Printer Friendly

Nadie puede imponer un Estado catolico: Guillermo Schulenburg/Abad emerito de la Basilica de Guadalupe: no quiero juzgar a los senores obispos que han emitido alguna cuestion instructiva con relacion a las elecciones, porque, le confieso, no he leido esos documentos.

Tanto los politicos como los ministros religiosos deben mantener en estos momentos el dialogo, la prudencia y el equilibrio, reconoce Guillermo Schulenburg Prado, quien acaba de publicar su libro Memorias del "ultimo Abad de Guadalupe" (Grupo Editorial Miguel Angel Porrua).

En la segunda y ultima parte de una entrevista con Siempre!, el abad emerito de la Basilica de Guadalupe indica que la Iglesia no busca un Estado confesional, porque, segun del Derecho Canonico, "a nadie le es licito jamas coaccionar a los hombres a abrazar la fe catolica contra su propia conciencia".

En contraste con diversos jerarcas catolicos que pretenden orientar el voto de las elecciones del 6 de julio, descalificando a partidos con principios contrarios a su religion, Schulenburg sostiene que la mision de la Iglesia es evangelizar, pero procurando siempre la cordialidad, el acercamiento y la paz.

A misa, sin ofender

ANTONIO CERDA ARDURA.--En su libro usted refiere la asistencia de ciertos politicos a la Basilica de Guadalupe. El pueblo sabe que, aunque digan otra cosa, la mayoria de los politicos siempre se encomiendan a la Virgen de Guadalupe, como lo hizo abiertamente el presidente Vicente Fox. ?Ha cambiado esta costumbre?

GUILLERMO SCHULENBURG PRADO.--En mi libro narro, precisamente, que Guadalupe Victoria cambio su nombre y se puso asi: Guadalupe. Digamos que fue el primer presidente guadalupano. Con la reforma al articulo 130 constitucional, dado que hay un reconocimiento de la libertad religiosa, los politicos se acercan mas abiertamente a la Basilica, aunque no en forma oficial o como autoridades. Con eso hay que tener cuidado. El presidente de Estados Unidos, John F. Kennedy, por ejemplo, iba a misa con sus ninos los domingos, pero no oficialmente con la investidura de dirigente de su pais. Asi no ofendia a las otras denominaciones religiosas. Su asistencia era privada y estaba cumpliendo con sus deberes religiosos sin ningun problema. Pero esto lo podemos ver bajo distintos aspectos: si se usa como una manera de ganarse la simpatia del pueblo, ese ya es otro problema.

A.C.A.--No negaria usted que a la Iglesia le gustaria ver que el Presidente fuera en forma oficial a la Basilica o a cualquier otra Iglesia.

G.S.P.--Eso seria cuestion de como se desenvuelvan las cosas en el plano religioso. Desde luego que a la Iglesia le da gusto que sus miembros manifiesten publicamente sus creencias, sin ninguna verguenza, entre comillas, pero no en contraposicion a otros dogmas. La libertad religiosa es para todos. El uso de mis derechos no debe de ofender a los derechos de los demas. Siempre debe existir un respeto a toda denominacion religiosa. Cada cual, de acuerdo con su conciencia, sus convicciones y su busqueda de la verdad, puede profesar la religion que crea conveniente. A nadie se le puede obligar, de ninguna manera, a ser catolico, cuando el, en su conciencia, crea que esta en la verdad y en lo que debe creer.

A.C.A.--?Requiere Mexico de una religion de Estado?

G.S.P.--No. No estamos de acuerdo y ya no existen los sistemas politicos confesionales. Eso ofenderia a todos los que no pertenecen a determinada confesion religiosa. Aqui hay una gran libertad en ese sentido y un gran respeto de todos para todos.

A.C.A.--Hoy estamos ante un gran activismo de la Iglesia catolica en asuntos politicos, ?No cree que van muy rapido?

G.S.P.--Todos somos ciudadanos libres y podemos manifestar nuestras propias creencias, pero es importante que la Iglesia no se meta en la politica partidista. La jerarquia catolica tiene que ser prudente y cuidadosa en este aspecto. La Iglesia, naturalmente, puede exponer con libertad su doctrina y sus puntos de vista; educar, predicar y ayudar, pero no en el marco de la politica del Estado o de los partidos. La Iglesia no tiene, o pertenece, ni favorece a ninguna organizacion politica ni lo debe hacer. Y cada catolico, cada ciudadano, en su fuero personal y como politico, puede defender al partido que quiera. !El ser catolico no quiere decir que a fuerzas tenga que defender a un partido catolico, que ademas no existe! Los partidos, a su vez, son independientes de las ideas religiosas y no podemos mezclar un asunto con otro, porque eso a veces resulta en un grave detrimento.

A.C.A.--Un detrimento contra la propia sociedad.

G.S.P.--!Claro! Va en detrimento de la vida social y politica del pais. El ciudadano debe fijarse en que la persona por la cual va a votar refina las condiciones necesarias para hacer bien al pais y no en que religion profesa. Debe analizar su capacidad, preparacion, intenciones, rectitud y conocimientos para que luche en beneficio de todos. Si solo sabe el nombre del candidato, debe procurar conocer su calidad y capacidad como gobernante. Lo demas no tiene por que tenerlo en cuenta. Que es mi cuate o me va a dar una chamba, tampoco: debe escoger al hombre adecuado para manejar, con madurez, las cuestiones publicas del pais. La religion es independiente.

Aun en tiempos de elecciones

A.C.A.--La politica y la religion se estan enfrentando con algunos pronunciamientos de varios obispos. ?Debe detenerse el actual protagonismo de esos ministros religiosos?

G.S.P.--No quiero juzgar a los senores obispos que han emitido alguna cuestion instructiva con relacion a las elecciones, porque, le confieso, no he leido esos documentos. Pero si se cuestiona que la evangelizacion, la predicacion, la culturizacion de nuestro pueblo sea en tiempo de elecciones, no es verdad: !es en todo tiempo! La instruccion que podemos dar, sin intervenir directamente en politica, solo en asuntos morales, esta en el Codigo de Derecho Canonico.

Al referirse a La funcion de ensenar de la Iglesia, senala: "La Iglesia a la cual Cristo, nuestro Senor, encomendo el deposito de la fe para que, con la asistencia del Espiritu Santo, custodiase santamente la verdad revelada, profundizase en ella y la anunciase y la expusiese fielmente, tiene el deber y el derecho originario, independiente de cualquier poder humano, de predicar el Evangelio a todas las gentes, utilizando, incluso, sus propios medios de comunicacion social".

Hay un segundo paragrafo: "Compete siempre y en todo lugar a la Iglesia proclamar los principios morales, incluso los referentes al orden social, asi como dar su juicio sobre cualesquiera asuntos humanos en la medida en que lo exijan los derechos fundamentales de la persona humana o la salvacion de las almas".

A.C.A.--Esto, por supuesto, incluye la politica.

G.S.P.--Lo establece el canon 747 del Codigo de Derecho Canonico, libro tercero, paragrafo primero, y en particular el paragrafo segundo.

A.C.A.--En su caracter de ministros religiosos, segun el Codigo Canonico, les asiste la razon.

G.S.P.--El canon 748 acota: "Todos los hombres estan obligados a buscar la verdad en aquello que se refiere a Dios y a su iglesia y una vez conocida tienen por ley divina el deber y el derecho de abrazarla y observarla". Y el paragrafo segundo agrega: "A nadie le es licito jamas coaccionar a los hombres a abrazar la fe catolica contra su propia conciencia".

A.C.A.--Esto es lo que usted sostiene: no puede haber un Estado confesional.

G.S.P.--Nadie puede decir: "O eres catolico o te corro de mi pais". !En la Edad Media creian en eso! Ahi estan despues los ghettos judios: eran porque todos tenian que profesar la fe catolica. Con el correr de los tiempos estas concepciones se fueron precisando mejor y llegaron a lo que es logico y razonable, y a distinguir que es lo que nos encomendo Cristo. El dijo a los apostoles: "Vayan y prediquen la doctrina que yo les ensene y bauticen". !Esa es la mision apostolica de la Iglesia! Su mision es muy diferente a la de las autoridades temporales.

Cada quien debe estar en su linea, en su deber y en su trabajo, y procurar siempre cordialidad, acercamiento, paz y prudencia para no excederse, porque entonces comienzan las pugnas y los problemas, y eso hay que evitarlo. De manera que necesitamos tres ingredientes: dialogo, prudencia y equilibrio.

A.C.A.--Es lo que esta faltando ahora a unos y otros, politicos y religiosos.

G.S.P.--Parece que si.

A.C.A.--?Como visualiza a la Basilica de Guadalupe en los proximos anos?

G.S.P.--El Tepeyac es un lugar de fe extraordinario y lo unico que deseo es que todos los que me han de suceder ahi puedan actuar con sensatez y sensibilidad, de acuerdo con el crecimiento del pais y de sus habitantes. Ojala logren mejores cosas para la Basilica, asi como nosotros, en nuestra etapa, pusimos nuestras piedritas y pudimos construir el templo.
COPYRIGHT 2003 Editorial Cruzada, S.A. DE C.V.
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2003 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:sus comentarios sobre controversia politica por haber obispos opinado sobre asuntos politicos
Author:Cerda Ardura, Antonio
Publication:Siempre!
Article Type:Entrevista
Date:Jun 29, 2003
Words:1588
Previous Article:Libertad de expresion en Mexico: limites de la comunicacion: un recuento del Programa de Proteccion a Periodistas de la Academia Mexicana de Derechos...
Next Article:Union productiva y fructifera: constitucion europea: (Seguridad y justicia).
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters