Printer Friendly

Mas alla de lo mestizo, mas alla de lo aymara: organizacion y representaciones de clase y etnicidad en La Paz.

RESUMEN: El trabajo tiene como objetivo reflexionar sobre los procesos de identificacion y representacion identitaria en Bolivia. Las identidades y las culturas no solo conforman elementos compartidos y de coherencia colectiva, sino que tambien se estructuran en torno a tensiones y contradicciones, y son contextuales y relacionales. Partiendo, por lo tanto, de concepciones de la identidad y de la cultura que se reconocen como conjuntos que no son homogeneos dentro del mismo individuo, el trabajo se acerca a la identidad aymara y mestiza en La Paz, desde una observacion de la cotidianidad en dos tipos de comercio en La Paz: los mercados y el comercio callejero. Finalmente, se buscara establecer las asociaciones de clase y de estructuras de dominacion que subyacen en este universo de identificaciones.

Palabras clave: Bolivia, identidad, cultura, aymara, mestizo.

Beyond the mestizo, beyond the aymara: the organization and representations of class and ethnicity in La Paz

ABSTRACT: The article aims to reflect on the processes of construction of identity and class in Bolivia. Identity and culture constitute at some level a shared sense of collective self, but moreover are also structured around inherent tensions and contradictions, and are complex contextual and relational concepts. Thus, taking the starting point that identity and culture are not homogenous concepts even within the individual, the article develops an analysis of the aymara and mestizo identities in the city of La Paz, through a study of daily life in two commercial activities: the market place, and street vendors. Finally, the article reflects on the associations of class and structures of domination which are contained within this universe of identities.

Key words: Bolivia, identity, culture, aymara, mestizo.

I. INTRODUCCION

La eleccion politica con una mayoria aplastante del actual presidente Evo Morales y el Movimiento al Socialismo (MAS) es, indudablemente, una de las expresiones maximas de una gran unidad que en gran parte corresponde a la de la poblacion indigena en general y, aymara en particular, que hoy reside en un importante porcentaje en las ciudades (1), dedicandose fundamentalmente al comercio denominado <<informal>> (2). Bajo este termino se encubre el trabajo de una gran cantidad de mujeres apoyadas por sus hijos y parientes (3) que hacen bullir la ciudad desde altas horas de la manana hasta altas horas de la noche. El comercio tiene tal magnitud que se podria hablar, tanto para la ciudad de La Paz como para la de El Alto, de ciudades mercados (4).

Desde la perspectiva externa a la poblacion involucrada en este comercio y desde los ojos de un visitante, este universo aparece como dotado de una gran unidad y homogeneidad, la del mundo aymara. Desde la perspectiva interna, es posible tambien que gran parte de esta poblacion se hubiese autoidentificado como perteneciente al pueblo indigena aymara (5). Pero existen encuestas que muestran que la gente en La Paz se autodefine tambien como mestiza (6). En otras palabras, la misma poblacion parece estar reconociendose como aymara y como mestiza, dos identificaciones aparentemente antagonicas. Los intentos de explicacion se han dirigido fundamentalmente a cuestionar las preguntas del censo y de las encuestas (7), en lugar de indagar el universo de representaciones a que remiten.

Partiendo de la idea de que identificaciones pensadas como antagonicas y mutuamente excluyentes pueden coexistir en las mismas personas y sujetos --(las identidades pueden ser multiples y moviles, como sostiene Sarup (1997: 57)--, en este trabajo buscamos contribuir a la reflexion sobre los procesos de identificacion y representacion identitaria. Senalemos, al respecto, que las perspectivas construccionistas han ayudado a poner fin a la conceptualizacion de la identidad y la cultura como herencia y transmision inmemorial. El trabajo de Anderson sobre la nacion como comunidad imaginada es expresion precisamente de los procesos continuos de invencion. No se trata, por tanto, de atributos y substancias que remiten a totalidades compartidas y coherentes (Appadurai, 1996: 12) de tal manera que la <<coherencia>>, <<unidad>> y <<totalidad holistica>> constituirian fundamentalmente narrativas de los estudiosos mas que presencias objetivas y objetivables. En otras palabras, las identidades y las culturas estan hechas tambien de tensiones y contradicciones (Appadurai, 1996: 2-3 y 5; Gupta y Ferguson, 1997: 12) y son contextuales y relacionales. Son tambien espacios multidimensionales en los que una variedad de <<escrituras>> y centros confluyen e incluso pueden disputarse (Sarup, 1997: 25).

Considerando, entonces, que ni la identidad ni la cultura son conjuntos homogeneos y distintivos y que en el individuo pueden operar simultaneamente diversas identidades, nos acercamos a la identificacion aymara y mestiza buscando, por una parte, sus experiencias y practicas cotidianas de vida no exentas de relaciones de poder (que en los hechos constituye la cultura en terminos de Raymond Williams) (8), tratando de analizar las representaciones (9) y significados que se dan y atribuyen a los terminos y categorias etnicas y de clase que se consideran antagonicas: el mestizo y el mestizaje, como expresion de la mezcla y de lo hibrido, y el aymara, como expresion de la identidad indigena perpetuada a traves del tiempo.

En esta exploracion nos interesa tambien indagar lo que significa hoy el mestizaje, dejando de asumir y asociarlo con el proyecto y horizonte de homogeneizacion de la Revolucion de 1952. Fundamental es tambien dejar de considerar lo aymara como solo expresion de lo que Albo ha denominado el <<retorno del indio>> que, en una de sus vetas, habria implicado la <<subversion del mestizaje>> (10) (Sanjines, 2004).

El primer argumento que planteamos es que la unidad del universo <<aymara>> radica en una organizacion compleja y sofisticada del trabajo cotidiano en su ocupacion espacial de la ciudad. El segundo argumento es que en lugar de que los terminos, identificaciones y categorias de mestizos o aymaras sean el punto de llegada deben ser el punto de partida tratando de comprender las representaciones que se tienen sobre las categorias de clase en su interrelacion. El analisis de esas representaciones nos permite afirmar que no hay por que esperar una sola posicion y que coexisten diversas lecturas y representaciones incluyendo las mestizas y aymaras. Las descripciones de los grupos sociales estan impregnadas ademas de valoraciones positivas y negativas.

De ahi surge el tercer argumento que me interesa particularmente resaltar: que las representaciones de los diferentes grupos y categorias estan imbuidas y atravesadas por juicios de valor positivos y negativos y estos ultimos cuestionan y deslegitiman un orden social que de otra manera podria aparecer como natural. Es a traves de esas representaciones que se condena la dominacion y la discriminacion y es a traves de ellas tambien que se va construyendo una alteridad en la que se situa esa dominacion. En otras palabras, es la condena al orden social imperante lo que tambien los une, construyendo un nosotros de virtudes en oposicion a unos otros de defectos, que va encubriendo tambien las diferencias e incluso contradicciones internas.

En una primera y segunda parte introducimos el escenario urbano del trabajo y los dos grandes tipos de comercio que diferenciamos: el de los mercados propiamente dichos y el del comercio callejero. En una tercera parte, en cambio, exploramos ese universo de identificaciones analizando las caracteristicas que se han construido y asociado con las diferentes clases y grupos en la sociedad.

II. LOS MERCADOS Y LAS MAESTRAS

Los mercados han sido tradicionalmente espacios femeninos en la vida de las ciudades andinas y muchas veces han ido creciendo junto con ellas. En la ciudad de La Paz existen, por ejemplo, mas de 87 mercados que se distribuyen en toda la ciudad (11).

La particularidad de las vendedoras de estos mercados es que estan organizadas en lo que se conoce como el sistema de maestrerio, o directivas conformada por Maestras, que tienen una organizacion ordenada jerarquicamente por pares: Maestra Mayor, Maestra Menor, Alcalde Mayor, Alcalde Menor, Porta Estandarte (Mercado Bolivar y Mercado Lanza). Actualmente, es frecuente tambien una Maestra Mayor, acompanada de varias Maestras, sin la antigua jerarquia (Mercado Yungas). Finalmente, es igualmente comun un tipo de organizacion de Asociacion y Secretarias, como en el actual sistema sindical, aunque en los hechos se articula o enmascara el sistema de maestrerio.

La personeria juridica de uno de los mercados nos permite entender mejor su organizacion (12). Se trata de uno de los mas antiguos (se dice que se fundo en 1938) y se encuentra a tan solo una calle de la iglesia de San Francisco, sobre el eje que conecta La Paz y El Alto, en la avenida central que atraviesa la ciudad. Estamos hablando del Mercado Lucio Perez, que es el comedor popular y forma parte del Mercado Lanza, conformado en realidad por cuatro mercados: el Mercado Lucio Perez, el Mercado Lanza, el Merlan y el Mercado Figueroa. Este conjunto, denominado genericamente como <<el Lanza>>, esta ubicado en el sector de <<la Perez>>, nombre que remite a un espacio preciso pero tambien a los multiples sitios y usos concentrados y condensados que tiene: centro distribuidor del trafico y de los comerciantes ambulantes pero tambien lugar del mercado como espacio estable y delimitado.

La forma de organizacion del Comedor Popular Lucio Perez corresponde, a partir del ano 2002, a la de una <<Asociacion sin fines de lucro>> (f. 3v.), con objetivos economicos, sociales y culturales. En terminos economicos, se plantea velar por el mejoramiento de las condiciones economicas de sus asociados y la canalizacion de creditos asi como una caja de ahorro y credito por enfermedad, accidente o fallecimiento. En terminos sociales, la proteccion a todos sus asociados, el seguro social y las reivindicaciones sociales. Igualmente importante es <<fomentar y promover la disciplina, orden, solidaridad y respeto mutuo>>. Finalmente, <<elevar el nivel cultural e intelectual de los asociados por cursos de capacitacion>> (f. 3v.).

La Asamblea es la entidad maxima de decision y autoridad y, de acuerdo a la normativa escrita, sus directivos se eligen por voto directo y secreto o por aclamacion de las bases (f. 6). La relacion entre directivos y bases es estrecha y explicitamente senalada:
   Administrar y velar por los intereses de la Asociacion, de todos y
   cada uno de sus asociados,  sujetandose a la autoridad de la
   Asamblea General.


Los requisitos para ser elegidos como parte de la Directiva son la edad (21 anos), la antiguedad (5 anos), no tener sentencia ejecutoriada, tener la confianza de los asociados y <<haber demostrado tener honorabilidad, solvencia moral y buena conducta>> (f. 8v.). Sorprende, de hecho, la proximidad entre este lenguaje y el utilizado por el Estado para definir las condiciones de perdida de la ciudadania pero tambien el utilizado por los gremios tutelados por el Estado en el siglo XIX (13).

La maxima autoridad del mercado es la Maestra Mayor que convoca y preside la Asamblea y asume la representacion legal de la Asociacion. Su obligacion es tambien <<imponer disciplina>> entre los miembros (f. 8v.). La Maestra Menor es una especie de Vice-Presidente, secretaria y tesorera. El Alcalde Mayor es, en cambio, <<un intermediario directo>> de conflictos entre los asociados y terceras personas. Es un <<conciliador>> entre el mundo interno y externo que evita agresiones verbales y fisicas, controla y fomenta las buenas relaciones entre los asociados, el personal dependiente y el publico. El Alcalde Menor es un portavoz que informa y da lectura ante la Asamblea y el Directivo, mantiene el libro de asistencia, redacta las actas de las Asambleas y tiene a cargo toda la documentacion. Finalmente, hay que senalar que esta organizacion tiene ademas mecanismos de sancion y coercion en funcion de la distincion entre faltas leves, como la falta de respeto hacia la Directiva, atrasos o incumplimiento, abandono del puesto, falta de aportes, entre otros (f. 11v.), y las faltas graves, como la reincidencia de las faltas, las <<rinas, discusiones y escandalos publicos o privados>>, el abandono por mas de tres meses, la deslealtad y traicion, la malversacion, el presentarse en estado de ebriedad, causar danos morales y materiales, entre otros (f. 11-11v.).

Lo que interesa destacar tambien es que el numero de Maestras corresponde en general a la organizacion y division que existe en el mercado en funcion de la especialidad de venta. Existe, por lo tanto, una Maestra que puede representar al sector de los Abarrotes, la Fruta, y asi sucesivamente. En cualquiera de los casos, las autoridades son elegidas anualmente en Asamblea de todas las/los afiliadas/os, generalmente a principios o a mediados de ano.

Es frecuente tambien que la eleccion de la Asamblea tenga un caracter rotativo. En el sector del Comedor MERLAN del Mercado Lanza, por ejemplo, hay una division tripartita y una representacion rotativa entre las aperas (las que venden api), las cafeteras y las comideras. Esto significa que cada uno de estos subsectores tendra una Maestra que proviene de su propio subgrupo cada tres anos (14).

[ILUSTRACION OMITIR]

En cada una puede darse, sin embargo, un sistema particular. Asi, por ejemplo, en el sector del cafe se sigue estrictamente la regla rotativa a nivel de cada uno de los puestos, lo que significa que cada una de las propietarias debe ser Maestra en algun momento. En el sector comidas, en cambio, elegirian mas bien a la que es <<pudiente>>, es decir, a la que tiene mas recursos.

[ILUSTRACION OMITIR]

La organizacion puede ser entonces muy variable en cada uno de los mercados y al interior de cada una de las secciones. La tendencia es actualmente la conversion del sistema de Maestrerio a lo que llaman asociaciones, lo que conlleva frecuentemente el cambio de nombre de las autoridades, asumiendo terminos que provienen del dominio sindical como el de Secretaria Ejecutiva, Secretaria de Relaciones o Secretaria de Hacienda. Parece, sin embargo, que, en gran parte de los casos, el numero de carteras y las funciones permanecen iguales.

Pero el comercio no se circunscribe a los mercados sino que esta presente en todas sus calles. No se trata ya de una calle o de un barrio como solia ser en el pasado: se trata de vendedores y vendedoras, que han desbordado los espacios que les estaban reservados, de tal manera que hoy estamos frente a los comercios de las calles y a las calles del comercio.

III. LOS COMERCIOS DE LAS CALLES, LAS CALLES DEL COMERCIO

El censo realizado por la Alcaldia el ano 2003 registro en la ciudad de La Paz a mas de 40.370 comerciantes en via publica y de esta poblacion, casi el 80% eran mujeres que ocupaban un espacio promedio de apenas 1,55 metros cuadrados (15). Las calles son sus lugares de trabajo y de vida, las hacen suyas hora tras hora y dia tras dia y es sorprendente tambien que mas de 40.000 personas han logrado dividirse el espacio para que la mayor cantidad de gente ocupe los lugares mas concurridos y de venta que se centran en dos sectores: la llamada Max Paredes (14.447) y el propio Centro de la ciudad (15.402) (16). En la medida en que no todas/os pueden caber en estos dos centros, existen turnos de tal manera que las madrugadas o mananeras aglutinan al 6% de los comerciantes registrados por la Alcaldia, las mananas al 32%, los mediodias al 20%, las tardes al 24%, las noches al 18%...

[ILUSTRACION OMITIR]

Este sistema de rotacion en la ocupacion de las calles no es responsabilidad ni iniciativa de la Alcaldia o del Estado. ?Como es posible, por tanto, una division del espacio y del territorio entre cientos y miles de personas? Es esta compleja division lo que nos interesa situar asi como la organizacion que esta supone. Debemos senalar, en primer lugar, que hay una ocupacion individual de estos espacios bajo el amparo de una asociacion, es decir, que es necesario estar afiliado a ellas. En el sector de la Huyustus y la Eloy Salmon, que no tiene mas de 500 metros de largo, encontramos mas de 40 asociaciones de base. Sin embargo, de los 2.284 puestos de venta en la Huyustus, tres asociaciones tienen mas del 80% (la Asociacion de Comerciantes Minoristas de Huyustus Alto, 49%; la Asociacion de Comerciantes Minorista Artesanos-Huyustus Alto, 14% y la Asociacion de Viajeros de Charana, 17%).

Los mapas muestran ademas una distribucion territorial clara. En la Huyustus, en la primera cuadra domina la Asociacion de Comerciantes Minoristas de Charana --es decir que los comerciantes traen la mercaderia de la frontera con Chile-- (18%), mientras que a partir de la calle Munaypata, la acera derecha esta fundamentalmente en manos de la Asociacion de Comerciantes Minoristas de Huyustus Alto y la acera izquierda en manos de la Asociacion de Comerciantes Minoristas Artesanos de la Huyustus Alto. En la Eloy Salmon, la division es aun mas fragmentada: en dos cuadras domina la Asociacion de Comerciantes Minoristas de productores de Achocalla (9%); en otra cuadra la Asociacion de Comerciantes Minoristas de la Eloy Salmon y Pedro La Gasca y en otra la Asociacion de Comerciantes Minoristas 14 de Septiembre.

Las innumerables asociaciones, que se calculan en mas de 200 (Bustillos et al., 2002) tienen que ver, en gran parte, con las preocupaciones de los sujetos en torno a la ocupacion del espacio y los posibles desalojos pero tambien porque en lugar de anadirse nuevos miembros parecen mas bien crearse nuevas organizaciones. Segun Fernandez y Rojas, no prima, como en el caso de los artesanos, un criterio de organizacion por especialidad de productos sino mas bien por el espacio y su utilizacion de acuerdo a horarios establecidos, dando lugar a un alto grado de concentracion en determinadas areas (Fernandez y Rojas, 1992: 18-19) (17).

El conjunto de asociaciones tiene ademas una organizacion mayor, la Confederacion de Gremiales de Bolivia. Actualmente, tanto por la enorme cantidad de asociaciones asi como por luchas internas, en lugar de solo una Federacion se tienen cuatro Federaciones de Gremiales y una nueva organizacion de ambulantes (18). La emergencia de varias federaciones es un fenomeno claramente relacionado al incremento del comercio, a raiz del declive economico del pais pero es tambien una division y pugna por el espacio:
   Yo soy dirigente de la Central La Paz 23 de marzo y tenemos entre
   160 a 150 afiliados y ocupamos la Mariscal Santa Cruz, la zona del
   Correo de frente a frente. Vendemos de todo, desde una aguja. El ano
   89 todas las calles tenian un solo sindicato de mas o menos 380
   afiliados, pero con el crecimiento de los vendedores se ha dividido;
   la culpa la tiene el mismo gobierno cuando despide a la gente y les
   da su liquidacion y con esa plata la gente compra mercaderia y se
   dedica a vender porque ya no hay trabajo. Ahora existen en la zona
   central diferentes organizaciones, por ejemplo, una que va desde el
   Obelisco hasta el Monje Campero, otra va desde ese lugar hasta la
   San Francisco, existe otra organizacion para las calles Comercio y
   la Bueno...

   Los viernes hay mas gente, cada dirigente vigila su sector. Existe
   otra organizacion que se llama la Central Prado, otra la 22 de
   Marzo, hay una Central 23 de Marzo de noche y otra 23 de Marzo de
   dia. En la Avenida Camacho esta la 15 de Diciembre, Sobre la Mercado
   esta la Organizacion <<Chuquiago Marka>>; hay otra en la Mcal. Sta.
   Cruz, la 1 de Mayo en la San Francisco, la 27 de Mayo en la Plaza de
   los Heroes y la 26 de Mayo en la zona del Mercado Popular. Todos
   ellos venden productos variados. En la noche ya no hay control,
   salen todos, muchos son libres. Con el 21.060 la venta de los libres
   y de los nuevos no se puede coartar, rige la libre oferta y la
   demanda (19).


Lo interesante es tambien la logica territorial. Uno de los representantes de una de las federaciones (Rios) controla el 50% de los puestos que registramos en la Huyustus y otro tanto en la Garcilazo de la Vega pero esta practicamente ausente en la zona del Gran Poder.

El alto grado de organizacion, tanto en los mercados como en los comercios de las calles, es un elemento fundamental de unidad de este universo que se materializa en la organizacion mayor de los Gremialistas, cuyas marchas son conocidas por la ocupacion masiva que hacen de la ciudad tanto por la ingente cantidad de gente que tienen afiliada como por la fuerza y poderio que les otorga precisamente su aglutinamiento en una organizacion mayor. Pero organizacion y estructura ?significan e implican homogeneidad y, de manera precisa, un mismo universo de representaciones?

IV. DE LA HETEROGENEIDAD A LAS REPRESENTACIONES

?Si el comercio nos sorprende por su capacidad organizativa, implica que estamos ante un mundo homogeneo? Gran parte proviene del departamento de La Paz aunque la mayor diferencia es indudablemente el capital economico que constituye uno de los <<secretos>> mejor conservado y estrategicamente defendido para evitar impuestos y gravamenes de la Alcaldia o el Estado Central (20). El propio censo que la Alcaldia realizo el ano 2000 fue posible porque hubo un acuerdo con las organizaciones de que no se incluyera ninguna pregunta sobre su capital. Conociendo estas dificultades, en la encuesta que realizamos dimos a elegir montos globales (21). Los negocios que manejan mas capital se encuentran claramente en la Huyustus y Eloy Salmon que han declarado montos entre 1.000 y 5.000 dolares estadounidenses aunque es indudable que estas cifras estan subevaluadas. El Mercado Lanza, en contraposicion, resulta el mas homogeneo y tambien el lugar en el que menos capital tienen las vendedoras ya que la mayoria ha declarado menos de 2.000 Bs.

Una serie de otras caracteristicas permite apreciar las diferencias internas. Se trata de la propiedad del negocio y la atencion personalizada. Respecto a la propiedad, un 20% de los que atendian los negocios no era de ellos. Esta situacion aparece con mayor fuerza en la Eloy Salmon (casi el 30% no es propio) y en menor grado en la Garcilazo y la Huyustus. En correspondencia a estas caracteristicas, el proceso de diferenciacion en el comercio se expresa en el recurso a empleadas ya que la cuarta parte declaro trabajar con ellas, situacion mucho mas frecuente y expandida en la Huyustus, Eloy Salmon y Achumani (Cuadro II).

En este contexto diverso, exploramos, primero, la representacion que las/los comerciantes tienen sobre si mismas/os, planteandose inmediatamente despues seis preguntas que buscaron indagar la autoidentificacion en terminos de pueblo y/o de pertenencia etnica por un lado, y en terminos de pertenencia social y mayor o menor disponibilidad economica, por otro lado. En el primer caso, en una pregunta cerrada, se les pregunto por su autoidentificacion, dando varias posibilidades que estan presentes en la sociedad de hoy en dia: mestizo, aymara, originario, indigena, chola, criolla, otra. En el segundo caso, es decir, en relacion a la pertenencia social, se les pregunto si consideraban que pertenecian a la clase social alta, media, media baja, popular y baja, terminos que provienen de una seleccion/eleccion a partir de entrevistas previas. Es el caso del termino popular, muy utilizado por las y los comerciantes, lo que nos permitio tener tambien una alternativa a la categoria <<clase baja>> por tener connotaciones de una escalera o linea unica de lo bajo a lo alto.

[GRAFICO III OMITIR]

?Cuales fueron las respuestas? La mayoria declaro pertenecer a la clase media, sobre todo en la Eloy Salmon, Garcilazo y Gran Poder, es decir, en el comercio de las calles. La identificacion con la clase popular, en cambio, fue mas importante en los mercados Lanza, en el centro y el Mercado Achumani en la zona residencial del sur. Para complementar esta pregunta, se les solicito que evaluaran su economia, dandoles igualmente varias posibilidades. De manera bastante previsible, gran parte de las encuestadas considero que no era ni rica ni pobre. Paralelamente, las comerciantes se identificaron principalmente como mestizas (45%) y otro grupo se identifico como aymara (25%). La identificacion con la poblacion mestiza fue dominante sin grandes diferencias entre los diferentes mercados y espacios que se consideraron (Cuadro III).

Entre la poblacion identificada como mestiza, el 63% se ve a si misma perteneciente a la clase media y el 24% a la clase popular y entre la poblacion identificada como aymara, casi el 52% se considera de clase media y el 28% de clase popular (28%.Ver los porcentajes de fila). No existe, por tanto, una correspondencia entre categoria de clase y categoria de autoidentificacion <<etnica>> porque en la clase media se encuentra a poblacion identificada como mestiza (47%) pero tambien como aymara (22%. Ver categoria clase media, % columna) mientras que entre la poblacion aymara, por otra parte, se encuentra a gente que se percibe como clase media pero tambien como clase popular (22).

[GRAFICO IV OMITIR]

Pero mas importante aun para entender estas identificaciones, de mestizas, ayumaras, de clase media y ni ricas ni pobres, es analizar como se perciben a las clases, cuales son las que las identifican, que caracteristicas tienen y como se las puede rec onocer Para poder explorar la complejidad, las respuestas fueron enteramente abiertas (23). El listado de todas las palabras y terminos que se utilizaron para identificar y diferenciar la poblacion <<pobre>>, la <<clase alta>>, los llamados <<capitalistas>>, la <<clase popular>> y la <<clase media>>, nos permitio observar que gran parte de las identificaciones y descripciones tenian que ver:

--Con la apariencia

--Con actitudes y adjetivos valorativos positivos y negativos

--Con la identificacion con grupos poblacionales concretos

--Con la identificacion con la poblacion de determinados barrios

--Con la carencia de algunos bienes

El conjunto de estos criterios estuvo presente en la identificacion de todos los grupos aunque predominaron los criterios de descripcion a partir de lo que denominamos actitudes y adjetivos valorativos (24). En terminos comparativos resulta interesante senalar que la clase alta es descrita de manera clara y rotunda en terminos negativos mientras que la clase popular y la clase media resultan mas bien ensalzadas. En otras palabras, los adjetivos calificativos permiten una valoracion, desvalorizacion, legitimidad y deslegitimidad de algunos de ellos. Lejos de que la clase alta y rica sea admirada o constituya un posicionamiento al que se aspira, se la critica profundamente y por tanto se deslegitima totalmente. La clase popular y la clase media representan, en cambio, la encarnacion de las virtudes. Veamos con cierto detalle estas identificaciones.

Los adjetivos calificativos que describen a la clase media son por lo general positivos. Se los califica de amables, buenos, conscientes, sencillos, sinceros, respetuosos, tranquilos, humildes y buenos. Aunque los calificativos negativos son menos frecuentes, se considera tambien a la gente de clase media como egoista y <<creida>>.

Toda una serie de respuestas tienen que ver, tambien, con el comportamiento de las personas asociadas con la clase media, frente al mercado. Muchas coinciden en senalar que buscan cosas buenas y baratas y suelen pedir rebaja. La gran mayoria afirma tambien que la clase media tiene recursos economicos para vivir comodamente pero sin lujos y describen a sus integrantes como <<los que son ni muy ricos ni muy pobres>>, <<los que mas o menos tienen dinero>>.

Otros parametros menos frecuentes son la educacion y el barrio. Se citan barrios que para las clases acomodadas constituyen mas bien barrios populares (Miraflores, El Alto). Finalmente, senalan tambien que pueden reconocerles por su forma de vestir, <<humilde>>, sencilla pero bien vestida. Algunos otros califican a estas personas como toscas, de vestimenta ordinaria y muchas veces descuidada. Mas tangencialmente aparecen otros dos criterios distintos: el lenguaje, la forma de expresarse, de forma <<mas humilde>>, dicen, y, por otra parte, la falta de educacion y preparacion.

A pesar de que puede percibirse una diferenciacion que se establece entre la clase media y la clase popular, existen tambien entrevistados que las asocian estrechamente. La clase popular aparece, al igual que la clase media, valorada muy positivamente al asociarsela con la humildad, la bondad y la sencillez. Se la considera tambien como amable, cordial, como gente que no discrimina, haciendo implicitamente una contraposicion con las personas de la clase alta. A menudo se hace referencia a que es gente carinosa, alegre, comunicativa, sencilla, modesta y consciente.

Se enfatiza mucho en que son los <<sencillos>>, los <<humildes>>, la gente del pueblo, la gente de la calle, la gente del campo, la gente de pollera, los comerciantes, la gente <<normal>> y hay una clara identificacion con ellos. Se asocia tambien a la clase popular con la que compra lo necesario o poca cantidad; escoge lo mas barato y pide rebaja. La totalidad de los encuestados coincide en que tiene pocos recursos economicos. Es absolutamente interesante senalar que si bien se establece una cercania e incluso asociacion entre la gente popular y la gente de clase media, se establece claramente una distincion entre la clase popular y la pobre, asimilandose esta ultima a la que carece de dinero para sobrevivir y de manera clara no hay una identificacion con ellos. Los pobres son su <<otredad>> al igual que la <<clase alta>>.

Los pobres se definen en general por tres atributos que tienen que ver con la negacion y la carencia: son las personas que no tienen para comer y/o dormir, las que no trabajan y las que compran poco en el mercado. En estrecha relacion a lo anterior se considera que las personas pobres no tienen trabajo, de tal manera que la premisa de la falta de trabajo es la causa de que la gente pobre no tenga para comer o donde vivir. Una caracteristica por la cual tambien se reconoce a las personas pobres es que piden rebaja e incluso hay que regalarles productos o comida. De manera mas bien tangencial, se tiende tambien a catalogarlos como personas que son culpables de su situacion mediante expresiones como: <<flojos, no aceptan el trabajo, mediocres, no tienen ganas de trabajar, no luchan para salir adelante, no aprovechan sus oportunidades, se dejan llevar>>. Finalmente, caracterizan a la gente que no tiene trabajo y dinero como gente <<sufrida>>.

Segun los encuestados, los lustrabotas, abandonados, limosneros, potosinos, los discapacitados, ancianos, campesinos, cargadores, o los que venden pequenos productos son los que pertenecen a esta clase pobre y su lugar de residencia se identifica por lo general con las areas rurales y los barrios alejados. Es decir, finalmente, lo que ellos no son, las personas con las que no se identifican y que viven en lugares lejanos a ellos, al igual que los de la clase alta. Una de las Maestras Mayores del Mercado Lanza, el ano 2004 se referia a los norpotosinos en los siguientes terminos:
   ... ahorita es potolito (25), disculpeme, dicen que son pobres pero
   no son pobres, yo quisiera ... que vea la mercaderia que llevan a
   sus casas a fin de ano ... a veces vemos pero no sabemos la
   realidad, a veces decimos pobrecita, (pero) son flojas, aqui hay
   trabajo ... por ... pelar papa ... le pagan (le dan) su plato de
   almuerzo y si le ven con wawita le dan para las wawitas mas, pero
   ellas son flojas, ellas quieren pedir que se les de gratis, a ellas
   no les gusta trabajar, les ha gustado la flojera, y si habemos
   tambien personas pobres es que somos flojos, verdad que en Bolivia
   somos mucho mas flojos que en el mundo. He tenido la alegria de
   salir al exterior, al menos en Europa el que no trabaja no come y
   aqui nos hemos acostumbrado a estirar la mano, hay gente que es
   demasiado Buena ...; Quizas ... dicen esas egoistas, que venden
   harto y que no saben lo que es pobreza ... nosotros hemos sabido lo
   que es quitarnos el pan del dia para dar a otras personas...


Pero si la clase pobre es definida fundamentalmente por la carencia, la clase alta no lo es por la riqueza, por lo menos no de manera dominante. Es de hecho llamativo que la clase alta se identifique antes que con el dinero, por sus actitudes, es decir, con adjetivos que los describen como arrogantes y discriminadores. Solo en segundo lugar se menciona el dinero, senalandose finalmente su apariencia. Si algo parece caracterizar a la clase alta es por tanto la discriminacion y el resentimiento que suscitan. Los adjetivos que los describen son de egoistas, discriminadores, orgullosos, frivolos, racistas, soberbios, humilladores, pisoteadores, idiotas, indiferentes, muy bien vestidos y respetuosos.

La apariencia constituye tambien un rasgo importante, que se trate de la vestimenta, las joyas, el color de la piel, cabello y ojos. Frecuentemente se utiliza la educacion como parametro de identificacion. Se hace referencia asi a <<gente culta, mas educada y preparada>>. Aparece tambien, como criterio identificador, la zona de residencia: zona sur, Calacoto y Obrajes.

Muy diferentes resultan los <<capitalistas>>, termino utilizado para senalar a los que utilizan y disponen de mucho capital y que se asocian a un area especifica de trabajo. El primer criterio, el del dinero, es coincidente en todos los entrevistados; los capitalistas son identificados como personas que tienen mucho dinero, son los millonarios con <<capital grande>>. El segundo parametro importante es la rama de trabajo: son capitalistas aquellos que se dedican sobre todo al comercio al por mayor de lo que se denomina como <<linea blanca>>, es decir, al comercio de importacion de refrigeradores, cocinas y electrodomesticos que se venden en las zonas de la Eloy Salmon. Se los identifica finalmente como empresarios, hacendados, ganaderos y bancarios. Mencion especial merece la asociacion que se realiza entre los capitalistas y el gobierno, los politicos, empresarios, parlamentarios, y, de manera mas precisa y visible, Jaime Paz y Goni.

Las actitudes que los encuestados perciben de esta gente son su ambicion y poco sentimiento; se convierten entonces en los altaneros, creidos, egoistas, <<ogros ambiciosos>>, materialistas. En comparacion con la clase alta, se hace mucho menos referencia a la discriminacion y si bien se puede advertir una especie de admiracion de parte de los entrevistados respecto a estas personas consideradas como <<capitalistas>>, existe tambien una fuerte censura. Entre los capitalistas se menciona a los contrabandistas y a las personas que realizan trabajos ilicitos o evaden impuestos.

Pero si los capitalistas son los comerciantes al por mayor, muchos de los cuales se asocian a la Huyustus y a los barrios en los que se realizo la encuesta, preguntamos si podian existir aymaras que eran ricos. A traves de esta pregunta se buscaron las percepciones que tiene el mundo --que se califica desde el exterior como aymara-- sobre ellos mismos y si se considera que pueden existir aymaras ricos. La pregunta tiene que ver tambien con la representacion de lo aymara como lo pobre y lo no aymara como lo rico y de clase alta. ?Cuales fueron las respuestas? Debemos senalar, en primer lugar, que hubo mucha uniformidad en las respuestas. Se hizo mucha referencia a la actividad como categoria principal de identificacion y muy poco a la actitud en contraposicion a todo lo que vimos anteriormente.

Lo sorprendente de las respuestas es, sin embargo, que el <<aymara rico>> se encuentra por lo general lejos del universo de los encuestados y se situa mas bien en el area rural. Cuando a los entrevistados se les pregunta si existen o conocen aymaras ricos, la mayoria hace referencia a campesinos, hacendados y ganaderos. Una parte minoritaria de los encuestados reconoce dentro de los aymaras ricos a tres grupos importantes: los comerciantes, especialmente carniceros, y aquellos que se dedican a la venta al por mayor de electrodomesticos y como una tercera categoria a los politicos. Dentro de esta categoria, sobresalen personalidades como el Mallku, Evo Morales, Victor Hugo Cardenas, Max Fernandez, Alejo Veliz.

V. CONCLUSIONES

Desde los trabajos --hoy clasicos-- sobre La Paz/Chuquiyawu y la migracion ruralurbana en la que sus autores (Albo, Greaves y Sandoval, 1981-1982 y ss.) plantearon la persistencia de un <<nucleo aymara>> a pesar de los cambios y transformaciones que significaba la experiencia migratoria y la propia ciudad, asi como desde el enfasis politico y estrategico en la historia y en lo <<originario>>, se suele pensar que el origen rural y comunitario constituye la base de una cultura aymara diferencial. Rara vez se considera como el mundo del trabajo construye la experiencia cotidiana de la poblacion migrante y no migrante de La Paz. Es precisamente la vivencia alrededor del trabajo en las calles y toda la organizacion que supone, la que cobra sentido para miles de mujeres y la que marca en la experiencia cotidiana una determinada unidad, cohesion y fuerza social.

Mas alla de las identificaciones y autoidentificaciones de mestizas o aymaras, identificaciones que no siempre estan presentes, la organizacion colectiva en los mercados como en las calles del comercio y el comercio de las calles resulta crucial en la construccion de colectividades laborales que se plasman en las asociaciones. Es en torno al trabajo cotidiano que se desarrollan tacticas y estrategias de ocupacion de los espacios publicos y de su apropiacion frente al municipio o frente a las propias politicas estatales impositivas. La defensa de los espacios laborales es indudablemente la que ha ido construyendo una unidad no exenta de tensiones y conflictos. En esta colectividad laboral, la exploracion de las representaciones existentes sobre posicionamientos y categorias de clase o etnicidad muestran que detras de cada termino como popular, clase media o clase alta se despliega una cascada de palabras que remiten, por un lado, a significados que emparentan y asocian categorias que generalmente las pensamos como antagonicas, y, por otro, implican valoraciones positivas o negativas que estan en la base de las construcciones identitarias de reconocimiento mutuo, de inclusiones y de exclusiones.

Identificaciones e identidades como la de clase media y clase popular aparecen, por ejemplo como categorias cercanas y relacionadas y se acompanan por lo general de una alta valoracion que se expresa en los adjetivos que las describen. La clase media implica fundamentalmente un posicionamiento intermedio en terminos economico sociales por oposicion a las clases altas y pobres asociandose, al mismo tiempo, a situaciones altamente valoradas como la educacion y una situacion economica que se anhela. De ahi que la categoria mestiza, lejos de tener el significado de homogeneidad cultural que tuvo para el 52, corresponde a lo que significa la clase media. De ser asi podriamos estar frente a resignificaciones de identificaciones intermedias en un espectro de posicionamientos economico sociales antes que <<culturales>> y de <<origen>>.

Es fundamental tambien reconocer que los terminos y categorias de clase se asocian a cascadas de palabras que remiten a multiples registros, criterios, imaginarios y experiencias: algunos evocan comparaciones y posicionamientos, otros anhelos, otros remiten a experiencias en torno al mercado y al comercio.

?Pero cuales son las implicaciones del analisis para el concepto de mestizaje, para la identificacion indigena aymara y para la construccion de identidades en terminos mas generales? En primer lugar, que el mestizaje como termino, expresion y concepto no tiene un solo sentido y que mas bien ha sido resignificado. No remite hoy (lo que no significa que no exista) a una cultura mixta, sincretica o hibridacion. Tampoco remite a una homogeneidad en terminos de cultura y menos aun implica un sujeto nacional boliviano. Tiene que ver mas bien con representaciones de clase, de clase media, expresando al mismo tiempo un posicionamiento social. Las identificaciones e identidades pueden incluir, entonces, una lectura de la estructuracion economico-social y de los posicionamientos diferenciales (la diferencia en tanto inclusion y exclusion es fundamental) en los que se situan los individuos y grupos pero tambien los que se anhelan, pudiendo existir registros simultaneos a este nivel.

Es crucial remarcar que las identificaciones y las categorias son descritas, en gran parte, apelando a adjetivos valorativos que suponen simultaneamente dinamicas de inclusion/exclusion, de construccion de un nosotros o una colectividad. Las identidades e identificaciones se forjan en sociedades que han tenido procesos de colonizacion y de estructuraciones jerarquicas y desiguales tanto en la colonia como despues, a partir de la exclusion y marginacion (Woodward, 1997: 35) pero tambien a partir de una reinterpretacion de esa exclusion en la medida en que las categorias etnicas y de clase conllevan precisamente criterios de valoracion, desvalorizacion, legitimidad y deslegitimidad de algunos de ellos. Describir a los grupos supone, en consecuencia, un balance, supone critica y supone, igualmente, la construccion de una legitimidad --lo que es justo de lo que no lo es--, y tambien una deconstruccion y desnaturalizacion de un orden social. La deslegitimacion es una poderosa arma para la construccion de un nuevo horizonte e indudablemente ella ha permitido en gran parte la victoria de Evo Morales y el MAS.

BIBLID [1130-2887 (2006) 43, 107-130] Fecha de recepcion: abril del 2006 Fecha de aceptacion y version final: julio del 2006

VI. BIBLIOGRAFIA

ALBO, Xavier; GREAVES, Thomas y SANDOVAL, Godofredo. Chukiyawu. La cara aymara de La Paz. I. El paso a la ciudad. II. Una odisea: buscar pega. III. Cabalgando entre dos mundos. IV. Los Lazos con el campo. La Paz: CIPCA, 1983.

--El retorno del indio. Revista Andina. Cuzco, 1991, vol. 9, n.[??] 2.

--Cuoteo Etnico, ?si o no? Temas en la Crisis, 2004, abril, n.{??} 65.

--Cuoteo Etnico, ?si o no? En http: //www.geocities.com/laserna_r/.

BARRAGAN, Rossana. Espacio Urbano y Dinamica Etnica. La ciudad de La Paz en el siglo XIX. La Paz: HISBOL, 1990.

--Entre polleras, lliqllas y nanacas. Los mestizos y la emergencia de la Tercera Republica. En URBANO, Henrique (comp.). Tradicion y Modernidad en los Andes. Cusco: Centro de Estudios Regionales Andinos Bartolome de las Casas, 1993.

--Sprit of Bolivian modernity: citizenship, infamy and patriarchal hierarchy. Weekly Economic and political. A Sameeksha Trust Publication, 1997, vol. XXXII, n.[??] 30.

BRUMANN, Christophe. Writing for Culture. Current Anthropology, vol. 40. Suplemento.

BUSTILLOS, Ivan; GUAYGUA, German y CHAVEZ, Patricia (Supervision de R. Barragan y E. Peredo). Participacion de las organizaciones de comerciantes informales en el proceso politico y las reformas institucionales a nivel local. Informe para la OIT. La Paz, 2002.

CALDERON, Fernando y SZMUKLER, Alicia. La politica en las calles. La Paz: CERES, PLURAL y UASB, 2000.

COHEN, Ean y ARATO, Agrew. Prefacio. En Sociedad Civil y Teoria Politica. Mexico: Fondo de Cultura Economica, 2000.

DIBBITS, Ineke; PEREDO, Elizabeth; VOLGGER, Ruth y WADSWORTH, Ana. Polleras libertarias. La Paz: HISBOL, 1989.

ERIKSEN, Thomas Hylland. Ethnic identity, national identity and intergroup conflict: The significance of personal experiences. En ASHMORE, R. D.; JUSSIM, L. y WILDER, D. (eds.). Social Identity, Intergroup Conflict, and Conflict Reduction. Oxford: Oxford University Press, 2001.

FERNANDEZ, Silvia y ROJAS, Bruno. La fuerza de lo cotidiano. Situacion actual de las organizaciones de comercio minorista en las ciudades de La Paz y El Alto. La Paz: CEDLA, 1992.

GALKINA, Helen. Theoretical Approaches to Ethnic Identity. En http: //sincronia.cucsh.udg.mx/galkina.html.

GEERTZ, Clifford. La interpretacion de las culturas. Barcelona: Editorial Gedisa, 1987.

GUPTA, Akhil y FERGUSON, James. Anthropological Locations: Boundaries and Ground of a Field Science. Los Angeles: University of California Press, 1999.

INE (Instituto Nacional de Estadisticas). Bolivia. Caracteristicas sociodemograficas de la poblacion. La Paz. Internet: www.ine.gov.bo/pdf/Sociodemograficas/Sociodemograficas0.pdf.

--Indicadores sociodemograficos por ciudades capitales, Censos de 1992-2001 y Zonas Censales. Noviembre. www.ine.gov.bo/pdf/IndicadoresSociodemograficos/Sociodemograficos/ Ciudades.

LASERNA, Roberto. Representatividad. 8/01/04. En http://www.geocities.com/laserna_r/represetnica.html.

--?Cuoteo etnico? No tatay. En http://www.geocities.com/laserna_r/.

LEMAIRE, Elise y POITRAS, Jean. La construction des rapports sociaux comme l'un des objectifs des dispositifs de mediation. Esprit Critique, 2004, vol. 06, n.[??] 03. Internet: www.espricritique.org.

MADRID, Raul. Politics, Social Class, and Indigenous Identity in Bolivia. Trabajo presentado en la Conferencia sobre Diversity and Disadvantage in Latin America: The Consequences of Difference for Democratic Politics. New School University, New York. April 15, 2005. http://newschool.edu/gf/centers/janey/conf05_Madrid.pdf.

MOLINA BARRIOS, Ramiro. Los pueblos indigenas de Bolivia: diagnostico sociodemografico a partir del censo del 2001. Santiago de Chile: CEPAL-BID. www.eclac.cl/publicaciones/Poblacion/4/LCW24/bolivia.pdf.

MOUFFE, Chantal. Feminismo, ciudadania y politica democratica radical. En Debate Feminista. Ciudadania y feminismo. Feminismo y teoria de identidad publica y privada, 2001.

--Por una politica de la identidad nomada. En Debate Feminista. Ciudadania y feminismo. Feminismo y teoria de identidad publica y privada.

PEREDO, Elizabeth. Recoveras de los Andes. La identidad de la chola del mercado: una aproximacion psicosocial. La Paz: Tahipamu, 1993.

--La esfera publica y la sociedad civil. Madrid: Taurus, 1997.

PORTANTIERO, Juan Carlos. La sociedad civil en America Latina: entre autonomia y centralizacion. En HENGSTENBERG, Peter; KOHUT, Karl y MAIHOLD, Gunther (eds.). Sociedad civil en America Latina. Perspectivas de intereses y gobernabilidad. Caracas: Asociacion Alemana de Investigacion sobre America Latina (ADLAF) y Nueva Sociedad.

RABOTNIKOF, Nora. El espacio publico y la democracia moderna. Mexico: Instituto Federal Electoral, 1997.

RIZO, Marta. Conceptos para pensar lo urbano: el abordaje de la ciudad desde la identidad, el habitus y las representaciones sociales. Bifurcaciones. Mexico. http://www.bifurcaciones.cl/006/Rizo.htm--101KB, 2006.

ROJAS, Bruno. Artesanos y comerciantes minoristas en la democracia boliviana. En Obreros y gremiales en el proceso democratico. Fundacion Milenio, 2005.

SANJINES, Javier. Mestizaje Upside-Down: Aesthetic Politics in Modern Bolivia. Pittsburg: University of Pittsburgh Press, 2004.

SARUP, Madan. Identity, Culture and The Postmodern World. Athens, Georgia: The University of Georgia Press, 1996.

STUART, Hall. Cultural Studies: Two Paradigms. En NICOLAS, Dirks; GEOFF, Eley y SHERRY, Ortner (eds.). Culture/Power/History. A reader in Contemporary Social Theory. Princeton University Press, 1994.

THOMPSON, Edward. La economia moral de la multitud. En Tradicion, revuelta y conciencia de clase. Madrid: Critica, 1979.

TILLY, Charles. La desigualdad persistente. Buenos Aires: Manantial, 2000.

WANDERLEY, Fernanda. Pequenas empresas, sector informal e industrializacion local. La sociologia economica del desarrollo. Tinkazos, 2002: 11.

WOODWARD, Kathryn. Identity and Difference. London: Sage Publications, 1997.

(1.) El ano 2001, casi dos terceras partes de la poblacion, es decir, mas del 60% (mas de 5 millones) vivia en area urbana y una tercera parte (un poco mas de 3 millones), que representa el 40%, en areas rurales (INE, 2003: 31). Las ciudades capitales de departamento concentran al 46% de la poblacion. La Paz (con 789.585) y El Alto (647.350) tienen alrededor de un millon y medio (1.436.935 habitantes) (INE, 2003: 49).

(2.) El 16% de la poblacion en Bolivia se dedica al comercio y, en el area urbana, el 24% esta dedicada a esta actividad (INE, 2003: 191-192). De acuerdo a la categoria ocupacional, el 46% de la poblacion esta conformada por los trabajadores por cuenta propia (INE, 2003: 187) que son los que trabajan en su profesion, operan en su negocio o empresa y no tienen empleados contratados. Bajo el termino informal se hace referencia a <<pequenos talleres y microempresas que trabajan con poco capital, que recurren en general al uso intensivo de mano de obra y que tienen relaciones de trabajo no reguladas por la ley>> (C. RAKOWSKI, 2002: 16). La palabra encubre, por tanto, talleres de produccion pero tambien actividades estrictamente de comercio con multiples modalidades de trabajo.

(3.) Esta poblacion se encuentra sumergida en la categoria censal de poblacion economicamente activa bajo el sistema de trabajo familiar y semiempresarial que hace ya diez anos constituia el 55% de la PEA urbana y el 28% de la PEA nacional (B. ROJAS, 1995: 108-109).

(4.) Solo en la ciudad de La Paz hay 87 mercados, termino que no engloba el comercio en las calles, como lo veremos posteriormente. En terminos poblacionales, 69.503 personas se dedican a la actividad del comercio y existe el doble de mujeres aproximadamente que de hombres de acuerdo al censo del 2001. Ver INE (2004: 165, 171 y 177).

(5.) En el ultimo censo mas del 62% en el pais se identifico con un pueblo indigena. Los aymaras representan alrededor del 40% (ver R. MOLINA BARRIOS, 2005: 39).

(6.) Ver el detalle en R. MADRID (2005). El trabajo de Madrid se pregunta por las razones y causas que llevan a la gente a identificarse como mestizo o como indigena recurriendo para ello a una encuesta que relaciona aspectos socioeconomicos y estatus con identificacion. La encuesta fue realizada por Seligson.

(7.) La pregunta del censo del 2001, que solo indago por la autoidentificacion de la poblacion con un pueblo indigena fue cuestionada y criticada. Hubo y aun hay un debate porque los resultados del censo mostraron que mas del 60% poblacional se identificaba como indigena mientras que datos provenientes de otras encuestas en las que el termino mestizo se incluyo, mostraban que mas del 65% de la poblacion boliviana se sentia mestiza. En la encuesta de Hogares, menos del 48% menciono un grupo indigena originario (quechua, aymara, guarani, mojeno, chiquitano), mientras que la mayoria dijo no pertenecer a ninguno de ellos (R. LASERNA). El tema fue crucial (hoy mucho menos) cuando se debatia por la representatividad etnica en la Asamblea Constituyente entre diciembre y enero del 2004. Hubo de hecho un intercambio entre Xavier Albo y Roberto Laserna. Los articulos sucintos pueden encontrarse en la pagina web de Laserna: http://www.geocities.com/laserna_r/.

(8.) Esta fue la razon por la que Thompson enfatizo el componente de lucha intrinseco a la cultura, de tal manera que no seria solo un complejo modo de vida sino un modo complejo de lucha (H. STUART, 1994: 521-527).

(9.) El termino de representacion proviene de S. MOSCOVICI (1961). Ver M. RIZO (2006).

(10.) El autor hace referencia al discurso del radical indianista Felipe Quispe, el Mallku, e interpreta su discurso como un mestizaje cabeza-abajo, es decir, como el proyecto de indianizar a los <<blancos>> (en aymara q'aras) en lugar de desindianizar a los indigenas a traves del mestizaje (el titulo del libro en ingles es Mestizaje Upside-Down).

(11.) Dos distritos sobresalen por el mayor numero de mercados: el de Cotahuma y el Distrito de la Max Paredes. En el primero se encuentran los mercados mas conocidos como el Mercado Rodriguez que ocupa una superficie de mas de 4.000 metros y tiene mas de 600 puestos; y el Mercado Strongest que en un espacio de alrededor de 3.000 metros tiene 149 puestos. En el distrito de la Max Paredes se encuentra otro de los grandes, el Mercado Uruguay (entre la Sebastian Segurola y Max Paredes) en mas de 5.884 metros y con mas de 800 puestos. La mayoria de los mercados (44%) son sin embargo pequenos ya que tienen de 8 a 50 puestos y solo 10 mercados tienen mas de 150 puestos. En terminos de superficie, hay mercados de todo tamano aunque los mas grandes ocupan mas de 6.000 metros cuadrados.

(12.) Prefectura del departamento de La Paz. Testimonio a favor de la Asociacion del Mercado Multiple Lucio Perez Velasco. Notario de Gobierno Jose Antonio Ochoa Pantoja, abogado. Ano 2002.

(13.) Asi, en el siglo XIX, la condena judicial con pena corporal --prision-- implicaba la suspension y/o perdida de la ciudadania. El honor como lenguaje de la diferencia y la desigualdad fue tambien muy importante (R. BARRAGAN, 1997, 2003). ?Como explicar, entonces, que estos requisitos esten presentes cuando condiciones semejantes podian ser utilizadas en el pasado para la exclusion de grupos similares a los del mercado? Es indudable que existe cierta ambiguedad: por un lado son criterios meramente nominales, es decir, que no existen mecanismos especificos para demostrar la honorabilidad, por ejemplo. Pero, por otra parte, constituyen de alguna manera una autoafirmacion: quienes forman parte del mercado son <<honorables>>, es decir, que uno puede leer tambien esa expresion como respuesta de asercion a quienes negarian esa condicion.

(14.) Informacion de Angelica, dirigente del Mercado Lanza.

(15.) Agradecemos a Fabian Yaksic, director del Departamento Economico de la Honorable Alcaldia Municipal, porque nos permitio consultar algunos cuadros informativos sobre el censo realizado por la Alcaldia el ano 2003. Agradecemos tambien al Departamento Economico de la misma Alcaldia porque nos proporciono informacion de la base de datos del censo que fue utilizada para establecer los mapas de los sectores de la Eloy Salmon y Huyustus en cuanto a las filiaciones institucionales de los comerciantes.

(16.) Tomando en cuenta la distribucion que resulta del censo realizado por encargo de la Alcaldia, que muestra una concentracion en el norte de la ciudad, se decidio realizar una pequena encuesta. De hecho la encuesta complementaba mas bien el trabajo cualitativo que se fue realizando fundamentalmente a traves de entrevistas. Elegimos la encuesta por razones presupuestarias y de tiempo para poder incluir una gama mas amplia de lugares geograficos, rubros, productos y formas de venta. A traves de la encuesta buscamos tambien explorar hipotesis que se fueron estableciendo en las entrevistas.

Para definir la muestra se establecio el metodo estratificado en dos etapas: en una primera etapa se seleccionaron los mercados, considerando que dicha seleccion sea representativa. En ese entendido los mercados seleccionados fueron los siguientes: Mercado Lanza, Achumani, Huyustus, Eloy Salmon, Garcilazo de la Verga y Gran Poder. Se eligieron tambien diversas lineas, productos y formas de venta en relacion a mayores o menores capitales. Asi, el comercio en lo que se denomina <<linea blanca>> (refrigeradores, cocinas), electrodomesticos y computadoras de la Eloy Salmon es considerado rico y <<capitalista>> y se encuentra ya establecido en tiendas y galerias (se conoce tambien como el barrio chino). La Huyustus, a unas cuadras mas al norte, es indudablemente uno de los mas variados: en rubros, en capitales, en espacio, en tipo de puestos, callejeros en gran parte pero tambien de galerias. La calle Garcilazo y el Gran Poder, por otra parte, han sido tradicionales y hasta hoy son importantes para los abarrotes. En contraposicion a ese comercio elegimos dos espacios circunscritos como son los mercados: el Mercado Lanza por una parte, un mercado antiguo, tradicional, a la entrada de la ciudad cuando uno baja desde El Alto y un mercado reciente, en el corazon de los barrios residenciales y ricos del sur, el Mercado de Achumani. En una segunda etapa, se seleccionaron aleatoriamente a los comerciantes y la unidad la constituyeron los propietarios de comercio de la ciudad de La Paz ya sean estos en tiendas o puestos de mercados. La muestra fue definida en 380, el Anexo I muestra la distribucion de la muestra efectiva por mercado y rubro.

(17.) El criterio de especialidad esta presente en las organizaciones de vivanderos (raspadilleros, vendedores de hot-dogs y hamburguesas, etc.), de comerciantes de productos agropecuarios (papa, chuno, paja, cebada, flores, carne, etc.) y en la venta de productos diversos (dulces y afines, etc.). Ver S. FERNANDEZ y B. ROJAS (1992: 18).

(18.) a) La Federacion Departamental de Gremiales (Yacuma) liderada por Garcia es una de las federaciones que mas organizaciones aglutina, entre ellas a las asociaciones mas antiguas, e <<historicas>> pero tambien asociaciones y lugares claves de comercio como la Tumusla, Eguino, Garcilazo de la Vega y otros. Se dice que esta organizacion representa a los mayoristas, especialmente de la Huyustus;

b) La Federacion liderada por Zenon Yupanqui Alejo, fundada en 1954 (Resolucion Suprema 171.770) y afiliada a la Central Obrera Boliviana (COB), la Central Obrera Departamental (COD) y la CSTAMVB (Confederacion Sindical de Trabajadores Artesanos, Minoristas y Vivanderos de Bolivia). Esta Federacion estuvo ligada y articulada al partido politico de CONDEPA (Conciencia de Patria) y, al parecer, aglutina a una importante cantidad de asociaciones del <<eje central de la ciudad>>. Se <<dice>> tambien que esta organizacion representa a los <<minoristas>>.

c) La Federacion de Orlando Quisbert, organizacion que emergio despues de haber ganado las elecciones para liderar la Federacion de los Gremialistas pero fue desconocido por Garcia.

d) La Federacion de Marcelo Cortez que es reciente y

e) El Comite Interinstitucional de ambulantes de Fidel Santos.

(19.) Entrevista a Daniel Yupanqui, secretario general de la Federacion Departamental de Gremiales Artesanos del Comercio Minorista de La Paz.

(20.) Esto no significa que estos comerciantes no tributan: lo hacen, pero estan bajo un regimen especial que se llama el Regimen Tributario Simplificado.

(21.) 1. Menos de Bs. 100, 2. Menos de Bs. 1.000, 3. Menos de Bs. 2.000, 4. Entre Bs. 2.000 y Bs. 5.000, 5. Entre Bs. 5.001 y Bs. 8.000, 6. Entre U$. 1.000 y U$. 5.000, 7. Mas de U$ 5.000, 8. Otro y 9. No responde/No sabe.

(22.) Solo en los extremos, en la clase alta y en la clase baja, hay cierta correspondencia con una unica identificacion. Dos personas que se consideraron de clase alta se denominaron a su vez como mestizas (no hay aymaras) mientras que seis personas que se consideraron de clase baja se veian a si mismas como aymaras (y no hay mestizas). Pudimos tambien constatar que la variable de nacimiento, en area rural o urbana, no corresponde a una categoria en particular de tal manera que no hay una homologacion entre mestizos = area urbana. Asi, casi un 60% de los que se identifican como mestizos nacieron en el area rural y el 72% de lo que se identifican como aymaras nacieron tambien en el area rural. La misma situacion se encuentra a nivel de las categorias de clase. En otras palabras, el nacimiento no es una variable que explique la autoidentificacion diferencial en terminos ni de clase ni de categoria etnica.

(23.) Para sistematizarlas, diferenciamos entre las respuestas que denominamos simples, cuando se trataba de un termino y una palabra, y las respuestas complejas, cuando utilizaban varias palabras y varios criterios operando simultaneamente.

(24.) En la identificacion de la clase media fue el 18%, en la clase popular el 23%, en la clase alta, el 20%.

(25.) Potolo es el nombre de un lugar en Chuquisaca. El termino <<potolito>> hace referencia, de manera mas generica, a un estilo de vestir, del norte de Potosi debido a una danza que se llama Potolo. La utilizacion del diminutivo es clara.

Rossana BARRAGAN

Archivo de La Paz

[e-mail] rossanabarragan2003@yahoo.com
CUADRO I
FEDERACION A LA QUE ESTA ASOCIADO EL NEGOCIO POR LUGAR/MERCADO

                               Rios                    Yupanqui

Espacios/lugares         N   % fila   % col     N   % fila   % col

Mercado Lanza            3     7,9%     3,0%    2     5,3%     8,3%

Mercado de Achumani

Huyustus                79    50,3%    79,0%   10     6,4%    41,7%

Eloy Salmon                                     1     1,6%     4,2%

Garcilazo de la Vega    15    50,0%    15,0%   11    36,7%    45,8%

Gran Poder               3    23,1%     3,0%

Total                  100    31,3%   100,0%   24     7,5%   100,0%

                             Patino                  Otra

Espacios/lugares         N   % fila    % col     N   % fila   % col

Mercado Lanza                                   31    81,6%    23,8%

Mercado de Achumani                             17    94,4%    13,1%

Huyustus                 1     0,6%    33,3%    53    33,8%    40,8%

Eloy Salmon                                     25    39,1%    19,2%

Garcilazo de la Vega                             4    13,3%     3,1%

Gran Poder               2    15,4%    66,7%

Total                    3     0,9%   100,0%   130    40,6%   100,0%

                              NS/NR

Espacios/lugares         N   % fila    % col

Mercado Lanza            2     5,3%     3,2%

Mercado de Achumani      1     5,6%     1,6%

Huyustus                14     8,9%    22,2%

Eloy Salmon             38    59,4%    60,3%

Garcilazo de la Vega

Gran Poder               8    61,5%    12,7%

Total                   63    19,7%   100,0%

CUADRO II
EL TRABAJO CON RECURSO A EMPLEADAS

                       ?Tiene empleados que trabajan
                            en el negocio?

                      Si           N.[??]                 Total

                  N   % fila     N   % fila   % Col.     N   % fila

Mercado Lanza     2     4,8%    40    95,2%     14,6    42   100,0%
Mercado de       11    45,8%    13    54,2%      4,7    24   100,0%
  Achumani
Huyustus         51    28,8%   126    71,2%     46,0   177   100,0%
Eloy Salmon      26    36,1%    46    63,9%     16,8    72   100,0%
Garcilazo de      3    10,0%    27    90,0%      9,9    30   100,0%
  la Vega
Gran Poder        5    18,5%    22    81,5%      8,0    27   100,0%
Total            98    26,3%   274    73,7%    100,0   372   100,0%

CUADRO III
AUTOIDENTIFICACION DE LAS/LOS ENCUESTADOS EN LOS
DIFERENTES ESPACIOS

                             Mercado de
             Mercado Lanza    Achumani       Huyustus

             N.[??]     %    N.[??]     %    N.[??]     %

Mestiza          21    43        9     31       85     46
Aymara           16    33        7     24       37     20
Originario        5    10        2      7       15      8
Indigena          1     2               0        5      3
Chola             3     6        2      7        9      5
Criolla(o)        3     6        6     21       21     11
Otro                    0        3     10       13      7
NS/NR                   0               0               0
Total            49   100       29    100      185    100

                                Garcilazo
              Eloy Salmon      de la Vega     Gran Poder

              N.[??]     %    N.[??]     %    N.[??]     %

Mestiza          27     35       29     71       13     42
Aymara           26     33        7     17        9     29
Originario        5      6        2      5        2      6
Indigena          1      1               0        4     13
Chola             3      4        2      5               0
Criolla(o)       11     14        1      2        2      6
Otro              4      5               0               0
NS/NR             1      1               0        1      3
Total            78    100       41    100       31    100

              Total      %

              N.[??]     %

Mestiza         184     45
Aymara          102     25
Originario       31      8
Indigena         11      3
Chola            19      5
Criolla(o)       44     11
Otro             20      5
NS/NR             2      0
Total           413    100

CUADRO IV
AUTOIDENTIFICACION ETNICA Y AUTOIDENTIFICACION DE CLASE

                      Alta                      Media

             N.[??]   %fila   % col    N.[??]   % fila   % col

Mestizo        2      1,09    33,33     117     63,59    47,95
Aymara         0        0       0        53     51,96    21,7
Originario     1      3,23    16,67      13     41,94     5,33
Otros          3      3,13      50       61     63,54    25,00
Total          6      1,45     100      244     59,08     100

                      Media Baja                Popular

             N.[??]   %fila   % col    N.[??]   % fila   % col

Mestizo        20     10,9     50,00     44     23,91    39,29
Aymara         14     13,7     35,00     29     28,43    25,89
Originario      2     6,45      5,00     14     45,16    12,5
Otros           4     4,17     10,00     25     26,04    22,32
Total          40     9,69    100,00    112     27,12     100

             Baja             Otra     NS/NR    TOTAL

             N.[??]   %fila   N.[??]   N.[??]   N.[??]     %

Mestizo        0      0,00      0        0       184     44,55
Aymara         6      5,88      0        0       102     24,70
Originario     1      3,23      0        0        31      7,51
Otros          1      1,04      1        1        96     23,24
Total          8      1,94      1        1       413      100

ANEXO I

                              Lugar de la encuesta

                    Mercado   Mercado de               Eloy
RUBRO                Lanza     Achumani    Huyustus   Salmon

Abarrotes             10          6                      1
Linea blanca                                  5         13
Licor                  2          1
Carnes                 8          4
Comidas                7          5
Computacion                                   18        20
Electrodomesticos                             16        18
TV-Radio                                      28        20
Frutas                 8          7
Articulos de
  limpieza
Ropa                                         114
Verduras               7          1
Total                 42          24         181        72
%                    11,7        6,38       48,14     19,15

                    Garcilazo de    Gran
RUBRO                 la Vega       Poder     Total

Abarrotes                2           13         32
Linea blanca             3            1         22
Licor                                            3
Carnes                                          12
Comidas                                         12
Computacion                                     38
Electrodomesticos                     1         35
TV-Radio                                        48
Frutas                                4         19
Articulos de             4                       4
  limpieza
Ropa                     21           2        137
Verduras                              6         14
Total                    30          27        376
%                       7,98        7,18      100%

El tamano de muestra definitiva quedo en 376, por la inconsistencia
y la poca confiabilidad de la informacion en cuatro encuestas.

GRAFICO I
Asociacion a la que esta afiliado el propietario

Pati no       1%
Otr a        40%
NS/NR        20%
Rios         31%
Yup anq ui    8%

Nota: Tabla derivada de grafico segmentado.
COPYRIGHT 2006 Ediciones Universidad de Salamanca
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2006 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

 
Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Barragan, Rossana
Publication:America Latina Hoy
Date:Aug 1, 2006
Words:11290
Previous Article:La <> sobre Bolivia: nacion, region, etnia y clase social.
Next Article:El sistema de comisiones en el Senado Brasileno: jerarquia y concentracion de poderes en la decada de 1990.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2018 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters