca                 14    0    4,857   10    0     4,7
33. cisne               13    0    4,077   11    0    4,182
34. flamenco            12    2    5,167   12    2    5,167
35. tordos              12    2    3,417    7    2    3,571
36. cacatua             11    1     5,5    10    1     5,5
37. ganso               11    1    6,636    7    0      7
38. papagayo            11    0    5,091   11    0    5,091
39. condor              10    0     5,3     9    0      5
40. ruisenor            10    4     2,8     7    1    3,571

                        Personas mayores

Respuesta               f    1    Rango

1. paloma               39   18   2,205
2. aguila               18   3    3,611
3. gorrion              17   5    2,706
4. loro                 12   2    4,167
5. periquito            10   1     4,7
6. canario              15   4     3,4
7. gaviota              6    0     4,5
8. avestruz             8    0    4,125
9. halcon               0    0      0
10. ciguena             13   2    2,385
11. gallina             32   14    2,5
12. buitre              0    0      0
13. pato                18   1    4,056
14. golondrina          7    1    2,143
15. petirrojo           1    0      3
16. cuervo              3    0      4
17. jilguero            19   1    2,895
18. buho                36   1    5,028
19. pajaro              11   4    2,636
20. colibri             3    1      3
21. perdices            9    1    3,222
22. codornices          10   1     3,2
23. pollos              7    3    2,286
24. pinguino            1    0      6
25. urraca              3    0    5,667
26. gallo               8    0    3,125
28. pajaro carpintero   2    0      4
29. tucan               0    0      0
30. pavo                9    0    4,111
31. lechuza             1    0      6
32. oca                 4    0    5,25
33. cisne               2    0     3,5
34. flamenco            0    0      0
35. tordos              5    0     3,2
36. cacatua             0    0      0
37. ganso               4    1     4,5
38. papagayo            0    0      0
39. condor              1    0      8
40. ruisenor            3    3      1

Tabla A3. Especias.

                       Muestra total       Adultos jovenes

Respuesta               f     1    Rango    f    1    Rango

1. pimienta            339   138   2,286   165   69   2,358
2. oregano             284   79    2,574   167   61   2,437
3. perejil             216   38    3,079   142   28   2,845
4. pimenton            203   29    3,108   85    13   3,341
5. canela              192   45    2,87    68    9    3,294
6. azafran             148   50    2,723   57    11   3,193
7. curry               102   12    3,843   78    11   3,654
8. tomillo             93    22    2,957   53    16   2,792
9. albahaca            73    15    3,658   53    13   3,264
10. clavo              71    14    3,225   16    3    4,063
11. nuez moscada       71     2    4,085   25    0    4,48
12. ajo                70    13    3,429   47    10   3,255
13. comino             66    12    3,045   23    8    2,826
14. romero             61     9    3,721   32    4    3,75
15. laurel             53     4    3,925   23    2    4,13
16. pimienta negra     47     4    3,213   26    3    3,115
17. sal                41    16    2,61     1    0      4
18. cayena             34     4    3,765   12    1    4,083
19. pimienta blanca    32     6    3,281   15    2    3,733
20. guindilla          24     1    3,75     5    0     5,6
21. jengibre           19     1    4,421    7    0    4,286
22. menta              19     2    4,053   13    2    3,923
23. hierbabuena        17     4    3,529   10    3     2,8
24. cilantro           15     0    3,867    6    0     3,5
25. curcuma            15     4     3,6     3    1      4
26. mostaza            15     1    3,467    0    0      0
27. cardamomo          13     1      4      2    0     3,5
28. pimenton picante   13     1    3,615   12    1    3,75
29. vainilla           13     1    4,615    5    1     4,8
30. colorante          12     1    3,583   10    1     3,6

                       Personas mayores

Respuesta               f    1    Rango

1. pimienta            174   69   2,218
2. oregano             117   18   2,769
3. perejil             74    10   3,527
4. pimenton            118   16   2,941
5. canela              124   36   2,637
6. azafran             91    39   2,429
7. curry               24    1    4,458
8. tomillo             40    6    3,175
9. albahaca            20    2     4,7
10. clavo              55    11   2,982
11. nuez moscada       46    2    3,87
12. ajo                23    3    3,783
13. comino             43    4    3,163
14. romero             29    5    3,69
15. laurel             30    2    3,767
16. pimienta negra     21    1    3,333
17. sal                40    16   2,575
18. cayena             22    3    3,591
19. pimienta blanca    17    4    2,882
20. guindilla          19    1    3,263
21. jengibre           12    1     4,5
22. menta               6    0    4,333
23. hierbabuena         7    1    4,571
24. cilantro            9    0    4,111
25. curcuma            12    3     3,5
26. mostaza            15    1    3,467
27. cardamomo          11    1    4,091
28. pimenton picante    1    0      2
29. vainilla            8    0     4,5
30. colorante           2    0     3,5

Tabla A4. Fenomenos atmosfericos.

                 Muestra total       Adultos jovenes

Respuesta         f     1    Rango    f     1    Rango

1. lluvia        307   214   1,612   249   185   1,542
2. nieve         233    8    3,283   195    4    3,303
3. granizo       155    2    4,381   132    2    4,371
4. tormenta      146   146   3,281   119   24    3,311
5. huracan       130   17    4,331   111   17    4,324
6. viento        128   15    3,664   90     4    4,022
7. sol           107    3    3,738   105    3    3,714
8. tornado       94     7    4,819   85     7    4,812
9. trueno        81     7    4,201   53     1    4,88
10. niebla       76     4    4,092   65     3    4,154
11. rayo         71     6    4,493   47     1    4,957
12. tsunami      71     6    4,634   61     6    4,443
13. relampago    61     1    4,393   42     1    4,738
14. nublado      58     0    4,948   57     0    4,947
15. borrasca     30    30     3,9    29     6    3,931
16. anticiclon   29     2    4,759   29     2     138
17. ventisca     27     0    5,111   24     0    5,167
18. ciclon       22     1    4,409   18     1    4,333
19. inundacion   22     1    4,227   17     1    4,294
20. calor        17     1    4,176   15     1    4,333
22. arco iris    11     0    4,727    0     0      0
23. helada       11     0    5,727    9     0    5,778
24. frio         10     1     4,5    10     0     4,5

                 Personas mayores

Respuesta        f    1    Rango

1. lluvia        58   29   1,914
2. nieve         38   4    3,184
3. granizo       23   0    4,435
4. tormenta      27   7    3,148
5. huracan       19   0    4,368
6. viento        38   9    2,816
7. sol           2    0      5
8. tornado       9    0    4,889
9. trueno        28   6    2,929
10. niebla       11   1    3,727
11. rayo         24   5    3,583
12. tsunami      10   0     5,8
13. relampago    19   0    3,632
14. nublado      1    0      5
15. borrasca     1    0      3
16. anticiclon   0    0      0
17. ventisca     3    0    4,667
18. ciclon       4    0    4,75
19. inundacion   5    0    4,294
20. calor        2    0      3
22. arco iris    11   0    4,727
23. helada       2    0     5,5
24. frio         0    0      0
COPYRIGHT 2015 Universidad de Valencia
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2015 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:p. 205-229
Author:Aizpurua, Alaitz; Lizaso, Izarne
Publication:Psicologica
Date:Jul 1, 2015
Words:7417
Previous Article:Evidence for feature and location learning in human visual perceptual learning/Aprendizaje perceptivo visual en humanos: evidencia de aprendizaje de...
Next Article:Normative data for responses to Spanish semantic categories in younger and older adults/Datos normativos para respuestas a categorias semanticas en...

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters