Printer Friendly

Navegando por el rio Tampaon.

[ILUSTRACION OMITIR]

Encajonado por un prolongado canon, sus aguas turquesa ofrecen esplendidos paisajes, mucha diversion y hasta algunos sustos propinados por un diablillo que, dicen, ronda por el torrente.

[ILUSTRACION OMITIR]

La primera vez que se enfrento a la "ruleta rusa", la tamaulipeca Ena Mildred Buenfil Zamudio (de 25 anos de edad, soltera), supo que saldria ilesa solo si conservaba la calma. Por eso no opuso resistencia al caer al agua, aunque el remolino la absorbio de inmediato y por medio minuto la hizo girar bajo la superficie del rio Tampaon, un turbulento caudal frecuentado por los fanaticos del descenso en balsa, cercano a Ciudad Valles, SLP, 260 kilometros al norte de la capital del estado, en plena Huasteca Potosina.

Con suerte los naufragos como Buenfil--directora de la agencia Turismo Alternativa Huasteca, una de las principales organizadoras de recorridos de turismo de aventura en la zona--, afloran del lado bueno de la corriente y ganan la orilla con facilidad. En caso contrario solo deben aguardar a que los guias les tiren una cuerda para ser remolcados y librar comodamente el rapido sin ser succionado de nuevo.

Recomendada solo para adictos a la adrenalina, la experiencia es posible vivirla de noviembre a julio, cuando las aguas turquesa del Tampaon--formado por la conjuncion de los rios Santa Maria y Gallinas--son aptas para practicar el rafting, como tambien se conoce al descenso en balsa por corrientes rapidas.

[ILUSTRACION OMITIR]

La emocion comienza temprano por la manana: tras desayunar, los navegantes se preparan para sortear 19 kilometros de torrente puntuados por una veintena de rapidos, formados cuando el agua cae por cascadas (algunas de hasta 5 metros de altura) o choca con rocas sumergidas.

TORRENTES VELOCES Y VORACES

A bordo de balsas inflables de color rojo, de 5 metros de eslora por 1.5 de manga, los excursionistas bogan en grupos de 7, incluido el guia. Antes de abordar, todos son equipados con casco, chaleco salvavidas (es conveniente vestir camiseta, pantalones cortos y tenis) y reciben un remo de metro y medio de largo, que aprenden a manejar aun en tierra.

Aparte de indicar los movimientos adecuados para remar sin cansarse en exceso, el guia instruye a los paseantes sobre que hacer si caen al agua: el primer paso consiste en conservar la calma y aferrar el remo. Luego, si la corriente es fuerte, hay que dejarse llevar con los pies por delante, para amortiguar el posible choque con alguna piedra. Mas adelante, ya en aguas calmadas, el naufrago puede nadar hacia la balsa o tender el remo al resto de los tripulantes para que lo jalen a bordo.

Los rios se clasifican segun la fuerza de su torrente, desde clase I o de aguas mansas, hasta clase VI, el mas peligroso, solo recomendable para experimentados navegantes. El Tampaon es de clase III, por lo que no resulta muy complicado surcarlo, siempre y cuando se sigan las indicaciones de los guias.

[ILUSTRACION OMITIR]

Sentados sobre la borda de la lancha y con los pies bien afirmados bajo los largueros cilindricos que la cruzan de lado a lado, los excursionistas parten encabezados por el guia, colocado en la popa para emplear su remo a guisa de timon. El descenso brinda vistas excepcionales, pues el Tampaon corre por un profundo canon cavado por las aguas. Al sortear un rapido puede ocurrir que alguno de los navegantes caiga de la lancha, algo muy frecuente en los mas violentos como el "Schumacher", bautizado asi en honor del corredor de Formula 1, formado por una cascada de veloz caida y que suele succionar a quienes caen en su remolino:--Lo bueno es que practicamente todos los rapidos expulsan en segundos lo que absorben, a condicion de no resistirse a su corriente--explica Buenfil.

EL DIABLILLO DE LOS SUSTOS

Para mejor apreciar el paisaje las balsas echan ancla en algunos lugares en los que es posible escalar por plataformas rocosas naturales de entre 4 y 10 metros de altura; los mas audaces practican clavados mientras que los menos osados se conforman con otear el horizonte para avistar alguna de las aves que pueblan los canones, como tucanes, pericos, golondrinas y garzas reales, o bien los animalillos terrestres, como tejones, viboras, tigrillos o jabalies.

[ILUSTRACION OMITIR]

El descenso completo por el Tampaon (poblado por bagres, robalos, bobos y acamayas o langostinos de rio), toma unas 4 horas y culmina en una poza denomina da "Puente de Dios", cuyas aguas cristalinas resultan tentadoras para bucear.

Para reponer fuerzas, de regreso en el campamento, los empapados viajeros pueden degustar algunos platillos regionales como el zacahuil--un tamal de unos 2 metros de largo, elaborado con masa de maiz quebrado y enchilado, relleno de carne de puerco o de pollo y cocido en horno de lena envuelto en hoja de platano--, el patlache --parecido al zacahuil, pero relleno de guajolote--o las enchiladas huastecas con cecina. Para acompanar nada mejor que el vino de ciruela o capulin.

Las comidas suelen ser amenizadas por relatos sobre los ladrones de oro que antano rondaban la comarca: para evadir a las autoridades, los bandidos solian surcar el Tampaon en barcas de madera para alcanzar cuevas montanosas inaccesibles por tierra en las que ocultaban los tesoros arrancados a los pasajeros de las diligencias.

Particularmente socorridas como refugio eran 2 cavernas, llamadas "El caballo" y "El gallo", porque sus bocanas semejan esos animales. La leyenda cuenta que en el interior hay cuantiosos caudales sepultados, pero nadie ha logrado rescatarlos porque los asaltantes hicieron un pacto con un diablillo para que guardara las riquezas: quienes se adentran en las grutas son muertos por el demonio:--A veces, para divertirse, ronda las montanas y hasta se atreve a jugar bromas inocentes a los navegantes--acepta Buenfil--, pero seguramente respeta el arrojo de los turistas, pues el asunto nunca pasa de un susto inocente, aunque muy humedo.
COPYRIGHT 2013 Editorial Contenido, S.A. de C.V.
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2013 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

 
Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Aguirre, Alejandrina
Publication:Contenido
Date:Aug 1, 2013
Words:1041
Previous Article:Destinos para disfrutar en verano.
Next Article:Consejos para desarrollar tu creatividad.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2018 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters