Printer Friendly

Maria Lara Martinez: Brujas, magos e incredulos en la Espana del Siglo de Oro: Microhistoria cultural de ciudades encantadas.

MARIA LARA MARTINEZ

Brujas, magos e incredulos en la Espana del Siglo de Oro: Microhistoria cultural de ciudades encantadas.

ANO: 2013

ISBN: 978-84-96327-97-7

PAGINAS: 157

MADRID: Aldebaran.

Maria Lara, profesora de Historia Moderna y Antropologia en la Universidad a Distancia de Madrid, al poner ese titulo tan significativo a su obra, ya nos indica su contenido. Combinando las metodologias de la Antropologia y la Historia quiere adentrarse en las creencias heterodoxas de la Espana del Siglo de Oro. Piensa que examinar las hendiduras de su pretendida uniformidad ideologica es una buena manera de tomar el pulso de ese tiempo.

La obra empieza con una descripcion antropologica de la epoca y lo hace narrando las costumbres, los lugares de las casas, las creencias, los ritos religiosos y los sentimientos corrientes en ese tiempo, utilizando muy a menudo El Quijote como guia.

Despues sigue con el analisis de los tipos de personas marginales, esas que vivian en las hendiduras de la uniformidad de ideas de ese tiempo. En primer lugar trata de los atheistas y atheos. Realmente este termino, senala, podia ser utilizado con una amplia ambiguedad y en el cabian blasfemos, epicureos, libertinos, gentes que se guiaban por si mismas separandose de las normas de la jerarquia o maquiavelianos que anteponian la politica a la religion. Pero estos terminos tambien tenian una aplicacion mas precisa cuando se atribuian a los que negaban la existencia de Dios, rechazaban la otra vida, ponian como meta para la vida alcanzar placeres sensuales o promovian una libre interpretacion de las Escrituras.

La autora pasa enseguida a tratar la hechiceria y la brujeria. Conocemos bastantes casos que han quedado esculpidos en los legajos de la Inquisicion. Alli se muestra como era una cosa mas bien de mujeres, o tambien podriamos decir que las mujeres eran mas perseguidas. La verdad es que la represion no fue muy fuerte, pues de ninguna manera se penso que atacaban la uniformidad ortodoxa como lo hacia todo lo que tuviera viso de ser judaizante o protestante. Mas bien, la brujeria y la hechiceria eran vistas por parte de los inquisidores como fruto de la incultura y del arraigo popular de los remedios magicos. La obra se detiene en los casos de la vidente Lucrecia y de las brujas de Zugarramurdi. Y tras este caso es cuando se afianzo mas la idea entre los inquisidores de que no habia hechos extraordinarios, ni pociones magicas, sino solo supersticion e incultura. Se proclamo en aquella zona, narra la obra, una amplia amnistia para todos los brujos y brujas que se autodelataran; !y se autodelato el 26% de la poblacion! Como esta zona estaba muy cerca de Francia, se penso que la epidemia de brujeria se habia producido por un contagio de las noticias del vecino pais y del norte de Europa, donde hubo miles de ejecuciones, y que lo mejor era no hablar mucho del tema y que el silencio se encargase de curar la epidemia, como asi fue. La obra tambien quiere destacar la relacion de este fenomeno con el amor y la muerte: cuando gente sencilla no podia tener hijos, no podia hacer que el amado se fijase en su persona o cuando se moria una persona, frecuentemente un nino, enseguida se buscaban remedios magicos para el amor o culpables magicos para la muerte.

Ademas de atheistas y brujas, la obra dedica tambien un capitulo a las actitudes racionalistas en la Espana de la Contrarreforma. Alli se trata de mostrar que la Ilustracion no vino a Espana como un rayo caido del cielo, sino que habia ya unos precedentes en el siglo XVII. Entre ellos, la autora se detiene especialmente en Antonio Lope de Vega, que en sus obras de mediados del XVII senalaba la importancia de someter todo al criterio racional, indicando que <<el amor a la Razon debe tener primer lugar que el de los padres, pues aun esta primero que el amor propio>>. Podriamos decir que su divisa era <<eximir su razon de la esclavitud de la autoridad>>. Tambien habla de los novatores, grupo de cientificos que en los finales del XVII tenian como objetivo la introduccion en Espana de las nuevas corrientes cientificas europeas.

La obra dedica un capitulo especialmente amplio a la brujeria y la incredulidad en Cuenca no solo en el Siglo de Oro, sino en los tiempos anteriores y en los inmediatamente posteriores. Al fin y al cabo eso es lo que justifica el guino del subtitulo del libro: Microhistoria cultural de ciudades encantadas. Por eso, en el parrafo final del libro, siempre el final de una obra es muy indicativo de su tenor, Maria Lara transcribe el siguiente parrafo de Menendez Pelayo: <<Tierra fecunda de herejes, iluminados, fanaticos y extravagantes, personajes de todo genero, a la vez que de santos y sabios varones fue siempre el obispado de Cuenca>>. Y cierra el parrafo siguiendo con las transcripcion: << hay, a no dudarlo, algo de levantisco, innovador y resuelto en el genio y condicion de aquella energica raza>>. Asi que la obra, despues de tratar el tema de las brujas y los incredulos en Espana, dedica un amplio capitulo a tratarlo especificamente en la diocesis de Cuenca. En esta parte se narra la historia del Santo Oficio en Cuenca y se hace una descripcion general de las causas inquisitoriales. Seguidamente se trata de algunos de los personajes mas importantes nacidos en Cuenca: los hermanos Valdes; tambien se narran las peripecias de los hermanos Diaz. Tras este parentesis la obra analiza las causas inquisitoriales contra los incredulos. Ahi se muestra como habia casos de personas perseguidas por repetir sentencias populares que reflejaban un cierto materialismo y un amor por el carpe diem, como el <<en este mundo no me veas mal pasar, que en el otro no me veras penar>>. Ya eran mas perseguidos los encausados cuando no solo repetian refranes populares, sino reflexiones personales de ese cariz, como las afirmaciones del encausado Juan de Luz que en 1539 habia dicho que <<no avia otro Dios ni otra Sancta Maria salvo tener un ducado en la bolsa>> o, criticando al clero y a la nobleza, que Jesucristo <<no avia recibido pasion sino por los frayles e abades e por los caballeros que tenian bien de comer>>. Otras causas reflejan un cierto protestantismo entre los encausados que criticaban a la Virgen y las limosnas por las almas del purgatorio. Especialmente relevante es el caso de Beltran Campana, que fue ajusticiado en 1654 por defender la libertad de conciencia. Posteriormente, la autora analiza las causas contra hechiceras y visionarias, tratando con un cierto detenimiento el caso de las hechiceras del pueblo alcarreno de Pareja a mediados del siglo XVI. Tambien habla de brujos, narrando el extraordinario caso de Torralba, que pretendia haber volado a Roma en una hora y media para ver el famoso saqueo de 1527 o el de Jeronimo de Liebana, que logro embaucar al mismisimo Conde-Duque de Olivares, quien luego se vengo entregandole al Santo Oficio.

El libro finaliza con un capitulo que es una especie de conclusion y resumen. Ahi se senala que la actuacion de la Inquisicion fue dual. Frente a la brujeria se pensaba que brotaba de una mentalidad magica de caracter popular y que deberia ser combatida mediante el recurso a la racionalizacion, eso si, siempre que no convulsionase notablemente el orden politico y social, como a veces sucedio. Sin embargo, ante las proclamas libertinas, de incredulos, de judaizantes o de protestantes no se hizo uso del entendimiento que aboga por la tolerancia, y la Inquisicion fue mucho mas dura. El titulo del capitulo final alude a una idea de una cita de G. Maranon que habia abierto la obra y que es una de las claves para entender esta obra: <<que no se extinga ese entranable frescor perpetuamente renovado que tiene la fe del que titubea>>.

FRANCISCO JAVIER ESPINOSA / UNIVERSIDAD DE CASTILLA-LA MANCHA
COPYRIGHT 2014 Asociacion de Antropologos Iberoamericanos en Red
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2014 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Espinosa, Francisco Javier
Publication:Revista de Antropologia Iberoamericana
Date:May 1, 2014
Words:1312
Previous Article:Contextualizing transnational kinship: theoretical and methodological considerations/En torno al parentesco transnacional: contextualizacion y...
Next Article:John Urry y Jonas Larsen: The tourist gaze 3.0/(La mirada del turista 3.0).

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2022 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters |