Printer Friendly

Luciana Del Gizzo, Volver a la vanguardia: El invencionismo y su deriva en el movimiento poesia buenos aires (1944-1963).

Luciana Del Gizzo, Volver a la vanguardia: El invencionismo y su deriva en el movimiento poesia buenos aires (1944-1963). Buenos Aires, Aluvion, 2018, Beta Hispanismo, 262 paginas

Volver a la vanguardia ... parte de una pregunta que no se pierde de vista a lo largo de las casi cuatrocientas paginas del libro y los casi veinte anos que comprenden el periodo analizado: ?es posible una vanguardia a mediados de siglo XX?; ?es posible ser vanguardista despues de la vanguardia?, ?llamarse a si mismos de esa manera? De ser asi, ?cuales son las condiciones para que un efecto comparable a lo que una vanguardia produce tenga lugar? Los alcances de esa indagacion estan senalados por dos hitos que fundamentan el recorte temporal elegido: la salida del numero unico de Arturo. Revista de artes abstractas en 1944, donde participaron artistas y poetas que luego integrarian otros movimientos, como Arte Madi, Perceptismo y Arte Concreto Invencion, en el marco del cual Tomas Maldonado y Edgar Bayley urdieron las ideas principales del invencionismo; y el unico volumen de poesia que edito el Instituto Di Tella, en 1963, titulado Poesia argentina, donde se incluyo a tres poetas del grupo poesia buenos aires (1)--Raul Gustavo Aguirre, Edgar Bayley y Rodolfo Alonso--y que, segun Del Gizzo "abre otra etapa en el arte y la poesia portenas" (p. xii). Lo que sucedio entre uno y otro hito fue la conformacion de un movimiento artistico-poetico, devenido al poco tiempo estrictamente poetico, que se dio a si mismo el nombre de "invencionista" y luego abandono los rotulos para integrar una comunidad mas amplia en la revista poesia buenos aires, siempre dirigida por Raul Gustavo Aguirre, con codirectores que fueron variando a lo largo de los diez anos la publicacion. ?Que podria significar para esos integrantes lanzar una revista donde la portada, antes que imagenes, daba a leer frases como "nunca dejaremos la vanguardia" (1951, no. 5)? Analizar esa ambicion es el objeto de Luciana Del Gizzo en este libro. Nos muestra, entonces, que "vanguardia" implicaba tanto el rechazo de la gramatica, y escribir en cambio sin mayusculas ni signos de puntuacion, como el rechazo a las distinciones entre temas de tenor poeticos y temas vulgares, a partir de lo cual era posible transformar las "figuraciones poeticas"--"conjunto de reglas que determinan lo que se considera poesia" (p. 39)--de mediados de siglo XX en Argentina.

El libro recupera dos anecdotas que permiten imaginar algo de lo que se ponia en juego con la ambicion de ser vanguardistas en los anos cincuenta. En la fundacion de la revista poesia buenos aires hay un robo, posibles pinas y una noche de bar. Cuando a fines de los anos cuarenta Aguirre y Jorge Enrique Mobili se proponen hacer una publicacion dedicada exclusivamente a la poesia, deciden que es imprescindible contar con la colaboracion de Edgar Bayley y Juan Carlos Lamadrid, a quienes admiraban como verdaderos vanguardistas, pero se sentian intimidados para convencerlos. Entonces evaluaron que lo mejor era afrontar la situacion en el bar a donde solia ir Lamadrid:

le dimos vino y lo dejamos hablar del boxeador Justo Suarez, "Torito". "Dale mas vino", le decia yo a Aguirre. Aguirre era un tipo pulcro, medido, coherente y yo, serio, le decia: "Dale mas vino". En un momento, notando los originales debajo del sobretodo de pelo de camello que tenia Lamadrid, Aguirre me dijo por lo bajo: "Los poemas". Entonces le dije a Aguirre: "Afanaselos". Aguirre se puso blanco como un papel. Y nos afanamos los poemas. Al otro dia se armo un lio barbaro del que se entero todo Buenos Aires. Lamadrid decia: "Me mamaron en una cantina y me afanaron el libro". (Reportaje a Jorge Enrique Mobili, en Fondebrider, Freidemberg y Samoilovich: 14, citado en p. 156).

Ese robo constituye una doble identidad, que Luciana Del Gizzo nombra como "autorizacion fraudulenta": la aventura nocturna, la fantasia de ilegalidad, la poesia como contrabando, por un lado; y la seriedad de cumplir el proposito deseado, por otro. Tiempo despues, ya en 1954, Aguirre organizo un evento titulado Presentacion de la Nueva Poesia Argentina: la generacion ultima, en el teatro Florencio Sanchez, en torno al especial de poesia buenos aires sobre "poetas de hoy" y a la edicion de Antologia de una poesia nueva. Segun Francisco Urondo, a la salida, Oliverio Girondo dijo, tal vez no sin malicia, "Este Aguirre es milagroso, ?como habra hecho para encontrar 40 poetas en Buenos Aires?". El robo y la exuberancia de reunir a cuarenta poetas proponen una forma especial de pensar la relacion entre la vanguardia entendida como modernizacion cultural, y el ambito local experimentado como carencia. "Vanguardistas apocrifos o por apropiacion", dice Del Gizzo, los jovenes de poesia buenos aires inventan las condiciones para su emergencia. O mas bien, me gustaria agregar, espectacularizan la invencion de esas condiciones en el gesto performatico y ficticio que contiene toda vanguardia.

Estas anecdotas o escenas tienen como contraparte lo que Del Gizzo analiza como "lenguaje poetico perimido que, tanto por parte de los circulos conservadores como por parte de los peronistas reformadores en lo social, abarcaba todo el espectro de produccion poetica" (p. xxii). El deseo de "no abandonar nunca la vanguardia" se analiza en relacion al "estado de las figuraciones de lo artistico en la coyuntura en que se procura su quiebre" (p. x); la propuesta de Sur como la de Mundo peronista (marcadas por el soneto, la metrica exacta, las figuras retoricas clasicas y la conformacion de imagenes figurativas o representacionales) resultaban, para los jovenes invencionistas, igualmente atrasadas en relacion al tipo de imagen que buscaban impulsar desde sus paginas ("poesia desmantelada", "sin contrasenas para el prodigio", "poesia sin espejos", "poesia sin fondo"), y es en ese estado del arte donde irrumpe, para la autora, la propuesta poetica del invencionismo y la revista poesia buenos aires.

Asi, en el capitulo I, Un conjuro para la vanguardia, reconfigura este termino ya "no como una categoria estetica de ruptura y novedad", sino como una "estetica del umbral" que "explicita la intencion de intervenir sobre lo que ya no es, al tiempo que ofrece en potencia aquello que todavia no ha tomado forma" (p. 159) y es analizado como un pliegue historico, no sucesivo ni intercambiable--es decir, no habria una generacion de vanguardia que sucedio a una generacion de la decada del cuarenta--, tensionado por sus propias limitaciones de novedad. En el capitulo II, Elfin de la elocuencia, explica el proceso por el cual el invencionismo busco "desarmar las retoricas anquilosadas" que "asociaban la poesia con el uso insistente de la elocuencia, entendida como esa zona del lenguaje vinculada al buen decir y al habla apropiada, pero que tambien acude a ciertos recursos para conmover o persuadir" (pp. 41-42). En esa indeterminacion se opone al tipo de solidez con que se habia pensado la generacion anterior: "El grupo del 40 nace a la vida literaria o, mejor dicho, a la historia literaria, con serios y conscientes afanes de permanencia. Tan imbuidos estaban en su propia importancia, que en seguida empezaron ellos mismos a historiarse" (Soler Canas citado en p. 55), ya que por el contrario,
   el cuestionamiento del estatus del arte que ejercieron hizo que
   muchas [vanguardias] resultaran evanescentes y, en algunos casos,
   que estuvieran dispuestas a resignar su trascendencia para alcanzar
   sus objetivos de transformacion artistica (p. ix).


Ente los capitulos III y VI, la autora lee los anos que van de Arturo a Conjugacion de Buenos Aires (1944-1951) y de esta ultima a poesia buenos aires (1950-1960), en la trama de un movimiento donde identifica una primera etapa de "experimentacion con nuevos materiales de la lengua" y otra de y "apertura" o "ampliacion" de los criterios esteticos que se debio a la busqueda de una poesia articulada con la cotidianeidad, o, en palabras del mismo Edgar Bayley, una poesia que no se redujera al poema. En ese marco, particulariza las tensiones entre el caracter singular de lo poetico en cada miembro de la revista--todos poetas--en relacion con el caracter colectivo de la misma. Esa primera etapa de mayor experimentacion, analizada en los capitulos III y IV--Contra la representacion y La mecanica poetica--es la que habria permitido "desarmar el lenguaje anquilosado de las retoricas hegemonicas" y correlativamente mantener bajo sospecha toda muestra de representacion o figuracion. Son los anos de conformacion del movimiento, de la "competencia por la abstraccion" y la busqueda de la "gute forme" maxbillieana como sintesis del triunfo anti-representacional y materialismo dialectico; es decir, una salida revolucionaria para el arte y la poesia que no implicaba la recaida en modelos figurativos, mimeticos, donde el tema tuviera preponderancia por sobre las formas o los procedimientos. En los capitulos V y VI se aborda una segunda etapa, ya con la revista poesia buenos aires, que daria cuenta de un momento de ampliacion que se funda en el texto inicial de Edgar Bayley titulado "invencionismo", donde, segun Del Gizzo, "planteaba que la distancia infranqueable del lenguaje solo encontraria como instancia mediadora la 'conciencia de la libertad de asignar sentidos que se unifican en el sentido comun'". Este enfoque implicaba el relajamiento de la actitud rupturista de la vanguardia, porque en lugar de posicionarse en relacion a una tradicion especifica para reconfigurarla, "se enrola en una idea mas amplia del pasado, que entiende como un elemento que subsistia en un devenir":
   Una distancia como la que va del cuerpo al espiritu es la que
   caracteriza el trayecto que recorrio la nocion de experiencia
   estetica en estas figuraciones de lo poetico: desde aquel
   'desplazamiento de valores de sensibilidad ejercido por una imagen'
   (Bayley, 1944, p.7) que el invencionismo inicial senalaba como
   causa de la novedad de la obra de arte y de su capacidad para
   expresar el lazo entre individuo y sociedad, hasta esta potencia de
   liberar el espiritu e independizarlo para favorecer vinculos
   humanos genuinos.


No se trata, sin embargo, de algo tan esquematico como "dos etapas" demarcables, ya que, senala Del Gizzo, las ideas de liberacion y de conciencia permanecen como elementos o valores comunes a todo el periplo del movimiento. A su vez, en los capitulos dedicados mas especialmente a la lectura de la revista poesia buenos aires, analiza la convivencia de las ideas romanticas con las invencionistas, como la atribucion de facultades excepcionales al poeta, la disposicion de trascendencia a partir de la capacidad del poeta para comprender tanto lo inmediato como lo infinito, que convivian con otras como la busqueda de un vinculo con lo cotidiano o "una poesia desmantelada", como afirmaba Aguirre desde los primeros numeros de poesia.

Estos movimientos, entre el poeta como mito de lo trascendente y la busqueda de una poesia en minusculas, depurada de las ampulosidades que consideraban "aristocratizantes", se producen al amparo de lo que Del Gizzo caracteriza como "comunidad", suerte de refugio donde convivian las singularidades de quienes participaban en la revista como colaboradores o directores, miembros del grupo y un consejo de redaccion entendido como colectivo. Esa dinamica imprimio, a su vez, transformaciones en la "logica del manifiesto", ya que las declaraciones programaticas se hacian en forma individual "sin el encorsetamiento de reglas dogmaticas", y en un lenguaje que fuera el mismo poetico, donde "un acto de indeterminacion" diluia la estabilidad de los recursos formales mas o menos estabilizados que caracterizan el genero que las vanguardias legaron a la historia abierta del arte y la literatura. Volver a la vanguardia... nos pone en el lugar donde emerge el gesto capaz de leer lo nuevo en lo viejo, retomar desde la novedad que quedo inaudible y suspendida, para expandir siempre un poquito mas lo que es posible decir y mirar.

Notas

(1) El uso de la minuscula corresponde al modo de inscripcion tipografica del movimiento. Dice Del Gizzo en una aclaracion: "Utilizare letra redonda para referirme al grupo de poetas aglutinados en la revista poesia buenos aires y cursiva para referirme a la publicacion especificamente. En todos los casos el nombre aparecera sin mayusculas, respetando la grafia original como marca vanguardista" (p. xii).

https://doi.org/10.24215/18517811e117
COPYRIGHT 2019 Universidad Nacional de la Plata. Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educacion
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2019 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Stedile Luna, Veronica
Publication:Orbis Tertius: Revista de teoria y critica literaria
Date:Jun 1, 2019
Words:2228
Previous Article:Jorge Monteleone, El centro de la tierra: Lectura e infancia. Buenos Aires, Ampersand.
Next Article:Guillermo Korn y Matias Farias, Desierto y nacion II: Estados.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2020 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters