Printer Friendly

Nitschack, Horst. Incursiones en la literatura brasilena: de la Colonia a la marginalidad.

Nitschack, Horst. Incursiones en la literatura brasilena: de la Colonia a la marginalidad. Valparaiso: Ediciones Universitarias de Valparaiso, Coleccion Darsena, 2018. 264 pp., ISBN 9789561707825.

Lo primero que llama la atencion de Incursiones en la literatura brasilena: de la Colonia a la marginalidad, es que recopila 30 anos de reflexion sobre un Brasil al cual Horst Nitschack se ha acercado principalmente desde la literatura. Con prologo de Grinor Rojo, el libro contiene dieciseis ensayos en los que Nitschack estudia las letras brasilenas, del siglo XVIII al presente, centrandose en obras relevantes para la edificacion de una literatura nacional. Son ensayos que combinan maduracion de ideas y amor por el objeto de estudio, revelando un ejercicio critico gratificante en una epoca en que los resultados inmediatos dominan la academia. Y acaso esta critica surja de su parentesco con obras de europeos que en epocas diversas han estudiado los tropicos con un interes antropofago que persigue, como dice Nitschack, "enriquecer la propia cultura... a traves de otras" (p. 15). Dicha tradicion incluye a Ferdinand Wolf, quien publico El Brasil literario, historia de la literatura brasilena en 1863, y Theodor Koch-Grunberg, autor de Del Roraima al Orinoco de 1916, que inspiro la novela Macunaima de Mario de Andrade. Asi, la metodologia de Nitschack se nutre de erudicion literaria y exploracion geografica, pues, segun afirma, "[l]as lecturas necesitaban ser complementadas con experiencias vividas: [con] viajes al interior del Nordeste... y a pueblos pescadores que el turismo solo descubriria a partir de los anos noventa" (p. 12). El titulo Incursiones posee entonces una doble connotacion porque de esos viajes proviene "el material y las impresiones que hacen parte de los articulos de este tomo" (p. 12).

El corpus estudiado parte con los poemas epicos Caramuru (1781) de Jose de Santa Rita Durao y A Confederacao dos Tamoios (1856) de Domingos Jose Goncalves de Magalhaes, y concluye con las novelas Cidade de Deus (1997) de Paulo Lins y Manual pratico do odio (2003) de Ferrez. La problematica que anima su analisis dialoga con el debate sostenido por la critica literaria brasilena durante buena parte de los siglos XIX y XX sobre el vinculo entre literatura, nacion y progreso, segun el cual la literatura seria requisito de una nacion que anhela incorporarse a la modernidad occidental. Una arista del debate ha sido la adopcion de formas literarias europeas a la realidad brasilena, y que Nitschack parte comentando desde el enfrentamiento entre el poeta Goncalves de Magalhaes y el novelista Jose de Alencar. Influidos por el romanticismo y buscando "'brasilianizar' la literatura" (Nitschack, p. 52), ambos publicaron obras "indianistas" en 1857; el primero una epopeya patrocinada por el gobierno imperial, A Confederafao dos Tamoios, y el segundo una novela para lectores urbanos: O Guarani. Esto dio pie a lo que

acaso fue la primera polemica de la literatura brasilena, pues Alencar acuso a Goncalves de Magalhaes de falta de poesia y autenticidad en su representacion del indio, afirmando: "si algun dia [yo] fuera poeta, o quisiera cantar a mi tierra y a sus bellezas ... le pediria a Dios que me hiciera olvidar por un momento mis ideas de hombre civilizado" (citado en Nitschack, pp. 54-55)--lo que ciertamente procuro hacer en O Guarani.

En su analisis de la disputa por la forma que debia dar mejor cuenta de la nacionalidad brasilena, Nitschack echa mano de las ideas de Hegel sobre los generos literarios como reproductores de una vision de mundo y de Lucaks sobre lo social revelado en la forma literaria, para senalar que la disputa entre Goncalves de Magalhaes y Alencar marca un punto de inflexion en que el paradigma colonial da paso al paradigma moderno. Mientras el heroe de la epopeya responde a normas y exigencias humanas y divinas, lo cual se vincula a las convenciones poeticas de este genero; el heroe de la novela es dueno de su destino, lo cual tiene su correlato en la originalidad y flexibilidad esteticas propias de esta forma. Si bien por sus caracteristicas la epopeya satisface las necesidades culturales de un entorno colonial--prueba de lo cual fueron las loas imperiales que recibio A Confederacao dos Tamoios, en contraste con el silencio que recepciono O Guarani--, Nitschack dice que la novela gana la disputa, porque concilia la pretension de objetividad de la cultura nacional con la aspiracion de originalidad del sujeto moderno en emergencia. Ademas, es "la novela la que permite tratar los asuntos brasilenos de una manera que tanto el narrador y lo narrado, (...) como la propia nacion, pueden ser considerados sujetos del proceso historico, [contribuyendo a] supera[r] (...) la dependencia colonial" (p. 58). Aunque los involucrados en el debate de 1857 no podian anticiparlo, porque los modelos politicos monarquico y republicano aun competian por la organizacion de las sociedades occidentales, para Nitschack la secularizacion de los pueblos anunciaba ineludiblemente el predominio de la forma literaria que representaba mejor la vision de mundo emergente. Retomando la relacion entre literatura, nacion y progreso, junto con afirmar que la novela "era [la] forma mas apropiada para la formacion de una literatura nacional" (?p. 116?), Nitschack polemiza con el critico Roberto Schwarz cuando anade que ella "no es un genero 'fuera de lugar', sino mas bien un genero que" le permitio a Brasil "inscribirse en 'el mundo' y dialogar con el" (p. 116).

Avanzando en el arco temporal que cubre el libro, cabe mencionar otro momento en que la literatura brasilena ha lidiado con el tema de la insercion del pais en la modernidad. Se trata del periodo en que los ensayos sociologicos se tomaron la palabra y en el que Nitschack incursiona a partir de dos obras iconicas: Casa Grande & Senzala de Gilberto Freyre y Raizes do Brasil de Sergio Buarque de Hollanda, publicadas en la decada de 1930. El polemico libro de Freyre refuta las teorias de degeneracion racial sostenidas por filosofos como Gobineau, proponiendo un mestizaje basado en el supuesto exito de las relaciones interraciales de la plantacion--tesis que nutrio el tambien polemico mito de la democracia racial enarbolado por el Estado Novo, en el cual la convivencia entre razas funcionaba en la medida que no se cuestionara el lugar que cada una ocupaba en la piramide social legada por la colonizacion. Para Nitschack, este mestizaje conciliador de diferencias esta emparentado con la cordialidad que Buarque de Hollanda critica en Raizes do Brasil, porque operaba como un obstaculo para que la modernizacion funcionara para todos los habitantes del pais. Mestizaje y cordialidad son teorias que revelan la pervivencia de un personalismo colonial en las relaciones sociales del Brasil republicano, lo cual para Freyre constituye un potencial y para Buarque de Hollanda un problema. El valor que Nitschack ve en estas interpretaciones divergentes, que marcan el debate sobre la identidad nacional durante gran parte del siglo XX, es que buscan "capacidades de desarrollo (...) inherentes a la misma historia brasilena" (p. 185) y que la cultura interpretada "ya no se identificara mas con las elites, sino con la poblacion, con el 'pueblo'" (p. 186). Este enfasis, junto con las busquedas populares de las vanguardias, darian pie a que la perspectiva de sectores marginados irrumpiera en el debate sobre la modernidad con las primeras obras de literatura marginal de la decada de 1960, registrando de primera mano la agudizacion de las distopias creadas por el progreso impulsado inicialmente por la corte portuguesa asentada en Rio de Janeiro en 1808 y luego por la instalacion de la Republica en 1889.

Para concluir, cabe reconocer la iniciativa de Horst Nitschack, quien con Incursiones... contribuye a "enriquecer la propia cultura" (p. 15) acercandonos a un vecino mayoritariamente desconocido; y de Coleccion Darsena, que, contra todo criterio comercial, aposto por la intervencion de la literatura brasilena en el mercado chileno del libro.

REFERENCIAS

Nitschack, Horst (2018). Incursiones en la literatura brasilena: de la Colonia a la marginalidad. Valparaiso: Ediciones Universitarias de Valparaiso, Coleccion Darsena.

Monica Gonzalez Garcia (*)

(*) Dra. (Ph. D.) en Lenguas y Literaturas Hispanicas, University of California, Berkeley. Academica de la Pontificia Universidad Catolica de Valparaiso. Correo electronico: monica.gonzalez@pucv.cl
COPYRIGHT 2019 Universidad de Concepcion- Atenea
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2019 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Garcia, Monica Gonzalez
Publication:Atenea (Chile)
Article Type:Resena de libro
Date:Mar 22, 2019
Words:1492
Previous Article:LA ENCRIPTACION DEL DUELO EN FORMAS DE VOLVER A CASA DE ALEJANDRO ZAMBRA, FUENZALIDA DE NONA FERNANDEZ Y LA EDAD DEL PERRO DE LEONARDO SANHUEZA/THE...
Next Article:Vergara, Sergio. El lecho de Damastes: Lecturas semiologicasy literarias.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters