Printer Friendly

Micosis superficiales: casuistica del Departamento de Micologia del Instituto Nacional de Higiene "Rafael Rangel", Caracas, Venezuela (2001-2014).

Superficial mycoses: casuistry of the Mycology Department of the Instituto Nacional de Higiene "Rafael Rangel", Caracas, Venezuela (2001-2014).

INTRODUCCION

Las micosis superficiales o dermatomicosis se encuentran entre las enfermedades infecciosas mas comunes. Se localizan en las capas superficiales de la piel y sus anexos (pelo y unas), por esta razon son motivo de consulta medica. De estas micosis, las dermatofitosis, la pitiriasis versicolor y la candidiasis cutanea son las mas frecuentes. Estas micosis tienen una alta morbilidad, afectando a 1,5 billones de personas, el 25% de la poblacion mundial. Entre los factores de riesgo asociados a las dermatomicosis se encuentran: calor, humedad, habitos personales, condicion-socioeconomica, clima, falta de higiene adecuada y diversas patologias de base que alteran la inmunidad del individuo (1-3).

Las dermatofitosis constituyen una de las condiciones clinicas mas comunmente encontradas en la practica dermatologica; por lo tanto, el conocimiento de la ecologia de los dermatofitos provee un mejor entendimiento sobre su historia natural (4). Los dermatofitos son un grupo de hongos filamentosos queratinofilicos taxonomicamente relacionados, constituido por tres generos (Epidermophyton, Trichophyton y Microsporum), que tienen la capacidad de invadir el tejido queratinizado (piel, pelo y unas) de los animales y el hombre, produciendo una infeccion llamada comunmente tina, o en latin "tinea". Los cuadros clinicos que producen se corresponden con el area anatomica afectada: Tinea capitis (cabeza), Tinea barbae (barba), Tinea corporis (cuerpo), Tinea cruris (ingle), Tinea manuum (manos), Tinea pedis (pies) y Tinea unguium (unas). Los dermatofitos tienen 3 reservorios principales: seres humanos (antropofilicos), animales (zoofilicos) y el suelo (geofilicos). Los dermatofitos geofilicos se encuentran distribuidos en todo el mundo, a diferencia de los antropofilicos y algunas especies zoofilicas, que tienen restriccion geografica. Las especies antropofilicas son responsables de la mayoria de las infecciones en humanos; sin embargo, especies de los tres generos han sido asociadas con enfermedad. Las infecciones causadas por dermatofitos antropofilicos son cronicas y poco inflamatorias, mientras que las causadas por dermatofitos zoofilicos y geofilicos son agudas e inflamatorias (2,3,5).

La pitiriasis versicolor y la candidiasis cutanea son infecciones causadas por levaduras. La pitiriasis versicolor es una micosis superficial cronica causada por hongos lipofilicos del genero Malassezia, que forman parte de la microbiota de la piel. Se caracteriza por la presencia de maculas hipocromicas e hipercomicas con descamacion muy fina, localizadas generalmente en tronco y brazos, que ha sido reportada en todo el mundo con predominio en zonas tropicales. La candidiasis cutanea es causada por levaduras del genero Candida, las cuales pueden invadir la piel y sus anexos con un espectro clinico muy amplio, causando intertrigo, foliculitis, onicomicosis y candidiasis mucocutanea cronica. C. albicans, C. tropicalis y C. parapsilosis son las especies que comunmente causan estas micosis superficiales, ya que forman parte de la microbiota de piel y mucosas. Los factores predisponentes y/o de riesgo son: humedad local, diabetes, obesidad, enfermedad vascular periferica, infeccion por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) y disrupcion de la barrera epidermica, entre otros (3,6,7).

Las dermatomicosis no son patologias que pongan en peligro la vida, por lo que han sido desestimadas por las instituciones y organismos de salud publica. En Venezuela, de acuerdo a las pautas del Ministerio del Poder Popular para la Salud, no califican como enfermedades de denuncia obligatoria, existiendo un deficit de informacion epidemiologica y un subregistro de las mismas, por lo que es dificil estimar con precision la magnitud del problema. Este hecho refuerza la necesidad de realizar revisiones periodicas de su frecuencia y de los agentes etiologicos involucrados, con el fin de desarrollar medidas de control y prevencion apropiadas.

El objetivo de esta investigacion fue conocer la frecuencia de diagnostico de las micosis superficiales en pacientes que acudieron al Instituto Nacional de Higiene "Rafael Rangel", en Caracas, Venezuela, mediante una revision retrospectiva de su casuistica durante 14 anos.

MATERIALES Y METODOS

Poblacion. Se realizo un estudio transversal y retrospectivo de revision de las historias micologicas de los pacientes que acudieron al Departamento de Micologia del Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel (INHRR), desde el ano 2001 al 2014, con diagnostico presuntivo de micosis superficiales. Los pacientes confirmaron su participacion en este estudio a traves de un consentimiento informado.

Muestras. Las muestras utilizadas para el diagnostico de micosis superficiales fueron pelos, unas y escamas epidermicas. Los pelos fueron tomados directamente con pinza; la recoleccion de las unas se realizo mediante el uso de la pinza gubia o con cortaunas, previa limpieza de la zona con alcohol al 70% o con agua destilada esteril. Las escamas epidermicas fueron tomadas por raspado con un bisturi esteril o con cureta, previa asepsia de la zona afectada con alcohol al 70%; en los casos con sospecha de pitiriasis versicolor se tomaron escamas epidermicas segun la tecnica de Porto (con cinta adhesiva) (3,7).

Diagnostico micologico. Se realizo un examen directo de las muestras con KOH al 20% mas Tinta Parker[R] (9:1) y se observaron microscopicamente para evaluar la presencia de estructuras fungicas. Las muestras se inocularon en medios de cultivo como agar Sabouraud mas cloranfenicol, Lactritmel y Mycosel[R], excepto las muestras con sospecha de pitiriasis versicolor, a las que unicamente se les realizo examen directo (8,9). Los cultivos se incubaron en estufa a 28[grados]C hasta un maximo de 3 semanas, revisando las placas una vez por semana. Al observarse el crecimiento de los hongos, se procedio a realizar un examen directo del cultivo con azul de lactofenol y se observo microscopicamente la preparacion; para la identificacion final del agente se usaron claves taxonomicas (10). En el caso de aislamiento de hongos dermatofitos, se realizo adicionalmente la prueba de ureasa. Cuando se obtuvo aislamiento de levaduras la identificacion se realizo utilizando las galerias ID-32 C[R] (Biomerieux), agar cromogeno y el metodo de Dalmau con agar harina de maiz para el estudio de la morfologia microscopica (11). Para los hongos filamentosos no dermatofitos se tomaron en consideracion los siguientes criterios diagnosticos: a) examen directo de la muestra positivo con KOH mas tinta Parker[R]; b) aislamiento puro del hongo no dermatofito en el medio de cultivo (en 3 o mas puntos del inoculo); c) ausencia de crecimiento de dermatofitos; d) mantenimiento de la misma especie del hongo no dermatofito al repetir el cultivo (a partir de nueva toma de muestra) (12-14).

Analisis de los datos. Los datos (ano, genero, edad, localizacion de la lesion y cultivo) se recopilaron en tablas utilizando el software Excel para Windows y se representaron en numeros absolutos y porcentajes de frecuencia.

RESULTADOS

De 3228 muestras procesadas para micosis superficiales en 14 anos, las cuales representaron el 38,6% del total de muestras recibidas en el Departamento de Micologia durante el periodo 2001-2014, 1098 resultaron positivas (34%) para algun tipo de micosis superficial. Entre los agentes causales de las micosis superficiales, los dermatofitos fueron los responsables del 79,5% de los casos; el 20,5% restante fue causado por levaduras con un 10,9%, hongos filamentosos no dermatofitos 5,1% y los casos de pitiriasis versicolor, cuyo agente etiologico es el Complejo Malassezia sp., representaron un 4,5%.

Con respecto a las dermatofitosis, se encontro que el agente mas frecuente fue el Complejo Trichophyton rubrum (70,1%), seguido por el Complejo T mentagrophytes (15,1%), Microsporum canis (9,4%), Epidermophyton floccosum (4%), T tonsurans (1,3%) yM. gypseum (0,1%). Con relacion a la distribucion de las dermatofitosis segun localizacion y agente causal, se observo que la Tinea unguium (66,8%) fue la mas frecuente, seguida de Tinea pedis (16,4%), Tinea capitis (8,1%) y Tinea corporis (5,2%); el 3,6% restante de las localizaciones de las tinas se distribuyo entre Tinea cruris (1,5%), Tinea manuum (1,1%) y Tinea faciei (1%) (Tabla I). El agente etiologico mas aislado en las diferentes regiones corporales fue el Complejo T. rubrum, seguido por el Complejo T mentagrophytes y M. canis, siendo este ultimo hongo el mas frecuentemente aislado en los casos de Tinea capitis.

En la Tabla II se observa la distribucion de los dermatofitos segun el genero y el grupo etario de los pacientes. Al analizar la distribucion de los grupos etarios, se evidencio que la mayoria de los pacientes tenia edades comprendidas entre 15-74 anos, con mayor proporcion entre los 35-54 anos, a expensas de tina de las unas; la tina de la cabeza fue la excepcion, ya que la poblacion mas afectada correspondio a ninos con edades comprendidas desde meses hasta los 9 anos.

El segundo grupo etiologico mas frecuente en esta casuistica estuvo representado por el genero Candida, prevaleciendo el Complejo C. parapsilosis (37,5%), seguido del Complejo C. albicans (34,2%), C. tropicalis (10%) y el Complejo C. glabrata (5,8%); el 13,3% restante estuvo representado por otras especies de Candida y otras levaduras como el Complejo Trichosporon sp., Geotrichum candidum y Hanseniospora valbyensis.

El tercer grupo de dermatomicosis fueron causadas por hongos filamentosos no dermatofitos, y el principal agente etiologico fue el genero Fusarium (53,6%), seguido de Aspergillus spp. (19,6%), Acremonium sp. (10,7%) y Neoscytalidium dimidiatum (5,4%); el 10,7% restante de hongos filamentosos no dermatofitos estuvo representado en orden de frecuenciapor Curvularia lunata, Phoma sp., Chrysosporium keratinophylum y Paecilomyces spp. (Tabla III). Entre las localizaciones anatomicas mas frecuentes de las micosis superficiales ocasionadas por levaduras y hongos no dermatofitos, se encontro que en las unas de las manos predominaron las levaduras (n = 70; 58,3%), en las unas de los pies los hongos no dermatofitos (n = 47; 83,9%) y en las escamas epidermicas las levaduras (n = 14; 11,7%).

DISCUSION

Las micosis superficiales se encuentran entre los primeros motivos de consulta dermatologica mas frecuentes a nivel mundial y su etiologia se debe a diversos agentes; se ha reportado que en las regiones con clima tropical como Venezuela, su prevalencia puede ser mas elevada (3,7,15). Durante los 14 anos de este estudio retrospectivo, se obtuvo 34% de positividad para algun tipo de micosis superficial; este resultado se asemeja a otros estudios de micosis superficiales reportados en Venezuela. En el estudio realizado por Lemus-Espinoza y col. (16), en el estado Anzoategui, la positividad fue de 30,9% y en una investigacion realizada por Torres y col. (17), en la poblacion Yanomami (Edo. Bolivar), se encontro un porcentaje de positividad similar (36,4%), aunque estas poblaciones son diferentes tanto cultural como geograficamente. A nivel internacional, un estudio italiano reporto 33,5% de positividad en un analisis retrospectivo de 6 anos de micosis superficiales y un estudio brasileno realizado en Sao Paulo durante los anos 2005-2011 informo 34% de dermatomicosis, porcentajes similares a los obtenidos en este estudio (4,18).

Las dermatofitosis en esta casuistica representaron el 80% de las micosis superficiales, siendo este porcentaje diferente al reportado en otros estudios, tanto nacionales como internacionales. En la casuistica de los Grupos de Trabajo en Micologia de Venezuela (GTMV, 1984-2010) la frecuencia de dermatofitosis fue de 60,5%; en este mismo estudio hacen referencia que en Caracas fue de 26,7% (19). Se ha estimado que el riesgo de un individuo de adquirir una dermatofitosis durante su vida es del 10-20%. Estudios retrospectivos realizados en Brasil, Chile e Italia han informado que las dermatofitosis fueron las micosis superficiales mas frecuentes en sus estudios retrospectivos, con 92,4%, 95,1% y 36,3%, respectivamente, lo que evidencia diferencias a nivel geografico en la presentacion de esta entidad clinica (3,4,18,20).

En el presente estudio las levaduras fueron el segundo agente causal mas frecuente de las micosis superficiales y los hongos filamentosos no dermatofitos ocuparon el tercer lugar, coincidiendo con los reportes de otros estudios venezolanos, mientras que la pitiriasis versicolor fue la entidad menos frecuente (16,19). Reportes internacionales han evidenciado resultados diferentes a los obtenidos en este estudio. Para Vena y col. (18), las levaduras fueron los principales agentes causales de micosis superficiales (43,8%), seguido de los dermatofitos y en tercer lugar la pitiriasis versicolor con 13,1%; en Brasil la pitiriasis versicolor ocupo el segundo lugar con 205 casos (23%) y las levaduras pasaron al tercer lugar con 2,1%, mientras que en Chile las levaduras fueron el segundo agente causal de micosis superficiales, ademas de 24 casos de pitiriasis versicolor (4,18,20). La pitiriasis versicolor tiene una distribucion cosmopolita, pero su prevalencia varia segun el clima, reportandose entre 30-40% en climas tropicales en comparacion con 1-4% en climas templados (3,6,21). La baja frecuencia de esta entidad observada en el presente estudio dependio basicamente de los pacientes que acudieron al Departamento de Micologia del INHRR; cabe destacar que esta institucion tiene sede en Caracas y en esta localidad la incidencia de pitiriasis versicolor es menor a la encontrada en otras regiones del pais; este hecho coincide con lo reportado por Martinez y col, quienes reportaron que en Caracas esta micosis tuvo una frecuencia de 6,6% (19); en contraste, los estados Anzoategui y Sucre presentaron una frecuencia de alrededor del 24% (16).

Con relacion a los dermatofitos, el agente etiologico mas frecuentemente aislado en esta casuistica fue el Complejo Trichophyton rubrum. La casuistica de los GTMV y otros trabajos venezolanos han reportado el mismo hallazgo (15,17-19,22), mientras que en el estado Anzoategui el dermatofito mas frecuente fue T mentagrophytes (16). En otras latitudes, tambien se ha encontrado que el Complejo T rubrum fue el mas frecuente, evidenciandose que este hongo antropofilo es actualmente el primer dermatofito reportado como causante de dermatofitosis, tanto en Venezuela como a nivel mundial (3,4,7,15,17-20,22,23). En esta casuistica siguieron en orden de frecuencia los hongos zoofilos del Complejo T. mentagrophytes y M. canis, coincidiendo con lo reportado en otros estudios venezolanos (15,19), mientras que en el estado Anzoategui siguiendo a T mentagrophytes se aislaronM. canis y T rubrum en tercer lugar (16). Este comportamiento, diferente al observado en otros estudios venezolanos, puede deberse al tipo de poblacion evaluada en el estudio (39% de poblacion rural) y estar relacionado con la ocupacion y la convivencia con animales domesticos como perros y gatos. En este estudio, dermatofitos como E. floccosum, T. tonsurans y M. gypseum tambien fueron aislados como agentes causales de dermatofitosis; los porcentajes obtenidos fueron bajos y similares a los de otros trabajos nacionales e internacionales, con ligeras variaciones en su orden de frecuencia, relacionadas con la ubicacion geografica y posiblemente con movimientos poblacionales (3,4,7,15-20,22,23).

Respecto a la localizacion anatomica de las dermatofitosis, se encontro que la Tinea unguium fue la presentacion clinica mas frecuente, seguida por la Tinea pedis y la Tinea capitis, resultados diferentes a los de los GTMV (Tinea corporis, Tinea pedis y Tinea cruris en orden de frecuencia) y otros trabajos internacionales (3,4,7,18,19,23). La Tinea unguium y la Tinea pedis cada dia son mas comunes; se ha estimado que esta ultima afecta al menos al 10% de la poblacion. Ambas tinas se relacionan con las actividades recreacionales y ocupacionales que realice el individuo, por ejemplo natacion, deportes de pista y campo, uso de botas militares o calzados cerrados por largos periodos, entre otros, asi como el incremento de diabetes mellitus y desordenes vasculares; pacientes con dermatitis atopica, onicomicosis de las unas de los pies e inmunosuprimidos pueden desarrollar Tinea pedis. Debido a que ambas entidades son causadas en su mayoria por el Complejo T. rubrum, y este es un hongo antropofilo, se presume que utilizar calzado ajustado, permanecer descalzo en lugares humedos por largos periodos y compartir sandalias de ducha o zapatos, pueden ser variables condicionantes a la adquisicion de estas dermatofitosis ya que es transmisible mediante fomites (3,18,22,24).

Mencion especial merece la Tinea capitis, que ocupa el tercer lugar en este estudio. Los GTMV coinciden con los datos de este trabajo en que M. canis es el principal agente causal de esta entidad, seguido de T tonsurans (19). Bonifaz (7), refiere que la Tinea capitis es causada en un 80% por M. canis y un 15% por T. tonsurans; datos similares han sido reportados para la region del Caribe y Sur America, con variaciones geograficas y poblacionales (3,4,7,15,16,18,20,23), mientras que en Norte America T tonsurans es el agente predominante. En el oeste de Europa los mas comunes son M. canis y T violaceum y en Oriente medio los mas prevalentes son M. canis, T. mentagrophytes y T violaceum. Es importante resaltar que la propagacion de la infeccion puede aumentar en condiciones de hacinamiento, falta de higiene y pobreza (3,25). Mientras que en este trabajo la Tinea corporis y la Tinea cruris se observaron en menor frecuencia, en otros estudios son mas frecuentes (3,4,19,23).

Con respecto a la distribucion de los dermatofitos por genero, se conoce que esta variable no es un factor predisponente para la ocurrencia de dermatofitosis, aunque el mayor numero de pacientes atendidos en esta casuistica fue del genero masculino, tal y como ha sido evidenciado en otros estudios (3,7,16,17,19,22,23,26). Sin embargo, debido a que las micosis superficiales afectan y deterioran la apariencia de la piel y sus anexos, en algunos de los trabajos revisados se encontro una mayor frecuencia del genero femenino entre los pacientes atendidos (4,12,15,16,18,20); esto se debe a la importancia que reviste el factor estetico, el cual forma parte de la idiosincrasia de las mujeres y en especial de las venezolanas. Las diferencias dependen netamente de los pacientes que acuden a los servicios de laboratorio para el diagnostico (7).

La edad tampoco fue una variable determinante en la ocurrencia de micosis superficiales; sin embargo, en el caso de las dermatofitosis la localizacion de las tinas tiene predileccion por grupos etarios especificos. En esta casuistica se encontro que la Tinea capitis se presento con mayor frecuencia en pacientes de 0-9 anos (72,3% del total de los pacientes en ese rango de edad). Por otra parte, se evidencio en esta casuistica que las dermatofitosis, en general, aquejaron principalmente a la poblacion adulta (35-54 anos). Se han reportado resultados similares, con variaciones geograficas y poblacionales (3,4,7,12,15-20,22,23,26).

Las micosis superficiales causadas por levaduras tienen como agente etiologico principal al genero Candida. En esta investigacion se encontro que las levaduras mas frecuentes fueron las del Complejo C. parapsilosis, seguidas por el Complejo C. albicans, y en tercer lugar, C. tropicalis; esto difiere de otros trabajos venezolanos en los cuales se encontro como levadura predominante a C. albicans (16,19,26). Recientemente, el Complejo C. parapsilosis ha sido reconocido como el principal agente etiologico de onicomicosis por el genero Candida a nivel mundial, debido a que se encuentra frecuentemente en el espacio subungueal y la piel como flora transitoria, y cualquier factor de riesgo (por ejemplo, traumatismos o distrofias) puede desencadenar su aparicion (27-29). Otros estudios tambien han reportado al genero Candida como el segundo grupo de agentes causales de micosis superficiales, pero sin discriminar entre las especies aisladas (4,18,20); este punto debe llamar a la reflexion sobre la necesidad de identificar las levaduras hasta genero y especie, ya que influye directamente en la conducta terapeutica y afecta la informacion reportada sobre la incidencia.

La localizacion anatomica mas frecuente donde se encontraron levaduras como causantes de micosis superficiales en esta casuistica fue en las unas de las manos; esto guarda relacion principalmente con la ocupacion, la humedad y el factor estetico: amas de casa, cocineros, lavanderas, trabajo manual que ocasione traumatismos a repeticion, hiperhidrosis, manicura, aplicacion de unas postizas usando poliacrilato y uso frecuente de jabon. Se ha reportado el aislamiento del Complejo C. parapsilosis en el 50% de las unas de las manos y 39% de las unas de los pies en las onicomicosis causadas por levaduras (27-30). En un estudio realizado en un geriatrico en el estado Nueva Esparta (Venezuela) (26) se encontro que las micosis superficiales fueron causadas principalmente por levaduras. Entre otros factores predisponentes para la adquisicion de micosis superficiales por Candida spp. se encuentran la edad y enfermedades de base como diabetes mellitus e inmunosupresion (26).

En este estudio se observaron casos de onicomicosis con aislamiento de levaduras del Complejo Trichosporon sp. y Geotrichum candidum. Las especies del genero Trichosporon estan ampliamente distribuidas en la naturaleza principalmente en areas tropicales, encontrandose en el suelo, madera en descomposicion, rios, lagos, agua salada, quesos, deyecciones de aves y en animales como escarabajos, murcielagos, palomas y ganado vacuno. En los humanos, ocasionalmente forman parte de la microbiota gastrointestinal y oral y colonizan transitoriamente el tracto respiratorio y la piel. Pueden causar infecciones invasoras, asociadas principalmente a estados de inmunosupresion, mientras que las infecciones superficiales, como la piedra blanca y la onicomicosis, se han documentado predominantemente en hospederos inmunocompetentes, relacionadas con el sexo femenino, humedad e higiene deficiente. Algunos autores mexicanos han documentado que el aislamiento de Trichosporon spp. en pacientes con onicomicosis varia entre 3-43% (29,31-33). El aislamiento de G. candidum es infrecuente; forma parte de microbiota del intestino y la boca y puede hallarse en forma transitoria en piel. Su distribucion en areas tropicales esta asociada a desechos de plantas, frutas y polvo. La onicomicosis causada por esta levadura se asemeja a las causadas por el genero Candida; se observa principalmente en mujeres y el principal factor predisponente es la diabetes mellitus (29).

Las dermatomicosis por hongos no dermatofitos son las micosis superficiales de menor reporte probablemente debido a que, en muchas ocasiones, los agentes etiologicos son considerados como contaminantes, por lo cual se deben establecer criterios estrictos de diagnostico que permitan correlacionar la presencia de hongos anemofilos como patogenos de micosis superficiales, ya que este aspecto aun presenta controversia (12-14). La frecuencia de las dermatomicosis en este estudio fue la mas baja y el agente etiologico predominante fue el genero Fusarium, seguido de Aspergillus spp., Acremonium sp. y N. dimidiatum, entre otros; estos hallazgos coinciden con otros estudios realizados en nuestro pais (12,16,17,19,26) y se corresponden tambien con reportes a nivel internacional con variaciones a nivel geografico (13,14,20,24).

Las micosis superficiales, a pesar de no ser enfermedades graves, suelen tener consecuencias negativas para la poblacion, entorpeciendo el normal desenvolvimiento de la vida social y laboral, sobre todo en los ancianos. Por ello es importante dar a conocer las medidas de prevencion para evitar el desarrollo de estas entidades: mantener una buena higiene personal y secar muy bien el cuerpo despues del bano; no compartir las toallas, zapatos ni prendas de vestir con otras personas, ya que son fomites optimos para la transmision de los hongos; no caminar descalzos en vestidores, banos de gimnasios y piscinas; evitar el uso de calzado y ropa ajustados, ya que fomentan la humedad y el calor; cambiarse la ropa humeda despues de realizar ejercicio y banarse en piscinas; limpiar y desinfectar con alcohol los instrumentos para realizar la manicura y pedicura, y no compartirlos con otras personas. Ante cualquier sospecha recomendamos acudir al especialista y evitar la automedicacion. En relacion a este ultimo punto, no existe ningun tratamiento "natural" efectivo para el tratamiento de las micosis superficiales y en especial de las onicomicosis. El uso de metodos caseros como el lavado con vinagre, uso de desinfectantes como cloro y creolina, lociones y cremas sin registro sanitario, entre otros, suelen ser perjudiciales, ya que alteran la presentacion clinica de la lesiones, dificultando su adecuado diagnostico (3,24,30).

Del mismo modo, dado que las micosis superficiales constituyen un problema de salud publica importante, debido a su elevada morbilidad y prevalencia en grupos de riesgo es importante realizar un diagnostico micologico adecuado, mediante la identificacion hasta genero y especie de los dermatofitos, levaduras y hongos anemofilos involucrados en una micosis superficial, tanto para orientar la conducta terapeutica como para prevenir reinfecciones.

La realizacion de trabajos de casuistica sobre micosis superficiales es vital para el conocimiento de la epidemiologia local, ya que aportan conocimientos clinico-epidemiologicos relacionados con las formas clinicas de presentacion, los agentes etiologicos mas frecuentemente encontrados y permite la vigilancia de la aparicion de cambios en las frecuencias de los distintos agentes a traves del tiempo. El Departamento de Micologia del INHRR es considerado como centro de referencia nacional en el diagnostico micologico; aunque se reciben y procesan numerosas muestras procedentes de todos los estados del pais, principalmente atiende a la poblacion de la region capital. Esta casuistica constituye un aporte significativo para el conocimiento de la epidemiologia de las micosis superficiales en nuestro pais.

REFERENCIAS

(1.) The Fungal Infection Trust. How common are fungal diseases? Fungal Research Trust 20th Anniversary meeting. London June 18th 2011, updated November 27th 2013.

(2.) Peres N, Albuquerque F, Rossi A, Martinez R. Dermatophytes: host-pathogen interaction and antifungal resistance. Ann Bras Dermatol 2010; 85:657-667.

(3.) Welsh O, Gonzalez GM. Dermatophytosis (Tinea) and other superficial fungal infections. In: Hospenthal DR, Rinaldi MG (eds.). Diagnosis and treatment of fungal infections, infectious disease. Switzerland: Springer International Publishing; 2015. P 245-260.

(4.) Di Chiacchio N, Madeira CL, Humaire CR, Simon Silva C, Gomes Fernandes LH, Dos Reis AL. Superficial mycoses at the Hospital do Servidor Publico Municipal de Sao Paulo between 2005 and 2011. Ann Bras Dermatol 2014; 89:67-71.

(5.) White T, Brian O, Graser Y, Henn M. Generating and testing molecular hypotheses in the dermatophytes. Eukariot Cell 2008; 7:1238-1245.

(6.) Velegraki A, Cafarchia C, Gaitanis G, Iatta R,

Boekhout T. Malassezia infections in human and animals: pathophysiology, detection and treatment. PLOS Pathogens 2015;11(1):e1004523. Disponible en: http://journals.plos.org/plospathogens/ article?id=10.1371/journal.ppat.1004523.

(7.) Bonifaz A. Micosis y seudomicosis superficiales. Micosis superficiales. Dermatofitosis. En: Micologia Medica Basica. 4ta edicion. Mexico: Editorial Interamericana McGraw Hill; 2012. P 93-153.

(8.) Rezusta Lopez A, Sanchez Sousa A, Gil Tomas J. Fundamentos basicos para el diagnostico micologico. En: Peman J, Martin-Mazuelos E, Rubio Calvo MC (Eds.). Guia Practica de Identificacion y Diagnostico en Micologia Clinica. 2da. edicion. Bilbao, Espana: Revista Iberoamericana de Micologia; 2007. Capitulo 3. P 1-22.

(9.) Cuetara MS. Procesamiento de las muestras superficiales. En: Peman J, Martin-Mazuelos

E, Rubio Calvo MC (Eds.). Guia Practica de Identificacion y Diagnostico en Micologia Clinica. 2da. edicion. Bilbao, Espana: Revista Iberoamericana de Micologia; 2007. Capitulo 4. P 1-12.

(10.) Hoog GS, Guarro J,Gene J, Figueras MJ. Atlas of Clinical Fungi. Version 4.1 digital. 2015.

(11.) Dolande M, Reviakina V, Panizo M, Ferrara G. Manual de identificacion y pruebas de susceptibilidad de levaduras a los antifungicos: controversias, interpretacion y reporte. Caracas: Ediciones Pfizer; 2009.

(12.) Escobar M, Carmona-Fonseca J. Onicomicosis por hongos ambientales no dermatofiticos. Rev Iberoam Micol 2003; 20:6-10.

(13.) Gupta A, Drummond-Main C, Cooper E, Brintnell W, Piraccini B, Tosti A. Systematic review of nondermatophyte mold onychomycosis: diagnosis, clinical types, epidemiology, and treatment. J Am Acad Dermatol 2011; 66:494-502.

(14.) Summerbell R, Cooper E, Bunn U, Jamieson F, Gupta A. Onychomycosis: a critical study of techniques and criteria for confirming the etiologic significance of nondermatophytes. Med Mycol 2005; 43:39-59.

(15.) Sosa Briceno M, Villegas Avila N, Mendoza L, Castillo Colombo C, Scorza J. Aislamiento e identificacion de dermatofitos, agentes causales de dermatomicosis en el estado Trujillo, Venezuela. Rev Soc Ven Microbiol 2004; 24:1-2.

(16.) Lemus-Espinoza D, Maniscalchi MT, Villarroel O, Bonoli S, Wahab F, Garcia O. Micosis superficiales en pacientes del estado Anzoategui, Venezuela, periodo 2002-2012. Invest Clin 2014; 55:311-320.

(17.) Torres J, Martinez M, Arias I, Romero H. Micosis superficiales en la poblacion Yanomami de la region de Mawaca, estado Amazonas. Rev Soc Ven Microbiol 2014; 34:70-74.

(18.) Vena GA, Chieco P, Posa F, Garofalo A, Bosco A, Cassano N. Epidemiology of dermatophytoses: retrospective analysis from 2005 to 2010 and comparison with previous data from 1975. New Microbiol 2012; 35:207-213.

(19.) Martinez D, Hernandez R, Alvarado P, Mendoza M. Las micosis en Venezuela: casuistica de los grupos de trabajo en micologia (1984-2010). Rev Iberoam Micol 2013; 30:39-46.

(20.) Cruz R, Ponce E, Calderon L, Delgado N, Vieille P, Piontelli E. Micosis superficiales en la ciudad de Valparaiso, Chile. Periodo 2007-2009. Rev Chil Infect 2011; 28:404-9.

(21.) Gupta AK, Batra R, Bluhm R, Faergemann J. Pityriasis versicolor. Dermatol Clin 2003;21:413-429.

(22.) Angulo A, Bravo N, Falco A, Pulido A, Rivera Z, Cavallera E. Dermatofitosis por Trichophyton rubrum. Experiencia de 10 anos en el Departamento de Micologia del Instituto de Biomedicina. Dermatol Ven 2008; 46:12-17.

(23.) Arenas R. Dermatofitosis en Mexico. Rev Iberoam Micol 2002; 19:63-67.

(24.) Ilkit M, Durdu M Tinea pedis: the etiology and global epidemiology of a common fungal infection. Crit Rev Microbiol 2015; 41:374-388.

(25.) Gupta AK, Summerbell RC. Tinea capitis. Med Mycol 2000;38:255-287.

(26.) Centeno S, Marcano M. Micosis superficiales en adultos mayores residentes de la unidad geriatrica "Monsenor Dr. Rafael Arias Blanco", Juan Griego, Nueva Esparta, Venezuela. Kasmera 2007; 35:137-145.

(27.) Trofa D, Gacser A, Nosanchuk J. Candida parapsilosis, an emerging fungal pathogen. Clin Microbiol Rev 2008; 21:606-625.

(28.) Fich F, Abarzua-Araya A, Perez M, Nauhm Y, Leon E. Candida parapsilosis and Candida guilliermondii: emerging pathogens in nail candidiasis. Indian J Dermatol 2014; 59:24-29.

(29.) Vazquez-Gonzalez D, Perusquia-Ortiz AM, Hundeiker M, Bonifaz A. Opportunistic yeast infections: candidiasis, cryptococcosis, trichosporonosis and geotrichosis. J Dtsch Dermatol Ges 2013; 11:381-393.

(30.) Larruskain J, Idigoras P, Mendiola J. Onicomicosis: diagnostico y tratamiento. Inf Ter Sist Nac Salud 2008; 32:83-92.

(31.) Colombo AL, Padovan AC, Chaves GM. Current knowledge of Trichosporon spp. and Trichosporonosis. Clin Microbiol Rev 2011; 24:682-700.

(32.) Mendez-Tovar LJ, Anides-Fonseca A, Vazquez-Hernandez A, Galindo-Gonzalez M, Diaz-Madrid M, Berdon-Castro A, Manzano-Gayosso P, Millan-Chiu B, Hernandez-Hernandez F, Lopez-Martinez R. Micosis among five highly underprivileged Mexican communities. Gac Med Mex 2006; 142:381-386.

(33.) Ruiz-Esmenjaud J, Arenas R, Rodriguez-Alvarez M, Monroy E, Felipe Fernandez R. Tinea pedis and onychomycosis in children of the Mazahua Indian community in Mexico. Gac Med Mexico 2003; 139:215-220.

(34.) Morales-Cardona CA, Valbuena-Mesa MC, Alvarado Z, Solorzano-Amador A. Nondermatophyte mould onychomycosis: a clinical and epidemiological study at a dermatology referral centre in Bogota, Colombia. Mycoses 2014; 57:284-293.

Ana Maria Capote, Giuseppe Ferrara, Maria Mercedes Panizo, Nataly Garcia, Victor Alarcon, Vera Reviakina y Maribel Dolande.

Departamento de Micologia. Instituto Nacional de Higiene "Rafael Rangel". Caracas, Venezuela.

Autor de correspondencia: Maria Mercedes Panizo. Departamento de Micologia. Instituto Nacional de Higiene "Rafael Rangel". Caracas, Venezuela. Correo electronico: mmpanizo@gmail.com
TABLA I
DERMATOFITOSIS SEGUN LOCALIZACION Y AGENTE CAUSAL (2001-2014)

Localizacion     Complejo    T. tonsurans      Complejo T.
                T. rubrum                    mentagrophytes

Total              612            11               132
T. faciei           4              0                3
T. capitis          1              7                2
T. corporis         28             2                2
T. cruris           13             0                0
T. pedis            99             0               25
T. manum            7              0                2
T. unguium         460             2               98

Localizacion    M. canis    M. gypseum    E.floccosum    Total

Total              82            1             35         873
T. faciei           1            0             0           8
T. capitis         63            0             0           71
T. corporis        13            0             0           45
T. cruris           0            0             0           13
T. pedis            1            0             18         143
T. manum            0            0             1           10
T. unguium          4            1             16         583

TABLA II
DISTRIBUCION DE DERMATOFITOS SEGUN GENERO Y GRUPO ETARIO
(2001-2014)

Grupo etario      Complejo    T. tonsurans   Complejo T.
(anos)           T. rubrum                  mentagrophytes

                 M      F      M      F      M         F

Total           346    266     9      2      48        84
0-4              1      2      2      0      1         0
5-9              4      2      4      2      3         1
10-14            4      3      1      0      1         1
15-24            27     18     0      0      0         6
25-34            63     48     1      0      6         10
35-44            88     60     0      0      7         17
45-54            70     64     1      0      7         16
55-64            50     44     0      0      11        14
65-74            30     19     0      0      10        12
> 75             9      6      0      0      2         8

Grupo etario      M. canis     M. gypseum   E. floccosum
(anos)                                                    Total
                 M      F      M      F      M      F

Total            42     40     1      0      29     6      873
0-4              15     14     0      0      0      0       35
5-9              20     9      0      0      0      2       47
10-14            3      2      0      0      0      0       12
15-24            0      3      0      0      4      0       59
25-34            0      3      0      0      4      2      137
35-44            1      3      1      0      10     2      190
45-54            1      4      0      0      5      0      168
55-64            2      1      0      0      5      0      127
65-74            0      0      0      0      1      0       72
> 75             0      1      0      0      0      0       26

M: Masculino, F: Femenino

TABLA III
LOCALIZACION DE LAS MICOSIS SUPERFICIALES CAUSADAS POR LEVADURAS Y
HONGOS NO DERMATOFITOS

Levaduras

Hongo                         Unas      Unas       Escamas      Total
                            de mano    de pie    epidermicas

Complejo C. albicans           27         4           10          41
Complejo C. parapsilosis       20        22           3           45
Complejo C. glabrata           3          4           0           7
C. tropicalis                  12         0           0           12
C. famata                      0          1           1           2
C. guilliermondii              1          0           0           1
C. krusei                      0          1           0           1
C. pelliculosa                 2          0           0           2
C. sake                        0          1           0           1
C. lusitaniae                  1          0           0           1
Trichosporon sp.               1          3           0           4
G. candidum                    2          0           0           2
H. valbyensis                  1          0           0           1
                   Total       70        36           14         120
                       %      58,3       30          11,7        100

No dermatofito

Fusarium sp.                   0         14           0           14
Complejo F. solani             0          6           1           7
Complejo F. oxysporum          1          7           1           9
Phoma sp.                      0          1           0           1
C. lunata                      0          2           1           3
Acremonium sp.                 1          3           0           4
A. kiliense                    0          2           0           2
N. dimidiatum                  0          2           1           3
C. keratinophylum              1          0           0           1
Aspergillus sp.                0          4           0           4
A. grupo Fumigati              0          1           0           1
A. grupo Nidulanti             0          1           0           1
A. candidus                    0          1           0           1
A. grupo Flavi                 1          0           0           1
A. grupo Terrei                0          2           0           2
A. versicolor                  0          1           0           1
Paecilomyces spp.              1          0           0           1
                   Total       5         47           4           56
                       %      8,9       83,9         7,1         100
COPYRIGHT 2016 Universidad del Zulia
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2016 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Capote, Ana Maria; Ferrara, Giuseppe; Panizo, Maria Mercedes; Garcia, Nataly; Alarcon, Victor; Revia
Publication:Investigacion Clinica
Date:Mar 1, 2016
Words:6099
Previous Article:Diversidad genetica del virus de la hepatitis B y mutaciones asociadas con carcinoma hepatocelular en pacientes de Venezuela, con diferentes estados...
Next Article:Leiomioma cutaneo atipico en un paciente con leiomiomatosis cutanea y mutacion de la enzima fumarato hidratasa.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2022 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters |