Printer Friendly

NOTA EDITORIAL.

La Revista Arqueologia Americana reasume su periodicidad normal a partir de La publicacion del presente numero con tres importantes articulos que componen el tema sobre "Paleoambientes y Paisajes Arqueologicos de America".

Manuel Palacios-Fest nos presenta un interesante acercamiento desde la perspectiva micropaleontologica, es decir, el estudio de formas microscopicas en relacion a la evolucion de un sitio arqueologico a fin de establecer el contexto en que se desarrolla la vida humana en ambientes pasados. En esta relacion es interesante establecer que las formas de vida microscopicas son diagnosticas del cambio ambiental e importantes para el estudio del cambio climatico y/o antropogenico, ademas de su valor geocronologico. Dentro del estudio de restos microfosiles, Palacios-Fest explica muy bien los analisis sobre ostracodos, cladoceros, moluscos, algas calcareas o carofitas y diatomeas. Completan estas aproximaciones los analisis de polen y esporas y fitolitos que suelen preservarse en muy buenas condiciones a traves del tiempo y las condiciones del terreno. Un aspecto importante que resalta Palacios-Fest son los estudios mas actuales basados en los recientes avances tecnologicos donde la arqueologia tambien ha sido pionera. Nos referimos a los analisis de isotopos y elementos traza, producto de la ciencia geoquimica. Se completa este articulo con la presentacion de estudios de casos en el Lago Tanganyika, Africa Oriental; en las planicies altas del estado de Texas; en el valle del rio Grabia, Polonia y, finalmente del sitio Las Capas, en Tucson, Arizona.

Bertil Machtle et al., presentan un interesante estudio desde un angulo diferente, basando su propuesta en el efecto de las condiciones climaticas respecto de las ocupaciones humanas en el area Central Andina. Aqui juegan, un papel importante las variabilidades climaticas, producto del fenomeno de la corriente El Nino y el Monzon Sudamericano de Verano (ENSO y SASM) con especial incidencia en el sur de Peru en las regiones de Palpalaramate y Titicaca. Despues de la caracterizacion climatica de ambas regiones, Machtle et al., presentan algunas alternativas acerca de su potencial ecologico, especialmente en relacion a los establecimientos humanos en el pasado. Los analisis climaticos que derivan en situaciones ambientales a partir del Holoceno medio constituyen factores claves para comprender la ocupacion humana al menos en la region sur peruana en relacion al Lago Titicaca.

David Arturo Muniz y Kimberly Sumano nos entregan otra perspectiva sobre "La construccion del paisaje Chalchihuiteno en la cuenca del Santiago Bayacora, Durango", en especial para entender la distribucion espacial de los grupos prehispanicos en el Valle de Guadiana. Partiendo del analisis de la arqueologia del paisaje, Los autores realizan un trabajo arduo para identificar sitios a traves de patrones de distribucion espacial, proponiendo tanto una estratigrafia vertical como horizontal para los diferentes asentamientos. Teniendo en cuenta la distribucion espacial, dimension, elementos arquitectonicos y la visibilidad o grado de exposicion de los sitios con respecto a otros lo que confiere cierto grado de socializacion, y analisis ceramicos, para poder comprender porque los sitios del area Chalchihuitena estan distribuidos de una forma determinada, concluyendo con explicaciones sobre porque los grupos humanos de la cuenca de Santiago Bayacora usaron distintas formas de apropiacion del paisaje.

En la seccion Otras Contribuciones, hemos incorporado los trabajos de los doctores Albert Meyers sobre un ensayo a proposito de sus extendidas investigaciones sobre el Imperio Incaico y de John Staller sobre aspectos rituales y creencias en la interpretacion de fenomenos naturales en el area de las tierras altas del Ecuador.

Albert Meyers introduce el tema del incaico desde una perspectiva diferente, eminentemente americanista, y sobre todo desde el angulo Inca propiamente tal, proponiendo olvidar las interpretaciones venidas desde fuentes occidentalistas y europeizantes a fin de construir una nueva historia incaica. Basandose en su propia experiencia a partir de las investigaciones en Samaipata, Bolivia, Meyers enfatiza el espiritu propio incaico en torno a la naturaleza, un aspecto al que Staller tambien contribuye en el siguiente articulo.

En efecto, aunque John Staller presenta un aspecto un tanto diferente, se complementa perfectamente al tema anterior, en el sentido de otorgar importancia al rayo como fenomeno climatico en el desarrollo de la cultura incaica y posterior, asi como su impacto y significacion en los fenomenos rituales y creencias del mundo andino, haciendo especial referencia a sus experiencias en San Catequilla de Pichincha en el valle de Pomasqui en las tierras altas del norte de Ecuador.

Con estas contribuciones esperamos ajustar los plazos a fin de completar las entregas de Arqueologia Americana, a la vez que agradecer a quienes contribuyen en el presente volumen. !Bienvenidos a la lectura!

Mario A. Rivera, PhD

Editor
COPYRIGHT 2017 Instituto Panamericano de Geografica e Historia
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2017 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Rivera, Mario A.
Publication:Revista de Arqueologia Americana
Article Type:Editorial
Date:Jan 1, 2017
Words:837
Previous Article:ARQUEOLOGIA E HISTORIA DE LOS VOLCANES POPOCATEPETL E IZTACCIHUATL, MEXICO.
Next Article:PALEOAMBIENTES Y ARQUEOLOGIA: LA PERSPECTIVA MICROPALEONTOLOGICA.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters