Printer Friendly

Movilidad social de afromestizos movilizados por la independencia y las guerras civiles en el Rio de la Plata. Lorenzo Barcala (1795-1835).

Social Mobility of Military Afromestizos in the Independence and Civil Wars in Rio de la Plata. Lorenzo Barcala (1795-1835)

Mobilite sociale d'afro-metis militant pour l'independance et les guerres civiles du Rio de la Plata. Lorenzo Barcala (1795-1835)

1. Introduccion

Lorenzo Barcala fue un personaje muy importante en el contexto de la guerra de independencia y las guerras civiles en el territorio de la actual Republica Argentina, que tuvo gran actuacion en Cuyo y su ciudad capital (Mendoza), (3) donde nacio y se crio en el seno de la familia del escribano del Cabildo, Cristobal Barcala, y fue fusilado en 1835 por conspirar contra el gobierno. Pero, al mismo tiempo, encarno a un afromestizo libre, de padres no conocidos, que debio procurarse atributos para posicionarse en una estructura social que, como en otros contextos de la Hispanoamerica tardo colonial, expresaba tensiones y dificultades para la movilidad social de los ilegitimos y la gente de color (4). Por todo esto, restituir la trayectoria de Barcala tiene valor para enriquecer las biografias todavia muy escuetas de un militar de descendencia africana que ha trascendido como heroe y martir patriota en la memoria nacional, y para aportar al conocimiento de la integracion social de los descendientes de africanos, libres y esclavos, militarizados (como tambien de sus mujeres y sus familias) en la sociedad cuyana y mendocina independiente (5).

Esta aproximacion a Barcala dialoga con la historiografia que en las ultimas decadas ha interpelado a los mulatos, pardos y negros enrolados en milicias civicas y ejercitos regulares en el espacio hispanoamericano de fines del siglo XVIII y principios del XIX y ha mostrado, entre otras cuestiones, su agenciamiento para lograr preeminencias, ascenso social, el adquirir la ciudadania, integracion a los cuerpos politicos y para el acceso a la libertad en el caso de los esclavos (6). Sobre la base de esos aportes y atendiendo a la militarizacion (7) que dispuso Jose de San Martin en Cuyo, sobre todo entre 1814 y 1817, a fin de organizar la campana que dio libertad a las actuales republicas de Argentina, Chile y Peru (8). Este trabajo parte de la hipotesis de que la incorporacion militar pudo favorecer la integracion y movilidad social de algunos negros (9) y sus familias (10). Aun cuando la incorporacion para muchos fue forzosa (11) y la participacion en las guerras tambien pudo motivar una declinacion demografica de esa parcialidad, que en 1812, antes de su reclutamiento masivo, representaba el 33 por ciento de la poblacion de Mendoza y en 1823 habia disminuido aproximadamente al 12 por ciento (12).

En 1777 un empadronamiento colonial contabilizo un 24 por ciento de negros esclavos y libres (13), lo que indica hasta los primeros anos de la guerra de independencia esa parcialidad crecio hasta constituir la tercera parte de la poblacion mendocina, con participacion en la actividad domestica, en los oficios y en la agricultura. Al punto que en el periodo 1750-1821 los esclavos llegaron a representar el 13 por ciento de los medios de produccion en Mendoza (14).

Los negros libres, por su parte, sirvieron en las milicias coloniales, contados en el ano 1739 en la Compania de Pardos de Mendoza en cantidad de 87; y en el ano 1802 en 176, entre oficiales y milicianos (15). Al hallarse muy cerca de la ciudad de Mendoza la frontera con los indios del sur, las milicias regladas estuvieron activas y las autoridades coloniales se encargaron de organizarlas (16). Mas adelante, la militarizacion sanmartiniana reorganizo y acrecento las milicias civicas y en particular el cuerpo de Civicos Pardos: en junio de 1813 contaba con 116 soldados y 134 plazas; y en febrero de 1816 con 199 soldados y 232 plazas, numero que continuo creciendo hasta que se inicio el cruce de los Andes en enero de 1817 (17). Ademas, la politica de reclutamiento sanmartiniana llego a completar casi la mitad de las tropas del Ejercito de los Andes con negros libertos: unos 1554, de los cuales casi la mitad correspondia al rescate para el servicio de las armas de las dos terceras partes de la esclavatura cuyana realizado en 1816 (18). Precisamente en esa coyuntura, Lorenzo Barcala, pardo y de condicion libre, se alisto en los Civicos Pardos y pronto fue designado como instructor de soldados negros del Ejercito de los Andes, punto de partida de una ascendente carrera militar.

Ahora bien, los historiadores y biografos que se han ocupado de Lorenzo Barcala destacan como sus caracteristicas principales los valores de heroismo, patriotismo, civismo y abnegacion. Puede decirse que de Barcala no se conoce mucho mas que una serie de virtudes, valores y acciones que han servido a la historiografia tradicional para construir un <<heroe>> martir de la patria y, a la vez, un imaginario <<redencionista>> de la Revolucion respecto de la esclavitud (19). Esa imagen de Barcala se ha edificado sobre la base de algunas menciones de Domingo Faustino Sarmiento, quien apenas diez anos despues de su fusilamiento le dedico unos pasajes en El General Don Fray Felix Aldao y Facundo. De alli en adelante las biografias y semblanzas (20) desconectan a Barcala del desenvolvimiento social de los sectores plebeyos, sus problemas, expectativas y adscripciones. Incluso, el trabajo de construccion del <<heroe negro>> de la patria parece tener el efecto de fijar esa figura en el bronce. Algo similar senala Andrews respecto del soldado negro Falucho, la figura historica erguida por Bartolome Mitre como un <<mitico>> martir de la nacion, argumentando que este ha contribuido a obturar el conocimiento de afroargentinos que sobrevivieron a las guerras e hicieron aportes al desarrollo cultural, social y demografico (21).

Pese a todo, la figura militar de Barcala (no asi la social) reaparecio recientemente en un registro historiografico renovado que situa a los negros cuyanos como actores agenciados en la politizacion de la plebe durante la revolucion de la independencia rioplatense (22). En esa linea, surgieron nuevas preguntas y avances sobre las expectativas y proyecciones sociales en torno del acceso a la libertad, las adscripciones politicas y las dinamicas identitarias plebeyas en el Cuyo revolucionario (23). Sobre este acervo, nuestro trabajo historiografico plantea, desde un enfoque cualitativo focalizado en la trayectoria biografica de un actor excepcional pero no ajeno a la situacion social de los descendientes de africanos en general, una aproximacion a los problemas y experiencias de ese grupo social en la sociedad mendocina, interpelada por el reclutamiento militar (en muchos casos forzoso) de los varones y el involucramiento en ese contexto, en distintos grados y formas, de las mujeres y las familias de los reclutas. El estudio pone en relacion fuentes documentales heterogeneas que permiten reconstruir acontecimientos biograficos y contextualizarlos: libros parroquiales correspondientes al Archivo del Arzobispado de Mendoza (ARZ); y listas militares, expedientes judiciales, protocolos notariales, libros de Aduana, padrones de poblacion (de los anos 1802, 1814 y 1823/4) y un concurso de acreedores alojados en el Archivo General de la Provincia de Mendoza (AGPM).

En este marco, el trabajo se organiza del siguiente modo: primero, en base a informaciones de libros eclesiasticos, empadronamientos y protocolos notariales se restituye la configuracion familiar de Lorenzo Barcala y se identifican estrategias que operaron en favor de su posicionamiento social. En segundo lugar, a partir de informaciones de libros de la Aduana de Mendoza y protocolos notariales se desarrollan aspectos de la economia familiar centrados en el salario militar de Barcala y su acceso a la propiedad. En tercer termino, se focaliza en un concurso de acreedores a la testamentaria de Barcala, del ano 1839, atendiendo a los indicios de sociabilidad y prestigio social en tanto factores que se suponen implicados en la toma de creditos. Para finalizar, se hace un cierre conclusivo que sintetiza los hallazgos mas relevantes del trabajo.

2. Configuracion familiar: estrategias y solidaridades

A partir de la biografia militar de Barcala publicada por Jacinto Yaben en 1936 los historiadores, en general, han dado por hecho que Lorenzo Barcala nacio el 23 de diciembre de 1795 (24). Sin embargo, a falta de una referencia documental de Yaben, hasta ahora no se han hallado documentos que permitan verificar el dato. En cambio, del cruce de informacion realizado en este trabajo se desprende que Lorenzo puede haber nacido entre los anos 1798 y 1800 (25). Si se tiene certeza de que fallecio el 1 de agosto de 1835, pues en el Archivo del Arzobispado de Mendoza se preserva el acta de defuncion.

Por otra parte, desde las menciones que hizo Sarmiento de Barcala en 1845, se ha dicho que fue un negro esclavo, hijo de esclavos bozales, propiedad del escribano del Cabildo de Mendoza; y que fue liberto para ser incorporado al servicio de las armas despues de la revolucion de 1810. Por el contrario, los censos de la ciudad de Mendoza, que registran a Lorenzo Barcala en distintos momentos de su vida indican que fue un <<pardo libre>>. Esa informacion fue entregada por sus tutores en 1802 al parroco encargado del ultimo empadronamiento colonial de la ciudad de Mendoza; y en 1814 al decurion encargado de levantar el segundo censo del periodo revolucionario (26). Mas adelante, en 1824, fue el propio Lorenzo el responsable de entregar esa informacion al decurion (27). En lo unico que difieren los datos de los distintos padrones es en la edad asignada a Lorenzo. Mientras que la informacion de 1802 y de 1824 indica que habria nacido en el ano 1800, los datos del censo de 1814 permiten ubicar el nacimiento en el ano 1798 (28).

La forma recurrente adoptada por los empadronadores en los registros de 1802 para cada unidad censal indica que <<Jose Lorenzo>>, de 2 anos en ese momento, podria haber sido hijo de la unica criada libre de Barcala, llamada Felipa. Pero mas certidumbre existe respecto del hecho de que fue criado por el matrimonio de Cristobal y Maria Lorenza como un integrante de la familia hasta su pubertad. El registro de 1814 indica que para esa fecha Lorenzo todavia vivia en la casa de Cristobal Barcala y Maria Lorenza Videla, ubicada en el Cuartel No 7 de la ciudad (29). Se desconoce la fecha en que Lorenzo dejo ese hogar, pero se puede suponer que su salida de la casa del escribano estuvo ligada a la formacion de su propia familia.

El 28 de junio de 1819, Lorenzo, anotado como <<pardo libre, criollo, hijo de padres no conocidos>>, contrajo matrimonio con Petrona Mayorga, mulata criolla, <<esclava de don Juan Antonio Mayorga, legitima de Tiburcio Videla y de Antonia Mayorga>> (30). Esa mutua eleccion refrenda y muestra la permanencia en el periodo independiente temprano de lo observado por Coria para mediados del siglo XVIII, que en el mercado matrimonial de las castas mendocinas los varones y mujeres de color mostraban preferencia por personas de la misma condicion <<racial>>. Aunque las uniones ilegitimas estaban dando lugar a una <<proliferacion del tipo mulato>> (31).

Mientras que la mayoria de los esclavos mendocinos buscaba su consorte entre los esclavos del mismo propietario (32), la eleccion de Petrona por un hombre de color libre estuvo en sintonia con la preferencia senalada por Grubessich para los esclavos del Chile tardocolonial, quienes desplegaban uniones exogamicas posibles de interpretarse como una busqueda de reconocimiento social (33). En efecto, se ha anotado que el color y la libertad tenian implicancias significativas para la integracion y movilidad en la sociedad mendocina (34), como ocurria en otras latitudes del mundo colonial hispano (35).

La desigualdad socialmente evidente de los contrayentes seria corregida por el propio Lorenzo el 5 de septiembre de ese mismo ano, cuando compro en 225 pesos la carta de libertad de su esposa Petrona a Juan Antonio Mayorga, quien le otorgo, nada menos que ante el escribano Cristobal Barcala <<plena libertad para que la tenga goce y disfrute, como si fuera naturalmente libre>> (36). Llamativamente, en el documento el escribano evito mencionar en forma directa a su hijo de crianza, Lorenzo, salvo a traves de su lazo matrimonial con la esclava Petrona. Hecho que podria interpretarse como un recurso pergenado para evitar que su propio apellido quedase expuesto en esa manumision.

Se sabe que la actividad economica independiente permitio, no solo en los casos de existencia de vinculos familiares, la solidaridad entre libres, libertos y esclavos en procura de la libertad (37). Posiblemente lo propio sucedia a partir del acceso a un salario militar sostenido en el tiempo (38), y por eso la compra de la carta de libertad de Petrona puede haber sido posible en base al ahorro de Lorenzo, considerando que en listas militares consta que para esa fecha era sargento del Batallon de Civicos Pardos de Infanteria (39), y por esa jerarquia debia cobrar unos 12 pesos mensuales (40).

La obtencion de la libertad de Petrona se vincula directamente con el objetivo y un concepto de construccion de una familia. De hecho, la suya fue una de las estrategias recurrentes adoptadas por matrimonios de esclavos cuyanos en otros contextos (41). Alcanzada la libertad de la proge nitora, en adelante los hijos que concibiese el matrimonio serian libres de nacimiento y asi se asegurarian la union familiar. Es muy probable que al momento de su manumision Petrona estuviera cursando un embarazo reciente, pues casi siete meses despues de adquirir su libertad nacio Toribio, el primer hijo del matrimonio (42). Recapitulando, las fechas de celebracion de matrimonio, concepcion del primer hijo y compra de carta de libertad de Petrona son indicativas de una estrategia por asegurarse una progenie libre y legitima, aspecto central de la movilidad social en las culturas hispanoamericanas (43).

Mas adelante, en septiembre de 1821, Petrona dio a luz a Juana Nicolasa Dolores (44). Y casi un ano despues, en diciembre de 1822, nacio Eusebio Toribio (45). Un padron de enero de 1824 indica que la familia de Lorenzo Barcala habitaba en una casa ubicada en el Cuartel No 7, manzana 4a, que alquilaba a don Gavino Villegas (46) ; y solo registra un hijo del matrimonio, Eusebio Toribio, de lo que se infiere que los dos primeros pueden haber fallecido entre la fecha de su bautismo y el empadronamiento. Hacia fines del siglo XVIII la mortalidad infantil era alta (47), afectando especialmente a las familias de esclavos, y podemos presuponer que la situacion no habia cambiado demasiado. Segun el mismo padron, elaborado por el Decurion Manuel Solanilla, en la casa encabezada por Lorenzo Barcala vivian tambien, como <<agregadas>>, una hermana y una prima de Petrona, Marcelina Videla, mulata de 15 anos, y Fortunata Molina, mulata de 18 anos, ambas solteras y nacidas en la ciudad.

Es importante senalar tambien que el decurion conto otros tres agregados, varones, mulatos, solteros y militares, de distinta procedencia geografica, de lo que se deduce que Lorenzo Barcala podia estar subalquilando su casa o bien albergando de buena voluntad a soldados libertos incorporados al ejercito. Esto en un momento algido de su trayectoria militar, cuando ya habia alcanzado gran ascendencia sobre la plebe de color que prestaba servicio armado, lo que quedo demostrado al ano siguiente cuando expulso al jefe del Batallon de Granaderos (formado por hombres de color) y se puso al frente de ese cuerpo para coordinar una maniobra politico-militar que termino con la destitucion del gobernador Jose Albino Gutierrez (48).

Respecto de la relacion con sus cunadas agregadas en la casa hay algunas cuestiones a destacar que tambien hacen a las ya mencionadas estrategias familiares en torno al acceso a la libertad. Marcelina Videla habia sido esclava propiedad de Marcelino Videla y Godoy, quien le otorgo la carta de libertad por compra el 6 de noviembre de 1822; y fue Lorenzo Barcala, <<hermano politico de la dicha sierva>>, quien pago por esa libertad una suma de 200 pesos (49). Fortunata Molina, por su parte, habia sido esclava de Jose Blas Dominguez, quien le otorgo la carta de libertad el 29 de noviembre de 1823. En este caso tambien fue Lorenzo Barcala quien dispuso de $ 200 pesos para la compra de su libertad (50).

En definitiva, Lorenzo fue el responsable de la manumision de su esposa Petrona y tambien de sus cunadas Marcelina y Fortunata, todas mulatas, criollas, nacidas esclavas. Esa experiencia familiar iba a la par de un proceso de crecimiento de la poblacion negra libre, que segun calculos de Masini Calderon hacia 1823 casi duplicaba a la esclava; y de un crecimiento de la poblacion blanca (81 por ciento) sobre la india y la negra que el mismo autor interpreto como una <<tendencia igualitaria de la poblacion hispanica que ha incorporado a grandes grupos de gente de color>> (51).

Las mejores posibilidades de los esclavos mulatos, en comparacion con los negros, para acceder a la libertad en el Buenos Aires tardocolonial fue interpretada por Lyman Johnson como una preferencia del grupo socio-racial dominante por beneficiar a aquellos con mayor proximidad somatica y, por ello, considerados una amenaza menor a la permanencia del orden social (52). Sin embargo, asumir en terminos absolutos la perspectiva de Lyman oscureceria tanto el papel central de Barcala como manumisor familiar como el agenciamiento de las esclavas en la conquista de su libertad (53).

La madre de Fortunata, Juana Corvalan, habia comprado su propia carta de libertad a fines de 1814 y reclamado judicialmente a su ex propietaria la libertad y la tenencia de su hijo menor nacido con posterioridad a la <<Ley de Vientres>> (1813), presentacion que termino con sentencia a su favor. En su argumento fundamento la legitimidad de su reclamo en su apego a los <<estatutos Soberanos>>, que disponian que todos los hijos de esclavas nacieran libres y que si su madre era vendida siendo ellos menores de dos anos de edad serian pasados juntos al nuevo propietario (54). Ademas, a principios de 1817 elaboro su testamento y dispuso que sus bienes fueran destinados a comprar la libertad de aquellos hijos que permanecieran en la condicion de esclavos (en ese momento cinco de siete, entre ellos Fortunata). Asimismo, dejo planteada la apelacion al derecho de que, en caso de su ausencia, el Defensor de Pobres y Menores asumiera la proteccion y amparo de aquellos (55).

En lo expuesto, parece claro que el concepto y las estrategias de libertad, asi como el conocimiento de los derechos de los esclavos, estaban arraigados en la familia de Fortunata, cuestion que no resulta extrana si se considera que la literatura historiografica ha mostrado que en distintas latitudes de la Hispanoamerica colonial, los esclavos apelaron desde muy temprano a distintos medios para obtener la libertad y litigaron por el cumplimiento de derechos que les reconocia la legislacion indiana (56). Con seguridad esas ideas y algunas de esas experiencias eran conocidas por Lorenzo Barcala, que habia sido socializado y educado en la casa del escribano del Cabildo y probablemente colaborado en su trabajo privado. Ademas, habia sido formado en la milicia con los ideales liberales que la pedagogia civica revolucionaria progresivamente se encargo de inculcar despues de mayo de 1810. Aunque este asunto debe ser todavia mas estudiado en otro trabajo, hemos advertido que la coyuntura politica de la revolucion de independencia en Mendoza abrio entre los esclavos un panorama de expectativas por la libertad que se expreso en un intento inedito de levantamiento armado de un grupo de esclavos (1812) para exigir su libertad y su incorporacion al ejercito patrio y en un numero comparativamente alto de presentaciones judiciales de esclavas que acudieron a la justicia para litigar por sus derechos o el de sus hijos (57).

Despues del censo de 1824 el matrimonio BarcalaMolina tuvo cuatro hijos mas, en un contexto en que Lorenzo comenzo a ausentarse del hogar y la ciudad por su actividad militar ligada, primero, a la Guerra del Brasil; luego, a las guerras civiles entre unitarios y federales; y, poco antes de su muerte, a la <<campana del desierto>> de 1833. En 1825 nacio Gregoria Catalina del Corazon de Jesus (58), en 1827 Raymunda Estaurologia de la Concepcion (59), en 1833 Arcilo Maria (60) y en julio de 1835, apenas unos dias antes del fusilamiento de Lorenzo, nacio Ana del Corazon de Jesus (61).

La guerra marcaba los tiempos de la vida familiar y las mujeres sin duda debian apelar a las solidaridades femeninas intrafamiliares para sostener el hogar. La reproduccion de la familia de los Barcala no hubiese sido posible sin la colaboracion de las mujeres manumitidas y reunidas por Lorenzo en su hogar. Las hermanas Videla y su prima debieron convivir y criar juntas a los hijos del matrimonio de Lorenzo y Petrona al menos desde la manumision de Marcelina y Fortunata (1822/3) hasta marzo de 1839, cuando fallecio Petrona Videla (62).

Entre marzo y julio de 1835 Lorenzo envio cartas a su esposa y cunadas desde San Juan, en las mismas dejaba ver un fuerte lazo afectivo con todas ellas (63). En esa correspondencia tambien se deja ver el fuerte vinculo sentimental con Maria Lorenza Videla. Parece ser que la relacion de Lorenzo con estas mujeres era de proteccion, solidaridad y afecto, sin estar la mujer en un rol pasivo. El caso estudiado deja ver la relevancia de las mujeres en la reproduccion de las familias de soldados de origen africano en la coyuntura de la guerra de independencia y las guerras civiles.

3. Salario militar y acceso a la propiedad

Por una lista militar del Cuerpo de Civicos Pardos de Mendoza se sabe que para el mes de junio de 1815, Barcala ya se habia alistado como soldado en la segunda compania de ese cuerpo con el nombre de Jose Lorenzo, y habia indicado ser pardo, soltero y sastre (64). Hacia 1817 era sargento (Vicuna Mackenna, 1878) e instructor de soldados del Ejercito de los Andes (Funes, 1937); y ya en 1819 habia obtenido el grado de sargento primero del Batallon de Civicos Pardos de Infanteria y era signatario del titulo de <<Don>> (65). Esa distincion social accesible para Barcala a partir de la carrera militar en la coyuntura independentista a pesar de ser de origen africano y de padres no conocidos hubiera sido muy costosa en el contexto colonial (66).

En linea con un concepto favorable hacia los soldados negros, que habia recibido un fuerte influjo luego de su participacion en la expulsion de las fuerzas inglesas durante las invasiones de 1806-1807, en noviembre de 1810 el jefe del Ejercito del Norte, Juan Jose Castelli, solicito a la Junta de gobierno en Buenos Aires, y le fue concedido, el uso de los honorificos <<Don>> para oficiales y <<distinguido>> para soldados de la <<Compania de Castas>> que por sus meritos en el servicio fueran merecedores de estas distinciones (67). En sintonia, frente a la falta de oficiales para el Ejercito de los Andes, San Martin solicito en 1816 al gobierno central el nombramiento de soldados <<de color>> como cabos y sargentos, lo que le fue admitido con la condicion de que demostraran habilidades en escritura y comprension (68).

Aunque no se tienen datos concretos del salario militar que recibio Barcala en los primeros anos de su trayectoria militar, si se cuenta con un detalle del prest para los anos 1820, 1821, 1822, 1823, 1825 y 1826. En tabla 1 (dividida en dos partes: 1.1 y 1.2) se puede apreciar el salario recibido por mes atendiendo al rango militar y el total de ingresos por ano, segun pagos devengados de la Aduana de Mendoza.

Los datos expuestos dan cuenta de la evolucion de los ingresos salariales de Lorenzo Barcala a partir de su jerarquizacion militar en la primera mitad de la decada de 1820, una etapa significativa de su trayectoria en las armas por su acceso a la oficialidad y por la consolidacion de su imagen como un militar organizador de cuerpos armados y un referente con ascendencia sobre los milicianos pardos (71). Los totales anuales consignados no siempre reflejan el crecimiento del salario porque faltan datos para algunos meses; pero las mejoras se pueden verificar observando el salario correspondiente a cada uno de los distintos rangos-jerarquias dentro del Cuerpo de Civicos Pardos o de Granaderos de Infanteria (Subteniente-Abanderado, Ayudante accidental, Ayudante propietario, Sargento mayor-Comandante).

En los datos, por otra parte, se observa una caida de los salarios en el ano 1823, antesala de una crisis politica en 1824, corolario de un clima de tensiones abierto con la ruptura del regimen sanmartiniano. De hecho, el 3 de junio de 1824 los cuerpos civicos elevaron un reclamo, finalmente concedido, al Gobernador Pedro Molina en el que solicitaban un aumento de sueldos y ascensos72. Unos meses antes, en febrero de 1824, Lorenzo Barcala habia enfrentado un sumario por sospechas de sedicion (73); y, a mediados del mismo ano, tuvo un rol central en la ya mencionada destitucion del gobernador Albino Gutierrez.

Entrecruzados, los datos sugieren que en la trayectoria de Barcala hay que prestar atencion a la relacion entre ascenso politico, graduacion militar y evolucion salarial. Se aprecia claramente la evolucion ascendente de su salario a partir de los cambios de grados militares. Sobre esa base, se puede inferir una capacidad de ahorro como factor explicativo de algunas acciones relevantes para la familia de Barcala, en tanto hacen a su propia constitucion y a su insercion socioeconomica.

En este sentido, se puede suponer que la compra de la carta de libertad de Petrona Videla y de su hermana y prima puede haber tenido vinculacion con esa capacidad de ahorro sostenida en el salario militar. De hecho, la familia misma y su capacidad economica crecian a la par de la ascendente carrera militar de Barcala. Es posible, sin embargo, que la familia produjera paralelamente otros ingresos, pues se tiene registro del pago de derechos de pulperia a nombre de Lorenzo Barcala por un periodo de seis meses para la primera mitad del ano 1823 (74). Aunque no tenemos otros datos, es posible que ese negocio, independientemente del grado de participacion de Lorenzo, haya sido atendido por algunas de las mujeres de la <<familia ampliada>>.

En otro orden, resulta sugerente, en terminos politicos, que Barcala estuviera vinculado con un espacio de sociabilidad que las elites solian asociar con la ociosidad y peligrosidad de los esclavos y plebeyos libres. Mas todavia en estos anos, especialmente complejos en la provincia por la disolucion del regimen revolucionario, marcados por la inestabilidad politica, tensiones sociales y un clima de inseguridad en la campana y la ciudad (75).

Por otra parte, cabe recordar el dato censal que indicaba que en 1824 Lorenzo Barcala alquilaba una casa de Gavino Villegas, donde vivian como agregados tres militares que probablemente subalquilaban un espacio en la propiedad. En suma, todos estos registros parciales dan cuenta de parte de los ingresos salariales y de algunas actividades economicas de Lorenzo Barcala y su familia que contribuian a la subsistencia y a la acumulacion de algun capital familiar.

Ese capital le debio permitir a la familia dejar la casa de alquiler y comprar un inmueble propio en septiembre de 1833, por una suma de 400 pesos (76), casa que habitarian hasta el fallecimiento de Petrona Videla en 1839. Precisamente, fue Petrona la encargada de realizar la operacion de la compra de la casa a Jose Ilario Millan, ubicada a cuatro cuadras de la plaza principal de la ciudad (77). Para la fecha en que Petrona Videla concreto dicha operacion su esposo, ya coronel del ejercito de la provincia de Buenos Aires, se hallaba movilizado y a cargo provisoriamente de la Division del Centro del ejercito en virtud de la <<campana del desierto>> en el sur de Cordoba (78). A pesar de esas circunstancias, el hecho deja entrever la agencia de Petrona en relacion con el sustento material de la familia. Algo refrendado en las cartas personales enviadas por Lorenzo a su esposa desde San Juan meses antes de su muerte, en las que se advierte su rol en la administracion de los recursos familiares (79).

Por otra parte, la ubicacion de la casa de habitacion de la familia, a pocas cuadras de la plaza principal de la ciudad (hoy conocida como area fundacional), cercana al Paseo de La Alameda y en la misma zona donde estaba ubicada la casa de Cristobal Barcala y Lorenza Videla, deja ver el afincamiento en un espacio urbano preferencial en un contexto donde la plebe ocupaba los territorios marginales. Ademas, un concurso de acreedores de los bienes de Lorenzo Barcala iniciado en septiembre de 1839, a cuatro anos de su muerte y algunos meses despues del fallecimiento de su esposa, da cuenta de que la casa de habitacion no era la unica propiedad de la familia. Tambien poseian un sitio ubicado en el costado sur de la <<Plaza Nueva>> (actual Sarmiento), donde la familia cultivaba algunos frutales (80).

Ahora bien, en comparacion con algunos casos registrados por la historiografia que ha prestado atencion a los propietarios de origen africano en la ciudad de Buenos Aires (81), el caso de Lorenzo Barcala muestra un elemento comun: la integracion social se demuestra como capacidad de acceso a la propiedad y adecuacion a los criterios de distincion socialmente dominantes (inversion en bienes raices, localizacion en las zonas de mayor valor inmobiliario, acumulacion). Barcala invirtio sus primeros ahorros en la manumision de su esposa para la formacion de una familia libre; y, luego, ejercio como manumisor de integrantes de la familia mas amplia con los que tejio lazos de solidaridad, convivencia y compromiso afectivo. Fue sobre la base de esos recursos familiares y del salario militar de Barcala, y no a partir de la explotacion del trabajo de mano de obra esclava--como sucede en algunos casos de afroportenos libres detectados por Rosal en el Buenos Aires colonial e independiente--(82), que se desenvolvio su economia familiar y sus atributos como propietario.

4. Sociabilidad y prestigio (hacia 1835)

Se menciono antes un concurso de acreedores que da cuenta de algunos bienes de Lorenzo Barcala, pero resulta interesante detenerse en ese documento en la medida que entrega informacion de interes para apreciar aspectos no estrictamente economico-familiares sino vinculados al desenvolvimiento de la sociabilidad del coronel y del prestigio social que habia alcanzado previo a su muerte en 1835 (83). Lo anterior implica un presupuesto: que el registro de deudas personales documentadas y no documentadas (con compromiso <<de palabra>>) entrega informacion en relacion con el ambito de sociabilidad--al menos de contactos y relaciones--del deudor.

En el contexto estudiado un concurso de este tipo consistia en un juicio promovido por el deudor (voluntario) o por los acreedores (necesario) sobre pago de deudas (84). En este caso se trato de un concurso necesario, en tanto fue promovido por un acreedor, don Jose Ilario Millan, quien exigia el pago de 100 pesos adeudados por Lorenzo Barcala. Este reclamo dio lugar a la presentacion de otros acreedores y, debido a que los bienes de Barcala solo alcanzaban a cubrir las dos terceras partes de las deudas reclamadas, se inicio un pleito por hacer prevalecer los creditos frente a la testamentaria. Don Jose Maria Reyna, quien oportunamente por disposicion del gobernador Pedro Molina habia ejercido como defensor de Barcala en el juicio por sedicion de 1835, cumplio en una primera etapa del pleito la funcion de albacea testamentario y tenedor de los bienes del Barcala (85).

A traves de los documentos reunidos en el expediente queda en evidencia que al momento de su muerte, Lorenzo Barcala tenia numerosas deudas con algunas personalidades de la elite politica cuyana y con varios vecinos (no solo de Mendoza). Esa evidencia se puede interpretar en dos sentidos. Por una parte, parece claro que el reconocimiento social que habia alcanzado Barcala le permitia acceder a prestamos de dinero a partir del simple compromiso de pago, es decir, por medio de dar su palabra y comprometer su honor. Por otra parte, compromisos asumidos en el ultimo ano antes de su muerte demuestran que Barcala tambien tenia acceso a creditos por medio de generar obligacion (pagare) sobre sus bienes raices.

El primer planteo se infiere por la toma de deudas no documentadas sino por un listado de acreencias en el que reconocia sus obligaciones, escrito de puno y letra por el mismo Lorenzo Barcala antes de su fusilamiento y entregadas al fray Geronimo Perez (86), posiblemente quien presto auxilios espirituales mientras estuvo en capilla. En este registro, los compromisos involucraban a vecinos del circulo proximo al Coronel, es decir, algunas personas reconocidas que compartian un espacio de sociabilidad comun al militar y al hombre publico. Entre ellas, registraba una deuda de 39 pesos con el gobernador de la provincia Don Pedro Molina, quien tres meses antes habia respondido por correo a Barcala en tono amigable pero con una negativa a una peticion de consentimiento para regresar de su exilio en San Juan (87).

Esta claro que el General Don Pedro Molina, cuatro veces gobernador de la provincia, era parte de la elite mendocina, lo mismo que Don Ignacio Bombal, otro de los acreedores listados por Barcala en su manuscrito (a quien reconocia una deuda de <<16 no se si mas>>88). Este ultimo habia sido parte de los ciento nueve vecinos que habian concurrido el 10 de julio de 1835 a la <<asamblea de Notables>> convocada por el gobernador para consultar a la opinion publica sobre el curso de su administracion, dado el clima de tumultos y conspiraciones que se vivia en esa coyuntura (89).

Durante su refugio en la vecina ciudad de San Juan, Barcala habia quedado debiendo 34 pesos a Jose Domingo Oro (90), por esos dias Ministro de Gobierno de la provincia, antes de ser senalado por el mismo Barcala en una confesion previa a su fusilamiento como el ideologo de la conspiracion unitaria contra el gobierno de Pedro Molina y el de Juan Manuel de Rosas en Buenos Aires. Tambien en San Juan tenia una deuda de 25 pesos con Timoteo Maradona, juez supremo de alzadas de la provincia de San Juan, a quien estando en capilla horas antes de ser fusilado escribio una sentida y dramatica misiva solicitando <<mande mi equipaje a mi desgraciada familia: asi se lo suplica su atento servidor y desgraciado amigo, Lorenzo Barcala>> (91).

Se desconoce el motivo que llevo a Barcala a tomar las deudas que confeso en su manuscrito. Aunque, considerando una representacion del 19 de noviembre de 1835 de su albacea testamentario exigiendo a las cajas del estado de Buenos Aires los salarios devengados al coronel hasta su fallecimiento (92), se puede especular que, al menos en parte, el endeudamiento con vecinos y allegados de la elite social y politica estuvo motivado por los atrasos en el pago de su salario militar.

En otro registro, Barcala tenia pendiente el pago de un prestamo de (150 pesos) al presbitero Don Jorge Corvalan. En este caso firmo un pagare por la suma obtenida con fecha 13 de octubre de 1834 <<que [Corvalan] ha tenido la generosidad de franquearme en plata para trabajar mi casa>> (93). Por su intermedio quedaron obligadas sus dos propiedades inmuebles. El pagare fue firmado el 29 de julio de 1835, apenas unos dias antes del fusilamiento, de lo que se deduce que el presbitero gestiono la firma del pagare durante el juicio por sedicion.

Por lo demas, se hace evidente que los vecinos distinguidos, <<prestamistas>> y comerciantes (de Mendoza, San Juan, Cordoba y Buenos Aires) listados por Barcala como acreedores confiaban en el compromiso de pago del entonces benemerito coronel graduado del ejercito de la provincia de Buenos Aires, con una honorable trayectoria en las armas de la patria. Sobre la base de esa insercion, Lorenzo Barcala habia alcanzado un salario de jerarquia, habia accedido a la propiedad, habia construido un perfil publico notable y contaba con un capital de prestigio, relaciones sociales y politicas que favorecian su movilidad social.

En suma, los creditos de los acreedores de Barcala involucrados en el pleito civil no podian ser cubiertos por los bienes raices y muebles de la testamentaria del coronel, a ese nivel habia llegado su endeudamiento. Los hijos, todos menores, no recibieron parte alguna y apenas fueron representados con displicencia por el Defensor General de Menores. Un comprador de deudas y dos apoderados de acreedores se repartieron en forma prorrateada los bienes, luego de un pleito que se extendio por ocho anos.

5. Conclusiones

El caso de Lorenzo Barcala es excepcional en algunos aspectos, aqui no hemos tratado su ascendencia politica sobre los sectores plebeyos, que podria ser una de esas dimensiones singulares de su trayectoria y que merecio el concepto de Domingo Sarmiento como <<civilizador de las masas>>. Esa faceta lo podria ubicar a la par de otros exponentes de los pardos y mulatos libres que sobresalieron en los procesos independentistas hispanoamericanos, como Pedro Romero en la Republica de Cartagena (94). En cambio, hemos elegido indagar en cuestiones que lo acercan a la mayoria de los negros movilizados por la guerra de independencia y las guerras civiles en el territorio de las Provincias Unidas del Rio de la Plata, no necesariamente movidos por un mismo ideal de igualdad social como en otros contextos (95).

En el enfoque propuesto, hemos visto en Lorenzo Barcala a un afromestizo, hijo de padres no conocidos, que se propuso reunir para si algunos atributos sociales que en las sociedades hispanoamericanas de fines del siglo XVIII y principios del XIX la tradicion restringia a los ilegitimos y a la gente de color (96). Pero Lorenzo, criado en condicion de libre en una familia respetable de la ciudad de Mendoza, se apoyo en su insercion en el cuerpo de Civicos Pardos para favorecer su integracion social y la de su familia, contando con una participacion relevante de las mujeres del nucleo familiar y sobre la base de vinculos de pertenencia y solidaridad.

Algunas disposiciones con un matiz <<inclusivo>> promovidas por jefes militares y aceptadas por las autoridades revolucionarias, puntualmente el uso de un tratamiento honorifico para militares de castas benemeritos y la incorporacion de cabos y sargentos negros en el Ejercito de los Andes, hicieron posible que Barcala accediera muy pronto a la oficialidad y a sus distinciones honorificas. La evolucion ascendente del prest de Barcala, por otra parte, en correspondencia con su gradacion jerarquica, permite explicar su acceso a la propiedad y la creciente movilidad socioeconomica de su familia. Mientras que las acreencias por el declaradas, en julio de 1835, indican que tenia compromisos economicos con vecinos y figuras de la elite politica que debieron sostenerse en buena parte sobre su prestigio y reconocimiento social, atributos simbolicos alcanzados con base en una prestigiosa trayectoria militar.

Fuentes Documentales

Archivo General de la Provincia de Mendoza (AGPM), Mendoza--Argentina. Fondo Epoca Independiente. Secciones GobiernoCensos, Gobierno-Copiadores, Gobierno-Correspondencia, Militar, Protocolos Notariales, Civil Ordinario, Judicial Civil, Judicial Criminal, Hacienda, Aduana de Mendoza.

Archivo del Arzobispado de Mendoza (ARZ), Mendoza--Argentina. Fondo Matriz. Secciones Libros de Bautismos, Matrimonios, Defunciones.

Bibliografia

Andrews, George Reid. Los Afroargentinos de Buenos Aires. Buenos Aires: La Flor, 1989.

Anrup, Roland., y Maria Eugenia Chaves. <<La "plebe" en una sociedad de "todos los colores". La construccion de un imaginario social y politico en la colonia tardia en Cartagena y Guayaquil>>. Caravelle 84, no 1 (2005): 93-126.

Bonilla, Heraclio. Indios, negros y mestizos en la independencia. Bogota: Planeta Colombiana-Universidad Nacional de

Colombia, 2010.

Bragoni, Beatriz. <<El tumulto y la plaza: Corporaciones y pueblo en la configuracion del poder mendocino, 1824>>. En Territorio, memoria y relato en la construccion de identidades colectivas, coordinado por Beatriz Davilo et al., Tomo III, 211-218. Rosario: UNR, 2004.

Bragoni, Beatriz. <<Guerreros virtuosos, soldados a sueldo. Moviles de reclutamiento militar durante el desarrollo de la guerra de independencia>>. Dimension Antropologica, no 35 (2005): 95138.

Bragoni, Beatriz. <<Esclavos, libertos y soldados: la cultura politica plebeya en Cuyo durante la revolucion>>. En ?Y el pueblo donde esta? Contribuciones para una historia popular de la Revolucion de Independencia en el Rio de la Plata, editado por Raul O. Fradkin, 107-150. Buenos Aires: Prometeo, 2009.

Bragoni, Beatriz. <<Participacion popular en Cuyo, siglo XIX>>. En Hacer politica. Participacion popular en la Argentina del siglo XIX, editado por Raul Fradkin y Gabriel Di Meglio, 205-238. Buenos Aires: Prometeo, 2013.

Bragoni, Beatriz, y Oriana Pelagatti. <<Los costos de la expedicion militar a Chile, 1815-1818>>. Mundo Agrario 17, no 35 (2016): 1-16.

Bragoni, Beatriz., y Orlando Gabriel Morales. <<Libertad civil y patriotismo en el Rio de la Plata revolucionario: la experiencia de los esclavos negros en la provincia de Cuyo, 1812-1820>>. Historia y Sociedad, no 30 (2016): 131-167. DOI: https://doi. org/10.15446/hys.n30.52537.

Bucich Escobar, Ismael. Tragedias de nuestra historia. Buenos Aires: Libreria Americana, 1936.

Caballero, Luis Cesar. Los negros esclavos en Mendoza, algunas genealogias. Mendoza: Cuadernos de Genealogia de Cuyo SS&CC Ediciones, 2010.

Canale, Jose. El Coronel Don Lorenzo Barcala. Buenos Aires: Sociedad de Publicaciones El Inca, 1927.

Candioti, Magdalena. <<Regulando el fin de la esclavitud. Dialogos, innovaciones y disputas juridicas en las nuevas republicas sudamericanas. 1810-1830>>. Jahrbuch fur Geschichte Lateinamerikas, no 52 (2015): 149-171.

Comadran Ruiz, Jorge. <<Las milicias regladas de Mendoza y su importancia en la organizacion del Ejercito de los Andes>>. Cuaderno CEIFAR, no 1 (1978): 65-74.

Contreras Cruces, Hugo. <<Artesanos mulatos y soldados benemeritos. El Batallon de Infantes de la Patria en la Guerra de Independencia de Chile. 1795-1820>>. Historia 1, no 44 (2011): 51-89.

Chaves, Maria Eugenia. <<La mujer esclava y sus estrategias de libertad en el mundo hispano colonial de fines del siglo XVIII>>. Anales, no 1 (1998): 91-118.

Coria, Luis A. <<Los negros en Mendoza. Matrimonios y algo mas>>. Revista de la Junta de Estudios Historicos de Mendoza, no 5 (2006): 49-69.

Dedieu, Jean Pierre. <<El pleito civil como fuente para la historia social>>. Bulletin Hispanique 104, no 1 (2002): 141-160. DOI: 10.3406/hispa.2002.5105.

Diaz, Rafael. <<La manumision de los esclavos o la parodia de la libertad en el area urbano-regional de Santa Fe de Bogota, 1700-1750>>. En Afrodescendientes en las Americas: trayectorias sociales e identitarias, editado por Claudia Mosquera, Mauricio Pardo y Odile Hoffmann, 75-98. Bogota: Universidad Nacional de Colombia-ICANH-IRD-ILAS, 2002.

Di Meglio, Gabriel. <<La participacion popular en las revoluciones hispanoamericanas, 1808-1816. Un ensayo sobre sus rasgos y causas>>. Almanack. Guarulhos, no 5 (2013): 97-122.

Donoso Rios, Ana Laura. <<Anhelos de libertad. F amilias afromestizas en San juan de la Frontera (Argentina 1750-1800)>>. Historia Y MEMORIA, no 12 (2016): 85-119. DOI: https://doi. org/10.19053/20275137.4199.

Escriche, Joaquin. Diccionario razonado de legislacion y jurisprudencia. Tomo Segundo. Madrid: Imprenta del Colegio Nacional de Sordo-Mudos, 1839.

Espejo, Juan Luis. <<Padron de Mendoza en 1739>>. Revista de la Junta de Estudios Historicos de Mendoza, no 7 y 8 (1936): 259-272.

Frigerio, Jose Oscar. <<Con sangre de negros se edifico nuestra independencia>>. Todos es Historia, no 250 (1988): 48-69.

Fuentes-Barragan, Antonio. <<Entre acuerdos y discordias. La Pragmatica Sancion para evitar el abuso de contraer matrimonios desiguales en la provincia de Buenos Aires>>. Historia Y MEMORIA, no 12 (2016): 53-84. DOI: https://doi. org/10.19053/20275137.4198.

Funes, Lucio. <<El coronel Barcala>>. Revista de la Junta de Estudios Historicos de Mendoza 17 y 18 (1937): 131-146.

Garavaglia, Juan Carlos. <<The economic role of slavery in a nonslave society. The River Plate, 1750-1860>>. En Slavery and antislavery in Spain's Atlantic empire, editado por Josep M. Fradera & Christopher Schmidt-Nowara, 74-100. New York: Berghahn, 2013.

Grubessich, Arturo S. <<Esclavitud en Chile durante el siglo XVIII: el matrimonio como una forma de integracion social>>. Revista de Historia, no 2 (1992): 115-128.

Hudson, Damian. Recuerdos historicos sobre la Provincia de Cuyo. Tomo Segundo. Buenos Aires: Juan A. Alsina, 1898.

Jaramillo Velasquez, Carolina. <<Las promesas de matrimonio como estrategias de movilidad social de la poblacion de castas. Medellin, 1776-1830>>. Historia y Sociedad, no 31 (2016): 205-234. DOI: http://dx.doi.org/10.15446/hys.n31.54258.

Lyman, L. Johnson. <<La manumision de esclavos en Buenos Aires durante el Virreinato>>. Desarrollo Economico 16, no 63 (1976): 333-348.

Mallo, Silvia. <<La libertad en el discurso del Estado, de amos y esclavos. 1780-1830>>. Revista de Historia de America, no 112 (1991): 121-146.

Mallo Silvia C., e Ignacio Telesca. <<Negros de la patria>>. Los afrodescendientes en las luchas por la independencia en el antiguo Virreinato del Rio de La Plata. Buenos Aires: SB, 2010.

Masini Calderon, Jose Luis. <<La esclavitud negra en la Republica Argentina>>. Revista de la Junta de Estudios Historicos de Mendoza 1 (1961): 135-161.

Masini Calderon, Jose Luis. La esclavitud negra en Mendoza. Epoca Independiente. Mendoza: D'Accurzio, 1962.

Masini Calderon, Jose Luis. <<La esclavitud negra en San Juan y San Luis. Epoca independiente>>. Revista de Historia Americana y Argentina IV, no 7/8 (1962/1963): 177-210.

Molina Arrotea, Carlos, Servando Garcia, y Apolinario Casabal. Diccionario Biografico Nacional. Tomo Primero. Buenos Aires: Imprenta Rivadavia, 1877.

Morales, Orlando Gabriel. <<Relatos de "desaparicion" de los negros cuyanos. Revision critica de la historiografia de los esclavos negros y de los afrodescendientes en Mendoza>>. Ponencia presentada en V Congreso Interoceanico de Estudios Latinoamericanos y II Congreso Internacional de Filosofia y Educacion en Nuestra America, Mendoza, FFyL, Universidad Nacional de Cuyo, noviembre de 2014.

Morales, Orlando Gabriel. <<Integracion de los africanos y sus descendientes en el marco de la militarizacion de la jurisdiccion de Cuyo (1810-1816)>>. Ponencia presentada en IV Jornadas de Historia Politica, Mendoza, INCIHUSA, CONICETUniversidad Nacional de Cuyo, septiembre de 2016.

Munera, Alfonso. El fracaso de la nacion. Region, clase y raza en el Caribe colombiano (1717-1821). Bogota: Banco de la RepublicaEl Ancora, 1998.

Ochoa, Pedro Olgo. <<El invento de Falucho>>. Todos es Historia IV, no 41 (1970): 32-39.

Pena y Lillo, Silvestre. Gobernadores de Mendoza. El Gobernador Don Pedro Molina. Mendoza: Best, 1937.

Rabinovich, Alejandro M. <<La maquina de guerra y el Estado: el Ejercito de los Andes tras la caida del Estado central del rio de la Plata en 1820>>. En Las fuerzas de guerra en la construccion del Estado. America Latina siglo XIX, editado por Juan C.

Garavaglia; Juan Pro Ruiz y Eduardo Zimmermann, 205-240. Rosario: Prohistoria, 2012.

Rosal, Miguel A. <<Negros y pardos en Buenos Aires, 1811-1860>>. Anuario de Estudios Americanos 5, no 1 (1994): 165-184.

Rosal, Miguel A. <<Los afroportenos, 1821-1825>>. Revista de Indias LXII, no 224 (2002): 143-172.

Saldena Molina, Homero. <<El fusilamiento del Coronel Barcala>>. La Palabra, Mendoza, 9-10 de agosto de 1935.

Tannenbaum, Frank. El negro en las Americas. Buenos Aires: Paidos, 1968.

Twinam, Ann. Vidas publicas, secretos privados. Genero, honor, sexualidad e ilegitimidad en la Hispanoamerica colonial. Buenos Aires: Fondo de Cultura Economica, 2009.

Twinam, Ann. <<Repensando las reformas sociales de los borbones en las colonias, siglo XVIII>>. El Taller de la Historia 5, no 5 (2013): 5-32.

Vicuna Mackenna, Benjamin. Relaciones historicas. Santiago: Imprenta del Centro Editorial, 1878.

Vinson III, Ben. <<Los milicianos Pardos y la construccion de la raza en el Mexico colonial>>. Signos historicos 2, no 4 (2000): 87-106.

Yaben, Jacinto R. Biografias argentinas y sudamericanas. Tomo 1. Buenos Aires: Metropolis, 1936.

Orlando Gabriel Morales (1)

Instituto de Ciencias Humanas, Sociales y Ambientales, CONICET, CCT Mendoza

Luis Cesar Caballero (2) Investigador Genealogico Independiente

Recepcion: 17/05/2017

Evaluacion: 19/10/2017

Aprobacion: 28/11/2017

Articulo de Investigacion e Innovacion.

https://doi.org/10.19053/20275137.n16.2018.6123

* Articulo derivado de la investigacion <<Produccion de alteridad e integracion de los afrodescendientes en Cuyo y Mendoza entre la revolucion y la formacion del orden constitucional republicano (1810-1855)>>, financiada por el Consejo Nacional de Investigaciones Cientifica y Tecnicas, fecha de inicio: 01-05-2016, fecha de finalizacion: 30-04-2018.

(1) Doctor en Comunicacion (Universidad Nacional de La Plata). Investigador Asistente del Consejo Nacional de Investigaciones Cientificas y Tecnicas (CONICET). Integrante del grupo de investigacion <<Estudios Historicos: Economia, Sociedad y Politica>> del Instituto de Ciencias Humanas, Sociales y Ambientales, CONICET Centro Cientifico Tecnologico Mendoza. Lineas de investigacion: Procesos de alterizacion y de integracion social de los esclavos y negros libres en Cuyo entre la revolucion de 1810 y la formacion del estado nacional y provincial. Representaciones de alteridades negras, africanas y afrodescendientes, en la sociedad argentina, en el contexto de un nuevo regimen de visibilidad etnica. Publicaciones recientes: <<Configuraciones y articulaciones de organizaciones de afrodescendientes y migrantes africanos de Argentina. Una aproximacion desde sus medios sociales>>. Revista Pos Ciencias Sociais. RePOCS 13, no 26 (2016): 243-264; <<Representaciones de migrantes senegaleses en la sociedad portena de Buenos Aires. Apuntes sobre exotismo y exotizacion>>. Etnografica 19, no 1 (2015): 29-50. En coautoria con Beatriz Bragoni <<Libertad civil y patriotismo en el Rio de La Plata revolucionario: la experiencia de los esclavos negros en la provincia de Cuyo, 1812-1820>>. Historia y Sociedad, no 30 (2016): 131-167; [mail] omorales@mendoza-conieet.gob.ar [ID] https://orcid.org/00000001-8296-9648.

(2) Investigador genealogico independiente. Miembro correspondiente del Centro de Genealogia y Heraldica de San Juan y Centro de Estudios Genealogicos e Historicos de Rosario. Linea de investigacion: Genealogias de negros, esclavos y libres, indios y extranjeros de Mendoza (1750-1850). Publicaciones recientes: Los negros esclavos en Mendoza, algunas genealogias (Mendoza: Cuadernos de Genealogia de Cuyo-SS&CC, 2010); Apuntes genealogicos de gobernadores de Mendoza, 1810-2010 (Mendoza: Cuadernos de Genealogia de Cuyo-SS&CC, 2010); Raices y Rastros en el tiempo de Mendoza. Descendencias centenarias de algunos indigenas y extranjeros (Mendoza: Facultad de Filosofia y Letras de la UNCuyo, 2003). [mail] caballeroluis52@ yahoo.com.ar [ID] https://oreid.org/0000-0002-3249-555X.

(3) Cuyo es hoy una region geografica e historica situada en el centro oeste de la Republica Argentina, que en el periodo hispanico estuvo integrada politica y administrativamente como Corregimiento y Provincia a la Capitania General de Chile y continuo en esa condicion cuando dicho territorio paso a la orbita del Virreinato del Rio de la Plata (1776), siempre con capital en Mendoza. Entre 1784 y 1813 fue parte de la Intendencia de Cordoba del Tucuman; y luego se establecio una Gobernacion Intendencia hasta 1820 cuando se disolvio y dio lugar a la formacion de tres provincias: Mendoza, San Juan y San Luis.

(4) Roland Anrup y Maria Eugenia Chaves, <<La "plebe" en una sociedad de "todos los colores". La construccion de un imaginario social y politico en la colonia tardia en Cartagena y Guayaquil>>, Caravelle 84 no 1 (2005): 93-126; Ann Twinam, Vidas publicas, secretos privados. Genero, honor, sexualidad e ilegitimidad en la Hispanoamerica colonial (Buenos Aires: Fondo de Cultura Economica, 2009); <<Repensando las reformas sociales de los borbones en las colonias, siglo XVIII>>, El Taller de la Historia 5, no 5 (2013): 5-32; Antonio Fuentes-Barragan, <<Entre acuerdos y discordias. La Pragmatica Sancion para evitar el abuso de contraer matrimonios desiguales en la provincia de Buenos Aires>>, Historia Y MEMORIA, no 12 (2016): 5384, DOI:https://doi.org/10.19053/20275137.4198

(5) La historia social y politica de los negros, como grupo especifico o como parte de las <<clases populares>>, en distintos contextos hispanoamericanos, evidencia que los vinculos entre libres y esclavos han sido multiples y justifican una mirada en conjunto (que se extienda incluso a otros plebeyos) sin descuidar sus especificidades. Beatriz Bragoni, <<Esclavos, libertos y soldados: la cultura politica plebeya en Cuyo durante la revolucion>>, en ?Y el pueblo donde esta? Contribuciones para una historia popular de la Revolucion de Independencia en el Rio de la Plata, ed. Raul O. Fradkin (Buenos Aires: Prometeo, 2009), 107-150; Hugo Contreras Cruces, <<Artesanos mulatos y soldados benemeritos. El Batallon de Infantes de la Patria en la Guerra de Independencia de Chile. 1795-1820>>, Historia 1, no 44 (2011): 51-89; Gabriel Di Meglio, <<La participacion popular en las revoluciones hispanoamericanas, 1808-1816. Un ensayo sobre sus rasgos y causas>>, Almanack. Guarulhos, no 5 (2013): 97-122.

(6) George Reid Andrews, Los Afroargentinos de Buenos Aires (Buenos Aires: La Flor, 1989), 148; Alfonso Munera, El fracaso de la nacion. Region, clase y raza en el Caribe colombiano (1717-1821Bogota: Banco de la Republica-El Ancora, 1998); Ben Vinson III, <<Los milicianos Pardos y la construccion de la raza en el Mexico colonial>>, Signos historicos 2, no 4 (2000): 87-106; Contreras Cruces, <<Artesanos mulatos y soldados ...>>; Di Meglio, <<La participacion popular ...>>; Bragoni, <<Esclavos, libertos y soldados ...>>. Para el Rio de la Plata son importantes otros trabajos reunidos por Silvia C. Mallo e Ignacio Telesca, <<Negros de la patria>>. Los afrodescendientes en las luchas por la independencia en el antiguo Virreinato del Rio de La Plata (Buenos Aires: SB, 2010). Para paises andinos veanse aportes en Heraclio Bonilla, Indios, negros y mestizos en la independencia (Bogota: Planeta Colombiana-Universidad Nacional de Colombia, 2010).

(7) El concepto de militarizacion remite a un crecimiento exponencial de las fuerzas de guerra y una extension del servicio de armas hacia distintos sectores de la poblacion. Alejandro M. Rabinovich, <<La maquina de guerra y el Estado: el Ejercito de los Andes tras la caida del Estado central del rio de la Plata en 1820>>, en Las fuerzas de guerra en la construccion del Estado. America Latina siglo XIX, editado por Juan C. Garavaglia; Juan Pro Ruiz y Eduardo Zimmermann (Rosario: Prohistoria, 2012): 205-240.

(8) Para conocer el alcance del reclutamiento militar de esclavos y negros libres en Cuyo en ese periodo, vease Jose Luis Masini Calderon, <<La esclavitud negra en la Republica Argentina>>, Revista de la Junta de Estudios Historicos de Mendoza 1 (1961): 135-161; Jose Luis Masini Calderon, La esclavitud negra en Mendoza. Epoca Independiente (Mendoza: D'Accurzio, 1962); Jose Luis Masini Calderon, <<La esclavitud negra en San Juan y San Luis. Epoca independiente>>, Revista de Historia Americana y Argentina IV, no 7/8 (1962/1963): 177-210; Luis Cesar Caballero, Los negros esclavos en Mendoza, algunas genealogias (Mendoza: Cuadernos de Genealogia de Cuyo--SS&CC Ediciones, 2010). Veanse tambien los trabajos citados de Bragoni y Rabinovich.

(9) Utilizamos este termino de manera amplia para referir a las castas de color (morenos, mulatos, pardos).

(10) Vinson deja ver, a traves del caso del Mexico colonial, que la multiplicacion de los negros en los cuerpos milicianos no fue un fenomeno exclusivo de los procesos de independencia. Asimismo, muestra que la consolidacion de las milicias de pardos libres como fuerza defensiva leal y confiable de la Corona trajo aparejado beneficios y mejoras sociales para el grupo, lo que explica su concepcion como vehiculo para su jerarquizacion social. Vinson III, <<Los milicianos Pardos ...>>.

(11) En otro trabajo hemos mostrado tambien que en los primeros anos del periodo revolucionario en Mendoza algunos esclavos, en forma individual y colectiva, buscaban, y a veces lograban, incorporarse a los ejercitos patrios como via para acceder a la libertad. Orlando Gabriel Morales, <<Integracion de los africanos y sus descendientes en el marco de la militarizacion de la jurisdiccion de Cuyo (1810-1816)>>, (Ponencia presentada en IV Jornadas de Historia Politica, Mendoza, INCIHUSA, CONICETUniversidad Nacional de Cuyo, septiembre de 2016).

(12) Masini Calderon, La esclavitud negra en Mendoza ..., 9-15. La declinacion negra que denotan los padrones de poblacion, fenomeno que todavia debe ser mas estudiado, dio lugar a relatos historio graficos que sentencian la desaparicion de los negros cuyanos en las guerras de independencia. Orlando Gabriel Morales, <<Relatos de "desaparicion" de los negros cuyanos. Revision critica de la historiografia de los esclavos negros y de los afrodescendientes en Mendoza>>, (Ponencia presentada en V Congreso Interoceanico de Estudios Latinoamericanos y II Congreso Internacional de Filosofia y Educacion en Nuestra America, Mendoza, FFyL, Universidad Nacional de Cuyo, noviembre de 2014).

(13) Masini Calderon, La esclavitud negra en Mendoza ..., 12.

(14) Juan Carlos Garavaglia, <<The economic role of slavery in a non-slave society. The River Plate, 1750--1860>>, en Slavery and antislavery in Spain's Atlantic empire, eds. Josep M. Fradera & Christopher Schmidt-Nowara (New York: Berghahn, 2013), 74-100. En el calculo que hace el autor los esclavos apenas quedan detras de los vinedos y tierra (51,5 por ciento) y casa y construcciones (14,4 por ciento).

(15) Juan Luis Espejo, <<Padron de Mendoza en 1739>>, Revista de la Junta de Estudios Historicos de Mendoza, no 7 y 8 (1936): 259-272; Jorge Comadran Ruiz, <<Las milicias regladas de Mendoza y su importancia en la organizacion del Ejercito de los Andes>>, Cuaderno CEIFAR, no 1 (1978): 65-74.

(16) Se ha dicho que durante el Virreinato del Rio de La Plata (1776-1810) hubo un interes permanente por mejorar la organizacion de las milicias, y fue el Marques de Sobremonte quien promovio reformas que recogeria el Reglamento para las milicias regladas de infanteria y caballeria del Virreinato del Rio de la Plata (1801). Con ese Reglamento en Mendoza se organizo una milicia que acumulo un adiestramiento y experiencia que luego serian sustanciales a la organizacion del Ejercito de los Andes. Comadran Ruiz, <<Las milicias regladas ...>>.

(17) Los cuerpos de Civicos Blancos y Civicos Pardos fueron rebautizados en 1820, anulando en adelante la referencia al color de los milicianos, y denominados Primer Tercio y Segundo Tercio, respectivamente. Masini Calderon, La esclavitud negra en Mendoza, 28-35. Durante las guerras civiles, iniciadas tras la crisis del poder central revolucionario y como disputa por la definicion entre un estado centralizado o una union confederal, las milicias se constituyeron en los ejercitos provinciales, hasta que en 1854 dieron lugar a la Guardia Nacional.

(18) Masini Calderon, La esclavitud negra en Mendoza ..., 18-28.

(19) Magdalena Candioti, <<Regulando el fin de la esclavitud. Dialogos, innovaciones y disputas juridicas en las nuevas republicas sudamericanas. 1810-1830>>, Jahrbuch fur Geschichte Lateinamerikas, no 52 (2015): 149-171.

(20) Por nombrar algunas: Carlos Molina Arrotea, Servando Garcia y Apolinario Casabal, Diccionario Biografico Nacional, Tomo Primero (Buenos Aires: Imprenta Rivadavia, 1877); Benjamin Vicuna Mackenna, Relaciones historicas (Santiago: Imprenta del Centro Editorial, 1878), 541-612; Jose Canale, El Coronel Don Lorenzo Barcala (Buenos Aires: Sociedad de Publicaciones El Inca, 1927); Ismael Bucich Escobar, Tragedias de nuestra historia (Buenos Aires: Libreria Americana, 1936), 4969; Jacinto R. Yaben, Biografias argentinas y sudamericanas, Tomo 1 (Buenos Aires: Metropolis, 1936), 466-470.

(21) Andrews, Los Afroargentinos de Buenos Aires ..., 148.

(22) Beatriz Bragoni, <<Participacion popular en Cuyo, siglo XIX>>, en Hacer politica. Participacion popular en la Argentina del siglo XIX, ed. Raul Fradkin y Gabriel Di Meglio (Buenos Aires: Prometeo, 2013); Bragoni, <<Esclavos, libertos y soldados ...>>.

(23) Beatriz Bragoni y Orlando G. Morales, <<Libertad civil y patriotismo en el Rio de la Plata revolucionario: la experiencia de los esclavos negros en la provincia de Cuyo, 1812-1820>>, Historia y Sociedad, no 30 (2016): 131-167, DOI: https://doi.org/10.15446/ hys.n30.52537; Morales, <<Integracion de los africanos ...>>.

(24) Yaben, Biografias argentinas.

(25) Este aspecto requiere todavia mayor estudio, por eso el titulo de este articulo anota el periodo 1795-1835, de acuerdo con datos hasta ahora aceptados.

(26) No se cuenta con el detalle del censo de 1812 ordenado por las autoridades revolucionarias desde Buenos Aires, pero se sabe que en el caso de Mendoza habria tenido errores que el empadronamiento provincial de 1814 debia corregir.

(27) Si bien el censo comenzo a realizarse en el ano 1823 se extendio hasta el ano siguiente, y especificamente la casa de la familia de Lorenzo Barcala fue censada en enero de 1824. Archivo General de la Provincia de Mendoza (AGPM), Epoca Independiente, Seccion Gobierno-Censos, Anos 1823-1824, Carpeta 14, Doc. no 33, Fs. 8.

(28) No se desarrolla aqui este asunto por falta de espacio, pero otras fuentes entregan mas datos que apoyan la hipotesis de que nacio entre 1798 y 1800 y no en 1795 como sostienen en general sus biografos, seguramente en funcion de la edad que alguien declara en su acta de defuncion el 1 de agosto de 1835. Archivo del Arzobispado de Mendoza (ARZ), Fondo Matriz, Seccion Defunciones, Libro X, 1810-1835, Indios Mulatos y Esclavos, f. 246.

(29) La localizacion del sitio en la traza actual de la ciudad indica que esa casa de habitacion de la familia de Cristobal Barcala, donde se crio Lorenzo, estuvo ubicada en la interseccion de las actuales calles Juan Bautista Alberdi (al Norte) y Rioja (al Oeste).

(30) ARZ, Fondo Matriz, Seccion Matrimonios, Libro no 3, Anos 1814-1835, f. 34.

(31) Luis A. Coria, <<Los negros en Mendoza. Matrimonios y algo mas>>, Revista de la Junta de Estudios Historicos de Mendoza, no 5 (2006): 66.

(32) Coria, <<Los negros en Mendoza ...>>, 55-65.

(33) Arturo S. Grubessich, <<Esclavitud en Chile durante el siglo XVIII: el matrimonio como una forma de integracion social>>, Revista de Historia 2 (1992): 115-128. Estrategias de movilidad de este tipo se han registrado tambien entre las mujeres de castas en los virreinatos del Rio de La Plata, del Peru y Nueva Granada, vease: Fuentes-Barragan, <<Entre acuerdos y discordias>>; Maria Eugenia Chaves, <<La mujer esclava y sus estrategias de libertad en el mundo hispano colonial de fines del siglo XVIII>>, Anales, no 1 (1998): 91-118; Carolina Jaramillo Velasquez, <<Las promesas de matrimonio como estrategias de movilidad social de la poblacion de castas. Medellin, 1776-1830>>, Historia y Sociedad, no 31 (2016): 205-234. DOI: http://dx.doi. org/10.15446/hys.n31.54258.

(34) Coria, <<Los negros en Mendoza.>>, 66.

(35) Jaramillo Velasquez, <<Las promesas de matrimonio.>>, 208-214; Anrup y Chaves, <<La "plebe" en una sociedad.>>, 108-113; Twinam, Vidas publicas, secretos privados, 21-65; Twinam, <<Repensando las reformas.>>, 6-14.

(36) AGPM, Seccion Protocolos Notariales, Escribano Cristobal Barcala, Protocolo no 177, 5 de septiembre de 1819, fs. 175v y 176.

(37) Rafael Diaz, <<La manumision de los esclavos o la parodia de la libertad en el area urbano-regional de Santa Fe de Bogota, 1700-1750>>, en Afrodescendientes en las Americas: trayectorias sociales e identitarias, ed. Claudia Mosquera, Mauricio Pardo y Odile Hoffmann (Bogota: Universidad Nacional de Colombia-ICANH-IRD-ILAS, 2002), 83.

(38) Bragoni sostiene que los soldados y oficiales del Ejercito de los Andes, a diferencia de los integrantes de otros cuerpos armados rioplatenses, fueron alcanzados por los beneficios de la profesionalizacion y que, en ese marco, el salario fue el vehiculo para lograr la disciplina y la lealtad de las tropas. Beatriz Bragoni, <<Guerreros virtuosos, soldados a sueldo. Moviles de reclutamiento militar durante el desarrollo de la guerra de independencia>>, Dimension Antropologica, no 35 (2005): 95-138.

(39) AGPM, Epoca Independiente, Seccion Militar, Carpeta no 457, Doc. no 47, f. 1.

(40) Para esta fecha no se tienen registros directos del prest de Barcala, de modo que el valor indicado es aproximado y surge de los datos sobre salarios del Ejercito de los Andes correspondientes al ano 1817 que han sistematizado Bragoni y Pelagatti. Beatriz Bragoni y Oriana Pelagatti, <<Los costos de la expedicion militar a Chile, 1815-1818>>, Mundo Agrario 17, no 35 (2016): 9.

(41) Ana Laura Donoso Rios, <<Anhelos de libertad. Familias afromestizas en San Juan de la Frontera (Argentina 1750-1800)>>, Historia Y MEMORIA, no 12 (2016): 85-119, DOI:https://doi.org/10.19053/20275137.4199.

(42) ARZ, Fondo Matriz, Seccion Bautismos, Libro no 14 bis (1815-1822), f. 124.

(43) Jaramillo Velasquez, <<Las promesas de matrimonio ...>>; Anrup y Chaves, <<La "plebe" en una sociedad.>>; Twinam, Vidas publicas, secretos privados; Twinam, <<Repensando las reformas.>>.

(44) ARZ, Fondo Matriz, Seccion Bautismos, Libro no 16 bis (1820-1823), f. 59.

(45) ARZ, Fondo Matriz, Seccion Bautismos, Libro no 16 bis (1820-1823), f. 160 v.

(46) AGPM, Fondo Epoca Independiente, Seccion Gobierno-Censos, Ano 1823-1824, Carpeta no 14, Doc. no 33, f. 6. Notese que se trata del mismo cuartel donde vivio durante su ninez con la familia de Cristobal Barcala; y, mas adelante, se vera que siguio eligiendo esta zona urbana al momento de acceder a su propia casa habitacion.

(47) Donoso Rios, <<Anhelos de libertad.>>, 107, 111.

(48) Damian Hudson, Recuerdos historicos sobre la Provincia de Cuyo, Tomo Segundo (Buenos Aires: Juan A. Alsina, 1898).

(49) AGPM, Fondo Epoca Independiente, Seccion Protocolos Notariales, Escribano Juan Ventura Moron, Protocolo no 185, 6 de noviembre de 1822, f. 41v.

(50) AGPM, Fondo Epoca Independiente, Seccion Protocolos Notariales, Escribano Justo Moreno, Protocolo no 186, 29 de noviembre de 1823, f. 144.

(51) Masini Calderon, La esclavitud negra en Mendoza ..., 15.

(52) Johnson L. Lyman, <<La manumision de esclavos en Buenos Aires durante el Virreinato>>, Desarrollo Economico 16, no 63 (1976): 346.

(53) Bragoni y Morales, <<Libertad civil y patriotismo ...>>.

(54) AGPM, Fondo Epoca Independiente, Seccion Judicial Civil, Anos 1811/1816, Carpeta no 19, Letra C, Doc. no 7.

(55) AGPM, Fondo Epoca Independiente, Seccion Protocolos Notariales, Escribano Jose Antonio Moreno, Protocolo no 174, 5 de Enero de 1817.

(56) Frank Tannenbaum, El negro en las Americas (Paidos: Buenos Aires, 1968); Silvia Mallo, <<La libertad en el discurso del Estado, de amos y esclavos. 1780-1830>>, Revista de Historia de America, no 112 (1991): 121-146; Donoso Rios, <<Anhelos de libertad ...>>; Diaz, <<La manumision de los esclavos ...>>.

(57) Bragoni y Morales, <<Libertad civil y patriotismo ...>>.

(58) ARZ, Fondo Matriz, Seccion Bautismos, no 16 bis, f. 81v.

(59) ARZ, Fondo Matriz, Seccion Bautismos, no 16 bis, f. 138v.

(60) ARZ, Fondo Matriz, Seccion Bautismos, no 16 bis, f. 320.

(61) ARZ, Fondo Matriz, Seccion Bautismos, no 19 bis, f. 46.

(62) ARZ, Fondo Matriz, Seccion Defunciones, no 13 bis, Anos 1838/1847, f. 22. Poco se sabe sobre los hijos del matrimonio con posterioridad a la muerte de Lorenza. Tampoco se tienen mas datos sobre Fortunata. Respecto de Marcelina se sabe que contrajo matrimonio en junio de 1845 con Juan Segura, y que fallecio en agosto de 1857. ARZ, Fondo Matriz, Seccion Matrimonios, no 8 bis, Anos 1844/1848, f. 35. ARZ, Fondo Matriz, Seccion Defunciones, no 18, Anos 1857/1862, f. 16v.

(63) Vicuna Mackenna, Relaciones historicas ..., 585-588.

(64) AGPM, Fondo Epoca Independiente, Seccion Militar, Carpeta no 456, Doc. no 96, f. 1v. No se han encontrado otras informaciones sobre su desempeno como sastre.

(65) AGPM, Fondo Epoca Independiente, Seccion Militar, Carpeta no 457, Doc. no 47, n. 1.

(66) Para la sociedad colonial cuyana estos asuntos casi no han recibido tratamiento, pero aspectos comunes a las culturas hispanoamericanas coloniales han sido senalados por Twinam, Vidas publicas, secretos privados.

(67) Pedro Olgo Ochoa, <<El invento de Falucho>>, Todo es Historia IV, no 41 (1970): 32-39.

(68) Jose Oscar Frigerio, <<Con sangre de negros se edifico nuestra independencia>>, Todos es Historia, no 250 (1988): 48-69.

(69) Valores expresados en pesos. Algunos pagos se realizaban en dos veces, con una frecuencia quincenal o irregular. Tambien se registraron pagos retrasados. Pero aqui se procesan los registros de pagos fraccionados y retrasados de modo de obtener los totales por mes y por ano. La indicacion s/d equivale a sin datos. En los casos que para algunos meses no se tienen datos la suma total anual recoge solo los registrados. Se indica el grado militar en los mismos terminos que estan consignados en la fuente. Las variaciones mensuales menores pueden estar indicando que en algunas liquidaciones se aplicaron descuentos o gratificaciones.

(70) Aunque para el ano 1824 no se cuenta con registros de sueldos de Lorenzo Barcala en los libros de la Aduana de Mendoza, se sabe por un sumario realizado en febrero de ese ano que para esa fecha era Sargento Mayor del Segundo Tercio de Civicos (Granaderos de Infanteria), mismo rango por el que cobra 40 pesos en octubre de 1825.

(71) Vicuna Mackenna, Relaciones historicas ...

(72) Beatriz Bragoni, <<El tumulto y la plaza: Corporaciones y pueblo en la configuracion del poder mendocino, 1824>>, en Territorio, memoria y relato en la construccion de identidades colectivas, coord. Beatriz Davilo et al., Tomo III (Rosario: UNR, 2004), 211-218.

(73) AGPM, Fondo Epoca Independiente, Seccion Judicial Criminal, Letra B, Carpeta no 1, Doc. no 22, f. 27.

(74) AGPM, Fondo Epoca Independiente, Seccion Hacienda, Manuales de Aduana, Anos 1823/1830, Carpeta no 343, Doc. no 1, f. 2.

(75) Bragoni, <<El tumulto y la plaza ...>>, 211-215.

(76) AGPM, Fondo Epoca Independiente, Seccion Civil Ordinario, Concurso de Acreedores, Don Lorenzo Barcala, Mendoza, Ano 1839, f. 55v.

(77) AGPM, Fondo Epoca Independiente, Seccion Protocolos Notariales, Escribano Justo Moreno, Protocolo no 208, 17 de septiembre de 1833, fs. 39v al 40v. La localizacion en la traza actual de la ciudad indica que el inmueble que habito la familia de Lorenzo Barcala estuvo ubicado en la calle que actualmente se denomina Chacabuco, entre Salta y Rioja

(78) AGPM, Fondo Epoca Independiente, Seccion Gobierno-Correspondencia, Anos 1832/1837, Carpeta no 249, Doc. no 35, fs. 2.

(79) Vicuna Mackenna, Relaciones historicas ...

(80) En la traza actual de la ciudad la ubicacion del sitio en cuestion corresponde a la calle Lavalle entre Jose Federico Moreno y Montecaseros, frente a la Plaza Sarmiento. AGPM, Fondo Epoca Independiente, Seccion Civil Ordinario, Concurso de Acreedores, Don Lorenzo Barcala, Mendoza, Ano 1839, f. 33 y 33v.

(81) Miguel A. Rosal, <<Negros y pardos en Buenos Aires, 1811-1860>>, Anuario de Estudios Americanos 5, no 1 (1994): 165-184; Miguel A. Rosal, <<Los afroportenos, 1821-1825>>, Revista de Indias LXII, no 224 (2002): 143-172.

(82) Rosal, <<Negros y pardos ...>>; Rosal, <<Los afroportenos>>.

(83) Hay quienes han senalado la importancia de los pleitos civiles y en particular del concurso de acreedores como fuentes para la investigacion en historia social. Jean Pierre Dedieu, <<El pleito civil como fuente para la historia social>>, Bulletin Hispanique, no 1 (2002): 141-160, DOI: 10.3406/hispa.2002.5105.

(84) Joaquin Escriche, Diccionario razonado de legislacion y jurisprudencia, Tomo Segundo (Madrid: Imprenta del Colegio Nacional de Sordo-Mudos, 1839), 562.

(85) AGPM, Fondo Epoca Independiente, Seccion Civil Ordinario, Concurso de Acreedores, Don Lorenzo Barcala, Mendoza, Ano 1839.

(86) AGPM, Fondo Epoca Independiente, Seccion Civil Ordinario, Concurso de Acreedores, Don Lorenzo Barcala, Mendoza, Ano 1839, F. 25, 25v.

(87) Molina advertia: <<no creo serle a Ud. conveniente su venida por motivos que no me es dable confiar a la pluma>>. Silvestre Pena y Lillo, Gobernadores de Mendoza. El Gobernador Don Pedro Molina (Mendoza: Best, 1937), 290.

(88) AGPM, Fondo Epoca Independiente, Seccion Civil Ordinario, Concurso de Acreedores, Don Lorenzo Barcala, Mendoza, Ano 1839, f. 25.

(89) Homero Saldena Molina, <<El fusilamiento del Coronel Barcala>>, La Palabra, Mendoza, 9-10 de agosto de 1935, Segunda seccion.

(90) AGPM, Fondo Epoca Independiente, Seccion Civil Ordinario, Concurso de Acreedores, Don Lorenzo Barcala, Mendoza, Ano 1839, f. 25.

(91) Yaben, Biografias argentinas ..., 470.

(92) AGPM, Epoca Independiente, Seccion Gobierno-Copiadores, Carpeta no 26, Doc. no 7, fs. 49-50.

(93) AGPM, Fondo Epoca Independiente, Seccion Civil Ordinario, Concurso de Acreedores, Don Lorenzo Barcala, Mendoza, Ano 1839, f. 57.

(94) Vease Munera, El fracaso de la nacion, 173-215.

(95) Alfonso Munera sostiene que los mulatos y negros de Getsemani habrian intervenido con esos ideales en la lucha por la independencia de la Republica de Cartagena. Masini Calderon, por su parte, ha dicho que los esclavos actuaban en uno u otro bando por la libertad pero sin entender los motivos de la lucha, cuestion que hemos discutido en otro trabajo. Munera, El fracaso de la nacion, 173-215; Masini Calderon, <<La esclavitud negra en la Republica ...>>.

(96) Anrup y Chaves, <<La "plebe" en una sociedad ...>>; Twinam, Vidas publicas, secretos privados ...; Twinam, <<Repensando las reformas ...>>.
Tabla 1.1 Salario militar de Lorenzo Barcala (Anos 1820, 1821,
1822)69. Fuente: AGPM, Seccion Aduana de Mendoza, Ano 1820, Tomo
77, fs. 34, 41v, 46v, 54v, 61v, 69, 79, 88, 94v, 102v. AGPM,
Seccion Aduana de Mendoza, Ano 1821, Tomo 79, fs. 7v, 13, 22v, 33v,
41v, 50v, 83. AGPM, Seccion Aduana de Mendoza, Ano 1822, Tomo 81,
fs. 9, 22, 27, 36, 46v, 60v, 66v, 70v, 75.

Mes          1820                     1821

Enero        s/d.           s/d       Abanderado           18,4
Febrero      s/d.           s/d       Ayudante             25
                                      Accidental
Marzo        Abanderado     12        Id.                  25
             de Civicos
Abril        Id.            12        Id.                  25
Mayo         Id.            6         Id.                  25
Junio        Id.            12        Id.                  25
Julio        Id.            12        Id.                  25
Agosto       Id.            12,5      Id.                  25
Septiembre   Id.            14        Id.                  25
Octubre      Id.            12        Ayte. Accidental/    28,21/2
                                      Ayte. Propietario
Noviembre    Subteniente    12        Ayte. Propietario    30
Diciembre    Id.            12        Id.                  30
Total        116,5                    306,612

Mes          1822

Enero        Ayte. Prop.   30
Febrero      Id.           30

Marzo        Id.           30

Abril        Id.           30
Mayo         Id.           30
Junio        Id.           30
Julio        Id.           25
Agosto       Id.           29
Septiembre   Id.           29
Octubre      Id.           29

Noviembre    Id.           29
Diciembre    Id.           25
Total        346

Tabla 1.2 Salario militar de Lorenzo Barcala (Anos 1823, 1825,
1826)70. Fuente: AGPM, Seccion Aduana de Mendoza, Ano 1823, Tomo
83, fs. 7, 44v. AGPM, Seccion Aduana de Mendoza, Libro Diario de
Caja, Ano 1825, Tomo 85, fs. 58, 86. AGPM, Seccion Aduana de
Mendoza, Libro Diario de Caja, Ano 1826, Tomo 89, s/fs.

Mes          1823               1825              1826
Enero        Ayudante   25      s/d.      s/d.    Comandan40
                                                  Granaderos de
                                                  Infanteria

Febrero      Id.        25      s/d.      s/d.    Id.     40
Marzo        Id.        25      s/d.      s/d.    Id.     40
Abril        Id.        25   4  s/d.      s/d.    Id.     40
Mayo         Id.        25      s/d.      s/d.    Id.     40
Junio        Id.        25      s/d.      s/d.    s/d.    s/d.
Julio        Id.        25      s/d.      s/d.    s/d.    s/d.
Agosto       s/d.       s/d.    s/d.      s/d.    s/d.    s/d.
Septiembre   s/d.       s/d.    s/d.      s/d.    s/d.    s/d.
Mes          1823               1825              1826
Octubre      s/d.       s/d.    Sargento  40      s/d.    s/d.
                                Mayor
Noviembre    s/d.       s/d.    Id.       40      s/d.    s/d.
Diciembre    s/d.       s/d.    Id.       40      s/d.    s/d.
Total        175                120               200
COPYRIGHT 2018 Universidad Pedagogica y Tecnologica de Colombia. Doctorado en Historia
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2018 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Morales, Orlando Gabriel; Caballero, Luis Cesar
Publication:Revista Historia Y MEMORIA
Date:Jan 1, 2018
Words:13061
Previous Article:Guerra, Estado y Revolucion Militar en la America espanola durante los siglos XVI y XVII.
Next Article:El financiamiento educativo publico en Costa Rica a largo plazo (1860-2016).
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2021 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters