Printer Friendly

Los predicados estativos y la evidencialidad: un analisis desde la teoria de los bloques semanticos.

RESUMEN

En este trabajo se busca reconocer la existencia de dos clases de estativos--los estativos puros y los delimitados--, a partir de la relacion diferenciada que cada grupo tiene con la evidencialidad, entendida esta como el significado relativo a la fuente de informacion transmitido por el semantismo de ciertos verbos. Para hacerlo, se emplean las herramientas provistas por la Teoria de los Bloques Semanticos, especificamente en lo que se refiere a las argumentaciones externas. Segun se observa, los predicados estativos delimitados siempre presentan--na argumentacion externa que involucra un predicado evidencial, en tanto los estativos puros no lo hacen.

Palabras clave: Semantica, estativos puros, estativos delimitados, argumento externo.

ABSTRACT

This paper seeks to recognize the existence of two kinds of stative verbs--pure statives and bounded ones--according to the differentiated relationship each group has with evidentiality, which is described as the source of information transmitted by a semantic content in certain verbs. To do this, the tools provided by the Semantic Blocks Theory are used, specifically in regard to the external argument. As shown, bounded stative predicates always have an external argument involving an evidential predicate, while pure statives do not.

Keywords: Semantics, pure statives, bounded statives, external argument.

STATIVE PREDICATES AND EVIDENTIALITY: AN ANALYSIS WITH THE SEMANTIC BLOCKS THEORY

1. INTRODUCCION

En los ultimos anos, la aspectualidad (1)--entendida como el "modo de accion", 1el "caracter", la "naturaleza", la "indole" o la "cualidad de la accion o del proceso" propia de la situacion denotada por el predicado--ha concitado el interes de filosofos y linguistas como Vendler (1967), Comrie (1976), Mourelatos (1978), Dowty (1979), Bach (1986), Lyons (1997), Tenny (1989), Verkuyl (1993), Egg (1995), Morimoto (1998), Miguel Aparicio (1999), Marin (2000) y Filip (2005), entre muchos otros. Gracias a estos estudios, los predicados fueron tradicionalmente clasificados en estativos y dinamicos, pero solo los dinamicos parecen haber merecido analisis mas profundos y exhaustivos. En efecto, los estativos son aun considerados por muchos un gran grupo homogeneo de predicados, sin subdivisiones internas.

Por nuestra parte, hemos mostrado en otros trabajos (Ramirez Gelbes, 2008a, 2008b, 2008c, 2010, entre otros) que si existen subdivisiones internas al grupo de los estativos. En este sentido, encontramos dos grupos de predicados estativos: los puros--del tipo de ser y de saber--y los delimitados--del tipo de estar y de conocer--. Y uno de los criterios que nos permiten reconocer la pertenencia de un estativo a uno u otro grupo es su comportamiento en relacion con la evidencialidad. Como pretendemos probar aqui con la ayuda de la Teoria de los Bloques Semanticos (TBS), los estativos delimitados se relacionan discursivamente con los evidenciales, pero los estativos puros, no. Para decido de otro modo, tanto estar + adjetivo como conocer--y tambien estar en, resulta que y querer--contienen en su semantismo algun rasgo identificable con la nocion de evidencialidad, dado que en una de sus argumentaciones externas estructurales contienen un elemento que solo se verifica en terminos de evidencia.

Para comprobado, en este trabajo, definiremos en primer lugar el concepto de evidencialidad; en segundo lugar estableceremos brevemente los lineamientos de la TBS; y en tercer y ultimo lugar nos ocuparemos de relacionar las nociones de evidencialidad con los predicados estativos.

2. LA EVIDENCIALIDAD

Tema que ha suscitado, sobre todo en los ultimos tiempos, un alto interes para los investigadores, la evidencialidad fue considerada al principio en relacion con las lenguas amerindias, pero su estudio se ha extendido en la actualidad a las lenguas europeas (para un tratamiento general, ver Chafe y Nichols, 1986; Willet, 1988; Guentcheva, 1996; Aikhenvald, 2004, entre muchos otros; en espanol, ver Reyes, 1994; Bermudez, 2005; Lopez Ferrero, 2005, entre otros).

Para Reyes (1994), el evidencial es un tipo de significado transmitido por ciertas formas del verbo y por algunas construcciones adverbiales, que se producen cuando el hablante busca expresar que el conocimiento de lo que se dice no procede de la experiencia directa del hablante sino, antes bien, de una experiencia indirecta. Lopez Ferrero (2005), por su parte, sostiene que la evidencialidad en sentido estricto consiste en la expresion de la forma como el conocimiento ha sido adquirido. Y en terminos de Bermudez (2005), el evidencial o marcador evidencial es la forma linguistica especifica cuyo significado es una referencia a la fuente de la informacion.

Siguiendo entonces a Bermudez, diremos que, dado que la evidencialidad es el dominio semantico relacionado con la fuente de la informacion expresada en un enunciado, las posibilidades son varias. De hecho, el hablante puede haber tenido contacto directo (visual o de otro tipo) con la situacion descripta, haber tenido contacto no con la situacion misma pero si con indicios que apuntan hacia esa situacion o haber recibido informacion de una tercera persona; y todo esto determina que la evidencia sea directa o indirecta (razonada o transmitida).

Pero tambien podemos verlo de la siguiente manera (Bermudez, 2005: 6):
TIPO DE      directa      sensorial     visual
EVIDENCIA                               auditiva
                                        otros sentidos

                          endoforica

             indirecta    referida      segunda mano
                                        tercera mano
                                        folklore

                          inferida       inferencia
                                        razonamiento


En relacion con la evidencia directa y de acuerdo siempre con Bermudez, hay dos tipos de evidencia: la sensorial y la endoforica. La sensorial se relaciona con la evidencia obtenida por medio de los sentidos y esta representada en espanol por medio de algunos predicados de percepcion, como ver el arca iris u oir el tema favorito.

La evidencia directa endoforica, por su parte, se refiere a casos en los que el hablante describe entidades inaccesibles a los sentidos, como los deseos, las intenciones y los estados mentales en general. Por eso dice Bermudez que se la encuadra en:
   ... aquellas situaciones en las que la evidencia sensorial es
   imposible, pero en las que el hablante aun aduce evidencia directa.
   Ejemplos de este tipo de evidencia serian casos como tengo sed,
   quiero irme, conozco la solucion al problema, etc. (2005: 6).


La evidencia indirecta, a su vez, tambien la analiza el autor en dos subgrupos: la evidencia indirecta referida o transmitida, habitualmente llamada citativa, y la evidencia indirecta inferida.

La evidencia indirecta referida se relaciona con los casos en los que el hablante no tiene acceso ni a la situacion ni a indicios de la situacion, sino que la informacion le ha sido transmitida por otra persona, por ejemplo, el condicional de rumor, que se ve en (1), o el imperfecto citativo de (2), que Reyes (1994) interpreta como un discurso indirecto encubierto.

(1) 17 de marzo de 2009 13:00, por eLeVe. El Gobierno haria retoques a las retenciones (en linea). Disponible en http://www.ele-ve.com.ar/spip.php?article9502.

(2) --?Que tal sigue Ana? --Mejor, me parece. No la vi, porque cuando llegue, dormia. Pero habia comido algo y tenia menos fiebre.

Por ultimo, la evidencia indirecta inferida se refiere a casos en los que el hablante no tiene acceso directo a la situacion descripta, pero si posee contacto directo con huellas o rastros de esa situacion que le permiten inferir lo que ocurre o ha ocurrido (inferencia) o conoce algo que le permite deducir que es probable que la situacion se de o se haya dado (razonamiento). Un ejemplo de huella es (3), mientras un ejemplo de razonamiento es (4).

(3) Llueve [porque vemos que Juan trae el paraguas mojado].

(4) Probablemente debamos llevar ropa abrigada a Paris [porque es diciembre y alla es invierno].

Hasta aqui, entonces, hemos considerado sumariamente el fenomeno de la evidencialidad; necesitamos ahora una guia que nos permita relacionarlo con los predicados estativos. Es por ello que, en lo que sigue, nos ocuparemos de la Teoria de los Bloques Semanticos.

3. LA TEORIA DE LOS BLOQUES SEMANTICOS

La semantica argumentativa que se presenta en L'argumentation dans la langue (1983) de Jean-Claude Anscombre y Oswald Ducrot rompe con algunas expectativas propias de los estudios sobre argumentacion, basados en la logica o en la retorica. Su propuesta se centra en la semantica linguistica y afirma la existencia de una argumentatividad inherente a la lengua: la argumentacion forma parte de los propios enunciados del discurso como integrante de su estructura linguistica y, por ello, esos enunciados estan dirigidos hacia ciertos tipos de conclusion y no hacia otros. Dicho de otro modo, los enunciados no pueden ser empleados sin que el discurso se oriente hacia una determinada interpretacion, por el simple hecho de que la lengua en si misma posee una orientacion argumentativa. Como los propios autores afirman:

Para nosotros, [la argumentacion] es un rasgo constitutivo de numerosos enundados el que no se los pueda emplear sin pretender orientar al interlocutor hacia un tipo de conclusion (por el hecho de que se excluye otro tipo de conclusion) (Anscombre y Ducrot, 1994: 48).

Segun Anscombre y Ducrot (1994), hay cuatro etapas en el estudio de la argumentacion: el descriptivismo radical, el descriptivismo presuposicional, la argumentacion como un constituyente de la significacion y la argumentatividad radical. Las dos primeras etapas, sostienen, son previas a su propuesta.

La primera etapa consiste en representar la lengua y la argumentacion como si constituyeran instancias separadas, tal cual fue planteado por la tradicion retorica. De acuerdo con esta postura, el contraste entre (5) y (6) (2) radica en que (6) designaria un lapso mas breve que el primero, lo que apareceria como consistente con las nociones de "caracter permanente" y "caracter transitorio" de los predicados de ser y de estar, respectivamente, provistas por algunas descripciones al uso (3).

(5) Ana es flaca.

(6) Ana esta flaca.

En la segunda etapa, la filosofia analitica se ha ocupado de explorar ciertas propiedades semanticas de la lengua, especialmente la distincion entre contenidos afirmados y presupuestos. En alguna medida, este estadio (especie de reajuste del primero) estipula que el valor semantico de las frases se divide en valor afirmado y valor presupuesto. En tanto las informaciones provistas por los enunciados pueden estar afirmadas o presupuestas, los encadenamientos argumentativos conciernen exclusivamente a las informaciones afirmadas. Por esa razon, si se analizaran las diferencias entre (5) y (6) desde la perspectiva de este segundo estadio, podria decirse que, mientras en Ana es flaca se afirma la flacura y se presupone la existencia, en Ana esta flaca se afirma la existencia y se presupone la flacura, lo que daria como resultado la conclusion de que en (5) la condicion de ser flaca de Ana es aceptada como una cualidad mientras que en el segundo caso (6) es aceptada como un estado (4).

El tercer estadio, el que corresponde propiamente a la version inicial de la Teoria de la Argumentacion en la Lengua o TAL (Anscombre y Ducrot, 1983), consigna la existencia de operadores argumentativos en la estructura misma de las frases. Eso significa que, junto a los valores descriptivos, la teoria reconoce la presencia de ciertos valores argumentativos independientes que se evidencian en determinadas expresiones. Es a partir de este estadio cuando se empieza a reconocer que las propias expresiones exigen que sus enunciados sean usados argumentativamente y que lo sean con una determinada direccion. En consecuencia, es en este estadio cuando puede considerarse que la diferencia entre (5) y (6) consiste en que ser y estar funcionan como operadores aspectuales que determinan perspectivas diferentes para la aceptacion de uno u otro enunciado: el primero, Ana es flaca, ofrece una vision que podria llamarse "de norma general", mientras que el segundo, Ana esta flaca, provee una vision que podria considerarse "de norma individual" (5).

El cuarto estadio corresponde a la posicion denominada argumentatividad radical, version estandar de la TAL, y se pone de manifiesto en la utilizacion sistematica de la nocion de topos. De acuerdo con esta posicion, los "hechos" descriptos por las expresiones ya no son otra cosa que la cristalizacion de movimientos argumentativos. En efecto, hasta el tercer estadio de los estudios sobre la argumentacion, se conserva la idea de que, mas alla de la existencia de ciertos componentes inherentemente argumentativos--los operadores argumentativos--, existen en la lengua expresiones puramente informativas, es decir, expresiones que remiten al mundo extralinguistico. Por el contrario, en el cuarto estadio se abandona esta idea y se propone la existencia de una argumentatividad inherente a la lengua en su totalidad.

El encadenamiento discursivo, para este ultimo estadio, va de un enunciado argumento a un enunciado conclusion por medio de la aplicacion de principios generales llamados topoi. Asi, si de un enunciado A se concluye un enunciado B, es porque A presenta al hecho H (configurado por A) de modo que vuelve legitima la aplicacion de un topos (o de una cadena de topoi) que conduce a B. Para decirlo de una manera menos formalizada, se afirma que la significacion de una expresion es el conjunto de topoi cuya aplicacion autoriza la propia expresion al ser enunciada. Asi, en una situacion concreta, la eleccion de una expresion en lugar de otra significa seleccionar la explotacion de unos topoi en lugar de otros. Esto es, el valor semantico de las expresiones reside en autorizar y mas aun en promover ciertos puntos de vista argumentativos.

Desde esta perspectiva, los predicados de la lengua son descriptos como si fueran haces de topoi. Eso significa que cada expresion no orienta hacia una unica conclusion de manera privativa sino que, antes bien, despliega una serie de posibilidades argumentativas que, eso si, no son infinitas. Por ello, comprender una expresion de la lengua significa ser capaz de reconocer la relacion de esa expresion no con una unica orientacion sino con una serie de orientaciones posibles, lo que transforma el campo lexico en una especie de campo topico (Bruxelles, Ducrot y Raccah, 1993).

Esta idea debe verse dentro de una optica claramente estructuralista, lo que determina que cada una de estas orientaciones topicas tenga valor exclusivamente en terminos de sus relaciones con todas las demas (cf. Saussure, 1955). De todos modos, debe quedar claro que no se espera ni que todos los individuos de la comunidad compartan exactamente los mismos campos topicos ni que un sujeto particular use siempre el mismo campo topico en contextos similares.

Sea como fuere, este estadio declara no solo que no hay frases informativas en la lengua sino que ni siquiera existe un componente informativo en la significacion de las frases. A lo sumo, los usos (pseudo)informativos son derivados de un componente que es mas profundo en la lengua y que es el componente argumentativo. En esta perspectiva, entonces, la diferencia entre Ana es flaca y Ana esta flaca podria ser la consideracion de que el primer enunciado reclama un topos del tipo "si se es ADJETIVO (aqui, flaca), cuanto menos ligado a las coordenadas tempoespaciales, mas se es ADJETIVO (aqui, flaca)" mientras que el segundo enunciado redama uno como "si se es ADJETIVO (aqui, flaca), cuanto mas ligado a las coordenadas tempoespaciales, mas se esta aDJETIVO (aqui, flaca)" (6).

A lo afirmado por Anscombre y Ducrot (1983), agregaremos un ultimo estadio en los estudios sobre la argumentacion. Este estadio se corresponde con el desarrollo actual de la TAL, avance que ha dado en llamarse Teoria de los Bloques Semanticos (TBS). En esta etapa, el avance consiste en abandonar toda nocion de elemento extralinguistico--como pueden ser los topoi--para centrarse en una propuesta que solo recurre a nociones intralinguisticas. En efecto, el concepto de tapas aparece reemplazado por el de argumentaciones, que son definitivamente linguisticas y que se estipulan no ya fuera de la situacion concreta de discurso sino en la situacion de discurso particular. En efecto, no se habla mas de un pasaje que va de antecedente a conclusion provisto por un topos externo sino, antes bien, de una interdependencia semantica entre antecedente y consecuente.

En efecto, para la TBS, creacion de Marion Carel en su tesis doctoral de 1992, la argumentacion inherente a la lengua se ve manifestada por medio de encadenamientos argumentativos. Asi, si tenemos la frase esta flaca, los encadenamientos que componen su sentido pueden tener que ver con enunciados del tipo de (7) o de (8), en los que la nocion de flacura se relaciona con la idea de algo deseable, algo positivo y valorado. Pero tambien pueden tener que ver con enunciados del tipo de (9) o de (10), en los que la idea de flacura se conecta con un valor negativo, indeseable.

(7) Esta haciendo dieta, por lo tanto esta flaca.

(8) Esta flaca, sin embargo no la contrataron para el desfile.

(9) La bebe come bien, sin embargo esta flaca.

(10) La caballada esta flaca, asi que la vamos a vender muy mal.

Para decirlo de otro modo, el esta flaca en (7) y (8) se relaciona con un estado que se busca y que permite acceder a una situacion deseada. Por el contrario, el esta flaca en (9) y (10) se refiere a un estado contrario a lo deseado y puede provocar un resultado negativo.

Esto viene a decir que un enunciado del tipo Apor lo tanto B es argumentativo porque convoca principios o estereotipos que no son asociaciones de conceptos independientes ni estan en la relacion que liga argumento y conclusion. En definitiva, la argumentacion no es un proceso de justificacion por el cual el argumento deba fundamentar la conclusion y tampoco es un proceso que aparezca validado por un tercer elemento--como pasaba con el topos--: el argumento y la conclusion son representaciones unitarias que, al unirse, constituyen el sentido propio del enunciado realizado por los encadenamientos argumentativos.

Por ello, un enunciado del tipo (7) a (10) provee sentido solo en la medida en que ambos segmentos unidos por el conector estan juntos. Vistas asi, las argumentaciones no tienen un "apriorismo argumentativo" que las sustente, dependen absolutamente del bloque semantico que queda definido por la presencia conjunta del argumento y la conclusion. La verdad del discurso no tiene que ver con la realidad extralinguistica sino con el discurso mismo, con la verdad que se construye por medio del lenguaje. Argumentar consiste en reunir bloques lexicos y pretender ser coherente con ellos.

En otras palabras, el sentido no se encuentra en la inferencia argumentativa dada por el pasaje del argumento a la conclusion, sino que se construye estrictamente en la relacion de dependencia semantica de ambos segmentos reunidos para conformar un todo.

Generalizando, entonces, las expresiones no tienen un sentido fijo, independiente del discurso en el que ocurren: su sentido viene determinado por el tipo de discursos que se le asocian, discursos evidenciados en los encadenamientos ejemplificados por los enunciados de (7) a (10) (7). O, en pocas palabras, el sentido de una expresion esta dado por los encadenamientos discursivos, de orden estrictamente linguistico, que esa expresion autoriza. Esos encadenamientos discursivos estan representados de la siguiente manera:

A CONECTOR B

Esto significa que el encadenamiento discursivo esta constituido por dos segmentos, A y B respectivamente, que se relacionan por medio del conector. Por esa razon, si tomamos los siguientes enunciados:
   Estar flaca
   Ser contratada para el desfile


hay distintas relaciones argumentativas que se pueden dar entre ellos, como (11) o (12), a saber:

(11) Ana, que es modelo, esta flaca, por lo tanto sera contratada para el desfile.

(12) Ana, que es modelo, no esta flaca, por lo tanto no sera contratada para el desfile.

Tanto en (11) como en (12), desfile evoca el desfile de modas al uso a comienzos del siglo XXI, en el que las modelos de pasarela deben ser muy espigadas. Pero tambien pueden darse (13) y (14), y en ese caso desfile evoca un tipo de desfile distinto, un desfile en el que la flacura no es aceptable.

(13) Ana, que es modelo, esta flaca, por lo tanto no sera contratada para el desfile.

(14) Ana, que es modelo, no esta flaca, por lo tanto sera contratada para el desfile.

Estas posibilidades muestran que la propia relacion argumentativa da sentido a las expresiones determinando una interdependencia semantica: la misma expresion, desfile, refiere en un caso a un tipo de desfile en el que se buscan modelos flacas y, en el otro, a un desfile en el que las modelos flacas son rechazadas (8).

Ahora bien, la relacion argumentativa de dos elementos (como esta flaca y desfile en los ejemplos anteriores) puede hacerse efectiva por medio de dos conectores: POR LO TANTO (PLT) y SIN EMBARGO (SE). Debe entenderse, eso si, que ambos conectores son conceptuales o abstractos y se realizan por medio de distintos marcadores o estructuras (como se ve en Esta flaca: la contrataran para el desfile o No la contrataran para el desfile porque esta flaca, por ejemplo). Cuando se trata de una relacion con el primer conector--i. e. POR LO TANTO--, hablamos de un encadenamiento normativo; cuando se trata de una relacion con el segundo conector--i. e. SIN EMBARGO--, hablamos de un encadenamiento transgresivo.

En consecuencia, dados todos los encadenamientos posibles, parece claro que algunos se encuentran emparentados, como es el caso de a), b), c) y d) (9):

a) A PLT B

b) NegA SE B

c) A SE Neg-B

d) Neg-A PLT Neg-B

En nuestro ejemplo, dados "estar flaca" (A) y "ser contratada para el desfile" (B), podemos derivar los siguientes ejemplos a), b), c) y d):

a) Ana esta flaca, por lo tanto la contrataran para el desfile.

b) Ana no esta flaca, sin embargo la contrataran para el desfile.

c) Ana esta flaca, sin embargo no la contrataran para el desfile.

d) Ana no esta flaca, por lo tanto no la contrataran para el desfile.

En todos estos casos, como en (11) y en (12), el sentido de esta flaca es el de una condicion positiva, deseable, en tanto el sentido de desfile es el de desfile en el cual las modelos son flacas. Y puesto que la interdependencia semantica es la misma, se puede decir que las cuatro expresiones forman parte del mismo bloque.

Pero sabemos, ademas, que otros cuatro encadenamientos son posibles:

a') A SE B

b') NegA PLT B

c') A PLT Neg-B

d') NegA SE Neg-B

encadenamientos que, para los enunciados correspondientes, aparecen representados en a'), b'), c') y d').

a') Ana esta flaca, sin embargo la contrataran para el desfile.

b') Ana no esta flaca, por lo tanto la contrataran para el desfile.

c') Ana esta flaca, por lo tanto no la contrataran para el desfile.

d') Ana no esta flaca, sin embargo no la contrataran para el desfile.

Y se ve que, en estas cuatro ultimas realizaciones, al igual que en (13) y en (14), esta flaca tiene el sentido de algo negativo, no deseable, en tanto que desfile tiene el sentido de un desfile en el que las modelos no son flacas. En consecuencia, las cuatro expresiones presentadas en a') a d') constituyen un bloque y ese bloque, a su vez, se distingue notoriamente del anterior.

Es claro, entonces, que la interdependencia semantica se repite en los cuatro aspectos del mismo bloque. O, formulado a la inversa, el sentido identico de A y B en diversos encadenamientos (condicion deseable de A para a), b), c) y d); condicion indeseable de A para a'), b'), c') y d')) es evidencia de que esos encadenamientos pertenecen al mismo bloque.

Dado el ejemplo de a), entonces,

a) Ana esta flaca por lo tanto la contrataran para el desfile.

se puede construir el siguiente bloque:

[ILUSTRACION OMITIR]

A: estar flaca para ser contratada

B: ser contratada

[BS.sub.1]: el desfile requiere modelos flacas

Pero hemos visto que tambien existe c') y, por consiguiente, otro bloque:

c') Ana esta flaca por lo tanto no sera contratada

[ILUSTRACION OMITIR]

A: estar flaca para no ser contratada

B: ser contratada

[BS.sub.2]: el desfile requiere modelos no flacas

Ahora bien, la TBS afirma que el sentido de una expresion esta dado por los discursos, de los cuales esa expresion forma parte y, al mismo tiempo, por los discursos de los que, sin formar parte, la parafrasean. Los discursos del primer tipo son llamados argumentaciones externas; los del segundo tipo, argumentaciones internas (ver nota 7).

Las argumentaciones externas (AE) de una unidad linguistica, como venimos diciendo, son los encadenamientos en los que esa expresion es o bien el origen o bien el termino, lo que significa que la propia expresion siempre forma parte de sus argumentaciones externas. Al mismo tiempo, cada AE de una expresion esta asociada a su converso, lo que significa que un aspecto de la Ae de una expresion con uno de los conectores (por ejemplo, para el caso de (15)) siempre esta asociado a un aspecto con el conector opuesto + Neg (siguiendo con el ejemplo, (16)); debe observarse, eso si, que una AE nunca puede tener dos aspectos reciprocos (para (15), el caso de (17)), porque no puedo decir a un mismo tiempo A y Neg-A, o, lo que es igual, si estamos considerando el sentido de es linda solo podemos tomar los discursos que contengan esa expresion y no los que la transformen en no es linda.

(15) Ana es linda por lo tanto esta linda.

(16) Ana es linda sin embargo no esta linda.

(17) * Ana no es linda por lo tanto no esta linda.

Finalmente, las AE se clasifican en estructurales y contextuales.

Las AE son estructurales cuando forman parte del sentido linguistico de la entidad, o sea, estan previstas por la lengua. Decimos que (15) es una AE estructural porque no admite la existencia de un segundo bloque.

(15) Ana es linda por lo tanto esta linda.

(18) * Ana es linda por lo tanto no esta linda.

De hecho, (16) puede verse representado en el segmento (19).

(19) Volvio a pensar en las cartas. Sonrio al ver la segunda, pues era mas agradable releerla. Carmen te contaba que la profesora habia conversado con ella y "hasta me ha preguntado de ti. Me ha dicho: ?Que es de tu hermano Marcos? ?Vuelve pronto? Ella es linda, hermanito, aunque seguro que tiene algun sufrimiento oculto; pero ahora desde que enterraron a la senorita Gertrudis (esa viejita medio loca y buena como una santa, ?te recuerdas?)y celebraron su misa de nueve dias, esta mas tranquila y mas linda. Algunos dicen que ha viajado dos veces a la ciudad para pedir su traslado, pero son habladurias" (Prada Oropeza, Renato. 1979. Larga hora: la vigilia. Mexico: Premia).

donde se verifica la formula:

ella es linda SE no estaba (tan) linda (mientras Gertrudis estaba viva) (es X SE Neg-esta X)

Una lectura rapida del fragmento, sobre todo del encadenamiento marcado en negrita, podria conducir a una interpretacion inaceptable: * es linda SE esta linda. Pero no es eso lo que dice el fragmento: lo que hace este fragmento es manifestar el BS que proponemos en la formula es X SE Neg-esta X.

En efecto, aqui se afirma "Ella es linda (esencialmente) pero (antes, cuando vivia Gertrudis) no estaba linda" --o es X SE Neg-esta X-; y luego se agrega: "Ella no estaba linda antes pero ahora si que esta linda" -o Neg-esta en T-1 SE esta linda en T0--. Por ello, el primer segmento puede ser leido como "aunque es linda, concedo que mientras Gertrudis vivia no estaba demasiado linda" y el segundo como "antes no estaba linda pero ahora esta linda". El primer segmento, entonces, patentiza la existencia de ese encadenamiento transgresivo--representante del BS del que hablamos--es linda SE Neg-esta linda, bloque que es estructural, porque representa un BS unico al rechazar la existencia de un [BS.sub.2] * es linda PLT Neg-esta linda.

Por el contrario, la AE es contextual cuando es la situacion de discurso la que la vincula con la entidad; es decir que para aceptar la conversa de la contextual, debo cambiar la situacion. Tal el caso de (20) y (21). En (20), se necesita una empleada agraciada, por ejemplo, para cumplir la tarea de recepcionista, la persona que yo puedo tomar como primera imagen que se tiene de la empresa. En (21), en cambio, se trata de un trabajo en el que necesito una mujer que no sea linda, por ejemplo, una actriz que debe hacer el papel de un personaje no lindo.

(20) Ana es linda por lo tanto le dare el trabajo.

(21) Ana es linda por lo tanto no le dare el trabajo.

Asi, (20) aparece representado en (22) donde la AE desplegada se puede corresponder con Ana no es bonita SE le dare el trabajo. (De hecho, la aclaracion entre parentesis de que es poco probable que una secretaria tenga mala presencia y mala letra hace referencia al estereotipo de las secretarias atractivas y prolijas).

(22) Otro ejemplo lo vemos en el uso del telefono. Cuando usted habla por telefono solo dispone de la voz; faltan los gestos. Por ejemplo, aunque una secretaria sea muy bonita y despliegue gracia al andar, escriba con buena letra y sea muy servicial, si su voz suena desagradable cuando usa el telefono, puede parecer una mujer de aspecto horrible. O al reves, transmitir la imagen de una mujer muy bonita gracias a una voz maravillosa, aunque tenga mala presencia y mala letra (esto ultimo es poco probable) (Ruiz Orbegoso, M. 2003. Sugerencias para aprender a exponer en publico. (en linea). Disponible en: http:// www.librosenred.com/libros/sugerenciasparaaprenderaexponerenpublico.html. Consulta: 26.03.2013).

Lo que plantea el locutor es: "Aunque sea bonita, si su voz suena desagradable, parece una mujer de aspecto horrible, en consecuencia, no le dare el trabajo", discurso en el que aparecen representados, a la vez, dos aspectos:

a. "Aunque sea bonita no le dare el trabajo": es linda SE Neg-le dare el trabajo

b. "Parece una mujer de aspecto horrible por lo tanto no le dare el trabajo": Ne-es linda PLT Neg-le dare el trabajo

Pero a continuacion sostiene: "Si tiene una voz maravillosa, es linda (para quien la escucha del otro lado del telefono) aunque tenga mala presencia y mala letra", discurso en el que se representan los dos aspectos restantes del mismo BS:

c. "Aunque tenga mala presencia le dare el trabajo": Neg-es linda SE le dare el trabajo

d. "Si da la imagen de una mujer muy bonita, le dare el trabajo": es linda PLT le dare el trabajo

De este modo, la coherencia del razonamiento que percibe el destinatario esta dada por la presentacion de los argumentos como pertenecientes al mismo bloque semantico, es decir, a la misma argumentacion.

(21), por su parte, aparece bien representado en (23), donde no se busca ya representar la imagen de la empresa (como podia pasar en (22)) sino evitar la mezcla del trabajo con "las tentaciones" o "la diversion".

(23) "Me gusta Mary porque es una profesional, una secretaria ejecutiva de verdad, en la que puedo confiar. Hay cuestiones que le abandono ciegamente. Y ademas--habia sonreido--me gusta porque es vieja, flaca y sin gracia. No quiero tentaciones cerca". Y habia vuelto a sonreir mas ampliamente y con picardia. "No soy partidario de mezclar los negocios con los 'asuntos'" e hizo un guino de inteligencia a Adrian, que si hubiera sabido idiomas habria entendido el juego de palabras. "No hay nada mas importante que una secretaria eficaz, es mas importante que el mejor de los jefes. Guardeme el secreto, pero para mi es mas valiosa Mary que Morales. No le diga nada porque es muy celoso y ademas tiene tendencia a las depresiones", y habia lanzado la carcajada. "Hagame caso, Larralde, no elija nunca una secretaria linda") (Andrade, J. 1993. Un solo dios verdadero. Madrid: Anaya).

En efecto, en (23) se presenta un bloque semantico distinto del anterior, porque el locutor afirma:

a. "Si la secretaria es linda, no le de el trabajo": es linda PLT Neg-le dare el trabajo

b. "Mary no es linda por lo tanto le di el trabajo": Neg-es linda PLT le dare el trabajo

Asi, el bloque que despliega (23) puede resumirse como Neg-es linda PLT le dare el trabajo mientras que (22), ya lo hemos visto, despliega Neg-es linda PLT Neg-le dare el trabajo. Y son estas dos argumentaciones diferentes--que, obviamente, aparecen evidenciadas en discursos distintos y que representan un [BS.sub.1] y un [BS.sub.2]--las que determinan que hablemos aqui de AE contextuales.

En definitiva, la AE es estructural cuando los dos miembros del encadenamiento solo pueden componer un bloque (el segundo bloque no resulta razonable), en tanto que es contextual cuando esos miembros pueden componer, aceptablemente, dos bloques.

3.1. La AE de estar y la evidencia

Hemos afirmado en otro lugar (Ramirez Gelbes, 2010) que una AE estructural a la izquierda de estar (es decir, una en la que estar + adjetivo es el termino) es:

AE de estar: se ve X PLT esta X

Neg-se ve X SE esta X

como muestra la implausibilidad de:

AE de estar:

* Neg-se ve X PLT esta X

* se ve X SE esta X

Este analisis nos permite releer a Bello (1945: 335), quien senala que la oposicion entre las construcciones con estar y las construcciones con ser en los mismos contextos se relaciona con el hecho de que, con ser, el sintagma denota "la impresion real o figurada que el agente hace en el objeto", como se ve en (24), donde no resulta necesaria la intervencion de la experiencia directa.

(24) La nieve es fria.

Ese mismo sintagma en un predicado de estar denota el estado que es la consecuencia de la impresion real o figurada que el agente hace en el objeto, como se constata en (25).

(25) El agua esta fria.

Dicho de otra manera, el sintagma adjetivo ocurre con estar cuando el hablante presenta su discurso como dependiente de la experiencia concreta. Y es lo que tambien afirma Gili y Gaya, que define el uso de estar como que el hablante plantea un juicio que depende de su propia experiencia previa: "Empleamos estar en los juicios que dependen inmediatamente de nuestra experiencia (...); para decir que Aquella nieve esta fria necesito tocarla ahora" (Gili y Gaya, 1948: 57 y 58). Desde nuestro punto de vista y dentro de la perspectiva de la TBS, el presupuesto (o segmento a la izquierda) de una de las AE estructurales de estar + adjetivo, en efecto, evidencia lo que Bello y Gili y Gaya expresan a su modo:

AE de estar:

se ve (se siente) PLT esta

* Neg-se ve (se siente) PLT esta

Como se observa en esta AE, es el propio discurso el que determina que la presuposicion consiste en haber tenido contacto directo con la situacion. Por eso, sostenemos, estar + adjetivo expresa una relacion con una evidencia directa, que es lo que podemos ver, o lo que podemos sentir, tal como queda claro en (26), donde el estar espesa de la preparacion surge de la experiencia de tener mas dificultad al removerla, de la textura y del color, es decir, de la evidencia sensorial directa. Y es ese el sentido propio del estar que hemos descripto como evidencial (10). O en (27), donde queda claro que el locutor se expresa despues de ver el departamento, hecho resaltado por la sorpresa de lo que ve y que se verbaliza por medio de caray. Esa vision, patentizada aqui por la interjeccion, le permite expresar esta lindo.

(26) En un mortero se hace un picado de ajos, con perejil y sal, vertiendolo en el recipiente. Al estar todo bien cocido se saca caldo, se cuela, y con el se hacen los formigons. Para ello se deja enfriar el caldo y entonces se va echando harina y removiendo. Al estar totalmente disuelta se pone al fuego y se deja cocer. Cuando esta espesa se retira (Vergara, A. 1981. Comer en el Pais Valencia. Madrid: Penthalon).

(27) Bajaron, entraron al edificio, subieron por el ascensor y pasaron al departamento de Patty.

--Caray, esta lindo --dijo Diego.

Era un departamento grande, alfombrado, con vista al mar (Bayly, J. 1996. Los ultimos dias de La Prensa. Barcelona: Seix Barral).

Mas aun, la argumentacion de que los predicados de estar + adjetivo presentan el discurso como proveniente de una experiencia directa podria fundamentar la distincion del sentido de bueno en es bueno y esta bueno en (28) y en (29). Asi, en (28), es bueno remite a una condicion homogenea que refiere a un caracter moral o funcional, una condicion que se presenta como fuera de limites tempoespaciales (y es por eso que, en (28), el locutor afirma que "el esta perdido eventualmente" a causa del vino, al modo de es bueno SE Neg-esta bueno en este momento a causa del vino). Por el contrario, en (29), esta bueno alude a la idea de ver, de constatar, de tener una prueba y, por eso, el locutor solo puede afirmarlo despues de que el sujeto en cuestion se ha dado vuelta, es decir, despues de que lo ha visto.

(28) JOSEFA.--!Ay Padre! (Suspirando compasivamente.). Si el es bueno, bruto pero bueno. El vino, el maldito vino es el que lo lleva a la perdicion (Gallego, C. 1990. Adelaida. Madrid: Marso-Velasco).

(29) ... entonces nos asomamos en realidad a la puerta a ver, como a las siete de la manana, porque habian llegado como a las cuatro de la manana, y estaba el, como decir, alli en donde esta la floristeria, estaba el parado asi con las manos en la espalda, yo me acuerdo clarito como si lo estuviera viendo. Entonces, le digo: chica, pero el no voltea. Para que voltee para yo ver si es buen mozo, si me interesa o no. En realidad no era feo, era un hombre muy buen mozo, muy igualito al hijo era. Entonces le digo yo: bueno, si, chica, esta bueno, pero ahi te lo dejo a ti (ORAL. CSHC-87. Entrevista 155. Venezuela).

Desde luego, esa constatacion que pide estar puede tambien surgir de alguna forma de referencia citativa o de razonamiento, como es el caso de (30), en el que el locutor combina sus percepciones ("Asuncion se ha modernizado, se han jerarquizado las plazas, se ha mejorado el transito, se han agilizado los tramites") con una especie de razonamiento que surge de la comparacion ("yo conozco otros paises"), y eso determina, entonces, una forma de evidencia un poco mas indirecta, pero evidencia aun asi.

(30) ... todos los barrios de Asuncion se han modernizado, se ha jerarquizado las plazas, se ha mejorado el transito, y en cuanto a los pagos de servicio, tambien, uno viene por anticipado, pide, incluso ya en la mesa, la boleta y de ahi ya tiene plazo de pagar un mes, si pasa, al otro mes tiene un pequeno recargo, pero es muy limite, o sea, que es muy variado. Si, si, es que lo callo bien, para mi que lo que falto fue un poquito de concienciacion a toda la ciudadania. Es cosa que es muy moderno, el costo tiene su limite, y para mi que es una modernizacion en cuanto a parquimetro. La gente no quiere pagar impuesto, hay que ser claro, el Paraguayo no quiere pagar impuesto, se enoja cuando va al aeropuerto, paga una tasa, se va a la terminal, paga otra tasa. Para mi que esta lindo, yo particularmente quiero, porque conozco otros paises y en otros paises no te perdonan nada, tanto Rio para cualquier movimiento se paga por fichas, el sistema de fichas, incluso para llamar por telefonos publicos de Rio. Yo llame a Asuncion con una fichita que me costo una minima suma, yo hable a Asuncion. Tambien aca en Paraguay se quiere estilar al proximo ano, y ya desde un telefono publico hacer llamada para otro pais (ORAL. Encuesta 27, Octavio Gomez Ocampos. Paraguay).

Es mas, la propia condicion de evidencial del predicado de estar se manifiesta tambien en las ocurrencias de X estar en aunque, en este caso, como una AE estructural a la derecha, segun muestra (31) por medio de un discurso que podriamos formalizar como estaba ahi SE no lo habiamos visto (esta en X SE Neg-se ve).

(31) Hasta que al fin las cosas se cansaron y decidieron imponemos su voluntad de vivir Recuerdo muy bien esa vez en que de pronto, a la mitad de una conversacion de sobremesa, nos callamos al mismo tiempo como si hubiera pasado un angel y descubrimos en medio de la mesa un vaso que jamas habiamos visto. Con esto no quiero decirte que aparecio de milagro, no: estaba alli desde la manana, y antes de eso estaba en la alacena y mucho antes en la tienda donde lo compramos. Pero nunca lo habiamos visto. "?Te fijaste?--me pregunto Estefania--. Parece un vaso" ?De donde habra venido?", le pregunte. ?Que querra de nosotros?", dijo ella (Del Paso, F. 1982. Palinuro deMexico. Madrid: Alfaguara).

En definitiva y dentro de la optica de la TBS, los discursos que le estan asociados a estar en por lo menos alguna de sus AE estructurales muestran que estar se vincula con la evidencialidad.

3.2. La AE de conocer y la evidencia

Para Remi-Giraud y Le Guenn (1986: 250), el verbo conna~tre representa una especie de saber que "toca las cosas", a la manera de un saber de experiencia. Matte Bon (1995:233 y ss.), por su parte, explica que "conocer algo es haber estado en contacto o haber tenido experiencia de ese algo sin que se haya convertido en una propiedad de quien lo conoce". Para nosotros, estas definiciones se ponen de manifiesto en una AE estructural de conocer.

AE de conocer: haber visto PLT conocer

* Neg-haber visto PLT conocer

De hecho, si afirmamos (32), estamos haciendo referencia a los datos efectivos que Juan presenta como muestra de su conocimiento, el conocimiento que tiene gracias a que, de un modo u otro, se ha enfrentado con la fuente de ese conocimiento, tiene una evidencia directa y la expresa concretamente. Y asi se ve en (33), donde se explicita esa fuente.

(32) Juan conoce la verdad.

(33) El fiscal le pregunto si sabia que en enero de 1992 Portland Iberia, del grupo Banesto, habia comprado un 101,7e de Isolux.

--Lo conozco porque me lo comenta el senor Romani--se escudo (Ernesto Ekaizer. 1996. Vendetta. Barcelona: Plaza y Janes).

En (33), el contraste entre el uso de saber por parte del fiscal y el uso de conocer por parte del interrogado pone en claro que este ultimo quiere marcar que el tiene una evidencia--indirecta, citativa o referida, lo que "le comenta el senor Romani"--y que esa es la fuente de su conocimiento, no otra. Dicho en otras palabras y para comprender el comentario (se escudo), sostenemos que el locutor muestra que la fuente de su conocimiento son las palabras de otro, no el hecho de haber estado involucrado en el hecho o de haber participado del hecho: se trata, en efecto, de una evidencia indirecta citativa. Puede verse asimismo (34), donde la evidencia indirecta citativa se hace patente por la presencia del discurso referido representado por el condicional simple de apelarian.

(34) Tambien se conocia que los chiricanos apelarian hasta las ultimas consecuencias legales, una suspension de 3 anos. (El Siglo, 09/05/1997: "La seleccion juvenil de baloncesto parte hoy a las 5 de la tarde con destino...").

Es mas, en (35), el locutor plantea que la actitud del mensajero le brinda indicios--o le muestra una huella, en terminos de Bermudez (2005)--de lo que ocurre, es decir la fuente de su conocimiento es esa actitud de silencio. Por lo que, nuevamente, nos encontramos con una evidencia indirecta inferida como fuente de conocer.

(35)--Tendras diez provincias si me dices que Antonio viene pisandote los talones. O si me indicas que acuda corriendo a mis estancias, porque fue directamente a abrazar a sus hijos, tanto ansiaba conocerlos. Pero callas. Por tu silencio conozco que no llega Antonio. Entonces ?que mensaje traes? ?Dice Antonio que aun ama a su reina? ?O solo quiere saber de sus dos principes? (Moix, T. 1993. No digas que fue un sueno. Barcelona: Planeta).

Pero no es necesario que conocer trate siempre de evidencias indirectas. En efecto, tambien encontramos casos que nos permiten hablar de una evidencia directa, como en (36), donde el locutor deja en claro que la fuente del conocimiento es definitivamente sensorial--los olores--.

(36) !Mi Lopico eres, que bien lo se, aunque no te veo! !En los olores te conozco, que tu eres mi Lope! (Miras, D. 1992. Las brujas de Barahona. Madrid: Espasa Calpe).

Sea como fuere, parece claro que en la base de los predicados de conocer hay siempre una evidencia que manifiesta la relacion con la fuente que es origen del conocimiento, y la TBS expresa esa evidencia por medio de la relacion entre un presupuesto relativo al contacto con la fuente del conocimiento (lo que representamos como "haber visto/olido/escuchado/...") y el conocimiento efectivo, algo que se formaliza en una AE.

3.3. La evidencialidad en otros predicados estativos

Si nuestra hipotesis es correcta, otros predicados estativos deberian responder a la misma condicion que hemos constatado en estar y en conocer. Y, en efecto, a otros predicados estativos se les asocian, en una AE, discursos que manifiestan alguna forma de evidencialidad.

Asi, para el caso de resulta que, puede verse (37), donde resulta que admite ser el aporte (o segmento a la derecha) de un encadenamiento argumentativo que presenta a la izquierda del conector un predicado evidencial, encadenamiento que puede concebirse como una de las AE estructurales de resulta que.

(37) De acuerdo con diversas pruebas de laboratorio, las mujeres suelen aventajar a los hombres en agudeza auditiva, y ademas la conservan plena durante mas anos que ellos. Es probable que nos encontremos ante una nueva jugarreta del entorno cultural. El mismo fenomeno parece agazapado en los dominios del arte culinario, que nos suministra otro ejemplo interesante. Hombres son, sin excepcion, los cocineros celebres, pero ahora resulta que la mujer tiene, por termino medio, un sentido del gusto mas fino (Penella, M. 1995. Tu hijo: genio en potencia. Las claves fundamentales para su educacion. Madrid: Espasa Calpe).

De hecho, el enunciado de (37) puede formalizarse como las evidencias cientificas (pruebas de laboratorio) muestran p PLT resulta, y el segmento a la izquierda puede generalizarse como un predicado evidencial del tipo se ve/constata que p. Mas aun, siempre parece requerirse una constatacion previa (sea esta una evidencia directa o una evidencia indirecta) para que se admita el enunciado de resulta que.

Del mismo modo, para el caso de querer, puede decirse que una de sus AE a la izquierda se concreta con predicados que acreditan el reconocimiento de la carencia o la necesidad como, por ejemplo, el que muestra (38).

(38) Tengo hambre, quiero comer. Tengo un sandwich en mi bolsillo (Ocampo, S. 1988. Cornelia frente al espejo. Barcelona: Tusquets).

En efecto, en (38), querer es el aporte o segmento a la derecha de un argumento en el que la necesidad funciona como presupuesto, al modo de tiene necesidad de X PLT quiere X, un caso de evidencia directa endoforica en los terminos de Bermudez (ver mas arriba en [seccion] La evidencialidad). O incluso lo que se propone en (39), cuyo presupuesto--o segmento a la izquierda--es un discurso que evoca lo que Bermudez llama evidencia directa sensorial (en este caso, un predicado de ver).

(39) Llevo leyendo blogs desde hara unos ocho meses, y con la idea de hacer uno propio (ya sabeis, culo veo culo quiero) desde hace como mes y medio, mes y medio en el que, en ratos libres, he ido pensando y probando mil disenos para mi blog (Efimero. 02206003. Espana. Pagina web 2002) (11).

Concretamente, la frase cristalizada que destacamos en (39) no es mas que la muestra palmaria de la asociacion entre un discurso evidencial (que expresa la fuente del conocimiento) y el predicado de querer.

En definitiva, la existencia de una expresion evidencial como formante de una de las AE de estos predicados estativos manifiesta su conexion con la evidencialidad. Pero no solo eso. Al mismo tiempo, y en conjuncion con otras condiciones, los agrupa en una subcategoria dentro de los estativos, categoria que venimos denominando estativos delimitados.

Como hemos mostrado en otros lugares segun su comportamiento en vistas de la externalizacion (Ramirez Gelbes, 2008a), de los falsos infinitivos y los falsos participios (Ramirez Gelbes, 2008b), de la correferencia (Ramirez Gelbes, 2008c), de los gerundios (Ramirez Gelbes, 2008d) o de los modificadores de alto grado (Ramirez Gelbes, 2011), por ejemplo, los predicados desarrollados por estar + adjetivo, por estar en, por conocer, por resulta que y por querer se distinguen de otros (como ser, haber, saber, parece que o gustar) que hemos llamado puros y manifiestan, a su vez, comportamientos similares dentro de su grupo. Y es por ese motivo que, sostenemos, la presencia de un contenido evidencia] en una de las AE estructurales de un predicado estativo es una prueba que orienta a su inclusion dentro del grupo de los estativos delimitados.

4. A MANERA DE CONCLUSION

En este trabajo hemos intentado demostrar la relacion entre algunos estativos--especificamente, estar + adjetivo, estar en, conocer, resulta que y querer--y la evidencialidad. A la luz de los supuestos de la Teoria de los Bloques Semanticos, hemos observado que al menos una de las argumentaciones externas estructurales de estos estativos--a los que, por otra parte, venimos llamando estativos delimitados--contiene, de uno de los lados del conector, la expresion estativa y, del otro, una expresion evidencial. La presencia de esa expresion evidencial se une a otras condiciones que exhiben esos mismos estativos y nos permite considerarla una prueba mas para reconocer miembros de ese grupo, esto es, de estativos que pertenecen a la subclase de los delimitados. Queda, para la investigacion futura, la tarea de identificar otros predicados estativos que pertenezcan a esta misma subclase.

Recibido: 06.09.2012. Aceptado: 05.01.2013.

REFERENCIAS

Aikhenvald, A. Y. (2004). Evidentiality. Oxford: Oxford University Press.

Alonso, A. y P. Henriquez Urena. (1946). Gramatica castellana. Buenos Aires, Losada.

Anscombre, J.C. y O. Ducrot. (1983). L'argumentation dans la langue. Bruxelles: Pierre Mardaga.

Anscombre, J.C. y O. Ducrot. (1994). La argumentacion en la lengua. Madrid: Gredos.

Bach, E. (1986). The algebra of events. Linguistics and Philosophy, 9, 5-16.

Bello, A. (1945) [1847]. Gramatica de la lengua castellana destinada al uso de los americanos. Buenos Aires: Sopena.

Bermudez, E (2005). Evidencialidad. La codificacion del punto de vista. Tesis Doctoral, Universidad de Estocolmo.

Bruxelles, S., O. Ducrot y P.Y. Raccah. (1993). Argumentation et champs topiques lexicaux. Cahiers de Praxematique, 21, 88-104.

Carel, Marion (1992). Vers une formalisation de la theorie de l'argumentation dans la langue. Tesis Doctoral, Paris: EHESS.

Chafe, W.L. y J. Nichols (eds.). (1986). Evidentiality: The linguistic encoding of epistemology. Norwood, NJ: Ablex.

Comrie, B. (1976). Aspect. An introduction to the study of verbal aspect and related problems. Cambridge: CUE

Dowty, D. (1979). Word meaning and Montague grammar. The semantics of verbs and times in Generative Semantics and in Montague's PTQ. Dordrecht: Reidel.

Egg, M. (1995). The intergressive asa new category of verbal Aktionsart. Journal of Semantics, 12, 311-356.

Falk, J. (1979). Vision de norma general vs. vision de norma individual. Ensayo de explicacion de la oposicion ser/estar en union con adjetivos que denotan belleza y corpulencia. Studia Neophilologica, vol. LI, 2, 273-293.

Filip, H. (2005). On accumulating and having it all. En Verkuyl, H., H. de Swart y A. van Hout (eds.), Perspectives on Aspect (pp. 125-148). Dordrecht: Springer.

Gili y Gaya, S. (1948). Curso superior de sintaxis espanola. Barcelona: Spes.

Gonzalez, P. (2003). Aspects on aspect. Theory and application of grammatical aspect in Spanish. Utrecht: LOT.

Guentcheva, Zlatka (Ed.). (1996). L'Enonciation mediatisee. Bibliotheque de rinformation grammaticale. Louvain: Editions Peeters.

Hinrichs, E. (1986). A compositional semantics for Aktionsarten and NP-reference in English. Tesis Doctoral, Ohio State University, Columbus.

Lopez Ferrero, C. (2005) Funciones retoricas en la comunicacion academica: formas lexicas de modalidad y evidencialidad. Signo y Sena, 23, 115-139.

Lyons, J. (1997). Semantica linguistica. Barcelona: Paidos.

Marin, R. (2000). El componente aspectual de la predicacion. Tesis Doctoral, Universidad Autonoma de Barcelona.

Matte Bon, F. (1995). Gramatica comunicativa del espanol (nueva edicion revisada). Madrid: Edelsa.

Miguel Aparicio, E. (1999). El aspecto lexico. En Bosque, I. y V. Demonte (eds), Gramatica descriptiva de la lengua espanola (pp. 2977-3060). Madrid: Espasa Calpe.

Morimoto, Y. (1998). Elaspecto lexico: delimitacion. Madrid: Arco/Libros.

Mourelatos, A. (1978). Events, processes, and states. Linguistics and Philosophy, 2, 415-434.

Porroche Ballesteros, M. (1988). Ser, estar y verbos de cambio. Madrid: Arco/Libros.

Ragucci, R. (1956). El babla de mi tierra. Buenos Aires: Editorial Don Bosco.

Ramirez Gelbes, S. (2004). Ser y estar y la aspectualidad lexica: un caso de restriccion procedimental. Tesis de maestria inedita. Madrid: UNED.

Ramirez Gelbes, S. (2008a). La Teoria de los Bloques Semanticos y la aspectualidad: los 'externalizados'. Analecta Malacitana, 25, pp. 81-105. Disponible en http://www.anmal.uma.es/numero25/Gelbes.pd.

Ramirez Gelbes, S. (2008b). Los participios estativos que se usan como sustantivos: de como un estado puede ser un resultado. Ponencia presentada en el XV Congreso internacional de la Asociacion de Linguistica y Filologia de America Latina, Universidad de la Republica: Montevideo, Uruguay.

Ramirez Gelbes, S. (2008c). Correferencia y aspectualidad. La correferencia inclusiva y los verbos telicos. Zeitschrift fur romanische Philologie, 124, 514-530.

Ramirez Gelbes, S. (2008d). Gerundios y aspectualidad: acerca de los estativos. Romanische Forschungen, 120, 2, 143-165.

Ramirez Gelbes, S. (2010). Semantica argumentativa y aspectualidad: estativos puros y estativos delimitados. El caso de los predicados de ser/estar y saber/ conocer. Tesis Doctoral, Universidad de Buenos Aires.

Ramirez Gelbes, S. (2011). Aspectualidad, modificadores de alto grado y la Teoria de los Bloques Semanticos: un analisis de hasta y como aplicados a estativos. ALH, XXVI, 65-88.

Remi-Giraud, S. y M. Le Guern (dirs.) (1986). Sur le verbe. Lyon: Presses Universitaires de Lyon.

Reyes, G. (1994). Los procedimientos de cita: Citas encubiertas y ecos. Madrid: Arco/ Libros.

Saussure, F. de (1955). Curso de linguistica general. Buenos Aires: Losada.

Tenny, C. (1989). The aspectual interface hypothesis. NELS, 18, 1-27.

Vendler, Z. (1967). Verbs and times. En Z. Vendler, Linguistics inpbilosophy (pp. 97-121). Ithaca: Cornell University Press.

Verkuyl, H. (1993). A theory of aspectuality. The Interaction between temporal and atemporal structure. Cambridge: CUP.

Willet, T. (1988). A cross-linguistic survey of the grammaticalization of evidentiality. Studies in Language, 12, 51-97.

SILVIA RAMIREZ GELBES

Universidad de San Andres. Buenos Aires, Argentina.

Universidad de Buenos Aires. Buenos Aires, Argentina.

sgelbes@udesa.edu.ar

(1) A los fines de la interpretacion apropiada de nuestro planteo, debemos dejar en claro que la aspectualidad es un fenomeno que ha recibido distintos nombres en la literatura linguistica: Aktionsart (Comrie 1976, Hinrichs 1986; entre otros), aspecto lexico (Morimoto, 1998; Miguel Aparicio, 1999, entre otros) y tambien aspecto predicativo (Gonzalez, 2003). En este trabajo seleccionamos el termino aspectualidad (usado tambien por Verkuyl, 1993) para referimos a la condicion concebida como modo de accion o como tipo de situacion a la que hace referencia el predicado.

(2) Ofrecemos aqui ejemplos con ser y estar--que son dos de los casos considerados en este trabajo--, pero advertimos que Anscombre y Ducrot no se ocuparon del contraste entre estos predicados.

(3) Aunque Anscombre y Ducrot no lo consideraron, en absoluto, desde la perspectiva de la argumentacion, esta de permanente y transitorio es la explicacion propuesta por autores como Bello (1945), Ragucci (1956) o Porroche Ballesteros (1988), entre otros.

(4) Buscando una analogia entre los ejemplos de (5) y (6) y esta propuesta, creemos que, aunque de ningun modo lo plantearon desde la argumentacion, esta explicacion de cualidad frente a estado aparece representada en Alonso y Henriquez Urena (1946).

(5) Esta concepcion es la propia de Falk (1979), quien no vio el fenomeno desde el punto de vista de la argumentacion sino desde un punto de vista exclusivamente pragmatico.

(6) Cf. Ramirez Gelbes (2004).

(7) Debe observarse que el sentido de las expresiones, para la TBS, no se reduce a los discursos en los que esas expresiones se insertan y que la teoria denomina argumentaciones externas (AE). Existe un segundo tipo de discursos que contribuyen al sentido de la expresion: las llamadas argumentaciones internas (AI). Si no nos ocupamos de las AI en este trabajo es simplemente porque aqui relacionamos el contenido evidencial con las AE, pero propondremos una brevisima descripcion de este tipo de argumentaciones. Las AI son encadenamientos que parafrasean la expresion sin contenerla y actuan como definiciones (al modo de las definiciones de diccionario) de la expresion dentro del marco de esta teoria. Asi, la AI deflaca podria pensarse como volumen esperable SE magro, desde el momento en que este encadenamiento puede funcionar como una definicion (o expresion parafrastica) del termino.

(8) Este fenomeno pone en evidencia que el tipo de relacion que se establece, una relacion de tipo discursivo, no remite a los razonamientos propios de la logica clasica porque, si lo hicieran, estariamos hablando de contradicciones. Como se recordara, en la logica clasica, el valor de los segmentos es independiente de las relaciones que se establecen entre ellos. En suma, la TBS sostiene que la logica discursiva tiene condiciones diferentes de las propias de la logica filosofica.

(9) Cada una de estas posibilidades es llamada aspecto.

(10) Desde luego, las mismas observaciones podrian hacerse en relacion con estar cocido y estar disuelta que aparecen en el mismo ejemplo (26).

(11) Lo sabemos, tambien es posible postular veo PLT, lo que muestra que este caso no constituye una AE estructural sino contextual. Con todo, la existencia en la lengua de discursos cristalizados que establecen una relacion normativa entre el ver y el querer parece patentizar esta relacion de los predicados de querer con la evidencialidad.
COPYRIGHT 2013 Universidad de Concepcion- RLA
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2013 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

 
Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Ramirez Gelbes, Silvia
Publication:RLA: revista de linguistica teorica y aplicada
Date:Jan 1, 2013
Words:10126
Previous Article:Propuesta de definicion lexicografica para verbos y adjetivos del espanol.
Next Article:En torno al tratamiento lexicografico de la fraseologia humoristica.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2018 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters