Printer Friendly

Mi nombre es Joe.

Las mejores peliculas de Cannes 98/V

Una verdadera y magnifica bofetada

El britanico Ken Loach (1936) es una garantia. Cada nueva pelicula suya es fiel a sus ideas sobre el cine y sobre el mundo. No debe pues extranar que la pelicula numero 14 de su filmografia sea una de las mejores de Cannes 98. Fue escrita por Paul Laverty (con la colaboracion del propio Loach) y producida por la habitual compania de las peliculas loachianas Paralax Pictures, mas la colaboracion de otros organismos britanicos y europeos, The Glasgow Film Fund, The Scotish Art Council National Lottery Fund, el Channel Four ingles, la alemana Road Movies (Wenders). Con esta abundancia de coproductores, la pelicula narra una historia cercana a los problemas familiares al cine de Loach: desempleo, mafias que aprovechan la desesperante ceguera del regimen de mercado.

La pelicula se titula My Name is Joe y es la historia de un hombre que a los 38 anos de edad regresa del alcoholismo para dedicar su tiempo a dirigir y entrenar al "peor equipo de futbol" de Glasgow (Escocia). De paso Joe (Peter Mullan, premio al mejor actor) se enamora de Sarah (Louise Goodall), una asistenta social que vive de su trabajo y ayuda a una pareja amiga de Joe, Liam (David McKay) y Sabine (Anne Marie Kennedy). Es cierto que el primer encuentro entre Joe y Sarah es tempestuoso pero pronto encuentran los puntos de contacto: su relacion va a ser larga aunque no siempre armoniosa. Los problemas tienen que ver con los actos de una de las mafias que se dedican a prestar dinero a altos intereses y condiciones imposibles, mafias que florecen en tiempos de desempleo neoliberal. Sus clientes son por lo general obreros o empleados despedidos porque "encarecian los productos".

Mi Name is Joe, realizada en siete semanas con un costo total de cuatro millones y medio de dolares (no hacia falta mas, no era el Titanic o alguna otra empresa tan de lujo como vacia e inutil, ni tampoco un filme "de estrella") no obstante la sencillez de su titulo directo y transparente es una obra compleja y muy rica en todo tipo de sugerencias. No es tampoco una pelicula que funcione en un solo sentido, sus posibles lecturas son muchas de acuerdo con la perspectiva que se adopte. Aunque parece un documental, como siempre sucede con el cine loachiano, es una pelicula escrita --mucho mas de lo que parece--, con un suspenso y sus reglas dramaturgicas muy claras y siempre respetadas por el cineasta.

Como ha estado ocurriendo con casi todas las ultimas peliculas del autor de Nineaton, que fuera estudiante de derecho, actor durante dos anos, asistente de direccion antes de dirigir peliculas (en realidad telefilmes), esta su decimo cuarta incursion en el cine tiene una gran fuerza, esta llena de emocion que la acerca y la hace reconocible a cualquier espectador no deformado. Como ha ocurrido desde Riff Raff tiene que ver con el humor, siempre estrechamente ligado a una idea clara de la solidaridad, la creencia en el valor del hombre y la mujer en su lucha en busca de un mundo mejor.

No es raro que fuese la primera que rompio el hielo de un festival que se desarrollaba entre la indiferencia y la frialdad de propuestas teoricas y fallidas, la primera que fue rubricada por una larga ovacion. Desde hace tiempo sabemos que con Ken Loach podemos esperar buenas y muy buenas peliculas (cuando una es fallida con Carla's Song, la misma pelicula lo confiesa y lo asume). Mi nombre es Joe sufre felizmente del mismo pecado de Riff Raff y Ladybird, Ladybird. Entre la locuacidad penetrante de la primera y la violencia soterrada y por lo general insostenible de la segunda.

Joe y Sarah intentan pues ayudar a salir de problemas a Liam y Sabine. Pero estos parecen gustar de los lios y mientras Joe y Sarah profundizan sus sentimientos y asumen que estan enamorados, sus amigos se hunden cada vez mas con el prestamista y sus hombres de mano. La pelicula de Loach sigue una curva peligrosa, de la desesperacion que la misma situacion impone al terreno familiar del drama social. Uno se dice que incluso esta cargando un poco de mas su cuadro con problemas morales esquematicos. Pero no es mas que el paso logico de Joe Cavanagh ante lo que ocurre y lo que ve venir.

El hombre que ha pasado los ultimos anos de su vida diciendo "My Name is Joe" en las reuniones de A.A., como un manera de rescate luego de haber tocado fondo, se ocupa ahora de sostener a los otros (el hecho de dirigir ese pesimo equipo de futbol que no es ni profesional ni aficionado lo prueba), un monton de exalcoholicos, exdrogadictos y sin trabajo que sobreviven dificilmente con primas de desempleo miserables, una runfla de perdedores muy lastimados del barrio de Ruchil, quiza el mas desvencijado de la ciudad. No obstante su profunda soledad, Joe es quien carga con la familia, las adicciones y los problemas con los que los otros llenan sus vidas. Su espiritu de sobrevivencia entona y renueva a su gente. La de Joe es, de hecho, una forma no remunerada, salvaje y verdadera de asistencia social. "Y no puedo hacer otra cosa", dice. "No tengo de donde escoger", explica a su Sarah "No fuckin choise"...

La pelicula muestra sencillamente y con gran justeza como la marginalizacion y la exclusion hacen inutiles o por lo menos caducas las ayudas de buena voluntad. El proyecto de Loach adquiere aqui su absoluta necesidad, mostrar las pocas (o nulas) salidas del horizonte complemente cerrado y en el que los pocos, esporadicos y no definitivos empleos existentes son precisamente asistencia social, a fin de cuentas inutil. Sarah se defiende mejor, su asistencia es en el aspecto familiar y los problemas trata de resolverlos desde su propio apartamento, modesto pero de propietaria y tiene, como ella misma dice, "centenares de hijos". Carece, sin embargo, de vida social y sobre todo afectiva. Joe y Sarah parecen pues dos heroes excepcionales que se sacrifican por sus semejantes. Loach se encargara de recordarles la realidad, de quitarles el tapete del piso. En un momento llega incluso a forzar una especie de escena "de amor" hollywoodiana, lo hace y la remata de una manera tan violenta y salvaje que sacude al espectador. Ya antes, en un tipico momento de maniqueismo social, Joe le dice sus verdades a un par de drogos en busca de consuelo.

Es aqui en las rupturas donde interviene el humor como en las playeras brasilenas del equipo que dirige, insostenible por su humor y su profunda verdad. La verdad esta en el rodaje mismo (la policia de Glasgow detuvo y subio a sus patrullas a varios de los "actores" o mas bien no-actores mientras se aclaraban las cosas) aun si a veces se obliga a renunciar al efecto espectacular o estetico. Lo importante es la pelicula y sus personajes, su atroz verdad que los lleva de la tragedia a la tragedia y hace de Mi nombre es Joe una verdadera y magnifica bofetada.
COPYRIGHT 1998 Editorial Cruzada, S.A. DE C.V.
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 1998 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:TT: My Name is Joe
Author:Perez Turrent, Tomas
Publication:Siempre!
Date:Jul 23, 1998
Words:1259
Previous Article:Sangre artificial.
Next Article:Bodeguita del Medio.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters