Printer Friendly

Maria Jose Chivite de Leon 2001: El siglo XVIII ingles en segundo grado, segun John Fowles: las estrategias transtextuales en A Maggot.

Maria Jose Chivite de Leon 2001: El siglo XVIII ingles en segundo grado, segun John Fowles: las estrategias transtextuales en A Maggot. Coleccion Estudios y Ensayos: Filologia, 10. La Laguna: Servicio de Publicaciones de la Universidad.

Por razones de salud, la sexta novela de John Fowles, A Maggot (1985), es tambien la ultima escrita por este escritor ingles, considerado por la critica, sobre todo a partir de la publicacion de The French Lieutenant's Woman (1969), como uno de los escritores bisagra entre modernismo y postmodernismo. En 1988 Linda Hutcheon considero esta novela como una de las primeras "metaficciones historiograficas" inglesas, precursora de las que proliferarian en Inglaterra en la decada de los ochenta. El hecho de que A Maggot sea una metaficcion historiografica, pese a que John Fowles haya reconocido que no le interesan las novelas historicas y que no sabe con certeza por que razon ha escrito dos, confiere un valor anadido a esta esplendida novela, justificando la decision de Maria Jose Chivite de dedicarle una monografia completa.

En El siglo XVIII ingles en segundo grado, segun John Fowles: las estrategias transtextuales en A Maggot, Chivite se pregunta: " Por que [Fowles ha elegido recrear] el siglo XVIII?" (11), concluyendo que "A Maggot se detiene en la gestacion del realismo, todavia titubeante y puesto a prueba; aqui reside lo enriquecedor de su reescritura" (11). El analisis de la obra parte asi de una premisa muy concreta, a saber, que el interes de Fowles por el siglo XVIII deriva de la supuesta fascinacion de este por el "realismo titubeante" de la novela dieciochesca.

Como sugieren el largo titulo y subtitulo de la obra, el estudio de Chivite propone analizar el modo en que Fowles incorpora "transtextualmente" a su novela textos literarios concretos y convenciones geneticas del siglo XVIII desde la perspectiva teorica ofrecida por Gerard Genette en Palimpsestes: la litterature au second degre (1982). En el capitulo 1, titulado "El texto en segundo grado: el concepto de transtextualidad" (27-47), Chivite situa su analisis dentro de un marco de referencia general estructuralista y postmodernista, realizando una apretada sintesis de la evolucion de los conceptos de imitacion, influencia e intertextualidad ("transtextualidad" en terminos genettianos) a partir de los clasicos grecorromanos (Platon, Aristoteles, Horacio, Ciceron y Quintiliano) hasta el siglo XX, pasando brevemente por los Nuevos Criticos, Harold Bloom, Bajtin y Roland Barthes hasta llegar a Genette. Este capitulo muestra una buena comprension de los conceptos que se enumeran y una excelente capacidad de sintesis, si bien es mas descriptivo que analitico, limitandose Chivite a citar de fuentes primarias y parafrasear fuentes secundarias sobre la intertextualidad (30-33)--como, por ejemplo, Worton and Still-- sin intentar explicar las razones de su eleccion metodologica a pesar de encontrar la tipologia de Genette hasta cierto punto insuficiente para el trabajo que desea desarrollar. Asi, por ejemplo, despues de reproducir la parte de la tipologia genettiana que se refiere a las relaciones hipertextuales (43-44), nos dice que "Nuestro critico [Genette] no se arredra frente a lo dificil de seguir con la tarea de precisar teoricamente los matices y componentes constitutivos de subdivisiones ulteriores y atomicas" (46), pese a que "[s]on las suyas ... opciones arriesgadas en un panorama critico que en principio se muestra algo reacio a labores de este tipo o comodamente asentado en su afan desarticulador" (47), concluyendo que "el contorno de las variantes hipertextuales [que desea analizar en A Maggot] no se halla perfectamente delimitado en la taxonomia genettiana" (51).

Pese a abrigar estas dudas sobre la limitacion del modelo teorico adoptado, Maria Jose Chivite no intenta mejorarlo desarrollando su propio modelo, o combinandolo con otros que pudieran resultarle mas productivos, como, por ejemplo, los desarrollados por Julia Kristeva (1967, 1989) y Tzvetan Todorov (1984) a partir del trabajo de Mijail Bajtin (Bakhtin 1994), cuyo conocimiento a fondo resulta imprescindible para cualquier estudio de la intertextualidad. Es mas, el uso que hace Chivite de la tipologia genettiana es meramente clasificatorio, referido basicamente a los dos tipos principales de relaciones "hipertextuales" que distingue Genette: las "imitaciones" geneticas y las "transformaciones" de textos concretos (44). El capitulo 2, titulado "El detective intertextual desafia a la epistemologia racionalista" (51-72), esta dedicado a argumentar que A Maggot se encuadra dentro del marco generico de "la nueva ficcion de detectives [caracterizada por subvertir] los codigos tradicionales que momentos antes habia instalado" (61). En consecuencia, "el lector de A Maggot ... vera truncadas sus expectativas: los interrogatorios llevados a cabo por el abogado [Ayscough] no llegan a servir de intermediarios entre el texto y el lector; y a este ultimo se le niega la presencia ulterior de una explicacion racional que tanto celebra el relato de detectives clasico" (61). Acertadamente, Chivite ve una equivalencia metaforica entre, por una parte, la incapacidad del abogado/detective Henry Ayscough para descubrir los hechos que han conducido a la desaparicion del protagonista y, por otra, la del narrador/historiador heterodiegetico para contar la verdad: "El texto, en el mas amplio sentido del termino, nunca podra desvelar verdad objetiva alguna" (61). La autora concluye afirmando que "el perfil generico de A Maggot coincide con lo que Todorov denomina 'novela de suspense' (Todorov 1991: 163)," si bien, a diferencia del modelo clasico, la novela de Fowles "subvierte los canones tradicionales de cerrazon y linearidad," haciendo imposible la reconstruccion de los hechos tanto por Ayscough como por el lector, desde una perspectiva logica y racional (69).

En el capitulo siguiente, titulado "De mitos, fantasias, romances y parabolas: las estructuras fantasticas de A Maggot" (75-137), Maria Jose Chivite aborda el analisis de "otro de los hipotextos que es objeto de pastiche en A Maggot ... el discurso fantastico" (75). Partiendo de la idea de Traill (1991: 197) de que "lo fantastico literario no supone un genero en si mismo: atraviesa generos ya establecidos, asomando como relato corto, teatro, novela, epopeya, balada, y asi sucesivamente" (82), Chivite inicia el analisis del "plano fantastico" de A Maggot preguntandose: " Como calificar en terminos genettianos las estructuras simbolicas de la novela? Que lugar ocuparian en la taxonomia propuesta por Genette las imagenes y disposiciones arquetipicas que guian la organizacion estructural de A Maggot? ... Hasta que punto las conclusiones de ... Jung y Freud constituyen hipotextos, tal y como los concibe Genette en Palimpsestes? (82-83). Esta es la respuesta que da a sus preguntas:
   No seria del todo inexacto afirmar que Fowles reescribe, en el plano
   de la ficcion, los textos teoricos de estos especialistas del
   psicoanalisis, y esta evocacion en segundo grado trae consigo
   implicitamente un cambio generico mas profundo y problematico
   que los contemplados por el critico frances. Ello obedece a que nos
   enfrentamos no tanto a una variacion en el modo literario (una
   transmodalizacion intermodal, del tipo de las narrativizaciones o
   las dramatizaciones) (Genette 1989b: 356) o en el contrato generico
   o semantico (transposicion diegetica) (375), como a una modificacion
   en el horizonte de expectativas ontologicas del lector con respecto
   al texto: el paso de un tipo de obra factual (el ensayo filosofico)
   a otro de naturaleza declaradamente ficcional (la novela). (83, las
   cursivas son nuestras)


Presuponer que el "cambio generico" de "un tipo de obra factual" "a otro de naturaleza declaradamente ficcional" "es mas profundo y problematico que los contemplados por el critico frances" es ignorar en bloque tanto el alcance teorico de la tipologia genettiana como la genesis misma de la novela. Genero hibrido por definicion, situado en la frontera entre la historia, la autobiografia, las memorias y los relatos de viajes, la novela comparte desde sus origenes rasgos geneticos de todos estos "generos factuales" del mismo modo que comparte otros con "generos ficcionales" como la picaresca y el romance. Constrenida por su propia definicion de la novela del siglo XVIII como un genero esencialmente realista gestado por oposicion al romance, Chivite presenta el nacimiento de la novela en terminos antagonicos indebidamente exclusivistas de: novela=verdad/romance=ficcion que no le permiten explicar adecuadamente la presencia en A Maggot de relaciones hipertextuales con generos "factuales" como el psicoanalisis o la filosofia. Es este un problema metodologico que no habria surgido con una definicion de la novela menos restrictiva, como la que propone Bajtin en "The Prehistory of Novelistic Discourse" (Bakhtin 1981) en terminos de evolucion parodica y heteroglosia dentro de un contexto historico y socio-cultural concreto.

Por otra parte, considerar que las obras de Jung y Freud son "ensayos filosoficos" de dificil incorporacion a la literatura resulta cuando menos sorprendente. Como es bien sabido, Freud tomaba constantemente de los mitos y de la literatura clasica los ejemplos que necesitaba para ilustrar los patrones de comportamiento humano, razon quiza por la que su descripcion de sindromes como "el complejo de Edipo," "el complejo de Electra" o el del "romance familiar" han dejado una huella imborrable en la cultura occidental. Lo mismo puede decirse de Jung, el alumno aventajado de Freud que convirtio los sindromes e impulsos freudianos en arquetipos universales. En este sentido es importante resaltar que, a pesar de sus innegables diferencias tematicas, las novelas de Fowles comparten un rasgo estructural distintivo que situa sobre todo a Jung, pero tambien a Freud, en el centro del universo transtextual del autor: el arquetipo del progreso mitico del heroe, expresado, como el propio Fowles ha explicado en varias ocasiones, en forma de viaje de iniciacion, de maduracion del yo: "The voyage is very important in the history of the novel and may in fact aid in novel writing. I call the thing you [Robert Foulke] refer to the quest pattern, as in the tradition of medieval romance" (cit. en Foulke 1985-86: 370). Esta es la direccion en la que podria haberse analizado la presencia hipertextual de los discursos freudiano y jungiano en A Maggot, es decir, como estructura profunda de la novela, en vez de caer en la "falacia intencional" de suponer que su presencia responde a un intento "problematico" por parte de Fowles de "modificar el horizonte de expectativas ontologicas del lector con respecto al texto." Significativamente, la propia autora del ensayo parece apuntar en esta direccion cuando nos dice al final del capitulo 2 que, para hallar "una estructura que explique y de sentido a la historia que se nos cuenta," "el lector habra de salir del entramado logico-empirico encarnado en Ayscough y penetrar en un universo mitico y literario, unico emplazamiento donde hallar[lo]" (63). Es decir, a pesar de que en este capitulo Maria Jose Chivite considera que el misterio detectivesco nunca se resuelve y que "[c]omo si fuera fiel a los presupuestos de Derrida, el texto le resulta inaccesible al lector de A Maggot" (63), dos paginas mas adelante esta dispuesta a admitir que la historia tiene sentido siempre y cuando renunciemos al posicionamiento "logico-empirico" de Ayscough y lo enfoquemos desde un planteamiento mitico. Es curioso que el capitulo 2 termine con esta reflexion, ya que, cuando la propia autora tendria que haber realizado este mismo cambio de perspectiva metodologica, se nos revela incapaz de hacerlo, insistiendo en seguir diferenciando entre generos "factuales" y "ficcionales," entre la "verdad objetiva" y la "enganosa literatura," tanto en el capitulo 3 como en el 4, donde se aborda someramente el analisis de hipotextos concretos de A Maggot, como Moll Flanders y paratextos como el Prologo, asi como la inclusion de fragmentos de The Gentleman's Magazine y la utilizacion de discursos "factuales" como las declaraciones judiciales y las cartas, que se mencionan muy de pasada junto a cuestiones sobre el punto de vista, sin entrar a analizar las relaciones intertextuales que pudieran existir, por ejemplo, entre los extractos de The Gentleman's Magazine y el periodismo como genero dieciochesco; entre las declaraciones judiciales que dirige Ayscough y "las confesiones de ultima hora" de los condenados a muerte que Defoe recogia en Newgate para su publicacion como parte de su trabajo de reportero; o entre las cartas que se aparecen A Maggot y las convenciones genericas de la novela epistolar.

En el epilogo del libro, Maria Jose Chivite concluye su analisis del "significado intertextual de A Maggot en un entorno posestructuralista" (173), volviendo a su hipotesis de partida, esto es, que en A Maggot Fowles cede al "deseo de desfamiliarizar las 'cepas' madre que lo inspiran y recrean," realizando un ejercicio parodico con claros efectos subversivos (173). Nadie podria oponerse a esta conclusion, que es compartida ampliamente por la critica. Lo que ya es mas discutible es si es esta una conclusion que emerge del propio analisis realizado, o si, como el lector atento no puede dejar de preguntarse, el analisis de las "estrategias transtextuales en A Maggot" ha sido disenado en realidad como mera ilustracion de una hipotesis de partida que se da por probada desde el principio y cuya veracidad nunca se pone en duda ni se somete a critica.

En definitiva, pese a que el estudio pone de relieve un excelente conocimiento de la obra de John Fowles y de los estudios criticos clasicos sobre el mismo (sobre todo los publicados entre finales de los ochenta y principios de los noventa, con alguna referencia suelta a estudios posteriores, hasta 1996), adolece de ciertas deficiencias metodologicas y estructurales que le restan capacidad explicativa y que confiamos ver subsanadas por la autora en sus proximos trabajos de investigacion.

Obras citadas

Bakhtin, Mikhail, 1981: "From the Prehistory of Novelistic Discourse." The Dialogic Imagination: Four Essays. Ed. Michael Holquist. Trad. Caryl Emerson y Michael Holquist. Austin: U of Texas P.

--1994: The Bakhtin Reader: Selected Writings of Bakhtin, Medvedev, Voloshinov. Ed. Pam Morris. London: Arnold.

Foulke, Robert 1985-86: "A Conversation with John Fowles. "Salmagundi: 367-84.

Fowles, John 1969: The French Lieutenant's Woman. London: Cape.

--1985: A Maggot. London: Cape.

Genette, Gerard 1982: Palimpsestes: la litterature au second degre. Paris: Seuil.

Hutcheon, Linda, 1988: A Poetics of Postmodernism: History, Theory, Fiction. New York and London: Routledge.

Kristeva, Julia, 1980: "Word, Dialogue, and Novel." Desire in Language: A Semiotic Approach to Literature and Art. Ed. Leon S. Roudiez. Trad. Alice Jardine, Thomas A. Gora y Leon S. Roudiez. New York: Columbia UP. 64-91.

--1989 (1986): The Kristeva Reader. Ed. Toril Moi. Oxford: Blackwell.

Todorov, Tzvetan 1991 (1966): "The Typology of Detective Fiction." Modern Criticism and Theory: A Reader. Ed. David Lodge. London: Longman. 157-65.

--1984: Mikhail Bakhtin: The Dialogical Principle. Trad. Wlad Godzich. Manchester: Manchester UP.

Traill, Nancy H. 1991: "Fictional Worlds of the Fantastic." Style 25.2:196-210.

Worton, Michael, y Juliet Still, eds., 1991-1990): Intertextuality: Theories and Practices. Manchester: Manchester UP.

Susana Onega Jaen

Universidad de Zaragoza

sonega@unizar.es
COPYRIGHT 2003 Spanish Association for Anglo-American Studies (AEDEAN)
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2003 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Onega Jaen, Susana
Publication:Atlantis, revista de la Asociacion Espanola de Estudios Anglo-Norteamericanos
Article Type:Resena de libro
Date:Jun 1, 2003
Words:2405
Previous Article:John F. Birk 2000: Tracing the Round: The Astrological Framework of Moby-Dick.
Next Article:The White House en A Game at Chess: el ataque de Thomas Middleton a la politica real.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2020 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters