Printer Friendly

MEMORIA OFICIAL Y MEMORIAS COLECTIVAS. LA CREACION Y ELIMINACION DEL RECUERDO A DOMICIANO EN LOS ESPACIOS DE REPRESENTACION PUBLICA DE LAS CIUDADES HISPANAS.

OFFICIAL MEMORY AND COLLECTIVE MEMORIES. THE CREATION AND OBLIVION OF DOMITIAN'S MEMORY IN THE SPACES OF PUBLIC REPRESENTATION OF THE HISPANIC CITIES

MONUMENTA IMPERATORIS IN LOCA PUBLICA, PALIMPSESTOS DE LA HISTORIA OFICIAL DEL PRINCIPADO

1 "La historia no es todo el pasado, pero tampoco es todo lo que queda del pasado. O, si se quiere, junto a una historia escrita, se encuentra una historia viva que se perpetua o se renueva a traves del tiempo y donde es posible encontrar un gran numero de esas corrientes antiguas que solo aparentemente habian desaparecido" (2). Investigadores como M. Halbwachs, autor de esta cita, J. Assman, o P. Nora son pioneros en la exploracion de la relacion entre la Historia y las diversas modalidades de la Memoria. El primero acuno el concepto de "memoria colectiva", que incide en la seleccion e identificacion de un determinado grupo social con una serie de hitos referenciales (creencias religiosas, simbolos, acontecimientos, etc.) sobre los que se construye una identidad historica (3).

2 Por su parte, J. Assmann prefirio distinguir entre una "memoria cultural" y una "memoria comunicativa". Mientras que la primera se adscribe a un ambito mas formal, solemne y normativizado, la segunda incide en la vertiente experiencial que implica el proceso de interaccion y reproduccion de la memoria en el plano cotidiano (4).

3 Por ultimo, a P. Nora debemos la nocion de "lieux de memoire", definidos como aquellos elementos, abstractos o fisicos, a traves de los que se construye una identidad colectiva, una memoria comun, compartida (5). Estos lieux, por definicion ilimitados, puede ser efemerides, personajes destacados, simbolos, o lugares. En todo este proceso, los monumentos publicos juegan un papel decisivo en la creacion, difusion y fijacion de una determinada "memoria historica". De ahi la formulacion de conceptos como "memoria monumental", que situan el foco de estudio en la conexion entre el espacio fisico y el recuerdo, y en el modo en el que los distintos actores sociales intervienen semiotizando los lugares publicos (6).

4 Obviamente, estos loci memoriae, como escenarios de los "rituales de consenso" que conforman una identidad cultural, estan sujetos a los vaivenes provocados por la revision del relato historico oficial. Por tanto, son susceptibles a una profunda resignificacion, cuyos efectos materiales son visibles.

5 En el mundo romano, la maxima expresion de esta ruptura con el pasado es la damnatio memoriae a un personaje historico (7). Uno de los expedientes mas paradigmaticos es el de Domiciano. La vision construida por los escritores grecolatinos, que situa al emperador flavio como uno de los arquetipos universales del tirano, se extiende como una mancha indeleble sobre su recuerdo (8). De ahi la importancia de las evidencias escultoricas y epigraficas como contrapunto a esta version oficial, y adulterada, de la Historia romana (9). Y es que, por fortuna para nosotros, la eliminacion del recuerdo sobre los mismos no siempre fue un procedimiento impecable, como asi lo atestiguan la reelaboracion de sus retratos o las marcas producidas en las inscripciones a consecuencia de la mutilacion del texto.

6 Contamos con excelentes estudios sobre la reutilizacion de las imagenes de Domiciano (10). Y tambien sobre los procedimientos y el alcance de la damnatio memoriae sobre los soportes epigraficos (11). En cambio, los datos obtenidos del analisis de las inscripciones, por un lado, y de los materiales escultoricos, por otro, no suelen confrontarse, a excepcion de contribuciones como las de J. M. Pailler y R. Sablayrolles (12). Este es el proposito del presente trabajo. En el, partiendo del estudio de las inscripciones honorificas y votivas, y de las imagenes del principe, afrontamos el analisis de los procesos de (des)memorializacion en torno a este personaje en los espacios de representacion publica de las ciudades hispanas. En ultima instancia, queremos reflexionar sobre la percepcion de su reinado. O lo que es lo mismo, sobre la existencia de memorias colectivas que hayan dejado huella material en el ambito publico.

1. TRAS LAS HUELLAS DE UN EMPERADOR CONDENADO AL OLVIDO. EVIDENCIAS MATERIALES Y PROBLEMAS METODOLOGICOS

7 Obviamente, los efectos de la damnatio memoriae constituyen el principal escollo para el conocimiento de la existencia de estos "memoriales" en honor de Domiciano. En lo que respecta a las inscripciones honorificas y votivas, tan solo conocemos cuatro ejemplares en los que la identificacion es segura (Anexo Tablas 5.1) (13). Esto se debe, por un lado, al hecho de que, ni la pieza ni el contenido de la misma, muestran signos de una intervencion fisica que haya erosionado intencionadamente la superficie inscrita. Es el caso de las dedicatorias de Mirobriga (no. 2, fig. 11) y de lluro (no. 4). Y por otro, se debe tambien a que, cuando la damnatio memoriae se produjo, se limito a eliminar una minima parte del contenido de la inscripcion. De modo que se han preservado de determinados elementos clave para su identificacion: titulos como el de Germanicus, y la propia filiacion como Divi Vespasiani f.(no. 1, fig. 7).

8 En otras ocasiones, aunque la operacion de borrado tuvo un alcance mas extensivo, el contexto topografico y las caracteristicas del soporte, asi como el propio formulario de la inscripcion, son claves en la identificacion de una dedicatoria a Domiciano. Asi sucede con el pedestal de estatua de Munigua, identico a los de Vespasiano y Tito junto a los que fue hallado in situ en el foro de la ciudad (no. 3).

9 Sin embargo, este caso es una excepcion. Por lo general, no podemos confrontar los datos paleograficos, formales o de contenido con aquellos contextuales o topograficos. En el mejor de los casos, cuando podemos certificar que nos encontramos ante una inscripcion imperial en honor de los Flavios, no podemos ir mas alla de una atribucion generica a uno de los miembros de la dinastia (14).

10 Las dedicatorias monumentales que cubren las dos fachadas del Arco de Medinaceli merecen una mencion especial. Dichas inscripciones fueron elaboradas con letras de bronce y fijadas a los arquitrabes a traves de espigas metalicas. Todas estas piezas fueron retiradas ya en la Antiguedad, por lo que cualquier intento de restitucion epigrafica parte del estudio de la distribucion de las huellas dejadas por dichas espigas. Hasta la fecha, aquella que goza de mayor aceptacion, y que aceptamos como la mas probable, es la de G. Alfoldy y J. M. Abascal. Segun su hipotesis, en la cara septentrional se grabo una dedicatoria al Numen del emperador Domiciano, y en la opuesta, otra al Numen Augustum sacrum (no. 5, fig. 10).

11 En cuanto a los retratos atribuidos al emperador, conocemos seis ejemplares recuperados en un contexto urbano (Anexo Tablas 5.2) (15). A ellas habria que sumarle el pequeno busto procedente de la Villa de El Ruedo, en la localidad cordobesa de Almedinilla (fig. 16), adscrita erroneamente a Italica (16). De esas seis, destaca la pieza procedente de Turiasu, elaborada en sardonice indio, y de un tamano similar a la anterior (no. 11). Las cinco restantes, sobre materiales petreos, corresponden a piezas de un formato superior (no. 6, 7, 8, 9 y 10). Aquella procedente de Baelo Claudia (no. 8), inserta en una estatua togada, es de dimensiones colosales. Otra, recuperada en Aeminium (no. 6), es de un tamano superior al natural.

12 Mas controversia existe en torno al ejemplar hallado en Regina Turdulorum (no. 9). Su aparicion junto a otros fragmentos escultoricos pertenecientes a las extremidades de una estatua toracata colosal llevaron a T. Nogales y L. Nobre da Silva a poner en relacion todos estos hallazgos17. En cambio, D. Ojeda ha cuestionado esta propuesta, senalando que existen suficientes diferencias en materia de dimensiones (18).

13 Por ultimo, hemos optado por excluir de nuestro analisis las estatuas acefalas atribuidas a Domiciano ante los problemas derivados de su identificacion e interpretacion (19). En suma, contamos para el presente estudio con un total de once testimonios, cinco epigraficos, y seis escultoricos.

2. LA TRANSMISION DE LA PROPAGANDA OFICIAL Y DE LA IMAGEN DE DOMICIANO EN HISPANIA. LOS HOMENAJES ESTATUARIOS Y LAS DEDICATORIAS VOTIVAS EN SUELO PUBLICO (69-96 d.C.)

2.1. La proyeccion publica del Cesar Domiciano (69-81 d.C.)

14 La proyeccion publica de la imagen de Domiciano es consustancial al propio proceso de creacion y difusion del proyecto dinastico flavio. La disponibilidad de dos hijos varones habia constituido uno de los principales avales de la candidatura de Vespasiano a la purpura (20). De ahi que el bando flavio no dudase en poner en circulacion las efigies de ambos desde los momentos inmediatamente posteriores al alzamiento contra Vitelio (21).

15 Una vez finalizado el conflicto, Vespasiano asocio a Tito y a Domiciano a las tareas de gobierno y al ejercicio del poder, una muestra inequivoca de los esfuerzos del regimen por presentarlos como dignos sucesores de su padre (22). La necesidad de articular un amplio consenso en torno a este nuevo proyecto dinastico nos ayuda a entender el enfasis con el que la propaganda oficial utilizo la imagen de ambos herederos, que recibieron los titulos de Caesar y Princeps luventutis, e incluyeron la mencion como Augusti f.(fig. 1).

16 En este contexto, donde cualquier homenaje al nuevo soberano asume una dimension dinastica, se inscribe la aparicion publica de Domiciano en Hispania (23). Asi sucede con la dedicatoria que brindan los pagani pagi Carbulensis a Vespasiano y sus hijos--liberisque eius--(24). Muy similar es la dedicatoria a la sacrum/sacrata domus Augustae que realiza M. Clodius Proculus en la vecina Castro del Rio, en un momento indeterminado del reinado de Vespasiano (25). El ancho del pedestal, de 100 cm, hace pensar que este soporte epigrafico pudo ser concebido para albergar varias estatuas, al menos dos, o quizas tres (26). Puede que entre ellas estuviese la del joven Cesar Domiciano.

17 Desafortunadamente, no hemos conservado en Hispania ninguna inscripcion honorifica como tampoco ningun busto dedicado al Cesar Domiciano durante el reinado de su padre (27). Esto contrasta sensiblemente con el considerable volumen de dedicatorias en honor del Cesar Tito, practicamente el mismo numero que las que recibe su padre (28). Esta situacion se explica por la condicion de corregente del hijo de mayor de Vespasiano, el primero en la linea sucesoria, y cuya atencion relego a Domiciano a una posicion secundaria, especialmente despues de la toma de Jerusalen, a finales del 70, y del adventus de Tito para celebrar el Triunfo en el 7129.

18 Este silencio documental respecto a la conservacion de bustos o inscripciones en honor del Cesar Domiciano se extiende tambien sobre el reinado de Tito (30). En esta ocasion, este vacio tiene que ver, a mi juicio, con la propia duracion del reinado de Tito. Y es que si hay algo que lo caracteriza es su extraordinaria brevedad. De hecho, tan solo conocemos una inscripcion honorifica a Tito como emperador. Concretamente, el homenaje multiple que realiza el ordo decurionum del municipio flavio de Munigua en el ano 79 al nuevo principe y a su padre, el ya Divus Vespasianus, como agradecimiento a ambos por su labor como censores (no. 3a y 3b, fig. 2).

2.2. La difusion de la imagen del nuevo emperador y la expansion del culto dinastico

19 Las primeras dedicatorias estatuarias a Domiciano conservadas en Hispania corresponden, o coinciden, con su proclamacion imperial en el ano 81. Este debio ser el ano elegido por los muniguenses para colocar la estatua del nuevo emperador junto a las de su padre y hermano, momento que aprovecharon, ademas, para grabar el titulo de Divus sobre el plinto del pedestal de estatua de Tito, encima del campo epigrafico (no. 3b, fig. 2).

20 Y es que, en efecto, la difusion de la imagen del nuevo soberano en estos primeros anos de su reinado estuvo estrechamente ligada a la de sus antepasados y predecesores, como consecuencia de un fuerte impulso al culto dinastico, que con Domiciano conocio una notable expansion monumental (31). El nuevo emperador no solo completo la construccion del santuario forense en honor de Vespasiano, que paso a ser templum Divi Vespasiani et Titi (32). Ordeno, ademas, construir nuevos espacios de culto y representacion familiar, como el porticus Divorum en el Campo de Marte, un amplio recinto porticado flanqueado en los extremos de su cabecera por dos aedes dedicadas al Divus Vespasianus y al Divus Titus (33). El mas paradigmatico es, sin duda, el templum Gentis Flaviae, construido en el solar que ocupaba la antigua casa familiar donde nacio el propio Domiciano (34).

21 Este ultimo espacio es el que mejor refleja la ampliacion del propio caelum Flavium (35) (fig. 3). Si Tito, ademas de impulsar la apoteosis de Vespasiano, se habia limitado a brindar honores postumos a su madre, Flavia Domitilla, Domiciano adopto una postura distinta desde el mismo inicio de su reinado. En paralelo a la consecratio de su hermano mayor, otros personajes difuntos de la familia imperial vieron modificado su estatus al de Divus o Diva. Entre ellos, una de las dos Flavias Domitillas --o quizas ambas-, madre y hermana del emperador, a las que se sumo en el ano 89/90 la Diva Iulia, sobrina del emperador (36). Pero, tambien, la de su unico hijo, nacido en torno al ano 73, y que fallecio en un momento indeterminado durante el reinado de Vespasiano o el de Tito (37).

22 Todos ellos, los vivos y los deificados, aparecen representados en parejas dentro de una extraordinaria serie conmemorativas de aureos y denarios acunada a lo largo de los anos 82 y 83 (fig. 3). Asi se comprende mucho mejor que los votos de los Hermanos Arvales se dirigiesen, a partir de esta fecha, por la salud del emperador, su esposa y su sobrina, et totiusque domus divinae (38).

23 Este impulso oficial al culto dinastico flavio tuvo su eco en el paisaje monumental de algunas ciudades hispanas con la construccion de santuarios propios. Este parece ser el caso de Regina Turdulorum. Dicha interpretacion partio originalmente de la existencia de un templum Pietatis Augustae, conocido a traves de una inscripcion que conmemora su reparacion en el siglo II d.C., asi como de la expansion edilicia que experimenta el foro en epoca flavia y del hallazgo de una dedicatoria al Divus Titus por parte de la Res publica Reginensis (39). La reciente aparicion de un busto reutilizado de Domiciano procedente de uno de los pozos del area sacra del foro ha venido a sumarse a estos argumentos (no. 9, fig. 4) (40).

24 Algunos autores han especulado sobre la posibilidad de que este santuario estuviese dedicado a la memoria de su hermano mayor (41). La existencia de flamines Divi Titi permite pensar en la existencia de espacios donde se le rindio culto en solitario (42). En otras ocasiones, este se incluyo dentro de aquel tributado a la gens Flavia en su conjunto, como muestra la implantacion de los sodales Flaviales en ciudades como Bracara Augusta (43).

25 No sabemos si el templum Pietatis Augustae de Regina pudo estar consagrado al culto de uno o varios miembros de la gens Flavia. De hecho, no podemos asegurar con total certeza que se tratase de un espacio dedicado en exclusiva al mismo, como tampoco podemos descartar que no existiese ningun tipo de vinculacion de este espacio con el culto dinastico flavio. Lo que nos interesa de estos testimonios procedentes del foro reginense es que ponen de relieve como la imagen de Domiciano encontro un excelente cauce de difusion a traves de este programa de exaltacion familiar, fuente de legitimacion de su posicion al frente del poder.

26 Es posible que homenajes como los del foro provincial de Augusta Emerita, anterior al ano 83 (no. 1), o aquel procedente de la ciudad lusitana de Mirobriga, fechado en el 82 (no. 2), se inscriban en este contexto de conmemoracion de los origenes divinos de Domiciano que acompana a las honras y homenajes publicos por su receptio imperii (fig. 3). En el caso de la pieza de Mirobriga, es posible incluso que fuese utilizada en las ceremonias de culto imperial. Asi lo sugieren las enormes similitudes entre este ara de pequenas dimensiones y aquella que sirvio como soporte del busto de oro que dedica la provincia Lusitania al Cesar Tito en el ano 77 (44).

27 Otras piezas recogidas en el presente estudio tambien pudieron tener una funcion cultual. Concretamente, el pequeno busto de Turiasu hallado en el santuario de aguas termales (no. 11). Este centro estaba dedicado a la Silbis celtica, una divinidad salutifera sincretizada con la Minerva Medica y abstracciones como Salus (45). A traves de estas ultimas, confluye un culto a las aguas de raiz indigena con el propio culto al soberano, en un proceso de transferencia en el que, sin duda, episodios como el de la curacion del propio Octavio Augusto jugaron un papel esencial (46). Como tambien lo hizo la relacion personal y politica establecida entre el propio Domiciano y Minerva, como divinidad tutelar y protectora del emperador, y por extension de toda la gens Flavia (47).

28 Esta asociacion con Minerva es consustancial a la instrumentalizacion del culto capitolino y jupiterino por parte de Domiciano. Como demostro J. R. Fears, el ultimo de los dinastas flavios dio un paso mas alla en el proceso de identificacion del soberano con la divinidad suprema del panteon romano, una pieza clave en la formulacion de una concepcion teocratica del poder que avanzo en el reconocimiento divino del emperador y de su familia (48). No en vano, Domicia es la primera dama imperial honrada en vida como madre de un divus (49).

29 Desconocemos la ubicacion exacta del homenaje a Domiciano dentro del area sacra del foro reginense. Pero el hallazgo del retrato del emperador flavio amortizado en el pozo situado delante de los tres templos de la cabecera (fig. 4), asociados, no sin ciertas reservas, a la Triada Capitolina, sugiere una relacion topografica entre la imagen familiar dinastica flavia y el culto capitolino.

30 Ademas, junto a la cabeza-retrato de Domiciano/Trajano aparecieron, ademas, las del Genio de la comunidad y la de un principe julio-claudio (fig. 4). Aunque, de nuevo no sabemos la relacion topografica exacta entre todos los elementos del programa estatuario reginense, parece logico admitir una cierta vinculacion espacial entre todos los elementos.

31 En la misma direccion, mas informacion nos ofrecen los hallazgos escultoricos del criptoportico de Aeminium, de donde procede otro de los retratos de Domiciano (50) (no. 6). Lo interesante es que, tanto esta pieza, como aquella correspondiente al busto de su padre, se insertan dentro un ciclo dinastico julio-claudio, del que se han conservados los bustos de Livia y de Agripina la Mayor (51). No en vano, el retrato de Vespasiano habia sido reelaborado a partir de uno de Neron (52) (fig. 15).

32 Esta asociacion fisica entre las imagenes de los julio-claudios y de sus homologos flavios debio ser bastante frecuente en los monumentos oficiales, que se convirtieron en un medio excepcional a la hora de proyectar un mensaje de unidad simbolica entre ambas casas imperiales tras el "parentesis" del reinado de Neron (53). En efecto, Vespasiano, siguiendo el ejemplo de Galba y de sus efimeros predecesores, revoco las decisiones de este ultimo en materia de culto imperial (54). Entre las que destaca la restitucion del decreto de divinizacion de Claudio y la rehabilitacion de la memoria de su esposa Agripina la Menor (55).

33 En este sentido debemos interpretar, a mi juicio, una de las principales novedades introducidas por los Flavios en materia religiosa: la asociacion, absolutamente inedita, entre los Divi y los Augusti en las ceremonias del Culto Provincial (56). Dicha innovacion no constituyo una reivindicacion del estatus de divinidad por parte de Vespasiano y sus hijos, sino que se entiende mejor en clave transdinastica. Al fin y al cabo, las ceremonias del culto imperial constituian un importante lieu de memoire a traves del cual fijar en el imaginario colectivo un nexo simbolico entre la obscura gens Flavia y la Iulia, y a traves de esta ultima, con los mitos fundacionales de la Historia romana (57) (fig. 18).

34 Esta unidad simbolica con el pasado se plasma a la perfeccion en uno de los pasajes de la legislacion municipal hispana. En el se establece que los magistrados electos deben tomar posesion de su cargo prestando juramento publico a los Divinos Augusto, Claudio, Vespasiano y Tito, asi como al Genio de Domiciano, a Jupiter y a los Penates (58). Esta disposicion, publicada en el ano 91, contradice, ademas, uno de los aspectos del Principado domiceaneo reprobados por los autores que escriben tras su muerte: que el emperador impulsase, o aceptase, ser honrado oficialmente como Deus, Dominus o como Divus (59).

35 Todas las dedicatorias conocidas se dirigieron al Genius, o al Numen, como queda patente en el Arco de Medinaceli (no. 5, fig. 5). La reconstruccion que proponen coincide sustancialmente con los personajes mencionados en los capitulos 25 y 26 de la Lex Irnitana. En base a la interpretacion que hacen de la dedicatoria Numini Augusto sacrum de la fachada septentrional, y apoyandose en el programa iconografico de los Arcos de Perge y Verecunda, estos autores proponen la existencia de dos series de estatuas, una por cada cara del monumento, que incluian, a su juicio, las imagenes de Augusto, Claudio, Vespasiano, Tito y Domiciano (60).

2.3. La exaltacion de las virtudes militares del emperador y del caracter triunfal de la gens Flavia

36 Mas alla de la imposibilidad de demostrar dicha hipotesis, uno de los aspectos mas interesantes viene determinado por la tipologia del monumento, por su vinculacion, no solo con el culto dinastico, sino tambien con la exaltacion de las virtudes militares del emperador. El arco honorifico se convirtio en unos de los medios predilectos de la propaganda domiceanea (61). El mas emblematico es el Arco de Tito sobre la Via Sacra, que conmemoro el Triunfo sobre los judios, y a traves del cual, no solo se manifiesta la pietas erga patentes de su hermano y sucesor, sino que se reivindica el caracter triunfal de la gens Flavia.

37 No obstante, a diferencia de Vespasiano y Tito, Domiciano no accedio a la purpura precedido del prestigio y la distincion de una exitosa carrera militar. De modo que, movido por la necesidad de garantizar la seguridad de los dominios imperiales, pero tambien por el deseo de asociar su nombre al de la Victoria, el ultimo de los dinastas flavios emprendio una importante actividad belica (62). La primera de las campanas militares fue contra los catos entre los anos 82 y 83, cuyo exito le valio la obtencion del titulo de Germanicus. A esta se suman, las de los anos 85 y 86, contra los dacios, y de nuevo contra los catos en el 89, el mismo ano en el que se produjo la revuelta de Saturnino al mando de las legiones apostadas en Germania. Y, por ultimo, una campana contra los sarmatas en el ano 92 y 93 (63).

38 Precisamente, con motivo de su regreso triunfal, se inicio la construccion de un templo a la Fortuna Redux en el Campo de Marte, en un espacio cargado de un fuerte simbolismo, que tenia la "Victoria flavia" como hilo conductor. Este nuevo complejo fue edificado junto, o mejor dicho, anexo, al Porticus Divorum, otro de los proyectos domiceaneos que, no en vano, habia sido construido en el solar desde el que partio la ceremonia del Triunfo del ano 7164 65. Sabemos que la escenografia monumental de este recinto dedicado a la "Fortuna del Retorno" se completo con la construccion de arco triunfal, descrito por Marcial en uno de sus Epigramas (65), y que corresponde con los monumentos representados en sestercios acunados en Roma entre los anos 95 y 96, y en dracmas de Alejandria, fechadas en los anos 94 y 95 (66) (fig. 6).

39 No podemos asegurar que la construccion del Arco del Medinaceli guarde relacion con alguno de los exitos militares cosechados por Domiciano, aunque resulta sumamente sugerente. En cambio, otros de los testimonios aqui recogidos si muestran una vinculacion mas clara con la tematica de la Victoria. Parece logico pensar que la dedicatoria de Q. Annius Niger a Venus Victrix en el ano 83 (Anexo Epigrafico no. 7) podria remitir al regreso triunfal del emperador tras la victoria sobre los catos ese mismo ano. Quizas este fue el acontecimiento que motivo la dedicacion del thoracatus hallado en el foro de Los Banales (67), colocado presumiblemente sobre el pedestal de la Victoria Aug(usti?) dentro del recinto de cultual y de autor-representacion dedicado por M. Fabius Novus y Porcia Faventina en el portico occidental del mismo foro (68).

40 Como demostro S. Perea Yebenes, el culto a la Victoria Augusta o Augusti experimento una fuerte expansion a partir del periodo flavio (69). En buena medida, lo hizo como consecuencia de su centralidad en la propaganda domiceanea, que llevo esta "teologia" de la victoria flavia a su maxima expresion (70). Asi, la exaltacion de las virtudes militares se convirtio en uno de los elementos clave en el proceso de afirmacion carismatica de Domiciano, y en uno de los elementos de la propaganda oficial mas reproducidos y celebrados en todos los rincones del Imperio (71).

2.4. La preocupacion por la continuidad sucesoria y la visibilidad de la domus Augusta

41 No obstante, toda esta retorica triunfalista no ocultaba la evidente inquietud del regimen ante la ausencia de un heredero que perpetuase la linea dinastica. La busqueda de un sucesor situo a las mujeres de la familia en el centro de atencion de la propaganda. Centrada en un primer momento en la figura de la emperatriz Domicia, que fue investida como Augusta en el ano 8172. Y despues del ano 83/84, tras la breve separacion de la pareja imperial, en Flavia Julia, hija de Tito y sobrina del emperador (73).

42 En la persona de Julia, unos anos mas joven que su tia, se depositaron las esperanzas de futuro de la casa imperial de los Flavios, esperanzas que se frustraron tras su fallecimiento en el ano 89 (74). Este inesperado acontecimiento agudizo aun mas la grave crisis sucesoria que atraveso el reinado de Domiciano desde sus inicios. Finalmente, Domiciano opto por la adopcion de los dos hijos varones de su sobrina Flavia Domitilla, hija de su hermana, que fueron renombrados como Vespasiano y Domiciano (75).

43 Ninguno de estos personajes "secundarios" han dejado huella, ni epigrafica ni escultorica, con la salvedad de las dos inscripciones honorificas dedicadas a la emperatriz Domicia Augusta. Esto contrasta con la aparicion de sus retratos, junto a los de Domiciano, como motivo decorativo de las producciones ceramicas de terra sigillata hispanica (76) (fig. 17).

44 Por lo que respecta a los homenajes en honor de la emperatriz, es de suponer que buena parte de ellos se incluyeron dentro de ciclos dinasticos mas amplios. En el caso de Metellinum, lo desconocemos por completo (77). Pero, en el de Augusta Emerita, la hipotetica restitucion de la titulatura oficial de Domicia invita a pensar en la existencia de un ciclo dinastico mas amplio, donde al menos estuviese presente Domiciano (78).

45 Curiosamente, Domicia Longina fue la unica integrante de la domus imperatoria que sobrevivio a la muerte de su marido, cuyo asesinato se produjo el 18 de noviembre del ano 9679. Nerva, y sus sucesores, no solo respetaron la memoria de la exemperatriz, como demuestra el mantenimiento de sus imagenes dentro de los monumentos publicos existentes. Sino que impulsaron en su honor nuevos homenajes, entre los que destaca la colocacion de su efigie en la galeria de summae mulieres del foro de Trajano (80).

46 Investigadores como E. R. Varner, han visto en este tratamiento la confirmacion del pasaje de Suetonio en el que se la implica en el magnicidio (81). No obstante, los detalles que rodean este acontecimiento resultan confusos y sumamente controvertidos, aunque la implicacion de Domicia, como la de otros personajes, parece bastante forzada (82). Lo cierto es que el respeto a la figura de Domicia Longina tuvo importantes implicaciones ideologicas para los primeros Antoninos, como punto de union o de encuentro entre ambas casas imperiales (83).

3. LOS PROCEDIMIENTOS MATERIALES DE ELIMINACION DE SU RECUERDO MONUMENTAL Y LOS PROCESOS DE RESIGNIFICACION

47 En la misma sesion en la que el Senado investia al nuevo emperador, los patres aprobaron el decreto por el que cualquier imagen de Domiciano debia ser retirada, cuando no destruida, y su nombre borrado de todas las inscripciones--etiam inferri clipeosque et imagines eius coram detrahi et ibidem solo affligi iuberet, nouissime eradendos ubique titulos abolendamque omnem memoriam decerneret--(84). Autores como Dion Casio se hacen eco de la fundicion de sus estatuas de plata y oro, y de la destruccion de muchos de los arcos erigidos en su honor (85).

48 Como es logico, la damnatio memoriae sobre un monumento honorifico podia componerse de una secuencia multiple de actuaciones. Habitualmente, solo conocemos la ultima de todas. Y, en muy pocas ocasiones, la disponibilidad de evidencias epigraficas y escultoricas sobre un mismo homenaje nos permite conocer varias de las operaciones realizadas. Es el caso de Regina Turdulorum. Alli, junto al busto de Domiciano/Trajano, aparecio una placa epigrafica, aun inedita. A pesar del caracter fragmentario de la pieza, el texto conservado nos permite reconocer a Trajano como el receptor del homenaje, y situar el mismo en los primeros anos de su reinado (86).

49 Por tanto, sabemos que, junto a la reelaboracion del retrato del principe flavio, se procedio a la sustitucion de la inscripcion original por otra con la dedicatoria a Trajano, el nuevo receptor del homenaje (fig. 14).

50 No obstante, resulta imposible establecer la secuencia temporal de las mismas. Es decir, si se trato de actuaciones simultaneas en el tiempo. Y es que, incluso cuando contamos con datos de indole cronologica, derivados del analisis tipologico de los "nuevos" retratos, estos solo marcan el momento final de todo el proceso. De modo que no podemos precisar, por ejemplo, en que momento exacto determinados retratos del emperador fueros desmontados.

51 Por lo general, podemos certificar si se produjo o no una intervencion post-mortem. Pero, en el caso de las inscripciones, y a diferencia de los retratos, resulta imposible saber en que momento se produjo. Aveces, incluso, ni siquiera podemos asegurar que esta se hubiese llevado a efecto. Una damnatio memoriae podia limitarse, sencillamente, a la retirada de la imagen y de su soporte epigrafico (87). Esta situacion podria explicar que determinadas piezas hayan llegado hasta nosotros intactas, sin signos de mutilacion.

52 Hechas estas precisiones, vamos a tratar de profundizar en dos cuestiones intimamente relacionadas. La primera, como se materializo la condena sobre las inscripciones y las cabezas-retratos. Y la segunda, cuando desaparecio de la escena publica cualquier recuerdo de la existencia de un homenaje previo al ultimo de los principes flavios. Esto nos lleva a analizar el destino de estos homenajes: como se transformaron estos espacios de memoria, y como se les doto de un nuevo significado.

3.1. Modalidades de intervencion: mutilacion, eliminacion y transformacion

53 En el caso de las inscripciones honorificas y votivas, la diversidad de soportes explica la multiplicidad de modalidades de aplicacion de la damnatio memoriae (88). Pese a todo, siempre prevalecio un principio de conservacion o reutilizacion de los soportes epigraficos, como demuestran las marcas producidas por esta intervencion post mortem. Asimismo, una vez decidido el reaprovechamiento de la pieza en cuestion, el procedimiento elegido para eliminar la referencia a Domiciano respondio en buena medida a las propias caracteristicas del soporte. En el caso de la documentacion hispana, hemos detectado los siguientes:

54 A) En dos epigrafes, la intervencion se limito a borrar el nombre el cognomen del emperador. El resto de los elementos de la titulatura oficial permanecieron intactos. Esto sucede en casos donde la dedicatoria a Domiciano fue grabada sobre un ara votiva, como en el caso de Augusta Emerita (no. 1, fig. 7). Lo mismo sucede con el pedestal macizo de Cisimbrium, dedicado a Venus Victrix como agradecimiento al principe flavio por la consecucion de la ciudadania romana a traves del ius adipiscendae civitatis Romanae per magistratus (Anexo Epigrafico no. 7).

55 B) En otras ocasiones, y como ya comentamos en el apartado metodologico, se opto por borrar la totalidad de la titulatura imperial. Asi sucede en Munigua (no. 3, fig. 8). Es posible que muchos de las dedicatorias en honor de Domiciano sufriesen un tratamiento similar, dejando el contenido original practicamente irreconocible. En este sentido, las posibilidades de identificacion se reducen sensiblemente, aun mas cuando, a diferencia del testimonio muniguense, no podamos cotejar los exiguos datos proporcionados por el texto con aquellos derivados del contexto epigrafico.

56 C) En cambio, cuando la dedicatoria imperial habia sido grabada sobre una placa de marmol--y no sobre un pedestal--, se opto por su sustitucion, como pone de relieve el testimonio de Regina Turdulorum (fig. 14).

57 Desconocemos si la dedicatoria en honor de la emperatriz Domicia Longina procedente de Augusta Emerita estuvo acompanada por otra a su esposo, hipotesis que parece bastante probable. En ese caso, junto a la eliminacion de la referencia explicita al emperador dentro del titulo de la Augusta, se habria procedido a la sustitucion de la placa epigrafica que contenia esta hipotetica dedicatoria a Domiciano (fig. 9).

58 D) La dedicatoria del Arco de Medinaceli constituye un caso unico dentro de los homenajes hispanos a Domiciano. Segun la restitucion de G. Alfoldy y J. M. Abascal, la transformacion del monumento tan solo exigio la sustitucion de algunas de las letras de bronce que formaban parte de la inscripcion monumental de la fachada meridional. Concretamente, cuatro: DOMI, substituidos por otros tres, TRA, con los que se consiguio transformar el nombre del emperador flavio en el de su homologo italicense (fig. 10).

59 En suma, la aplicacion de la damnatio memoriae sobre las inscripciones honorificas se adopto a la naturaleza fisica del soporte, buscando reducir al minimo los signos de la misma, y al maximo el coste material y tecnico de dicha operacion. En aquellas dedicatorias grabadas sobre aras y pedestales macizos, se opto por la mutilacion del texto (no. 1 y 3). En cambio, cuando se utilizo como soporte una placa, pensada para ser adosada sobre el dado o neto de un pedestal, o sobre otro tipo de estructura, se prefirio sustituir la pieza por otra de caracteristicas similares, como sucedio en Regina (fig. 14).

60 E) Por ultimo, no se trata de una intervencion permanente sobre la pieza, sino mas bien, la ausencia de la misma. Esto sucede con el arula votiva de Mirobriga (no. 2, fig. 11), o con el pedestal de estatua perdido de lluro (no. 4). Esto no implica que no se viesen afectadas por la damnatio memoriae. Estas pudieron haber sido retiradas del espacio publico--en caso de estarlo--, y haber sido almacenadas en algun edificio. O, quizas, el texto susceptible de ser suprimido podria sido estucado, y puede que tambien repintado.

61 Finalmente, en lo que respecta a las cabezas-retrato, las modalidades de intervencion se reducen a la reelaboracion del retrato, proceso que conocemos por los restos del peinado de Domiciano en la parte posterior de la cabeza. La exposicion frontal de las estatuas justifica este aspecto inacabado o descuidado (fig. 12).

62 Las razones de esta reutilizacion son evidentes. Por ello, sorprende que el ejemplar de Munigua no fuese reaprovechado. Segun la opinion de W. Trillmich, compartida por P. Leon, existen evidencias, tanto en el peinado, como en la corona, que sugieren que se trata de una obra inacabada. Quizas, interrumpida. El investigador aleman considera que la cabeza-retrato muniguense corresponde al tipo III, fechado en los ultimos anos del reinado de Domiciano. Por ello, sugiere que el modelado de la pieza estaba todavia en ejecucion cuando se produjo el asesinato del emperador (89).

63 Pero, si asi fue, sorprende que no se optase por reutilizar la pieza. Este retrato fue hallado en el pozo de una de la domus del centro monumental de Munigua, aunque todo indica que fue amortizado en un momento avanzado. Es posible que la pieza fuese almacenada, a la espera, quizas, de un retallado que nunca se llevo a efecto.

3.2. Momentos de ejecucion: el cambio de significado de los monumentos

64 Como ya apuntamos anteriormente, por lo general no podemos determinar el instante preciso en el que el texto de una inscripcion fue mutilado (fig. 13). La unica excepcion la encontramos en el Arco de Medinaceli. La nueva dedicatoria de la fachada meridional marca el ano 98 como termino post quem para la transformacion definitiva del monumento (fig. 10).

65 Parece logico pensar que fue a partir de esta fecha, y no antes, cuando se procedio a la sustitucion de las letras. Evidentemente, esta operacion solo pudo realizarse una vez conocida la proclamacion imperial de Trajano. Solo a partir de este momento el artesano ocupado de la misma pudo determinar que caracteres de la inscripcion monumental debian cambiarse para adecuar asi dicha dedicatoria a la identidad del nuevo destinario. Esto sugiere que el recuerdo a Domiciano permanecio intacto, al menos, hasta el advenimiento del emperador italicense.

66 De hecho, del analisis de las evidencias escultoricas se deduce que los trabajos de reelaboracion de los bustos de Domiciano no se iniciaron hasta el ano 98 (Anexo Tablas 5.2). De las cuatro cabezas-retrato hispanas de Trajano reelaboradas a partir de originales flavios, tres corresponden al tipo II, creado para celebrar su acceso a la purpura (no. 6, 8 y 9). Este se mantuvo hasta el ano 103/105, cuando fue sustituido por otro, al que corresponde el busto de Acci (no. 7).

67 Este horizonte cronologico coincide, ademas, con aquel propuesto para el retrato del Divus Augustus de Turiasu. En su estudio de la pieza, M. Beltran Lloris determino por el modulado del peinado que la operacion de reelaboracion de esta pieza tuvo lugar tambien en un momento indeterminado del reinado de Trajano (90).

68 En algunos casos, podemos suponer que la damnatio memoriae pudo iniciarse en un momento muy cercano a la promulgacion del decreto senatorial, sobre todo en las capitales provinciales, sedes de la oficialidad. Y pudo hacerlo con la mutilacion del texto en el caso de las aras o pedestales macizos, la retirada de la placa epigrafica, y/o de las imagenes del emperador flavio. A la luz de la documentacion hispana disponible, entre este "primer acto" y la transformacion definitiva del monumento honorifico en cuestion existio un lapso temporal de, al menos, dos anos, cuando no casi diez, como sucede en Acci (no. 7).

69 Este no es un fenomeno exclusivo de la Peninsula Iberica. En cambio, si lo es su incidencia. Mientras que en el conjunto del Imperio, la mayor parte de la estatuaria domiceanea fue transformada en imagenes de Nerva (91). En Hispania, es su sucesor el principal receptor de la misma. Hasta la fecha, el unico conocido.

70 De hecho, la cronologia de la practica totalidad de estos retratos sugiere que fue la investidura del emperador nacido en Italica el acontecimiento que motivo la transformacion de los homenajes en honor de Domiciano (Anexo Tablas 5.2).

71 Cabe preguntarse si buena parte de estos homenajes permanecieron intactos hasta, al menos, el ano 98. O si, incluso, es posible que nunca hubiesen sido intervenidos retirados de la escena publica, como sabemos sucedio en otros rincones del Imperio (92). Ni siquiera la eliminacion de las referencias a Domiciano sobre los documentos oficiales fue sistematica (93). Asi lo demuestran los terminos augustales procedentes de la localidad pacense de Valdecaballeros, que establecia los limites entre Lacimurga, Ucubi y Augusta Emerita (94). O el de Priego de Cordoba, perteneciente al municipio flavio de Cisimbrium (95).

72 Pero, sin duda, el caso mas llamativo es el de las propias leyes municipales, como puso de relieve de A. Martin (96). La damnatio memoriae sobre las tablas de bronce hispanas solo se constata en un unico pasaje de la Lex Malacitana, una actuacion puramente testimonial (97). Como queda patente en su homologa irnitana, el recuerdo al emperador bajo cuyo mandato fueron publicadas permanecio intacto sobre un texto legal expuesto, recordemos, "en el lugar mas concurrido del municipio, y de tal manera que pudiese ser leido correctamente desde el nivel del suelo" (98).

73 Obviamente, no sabemos si esta dejacion fue intencionada, o no (99). Si inscripciones como las de Mirobriga e lluro se mantuvieron in situ y escaparon a la damnatio memoriae, o si simplemente fueron retiradas de los loca publica, es algo que tampoco podremos llegar a saber (100). En cambio, si podemos llegar a conocer los procesos de transformacion y resignificacion de los monumentos domiceaneos. El enfasis en la exaltacion de las virtudes militares del soberano es uno de los puntos donde convergen la ideologia domiceanea y la trajanea (101). Lo que favorecio y facilito la reutilizacion de las imagenes del emperador flavio por su homologo italicense. De hecho, como ha senalado D. Ojeda Nogales, el aprovechamiento de las representaciones militares de Domiciano es la razon que explica el escaso numero de thoracathae realizadas en epoca de Trajano (102). Este fue, presumiblemente, el caso de la imagen de Regina Turdulorum (no. 9, fig. 14).

74 Pero, sin duda, uno de los aspectos mas interesantes de este proceso es la insercion del retrato del emperador antonino dentro de ciclos dinasticos flavios, como el del propio foro reginense, maxime si la hipotesis sobre la existencia de un espacio de culto y representacion de la gens Flavia es cierta. Del mismo modo, no sabemos si el pedestal de estatua de Domiciano en Munigua, parte de la serie de conmemoracion familiar junto a su padre y hermano, fue aprovechado para colocar la estatua de Nerva o de Trajano, aunque parece una opcion muy factible (fig. 13).

75 Pero, sin duda, de entre todos los testimonios, el mas ilustrativo, y precisamente el menos controvertido desde el punto de vista interpretativo, es aquel procedente de la galeria de retratos del criptoportico de Aeminium. En esta ocasion, el busto Trajano, reelaborado a partir del de Trajano, se inserta dentro de un ciclo iconografico donde estan representados los miembros mas importantes de las casas imperiales julio-claudia y flavia. Esta asociacion topografica y honorifica dentro de los monumentos contribuyo a fijar en la memoria colectiva una suerte de continuidad politica, como elemento de legitimacion de la nueva domus imperatoria, resultado de la reformulacion del pasado, y de la Historia oficial.

76 Este espiritu transdinastico, y de "amnesia inducida", esta muy presente en la concepcion de las acunaciones trajaneas de caracter historico y conmemorativo donde se selecciona--y, por tanto, se purga-, a las grandes figuras politicas de la Historia del Pueblo Romano. A diferencia de ellas, el ciclo de retratos del criptoportico de Aeminium nos permite ver esas otras memorias oficiales o memorias colectivas censuradas por el Senado, pero que estuvieron vivas en otro tiempo, y cuya huella material es un testimonio excepcional de las politicas de la memoria o de las memorias historicas del Principado (fig. 15).

4. DOMITIANUS, HOSTES POPULI ROMANI?

77 En realidad, muchos de los sectores de la sociedad hispanas tenian motivos mas que suficientes para estar agradecidos a la casa imperial flavia, y al propio Domiciano. Especialmente, los habitantes de las comunidades privilegiadas por la extension del ius Latii. Recordemos ademas que durante su reinado se publicaron las leyes que regian a estos municipios flavios, poniendo, asi, fin a buena parte de los problemas derivados del proceso de adecuacion juridica e institucional al nuevo estatuto (103). Con la concesion del derecho latino, los nuevos municipes accedian a una serie de derechos, como el de commercium, connubium y el ius adipiscendae civitatis Romanae per magistratumWi.

78 A traves de este ultimo, los magistrados locales, al cese de su cargo, se convertian en ciudadanos romanos de pleno derecho, y con ellos, sus familiares directos en linea ascendente y descendiente (105).

79 Contamos con una manifestacion explicita y muy elocuente de la gratitud de estos nuevos ciudadanos a la casa imperial. Se trata de una serie de dedicatorias realizadas en honor de los principes flavios por parte de exmagistrados beticos con motivo de la obtencion de la ciudadania romana (106). Entre ellas esta la estatua dedicada en Cisimbrium el 83 a estatua de Venus Victrix (Anexo Epigrafico no. 7), o aquella que dedican al propio emperador L. Munnius Novatus y L. Munnius Aurelianus en Iluro. Casualmente, o no, esta es una de las inscripciones cuyo texto no fue mutilado (no. 4). Al igual que el arula dedicada por los decuriones del presumible municipio flavio lusitano de Mirobriga (no. 2, fig. 11).

80 Buena prueba de la popularidad y aceptacion de la figura Domiciano entre las oligarquias locales de estos municipios flavios la constituye otra de las piezas intactas: la cabeza-retrato del emperador en la Villa de El Ruedo (Almedinilla, Cordoba), en las inmediaciones de Cisimbrium, un busto de pequenas dimensiones que formo parte de la coleccion privada del propietario de la finca (fig. 16).

81 Desconocemos el impacto o la aprobacion social de determinadas medidas, como aquella relativa al problema de los subseciva. O si el aumento de la presion fiscal, que recayo fundamentalmente sobre estos nuevos ciudadanos romanos, fue sentido como una carga absolutamente asfixiante (107). Intervenciones imperiales en apoyo a causas judiciales como las del gobernador de la Betica entre el 91 y el 93, Baebio Massa, acusado de malversacion de fondos, debieron contribuir a mantener o mejorar la percepcion sobre el regimen domiceaneo (108). Asimismo, algunas de las medidas adoptadas por los Flavios tuvieron un impacto muy positivo en la buena marcha de la economia hispana. Y, en particular, de determinados sectores, como el de la mineria (109). Ciudades como Munigua, un enclave privilegiado en las estribaciones de Sierra Morena, experimentaron durante este periodo un espectacular crecimiento de su centro monumental, reflejo de su despegue economico (110). Sin duda, esta expansion urbanistica fue posible gracias a la aportacion de algunos de sus conciudadanos que debian parte de su riqueza a la explotacion del cobre, hierro y plomo. Este pudo ser el caso de L. Aelius Fronto, que aparece como curator de uno de los citados homenajes a la casa imperial flavia (no. 3a) (111).

82 Lo mismo sucede con la industria que rodea a la produccion y comercializacion del aceite betico (112). De la mano de la annona imperial, que asume el monopolio de la distribucion y consumo de este producto, muchos particulares obtuvieron importantes beneficios economicos (113).

83 Esta situacion de prosperidad fue compartida por otros sectores industriales, como los negotiatores salsariilu. O los officinatores vinculados a la fabricacion de la terra sigillata hispanica, cuyos productos alcanzaron una notable expansion comercial a partir de epoca flavia, inundando los mercados de todo el Imperio (115). Pensemos ahora en la incorporacion de las imagenes de la familia imperial flavia entre los motivos decorativos de las producciones de los talleres de La Cereceda, en el entorno de Tritium Magallum (fig. 17).

84 Sin duda, muchos sectores de la sociedad hispana se beneficiaron de los frutos de la incesante y creciente actividad economica, de cuya marcha es buen reflejo la "fiebre" constructiva y monumentalizadora que se detecta en epoca flavia en muchas ciudades hispanas, favorecido, sin duda, por la expansion del evergetismo privado (116). El caso mas revelador es el del caperense M. Fidius Macer, testigo de excepcion de los cambios politicos y sociales que sufre su comunidad en epoca flavia (117).

85 Sabemos que vivio en primera persona la acomodacion institucional de su comunidad de civitas peregrina a municipium latinum, como se deduce de su cursus honorus: de magistratus en tres ocasiones a duumvir en otras dos (118). Gracias al desempeno de esta ultima accedio a la ciudadania romana. Y con el, toda su familia. Entre ellos, su esposa y sus padres, personajes conmemorados junto a el a los pies del arco honorifico que ordeno construir en el corazon de Capera como cumplimiento de una disposicion testamentaria (fig. 18) (119).

86 Es bastante plausible que su construccion tuviese lugar a finales del siglo I, y que en su concepcion ejerciesen una poderosa influencia los monumentos oficiales. De hecho, sorprende la extraordinaria mimesis de los modelos de autorrepresentacion imperial por parte de esta nueva hornada de ciudadanos (120). La reproduccion de los modelos oficiales es una constatacion, no solo de la adhesion a la domus Augusta reinante, sino tambien al propio sistema politico del Principado.

87 Como pone de relieve el testimonio de M. Fidius Macer, el acceso a la ciudadania romana constituia tambien una plataforma de promocion social y politica hacia otros ordines. En el caso de este individuo, sabemos que, tras alcanzar los maximos honores en su comunidad, asumio la prefectura de los trabajadores, un cargo, considerado en ocasiones como el primer peldano de la carrera ecuestre, y en otras, su antesala (121).

88 Otros de sus coetaneos si alcanzaron mayores cotas dentro de este segundo orden. Y es que el periodo que comprende los gobiernos de Domiciano y Trajano aparece como el de mayor movilidad social para los equites hispanos (122). A esta situacion contribuyo el decidido interes de los Flavios por dar estabilidad y fijar definitivamente el cursus honorum ecuestre (123). Y tambien, por la atencion prestada al control y regularizacion de los procedimientos de ingreso y depuracion a los ordines superiores a traves de la censura, asumida de forma conjunta por Vespasiano y Tito en el ano 73/74, y a perpetuidad a partir del ano 85124.

89 Precisamente esta ultima decision, que supuso la incorporacion definitiva de los poderes censoriales a las prerrogativas del emperador, introdujo una mayor periodicidad en la gestion de los albumes senatorial y ecuestre, algo que favorecio enormemente la renovacion de los cuadros dirigentes (125). A todo ello, hemos de sumarle las nuevas posibilidades de promocion social creadas en los nuevos municipios flavios, que supusieron una ampliacion significativa de la nomina de cives Romani, susceptibles de colocar sus aspiraciones politicas al servicio del Imperio (126).

90 Esta estabilidad y prosperidad es compartida por otro de los sectores que, aunque desarrollaron su carrera fuera de la Peninsula Iberica, mantuvieron los lazos con sus comunidades de origen, asi como importantes redes clientelares en las provincias hispanas (127). Carreras como la del edetano M. Cornelio Nigriano Curiato Materno, pese a su excepcionalidad, son un testimonio nitido de la proyeccion politica de las elites hispanas durante el gobierno de la dinastia flavia: de ingresar en el Senado en el ano como adlecus inter pretorios al comienzo del reinado de Vespasiano, tras servir como tribuno militar durante las guerras civiles del 68/69, a alcanzar el consulado en epoca de Domiciano en tres ocasiones, la primera de ellas en el ano 83128.

91 Senadores hispanos como el propio Materno, o como Trajano hijo, gozaron del favor del ultimo principe flavio, convirtiendose en hombres de su maxima confianza, que, incluso, llegaron a tener una actuacion provincial en la propia supervivencia del regimen domiceaneo. Recordemos que fue el futuro emperador italicense, al mando de la "legion hispana", la VII Gemina, una pieza clave en la desarticulacion de la revuelta de Saturnino en el ano 89, algo que le valio la obtencion del consulado ordinario del ano 91129. Precisamente, en los dos anos posteriores a dicha insurreccion, seis hispanos alcanzaron la maxima magistratura del Estado romano (130).

92 No sabemos que posicion o que papel que tomaron estos personajes en la caida de Domiciano en el ano 96. Lo cierto es que el extraordinario avance alcanzado muchos de ellos durante el periodo que nos ocupa explica que, a la altura del ano 98, fuesen dos senadores de origen hispano los que se disputasen la purpura: Materno y Trajano. Como es logico, tras la condena senatorial sobre el regimen flavio era necesario tomar distancia del mismo. Esto se pone de relieve, por ejemplo, en una de las inscripciones honorificas que recuerdan la carrera de M. Cornelio Nigriano Curiato Materno en su Edeta natal. En ella, al mencionar las condecoraciones militares obtenidas en el ano 89, se omitio cualquier referencia al emperador que las habia concedido (131).

93 Obviamente, la percepcion sobre el emperador flavio debio estar lejos de ser invariable y unanime a la largo de su reinado. Tan lejos como la imagen que proyecta Plinio sobre la participacion de la sociedad en su conjunto en la destruccion de su recuerdo, como una especie de acto de expiacion colectiva (132). Su energica reaccion contra Domiciano en su Panegyricus es un excepcional ejemplo de supervivencia politica. Al fin y al cabo, el escritor italico, con una importante hoja de servicio durante el Principado de este emperador, censura un hipotetico "regimen del terror" del que contribuyo activamente como delator de alguno de sus colegas en la camara (133).

94 Afortunadamente, relatos como el de Suetonio, a pesar de su abierta hostilidad a Domiciano, ponen al descubierto la importante fractura y polarizacion social en torno al magnicidio (134). Despues de lo expuesto a lo largo del presente trabajo, es inevitable no considerar que muchos de los sectores de la sociedad hispanorromana vieron en Domiciano a un principe benefactor, especialmente las oligarquias de los municipios flavios. De modo que, las generaciones vivas debieron guardan un recuerdo del emperador muy distinto al que la Historia le ha reservado. Aunque el paso el tiempo, la reformulacion generalizada de la "memoria monumental" contribuyo borrar su paso por la purpura. Eso si. Nunca de forma completa ni definitiva.

DOI: 10.15581/012.27.005

5. ANEXO TABLAS
5.1. Inscripciones honorificas y votivas en honor de Domiciano

No.     PROCED.     UBICACION     DEDICANT.     CRON.

Lusitania

1       Augusta       Foro       Desconocido    81-83
        Emerita    Provincial

2      Mirobriga   Desconocido      Ordo         82
                                 decurional

Betica

3       Munigua       Foro          Ordo        81-96
                                 decurional

L. Munnius

4        lluro     Desconocido    Novatus y     83-96
                                 L. Munnius
                                 Aurealianus

Tarraconense

5       Oscilis    Arco/Acceso   Desconocido    83-96
                   monumental
                   a la ciudad

No.     PROCED.       SOPORTE          REFERENCIA

Lusitania

1       Augusta        Altar         CIL II, 4747 =
        Emerita                        ERAE, 63 =
                                      CIIAE, 25 =
                                     AE, 2005, 760
                                      y 2006, 582

2      Mirobriga       Arula          CIL II, 862
                     pequenas
                    dimensiones

Betica

3       Munigua      Pedestal        CIL II, 1051 =
                                   CILA II.4, 1066 =
                                   HEp 15, 2006, 331

L. Munnius

4        lluro       Pedestal        CIL II, 1945 =

Tarraconense

5       Oscilis      Letras de          ALFOLDY
                   bronce sobre        y ABASCAL,
                   el arquitrabe     2002: 71-115 =
                     de ambas       HEp 2002, 378 =
                     fachadas         AE 2002, 796

5.2. Cabezas-retrato atribuidas a Domiciano

No.      CIUDAD        LOCAL.            CRONOLOGIA, TIPOLOGIA
                                               Y FORMATO

Lusitania

6       Aeminium    Criptoportico    Cabeza-retrato de dimensiones
                     o del foro           mayores al natural
                                     (Kolossalkopt), transformado
                                     en un retrato de Trajano del
                                            tipo II Betica

7         Acci       Desconocido      Cabeza-retrato transformado
                                       en un retrato de Trajano
                                        del tipo III (103-104)

8        Baelo        Basilica       Cabeza-retrato de dimensiones
        Claudia                        colosales inserto en una
                                     estatua togada, transformado
                                     en un retrato de Trajano del
                                                tipo II

9        Regina         Foro         Cabeza-retrato de dimensiones
       Turdulorum                         mayores al natural,
                                      transformado en un retrato
                                        de Trajano del tipo II

10      Munigua      Hallado en     Cabeza-retrato, algo mayor que
                     el pozo de      el natural, con corona civica
                    la Casa No. 6     que reproduce el tipo III,
                                      pero que suele considerarse
                                       como una pieza inacabada

TARRACONENSE

11      Turiasu       Contexto        Cabeza-retrato de pequenas
                       votivo          dimensiones realizada en
                     balnerio de     sardonice indio (16 x 10) que
                       Minerva       pudo ir engastado en un busto
                       Medica          de metal o porfido rojo.
                                      Transformada en un retrato
                                      del Divino Augusto en epoca
                                              de Trajano

No.      CIUDAD            REFERENCIA

Lusitania

6       Aeminium    SOUZA, 1990: 23, No. 41;
                      BERGMANN, 1997: 141;
                        RODRIGUES, 2007:
                         No. 14, 97-98

7         Acci          BERGMANN, 1997:
                            141-142;
                    BAENA, 2000: No. 1, 233;
                     LEON, 2001: No. 9, 298

8        Baelo        BERGMANN, 1997: 142;
        Claudia     LEON, 2001: No. 92, 302

9        Regina         NOGALES y SILVA,
       Turdulorum        2010: 191-194;
                          OJEDA, 2014

10      Munigua         GRUNHAGEN, 1986:
                            309-323;
                      HERTEL, 1993: 82-86;
                      LEON, 2001: No. 90,
                            294-295

TARRACONENSE

11      Turiasu          BELTRAN, 1984;
                        BOSCHUNG, 1993:
                        193-194, No. 208


6. ANEXO EPIGRAFICO

1. Merida (Badajoz). CIL II, 477 = ERAE, 63 = CIIAE, 25 = AE, 2005, 760 y 2006, 582.

[Im]p(eratori) Caesari/ [Di]vi Vespasian[i f(ilio)]/ [[Do]mitiano] [Aug(usto)]/[po]nti[--]

2. Ciudad Rodrigo (Salamanca). CIL II, 862.

Imp(eratori) Caes(ari) Divi/ Vespasiani f(ilii)/ Domitiani Avg(vsto)/ Pont(ifici) Max(imo) Trib(unicia)/ P(otestate) Imp(eratori) II P(atri) P(atriae) Consvli/ VIII desig(nato) VIIII/ d(ecreto) d(ecurionum)

3. Villanueva del Rio y Mulvas (Sevilla).

a) CIL II, 1049 = CILA II, 1064 = AE 1972, 256.

Divo Caesari / Aug(usto) Vespasia/no censo[r]i / municipium M[u]/niguense d(ecreto) d(ecurionum) / L(ucius) Aelius Fronto / dedicavit

b) CIL II, 1050 = CILA II, 1065 = AE 1972, 257.

Divo / T(ito) divi f(ilio) Cae/sari Aug(usto) cen/sori municipiu/[m] Muniguense d(ecreto) d(ecurionum) / [L(ucius)] Licinius Victor / dedicavit

c) CIL II, 1051 = CILA II, 1066 = AE 1972, 257.

]IVIN imp(eratori?) [--/--]IP[--/--]II(?)[--/--pon]t(ifici) max/umo(!) p(atri) p(atriae) res p(ublica) Munigu/ensium d(ecurionum) d(ecreto) d(edit) / L(ucius) Licinius Annianus d(edicavit)

4. Alora (Malaga). CIL, II, 1945.

Imp(eratori) Domitiano/ Caesari/ Aug(usto) Germanico/ L(ucius) Munnius Quir(ina)/ Novatus et/ L(ucius) Munnius Quir(ina)/ Aurelianus/ c(ivitatem) R(omanam) per h[ono]rem IIvir(atus) consecuti /d(e) s(ua) p(ecunia) d(onum) d(ederunt)

5. Medinaceli (Soria). ALFOLDY & ABASCAL, 2012: 98, fig. 13 (AE 2002, 796 = HEp 2002, 378).

a) Cara norte:

Numini Augusto sacrum / [--]

b) Cara sur:

Numini Imp(eratori) [[Domitiani]] Traiani Aug(usti) Ger(manici) / [-------]

6. Merida (Badajoz). EE IX, 64 = ERAE, 553 = GORDILLO, 2018a.

Domitia

[[--]]

Propuestas de restitucion (GORDILLO, 2018a: 137):

a) Domitia[e Cn(aei) f(iliae)][[Domitiani] Caes(aris)]]--

b) Domitia[e Aug(ustae)][[Imp(eratoris) Caes(aris) Domitiani]]--

c) Domitia[e Aug(ustae)][[Domitiani] Aug(usti)]]

7. Zambra (Cordoba). CIL, II2/5, 291; GONZALEZ, 1981, 39-54, no. 1; STYLOW, 1986, 291-294, fig. 3 (AE, 1981, 496; 1986, 334a; HEp 1, 1989, 292).

Veneris Victricis/ m(unicipio) F(lavio) C(isimbrensi) beneficio/ Imp(eratoris) Caesaris Aug(usti) [[Domit[iani] IX co(n)s(ulis) c(ivitatem) R(omanam)]] 'con'secutus per honorem IIvir(atus) Q(uintus) Anni/us Quir(ina) Niger/ d(e) s(ua) p(ecunia) d(edit) d(edicavit)

7. BIBLIOGRAFIA

AGUILAR, J. C., BELLO, J. R., COLLADO, H., CONTRERAS, V., CHAMIZO, J. J., FERNANDEZ, R. C., GUERRA, S., MOSQUERA, J. L., PEREZ, S. y SANCHEZ, E. (2014), "Nuevos datos sobre el foro de Regina", en J. M. Alvarez, T. Nogales e I. Roda (eds.), XVIII Congreso Internacional de Arqueologia Clasica (Merida, 2013), vol. 2, 1651-1653, Merida.

ALFOLDY, G. y ABASCAL PALAZON, J. M. (2002), "La inscripcion del Arco", en J. M. Abascal Palazon y G. Alfoldy, El arco romano de Medinaceli, 71-115, Madrid.

ALVAREZ MARTINEZ, J. M., RODRIGUEZ MARTIN, G. y NOGALES BASARRATE, T. (2014), "Regina: proceso de urbanizacion de un centro de la Baetica", en T. Nogales Basarrate y M. J. Perez del Castillo (eds.), Ciudades Romanas de Extremadura (Stvdia Lusitana, 8), 163-194, Merida.

ALVAREZ MARTINEZ, J. M., RODRIGUEZ MARTIN, G. y SAQUETE CHAMIZO, J. C. (2004), "La ciudad romana de Regina. Nuevas perspectivas sobre su configuracion urbana", Anas, 17, 11-45.

ALVAREZ MELERO, A. (2013), "Los praefecti fabrum oriundos de las provincias hispanas. Una nueva aproximacion", Espacio, Tiempo y Forma, Serie II, Historia Antigua, 26, 123154.

ANDREU PINTADO, J. (2004), Edictum, Mvnicipivm y Lex: Hispania en epoca flavia (69-96 d.C.), Oxford.

--(2010), "Religion, politica y vida municipal. Las dedicaciones a los emperadores Flavios en las provincias del Imperio", en I. Baglioni (ed.), Caliope. Collana di studi storici, storico-religiosi e antropologici della Facolta di Scienze Umanistiche, 1-34, Roma.

--(2013), "La imagen epigrafica de la dinastia Flavia en el Occidente romano: las inscrip ciones de Roma", en J. Lopez i Vilar (ed.), Tarraco Biennal: Actes: 1er Congres Internacional d'Arqueologia i Mon Antic: Govern i Societat a la Hispania Romana: Novetats epigrafiques: Homenatge a Geza Alfoldy (Tarragona, 29-30 de novembre i 1 de desembre de 2012), 35-49, Tarragona.

--(2016), "Agentes de la monumentalizacion urbana en una ciudad del Norte de la Cite rior: Los Banales de Uncastillo (Zaragoza, Espana)", en A. Bouet (ed.), Monumental! La monumentalisation des villes de l'Aquitaine et de l'Hispanie septentrionale durant le Haut-Empire, 313-325, Burdeos.

ANDREU PINTADO, J. y ROMERO NOVELLA, L. (2018), "Un altar cilindrico a la Victoria en el Foro de los Banales de Uncastillo (Zaragoza, Espana)", SHHA, 36, 117-134.

ARMANI, S. (2013), "Cum parentibus... ac liberis: reflexions sur la parente des decurions d'apres les reglaments municipaux flaviens", en E. Melchor Gil, A. D. Perez Zurita y J. F. Rodriguez Neila (eds.), Senados municipales y decuriones en el Occidente romano, 389-411, Sevilla.

ASSMANN, J. (1988A), "Kollektives Gedachtnis und kulturelle Identitat", en J. Assmann y T. Holscher (eds.), Kultur und Gedachtnis, 9-19, Francfort.

--(1992), La Memoire culturelle: ecriture, souvenir et imaginaire politique dans les civilisations an tiques, Paris.

BAENA, L. (2000), "Contribucion al C.S.I.R. de la provincia de Granada", Baetica, 22, 231264.

BELTRAN, J. (1998), "Algunas notas sobre los retratos de Trajano en la Betica", Habis, 29, 159-172.

BELTRAN, M. y PAZ PERALTA, J. A. (coords.) (2004), Las aguas sagradas del Municipium Turiaso. I-II. Excavaciones en el patio del Colegio Joaquin Costa (antiguo Allue Salvador). Tarazona (Zaragoza) (Caesaraugusta 76), Zaragoza.

BELTRAN LLORIS, M. (1984), "El retrato del Divus Augustus del Munipium Turiaso (Tarazona, Zaragoza): un palimpsesto de epoca trajanea", MM, 25, 103-134.

BENOIST, S. (ed.) (2007), Memoire et histoire: les procedures de condamnation dans l'Antiquite, Metz.

BENOIST, S. y LEFEBVRE, S. (2007), "Les victimes de la damnatio memoriae: methodologie et problematiques", en Acta XII Congressvs Internationalis Epigraphiae Graecae et Latinae, vol. 1, 133-144, Barcelona.

BERGMANN, M. (1997), "Zu den Portrats des Trajan und Hadrian", en A. Caballos y P. Leon (eds.), Italica MMCC. Actas de las Jornadas del 2.200 Aniversario de la Fundacion de Italica (Sevilla, 1994), 137-153, Sevilla.

BERGMANN, M. y ZANKER, P. (1981), "Damnatio Memoriae'. Umgearbeitete Nero und Domitians Portrats. Zur Ikonographie der Flavischen Kaiser und des Nerva", JdI, 96, 317-412.

BUSTAMANTE ALVAREZ, M. (2008a), "Ceramica y poder: el papel de la terra sigillata en la politica romana", Anales de Arqueologia Cordobesa, 19, 183-200.

--(2008b), "Representaciones imperiales en pequeno formato: el caso de la terra sigillata hispanica hallada en Emerita Augusta", Bollettino di Archaeologia Online.

CABALLOS RUFINO, A. (1999), "Los caballeros originarios de las provinciales hispanas: un avance", en S. Demougin, H. Devijver y M. T. Raepset-Charlier (eds.), L'Orde Equestre: Histoire d'une aristocratie (IIeme s. av. J.-C.-IIIeme s. ap. J.-C.), 463-512, Roma.

--(2009), "La extraccion de hispanos para formar parte de la aristocracia imperial: sena dores y caballeros", en J. Andreu Pintado, J. Cabrero Piquero e I. Roda de Lianza (eds.), Hispanic. Las provincias hispanas en el mundo romano, 265-281, Tarragona.

CASTRITIUS, H. (2002), "Die flavische Familie. Frauen neben Vespasian, Titus and Domitian", en H. Temporini (ed.), Die Kaiserinnen Roms, 2002, 164-186, Munich.

CHAUSSON, M. F. (2008), "De Domitia Longina aux Antonins: le regne de Nerva", Bulletin de la Societe nationale des Antiquaires de France, 201-206.

CHIC GARCIA, G. (1992), "Los Aelii en la produccion y difusion del aceite betico", Munstersche Beitrdge zur antiken Handelsgeschichte, 11, 1-22.

--(1999), "Comercio, fisco y ciudad en la provincia romana de la Betica", en J. Gonzalez (ed.), Ciudades privilegiadas del Occidente romano, 33-59, Sevilla.

CORELL, J. (1996), Inscriptions romanes d'Edeta i el seu territori, Valencia.

CORTES BARCENA, C. (2013), Epigrafia en los confines de las ciudades romanas: los Termini Publici en Hispania, Mauretania y Numidia, Roma.

CRESPO LOPEZ, C. (2014), La condenacion al olvido (damnatio memoriae). La deshonra publica tras la muerte publico (siglos I-IV d.C.), Madrid.

DARDAINE, S. (2003), "Citoyennete, parente, conubium dans les reglements des municipes flaviens", en S. Armani, B. Hurlet-Martineau y A. U. Stylow (eds.), Epigrafia y sociedad en Hispania durante el Alto Imperio: estructuras y relaciones sociales, 93-106, Alcala de Henares.

DARDENAY, A. (2005), "Le role des ateliers de lampes dans la diffusion iconographique des mythes fondateurs de Rome", MCV, 35: 2, 161-189.

DEMOUGIN, S. (1987), Prosopographie des chevaliers tromains julio-claudiens (43 av. J.-C.-70 ap. J.-C.), Roma.

--(1988), L'ordre equestre sous les Julio-Claudiens, Roma.

--(1994), "L'ordre equestre sous Domitien", Pallas, 40, 289-299.

DES BOSCS-PLATEAUX, F. (2005), Un parti hispanique a Rome?: ascension des elites hispaniques et pouvoir politique d'Auguste a Hadrien (27 av. J.-C.-138 ap. J.-C.), Madrid.

ESCAMEZ DE VERA, D. (2016), Sodales Flaviales Titiales: culto imperial y legitimacion en epoca Flavia (Collection Latomus, 356), Bruselas.

ESPINOSA, U. (1988), "Riqueza mobiliaria y promocion politica: los Mamiii de Tritium Magallum", Gerion, 6, 263-272.

ETIENNE, R. (1999), "Domitien et les senateurs hispaniques", Pallas, 40, 241-249.

FEARS, J. R. (1981), "The Cult of Jupiter and Roman Imperial Ideology", ANRW, II.17.1, 3141, Boston.

FERNANDEZ URIEL, D. (2016), TITVS FLAVIVS DOMITIANVS. De Princeps a Dominus: un hito en la transformacion del Principado (Signifer. Monografias y Estudios de la Antiguedad Griega y Romana, 48), Madrid/Salamanca.

FISWICK, D. (1981), "A Gold Bust of Titus at Emerita", AJAH, 89-96.

--(2002), The Imperial Cult in the Latin West, Institution and Evolution, III.1, Leiden-Boston Koln.

--(2009), "Il culto imperiale", en F. Coarelli (coord.), Divus Vespasianus. Il bimilenario dei Fla vi, 344-347, Roma.

FLOWER, H. I. (2006), The Art of Forgetting: Disgrace and Oblivion in Roman Political Culture, Chapel Hill.

GARCIA FERNANDEZ, E. (2012), "Sobre la condicion latina y su onomastica: los ediles de Andelo", Espacio, Tiempo y Forma, Serie II. Historia Antigua, 25, 423-436.

GARCIA VARGAS, E. y MARTINEZ MAGANTO, J. (2009), "Fuentes de riqueza y promocion social de los negotiantes salsarii beticos en el Alto Imperio. Una aproximacion diacronica", AEspA, 82, 133-152.

GARCIA Y BELLIDO, A. (1966-1967), "Retratos romanos imperiales de Portugal", Arquivo de Beja 22-24, 280-291.

GHEDINI, F. (1986), "Riflessi della politica domizianea nei rilievi flavi di Palazzo della Cancelleria", Bullettino della Commissione Archeologica Comunale di Roma, 91: 2, 291-309.

GIMENO PASCUAL, H. y RAMIREZ SADABA, J. L. (1998), "Nuevos testimonios arqueologicos y epigraficos de Medina de las Torres (Badajoz) en un manuscrito inedito del siglo XIX", SPAL, 7, 149-162.

GIOVANNINI, A. (1987), "Pline et les delateurs de Domitien", en A. Giovannini y D. Van Berchem (eds.), Opposition et resistances a l'Empire d'Auguste a Trajan, Ginebra.

GIRARD, J. L. (1981), "Domitien et Minerve. Une predilection imperiale", ANRW, 2, 17, 1, 233-245.

--(1987), "L'idee dynastique sous les Flaviens", Ktema, 12, 169-173.

GONZALEZ, J. (2009), "Los senadores hispanos: su influencia en el periodo flavio", en L. Capogrossi Colognesi y E. Tassi Scandone (coords.), La Lex de Imperio Vespasiani e la Roma dei Flavii (Atti del Convegno, 20-22 novembre 2008) (Acta Flaviana, 1), 259-270, Roma.

GONZALEZ HERRERO, M. (2002), "M. Fidius Fidi f. Quir(ina) Macer, benefactor en Capera", Gerion, 20: 1, 417-433.

GORDILLO SALGUERO, D. (2017), "Propaganda dinastica y legitimidad augustea en la Hispania flavia: los agradecimientos beticos por la obtencion de la ciudadania romana", en G. Bravo y R. Gonzalez Salinero (eds.), Ideologia y religion en el mundo romano (Signifer Libros. Monografias de Antiguedad Griega y Romana, 51), 415-441, Madrid.

--(2018a), "Magnorum proles genitorque deorum. Las princesas flavias y el proyecto politico

de Domiciano", en G. Bravo, S. Perea Yebenes y F. Fernandez Palacios (eds.), Mujer y poder en la Antigua Roma (Signifer Libros. Monografias de Antiguedad Griega y Romana, 51), 311-327, Madrid.

--(2018b), "Un pedestal de estatua dedicado a la emperatriz Domicia Longina en Augusta Emerita. Una reinterpretacion de EE IX, 64 = ERAE, 553", Habis, 49, 129-142.

GRUNHAGEN, W. (1986), "Ein Portrat des Domitian aus Munigua", MM, 27, 309-323.

GUICHARD, P. (1989), "Senat de Rome et concilium de Betique: Les relations entre les deux assemblees de 92 a 99 ap. J.-C. a l'occasion des proces de Massa, Gallus et Classicus", MCV, 25, 31-54.

--(1990), "Politique flavienne et fiscalite en Hispania", MCV, 26.1, 45-73.

--(1994), "Domitien et les elites d'Hispania: les promotions a l'ordre equestre des notables issus des municipes flaviens", Pallas, 40, 251-267.

HABA QUIROS, S. (1998), Medellin romano. La Colonia Medellinensis y su territorio, Badajoz.

HALBWACHS, M. (1925), Les Cadres Sociaux de la Memoire, Paris.

--(1939), La Memorie Collective, Paris.

HALBWACHS, M. y LASEN DIAZ, A. (1995), "Memoria colectiva y memoria historica", Reis: Revista Espanola de Investigaciones Sociologicas, 69, 209-219.

H0JTE, J. M. (2005), Roman Imperial Statue Bases: From Augustus to Commodus, Aarhus.

HOLKESKAMP, K. J. (2014), "In Defense of Concepts, Categories, and Other Abstractions: remarks on a theory of memory (in the making)", en K. Galinsky (eds.), Memoria Romana. Memory in Rome and Rome in Memory (Memoirs of the American Academy in Rome, 10), 63-70, Ann Arbor.

HURLET, F. (1993), "La Lex de Imperio Vespasiani et la legitimite augusteenne", Latomus, 52: 2, 261-280.

IGLESIAS GIL, J. M. y RUIZ-GUTIERREZ, A. (2017), Monumenta et Memoria. Estudios de Epigrafia romana, Roma.

IGLESIAS GIL, J. M. y SAQUETE CHAMIZO, J. C. (2013), "La epigrafia de Regina en su contexto topografico: propuestas de interpretacion a raiz de las ultimas investigaciones arqueologicas", en J. M. Iglesias Gil y A. Ruiz Gutierrez (eds.), Paisajes epigraficos de la Hispania romana: monumentos, contextos, topografias (L'Erma di Bretschneider. Hispania Antigua, serie historica, 9), 95-107, Roma.

JACOBO PEREZ, A. (2005), "La teologia de la victoria como medio de legitimacion en la moneda flavia", en C. Alfaro Asins, C. Marcos Alonso y P. Otero Moran (coords.), XIII Congreso Internacional de Numismatica, Madrid, 2003: Actas-Proceedings-Actes, vol. 1, 697-604, Madrid.

JONES, B. W. (1992), The emperor Domitian, Londres.

JONQUIERES, C. DE y HOLLARD, V. (2008), "La damnatio memoriae dans les ouvres historiques de Suetone et de Tacite", Cahiers du Centre Gustave Glotz, 19, 145-163.

KIENAST, D. (1989), "Diva Domitilla", ZPE, 76, 141-147.

KLEINER, F. (1989), "An arch of Domitian in Rome on coins of Alexandria", NC, 69-81.

LA ROCCA, E. (2009), "Il Templum Gentis Flaviae", en L. Capogrossi Colognesi y E. Tassi Scandone (coords.), La Lex de Imperio Vespasiani e la Roma dei Flavi (Acta Flaviana, I), 271-298, Roma.

LEFEBVRE, S. (2004), "Les cites face a la damnatio memoriae: les martelages dans l'espace urbain", Cahiers du Centre Gustave Glotz, 15, 191-217.

--(2005), "Damnatio memoriae et martelage: reflexions sur les modalites de l'elimination des damnati", en S. Desmulliez y C. Hoet van Cauwenbergue (eds.), Le monde romain a travers l'epigraphie: methodes et pratiques (Actes du XXIVe Colloque International de Lille, 8-10 novembre 2001), 231-244, Lille.

--(2014), Monumenta: du centre du pouvoir aux confins de l'Empire, Dijon.

LEON, P. (2001), Retratos romanos de la Betica, Sevilla.

LE ROUX, P. (1994), "Le culte imperial dans les provinces occidentales: evolution d'Auguste a Domitien", Pallas, 40, 397-411.

LEVICK, B. (1999), Vespasian, Londres.

MAR, R., RUIZ DE ARBULO, J., VIVO, D., DOMINGO, J. y LAMUD, M. (2009), "La scaenae frons del teatro de Tarraco. Una propuesta de restitucion", en La scaenae frons en la arquitectura teatral romana, 173-201, Cartagena.

MARIA, S. DE (1988), Gli archi onorari di Roma e dell'Italia romana, Roma.

MARTIN, A. (1989), La Titulature epigraphique De Domitien, Francfort-sur-le-Main.

--(2007), "La condomnation de la memoire de Domitien: etat de la question", en S. Benoist (ed.), 2007: 59-72.

NAVARRO, F. J. (2006), "Senadores y caballeros hispanos de epoca flavia", en E. Melchor Gil y J. F. Rodriguez Neila (eds.), Poder central y autonomia municipal: la proyeccion publica de las elites romanas de Occidente, 185-210, Cordoba.

NAVARRO CABALLERO, M. (2006), "Familie imperiale et dynasties locales: un modele ideologique reproduit dans les cites hispaniques sous l'Empire", en M. Navarro Caballero y J. M. Roddaz (coords.), La transmission de l'ideologie imperiale dans l'Occident romain, 69-84, Burdeos.

NEWTON, H. C. (1901), The Epigraphical Evidence for the Reigns of Vespasian and Titus, Nueva York.

NOGALES BASARRATE, T. y NOBRE DA SILVA, L. (2010), "Programas estatuarios en el foro de Regina (Baetica). Principe julio-claudio, Genius y estatua colosal de Trajano. Una primera aproximacion", Escultura romana en Hispania, 6. Homenaje a Eva Koppel, 169-197, Murcia.

NORA, P. (1997), "Entre Memoire et Histoire. La problematique des lieux", en P. Nora (ed.), Les Lieux de memoire, Paris.

NUNNERICH-ASMUS, A. (1996-97), "El monumento de Ciempozuelos (Madrid). Un arco romano privado en el centro de la provincia Tarraconense", Annals de l'Institut d'Estudis Gironins, 36, 503-517.

OJEDA, D. (2008), "Un torso militar de epoca domicianea en Segobriga", SPAL, 17, 323-328.

--(2011), Trajano y Adriano. Tipologia estatuaria, Sevilla.

--(2014), "A new Trajan's portrait from Hispania. Pliny the Younger and the dating of Tra jan's first portrait type", MM, 55, 371-378.

OREJAS, A., SASTRE, I. y ZUBIAURRE, E. (2012), "Organizacion y regulacion de la actividad minera hispana altoimperial", en M. Zarzalejos Prieto, P. Hevia Gomez y L. Man silla Plaza (eds.), Paisajes mineros antiguos en la Peninsula Iberica. Investigaciones recientes y nuevas lineas de trabajo. Ancient Mining Landscapes in the Iberian Peninsula Recent research and new perspectives. Homenaje a Claude Domergue. In tribute to Claude Domergue, 31-46, Madrid.

PAILLER, J. M. y SABLAYROLLES, R. (1994), "Damnatio memoriae: une vrai a perpetuite", Pallas (L'annees de Domitien), 40, 11-55.

PALAO VICENTE, J. J. (2006), Legio VII Gemina (Pia) Felix: estudio de una legion romana, Salamanca.

REMESAL RODRIGUEZ, J. (1986), La annona militaris y la exportacion de aceite betico a Germania, Madrid.

RODRIGUES GOQALVES, L. J. (2007), Escultura Romana em Portugal: uma arte do quotidiano (Studia Lusitana, 2), Merida.

RODRIGUEZ CORTES, J. (1991), Sociedad y religion clasica en la Betica romana, Salamanca.

RODRIGUEZ NEILA, J. F. (1978), "Sobre los procesos de la Betica contra los gobernadores romanos", en Actas del I Congreso de Historia de Andalucia, 231-238, Cordoba.

ROMERO NOVELLA, L., ANDREU PINTADO, J. y GABALDON MARTINEZ, M. DEL M. (2014), "Un thoracatus imperial en Los Banales (Uncastillo, Zaragoza)", Zephyrus, 197-216.

ROSSO, E. (2006), "La difussion de l'ideologie flavienne dans les provinces occidentales de l'Empire: le decor sculpte des monuments publics", en M. Navarro Caballero y J. M. Roddaz (coords.), La transmission de l'ideologie imperiale dans l'Occident romain, 247-272, Burdeos.

--(2007), "Culte imperial et image dynastique: les divi et divae de la Gens Flavia", en T. No gales y J. Gonzalez (eds.), Culto imperial. Politica y poder, 125-152, Roma.

--(2009), "La theme de la Res publica restituta dans le monnayage de Vespasien: perennite du 'modele augusteen' entre citations, reinterpretations et devoiements", en F. Hurlet y B. Mineo, Le principat d'Auguste. Realites et representations du pouvoir autor de la Res publica restituta, 209-242, Rennes.

RUIZ-GUTIERREZ, A. (2017), "Monumenta memoriae causa: registros epigraficos de la memoria en el mundo romano", en J. M. Iglesias Gil y A. Ruiz-Gutierrez (2017), Monumenta et Memoria. Estudios de Epigrafia romana, Roma.

SAENZ PRECIADO, M. P. (1996), "Retratos de la familia Flavio como motivos decorativos en la terra sigillata hispanica", Annals de l'Institut d'Estudis Gironins, 36, 549-560.

SAQUETE CHAMIZO, J. C. (2017), "Las mujeres de la dinastia julio claudia en la epigrafia. Entre marginacion politica y visibilidad publica", en A. Ruiz-Gutierrez, 2017, 143-165.

SCHATTNER, TH. (2014), "Breve descripcion de la evolucion urbanistica de Munigua desde sus origenes hasta la epoca tardoantigua", en D. Vaquerizo (ed.), Ciudad y territorio: transformaciones materiales e ideologicas entre la epoca clasica y el altomedievo (Monografias de Arqueologia Cordobesa, 20), 293-308, Cordoba.

SCHEID, J. (1998), Commentarii Fratrum arvalium qui supersunt: les copies epigraphiques des protocoles annuels de la Confrerie arvale: 21 av.-304 ap. J.-C., Roma.

SCOTT, K. (1975), The Imperial Cult under the Flavians, Stuttgart/Berlin.

SOUZA, V. (1990), Corpus Signorum Imperii Romani, Portugal, Coimbra.

STYLOW, A. U. (1986), "Apuntes sobre epigrafia de epoca flavia", Gerion, 4, 285-311.

--(2000), "Castro del Rio, Municipio Flavio: A proposito de una nueva version de CIL II 1570 = II2/5, 401", Habis, 31, 167-175.

--(2006), "La epigrafia y el culto imperial en Augusta Emerita: nuevos epigrafes del con junto provincial de culto imperial", en P. Mateos (ed.), El "Foro Provincial" de Augusta Emerita: un conjunto monumental de culto imperial (Anejos AEspA, XLII), 297-315, Madrid.

STYLOW, A. U. y VON HESBERG, H. (2004), "Ein Kaiserbogen in Titulcia?", Chiron, 34, 205-266.

TOBALINA ORAA, E. (2001), "La promocion de senadores hispanos en la crisis del 68-69", en C. Castillo, F. J. Navarro y R. Martinez (eds.), De Augusto a Trajano: un siglo en la historia de Hispania, 93-116, Pamplona.

TORELLI, M. (1987), "Culto imperiale e spazi urbani in eta flavia. Dai rilievi Hartwig all'arco di Tito", en Publications de l'Ecole Frangaise de Rome, 98, 563-582.

TRILLMICH, W. (1993), "Hispanien und Rom aus der Sicht Roms und Hispaniens", en W. Trillmich (ed.), Hispania Antiqua. Denkmaler der Romerzeit, Maguncia.

VALENCIANO PRIETO, M. C. y POLO LOPEZ, J. (2014), "Reconstruyendo Titulcia: de op pidum a municipium", en Actas de Reunion de Arqueologia Madrilena, 139-153, Madrid.

VARNER, E. R. (2004), Mutilation and Transformation. Damnatio memoriae and Roman Imperial Portraiture, Leiden-Boston.

VEYNE, P. (1962), "Les honneurs posthumes de Flavia Domitilla et les dedicaces grecques et latines", Latomus, 21, 49-98.

VICENT ZARAGOZA, A. M. (1990), "Retrato de Domiciano en el Museo Nacional: una reivindicacion", Boletin del Museo Arqueologico Nacional, 8, 29-35.

WATERS, K. H. (1969), "Traianus Domitiani Continuator", AJPh, 90: 4, 385-405.

DAVID GORDILLO SALGUERO (1)

(1) Universidad de Salamanca. Personal Investigador en Formacion (FPU13/05106. Ministerio de Educacion, Cultura y Deporte). Miembro del Grupo de Investigacion Reconocido de la Universidad de Salamanca HESPERIA. Grupo de Investigacion sobre la Peninsula Iberica en la Antiguedad. E-mail: davidgs@usal.es. ORCID ID: 0000-0003-3593-6696. RESEARCHER ID: B-5762-2017. Este trabajo se adscribe al proyecto HAR2014-55631-P (Ministerio de Economia y Competitividad) liderado por el Prof. Dr. Manuel Salinas de Frias, a quien deseo agradecer sus siempre sugerentes observaciones y su apoyo a mis investigaciones.

(2) Halbwachs y Lasen, 1995: 209.

(3) Halbwachs, 1950 y 1952.

(4) Assman, 1988, 1992, 2010.

(5) Nora, 1997.

(6) Holscher, 1978, 1980, 2014; Asmann, 1988; Holkeskamp, 2014.

(7) Flower, 2006; Benoist, 2007; Crespo, 2014.

(8) Pailler y Sablayrolles, 1994: 23-40.

(9) Una reflexion de obligada consulta sobre la contribucion de la Epigrafia en el estudio de la memoria monumental, Ruiz-Gutierrez, 2017.

(10) Bergmann y Zanker, 1981; Varner, 2004: 111-135 y 260 y 269.

(11) Martin, 1989: 17-135 y 2007.

(12) Pailler y Sablayrolles, 1994, que aborda este proceso desde una perspectiva integral. Un enfoque muy similar al de Flower, 2006: 234-275 y Krupe, 2011: 159-165 y 309-333.

(13) Andreu, 2004: 46-48, con una recopilacion exhaustiva de las inscripciones dedicados a los miembros de la gens Flavia en Hispania. Sobre la "imagen epigrafica" de la dinastia en el conjunto del Imperio, Andreu, 2010, y en particular, en Roma y Occidente, Andreu, 2013. Hemos excluido de nuestro analisis otras inscripciones cuya atribucion a Domiciano resulta mas controvertida. Esto sucede con una placa epigrafica, pensada para ser adosada al neto de un pedestal o a una edicula, procedentes del Foro Provincial de Augusta Emerita. Los dos unicos elementos que han sobrevivido del contenido original, Divi f. y Germanicus, dejan la puerta abierta a la identificacion de Domiciano o Trajano como los receptores de este homenaje (Stylow, 2006: 311-312, no. 4 = AE, 2006, 586 = HEp 15, 52a).

(14) Es el caso de dos fragmentos epigraficos procedentes del Complejo de Culto Provincial Tarraconense, donde tan solo se leen las formulas [Vesp]asian[o?] o [Ve]spa[iano?], que bien podrian corresponder al nombre del fundador de la dinastia, o la filiacion de Tito o Domiciano (RIT, 70 y 71 = CIL II2/14, y 895, respectivamente). Lo mismo sucede con otro epigrafe hallado en Contributa Iulia Ugultunia, y de la que tan solo tenemos noticia manuscrita. En una de ellas, la identificacion de una D en la l. 2, precediendo a [V]espas[iani?] y a la indicacion de la potestad tribunicia, permite plantear una restitucion como D[(ivi) f.], e incluso, como D[omitiani?] (Gimeno y Ramirez, 1998: 160-161, no. 2.4.2 = HEp 8, 1998, 23).

(15) Bergmann y Zanker, 1981 y Varner, 2004, con un analisis en profundidad de los retratos de Domiciano, con un interes particular sobre el proceso de reelaboracion. Dichos estudios recogen los ejemplares hispanos conocidos hasta la fecha en la que fueron publicados. Sobre la transformacion de estas ultimas en imagenes de Trajano, Bergmann, 1997; Beltran, 1998; Ojeda, 2010: 270.

(16) Vicent, 1990: 29-35; Leon, 2001: no. 89, 292-293.

(17) Nogales y Nobre, 2010: 191.

(18) Ojeda, 2014: 372-373.

(19) Nos referimos a los torsos militares hallados los foros de Segobriga (Ojeda, 2008), Ituci (Marquez, 2014: no. 5, 91-92) y Los Banales (Romero, Andreu y Gabaldon, 2014). Otras estatuas interpretadas como representaciones militares de los tres emperadores flavios son aquellas procedentes de los frentes escenicos de Tarraco (Mar, Ruiz, Vivo, Domingo y Lamud, 2009: 194-198) y de Augusta Emerita (Pena, 2009: 614-618). Asi como tres estatuas togadas procedentes del area del foro colonial de la capital lusitana (ibid.: 616-617).

(20) Tacito pone en boca de Muciano estas palabras: domui triumphale nomen, duo iuvenes, capax iam imperii alter et primis militiae annis apud Germanicos quoque exercitus clarus. absurdum fuerit non cedere imperio ei cuius filium adoptaturus essem, si ipse imperarem (Tac. Hist. 2 77).

(21) Rosso, 2009: 224-230.

(22) Vespasiano investido el 21 de diciembre del 69. Poco tiempo despues, Tito asumio el consulado del 70 junto a su padre, y Domiciano accedio a la pretura y le fueron concedidos los poderes consulares (Tac. Hist. 4 3.3; D. C. 65 1.1). A proposito de la asociacion al poder de ambos Cesares, Levick, 1999: 184-195.

(23) Un testimonio muy elocuente es el triple homenaje realizado por C. Papirius Aequus en Roma en el ano 72. Este ciclo se compone de tres dedicatorias: una al emperador Vespasiano, cuya estatua ocupa un lugar central, y a sus flancos, las de sus hijos (ILS, 246 = CIL VI, 932).

(24) CIL II, 2322 = CIL II2/7, 728.

(25) CIL II, 1570 = CIL II2/5, 401 = CILAII, 243, fig. 129 (HEp 4, 1994, 661) = Stylow, 2000: 167-175, fig. 1 (AE 2000, 729 = HEp 10, 61-64).

(26) Stylow, 2000: 173.

(27) HOJTE, 2005: 599, Tabla SE 26.

(28) Cinco de Vespasiano, frente a cuatro de Tito. Una mas para los dos si sumamos aquella que comparten en el frente escenico de Segobriga (ILSE, 194 = HEp 2, 384bis), dos si contamos la de Castro del Rio. En lo que respecta a los homenajes en solitario (aparentemente) al fundador de la dinastia, el mas temprano es el de Emporiae en el ano 71 (IRC III, 22 = HEp 4, 1994, 399). Le siguen los de Olisipo en el 73 (CIL II, 185), el del 74 por parte de los pagani pagi Carbulensis (CIL II, 2322 = CIL II2/7, 728), el de Alcolea del Rio en el 75 (HEp 4, 1994, 661) y el de Nescania en el 76/77 (CIL II, 2041 = CIL II2/5, 845). En cuanto a las dedicatorias en honor del Cesar Tito, destaca el homenaje como conservator Pacis Augustae que recibe en Valentia, fechable probablemente en el ano 71 coincidiendo con la ceremonia del Triunfo en Roma (CIL II, 3732 = CIL II2/14, 13). En el ano 72/73, se coloco una estatua suya en el foro colonial de Tarraco (RIT, 72). En el 75, es homenajeado por el ordo decurionum de Baesucci (CIL II, 3732 = CILA III, 46), y dos anos mas tarde, en el 77, la provincia Lusitania, a traves del flamen y el gobernador provinciales, que le dedica el famoso busto de oro (CIL II, 5264 = ERAE, 62 = CIAE, 24).

(29) ROSSO, 2009: 230. De hecho, Tito recibio en este momento el honor de incorporar el titulo Imperator a su praenomen, una designacion que solo se adquiria en el momento de la investidura, y con la que se trata de subrayar la posicion de Tito como "corregente".

(30) El futuro emperador asumia ahora el estatus de corregente que habia gozado su hermano con anterioridad --sed, ut a primo imperii die, consortem successoremque--(Suet. Titus 9.3). Aunque no contamos con testimonios honorificos, la asociacion a las tareas de gobierno del Cear Domiciano durante el reinado de su hermano si han dejado "huella epigrafica". Concretamente, en los miliarios de la Via Nova, en la zona del Noroeste. Testimonios sobre los que si se aplico la damnatio memoriae (CIL II, 4803, 4834 y 4838).

(31) Recordemos la existencia del tribunal Caesarum Vespasiani Titi Domitiani en el Capitolio, una plataforma con las estatuas de los tres principes flavios construida entre el ano 81 y 82, que conocemos a traves de su mencion en un diploma militar (ILS, 1995 = Newton, 1901: 50, no. 98).

(32) Esta ampliacion afecto tambien al colegio sacerdotal encargado de su culto, que asume la denominacion de sodales Flaviales et Titiales (Scott, 1975: 82-91; Rosso, 2007: 136-140; Escamez, 2016: 5-11).

(33) Torelli, 1987: 571.

(34) Ibid.: 568-569; La Rocca, 2009.

(35) Scott, 1975: 40-60; Rosso, 2007.

(36) Sobre esta Diva Domitilla, y los problemas de identificacion del personaje con la mujer o la hija de Vespasiano, Veyne, 1962; Kienast, 1989; Woods, 2010.

(37) Suet., Dom., 3.1.

(38) Scheid, 1998, no. 54, 55, 58 y 59.

(39) Alvarez, Rodriguez y Saquete, 2004: 34.

(40) Iglesias y Saquete, 2013: 101-102; Alvarez, Rodriguez y Nogales, 2014: 168 y 176; Aguilar, Bello, Collado, Contreras, Chamizo, Fernandez, Guerra, Mosquera, Perez y Sanchez, 2014: 1652-1653.

(41) Alvarez, Rodriguez y Nogales, 2014: 176.

(42) En ciudades como Tarraco, conocemos a un flamen Divi Titi (CIL II, 4212 = RIT, 442 = CIL II2/14, 1132). En otras como Olisipo, existio un sacerdocio en honor del fundador de la dinastia flavia (HEp 1990, 816).

(43) En Bracara Augusta, se tributo un culto generico a todos los miembros de la gens a traves de la implantacion del colegio de los sodales Flaviales (AE 1973, 299).

(44) CIL II, 5264 = Fishwick: 89-96 (AE 1982, 486) = ERAE 62 = CIAE, 24.

(45) Beltran, 1984: 103-105; Beltran y Paz, 2004.

(46) Beltran y Paz, 2004: 259-293.

(47) Sobre esta "predileccion domiceanea" por la figura de Minerva, Girard, 1981.

(48) Fears, 1981: 74; Gordillo, 2018a: 318-319.

(49) Varner, 1995: 194.

(50) Rodrigues, 2007: 93.

(51) Ibid.: no. 4, 79-80 (Livia), no. 7, 84-86 (Agripina) y no. 11, 92-93 (Vespasiano).

(52) Ibid.: 92.

(53) Rosso, 2007: 130-133, ofrece varios ejemplos de esta asociacion honorifica en alguno de monumentos de la capital del Imperio. La unidad politica quedo plasmada a la perfeccion en la Lex de Imperio Vespasiani (Hurlet, 1993). Asi como en las clausulas finales de algunos pasajes de la legislacion municipal flavia.

(54) Entre ellas, la suspension del culto oficial tributado a la segunda esposa del denostado emperador, Poppea, y a Claudia, la hija de ambos, divinizadas entre los anos 63 y 65, como se deduce la desaparicion, a partir del 69, de los sacrificios en honor de ambas que hasta ahora realizaban los Hermanos Arvales en sus votos (Saquete, 2017: 161).

(55) Rosso, 2007: 129-130.

(56) Fishwick, 2002 (1987): 164; Le Roux, 1994: 405-406; Fishwick, 2009.

(57) Dardenay, 2005 realiza un estudio sumamente interesante sobre la difusion en epoca flavia de mitos fundacionales como el de Eneas a traves del estudio de un conjunto de lucernas fabricadas en Augusta Emerita, que son, asimismo, un testimonio excepcional de las expresiones populares de culto imperial.

(58) Lex Irn., 25 y 26.

(59) Asi lo ha vuelto a demostrar, recientemente, Fernandez Uriel, 2016: 246-255.

(60) En su opinion, la dedicatoria Numini Augusto sacrum de la fachada septentrional no se dirige, de nuevo, al soberano reinante, sino mas bien al "poder divino de la monarquia imperial". En palabras de G. Alfoldy y J. M. Abascal Palazon, "el monarca, al mismo tiempo que se identifica como el mayor benefactor de la comunidad de Medinaceli, aparece aqui como personificacion del poder divino de la monarquia que se cita de forma general en la otra fachada y como senor supremo de todo lo visible desde el arco, de las tierras aparentemente infinitas y, por extension, del imperio. si en las dos fachadas del arco se repitio el papel de la comunidad como dedicante del monumento, hay que entender que se quisieron subrayar mas explicitamente las estrechas relaciones que unian a la ciudad con el monarca" (Alfoldy y Abascal, 2002: 99).

(61) Suet. Dom. 13.2, D. C. 68.1.1 Suetonio llega a afirmar que "levanto en las diversas regiones de Roma tal cantidad de pasajes abovedados y arcos enormes rematados por cuadrigas e insignias de sus triunfos que en uno de ellos aparecio inscrito en griego: !basta! ([phrase omitted])". Mas alla de la evidente deformacion de esta nota critica, la notable proliferacion de este tipo de monumentos honorificos durante el reinado de Domiciano es un hecho constatado. A proposito de su utilizacion por parte de Domiciano, Torelli, 1987: 569-570; Maria, 1988; Jones, 1992: 84-85.

(62) Suet. Dom. 6.

(63) Jones, 1992: 126-159; Fernandez Uriel, 2016: 173-186.

(64) A este respecto, nos parece bastante convincente la interpretacion de los conocidos relieves del Palazzo della Cancelleria que realiza F. Ghedini, que vincula con decoracion del complejo dedicado a la Fortuna Redux. De este modo, aunque mantiene la identificacion de la escena del friso B como la del adventus de Vespasiano tras la guerra civil, lanza una nueva hipotesis sobre el friso B, en el que aparece Domiciano flanqueado por la Dea Roma, Marte y Minerva. Segun la investigadora italiana, esta escena remitiria al regreso triunfal del emperador en el ano 93 (Ghedini, 1986). Y con el, los triunfos de Domiciano, y los de su padre, se dan la mano. De hecho, en este relieve no faltan referencias a la victoria de Vespasiano en la guerra civil y a su estancia en Alejandria, a traves de la introduccion de la imago clypeata de Jupiter-Amon, que reproduce fielmente la decoracion del templum Divi Vespasiani en el Foro.

(65) Mart. Epig. 8.65.

(66) Kleiner, 1989.

(67) Romero, Andreu y Gabaldon, 2014: 209. Recientemente, Andreu y Romero, 2018: 131.

(68) Ibid. y 2016: 320-321.

(69) Perea, 2007: 228-232, con una incidencia notable en aquellos nucleos de promocion flavia.

(70) Jacobo, 2005: 701.

(71) De hecho, de los seis torsos hispanos atribuidos a Domiciano, exceptuando el de la calle Sagasta de Merida, todos corresponden a representaciones militares (vid. n. 18).

(72) Suet. Dom. 3.1.

(73) Gordillo, 2018a: 320-321. Curiosamente, la joven princesa mantuvo, tras la llegada de su tio al poder, el titulo de Augusta, que habia recibido de su padre en torno al ano 80. Se creo asi una situacion, si bien no inedita, si bastante inusual: la coexistencia de dos mujeres portando un titulo relacionado directamente con la transmision del poder (ibid.: 317).

(74) Plin. Ep. 4.11.6-7 y Pan. 52-53; Juv. Sat. 2.29-32; Suet. Dom. 22.

(75) Suet. Dom. 15.1.

(76) Saenz, 1996; Bustamante, 2008a: 194-195 y 2008b.

(77) CIL II, 610 = Haba, 1998: no. 38, 123-124.

(78) Gordillo, 2018b: 138-139. Esto sucede con el homenaje que recibe la emperatriz junto a su esposo en Brykous (IG XII.1, 994). O con aquella inserta en el ciclo de conmemoracion dinastica de todos los miembros de la dinastia flavia en Puteoli (CIL X, 1419). En Lyttos, la inscripcion en honor de la emperatriz se hallo junto a otra dedicada al Divino Tito (IC I XVIII, 16), lo que sugiere la existencia de un ciclo similar al de la ciudad italiana.

(79) Suet. Dom. 23.1; D. C. 68 1, 1.

(80) Su efigie fue incluida dentro de una galeria de retratos donde estaban representados diversos personajes de las familias julio-claudia, flavia y antonina (Varner, 1995: 2003).

(81) Ibid. E. R. Varner se refiere al pasaje [t]andem opressus est insidiis amicorum libertorumque intimorum simul et uxoris (Suet. Dom. 14.7).

(82) Como resultado de una campana de deslegitimacion del emperador depuesto, mostrandole como un personaje abandonado y traicionado por los suyos (Gordillo, 2018a: 324).

(83) Chausson, 2008: 201-206.

(84) Suet. Dom. 23.1.

(85) [phrase omitted] (D. C. 63 1.1).

(86) Iglesias y Saquete, 2013: 104.

(87) A proposito de ello, a partir del analisis de los retratos del emperador recuperados en Roma y en las provincias, Varner, 2004: 131.

(88) En este campo, son fundamentales las reflexiones metodologicas sobre el enfoque y los limites epistemologicos del estudio de los procesos de condenacion al olvido a partir del material epigrafico realizadas por Lefebvre, 2004 y 2005 y Benoist y Lefebvre, 2007.

(89) Trillmich, 1993: 351; Leon, 2001: 294.

(90) Beltran, 1984: 120-123.

(91) Varner, 2004: 114-115.

(92) Asi sucedio, por ejemplo, con la estatua de Domiciano de la scaenae frons del teatro de Aphrodisias (ibid.: 134).

(93) Como ya demostro Stylow, 1986: 289, n. 11. Lefebvre, 2005: 242-243, y Andreu, 2004: 59-61, Tabla X, recogen y analizan tambien aquellos documentos hispanos donde si se efectuo una damnatio memoriae.

(94) Imp(eratore) Domiti/ano Caes(are) Aug(usto) / divi Aug(usti) Vesp(asiani) f(ilio) / Augustalis te/rminus c(olonorum) c(oloniae) C(laritatis) Iul(iae) Ucubitanor(um) / inter Aug(ustanos) Emer(itenses) (CIL II, 656 = CIL II2/7, 871).

(95) Imp(eratore) Domitiano Ca[es(are)] / Aug(usto) IX co(n)s(ule) Term[in(us)] /augustalis munic(ipi) F[la]/vi Cisimbrensis [ex] /decreto L(uci) Antisti [Rus]/tici pro-co(n)s(ulis) (CIL II2/5, 302).

(96) Martin, 2007: 67-68.

(97) Lefebvre, 2005: 241. Sobre los terminus como documento publico, Cortes, 2013: 271-282.

(98) qui IIviri in eo municipio iure d(icundo) p(raerit), facito uti haec lex primo quoque tempore in aes incidatur et in loco celeberrimo eius municipii figatur ita ut d(e) p(lano) r(ecte) l(egi) p(osuit) (Lex Irn., 95).

(99) Como plantea Stylow, 1986: 289.

(100) Opinion, o mas bien dudas, que tambien comparte Andreu, 2004: 61.

(101) Waters, 1969: 385-405.

(102) Ojeda, 2011: 154.

(103) El problema sigue siendo reconocer si fue Vespasiano el responsable de su elaboracion, o bien lo fue Domiciano. A proposito de este debate, Andreu, 2004: 227-238.

(104) Garcia Fernandez, 1991: 145; Andreu, 2004: 13. Sobre la condicion juridica de los nuevos municipes, Garcia Fernandez, 20012, que recoge toda la discusion generada a lo largo de las ultimas decadas.

(105) Concretamente, el capitulo 21 de la legislacion municipal establece que la extension del derecho de ciudadania se producia en linea ascendentes, lateral y descendiente. Es decir, a los padres del magistrado, a su esposa, a sus hijos habidos en legitimo matrimonio, y sus nietos--qui ex senatoribus decurionibus conscriptisve municipii Flavi Irnitani magistratibus, uti hac lege conprehensum est, creati sunt erunt, ii, cum eo honore abierint, cum parentibus coniugibusque ac liberis, qui legitimis nuptis quaesiti in potestate parentium fuerint, item nepotibus ac neptibus filio natis, qui quaeve in potestate parentium fuerint, cives Romani sunt--(Lex Irn., 21). En apenas dos generaciones, las grandes familias locales habrian alcanzado ya este estatus, al tiempo que este mecanismo permitia la generacion de nuevos ciudadanos romanos. A proposito de este proceso, Dardaine, 2003 y Armani, 2013.

(106) Gordillo, 2017, con el analisis detallado de las distintas dedicatorias.

(107) Para ambos asuntos, la magnifica contribucion de Guichard, 1990: 45-73.

(108) Sobre este asunto, Rodriguez Neila, 1978; Guichard, 1989.

(109) Orejas, Sastre, Zubiaurre, 2012, con una sensacional sintesis interpretativa de como evoluciono la regulacion de la actividad minera en Hispania. Sobre la actividad de los Flavios, 37-42.

(110) Recientemente, Schattner, 2014: 293-308.

(111) Chic, 1991: 2-3. Este mismo individuo dedico en el foro una estatua de un caballo que consagro al Dis Pater. Probablemente, como planteo J. Rodriguez Cortes, esta dedicatoria no posea una connotacion funeraria, sino que este relacionada, por un lado, con la gratitud hacia el dios del inframundo, "el Padre de las Riquezas"--posiblemente, en alusion a las riquezas obtenida de las entranas de la tierra--, pero tambien con los Ludi Saeculares, que se realizaban en su honor y en el Proserpina (1991: 53-54). Recordemos que fue durante el reinado de Domiciano, concretamente en el ano 88, cuando se celebraron de nuevo, despues de que Augusto los recuperase en el ano 17 a.C. (Jones, 1992: 102-103).

(112) Sobre la intervencion flavia sobre este sector, Remesal, 1986: 96-110; Chic, 1999: 38-42.

(113) Entre ellos, ramas de los Aelii, como los Optati, Chic, 1991.

(114) Garcia Vargas y Martinez, 2009: 137.

(115) Espinosa, 1988: 263-272.

(116) Andreu, 2004: 169-179.

(117) Sobre el, Gonzalez, 2002, en detalle y con mas bibliografia.

(118) AE 1967, 197.

(119) CIL II, 834.

(120) Esta "mimesis" llevo a algunos autores a considerar el Arco de Titulcia, fechado a finales del siglo I por criterios paleograficos, como un monumento dedicado a uno de los Flavios por una familia de notables locales (Stylow y Von Hesberg, 2004). Parece mas factible que se tratase de un monumento de autorrepresentacion familiar con una funcion identica a la de Capera (Nunnerichasmus, 1996-1997: 510-511). De hecho, Ma. del C. Valenciano Prieto y J. Polo Lopez han determinado, a traves de las evidencias materiales de la parte arta de la ciudad, que el Arco de Titulcia, al igual que su homologo, se construyo en corazon del entramado urbano (2014: 149-150). Es muy probable que ambos monumentos fuesen erigidos en un momento muy proximo, quizas con una minima diferencias de anos. Acerca de esta reproduccion de los modelos de representacion imperiales, M. Navarro Caballero puso de manifiesto como la eclosion de las galerias dinasticas de notables locales se manifiesta de forma nitida a partir de epoca flavia, y que tuvo una incidencia muy significativa en los nucleos de reciente promocion estatutaria (Navarro, 2006: 73).

(121) Sobre este asunto, y en base a la documentacion hispana, Alvarez, 2013: 123-154, quien concluye que esta magistratura fue una plataforma de acceso a una carrera ecuestre, y no como el primer peldano de la misma.

(122) Asi lo demostro Guichard, 1994.

(123) Demougin, 1987: 299 y 349, y 1994.

(124) Suet., Vesp., 8.1; D. C., 57.17.3.

(125) una de las principales consecuencias de esta medida fue la sustitucion de las lectiones senatum et recognitiones equitum por una inspeccion anual realizada por los iunores antes del desfile del 15 de julio. El emperador intervenia en el reclutamiento y revision de los censos senatorial y ecuestre, aunque no de un modo estrictamente directo. Las solicitudes de admision en uno de estos ordenes pasaban por las oficinas imperiales: a censibus, o bien a libellis, si se trababa de un nuevo ingreso. Los funcionarios transmitian los informes al emperador, el encargado, en ultima instancia, de aprobar, o denegar dichas promociones (Demougin, 1988: 187).

(126) Un caso muy ilustrativo es el de los Aemilii de Aeso. Con la adscripcion de algunos de sus miembros a la Galeria resulta imposible determinar si se trata de una familia de ciudadanos originarios de alguna de las colonias o municipios del entorno. o si, en cambio, accedieron a dicho despues de la concesion, y por motivos relacionados con movilidad social y geografica, cambiaron su tribu (Guichard, 1994: 257). Independientemente de ello, de los miembros de esta familia conocemos a L. Aemilius Maternus, duunviro de epoca flavia (IRC II, 19). Este individuo fue el padre de M. Aemilius L. f. Fraternus, y de L. Aemilius L. f. Paternus. No sabemos si ambos asumieron cargos municipales. En los dos casos, su cursus honorum se inicia con la prefectura de los trabajadores. En el caso de Fraternus, sabemos que fue tribuno militar (IRC II, 49). Y en el de su hermano Paternus, desempeno el puesto de centurion en varias unidades, empezando por la VII Gemina, y siendo condecorado en varias ocasiones. La primera de ellas en el ano 105--donis donato ab Imp. Trainus torquibus armillus corona vallaris bis in Dacia semel I(prima) expeditione--(IRC II, 23 y 54). De modo que es mas que probable que iniciase su carrera en tiempos del emperador Domiciano, al igual que su hermano (Guichard, 1994: 257).

(127) Sobre los senadores hispanos en epoca flavia, y su influencia politica, una excelente aproximacion en Etienne, 1999; Des Boscs-Plateaux, 2005; Navarro, 2006; Caballos, 2009 y Gonzalez, 2009.

(128) A el dedicaron un estudio monografico, Alfoldy y Halfmann, 1975.

(129) Jones, 1992: 144-149; Fernandez Uriel, 2016: 263-267. De nuevo, dicha unidad volvia a ser clave en el sostenimiento de la domus Flavia, como ya lo fue en la victoria sobre Vitelio en el ano 69. Sobre la historia de la unidad durante este periodo, Palao, 2006: 58-66.

(130) Gonzalez, 2009: 269.

(131) Como ya puso de relieve Pailler y Sablayrolles, 1994: 23. La inscripcion en cuestion es: [M(arco) Cornelio] M(arci) f(ilio) Ga[l(eria) Nigrino / Curiatio Ma]terno co(n)[s(uli)--/--trib(uno) mi]l(itum) leg(ionis) XIIII Ge[minae adlecto / inter praetorios a]b Imp(eratore) Caesar[e Vespasiano Aug(usto)] / e[t Tit]o Imp(eratore) Caesare A[u]g(usti) f(ilio) ab eis prae[---]/libus emendandis leg(ato) Aug(usti) leg(ionis) VIII Au[gust(ae) leg(ato) Aug(usti) pro pr(aetore)] / provinc(iae) Aquitania leg(ato) pro pr(aetore) M[oesiae donato bello Da]/cico co[ro]nis mura[l]ibus duabus et [coronis vallaribus du]/abus e[t coro]nis classic[is] duabus et coro[nis aureis duabus hastis / puris octo vexillis oc]to leg(ato) Aug(usti) pro [pr(aetore) provinc(iae) Syriae] (CIL II, 3788 = AE 1973, 283 = CIL II2/14, 124 = Corell, 1996: no. 7).

(132) illae autem (aureae) et innumerabiles strage ac ruina publico gaudio litaverunt. iuvabat illidere solo superbissimos vultus, instare ferro, saevire securibus, ut si singulos ictus sanguis dolorque sequeretur. nemo tam temperans gaudii seraeque laetitiae, quin instar ultionis videretur cernere laceros artus, truncata membra, postremo truces horrendaeque imagines obiectas excoctasque Oammis, ut ex illo terrore et minis in usum hominum ac voluptates ignibus mutarentur (Plin. Pan. 52 5-6).

(133) Giovannini, 1987.

(134) Este escritor se hace eco de los deseos por parte de los militares de que Domiciano fuese divinizado. Y segun el, le habrian vengado si tuviesen alguien que les acaudillara. Finalmente, los soldados se contentaron con que los asesinos fueran ejecutados--occisum eum populus indifferenter, miles grauissime tulit statimque Diuum appellare conatus est, paratus et ulcisci, nisi duces defuissent; quod quidem paulo post fecit expostulatis ad poenam pertinacissime caedis auctoribus--(Suet. Dom. 23.1).

Leyenda: Fig. 1: As acunado en Tarraco en el ano 70 d.C. (RIC II.1, 1320). En el anverso, aparece el busto del emperador junto a la leyenda IMP CAESAR VESPASIANVS AVG. Mientras que, en el reverso, lo hacen las imagenes afrontadas de sus hijos, acompanados de la leyenda TITVS CAESAR AVG F COS DOMITIANVS CAESAR AVG F., y portando cada uno el cetro, el simbolo supremo del poder (Fotografia OCRE).

Leyenda: Fig. 2: Reconstruccion de la secuencia de dedicatorias a los Flavios en el Foro de Munigia, 79-81 d.C. (Reconstruccion y fotografia D. Gordillo Salguero).

Leyenda: Fig. 3: Serie conmemorativa en honor de los miembros vivos y divinizados de la gens Flavia, 82-83 d.C. (RIC II.1, 146, 147, 148 y 152, respectivamente) (Fotografia OCRE).

Leyenda: Fig. 4: Hallazgos escultoricos del foro de Regina Turdulorum (Planimetria y contextualizacion espacial de los hallazgos: Aguilar et al., 2004. Inscripciones: Centro CILII-UAH). Aunque no sabemos la disposicion exacta de cada uno de los materiales, nos interesa destacar la vinculacion topografica, y simbolica, de la imagen de Domiciano con la de sus predecesores flavios y julios-claudios, asi como con el propio culto capitolino.

Leyenda: Fig. 5: Arco de Medinaceli (Dibujo de G. Alfoldy y J. M. Abascal Palazon).

Leyenda: Fig. 6: A la izquierda, sestercio acunado en Roma entre los anos 95 y 96 en el que se representa un doble arco triunfal coronado por una cuadriga tirada por elefantes (RIC II.1, 796) (Fotografia VCoin). A la derecha, dracma acunada en Alejandria entre los anos 94 y 95 (CNG, 88) (Fotografia CNGCoin). En ambos casos, todo indica que representan el arco erigido en el complejo de la Fortuna Redux, mandado construir en el ano 93 para conmemorar el regreso triunfal del emperador tras su campana en Germania.

Leyenda: Fig. 7: Ara votiva procedente de Augusta Emerita (Dibujos de Forner-MNAR y de CIL, respectivamente). La damnatio memoriae se limito a borrar el nombre del emperador, y no sus titulos.

Leyenda: Fig. 8: Pedestal de estatua dedicado a Domiciano en Munigua. En rojo, la seccion del texto que ha sido borrada, correspondiente a la totalidad de la titulatura imperial (Fotografia D. Gordillo Salguero).

Leyenda: Fig. 9: Pedestal de estatua dedicado presumiblemente a la emperatriz Domicia Augusta procedente de Augusta Emerita (Fotografia D. Gordillo Salguero). Al inicio de la l. 2, justo debajo de DOMITIA, se observa las evidencias de una damnatio memoriae, a traves de la cual, se elimino la mencion explicita al emperador dentro de la titulatura oficial de la emperatriz.

Leyenda: Fig. 10: Inscripciones monumentales del Arco de Medinaceli (Restituciones propuestas por G. Alfoldy y J. M. Abascal Palazon). Para transformar el nombre del nuevo destinatario de la dedicatoria, y del monumento, tan solo fue necesario sustituir cuatro letras (DOMI) y sustituirlas por otras tres (TRA).

Leyenda: Fig. 11: Arula procedente de Mirobriga. El texto no muestra ningun signo de haber sido borrado o mutilado (Fotografia de A. Martin Esquivel).

Leyenda: Fig. 12: La reelaboracion de los retratos de Domiciano: el busto de Trajano de Acci (Fotografia P. Leon). En la parte posterior de la pieza, y en color rojo, las huellas del devastado efectuado para eliminar las trazas del peinado de Domiciano.

Leyenda: Fig. 13: Homenajes a la casa imperial flavia en Munigua: secuencia temporal de las intervenciones (Reconstruccion D. Gordillo Salguero).

Leyenda: Fig. 14: El proceso de transformacion de un homenaje de Domiciano en otro de Trajano: el caso de Regina Turdulorum (Reconstruccion D. Gordillo Salguero).

Leyenda: Fig. 15: El reflejo de las politicas de la memoria oficial romana: la galeria de retratos del criptoportico de Aemium (Reconstruccion D. Gordillo Salguero. Las imagenes de las monedas proceden de OCRE).

Leyenda: Fig. 16: La imagen de Domiciano en la galeria privada de una residencia aristocratica: la cabeza-retrato de la Villa de El Ruedo (Almedinilla, Cordoba) (Fotografia MAN).

Leyenda: Fig. 17: Efigies de la familia imperial flavia sobre productos de terra sigillata hispanica: Domiciano y Flavia Julia (Fotografias P. Saenz Preciado y M. Bustamante).

Leyenda: Fig. 18: A la izquierda, el tetrapylon de Capera (Dibujo de A. Garcia Bellido). A la derecha, arco de Titulcia, construido tambien a finales del siglo I por una familia de notables locales (n. 120) (Reconstruccion de Ma. del C. Valenciano Prieto y J. Polo Lopez).
COPYRIGHT 2019 Servicio de Publicaciones de la Universidad de Navarra
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2019 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Gordillo Salguero, David
Publication:Cuadernos de Arqueologia de la Universidad de Navarra
Date:Jan 1, 2019
Words:18975
Previous Article:PRESENCIA Y ACTIVIDADES DE LOS CURATORES CIVITATIUM EN LA BETICA DE LOS SEVEROS.
Next Article:DVLCITIVS.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters