Printer Friendly

Maltrato entre iguales en la escuela costarricense.

Resumen: Este es un estudio piloto llevado a cabo con una muestra de estudiantes costarricenses, que se encuentran entre el 6 y el 8 ano de estudios, que pretende medir las condiciones generales de las personas a quienes se victimiza, la frecuencia con que son acosadas, los sitios, como se dan las agresiones y a quienes acuden.

Tanto las victimas como los agresores, sufren del fenomeno de "bullying" en presencia de otros, quienes permanecen al margen de la situacion, y estas conductas no son castigadas, fomentandose dentro de los centros educativos, socavando la autoestima y rendimiento de quienes las padecen.

Palabras clave: Bullying, victimizacion, abuso de poder, acoso escolar.

Abstract: This is a pilot study based on a sample of Costa Rican students from 6th, 7th, and 8th grade; the study is intended to measure the general conditions of people who are victimized, the frequency of the harassment, the place of the harassment, how aggression takes place, and whose counseling victims look for.

Both victims and aggressors suffer from the "bullying" phenomenon in the presence of others who remain indifferent towards the situation; these behaviors are not punished, thus encouraging "bullying" in educational centers and undermining the self-esteem and performance of those who suffer from it.

Key words: Bullying, victimization, abuse of power, school harassment.

I. Marco referencial

Hay dos facetas claramente establecidas que se presentan entre los estudiantes, ante la aparicion del "bullying" o matonismo. La primera, caracterizada por las conductas agresivas, manifiestas en los agresores, y la segunda, que tipifica las condiciones generales de la persona a quien se victimiza.

Para la investigacion del fenomeno del bullying, Olweus (1993) indico que, en general, los instrumentos que se aplican para su estudio pueden ser dirigidos hacia esas dos categorias, e indagar sobre la participacion de los estudiantes ya sea en el papel de intimidadores (bullies), de observadores o de victimas.

El bullying, termino acunado por Olweus (1993), se caracteriza por el maltrato hacia iguales en la edad escolar, en el que puede mediar la provocacion o no, llevarse a cabo en forma grupai o individual; presentarse de manera persistente, y sostenida hacia una persona y provocar situaciones emocionales que socaven la estabilidad de quienes lo padecen. Este maltrato puede darse de diversas formas como: empujones, golpes, amenazas con armas, provocando danos fisicos, o mediante el uso de insultos, chantaje e intimidaciones, cuyo dano es emocional y en muchos casos irreversible, ameritando la ayuda de profesionales para superarlo.

Barudy (1998) hizo mencion, como factor desencadenante del bullying, al entorno social en que se desarrolla el estudiante, cuyos modelos son los adultos, y en este marco social viven experiencias de castigo, maltrato verbal, insultos, reganos, y sus escenarios estan conformados por el hogar y la escuela.

La violencia real, muchas veces se aprueba en el ambito del hogar, cuando los ninos reciben severos castigos fisicos y sin medida, so pretexto de corregir conductas consideradas disfuncionales, para ese momento, o para las normas previamente establecidas, sin ningun control y en forma sostenida por parte de los padres, quienes con buenas intenciones creen que ese es el mejor procedimiento para corregirlas.

El maltrato escolar entre iguales o bullying es un fenomeno que se ha dado desde hace mucho tiempo, sin embargo, no es sino en los ultimos anos que se ha profundizado mucho mas en el estudio de este tema.

La palabra "bullying" proviene del ingles "bully" que significa maton o bravucon, y se relaciona con conductas que estan ligadas a la intimidacion, la tiranizacion, el aislamiento, la amenaza y los insultos, entre otros. (Aviles, 2006)

Dan Olweus, Catedratico de Psicologia de la Universidad de Bergen, Noruega, comenzo a investigar en los anos setenta este fenomeno. Por otro lado, a finales de la decada de los ochenta y de los noventa el maltrato escolar capta la curiosidad de investigadores de otros paises como Japon, Gran Bretana, Holanda, Canada, Estados Unidos y Espana.

Olweus en 1998 definio el fenomeno del bullying como:

la situacion de acoso e intimidacion, en donde un alumno es agredido o se convierte en victima cuando esta expuesto, de forma repetida durante un tiempo, a acciones negativas que lleva a cabo otro alumno o varios de ellos, (p. 25)

El defensor del pueblo espanol senala en esta definicion tres criterios que sirven para identificar el bullying a) el maltrato b) la reiteracion de conductas y c) el desequilibrio de poder, que hace a la victima impotente para salir de esa situacion por sus propios medios, y es por ese tercer criterio que se debe considerar el maltrato como un acto cobarde, ya que quienes lo hacen saben que saldran ilesos, porque la victima no responde, y es dificil que quienes lo observan lo comuniquen. (Espana. Defensor del pueblo, 2007, p. 18)

Aviles (2006) clasifica los diferentes tipos de maltrato en:

a) Fisico: y se refiere a el como el que se manifiesta a traves de empujones, patadas, punetazos, pellizcos y hasta el empleo de cualquier objeto para arremeter contra un estudiante. Este tipo de maltrato suele ser mas comun en la educacion primaria que en la secundaria.

b) Verbal: el que se ha relacionado con insultos, burlas, rumores y con poner sobrenombres que resaltan un defecto fisico o de accion principalmente.

c) Psicologico: que son las acciones tendientes a minimizar la autoestima del individuo y fomentan sentimientos de inseguridad y temor.

d) Social: en donde se pretende aislar al individuo del resto del grupo, manipulando a los miembros del mismo para que sean participes del maltrato.

Es importante destacar que la agresion fisica es mas frecuente entre varones, ya que las mujeres utilizan formas de maltrato mas indirectas como la difamacion, el rumor, la manipulacion de las relaciones de amistad, entre otras, por esta razon el "bullying" entre las mujeres es menos visible que entre los hombres Olweus (1998), por lo tanto es un fenomeno menos estudiado en esta poblacion.

Diversos estudios (Aviles, 2006) realizados en torno al "bullying" muestran que existen varios protagonistas en este fenomeno: el agresor, la victima, los espectadores y por ultimos los adultos.

El agresor: se caracteriza por la impulsividad y por la necesidad de dominar a los demas.

Los hombres "suelen ser mas fuetes fisicamente que los demas, y en el caso de las mujeres, son manipuladoras y con bajo rendimiento". (Olweus, 1998, p. 53)

Olweus (1998) les atribuye a los individuos con conductas agresivas una personalidad ansiosa e insegura que esconden segun el "bajo la superficie".

Estos alumnos generalmente se desenvuelven en pequenos grupos de amigos que los apoyan y ademas desarrollan sentimientos de simpatia con ellos. Tambien tienen dificultades para controlar la ira y presentan sentimientos de hostilidad hacia el entorno y hacia otros individuos, (p. 54)

La victima: presenta una fuerza fisica menor que el resto, lo cual implica que los hombres mas fuertes utilicen su superioridad fisica para intimidar (Olweus, 1998) y a su vez describe a las victimas como:

ansiosas, inseguras, cautas, tranquilas, con baja autoestima y con opiniones negativas de si mismos y de su situacion. Generalmente son estudiantes que no tienen amigos y estan solos y abandonados, sin embargo, no presentan conductas agresivas, (p. 56)

Aviles (2006) nos refiere a dos tipos de victimas: la activa o provocativa y la pasiva. Describe a la primera como una victima con rasgos ansiosos y de reacciones agresivas, lo cual es utilizado por el agresor para excusar sus conductas. A la segunda la caracteriza como mas comun y las tipifica como inseguras ademas de sobrellevar en silencio los maltratos del agresor.

Los espectadores, no participan directamente, pero se divierten ante las agresiones que sufren sus companeros, no los defienden, pero tampoco delatan a los victimarios, se callan ante el temor de que los papeles se inviertan, y ser ellos a quienes se victimice.

Si bien es cierto este es un fenomeno que se ha presentado a nivel mundial, cada pais presenta caracteristicas propias en cuanto a la frecuencia y forma, sin embargo, los datos de la muestra costarricense son comparables con los reportados en paises como Noruega y Estados Unidos, en donde en una muestra representativa a nivel nacional, de sexto a decimo ano, el 29,9% de los encuestados informo sobre la participacion frecuente en la intimidacion en la escuela. El 13% indica haber participando como agresores, el 10,9% como victimas y el 6% como ambos. (Nansel et al., 2001)

II. Metodologia

Esta investigacion se llevo a cabo con una muestra piloto de 371 alumnos de ambos sexos, con edades entre los 12 y 16 anos, ubicados en los niveles de 6, 7, y 8 del sistema educativo costarricense, en las zonas de Coronado, Cartago, Alajuela y Alajuelita.

Se le explico a cada uno de los grupos de que trataba el estudio, se les motivo para contestar un cuestionario, haciendo enfasis en la importancia de la investigacion que se llevaria a cabo. Se les entrego el formulario que debian resolver en forma individual y anonima, lo que permitio que sus respuestas se dieran mas libremente.

Se solicito permiso a los directores de cada uno de los centros, quienes dieron su apoyo y se manifestaron muy interesados en los resultados. Se obtuvo una alta tasa de respuestas, las que resultaron fiables al indicarse a los alumnos que responderian en forma anonima. En los grupos ninguno de los estudiantes se nego a responder el cuestionario, y participaron de forma voluntaria.

Instrumento

El cuestionario que se aplico, se divide en dos partes, con preguntas abiertas de respuesta breve. En la primera se trata de detectar el numero de estudiantes que se ha visto involucrado en conductas agresivas dentro del aula, como iniciadores o agresores, que ya fue objeto de analisis. (Cabezas, 2007), y una segunda parte objeto de este estudio, en donde se pretende detectar si la muestra encuestada ha sido victima de intimidaciones, ?que tipo de agresiones ha sufrido?, ?con que frecuencia?, el lugar, en donde se dieron y cuales fueron las condiciones. Si los estudiantes se encontraban solos(as) o acompanados(as) si fueron una o varias las personas quienes les amenazaron y ?a que? figuras de autoridad recurrieron ante tal situacion; preguntas que se consideran importantes en la literatura, para estudiar el fenomeno de Bullying. Los criterios utilizados, han sido reconocidos e identificados a nivel mundial como universales para detectar este fenomeno.

El instrumento fue sometido a profesionales en el campo de Educacion Especial, Orientacion, y Psicologia para darles validez de contenido, y se incorporaron sus sugerencias.

III. Resultados, analisis y discusion

Los resultados obtenidos una vez aplicados 371 cuestionarios en los centros educativos ubicados en: Alajuela, Alajuelita, Coronado y Cartago se presentan en tablas en forma de porcentajes de respuesta por genero.

De los datos se desprende que un 17,2% de los hombres han sido objeto de agresiones, y un 14,8% de las mujeres, para un total del 32,6% cifra a la que debe prestarse atencion.

En la Tabla 1 se anotan para mejor claridad los porcentajes obtenidos.

Comentario:

Las diferentes investigaciones indican como promedio, que un 15% de los estudiantes que se encuentran en edad escolar sufren de intimidaciones en los centros educativos (Olweus, 1993), sin embargo, los datos obtenidos en la muestra costarricense nos dan porcentajes mayores a este, datos comparables con paises como Turquia con un 30% (Alikasifoglu et al., 2004) Corea 28% (Kim et al., 2004) y Estados Unidos, 24% (Nansel et al., 2001) para poblaciones con edades similares a la muestra costarricense.

Pareciera que el colegio, su composicion social o ubicacion en una zona rural o urbana, no son indicativos que podrian predecir el comportamiento de los alumnos, ya que las conductas agresivas e intimidantes se detectaron en los diferentes alumnos de los centros encuestados, independientemente de su ubicacion geografica o condicion social, o sexo.

Se identifico a los hombres como aquellas personas que se involucran con mayor frecuencia en este tipo de comportamiento con respecto a las mujeres. En investigaciones llevadas a cabo se ha detectado que los estudiantes creen que aquellas personas a quienes se victimiza, son en mayor o menor grado culpables de las agresiones que sufren. (Oliver et al., 1994)

Olweus (1993) caracteriza a las victimas como personas ansiosas e inseguras, con niveles bajos de autoestima, y que con frecuencia se encuentran socialmente aislados. Estas caracteristicas pareciera que las expone ante aquellos companeros que tienen la necesidad de sentirse fuertes, y controlar la situacion. Para la muestra costarricense, se repite esta condicion. (Cabezas, 2007)

Banks (1998) describe a quienes intimidan a sus victimas como personan que aparentan "deleitarse de infligir dolor y sufrimiento a los demas, tener poca empatia por sus victimas y a menudo, defienden sus acciones al decir que sus victimas los provocaron de alguna manera", p. 1.

En la Tabla 2 se describen los diferentes tipos de amenazas de que fueron objeto los estudiantes en la escuela y en el hogar.

Comentario

Las formas de conductas agresivas que han recibido los estudiantes son diversas. En primer lugar estan aquellas dadas en el hogar por parte de los padres, o de otros hermanos. Dentro de las mas frecuentes se encuentran las amenazas y agresiones verbales ademas de los golpes como parte del castigo fisico. Los porcentajes obtenidos en esta pregunta fueron muy altos, siendo la verbal la que obtuvo el puntaje mayor tanto en el grupo de las mujeres, como en el de los varones. En segundo lugar se encuentran los apodos y los insultos, utilizados como parte de las agresiones emocionales, y en tercer lugar aquellas llamadas victimizaciones agudas, cuya frecuencia es menor, pero su gravedad mayor, como es el caso del uso de punales, armas de fuego y violacion. Si bien es cierto el porcentaje que se encontro en el uso de armas es bajo, llama la atencion su presencia en los centros educativos del pais.

Los datos tabulados coinciden con la tipologia considerada general e identificada por Finkelhor y Dziuba-Leatherman (1994) quienes dicen que:

en primer lugar encontramos las victimizaciones generalizadas, que son las que sufren la mayoria de los ninos en su desarrollo e incluyen asaltos de los propios hermanos, el castigo fisico de los padres y en algunos casos palizas, vandalismo y robo en pequena escala. En segundo lugar las agudas, menos frecuentes pero mas graves entre ellas destacamos la negligencia, el maltrato fisico, abuso sexual, maltrato emocional, mendicidad, corrupcion, explotacion laboral, maltrato prenatal e institucional. (En Cerezo, 2006, p. 63)

En la muestra seleccionada, las amenazas verbales, los empujones y los apodos se presentan como las formas mas frecuentes de agresion, sin embargo, son a las que los maestros les prestan menos atencion. En relacion con las diferencias de sexo, se puede apreciar que los hombres ejercen mas la agresion fisica que la verbal, contrario a las mujeres, que utilizan mas la forma verbal a traves de las amenazas y el chantaje como:

"que divulgaran un secreto que saben", o de "acusar por algo que hicieron".

Como se desprende de los datos obtenidos, tanto padres, maestros, o iguales, de una u otra manera participan de las conductas de hostigamiento, que se manifiestan de diversas las formas.

Un aspecto importante por tomar en consideracion, es la fragilidad infantil, y los tipos de maltrato a que se ven expuestos los ninos en el hogar, ya sea porque son agredidos o porque son participes indirectos de ellos, al verlos aplicados en otros miembros de la familia, como su madre u otros hermanos, de tal manera que estas situaciones pueden convertirse en modelos repetidos por ellos en situaciones futuras.

La Tabla 3 nos muestra la frecuencia con que las agresiones se dan en estos estudiantes en los centros educativos seleccionados.

Comentario:

La frecuencia con que los estudiantes de estos centros educativos estan siendo amenazados muestra porcentajes a considerar. La debilidad de los muchachos, su dependencia e inseguridad, se convierten en elementos importantes para ser victimas faciles, cuando quien les arremete es mayor o tiene una contextura mas fuerte, de tal manera que sus amenazas no pueden ser respondidas con facilidad, sometiendoles, sin que en la mayoria de los casos puedan defenderse.

En el marco escolar, un blanco facil es el debil de la clase, aquel que tiene algun tipo de handicap o discapacidad, este individuo disgusta al agresor solo con su presencia, lo considera culpable de algo que le desagrada y asocia su estado fisico en desventaja con una serie de sucesos desagradables, de manera que el debil actua como estimulo aversivo. (Cerezo, 2006, p. 64)

Pareciera que hay cierta tolerancia por parte de las figuras de autoridad hacia la agresion, lo que influye en forma positiva para que estos actos sean continuos, como se desprende de un estudio anterior, (Cabezas, 2007) con esta misma muestra en donde en un 59,5% de los casos los agresores no recibieron ningun castigo.

La edad es un factor que influye para ser arremetido. A menor edad, las condiciones se facilitan para el agresor, ya que la persona se presenta como mas debil, y tiene menos posibilidades para defenderse.

En la Tabla 4, se anotan las condiciones en que se encontraba la victima cuando fue abordada por su agresor.

Comentario

En la mayoria de los casos, la victima estaba acompanada. Un porcentaje alto de las amenazas se centran en el robo de las pertenencias, el quitarles sus meriendas, y la falta de consecuencias hacia estos actos por parte de los profesores, o padres, en muchos casos se debe a que son consideradas como juegos de ninos, y no como victimizaciones hacia sus companeros o hijos.

Hay una creencia generalizada por parte de los adultos de interpretar que este tipo de actos son cosas propias del desarrollo normal de los ninos, o que las ninas no participan de ellas, lo que se contradice con los datos presentados en esta muestra piloto, en la que tanto hombres como mujeres participan de este fenomeno.

No puede interpretarse como parte del desarrollo normal el ser abusado o victimizado por figuras de autoridad como por iguales, porque ello deja cicatrices muchas veces dificiles de sanar.

La Tabla 5 nos indica si fue una o varias las personas quienes cometieron los actos de agresion.

Comentario

Los porcentajes mas altos de agresion en ambos grupos se dieron cuando las personas a quienes se victimizo se encontraban solas. Al agresor que busca a la persona para intimidarla cuando se encuentra sola, Olweus (1998) le llama el activo, y su objetivo es el de realizar la agresion personalmente, para establecer relaciones directas con la victima.

Seguidamente se encuentran los datos, en donde las victimas fueron amenazadas por varios companeros. A este tipo de agresores Olweus (1998) les denomina el "social indirecto, que logra dirigir a veces en la sombra el comportamiento de sus seguidores, a los que induce a actos de violencia y persecucion de otros companeros". (Rodriguez et al., 2007, p. 162)

Ademas de estos tipos de agresores, se han identificado aquellas personas, que estan presentes pero no participan de la agresion, no la denuncian a figuras de autoridad ni defienden a sus victimas por temor, convirtiendose en complices silenciosos.

Los lugares mas frecuentes en donde se presentaron las agresiones en este grupo, se anotan en la Tabla 6.

Comentario

Se encontro que en los sitios donde se dan con mayor frecuencia las agresiones fueron: en el vecindario, los pasillos, el patio del colegio y en las clases, lo que indica que hay una mayor incidencia en el ambito escolar. Sin embargo, si la escuela cumple una funcion social, en donde se inculcan tanto los valores como los conocimientos, y esta se convierte a su vez en facilitadora de cultura, no se debe perder de vista el ?por que? de esos conflictos. Cerezo (2006) destaca cuatro tipos diferentes de conflictos en la clase.

a) Aquellos que se generan a partir de los valores culturales y las expectativas institucionales, partiendo de la premisa de que la Institucion y los profesores esperan que el alumno, desarrolle al maximo sus potencialidades, lo que contrasta con la sociedad en donde se "prioriza el hedonismo y la consecucion inmediata de las metas como valores culturales, lo que hace que el aula y la sociedad sean incongruentes" (Cerezo, 2006, p. 75), y esto lleva al estudiante a un conflicto en relacion al comportamiento que debe tener dentro del aula.

b) Los conflictos entre lo que se espera del alumno y su personalidad. Anadiendo que cuando hay diferencias entre lo que se espera del individuo y su personalidad, "este tiene que decidir entre una mala integracion personal, lo que es frustrante e insatisfactorio, a nivel personal, o una mala adaptacion al rol asignado en la clase" (Cerezo, 2006, p. 75), llevando al estudiante a ser poco eficiente y efectivo.

c) Los conflictos de roles. Como parte de ellos situa "el desacuerdo en las caracteristicas del rol (no todos tenemos la misma idea de referencia sobre lo que debe hacer un director) o entre los diferente roles que debe cumplir una persona" (Cerezo, 2006, p. 75) lo que lleva a desacuerdos entre las caracteristica del rol que debe ser cumplido, y la personalidad del individuo y

d) El conflicto de personalidad, que se da al existir diferencias entre las necesidades del sujeto y sus potencialidades, y este desajuste se ve manifiesto en la forma en que se desenvuelve, asi como en la relacion que establece con la institucion.

Para entender entonces las conductas agresivas, es importante identificar tambien el entorno en que se dan.

En el aula, juega un papel importante el rol que tiene cada uno de sus participantes, puesto que es alli con el grupo de companeros, donde se refuerzan o se castigan las conductas, de los estudiantes. La aceptacion o el rechazo, puede ser que incida en su autoimagen, y socave su motivacion para aprender, y se convierta en un obstaculo para seguir en el aula.

En la Tabla 7 se anotan las respuesta obtenidas en relacion a ?cual fue la reaccion de las personas que fueron agredidas.

Comentario

Como muestra la tabla, un porcentaje bajo de los encuestados, refieren a figuras de autoridad lo sucedido (12,4%) mientras que un (24%) le dice a un amigo, pero no sucede nada. Un (21,5%) prefiere quedarse callado (a), y en el mejor de los casos evitar a la persona el (25%) pero la situacion se mantiene, convirtiendose en victimas pasivas, que sufren en forma silenciosa las constantes agresiones, que no saben repeler.

Pareciera que hay temor en denunciar a sus companeros, por recibir nuevas agresiones como represalia. Esto las convierte en personas inseguras, debiles, timidas, que podria llevarles al retraimiento, y seguir siendo un blanco facil de su victimario.

IV. Conclusiones

Como se desprende del analisis de los datos, el tipo de violencia que con mayor frecuencia se presenta en los grupos costarricenses estudiados es la verbal, la que se da a traves de los insultos, seguida de empujones y los golpes. Lejos de ser estas situaciones esporadicas, la tasa es mas alta de la esperada, conductas a las que hay que prestarles especial atencion, ya que se tornan en algunos centros educativos muy peligrosas, atenian contra la estabilidad de las Instituciones, alterando el desarrollo de la vida de los estudiantes en general, y particularmente, de quienes participan de ellas, siendo en muchos casos un factor determinante que lleva a la desercion escolar.

El Bullying en los estudiantes costarricenses toma tambien las diferentes formas, que se apuntan en la literatura como fenomeno universal, las que van desde:

a) Maltrato fisico tipificadas bajo las formas de golpes, obteniendose datos de un 32,17%, y para los empujones de un 37,26%.

b) Maltrato verbal como el poner apodos, con porcentajes de un 43,63% e insultar con un companero con un 44,11%. Ambos aspectos llevan a otras formas de maltrato que afecta emocionalmente a quienes las padecen, y cuya tendencia es la de minar la autoestima, fomentar la inseguridad y la angustia.

c) Maltrato indirecto, cuando se induce a otro a agredir a un companero, y que al analizar los datos nos da un porcentaje bajo 0,8% y a los

d) Abusos sexuales, que llevan a la intimidacion y vejacion detectandose en esta muestra un 1,81%.

Es importante destacar que la violencia en las aulas costarricenses, ha dado un giro preocupante. Las amenazas van mas alla de las verbales o intimidaciones fisicas, y han trascendido al uso de punales, con datos como del 3,31% y el de armas de fuego con un porcentaje del 6,31%, situaciones que son una llamada de alerta para aquellas figuras de autoridad que estan directamente relacionadas con estas poblaciones, y si no se intervienen a tiempo, podrian desencadenar en situaciones que podrian lamentarse.

Al ser sometido un estudiante a una intimidacion constante, esto puede causarle miedo e inseguridad, sentimientos contradictorios a los que deben fomentarse en las instituciones educativas, cuyos fines se dirigen hacia la estabilidad, seguridad y formacion de ciudadanos sanos, libres de miedo, acordes con los fines y principios de la educacion costarricense.

Este es un estudio parcial, con una muestra piloto, el que debe ampliarse a mas instituciones, las que posiblemente arrojen datos mas alarmantes que los expuestos en este informe, por lo que desde ya, deben implementarse programas preventivos que aborden esta problematica social.

Los programas pueden dirigirse tanto a los docentes como a padres, asi como a los estudiantes, en donde cada uno asuma su rol con responsabilidad.

Padres y maestros entrenados en tecnicas especificas conductuales, podrian unirse y abordar con mayor eficacia esta problematica.

Dentro de este proceso, cobra vital importancia el identificar en los centros educativos a aquellos estudiantes que se encuentren en situaciones de riesgo. Primero, como agresores, porque las conductas podrian tornarse mas violentas, llevandoles a ser futuros desadaptados sociales o delincuentes en potencia, y segundo identificar a quienes se victimiza, porque podriamos perderlos como estudiantes del sistema educativo, por existir una posibilidad alta para desertar del sistema escolar.

V. Referencias bibliograficas

Alikasifoglu, M., Erginoz, E., Ercan, O. Uysal, O., Kaymak, D. A. & liter, O. (2004). Violent behavior among Turkish high school students and correlates of physical fighting. European Journal of Public Health, 14(2), 173-177.

Aviles, J. M., (2006, Setiembre 9). Diferencias de atribucion causal en el bullying entre sus protagonistas. Revista Electronica de Investigacion Psicoeducativa, 2(A), 201-220, articulo 4. Extraido el 12/8/07 http://www. investigacion- psicopedagogica.org/ revista/new/index.php?9

Banks, R. (1998). La intimidacion en las Escuelas. Publicacion auspiciada por Office of Educational Research an Improvement, U.S. Department of Education.

Barudy, J. (1998). El dolor invisible. Una lectura ecosistemica del maltrato infantil. Barcelona: Editorial Paidos.

Cabezas, H. (2007). Deteccion de conductas agresivas "Bullyings" en escolares de sexto a noveno ano, en una muestra costarricense. Revista Educacion, 1 (31), 133-142.

Cerezo, F. (2006, setiembre). Violencia y victimizacion entre escolares. El Bullying: estrategias de identificacion y elementos para la intervencion a traves del test Bull-s. Revista Electronica de Investigacion Psicoeducativa, 2(4), 333-352 articulo 10. Extraido el 12/5/2006 de http://www.investigacion-psicolpedagogica. org/revista/ new/index.php?9

Cerezo, F. (2006). Conductas agresivas en la edad escolar. Madrid: Ediciones Piramide.

Collel, J. y Escude, C. (2002). La violencia entre iguais a leseola: el Bullying. Ambits de Psicopedagogia 4, 20-24.

Espana. Defensor del Pueblo. (2007). Violencia escolar: el maltrato entre iguales en la Educacion Secundaria Obligatoria 1999-2006. Madrid: Defensor del Pueblo.

Finkelhor D. & Dziuba-Leatherman, J. (1994). Victimization of children. American Psychologist. (3) 49, 173-183.

Kim, Y., Koh, Y. & Leventhal, B. L. (2004). Prevalence of school buying in Korean middle school students. Arch. Pediatr. Adolesc. Med., 158, 737-741.

Nansel, T. R., Overpeck, M. D., Pilla, R. S., Ruan, W. J., Simons-Morton, B. & Scheidt, P. C. (2001). Bullyings behaviors among US youth: Prevalence and association with psychosocial adjustment. Journal of the American Medical Association, 285, 2094-2100.

Oliver, R, Hoover, J., & Hazier, R. (1994). The perceived roles of bullying in smalltown Midwestern schools. Journal of Counseling and Development, (4) 72, 416-419.

Olweus, D. (1993). Bullying at school: what we know and what we can do. Oxford: Blackwell. (Traducido al Espanol y publicado en 1998. Conductas de acoso y amenaza entre escolares. Madrid: Ediciones Morata.)

Olweus, D. (1998). Conductas de acoso y amenaza entre escolares. Madrid: Ediciones Morata.

Olweus, D. (2007). Acoso escolar, bullying, en las aulas: hechos e intervenciones. Centro de investigacion para la Promocion de la Salud, Universidad de Bergen, Noruega, s.e.

Ramirez, S. y Justicia, F. (2006, setiembre). El maltrato entre escolares y otras conductas-problema para la convivencia. Revista Electronica de Investigacion Psicoeducativa, 2(4), 265-290, articulo 7. Extraido 13/3/2006 de http:// www.investigacion-psicolpedagogica. org/revista/new/index.php?9

Rodriguez, R., Seoane, A. y Pedreira, J. L. (2006). Ninos contra ninos: el bullying como trastorno emergente. An. Pediatr. Bare. 2(64), 162-166.

Serrano, I. (2006). Agresividad infantil. Madrid: Ediciones Piramide.

Hannia Cabezas Pizarro

Profesora de la Escuela de Orientacion y Educacion Especial, Facultad de Educacion, Universidad de Costa Rica, San Jose, Costa Rica

Irene Monge Jimenez

Estudiante de la Escuela de Orientacion y Educacion Especial, Facultad de Educacion, Universidad de Costa Rica,

San Jose, Costa Rica

Recibido 16-VIII-2007 * Aceptado 12-VIII-2007
Tabla 1

Porcentaje de estudiantes que han sido objeto
de agresiones

Hombres                 Mujeres       Total

17.80%                   14,8%        32,6%

Tabla 2

Tipos de amenazas que han recibido

Tipo de amenaza         Hombres      Mujeres

amenazaron               39,0%        69,0%
golpearon                19,7%        12,7%
empujaron                22,7%        14,5%
le pusieron apodos       27,3%        16,4%
insultos                 25,8%        16,4%
uso de punal             1,5 %         1,8%
uso de arma de fuego      4,5%         1,8%
violacion                              1,8%

Tabla 3

Frecuencia con que son amenazados

Frecuencia              Hombres      Mujeres

a diario                 12,1%         5,5%
una vez por semana       15,2%        16,4%
una vez por mes          18,2%         9,1%
una vez al ano           50,0%        69,1%

Tabla 4

Numero de personas que han amenazado
a la victima

Ha sido una o varias las
personas que le han         Hombres    Mujeres
amenazado

solamente una persona           44%        34%
varias las personas             22%        17%

Tabla 5

Condiciones en que ha estado la victima

Condicion en que ha estado    Hombres    Mujeres

ha estado solo (a)                21%        18%
ha estado acompanado (a)          45%        33%

Tabla 6

Lugares en donde se presentaron las agresiones

Lugares en que se dio la    Hombres    Mujeres
agresion

en clases                     16%         8%
patio del colegio             18%         9%
en el bano                     5%         2%
en el pasillo                 15%        11%
vecindario                    11%        17%

Tabla 7

Actitud de los agredidos

?Que hizo?                %

Decirle profesor        12,4%
Decirle amigo           24,0%
No decir nada           21,5%
Evitar persona          25,0%
Decir padres            10,0%
COPYRIGHT 2007 Universidad de Costa Rica
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2007 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Cabezas Pizarro, Hannia; Monge Jimenez, Irene
Publication:Educacion
Date:Jan 1, 2007
Words:5449
Previous Article:Deteccion de conductas agresivas "bullyings" en escolares de sexto a octavo ano, en una muestra costarricense.
Next Article:Las creencias sobre obesidad de estudiantes de la Educacion General Basica.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2022 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters |