Printer Friendly

Los olvidos del derecho a la ciudad.

Navas Perrone, Maria Gabriela y Makhlouf de la Garza, Muna (Coords.). 2018. Apropiaciones de la ciudad. Genero y produccion urbana: la reivindicacion del derecho a la ciudad como practica espacial. Barcelona: Pollen Editorial

El "derecho a la ciudad", termino acunado por Henri Lefebvre en 1968 pocos meses antes del mayo frances, parece estar viviendo una nueva primavera. No es exagerado decir que su uso se ha vuelto casi cotidiano en medios de comunicacion y debates politicos y academicos. Asi, desde hace un tiempo es frecuente encontrar, incluso, alusiones reiteradas a este concepto entre aquellos y aquellas antiguas activistas que hoy se encuadran en los conocidos como "nuevos municipalismos" (Mansilla, 2017). En lo que respecta al Estado espanol, debido a las caracteristicas propias de su marco competencial y de accion administrativa, el derecho a la ciudad tiene su principal campo de aplicacion y batalla politica entre los movimientos sociales urbanos (MSU) (Castells, 1997), asi como en ayuntamientos y corporaciones locales. Los ejemplos de su instrumentalizacion en ciudades como Barcelona y Madrid son elocuentes en este sentido. Asi, en el Manifiesto de apoyo a Barcelona en comu, publicado en visperas de las elecciones municipales de 2015, el derecho a la ciudad venia explicitamente recogido cuando se mencionaba que las ciudades se habian convertido en "un escaparate al servicio de las politicas neoliberales que dificultan la vida y la convivencia en la ciudad. [Poniendo] en riesgo el derecho a la ciudad de los vecinos y vecinas" (1). Esta alusion directa no fue tan expresa en el programa de Ahora Madrid (2), la candidatura municipalista que actualmente gobierna la capital de Espana. Sin embargo, esta si recogia algunos elementos vinculados a la concepcion catalana del termino. Expresiones como "vecinos y vecinas", "ciudad al servicio de los intereses de unos pocos" o "convivencia" aparecian recogidos aqui y alla en las propuestas madrilenas. Algo comun tambien a ambas candidaturas fue el hecho de dejar de lado en sus documentos expresiones que, tradicionalmente, se habian venido usando desde la izquierda para calificar las practicas de gobernanza municipal de las ultimas decadas. Asi, terminos como "capitalismo", "neoliberal/neoliberalismo" (con la excepcion arriba senalada) o "clases sociales" fueron aparcadas en aras de una aproximacion pragmatica centrada en los problemas directos de una ciudadania (3) siempre presente.

En relacion a esto, ultimamente estan apareciendo desde la antropologia, articulos y libros que abordan la cuestion desde una perspectiva amplia y no exclusivista que incorpora, ademas, las miradas de ciencias como la sociologia o la geografia humana e, incluso, el urbanismo y la arquitectura. Respecto a esto, la obra compilatoria Apropiaciones de la ciudad. Genero y produccion urbana. La reivindicacion del derecho a la ciudad como practica espacial viene a poner sobre la mesa dos cuestiones fundamentales: por un lado, el marcado caracter anticapitalista del concepto original lefebvriano, algo que tanto los relatos mediaticos como las visiones mas institucionales parecen olvidar, y, por otro, la patente desigualdad que viven las ciudades, no solamente en relacion a cuestiones vinculadas con la clase social, sino tambien a variables como el genero, las expresiones no heteronormativas de sexualidad o los grupos sociales racializados; elementos estos que desenmascararian la concepcion tradicional del derecho a la ciudad como fenomeno aplicable a un supuesto ciudadano modelo, individuo neutro e indiferenciado. Pero vayamos por partes.

Ya en el prologo escrito por Danielle Provansal se cuestionan elementos clave del pensamiento urbano actual que han sido aceptados de forma acritica por gran parte de la academia (4). Definiciones como la de "espacio publico", esto es, aquel espacio de y para la ciudadania, lugar de encuentro y metafora democratica, pero tambien de reconocimiento social y de poder, que, entre otras cuestiones, ocultaria ciertas dicotomias que le acompanan indefectiblemente, como la division entre espacio publico y espacio privado. Para Provansal, aceptar esta segmentacion supone naturalizar la actual jerarquia existente en las relaciones entre generos, manteniendo el primero como ambito por excelencia del hombre y situando a la mujer como reina del segundo.

A denunciar la apropiacion institucional del derecho a la ciudad dedica Maria Gabriela Navas su capitulo introductorio. Para esta arquitecta y antropologa, el recorte al que se ha sometido a este derecho oculta la actual "economia politica del urbanismo neoliberal" (Navas, 2018: 28) y trastoca completamente la vision original de Lefebvre del derecho a la ciudad como "derecho a la vida urbana" (Lefebvre, 1978: 138)5, esto es, a la prevalencia del valor de uso sobre el valor de cambio. Esta consideracion parece legitimar, ademas, aquello que Laurence Coste denomino como la insalvable "gestion despolitizada y tecnocratica" (2012: 12) de la ciudad, de forma que afianzaria el discurso del fin de la Historia (Fukuyama, 1992) y el 'there is no alternative' thatcheriano.

Por su parte, Maria Rodo-de-Zarate realiza, desde una perspectiva interseccional, una aproximacion teorica feminista a este derecho. Mediante la presentacion de un estudio comparativo entre las ciudades de Manresa (Barcelona-Espana) y Ponta Grossa (Parana-Brasil), la geografa catalana senala que la conceptualizacion tradicional del derecho a la ciudad parece olvidar aspectos clave como el espacio privado--por ser aquel donde se manifiestan de forma mas evidente las relaciones patriarcales de poder--; el derecho sobre el propio cuerpo sexualizado--a veces excluyente en determinadas practicas de participacion--; y elementos emocionales como el "estar bien" en los espacios urbanos abiertos, el cual propone analizar mediante una metodologia innovadora, los Mapas de Relieve de la Experiencia.

Los siguientes dos capitulos se circunscriben a la realidad ecuatoriana. En el primero de ellos, los miembros del Colectivo de Geografia Critica del Ecuador hacen hincapie en la responsabilidad institucional de la Republica del Ecuador en la violencia ejercida sobre las mujeres. Y para ello senalan la inexistencia de fuentes de informacion veraz y asequible que permitan realizar un seguimiento y, por tanto, aplicar politicas que garanticen la seguridad y el ejercicio del derecho a la ciudad por parte de las mujeres ecuatorianas. Tras un periodo de reflexion y articulacion con otras organizaciones de la sociedad civil del pais, el propio Colectivo emprendio la tarea de elaborar una cartografia que permitiera mostrar aquello que han denominado la "Geografia del Feminicidio en Latino America" (Zaragozin et al, 2018: 90). Entre los apuntes teoricos planteados destaca el uso de una terminologia considerada mas adecuada para subrayar la mencionada desatencion y corresponsabilidad por parte del Estado en la violencia ejercida sobre las mujeres (6). El segundo de los capitulos con protagonismo ecuatoriano pone su foco sobre la realidad cotidiana que padece parte de las vendedoras callejeras de la ciudad de Quito. Tras una serie de politicas de caracter neoliberal implementadas en el pais durante la decada de los 80' y los 90', el tan recordado Consenso de Washington (Siglita, 2003), gran cantidad de mujeres se vieron empujadas a buscar el sustento familiar como comerciantes informales en las calles y plazas de las principales ciudades del Ecuador. Sin embargo, en el caso de Quito, la determinacion del Gobierno local por hacer que la ciudad pasara a ser considerada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO conllevo, ademas, una serie de medidas punitivas e higienistas que acabaron, finalmente, por desplazar la informalidad que representaban estas mujeres mas alla del centro historico. Este autentico UNESCOCIDIO (D'Erasmo, 2014) vivido por las vendedoras, las lleva a ocupar nuevos emplazamientos y a desarrollar novedosas formas de reciprocidad y ayuda mutua, ejemplo de las cuales representa la constitucion de su propia agrupacion de comerciantes, la Asociacion Matha Bucaram, vehiculo democratico y representativo que las empodera y las hace conscientes de su propia realidad frente a instituciones y otros colectivos.

A como las jerarquias en el uso del espacio comienzan a una edad muy temprana, y en lugares considerados inocuos, como los patios de las escuelas, dedica el equipo de la Asociacion Equal Saree su capitulo llamado Espacios de juego y desigualdades de genero en la infancia. A traves de una metodologia de Accion Investigacion Participativa, y un proyecto llevado a cabo en el colegio Joan Solans del municipio de Granollers (Barcelona), las autoras reflexionan sobre como la disposicion fisica de los diferentes elementos que conforman el espacio del recreo de esta escuela conllevan profundas implicaciones de genero. Asi, las autoras denuncian hechos como que las principales y mayores areas del patio se encuentren dedicadas a deportes competitivos, agresivos y activos, tipicos de los ninos, mientras que las ninas han de buscar ciertas areas de caracter intersticial para poder desarrollar sus propias modalidades de juego, mas tranquilas, con el agravante de que esto no se considera un efecto del propio diseno del espacio, sino como algo "natural" y "consustancial" a la propia realidad de ambos grupos. El trabajo realizado por Equal Saree muestra, ademas, la potencialidad que este tipo de investigaciones tiene a la hora de implementar medi das reguladoras y preventivas en aras de una mejor y mas eficaz politica de igualdad desde la escuela.

El capitulo escrito por la antropologa Helena Fabre tambien incide en la realidad de la diferenciacion de genero y el uso del espacio desde edades muy tempranas. Tomando como punto de partida una investigacion previa dedicada a la desaparicion de la fiesta de las hogueras de Sant Joan de la ciudad de Barcelona (Contijoch y Fabre, 2016), la investigadora barcelonesa subraya como esta cultura infantil, hoy desaparecida, era sobre todo masculina, delimitando el papel de las ninas a tareas de caracter secundario. La calle, por tanto, no es--ni era--ese espacio publico y neutral que nos senalan constantemente, sino uno desigual y subordinado para una parte muy importante de la poblacion infantil, la femenina. De esta forma, en los dias del #metoo y las huelgas feministas, Helena Fabre nos convida a recuperar cierta memoria de exclusion como elemento referencial de una lucha, la de la ocupacion del espacio y, por tanto, del derecho a la ciudad para las mujeres, que todavia mantiene plena vigencia.

El ultimo de los capitulos esta dedicado a las nuevas formas de reivindicacion del espacio publico de parte del feminismo vasco. Tras un breve recorrido por la historia de dicho movimiento, la autora, Maribel Egizabal, centra su analisis en una serie de acciones llevadas a cabo por dos colectivos feministas especificos. El primero de ellos, con sede en el municipio vizcaino de Portugalete, perseguia convertir un "espacio de temor" (Egizabal, 2018: 232) de la localidad, esto es, un area de escasa visibilidad e iluminacion a determinadas horas del dia, en otro plenamente accesible para las mujeres a traves de medidas de recuperacion del barrio, evitando aquellas de caracter securitario. En este sentido, la apuesta fue rescatar para la poblacion aquel 'ballet de las aceras' (2011: 78) del que nos hablara Jane Jacobs. En el segundo de ellos, la autora destaca las acciones desarrolladas por la Asamblea del Movimiento Feminista de Pamplona, la cual, mediante una serie de representaciones de alta carga performativa, pretendio realizar una impugnacion colectiva a una situacion que el colectivo consideraba generalizada: la sensacion de inseguridad, asi como las frecuentes agresiones sufridas por las mujeres durante la celebracion de las fiestas, sobre todo en horario nocturno7.

Para finalizar, este libro forma parte de la ultima linea de obras relacionadas con la antropologia puesta en marcha por Pol*len Edicions y que se centran, principalmente, en cuestiones urbanas. Pese a algunas fallas de edicion y correccion, el libro se presenta como una oportunidad magnifica para recuperar un concepto, el derecho a la ciudad, aunque sin desnaturalizar su concepcion original e incorporando una vision mas amplia del mismo, teniendo en cuenta, sobre todo, que si no es un derecho para todos y todas, el derecho a la ciudad no dejara de ser exclusivo para una parte de la poblacion y, por tanto, excluyente para el resto.

Jose A. Mansilla Lopez

Departamento de Ciencias Sociales y Comunicacion.

Escuela Universitaria de Turismo Ostelea-Universitat de Lleida

Observatori d'Antropologia del Conflicte Urba (OACU)

joseamansilla@hotmail.com

Bibliografia

Borja, Jordi (2011). "Espacio publico y derecho a la ciudad", en VVAA, El derecho a la ciudad. Barcelona: Institut de Drets Humans de Catalunya, 139-164.

Castells, Manuel (1997). Movimientos sociales urbanos. Madrid: Ed. Siglo XXI.

Costes, Laurence (2012). "Del 'derecho a la ciudad' de Henri Lefebvre a la universidad de la urbanizacion moderna". Urban, sept.-feb.: 1-12.

Contijoch, Marta; Fabre, Helena (2017). La ciutat de les fogueres. Els focs de Sant Joan i la cultura popular infantil de carrer a Barcelona. Barcelona: Pol len Edicions.

Delgado, Manuel (2016). Ciudadanismo. Una reforma etica y estetica del capitalismo. Madrid: Ed. Catarata.

D'Eramo, Marco (2014). "Unescocidio". New Left Review, 88: 52-59.

Egizabal, Maribel (2018). "Nuevas formas de reivindicacion del derecho al espacio publico desde el movimiento feminista. Haciendo frente a los lugares de temor", en M.G. Navas Perrone, y M. Makhlouf (coords.). Apropiaciones de la ciudad. Genero y produccion urbana: la reivindicacion del derecho a la ciudad como practica espacial. Barcelona: Pol-len Edicions, 217-252.

Fukuyama, Francis (1992). Elfin de la Historia y el ultimo hombre. Barcelona: Planeta.

Jacobs, Jane (2011). Muerte y vida de las grandes ciudades. Madrid: Capitan Swing.

Lagarde, Marcela (2006). "Del femicidio al feminicidio". Desde el Jardin de Freud, 6: 216255.

Lefebvre, Henri (1978). El derecho a la ciudad. Barcelona: Peninsula.

Mansilla, Jose A. (2017). "Los nuevos municipalismos y el fin de la Historia". Quaderns-e, 22(1): 1-4.

Navas Perrone, Maria Gabriela (2018). "La vida urbana como derecho a la ciudad", en M.G. Navas Perrone y M. Makhlouf (coords.). Apropiaciones de la ciudad. Genero y produccion urbana: la reivindicacion del derecho a la ciudad como practica espacial. Barcelona: Pollen Edicions, 25-44.

Stiglitz, Josepth (2013). Los felices 90: la semilla de la destruccion. Barcelona: Taurus.

Zaragozin, Sofia (2016). "Interseccionalidad constituida en el Espacio". Escuela de Estudios de Genero, Boletin Anual, 5: 40-48.

http://dx.doi.org/10.5209/RASO.63772

(1) Las cursivas son mias. Para mas informacion sobre el 'Manifiesto' ver: https://barcelonaencomu.cat/es/manifiesto-de-apoyo. Sobre el programa electoral de Barcelona en comun (BeC) ver: https://barcelonaencomu. cat/sites/default/files/programaencomun_cast.pdf. Es justo senalar que el programa de BeC si recoge en una ocasion el termino <clases sociales> al referirse a los embarazos adolescentes (pag. 41).

(2) Para mas informacion ver: https://ahoramadrid.org/ahora-madrid/programa/. El Manifiesto por Madrid, publicado por el Observatorio Metropolitano, documento que actuo como base teorica-programatica de una parte de lo que posteriormente fue Ahora Madrid, recoge en su ultima pagina "la gran oportunidad para reactualizar ese viejo 'derecho a la ciudad'" (2009: 70)

(3) El antropologo Manuel Delgado se refiere a esta forma de actuar como "ciudadanista" (Delgado, 2016).

(4) Referentes intelectuales de los "nuevos municipalismos", como Jordi Borja, vienen apostando desde hace tiempo por una vision del espacio publico completamente desconflictualizada, presentando este como "condicion y expresion de la ciudadania, de los derechos ciudadanos" (2011: 140).

(5) Para Pedro Jimenez-Pacheco, el derecho a la ciudad seria, mas bien, la propia lucha por el valor de uso en el espacio urbano. Comunicacion personal. Agradezco al Dr. Jimenez-Pacheco su aportacion al debate sobre este tema.

(6) Asi, se escoge el termino feminicidio, en lugar de femicidio, por resaltar el primero la omision del Estado (Lagarde, 2006)

(7) El desencadenante de ambas acciones, tanto la de Portugalete como la de Pamplona, fueron dos intentos de agresion a mujeres. Habria que destacar, sin embargo, que ambas acciones se produjeron antes del conocido como "Caso de la Manada", cuando una chica fue forzada y violada por un grupo de hombres el 7 de julio de 2016.
COPYRIGHT 2019 Universidad Complutense de Madrid
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2019 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:Apropiaciones de la ciudad. Genero y produccion urbana: la reivindicacion del derecho a la ciudad como practica espacial
Author:Mansilla Lopez, Jose A.
Publication:Revista de Antropologia Social
Article Type:Resena de libro
Date:Jan 1, 2019
Words:2810
Previous Article:Una vida en dos mundos: los pueblos indigenas de la Amazonia y la vigencia de la memoria.
Next Article:<>: encrucijadas de mujeres migrantes desde una mirada de genero y derechos humanos.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters