Printer Friendly

Margenes y zonas de densidad: acerca de un manuscrito de Leonidas Lamborghini.

La critica academica y periodistica que se ocupa de Leonidas Lamborghini se ha concentrado, en general, en el analisis de su obra poetica dejando de lado su actividad como narrador (escribio tres novelas y una obra teatral). La lectura de los diversos abordajes lleva a observar una proliferacion de conceptos sobre Lamborghini que intentan describir algunos de los gestos basicos de su escritura, centrados sobre todo en la manipulacion de textos propios y ajenos y en la repeticion. Asi traduccion, variacion, distorsion, intrusion, transgresion, autocollage, cambalache, bufoneria, trastrueque, impregnacion, no hacen sino poner en evidencia la percepcion del vinculo que el escritor establece entre la cultura propia y la ajena, entre el discurso propio y el del otro y los procedimientos a traves de los cuales se materializa en la escritura dicho vinculo. Por otra parte, uno de los conceptos al que han acudido con mas frecuencia sus criticos es el de parodia, tambien porque el mismo autor se ha hecho cargo de difundir su propia practica parodica en ensayos y entrevistas.

Sin embargo, los textos que se encuentran en el limite de otros textos escritos no son, como se sabe, meros escenarios. Actuan desde ese mas alla de la escritura y son atravesados por ella. Un ejemplo magnifico para entender este planteo se encuentra en los manuscritos de Trento de Leonidas Lamborghini, escrito y publicado por Adriana Hidalgo en 2003. El "mas alla" de la escritura lamborghiniana es un amplio campo de apropiacion. Dominar el margen y pensar su otro, como afirma Derrida al hablar acerca de la filosofia, es en Leonidas Lamborghini una accion de lectura que permanece en ese margen provisorio y cambiante de la escritura del manuscrito, resultado de la accion de despojo del otro y a la vez, de don, al reescribirlo. La repeticion en sus textos--entendida como diferencia a partir de la introduccion de un desequilibrio en la disposicion del material original--es una negacion de la primacia de un original sobre la copia, de un modelo sobre la imagen. Asi, Trento es voluntario archivo de todos los textos en el parodiados, de alusiones con o sin referencia, donde el lector corre el riesgo de desbarrancarse en un rastreo casi infinito.

Publicada con el subtitulo de "Novela", en Trento se narran los amores entre el obispo Procopius y una joven-nina, Gitona, en el sotano del palacio del prelado en el marco del Concilio de Trento. Este hombre en el subsuelo sera testigo y cronista de uno de los concilios mas conflictivos en la historia del catolicismo. Las voces narradoras se encargaran de mostrarlo en todas sus miserias, en una alternancia de torturas, declaraciones dogmaticas, amores clandestinos y festines. Las citas sin citar proliferan y el exceso por parte del lector de buscarlas en cada detalle deberia desplazarse hacia la indagacion acerca del como se parodia, dejando de lado el que se parodia. Al reconocer en el texto un verso de Catulo nos preguntamos como retuerce el sentido (el cogote, diria Lamborghini) de un poema amoroso, o que engarza en la palabra para que se vuelva vision dejando el automatismo de lo conocido. Hay ese margen, que en Derrida (1998) es timpano o tambor que resuena (que suena al menos dos veces) en la lectura y la reescritura, una insistencia en el como campo de apropiacion y re-creacion.

Margen

Desde el comienzo de mis investigaciones sobre Lamborghini, el concepto de margen se ha presentado con insistencia al pensar en su escritura narrativa, particularmente en sus manuscritos en tanto que objetos materiales, y los libros de su biblioteca. Del concepto de margen derive cuatro definiciones: el margen como el espacio material del libro leido donde se producen las primeras reescrituras; como un espacio intertextual e intergenerico que cuestiona las fronteras del genero y de los textos; como diferencia, valor agregado generado por el autor, aun antes de su propia escritura; y finalmente, como el espacio marginal en el mundo intelectual en el que se posiciona el autor, espacio que es atravesado por sus propias practicas discursivas que subvierten modelos y remiten a lo politico. En el tercer caso, el del margen como diferencia, hay un margen "de beneficio" que Lamborghini ve ante un texto leido y "parodiable"; se trata de aspectos y lugares no explotados en un sentido particular, que el escritor recupera y reescribe. En el dialogo con otros textos de diverso origen, Lamborghini produce nuevo material a partir de una apropiacion. Del ya citado "Timpano" de Jacques Derrida deriva justamente este ultimo concepto a partir de una cita de Hegel sobre el limite transgredido y el espacio apropiado para si; las ideas derridianas de desbordamiento y la apropiacion, atraviesan como problema y lineas de trabajo, al menos en la lectura que aqui realizo, toda la obra de Leonidas Lamborghini.

Del mismo modo, el paralelo entre "limite" y "pasaje" encierra la nocion del margen productivo que invade y a la vez crea. Derrida parece pensar un texto como el margen de un margen. El concepto de limite, de esa manera, se vuelve una reserva inextinguible y mas alla del texto (el habla de un texto filosofico, recordemos) no hay "un margen blanco, virgen, vacio, sino otro texto, un tejido de diferencias de fuerzas sin ningun centro de referencia presente". (1998: 30). En cuanto a apropiacion, el limite es lo que se excede al mismo tiempo que se guarda para si. Tal es la particularidad de la escritura lamborghiniana: poner en evidencia, reescribiendo el modelo, el mecanismo de apropiacion que toda escritura tiene. (1) Asi como Derrida propone el trabajo de deconstruccion como una estrategia frente al discurso metafisico que debe ser leido de manera oblicua, dislocada, para enfrentarlo, esa "denegacion domestica" es la que privilegia Lamborghini, en su voluntad de diferir con y diferenciarse de los modelos.

Pero el margen es tambien tangente que contagia. Deleuze y Guattari, en el capitulo dedicado a los devenires, (2002b:40 y ss.), se ocupan de los modos de expansion, de ocupacion, de contagio. Se trata de un metodo de propagacion que se opone al de reproduccion sexuada, a la herencia. El contagio es "la verdadera Naturaleza que atraviesa los Reinos". En el Dizionario etimologico storico dei termini medici (Florencia 1993), vemos que la palabra contagio tiene sus raices en latin contagium, "contacto", y esta, del verbo contingo (-is, ere, contigi, contactum) que significa tocar o estar muy cerca de alguien, alcanzar, ataner. Relacionar estos conceptos con la idea de tangente adquiere un nuevo sentido, teniendo en cuenta que se trata de un verbo especial que Lamborghini solia utilizar para mostrar el cruce o contacto eventual de dos ideas o dos textos, el tangenciarse. La idea del contagio esta cercana y ese fenomeno de borde que es el anomal (2) se ve reflejado en la tangencia, en el tocar y retocar del texto ajeno, atravesando los reinos. Y por supuesto resonando. De este modo, la "angustia de las influencias" o la inclusion en ciertas filiaciones, no alcanzan a Lamborghini, dado que es a partir de la tangente, del tangenciarse con los textos-otros, que se reescribe el modelo y se lo apropia. Permanecer en el borde/margen/timpano borra la jerarquia y permite la expansion hacia el territorio del otro, en esa zona de contacto y contagio que modifica permanentemente modelo y reescritura. Lamborghini observa en una entrevista (Aqueno 2002) que a partir de ciertas lecturas propias, hay un tangenciarse de elementos especificos que detecta en sus lecturas y de los cuales se apropia. Hay en sus campanas de apropiacion--llamese lectura--lugares vacios, escamoteos o supresiones del autor que ha leido, que dejan huecos, espacios disponibles que no son otra cosa que aquello que Lamborghini llamaba margen. En otras palabras, cuando en sus practicas de escritura ubica textos ajenos en el margen material de sus borradores hay alli un margen virtual que se ha abierto camino y que el escritor ya ha detectado para usar en su produccion. En ese margen entra en contacto, tangencia su escritura con la otra, y se apropia de aspectos que luego se transmiten mutados.

La distorsion del modelo se presenta como la resonancia del material del otro que, en tanto que anomal, traduce y absorbe. En el momento en que confronta y continua varios generos, cada uno de ellos va transmitiendo su expresividad al otro, y en esa afeccion se transforman por contacto. Leer a Lamborghini desde el intersticio de los diversos pasajes de Trento muestra la fuerza transformadora de la adyacencia, que en el texto se apoya, en ese caso especifico, en las diferencias de medida de los margenes en sus manuscritos, que marcan la alternancia de los generos y de las esferas de lo publico y lo privado. El "modelo" es el centro y la distorsion un juego. Se trata de un juego con reglas que el centro mismo propone pero que se abstiene de jugar. En palabras de Derrida:
   En cuanto centro, es el punto donde ya no es posible la sustitucion
   de los contenidos, de los elementos, de los terminos. En el centro,
   la permutacion o la transformacion de los elementos (que pueden
   ser, por otra parte, estructuras comprendidas en una estructura)
   esta prohibida (1990: 383).


Lo anterior permite ver que ese centro pensado como unico, y convertido por la cita en estereotipo, es un modelo que, basado en una inmovilidad fundadora y una certeza tranquilizadora, se sustrae del juego y es, aun asi, distorsionable. Incorporar al juego el modelo significa barajar y dar de nuevo, es, con Nietzsche, reemplazar ser por juego, y verdad por interpretacion. Asi, la "verdad" del modelo queda expuesta y fragmentada y se juega el juego sin la seguridad de lo dado y existente, abriendo la posibilidad del azar y del caos. Lamborghini alude con insistencia--tanto en su escritura como en sus entrevistas--a la cita de Marx del Capitulo I de El 18 Brumario de Luis Bonaparte y resume las dos concepciones (Nietzsche y Marx) en El poder de la parodia:
   La risa conectada al horror, la desdicha cantada y contada desde la
   diversion del tono del lenguaje, la parodia anunciando la tragedia
   (como lo veia Nietzsche), o la historia como tragedia que cuando se
   repite lo hace como parodia (segun Marx). Entre estos dos terminos,
   creo, se define nuestra realidad historico-politica como supieron
   entenderlo y expresarlo los gauchescos: Hidalgo, Ascasubi, Del
   Campo, Hernandez. La gauchesca como caricatura del modelo, la
   caricatura como la verdad del modelo (el subrayado es mio).


Se perciben los ecos de La gaya ciencia de Nietzsche, donde se pueden ver las relaciones entre el humor y la repeticion y la fuerza transgresiva de la misma: "incipit tragoedia--se dice al final de este libro impensable que da que pensar: !hay que ponerse en guardia! Se anuncia algo ejemplarmente malo y malvado: incipitparodia, no cabe ninguna duda ..." (Nietzsche 2001: 33). La forma de la repeticion en el eterno retorno es la forma brutal de lo inmediato, de lo universal y de lo singular reunidos, que destrona, dira Deleuze, toda ley general, disuelve las mediaciones, hace perecer los particulares sometidos a la ley. Hay un mas alla y un mas aca de la ley que se unen en el eterno retorno, como la ironia y el humor negro en Zaratustra. Al pensar en la differance derridiana como lo que da cuenta de un significado siempre diferido, pospuesto, es posible ver en el proceso de escritura de Lamborghini que esa differance no solo es el margen que queda de su lectura sino, sobre todo, el "movimiento de espaciamiento" consecuente que imagina Derrida.

Verdades de bufon

Las frases que inician el manuscrito de Trento (escrito en un cuaderno Avon de formato grande) y que desaparecen en las versiones sucesivas, incluida la version dactilografiada, parecen ser--mas que epigrafes para el texto a escribir--un marco para el propio trabajo, una reflexion sobre los procesos de escritura, en una continuidad con lo que ha venido haciendo a lo largo de decadas. Estos epigrafes son dos: "Si senor; he nacido para comico" y "Efectivamente, figurese una inteligencia, clara, manosa y diestra en la asimilacion de los talentos ajenos pero seca de producciones propias, simplemente reflectora de la luz de afuera, una inteligencia plagiaria, en fin" y surgen de un relato de 1882 de Eugenio Cambaceres, Potpourri. Silbidos de un vago. (3) Encuentro en la formulacion de estos textos que no pasaron a la version edita, la propuesta de la propia escritura de Lamborghini y el lugar que se asigna como escritor. A partir de las entrevistas concedidas a diversos medios puede observarse una construccion de su actividad de escritor, que posee las caracteristicas del bufon o payaso de corte, dueno de una verdad que nadie de entre los poderosos puede escuchar si no es por su boca o, como el viejo Trimalcion de Petronio, creador de grandes escenas grotescas, donde todo lo que se ve no es lo que parece. En las anotaciones de Procopius (varios pasajes de Trento se titulan de esa manera) se abordan temas que van desde la religion y la moral hasta la sexualidad en la vejez y la escritura. Explora en ellas ciertas verdades de las que no puede hablarse, aquellas que solo pueden anotarse en pocas lineas en un diario. Son verdades sin ropajes, que bordean lo escabroso, lo politicamente incorrecto, lo heretico, lo transgresivo de la escritura. Las anotaciones en las versiones del manuscrito son verdaderas zonas de densidad, con notas al margen de esa arquitectura (o maquillaje) que recubre la version editada, fundamentales para entender el proceso de creacion. Es el artificio desplegado en las multiplicidades genericas de Trento: un bosque de palabras plantado alrededor de las densas verdades del diario privado, pero sin el cual esas verdades no serian literatura, nada quedaria de ellas sin la travesura-travesia de las distorsiones y las densificaciones.

Zonas de densidad

Blanchot ha dicho que un libro, aun fragmentario, tiene un centro que lo atrae. Se trata de un centro no fijo que se desplaza "por la presion del libro y las circunstancias de su composicion" (2002: 7). Es un centro que se sigue desplazando y se hace cada vez mas central, imperioso y, a la vez, mas escondido. Acudo a la nocion de zona de densidad que propongo para mi analisis a partir de un concepto usualmente utilizado en la economia, la agricultura, el diagnostico medico, la urbanistica, la astronomia. En todas ellas implica (con signo positivo o negativo) una idea de fuerza centripeta que genera acumulacion hacia no ya uno, sino diversos centros. Pero, ?que se genera en las zonas de densidad? Podria decirse que se trata de una acumulacion, no solo de elementos sino tambien de lazos entre los mismos, o mejor aun: esos lazos en el cruce de sus propios recorridos son los que vendrian a determinar esta densidad que se traduce en una particular plurisignificacion textual. Los elementos que se acumulan en la zona, vienen a ella desde lejos, atraviesan caminos remotos hasta que llegan al punto de encuentro, a la densificacion que alguien en plan de taimado demiurgo provoca. De ese modo, en la zona de densidad se unen, en un breve paso del relato, con un detalle, varias historias con diversos origenes. Son aquellos lugares de la escritura en los que se construyen, desde diferentes niveles sintacticos y lexicos, voces y situaciones que dan lugar a conjuntos, puntos de convergencia o, si se quiere, puntos de choque, tensiones, osmosis, en suma: intercambios.

Encuentro una de estas zonas en los pre-textos de la novela Trento de los apartados "Variaciones Eusebio", que tratan acerca de la relacion compleja entre dos hermanos. En sus notas marginales permanecen las trazas del proceso de acumulacion de sentidos que tiene el texto que luego sera editado: alli se ve como confluyen materiales que dan cuenta de las relaciones entre los hermanos Dostoievski, los hermanos Karamazov y los hermanos Lamborghini. Un detalle no menor que acompana este proceso: en el cuidadoso programa de la obra que inaugura los manuscritos de Trento los apartados anteriores se titulan "Variaciones Fiodor I, II y III", en evidente alusion a Dostoievski. El fragmento de la pagina 134 de la version dactiloscrita (que transcribo mas abajo y que desaparece en las siguientes versiones) posee dos textos marginales, uno de ellos perteneciente a la esfera de lo publicable como nota al pie en la que se agazapa el nombre del autor (Eloindas/Leonidas). El otro, tachado con trazo simple, explora temas que aparecen en el relato y que no estan pensados para la publicacion:
   Junto a su carta de despedida final, Feodor dejo
   unos escritos a los que titulo o dio el nombre
   de Variaciones, testimonios de su desesperada busqueda
   de Dios.

   Averiguaciones /h/ echas con posterioridad a su suicidio
   determinaron que Feodor era el hermano menor
   de una familia de noble estirpe que habia tenido
   otro hijo varon, el mayor /(1)/, aun con vida, dedicado en
   el presente a explorar [b. corr. il.] (en su demencia!) los
      infinitos registros
   y sentidos posibles de la Risa.
   (...)

   (1) Eloindas

   [activar tachado]La mancha negra
   la Enfermedad de Hermano (padecian)
   dentificacion y diferenciacion
   favoritismo
   ambos padecian enfermedad de hermano[desactivar tachado]


Pero veamos otro ejemplo: El lunes 11 de junio de 2001, en pleno proceso de escritura de Trento, ejecutaban en Terre Haute, Indiana, a Timothy McVeigh, el autor del atentado al edificio federal de Oklahoma. El mismo 11 de junio aparece por primera vez, en el margen inferior de la pagina 91 del manuscrito--en la que se describe un complot de herejes que pretenden juzgar a Dios--el nombre "Timothy" rodeado por un circulo en birome de donde parte una flecha con la palabra "sigue" al final, que indica las paginas siguientes. En ellas, un articulo del periodico se vuelve poema: Lamborghini reescribe en la pagina 95 un breve parrafo que describe la agonia del ex boina verde que atenta contra el sistema americano, extraido del diario La Nacion del 12 de junio de 2001, escrito por Rex Huppke de la agencia AP, quien presencio la ejecucion. Salvo un verbo ("comenzaron" por "empezaron"), Lamborghini cita textualmente algunas frases del articulo. El poema, escrito en un recorte de papel cuadriculado, esta pegado con cola en el margen de esta pagina con la escena de "Muerte en la hoguera" que relata la muerte del hereje Timoteo. En esa misma pagina, en el margen derecho, se lee: "Prometia/ chisporroteando/ y crujiendo/ prometiendo la vida/ en cada llama danzante." El motivo de la hoguera, presente en Lamborghini ya desde Eva Peron en la hoguera, tiene en Trento alusiones claras a las practicas de tortura de la dictadura, y la identificacion de la Santa Inquisicion con el poder militar es evidente. Esta zona densa permite pensar las relaciones entre los elementos mas que los elementos mismos en la escritura. En efecto, es esa disposicion de conexiones en la zona lo que produce una determinada cadena significante (Lacan 1957) (4) que renueva constantemente el sentido de un significante puesto en relacion con el significante siguiente o precedente. En una zona de densidad se cruzan cadenas significantes en donde el sentido insiste, pero este no esta en ninguno de los elementos de la cadena ni en una sola cadena, sino entre ellos. El almohadillado muestra en la zona como cada termino es anticipado en la construccion por otros y solo encuentra su sentido en un ida y vuelta.

Al considerar estas zonas de densidad, se comprende tambien la profundidad dada por lo que sucede en los intersticios. La zona densa de Lamborghini atrae materiales hacia si, pero en el dispositivo (como lo imaginan Deleuze y Guattari, 2002) de sus elementos se devuelve y proyecta hacia el afuera. Precisamente se trata de ese en-conexion-con del dispositivo, dado que une elementos dislocados en tiempo y espacio para re-componer el sentido, integrandolos en cadenas significantes. Asi, las cuatro "Variaciones de los escritos de Eusebio" en Trento deben considerarse como un eslabon de una cadena y no pensarse como unicas, dado que se trata en realidad de una reescritura de "Ciclope" que Lamborghini realizo a partir del "Polifemo" de Gongora, publicada en Las reescrituras (1996). Es decir, la densidad no se limita a una obra, sino que los procedimientos que encuentran en la repeticion de lo similar un apoyo fundamental suelen atravesar los margenes genericos en un ir y venir de un texto a otro.

El margen es, entonces, el gran generador de zonas de densidad. Alli se despliegan los elementos que luego en el texto editado van a ocupar un solo lugar, ya sea bajo la apariencia de un nombre, ya bajo impulso del procedimiento formal, que atrae a su centro materiales multiples. El poder de la parodia lamborghiniana reside justamente en que es plural, yuxtapuesta, en cuanto a los estereotipos parodiados, y esa densidad tal vez sea uno de los motivos de la fuerza de su poetica.

BIBLIOGRAFIA

BLANCHOT, Maurice (2002). El espacio literario, Madrid, Editora Nacional.

DELEUZE, Gilles (2002). Diferencia y repeticion, Buenos Aires, Amorrortu.

DELEUZE, Gilles y Felix Guattari (2002). Mil mesetas (capitalismo y esquizofrenia), Valencia, Ed. Pretextos.

DERRIDA, Jacques (1998). Margenes de la filosofia, Madrid, Ediciones Catedra.

LACAN, Jacques (1985). "La instancia de la letra en el inconsciente o la Razon desde Freud", Escritos 1, Buenos Aires, Siglo XXI (1957). Citado de: http://es.scribd.com/doc/8795110/Lacan-J-La-Letra-en-ElInconsciente (ultima consulta: 5/06/2012).

LACAN, Jacques (1988). "El seminario sobre "La carta robada", Escritos I, Buenos Aires, Siglo XXI, pp. 5-55. Version online disponible en: http://www.tuanalista.com/Jacques-Lacan/17321/El-seminario-sobreLa-carta-robada-1956.htm

LAMBORGHINI, Leonidas (2003). Trento, Buenos Aires, Paradiso.

LAMBORGHINI, Leonidas (1995). "El poder de la parodia". AA.VV. La historia y la politica en la ficcion argentina, Santa Fe, Centro de Publicaciones Universidad Nacional del Litoral.

MARX, Karl (2003). El 18 Brumario de Louis Bonaparte. Madrid, Fundacion Federico Engels.

MAZAL, Osvaldo y Carolina Repetto (2002). "No soy Virgilio, soy Trimalcion", entrevista a L. Lamborghini para Revista Aqueno, No. 2.

NIETZSCHE, Friedrich (2001). La gaya ciencia, Madrid, Akal.

Carolina Repetto

(Universidad Nacional de Misiones)

(1) Leonidas Lamborghini en El poder de la parodia: "Lo comico como un limite desde el cual se expresa lo tragico. Lo comico como lo verdaderamente tragico de nuestra situacion, especie de risa desahuciada. Lo tragico visto desde lo comico. El encuentro con la parodia. La parodia como lo verdaderamente serio. Relacion burlesca con el modelo. Crisis de todos los modelos" (el subrayado es mio).

(2) Deleuze y Guattari han definido lo anomal, como lo desigual, lo rugoso, la asperidad, el maximo de desterritorializacion. Cada animal de la manada considerado en su multiplicidad tiene su Anomal, pensado como una posicion o conjunto de posiciones con relacion a una multiplicidad (Deleuze-Guattari, 2002b: 249).

(3) En esta novela el protagonista se presenta a si mismo como alguien con una pasion tal por el teatro--adonde desde nino se escapaba a espiar las escenas desde bambalinas--que decide dedicarse a las tablas. Sin embargo, lo obligan a estudiar abogacia y termina trabajando en puestos publicos, con una anoranza permanente por la vida del teatro.

(4) Explica Lacan que "con la segunda propiedad del significante de componerse segun las Leyes de un orden cerrado, se afirma la necesidad del sustrato topologico del que da una aproximacion el termino de cadena significante que yo utilizo ordinariamente: anillos cuyo collar se sella en el anillo de otro collar hecho de anillos" (1957: 7).
COPYRIGHT 2012 Universidad Nacional de la Plata. Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educacion
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2012 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Repetto, Carolina
Publication:Orbis Tertius: Revista de teoria y critica literaria
Date:Jan 1, 2012
Words:4163
Previous Article:Juan Filloy o la invencion del escritor (1920-1930).
Next Article:Repeticion y diferencia: los modos de la invasion en Juan Diego Incardona y la literatura del peronismo clasico.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters