Printer Friendly

Mujeres decimistas. Estrategias de instalacion en el campo cultural.

Women Making Poetry in Decimas. Installation Strategies in the Cultural Field

Aun no es facil para las mujeres poetas ocupar plenamente el espacio de la poesia. Basta considerar que la unica mujer que ha recibido el Premio Nacional de Literatura en Chile por su ejercicio poetico es Gabriela Mistral, quien tuvo que recibir antes el Nobel para merecerlo. Parte importante de lo que llamamos campo cultural esta conformado por las instituciones literarias: los premios, las publicaciones criticas, y -por que no- las propias universidades, que por medio de sus curriculum de ensenanza establecen tambien un canon.

Paso a comentar aqui un campo cultural bastante marginado de la academia y sobre todo de los estudios literarios, pues el arte cultivado por las autoras abordadas en esta investigacion de cuatro anos ha constituido mas bien el objeto de la antropologia, del folclor y de la historia. En el margen de ese margen--que, a pesar de todo y afortunadamente, va adelgazando su linea de division en lo que toca al genero--la tarea fue atender especialmente a la relacion de las autoras y sus producciones con las instituciones culturales contemporaneas para descubrir que nuevas estrategias conscientes o inconscientes estaban desplegando como artistas para encontrar un espacio propio en su medio de desarrollo. En el proceso de definir un campo cultural se observaron tambien las relaciones que pudieran existir entre la poesia oral y escrita, la tradicion popular y sus dialogos de acercamiento o distanciamiento respecto de la literatura contemporanea.

Las poetas, en la escritura y en la poesia oral, se desarrollan en espacios diversos de produccion y circulacion: encuentros de payadores, programas de television, libros, lecturas y videos en Youtube, paginas web, blogs, contrapuntos en chats, etc ... El concepto de campo cultural, derivado de la sociologia de la cultura de Pierre Bourdieu, ha sido apropiado aqui de manera lata, en tanto que para Bourdieu la cultura popular no se puede considerar un campo cultural al carecer de la suficiente autonomia. Sin embargo, en los estudios literarios el concepto se ha generalizado en su uso para dar cuenta de las manifestaciones artisticas, desde una perspectiva material. Asi, lo que se entiende aqui por campo cultural es el vinculo existente entre las obras, los sujetos creadores y las instituciones culturales, como un entramado de relaciones simbolicas y materiales que se dan en un grupo especifico de produccion cultural, abarcando tanto sus relaciones internas como las relaciones que el grupo establece con la cultura en su conjunto.

La investigacion involucro el estudio de las obras, las presentaciones en publico de las escritoras y payadoras, y un trabajo en terreno en Cuba, Argentina, Uruguay y Chile, con registro de videos y entrevistas a los distintos actores del campo, incluidos los organizadores de encuentros y colegas masculinos de las autoras. Explorar en la relacion de las autoras y sus producciones con las instituciones culturales implico tomar en cuenta tambien los jurados de concursos, la academia, las agrupaciones y otros trabajos criticos.

La metodologia que en la disciplina antropologica se denomina "investigacion participante" busco no solo dar cuenta del campo, sino tambien influir en el (2) con lo que en ciencias sociales se conoce como "investigacion accion". Todos estos importantes conceptos no hacen otra cosa que validar en el espacio academico en el que me inserto, lo que constituye varias experiencias personales, y de busqueda creativa tambien, cuyo mas valioso resultado -ademas del conocimiento adquirido- son los lazos de amistad logrados en un medio en el que he sido recibida con enorme generosidad.

Otro principio fundamental que animo mi pesquisa fueron los planteamientos de Luce Irigaray acerca del "habla entre mujeres" y que dan cuenta de un fenomeno que es posible constatar en la vida cotidiana, al mismo tiempo que se configura como una utopia y un ejercicio politico, caracteristico de los movimientos de mujeres de los anos setenta. Estas ideas me motivaron a establecer la pregunta acerca de la vigencia de la necesidad de la afirmacion de la Identidad femenina. La evolucion de los primeros estudios de la mujer y los movimientos feministas de los anos setenta ha vivido un proceso de institucionalizacion en la academia mediante los estudios de genero, adquiriendo un importante desarrollo teorico y una gran Influencia en las politicas publicas. Por otra parte, la problematica de genero se ha ido complicando en la medida que se incorporan preguntas relacionadas con otros elementos identitarios como las de clase y etnia a los que se suman los estudios de la masculinidad. Tal vez, uno de los cuestionamlentos mas importantes proviene de la critica al sistema heteronormativo, por parte de los estudios queer. Todas estas corrientes hacen que hoy no sea tan facil hablar de la feminidad como una Identidad. Sin embargo, me resulta tambien sospechosa la creciente demonizacion del feminismo que percibo en la vida cotidiana y tambien en mi trabajo docente.

Con todo, despues de haber pasado tanta agua bajo el puente, no era tan sencillo plantear en la segunda decada del siglo XXI una "necesidad de afirmacion de la identidad femenina". Para actualizar mi pregunta me vi en la necesidad de hablar de la "performance de la identidad femenina" como un elemento importante de las producciones de las autoras, asi como tambien de las actuaciones escenicas de las payadoras, y en ambos grupos como "estrategia de instalacion en el campo cultural". Al inicio de la Investigacion me encontraba yo frente al fenomeno del surgimiento de varias agrupaciones femeninas en torno a la decima, como el colectivo de Barbara Calderon "Y por que tan solitas" y su blog "La decima tiene nombre de mujer", la agrupacion de escritoras de decima "Decima al Filo" en Cuba y las "Soneras y versadoras de Tlacotalpan" en Mexico. Mi hipotesis de trabajo fue que existia entre estas mujeres la necesidad de crear comunidades femeninas en torno a la poesia como gestos afirmativos de la identidad de genero, donde la performance (Butler) de la feminidad funcionaba al mismo tiempo como elemento constitutivo de la subjetividad autoral que como estrategia de instalacion en el campo cultural, tanto de la decima escrita como de la decima improvisada.

Sin embargo, tropece tambien con varios obstaculos. No todas mis entrevistadas se identificaban con esta propuesta. A pesar de que muchas veces las mujeres comparten escenarios y actuan como formadoras de otras mujeres, no estaba yo frente a una comunidad ideal de mujeres con una identidad definida y libre de rivalidades. Aun asi, estos problemas sirvieron para profundizar las reflexiones, abordar criticamente mi propio trabajo, mi posicion privilegiada de clase y el lugar que ocupaba como representante del mundo academico. Me fui dando cuenta de que este trabajo podia ser una investigacion accion que pudiera contribuir un poco a afirmar esa identidad femenina que yo misma necesitaba y deseaba, y aportar ademas a la legitimacion que las autoras buscaban en su propio campo cultural.

El continente de la decima como campo cultural

La decima improvisada

El campo cultural de la decima vive actualmente un rico proceso de actualizacion y enriquecimiento. En el ambito de la poesia improvisada, los y las payadoras realizan interesantes intercambios en los encuentros internacionales que se van multiplicando en los paises de habla hispana y portuguesa. Para dar algunos ejemplos y partiendo por casa, podemos destacar el Festival de Payadores de Casablanca que se realiza desde 1993 en Chile y por iniciativa de don Amoldo Madariaga. Posteriormente, el Festival se internacionaliza bajo la direccion de Luis Alventosa, gestor cultural de dicha Municipalidad. Alli concurren invitados de Puerto Rico, Cuba, Panama, Espana, Colombia, Argentina y Uruguay, entre otros. El Encuentro de Payadores que se lleva a cabo en la Semana Rural del Prado durante Semana Santa en Montevideo tiene noventa anos de trayectoria. Forma parte de una fiesta costumbrista de grandes dimensiones, donde se presentan tambien los mejores musicos uruguayos. Con las mismas caracteristicas de espectaculo moderno que el de Casablanca, el Festival Trovalia tiene ya 12 ediciones, impulsado por la asociacion de trovadores Jose Maria Marin, y el Ayuntamiento de Cartagena de Murcia cuenta con uno de los publicos mas numerosos de este tipo de eventos, congregando a mas de mil espectadores. A partir de 2001 comenzo a realizarse el Encontro de Pajadores en Porto Alegre, Brasil, donde uno de los principales impulsores fue el payador Paulo Da Freitas. Alli se reune toda la tradicion gaucha, que conforma una unidad cultural mas alla de las fronteras nacionales, ya que la decima cantada a ritmo de milonga en la guitarra es practicada por los cantores del sur de Brasil, Argentina, Uruguay y la Patagonia chilena. Mientras tanto, en Cuba se realiza uno de los eventos mas antiguos: las Jornadas Cucalambeanas, que incorpora, ademas de exposiciones artisticas y obras de teatro, un Coloquio Iberoamericano de la Decima y el Verso Improvisado, donde se presentan ponencias desde las disciplinas literarias, la musicologia, la antropologia y que constituye tambien un espacio para conversar de distintos aspectos de interes para cultores, musicos y escritores en torno a la decima, que en Cuba es toda una institucion.

Durante las Jornadas Cucalambeanas se realizan dos certamenes: El concurso Justo Vega para los repentistas (nombre de los payadores en Cuba) y el concurso que premia anualmente un libro de decima escrita y que lleva el nombre del Cucalambe, en homenaje a Juan Cristobal Napoles Fajardo, decimista del siglo XIX. En Cuba se da un fenomeno singular, en relacion con el resto del gran continente de la decima, conformado por el mundo iberoamericano, pues alli existe una tradicion de decima escrita practicamente ininterrumpida desde la Colonia.

En Cuba la decima ha tenido en todos los siglos de nuestra historia literaria piedras de tropiezo. A pesar de todas las dificultades que ha enfrentado esta estrofa--que en el siglo XIX fue llamada como cantar guajiro por algunos de los integrantes de la reaccion del buen gusto esteticista y excluyente--se ha impuesto y ha tenido lo que se puede llamar un florecimiento que alcanza lo posmoderno, en las plumas de destacados poetas de la isla (Leyva: 2013).

Autores tan relevantes como Jose Marti, Nicolas Guillen, y desde una perspectiva neobarroca, Jose Lezama Lima y Severo Sarduy, produjeron literatura en decimas, considerada en Cuba la estrofa nacional. La ciudad de Las Tunas en el oriente de la isla posee reconocida tradicion decimista y es actualmente un foco importante de produccion escrita, difundida por la Editorial San Lope en diversas publicaciones. El soporte institucional que posee la decima y el verso improvisado en Cuba es un factor a considerar para comprender la calidad y difusion que esta poesia tiene actualmente en dicho pais. Existen dos centros especializados de investigacion y promocion: La Casa Iberoamericana de la Decima en Las Tunas y el Centro Iberoamericano de la Decima y el Verso Improvisado de La Habana. Este ultimo ha desplegado tambien, con los repentistas Alexis Diaz Pimienta y Luis Paz Esquivel a la cabeza, los talleres de improvisacion para ninos y jovenes a lo largo de toda la Republica. Los talleres forman ninos y ninas en musica y poesia mediante una metodologia creada por Alexis Diaz Pimienta, que consiste en un complejo cruce de los recientes aportes de la linguistica a la ensenanza del lenguaje con los elementos de la metrica tradicional, nociones de ritmo y actividades ludicas. Aunque no en el ambito de la decima, otro referente de talleres de improvisacion para ninos fueron las escuelas de bertsolaris que se desarrollaron en el pais Vasco a partir de 1974 y que sin duda Diaz Pimienta conocio en Espana, pais donde reside la mayor parte del ano. Estos impulsos de revitalizacion cultural han sido iniciativa de poetas destacados que han encontrado apoyo estatal o privado para la difusion de este arte y vienen siendo desarrollados tambien por otros cultores latinoamericanos como Arcadio Camano en Panama, Wilson Saliwoncyk y Emanuel Gabotto en Argentina, Guillermo Villalobos y Alejandro Ramirez en Chile, entre otros.

La decima escrita

En todo el continente los payadores suelen publicar libros de decima escrita como Luis Paz Esquivel, Juan Carlos Garcia Guridi, Alexis Diaz Pimienta (Cuba), Mariela Acevedo (Uruguay), Susana Repetto, Marta Suint (Argentina), Cecilia Astorga y un largo etcetera.

En Chile, el referente mas importante de la decima escrita lo constituye el corpus de la llamada Lira Popular, recopilado por la Dibam, basada principalmente en las colecciones de Rodolfo Lenz, Alamiro de Avila y Raul Amunategui. Dicha institucion ha apoyado las investigaciones de la historiadora Micaela Navarrete, que junto a varios colaboradores han publicado estos versos en gruesos tomos para divulgar la obra de Rosa Araneda, Juan Bautista Peralta, Daniel Meneses, Adolfo Reyes y Nicasio Garcia. Es importante tambien el trabajo de Carolina Tapia, que logro datar un porcentaje significativo de las hojas sueltas de verso de estas colecciones, donde no se solia precisar la fecha de publicacion. Tambien es importante destacar que este corpus es un valioso tesoro de la literatura y que no encontramos nada parecido en los otros paises en que se desarrollo la investigacion. Esto ha despertado el Interes creciente de investigadores de distintas disciplinas, aunque, desde mi perspectiva, los estudios literarios mantienen una deuda todavia no resuelta con esta expresion que tuvo su auge en el siglo XIX. Aun asi, la lira popular ha servido como inspiracion a poetas de la talla de Nicanor Parra, quien en entrevista con Leonidas Morales (Morales, 2014) afirmo haberle dado a conocer estos versos a Violeta, por lo que podemos presumir que la gran tarea de las decimas autobiograficas que emprendio la autora, como respuesta al desafio de su hermano, segun ella misma relata, tiene -en algun punto- una relacion con la lira popular. Otro intento por reflotar esta modalidad poetica fueron las publicaciones del diario El Siglo durante los anos cincuenta, cuando Diego Munoz e Ines Valenzuela se Interesaron por estas expresiones. Diego Munoz publico ademas varios estudios y compilaciones de poetas populares. Quizas el mas importante de ellos: Abraham Jesus Brito, poeta popular nortino (1946). Mas adelante llega a Chile el padre Miguel Jorda que publica miles de ejemplares de los cultores de decima de la zona central, destacandose entre ellos Domingo Pontigo con su Paraiso de America. Durante el 2011, en el contexto del movimiento estudiantil nacio El versero ciudadano, una publicacion impulsada por Caro Chachana, en esa epoca estudiante del Instituto de Estetica de la Universidad Catolica. Las hojas imitaban el diseno de la lira popular, por utilizar una grafica que ocupaba el tercio superior de una hoja y la disposicion de los versos en columnas, se repartio en las marchas estudiantiles por largo tiempo y actualmente circula por internet, contando con la colaboracion de importantes decimistas como Hugo Gonzalez. En el ambito del teatro, ademas de la escritura de La Negra Ester (1971) de Roberto Parra, llevada al teatro por Andres Perez en 1988 y que conto con asistencia de publico por mas de veinte anos y varias giras nacionales e internacionales, se han realizado otros montajes recientes donde la decima ocupa un lugar importante. Tal es el caso de la cantata Victor Jara sin Victor Jara del dramaturgo Gopal Ibarra Roa, estrenada en 2013 con funciones vigentes hasta hoy. Pongo todas estas cosas en relacion para romper la idea convencional de que, por una parte, la decima pertenece solo al ambito de la cultura tradicional, folclorica o popular o de que pertenece a un pasado recondito, donde toda nueva expresion suele leerse como un gesto romantico por volver a una realidad primitiva o campesina que ya no existe, cosa que es una completa falacia, si atendemos a aquel pequeno detalle que solemos olvidar en la academia y que se llama realidad. Por el contrario, la permanencia de esta forma poetica en el tiempo, desde el Siglo de Oro espanol, pasando por la Colonia americana donde -al decir del investigador cubano Virgilio Lopez Lemus- la decima se "aplatano", fue apropiada por las mayorias analfabetas (no exclusivamente rurales y no exclusivamente coloniales, recordemoslo) y ha permanecido vigente a lo largo de toda nuestra historia.

Todo lo anterior es necesario plantearlo como respuesta y senal de alerta respecto de ese prejuicio que etiqueta irreflexivamente a la decima como expresion popular, rural y anacronica, y que lamentablemente predomina entre los jovenes poetas postmodernos (que conocen harto menos de la riqueza de esa poesia que los poetas de generaciones anteriores), la solemnidad de la academia, y en general un gran espectro de la literatura autodenominada "culta"--termino que ha operado como la via regia de una autolegitimacion, que no puede calificarse de otra manera que como clasista y arribista--, para ahorrarnos los eufemismos retoricos con que solemos blanquear nuestras propias practicas escriturales. Lo unico que es posible argumentar frente a dichos prejuicios es, en primer lugar, la descripcion de aquellos hechos concretos que apuntan a la vitalidad de la estrofa, y tambien la invitacion amorosa a sumergirse en este mundo que todavia cree en el canto de la palabra escrita y hablada y en sus efectos en la salud y en la comunidad.

Agrupaciones en tomo a la decima

Uno de los motores fundamentales de esta investigacion fue la sorpresa de constatar la existencia de varias agrupaciones femeninas en torno a la decima. La mas antigua de ellas es la agrupacion "Decima al filo", liderada por Odalys Leyva. La agrupacion toma su nombre del momento de gestacion de la Independencia cubana, aquel que nace en las provincias orientales y que se convirtio mas tarde en el primer levantamiento anticolonial; "Al filo" como expresion de un movimiento que fragua la resolucion de algo, segun explica la propia Odalys Leyva. "Decima al filo" nace en 2002 a partir de una pequena tertulia literaria a la que acuden exponentes consagrados y jovenes de la decima. En su incansable trabajo como gestora cultural Odalys Leyva establece un importante vinculo entre creadoras de distintas localidades, generando intercambios y correspondencias que van logrando una convocatoria cada vez mayor y produciendo fecundos dialogos entre exponentes de larga trayectoria y exponentes jovenes, hombres y mujeres. Tal vez por la escasa presencia de la poesia femenina en los premios instituidos en Cuba para esta estrofa y tambien en las publicaciones que se encontraban hasta principios del 2000 (Mayra Hernandez, 2001), la necesidad de realizar un encuentro nacional de mujeres dedicadas tanto al estudio como a la creacion de la decima era urgente. "Decima al filo" respondio a esa necesidad en el 2003, contando con un vasto apoyo de las instituciones que en Cuba fomentan esta forma poetica (Casa Iberoamericana de la Decima de Las Tunas, Casa de Iberoamerica de Holguin, Escuela Holguinera de la Decima, Casa Nabori de Matanzas, etc.). Este encuentro consolida al grupo por medio del establecimiento de un concurso y de la proyeccion del encuentro que se seguira realizando en anos sucesivos hasta adquirir un caracter internacional en la actualidad. La agrupacion se puede considerar como una estrategia exitosa de instalacion y legitimacion de la poesia escrita por mujeres, pero responde tambien a la necesidad de reconocerse en la experiencia de la otra, como sujeto creador que ha tenido que enfrentar dificultades comunes en el proceso de constitucion autoral. Es interesante tambien el modo como en dicho contexto la decima se renueva y explora nuevas posibilidades que logren decir la condicion no dicha de las mujeres, aquello que pulsa por salir y que autoras como Gilbert y Gubart han denominado como "necesidad de autoria" ante el "silenciamiento de las voces femeninas" en un permanente choque con el lenguaje patriarcal. Otro punto a destacar es que la agrupacion "Decima al filo" se instala en un modo singular de hacer cultura en Cuba a partir de tertulias que los escritores pueden rendir como parte de una labor considerada como trabajo profesional, que para ser remunerado debe estar acreditado en la Union Nacional de Escritores y Artistas de Cuba, lo que no solo responde al apoyo estatal y al mismo tiempo la legalidad que debe tener el trabajo cultural en la isla, sino tambien a un particular modo de sociabilidad entre los escritores que desperto en mi un gran interes.

En Mexico, el evento "Soneras y versadoras de Tlacotalpan" no constituye una agrupacion con reuniones periodicas como "Decima al filo" de Cuba, sin embargo se han realizado dos encuentros muy hermosos y de gran profesionalismo en ese lugar geografico, que pertenece a la region cultural conocida como el "mundo jarocho". La principal gestora de estos encuentros que han tenido versiones en 2012 y 2014 es la decimista Daniela Melendez, quien convoco a mujeres que cultivan la decima en el estado de Veracruz, principalmente. Estos encuentros se dan en un contexto de menor formalidad que en Cuba, en el sentido de la afiliacion institucional, lo que redunda en un formato mas suelto, donde se aprecia de mejor manera aquella utopia que yo como investigadora buscaba y que tenia que ver con el tema de la solidaridad de genero, donde veia realizadas mis propias expectativas de "sororidad femenina", aquellas que yo vinculaba con mis experiencias en el ambito familiar, y que luego, en mi formacion en estudios de genero, vi de algun modo reproducidas en las comunidades femeninas de los anos sesenta y setenta. Digo esto, en un afan de sincerar un deseo subyacente en mi propio proceso como investigadora, pero teniendo claro tambien que la realidad de las relaciones adquiere las complejidades de los modelos socioeconomicos y epocales que caracterizan nuestra contemporaneidad, y que son bien distintos a aquella "edad de oro" del proceso de la liberacion femenina.

El encuentro de "Soneras y versadoras de Tlacotalpan" respondio en mayor medida a esas aspiraciones mias, en la medida que se podia percibir un modo de sociabilidad donde lo afectivo aparecia como un motor de trabajo para la reflexion y la creacion. A lo largo de los dias del encuentro, los momentos de compartir conversaciones personales, vivencias y tambien reflexion acerca del quehacer, se encontraba tambien en sintonia con lo que yo habia podido conocer en el campo de la decima chilena. No se trataba solo de compartir las propias creaciones, sino de realizar talleres de creacion de coplas y decimas y de sesiones de intercambio de saberes que culminaron con la realizacion de un video documental (3) y una presentacion final. Sobre todo identifique una busqueda de autenticidad en el sentido en que lo entendia Violeta Parra, lo autentico no como valor de "pureza de origen", sino como un volver a las raices del canto, que no era para ella otra cosa que la gente, su modo y su necesidad de cantar y de tocar los instrumentos.

"Soneras y versadoras de Tlacotalpan" ha sido impulsado por mujeres profesionales, musicas, escritoras e investigadoras con mucha conciencia de genero y del poco protagonismo que hasta entonces habian tenido las mujeres en el son jarocho tradicional, donde ocupaban un lugar sobre todo de inspiradoras de versos y como figura del baile en la tarima. Sumamente interesante aqui es el vinculo que se logra establecer entre las coplas aprendidas de la tradicion popular y las del Siglo de Oro espanol. En sus hallazgos investigativos, en su exploracion del son y del fandango se encontraron, como lo testimoniaron las participantes en las entrevistas, que aquellos versos tan antiguos aprendidos en la formalidad del espacio universitario aun estaban vivos. Los encuentros organizados por estas mujeres dan cuenta entonces de ese enamoramiento que se experimenta en las busquedas creativas, donde la autenticidad no radica en una idea de "origen", de comprobacion historica o teorica, sino simplemente en la relacion con lo vivo. Asi, las inquietudes y realizaciones de estas mujeres que no pueden sino formar parte de nuestro mismo tiempo historico, resplandecen en los momentos de las presentaciones en publico, con la luz de lo simplemente verdadero, sin afeites y sin espectaculo, pero con gran rigurosidad y una generosidad evidente entre las artistas profesionales y las mujeres que apenas se !nielan en estas artes; y lo mas Importante, transmitiendo el goce que experimentan en esa experiencia de poesia compartida.

Sin duda que estos encuentros, mas alla de ser meras estrategias de Insercion en el campo cultural, constituyen tambien una necesidad de empoderamiento y la conciencia del modo en que las redes femeninas pueden contribuir a penetrar en la institucionalidad cultural y permanecer en ella.

Mujeres poetas en la decima improvisada y escrita

Las autoras que presentamos aqui tienen trayectorias artisticas y vitales orientadas en la busqueda de un lugar de legitimidad en un espacio cultural dominado por lo masculino hasta hace muy poco tiempo. La Identidad del payador o del poeta ha estado ligada a una vida errante, de multiples encuentros amorosos (4), modulando una tradicion que no solo trae Involucrados los elementos esteticos, sino aquellas caracteristicas ligadas con la masculinidad tradicional. Estos recorridos nos hablan de los distintos modos en que las mujeres han ido modulando la tradicion heredada y abriendo nuevos lugares para si mismas y su quehacer.

Marta Susana Schwindt (Suint es su apellido artistico) nacio en 1958 en Sanrandi, Avellaneda, provincia de Buenos Aires, pero se avecindo desde muy joven en Mar del Plata. En una pequena localidad llamada Ibarra en la provincia de Buenos Aires vivio sus experiencias de campo. "Siempre tuve afinidad con ese ambiente campesino", "amo la libertad que me ofrece la naturaleza". Siendo nina escuche en el galpon de mi abuelo cantar a un hombre ... era de esas personas que deambulan sin rumbo fijo ... se llamaba Alberto Batalla. El me enseno la "milonga de los payadores", o sea, "la milonga de batalla con la que sali a pelear la vida". Las participaciones de "Martita" de 9 anos en el programa de Radio Mitre "Amanecer Argentino" donde solia recitar con otro nino, "El Chinito Guida", son ya parte de la memoria popular. Marta hizo profesion del canto en plena epoca de dictadura. Su primera payada fue con Alvaro Casquero en Rafael Calzada, Buenos Aires. Con Carlos Molina protagonizo la primera payada del otro lado del mundo, en Sydney, Australia, en 1989. Al respecto, Marta comenta: "A el le debo su voto de fe, su confianza, su amor de padre y una parte importante de mi formacion". Ha improvisado con todos los payadores importantes de su pais y viaja constantemente al extranjero. El golpe militar interrumpio sus estudios de medicina. Mas tarde se graduaria en la carrera de Licenciatura en Letras obteniendo la maxima puntuacion con un examen final en decimas.

Susana Repetto (Dolores, 1950) es conocida en Argentina como "La maestra payadora". Comenzo a improvisar a los 13 anos en la localidad rural de Lomas de Salomon, Dolores. Con el apoyo de su familia participo en eventos y afirma que nunca sintio una discriminacion directa por su condicion de mujer, aunque reconoce que ciertos "caballeros mayores" veian con reticencia la presencia de una mujer en un mundo exclusivamente de varones. Sin embargo, en nuestra entrevista de 2014 reconoce que al terminar sus estudios secundarios y comenzar a formarse como profesora, se sintio inhibida por el caracter campesino con que se asocia a la payada y tendio a ocultar este interes y esta habilidad por temor a ser discriminada por sus companeras, que mas bien querian identificarse con valores citadinos, y estaban muy preocupadas como jovenes de las cosas de la moda. Aunque en lo privado, nunca dejo de lado su amor por este arte, en lo publico siente la necesidad de abandonar su practica poetica durante el periodo en que se desempeno como profesora de escuela. Formo sin embargo a sus hijos y actualmente ella tiene un programa de radio junto a su hija Mariangel Gabotto, mientras su hijo Emanuel Gabotto es un reconocido payador a nivel internacional. Al jubilar en la decada de los noventa, Susana retoma la payada y actualmente es invitada a diversos eventos.

La uruguaya Mariela Acevedo (1968, Canelones) es hija del ya fallecido payador, Flores Paz Acevedo, y aunque de el aprendio todo este arte, la voluntad del padre fue que su hija privilegiara los estudios antes que el canto y la guitarra. Asi, se hizo profesora de filosofia y ejerce en una escuela de Montevideo, sin embargo me cuenta: "Quiso la vida en su imprevisto que a traves del canto y la payada pude de repente lograr mas gratificaciones de todo tipo que a traves de la docencia". Mariela tambien disfruta de dar clases, me cuenta que a veces le salen unas decimas improvisadas mientras ensena su materia y que cuando eso ocurre es fijo que los estudiantes no se olvidan de ese tema en particular cuando tienen que rendir su prueba. Desde pequena participo en las fiestas de su casa donde tuvo la oportunidad de conocer a los mejores payadores de Uruguay. Cuando Mariela empezo a improvisar profesionalmente en 1992, ya habia comenzado Marta Suint a hacerlo en Argentina, es decir, al menos habia aparecido un referente femenino en el campo de la improvisacion, pero de todos modos se encontro con muchos obstaculos. La payada de Mariela se caracteriza por ser desafiante, disfruta del contrapunto, y es una artista audaz.

El mundo de la poesia improvisada en Chile cuenta con la destacada payadora Cecilia Astorga. Nacida en Rancagua en 1967, Cecilia se formo como decimista junto a su hermano Francisco en el canto a lo divino. Esta es una caracteristica peculiar, por cuanto se trata, por una parte, de una forma de poesia que practicamente solo tiene vigencia en Chile y, por otra, implica una forma de aprendizaje vinculada a las culturas orales tradicionales y sus formas especificas de transmision del saber, donde predominan estructuras fijas de composicion de la decima, pero tambien una ensenanza basada sobre todo en lo ritmico y la intuicion. En su juventud, los hermanos tambien participaron en grupos folcloricos, lo que le da un dominio temprano del canto y la guitarra y la lleva a conocer a payadores de la VI Region en diversos programas radiales. Posteriormente conoce a Pedro Yanez, referente ineludible para todos los payadores contemporaneos. En la decada de los ochenta Pedro Yanez junto a Eduardo Peralta, Jorge Yanez y Bendicto (Piojo) Salinas realizaron un importante trabajo de actualizacion de la paya, transformandola desde una practica mas bien campesina y del margen urbano a un espectaculo de escenario. De acuerdo con el testimonio de Eduardo Peralta y la misma Cecilia Astorga, la participacion de Jorge Yanez como actor fue fundamental para dinamizar la relacion entre los payadores y el publico al incorporar elementos ludicos y para actualizar los formatos para la poesia improvisada, creando juegos como las personificaciones y el banquillo que actualizaron las formas tradicionales del contrapunto y el dialogo de preguntas y respuestas. En la decada de los noventa Pedro Yanez forma un nuevo elenco con los payadores Cecilia Astorga, Manuel Sanchez, Hugo Gonzalez y el mismo Eduardo Peralta. Por tanto puede decirse que la payadora se ha nutrido de la mas antigua tradicion campesina por medio del canto a lo divino, al mismo tiempo que ha participado de la renovacion urbana y la transformacion artistica de la tradicion. Su sensibilidad poetica la vincula con escritores del modernismo chileno de donde toma sus influencias, especialmente el poeta Oscar Castro, originario de Rancagua, al igual que ella. Todas estas fuentes han hecho que Cecilia Astorga haya podido constituir una identidad artistica de mucha profundidad poetica, al mismo tiempo que con gran eficacia en terminos de espectaculo. De este modo se la reconoce internacionalmente debido a su participacion por dos anos consecutivos en el encuentro internacional Trovalia, en Cartagena de Murcia, Espana, su presencia permanente en el encuentro de payadores de Casablanca y sus viajes a Panama y Argentina. Destaca su especial conexion con el mundo mas joven, y su integracion con escritores y performistas en los encuentros "Palabra Hablada" (Chile) y el evento "El mapa de Chile. Poetas y payadores", realizado en la Feria del Libro de Santiago en 2013, entre otros. Cecilia dicta tambien talleres de improvisacion en decimas, teniendo entre sus alumnas a Antonieta Contreras con creciente presencia en los escenarios de poesia improvisada en los ultimos anos.

En el ambito de la decima escrita en Cuba encontramos un enorme desarrollo que se apoya tanto en una larga tradicion que comienza en la Colonia como en una salida editorial que se fortalece en la isla en la decada del noventa. En este sentido, los estudios que es necesario tomar en cuenta como referencias importantes son los de Mirtha Yanez, Cubanas a capitulo (2000), y de Mayra Hernandez Menendez, Hombres Necios que acusais (2001). Y entre las escritoras es posible destacar las obras Otra vez la nave de los locos (2002) de Maria de las Nieves Morales Cardoso, de La Habana, Los Cesares perdidos (2009), de Odalys Leyva Rosabal, de Guaymaro, y Cicatrices de Sal (2010) de Irelia Perez Morales, de Clenfuegos.

Estas autoras se identifican con un movimiento revolucionarlo de la decima en Cuba que se encuentra en la busqueda de una poesia de ideas, elaborando conceptos acerca de la condicion existencial de las mujeres y se entrega muchas veces a las divagaciones relativas al dolor y al suicidio, encontrando sus referentes en diversas manifestaciones de la historia y el arte (Lyeva: 2013). En lo formal, esta poesia se caracteriza por una ruptura con las formas tradicionales y una experimentacion que incluye la incorporacion del verso libre. Estas busquedas de contacto con la tradicion letrada, por decirlo de algun modo, estan presentes tambien en la poesia improvisada y constituye un tema de discusion entre cultores y estudiosos de la decima, distinguiendose entre ellos los grupos que defienden la practica decimistica mas apegada a las formas metricas tradicionales, percibidas como naturales a ellas y los que defienden las posibilidades de experimentacion que puedan abrir paso a la decima en el gusto mas contemporaneo, si es que identificamos este ultimo con los paradigmas establecidos por la vanguardia y la neovanguardia.

Odalys Leyva pertenece a este ultimo grupo que adhiere a las transformaciones de la decima en Cuba, la que se cultiva no solo en su forma octosilabica tradicional, sino tambien en endecasilabos y con otros tipos de rima. Estas innovaciones son bien aceptadas por las instituciones vinculadas con la decima. Su libro Los Cesares perdidos fue ganador en 2008 del premio Cucalambe de decima escrita. Se trata de un trabajo que vincula las esferas de lo subjetivo y lo politico, construyendose como alegoria de un orden abusivo del poder, donde la violencia sexual--vestida de extravagancia erotica--senala la violencia biopolitica de un orden opresor.

La mujer aparece aqui como desheredada del poder, en tanto sujeto historico al margen de la ciudad, la amante abandonada, representada en la figura de Cleopatra, configurando un sujeto ultrajado en lo mas basico de su dignidad, un proceso de desubjetivacion, deshumanizacion y desgarro que se produce en el marco de relaciones sociales tensionadas al limite por la racionalidad jerarquica:
   Contra el Cesar me erijo, contra Roma,
   Contra el yugo que muerde Tolomeo
   Y es mi sangre banada por el reo
   Que mezcla su dolor con el aroma
   De mi aliento prohibido.

   El odio asoma
   Su temor sobre un odio mas profuso
   La traicion es la paz, mas no rehuso
   Al trono que mi padre me arrebata.
   Y no voy a morir, no si me mata
   El amor que imposible se me opuso.
   (Leyva, 2009: 21)


El contexto historico del imperio romano, en su lectura novelesca de traiciones e intrigas, se despliega como significante orientado a cuestionar el orden del poder en Cuba, en una concepcion del mismo en que los grandes objetivos e ideales han perdido el sentido en la banalizacion del poder como espectaculo. Aquello que Benjamin llamaria "la estetizacion de la politica" se muestra en el texto como la grandilocuencia de una republica saturada de contradicciones: republica con senadores, esclavos y dictadores. En ella, las figuras historicas que actuan como referente aparecen como viejos monumentos, como los despojos sin sentido de un discurso que exige su veneracion despues de muerto, corpus de significantes vaciados de contenido, reduciendo la ciudadania a una categoria nominal y colocando al sujeto en la posicion de la absoluta pasividad:
   Estoy aqui tal vez un poco muda;
   Indiscutible, si, pero desnuda
   (golondrina que acaso jamas vuele).
   A veces soy la piedra y no me duele
   Del mundo como oscilan sus perfiles.
   Y soy la dama ciega sin afiles
   (Artemisa, Penelope, Cleopatra).
   Nadie grite, no soy quien idolatra
   El simbolo ilusorio que nos dicta
   Un negligente azar.
   Soy la convicta.
   (Leyva, 2009:15)


Aquella pasividad a la que ha sido reducida la ciudadania se representa en el texto como la identidad femenina tradicional, el arquetipo pasivo de la cultura, objeto sexual y de abandono, cuerpo en permanente padecimiento, pero que encuentra en la palabra el modo de quebrar la racionalidad discursiva de un poder degradado y humillante.

La sofisticacion retorica de la decima en Cuba, tanto en sus expresiones escritas como orales, me hace ademas plantear una pregunta acerca de la posible relacion entre el desarrollo de lenguajes encriptados y los contextos de represion politica.

Ademas, con las figuras de Tomasita Quiala y Liliana Rodriguez podemos caracterizar y problematizar el campo de la poesia improvisada en Cuba. Tomasita Quiala representa a una generacion de repentistas que se autodenominan "espontaneos" para diferenciar su proceso de formacion respecto de los repentistas jovenes, en su mayoria universitarios y muchos formados en los talleres de repentismo infantil que desde el 2000 Alexis Diaz Pimienta implemento en el Centro de investigacion de la decima y el verso improvisado (CIDVI). Liliana Rodriguez (1992) es una joven repentista de Puerto Padre, provincia de Las Tunas, que se ha formado en estos talleres y que ademas de desenvolverse en la improvisacion tambien escribe. Obtuvo el premio Cucalambe 2013 (maximo certamen de la decima escrita) con su decimario: Crepusculares. Tomasita Quiala, nacida en 1960 en Bones, provincia de Holguin, se traslado en su temprana juventud a La Habana para estudiar en la escuela especial para ciegos Abel Santamaria. Tomasita aprende en los guateques (fiestas populares) de los barrios, en la calle, en un ambito en el que la decima forma parte de la vida cotidiana urbana y se Integra en las ferias del libro y en diversas instancias publicas a las que asiste todo tipo de personas. El publico de la decima en Cuba no es un publico especializado como el que observamos en el Cono Sur. Aunque, por otro lado, el publico de los eventos culturales en general, el de la poesia "culta", el de la musica, y otras expresiones artisticas tampoco lo es, en tanto han existido politicas de Estado orientadas a integrar la vida cultural y la vida ciudadana en un sistema sumamente igualitario en lo que se refiere al acceso a la educacion. Sin embargo, en la epoca de Tomasita el repentismo aun se asociaba principalmente al mundo campesino y si bien siempre tuvo apoyo institucional en el gobierno castrista, era visto con cierto desprecio por las elites ilustradas. En este sentido, ocurre algo similar a lo que ocurria en el siglo XIX en Argentina cuando Sarmiento en su Facundo. Civilizacion y Barbarie, signaba el ambito rural como un espacio relacionado con el feudalismo, por las relaciones de trabajo que alli se daban, con el conservadurismo catolico y el despotismo de los caudillos. En Cuba se dice que no existe la "cultura campesina" propiamente tal desde que el gobierno de la Revolucion iniciara su campana de alfabetizacion en 1961. Implicitamente se relaciona el campo con el analfabetismo y el repentismo con la oralidad propia de esa marginacion de la escritura. Dentro de la idea de progreso revolucionario, por tanto, la cultura campesina se caracteriza igualmente como una etapa historica superada por las campanas de alfabetizacion y la estatizacion y sistematizacion de la produccion en el campo. Con las figuras de Liliana Rodriguez y Tomasita Quiala podemos representar una cierta tension que existe entre ese repentismo arraigado en la tradicion oral y el repentismo profesional practicado por improvisadores que han estudiado en la Universidad o que se han formado en los talleres donde se practica el metodo sistematico creado por Alexis Diaz Pimienta. La profesionalizacion del campo cultural en Cuba -ambito al que pertenece Liliana Rodriguez- se caracteriza por una creciente institucionalizacion de esta practica poetica, en la medida que los procesos de formacion se asimilan a la ensenanza formal. Luis Paz Esquivel, director de CIDVI, en conferencia impartida en el Centro Cultural de Casablanca en febrero de 2015, se refiere a este fenomeno como uno que se inserta en el proceso de tecnologizacion de la sociedad y creciente especializacion de los saberes. Desde su perspectiva, la sofisticacion de la tecnologia, incluso en Cuba, ha cambiado los modos de relacion social, quitando a la fiesta (guateque) el lugar que antes tenia como espacio de entretencion, de enculturacion y practica de la poesia cantada. Asi, los talleres de decima que utilizan estos metodos sistematicos de ensenanza han venido a suplir esta carencia, formalizando la difusion de un saber que antes se transmitia de manera espontanea. La generacion de repentistas formados al alero de esta practica, como Liliana Rodriguez, se caracterizan por un gran profesionalismo en lo formal, una gran destreza tecnica y un conocimiento integrado de la cultura literaria. Es factible comentar que para el mundo del repentismo cubano la estetica modernista sigue siendo un referente principal. Tanto la decima escrita como la decima improvisada en Cuba se caracterizan por un gran nivel de sofisticacion en la medida en que se practican estrategias retoricas que pertenecen a la tradicion de la poesia "culta". Mi observacion personal es que si bien estas destrezas formales y tecnicas resultan muy asombrosas, se siente una perdida de vitalidad y autenticidad en una poesia exageradamente preocupada por el preciosismo retorico. Distinto de esto, Tomasita Quiala pertenece a una generacion de repentistas que producen discursos que se distinguen por su impronta personal, y lo que en terminos de los estudios literarios podemos denominar una voz poetica singular. Se trata de una practica mas apegada a las caracteristicas disruptivas de la literatura contemporanea, no por asimilarse a los lenguajes vanguardistas, sino porque su lugar de enunciacion se coloca en un ambito que nunca dejara de ser problematico: el de la propia experiencia y su tension con la realidad. Esto se representa en la gran originalidad de la poesia de Tomasita Quiala, cuyas habilidades formales rayan en la genialidad, cualidad que se le reconoce internacionalmente. Me interesa destacar el hecho de que aunque Tomasita Quiala es llamada la "Embajadora de la decima en Cuba" y tiene una gran presencia en los escenarios internacionales (lo que en Cuba significa necesariamente una relacion de armonia con el aparato institucional), su participacion en el evento mas importante en torno a la decima, cual es, las Jornadas Cucalambeanas, nunca ha sido la de ocupar el escenario principal donde se desarrolla un espectaculo televisado, sino en los llamados "guateques", fiestas que se celebran paralelamente a la programacion oficial, disponiendo de espacios propios para ello. Frente a esta situacion, interpreto que la fuerza poetica de Tomasita Quiala es una expresion dificil de someter a los disciplinamientos de la cultura oficial cubana. La poesia improvisada, en todas partes del mundo, reviste este caracter de cierta peligrosidad, en la medida de que no es tan facil controlar o predecir los temas y las formas que utilizara el poeta y potencialmente conforma una amenaza frente a todo tipo de discurso oficial con pretensiones hegemonicas (5). Asi, la diferencia generacional entre Tomasita Quiala y Liliana Rodriguez no solo plantea distinciones de nivel estetico, sino que motivan tambien una reflexion en el nivel de lo politico. En cuanto a la identidad de genero y sus procesos de formacion artistica, claramente Tomasita debe vencer muchas dificultades y prejuicios para poder ocupar su lugar como repentista. En tanto Liliana ha encontrado un camino mas abierto, no por el hecho natural de pertenecer a una generacion mas joven, sino porque la institucionalizacion de la ensenanza de la decima puede leerse como un proceso democratizador de esta practica, cumpliendo, al igual que lo hizo la escuela formal a lo largo del siglo XX, una funcion de apertura de los bienes culturales.

Cada una de estas exponentes configuran identidades femeninas que, a veces, desde los roles mas tradicionales logran operar transformaciones simbolicas y politicas en un espectro de expresiones que van desde la rabia al goce y reclaman en estos variados registros la necesidad de una transformacion cultural y de una nueva tradicion.

La proliferacion de publicaciones en decima y de encuentros de payadores habla de una revitalizacion contemporanea del campo cultural. A este se incorporan nuevos sujetos, como las mujeres y los jovenes. Los encuentros internacionales, ademas de espectaculos que difunden el valor de este arte, constituyen tambien importantes espacios de dialogo, reflexion e intercambio de saberes entre las distintas tradiciones. Esto ha concitado un creciente interes en los espacios academicos, pues se trata de un espacio en vital actualizacion y enriquecimiento, pues los y las payadoras, y los y las escritoras en sus eventos, pueden intercambiar sus saberes y reflexiones.

La presencia femenina en los escenarios de la payada, es un fenomeno que se inserta en el contexto de este proceso de actualizacion y aportan la incorporacion de sujetos y de temas que se encontraban excluidos.

Obras citadas

Astorga, Cecilia (2012). Las cajitas de colores. Decimas. Aire Libro, Santiago. --. (2010). Decimas a lo divino. Inedito.

Astorga, Francisco (2000). "El canto a lo poeta", en Revista Musical Chilena. V. 54. N. 194. Santiago.

Calderon Romero, Barbara (2010). Por prohibido que sea. Milesimas eroticas, (s/n), Concepcion.

Leyva, Odalys (2003). Confuso incidente, (s/n), Concepcion.

--. (2008). Antologia femenina cubana de decimas y malaras oral traumaticas. Frente de Afirmacion Hispanista, Mexico.

--. (2009). Los Cesares Perdidos. Editorial San Lope.

--. (2013). "La decima escrita por mujeres en Guaimaro". Manuscrito.

Baeza C., Ana Maria (2012). "Genero y sexualidad. Imaginario cultural en America Latina"; "La poesia y la constitucion de sujeto femenino". En: No ser mas la bella muerta. Erotismo, sujeto y poesia en Delmira Agustini, Teresa Wilms y Clara Lair. Editorial Usach. Santiago.

Butler, J. (1990). El genero en disputa. El feminismo y la subversion de la identidad. Mexico: Paidos, 2001.

--. (2002). Cuerpos que importan: sobre los limites materiales y discursivos del sexo. Editorial Paidos, Bs. As., Barcelona, Mexico.

--. (1998). "Actos preformativos y constitucion del genero: un ensayo sobre fenomenologia y teoria feminista", en Debate feminista, No. 9, pp. 296-314.

Bourdieu, Pierre (1995). Las reglas del arte. Genesis y estructura del campo literario. Anagrama, Barcelona.

--. (2002). Campo de poder, campo intelectual: itinerario de un concepto. Editorial Montressor, Buenos Aires.

Irigaray, Luce. (1978). Speculum de la otra mujer. Editorial Saltes, Madrid. Diaz Pimienta, Alexis (2000). Teoria de la improvisacion. Ediciones Union, La Habana.

--. (2008). "La decima como estrofa para la improvisacion". En FUNDACION JOAQUIN DIAZ (Ed.): La voz y la improvisacion: imaginacion y recursos en la tradicion hispanica. Simposio sobre patrimonio inmaterial, Valladolid.

Finnegan, Ruth (1992). Oral Traditions and the Verbal Arts. A guide to research practices. London, N. York, Routledge, 992.

Hernandez, Mayra (2001). Hombres necios que acusais ... Estudio sobre el discurso femenino en la decima en Cuba. Editorial Oriente, Cuba. Morales, Leonidas (1993). Figuras literarias, rupturas culturales: modernidad e identidades culturales tradicionales. Pehuen, Santiago de Chile.

--. (1989). "Violeta Parra: la genesis de su arte", en Revista Hispamerica Ano XVIII, No. 52, pp. 17-30.

Miranda, Paula (2013). La poesia de Violeta Parra. Editorial Cuarto Propio. Santiago.

Menendez Alberdi, Adolfo (1986). La decima escrita. Ediciones UNION, La Habana.

--. (2014). Conversaciones con Nicanor Parra. Ediciones Universidad Diego Portales, Santiago.

Olea M., Humberto (2011). "El canto a lo poeta. Una genealogia incompleta". Revista Chilena de Literatura. Seccion Miscelanea, No. 78.

Tala, Pamela (2011). "La cultura popular, la poesia popular y la decima". Revista Chilena de Literatura. Seccion Miscelanea No. 78.

Trapero, Maximiano (1996). El libro de la decima (La poesia improvisada en el mundo hispanico). Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y Cabildo Insular de Gran Canaria.

Lopez Lemus, Virgilio (1999). La decima constante. Las tradiciones oral y escrita. Fundacion Fernando Ortiz. La Habana.

Ana Maria Baeza C.

Universidad de Chile

ambaeza.carvallo@yahoo.es

Recibido: 30/09/2015

Aprobado: 30/11/2015

(1) El presente articulo se escribio como resultado del proyecto Fondecyt Iniciacion: "Mujeres decimistas en America Latina. Subjetividades, procesos de creacion y estrategias de instalacion en el campo culural". No. 11121539.

(2) Aunque esto no fue un objetivo inicial del trabajo, mi satisfaccion fue muy grande al comprobar que lograba abrirme espacios de dialogo entre los cultores y que el objeto de mi investigacion legitimaba al mismo tiempo la presencia de las mujeres en los encuentros y generaba reflexion al respecto.

(3) Blasche, Carola (2012), "Soneras y versadoras en Tlacotalpan". La presentacion, www.youtube.com/watch?v=59jUI9Nht8

(4) Ver "La leyenda del payador".

(5) Tambien podemos comentar que los payadores salieron de las pantallas de television en Chile durante la dictadura.
COPYRIGHT 2016 Pontificia Universidad Catolica de Chile, Instituto de Letras
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2016 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Baeza C., Ana Maria
Publication:Taller de Letras
Article Type:Ensayo
Date:May 1, 2016
Words:8945
Previous Article:Resena de Perilli, Carmen. Sombras de autor. La narrativa latinoamericana entre siglos--1990-2010.
Next Article:La geometria politica y la lectura posthumanista en Historia universal de la infamia.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2020 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters