Printer Friendly

Manual del bestiario domestico: teatralidades en torno a la pobreza cotidiana.

Pocas veces nos encontramos con espectaculos que nos deleiten, nos conmuevan y nos hagan pensar. Ese el caso de Manual del bestiario domestico, una pieza puertorriquena de fisonomia autobiografica, montada por Las Nietas de Nono en una propiedad familiar localizada en un barrio marginal del area metropolitana. Lo que la pieza nos muestra es un estudio que resume la crianza de las personas pertenecientes a la clase baja en Puerto Rico desde la perspectiva del mismo objeto de estudio. Pero eso no lo sabemos hasta finalizar la pieza, cuyo efecto emocional nos obliga a reflexionar por mucho tiempo. Aunque se acerca al performance, es un trabajo teatral dificil de clasificar porque es y no es teatro. Las mismas creadoras no lo pueden definir.

El espectaculo es una manifestacion nueva y sui generis, creada por Las Nietas de Nono, un grupo teatral distinto, al que sus componentes llaman colectivo. Lo integran Michelle y Lydela Rodriguez, dos hermanas negras del barrio de San Anton, ubicado entre los pueblos de Carolina y Trujillo Alto. Las actrices crearon una sede de experimentacion teatral en el terreno que heredaron de su abuelo Nono. El lugar se convirtio en residencia de una de ellas y sus hijos, asi como sede de una casa cultural donde se realizan talleres artisticos y vocacionales para esa comunidad y otras aledanas. Lo llaman Proyecto Patio Taller de Encuentro. Es una instancia multidisciplinaria que trabaja con familiares y vecinos al que han anadido una seccion de teatro, el Colectivo Nietas de Nono, que surge de su deseo de ver y hacer el teatro que segun ellas se les nego toda la vida, a lo que Michelle Rodriguez anade que fue "por no tener dinero para lograr acceso al teatro de sala en el pais." Su preparacion formal en el teatro es minima, pero la han sabido utilizar. Aun asi, conocen de experimentacion y ruptura respecto al teatro tradicional que se hace en nuestras salas, lo que las inserta en el nuevo teatro experimental, especialmente el fundado en el trabajo corporal de los actores, en la provocacion e insercion del publico y en la denuncia social indirecta. Dicen las hermanas que su teatro es una extension de la vida cotidiana. Lo hacen en su propia casa, que esta habitada, a la vez que es espacio teatral total, dentro, fuera y en los alrededores. Su arte se crea con la familia, los vecinos y actores que han empezado a llegar del extranjero a hacer y compartir talleres. Para su teatro no hay un plan. Cuando llegamos a la actividad nos sentamos a hablar con otros asistentes en un patio entre dos casas donde juegan ninos y animales en medio del trafico familiar cotidiano. El orden de la llegada se define con un pedazo de cinta adhesiva numerado que nos pegan en la ropa y que sirve a un proposito posterior. No parece haber preparacion ni prisa. Al entrar a una de las casas, nos encontramos con un espacio a medio hacer. Una casa a la que le falta pintura, muebles y terminar la construccion, pero, casa. Desde el principio nos van dando instrucciones para todo. Donde y como sentarnos, hacer fila, separarnos, caminar, levantarnos, salir, cambiar de situacion, etc. A lo largo de la puesta (que no parece tener estructura fija porque nada es fijo) definimos tres escenas y un preludio que se presentan sin aparente ilacion, pero que luego entendemos que si estan relacionadas, ya que en todas ellas permea la violencia de distintos tipos contra el ser humano y la autoridad del poder sobre los mas vulnerables. La protesta del receptor de la autoridad no da paso a una solucion en su favor.

La escena de lo que llamamos preludio, con la que se empieza, es ambigua, pero poco a poco definimos un laboratorio de experimentacion con comestibles y bebidas, lugar aseptico donde se decide que se les servira a los pobres, comida de baja calidad nutricional. El descubrimiento hace feliz a la clase regidora que ordena el estudio para saciar el hambre de este sector con lo que sea, pero que les sea atractivo. Algo asi como la comida chatarra de hoy. En la primera escena, la mas extensa, se muestra una maestra de escuela, autoritaria, represiva, agorera de un mal futuro para todos, temible. La actriz lo hace de forma extraordinaria. Tanto que todos quedamos asustados y a su merced y saltamos a hacer lo que se nos pide. Es la escena mas larga y mejor lograda. La metafora respecto al pais es clara. En la segunda escena se muestra, de nuevo de forma sugestiva, la importancia de la comida como sosten fisico-espiritual del puertorriqueno. Se comienza con el periodo de abundancia en el pais y se termina con un juego infantil que demuestra que ya no hay espacio ni comida para tantos. Quizas, una alusion a la grave crisis economica que vive hoy el pais. La tercera escena es sobre la carcel y el abuso que cometen las autoridades carcelarias, no solo con los presos, sino con sus familiares. Se denuncia la presencia de drogas, la cantidad de anos que reciben los pobres por sus faltas y como van aumentando al punto de que pasan mas tiempo en la carcel que fuera, por lo que la familia casi no los recuerda. Unos enmascarados llaman por numeros a algunos miembros del publico, los sacan de la sala por bastante tiempo y nunca sabemos que experiencia tuvieron. Escuchamos, sin embargo, ruidos de golpes que provienen del exterior, los que ignoramos porque nos han estado entreteniendo con unas radionovelas que escuchamos a todo volumen. Uno de los personajes, entonces, divide el publico entre los que tienen telefonos celulares con acceso al internet y los que no. Los primeros reciben instrucciones para buscar un nombre y a los demas se nos distribuyen fotos en distintas etapas de la vida de un chico, que al final sabemos con sorpresa que es un recluso real. Los de los telefonos celulares, que no vieron las fotos familiares, reciben una sorpresa mayor al descubrir que la persona que buscan aparece como un criminal. Asistimos enseguida a una cadena de muertes, que es otra realidad del Puerto Rico actual donde hay muertes continuas de los jovenes, mayormente por caer en mundo de las drogas. La blancura aseptica de la sabana nos devuelve al preludio. Asi termina la experiencia (aunque nadie dice que termino) y al salir se ofrece comida, que se paga al mismo precio del boleto, $7.25, que es el salario minimo en el pais. El final es, pues, ambiguo y diferente para cada espectador. ?Como interpretar todo esto? Como una presentacion cuasi real del panorama de la pobreza puertorriquena en la actualidad.

Lo interesante de este trabajo, un performance comunitario intimo, es que sale, como dicen sus creadoras, de lo cotidiano real; de un espacio pobre donde viven las hacedoras y donde se vive o ha vivido lo que ellas cuentan ambiguamente con una aparente ingenuidad, pero que se convierte en perspicacia creativa ante nuestros ojos.

La raiz de esta creacion esta en los mensajes sobre los miembros de la clase pobre puertorriquena que iban apareciendo en internet a medida que nuestra economia resbalaba. Se les acusaba de vagos, vividores, y de falsa necesidad. La reaccion de las hermanas fue recrear teatralmente una situacion verdadera, la de su familia, presentandola en el mismo lugar donde viven y con la misma familia que la vive: las hermanas, sus hijos y sus vecinos. La influencia mayor para estructurar su proposito fue el libro Los condenados de la tierra, de Franz Fanon, donde se discute la deshumanizacion de unos sectores de la sociedad moderna; su marginacion y desprecio por parte del estado. De ahi el titulo. Manual es la guia que se establece para lidiar con los pobres (el preludio) o los pobres con su situacion (el evento teatral mismo). Bestiario alude al trato que reciben los humildes dentro y fuera de la carcel; alude a su marginacion, desprecio. Y domestico, a los intringulis de las familias de clase baja puertorriquenas, desde la vivencia de una familia real.

En resumen, los elementos mas innovadores del Manual del bestiario domestico se inician con la publicidad, que se hace de boca en boca y no es hasta el final que se cuelga en internet; el espacio donde se hace el espectaculo, donde vive una de las actrices con sus dos hijos; los actores, que son los mismos residentes del espacio escenico--y algun vecino si hace falta algun actor mas. No se sabe en ningun momento si actuan artisticamente o si es una realidad personal. Al final entendemos que se trata de ambas cosas, ya que el cuerpo del actor se usa como metafora del cuerpo humano, primer frente en sufrir los embates de la vida. De otro lado, el origen del espectaculo es unico: sale de un proyecto familiar-comunitario. No existe otro de ese tipo en Puerto Rico. Aunque es teatro comunitario, es diferente a otros que conocemos en la Isla y Latinoamerica, que suelen tener un director o un grupo teatral reconocido que organiza el proyecto, muchas veces con ayuda del Gobierno, y que en general resulta aficionado. Es innovador tambien el juego de engano con el espectador, quien es parte fundamental de lo que va ocurriendo porque obligatoriamente tiene que participar y romper su pasividad con ese sector necesitado. El espectador va creyendo que lo que se le presenta es un juego teatral fragmentado en contenido y forma, es decir, en la estructura de la narratividad y su escenificacion. Pero al final, mediante el recurso de imagenes, especialmente tecnologicas, nos enteramos de que todo lo que se ha contado sobre el presente y el pasado es "real"; es parte de la historia familiar. Y ese publico nunca esta seguro de su lugar fisico o del caracter de su participacion en el espectaculo porque constantemente se acude a el y al movimiento de su cuerpo en el espacio para complementar o completar lo que va a sucediendo. Los cuerpos multi utilizados presentan la dificultad de la vida de estos personajes y sus estrategias de supervivencia. Nuestra obligada participacion es un modo de poner atencion a esta dramaturgia del cuerpo autobiografico. Y, por ultimo, es nueva la dimension sonora real (las bocinas de la calle, por ejemplo) como metafora de la violencia que se vive en el pais. Esos ruidos reales, asi como las luces de la calle, atacan todo el tiempo y desde todos los flancos. Muy innovadora resulta la version de la historia de Puerto Rico y los resultados que se viven en la actualidad, vista de una manera sugestiva muy particular: como si el pueblo fuera un experimento de otros que lo controlan en todos los resquicios de la vida, con resultados nefastos para todos. El trabajo se presenta desde el angulo del desposeido en el pais, la clase pobre, que generalmente no es la que escribe la historia hegemonica, sino que es la que la sufre desde un discurso subyugado. La historia aparece entonces desde el discurso de la carencia, el hambre, la necesidad, lo que es insolito, y mas aun, trabajado desde la ironia. La motivacion del espectaculo es singular, ya que responde a los nuevos medios de comunicacion que atacan sectores escogidos de la sociedad desde la internet.

Este trabajo teatral a modo de performance es una respuesta de los pobres, la clase baja, a las acusaciones de sus criticos, pero no se reclama, no se acusa ni se protesta directamente. Los recursos esteticos de un realismo al estilo del Ilusionismo de John Gassner y de la ironia muy bien manejada son los que hablan. Aqui se presenta la realidad misma, mostrada por los que la viven o la han vivido, con gran ingenio creativo y emotividad, con aparente inocencia que no es mas que ambiguedad provocadora. Un gran acierto que enaltece el teatro puertorriqueno.

Rosalina Perales

Universidad de Puerto Rico, Rio Piedras
COPYRIGHT 2015 GESTOS
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2015 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Perales, Rosalina
Publication:GESTOS: Revista de teoria y practica del teatro hispanicos (Spanish)
Article Type:Ensayo
Date:Nov 1, 2015
Words:2125
Previous Article:Estrategias de creacion en la teatralidad de El Patio.
Next Article:El mundo, las palabras y el misterio en Spam de Rafael Spregelburd.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters