Printer Friendly

Matar a un Hombre: la moral del cuerpo.

[ILUSTRACION OMITIR]

La gran produccion de Alejandro Fernandez es una pelicula "fisica": lo central en ella es la derrota de su protagonista, la que nos recuerda la materialidad y animalidad del ser humano.

Esta cinta ha sido premiada en los festivales de Sundance, Rotterdam, IndieLisboa, Cuba y Cartagena de Indias, y postula a ser integrada a la lista de candidaturas al Oscar como mejor pelicula extranjera.

No debiera extranarnos que algunos filmes hagan evidente su maestria mucho tiempo despues de haber sido estrenados. Que se mantengan en el secreto de unos pocos, indiferentes al interes masivo. Posiblemente, las imposiciones comerciales de su sistema de distribucion, la deficiente politica de financiamiento y cierta atrofia en el gusto de los espectadores restringen injustamente el reconocimiento de peliculas que no solo son obras de arte, sino que testimonian con inmensa lucidez el espiritu de su epoca.

La cinematografia de Alejandro Fernandez ha debido navegar por estas aguas y es posible suponer que Matar a un hombre siga los derroteros de Huacho (2009) y Sentados frente al fuego (2011). Es interesante que, a diferencia de estas dos ultimas--ambas cargadas de acontecimientos sugeridos; saturada de montaje Huacho-, paneos interminables en Sentados ...--, Matara un hombre se constituye como un thriller de estructura narrativa clasica, colmado de sucesos perfectamente distinguibles.

Basada en hechos reales, la ultima pelicula de Fernandez cuenta la historia de Jorge (Daniel Candia), un padre que trabaja duramente para mantener a su mujer (Alejandra Yanez) y sus dos hijos. Una noche, de regreso a casa, es asaltado por un grupo de delincuentes liderados por Kalule (Daniel Antivilo), quien lo despojara no solo del poco dinero que lleva, sino tambien de las ultimas dosis de insulina que le quedan para combatir la diabetes. Enterado de lo sucedido, su hijo (Ariel Mateluna) decide recuperar la medicina en un pequeno acto de amor filial que gatillara el calvario de todos los acontecimientos posteriores.

Fernandez no solo demuestra ser un sobresaliente director de actores, sino un creador excepcionalmente comprometido con su oficio, sus recursos y su independencia de los dictados del mainstream comercial. De ahi que el realismo desnudo, lirico y nihilista de su propuesta; la elipsis y los encuadres fragmentados, y el color frio y opresivo de una imagen que su oficio sabe situar en pantalla, no sean solo el decorado de una representacion, sino el soplo que da vida al leitmotiv de Matar a un hombre: la derrota fisica de un hombre a manos de un medio hostil.

EL PESO DEL CUERPO

Insisto en la idea de la derrota fisica del protagonista, pues si algo se puede sacar en limpio de la dialectica entre sujeto y entorno--a sabiendas de no encontrarnos frente a un cine de tesis--es que dicha antinomia se configura en el territorio del cuerpo y no en el de la etica. Matara un hombre es una pelicula fisica. El destino de Jorge no se juega tanto en su sistema de valores como en su experiencia de lo real; su fragilidad, sus dudas, el advenimiento de la culpa, eclosionan al momento de cargar sobre la espalda el cuerpo inerte de Kalule, que se descompone, se vacia, se disgrega en la corriente de la mortandad, hasta diluirse en el cuerpo vivo pero agonizante de su asesino. Se configura la materialidad de una carne que nos recuerda la animalidad del ser humano. Y es precisamente en esta desacralizacion donde la pelicula logra captar fuerzas incorporeas y darles, a traves de la imagen filmica, una forma visual. Fernandez filma esas fuerzas, sustituyendo el espectaculo de la violencia por la violencia de la sensacion. O, dicho de otro modo, la muerte de un solo hombre, hostil, irascible, por quien no sentimos en ningun momento simpatia alguna, nos resulta aun mas devastadora que los crimenes filmados en el espectaculo pueril de un cine comercial.

Las pulsiones que anteceden al crimen tambien hacen de Matara un hombre una pelicula fisica. Jorge, ese ser anodino, pusilanime, tan lleno de dudas como de tristeza, no intenta ajustar cuentas con una burocracia que le ha negado justicia y proteccion. SI decide matar a un hombre es por la necesidad de salvar lo unico que te queda, el irreductible espacio biologico de su humanidad. Su mujer lo ha abandonado por causas que nos quedan vedadas, pero que suponemos se acercan a las querellas nacidas de la incapacidad de hacer frente, como hombre, como paterfamilias, a las amenazas del Kalule. El hijo le recriminara la actitud dubitativa con que ha intentado resolver un drama malamente prolongado. Y todavia debera soportar el penoso reproche por su cautela y falta de coraje frente a la agresion sufrida por su hija a manos del mismo delincuente. Llegado a este punto, el cuerpo enfermo de Jorge buscara una salida.

Matara un hombre, Chile, 2014. / Director y Guionista; Alejandro Fernandez Almendras / Elenco: Daniel Candia, Daniel Antivilo, Alejandra Yanez y Ariel Mateluna / Productor: Eduardo Villalobos, Guillaume de Saille / Director de Fotografia: Inti Briones / Director de Arte: Daniela Lopez / Montaje: Alejandro Fernandez Almendras, Soledad Salfate / Produccion: Remanso Cine. Fernandez no solo demuestra ser un sobresaliente director de actores, sino un creador excepcionalmente comprometido con su oficio, sus recursos y su independencia de los dictados del mainstream comercial.

CONTRA LA MUERTE

Tiendo a creer que, puestos en la misma disyuntiva, muchos directores habrian encauzado el rumbo de la trama por aguas mas tranquilas. No es el caso de Fernandez. Distanciado de algun sentimiento de compasion y aferrado a su compromiso con la verdad, asentara un nuevo golpe al destino del protagonista: el asesinato lo perdera aun mas. Sin embargo, a pesar de todo, quizas exista la esperanza de que Jorge sea capaz de reconocer al fin la cuota de culpa que le corresponde y se someta al castigo de su propia conciencia.

Este director no nos presenta todo el significado de la realidad --Matara un hombre es una obra abierta--y esto se debe a la pugna de los elementos que componen la Imagen. Los personajes aparecen siempre aplastados por el encuadre--por el cielo, por la luz, por un bosque que ha perdido toda idealizacion para transformarse en un paraje amenazador, etc.--, devolviendolos siempre a la vulnerabilidad del ser. Pero es solo a partir de esa vulnerabilidad cuando la vida puede gritar al fin contra la muerte. ?Y no es acaso esta una manifestacion de la Esperanza?

DOCUMENTAL SOBRE EL PADRE IGNACIO LARRANAGA

La vida y obra de fray Ignacio Larranaga, miembro de la Orden de los Capuchinos, es presentada en el documental "Un profeta moderno", lanzado en octubre pasado.

El religioso es uno de los autores religiosos humanistas mas leidos en el mundo, con dieciseis libros traducidos a diez idiomas. Asimismo, fundo los Talleres Oracion y Vida, asociacion privada de fieles que ensena a mas de trescientas mil personas cada ano a profundizar en la oracion. Este aprendizaje tiene un caracter eminentemente experimental: "Orando se aprende a orar". La eficacia de TOV se fundamenta en un contrapunto entre la oracion y la vida, llevando a las personas a un proceso de transformacion de vida, lo que se manifiesta en los innumerables testimonios recibidos (www.tovpil.org).

El video puede adquirirse llamando a los telefonos 29553212 y 22458407.

[ILUSTRACION OMITIR]
COPYRIGHT 2014 Residencia San Roberto Bellarmino
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2014 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Kuncar, Carlos
Publication:Mensaje
Date:Nov 1, 2014
Words:1285
Previous Article:Duchamp, el rey del acertijo.
Next Article:Filma Canales Maino: mujer y laica, comprometida y visionaria: con motivo de su reciente fallecimiento, deseamos recordar nuevamente a nuestra...

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters