Printer Friendly

Los equipamientos y recursos materiales en los patios de recreo de los centros de primaria.

Introduccion.

Las dimensiones materiales y simbolicas de los espacios escolares son el resultado de decisiones referentes a la socializacion, la disciplina y el adiestramiento de las futuras generaciones que permitan garantizar el control mediante un adecuado diseno arquitectonico de los centros docentes. La construccion de los espacios privados no ha entablado a lo largo de la historia ningun tipo de dificultad: las aulas de los estudiantes, las oficinas administrativas, las salas para los profesores, etc. La razon de esto se justifica porque estan en funcion de las necesidades y las posibilidades espaciales disponibles. Sin embargo, no ha sido nunca asi con los espacios comunes, aquellos en los que las relaciones de poder se vuelven mas difusas como: los patios, bibliotecas, laboratorios. Estos ultimos necesitan de una interpretacion y una adaptacion a los entornos, al contexto educativo y a la propia filosofia educativa de cada centro.

Cada dia, nuestros escolares se enfrentan en sus centros docentes con unas largas jornadas en las que permanecen en sus aulas sentados en unas sillas y mesas que, en la mayoria de los casos, no se ajustan a sus caracteristicas antropometricas. Esto les produce deformaciones posturales y tensiones musculares, ademas de acumular tensiones de tipo psiquico. Frente a esta situacion nos encontramos con la necesidad de unos escolares que deberian desarrollar las actividades fisicas diarias por motivos de salud para compensar el sedentarismo actual. Considerando que el tiempo destinado para ello serian todas las tardes libres, la realidad es bien distinta; puesto que este periodo destinado basicamente a la practica de actividades deportivas debe ser compartido, en una sociedad cada vez mas tecnocrata y urbana, con las clases de ingles, informatica, o de recuperaciones lectivas, asi como con un numero que cada dia se va incrementando mas de horas de television o de siesta.

Esperar de la educacion algo mas que un banco en un aula es pensar en calidad de ensenanza y calidad de vida en el interior de la escuela. Esa calidad de vida es una nocion que invoca bienestar, seguridad, confort, salud e higiene, y que muchas veces ignorados. "Aun en escuelas con una construccion esplendida, los parametros de bienestar, seguridad e higiene, no son respetados en los patios. Esta omision oculta resignacion, porque es naturalmente ilogico gastar en espacios exteriores cuyo uso se reduce solo a unos escasos minutos de recreo. Esta falta de prevision en el diseno y equipamiento de patios de juegos deja al desnudo dificultades presupuestarias, y una nueva forma de entender la vida en la escuela y la escuela misma." (Pavia, 2003,18)

Los espacios que se emplean para realizar los recreos escolares durante las ultimas decadas suelen ser los patios interiores, explanadas diafanas de cemento o amplias zonas de tierra o albero en las que como mucho se han instalado algunas porterias de Futbol, de Balonmano o alguna canasta de Baloncesto. En la mayoria de las ocasiones suele tratarse de las propias instalaciones deportivas utilizadas para las clases de Educacion Fisica que, lamentablemente en algunas ocasiones, deben ser compartidas de manera simultanea por las clases de un determinado nivel educativo al tiempo que sirven de recreo para otro ciclo o nivel. Esto ultimo sin ningun tipo de separacion o delimitacion, con el consiguiente peligro que ello entrana para ambos tipos de usuarios.

El proceso de socializacion necesita desarrollar los comportamientos motrices vinculados con los aspectos sociales del entorno y es a traves de ese proceso como el alumnado logra integrarse en la sociedad; mediante una progresiva asimilacion de los comportamientos y costumbres de esa sociedad. Sin embargo, los patios de recreo de nuestros centros escolares suelen ser iguales ano tras ano, sin variar la estructura de su diseno en funcion de las caracteristicas de los escolares de cada curso, ni de su nivel educativo asi como olvidando que el contexto en el que se desarrolla el proceso educativo determina profundamente las conductas motrices adquiridas por los escolares, Esto ultimo ha sido tema de investigacion de numerosos autores como: Aguirre, M. del Castillo (1984); Larraz (1988) y Ruiz Perez (1988).

El patio de recreo es por excelencia, un espacio idoneo en el que los escolares pueden desarrollar sus relaciones afectivas. "En su seno los escolares disponen, dentro de unos limites, de libertad de juegos y movimientos (comportamiento motor). Por lo tanto, en el espacio del patio de recreo se proyectan y reproducen relaciones interpersonales entre los escolares, pero condicionadas en teoria por la intervencion docente." (Bonal, 1998, 26)

El patio de recreo escolar "... es una de las unidades territoriales que dejan huella en las actitudes del ser humano y esta incluido dentro del marco de la ordenacion urbana, encargada de identificar, delimitar dimensiones espaciales y sectores en los cuales el individuo pueda encontrar condiciones favorables." (Norcliffe, 1974, 312)

El patio de recreo debe ser un espacio en el que el alumnado pueda explorar, experimentar y practicar de manera libre con el fin de adquirir los conocimientos necesarios para construir su personalidad. Por ello, estos espacios deben ser lo mas diversos, variados y motivantes posible para ofrecer a los escolares la mayor cantidad de informaciones y vivencias que enriquezcan su personalidad. Estos espacios deben permitir cambiar y transformar sus estructuras modificando el entorno de sus actividades para poder adaptarlos a sus propias caracteristicas.

Basandonos en esta necesidad, cualquier patio de recreo debe permitir, cuanto menos, cuatro posibilidades que A. Larraz (1988,4) define como: "dar la posibilidad de jugar mediante un soporte material y relacional, dejar jugar en un entorno seguro, jugar con, posibilitando la coparticipacion, y hacer jugar interviniendo el adulto con nuevas propuestas." Estas cuatro situaciones de juego (jugar, dejar jugar, jugar con y hacer jugar), son vividas al mismo tiempo en el patio de recreo. En este sentido, A. Bengtsson (1970) recomienda establecer areas de juego diferentes dentro del mismo espacio del recreo con el objeto de permitir a cada alumno desarrollar las actividades que desee en funcion de las necesidades y motivaciones diferentes dentro de una misma clase y/o etapa coincidentes en un recreo. Para ello, este autor propone establecer en los recreos diferentes zonas o areas de juego y actividades:

* "Una zona de juego libre, regularmente moldeada para jugar a canicas, patinar, etc, mas una zona grande para juegos tranquilos.

* Una zona de juegos equipados con cuatro zonas diferenciadas y dotadas de material como balancines, o columpios.

* Una zona de juegos de pelota en todo tiempo, de forma mas o menos rectangular y rodeada por tabiques o vallas.

* Una o varias zonas grandes de juego a cubierto."

Por su parte, el Central Mortgage and Housing Corporation (1981,13) recomienda, debido a que las caracteristicas evolutivas del alumnado en cada etapa escolar son diferentes, que se cree una zona especifica de juegos distintos para cada una. Esto lo justifican las diferencias: necesidades de movimiento, intereses, capacidad de abstraccion y de imaginacion ... Es por esto, por lo que han de existir diversas zonas que den respuesta a los cuatro tipos de juegos o formas diferentes en que juegan los ninos y ninas. Segun esta institucion son: Juegos fisicos o actividades de movimiento, Juegos y actividades sociales, Juegos y actividades creativas y cognoscitivas, y Juegos tranquilos.

Con el fin de poder dar respuesta a cada uno de estos tipos de juegos para que pueden desarrollarse de manera simultanea durante el recreo, M. Lopez y E. Estape (2002) establecieron que el espacio para el recreo debe estructurarse en unas zonas que corresponderian con la realizacion de cada uno de los tipos de juegos antes mencionados. Esta clasificacion de zonas del recreo es la empleada para realizar nuestra investigacion.

* Zona tranquila.--En la que el alumnado suele jugar solo, independiente y tranquilo. Debe estar en un espacio tranquilo y apartado del recreo para que puedan reflexionar y estar tranquilos.En este espacio debe haber algun equipamiento para el descanso, como bancos, no solo para el alumnado, sino tambien para los adultos que los supervisen.

* Zona de explanada libre.--Es un espacio no provisto de ningun tipo de equipamiento destinado a la realizacion de actividades libres.

* Zona de juegos y actividades de movimiento.--En la que el alumnado desarrolla y ejercita actividades de movimiento fisico: juegos energeticos y dinamicos, violentos, bruscos, de choque, etc. El equipamiento disponible en esta zona debe estar bien distribuido para evitar choques y conflictos con otros elementos u otros ninos.

* Zona de juegos y actividades creativas.--Es el espacio en el que se pretende fomentar las ideas y ejercitar la imaginacion, ademas de potenciar y sugerir la curiosidad del alumnado mediante equipamientos y materiales que puedan manipular, transformar y utilizar: elementos naturales (arena, plastilina, arboles, madera, tierra, hierba, agua ...), tacos de madera, telas, gravas, etc. No obstante, este tipo de material no convencional se debe vigilar y recoger al finalizar el tiempo del recreo para asegurar su conservacion y prolongar su uso.

* Zona de juegos y actividades sociales.--Es el espacio destinado a favorecer las relaciones con los demas, donde el alumnado no va a actuar solo sino con los demas ninos, en grupo. Esto permitira desarrollar su sociabilidad y su uso del lenguaje, al tiempo que permite introducirles en el juego dramatico. Este tipo de espacio no necesita muchos elementos (pueden ser abstractos y sugerentes), ya que con estos juegos vamos a primar y favorecer la imaginacion del nino.

Al mismo tiempo, estos autores determinan que la zona de actividades de movimiento ha de estar lo mas alejada posible de la de juegos creativos, "puesto que son actividades en las que es necesario estar concentrado y protegido en cuanto a ruidos, imprevistos, choques o accidentes ... en cambio, la zona tranquila y la de actividades creativas pueden estar juntas". Esto ultimo no suele suceder habitualmente en la casi totalidad de los patios de la investigacion. Igualmente, aunque cada una de las zonas deberia estar bien definida y diferenciada de las restantes mediante setos, vallas o similar, tambien es conveniente que estuvieran relacionadas entre si para intentar buscar una interdependencia que permita al alumnado cambiarse de una a otra sin dificultad pero con plena seguridad segun sus propios intereses y motivaciones. Cada una de estas zonas debe estar acondicionada con los equipamientos necesarios para poder desarrollar los tipos de juegos y actividades previstas en ellas. Ademas de estas zonas, tambien se recomienda que exista un area de vigilancia y control del profesorado con total visibilidad de todo el espacio del recreo que les permita supervisar las posibles incidencias que se produzcan y les sirva de descanso.

Por ultimo, A. Larraz (1988,6) recomienda que las zonas de juegos posean algun tipo de cerramiento con una doble finalidad:

a) "Proteger a los escolares de las incursiones que puedan venir del exterior.

b) Impedir que el alumnado se aleje de la escuela de una manera intempestiva."

Por su parte, M. Lopez y E. Estape (2002) plantean que para crear las diferentes zonas de juego seria recomendable aprovechar las diversas irregularidades del terreno, propiciando con ello zonas con diferentes alturas y desniveles e incluso creandolos cuando no existan. Sin embargo, en la casi totalidad de los centros analizados en nuestra investigacion esto tampoco se producia, empleandose para los recreos espacios planos y sin desniveles.

Tampoco podemos olvidar en un espacio de recreo que, antes de instalar equipamientos de cualquier indole, debemos previamente organizarlo; es decir, sectorizarlo creando espacios especificos para cada tipo de actividad y analizando sus relaciones. En caso contrario, estariamos ... "salpicando el terreno de diversos objetos, colocados a una misma distancia unos de otros. Estos elementos ocupan el espacio pero no lo organizan." (Larraz, 1988,14)

Pero para poder determinar cual debe ser la estructura idonea de nuestros patios de recreo, hemos de conocer previamente la situacion actual de los mismos en nuestros centros docentes con el fin de poder conocer: ?Que se hace?, ?Quien lo hace?, ?Como lo hacen?, ?Cuando lo hacen? y el ?Porque o para que lo hacen? nuestro alumnado durante el tiempo del recreo. Todo ello, con el fin de poder determinar posteriormente que actitudes, procedimientos y normas deberiamos potenciar y cuales intentar modificar por antisociales o discriminatorias a fin de conseguir que el espacio del recreo sea en todos los aspectos un contexto libre y educativo.

Diseno de la investigacion.

A este respecto va dirigido el objetivo principal de la presente investigacion, puesto que lo que trata de conocer es como son los patios de recreos de los centros escolares en los que se imparten Ensenanza Primaria en la Provincia de Sevilla asi como las actividades que en ellos se realizan durante el tiempo del recreo, quien y como las realizan.

Debido al coste economico y a la cantidad de informacion solicitada, los centros fueron seleccionados mediante un muestreo por conveniencia. Para ello, se realizaron una serie de cuestionarios por parte del alumnado de practicas de la Escuela de Magisterio Cardenal Spinola de Sevilla, centro privado adscrito a la Universidad de Sevilla, durante su periodo de practicas en los centros docentes de Primaria en Sevilla y su provincia. De manera etnografica realizaron un estudio de lo que ocurria en sus centros asignados durante las tres semanas en las que permanecieron en esos centros, anotando el comportamiento del alumnado del centro durante su tiempo de recreo. Los datos se reflejaron en una hoja de anotaciones que previamente se habia acordado y explicado a todos los observadores con detenimiento.

De los 534 centros docentes en los que se imparte la Ensenanza Primaria en la provincia de Sevilla, 111 son urbanos privados / concertados, 256 son urbanos publicos, 25 son rurales privados o concertados y 142 son rurales publicos. Del total de centros se realizaron los cuestionarios de observacion a un total de 58 centros, por lo que los porcentajes de la muestra aplicada serian los que se presentan en la tabla 1.

Como se puede observar, los porcentajes de representatividad de cada tipo de centro con respecto al total de la poblacion de los centros de Primaria en la provincia de Sevilla son similares.

Un aspecto importante a resenar es la fiabilidad y validez del cuestionario utilizado. La fiabilidad de un cuestionario determina la consistencia de los resultados obtenidos por los mismos individuos cuando son cumplimentados, generalmente, en diferentes ocasiones. Al ser, por tanto, la fiabilidad una medida del grado de consistencia o concordancia, puede expresarse siempre mediante algun coeficiente de correlacion. Por tanto, podemos decir que una medida es considerada fiable si nos ofrece constantemente los mismos resultados una y otra vez que se le introducen los mismos parametros (Gondar, 2004). En nuestro caso, se trata de cuestiones de complejidad baja por lo que el instrumento goza de la fiabilidad de tipo intercalificador ya que existe un acuerdo en los expertos acerca de las cuestiones que configuran el instrumento (Salkind, 1998).

En lo que respecta a la validez, hay que senalar que la validez de un cuestionario o instrumento de medida de un determinado constructo se refiere al grado en que un instrumento mide realmente lo que necesitamos queremos medir (Salkind, 1998). La validez es por lo tanto, la exactitud con que pueden hacerse mediciones significativas, en el sentido de que midan realmente el rasgo que se pretende medir. La importancia del estudio de la validez viene justificada en particular cuando el fenomeno a medir es muy complejo. En nuestro caso, al no existir inferencias estadisticas, hemos medido la validez de contenido. Dicha validez se refiere a si el cuestionario elaborado, y por tanto los items elegidos, son indicadores de lo que se pretende medir. Se trata de someter el cuestionario a la valoracion de investigadores y expertos, que deben juzgar la capacidad de este para evaluar todas las dimensiones que deseamos medir. Asi pues, no cabe calculo alguno, solo las valoraciones cualitativas que los expertos deben efectuar (Salkind, 1998). Por tanto, en el presente estudio, para la validez de contenido nos hemos basado en un grupo de expertos en el tema, por lo que el cuestionario goza de dicha validez.

En cuanto al tipo de investigacion, se trata de una investigacion eminentemente descriptiva, en la que solo pretendemos conocer la situacion real actual de estos espacios de recreo, para posteriormente pasar a desarrollar otros estudios mas complejos sobre como podemos intervenir en dichos espacios para lograr de manera mas eficaz, objetivos educativos concretos o para modificar situaciones especificas del proceso de ensenanza-aprendizaje.

Para facilitar la recogida de datos se utilizo una Hoja de Control que permitiese unificar, sistematizar y simplificar los resultados obtenidos, aunque al mismo tiempo aceptaba el establecer observaciones y algunos items abiertos con el fin de poder ampliar la informacion obtenida. Dicha Hoja de control estaba compuesta de cuatro partes bien definidas, en la mayoria de los casos mediante cuadrantes resumen que facilitaran la labor de observacion y simplificaran su anotacion, como eran:

* Una primera parte con los datos identificativos y generales del centro en el que se realizaba la observacion, como tipo de centro, horario de la jornada escolar, localizacion, etapas y niveles educativos que se impartian, numero de grupos por etapa y nivel, extension total del centro, etc.

* Una segunda parte de conocimiento de la organizacion del dentro con respecto a la docencia de la Educacion Fisica y los Deportes en dicho centro; como por ejemplo, los espacios utilizados en el centro para impartir las clases de Educacion Fisica, la disponibilidad de espacios cubiertos para utilizar en dias de lluvia o frio, disponibilidad de espacios cerrados, coincidencia de las clases de Educacion Fisica con los espacios y momentos del recreo de otros niveles o etapas educativas, etc.

* Una tercera parte destinada a conocer con detalle los espacios del centro destinados para la utilizacion del alumnado durante su tiempo de recreo. Estos datos se organizaron mediante un cuadro resumen donde figuraban cada una de las zonas de que disponia el centro, sus dimensiones, tipo de pavimento, tipo de cerramiento, equipamiento disponible en cada zona y un dibujo o mapa con la distribucion espacial de cada zona del patio respecto a todo el centro, lo mas a escala posible.

* Por ultimo, la cuarta parte pretendia conocer el uso que se le daba a cada zona del patio durante el recreo, con referencia a las actividades que se desarrollaban en cada zona.

Analisis de los datos de la investigacion.

Con los resultados obtenidos en estas hojas de control se procedio a establecer una codificacion por categorias de cada una de las cuestiones planteadas que facilitara su incorporacion a una Hoja de calculos. Pensamos que lo mas eficaz seria realizar un analisis categorial, (Bardin, 1986), dentro del analisis de contenidos cualitativos, para lo cual establecimos unas categorias que permitieran clasificar los datos obtenidos mediante las hojas de control de la observacion. En base a esta clasificacion establecimos cuatro grupos de categorias para los datos obtenidos: uno para analizar las cinco categorias de datos generales de identificacion del centro; otro para las siete categorias de datos referentes a las clases de Educacion Fisica que se impartian en el centro en su relacion con el espacio de recreos; otro para las cuatro categorias de datos referentes a las caracteristicas del espacio empleado para cada una de las zonas del recreo; otro para las dos categorias que analizaban el material empleado en los recreos; otra para las dos categorias de trataban de estudiar el equipamiento existente y el utilizado durante los recreos; y un ultimo grupo para analizar el tipo de actividades que se desarrollaban en cada zona del recreo.

Al tratarse de categoria multidimensionales muy generales, necesitamos establecer unas subcategorias o tramos de respuestas que pretendian poder recoger todas las posibilidades de respuesta de cada categoria mediante bandas numericas. Sin embargo, en algunas categorias nos vimos obligados a revisar la bibliografia existente referente a las taxonomias y clasificaciones empleadas en otras investigaciones similares; como por ejemplo en el caso del tipo de pavimentos de los espacios de recreos, estructurando finalmente sus subcategorias o bandas de respuesta en: enlozado, tierra, asfalto, cemento, albero y otros. En cuanto a la codificacion del tipo de actividades que se desarrollaban en los recreos por parte del alumnado, consideramos que podian ser muy variadas, por lo que determinamos que para simplificar su analisis se codificasen en base a una clasificacion ya contrastada previamente por otras investigaciones. Encontramos la realizada por Azor Cruz, J.F. (2005), que las dividia en: deportivas, juegos de pillar, hablar con amigos, juegos de consola y otras. Tambien localizamos la clasificacion de Larraz, A. (1988), que dividia las actividades en: estrictamente motrices, socio-motrices o de relacion, de expresion y comunicacion, y otras actividades. Sin embargo, consideramos que ninguna de ellas se adaptaba, segun nuestra propia experiencia profesional de mas de cincuenta anos entre los tres en los patios de los colegios, a la realidad de las actividades desarrolladas por el alumnado en nuestros patios de recreo. Es por esto, por lo que decidimos combinar las anteriores clasificaciones y establecer nuestra propia subdivision, que fue la que empleamos en la codificacion de esta investigacion:

a) Actividades deportivas

b) Actividades de comunicacion y expresion

c) Actividades de manipulacion

d) Actividades de alimentacion

e) Actividades de uso de materiales digitales

f) Actividades motrices de juegos

g) Otro tipo de actividades

Los criterios que nos guiaron para ello fueron impuestos por los propios datos obtenidos; puesto que tras una distribucion inicial, procedimos a volcar los datos de diez hojas de control en esas subcategorias establecidas a modo de prueba, ampliandolas de forma empirica en funcion de las necesidades y la frecuencia de las nuevas respuestas que iban apareciendo e incorporando nuevas subcategorias en caso de ser necesario para poder registrar la casi totalidad de las opciones de respuesta. Una vez que verificamos con esas primeras hojas de comprobacion que todas las posibles situaciones y respuestas podian ser reflejadas en nuestras subcategorias o tramos de respuesta, con el fin de facilitar el posterior analisis cuantitativo, se le asigno posteriormente una codificacion a cada una de las posibles respuestas u opciones posibles en cada subcategoria. Esto beneficio la transformacion de los datos en una "tabla de indexacion" que permitiera analizarlos mediante una Hoja de calculos de Excel, como instrumento para poder interpretar de forma cuantitativa los datos obtenidos expresados en porcentajes previo analisis mediante el Programa SPSS v.14.

En funcion de esa codificacion y analisis, los resultados obtenidos en nuestra investigacion fueron los que se indican a continuacion.

Resultados de la investigacion.

Los recreos suelen desarrollarse en la mayoria de los centros (94'6%) en una banda horaria que va de las 11'00 a 12'30 horas y el 58'05% de los centros dispone de espacios cubiertos en los que el alumnado puede estar durante su recreo. En el 31'03% de los centros el espacio donde desarrollan el recreo esta cerrado, por lo que suelen realizarse mayoritariamente al aire libre, aunque suelen disponer de alguna zona cubierta en donde albergarse en casos de inclemencia. Esto contrasta con los espacios destinados para impartir las clases de Educacion Fisica, puesto que el 58'62% de los centros afirman disponer de espacios cubiertos para impartir sus clases y el 68'97% indica que dicho espacio esta cerrado; lo que tambien nos da referencias de que en un 10'35% de los centros se desarrollan sus clases en espacios cerrados pero no cubiertos. En un 39'66% de los centros se reconoce que el espacio del recreo se utiliza siempre para impartir las clases de Educacion Fisica, pero en horario diferente a los recreos y tan solo un 3'45% afirma desarrollar siempre la docencia de la Educacion Fisica en espacios diferentes a los empleados para los recreos.

Respecto a los equipamientos, instalaciones o construcciones, existentes en cada una de las zonas del espacio destinado para los recreos hay que senalar su ausencia en la zona tranquila el 65'63% de los centros publicos y en el 46'67% en los privados, asi como en el 61'11% de los rurales y en el 54'55% de los urbanos. Igual ocurre en la zona de explanada libre, en la que mayoria de los casos tampoco hay instalados ningun tipo de equipamientos, aunque en algunos casos existen equipamientos deportivos, como ocurre en el 28'57% de los centros urbanos y el 23'53% de los rurales, asi como en el 20'0% de los publicos y el 34'48% de los privados. En la zona de juegos de movimiento, se suele instalar en la mayoria de los centros equipamientos deportivos, lo cual sucede en el 71'88% de los centros publicos y el 83'33% de los privados (Fig.2), asi como en el 77'78% de los rurales y el 77'27% de los urbanos (Fig.3).

En la zona de actividades creativas no suele haber ningun tipo de equipamientos o construcciones. Esto se aprecia en el 81'25% de los centros publicos y 53'33 % de los privados, asi como en el 88'24% de los rurales y 60'0% de los urbanos.

En la zona de actividades sociales tampoco suele haber equipamientos, en el 74'19% de los centros publicos y el 51'85% de los privados asi como en el 76'47% de los rurales y el 58'54% de los urbanos. No obstante, en esta zona hay algunos centros en los que hay instalados equipamientos de descanso: en el 12'90% de los centros publicos y el 29'63% de los privados asi como en el 2'53% de los rurales y el 19'51% de los urbanos.

Sin embargo, hay que destacar que no siempre son utilizados los equipamientos disponibles en cada zona del patio, ya que muchos de ellos no son empleados por el alumnado durante sus tiempos de recreo. Esta es la razon por la que habia que analizar cuales eran los que se utilizaban en cada zona y compararlo con los que se disponia en cada zona. En ese sentido, los resultados obtenidos nos indican que en la zona tranquila, tanto en los centros publicos (83'33%) como en los privados (60'71%), mayoritariamente no se suele emplear ningun tipo de equipamiento y tan solo en algunos casos, como en el 13'33% de los publicos y el 14'29% de los privados, se utilizan los caracteristicos de descanso (bancos y similares).

En funcion de la ubicacion geografica de los centros ocurre lo mismo, puesto que en el 70'59% de los rurales y en el 73'17% de los urbanos no emplean ningun tipo de equipamiento y solo en el 23'53% de los rurales y el 9'76% de los urbanos utilizan equipamientos para el descanso del alumnado. Por lo tanto, se observa que son mucho mas numerosos los centros rurales que los urbanos donde se utiliza este tipo de equipamiento. En la zona de explanada libre tampoco se suele utilizar ningun tipo de equipamientos, tanto en el 83'33% de los centros publicos como en el 74'07% de los privados, aunque en el 22'22% de los privados se emplean habitualmente equipamientos deportivos.

[FIGURA 2 OMITIR]

[FIGURA 3 OMITIR]

[FIGURA 4 OMITIR]

[FIGURA 5 OMITIR]

[FIGURA 6 OMITIR]

[FIGURA 7 OMITIR]

[FIGURA 8 OMITIR]

[FIGURA 9 OMITIR]

[FIGURA 10 OMITIR]

[FIGURA 11 OMITIR]

[FIGURA 12 OMITIR]

[FIGURA 13 OMITIR]

Con respecto al empleo de materiales en cada zona del patio hay que destacar:

* En la tranquila no se suelen usar ningun tipo de material y asi lo refleja el 90'0% de los centros publicos y el 71'4% de los privados y el 75'6% de los urbanos y el 94'1% de los rurales.

* En la zona de explanada libre tampoco se aprecian diferencias en funcion del tipo de centro, en el 43'3% de los publicos y el 50'0% de los privados no se utiliza ningun tipo de material. Sin embargo, en funcion de la ubicacion geografica de los centros si se aprecian algunas diferencias empleandose bastante mas en los centros rurales que en los urbanos; no se suelen usar materiales en el 53'7% de los urbanos y en el 29'4% de los rurales (Fig. 10).

* En la zona de juegos de movimiento se aprecian algunas diferencias entre los centros; en un 30'0% de los centros publicos no se emplea ningun material y en otro 30'0% se suele emplear mas de tres materiales. En el 46'4% de los centros privados se utilizan mas de 3. En cuanto a su ubicacion geografica, no se aprecian diferencias puesto que el 39'0% de los centros urbanos y el 35'3% de los rurales utilizan mas de tres materiales (Fig. 11).

* El 86'7% de los centros publicos y el 75'0% de los privados asi como el 80'5% de los urbanos y el 82'4% de los rurales no emplean ningun tipo de material en la zona de actividades creativas.

Otra cuestion a analizar es la diferencia del tipo de material que emplea el alumnado en cada una de las zonas del patio de recreo. El mas utilizado en la zona tranquila suele ser bastante variado en funcion del tipo de centro; mientras el empleado en los publicos es habitualmente el no fungible movil (36'36%) y el fungible psicomotor (27'27%), en los privados se usan mas los no fungibles moviles (28'57%) y los fungibles alternativos (50'0%). En cuanto a las diferencias en funcion de su ubicacion geografica, en los rurales se emplean por igual (50'0%) los fungibles psicomotores y los fungibles alternativos, mientras que en los urbanos ademas de los fungibles alternativos (34'78%) y los fungibles psicomotores (21'74%) tambien se utilizan los no fungibles moviles.

En la zona de explanada libre, los materiales mas usados son los fungibles deportivos, en el 39'29% de los centros publicos y en el 34'62% de los privados asi como en el 33'33% de los rurales y el 38'89% de los urbanos. Otros materiales tambien muy empleados en esta zona son los fungibles alternativos, en el 30'77% de los centros privados y el 25'0% de los publicos asi como en el 25'0% de los urbanos y el 33'33% de los rurales. Esto ultimo sucede con el fungible psicomotor, se emplea en el 25'0% de los centros publicos, el 23'08% de los privados, el 22'22% de los rurales y el 25'0% de los urbanos.

Los materiales mas empleados con bastante diferencia en la zona de juegos de movimiento son los fungibles deportivos (Fig. 12), se utilizan en el 76'67% de los centros publicos y en el 60'61% de los privados asi como en el 65'91% de los urbanos y el 73'68% de los rurales.

En la zona de actividades creativas se aprecian notables diferencias en cuanto al tipo de material empleado por el alumnado durante los recreos. Mientras en los centros publicos los mas utilizados son los fungibles alternativos (50'0%), en los privados son los no fungibles moviles (50'0%), aunque en estos ultimos tambien se usan bastante los fungibles alternativos (30'0%). En funcion de la ubicacion de los centros no se aprecian diferencias significativas en el empleo de materiales en esta zona del patio, puesto que en el 40'0% de los rurales y en el mismo porcentaje en los urbanos el mas utilizado es el fungible alternativo y en un 33'33% de los urbanos tambien se usan bastante los no fungibles moviles (Fig. 13).

Por ultimo, en la zona de actividades sociales no se aprecian diferencias en funcion del tipo de centro ni su ubicacion puesto que en el 83'33% de los publicos y el 33'33% de los privados asi como en el 41'67% de los urbanos y el 10'0% de los rurales los materiales mas utilizados son los no fungibles moviles.

Conclusiones.

--Las actividades que mas desarrolla nuestro alumnado en las diferentes zonas de los patios de recreo suelen ser las deportivas y las de expresion y comunicacion.

--Es curioso pero logico que la alimentacion solo se realice en la zona tranquila y en la de actividades sociales.

--En cuanto a las actividades que mas se llevan a acabo en la zona de juegos de movimiento y en la explanada libre suelen ser las deportivas, ademas de una larga lista de juegos infantiles tradicionales entre los que se encuentran: "pies quietos", "cielo voy", "cuatro esquinas", "piola", "matar", "policias y ladrones", etc. En cuanto a las actividades desarrolladas en las zonas de actividades creativas, zona de actividades sociales y zona tranquila suelen ser actividades mas sedentarias como: juegos de naipes, intercambiar "estampitas" (o "cromos"), los deberes de clase, lecturas, etc. En la zona de actividades creativas suele haber en muchos centros foso de arena, lo que fomenta que lleven a cabo juegos de arena y otros como las "canicas".

--En la mayoria de las zonas de los patios de recreo de nuestros centros no suelen existir ningun tipo de equipamientos excepto en la zona de juegos de movimiento, en la que habitualmente disponen de equipamientos deportivos: canastas y porterias de Futbol y Balonmano.

--El tipo de material mas utilizado en los patios de recreos suele ser el fungible deportivo aunque hay algunas zonas como la tranquila, la de actividades creativas y la de actividades sociales que, en la mayoria de los centros, no se suelen emplear ningun tipo de material. En este sentido, destacar que no aparecen diferencias significativas en funcion del tipo de centro ni tampoco con respecto a la ubicacion geografica de los mismos.

--La zona del patio de recreo en la que mas se utilizan los materiales fungibles deportivos es la de los juegos de movimiento. No obstante, en cada zona del recreo se suelen emplear diferentes tipos de materiales: en la zona tranquila los materiales mas utilizados son los fungibles alternativos aunque en los centros publicos sean los no fungibles moviles (patines, monopatines, mesas de tenis de mesa, naipes, etc.). Igualmente, los fungibles alternativos son los mas empleados en la zona de actividades sociales excepto en los centros rurales en los que no suelen emplear ningun tipo de material y en los centros publicos en los que el material mas usado es el fungible psicomotor (pelotas de goma, combas, elasticos, globos, etc.). Dentro la zona de actividades creativas, el material mas usado en casi todos los centros donde se emplea es el fungible alternativo. En las zonas de juegos de movimiento y en las explanadas libres los materiales que mas se emplean suele ser los fungibles deportivos.

--Son bastantes escasas las cantidades de material que se emplean y, en la mayoria de los casos, se utilizan una o dos unidades. Esto no ocurre, en contra de lo que se podria pensar al requerir la participacion de manera activa de un grupo elevado de alumnos, con los materiales fungibles deportivos. En zonas como la de juegos de movimiento este tipo de material es requerido en cantidades superiores a tres unidades debido a los numerosos grupos que se forman.

Referencias bibliograficas.

AGUIRRE, Ma DEL C. (1984). La Ludoteca del Polideportivo de Alcobendas; en Boletin de AETIDE, 29, 29-38.

AZOR CRUZ, J. (2005). Los juegos en el recreo y en el tiempo libre en el colegio. Revista Digital--Buenos Aires, n.82, 2005. Extraido el 20 de junio de 2005, de http:// www.efdeportes.com/efd82/recreo.htm

BARDIN, L. (1986). El analisis de contenidos. Madrid: Akal.

BENGTSON, A. (1973): Parques y campos de juego para ninos. Barcelona: Ed. Blume/ Labor.

BLANDEZ, J. (1995). La utilizacion del material y del espacio en la Educacion Fisica. Propuestas y recursos didacticos. Barcelona: INDE.

BONAL, X. (1998). Sociologia de la Educacion. Una aproximacion critica a las corrientes contemporaneas. Barcelona: Paidos.

BURCHARTZ, B. (1994). Aproximacion teorica y practica a los terrenos de juegos infantiles I. Apunts de Educacion Fisica y Deportiva, 37, 68-74.

BURCHARTZ, B. (1995). Aproximacion teorica y practica a los terrenos de juegos infantiles II. Apunts de Educacion Fisica y Deportiva.39, 67-75.

CANTO ALCARAZ, R. (2004). Comportamiento motor espontaneo en el patio de recreo escolar. Analisis de las diferencias de genero en un grupo de escolares de 8-9 anos. Portal de las Ciencias de la Actividad Fisica y del deporte. Madrid. Tesis Doctorales. Extraido 6 de octubre del 2006, de http://www.cafyd.com/REVISTA/ojs/index.php/bbddcafyd/article/view/104/89

CENTRAL MORTGAGE AND HOUSING CORPORATION (1981). "Guia de diseno de zonas de juego para Preescolares". En Boletin de AETIDE, 19, pp 7-24.

COLAS, P.; VILLACIERVOS, P. La interiorizacion de los estereotipos de genero en jovenes y adolescentes. Revista Investigacion Educativa (RIE), 25, v 1.

DOMENCH, J.; VINAS, J. (1997). La organizacion del espacio y del tiempo en el centro educativo. Barcelona: Grao.

FERNANDEZ TRUAN, J.C. (1999). Aplicacion didactica de los recursos materiales en el Diseno Curricular de Educacion Fisica. Sevilla: Fondo Editorial de la Fundacion San Pablo Andalucia CEU.

FERNANDEZ TRUAN, J.C.; FUSTER SALAS, M.; RUIZ FUSTER, M. (1997). Los materiales didacticos de Educacion Fisica. Sevilla: Wanceulen S. L.

GONDAR NORES, J.E. (2004). Analisis de datos con escalas (escalamiento). Data Mining Institute, S. L.

HERNANDEZ, J. L.; DE ANDRES, F. (1981). Las instalaciones deportivas en los centros escolares. Madrid: Consejo Superior de Deportes.

IBANEZ I COMA, J. (1988). Las instalaciones deportivas en las escuelas. Una propuesta. Barcelona: Instituto Nacional de Educacion Fisica de Cataluna, (INEFC). Memoria de investigacion.

LARRAZ, A. (1988) El acondicionamiento de zonas de juego para ninos. Apunts de Educacion Fisica y Deportiva, 13, 10-18.

LOPEZ MOYA, M. Y ESTAPE TOUS, E. (2002). La zona de juegos: Un espacio para la educacion fisica en los centros escolares. Revista Digital--Buenos Aires, n.53. Extraido el 20 de junio del 2005, de http:// www.efdeportes.com/efd53/juegos1.htm

LOPEZ MOYA, M.; ESTAPE, E. (2001). Normativa sobre las instalaciones deportivas en los centros escolares; en Deporte y cambio social en el umbral del siglo XXI. Madrid: Investigacion Social y Deporte, Asociacion Espanola de Investigacion Social Aplicada al Deporte (AEISAD); Esteban Sanz, S. L., n.5, 437-450.

LUCIO MORILLAS, M.S. (2005). Metodologia e instrumentos de analisis, para la valoracion de las instalaciones y el material deportivo, en los centros docentes de Secundaria. Revista de Ciencias de la actividad fisica y del deporte "Habilidad motriz", 25, 40-50.

MADRID BOYERO, J. (2005). Espacio y materiales no convencionales una experiencia en la ESO. Retos. Nuevas Tendencias en Educacion Fisica y Recreacion, 7, 9-25.

MARTINEZ DEL CASTILLO, J. (1996). El Real Decreto 1004/1991 y las instalaciones deportivas escolares. Criterios de interpretacion, concepcion y diseno; en HabilidadMotriz,.8, 38-50.

PAVIA, Victor. (2003) Los patios de recreo. Revista Novedades Educativas, III, 110, Buenos Aires (Argentina), 18.

PEREZ, M.; PANTOJA, A. (2007) Opinion del profesorado de Secundaria sobre los aspectos pedagogicos relacionados con el desarrollo de competencias profesionales basicas en sus alumnos. Revista Investigacion Educativa (ME), 24, v 2.

RUIZ PEREZ, L.M. (1988). Espacios materiales, equipamiento y desarrollo de las conductas motrices del nino. Apunts de Educacion Fisica y Deportiva.13, 40-45.

SALKIND, N.J. (1998). Metodos de Investigacion. Ed. Pearson Educacion, Mexico.

Juan Carlos Fernandez Truan

jcfertru@upo.es

Antonio Raposo Ramirez

arapram@upo.es

Jose Manuel Cenizo Benjumea

jmcenizo@yahoo.es

Jose Manuel Ramirez Hurtado

jmramhur@upo.es

Universidad Pablo de Olavide (Espana)
Tabla 1. Ficha tecnica del estudio

                                    Centros de Educacion Primaria de
Poblacion                           la Provincia de Sevilla

Tamano de la poblacion              534 (367 urbanos y 167 rurales)
Metodo de recogida de informacion   Entrevista personal
Metodo de muestreo                  Muestreo por conveniencia
Tasa de respuesta                   15,80%
Fecha del trabajo de campo          Marzo de 2003

Tabla 2. Porcentajes de la muestra

RELACION                         URBANOS
MUESTRA /
POBLACION              Poblacion           Muestra

                       Centros     %       Centros   %

Privados/concertados   111         30'25   12        30'0
Publicos               256         69'75   28        70'0
Totales                367         68'73   40        68'97

RELACION                          RURALES
MUESTRA /
POBLACION              Poblacion         Muestra

                       Centros   %       Centros   %

Privados/concertados   25        14'97   3         16'67
Publicos               142       85'03   15        83'33
Totales                167       31'27   18        31'03

Figura 1. Comparativa del tipo de equipamientos existentes en la zona
de juegos de movimiento de los centros educativos de Primaria privados
y publicos.

Zonas del patio mas utilizadas

                         Centros   Centros   Centros    Centros
                         rurales   urbanos   publicos   privados

Tranquila               25         23,93     24,37      24,11
Ex planada libre        23,53      20,86     24,37      18,75
Juegos de movimiento    23,53      24,54     24,37      24,11
Actividades creativas   11,76      12,5      10,08      10,07
Actividades sociales    16,18      17,18     16,81      19,96

Nota: Tabla derivada de grafico barra.
COPYRIGHT 2009 Secretariado de Recursos Audiovisuales y Nuevas Tecnologias de la Universidad de Sevilla
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2009 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

 
Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Fernandez Truan, Juan Carlos; Raposo Ramirez, Antonio; Cenizo Benjumea, Jose Manuel; Ramirez Hurtado
Publication:Pixel-Bit, Revista de Medios y Educacion
Date:Jul 1, 2009
Words:7150
Previous Article:Herramienta para gestionar los modelos abiertos de los estudiantes que permite la evaluacion de los niveles de comunicacion entre ellos.
Next Article:Entornos e-learning para la ensenanza superior: entre lo institucional y lo personalizado.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2018 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters