Printer Friendly

Lombardos: etnogenesis y matrimonios regios (siglos V al VIII).

LOMBARDS: ETHNOGENESIS AND ROYAL MARRIAGES (FROM FIFTH TO EIGHTH CENTURIES)

1. Introduccion

El problema que nos ocupa tuvo lugar, como veremos mas adelante, durante el periodo final de las grandes migraciones. El pueblo lombardo, eje de nuestro analisis, se traslado desde Panonia a mediados el siglo VI para instalarse definitivamente en Italia al mando de Alboino (561-572) (1). Los habian precedido los herulos de Odoacro hasta el 493, quienes fueron sometidos por el ostrogodo Teodorico, cuyo reino se asento en Italia hasta la entrada de los lombardos en 568, finalizando el intento de restauracion bizantina de Justiniano (2).

Previo al abordaje de las cuestiones teoricas, es menester hacer una introduccion al fragmento que fungio de disparador para este estudio. Oton I (936-973) goberno con el titulo de rey de los francos y los sajones. Cuando se hizo coronar rey de los francos en Aquisgran, se proclamo sucesor de Carlomagno y obro de acuerdo con dicha conviccion, siendo coronado con todos los atributos de los reyes carolingios. Tras la victoria en Italia sobre Berenguer de Friul, recibio la corona lombarda en Pavia en 951; unas semanas despues desposo a Adelaida, viuda del emperador Lotario (3). Pero en 968 Apulia cayo en manos bizantinas, por esa razon Oton I envio al obispo de Cremona, Liutprando, a negociar con el emperador Niceforo Focas un arreglo por el sur de Italia y un proyecto matrimonial entre su hijo y una princesa bizantina. El momento era critico pues los duques de Capua y de Benvento, acababan de rebelarse contra el dominio de Bizancio, para rendirle homenaje a Oton (4). Asi se dirigia entonces el embajador al emperador Niceforo: <<Nos Langobardi scilicet, Saxones, Franci, Lotharingi, Bagorarii, Suevi, Burgondionis, tanto designamur, ut inimicos nostros commoti nil aliud contumeliarum nisi: Romane!>> (5). Conciencia de pertenencia que puede analizarse partiendo del pronombre personal nosotros. De acuerdo con la linguistica, este pronombre tiene dos aspectos, uno inclusivo y otro excluyente. Liutprando, como retorico, no apelo casualmente a este doble aspecto. En lo inclusivo congrego a todos los pueblos de origen germanico, cuyo ingreso al mundo romano se habia producido durante las grandes migraciones. En su aspecto excluyente el pronombre nosotros--dirigiendose al emperador bizantino Niceforo Focas--los separa en forma tajante del vosotros que involucra en realidad mas a los griegos que a los autenticos romanos.

El estudio del problema de la etnogenesis y las estrategias matrimoniales de alianza, permite suponer que esa conciencia de pertenencia a un <<nosotros germanos>> como <<occidentales>> no seria una especulacion aislada ni extemporanea del obispo de Cremona en el siglo X, sino por el contrario, el resultado de una conciencia etnica que habia comenzado a gestarse siglos atras y continuaba vigente. Entendemos que durante la Antiguedad Tardia, esta expresion de conciencia se habria llevado a cabo, entre otros recursos, mediante alianzas matrimoniales. Tal vez las mas conspicuas fueron las concebidas por los francos merovingios al aliarse tempranamente con los visigodos (6) con escaso exito, mientras que sus alianzas con los duques bavaros, los lombardos y burgundios, como es sabido, tuvieron mejor fortuna.

Para la articulacion de nuestro marco teorico hemos tomado en cuenta una serie de autores y tesis que se describen a continuacion. Es fundamental en este tipo de estudios la teoria de la transmision del poder a traves de las mujeres, cuyo exponente mas acabado es K. F. Werner (7) para los siglos IX-X, en estudios precedentes sobre la Antiguedad Tardia hemos seguido a Segura Graino, Fuentes Hinojo y Valverde Castro, para la Hispania visigoda (8). En cuanto a los lombardos, ha sido crucial el trabajo de La Rocca, quien sostiene que la dinastia que estaba a la cabeza del reino lombardo habia sido creada por transmision femenina y ligada a la familia de Teodolinda ya que el rey era de ordinario un jefe militar electo por la aristocracia y dado en matrimonio a la viuda o la hija del rey precedente (9). Esto lo podremos ilustrar enfocando nuestro analisis en los matrimonios entre lombardos y bavaros. En sintonia, Le Jan (10) senala que los reyes lombardos se relacionaron todos, directa o indirectamente con la misma familia agnaticia, la de los Agilolfing duques de Baviera, y atribuye este fenomeno, como La Rocca, a que los reyes lombardos utilizaban a las mujeres como vectores de la legitimidad real, especialmente en el siglo VII, aunque probablemente hubiera comenzado a mediados del VI. Segun Le Jean (11) y J. Jarmut (12), quienes siguen a su vez a Paulo Diacono, la dinastia reinante entre los lombardos por mas de un siglo fue la de los Lething:
   Tertiam vero Wacho uxorem habuit Herulorum regis filiam nomine
   Salingam ex ipsa ei natus est filius, quem Waltari appellavit,
   quique Wachone mortuo, super Langobardos iam octavus regnavit. Hi

   omnes Lithingi fuerunt. Sic etenim apud eos quaedam nobilis
   prosapia vocabatur (13).


Segun J. Jarmut, Walter, hijo menor de Wacho con Salinga, fue el ultimo de los Lething y reino hasta c. 547. Le sucedio Audoino, el primero de la familia Gaussen (14). Habria sido a partir de entonces que comenzo la legitimacion de los reyes lombardos, elegidos en Asamblea, mediante el matrimonio con las bavaras Agilolfing, cuando todavia estaban en Panonia. A partir de los presupuestos teoricos que se expondran mas abajo, se analizaran algunos ejemplos, que consideramos paradigmaticos de las estrategias politicas lombardas, desde su estadia en Panonia en el siglo VI hasta el reinado de Oton I el Grande (15).

2. Reflexiones sobre las teorias de la etnogenesis

Actualmente, los especialistas coinciden acerca del problema de la identidad etnica de los pueblos germanos durante las grandes migraciones: Geary ha sostenido que durante el siglo II d.C. hubo una profunda reestructuracion del mundo germanico, las antiguas tribus habrian desaparecido o se habrian reorganizado (16). Asi, surgieron los nuevos pueblos y confederaciones; entre ellos los francos y alanos, germanos occidentales, habrian tomado forma. Asimismo, los godos, germanos orientales, antes subordinados a grupos mayores, se habrian expandido en otras confederaciones hacia el sur y el este. Otras gens, buscaron proteccion uniendose en grupos pequenos a los nuevos pueblos en formacion. De acuerdo con este autor, las ultimas decadas del siglo II d.C. constituyeron el periodo mas vital de etnogenesis en la historia germanica, (17) debido a la necesidad de cohesionar ideologicamente grupos de diferentes gens, a traves de la creacion un mito de origen comun que les permitiera consolidarse como unidad. Le Jan, explica que la etnicidad es un proceso historico y cultural por el cual los pueblos se desarrollaron, trasformaron y desaparecieron, mas alla de lo que biologicamente pudieran tener o no en comun (18). En aval de esta consideracion, tenemos a Tacito quien atestigua que los pueblos que se autodenominaban Germanos creian provenir de Mannus, un antepasado comun cuyo padre era un dios llamado Tiusto, al que celebraban a traves de antiguos canticos (19).

Es inevitable pensar que hubo una evolucion en el proceso etnogenetico, con una primera fase en la que habria influido el hecho de que estos pueblos tal vez provinieran de la misma region, por lo que compartian dichos carminibus antiquis. Esto a su vez, sustentaria la idea del ancestro comun, ya que probablemente hayan compartido una region de origen, como lo sabemos actualmente y asi lo revela la refundicion tardia del mito de Juan Diacono: <<gens de litoribus oceani partes septentionis egressa>> (20), lo que los situa en los confines del mar Baltico, la Isla de Gotia y la Peninsula Escandinava, junto a los otros germanos. Sin embargo, pudo existir ademas una necesidad de establecer una identidad para confrontar con la alteridad romana:
   Ceterum Germaniae vocabulum recens et nuper additum, quoniam qui
   primi Rhenum transgressi Gallos expulerint ac nunc Tungri, tunc
   Germani vocati sint: ita nationis nomen, non gentis evaluisse
   paulatim, ut omnes primum a victore ob metum, mox etiam a se ipsis,
   invento nomine Germani vocarentur (21).


Tal vez, asi como Tacito lo narra, la necesidad de identificarse con un unico nombre y un ancestro comun, fueran expresiones vinculadas al nacimiento de un primer mito de origen comun (22) como una afirmacion de identidad y unidad.

En este estudio concebimos la etnogenesis como una construccion teorica, consistente en la promocion de una conciencia de pertenencia a un grupo originalmente homogeneo y unico, que vinculara a los grupos tribales confederados, aun cuando estuvieran constituidos por gentes de origen diverso y, finalmente se habria configurado una unidad cultural, en la cual no puede quedar ajeno el elemento romano. Estimamos que cada mito de origen, que luego vendria a fundamentar la etnogenesis, habria sufrido diversas modificaciones en cada una de sus reelaboraciones escritas. Segun Le Jan, fueron los reyes o lideres tribales de confederaciones victoriosas, quienes aportaron el mitico origen sobrenatural. Esto ultimo, explica, se deberia a que este modelo etnogenetico otorgaba prioridad a la politica, dado que las elites guerreras eran la fuente de la realeza. La misma constituia la autoridad superior que se vinculaba en los mitos de origen con los dioses y los heroes (23). Dicha conciencia de pertenencia a un tronco originario comun, se conservaba muy fuerte entre los germanos del siglo X, tal como lo expresaba Liutprando de Cremona (24).

Entendemos que un interrogante clave es cuando se cristalizo la etnogenesis, es decir, no cuando comenzo el largo proceso de identidad etnica y cultural sino en que momento esa gestacion identitaria cuajo como una autoconciencia. Entendemos que, como sostiene Geary, el proceso debio de comenzar en el siglo II d.C. con los primeros choques y consecuentes fusiones y reestructuraciones de pueblos que, en marcha, debian unirse frente al imperio que impedia su avance. En sintonia con Geary, Le Jan sostiene que antes de descubrir el funcionamiento y evolucion de las sociedades, conviene interrogarse sobre la construccion de las identidades etnicas y los cuadros politicos que les dieron soporte mientras aclara que, sin embargo, no existia una autentica especificidad etnica y algunos elementos no servirian para definir a un pueblo ya que las distinciones etnicas habrian sido mucho menos fuertes de lo que se ha pensado; agrega que incluso pudieron haberse perdido en una mutua aculturacion (25). En total acuerdo con esta tesis, consideramos que ademas el efecto de la constante migracion, y el consecuente desarraigo que provocaria el que cada una o dos generaciones se cambiara de territorio, habria impactado sobre lo que hoy llamamos conciencia de pertenencia. Mas tarde a la conciencia de pertenencia al grupo se sumaria la de pertenencia territorial. Sin embargo, durante las migraciones, no solo se cambiaba el territorio sino tambien la composicion del grupo. Esto es lo que nos alienta a pensar que la cristalizacion de una identidad debio de llevar un periodo considerablemente largo y que los primeros cambios en la institucion monarquica se pudieron operar despues de la instalacion en un territorio. Como senala Azzara, la monarquia ademas de ser electiva, tenia un caracter eventual, dado que se elegia un rey cuando lo requerian las circunstancias, generalmente de indole belica, pero tras veinte anos de instalacion en Italia, la monarquia se hizo territorial (26). Todo este proceso se encuentra vinculado a un problema de profundo arraigo antropologico que es el de la alteridad. En efecto, como senalan Zurutuza y Botalla, entre identidad y alteridad existe una interaccion que <<se manifiesta de manera privilegiada en aquellos sectores y actores sociales para los cuales es significativo establecer un determinado tipo de alteridad>> (27). Para Le Jan, la etnicidad era utilizada por la elite guerrera con el fin de integrarse mejor al mundo romano, mientras manipulaban las tradiciones para asentar y reforzar su poder a traves de los mitos de origen y las genealogias (28). Como cierre de este breve estado de la cuestion, volvemos a Zurutuza y Botalla con quienes acordamos en que los estudios etnogeneticos deben realizarse a partir de la superacion de los criterios antropofisicos y linguisticos, sin que ello signifique en absoluto que se los ignore, sino que se los analice desde una perspectiva renovada (29).

A partir de lo expuesto proponemos nuestra hipotesis, como esbozo de una respuesta al interrogante antes planteado acerca de cuando y como se habrian consolidado estas etnogenesis. Como resultado de la observacion de las tesis expuestas, entendemos que hubo un primer momento clave que habria sido aquel en que la estirpe dominante en una confederacion polietnica, se instauro como estirpe regia. En sede especificamente lombarda, Paulo Diacono, escribio su historia a fines del siglo VIII, pero el texto conocido como Origo Gentis Langobardorum data del siglo VII, la misma centuria en la que se habria arraigado entre los lombardos la filiacion cognaticia bavara, que habria comenzado a esbozarse en el siglo VI cuando ya instalados en Italia, la estirpe de los Gaussen obtuvo el liderazgo de la confederacion lombarda. Una segunda etapa habria ocupado el transcurso de mas de dos generaciones en el poder asi como la instalacion en un territorio de anclaje, que pudo ser el detonante de esa urgencia de la elite por establecerse como heredera del pasado comun; un nucleo unificador de la multietnicidad y que permitiera a un pueblo definirse como tal. En la etapa final, durante los siglos VII y VIII, los cronistas habrian contribuido a la consagracion escrita del mito de origen. Este le habria dado asi, sustento ideologico a su poder politico, no solo dentro de la propia gens/ethnos, sino tambien frente al poder romano. En el caso particular de los lombardos, Perez Sanchez aporta una valiosa interpretacion de la obra de Paulo Diacono y senala que varios estudiosos acuerdan en que uno de los intereses que mueven su obra es <<la defensa a ultranza de una conciencia nacional>> (30), es decir que ya en el siglo VIII se vislumbra dicha conciencia. Tal vez el interrogante sea ante cual alteridad, la franca o la bizantina, pero la vida de Paulo y las palabras de Perez Sanchez, aclaran la duda: <<su narracion historica esta imbuida de un discurso catolico y nacionalista, ademas de fuertemente antibizantino>> (31). Es decir que aun perteneciendo a una familia de partisanos antifrancos, predominaria en el la conciencia del <<nosotros germanos>> frente al <<vosotros romanos>> que sin titubeos expreso Liutprando de Cremona.

La observacion de las estrategias matrimoniales de lombardos, bavaros y francos entre los siglos VI y VIII hasta la entrada de Carlomagno, nos permitira reflexionar sobre como se opero entre ellos el proceso de asimilacion e integracion de algunas gens, que podriamos llamar menores, tales como los herulos y gepidos, que comenzarian a diluirse hasta desaparecer de los documentos bajo esas identidades. Este proceso de asimilacion a traves del matrimonio y por lo tanto, de la mezcla de la sangre, segun entendemos, fue parte vital de lo que Le Jan describe como fusion de los grupos polietnicos de guerreros que se concreto en los regna durante los siglos VI y VII (32). No obstante, nuestra hipotesis propone que esa fusion y proceso de unificacion comenzo a desarrollarse de forma consciente a fines del siglo VI, con el asentamiento. En tanto, durante los siglos VI y VII se habrian producido las recreaciones y adaptaciones del mito de origen con el fin de justificar ideologicamente el dominio de una estirpe dominante. Estimamos que en el VII, los reyes ya se habrian establecido como linaje regio a partir de la legitimacion por matrimonio con las princesas Agilolfing y, podriamos aventurarnos a pensar que el linaje regio era otorgado precisamente por esa filiacion cognaticia, como sugiere La Rocca (33).

Pero, volviendo al mito, entendemos que procuraban un fundamento ideologico frente a las decadentes elites romanas, ante las que se establecieron como un poder extranjero. Al respecto, senala Azzara que durante el reinado de Agilulfo (591-615) se vislumbra un primer esfuerzo de la monarquia para definirse no solo sobre la base tribal, buscando emanciparse de la tradicion de la gens al menos parcialmente; Azzaro lo atribuye a una romanizacion de la realeza, acaso alentada por la propia clase dirigente romana (34). Creemos que, de haber sido asi, tal vez haya sido oportuno para los miembros mas tradicionalistas de la gens, reconsiderar el mito de origen y acaso, ponerlo por escrito, ya que el texto del Origo Gentis data, precisamente, del temprano siglo VII. Sin embargo, Azzara interpreta que en esa epoca <<si puo gia notare un primo tentativo dei re longobardi di offrire una formulazione ideologico--propagandistica della propia potestas che non fosse costreta alla sola tradizione della stirpe>> sino que englobara tambien algunos elementos romanos, con el fin de que incluso la historia lombarda y su mito de origen fueran accesibles a los no que no fueran lombardos (35). Acaso la posterior asimilacion de Wotan con Mercurio, fuera parte de esos ajustes.

3. Estrategias matrimoniales lombardas: politicas de alianza y unicidad etnica

3.1. La flexibilidad matrimonial del siglo VI

La Antiguedad Tardia fue sin dudas un periodo fundacional y a la vez de transiciones, en el que cuajaron fusiones y adecuaciones mutuas de usos germanos y codigos romanos. Coincidimos con Le Jan cuando se refiere a la poligamia de los reyes merovingios, y dice que en los siglos V y VI las familias reales intercambiaban sus mujeres para asegurar el equilibrio entre los diferentes pueblos y en el caso particular de los merovingios, estima que en el siglo VI buscaron multiplicar alianzas con dinastias reinantes (36). Real (37) por su parte, en sintonia con Le Jan, anade que ese intercambio de mujeres para alianza de dos linajes, provenia entre los merovingios de una doble herencia tanto romana como germana, cuyas caracteristicas cercanas se superpusieron progresivamente. Finalmente, sabemos que el modelo matrimonial en este periodo estaba lejos de ser el modelo catolico monogamo e indisoluble y asi lo expresa claramente Le Jan (38), mientras La Rocca lo deja entrever para los reyes lombardos (39) quienes durante los siglos V a VIII no intercambiaron regalos de bodas, esto significaria que no entregaban dos, ni siquiera la Morgengabe que indicaria un matrimonio de segunda categoria (40). Esta libertad juridica, les habria permitido contraer matrimonios multiples y eventualmente simultaneos.

Wacho rex langobardorum (510-540) rigio sobre los lombardos cuando estos aun se hallaban en Panonia. Su caso es tan ilustrativo como el de sus hijas, Wisigarda y Walderada. Paulo Diacono (41), asegura que Wacho tuvo tres esposas. La primera se llamo Ranigunda, hija del rey de los Turingios, la segunda fue Austrigusa, hija del rey de los gepidos, de quien nacieron Wisigarda y Walderada. La tercera esposa se llamo Silenga y era hija del rey de los herulos. Esta ultima, le dio un heredero varon llamado Walter quien le sucedio en el trono: <<Tertiam vero W acho uxorem habuit Herulorum regis filiam nomine Salingam. Ex ipsa ei natus est filius, quem Waltari appellavit, quique, Wachone mortuo, super Langobardos iam octavus regnavit. Hi omnes Lithingi fuerunt. Sic etenim apud eos quaedam nobilis prosapia vocabatur (42). Esta politica de alianzas nos induce a pensar que Wacho logro consolidarse como la maxima autoridad de la confederacion, liderada evidentemente por los lombardos; esa hegemonia luego cristalizaria en el mito de origen. A traves de sus hijas Wisigarda y Walderada fundio la sangre gepida con la lombarda, lo que induciria a preguntarse por una posible unificacion de caracter tribal. Lo mismo vale para Walter quien fundio en si la sangre lombarda con la de los herulos. Cuenta Gregorio de Tours que Teudebert, rey franco, aparentemente ya se habia comprometido con Wisigarda cuando tomo a Deoteria, que era una princesa bavara de la familia Agilofing y de quien estaba enamorado. Esto produjo gran escandalo debido a que el rey franco rompiera sus esponsales con Wisigarda, por esa razon debio tomarla finalmente como esposa. Sin embargo, al morir Wisigarda tomo una tercera esposa cuyo nombre no se consigna, sin volver a su amada Deoteria de la que habia nacido un hijo llamado Teudebald, quien sucedio en el trono franco a su padre y que casaria despues con Walderada, hermana de su madrastra Wisigarda (43).

La historia nupcial de Walderada, resulta muy ilustrativa. Sus primeras nupcias c. 554 fueron breves ya que su marido Teudebald fallecio en 555. Al enviudar Walderada habria contraido al menos un compromiso nupcial con Chlotard I, tio abuelo de su primer marido. Aparentemente a causa de este parentesco la Iglesia protesto y Walderada debio ser repudiada por Clothard segun nos refiere Gregorio de Tours (44). A pesar de todo, Walderada fue afortunada al recibir la propuesta matrimonial de Garibald de la estirpe Agilolfing y primer dux de Baviera del que se tiene registro escrito. Curiosamente, habia sido confirmado como tal por el difunto primer marido de Walderada, Theudebald, rey de los francos, cuya madre fue--recordemos--Deoteria de la estirpe Agilolfing (45). Esto nos hace suponer que la relacion entre ambas estirpes o bien ya estaba asentada, o fue a causa de su madre que Theudebald apoyo la eleccion de Garibald.

En este periodo no contamos con ningun texto escrito sobre el mito de origen.

3.2. La consolidacion matrimonial bavaro lombarda: La filiacion cognaticia del siglo VII

En virtud de nuestro interes en el problema etnogenetico, consideramos que como hemos dicho mas arriba, a la legitimacion regia por via femenina, en este caso se anadiria una consolidacion de la unidad por la via matrimonial entre jefes tribales: entre los jefes lombardo y los bavaros y sus respectivas estirpes. Aparentemente, despues de la salida de la estirpe Lething, y con la llegada al trono de los Gaussen, los reyes lombardos comenzaron a unirse con princesas Agilolfing, y los duces bavaros con princesas lombardas hasta la caida del dux Tasilo III, el ultimo Agilolfing, derrotado por Carlomagno. Ademas veremos a traves de los trabajos de La Rocca y Gasparri, como la invasion carolingia por un lado, cambio las practicas matrimoniales lombardas pero debio respetar por otro, a las aristocracias locales particularmente las del Friul y Spoleto.

Con respecto a los bavaros, Le Jan sostiene que debieron de ser un grupo lombardo aislado en la region danubiana que habia abandonado Panonia, antes de la entrada de los lombardos de Alboino a Italia por la presion de los avaros, por esa razon no se registra ningun mito de etnogenesis entre los bavaros (46). En ese caso, la constante union matrimonial entre ambos linajes explicaria la necesidad de mantener unido al grupo originario, asi como los Amalos en Hispania trataron de mantenerse unidos a los Amalos de Italia. Cabe subrayar que en esta etapa del siglo VII ya podriamos hablar de union de linajes regios, y no de union de tribus.

Durante el periodo lombardo del reino de Pavia, los reyes procuraron establecer una organizacion cognaticia bavara y una alianza, acaso preventiva, con los francos. Asi, siguiendo el ejemplo de Wacho, al promediar el siglo VI Alboino, el segundo rex del linaje Gaussen, se unio con Clotsuinda hija del rey franco Clothard, y con Rosemunda hija del rey de los gepidos (47). El rey Autario, antes de unirse a Teodolinda, hija del dux bavaro Gerald, se habria comprometido con Ingunda hermana de Childebert II, rey franco de Austrasia (48).

Parece oportuno recordar lo que La Rocca sugiere acerca de los matrimonios de los reyes lombardos (49), expuesto en acapite anterior, acerca de la ausencia completa de regalos senalada por La Rocca, implicaria que los reyes lombardos no contraian matrimonios legitimos segun el derecho germano ni el romano; se puede pensar entonces que las alianzas matrimoniales se concretaban como uniones de linajes por la sangre y culminaban en los vastagos de las eventuales parejas que unirian en si linajes de hecho, ya que no de derecho. De haber sido el caso, el exito primordial de la etnogenesis lombarda, antes de la creacion del propio mito y de la instauracion de la filiacion cognaticia, habria sido la procreacion multietnica que habria llevado a la unicidad etnico cultural a traves de la union de las estirpes; la misma unicidad que los utillajes ideologicos de la etnogenesis buscaban reforzar en la conciencia de pertenencia del grupo. La union entre los bavaros y los lombardos mediante el matrimonio de Walderada y Garibaldo I fue solo el primer paso de una larga serie de matrimonios que daria al ducado de los Agilolfing un poderoso aliado. Walderada fue la madre del hijo y sucesor de Garibaldo, llamado Grimoaldo, dux de Baviera y la celebre Teodolinda (c. 570-628) destinada a dos matrimonios lombardos que la convertirian en reina del norte de Italia y acaso iniciadora de la filiacion cognaticia bavara. Teodolinda ya reunia en su sangre los linajes de los Lething lombardos y los Agilolfing bavaros (50). El primer matrimonio de Teodolinda fue con el rey lombardo Autario, probablemente de la estirpe de los Gausen si seguimos a Jarmut (51). Luego de enviudar en septiembre de 590, se caso con Agilulfo, dux lombardo de Turin quien se convertiria en rey de los lombardos, acaso convalidado en virtud de su matrimonio. La influencia catolica de la reina daria sus frutos a la Iglesia de Roma aunque Gregorio Magno no los veria. Despues del ano 604, con el advenimiento del papa Bonifacio IV florecio el catolicismo en Pavia y el norte de Italia (52). El heredero varon Adoaldo, nacido en 603, fue bautizado en la fe catolica de su madre, aunque su padrino fuera un clerigo adepto a la herejia tricapitolina (53). Este matrimonio, no solo fortalecio la alianza entre Baviera y Lombardia sino que ademas tuvo consecuencias al permitir la difusion del catolicismo en el reino arriano, tal vez como un intento, por parte de la reina de alcanzar la unidad religiosa. Las vias de la consolidacion de la etnicidad, como elemento cultural, permitia a los dos troncos lombardos permanecer solidamente unidos, pero ademas absorber a grupos menores, debido a ese mismo proceso de integracion (54). En el siglo VI otros dos matrimonios son dignos de mencion. Se trata de los matrimonios de la princesa Gundeperga, hija de Teodolinda (Agilolfing). Su primer matrimonio habria sido con el rey Rotario, quien la habria confinado en una torre para vivir libremente con sus concubinas, segun la Cronica de Fredegario. La misma Gundeperga, se caso segun Paulo Diacono con su hijo y sucesor Rodoald (652-653): <<Rodoald igitur post funus patris Langobardorum regnum suscipiens, Gundipergam Agilulfi et Theudelindae sibi filiam in matrimonium sociaviti>> (55). Sin embargo, senala La Rocca que Paulo no registra el primer matrimonio de la reina, consignado por Fredegario (56).

3.2.1. La construccion del mito

El texto escrito mas antiguo que conocemos sobre el mito es el Origo Gentis Langobardorum, que data comienzos del siglo VII, aunque fue hallado inserto en el Codicis Gothani del siglo IX57. Se trata de una trascripcion de tiempos carolingios realizada entre 807 y 810, unos treinta anos despues de la caida de Pavia. De acuerdo con este texto la tribu de los Winil, tal era su nombre primitivo, tenia la costumbre de usar el pelo muy largo y suelto de modo que hombres y mujeres tenian los rostros rodeados de cabellos: <<Qui sunt isti longibarbae?>> habria preguntado el dios Wotan (Odin) a Freya, quien le habria respondido: <<Sicut dedisti nomen, da illis et victoriam>>. De acuerdo con el mito, les dio la victoria, entonces <<Ab illo tempore Winnilis Langobardi vocati sunt>>58. Asi el dios pagano ademas de dotarlos de un nuevo nombre, les habria dado la victoria. Este texto es anonimo y como se vera, fue retomado y reformulado a lo largo de los siglos.

3.3. La invasion carolingia y el principado de Benevento: el siglo VIH

Explica Gasparri que desde un comienzo la region del Friul fue organizada como una estructura defensiva dado que era lugar de facil acceso a la peninsula y que la aristocracia friulana constituyo <<un potente blocco (...) saldamente impiantato su una base regionale, dalla quale mueve alla conquista del potere centrale>> (59). En efecto como veremos mas adelante, esa solidez politica les permitio a los lombardos conservar una porcion del poder que Carlomagno no pudo arrebatarles por completo. Como explica Azzara, en el curso del siglo VIII, la sociedad lombarda habia sufrido una estratificacion de base economica en la que la gens habria sido desarticulada, porque se habria formado una clase de posesores y otra de pauperes, que habrian sido excluidos de las estirpes. De esto resultaria que <<il termine-concetto di gens Langobardorum indicava non pio un'entita etnica, ma un ceto economico sociale (60)>>. Esto entra en perfecta consonancia con lo que explican Zurutuza y Botalla, respecto a que en el siglo VIII, el termino lombardo designaba a los hombres libres de Italia(61). En medio de estas grandes transformaciones, que probablemente se hayan visto interrumpidas, llego la invasion franca. En ese contexto, la viuda de Carloman y sus hijos se refugiaron en Pavia bajo la proteccion de Desiderio (757-774) quien estaba decidido a apoyar las aspiraciones al trono del hijo de Carloman disputandoselo a Carlomagno (62). Ante esta situacion Carlos ataco Lombardia y puso sitio a Pavia la cual se rindio ante el asedio franco en 774. Carlos se instalo en la capital lombarda y se convirtio en rey de los lombardos. Pero, como bien senala Gasparri, no todos los poderosos lombardos aceptaron el dominio franco y en consecuencia se produjeron rebeliones en Ravena, Friul y Spoleto (63). En tanto, el principe y corregente de Desiderio, Adelgis, debio escapar a Constantinopla, donde busco contactos con los duques Arichis II de Benevento e Hildebrando de Spoleto, y con los griegos del sur de Italia (64). Carlomagno, rey nominal de los lombardos, los vio trasladar el centro politico hacia el sur, escurriendose de su poder efectivo. Ciertamente, Arichis 11 era un adversario temible, tenia riqueza, prestigio, cultura y lo mas importante: una alianza con Bizancio, resultado de las negociaciones de Adelgis en la corte de Constantino VI. Existian otras razones que hacian fuerte a Arichis II, segun Gasparri (65) es posible que el primer duque de Benvento (c.590), Arichis I, proviniera de la estirpe de los duques del Friul, y estima que Arichis II probablemente perteneciera a la estirpe del propio Desiderio (66), sumado a que su esposa Adelperga, era hija de Desiderio y Ansa, circunstancia que lo habria avalado para tomar el titulo de princeps gentes langobardorum, lo que disgusto a Carlos y lo llevo a su enfrentamiento. No obstante, Arichis II logro poner un limite al avance franco, consiguiendo conservar el control del territorio a cambio de una tributacion annual (67). Asi, la promesa original de Carlomagno al papa Adriano de convertir Benevento en propiedad del Estado Pontificio quedo incumplida; las esperanzas de Adriano se vieron frustradas ya que, Carlomango acepto que Grimoaldo, hijo de Arichis fuera duque de Benvento (68). Esto fue posible gracias a las negociaciones de Adelperga, quien tras la muerte de su marido negocio la restitucion de su hijo a quien el rey franco habia llevado como rehen. Una vez restituido Gimoaldo en el ducado, a cambio de un juramento de fidelidad, se caso con una cunada del emperador bizantino Constantino VI, reforzando nuevamente los vinculos con el imperio bizantino (69). Esto afectaba al papado de dos formas, una negativa y otra positiva pues si bien perdia la posibilidad de ganar ese territorio, Benevento se convertia en estado tapon entre la Italia Carolingia y la Bizantina (70). Esto muestra una dicotomia entre la postura conciliadora de los duques de Benevento y su pariente Paulo Diacono quien, expreso abiertamente su aversion hacia los emperadores bizantinos. Entretanto, Carlomagno se convertia en soberano de gran parte de Italia y los lombardos en un poderoso estado con una posicion estrategicamente privilegiada. Por otra parte, la caida de Pavia en 774 tuvo como consecuencia para Baviera la perdida del apoyo sus poderosos aliados en Italia. El ultimo matrimonio entre Liutberga, hija de Desiderio y Tassilo III Agilolfing, terminaria separado por la anexion de Baviera al reino Carolingio y la siguiente reclusion de ambos esposos y su descendencia en diversos monasterios. Asi Baviera perdia su autonomia y el ducado de los Agilolfing se extinguia junto a su linaje (71). Asi se puede ver en los hechos, lo que sostiene La Rocca acerca de que la conquista carolingia estuvo acompanada por un profundo cambio en la politica matrimonial (72) ya que se observa como, en principio la filiacion cognaticia bavara dejo de ser el vector que organizaba el linaje regio. Como veremos mas abajo el giro fue notable.

3.3.1 La primera reelaboracion del mito

Cuando Paulo Diacono recoge el mito en su Historia, lo introduce con esta frase: <<Refert hoc loco antiquitas ridiculam fabulam ...>> (73) y luego narra la historia que le atribuye el apelativo <<Langobardi>> a Wotan, de la leyenda nordica, al que asimila con, Mercurio, en sintonia con la influencia romana propuesta por Azzara. Por otra parte, Paulo explica la etimologia del termino: <<Nam iuxta illorum linguam lang longam, bard barbam significat>> (74). A su vez, la divina Freya desaparece en esta version. Es importante de todos modos, destacar la singular situacion de Paulo Diacono, quien habia servido en la corte de Desiderio. Era, como dijimos, de una familia lombarda friulana, emparentado con Adelperga, futura duquesa de Benevento, sin embargo, se presto a trabajar para la corona carolingia a fin de obtener clemencia para su hermano que habia luchado en el Friul durante la resistencia contra los francos. Sin embargo, una vez terminada su labor en la corte de Carlos volvio al monasterio de Monte Casino en Benevento, donde escribio su historia de los lombardos (75). Tal vez por esa conciencia de patria, pese a considerarla una fabula ridicula, respeto la historia original del mito, con la presencia de Wotan y decidio salvaguardar la memoria ancestral, probablemente imbuido de esa conciencia que expresa de manera irrefutable cuando al referir la entrega de Cividale a los avaros, por parte de la viuda de duque Gisulfo, la llama <<traditrix patriae>> (76). Estaria entonces instaurado un concepto de patria en el que se enlazaban pueblo y tierra, es decir que, en esta cristalizacion etnogenetica, se habrian unido en el siglo VIII la conciencia de pertenencia no solo a un grupo sino tambien a un territorio, la consolidacion del regno, la monarquia territorial.

3.3.2. Primera desmitificacion de los origenes

A fines del siglo IX, Andreas de Bergamo, elimino de raiz el elemento pagano de la narracion de los origenes: <<Legatos Narsis ad Langobardos mittens et pomorum genera vel reliqua dignitate transmittens, ut animos eorum amabilis facerent, quatenus in Italia venirent et plena eas absque pugna perciperent. Langobardi mox ut audiunt, gavisi sunt gaudio>> (77). Esto estaria en plena correspondencia con su tiempo, igual que el diacono Juan, ya que ambos escriben para monarquias definitivamente catolicas: la franca en clara decadencia y la sajona rampante en su ascenso. Segun los Annales del monasterio de Fulda durante el ano 888 el panorama politico europeo era fragmentario y complejo. Berenguer de Friul se habia proclamado rey de Italia y Carlos el Gordo de Germania era un fracaso como rey y como emperador (78). Este soberano sin embargo, consciente de su situacion habia proclamado a Guido de Spoleto como protector del Estado Eclesiastico. Ante esta delicada situacion el papa Esteban V efectuo su <<adoptio in filium>>, la que le facilitaria a Guido su ascenso al trono imperial (79). Si bien estamos comprobando que ya no eran lombardos los senores de Spoleto, cabe senalar que la esposa elegida por este poderoso duque franco, seria la lombarda Ageltrude, hija de Adelgis de Benevento, la que despues de la muerte de su esposo fue emperatriz regente de su hijo, Lamberto II80. En este contexto, evocar un mito de origen pagano, carecia por completo de sentido.

4. <<Nosotros los germanos>>, el nuevo imperio del siglo X

Lo que se puede suponer es que una vez acabado el linaje de los Agilolfing, los lombardos buscaron como cognaticia la estirpe franca, que si bien estaba en clara decadencia, tenia lo que se requiere en estos casos: la realeza, ambas eran ya linajes regios de larga data. Se imponia entonces esta consolidacion etnogenetica: el <<nosotros germanos>> se enfrentaba al <<ustedes romanos>> encarnados entonces en los emperadores de Bizancio. Segun Mayr-Harting (81), la lealtad de los duques Pandulfo de Capua y Landulfo de Benevento era decisiva para la estrategia imperial de Oton I en el sur de Italia. En 968 Oton habia asediado Apulia, pero la dejo en manos bizantinas y envio a Liutprando a negociar con el emperador Niceforo Focas un arreglo por el sur de Italia y un proyecto matrimonial entre su hijo Oton II y una princesa bizantina, el que como hemos visto, fue exitoso. Pero cuando Liutprando arribo a Bizancio con su embajada, el momento era dificil porque y Landulfo de Capua y Pandulfo de Benevento, acababan de rebelarse contra el dominio de Bizancio, para rendirle homenaje a Oton (82). La tesis de Mayr-Harting, sostiene que en realidad el texto de la Relatio estaba destinado a los duques que--como dijimos--le habian rendido vasallaje al emperador sajon poco tiempo atras. El objetivo de la retorica del obispo seria el de convencerlos de la conveniencia de permanecer leales a Oton (83). Segun Litprando, Niceforo expreso sus reclamos al respecto, en los siguientes terminos: <<Que tu senor no preste auxilio alguno a los principes de Capua y Benevento, mis subditos, a los que me dispongo a combatir>>.A lo que el obispo respondio: <<Estos principes son ante todo nobles y soldados de mi senor (84)>> Sin embargo, D. Warner (85) explica que para los bizantinos el acto de sumision a su imperio era considerado mas un honor que una verguenza, mientras Mayr-Harting (86), senala que, el termino siervos que Niceforo aplicaba a los principes lombardos, no seria infamante sino que senalaba una categoria de subordinados, en la que el estado de dux era muy bajo para los bizantinos. Por lo tanto, concluye Mayr-Harting, la interpretacion degradante que hacia el embajador de Oton era intencionada (87). Los duques de los antiguos territorios lombardos permanecieron junto al sajon. Asi, en 969 Benevento fue elevada a la categoria de Arzobispado y en 970 encontramos a Pandulfo presidiendo tribunales de justicia junto a Oton (88).

4.1. La ultima resignificacion del mito

Juan Diacono, ya en el siglo XI reasigna significado a la narracion de los origenes lombardos, al eliminar por completo la alusion a los dioses paganos, siguiendo la pauta de su antecesor Andreas de Bergamo, aunque ambos conservan la informacion sobre el apelativo original Winil: <<Winillorum, qui et Longobardorum, gens de litoribus oceani partes septemtrionis egressa, cum per multorum bellorum certamina diversarumque terrarum circuitus tandem venisset Pannoniam>> (89). Era logico que a esas alturas primara la cosmovision cristiana y por lo tanto, Juan fue consecuente con Andreas en la eliminacion del elemento mitico, que como dijimos, carecia de todo sentido. Pero, por otra parte, con Oton II comenzo el proceso que culminaria su heredero Oton III, el hijo de la bizantina Teofano; el seria el maximo exponente del catolicismo, amigo del futuro Papa Silvestre, significativamente abad de Bobbio, fundado con el patrocinio de Teodolinda, a medidados el siglo VI (90). Durante el reinado del ultimo de los Otonidas, se llevaron a cabo la canonizacion de San Adalberto de Praga y la de Carlomagno, ambas habian obsesionado al joven emperador Oton III; estos hitos religiosos marcaron su reinado, asi como la organizacion de las diocesis del este: Polonia, Hungria y la rebelde Bohemia (91). Era necesario entonces, erradicar de los origenes ya no solo lombardos, sino germanos en general, cualquier estigma pagano pero ademas, cualquier hostilidad hacia la patria de Teofano, madre del emperador. Si bien quedaba atras el antibizantinismo de Paulo y de Liutprando, se retomaba significativamente el origen nordico comun, acaso intervencion papal de Silvestre para salvaguardar los intereses de la Roma catolica y occidental, con un discreto e implicito <<nosotros los germanos cristianos>> a traves de la recreacion de Juan Diacono.

4. Conclusion

De lo expuesto podria deducirse que, si ya una vez fijado el texto escrito del mito, sufrio tan evidentes modificaciones e incluso mutilaciones, hasta desaparecer por completo la referencia mitica pagana. Es inevitable pensar que entre el mito descrito por Tacito y la cristalizacion de cada uno de los respectivos mitos originarios ya fuera lombardo, godo, franco, etc. debio de haber una serie de mitos intermedios y cada elite seguramente opto por la elaboracion mas conveniente de acuerdo con su situacion frente al imperio romano, asi como a su grado de aculturacion dentro del mismo. El aspecto palpable de esa construccion ideologica la hemos recreado aqui, a traves de las alianzas matrimoniales de los lombardos con los otros pueblos que se iban incorporando a su confederacion durante el periodo de las migraciones y en Panonia, y tras la instalacion en Italia con su rama colateral bavara. El hecho de que estos dos segmentos de un mismo tronco se hubieran mantenido unidos mediante alianzas matrimoniales a lo largo de los siglos VII y VIII demuestra como operaban en la realidad concreta estas construcciones teoricas vinculadas a la etnogenesis y a la identidad etnica. La sabia distribucion de alianzas desde los origenes, habria llevado a una filiacion con los francos a partir del siglo VIII y por ultimo, a la asociacion politica de los duques de Capua y Benevento con el victorioso Oton I en el IX. Evidentemente, bajo la directriz de la dinastia sajona, habia desaparecido la urgencia por diferenciarse de una peligrosa alteridad que se les impusiera.

doi: 10.15691/07176864.2014.098

Articulos recibido: 25 de mayo de 2013

Articulos aceptado: 2 de junio de 2013

Bibliografia

Fuentes Primarias

TACITO, Germania, Ed. D.R. Stuart, New York, 1916, L. II Version digital : http://www. fordham.edu/halsall/source/tacitus-germ-latin.html

GIOVANNI Diacono, Istoria Veneticorum, II, edizione e traduzione di L. A.Berto, Istituto Storico Italiano per il Medio Evo. Fonti per la Storia dell'Italia medievale. Storici italiani dal Cinquecento al Millecinquecento ad uso delle scuole, 2, Bologna 1999.C. II, en version electronica latina,http://www.uan.it/alim/testi/xi/AlimIoDiaconIstVenScheda.htm

PAULO Diacono, Historia Langobardorum, ed. Georg Waitz, MGH SS rerum Langobardicarum, Hannover,1878,pp.12-187.

http://rm.univr.it/didattica/corsi/r_longo/1_Diac.html#Diac

GREGORIO de Tours, Libri HistoriarumX, ed. B. Krusch & W. Levison, MGH,Scriptores Rerum Merovingicarum, Hannover, 1951.

ANDREAS de Bergamo, Historia, Ed. Georg Waitz, MGH SS rerum Langobardicarum, Hannover, 1878.

Origo Gentis Langobardorum, Codicis Gothani, ed.Georg Waitz, MGH, SS rerum Langobardicarum, Hannover, 1878.

LIUTPRANDO de Cremona, Relatio legatione Constatinopolitana. Ed. Bilingue. En Textos y Estudios. Facultad de Filosofia y letras. UBA. 1992.

Fuentes Secundarias

AZZARA, Claudio, <<Le representazioni del potere regio nell'Italia longobarda>> en: Actas y Comunicaciones del Instituto de Historia Antigua y Medieval, U.B.A., Vol. 1, Buenos Aires, 2005, Revista electronica: http://www.filo.uba.ar/contenidos/investigacion/ institutos/historiaantiguaymedieval/index.htm/actasycomunicacion/volumem2005/Indice.html

CRACCO, Giogio, <<Dai Longobardi ai Carolingi>> En: Storia dell'Italia religiosa T.1. A cura di Rosa, Gregory, Vauchez, Roma,1993

FUENTES Hinojo, Pablo. <<La pareja real y los problemas sucesorios en los reinos romano-barbaros>>, en: La familia en la Edad Media, XI Semana de Estudios Medievales, Najera, 2001.

GASPARRI, Stefano,<<Istituzioni e poteri nel territorio friulano in eta longobarda e carolingia[mucho mayor que] en: Paolo Diacono e il Friuli altomedievale (secc. VI-X) Atti delXIV Congresso internazionale di studi sull'Alto Medioevo, Spoleto 2001, (pp. 105-128 )

GEARY, P., Before France and Germany, Oxoford Unversity Press, Oxford, New York, 1988.

HLAWITSCHKA, Edward. <<Die Widonen im Dukat von Spoleto>>, en: Atti del 9 Congr. internaz. di studi sullAlto Medioevo 1, Spoleto 1983.

JARNUT, Jorg: Agilolfingerstudien, Anton Hirsemann, Stuttgart, 1986.

LA ROCCA, Cristina. <<Les cadeaux nuptiaux de la famille royale en Italie >>, en: Dots et Douaires dans le Haut Moyen Age, Rome, Ecole Francaise de Rome, 2002.

LE JAN, Regine, La Societe du Haut Moyen Age VIe-IXe siecle, Paris, Armand Colin, 2003.

MANTEL, Ma. Marcela <<Monarquia, matrimonio, sucesion y legitimacion del poder>> en: Estudios de Historia de Espana, Vol. XV, 2013, UCA, Buenos Aires, (pp. 31-51).

MAYR-HARTING, Henry. <<Liutprand of Cremona's Account of his legation to Constantinopole (968) and Ottonian Imperial Strategy>>, en: English Medieval Review. Vol 116, No 467, Oxford University, June, 2001.

PEREZ Sanchez, Dionisio, <<Identidad nacional y modelos femeninos en la obra de Paulo Diacono: La imagen de la emperatriz Sofia>>, en: Studia Historica, Historia Antigua, 22, 2004.

RAPP, Francis, Le Saint Empire Romain Germanique, Ed. Tallandier, Paris, 2000.

REAL, I., <<Entre mari et femme: dons reciproques et gestions des biens a l' epoque merovingienne d'apres les chroniques et les vies des saints>>, en: Doit et Donaires dans le Haut. Moyen Age, Roma, Ecole francaise de Rome, 2002, pp. 389-406.

RICHE, Pierre. Les carolingiens. Un familie qui fit l'Europe. Hachette, Paris. 1983.

--, Gerberto, El Papa del ano 1000, Nerea, Madrid, 1990.

SCHNEIDER, Reinhard, Konigswahl und Konigserhebung im Fruhmittelalter. Anton Hirsemann, Stuttgart, 1972.

SEGURA Graino Cristina. <<Las mujeres y el poder en la Espana Visigoda>>, Homenaje al profesor Torres Fontes, Murcia, 1987, (pp.1593-1601).

UBIERNA, Pablo. <<La hegemonia sajona en Italia y la apocaliptica bizantina: notas sobre Liutprando de Cremona, en: Temas Medievales no, 6, Buenos Aires, 1996.

VALVERDE Ma. R <<De Atanarico a Valia: aproximacion a los origenes de la monarquia visigoda>>, en: Stvdia Historica Historia. Antigua, Vol. 12 (1994), pp. 143-158.

--,<<La monarquia visigoda y su politica matrimonial: El reino visigodo de Toledo>>, en: Studia Historica Historia Antigua, 18, (2000), pp. 331-355.

WARNER, David. <<Thietmar von Merseburg on rituals of kingship>>, Viator, Vol. 26, I995, pp. 53-76

WERNER, K.F <<Les femmes, le pouvoir et la transmission du poivoir>>, en: La femme au Moyen-Age, Edite par Michele Rouche et Jean Heuclin, Mauberge, 1989, pp. 365-377.

ZURUTUZA Hugo--Botalla, Horacio, <<Introduccion: Las raices de Europa entre Antiguedad Tardia y Alto medioevo>>, en: Anales de Historia Antigua, Medieval y Moderna, Vol. 37-38, Universidad de Buenos Aires, Buenos Aires, 2005, pp. 1-19. http://www.filo.uba.ar/contenidos/investigacion/institutos/historiaantiguaymedieval/index.htm/pdfs/ INTRODUCCION.pdf

(1) Codicis Gothani, L I, Cap. 5, Ed. Georg Waitz, MGH SS rerum Langobardicarum, Hannover 1878, pp. 5-11.

(2) Azzara, Claudio, <<Le representazioni del potere regio nell'Italia longobarda>>, Actas y Comunicaciones del Instituto de Historia Antigua y Medieval, U.B.A., Vol. 1, Buenos Aires, 2005. pp. 1-6, p. 1. http://www.filo.uba.ar/contenidos/investigacion/institutos/historiaantiguaymed ieval/index.htm/actasycomunicacion/volumem-2005/Indice.html

(3) Riche, Pierre, Les carolingiens. Un familie qui fit l'Europe, Hachette, Paris, 1983, p. 283.

(4) Ubierna, Pablo. <<La hegemonia sajona en Italia y la apocaliptica bizantina: notas sobre Liutprando de Cremona>> (Primera parte), Temas Medievales, No, 6, Buenos Aires, 1996, (pp. 321-343), p. 324.

(5) Liutprando de Cremona, Relatio de legationes Constatinopolitana. Ed. Bilingue. En Textos y Estudios. Facultad de Filosofia y Letras, UBA, 1992, p. 12: <<Nosotros--es decir--los lombardos, los sajones, los francos, los lotaringios, los bavaros, los suevos, los burgundios, (...) a nuestros enemigos no les dirigimos otro insulto que el de 'romanos'>> p. 13.

(6) Mantel, Maria M. <<Monarquia, Matrimonio, Sucesion y Legitimacion del Poder. (Siglos V--VII)[mucho mayor que], Estudios de Historia de Espana, Vol. XV, 2013, Buenos Aires, pp. 31-51.

(7) Werner, K.F. <<Les femmes, le pouvoir et la transmission du pouvoir>>. En: La femme au Moyen--age, Edite par Michele Rouche et Jean Heuclin, Dir.par G. Duby, Maubeuge, 1989, pp. 365-377.

(8) Segura Graino, Cristina, "Las mujeres y el poder en la Espana visigoda. <<En Homenaje al Profesor Torres Fontes, Murcia, 1987, (pp.1593-1601); Fuentes Hinojo, Pablo, <<La pareja real y los problemas sucesorios en los reinos romano-barbaros>>, La familia en la Edad Media, XI Semana de Estudios Medievales, Najera, 2001, pp. 455- 470, Valverde, Maria R., <<La monarquia visigoda y su politica matrimonial: El reino visigodo de Toledo[mucho mayor que], Studia Historica--Historia Antigua, No. 18, 2000, pp. 331-355.

(9) La Rocca, Cristina. <<Les cadeaux nuptiaux de la famille royale en Italie>>, Dots et Douaires dans le Haut Moyen Age, Ecole Francaise de Rome, Rome, 2002, pp. 457-497.

(10) Le Jan, Regine. La societe du Moyen Age: VI e--IX e siecles, Paris, 2003, p. 41.

(11) Idem, p. 35.

(12) Jarnut, Jorg, Agilolfingerstudien, Anton Hirsemann, Stuttgar,1986, p. 49.

(13) Paulo, Historia Langobardorum, L.I, 21.

(14) Jarnut, Jorg, op. cit.: p. 49, cfr.: Codicis Gothani, C. 5 <<Et post waltarene regnavit audoin. Mater autem audoin nomine menia uxor fuit pissae regis. Audoin ex genere fuit gausus. Ipse adduxit langobardos in pannoniam, et mortuus est audoin in pannonia. Et regnavit albuin, filius eius, pro eo; cui mater fuit rodelenda. Eo tempore pugnavit albuin cum rege gebedorum nomine cunimundo; et occidit eum albuin in ipsa pugna; et debellati sunt gebeti validissime vehemenTunc tulit albuin rex uxorem nomine rosemoniam, filiam chunimundi, quem ipse teriderat; et ipse praedaverat. Ante habuit mulierem nomine ludusenda, quae fuit filia flothari regis francorum; de qua habuit filiam nomine albsuinda>>. Ed. Georg Waitz, MGH SS rerum Langobardicarum, Hannover, 1878, pp. 5-11.

(15) En cuando a las fuentes contamos basicamente con algunas piezas fundamentales: La Historia Langobardorum de Paulo Diacono, la Historia Francorum de Gregorio de Tours. Como fuentes subsidiarias se utilizo el Codicis Gothani, la Cronica Giovanni Diacono, la Relatio delegatione Constatinopolitana de Liutprando de Cremona y la Historia de Andreas de Bergamo.

(16) Geary, Patrick, Before France and Germany, University Press, Oxford. / New York, 1988, p. 53.

(17) Idem.

(18) Le Jan, Regine, op. cit., p. 38.

(19) Tacito, Germania, Ed. D.R. Stuart, New York, 1916, L. II Version digital: http://www.fordham.edu/halsall/ source/tacitus-germ-latin.html

(20) Giovanni Diacono Istoria Veneticorum, II, edizione e traduzione di L. A. Berto, Istituto Storico Italiano per il Medio Evo, Fonti per la Storia dell'Italia medievale, Storici italiani dal Cinquecento al Millecinquecento ad uso delle scuole, Bologna 1999, C. II, en version electronica latina, http://www.uan.it/alim/testi/xi/ AlimIoDiaconIstVenScheda.htm

(21) Tacito, op.cit., L. II.

(22) En el ambito de los estudios visigoticos, ultimamente se han analizado tambien estos problemas, en relacion con el origen y desarrollo de las estirpes regias. Asi, Garcia Moreno, de acuerdo con Jordanes, sostiene que Alarico y Ataulfo pertenecian a la estirpe de los Baltos y todos los especialistas concuerdan en este punto; la novedad vendria liderada por Heather, quien sostiene que Baltos y Amalos eran linajes nuevos que habrian surgido de las luchas y divisiones originadas durante las migraciones a lo largo de los siglos IV y V. Esta tesis es seguida por Valverde quien senala que la llegada al trono de Ataulfo pudo ser el primer intento de sucesion dinastica, <<confirmandose asi la imposicion del clan de los Baltos como linaje regio>>. En nuestra propia perspectiva, entendemos que el matrimonio deAtaulfo y Gala Placidia adquiriria, bajo esta optica una nueva dimension: Gala le habria dado al nuevo rey visigodo una legitimacion que no era necesaria en el ambito godo de monarquia electiva, pero si lo habria sido en un ensayo de monarquia hereditaria Vid.: Mantel, op.cit.

(23) Le Jan, Regine, op.cit., p. 38.

(24) Liutprando de Cremona, op.cit., p. 12.

(25) Le Jan, Regine, op. cit., pp. 31-32.

(26) Azzara, Claudio, op. cit., p. 4. Similar tesis propone Valverde para la monarquia en la Hispania Visigoda vid. Valverde Castro, <<De Atanarico a Valia: aproximacion a los origenes de la monarquia visigoda[mucho mayor que], Stvdia Historica Historia. Antigua, Vol. 12,1994, pp. 331-355.

(27) Zurutuza Hugo--Botalla, Horacio, <<Introduccion: Las raices de Europa entre Antiguedad Tardia y Alto medioevo>>, Anales de Historia Antigua, Medieval y Moderna, Vol. 37-38, Universidad de Buenos Aires, 2005, pp. 1-19, p. 2. http://www.filo.uba.ar/contenidos/investigacion/institutos/historiaantiguaymed ieval/index.htm/pdfs/ INTRODUCCION.pdf

(28) Le Jan, Regine, op. cit., p. 34.

(29) Zurutuza, Hugo--Botalla, Horacio, op. cit., pp. 5-6.

(30) Perez Sanchez, Dionisio, <<Identidad nacional y modelos femeninos en la obra de Paulo Diacono: La imagen de la emperatriz Sofia>>, en: Studia Historica, Historia Antigua, No. 22, 2004, (pp. 161-177) p. 172.

(31) Ibidem, p. 174.

(32) Le Jan, Regine, op. cit., p. 34.

(33) La Rocca, op. cit., p. 499-500.

(34) Azzara, op. cit., p. 4.

(35) Id.

(36) Le Jan, op. cit., p. 176.

(37) Real, Isabelle, <<Entre mari et femme: dons reciproques et gestions des biens a l' epoque merovingienne d'apres les chroniques et les vies des saints>>, Dots et Douaires dans le Haut. Moyen Age, Roma, Ecole francaise de Rome, 2002, p. 390. En cuanto a los godos de Italia, tambien recurrieron a las mismas estrategias. Como senala Fuentes Hinojo, Teodorico desarrollo con ese fin, una estrategica politica matrimonial. Estuvo a punto de lograr la unificacion del imperio godo al casar a su hijas con prominentes optimates de la estirpe Amala y el mismo se caso con la hermana del rey franco. Asi, su hija Amalasunta fue entregada en matrimonio a Eutarico, que reunia en su sangre a las dos estirpes regias de los godos: Fuentes Hinojo, [mucho menor que]La obra politica de Teudis y sus aportaciones a la construccion del reino visigodo de Toledo>>, en: En la Espana Medieval, No. 19, 1996, pp. 9-36. De todo esto resulta que todos estos reyes practicaban la poligamia y que establecian alianzas de hecho o de derecho a traves de esos matrimonios. Es posible creer que cada uno de ellos buscara asimismo, establecer el dominio sobre las otras tribus lideres de confederaciones a las que, de hecho, las eventuales alianzas con el imperio los habian llevado a enfrentarse.

(38) Le Jan, op. cit.: p. 176.

(39) La Rocca, Cristina, op. cit., p. 500 y 508.

(40) Mantel, Ma. Marcela, op. cit., pp. 37-43.

(41) L. I, 21: <<At vero Tato post haec de belli triumpho non diu laetatus est. Inruit namque super eumWacho, filius germani sui Zuchilonis, et eum ab hac luce privavit. Conflixit quoque adversusWachonem Ildichis, filius Tatonis; sed superante Wachone devictus, ad Gepidos confugit, ibique profugus ad vitae finem usque permansit. Quam ob causam Gepidi cum Langobardis extunc inimicitias contraxere. Eodemque temporeW acho super Suavos inruit eosque suo dominio subiugavit. Hoc si quis mendacium et non rei existimat veritatem, relegat prologum edicti, quem rex Rothari de Langobardorum legibus conposuit, et pene in omnibus hoc codicibus, sicut nos in hac historiola inseruimus, scriptum repperiet. Habuit autem Wacho uxores tres, hoc est primam Ranicundam, filiam regis Turingorum; deinde duxit Austrigosam, filiam regis Gepidorum, de qua habuit filias duas: nomen uniWisigarda, quam tradidit in matrimonium Theodeperto regi Francorum; secunda autem dicta est W alderada, quae sociata est Cusupald, alio regi Francorum, quam ipse odio habens, uni ex suis, qui dicebatur Garipald, in coniugium tradidit>>.MGH,SRG, Paulo, Historia langobardorum, Hannover, 1878.

(42) Idem.

(43) Idem.

(44) Gregorio de Tours, Historia Francorum, L, IV, 9.

(45) Jarnut, Jorg, op. cit., pp. 45-46.

(46) Le Jean; Regine, op. cit., p. 37.

(47) La Rocca, Cristina, op. cit., p. 501-502.

(48) Idem.

(49) Idem.

(50) Jarnut, Jorg, op. cit., p. 46-51.

(51) Idem.

(52) Cracco,Giorgo, <<Dai Longobardi ai Carolingi>>, en: Storia dell'Italia religiosa[mucho mayor que], T.1. A cura di Rosa, Gregory, Vauchez, Roma, 1993, pp. 118-119.

(53) Idem.

(54) Por razones de espacio no podemos detallar la serie de matrimonios entre la casa Agilolfing de Baviera y los reyes y principes de Lombardia, a traves de los cuales establecieron una alianza estable para contraponerse a la fuerza franca.

(55) Paulo, op.cit., L. IV, 47.

(56) La Rocca, op.cit., p. 500-501.

(57) Origo, op. cit., I, p.6.

(58) Idem.

(59) Gasparri, Stefano<<lstituzionie poteri nel territorio friulano in eta Ion gobarda e caro ling !a[mucho mayor que] en: Paolo Diacono e il Friul altomedievale, sec.VI-IX, Atti del XIV Congresso Internazionalle di studi sull' Alto Medioevo, Spoleto, 2001, (pp. 105-128). p. 108.

(60) Azzara, Claudio, op. cit., p. 5.

(61) Zurutuza Hugo--Botalla, Horacio, op. cit., p. 8.

(62) Riche, Pierre, op. cit., p. 119.

(63) Gasparri, Stefano, op. cit., p.109.

(64) Schneider, Reinhard. Konigswahl und K'onigserhebung im Fruhmittelalter, Anton Hirsemann, Stuttgart, 1972, p. 63.

(65) Gasparri, Stefano, op. cit., p. 108-109.

(66) Idem.

(67) Perez Sanchez, Dionisio, op. cit., p 174-176.

(68) Schneiner, Reinhard, op. cit., pp. 64 y 209.

(69) Perez Sanchez, Dionisio, op. cit., p. 176. En 780, con el advenimiento de Irene al trono imperial habria un giro en la politica bizantina hacia Occidente y en 787 Arichis II perdio el apoyo oriental. Vid.: Riche, Pierre, op. cit., p. 121.

(70) Riche, Pierre, op. cit., p. 121.

(71) Geary, Patrick, op. cit., pp.208-218.

(72) La Rocca, Cristina, op. cit., p. 511.

(73) Paulo, op. cit., L. I, 8.

(74) Paulo, op. cit., L. I, 9.

(75) Banniard, Michel, Genese culturelle de l'Europe, Ve--Ville siecle, Ed. Du Seuil, Paris, 1989, pp. 168-169.

(76) Paulo, op. cit., L. IV, 37.

(77) Andreas de Bergamo, Historia, ed. Georg Waitz, MGH SS rerum Langobardicarum, Hannover 1878, I, p.223.

(78) Annales Fuldenses,T. I., Anos 882-901: pp. 395-405. Otros hechos registrados por los Annales fuldenses para ese ano son los siguientes: Rodolfo, hijo de Conrado, comenzaba a reinar en Borgona; Luis hijo de Boson, en Provenza; Eudes, hijo de Roberto el Fuerte se imponia como rey al norte del Loira y Ranulfo en Aquitania. MG. Scriptorium, Hannover, 1891.

(79) Hlawitschka,Eduard, <<Die Widonen im Dukat von Spoleto>>, en: Atti del 9 Congr. internaz. di studi sull'AltoM edioevo 1, Spoleto, 1983, p. 44.

(80) Ibidem, p. 48. Lamentablemente tampoco hay certeza sobre quienes fueron los progenitores de Guido, pero nos permitimos especular que su madre y tal vez tambien su abuela hayan sido aristocratas lombardas. En efecto, una de las parejas consideradas como posibles progenitores de Guido es la constituida por Guido I de Spoleto e Itana de Salerno, hija del duque Sico. Vid. Riche, Pierre, op. cit., Tabla XVI.

(81) Mayr-Harting, Henry, <<Liutprand of Cremona's Account of his legation to Constantinopole (968) and Ottoman Imperial Strategy>>, en: English Medieval Review, No. 467, Vol.ii6,Oxford University, June, 2001, p. 540.

(82) Ubierna, Pablo, op. cit., p. 324; Liutprando, op. cit., p. 9.

(83) Mayr-Harting, Henry, op.cit., p. 545.

(84) Liuprando, op. cit., p. 32.

(85) Warner, David, <<Thietmar von Merseburg on rituals of kingship>> en Viator.Vol. 26. 1995, p. 59.

(86) Mayr-Harting, Henry, op. cit., p. 545.

(87) Idem.

(88) Ibidem, p. 546.

(89) Giovanni Diacono, IstoriaVeneticorum, II, edizione e traduzione di L. A. BERTO, Istituto Storico Italiano per il Medio Evo. Fonti per la Storia dell'Italia medievale. Storici italiani dal Cinquecento al Millecinquecento ad uso delle scuole, 2, Bologna 1999.version electronica latina,http://www.uan.it/alim/testi/xi/AlimIoDiaconIstVenScheda.htm

(90) Riche, Pierre, Gerberto, el Papa de Ano 1000, Nerea, Madrid, 1990.

(91) Rapp, Francis, Le Saint Empire Romain Germanique, Tallandier, Paris, 2000.

Maria Marcela Mantel *

Fundacion para la Historia de Espana, Argentina

* Licenciada en Historia, Universidad de Bs. Aires. E-mail: mantelmarcela@gmail.com
COPYRIGHT 2013 Universidad Adolfo Ibanez
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2013 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Mantel, Maria Marcela
Publication:Intus-Legere Historia
Date:Jul 1, 2013
Words:10544
Previous Article:Cayo salustio crispo, o de la defensa de la historia.
Next Article:Observations sur le patrimoine ecrit d'Ibn Hazm dans le developpement de la connaissance historiographique, epistemologique et juridique D'al-Andalus.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters