Printer Friendly

Martin Aurell, Des Chretiens contre les croisades (XIe-XIIe siecle).

Martin Aurell, Des Chretiens contre les croisades (XIe-XIIe siecle) Fayard, Paris 2013, 407 pp.

Las <<cruzadas>> han sido, y continuan siendo, un tema estrella en la historiografia y la divulgacion historica. Entre el desprecio de la Ilustracion y la sublimacion del romanticismo, la historia de estas peregrinaciones armadas ha suscitado todo tipo de reacciones ante lo que puede considerarse uno los fenomenos mas controvertidos y singulares del Occidente europeo. Sin embargo, pocas veces aparecen trabajos que cuestionan paradigmas demasiado asentados sobre el complejo dialogo del Islam y el Cristianismo o su basculacion entre la paz y la violencia durante los siglos medievales.

Martin Aurell, profesor en la Universidad de Poitiers y excelente conocedor de las sociedades aristocraticas, plantea una tesis claramente expuesta en el titulo del libro: el movimiento cruzado no fue aceptado de manera unanime por los pensadores medievales; es mas, se puede rastrear un corriente critica --apoyada en los valores evangelicos--que despierta con las masacres de la primera cruzada y recorre la historia de los estados cruzados hasta su desaparicion en 1291. Acaso no es un tema novedoso. Palmer A. Throop y Elisabeth Sibery recogieron algunas voces discordantes, pero nunca hasta ahora se habia ofrecido una exposicion diacronica y sistematica de esta linea de pensamiento que fue menos marginal de lo que se habia pensado. Entre sus protagonistas hallamos canonigos y monjes renanos, clerigos ingleses proximos a Tomas Becket, misioneros franciscanos, trovadores provenzales, cronistas catalanes y gibelinos italianos que expusieron sus denuncias sin ningun tipo de cortapisa que les impusiera el silencio. El termino <<cristianos>> que figura en el titulo evidencia el anclaje religioso de una reaccion que, en diferentes tonos y con objetivos dispares, denunciaba la incompatibilidad entre la charitas cristiana y las efusiones de violencia que se desencadenaban en el contexto cruzadista.

La investigacion de Aurell revela una paulatina toma de conciencia entre algunos intelectuales sobre la violencia ejercida contra los paganos o cristianos herejes, aportando un interesante contrapunto a los estudios de Jean Flori. El autor no ofrece una reinterpretacion del movimiento cruzado, sino una puntualizacion sobre las voces criticas que denunciaron determinadas actuaciones en esta paradojica empresa bendecida por unos moviles que no pocas veces acababan desencadenando comportamientos contrarios al Evangelio. A las denuncias de Albert, canonigo de Aix-la-Chapelle contra los bautismos forzosos durante la primera cruzada, se sumaran los teologos de la paz, como Pietro Damian (1007-1072) y los clerigos imperiales que rechazaban el uso de las armas durante la querella de las Investiduras, o las prevenciones del canonista Yvo de Chartres (f 1116) hacia aquella expedicion armada que obstaculizaba los deberes conyugales si separaba a los esposos y no se tenia en cuenta el parecer de la mujer (p. 41).

La convocatoria de los papas gregorianos para recuperar los lugares santos no encontro, de hecho, demasiada acogida entre los monjes benedictinos y tuvo que esperar a San Bernardo y sus cistercienses para contar con fervientes predicadores. Los canonistas, por su parte, fijaban unos limites muy concretos a la <<guerra justa>>, rechazando la nocion de <<guerra santa>> que resultaba contradictoria en sus terminos (p. 51). Aurell pondera el examen de conciencia colectivo que suscito el fracaso de las cruzadas posteriores, las contradicciones de la generacion del siglo XE que encuentra en San Bernardo y las ordenes militares su expresion paradigmatica. Se trata de un momento ambiguo que da paso a esa simbiosis entre cruzada y mision defendida por Bejamin Z. Kedar, en un momento en que la conquista de Oriente se veia necesaria para que los misioneros pudieran ejercer libremente su ministerio. Sin embargo, las mentalidades cambiaron a lo largo de siglo y medio de coexistencia, suscitandose un creciente interes por el <<otro>> musulman que llevo al desencantamiento de la accion militar y una mayor preocupacion por la conversion del infiel, especialmente entre los mendicantes.

El saqueo de Constantinopla (1204), la cruzada albigense (1209-1213) y la perdida de los ultimos enclaves cristianos en Tierra Santa, suscitaron un torrente de discursos sobre la legitimidad de la violencia que llegara hasta la celebre disputa Sepulveda-Las Casas en la Valladolid de 1550. Sus ecos todavia no se han apagado. La jornada de peticion de perdon protagonizada por Juan Pablo Il en el ano santo del 2000, retoma un lamento antiguo por <<las formas de intolerancia e incluso de violencia en servicio de la verdad>>, que ha sido recogido por la Comision Teologica Internacional en su reciente documento Dios Trinidad, unidad de los hombres. El monoteismo cristiano contra la violencia (2009-2014). La Historia de la Iglesia y de la civilizacion occidental debera tomar buena nota de ello a la hora de reflexionar sobre un pasado, el medieval, que <<no conocio el pensamiento unico ni el comportamiento homogeneo>> (p. 352). La obra de Aurell, con su poderosa erudicion, no solo lo demuestra sino que invita a proyectar esta reflexion al contexto iberico, tantas veces reducido al utopico encuentro de culturas o al estereotipo de una <<sociedad organizada para la guerra>>.

Alvaro FERNANDEZ DE CORDOVA

Universidad de Navarra
COPYRIGHT 2014 Servicio de Publicaciones de la Universidad de Navarra
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2014 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Fernandez De Cordova, Alvaro
Publication:Anuario de Historia de la Iglesia
Article Type:Resena de libro
Date:Jan 1, 2014
Words:909
Previous Article:San Juan Crisostomo, Obras, IV: Homilias sobre la Primera Carta a los Corintios.
Next Article:Joelle Ducos-Patrick Henriet (dirs.), Passages. Deplacements des hommes, circulation des textes et identites dans l'Occident medieval. Actes du...

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2022 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters |