Printer Friendly

MARCACION DE TIEMPO GRAMATICAL EN LENGUAS ANDINAS.

TENSE MARKING IN ANDEAN LANGUAGES

1. INTRODUCCION

La presente investigacion se enfoca en la caracterizacion gramatical de las lenguas de los Andes, desde una perspectiva areal. En especifico, el objetivo del estudio se centra en la descripcion del dominio del tiempo gramatical en las lenguas del area andina para, de esta manera, aportar evidencias que contribuyan al estudio de esta y sus convergencias internas, fruto, posiblemente, del contacto entre las poblaciones que habitan y habitaron la zona.

En cuanto a las lenguas consideradas, siguiendo la propuesta de Torero (2002), se analizan las siguientes lenguas andinas: mochica (aislada), puquina (aislada), cholon (hibito-cholon), aymara (aymara), quechua ayacuchano (quechua), uchumataqu y chipaya (uru-chipaya), millcayac y allentiac (huarpe), kunza (aislada) y mapudungun (aislada). Siguiendo una perspectiva 'bottom-up' (Muysken, 2008) se construyo una matriz de tres rasgos: tipo de sistema gramatical, forma de marcacion--esto es, marcacion/no-marcacion de los tiempos verbales, tipo de marcador gramatical y categorias con las que el tiempo gramatical se fusiona--y codificacion gramatical de la distancia temporal.

Mas especificamente, se plantea que los rasgos que unifican al area, con excepcion del mochica, son la marcacion sufijada del tiempo y la ausencia de codificacion gramatical de la distancia temporal. Ademas, se plantea que existen dos grandes subareas, diferenciadas por el tipo de sistema temporal: a) lenguas del centro y centronorte de los Andes, con excepcion del puquina--esto es, mochica, cholon, aymara, quechua ayacuchano, uchumataqu y chipaya--, que presentan sistemas tripartitos y b) lenguas del sur de los Andes--mapudungun, allentiac y milcayac--, que presentan sistemas binarios. Por una parte, las lenguas con sistemas tripartitos, con excepcion del kunza, se caracterizan por presentar marcacion de pasado y futuro y presente no marcado. Ademas, las lenguas de esta subarea se diferencian por las categorias gramaticales con las que se fusiona el tiempo: en el nucleo de los Andes, quechua ayacuchano y aymara, se fusiona con la evidencialidad en el pasado y con la persona gramatical en el futuro; en las lenguas de la familia uru-chipaya se fusiona con nociones aspectuales, mientras que en las restantes lenguas no experimenta fusion. Por su parte, las lenguas con sistemas binarios del sur de los Andes presentan futuro marcado y no-futuro no marcado y no fusionan el tiempo con ninguna otra categoria gramatical.

La investigacion se organiza de la siguiente manera: luego de esta introduccion, se presenta el marco teorico, compuesto por un breve resumen del tiempo como categoria gramatical (2.1), una presentacion del concepto de area linguistica (2.2.) y de los antecedentes de los Andes en tanto area linguistica (2.3.). Luego, en 3 se presenta la metodologia, con especial enfasis en el proceso de seleccion de las lenguas, junto con una breve presentacion de estas. Ademas, se desarrolla la construccion de la matriz de rasgos y sus valores respectivos. En 4 se presentan los datos, esto es, la manera en que las distintas lenguas andinas expresan la categoria del tiempo gramatical, en 5 se presentan datos sobre lenguas de areas vecinas a los Andes, especificamente Amazonia y Chaco, a manera de cotejo, en 6 se expone una discusion sobre la arealidad del rasgo para, finalmente, en 7, presentar las conclusiones.

2. MARCO TEORICO

El marco teorico de la presente investigacion consta de tres apartados. En primer lugar, presentamos consideraciones teoricas respecto de la categoria de tiempo y los tres parametros analizados: tipo de sistema gramatical, forma de marcacion y codificacion de distancia temporal respecto del momento de habla. En segundo lugar, abordamos el concepto de area linguistica, para terminar con una caracterizacion de los Andes como un area de este tipo.

2.1 Tiempo

En la descripcion teorica, seguimos a Comrie (1985), quien define el tiempo gramatical (tense) como la expresion gramaticalizada de la localizacion temporal. En esta definicion, se entiende al tiempo como una categoria gramatical deictica que vincula los eventos en torno a la relacion temporal que establecen con un determinado punto de referencia o centro deictico. Para determinar la localizacion temporal de un evento, Comrie (1985) plantea que hay tres puntos que componen el sistema deictico del tiempo: el momento de habla, considerado como el punto cero, el punto de referencia y el evento referido. La determinacion y combinacion de estos tres puntos daria como resultado los diversos tiempos que son posibles de codificar en las distintas lenguas. Si un tiempo gramatical toma la situacion de habla como el punto de referencia, entonces se denomina tiempo absoluto, abarcando los tres tiempos que hemos considerado en esta investigacion: a) pasado: el evento referido es anterior al momento de habla; b) presente: el evento referido es simultaneo o se sostiene en el momento de habla; c) futuro: el evento referido es posterior al momento de habla.

El primer rasgo analizado en la presente investigacion tiene que ver con el sistema de tiempo gramatical que presentan las lenguas. Estas pueden variar de acuerdo con los sistemas de tiempo que presentan: a) sistemas de tiempo tripartitos, que contemplan la expresion de pasado, presente y futuro, b) sistemas binarios, que contemplan oposiciones del tipo pasado/no pasado o futuro/no futuro, y c) sistemas sin tiempo gramatical, que construyen la referencia temporal mediante otros mecanismos, diferentes a la gramatica.

El segundo rasgo analizado tiene que ver con la forma de la marcacion. Dentro de esta, consideramos tres sub-rasgos: a) elementos marcados vs no marcados; esto es, que elementos del sistema son expresados de forma explicita y que elementos son expresados sin marcacion; b) tipo de marcador; esto es, los mecanismos que utiliza la lengua para expresar el sistema (prefijos, sufijos, particulas, etc.); y c) fusion de la categoria de tiempo con otras categorias gramaticales como la marcacion de persona o la evidencialidad.

Finalmente, el tercer rasgo considerado tiene que ver con la codificacion de distancia temporal, esto es, la especificacion de la lejania o cercania de una eventualidad determinada con respecto al momento de habla, mas alla de su mera ubicacion deictica.

2.2 El concepto de area linguistica

Nikolas Trubetzkoy fue el primero en tratar el tema de las areas linguisticas, en el ano 1923, al introducir por primera vez el termino jazykovoj sojuz 'union de lenguas' (citado en Toman, 1995). (1) Para este autor, se registra una union de lenguas cuando un grupo de lenguas tiene: a) considerables similitudes en la sintaxis; b) similitudes en los principios de la estructura morfologica; c) un gran numero de palabras culturales en comun y d) similitudes en los sistemas de sonidos. En una definicion mas actual y menos estricta de las areas linguisticas, Thomason senala que un area linguistica se trata de "una region geografica que contiene un grupo de tres o mas lenguas que comparten algunos rasgos estructurales como resultado del contacto linguistico mas que como resultado de un accidente o por herencia de un ancestro comun" (2001: 99; la traduccion es nuestra). Por su parte, Aikhenvald y Dixon senalan que un area linguistica se trata de "una region geograficamente delimitada que incluye lenguas de dos o mas familias linguisticas o diferentes subgrupos de la misma familia, que comparten rasgos significativos, o combinaciones de rasgos (la mayoria de los cuales no se encuentra en lenguas de estas familias o subgrupos hablados fuera de esta area)" (2006: 335; la traduccion es nuestra). Como se puede observar, mientras Thomason pone enfasis en que la convergencia tiene que ser el resultado del contacto linguistico, Aikhenvald y Dixon destacan el requisito de que las lenguas tienen que formar parte de diferentes familias o diferentes subgrupos de una misma familia.

Ambos enfoques son incorporados en el presente trabajo, en el que, ademas, siguiendo a Friedman (2006, 2011) y Comrie et al. (2010), consideramos que en cualquier estudio de areas linguisticas se pueden distinguir areas centrales y perifericas. Segun esta concepcion, ciertos rasgos estructurales del area se concentran en aquellas lenguas que conforman el area central y pueden no aparecer en las lenguas de la periferia. Ahora bien, esta distincion no debe ser entendida en terminos puramente geograficos: una misma zona geografica puede contener lenguas que pertenecen tanto al centro como a la periferia del area e incluso puede albergar lenguas que no pertenezcan al area en absoluto (Chirikba, 2008). En esta linea, asumimos que las areas linguisticas son el resultado de procesos dinamicos con limites cambiantes (Comrie et al., 2010) que escapan a las restricciones de la geografia. De modo mas general, siguiendo a Muysken (2008), se propone un cambio de enfasis desde las areas linguisticas como entidades concretas, bien circunscritas y relativamente unicas, hacia una manera de hacer linguistica en una perspectiva areal.

Somos conscientes de los problemas teoricos y metodologicos inherentes a las anteriores definiciones de area como se senala en Matras (2009: 265-274) y en Campbell (2006). Este ultimo lamenta la falta de claridad y el desorden de las areas linguisticas establecidas, asi como la existencia de tantas definiciones diferentes de areas linguisticas, por lo que sugiere abandonar el enfoque que pretende tratar de definir las areas, y concentrarse en la historia del prestamo linguistico y de la difusion. Sin embargo, siguiendo a Muysken (2008), consideramos que se puede entender mejor que son las areas linguisticas mediante dos estrategias: investigaciones mas detalladas de areas linguisticas especificas para descubrir sus propiedades, por un lado, y la reflexion sobre los escenarios en los que surgen y sobre las maneras de identificar y estudiar las areas, por otro. En este sentido, en el caso especifico de las lenguas andinas, en efecto, existe la necesidad de un estudio mas detallado y diacronico, por lo que se esperaria que investigaciones como esta fortalezcan o debiliten la demanda de concebir un area geografica particular como un area linguistica en el futuro.

2.3. Los Andes como area linguistica

Los Andes son una region geografica de America del Sur occidental. Adelaar y Muysken (2004: 4) consideran los Andes como una region intimamente vinculada a la Cordillera de los Andes y, como tal, senalan que contempla el area que va de Caracas al Cabo de Hornos. Dentro de esta region, identifica tres esferas, esto es, zonas que en diferentes momentos han funcionado como unidades y dentro de las cuales, las lenguas se han influido unas a otras:

a. Esfera Chibcha, definida como los Andes venezolanos y Colombia, abarcando hasta las areas fronterizas de este pais con Peru y Ecuador.

b. Esfera Inca: el area cubierta por el imperio Inca, esto es, las tierras altas y costenas de Peru y Ecuador, las tierras altas de Bolivia, el norte de Chile y el noroeste de Argentina.

c. Esfera Araucana, esto es, la zona costena y de tierras altas de Chile y la zona surcentral de Argentina.

Junto con estas esferas, el autor incluye las lenguas de las laderas orientales de los Andes y las de Tierra del Fuego.

Un area geografica mas restringida es la propuesta por Torero (2002: 530). El autor plantea la existencia de un Area Andina Extensa que va del suroeste colombiano al norte de los Andes Australes. Esta area se caracterizaria por los siguientes rasgos generales:

a. El manejo del sistema decimal de numeracion.

b. La presencia de una consonante nasal mediopalatal.

c. La colocacion en la frase nominal del determinante adjetivo ante el nombre determinado.

Torero (2002), en contraste con Adelaar y Muysken (2004), propone una subdivision del area andina con base a los rasgos linguisticos compartidos, en lugar de la ubicacion geografica de las lenguas. Para esta subdivision, el autor construye una base de 40 rasgos fonologicos y gramaticales con los cuales evalua indices de comunidad tipologica entre las diferentes lenguas (Torero, 2002: 533). En esta linea, sugiere que el area linguistica andina se compone de dos subareas:

a. una nuclear, que incluye al quechua y al aymara (vease tambien Nichols, 2010) que presentan una comunidad tipologica del 90%;

b. una altiplanica, que considera al puquina, uruquilla (que comprende las lenguas de la familia uru-chipaya), al kunza (tambien llamada atacamena) y al huarpe. Plantea los siguientes indices de comunidad tipologica: uruquilla-kunza 76,5%; uruquilla-huarpe 72,2%; uruquilla-puquina 63,9%; kunza-huarpe 77,1%; kunza-puquina 60%, puquina-huarpe 63,2%.

Adicionalmente, el autor considera tambien tres lenguas independientes, que no conforman una subarea y que pueden haber integrado, a su vez, subareas no reconocibles:

a. mochica, que no presenta ningun indice de comunidad tipologica superior al 60%.

b. cholon, que tampoco presenta ningun indice superior al 60%, con excepcion del mapudungun con el que presenta un 67%.

c. Mapudungun, que presenta un alto indice de comunidad tipologica con el huarpe, su vecino inmediato (68,4%), el ya mencionado cholon y el puquina (61,5%), estas ultimas lenguas mesoandinas lindantes con la Amazonia.

3. METODOLOGIA

Con respecto a las lenguas consideradas, hemos elegido las mismas seleccionadas por Torero (2002) en su estudio, con la salvedad de que hemos desagregado el uruquilla en las lenguas uchumataqu y chipaya, y el huarpe en las lenguas allentiac y millcayac. Hemos usado este criterio pues consideramos util para la discusion enmarcar nuestros datos dentro del trabajo mas general y abarcador de Torero, ya construido sobre la base de indices de comunidad tipologica. Mas especificamente, seleccionamos el siguiente grupo de lenguas: mochica (aislada), puquina (aislada) y cholon (hibitocholon); quechua ayacuchano (quechua); chipaya y uchumataqu (uru-chipaya); aymara (aymara); millcayac y allentiac (huarpe), kunza y mapudungun (aisladas).

El analisis comparativo de los valores que asumen los distintos rasgos en las lenguas en cuestion permite explorar la distancia tipologica entre ellas. Esta distancia se cuantifico a traves del calculo de la distancia de Hamming, para lo que se utilizo el programa de analisis estadistico R. La distancia de Hamming aplicada para estos efectos indica que, dada dos lenguas, su distancia tipologica es igual al:

--Numero de rasgos donde las lenguas tienen un valor diferente /

--Numero de rasgos donde ambas lenguas tienen un valor

Siguiendo lo planteado por Heggarty (2005), dada la complejidad de las relaciones multidimensionales que se dan entre un gran numero de variables consideradas a la vez, las cuantificaciones de semejanza no siempre son inmediatamente accesibles para el analisis. Por esta razon, se ingresaron estos datos en el programa de analisis filogenetico SplitsTree4 para generar representaciones NeighborNet (Bryant y Moulton, 2002; 2004), que grafican las cuantificaciones en esquemas de red. Elegimos este tipo de representacion, en contraposicion con aquellas figuras mas tradicionales de estructura arborea, dado que en trabajos mas recientes se ha reconocido que los analisis filogeneticos de red, como NeighborNet, permiten representar adecuadamente relaciones mas complejas y diversas entre las lenguas. En este sentido, los enfoques metodologicos de este tipo tambien han demostrado ser mas coherentes e informativos respecto de la historia de las poblaciones hablantes de las lenguas estudiadas, lo que posibilita a su vez analisis con disciplinas como la arqueologia y la genetica, necesario para el estudio del pasado andino (Heggarty et al, 2010; Heggarty y Beresford-Jones, 2010; McMahon, 2010). Junto con lo anterior, utilizando tambien el programa R, se generaron mapas que muestran la distribucion geografica de los rasgos propuestos, lo que representa una ayuda adicional en la visualizacion de los patrones linguisticos explorados.

Con respecto a los rasgos seleccionados, hemos elegido la categoria gramatical de tiempo porque, a la vez de ser una categoria presente en todas las lenguas de la muestra, representa un rasgo no incorporado por Torero (2002) en su matriz. Con respecto a los rasgos y sus valores respectivos, hemos utilizado una metodologia bottom-up, estableciendo correspondencias de rasgos especificos entre lenguas individuales y generalizando la lista resultante de todas las lenguas del area (Muysken, 2008). Como hemos senalado anteriormente, los rasgos seleccionados son los siguientes: tipo de sistema temporal, forma de marcacion y codificacion de distancia temporal.

Para finalizar, adjuntamos la Tabla 1, que presenta una breve caracterizacion de las lenguas y las fuentes de datos utilizadas.

Ademas, adjuntamos a continuacion un mapa con las ubicaciones geograficas de las lenguas consideradas en la presente investigacion:

4. PRESENTACION DE LOS DATOS

En esta seccion, presentamos los datos encontrados en las lenguas andinas incluidas en la investigacion en relacion con la expresion del tiempo exponiendo, en primer lugar, el tipo de sistema de la referencia temporal, luego la forma de marcacion, y finalmente la codificacion de distancia temporal.

4.1. Tipos de sistema de tiempo gramatical

El tipo de sistema temporal se determina a partir de las oposiciones semanticas que son codificadas en los sistemas temporales de las lenguas consideradas. Por una parte, el mochica (Adelaar y Muysken, 2004: 337), el aymara (Hardman, 2001: 102), el quechua ayacuchano (Zariquiey y Cordova, 2008: 83), el uchumataqu (Hanss, 2008:211), (2) el chipaya (Cerron-Palomino, 2006: 147) y el kunza (Adelaar y Muysken, 2004: 383) presentan sistemas tripartitos, codificando oposiciones temporales entre pasado (1), presente (2), futuro (3) mediante la marcacion con afijos verbales. Lo anterior se puede observar en los siguientes ejemplos del cholon: (3)

1. a-sih-ia-y

1SG-beber-RE-PAS

'Yo bebi de nuevo' (Alexander-Bakkerus, 2005: 244).

2. a-sk-an

1SG-beber-IMPFV

'Yo bebo' (Alexander-Bakkerus, 2005: 242).

3. mi-nole-kt-an

2SG-amar-FUT-IMPFV

'Tu lo/la amaras' (Alexander-Bakkerus, 2005: 249).

Por otra parte, el puquina (Torero, 2002: 429), el millcayac (Diaz-Fernandez, 2015: 218), el allentiac (Diaz-Fernandez, 2015: 218) y el mapudungun (Soto y Hasler 2015), presentan un tipo de sistema binario, exhibiendo una oposicion del tipo futuro/ no futuro, ejemplificado a continuacion con el mapudungun:
4. fewla   mi'le-y         ko
   Ahora   haber-IND.3SG   agua


'Ahora hay agua' (Golluscio, 2000: 245).

5. kwifi mile-y awkan

'Hace mucho tiempo hubo una guerra' (Golluscio, 2000: 245)
6.   ka tripantu   mile-a-y            awkan
     otro ano      haber-FUT-IND.3SG   guerra


'El proximo ano habra una guerra' (Golluscio, 2000: 245).

El hecho de que el mapudungun codifique una oposicion entre futuro/no futuro no quiere decir que no se pueda expresar la referencia temporal pasada. Al contrario, en los ejemplos anteriores, (4) y (5), si bien no presentan marcacion temporal mediante sufijo, expresan un tiempo distinto cada uno: el primero corresponde a una referencia temporal presente, marcada por el adverbio fewla, mientras que el segundo expresa una referencia temporal pasada, marcada por el adverbio kwifi. Por su parte, (6) si esta marcado temporalmente mediante el sufijo -a.

A continuacion, presentamos la Tabla 2 que resume los datos en relacion con el rasgo de tipo de sistema temporal.

4.2. Forma de marcacion

En el area estudiada, predomina la marcacion de tiempo gramatical mediante afijos y, mayoritariamente, a traves de sufijos verbales, encontrandose este mecanismo de codificacion en todas las lenguas analizadas.

Una primera precision posible en las lenguas con sistemas tripartitos se vincula con la marcacion del presente. Por un lado, el kunza presenta marcacion explicita, a traves de sufijos para pasado (7), presente (8) y futuro (9), como se puede apreciar en los siguientes ejemplos:
7. acca   q'-yocon-a
   yo     1SG-hablar-PAS


'Yo hable' (Adelaar y Muysken, 2004: 383).
8. acca   q'-minij-ma
   Yo     1SG-ver-PRES


'Yo veo' (Adelaar y Muysken, 2004: 383).
9. acca   q'-colc-olo
   Yo     1SG-caer-FUT


'Yo caere' (Adelaar y Muysken, 2004: 383).

Por otro lado, las lenguas restantes con sistemas tripartitos expresan el tiempo presente como no marcado (12), a diferencia del pasado (10)-(11) y el futuro (13), que en la mayoria de las lenguas se expresan mediante el uso de sufijos. Este patron lo exhibe el mochica (Adelaar y Muysken, 2004: 336), el cholon (Alexander-Bakkerus, 2005: 244), el aymara (Hardman, 2001: 102), el quechua ayacuchano (Zariquiey y Cordova, 2008: 82, 161-163, 223), el uchumataqu (Hanss, 2008: 211), (4) y el chipaya (Cerron-Palomino, 2006: 148). A continuacion, se ejemplifica este sistema con el quechua ayacuchano:
(10) nuqa   tiya-rqa-ni
     yo     vivir-PAS.EXP-IND.1SG


'Yo vivia.' (Zariquiey y Cordova, 2008: 162)
(11) qam    tiya-sqa-nki
     tu     vivir-PAS.NEXP-IND.2SG


'Tu habias vivido (dicen)' (Zariquiey y Cordova, 2008: 163).
(12) nuqa   tiya-ni
     yo     vivir-IND.1SG


'Yo vivo' (Zariquiey y Cordova, 2008: 83).
(13) nuqa   apa-saq
     yo     llevar-FUT.1SG


'Yo llevare' (Zariquiey y Cordova, 2008: 225).

El mochica se diferencia entre las lenguas de sistema tripartito porque, si bien presenta un sufijo para codificar el tiempo pasado, expresado por -(V)da (14), es la unica lengua de la muestra que exhibe un prefijo temporal. En (15) se aprecia el prefijo t--que codifica el tiempo futuro:

(14) met-eda-in

traer-PAs-1SG

'Yo traje' (Adelaar y Muysken, 2004: 337).

(15) t-in-met

FUT-1SG-traer

'Yo traere' (Adelaar y Muysken, 2004: 337).

Resulta interesante destacar lo senalado por Torero (2002) sobre el prefijo de futuro. Este marcador es extrano considerando que la lengua es predominantemente sufijante. Torero (2002: 336), explica que esto se deberia a que, lo que ahora identificamos como prefijo cuya funcion es marcar futuro (t-), en un estadio anterior habria sido la raiz de 'ir' o 'venir', reducida a su consonante inicial. (5)

Ahora bien, la manera en que se codifica el tiempo varia de lengua en lengua: el aymara (Cerron-Palomino 2008: 141-142) y el quechua ayacuchano (Zariquiey y Cordova, 2008: 162-163) tienen sufijos para el pasado fusionados con la evidencialidad, distinguiendo un pasado experimentado de uno no experimentado, y sufijos en el futuro fusionados con la marcacion de persona (Cerron-Palomino 2008: 143 para el aymara; Zariquiey y Cordova, 2008: 224 para el quechua ayacuchano). Como se ve en los siguientes ejemplos del aymara, el sufijo -ya, que codifica el pasado experimentado (16), se contrapone al sufijo -tay, que corresponde al pasado no experimentado (17), mientras que -nja expresa tiempo futuro y primera persona singular (18).

(16) anata-ya-tha

jugar-PAS.EXP-1Sg

'Jugue' (Cerron-Palomino, 2008: 141).

(17) anata-tay-tha

jugar-PAS-NEXP-1SG

'Yo habia jugado' (Cerron-Palomino, 2008: 142).

(18) anata-nja

jugar-FUT.1SG

'Yo jugare' (Cerron-Palomino, 2008: 143).

Sugerentemente, de manera similar a estas lenguas, el puquina presenta una forma que fusiona las categorias de persona y tiempo en el futuro, para la primera persona singular. Mas especificamente, el futuro de primera persona singular no se expresa a traves de la combinacion del sufijo de futuro -ki con la primera persona singular -ke, sino con la forma amalgamada -kina (Torero 2002: 429), como se puede apreciar en el siguiente ejemplo:

(19) qu-kina

ir-FUT.1SG

'Ire' (Torero, 2002: 429).

Por su parte, el uchumataqu (Hanss, 2008: 217-218) y el chipaya (Cerron-Palomino 2006: 148-149), que tienen sufijos tanto para pasado como para futuro, dejando el presente como no marcado, presentan una fusion de las categorias de tiempo y aspecto en sus formas de pasado. Como senala Hanss (2008), en el caso del uchumataqu se distingue una forma -u, que parece marcar el evento como vinculado con el presente, de una forma -ku, que parece marcar al evento con un sentido mayor de finalidad o irreversibilidad. En el caso del chipaya, se distingue un pasado perfectivo (20) y un pasado imperfectivo (21), como se puede ver en los siguientes ejemplos:
(20) nii-ki   lul-chi-tra
     el-TOP   comer-PAS.PFV-DECL


'El comio' (Cerron-Palomino, 2006: 149).
(21) nii-ki   lul-at-tra
     el-Top   comer-PAS.IMPFV-DECL


'El comia' (Cerron-Palomino, 2006: 148).

Con respecto a las lenguas con sistema binario, tanto el millcayac y allentiac (Diaz-Fernandez, 2014) como el mapudungun (Smeets, 2007: 204; Zuniga, 2007: 129; Soto y Hasler, 2015) expresan como no marcado no solo el tiempo presente, sino tambien el pasado (22), contando con un unico sufijo para marcar el tiempo futuro (23), como se puede apreciar en los siguientes ejemplos del mapudungun:
(22) mule-y         ni   kupa-fem-a-(e)l
     ser-IND.3   pos.3   venir-INM-FUT-NMLZ


'El tiene/tenia que venir inmediatamente' (Smeets, 2007: 204).
(23) wule       amu-a-yTemuco waria        mew
     manana   ir-FUT-IND.3 Temuco ciudad   POSP


'Manana ira a Temuco' (Zuniga, 2007: 129).

En sintesis, sostenemos que las lenguas andinas tienden a marcar el tiempo a traves de sufijos verbales, a excepcion del mochica que marca el futuro con un prefijo en lugar de un sufijo. Junto con lo anterior, las lenguas andinas con sistemas tripartitos tienden a marcar los tiempos pasado y futuro, mientras que el presente se expresa como no marcado, con la excepcion del kunza que tiene marcacion para los tres tiempos. Un patron que permite diferenciar con mayor detalle las lenguas con sistemas tripartitos tiene que ver con las categorias que se expresan fusionadas con el tiempo: tanto en el quechua ayacuchano como en el aymara se combina con la evidencialidad en el pasado y la marcacion de persona en el futuro (esto ultimo compartido tambien por el puquina); en el chipaya (Cerron-Palomino, 2006: 147) y el uchumataqu (Hanns, 2008: 217-218) se combina con el aspecto de punto de vista en el pasado y en las restantes lenguas no se presenta fusionada con ninguna otra categoria. Por su parte, las lenguas con sistema binario, cuentan con una oposicion futuro/no futuro en la que este ultimo es el miembro marcado.

A continuacion, presentamos la Tabla 3, que resume la distribucion areal de los rasgos recien expuesta:
Tabla 3: Forma de marcacion de la referencia temporal.

                           Categoria: Tiempo

Familia       Lengua       Marcacion        Tipo de
                                            marcador

Aislada       Mochica      Presente no      Sufijos (pasado)
                           marcado          y prefijo (futuro)

Aislada       Puquina      Futuro marcado   Sufijos

Hibito-       Cholon       Presente no      Sufijos
Cholon                     marcado

Aymara        Aymara       Presente no      Sufijos
                           marcado

Quechua       Quechua      Presente no      Sufijos
              ayacuchano   marcado

              Uchumataqu   Presente no      Sufijos
                           marcado

Uru-Chipaya   Chipaya      Presente no      Sufijos
                           marcado

              Millcayac    Futuro marcado   Sufijos

Huarpe        Allentiac    Futuro marcado   Sufijos

Aislada       Mapudungun   Futuro marcado   Sufijos

Aislada       Kunza        Marcacion        Sufijos
                           completa

                           Categoria: Tiempo

Familia       Lengua       Categorias con
                           las que se fusiona

Aislada       Mochica      No se fusiona

Aislada       Puquina      Persona en el
                           futuro

Hibito-       Cholon       No se fusiona
Cholon

Aymara        Aymara       Evidencialidad
                           en el pasado y
                           persona en el
                           futuro

Quechua       Quechua      Evidencialidad
              ayacuchano   en el pasado y
                           persona en el
                           futuro

              Uchumataqu   Aspecto en el
                           pasado

Uru-Chipaya   Chipaya      Aspecto en el
                           pasado

              Millcayac    No se fusiona

Huarpe        Allentiac    No se fusiona

Aislada       Mapudungun   No se fusiona

Aislada       Kunza        No se fusiona


4.3. Codificacion de distancia temporal

Al analizar los datos, encontramos que 10 lenguas de la muestra no distinguen grados de distancia temporal en ninguno de los tipos de pasado que codifican: el puquina (Torero, 2002), el cholon (Alexander-Bakkerus, 2005), el aymara (Hardman, 2001), el quechua ayacuchano (Zariquiey y Cordova, 2008), el uchumataqu (Hanns, 2008), el chipaya (Cerron-Palomino, 2006), el millcayac (Diaz Fernandez, 2015), el allentiac (Diaz Fernandez, 2015), el kunza (Adelaar y Muysken, 2004) y el mapudungun (Smeets, 2008). Para ejemplificar recurrimos al cholon, lengua cuyo sistema de tiempo gramatical es de caracter tripartito, distinguiendo pasado (1), presente (2) y futuro (3), pero sin distinguir distancia temporal al interior de ellos.

Un contraste con lo anterior lo representa el mochica, que exhibe el sufijo -top, que marca especificamente pasado remoto (24), aunque solo se puede combinar con la tercera persona:
(24) ssiu-ng   kapak   jum-top
     que-GEN   sobre   morir-REM


'Sobre la cruz, el murio' (Middendorf, 1892: 158, citado en Adelaar y Muysken, 2004: 336).

A continuacion, presentamos la Tabla 4, que presenta los valores del rasgo de codificacion de distancia temporal en las lenguas de la muestra.

5. LENGUAS DE COTEJO: CHACO Y AMAZONIA

En el presente apartado revisaremos la marcacion de la referencia temporal en dos areas vecinas a los Andes: Chaco y Amazonia. De esta manera, pretendemos mostrar el caracter areal de la marcacion de este rasgo en los Andes.

Con respecto a la Amazonia, al ser una region mas que un area linguistica (Aikhenvald 1999), resulta mas dificil elaborar conclusiones comparables. Para dar una muestra de la marcacion de la referencia temporal en esta region, hemos elegido, por una parte, tres lenguas habladas en zonas cercanas a los Andes; esto es, el secoya (tucano, limite Ecuador-Colombia-Peru), el waorani (aislada, occidente de Ecuador) y el yanesha (arawak, centro de Peru) y tres lenguas habladas en zonas lejanas a los Andes; esto es, el urarina (aislada, Amazonia peruana), el trumai (aislada, centro de Brasil) y el arawete (tupi-guarani, centro-norte de Brasil).

De las lenguas alej adas de los Andes, tanto el urarina (aislada, Amazonia peruana) como el trumai (aislada, centro de Brasil) y el arawete (tupi-guarani, centro-norte de Brasil) son lenguas sin marcacion de tiempo gramatical, como se puede apreciar en los siguientes ejemplos del arawete (6), en los que la referencia temporal no esta dada por marcadores gramaticales, sino por un adverbio en (25) y una particula aspectual en (26) :
(25) u-?u      jepe
     3-comer   despues


'El comera despues' (Baruara, 2009: 222)
(26) u-[??]u   t[??]i   ku    ka
     3-comer   COMP     FOC   cereal


'Ella bebio todo el cereal' (Baruara, 2009: 226)

Por su parte, aquellas lenguas mas cercanas a los Andes difieren en la manera en que marcan la referencia temporal. El secoya (tucano) y el waorani (aislada) tienen sistemas tripartitos marcados con sufijos verbales. Ahora bien, mientras el secoya tiene un sistema con marcacion completa y codificacion de distancia temporal expresada en dos pasados y dos futuros, el waorani, por su parte, cuenta con un presente no marcado, codificando las mismas distancias que el secoya. Lo anterior se puede apreciar en los siguientes ejemplos del secoya:
(27) tsia-ya-na   caje-pi
     rio-CL-DES   bajar-PAS.3.SG.M


'El bajo al rio' (Johnson y Levinsohn, 1990: 67).
(28) tsia-ya-na   caje-a,'-ji'i
     rio-CL-DES   bajar-PAS.REM-PAS.3.SG.M


'El bajo al rio' (Johnson y Levinsohn, 1990: 67).
(29) tsia-ya-na   caje-ji
     rio-CL-DES   bajar-PRES.3.SG.M


'Ella baja al rio' (Johnson y Levinsohn, 1990: 66).
(30) tsia-ya-na   caje-sipo
     rio-CL.DES   bajar-FUT.3.SG.M


'El bajara al rio' (Johnson y Levinsohn, 1990: 67).

Por otra parte, el yanesha (arawak) cuenta con un sistema binario, con un nofuturo no marcado y un futuro marcado a traves de un auxiliar verbal y un enclitico. Por ejemplo:
(31) o'ch   ahuen   tspat
     FUT    ir      manana


'Ire manana' (Duff-Tripp, 1997: 117).
(32) tsapat=cha'  ahuen
     manana=FUT   ir


'Manana ire' (Duff-Tripp, 1997: 117).
(33) ellerro   rroma   achen
     ayer      morir   persona


'Ayer murio mi mama" (Duff-Tripp, 1997: 118).

En cuanto a el Chaco, es posible senalar que las lenguas mataguayas, guaycuru y zamuco, tres familias consideradas como del centro del Chaco (Comrie, Golluscio, Vidal y Gonzalez) son tenseless (considerando el verbo). A continuacion, presentamos un ejemplo del ayoreo (zamuco), en que la referencia temporal de los verbos se determina por el contexto enunciado y no por marcas gramaticales:

(34) Eduguejnai chojninga. --!Isenga cuchabasui chaquesu enga Lider decir ciertamente avion cortar/cruzar COORD umunurai!

toro

'El lider dijo: !El avion definitivamente le pegara a ese toro!' (Bertinetto, 2009:45)

Una excepcion a este patron lo representa el wichi, pues es una lengua con un sistema binario de futuro/no futuro, que utiliza un sufijo para la marcacion de futuro, y cuenta con cliticos opcionales de pasado que no son siempre verbales y que, ademas, marcan grados de distancia (Nercesian 2014).
(35) y'umet=ne'              itoj
     [3.suj]apagar=PAS.REc   fuego


'Se acaba de apagar el fuego' (Nercesian, 2014: 295).

(36) n'-yik

1.suj-irse

'Me voy' / 'Me fui' (Nercesian, 2014: 295).
(37) y'umet-hila           itoj
     [3.suj]apagarse-FUT   fuego


'Se va a apagar el fuego' (Nercesian, 2014: 301).

El vilela, de la familia lule-vilela, presenta un sistema binario futuro/no-futuro. El no-futuro es no marcado y el futuro presenta el sufijo -o, de manera similar a las lenguas con sistemas binarios de los Andes. Lo anterior resulta interesante pues el vilela es una lengua de absorcion y decantacion (Golluscio, 2015) que estuvo ubicada en un primer momento cerca del area andina y que posteriormente migro hacia el Chaco, presentando caracteristicas de ambas areas linguisticas. Ahora bien, en esta linea y en forma sugerente, de manera similar al wichi, marca distancia en el futuro a traves de diferentes mecanismos que se combinan con el sufijo -o: el prefijo verbal -pe de inmediatez y el sufijo de perfectividad -n que da lugar a significados remotos. Por ejemplo:

(38) gim-we

Casarse-3sG

'Se caso.' (Lozano, 2006: 82)

(39) pe-laq-o-h

FUT.INM-comer-FUT-PRED

'Voy a comer (ya)' (Lozano, 2006: 114)

(40) laqe-n-o-h-ki

comer-PFV-FUT-PRED-1SG

'Comere (no se cuando)' (Lozano, 2006: 114)

Por su parte, el tapiete, lengua hablada en el Chaco pero de la familia amazonica tupi-guarani, cuenta con un sistema de tiempo gramatical que tiene presente no marcado, dos grados de distancia en el pasado y dos grados de distancia en el futuro, los cuales se encuentran marcados a traves de sufijos. Por ejemplo:
(41) kwewe she-ru                    a-ri-mbi-kwa-ka-kwe
     hace.tiempo    1.SG.pos-padre   1.SG.AC.2.SG-CAUS.1-saber.CAUS.
                                       2-PST.REM


'Hace tiempo te hice conocer a mi padre' (Gonzalez, 2005:157)
(42) huwisha   iyeta-e
     capitan   hablar-PAS.REc


'El capitan hablo (recien)' (Gonzalez, 2005: 156)

(43) a-mbatuka-po

1.SG.Ac-lavar ropa-FUT.INM

'Yo lavare ropa' (Gonzalez, 2005: 155)
(44) ko'ei      ya-ha-kwi
     temprano   1.PL.INCL-ir-FUT.REM


'Iremos temprano' (Gonzalez, 2005: 156)

Entonces, como se puede apreciar en el presente apartado, tanto Amazonia como Chaco cuentan con diversos mecanismos para la marcacion de la referencia temporal y por tanto se constituyen como areas menos homogeneas que Los Andes con respecto a este rasgo. Mas especificamente, en ambas areas encontramos lenguas sin tiempo gramatical, cuestion que no se verifica en los Andes. Dentro de las lenguas que marcan tiempo gramatical, si bien predominan los sufijos, este no es el unico mecanismo, dado que el yanesha cuenta con auxiliares y cliticos y el wichi con cliticos, por ejemplo. Ademas, tanto en Amazonia como en Chaco, las lenguas que cuentan con tiempo gramatical lo expresan marcando distancias temporales, cuestion que tampoco ocurre en las lenguas de los Andes. La excepcion a este patron la representa el vilela, lengua de la familia lule-vilela, que cuenta con un sistema binario que no cuenta con mecanismos gramaticales especificos para expresar la distancia temporal, a la manera andina, lo que resulta concordante con lo planteado por Golluscio (2015) sobre la fuerte influencia andina en esta lengua.

6. DISCUSION

Considerando los datos anteriormente expuestos, planteamos que en los Andes los rasgos predominantes son la expresion de la referencia temporal a traves de mecanismos gramaticales, especificamente sufijos verbales, y la ausencia de codificacion de la distancia temporal. Esto resalta por el contraste con Chaco y Amazonas, en donde existe un alto porcentaje de lenguas sin marcacion de tiempo gramatical (incluso mayoritarias en Chaco) y, ademas, en los casos en que existe dicha marcacion, esta cuenta con diferenciacion de grados de distancia. Dentro de este marco, el mochica resulta excepcional pues presenta un prefijo de futuro, resultado de la gramaticalizacion del verbo 'ir' y, ademas, cuenta con marcacion de pasado remoto. Esto ultimo resulta concordante con Torero (2002), quien senala que el mochica es una de las lenguas que presenta menor comunidad tipologica con el resto de las lenguas del area.

Dentro de este marco general, es posible identificar dos subareas diferenciadas por el tipo de sistema gramatical: a) una central y norcentral andina, compuesta por el quechua ayacuchano, el aymara, el mochica, el cholon, el uchumataqu, el chipaya y el kunza, que presenta un sistema temporal tripartito y b) una de los Andes surenos, compuesta por el mapudungun, el millcayac y el allentiac, que presenta un sistema temporal binario. Esta subdivision resulta sugerentemente concordante con la division entre Esfera Inca y Esfera Araucana propuesta por Adelaar (2004), con la excepcion del cholon, agrupado aca con las lenguas de la primera esfera, pero ubicada por el autor dentro de la Esfera Chibcha. La excepcion a este patron la representa el puquina, pues es una lengua que, habiendo estado ubicada en el altiplano andino, presenta un sistema temporal binario. Al respecto, resulta sugerente lo senalado por Torero (2002: 429), en cuanto a que es probable que la lengua haya contado con marcadores de tiempo pasado mitico o uno de corte narrativo que no fue documentado debido a la naturaleza catequistica de los textos de Ore, principal fuente de informacion sobre esta lengua. De ser asi, el puquina podria ser clasificado como una lengua con sistema tripartito.

Dentro de las lenguas con sistemas tripartitos, el tipo de marcacion predominante es la presencia de afijos de pasado y futuro con el presente como tiempo no marcado, con la sola excepcion del kunza, que cuenta con un sistema que presenta sufijos para todos los tiempos gramaticales. A su vez, el rasgo que resulta mas diferenciador se vincula con las categorias gramaticales con las que se fusiona la expresion del tiempo. Por un lado, en el quechua ayacuchano y el aymara, los sufijos de tiempo pasado expresan tambien evidencialidad y, los de futuro, expresan tambien persona. (7) Entonces, pareciera ser que este tipo de fusion de categorias verbales es el rasgo diferenciador del centro de los Andes con respecto al resto de las lenguas del area, lo que resulta coincidente con la caracterizacion de Torero, quien considera el quechua y el aymara como nucleo andino, con un 90% de comunidad tipologica. Por otro lado, el chipaya y el uchumataqu fusionan el pasado con nociones aspectuales, lo que parece ser un rasgo distintivo de la familia uru-chipaya con respecto al resto de las lenguas del area. Finalmente, el mochica, el cholon y el kunza no presentan fusion de categorias en este dominio.

Considerando estos datos, resulta interesante destacar que, tanto en el trabajo de Torero (2002) como el aqui presentado, el mochica presenta una gran distancia tipologica con respecto al resto de las lenguas andinas. Ahora bien, una diferencia entre Torero (2002) y la presente investigacion se vincula con el lugar del cholon, que parece acercarse y agruparse mas con las lenguas de la subarea altiplanica planteada por Torero que otras lenguas que, segun el autor, pertenecerian a ella, como las lenguas huarpe. Por otro lado, resulta interesante que el mapudungun y las lenguas huarpe funcionen como un conjunto unificado que presenta caracteristicas comunes con los Andes, como la sufijacion y la no codificacion de distancia temporal, pero tambien caracteristicas diferenciales, como el sistema temporal binario futuro/ no futuro, lo que podria ser explicable por la mayor distancia geografica que tienen con las restantes lenguas, dado que son las lenguas ubicadas mas al sur de la muestra. En este sentido, pareciera que, con respecto al tiempo gramatical, las lenguas huarpe no se agrupan con la subarea altiplanica propuesta por Torero, sino, mas bien, forman una subarea de Andes meridionales, junto con el mapudungun.

Para sintetizar, adjuntamos la siguiente tabla que contiene los rasgos considerados y los valores que estos toman para una de las lenguas de la muestra.

Como hemos senalado en la metodologia, en la linea del indice de comunidad tipologica propuesto por Torero y en base a la matriz presentada en la tabla anterior, hemos calculado la distancia de Hamming entre las lenguas de la muestra, la cual se presenta en la siguiente tabla. En esta tabla, la cercania tipologica va desde 0, totalmente similar, a 1, completamente diferente.

Para finalizar, la siguiente figura 'NeighborNet' grafica las distancias entre las lenguas tomando como base la distancia de Hamming. En esta figura, lo relevante para considerar la distancia entre cada lengua no es la distancia mas corta que une dos puntos determinados, sino el camino recorrido por las lineas presentes en el grafico para llegar de una lengua a otra. Ademas, el largo de las lineas es iconico con respecto a la distancia que hay entre las lenguas.

7. CONCLUSIONES

Luego de una revision sistematica de la expresion gramatical del tiempo en once lenguas andinas en funcion de tres valores -tipo de sistema gramatical, forma de marcacion, codificacion de distancia temporal- el presente articulo ha propuesto esta categoria como un rasgo areal de Los Andes. Asi, el modelo temporal andino se caracteriza por su expresion mediante sufijos, la presencia de un presente no marcado y la ausencia de grados de distancia temporal, con respecto al segundo y tercer rasgo analizado, los cuales demuestran, en general, un alto grado de homogeneidad en el area. En cuanto al primer rasgo, sin embargo, encontramos una situacion de heterogeneidad, con una subarea centro y centro-norte, abarcando lenguas con sistemas temporales de caracter tripartito, y una subarea surena, con lenguas cuyos sistemas temporales son de caracter binario. Tal modelo, al ser comparado con patrones temporales de lenguas vecinas pertenecientes a otras regiones de Sudamerica, como el Chaco o la Amazonia, demostro ser un rasgo propio de las lenguas andinas, al no ser compartido con las lenguas de cotejo analizadas que exhiben otros modelos temporales.

De esta manera, el presente trabajo representa una contribucion a los estudios de linguistica areal, en general, y a la linguistica andina, en particular, puesto que delimita ciertos rasgos que unifican a las lenguas andinas y que, por tanto, presentan evidencia para clasificar a los Andes como un area linguistica que cuenta con una determinada identidad. En funcion de esto, proponemos como proyecciones el estudio de otras categorias TAME en lenguas andinas para asi definir el alcance del estatus areal de tales lenguas.

REFERENCIAS

ADELAAR, W. F. y P. C. MUYSKEN. 2004. The Languages of the Andes. Cambridge: Cambridge University Press.

AIKHENVALD, A. Y., y R.M.W. DIXON, (eds.). 2006. ArealDiffusion and Genetic Inheritance: Problems in Comparative Linguistics. Oxford: Oxford University Press.

ALEXANDER-BAKKERUS, A. 2005. Eighteenth-Century Cholon. Tesis doctoral, Universiteit Leiden.

BARUARA, E. 2009. Descricao gramatical da lingua arawete. Tesis doctoral, Universidade de Brasilia.

BERTINETTO, P. M. 2009. Ayoreo (Zamuco). A grammatical sketch. Quaderni del Laboratorio di Linguistica, 8.

BRYANT D. y MOULTON, v. 2002. NeighborNet: an agglomerative method for the construction of planar phylogenetic networks. Lect: Notes Comp. Sci. 2452: 375-391.

BRYANT, D. y MOULTON, v. 2004. NeighborNet: an agglomerative algorithm for the construction of phylogenetic networks. Molecular, Biology and Evolution 21: 255-265.

BYBEE, J., R. PERKINS, Y W. PAGLIUCA. 1994. The Evolution of Grammar: Tense, Aspect, and Modality in the Languages of the World. Chicago: The University of Chicago Press.

CAMPBELL, L. 2006. Areal linguistics: A Closer Scrutiny. En Matras, Y. A. McMahon y N. Vincent (eds.), Linguistic Areas: Convergence in Historical and Typological Perspective Hampshire. New York: Palgrave Macmillan. Pp. 1-31.

CERRON-PALOMINO, R. 2008. Quechumara. Estructuras paralelas del quechua y del aimara. La Paz: Plural Editores.

CERRON-PALOMINO, R. 2006. El chipaya o la lengua de los hombres del agua. Lima: Pontificia Universidad Catolica del Peru, Fondo Editorial.

CHIRIKBA, v. 2008. The Problem ofthe Caucasian Sprachbund. En Muysken, P. (ed.), From Linguistic Areas to Areal Linguistics. Amsteram/Philadelphia: John Benjamins Publishing. Pp. 25-92.

COMRIE, B., L. GOLLUSCIO, H. GONZALEZ Y A. VIDAL. 2010. El chaco como area linguistica. En Estudios de lenguas amerindias. Universidad de Sonora, Hermosillo. Pp. 84-130.

COMRIE, B. 1985. Tense. Cambridge: Cambridge University Press.

DIAZ-FERNANDEZ A. 2015. Exploracion tipologica de la morfologia verbal en millcayac, allentiac y mapuzungun. En M. Malvestitti y P. Dreidemie (comps): III Encuentro de Lenguas Indigenas Americanas. Libro de Actas, Universidad Nacional de Rio Negro. Pp. 211-222.

DUFF-TRIPP, M. 1997. Gramatica del Idioma Yanesha' (Amuesha). Lima: Instituto Linguistico de Verano.

FRIEDMAN, v. 2011. The Balkan Languages and Balkan Linguistics. Annual Review of Anthropology, 40: 275-291.

FRIEDMAN, V. 2006. The Balkans as a Linguistic Area. En Brown, K. (ed.), Elsevier Encyclopedia of Language and Linguistics, Vol. 1. Oxford: Elsevier. Pp. 657-672.

GOLLUSCIO, L. 2015. Huellas de trayectorias y contactos en el sistema linguistico: el vilela (Chaco). En Comrie, B. y L. Golluscio (eds.). Language Contact and Documentation. Berlin: De Gruyter Mouton. Pp. 77-120.

GOLLUSCIO, L. A. 2000. Rupturing Implicature in the Mapudungun verbal system: The suffix -fi. Journal of Pragmatics, 32: 239-263.

GONZALEZ, H. A. 2005. A Grammar of Tapiete (Tupi-Guarani). Tesis doctoral, University of Pittsburgh.

HANSS, K. 2008. Uchumataqu: The Lost Language of the Urus of Bolivia. A Grammatical Description of the Language as Documented between 1894 and 1952. Leiden: CNWS Publications.

HARDMAN, M. 2001. Aymara. Lincom: Munchen.

HEGGARTY, P. 2005 Enigmas en el origen de las lenguas andinas: aplicando nuevas tecnicas a las incognitas por resolver. Revista Andina 40: 9-57.

HEGGARTY, P. y D. BERESFORD-JONES. 2010. Agriculture and Language Dispersals. Limitations, Refinements, and an Andean Exception? Current Anthropology 5: 163-191.

HEGGARTY, P., W. MAGUIRE y A. MCMAHON. 2010. Splits or waves? Trees or webs? How divergence measures and network analysis can unravel language histories. Philosophical Transactions of the Royal Society B 365: 3829-3843.

JOHNSON O. y LEVINSOHN, S. 1990. Gramatica Secoya. (Cuadernos Etnolinguisticos, 11) Quito: Instituto Linguistico de Verano.

LOZANO, E. 2006. Textos Vilelas. Buenos Aires: Facultad de Filosofia y Letras.

MATRAS, Y. 2009. Language Contact. Cambridge: Cambridge University Press.

MCMAHON, A. 2010. Computational Models and Language Contact. En Hickey, R. (ed.) The Handbook of Language Contact. Blackwell Publishing.

MIDDENDORF, E. 1892. Das Muchik oder die Chimu-Sprache mit einem Anhang uber die Chibcha-Sprache. Leipzig: F. A. Brockhaus.

MUYSKEN, p. 2008. From Linguistics Areas to Areal Linguistics. Amsterdam/Philadelphia: John Benjamins.

NERCESIAN, V. 2014. Wichi Lhomtes. Estudio de la gramatica y la interaccion fonologia-morfologia-sintaxis-semantica. LINCOM.

NICHOLS, J. 2010. Macrofamilies, Macroareas, and Contact. En: Hickey, R. (ed.) The Handbook of Language Contact, Blackwell Publishing. Pp. 359-379.

SMEETS, I. 2007. A Grammar of Mapuche. Mouton de Gruyter, Berlin.

SOTO, G. Y F. HASLER. 2015. El morfema -fu del mapudungun: la codificacion gramatical del antiperfecto. Alpha, 40: 95-11.

THOMASON, S. G. 2001. Language Contact. An Introduction. Edinburgh: Edinburgh University Press.

TOMAN, J. 1995. The Magic of a Common Language. Cambridge, Mass.: MIT Press.

TORERO, A. 2002. Idiomas de los Andes. Linguistica e Historia. Lima: Instituto Frances de Estudios Andinos (IFEA) y Editorial Horizonte.

TRUBETZKOY, N. 1923. Vavilonskaja bashnja I smeshenie jazykov [The Tower of Babel and the confusion of languages], Evrazijskij vremennik, vol. 3. Pp. 107-24.

VIEIRA, M. M. D. y Y. F. Leite. 1998. Observacoes Preliminares sobre a Lingua Arawete. Moara--Rev. Dos Cursos de Pos-Grad. em Letras de UFPA, 9:7-31.

ZARIQUIEY, R. y G. Cordova. 2008. Qayna, kunan, paqarin: una introduccion practica al quechua chanca. Lima: Pontificia Universidad Catolica del Peru.

ZUNIGA, F. 2007. Mapudungun. El habla mapuche. Santiago: Centro de Estudios Publicos.

FELIPE HASLER, MARIANA POBLETE, DANIELA ARISTEGUI, CONSUELO SANDOVAL *

Universidad de Chile

* Parte de la investigacion se realizo gracias al financiamiento de CONICYT-PFCHA/ MagisterNacional/2018-22180752.

** Para correspondencia dirigirse a Felipe Hasler (fhasler@uchile.cl).

(1) Del que el termino aleman mas difundido 'Sprachbund' resulta un calco.

(2) La autora senala que es una lengua que puede haber tenido un sistema de futuro/no futuro dado que una forma no marcada puede ser interpretada como presente o pasado, cuestion que no pasa con el futuro. La hemos considerado como tripartita debido a la existencia de marcas para pasado, presente y futuro, mas alla de la interpretacion de la forma no marcada senalada por la autora.

(3) Basandonos en las "Leipzig Glossing Rules" (https://www.eva.mpg.de/lingua/pdf/Glossing-Rules.pdf), hemos utilizado las siguientes abreviaturas en las glosas: 1=primera persona, 2=segunda persona, 3=tercera persona, AC=acusativo, CAUS=causativo, CL=clasificador, COMP=completivo, COORD=, DECL=declarativo, DES=destino , EXP=experimentado, FOC=foco, FUT=futuro, GEN=genitivo, INCL=inclusivo, INM=inmediativo, IND=indicativo, IMPFV=imperfectivo, M=masculino, NEXP=no experimentado, NMLZ=nominalizador, OBL=oblicuo, PFV=perfectivo, POSP=posposicion, POS=posesivo, PRED=predicacion, PRES=presente, PAS=pasado, REC=reciente, REM=pasado remoto, SG=singular, TOP=topico.

(4) El uchumataqu tiene la particularidad de que solo la primera persona del presente recibe marcacion, mientras el presente para todas las personas restantes es no marcado, razon por la cual la hemos considerado, en terminos generales, como no marcado.

(5) En Bybee, Perkins y Pagliuca (1994) se estudian los origenes de la gramaticalizacion de formas de futuro. Los autores senalan que si bien es muy comun que se formen futuros de verbos de movimiento, es muy poco comun que estos den lugar a prefijos (2 de 20 de los casos estudiados). Ademas, es importante considerar que ni el mochica, en particular, ni las lenguas andinas, en general, tienen tendencia a la prefijacion, mas bien todo lo contrario. Por tanto, dado lo marcado del rasgo, es posible hipotetizar que pueda ser el resultado de contacto con lenguas vecinas no andinas, cuestion que es una proyeccion de la presente investigacion.

(6) Cabe mencionar que, si bien el arawete seria una lengua tenseless, al igual que otras lenguas de la familia tupi-guarani posee marcadores gramaticales que expresan referencia temporal en la morfologia nominal (Vieira y Leite, 1998). Debido a que el tiempo nominal sale de los alcances de este estudio, no sera considerado dentro de la investigacion; no obstante, seria una proyeccion importante para los estudios de categorias TAME en Sudamerica.

(7) Resulta interesante constatar que en el puquina tambien se han encontrado rasgos de fusion tiempo/ persona en el futuro, lo que representa un ambito a profundizar de la presente investigacion.

Leyenda: Figura 1: Ubicacion de las lenguas consideradas.

Leyenda: Figura 2: 'NeighborNet' con las distancias entre las lenguas de la muestra.
Tabla 1: Muestra de lenguas analizadas.

Familia   Lengua       Ubicacion        Numero
                                        aproximado
                                        de hablantes

Aislada   Mochica      Costa de Peru         --

Aislada   Puquina      Sur de Peru           --

Hibito-                Norte de Peru         --
Cholon    Cholon       central

Aymara    Aymara       Bolivia, Peru,     2.200.000

                       Chile

Quechua   Quechua      Suroeste de        1.000.000
          ayacuchano   Peru

Uru-      Uchumataqu   Bolivia               --
Chipaya
          Chipaya      Suroeste de            1.800
                       Bolivia

Huarpe    Millcayac    Este de               --
                       Argentina
                       central

          Allentiac    Este de               --
                       Argentina
                       central

Aislada   Kunza        Norte de Chile        --

Aislada   Mapudungun   Centro sur           250.000
                       de Chile y
                       Argentina

Familia   Fuente

Aislada   Adelaar y Muysken
          (2004)

Aislada   Torero (2002)

Hibito-   Alexander-
Cholon    Bakkerus (2005)

Aymara    Cerron-Palomino (2008),

          Hardman (2001)

Quechua   Cerron-Palomino (2008),

          Zariquiey (2008)

Uru-      Hanss (2008)
Chipaya
          Cerron-Palomino (2006)

Huarpe    Diaz-Fernandez (2014)

          Diaz-Fernandez (2014)

Aislada   Adelaar y Muysken (2004)

Aislada   Soto y Hasler (2013),
          Smeets (2007),
          Zuniga (2007).

Tabla 2: Tipo de sistema temporal.

Familia         Lengua               Categoria: Tiempo

                                     Rasgo: Tipo de sistema temporal

Aislada         Mochica              Tripartito
Aislada         Puquina              Binario
Hibito-Cholon   Cholon               Tripartito
Aymara          Aymara               Tripartito
Quechua         Quechua ayacuchano   Tripartito
Uru-Chipaya     Uchumataqu           Tripartito
                Chipaya              Tripartito
Huarpe          Millcayac            Binario
                Allentiac            Binario
Aislada         Kunza                Tripartito
Aislada         Mapudungun           Binario


Tabla 4: Codificacion de distancia temporal.

Familia         Lengua               Categoria: Tiempo

                                     Rasgo: Codificacion de
                                     distancia temporal

Aislada         Mochica              Dos grados en pasado
Aislada         Puquina              No codifica
Hibito-Cholon   Cholon               No codifica
Aymara          Aymara               No codifica
Quechua         Quechua ayacuchano   No codifica
Uru-Chipaya     Uchumataqu           No codifica
                Chipaya              No codifica
Huarpe          Millcayac            No codifica
                Allentiac            No codifica
Aislada         Kunza                No codifica
Aislada         Mapudungun           No codifica

Tabla 5: Resumen de rasgos temporales y sus valores.

                                 Categoria: Tiempo

Familia     Lengua       Rasgo:     Rasgo: Forma de marcacion
                        Tipo de

                        sistema      Marcacion      Tipo de
                                                    marcador

Aislada   Mochica      Tripartito   Presente no    Sufijos
                                    marcado        (pasado)
                                                   y prefijo
                                                   (futuro)

Aislada   Puquina      Binario      Futuro         Sufijos
                                    marcado

Hibito-   Cholon       Tripartito   Presente no    Sufijos
Cholon                              marcado

Aymara    Aymara       Tripartito   Presente no    Sufijos
                                    marcado

Quechua   Quechua      Tripartito   Presente no    Sufijos
          ayacuchano                marcado

          Uchumataqu   Tripartito   Presente no    Sufijos
Uru-                                marcado
Chipaya
          Chipaya      Tripartito   Presente no    Sufijos
                                    marcado

          Millcayac    Binario      Futuro         Sufijos
                                    marcado

Huarpe    Allentiac    Binario      Futuro         Sufijos
                                    marcado

Aislada   Kunza        Tripartito   Marcacion      Sufijos
                                    completa

Aislada   Mapudungun   Binario      Futuro         Sufijos
                                    marcado

                 Categoria: Tiempo

Familia    Rasgo: Forma
           de marcacion      Rasgo:

              Fusion       Codificacion
            con otras      de distancia
            categorias       temporal

Aislada   No fusiona       Dos grados
                           (pasado)

Aislada   Persona          No codifica
          (futuro)

Hibito-   No fusiona       No codifica
Cholon

          Evidencialidad
          (pasado)

Aymara    Persona          No codifica
          (futuro)

          Evidencialidad
Quechua   (pasado)         No codifica

          Persona
          (futuro)

          Aspecto          No codifica
Uru-      (pasado)
Chipaya
          Aspecto          No codifica
          (pasado)

          No fusiona       No codifica

Huarpe    No fusiona       No codifica

Aislada   No fusiona       No codifica

Aislada   No fusiona       No codifica

Tabla 6: Distancia de Hamming entre las lenguas de la muestra.

                     Quechua      Aymara   Chipaya   Uchumataqu
                     ayacuchano

Quechua
ayacuchano           0.0          0.0      0.2       0.2
Aymara                            0.0      0.2       0.2
Chipaya                                    0.0       0.0
Uchumataqu                                           0.0
Cholon
Mochica
Mapudungun
Allentiac
Millcayac
Kunza
Puquina

                     Cholon   Mochica   Mapudungun   Allentiac

Quechua
ayacuchano           0.2      0.6       0.6          0.6
Aymara               0.2      0.6       0.6          0.6
Chipaya              0.2      0.6       0.6          0.6
Uchumataqu           0.2      0.6       0.6          0.6
Cholon               0.0      0.4       0.4          0.4
Mochica                       0.0       0.8          0.8
Mapudungun                              0.0          0.0
Allentiac                                            0.0
Millcayac
Kunza
Puquina

                     Millcayac   Kunza   Puquina

Quechua
ayacuchano           0.6         0.4     0.6
Aymara               0.6         0.4     0.6
Chipaya              0.6         0.4     0.6
Uchumataqu           0.6         0.4     0.6
Cholon               0.4         0.2     0.6
Mochica              0.8         0.6     1.0
Mapudungun           0.0         0.4     0.2
Allentiac            0.0         0.4     0.2
Millcayac            0.0         0.4     0.2
Kunza                            0.0     0.6
Puquina                                  0.0
COPYRIGHT 2018 Universidad de Chile, Facultad de Filosofia y Humanidades
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2018 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Hasler, Felipe; Poblete, Mariana; Aristegui, Daniela; Sandoval, Consuelo
Publication:Lenguas Modernas
Article Type:Ensayo
Date:Jul 1, 2018
Words:9311
Previous Article:ALGUNAS OBSERVACIONES ACERCA DE LOS EVENTOS DE MOVIMIENTO Y SUS PATRONES DE LEXICALIZACION.
Next Article:ES LLEGAR Y LLEVAR: CONSTRUCCIONES MULTIVERBALES DE VERBO FINITO COORDINADAS EN ESPANOL.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters