Printer Friendly

Motta, Anne, Noblesse et pouvoir princier dans la Lorraine ducale, 1624-1737.

Motta, Anne, Noblesse etpouvoirprincier dans la Lorraine ducale, 1624-1737, Paris, Classiques Garnier, 2015, 618 pag., ISBN: 978-2-8124-5093-8.

Cuando en 1737 Francisco III abandono Nancy y se convirtio en gran duque de Toscana, se abrio el ultimo capitulo de la historia de la Lorena independiente. El ducado paso al suegro de Luis XV, Estanislao Leszczynski, rey de Polonia desposeido de su trono originario. La operacion, disenada por Fleury, fue el portico a la definitiva incorporacion de los territorios loreneses a la corona de Francia que, finalmente, se produjo a la muerte del soberano polaco en 1766. Fue en la mesa de la negociacion internacional donde se decidio el destino de Lorena, corolario de la pugna geoestrategica por el control de unos territorios que, por su situacion entre Francia y el Imperio y sin la proteccion de ninguna barrera natural, llevaban mucho tiempo en un precario estado de independencia. Estas circunstancias, la constante amenaza sobre la soberania y la influencia inevitable de las rivalidades internacionales en los asuntos internos, determinaron los reinados de los sucesivos duques y, asimismo, el comportamiento de la nobleza y las relaciones entre esta y sus monarcas. Ese es el asunto que aborda Anne Motta en su libro, centrado en la fase mas conflictiva de la historia de Lorena, desde las primeras decadas del siglo XVII hasta la renuncia de Francisco III.

Motta periodiza el largo siglo objeto de su analisis en tres fases. La primera corresponde a la situacion de estabilidad y orden en el momento de la muerte de Carlos III y la sucesion tranquila en la persona de su hijo Enrique II (1608-1624), con una nobleza identificada con el trono; una quietud interior favorecida por la debilidad francesa y la proteccion de los Habsburgo. La segunda fase se alarga desde mediados de los anos veinte hasta 1697, epoca de profunda inestabilidad marcada, primero, por las modificaciones de la ley sucesoria impuestas por Carlos IV (1624-1675) y, sobre todo, por las sucesivas invasiones francesas, los exilios del duque--su sucesor Carlos V (1675-1690) no llego nunca a pisar el suelo lorenes--y una nobleza que ve sus bienes incautados por los ocupantes y ha de plantearse sus fidelidades para sobrevivir. El tercer periodo se extiende entre 1697, cuando el acuerdo internacional de Ryswick permitio la restauracion de la familia ducal en el trono con Leopoldo (1697-1729), y el corto reinado de su hijo Francisco III hasta que cedio sus derechos; durante mas de tres decadas Leopoldo reformo las estructuras del Estado y proyecto un nuevo marco de relaciones con la nobleza, actuando contra algunos privilegios politicos y judiciales de los linajes mas antiguos y ennobleciendo a otras familias.

El estudio de Motta no ambiciona construir una historia total de la nobleza lorenesa, sino que analiza, desde las perspectivas de la historia politica y la historia cultural, las relaciones entre la nobleza y el trono, sometidas a duras pruebas por la Guerra de los Treinta Anos y la agresividad de Luis XIV. Mas concretamente, se ha interesado por dos grupos de la nobleza: la denominada antigua caballeria y los que son ennoblecidos (pairsfieffes) en retribucion de servicios, compensar el agotamiento biologico de las familias y sustituir a los desleales en tiempos turbulentos.

El elemento mas significativo del segundo estamento lorenes es esta ancienne chevalerie, compuesta por linajes descendientes de los que acudieron a las Cruzadas con Godofredo de Bouillon. Con la conciencia de provenir de sangre esclarecida por el heroismo guerrero, la caballeria fundaba su poder socioeconomico en bases feudales y su poder politico en el ejercicio de funciones administrativas y judiciales compartidas con el duque. Su marca de distincion mas preciada residia en el tribunal des assises, que tambien es una especie de senado de los apellidos antiguos, encargada de juzgar a sus iguales y que compartia constitucionalmente con el soberano la funcion judicial en el ducado. Asi, la vieja caballeria lorenesa, por un lado, ostentaba un protagonismo politico fundamental sancionado por la costumbre y por la ley, y, por otra parte, mantenia vivo el codigo caballeresco, la inclinacion a las armas, y un espiritu de libertad. Todo ello fue puesto a prueba desde la primera ocupacion francesa, en 1631, cuando los senores loreneses vieron incautados sus bienes y perdieron el respaldo del trono ausente. El resultado fue la division del grupo, incluso dentro del mismo entorno familiar, cambios de fidelidad y, en general, la entrada en un largo proceso de inestabilidad. En cualquier caso, es interesante senalar que la antigua caballeria lorenesa reacciono ante las dificultades y los cambios recurriendo a esos valores identitarios relacionados con las virtudes y las actividades militares, espoleados por conservar y ampliar su autonomia. Podria hablarse, y asi lo hace la autora, de una cierta recuperacion de la vocacion caballeresca y feudal originarias en este contexto de crisis.

Desde esta perspectiva, la restitucion de la soberania lorenesa en la persona de Leopoldo a fines del XVII, aun cuando significo la restauracion de la antigua caballeria en su posicion de predominio politico, administrativo y politico al lado del duque Leopoldo, trajo consigo, de modo inevitable, la interrupcion de la logica autonomista que habia posibilitado la supervivencia de las casas nobiliarias en tiempos de exilio y ocupacion. Ademas, la accion de gobierno de Leopoldo no se limito a la reinstauracion del regimen politico de sus antepasados, sino que puso en marcha una serie de reformas encaminadas a fortalecer el poder ducal, lo cual pasaba por modificar, a su favor, el reparto de poder con la nobleza. El alto numero de ennoblecimientos, para recompensar a los fieles durante los tiempos del exilio, y sobre todo el hecho de que el tribunal des assises no fuese reabierto, fueron los gestos mas indicativos de que el duque deseaba reestructurar la posicion de la antigua nobleza y de que ambicionaba, a la larga, la creacion de una nueva nobleza de servicio ligada a las funciones administrativas del trono y, por ende, una progresiva transformacion de la misma idea de nobleza. La politica de ennoblecimientos, que pretendia la creacion paulatina de una noblesse de robe a la francesa, fue la linea de actuacion de mayor calado, puesto que no solo creaba un nuevo grupo ligado a la gracia del soberano, sino que implicaba la puesta en vigor de un codigo de valores contrapuesto al tradicional caballeresco de la elite lorenesa. Estas reformas, seguidas por Francisco III y luego por el duque Estanislao, se completaron cuando Lorena se incorporo de forma definitiva a Francia.

En definitiva, el lector se encuentra ante un estudio de las relaciones entre la familia ducal de Lorena y su alta nobleza, desde el prisma de la historia politica y de la cultura politica. La perspectiva de un siglo largo prenado de situaciones criticas que cuestionaron los lazos existentes y obligaron a replantearlos en varias ocasiones, permite a la autora observar las variaciones en las conductas y los cambios de valores. Puede decirse que el caso de la Lorena ducal y sus nobles, desde principios del XVII hasta los treinta del XVIII, se nos revela un laboratorio de analisis de compor tamientos y de reacciones ante situaciones de estres que pusieron a prueba idearios y decisiones personales, del mismo modo, aunque de modo mucho mas condensado, que estaba sucediendo a la nobleza de toda Europa.

http://dx.doi.org/ 10.5209/CHMO.56674

Adolfo Carrasco Martinez

Universidad de Valladolid

carrasco@fyl.uva.es
COPYRIGHT 2017 Universidad Complutense de Madrid
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2017 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

 
Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Carrasco Martinez, Adolfo
Publication:Cuadernos de Historia Moderna
Article Type:Resena de libro
Date:Jan 1, 2017
Words:1322
Previous Article:Megiani, Ana Paula Torres y Lima, Luis Filipe Silverio (eds.), Visions, Prophecies and Divinations: Early Modern Messianism and Millenarianism in...
Next Article:Negredo del Cerro, Fernando, La Guerra de los Treinta Anos. Una vision desde la Monarquia Hispanica.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2018 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters