Printer Friendly

Memoria, justicia y "feminismo sexy": de Las trece rosas (2007) a Carta a Eva (2013).

En Das kulturelle Gedachtnis Jan Assmann define la memoria colectiva como memoria cultural y opuesta a la memoria comunicativa. El primer tipo de memoria, segun el autor, es plural, de toda una nacion y hace uso de fiestas, museos, banderas y rituales para su manutencion y recuerdo; el segundo tipo de memoria es individual y, por lo tanto, sus manifestaciones son particulares. En "To Remember or to Forget: Which Way Out of a Shared History of Violence?", Aleida Assmann alega que para que se de una autentica democracia en Espana es necesaria una nueva forma de legitimacion basada en la memoria comunicativa. La autora indica que el silencio impuesto durante la Transicion unicamente funciono como un parche o pano de agua tibia hacia la democracia, pero las heridas permanecieron hasta la tercera generacion de posguerra: "that democracy was not founded upon a self-critical discourse; instead, for a long time, it was overshadowed by the fear of a relapse into totalitarianism" (64). Es esta memoria comunicativa, individual, la que usan cineastas como Emilio Martinez Lazaro y Agusti Villaronga en peliculas como Las trece rosas (2007) y Carta a Eva (2013) y la que nos ocupa en las siguientes paginas. La labor de estos cineastas es imprescindible para la propuesta de un nuevo modelo de justicia hacia una democracia real sin el disfraz del miedo y la amnesia. Sin embargo, esta propuesta no esta exenta de problemas, especialmente si tenemos en cuenta cuestiones de genero. Con el objeto de contextualizar la especificidad del caso espanol a la luz de los debates actuales sobre memoria y su relacion con historia, representacion y justicia, se hara uso de las teorias de Cinta Ramblado, Tabea Alexa Linhard, Alison Ribeiro de Menezes y Mary Ann Dellinger respectivamente. Asimismo se utilizara el concepto de "feminismo sexy" expuesto por Jennifer Keishin Armstrong y Heather Wood Rudulph.

El planteamiento de justicia de Martinez Lazaro y de Villaronga se encuentra intrinsecamente vinculado al concepto de "feminismo sexy" de Armstrong y Rudulph en su obra Sexy Feminism. Las autoras explican como
   What drives women apart is competition--for a man, a job, or one
   another's attention. Men: we love them! And we are supposed to
   [...]. But somewhere along the line, someone decided men were more
   important than women [...]. Women at work feel pressure to compete.
   When a certain kind of woman attains a position of power, rather
   than lifting up her sisters, she steps on them to get ahead, not
   knowing she is only hurting herself. (188-89)


En contrapartida a esta situacion, Armstrong y Rudulph plantean el termino "feminismo sexy": "if we all support one another and champion women's greater good while we are at it, there is no telling how far we can go. And that is Sexy Feminism" (194). Veamos a continuacion de que modo Martinez Lazaro y Villaronga argumentan sus discursos de memoria y justicia y su relacion con el "feminismo sexy" en Las trece rosas y en Carta a Eva.

El veintiseis de diciembre del 2007 el entonces presidente del gobierno espanol Jose Luis Zapatero aprobo la Ley de Memoria Historica con la intencion de reconocer a todas las victimas de la Guerra Civil espanola y del regimen franquista. El objetivo de la ley era el reconocimiento de los hechos, pero no la exhumacion de fosas. Sin embargo, asociaciones como ARMH (Asociacion para la Recuperacion de la Memoria Historica) creyo moralmente necesaria esa accion y procedio a hacerla real. El actual presidente del gobierno, Mariano Rajoy, no apoya ni moral ni economicamente la Ley de Memoria Historica y, consecuentemente, la ley no se aplica en la actualidad. Este hecho se encuentra vinculado con el olvido forzoso impuesto bajo la transicion a la democracia, un olvido al que Cinta Ramblado se refiere como casi institucionalizado por lo que respecta a la Guerra Civil y a la dictadura "[...] A general amnesty, realized in the 1977 Amnesty Law and the Pacts of Moncloa, and signed by all political parties" (116).

El caso del juez Baltasar Garzon resulta significativo en esta situacion, pues no solo investigo en el 2008 los crimenes contra la humanidad llevados a cabo durante la Guerra Civil, sino que tambien ordeno la exhumacion de diecinueve fosas comunes. Esta accion, como hemos notado, era ilegal bajo la Ley de la Memoria Historica, que solo reconocia las victimas de la Guerra y del franquismo, pero no aprobaba la apertura de fosas comunes. Los fiscales del estado alegaron la ley de Amnistia de 1977 --que perdono a prisioneros y crimenes cometidos durante la dictadura de Franco--y Garzon termino dimitiendo del caso.

Sin embargo, las obras cinematograficas Las trece rosas y Carta a Eva representan una forma de exhumar a estas victimas. En la primera pelicula, Martinez Lazaro, de por si, da cuenta de la veracidad de los hechos de su obra:

El 5 de agosto de 1939 en las tapias del Cementerio del Este de Madrid, fueron fusilados 43 hombres y 13 mujeres, casi todas ellas menores de edad, a las que se recuerda como "Las trece rosas". Los documentos y cartas citados en la pelicula estan historicamente contrastados. (Martinez Lazaro, creditos de Las trece rosas)

Asi, la pelicula significa una forma de hacer justicia, aunque sea de manera simbolica. En este sentido, en palabras de Paul Julian Smith,
   The true question is not whether the film is historically
   convincing or documentarily accurate, but whether it uses affect
   and aesthetics for the purposes of coercion (telling us what to
   think about a terrible time) or of cognition (leading us to reflect
   for ourselves on that time). (259)


Thomas Deveny reconoce la veracidad historica de los hechos narrados en la pelicula, a la que denomina "bio-pic", tomando prestado el vocablo de Tabea Alexa Linhard, dada su "myriad narratives of their story, including historical narratives, poems, testimonial documents, a novel, a documentary, and various historical accounts" (40). La mayoria de las mujeres ejecutadas en la vida real eran menores de edad, cuando se daba por supuesto que el regimen de Franco protegia a los menores durante la guerra. Por anadidura, Blanca (Pilar Lopez de Ayala) era extremadamente catolica. En la carta que le deja a su hijo Enrique antes de ser fusilada, escribe: "[...] nunca guardes rencor a los que dieron muerte a tus padres. Eso nunca! Las personas buenas no guardan rencor, y tu tienes que ser un hombre bueno, trabajador". A continuacion anade: "Enrique, que no se te borre nunca el recuerdo de tus padres", lo cual trae a colacion el papel importante de la memoria comunicativa de Assman como medio para hacer justicia: si los seguidores de Franco querian someter a los espanoles no franquistas a traves de la fuerza, el abuso sexual, el encarcelamiemiento del cuerpo, la tortura y, finalmente, la muerte por fusilamiento, las victimas de este regimen se elevan por encima de sus limitaciones fisicas usando la memoria y el recuerdo para hacer justicia que, como hemos visto, es lo que los directores que aqui nos ocupan intentan llevar a cabo a traves de sus peliculas. Con este objetivo, Martinez Lazaro hace uso no solo de Blanca, sino tambien de Virtudes (Marta Etura) y Julia (Veronica Sanchez) en Las trece rosas. Virtudes le ruega a Carmen (Nada de Santiago) antes de ser fusilada: "por favor, Carmen, no te olvides nunca de lo importante [...] tenemos razon [...] estamos luchando por algo que es justo [...] cuando todo esto haya pasado, alguien tendra que recordarlo". Paralelamente, Julia escribe en su carta a su madre "muero como debe morir una inocente. Adios, mama. Adios para siempre [...] Que mi nombre no se borre de la Historia".

En Espana, la impunidad de los crimenes cometidos durante la Guerra Civil y la dictadura franquista surgio como un intento conciliador para los dos bandos, vencedor y vencido, con el proposito de alcanzar una democracia de la forma mas pacifica posible. La Ley de Amnistia de 1977, con la impunidad a los crimenes realizados antes de 1976 y su olvido obligatorio parecio ser la mejor forma de dejar atado este nuevo regimen democratico.

No obstante, como hemos visto, este esfuerzo cuasi humanistico hacia la democracia deja de serlo cuando los crimenes cometidos atentaron contra derechos humanos basicos. En palabras de Sophie Thonon en "Memoria y Justicia",
   No se trata solamente del olvido de los crimenes de ayer; se trata
   tambien de que lo que se pide a la gente es olvidar el crimen que
   se esta cometiendo dia a dia [...] el atentado que se esta haciendo
   contra la ley, el asesinato de la ley a traves de la impunidad que
   se trata de imponer. La impunidad es la transcripcion juridica del
   olvido, la impunidad no es nunca mas grande que cuando el crimen es
   mas absoluto. (95-96)


De ahi la importancia del cine como medio para reestablecer la justicia a traves de la memoria ante la impuesta amnesia selectiva que sufre el pais. Las trece rosas de Martinez Lazaro es uno de estos intentos. Carta a Eva de Agusti Villaronga es otro. Esta miniserie televisiva de dos episodios es reminiscente de Las trece rosas, especialmente por la forma en la que se presenta la relacion entre memoria y justicia y su conexion con el "feminismo sexy".

El personaje de Juani (Nora Navas) en Carta a Eva, como Blanca en Las trece rosas, hace hincapie en el peligro del olvido y la importancia de la memoria como instrumento de justicia a traves de una reconstruccion historica en la Espana post franquista. Cuando intenta explicar a su hijo Alexis (Julian Soler) como murio su padre a mano de los soldados franquistas, su madre (Carmen Maura) le advierte: " Juani, no le hables de eso al nino!", a lo que ella responde: "no, madre, no. Para que se entere, que lo sepa y lo recuerde. Un dia podemos faltar nosotras y entonces que? Donde se queda todo esto?". Este enfasis de Juani en recorder resulta completamente antagonico con lo que Jacques Derrida denomina en Spectres de Marx "fantologia", esto es, una ontologia asediada por los fantasmas del pasado. Estos fantasmas impiden la existencia de una democracia sana. Para ello es necesaria una transicion, pero no en el sentido de la Transicion politica espanola tras la muerte de Franco en 1975, sino en el sentido de Aleida Assmann como un cambio positivo:
   In modernization and globalization discourses, flows, movements and
   transitions are the major acts of change. They are conceived as
   more or less automatic processes that culminate in severe crisis,
   as political, economical and cultural certainties are challenged
   and undermined [...] here, transition is not associated with
   anxiety and crisis, but with hope for positive transformation. (2)


Lejos del concepto platonico de justicia como armonia social, esta transicion se relaciona con un ideal de justicia en el sentido de Santo Tomas de Aquino, pues reconoce una Ley Natural, que es la de los derechos humanos y que es superior a cualquier ley judicial de una sociedad, limitada por los epistemas de su tiempo. Asi, los crimenes contra la humanidad deben ser siempre ilegales. Por anadidura, esta transicion no puede obviar la cuestion del genero en sus discursos. De lo contrario, en el caso de Espana, se estarian repitiendo patrones patriarcales tradicionales. Cinta Ramblado lo deja claro al referirse al enfoque victimista y sexual con el que tanto Jesus Ferrero como Martinez Lazaro se refieren a los personajes de Las trece rosas, el primero en su novela homonima y el segundo en la pelicula basada en la novela de Ferrero:
   We are dealing with gendered representations, which are, in most
   cases, dominated by what Laura Mulvey has termed the 'male gaze':
   that is, the representation of women according to male or
   patriarchal notions of femininity, and which, in our case, is
   characterized by a deliberate emphasis on sexuality, fragility,
   emotionality and victimization. (112)


Ramblado insiste en que, al silenciar el rol politico de activistas comunistas que tuvieron las "trece rosas" (a excepcion de Blanca, que era catolica y no activista comunista, pero resulto encarcelada por prestar ayuda a un amigo musico a exiliarse), la nueva transicion que mencionabamos anteriormente resulta en otra forma de olvido forzoso o institucionalizado porque
   From a gender point of view [...] the film's reconstruction seems
   to reiterate patriarchal notions of femininity, for the characters
   are construed in terms of their 'feminine condiction', and are
   portrayed as fragile and emotional. Thus, they are depoliticied and
   the value of their experience and its recovery is lost among
   depictions of tears and underwear. (49)


Coincidimos con Ramblado en que la nueva transicion no puede obviar la cuestion de genero en sus representaciones. El termimo "postmemory" que propone la autora siguiendo a Marianne Hirsch, como la representacion de un hecho traumatico de la Historia que lleva a cabo una tercera generacion, resulta significativo en este sentido porque emerge como un lugar neutro donde sus participes se encuentran desprovistos de los sentimientos encontrados de las generaciones precedentes.

En este espacio de postmemoria en el que muchos criticos nos encontramos y con el punto de mira hacia una objetividad desprovista de estos sentimientos, creemos necesaria la reiteracion, junto con Cinta Ramblado, del papel heroico como activistas politicas de las "trece rosas". Se trata de mujeres fuertes, valientes, que lucharon por sus ideales hasta el final y por ellos murieron con la intencion de que sus muertes tuvieran significado politico en la Historia: "the execution of the 'Trece Rosas' becomes not only a document of women's resisance but also a warning against forgetting in history" (Linhard 199). Mary Ann Dellinger concuerda con esta posicion cuando afirma que
   Al relegar el compromiso politico al segundo plano de su narracion,
   por una parte, y al retratar a sus protagonistas como signo sexuado
   por fantasias masculinas y seudo-femeninas por otra, Ferrero [...]
   desprecia [...] el sacrificio de las trece jovenes que dieron su
   vida por los ideales democraticos que hoy en dia se disfrutan en
   Espana. (372)


Por esta misma razon, los conceptos de memoria y justicia a los que hacemos alusion en estas paginas se encuentran relacionados con el "feminismo sexy" de Keishin y Wood. Se trata de un feminismo mas acorde con la nueva transicion, donde la camaraderia entre mujeres versus la rivalidad entre ellas se extiende a la representacion justa de los hechos historicos sin la censura de patrones patriarcales franquistas. No por eso despojemos de valor la obra de Martinez Lazaro; su denuncia de las torturas y abusos sexuales que sufrieron las "trece rosas" es necesaria, no solo porque ocurrieron en la realidad, sino ademas porque resulta fundamental en el contexto de los derechos humanos en la Espana democratica, por ser una accion esencial para no repetir este pasado en la Historia.

El problema reside en presentar unicamente un enfoque victimista, sin aportar el elemento activista de estas mujeres, que tambien existio. En palabras de Alison Ribeiro de Menezes, "an over-emphasis on trauma can leave victims burdened with the legacy of the past and condemned perpetually to 'act out' rather than 'work through' past suffering" (246). Esta carencia corre el riesgo de, en lugar de otorgar poder y fortalecer a las mujeres espectadoras de este filme, reducir la imagen de la mujer a una simple victima de la sociedad en la que vive. Asi, aplaudimos los logros de Martinez Lazaro en terminos de denuncia de crimenes contra los derechos humanos en Las trece rosas, pero su carencia en cuanto a la reduccion del papel politico de estas mujeres merece mencion. En el caso de Carta a Eva de Villaronga se atisba una esperanza mayor que la sugerida por Martinez Lazaro en cuanto a la presentacion de la mujer como agente activo y politico. Esta diferencia se debe a que el director acentua el papel politico de Evita, a pesar de que la agenda politica que ella presenta concuerda con la de su esposo Peron y a pesar de que el personaje de Juani es, como en las "trece rosas", presentada esencialmente como una victima. Veamos en las paginas que siguen de que manera Martinez Lazaro denuncia los crimenes contra los derechos humanos en el caso de las "trece rosas" y las estrategias que usa Villaronga para el mismo proposito en el caso de Juani y Evita en Carta a Eva.

Al igual que a Julia y Adelina (Gabriella Pession) en Las trece rosas, en Carta a Eva tambien torturan a Juani. De la misma forma, los soldados franquistas torturaron a su madre, Paca (Carmen Maura), y abusaron sexualmente de su hermana Valia (Marina Gatell). Usando el termino postcolonial de Homi Bahba, todas estas mujeres existen como "subalternas", pero tambien como mujeres "doblemente invisibles" en el sentido de bell hooks y Tony Morrison, pues no solo eran mujeres sino que en este caso ademas eran comunistas. Aunque breve, su encarcelamiento en la prision de las Ventas de Madrid da constancia del companerismo entre estas mujeres. En contraste con el matricidio actual al que se refiere Mercedes de Grado, esta actitud reluce por su feminismo sexy. Se trata de un feminismo sexy discordante del discurso masculino politico prevalente. En este matiz la obra de Martinez Lazaro difiere del feminismo de Evita en Carta a Eva.

Ademas de esta disparidad, las diferencias principales entre ambas peliculas consisten en que 1) en Carta a Eva, la opresion, violencia y censura de Franco se muestran personalizadas no tanto en el, sino en la figura de su mujer Carmen Polo (Laura Prats), quien reafirma una neurosis familiar en su relacion con su esposo debido a su sed de poder y a sus propias inseguridades y 2) la presencia en Carta a Eva de una mujer extranjera (Eva Peron, conocida como Evita) como salvadora y como esperanza para las mujeres victimas de la opresion. Por anadidura, Evita encarna la importancia de la humanidad sobre la politica y la importancia de la hermandad entre las mujeres, pero el suyo es un feminismo sexy concordante con el discurso politico de Peron. Se trata de un feminismo basado en la feminidad o lo que ella denominaba igualdad entre mujeres y no en el feminismo o en la diferencia entre ellas. Jorge Santiago Perednik lo expone asi:
   Elegir la feminidad y no el feminismo tiene consecuencias
   politicas, porque la posicion de normalidad incluye a la gran
   mayoria de las mujeres, y por tanto, sus politicas estan listas
   para ser aceptadas por ellas, mientras las feministas, al fundar su
   posicion en la diferencia, en el enfrentamiento a las normas,
   ofrecen a las grandes mayorias un camino de cambio que genera
   resistencias [...]. Evita agrega como argumento fuerte en este
   terreno una idea de Peron: que el problema politico de las
   feministas es que en vez de inventar politicas de lo femenino
   propias de las mujeres, deciden imitar las de los hombres, actuar
   como ellos, mientras que las politicas a implementar solo podran
   arreglar el mundo en beneficio de las mujeres a condicion de no
   imitar el movimiento de los hombres. (3)


Sin embargo, el feminismo de Evita, al igual que su politica, detenta un humanismo que supera a ambos discursos. En este sentido, la humanidad, entendida por Eva como el tratamiento igual de los seres humanos independientemente de su clase social, supera a la ley. La humanidad es su ley, su moralidad y su justicia. Esto se hace aun mas patente en su charla con Carmen acerca de la impunidad de Juani respecto a sus dos penas de muerte:

Eva: Yo lo unico que quiero es salvarle la vida a esa mujer!

Carmen: A una comunista!

Eva: A una mujer, como usted y como yo!

En contrapartida, contamos con la vision de justicia de Carmen y del cura, que concuerda con el catolicismo imperante y la politica franquista de entonces. A este respecto, Carmen le comunica a Eva que "la justicia, la unica justicia que hay es la mano de Dios"; el cura, por su parte, informa a Juani que "todo dogma de la Iglesia es ley, y toda accion del Estado esta bendecida. Dios siempre es la ley". Es la justicia entonces una quimera, un mero discurso dependiente de la politica del momento? Pueden las palabras producir contradiscursos y modificar el concepto de justicia vigente? En el caso de Las trece rosas la respuesta es no, ya que sospechamos que las cartas que "las trece rosas" escriben nunca llegan a Franco o, si lo hicieron, esta claro que no se les concedio la amnistia a estas trece mujeres. En Carta a Eva, sin embargo, las palabras son el unico medio para desafiar la nocion franquista de justicia, en parte debido al "feminismo sexy" de Eva Peron. Recordemos que entendemos este termino en el sentido que Armstrong y Wood le otorgan en el estudio que publicaron en el 2013 con el mismo titulo. Lejos de los reclamos de igualdad y derechos de la primera y la segunda olas del feminismo, mas alla del enfoque de la diversidad de modelos de ser mujer de la tercera ola del feminismo, o del enfoque en los medios de comunicacion de la cuarta ola del feminismo en la que vivimos, el "feminismo sexy" de Armstrong y Wood resulta del fortalecimiento de la mujer a traves de un proceso en que ella misma se otorga poder mediante el apoyo y la ayuda real--no unicamente en un sentido teorico--a otras mujeres. En el ambito laboral, este fortalecimiento se traduce en la abolicion del sexismo de muchas mujeres hacia otras mujeres:
   When it comes to careers, women have come a long way in the last
   forty years or so. We still don't make what men do, but we're
   taking up more seats at the boardroom tables than we used to and
   we've made great strides in terms of sexual-harassment awareness.
   But the deep, dark secret is: many women still have a hard time
   working with other women. [...] A 2009 study by the Workplace
   Bullying Institute found that women who verbally abuse and sabotage
   their cohorts aim their bile at other women more than 70 per cent
   of the time, while male offenders target both genders equally.
   (102-103)


En Carta a Eva Carmen Polo es la personificacion de esta mujer insegura que necesita someter a otras mujeres para sentirse poderosa y con valor a nivel personal. Se da cuenta de que Evita no solo es mucho mas bella y sofisticada que ella, sino que tambien es bastante mas inteligente, humana y querida por su gente. Todo esto desequilibra a Carmen, quien reacciona con comentarios como "la mujer de Peron tiene una forma de vestir que me desconcierta" y "pero, como puede hablar esta mujer asi? Es peor que la Pasionaria!". Esta referencia a Dolores Ibarruri es un guino de Villaronga a Las trece rosas, pues las trece mujeres en el filme de Martinez Lazaro eran seguidoras entusiastas de esta emblematica lider comunista. Tabea Alexa Linhard explica:
   Dolores Ibarruri, La Pasionaria, one of the most important and
   renowned figures of the Spanish Republic, also includes a short
   reference to the 'Trece Rosas' in her memoirs. She emphasizes the
   loyalty of the minors to the United Socialist Youth. In her
   memoirs, Ibarruri includes the letter of Agripina Moreno, who
   witnessed the execution of the thirteen minors. Moreno's letter
   suggests that the minors died not only in the name of the Communist
   Party, but also in the name of La Pasionaria herself. (195)


La comparacion de Evita con Ibarruri es acertada. Coetaneas, ambas mujeres exaltaron la causa comunista, el apoyo a la clase trabajadora y especialmente a las mujeres y ninos. El insulto " Es peor que la Pasionaria!" se refiere especificamente a la libertad de expresion del que hace Evita en su lucha contra el fascismo:
   Mujer popular, [...] que no vuelva jamas a implantarse esa antigua
   sociedad en las que algunos seres, por el merito de haber nacido en
   la opulencia, osan de todos los privilegios y otros seres, por el
   pecado de haber nacido en la pobreza, han de padecer todas las
   injusticias.


Se trata solo parte de su discurso de despedida en Espana. El insulto se refiere ademas a la sexualidad abierta que ambas mujeres comparten. Sabido es que las mujeres comunistas en aquella epoca eran tildadas de "putas", insulto que, cuando proviene de otra mujer, cobra un doble matiz por el atentado al "feminismo sexy" que conlleva.

Lejos de caer en este ostracismo hacia otras mujeres, Eva recurre al poder de la palabra como instrumento de justicia en la pelicula de Villaronga tal y como lo hizo en la vida real, y al igual que hizo la Pasionaria, cuyos discursos de igualdad y a favor de los derechos humanos son legendarios. Este uso de la palabra como instrumento de justicia resulta clave en el "feminismo sexy" de Eva en Carta a Eva; no solo lo usa para indultar a Juani de sus dos penas de muerte, sino que en su proceso lo emplea para intentar convencer a Polo de acceder a ayudar a la joven. No funciona directamente con ella, pero si con su esposo el dictador Franco, que al final le conmuta a Juani las dos penas de muerte reclusion en la carcel por treinta anos y un dia. Se trata de un caso excepcional, ya que en la vida real Carmen ejercia una tremenda influencia sobre Franco y sus decisiones politicas. En su estudio Las damas del franquismo Jesus Pardo explica como "la frialdad de Franco se acentuaba de forma visible estando delante su mujer" (90) y que, segun "el confesor de Franco, padre Bulart [...] Carmen procuraba tener amigas que no fuesen muy agraciadas fisicamente, tal vez por temor a que su marido se fuera a enamorar de alguna" (91). En este sentido, a pesar del victimismo de Juani y del enfoque en el fisico de Evita y de Carmen, Villaronga acentua algo mas que Martinez Lazaro el papel politico de la mujer en su filme y la fortaleza politica de la misma, especialmente a traves del personaje de Evita.

El feminismo sexy de Eva es compartido por Juani en Carta a Eva. De hecho, las dos forman una mancuerna en la pelicula donde, a pesar de compartir preocupaciones de la primera ola del feminismo, muestran ya rasgos del "feminismo sexy" de Armstrong y Wood, ya que ambas ayudan a otras mujeres a mejorar--y en el caso de Juani a salvar--sus vidas. La ultima escena de la pelicula presenta a Juani ensenando a leer a otras reclusas de la prision. Evita Peron, por su parte, lidiaba tambien en Argentina con preocupaciones de la primera ola feminista, como el sufragio femenino --que consiguio en 1951--, pero se mostro ya adelantada en su tiempo con sus actos de defensa, proteccion y filantropia hacia otras mujeres, especialmente mujeres victimas de la injusticia por parte de otras mujeres.

No en vano Eva Peron expreso en su gira europea de 1947 su deseo de que el siglo XXI pasara a la historia como el "siglo del feminismo victorioso". Este feminismo victorioso es un feminismo sexy que abarca la materializacion de las reivindicaciones de mujeres de la primera, segunda y hasta tercera ola del feminismo, mostrandose asi como visionaria en su tiempo. De la primera ola del feminismo, Evita hace hincapie en el postulado acerca de que la mujer no tiene una historia aparte, idea que ya habia apuntado Simone de Beavoir en El Segundo sexo (1949). De ahi, su necesidad imperante de que el siglo XX pasara a la historia como el siglo en que las mujeres tienen su propia voz y su propia historia. Evita deja igualmente claro que este feminismo victorioso debe incluir un estudio y una critica de las propias mujeres, conectando asi con la idea de "ginocritica" de la segunda ola del feminismo propuesta por Elaine Showalter en A Literature of Their Own (1977). La propia Evita escribio y publico su autobiografia La razon de mi vida en 1951.

El feminismo visionario de Evita incluye, ademas, rasgos del feminismo frances de la segunda ola del feminismo, entronca mas concretamente con el postulado de Helene Cixous en The Laugh of the Medusa sobre el menester de la mujer de escribir su propio cuerpo en la literatura y, por ende, en la historia:
   I shall speak about women's writing: about what it will do. Woman
   must write her self: must write about women and bring women to
   writing, from which they have been driven away as violently as from
   their bodies-for the same reasons, by the same law, with the same
   fatal goal. Woman must put herself into the text-as into the world
   and into history-by her own movement. (875)


El feminismo de Evita enlaza tambien con la afirmacion de Julia Kristeva en New Maladies of the Soul que el feminismo no es diferente de otros discursos marginales. Estos discursos incluyen, en el caso de la militancia politica de Eva, la pobreza y la injusticia social.

De la tercera ola del feminismo Eva adelanta ya la propuesta de una percepcion positiva de la sexualidad de la mujer y un enfasis en la existencia de una multiplicidad de modelos de ser mujer. Ella misma se erije como un tipo diferente de mujer y de feminista en diferentes etapas de su vida. Por ejemplo, en los anos treinta en los que trabajo como actriz antes de conocer a Peron, adopta y se aprovecha de su esencialismo biologico de mujer. De hecho, Evita no cambia su pensamiento sobre la libertad sexual de la mujer al casarse con Peron en 1945. Lejos andaba de surgir la liberacion sexual femenina de los Vagina Monologues de Eve Ensler de 1996, una obra iconica de la tercera ola del feminismo. Pero claramente Evita ya estaba sentando los cimientos hacia esa liberacion de expresion y experimentacion de cuerpo de la mujer.

Asi, el feminismo de Evita se establece como un arcoiris que recoge reivindicaciones de las tres olas del feminismo y se proyecta hasta nuestros dias, con su legado de la importancia de recordar, de la memoria, y de la injusticia. Este legado no finalizo con su muerte, sino que esta subrayo aun mas la importancia de la memoria y de la justicia tras el secuestro de su cadaver en 1955 por el teniente coronel Carlos Eugenio Moori Koenig. Esta accion fue un intento de enterrar la memoria comunicativa, el peronismo, e implantar una obligatoria memoria cultural antiperonista. En su articulo "Secuestro y desaparicion del cadaver de Eva Peron", Felipe Pigna indica que ademas de este intento de entierro de memoria individual mediante el secuestro del cadaver de Evita por Moori Koenig, se dio tambien una
   Necrofila obsesion que lo llevo a desobedecer al propio presidente
   Arambaru y a someter el cuerpo a insolitos paseos por la ciudad de
   Buenos Aires en una furgoneta de floreria [...] Moori Koening
   intento llevar el cuerpo a su casa; pero su esposa, Maria, se opuso
   terminalmente [...]. El hombre tenia una pasion enfermiza por el
   cadaver. Los testimonios coinciden en afirmar que colocaba el
   cuerpo [...] en posicion vertical en su despacho del SIE; que
   manoseaba y vejaba el cadaver y que exhibia el cuerpo de Evita a
   sus amigos como un trofeo. (1)


Tal vejacion del cadaver es producto no unicamente de una necrofilia de Moori Koenig, sino que parece que el militar tambien padecia de acrotomofilia, como se evidencia por el dedo amputado de Eva cuando su cadaver fue devuelto a Peron. Se trata de un crimen que nunca fue resuelto, al igual que ocurrio con las vejaciones a las que fueron sometidas "las trece rosas" que nos presenta Emilio Martinez Lazaro en su pelicula homonima. En la vida real, la exhumacion de estos cadaveres en el caso de "las trece rosas" supondria justicia social, pero asimismo representaria un resarcimiento simbolico de la memoria comunicativa, la memoria individual, que resulta la mas temida por lideres politicos debido a su poder de disidencia. La recuperacion del cadaver de Evita significo lo mismo. De ahi que el presidente Pedro Eugenio Aramburu encargara a Moori Koenig un entierro catolico clandestino de la esposa de Peron, para evitar posibles reuniones peronistas e incitaciones a recuperar el poder perdido. Lejos de esto, Moori Koenig decidio secuestrar y vejar el cadaver.

La memoria colectiva que se fuerza en la historia de Las trece rosas y Carta a Eva se corresponde con la dictadura de Francisco Franco en Espana y con la dictadura de Pedro Eugenio Aramburu en Argentina. En ambos casos se trata de inducciones culturales. Las dos peliculas representan, en la misma medida, una justicia simbolica respecto al tema de los derechos humanos a traves de una imitacion filmica reminiscente de la mimesis aristotelica. En el segundo capitulo de Arte Poetica, Aristoteles senala que
   El imitar es connatural al hombre desde nino, y en esto se
   diferencia de los demas animales, que es inclinadisimo a la
   imitacion, y por ella adquiere las primeras noticias [...] todos se
   complacen con las imitaciones, de lo cual es indicio de lo que pasa
   en los retratos; porque aquellas cosas mismas que miramos en su ser
   con horror, en sus imagenes al propio las contemplamos con placer,
   como las figuras de fieras ferocisimas y los cadaveres. El motivo
   de esto es que el aprender es cosa muy deleitable, no solo a los
   filosofos, sino tambien a los demas [...] Ello es que por eso se
   deleitan en mirar los retratos, porque considerandolos, vienen a
   caer en cuenta y argumentar que cosa es cada uno: este es aquel;
   que quien no hubiese visto antes el original, no percibiera el
   deleite por razon de la semejanza, sino por el primor de la obra, o
   del colorido, o por algun otro accidente de esta especie. (18)


Esta imitacion o mimesis sobre la que argumenta Aristoteles cuenta, en la actualidad, con el cine como medio predilecto para narrar tragedias de la vida real. El caracter audiovisual e inmediato del cine atrae a una audiencia mucho mayor que la literatura, que no cuenta con la constriccion temporal de unas dos horas, que suele ser el limite aproximado de la mayoria de las peliculas. Pero no olvidemos que un enfoque excesivo en la victimizacion de las mujeres resulta contraproducente, no solo porque no otorga poder a las espectadoras femeninas actuales, sino porque perpetua ademas nociones franquistas de lo que debe ser una mujer. El cine y sus mimesis de la realidad llega a los espectadores de forma mucho mas inmediata que la literatura, debido a que la lectura de sus obras supone un compromiso temporal bastante mayor, factor negativo en nuestra cultura de la inmediatez. De ahi que el compromiso con una representacion de genero real y no parcial o franquista debe ser aun mayor por parte de los directores en este momento de postmemoria en que muchos vivimos.

La representacion de hechos pasados que el cine provoca recrea el pathos (sufrimiento) del espectador y su consecuente anagnorisis (reconocimiento). Como aduce Aristoteles, este reconocimiento solo es posible gracias a que la audiencia ya ha sido testigo previo de los hechos originales. De ahi, el poder sentir empatia por ciertos personajes y reconocer a quien o a que se refieren. Pero este revivir los hechos originales a traves de la mimesis filmica es tambien recordar. Y cual es el proposito de recordar? Su ultimo fin es el de impedir la repeticion de las mismas tragedias y horrores; se encuentra probado psicologicamente que sin un desenlace o cierre satisfactorio en una situacion de conflicto, los individuos afectados por dicha situacion nunca se curan de sus traumas. Este cierre requiere de un recordar de los hechos, de la exposicion de la verdad y de una justicia. Olvidar, como hemos comprobado con las historias de Las trece rosas y Carta a Eva, seria barrer los crimenes de la Espana franquista bajo la alfombra, y en consecuencia se desarrollaria una transicion defectuosa hacia la democracia. Se trata de una democracia traumatizada, de fachada, enferma, porque aun no se ha curado de sus traumas de la dictadura de Franco. Ismael Saz Campos nos recuerda en Fascismo y franquismo que en Espana
   Se trataba de 'olvidar' un pasado para reconstruir un futuro en paz
   y democracia. La 'demanda social' era una propension a no recordar,
   a olvidar un pasado que habia sido la fuente de todas las
   desgracias y cuya presencia podia contribir a reabrir viejas
   heridas, a malograr el presente y comprometer el futuro. Habia unas
   generaciones que no querian recordar, como habia una clase politica
   democratica que sabia que ese era el camino en el que debia
   deenvolverse.

      Sin embargo, todo eso tenia un coste, libremente asumido,
   perfectamente justificado, producto de la lucidez politica, pero
   coste al fin. No abrir las heridas del pasado suponia una renuncia
   implicita a hacer de la memoria de la dictadura una fundamentacion
   de la naciente democracia. (284)


Esta renuncia implicita resulto en una impuesta amnesia, el olvido "casi institucionalizado" al que se referia Cinta Ramblado, en la recien nacida democracia espanola. Tal olvido impide la catarsis o purificacion, el ultimo paso de la tragedia descrita por Aristoteles en su Poetica. Se trata del momento en el que el espectador, al revivir los hechos tragicos que tuvieron lugar en el pasado, despues de establecer una conexion con las victimas a traves de la empatia que siente y de su posterior reconocimiento y justicia simbolica (no en el juzgado en la vida real, sino a traves de la transmision de los hechos en la pelicula como hemos presenciado con los filmes de Martinez Lazaro y de Villaronga), se purifica del dolor de su trauma. Es ahi donde comienza su sanacion. Sin embargo, como ya hemos aducido, se trata de una sanacion parcial si las representaciones de estos hechos traumaticos silencian el rol politico activo de las mujeres.

El personaje de Maria Altmann (Helen Mirren) de la pelicula Woman in Gold (2015) dirigida por Simon Curtis, ahonda en la necesidad de la memoria individual para la existencia de cualquier sociedad democratica. El argumento de la pelicula se basa en la historia de una judia austriaca exiliada en los Estados Unidos de America desde la ocupacion nazi de Austria. Su proposito es conseguir la devolucion por parte de gobierno austriaco de la pintura retrato de su tia Adele Bloch-Bauer pintada por el archiconocido pintor Gustav Klimt, que pertenecia a su familia y que fue robada por los militares nazis durante la ocupacion alemana de Austria en 1938. Al igual que en Las trece rosas y en Carta a Eva, los hechos del film de Curtis estan basados en la realidad: a traves de ellos asistimos a la lucha real de Maria Altmann con el gobierno austriaco por la devolucion de la mencionada pintura, que finalmente consiguio al ganar su ultimo juicio en los Estados Unidos de America en el 2004.

Como vemos, el debate candente de recordar versus olvidar no es patrimonio exclusivo de la cultura espanola o de estudios de memoria en Espana. El termino en el que hace hincapie el personaje de Maria Altmann en la pelicula de Curtis es "restauracion", entendido por ella como la vuelta de algo a su estado original. Pero el concepto "restauracion" conlleva tambien una connotacion de quiebra, de ruptura, pues su significado denotativo es asimismo el arreglo de algo. Cuando algo necesita ser arreglado es porque esta roto o deteriorado. Se trata de la catarsis y sanacion del trauma al que aludiamos anteriormente.

En el caso espanol, debido a la censura franquista y los limites sobre la decencia y sobre lo que significaba ser una mujer espanola impuestos por el catolicismo, la mujer se encontraba en una posicion de menos libertad que la mujer austriaca o la alemana. Jesus Pardo da cuenta de ello en Las damas del franquismo: "en la Alemania nazi, como en la Espana franquista, los ministros tenian que atenerse estrictamente a la voluntad jefe, pero la mujer alemana era mas libre y audaz que la espanola, y vivia en un ambiente tradicionalmente muy distinto" (Pardo, 106). La colaboracion femenina resulta fundamental en la restauracion catartica que lleve a la curacion de traumas historicos. El papel de la mujer es esencial durante su propio presente, aceptando y respetando las diferencias entre mujeres--ya sean raciales, etnicas, religiosas, politicas o economicas--, y no viendolas como competidoras o enemigas sociales, como se observa en los personajes femeninos en Las trece rosas y en Carta a Eva (especialmente las carceleras franquistas versus "las trece rosas" en la pelicula de Martinez Lazaro y la propia Carmen Polo frente a Evita en el film de Villaronga respectivamente). Las mujeres cuentan, igualmente, un papel de compromiso con el futuro, evitando la perpetuacion de injusticias de otras mujeres disfrazadas de democracias pacificas mediante un olvido impuesto y evitando asimismo la repeticion de modelos de mujer franquistas, apoyando la libertad de expresion, de individualidad, de memoria comunicativa, de exposicion de la verdad, y de justicia. Y ese feminismo es sexy.

En este sentido, Carta a Eva nos expone a una justicia simbolica a traves de la palabra/memoria--la comunicativa e individual--y el "feminismo sexy" en la misma medida que Las trece rosas hace justicia simbolica implantado recuerdos de injusticia en el espectador mediante su historia de hermandad de las mujeres que resultan fusiladas. Asi, tanto Emilio Martinez Lazaro como Agusti Villaronga apuestan por una ruptura de la fantologia que aun sigue asediando a los espanoles y que resulta imprescindible para la definicion de su propia identidad como espanoles hoy y como ciudadanos del mundo. Se trata, en palabras de Manuel Antonio Garreton, de "recordar para luchar contra la injusticia, quizas no para acabar con ella, sino para que ella, el mal absoluto que se opone a la fraternidad, no acabe con nosotros como comunidad humana" (39).

El trabajo de ambos directores es loable por su denuncia del quebrantamiento de los derechos humanos. Pero recordemos la asignatura pendiente de la cuestion de genero, especificamente, no presentar a los personajes femeninos como unicamente victimas si lo fueron, sino ademas como politicamente activas si tambien fue el caso, sin que el primer papel prime sobre el otro. De lo contrario, las propuestas de memoria, justicia y "feminismo sexy" quedarian incompletas porque, como aduce Cinta Ramblado, "what these productions achieve is actually the further perpetuation of the portrayal of women as victims of war and political violence, as objects of punishment but not as agents of dissidence" (134). Esperemos que este articulo haya aportado su grano de arena hacia esta nueva transicion desde la desmemoria que nos ocupa e incite a futuras reflexiones sobre el tema. Que asi sea.

Cristina Sanchez-Conejero

University of North Texas

OBRAS CITADAS

Aristoteles. Arte poetica. Trad. Jose Goya. <http://www.traduccionliteraria.org/biblib/A/ A102.pdf>

Armstrong, Jennifer Keishin y Heather Wood Rudulph. Sexy Feminism: A Girl's Guide to Love, Success, and Style. Boston: Houghton Mifflin Harcourt, 2013.

Assmann, Aleida. "To Remember or to Forget: Which Way Out of a Shared History of Violence?". Memory and Political Change. Ed. Aleida Assmann y Linda Shortt. Nueva York: Palgrave MacMillian, 2012.

Assmann, Jan. Das kulturelle Gedachtnis. Munich: C.H. Beck, 1999.

Beavoir, Simone de. El segundo sexo. Trad. Alicia Martorell. Madrid: Catedra, 1988.

Carta a Eva. Dir. Agusti Villaronga, 2013.

Cixous, Helene. The Laugh of the Medusa. Trad. Keith Cohen y Paula Cohen. Chicago: UCP, 1976.

Dellinger, Mary Ann. "El cuerpo como mazmorra: una lectura femenina de La voz dormida y Las trece rosas". Letras Peninsulares 2-3 (2007): 361-74.

Derrida, Jacques. Spectres de Marx. Paris: Galiee, 1993.

Deveny, Thomas. "Bio-Pic/Death Story: Emilio Martinez Lazaro's Las 13 rosas". Bulletin of Spanish Studies 89 (2012): 39-48.

Ensler, Eve. Vagina Monologues. Nueva York: HERE Arts Center, 1996

Garreton, Juan. " Que recordar y para que recordar?". Encuentros con la memoria. Ed. Carmen Garreton. Buenos Aires: LOM, 2004.

Grado, Mercedes de. "Encrucijada de feminismo espanol: disyuntiva entre igualdad y diferencia". La mujer en la Espana actual: evolucion o involucion? Eds. Jacqueline Cruz y Barbara Zecchi. Barcelona: Icaria, 2004.

Kristeva, Julia. New Maladies of the Soul. Nueva York: CUP, 1995.

Las trece rosas. Dir. Emilio Martinez Lazaro, 2007.

Linhard, Tabea. "The Death Story of the 'Trece Rosas'". Journal of Spanish Cultural Studies 3 (2002): 187-202.

Pardo, Jesus. Las damas del franquismo. Madrid: Ediciones Temas de Hoy, 2000.

Perednik, Jorge. "Evita: el feminismo y otras cuestiones". Ciberletras. July 2003. <http:// www.lehman.cuny.edu/ciberletras/v09/perednik.html>.

Peron. Eva. La razon de mi vida. Madrid: Planeta, 1997.

Pigna, Felipe. "Secuestro y desaparicion del cadaver de Eva Peron". 2 mayo 2015. <http://www.elhistoriador.com.ar/articulos/revolucion_libertadora/secuestro_y_desapari cion_del_cadaver_de_eva_peron.php>

Ramblado, Cinta. "History, Memory, Fiction: Las trece rosas and Discourses of Recovery in Contemporary Spain". Constructions of Conflict: Transmitting Memories of the Past in European Historiography, Culture and Media. Nueva York: Peter Lang, 2011.

Ribeiro de Menezes, Alison. " Una agonia esperpentica? Shifting Memory Horizons and Carnivalesque Representations of the Spanish Civil War and Franco Dictatorship". Bulletin of Spanish Studies 1-2 (2014): 239-53.

Saz, Ismael. Fascismo y franquismo. Barcelona: PUV, 2004.

Smith, Paul Julian. "Winner and Losers in Cinema and Memoirs: Emilio Martinez Lazaro's Las 13 rosas and Esther Tusquets' Habiamos ganado la guerra". Bulletin of Spanish Studies 91 (2014): 256-66.

Showalter, Elaine. A Literature of Their Own. Nueva Jersey: PUP, 1977.

Thonon, Sophie. "Memoria y justicia". Encuentros con la memoria, ed. Carmen Garreton. Buenos Aires: LOM, 2004

Woman in Gold. Dir. Simon Curtis, 2015.
COPYRIGHT 2016 University of North Carolina at Chapel Hill, Department of Romance Languages
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2016 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Sanchez-Conejero, Cristina
Publication:Hispanofila
Date:Dec 1, 2016
Words:7526
Previous Article:Recuperating losses: history, spectacle, motility in Julio Medem's Room in Rome/Habitacion en Roma.
Next Article:Amend, Tracie. The Adulteress on the Spanish Stage. Gender and Modernity in 19th Century Romantic Drama.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2021 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters |