Printer Friendly

Maria Gayon Cordova, 1848. Una ciudad de grandes contrastes. I. La vivienda en el censo de poblacion levantado durante la ocupacion militar norteamericana.

Maria Gayon Cordova, 1848. Una ciudad de grandes contrastes. i. La vivienda en el censo de poblacion levantado durante la ocupacion militar norteamericana, Mexico, Instituto Nacional de Antropologia e Historia, 2013, 340 p.

En las ultimas decadas los historiadores han mostrado mayor interes por la guerra entre Mexico y Estados Unidos (1846-1848). Se han llevado a cabo tesis, articulos y libros que han enriquecido la historiografia de este tema. Estos trabajos se ocupan de las publicaciones periodicas en tiempos del conflicto, las batallas, la convivencia entre mexicanos y estadounidenses, los hechos politicos, la vision regional de la guerra, entre otros temas. Sin embargo, hasta ahora no se habia efectuado una investigacion tan completa sobre el censo de 1848 de la Ciudad de Mexico. Por ello, el libro de Maria Gayon Cordoba resulta ser un aporte significativo y unico acerca del estudio de la Guerra del 47. (1)

La obra de Gayon reconstruye la composicion arquitectonica de la Ciudad de Mexico mediante el uso del censo llevado a cabo a finales de 1847 y principios de 1848. En realidad, el censo fue una de las primeras acciones de la recien elegida Asamblea Municipal de la Ciudad de Mexico, aunque tambien el primero de sus tropiezos, pues este presento diversas fallas, como la omision de registros de comercios y casas, por lo cual fue necesario repetirlo. Por otro lado, el libro proporciona elementos vitales para el entendimiento de la vida de las personas en un contexto belico.

El ejercito estadounidense ocupo la capital del pais a mediados de septiembre de 1847 tras una serie de enfrentamientos en sus inmediaciones y mas tarde penetro y tomo a sangre y fuego la ciudad. Las tropas advenedizas se establecieron en conventos, monasterios y casas particulares; sin embargo, en general, se carece de informacion del acantonamiento de estas fuerzas militares, lo cual representa un vacio importante en el censo y en la historiografia de la Guerra del 47.

La obra de Gayon esta escrita con herramientas que hacen el trabajo mas facil de comprender. En efecto, con base en la informacion obtenida en el censo de 1848 y algunos planos anteriores a este, la autora elaboro mapas, estadisticas y anexos que complementan su estudio geoestadistico, elementos indispensables para una explicacion completa de la situacion geografica y socioeconomica de la poblacion mexicana. Con estas herramientas fue posible reconstruir la organizacion y la jerarquia domestica de las pequenas viviendas, asi como determinar el numero de residentes en las viviendas, su oficio, su sexo y su edad.

Desde su fundacion, la Ciudad de Mexico fue una capital de grandes cambios, la cual crecio y multiplico sus viviendas, sus espacios de recreacion, de castigo, de oracion y vigilancia. Una ciudad mistica para los conquistadores espanoles y romantica para los soldados estadounidenses, quienes esperaban encontrar aun de pie los antiguos palacios de Moctezuma. Una urbe que no se mantuvo estatica y crecio en todas direcciones; diseco pantanos, unio cauces de riachuelos y construyo caminos que unian y coaccionaban a la capital del pais con otras ciudades mexicanas y con el mundo. Ademas, esta ciudad crecio en el plano cultural y artistico, aunque tambien en las desigualdades socioeconomicas y de inseguridad, caracteristicas propias de una enorme capital.

La Ciudad de Mexico reflejaba dos espacios completamente diferentes: la ciudad y el campo. La primera representaba las aspiraciones a la modernidad y la cultura; el segundo, la tradicion y la produccion alimentaria. Ambas se interconectaban. Los habitantes de la ciudad no podian vivir sin los suministros de los campos de cultivo de las zonas rurales que llegaban desde tierra caliente por Chalco; mientras que los campesinos, queseros e "indios carboneros", entraban a la capital desde muy temprano por sus garitas principales para vender sus productos y contribuir al sostenimiento alimentario de los habitantes de la capital.

Aunado a lo anterior, Gayon analiza meticulosamente la conformacion de la urbe, el estatus economico de los habitantes, asi como la composicion de cuarteles, manzanas y calles centricas y perifericas de la ciudad. La ubicacion de los espacios denota grandes contrastes. Los centricos son de materiales solidos y sus calles son simetricas. Los edificios se destinaban a las tareas del gobierno, la recreacion de las elites y la difusion de las bellas artes, solo por citar algunas funciones. Los espacios perifericos estaban construidos de paja, carrizos y barro; no habia calles, solo senderos y caminos. Propiamente hablando, no se erigieron edificios, unicamente jacales y algunas haciendas y capillas. Asi, a traves del trabajo de Gayon se puede apreciar que la situacion social de la capital se reflejaba en el resto de la Republica mexicana, con algunas diferencias geograficas y economicas, como ciudades-puertos o ciudades sometidas a un constante alarme debido a las incursiones de los "indios barbaros".

La capital mexicana tenia diversos rostros. En su centro se podian observar plazas concurridas, templos hermosos, extensos monasterios en forma de ciudadelas y magnificos acueductos que, segun las impresiones del viajero Sartorius, hacian recordar el esplendor de la antigua Roma. Fuera del centro, la panoramica y el ambiente eran completamente diferentes. La periferia era sinonimo de suburbios y barrios pobres y polvorientos; inmundicia, carrona de animales y escombros de construccion se apilaban a montones en cualquier lugar. En palabras de la autora, los indigenas dejaron de llamarse indigenas para llamarse leperos que vivian en miserables chozas y jacales de barro y carrizo. Esplendor y lujo por un lado, mugre y desnudez por el otro.

ELIUD SANTIAGO APARICIO *

Estudiante de Maestria en Historia-Universidad Nacional Autonoma de Mexico

* ayax1945@live.com.mx

(1) La guerra entre Mexico y Estados Unidos (1846-1848) fue llamada la Guerra del 47 por los mismos actores del conflicto debido a que 1847 represento el ano mas dramatico de toda la conflagracion militar. Se perdio en la batalla de la Angostura, y la ciudad de Veracruz fue duramente bombardeada desde tierra y desde mar. En Cerro Gordo, Padierna, Churubusco, Molino del Rey, Chapultepec y en los combates de las Garitas, se volvio a perder. La capital mexicana fue tomada el 14 de septiembre y, a partir de ese momento, comenzaron las negociaciones de paz entre ambas partes. Se podria decir que se perdio la capital y, con ello, la guerra.
COPYRIGHT 2016 Universidad Autonoma Metropolitana Iztapalapa
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2016 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Santiago Aparicio, Eliud
Publication:Signos Historicos
Date:Jan 1, 2016
Words:1148
Previous Article:Carlos Illades y Teresa Santiago, Estado de guerra. De la guerra sucia a la narcoguerra.
Next Article:Carlos Bustamante, El quebranto de los privilegios. Autonomia, guerra y constitucion gaditana en Tlaxcala, 1780-1824.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters